EDUCAMOS DENUNCIA CONTINUO MALTRATO A LA EDUCACION

Comunicado de prensa, para difusión inmediata EDUCAMOS DENUNCIA CONTINUO MALTRATO A LA EDUCACIÓN Eva L Ayala Reyes, portavoz, 644

7034 1ro de agosto de 2012, San Juan, PR: El nuevo curso escolar comienza con probl emas similares a los anteriores: cerca de 2 mil docentes sin nombrar, escuelas c on su planta física en mal estado, desmantelamiento de programas que le sirven al estudiante y declaración de maestros como excedentes. Escuelas como la Felipe Rive ra Centeno, la Luis Ramos González y la Gautier Benítez en Caguas, que reflejan prob lemas de construcción ya que dejaron a medio hacer una serie de reparaciones, por lo que los estudiantes y maestros tendrán que realizar sus labores en tales condic iones. Un ejemplo de la eliminación caprichosa de plazas ocurre en escuelas como l a Cacique Agüeybana de Bayamón donde pretenden eliminar la maestra de Teatro aun cua ndo hay matrícula para dicho curso. Se sigue maltratando a maestros como ocurre en Ciales donde tenemos una compañera que la siguen moviendo de una escuela a otra y siempre la declaran excedente aun cuando su plaza se puede justificar en la esc uela Juan Antonio Corretjier de Ciales, que es donde estaba ubicada originalment e. La Gautier Benítez de Caguas sigue siendo víctima de un plan orquestado para cerr arla y el Departamento de Educación no ha hecho ningún esfuerzo por conservar su pl anta física y mejorar los recursos y ofecimientos para los estudiantes. Por otro lado, al magisterio se le sigue tratando como si fuéramos cosas desechabl es. No nos extraña la actitud de todo un señor gobernador regañando a los maestros ya que eso forma parte de una política oficial de menosprecio a la educación pública y al magisterio evidenciada en la eliminación de plazas, la visión punitiva de la admini stración, la eliminación de programas como ocurrió con los consejeros escolares y las plazas de salud a nivel elemental, la promoción de las mal llamadas escuelas rápidas en sustitución del programa regular, la eliminación de los Comités de Organización Esco lar negándole participación al magisterio y eliminando la autonomía escolar. Como ejem plo, resaltamos el hecho de que la mayoría del magisterio y las comunidades escola res favorecen la organización escolar en periodos de 50 minutos pues facilita una mayor amplitud en la oferta académica, entre otros elementos importantes. Sin emba rgo, el DE impone por decreto los periodos de 60 minutos para eliminar plazas y programas académicos. El supuesto plan de escuelas Siglo Veintiuno para 100 escuelas ha sido un fraude pues se ha desmantelado comunidades escolares, como en el caso de la Ramón Alejan dro Ayala de Comerío donde se trasladó a docenas de maestros y cientos de alumnos de un distrito a otro y que tampoco estará lista al comenzar el nuevo año y no se sabe cuando estará disponible. De hecho, parte del problema es la continua utilización d el sistema educativo para beneficio partidista como se trasluce en el caso de la escuela de Yauco que es parte del llamado plan de Escuelas Siglo XXI y donde se pretende que unos contratistas hagan aportaciones a los partidos, poniendo en primer plano una sospechosa relación entre privatización y corrupción. Por eso no nos extrañan las malascrianzas de los gobernantes que continuamente men osprecian nuestra labor, al negarnos un salario justo, al negarnos participación e n las decisiones, al poner en práctica una visión punitiva contra el magisterio, al declararnos excedentes como si fuéramos desechables y al privilegiar los kioscos e ducativos sobre las escuelas regulares. Continuamente se maltrata la educación públi ca por lo que a diario se desarrollan protestas frente a los planteles, en el De partamento de Educación, frente a la legislatura o frente a los edificios públicos y ahora para empeorar las cosas, nos quieren imponer un Código Penal, que convierte tales actos de libre expresión en actos criminales. Hacemos un llamado a las comu nidades escolares a continuar expresando el descontento existente y a hacer los reclamos necesarios para defender nuestro derecho a una educación de excelencia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful