You are on page 1of 52
El Tiempo en el Sistema Canadiense de Evaluación de Peligro de Incendios Forestales MANUAL DE NORMAS

El Tiempo

en el Sistema Canadiense de Evaluación de Peligro de Incendios Forestales

MANUAL DE NORMAS Y PRÁCTICAS PARA EL USUARIO

J.A. Turner y B. D. Lawson Pacific Forest Research Centre

Descargo de responsabilidad:

Este manual tiene por fin proporcionar información sobre el control de los incendios forestales y el manejo de fuego. Este manual es una traducción de uno de los manuales de capacitación utilizados por el Ministerio Forestal, Programa de Protección de Bosques de la Provincia de Columbia Británica, Canadá. La traducción de este manual forma parte de los servicios provistos bajo el Proyecto de Transferencia de Tecnología y Manejo de Fuego entre el Programa de Protección del Ministerio Forestal y la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Plan Nacional de Manejo de Fuego, y ha sido financiado por la CIDA (Canadian International Development Agency – Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional) . La intención del manual es proporcionar a las agencias de manejo de fuego en Argentina una base de partida para que ellas desarrollen su propio Sistema Nacional de Capacitación de Brigadistas Forestales.

Se hace notar que ésta es una guía de referencia y no pretende ser un manual de operación. La supresión de incendios es un trabajo muy peligroso, pero esto no implica que no hayan otras condiciones de riesgo en las áreas naturales. El Programa de Protección de Bosques del Ministerio Forestal y el personal que ha estado involucrado en la producción de este manual no representan ni garantizan la exactitud o la puntualidad de las declaraciones y opiniones expresadas en el mismo. El Programa de Protección de Bosques del Ministerio Forestal no asume ninguna responsabilidad por daños o pérdidas, cualesquiera que sea su índole, incurridos en virtud de este documento.

Reconocimientos:

La producción de este manual ha sido posible gracias a la ayuda y paciencia de muchas personas en el Ministerio Forestal, Programa de Protección de Bosques, Columbia Británica, Canadá y en la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Política Ambiental, Plan Nacional de Manejo del Fuego en Argentina.

Los involucrados en la traducción y elaboración de este manual reconocen y agradecen el apoyo y aporte económico de CIDA (Canadian International Development Agency) al Proyecto Manejo de Fuego y Transferencia de Tecnología.

Además, deseamos reconocer la ayuda de los directivos y del personal del Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF), y de las agencias provinciales de la República Argentina por sus valiosas contribuciones durante el desarrollo general de este proyecto.

En el texto se han conservado las siglas en inglés de varios índices y or ganizaciones. Aunque la mayoría son conocidas, la lista de siglas y abreviaciones que se presenta a continuación brinda al lector una guía rápida de su nombre completo y equivalente en español.

AES

Atmospheric Environmental Service – Servicio de Ciencias de la Atmósfera y el Medio Ambiente.

BUI

Build Up Index – Índice de Combustible Disponible

CB

Columbia Británica (British Columbia)

CFDRS

Canadian Forest Fire Danger Rating System – Sistema Canadiense de Evaluación de Peligro de Incendios

CFS

Canadian Forest Service – Servicio Forestal Canadiense

DC

Drought Code – Código de sequía

DMC

Duff Moisture Code – Código de humedad del mantillo

DST

Daylight Saving Time – Horario corregido de verano

FFMC

Fine Fuel Moisture Code - Código de humedad del combustible fino

FWI

Fire Weather Index – Índice Meteorológico de Peligro de Incendio

ISI

Initial Spread Index – Índice de propagación inicial

LST

Local Standard Time – Hora local

RH

Relative Humidity – Humedad relativa

RESUMEN

El presente manual describe los elementos meteorológicos que afectan los cálculos del Índice Meteorológico de Peligro de Incendios Canadiense. El manual explica cómo escoger el sitio adecuado para la instalación de una estación meteorológica que será utilizada para la clasificación de peligro de incendios, cómo exponer correctamente cada instrumento y las consecuencias sobre el FWI de cometer errores en la toma de datos meteorológicos. También explica los requisitos de exactitud en instrumentos meteorológicos para efectuar observaciones meteorológicas con el objeto de evaluar el peligro de incendios.

Se detallan los métodos de ajuste para situaciones tales como anemómetros ubicados en claros demasiado pequeños para tomar medidas representativas de la velocidad del viento. Asimismo, se aconseja cómo hacer las correcciones a los Índices Meteorológicos de Peligro de Incendio cuando la precipitación invernal ha sido insuficiente para saturar los combustibles forestales.

LOS AUTORES

Jack Turner, jubilado en 1974 del Servicio Forestal Canadiense después de 8 años como meteorólogo con el grupo de estudios e investigaciones de fuego del Centro de Investigaciones Forestales del Pacífico en Victoria, CB. Durante este tiempo jugó un papel decisivo en el desarrollo, prueba, calibración e introducción del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio. Antes de 1967 fue especialista en meteorología relativa a incendios en el Departamento de Protección del Servicio Forestal de BC después de haber comenzado su carrera como pronosticador meteorológico con el Servicio Atmosférico Ambiental (antiguamente la Rama Meteorológica del Departamento de Transporte).

Bruce Lawson se integró al grupo de estudios e investigaciones del Centro de Investigaciones Forestales del Pacífico en 1967. Actualmente está dedicado a las investigaciones forestales en estudios de comportamiento del fuego y de clasificación de peligro de fuego, desarrollo, enlaces y capacitación.

PUBLICACIÓN

El presente manual ha sido elaborado bajo el patrocinio del Servicio Forestal Canadiense y el Servicio de Ciencias de la Atmósfera y el Medio Ambiente de Canadá y ha sido diseñado para servir de referencia a las agencias provinciales y territoriales que utilizan el Sistema de Evaluación de Peligro de Incendios.

ÍNDICE

Página

Prefacio

1

Capítulo 1

Introducción

2

Capítulo 2

Elementos meteorológicos para la evaluación del peligro de incendios

4

2.1

Precipitación

4

2.2

Humedad relativa

5

2.3

Temperatura

6

2.4

Velocidad del viento

7

2.5

Información Meteorológica Complementaria

8

2.6

Efectos indirectos de los factores meteorológicos sobre los combustibles

8

2.7

Estado del tiempo previo a la temporada

9

2.8

Fenómenos Meteorológicos no observables en forma directa

9

Capítulo 3

Sensibilidad del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio

10

Capítulo 4

Prácticas de observación

12

4.1

Hora de observaciones

12

4.2

Pautas de precisión; exactitud en las medidas

12

  • 1. Temperatura

12

  • 2. Humedad relativa

13

  • 3. Precipitación

14

  • 4. Velocidad del viento

14

4.3

Cambios meteorológicos repentinos en la tarde

14

4.4

Prácticas de registro

16

4.5

Observaciones faltantes

17

4.6

Procedimientos de inicialización

17

Resumen

18

Capítulo 5

Estaciones meteorológicas

19

5.1

Normas para la localización

19

5.2

Normas para la instalación de los instrumentos

20

5.3

Normas de exactitud de los instrumentos

22

5.4

Sistemas de estaciones meteorológicas

23

5.5

Estaciones meteorológicas suplementarias

24

Resumen

25

Capítulo 6

Los pronósticos meteorológicos de riesgo de incendio y de peligro de incendio

27

Bibliografía

29

ANEXOS

  • 1. Ajuste del valor de inicialización del Código de Sequía de acuerdo a las condiciones del invierno

31

  • 2. Exactitud, precisión, sensibilidad

35

  • 3. Cálculos del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio y observaciones faltantes

36

  • 5. La altura del anemómetro ajustada para terrenos desiguales y matorrales

38

  • 6. Ajuste de la velocidad del viento en torres de 10 metros de altura en adelante

39

  • 7. Los efectos del contorno en velocidades de viento medidas a 10 metros

39

  • 8. Escala Beaufort para calcular la velocidad del viento

41

  • 9. Promedio del cambio de temperatura, humedad relativa y velocidad del viento al mediodía (hora local)

42

El tiempo es una componente esencial del Sistema Canadiense de Evaluación de Peligro de Incendios (FDRS).

El tiempo es una componente esencial del Sistema Canadiense de Evaluación de Peligro de Incendios (FDRS). El sub-sistema del Índice Meteorológico de Peligro de Incendios Forestales (FWI) (Anon 1978) se basa en un conjunto específico de observaciones meteorológicas hechas a diario, normalmente al mediodía hora local normal (12:00 h ) y en un lugar donde las observaciones no sean afectadas por otros elementos tales como las afloramientos rocosos, pequeños cuerpos de agua, áreas de estacionamiento, edificios, caminos de tierra, etc.

El Índice Meteorológico de Incendios consiste de seis elementos: tres elementos primarios llamados códigos de humedad, dos índices intermedios que representan la velocidad de propagación del fuego y la cantidad de combustible disponible, y por último, el FWI que en sí mismo representa la intensidad que tendría un incendio en un combustible estándar. Los tres códigos de humedad representan tres clases de combustibles forestales con diferentes tasas de secado:

El código de humedad de combustible fino (FFMC) es una evaluación numérica del contenido de humedad de la hojarasca y otros combustibles finos secos en un área boscosa.

Capítulo 1

Introducción

El código de humedad del mantillo (DMC) representa el contenido de humedad de capas orgánicas sueltas de profundidad moderada.

El Código de Sequía (DC) representa el contenido de humedad de capas orgánicas profundas y compactas.

Los

dos

índices

intermedios

combinan

la

influencia

del

tiempo

atmosférico

y

/

o

la

humedad

en

el

comportamiento

del

fuego.

Estos son:

 

El Índice de Propagación Inicial

(ISI) que

combina la velocidad del viento con el FFMC y

representa la velocidad relativa del fuego, sin la influencia de cantidades variables del combustible.

El Índice de Combustible Disponible (BUI) que combina el DMC y el DC para representar el total de combustibles disponibles para la propagación del fuego.

EL último índice es el Índice Meteorológico de Peligro de fuego (FWI) que combina el ISI y el BUI para representar la intensidad del fuego, como tasa de liberación de energía por unidad de longitud del frente del incendio. Los detalles de todos los elementos del FWI los proporciona Van Wagner (1974a).

Un valor básico del FWI es calculado a diario y representa las condiciones de peligro de incendio durante el período más crítico a media tarde, suponiendo un patrón diurno normal (Van Wagner 1974a). Para los días lluviosos, los cálculos de los diferentes códigos han sido normalizados para tomar en cuenta el efecto de

la

lluvia,

seguido

correspondiente.

por

el

grado

de

sequía

El Índice Meteorológico de Peligro de Incendio junto con los códigos e índices que lo componen, basados en observaciones meteorológicas normalizadas, son predictores efectivos del potencial diario de fuego. Estos predictores generalmente se complementan con las evaluaciones realizadas en el campo por personal experimentado.

En base de un valor del índice diario, el FWI no ha sido diseñado para indicar cambios a cada hora, ni tampoco toma en cuenta las variaciones en los combustibles de una temporada a otra o de un lugar a otro. El sistema proporciona escalas de referencia que permiten la comparación de peligro de incendio

con otros

días y otros lugares. El sistema

también permite la reconstrucción de condiciones de peligro de incendio anteriores cuando existe información histórica adecuada para desarrollar una “climatología de incendios” para compararla con la historia de incendios conocida (Lawson 1977, Kiil et al. 1977; Stocks

1974).

Lluvia Humedad Relativa Temperatura

  • Lluvia

Lluvia Humedad Relativa Velocidad del Viento Temperatura

DMC
DMC

Temperatura

Código de Humedad
del mantillo

DC
DC

Código de Humedad

de combustibles finos

FFMC

Código de Sequía
Código
de Sequía

Índice de Propagación

 

Índice de Carga

 

Inicial

Disponible

ISI

BUI

     

Índice Meteorológico de Peligro de Incendios Forestales

FWI

Velocidad

del viento

Lluvia Humedad Relativa Temperatura Lluvia Lluvia Humedad Relativa Velocidad del Viento Temperatura DMC Temperatura Código de

Ilustración 1. Componentes del Índice Meteorológico de Peligro de Incendios Forestales.

Capítulo 2 Elementos Meteorológicos Relevantes para el Peligro de Incendios Los elementos meteorológicos necesarios para hacer

Capítulo 2

Elementos Meteorológicos Relevantes para el Peligro de Incendios

Los elementos meteorológicos necesarios para hacer los cálculos con el Índice Meteorológico de Peligro de Incendio, son aquellos que influyen en: (i) la facilidad con que se inician los incendios, (ii) su velocidad de propagación y la dificultad que presentan para el control, y (iii) el efecto del incendio en el ambiente.

Los cálculos de DMC y DC, toman en cuenta las variaciones en la duración del día durante la temporada, ingresando la fecha como una variable más.

Otros factores meteorológicos, tales como la ocurrencia de rayos y la dirección del viento no son necesarios para los cálculos del FWI, pero se incluyen en los programas de apoyo meteorológico para incendios por la importancia que tienen para los organismos de manejo y control del fuego y para los pronosticadores meteorológicos. También pueden existir requisitos locales de información meteorológica en horas diferentes a la hora estándar de observación.

2.1 Precipitación

La ocurrencia de precipitación, normalmente en forma de lluvia , es la única manera que el Código de Combustibles Finos (FFMC) puede bajar a menos de 73. También es la única manera en que el código de humedad del mantillo (DMC) y el código de sequía (DC) pueden ser inferiores al valor del día anterior.

El

total

de

la

lluvia ocurrida

en

las

últimas

24hs, debe llegar a cierta cantidad antes que tenga efecto. Estos valores de umbral de

tolerancia son diferentes para cada código. (Turner 1972; Van Wagner 1970, 1975) como se ve en la tabla a continuación.

Tabla 1

Código

UMBRAL DE LA LLUVIA 24 HORAS (mm)

FFMC

0.6

DMC

1.5

DC

2.9

La efectividad de la lluvia en la reducción de cada valor del código, varía con la cantidad de lluvia y el valor del código antes del comienzo de la lluvia. Estas variaciones en la efectividad están incorporadas en el sistema para reflejar lo que se conoce sobre interceptación y tasas

de absorción. La precipitación se mide en un área abierta pero sus efectos están relacionados con el contenido de humedad del combustible dentro de los bosques.

De vez en cuando, durante la temporada de incendios, la precipitación puede ocurrir en

5.1 mm DE LLUVIA LLUVIA INTERCEPTACIÓN % DE REDUCCIÓN DEL VALOR ORIGINAL 68% 36% 2%
5.1 mm DE LLUVIA
LLUVIA
INTERCEPTACIÓN
% DE REDUCCIÓN DEL VALOR ORIGINAL
68%
36%
2%

2. Efectos de la precipitación en los códigos de humedad del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio

forma de granizo o de nieve, que frecuen-

Los

períodos

prolongados

de

niebla

o

de

temente se derriten en el intervalo entre las

cúmulos bajos

se

reflejan

en

el

índice

observaciones y, por este motivo, la cantidad

únicamente por medio

de

la

alta humedad

equivalente en agua se anota en la tabla como

relativa y de la baja temperatura en el

lluvia.

momento de la observación.

Los códigos de

Mientras el granizo o la nieve permanezca en

humedad pueden no representar completamente el aumento en el contenido de

el

suelo

a

la

hora

de

la

observación,

los

humedad del complejo de combustibles

cálculos

de

los

tres

códigos

de

humedad

mientras la niebla está presente, pero después

continúan y

se hacen usando el equivalente

de un período completo de sequía, los valores

en agua de la nieve que haya caído desde la

de los códigos de humedad serán correctos.

observación anterior.

Sin embargo, el ISI y el

FWI son cero en estas condiciones y

permanecen

así

hasta que

el

nieve se haya derretido.

granizo

o

la

Cuando la niebla

temente

durante

el

está presente consisten-

día,

pero no

a

la

hora

normal de observación, el factor de la “longitud del día” que se usa para calcular el

DMC y el DC, se debe ajustar usando factores adecuados para los meses de septiembre y
DMC y el DC, se debe ajustar usando factores
adecuados para los meses de septiembre y
octubre en Canadá. Cuando la niebla está
presente consistentemente a la hora normal de
observación pero desaparece una o dos horas
más tarde, es necesario seguir el proceso
descrito en 4.3, utilizando las observaciones
tomadas después que la niebla haya
desaparecido.
2.2
Humedad Relativa
En
los
comienzos
de
las
actividades
organizadas para el control de incendios
forestales, el “peligro meteorológico
incendio” significaba “humedad relativa”.
de
Hoy
día, más de 50 años más tarde, la humedad
relativa todavía se usa
3.
Para evitar complicaciones por niebla, es mejor variar los valores de secado del código de humedad o el momento de la
observación
para dar una idea rápida del grado de peligro
meteorológico de incendio. Sin embargo, la
creciente complejidad de los problemas que
requieren información meteorológica
relacionada con el peligro de incendio exige un
enfoque más sofisticado.
mantillo intermedia, también depende de los
valores diarios de humedad relativa.
La temperatura y la época del año (mes) son
necesarias, junto
con
la
humedad relativa,
para
calcular
el
factor de secado diario del
DMC.
El Índice Meteorológico de Peligro de Incendio
usa dos fuentes de información de la humedad
relativa al mediodía. Para calcular el FFMC, la
humedad relativa junto con la temperatura y la
velocidad del viento, controlan la cantidad y
dirección del cambio de un día al otro, o en el
período después de la lluvia.
2.3
Temperatura
La temperatura al mediodía se utiliza para
calcular los tres códigos de humedad.
En los cálculos del FFMC, la temperatura,

junto con la humedad relativa y la velocidad

El

DMC

que

representa

el

contenido

de

del viento afectan principalmente la tasa de

humedad

del

combustible

en

la

capa

de

recuperación del código después de haber

sido reducido por la lluvia.

desaparecido

los

efectos

Una vez que han

de

la

lluvia,

la

temperatura y la humedad relativa determinan el valor del equilibrio del FFMC (no específicamente calculado) que controla las

fluctuaciones de día a Wagner, 1974a).

día en

el FFMC

(Van

sido reducido por la lluvia. desaparecido los efectos Una vez que han de la lluvia, la
  • 4. Recuperación del FFMC después de la lluvia, para 3 niveles de humedad relativa

La temperatura es uno de los tres elementos del factor de secado diario necesario para el cálculo del DMC. Para el cálculo del DC, sin embargo, la temperatura es el único elemento meteorológico que se utiliza para determinar el factor de secado. Los factores de secado para el DMC y el DC son modificados por el factor de la longitud de día según el mes.

  • 2.4 Velocidad del Viento

Este

factor

influye

sobre

el

Índice

Meteorológico de Peligro de fuego

de

dos

maneras:

Se percibe un efecto relativamente leve en los cambios del FFMC de día a día, donde la velocidad del viento afecta principalmente la tasa de recuperación del código después de la lluvia (ej. la tasa de secado del combustible efectivo correspondiente).

Se ha incorporado un efecto mucho más fuerte

en el índice de propagación inicial (ISI)

para

reflejar la influencia combinada de la velocidad

del viento y el contenido de humedad en

combustibles

finos

de

superficie

en

la

propagación del incendio. Como regla

general,

el

ISI

duplica

su

valor

por

cada

aumento de 13 Km/hr en la velocidad del

viento (sin cambios del FFMC). (Como

comparación, cuando la velocidad del viento

se

mantiene

constante,

el

ISI

requiere

incrementos

de

5

a

7 unidades

en

el

FFMC

para

duplicar

el

valor

en

condiciones

moderadas a severas (Van Wagner 1974a)).

  • 2.5. Información Meteorológica Complementaria

El programa de observación del peligro

de

incendio ha sido diseñado alrededor de los

requisitos

del

subsistema

del

Índice

Meteorológico de Peligro de Incendio y debe cumplir con todos las normas que exige dicho sistema.

Frecuentemente se requiere información adicional, que no forma parte del sistema, para el manejo de incendios y para proporcionar

información

especial

al

pronosticador

 

según

los

requisitos

administrativos

o

meteorológico que trabaja en este tema.

 

requisitos locales

de

la

oficina

 

meteorológica

de

peligro

de

incendio.

Las

normas

de

esta información

 

Normalmente

el

requisito

mínimo

es

complementaria

son

especificadas

por

la

indicar si se observaron rayos durante un

agencia usuaria para cumplir con los requisitos

día determinado.

locales.

La siguiente información puede ser

 

útil:

(d) Información de nubes. La formación y los

  • (a) Observaciones de los elementos básicos de las condiciones meteorológicas de interés para incendios en otras horas del día y que incluyan los extremos de humedad relativa y de temperatura.

movimientos de las nubes que producen los rayos, tanto como la altitud del techo de las nubes, son frecuentemente necesarios para el despliegue de aviones y para informar a los pronosticadores meteorológicos.

(b) La dirección del viento, particularmente útil para el pronosticador del tiempo para relacionar los patrones de viento locales a las corrientes de viento a mayor escala y a las características topográficas.

  • (c) Ocurrencia de rayos. El grado de detalle varía entre los diferentes organismos

información especial al pronosticador según los requisitos administrativos o meteorológico que trabaja en este tema. requisitos

Días desde la última lluvia

  • 5. Recuperación del FFMC después de la lluvia en 3 niveles de temperatura

6.

Días desde la última lluvia

Recuperación del FFMC después de la lluvia en 3 niveles de velocidad del viento

2.6

Efectos

indirectos

de

los

factores

No todos los efectos del tiempo atmosférico

meteorológicos

sobre

los

operan a través de cambios en el contenido de

combustibles

 

humedad. El complejo de combustibles puede ser modificado por acciones meteorológicas específicas o acumulativas, como sucede con

el rebrote de la vegetación

anual

o

con

la

destrucción de caducifolias por la escarcha o

helada.

Estos

cambios

estacionales por naturaleza

2.5 2.0 1.5 1 0 10 30 20 9 29 19 8 ab abr mayo jun
2.5
2.0
1.5
1 0
10
30
20
9
29
19
8
ab
abr
mayo
jun
jun
jul
ago
CONTENIDO DE HUMEDAD EN EL FOLLAJE
(% DEL PESO SECO)
FACTOR DE PROPAGACION DE COPAS (CSF)

pueden

ser

7. La tendencia a menores contenidos de humedad en el follaje y el consecuente Factor de Propagación de Copas (CSF) en los bosques de Coníferas de Petawawa, Ontario determinados por Van Wagner. El Índice de Propagación de Copas (CSI) se obtiene al multiplicar el CFS por el Índice de Propagación Inicial (ISI). Cuando el Índice de Propagación de Copas excede 30, se deben esperar incendios de copas en rodales de pinos.

pero el momento en que ocurran puede ser modificado por las condiciones meteorológicas de la temporada anterior. Algunos de los cambios estacionales en el complejo de combustibles, relacionados a las condiciones meteorológicas, no están contemplados en el FWI y por eso deben ser manejados de distintas maneras.

Un cambio en los combustibles que no está incluido en el sistema del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio es la pérdida de humedad en el follaje de coníferas durante la primavera antes de los nuevos brotes. Este fenómeno no es algo meteorológico, es más bien un fenómeno fisiológico que resulta en un aumento repentino en el peso del material seco de las acículas. El resultado neto es una baja súbita del contenido de humedad, frecuentemente muy por debajo de un peso seco de acículas de 100 % y el consiguiente aumento de la probabilidad de incendio de copas. EL momento exacto en que ocurre este fenómeno cambia según las altitud y latitud pero en Canadá sucede normalmente en abril, mayo y junio. Un índice especial, denominado Índice de Propagación por las Copas (CSI) fue desarrollado por Van Wagner (1974b) para tomar en cuenta las condiciones primaverales específicas de la humedad de las hojas y el

tiempo actual (el viento y el FFMC) que pueda favorecer la ocurrencia de incendios de copas.

2.7

Estado

del

temporada

tiempo

previo

a

la

En algunas regiones y en algunos años, el grado de peligro de incendios puede ser modificado por condiciones de sequía anormales durante el otoño e invierno anterior. Este efecto precedente se incorpora a través del cambio de los valores de inicio del DC, que reflejen las condiciones de humedad más bajas que las normales en el mantillo y en el suelo (Anexo 1).

  • 2.8 Fenómenos

meteorológicos

no

observables en forma directa

Existen varias condiciones meteorológicas que no son ni identificadas ni medidas fácilmente, pero que afectan el comportamiento del fuego. Por ejemplo, las inversiones de temperatura que a veces producen variaciones sorprendentes en el peligro de fuego con cambios pequeños en la elevación, altos grados de inestabilidad que resultan en actividad de fuego inesperada, y los vientos

“chinook o foehn” con su inherente potencial de sequía son parte de esta lista. (Shroeder y Buck 1970)

Brotak y Reifsnyder (1977) describieron patrones frontales, perfiles de vientos locales y perfiles de temperatura que ocurren en la

región

de

la

atmósfera entre la superficie

terrestre y 5500 metros de altura, que están

normalmente asociados

con

un

comportamiento extremo de fuego. No es posible incorporar datos en el FWI que tomen en cuenta estas situaciones atmosféricas, pero el pronosticador meteorológico puede en ocasiones reconocer las señales de peligro en las observaciones de altura, que se efectúan a diario mediante globos sonda en varios lugares del país.

“chinook o foehn” con su inherente potencial de sequía son parte de esta lista. (Shroeder y

Capítulo 3

Sensibilidad del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio

Los usuarios deben tener una idea de cuan sensible es el Índice Meteorológico de Peligro de Incendios a las mediciones meteorológicas y a la habilidad que tenemos para medir exactamente los elementos meteorológicos. Un cambio del 20% en un valor del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio es la

diferencia más pequeña que podemos asociar

con diferencias reconocibles en el compor-

tamiento del fuego.

En otras palabras, esta

diferencia se puede ver en el campo entre los incendios con un FWI de 10 y 12 o entre los incendio con un FWI de 50 y 60, ambos con diferencias de un 20%. Sin embargo, la

FFMC del día anterior

DMC del día anterior

DC del día anterior

diferencia en la velocidad de propagación o la intensidad que se puede observar entre diferentes incendios con un FWI de 10 a 11 o entre dos incendios con el FWI entre 50 y 55 no es significativa normalmente.

A primera vista, los intervalos de un 20% pueden parecer exageradamente grandes, pero son más precisos que las evaluaciones actuales de los elementos que no tienen que ver con el tiempo (combustibles y efectos topográficos) en el peligro total de fuego. En este manual, es suficiente mencionar qué cambios en los elementos meteorológicos son particularmente efectivos para producir cambios significativos en el FWI. Estas diferencias pueden ser errores o simplemente diferencias entre dos observaciones.

Los cambios del 20% en el FWI pueden ser causados por un cambio de 35% en el Índice de Propagación Inicial (ISI) o por un cambio de 45% en el Índice de Carga (BUI) o una combinación de cambios pequeños en ambos. Los cambios de esta magnitud en el ISI son consistentes con los cambios de 2 unidades en el FFMC o cambios de 6 Km/h en la velocidad del viento. El BUI es principalmente sensible a cambios en el DMC, sin embargo, se necesita un cambio mínimo del 45% en el DMC para efectuar este cambio tan grande en el BUI.

El efecto relativo de la lluvia (antes del secado) en los 3 códigos de humedad se puede ver en la Tabla 2. En el caso del FFMC, el primer día de secado reduce este efecto significativamente, de acuerdo con la humedad relativa, la temperatura y la velocidad del viento. El resultado neto es que los primeros 5 a 10 mm tienen más efecto en reducir el FFMC mientras que los efectos de la lluvia de más de 10 mm tienden a quedar enmascarados por la etapa de secado subsiguiente.

En un estado aproximadamente de equilibrio, cuando ha habido suficiente secado para que el FFMC fluctúe entre 80 y 90, las diferencias en el FFMC pueden estar relacionadas con las diferencias en temperatura y humedad relativa al observar las siguientes reglas prácticas: (1) una diferencia de un 10% en la humedad relativa corresponde a una diferencia de 2 en el FFMC. (2) una diferencia de 10° C también corresponde a una diferencia de 2 en el FFMC. Como se ha indicado, cambios en estas cantidades en cualquiera de estos elementos meteorológicos, del orden mencionado, pueden resultar en cambios de un 20% en el Índice Meteorológico de Peligro de Incendio.

TABLA 2

Efectos Relativos de la lluvia caída en las últimas 24 horas en los Códigos de Humedad (Antes del secado)

FFMC

Lluvia (mm)

5

10

20

DMC

Lluvia (mm)

5

10

20

DC

Lluvia (mm)

5

10

20

Valores

Iniciales

del código

% de reducción del FFMC

Valores

Iniciales

del código

% de reducción del DMC

Valores

Iniciales

del código

% de reducción del DC

Capítulo 4 Prácticas de Observación estándar que en casi todos los casos es el mediodía de

Capítulo 4

Prácticas de Observación

estándar

que

en

casi

todos

los casos

es

el

mediodía de la hora local (13:00 hora de

Las prácticas de observación se deben

verano).

Se

puede especificar cualquier

especificar y seguir con la mayor exactitud

cambio a nivel

regional para las estaciones

posible si los resultados van a ser utilizados como base para la toma de decisiones de manejo. Estas normas son esenciales para las estaciones meteorológicas permanentes o semipermanentes que forman parte de una red regional y han sido diseñadas como base de estudios de calibración futuros.

cercanas a los límites del huso horario mayores latitudes.

o

en

Puede ser necesario en ciertos aspectos hacer

más flexibles

las

normas

 

en algunas

estaciones

temporarias,

que

se

pueden

establecer ocasionalmente para proporcionar pronósticos en el campo para casos

específicos.

 

4.1

Hora de las Observaciones

 

El

sistema

se

basa

en

observaciones

meteorológicas

en

la

hora

de

observación

La

hora

de

observación

debe

ser

lo

suficientemente tarde en el día como para indicar las condiciones de la tarde durante la hora de mayor intensidad del fuego, pero lo suficientemente temprano para obtener índices y pronósticos disponibles a los efectos de planificación y operaciones.

Los sistemas anteriores usaban una hora de observación del mediodía local aparente (mediodía solar) (Williams, 1963). Sin embargo, las comunicaciones y los métodos

para el manejo de datos actuales hacen más conveniente las observaciones a una hora

exacta.

Esto no le resta exactitud a los datos

siempre y cuando las observaciones se completen dentro de 15 minutos de la hora especificada (Anexo 9). En las raras ocasiones que sea necesario sobrepasar estos límites, se debe anotar la hora exacta en que se hizo la observación.

  • 4.2 Pautas de Precisión; Exactitud en la Medición

4.2.1 Temperatura

La precisión normal (Anexo 2) necesaria para las observaciones con termómetros de bulbo

seco, para

el

cálculo del

FWI

es

el medio

grado Celsius más cercano. La exactitud de

los termómetros y otros instrumentos para medir la temperatura deben ser más exactos, es decir al ±0.1° C.

La temperatura de los termómetros de bulbo húmedo se toma de la misma manera, con termómetros que tengan la misma exactitud y tiempo de respuesta que los termómetros de bulbo seco.

Cabe mencionar que una precisión de ±0.5° C en los termómetros secos y húmedos resulta en una precisión de ±1° C en la depresión del termómetro húmedo de tal manera que los valores de humedad relativa calculados de acuerdo con la Tabla 10 de las tablas del FWI (Anon 1978) son significativas únicamente hasta el 5% más cercano.

Lea y anote 19 5°C
Lea y anote
19 5°C

11. Los termómetros Celsius deben tener una exactitud de ±0.1°C pero se leen al ±0.5°C.

T = (°C); Viento (Kph)
T = (°C); Viento (Kph)

Hora local

10. Los patrones diarios de temperatura, humedad relativa y velocidad del viento en una típica estación meteorológica en Kapuskasing, Ontario, en el mes de julio.

4.2.2

Humedad Relativa

Esta se calcula por medio de las tablas de referencia de la Humedad Relativa 10, 10A, 10B, o 10C (Anon, 1978) de acuerdo a la altura de la estación y registrando el valor entero del porcentual más cercano. La tabla 10 se usa para estaciones a cotas de 305 m o menos sobre el nivel del mar. La tabla 10A para estaciones entre 306 y 760 m, la tabla 10B para estaciones entre 761 y 1371 m. (Como se menciona en la sección anterior, estas tablas pueden dar resultados en valores de humedad relativa únicamente en escalas alrededor del 5%; sin embargo, es conveniente conservar el valor porcentual total para entradas futuras en las tablas del FWI.)

Generalmente la exactitud de los valores de humedad relativa tomadas en termómetros de bulbo seco y bulbo húmedo ventilados es adecuada para los requisitos del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio, siempre y cuando los termómetros tengan los mismos límites de exactitud mencionados en la sección anterior.

Las lecturas de humedad relativa obtenidas en higrógrafos son generalmente significativas al 5% más cercano, siempre y cuando las condiciones no cambien rápidamente. Tal como los valores de humedad relativa obtenidos mediante las tablas, las lecturas pueden ser registradas al valor entero porcentual más cercano.

4.2.3

Precipitación

 

La lluvia debe ser medida con una precisión mínima al 0,2 mm más cercano.

La cantidad de granizo y nieve se mide y se

registra

en

términos

de

la

profundidad

equivalente en agua.

Cuando es razonable

suponer

que

la

cantidad

recogida

en

el

pluviómetro es una muestra exacta, se mide la

profundidad del

agua

derretida.

Para

nevazones intensas o tormentas de granizo,

donde

el

pluviómetro

no ha recogido

una

muestra representativa, se puede medir un promedio de los valores del la profundidad de

la nieve o del granizo en el suelo con una regla al 0,2 cm más cercano. La profundidad

equivalente en

agua se

anota en

la misma

cantidad de mm. (ej. 3,2 cm de nieve se

anota como 3,2 mm de lluvia). Este procedimiento presume que el equivalente de agua a nieve derretida es el 10% de la

Cuando se anota la

profundidad de la nieve. nieve de esta manera,

se

debe indicar

en

la

columna de anotaciones del registro mensual.

4.2.4

Velocidad del Viento

 

Se toma el promedio de la velocidad del viento durante un período mínimo de 10 minutos. Las mediciones métricas se deben anotar al kilómetro entero por hora más cercano.

  • 4.3 Cambios meteorológicos repentinos

durante la tarde

Los

cambios meteorológicos repentinos

ocurren con frecuencia en las primeras horas

de

la tarde durante el verano.

Los cambios

abruptos en la velocidad del viento, la

humedad relativa o la ocurrencia de aguaceros

en

la

tarde, después de

haber calculado el

FWI, resultan en el uso de información engañosa para ese día a menos que se siga el siguiente proceso.

Para uso local, (ej. implementación y cambios en los anuncios de clasificación de peligro de fuego, etc.) hasta las 16:00 hora local, se puede elaborar un índice revisado para ese día que refleje con mayor exactitud el nuevo régimen meteorológico. Se debe tomar un nuevo conjunto de observaciones e ingresar de nuevo los valores en las tablas del FWI.

13.
13.

El pluviómetro se lee

y anota al 0.2mm más cercano. Aquí vemos el punto más bajo de la curva del agua (menisco) entre las dos líneas de la escala y por lo tanto se registra la lluvia como 19,5 mm

15. Anemómetros de timbre, se debe contar por lo menos 3 intervalos de 2 minutos cada
15.
Anemómetros de timbre,
se debe contar
por
lo
menos 3
intervalos de 2 minutos cada uno en un período de 10 minutos
para obtener el promedio de velocidad satisfactorio.
Los

anemómetros de indicadores, se deben vigilar por lo menos en 5 intervalos de 1 minuto cada uno en un período de 10 minutos

para obtener el promedio satisfactorio de velocidad de viento.

A efectos del registro, los valores del mediodía continúan siendo los básicos para ese día, y son los que normalmente se utilizan para calcular los códigos del día siguiente.

15. Anemómetros de timbre, se debe contar por lo menos 3 intervalos de 2 minutos cada

Existen también requisitos ocasionales para calcular el código y los valores del índice en otra hora que no sea el mediodía, para poder tomar en cuenta los patrones anormales de

humedad

relativa,

inclusive

los

valores

anormalmente bajos durante la noche.

Las

instrucciones para estos cálculos se encuentran en la publicación pertinente del

Servicio Forestal Canadiense (CFS). Wagner, 1972)

(Van

Una hipótesis básica en el desarrollo del FWI

es que los diferentes elementos meteorológicos siguen por lo general un patrón diario más o menos típico por lo menos desde

las

últimas

horas

de

la mañana

hasta

las

últimas horas de la tarde.

Hay lugares donde

este patrón es muy diferente al promedio. Las

estaciones meteorológicas expuestas a brisas

marinas

fuertes

o

vientos de valle

que

aumentan en la tarde, presentan problemas

especiales.

En el fondo de los valles y en las

franjas litorales donde la niebla

permanece

hasta el medio día, es conveniente hacer las observaciones adicionales mencionadas ante- riormente cuando sea necesario.

Es posible calcular el FFMC para cada una de las 24 horas del día si hay datos

meteorológicos disponibles a cada hora.

Van

Wagner (1977) describió un programa informático para estos cálculos. Se

recomienda

su

uso

para

establecer

los

patrones

diurnos

de peligro de fuego

para

situaciones especiales causadas por la latitud, la elevación, los vientos de valle o de la costa, etc.

  • 4.4 Prácticas de Registro

Cuado sea posible, las observaciones se deben anotar directamente en el registro permanente para disminuir la posibilidad de errores al copiar la información. De lo contrario, las entradas se deben anotar en un cuaderno de campo adecuado que se pueda utilizar como referencia en el caso de valores dudosos. Las anotaciones originales deben llevar las iniciales del observador y, si por algún motivo hay una desviación de más de 15 minutos de la hora normal de observación, se debe incluir una nota al respecto.

16. Cambios repentinos en el viento, la humedad relativa y los aguaceros requieren nuevas lecturas de
  • 16. Cambios repentinos en el viento, la humedad relativa y los aguaceros requieren nuevas lecturas de los instrumentos y cálculos de los índices.

Además, es posible que se necesite codificar la información meteorológica para transmitir a las autoridades de las oficinas de pronósticos meteorológicos de peligro de fuego para procesar los datos y para el uso del meteorólogo. Esta información típicamente

comenzar los registros de nuevo cuando se retoman o se cuenta nuevamente con las observaciones usando los códigos de partida anteriores. Para mantener los registros, se necesita una evaluación de los elementos meteorológicos del día o días que falten.

incluye información suplementaria de acuerdo con la necesidades regionales. Los detalles

Ya sea que los cálculos sean hechos por

para la codificación y transmisión de estos

computadora

en

la

oficina

de

pronósticos

mensajes están sujetos a los requisitos

meteorológicos de peligro de fuego o

regionales.

manualmente con las

tablas

 

del

FWI,

la

  • 4.5 Observaciones Faltantes

La

clave

de

la

exactitud

del

FWI

es

la

continuidad de los registros. Cualquier ruptura

en el orden de las observaciones diarias disminuye la exactitud del sistema. Sin embargo, en ocasiones es posible que falten las observaciones por fallas en el equipo o por

cualquier otro motivo.

Cuando esto ocurre, es

un error ignorar el día (o días) que falte y

información que falte debe ser completada con un promedio de valores extrapolados de una estación cercana (Anexo 3).

4.6

Procedimientos de Inicialización

 

Es posible que las estaciones que comienzan al principio de la temporada de incendios o

Normalmente,

el

organismo

regional

de

más tarde en la primavera o verano tengan

manejo de

fuego o la oficina de pronósticos

que ajustar los valores del código de humedad

meteorológicos de peligro de fuego

por deficiencias en la precipitación del invierno.

proporciona, a las estaciones principales de la red, las fechas y los valores de partida de los

Estas correcciones son hechas, cuando es necesario, por las autoridades regionales de

tres

códigos

de

humedad

del

FWI

cada

peligro de fuego en consulta con las

primavera.

Si

dicha

información

no

esta

autoridades regionales de manejo de fuego en

disponible, se pueden determinar los valores del código de partida mediante los siguientes

situaciones donde se sospecha la acumulación de sequía durante el invierno. El proceso para

procedimientos.

 

ajustar estos valores de partida se encuentra en el Anexo 1.

(a) cuando la cobertura de nieve es normal durante el invierno, empiece los cálculos el tercer día después que el área (a la que se aplica el índice) este mayoritariamente libre de nieve, usando el siguiente código de valores de partida:

FFMC = 85

DMC =

6

DC = 15

(b) en las regiones donde la cubierta de nieve no es un factor significativo, los cálculos se deben hacer desde el tercer día sucesivo en que se hayan registrado temperaturas de 12° C o más al mediodía.

 

FFMC =

85

DMC =

2 x el número de días desde la precipitación mensurable

DC =

5 x el número de días desde la precipitación mensurable

Frecuentemente

existe

la

necesidad

de

estaciones suplementarias pero no es posible

ponerlas

en

marcha

al

principio

de

la

temporada. En estos casos, se debe contactar

la

oficina

regional

 

de

pronósticos

meteorológicos para obtener los valores de los códigos de partida que se tengan que utilizar,

especialmente el DMC y el DC. (Una

suposición del

código de

partida del FFMC

equivocada, se corrige por si misma después

de

tres

días

de

registros).

No

presuma

automáticamente que el DMC

y

el

DC

empiezan en cero el primer día de observación.

RESUMEN

Capitulo 4

PRACTICAS DE OBSERVACIÓN

  • 4.1 Hora de las observaciones

    • - 1200 h hora local normal, es la hora normal de observación.

    • - Si deja pasar la hora especifica por más de 15 minutos, anote la hora exacta de la observación en el registro mensual.

  • 4.2 Pautas

de

Precisión;

Exactitud

en

las

 

mediciones

 
  • 1. Temperatura

 

-

Tanto las temperaturas de termómetro

seco

y

húmedo se deben observar

y

registrar

al

medio

grado

Celsius

más

cercano.

 
  • 2. Humedad relativa

 

-

Use la tabla correcta para la altitud de la

estación con termómetro seco y húmedo. La humedad relativa se registra al punto porcentual más cercano.

  • 3. Precipitación

 

-

Mida y anote la lluvia al menos al 0,2 mm más cercano.

-

Para

el

granizo,

 

mida

y

calcule

el

equivalente del agua como lluvia.

 

-

Para

la nieve,

mida

el equivalente en

agua si es posible, de otra manera, mida

la profundidad

de

la

nieve

al

0.2

centímetro

más

cercano

 

y

anote

el

equivalente

con

el

mismo

número

en

milímetros.

 
  • 4. Velocidad del Viento

 

-

Mida por

lo

menos

el promedio de

10

minutos y anótelo al kilómetro por hora

más cercano.

 
  • 4.3 Cambios meteorológicos repentinos durante la tarde

    • - Cambios en el tiempo que ocurren después de la hora estándar de observación tales como:

(i)

Aguaceros

(ii) Aumento notable en la velocidad del viento (iii) Cuando se despeja el cielo y la humedad relativa baja repentinamente, los cálculos del FWI realizados al mediodía resultan equivocados.

  • - Las revisiones a los cálculos del FWI se pueden hacer de la siguiente manera: (i) Haga las observaciones de nuevo y tome nuevas lecturas. (ii) Use los códigos de humedad del día anterior como punto de partida. (iii) Vuelva a calcular los códigos e índices del día. Este proceso se puede completar únicamente entre las 12:00 y 16:00 horas. Normalmente el registro oficial del día incluye los índices calculados al mediodía, no los cálculos revisados.

  • 4.4 Prácticas de Registro

    • - Anote las observaciones meteorológicas directamente en el registro permanente pare reducir el número de errores.

    • - Identifique el observador y anote si se excedieron en la hora por más de 15 minutos.

    • - Tenga mucho cuidado con hojas de registro computarizadas, es muy fácil cometer errores.

  • 4.5 Observaciones faltantes

    • - Un registro meteorológico diario es sumamente importante.

    • - Si falta un día, complételo de la siguiente manera: (i) Si es posible, use instrumentos meteorológicos; Ej. Un termohigrógrafo. (ii) Use los códigos de humedad del día anterior como punto de partida. (iii) Tome los promedios del día anterior y del día siguiente. (iv) Haga una aproximación en base a los conocimientos de patrones meteorológicos en general.

  • 4.6 Procedimientos de Inicialización

    • - Los procedimientos básicos se encuentran en las tablas del FWI.

    • - Las estaciones que comienzan más tarde necesitan una aproximación de los códigos de inicio de la oficina regional de pronósticos de peligro de fuego.

    • - Los ajustes por la sequía invernal están detallados en el Anexo 1.

  • Capitulo 5

    Capitulo 5 Estaciones Meteorológicas 5.1 Normas para la localización (ii) en el centro de un claro

    Estaciones

    Meteorológicas

    5.1

    Normas para la localización

    (ii)

    en el centro de un claro en el bosque

    En general, las estaciones meteorológicas cumplen con las recomendaciones de la

    con un diámetro de no menos de 10 veces la altura de los árboles circundantes;

    Organización Meteorológica Mundial (OMM)

    (iii)

    a

    no

    menos

    de

    100

    m

    de

    cualquier

    para las observaciones agro meteorológicas en

    fuente

    de

    humedad

    (lago,

    curso

    de

    agua,

    áreas forestales (OMM 1968).

    pantano, o áreas irrigadas).

     

    Las siguientes normas han sido establecidas para proporcionar valores representativos de los diferentes elementos meteorológicos. No siempre será posible cumplir con todas ellas en la practica, pero una desviación significante puede resultar en un índice menos preciso.

    Idealmente

    la

    estación

    meteorológica

    debe

    estar ubicada:

     
    • (i) en un lugar que represente el área con

    respecto a elevación, topografía, cubierta vegetal, patrones meteorológicos locales, etc. Evite valles protegidos y cumbres y cimas expuestas. Se prefiere terreno plano o casi plano; si es necesario usar pendientes, evite las pendientes expuestas al norte y al este (en

    el hemisferio norte), sur y este (en el hemisferio sur), tanto como formaciones cóncavas u hondonadas.

    Capitulo 5 Estaciones Meteorológicas 5.1 Normas para la localización (ii) en el centro de un claro

    17. La estación meteorológica de peligro de incendio en un claro grande de terreno plano. Además de las estructuras básicas, esta estación cuenta con pluviómetro, anemómetro, e instrumentos para registrar la radiación solar y el rocío. Se utilizaron cercados de alambre y poste abierto, también se podó la vegetación.

    (iv)

    a no menos de 10 m, o en el caso de

    edificios,

    a

    no

    menos

    de

    la

    distancia

    equivalente al doble de la altura del edificio, de superficies reflectoras o radiantes, incluyendo edificios metálicos o pintados de blanco, de

    áreas

    de

    estacionamiento

    asfaltadas

    o

    cubiertos

    de

    alquitrán,

    de

    afloramientos

    rocosos o de áreas quemadas recientemente.

    (v)

    no

    menos

    de

    una

    distancia

    de

    1,5

    veces la altura de la obstrucción de cualquier

    edificio grande, árbol o vegetación densa.

    (vi)

    no

    mas

    cerca

    de

    5

    m.

    de ningún

    camino.

     

    (vii)

    por

    lo

    menos 50

    m

    de

    distancia de

    lugares con exceso de polvo,

    los

    cuales se

    pueden

    evitar

    fácilmente

    con

    observar

    la

    acumulación

    de

    polvo

    en

    la

    vegetación

    cercana.

     

    Si

    se

    conoce

    la

    dirección

    de

    los

    vientos

    dominantes durante la temporada de peligro de fuego en el área, ubique la estación a barlovento de cualquier fuente de humedad, reflejo, radiación o polvo.

    Es aconsejable colocar los instrumentos en un sitio cercado de aproximadamente 7 metros cuadrados. El cercado se debe construir de acuerdo a las especificaciones regionales, pero en todo caso debe ser un alambrado adecuado o de postes para proteger el equipo y no debe tener más de 1,2 metros de altura. El área dentro del cercado debe ser de césped cortado o de vegetación natural de escasa altura. En terrenos previamente desmontados de tala, se debe quitar los troncos y ramas.

    5.2

    Normas para

    la instalación de los

    instrumentos

    Los termómetros secos y húmedos deben estar ventilados adecuadamente, por medio de

    un

    ventilador

    automático

    que

    haga

    circular

    aire

    alrededor

    de

    los

    bulbos

    de

    los

    dos

    termómetros.

    A su vez, los dos bulbos deben

    estar colocados de tal manera que el aire no

    pase

    por

    el

    seco

    después

    de

    haber

    sido

    enfriado por

    el

    bulbo

    húmedo.

    Alternativamente,

    las

    lecturas

    de

    los

    termómetros seco

    y

    húmedo

    se

    pueden

    obtener con un buen psicrómetro portátil con

    ventilador de batería, o con un psicrómetro manual lo suficientemente grande como para

    la precisión necesaria. La mecha del termómetro húmedo debe estar limpia y debe

    ser

    remplazada

    varias

    veces

    durante

    la

    temporada. Para mojar la mecha es necesario tener agua limpia, libre de minerales o destilada.

    (iv) a no menos de 10 m, o en el caso de edificios, a no menos

    18. Psicrómetro con ventilador eléctrico de sople con el termómetro húmedo al extremo opuesto del ventilador. Los termómetros de máxima y mínima se ven al fondo, instalados al mismo nivel o con las ampollas un poquito más abajo.

    Estos termómetros junto con los termómetros de mínima y máxima, deben estar instalados en una caseta meteorológica blanca estilo Stevenson con lados de persiana dobles y techo doble. La caseta debe ser sólida y el suelo debe estar a 115 cm de la superficie con la puerta al norte (en el hemisferio norte, al sur en el hemisferio sur). La caseta debe estar apoyada sobre postes, separados entre sí, no en una base sólida, como por ejemplo un tocón.

    Otros instrumentos tales como

    los

    termohigrógrafos deben estar en una caseta

    meteorológica distinta a los termómetros.

    Las

    medidas

    de

    precipitación

    se

    pueden

    tomar

    con

    cualquier

    pluviómetro

    adecuado

    siempre y cuando la boca

    de recolección sea

    lo

    suficientemente

    rígida

    para

    que

    sea

    razonablemente constante, y la profundidad del embudo impida salpicaduras. El pluviómetro debe estar instalado firmemente

    con el tope del embudo de recolección

    cuidadosamente nivelada.

    Los pluviómetros

    de cobre antiguos, estilo MSC deben ser instalados con la superficie de 30 cm sobre el nivel del suelo mientras que los nuevos modelos métricos del Servicio de Ciencias de la Atmósfera y el Medio Ambiente (Atmospheric Environmental Service (AES)) se instalan a 50 cm. de altura. Instalarlos más abajo puede resultar en errores causados por salpicaduras y al instalarlos a mayor altura puede resultar en una menor cantidad de lluvia recolectada por efectos de turbulencia, a no ser que el pluviómetro esté equipado con un protector de viento diseñado como los que utilizan en las estaciones del AES.

    de cobre antiguos, estilo MSC deben ser instalados con la superficie de 30 cm sobre el

    19.

    Caseta Stevenson con base de marco abierto y el piso a 115 cm del suelo pintado de blanco con la puerta de cara al norte.

    de cobre antiguos, estilo MSC deben ser instalados con la superficie de 30 cm sobre el
    • 20. Higrotermógrafo instalado en un abrigo separado. Fíjese

    que este es el tipo preferido con lados de celosía dobles y techo doble.

    El pluviómetro se debe colocar de tal manera que ninguna obstrucción quede a una distancia de menos del doble de su altura. (esto no es siempre posible con los mástiles de soporte de los anemómetros, pero tenga cuidado con las casetas meteorológicas, los cercados y los cables de soporte que puedan gotear en el pluviómetro.

    de cobre antiguos, estilo MSC deben ser instalados con la superficie de 30 cm sobre el
    • 21. La ubicación del pluviómetro en la estación meteorológica

    es importante. Este pluviómetro no está instalado en una base firme, se encuentra demasiado cerca de la caseta de instrumentos y le caen salpicaduras del cable de retención.

    Las medidas de velocidad del viento se toman en el mismo sitio donde se toman los otros elementos meteorológicos. Con equipos remotos de medición y detección, es a veces más conveniente colocar el anemómetro hasta

    500 m de distancia si fuera necesario para obtener valores más representativos.

    m por encima de la altura media del dosel). A medida que el promedio de distancia del

    Para cumplir con las normas de la OMM en las cuales se basa el sistema del FWI, el anemómetro debe estar colocado en una torre o mástil fuerte y asegurada por cables de retención y dispositivos para escalarla con seguridad o para bajar el anemómetro para mantenimiento. También se recomienda un pararrayos (Fischer y Hardy, 1976).

    anemómetro a los árboles se aproxima a cinco veces la altura de los árboles, la altura de la torre se puede reducir al nivel estándar de 10 m. El Anexo 4 muestra las alturas de las torres que se deben usar en claros pequeños. Por ejemplo, si la torre está ubicada a 30 metros de distancia del borde de los árboles y el promedio de altura de los árboles es de 20 metros, se debe instalar el anemómetro a una altura de 23,4 metros. Si se pudiera instalar a una distancia de 50 metros del mismo borde, la

    La velocidad del viento aumenta rápidamente en las capas justo sobre la superficie y es

    altura

    de

    la

    torre

    se podría reducir

    a

    16,5

    afectada por obstrucciones cercanas.

    La

    altura estándar para el anemómetro en

    los árboles alrededor de la torre o mástil.

    metros.

    campo abierto y plano es de 10 metros. Esta

    Las

    alturas

    indicadas

    en

    el

    Anexo

    4

    son

    altura es apenas aceptable en los claros si el

    alturas sobre el nivel efectivo del suelo.

    Si el

    borde de los árboles queda a una distancia de más de cinco veces del promedio de altura de

    claro está relativamente libre de irregularidades, el nivel efectivo coincide con el nivel del suelo. Por otro lado, si hay

    irregularidades frecuentes en el claro, tales

    Los

    claros de

    este

    tamaño son difíciles

    de

    como

    montecillos,

    grupos

    de

    matorrales

    o

    encontrar en los sitios donde se los necesita, y

    desechos de tala, el nivel efectivo se tiene que

    por consiguiente

    se

    debe

    buscar otra

    elevar

    a

    ¾

    del

    promedio de la altura

    de

    las

    alternativa. La mejor solución es instalar una torre más alta. Si no hay claros, la torre debe

    irregularidades. Por ejemplo, si se encuentran matorrales de 2 metros de altura dispersos en

    500 m de distancia si fuera necesario para obtener valores más representativos. m por encima de

    22. La altura estándar del anemómetro es de 10 metros si el claro es lo suficientemente grande de manera que el borde más cercano del bosque es al menos a una distancia igual a 5 veces la altura del bosque

    estar

    a

    10 metros

    por encima

    de

    la altura

    promedio del dosel. Normalmente se encuentran claros pequeños, así que la altura del anemómetro debe ser intermedia entre la que correspondería a un dosel abierto (10 m) y la que correspondería a un dosel cerrado (10

    el

    claro, el

    nivel

    efectivo del suelo se

    debe

    calcular a 1,5 metros y a la altura de la torre se

    deben aumentar 1,5 m según el Anexo 4. Consulte el Anexo 5.

    5.3

    Normas

    de

    exactitud

    de

    los

    resultados.

    instrumentos

     

    No vamos a discutir los requisitos para el mantenimiento de los diferentes instrumentos utilizados en las observaciones meteorológicas para incendios. Los detalles están explicados a fondo en numerosas publicaciones (Fischer y Ardí 1976; Anon. 1974; Anon. 1977 a y b).

    Las especificaciones de los instrumentos meteorológicos contienen demasiados detalles para el presente manual. Sin embargo, puede obtener instrucciones muy útiles en las oficinas de AES. La evaluación de los nuevos equipos es uno de los servicios que AES ofrece en base de “recuperación de costos” y se puede obtener por medio de la oficina meteorológica de la zona.

    Los abrigos meteorológicos deben ser lo suficientemente grandes para acomodar todos los instrumentos. Los equipos auxiliares que no requieren este tipo de protección (ej. medidores de viento) deben ser instalados en una caja por separado. Es muy importante mantener los abrigos pintados y en buenas condiciones.

    Mientras que es posible especificar tiempos de respuesta muy cortos para los termómetros, este puede ser afectado por el tiempo de reacción del abrigo de los instrumentos. Los valores típicos son de unos 10 minutos para los abrigos ubicados en los claros del bosque y también son adecuados para fines de predecir condiciones meteorológicas de peligro (Mc Hattie, 1965).

    Los termómetros, cuando se usan específicamente para determinar la humedad

    Los pluviómetros están

    relativa, deben tener una exactitud de ±0,1° C.

    limitaciones. La

    boca

    de

    sujetos a pocas recolección debe

    Los ventiladores para los termómetros secos y

    estar bien definida; debe tener un borde rígido,

    húmedos deben tener suficiente potencia como

    bien delineado entre 30 y 60 centímetros

    para hacer circular el aire a 3 m/s.

    cuadrados.

    Hay

    poca

    diferencia

    entre

    el

    colector

    de lluvia

    de

    varilla graduado

    y

    la

    Los termógrafos que se usan para mediciones auxiliares deben tener una exactitud de ±0,5° C con un tiempo constante de no más de algunos minutos o menos.

    Los higrógrafos deben tener una exactitud de menos de ±5% en condiciones estables. El haz de cabellos debe estar espaciado para lograr una reacción rápida en temperaturas normales de operación. El instrumento no debe tener un coeficiente de temperatura significativo o si lo tiene, es necesario conocer cual es el factor de corrección y aplicarlo a los

    probeta. El diseño del embudo debe disminuir las salpicaduras.

    Un anemómetro de tres coperolas resistente y seguro es muy apropiado para mediciones de peligro de incendios. Sencillamente, se cuenta el número de metros de viento (o fracciones de milla) que pasan por las coperolas en períodos de 10 minutos.

    • 5.4 Redes de Estaciones Meteorológicas

    ¿Hasta donde tendrá representatividad el FWI calculado en una estación? Es decir, ¿qué

    5.3 Normas de exactitud de los resultados. instrumentos No vamos a discutir los requisitos para el

    23. Las redes de estaciones meteorológicas deben considerar problemas como ubicaciones en filos o fondos de valle, no siendo representativas de condiciones de peligro de incendio importantes como lo son las locaciones a media lasdera.

    área podemos suponer representada por una

    pregunta.

    Aunque los estudios realizados con

    en terreno montañoso.

    Por

    lo

    tanto,

    y

    estación meteorológica? No hay una respuesta rápida y definitiva para esta

    frecuentemente es difícil relacionar la información obtenida en el fondo del valle con las condiciones de las cumbres a unos pocos

    el

    sistema

    utilizado

    anteriormente

     

    son

    kilómetros de distancia.

     

    aplicables al este y al centro de Canadá,

    de

    acuerdo con los mismos los valores del índice

    5.5

    Estaciones meteorológicas

     

    son de alta fiabilidad en un radio de 40 km.

    En

    suplementarias

    distancias de más de 160 Km. las condiciones meteorológicas son tan diferentes que

    Además

    del

    sistema

    de

    estaciones

    normalmente

    hacen

    el

    índice

    poco

    fiable

    meteorológicas de peligro de incendio, que

    (Williams 1963).

    deben tener una expectativa real de permanencia, frecuentemente se requieren

    En

    Columbia Británica, en las pendientes

    estaciones especializadas suplementarias.

    orientales de Alberta y el Yukón, los patrones

    Algunas difieren de las estaciones que forman

    climatológicos

    varían

    de

    un valle

    a

    otro

    y

    de

    la red únicamente en su permanencia; mejor

    una zona de elevación a otra, y por lo tanto el

    dicho, se instalan únicamente durante una

    área que puede cubrir una estación meteorológica se puede establecer únicamente cuando se conoce el terreno y el clima local. Sin embargo, un estudio de 10 años de los valores del índice y las estadísticas de incendios en Columbia Británica demostró que los valores del índice proporcionan información útil sobre la actividad del fuego en incendios ocurridos a distancias de hasta 100 km. (Lawson 1972)

    actividad específica 1 . Otras pueden ser tan sencillas que sólo contienen un pluviómetro para ser estudiado a intervalos infrecuentes para poder elaborar los ajustes cualitativos que sean necesarios para los valores de los códigos de humedad de una estación meteorológica cercana de la red. Otras pueden estar en un sitio donde se puede obtener la humedad relativa con un psicrómetro portátil y donde la velocidad del

    No existe un método sencillo para escoger la localización de las estaciones meteorológicas. Mientras no existan estaciones automáticas para medir el peligro de incendios, las estaciones tendrán que estar ubicadas donde alguien pueda ir a diario y en tiempo. Sin embargo, cada estación debe estar localizada donde mejor represente el área que debe cubrir, ya sea miles de kilómetros cuadrados como parte de una red regional o unos pocos kilómetros para cubrir un área de operaciones.

    viento se pueda medir con un instrumento manual. Como regla general, la velocidad del viento medida con un anemómetro a la altura de la vista del observador debe ser aumentada poco más de 50% para hacerla consistente con las velocidades medidas a 10 metros. Una lectura de 6 Km/hr a nivel de la vista indica 9 Km/hr a 10 m. (Anexo 6). Las estimaciones de la velocidad del viento, sin instrumentos y usando guías tales como la Escala Beaufort (Anexo 8) son generalmente para un nivel de 10 m.

    En algunos sitios es difícil encontrar el lugar para una estación representativa. Los sitios con vientos diarios regularmente fuertes (como brisas de lago, de mar o de valle), o franjas de niebla costera pueden no representar el área en general pero pueden ser lo suficientemente importantes para ser incluidos en el muestreo.

    La distancia no es necesariamente el único

    factor que determina

    la

    fiabilidad de una

    estación.

    Las

    diferencias

    en

    la

    elevación

    pueden ser mucho más importantes para limitar el área representada por una estación

    1 Ver 4.6 para el proceso de puesta en marcha tardía

    24. Las estaciones meteorológicas suplementarias instaladas en anticipación de una quema programada para registrar la precipitación
    • 24. Las estaciones meteorológicas suplementarias

    instaladas en anticipación de una quema programada para registrar la precipitación semanal. El higrotermógrafo se encuentra en la caseta. El viento se mide con un indicador a nivel de ojo y añadiendo un 50% para ajustar la medida a los 10 m de altura.

     

    RESUMEN

    Capítulo 5

     

    ESTACIONES METEOROLÓGICAS

     

    (ix)

    cercado

    con

    postes

    o

     

    alambrado no más alto de 1,2 m.

    • 5.1 Normas de ubicación

     
     

    5.2

    Normas

    de

    exposición

    de

    los

    - Las estaciones meteorológicas de

    instrumentos

     

    peligro de incendios deben estar ubicadas:

    • 1. Los termómetros húmedos y secos

    deben estar ventilados. SI se usa un ventilador eléctrico, confirme que el bulbo húmedo está al extremo opuesto del ventilador

    (i)

    en

    un

    lugar

    que

    represente

    la

    topografía,

    elevación,

    vegetación

    y

    que genera la circulación de aire. Es preferible

    patrones de clima locales del área en

    que el ventilador genere la circulación del aire con el termómetro húmedo instalado más

    cuestión.

    Evite los valles protegidos o

    las cumbres expuestas, es preferible el terreno plano. Evite exposiciones norte

    cerca del ventilador.

    (en el hemisferio norte) y este y

    2.

    Estos

    termómetros,

    junto

    con

    los

    termómetros de máxima y de mínima, si se usan, deben estar

    topografía cóncava o en forma de hondonadas;

    (ii)

    en el centro del claro del bosque

    con un diámetro de no menos de 10 veces el equivalente de la altura de los árboles de los alrededores;

    instalados en una caseta meteoro-

    lógica tipo Stevenson.

    debe ser:

    La caseta

    (i) de madera con lados de persianas dobles y techo doble.

    (iii)

    no menos de 100 m de distancia

    de cualquier fuente de agua;

    (v)

    alejada de un

    edificio, árbol o

    (ii) pintada de blanco

    (iv) alejadas de superficies

    (iii)

    instalada sólidamente en una

    reflectoras o radiantes tales como las áreas de estacionamiento o edificios blancos; a una distancia de por lo

    plataforma con el piso a 115 cm del suelo y con la puerta de cara al norte en el hemisferio norte, y de cara al sur en el hemisferio sur.

    menos 10 m o el doble de la altura del

    • 3. Los instrumentos de medición tales

     

    objeto en cuestión.

    como los termohigrógrafos deben estar en un

    abrigo distinto al de los termómetros.

     

    vegetación densa; por lo menos

    a una distancia

     
    • 4. Los pluviómetros deben estar instalados:

    equivalente a

    1,5 veces la altura del objeto en

     

    (i) rígidamente a la altura indicada para dicho pluviómetro;

    cuestión

     

    (ii) a nivel (iii) a una distancia equivalente al doble de la altura del objeto.

    (vi)

    por lo menos a 5 m de distancia

    de cualquier camino.

    (vii)

    por

    lo

    menos

    a

    50

    m

    de

    distancia de cualquier fuente de polvo.

    (viii)

    a barlovento de cualquiera de

    las

    características

    de

    terreno

    arriba

    mencionadas.

     

    5.

    El

    viento

    debe

    ser

    medido

    con

    un

    anemómetro expuesto de la siguiente manera:

    (I) a 10 m sobre campo abierto

    plano,

    si

    el

    anemómetro

    está

    instalado a una distancia equivalente

    a cinco veces la altura de los árboles a la torre;

    • 4. Los

    hidrómetros deben tener una

    exactitud de ±5% de humedad

    (ii)

    a

    10

    m

    más

    alto

    que

    el

    nivel

    relativa

    en

    condiciones estables

    promedio de copas en el rodal si no

    donde la humedad relativa no cambia

    existen claros en el bosque;

     

    rápidamente.

     

    (iii)

    Si los claros son más pequeños

    que lo especificado en (i), la torre del

    anemómetro debe ser levantada a

    más de los 10 m estándar. Las pautas aparecen en el Anexo 4;

    (iv)

    si

    el

    anemómetro

    no

    está

    instalado

    en

    terreno plano,

    las

    irregularidades tales como

    matorrales, montecillos y desechos

    deben

    ser

    corregidas

    elevando

    la

    torre.

    Las pautas aparecen en

    el

    Anexo 5;

    • 5.3 Normas de exactitud de los instrumentos

    Consulte

    con

    el

    organismo

    correspondiente para obtener los detalles de los diferentes instrumentos incluyendo

    los

    métodos de

    uso y mantenimiento.

    Varios manuales Bibliografía.

    aparecen

    en

    la

    • 5. Los pluviómetros no están sujetos a ningún límite de exactitud siempre y cuando cumplen con el grado de precisión requerido de las medidas

    (Sección 4.2.3).

    Las bocas deben

    ser

    rígidas

    y

    sin

    abolladuras

    y

    pueden ser de un tamaño de 60 a

    300cm 2 . Para obtener medidas

    exactas,

    se debe

    utilizar el

    cilindro

    graduado

    o

    la

    varilla

    aforadora

    indicada

    para

    el

    instrumento.

    Se

    recomienda

    un

    instrumento

    con

    suficiente capacidad para recolectar la máxima cantidad de precipitación en el sitio específico. Los pluviómetros no deben ser instalados

    a más de 50 cm del suelo sin una

    pantalla

    contra

    el

    viento

    que

    lo

    proteja

    de

    las

    turbulencias

    que

    pueden afectar la exactitud.

    • 1. Los termómetros deben tener una

     

    6.

    El anemómetro de tres coperolas con

    exactitud de ±0,1° C.

    • 2. Los ventiladores para termómetros secos y húmedos deben circular el

    contadores mecánicos que proporcionen una exactitud aceptable con promedios de velocidad de 10

    aire con una velocidad mínima de 3

    minutos

    para

    índices

    de

    peligro de

    m/s.

    incendio.

    La exactitud depende del

    mantenimiento adecuado de las

    • 3. Los termógrafos deben

    tener

    una

    exactitud de ±0,5° C. con un

     

    coperolas (redondas, sin abolladuras ni agujeros, que giren libremente en su

    constante

    de

    tiempo

    de

    no

    más de

    unos cuantos minutos.

     

    eje), los contadores y el suministro de corriente.

    Capitulo 6

    Capitulo 6 Pronósticos meteorológicos de aplicación para incendios y para la previsión del grado de peligro.

    Pronósticos meteorológicos de aplicación para incendios y para la previsión del grado de peligro.

    El departamento federal de política ambiental de servicios meteorológicos para el control de incendios forestales (The Federal Department of the Environment Policy on Meteorological

    Los servicios de pronósticos meteorológicos en época de peligro de incendios se prestan a los diferentes organismos de control y se producen a varios niveles.

    Services for Forest Fire Control) define las responsabilidades del AES y del CFS en cuanto a la provisión de pronósticos meteorológicos para incendios, pronósticos de peligro de incendios y otros servicios relacionados con la meteorología a los diferentes organismos de control de incendios. En resumen, esta política responsabiliza al AES de proporcionar pronósticos e índices de peligro actualizados de acuerdo a las necesidades de los organismos de control de incendios. El rol del CFS es la investigación y el desarrollo de mejores índices e

    El centro meteorológico canadiense del Servicio de Cs. De la Atmósfera y el Medio Ambiente en Montreal se ocupa del movimiento y desarrollo de los principales patrones meteorológicos a nivel mundial. Con el uso de tecnologías de computación sofisticadas, pueden producir pronósticos con varios días de anticipación. Estos pronósticos carecen de detalles espaciales y temporales, pero se pueden utilizar como guías para efectos de planificación.

    investigaciones en la relación entre el

    Los

    pronosticadores

     

    de

    los centros

    comportamiento del incendio y los factores

    meteorológicos regionales

    del

    AES

    en

    meteorológicos y la preparación de manuales

    Vancouver,

    Edmonton,

    Winnipeg,

    Toronto,

    de capacitación en cooperación con el AES. El AES y el CFS comparten la responsabilidad de mejorar los servicios meteorológicos para el

    Montreal, Halifax y Gander pueden colocar una lupa sobre su región y llenar los espacios en blanco por medio de la vigilancia constante de

    control de incendios en Canadá.

    los sistemas

    globales

    y

    regionales,

    y

    del

    tiempo que los acompaña. De esta manera pueden dar una información mucho más

    específica

    en

    lo

    referido

    al

    momento

    de

    ocurrencia y a la ocurrencia en sí, de eventos

    locales no controlados por sistemas de gran escala.

    Los pronósticos de condiciones meteorológicas que influyen en el incendio son proporcionados por unidades especializadas que normalmente, aunque no siempre, forman parte del Centro Meteorológico. La organización varía de región a región y tiene suficiente flexibilidad para servir las necesidades de los organismos usuarios.

    Las redes de estaciones meteorológicas especializadas son necesarias para los pronósticos meteorológicos y también son valiosas para los equipos de control de incendios. Estas estaciones son necesarias para llenar las brechas entre las estaciones sinópticas y para asistir a los meteorólogos a proporcionar la cantidad y detalles y precisión necesarios para pronósticos de corto plazo en localizaciones específicas para interpretarlos en términos de comportamiento del fuego.

    • 6.2 Pronósticos meteorológicos para la

    previsión del grado de peligro.

    6.1

    Pronósticos

    meteorológicos para

    Los cálculos rutinarios del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio, con sus códigos e

    Uno de los problemas que debemos reconocer

    Los pronósticos de valores numéricos se han

    incendios.

    índices, se realizan a diario en la red

    Una de las maneras más satisfactorias de proporcionar un servicio de pronósticos meteorológicos especializado, es trabajar directamente con meteorólogos integrados a la organización de control de incendios. De esta manera es posible dar el énfasis necesario a los elementos meteorológicos de interés a los organismos usuarios (duración de sequías, sistemas de vientos locales, rayos). El contacto directo con el meteorólogo y los oficiales de control de incendios asegura que todos se mantengan informados de los cambios meteorológicos a medida que ocurren y que el oficial de control de incendios pueda obtener detalles específicos y tener una idea más exacta de la fiabilidad de la información meteorológica.

    Los datos meteorológicos obtenidos en una estación son muestras del estado del tiempo de áreas muy pequeñas, no es posible que un solo punto de observación represente grandes áreas. El Servicio de Ciencias de la Atmósfera y del Medio Ambiente de Canadá, en cooperación con otros servicios meteorológicos nacionales mantiene una red sinóptica de estaciones meteorológicas que es adecuada para muestreos a escala mundial o continental. Estas estaciones por necesidad se encuentran en sitios expuestos y normalmente son representativos de áreas sin bosques.

    meteorológica de peligro de incendio usando un programa informático (Van Wagner y Picket 1975). El resultado es una estimación de la posible severidad del fuego para el período de la tarde del mismo día. Puesto que el FWI fue diseñado como función del estado del tiempo, los valores pronosticados de los índices y códigos son fáciles de calcular utilizando los valores de los elementos meteorológicos pronosticados.

    al formular y utilizar los pronósticos es la dificultad inherente de pronosticar dos de los cinco elementos de mayor sensibilidad en el índice, es decir, la cantidad de lluvia y la velocidad del viento. Esto lo compensa el hecho de que la necesidad de pronósticos de índices precisos es menor cuando la cantidad de lluvia es apreciable.

    dado tradicionalmente en forma de cifras únicas para cada variables, redondeadas a veces a las 5 o 10 unidades más cercanas. Esto ha sido, más que todo, por economía en la transmisión y parece implicar categóricamente que el valor pronosticado va a suceder, y no otro. De hecho, el valor que aparece en el pronóstico es normalmente el valor más probable mientras que puede haber otros valores con una probabilidad apenas más baja que el valor pronosticado.

    Existen dos maneras de mejorar la situación. La primera, utilizada por los servicios de FORET METEO de Québec (Pouliot, 1974) aumenta la expectativa de éxito al pronosticar amplias series de valores numéricos y anotarlos en tablas abreviadas que ofrecen pronósticos más realistas por clases de índices. Una extensión lógica de este método requiere que el pronosticador asigne las probabilidades de sucesos para cada serie de valores y cada elemento del pronóstico. Éste es el verdadero pronóstico de ‘probabilidades’ y no ha sido diseñado para que ‘quede bien’, sino para indicar las dudas en la situación meteorológica. (La costumbre actual de dar un porcentaje de probabilidad de lluvia es una clase mínima de pronóstico de probabilidades solamente con dos clases: “llueve” o “no llueve”.)

    Actualmente existen dos enfoques para los pronósticos meteorológicos de peligro de incendio que son: “el promedio por área” y “pronóstico por puntos”, el primero descrito por Paul (1970) para las provincias del Atlántico, y el segundo descrito por Nikleva (1975) para Columbia Británica.

    En las regiones donde la escala de patrones meteorológicos de peligro de incendio significativos es lo suficientemente extensa como para requerir varias estaciones meteorológicas, se promedian subjetivamente las observaciones obtenidas de las diferentes estaciones y ese valor se utiliza para calcular los índices de peligro de fuego para ese día. El pronóstico de peligro de fuego para el día siguiente, se prepara usando los cálculos de peligro actuales para el área junto con el pronóstico meteorológico, se llega así a un índice promedio pronosticado para el área. Esta técnica disminuye algunas de las dificultades asociadas con las variaciones de lluvia y velocidad del viento de una estación a otra.

    En las regiones montañosas de Columbia Británica se utilizan las aproximaciones del “pronóstico por puntos” donde la topografía convierte el patrón de peligro de fuego en un mosaico de fina escala. Para esto se determina un cierto número de zonas o áreas climáticas con límites fijos, y se selecciona una

    o más estaciones meteorológicas de referencia para representar por lo menos alguna parte de cada zona. Luego se calculan los índices del clima observado junto con los pronósticos para las estaciones de las zonas específicas. Esta aproximación reconoce que en ciertos lugares dentro de la zona los valores del índice son marcadamente diferentes de los de la estación seleccionada. Sin embargo, estas diferencias se pueden permitir hasta cierto grado cualitativo y en base de las características topográficas del paisaje.

    Los valores de los elementos del pronóstico utilizados en los pronósticos del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio son para el mediodía, hora local, y por lo tanto requieren ciertos ajustes para la temperatura máxima y la humedad relativa correspondiente. Al mismo tiempo se debe reducir la velocidad del viento del pronóstico más que para las áreas sin bosques, para aproximarlas a las velocidades medidas en áreas forestales. Simard (1971) sugiere una técnica para calibrar la velocidad del viento en estaciones forestales con las estaciones más expuestas ubicadas en los aeropuertos. El Anexo 7 presenta una estimación de los factores de ajuste que se pueden esperar en base de las clases de rugosidad en la superficie que se pueden asignar por anticipado.

    BIBLIOGRAFÍA

    Anon. 1969. A handbook on proper care and use of fire weather instruments. (Un manual del uso y cuidado de los instrumentos meteorológicos para el peligro de incen- dios) Forest Protection Division, B.C. Forest Service, Forest Protection Handbook Series No. 4. Victoria, B.C.

    Anon. 1974. Fire Weather Manual, (has update pages issued periodically) (Manual Meteorológico de Peligro de Incendios, con páginas actualizadas periódicamente) Ontario Ministry of Natural Resources, Forest Fire Control Branch, Toronto, Ont.

    Anon. 1977a. Fire Weather Indices - decision aids

    for

    forest

    operations

    in

    B.C.

    (Índice

    Meteorológico de Peligro de Fuego –

    instrumento para ayudar

     

    en

    la

    toma de

    decisiones en operaciones forestales en

    BC) B.C. Forest Service, Protection Div., Victoria, B.C.

    Anon. 1977b. Manual of climatological observations. (Manual de observaciones climatológicas) Environment Canadá, Atmos. Env. Serv. Publ. 00-0063-9056.

    Anon. 1978. Canadian Forest Fire Weather Index

    temperatura del aire) Ecology 46(4): 533-

    538.

    Nikleva, S. 1975. Fire weather program in British Columbia.-(Programa meteorológico de apoyo a incendios en Columbia Británica) Env. Can., Atmos. Env. Serv., Pac. Region, Vancouver, B.C.

    Tables. (Tablas

    de

    Referencia

    para

    el

    Paul, P.M. 1970. Fire weather forecasting for the

    Índice Meteorológico de Peligro de

     

    Maritime-provinces

    (Pronósticos

    Incendio,

    Tercera

    Edición)

    Environment

    meteorológicos para incendios en las

    Canada,

    Forestry

    Service,

    Forestry

    provincias marítimas) (1964-70). Can. For.

    Technical Rep. 25, Ottawa.

    Serv., For. Res. Lab.,-Info. Rep. M-X-22, Fredericton, N.B.

    Brotak, E.A. and W.E. Reifsnyder. 1977. Predicting major wild land fire occurrence. (Pronósticos de incendios de vegetación) Fire Mgt. Notes 38(2): 5-8.

    Fischer, W.C. and C.E. Hardy. 1976. Fire-Weather Observers'-Handbook. (Manual del Observador de Condiciones Meteorológicas de Peligro de Incendio) U.S.DA. Forest Service, Agric. Hdbk. 494,-Washington D.C. (Anteriormente se publicaba con el mismo título por USFS Intermountain For. and Range-Exp. Station).

    Kiil, A.D., R.S. Miyagawa and D. Quintilio. 1977. Calibration and performance of the Canadian Fire Weather Index-in Alberta. (Calibración y funcionamiento del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio en Alberta)l Environment Canada, Forestry Service,-Nor. For.Res.Cent.lnfo.Rep. NOR-

    X-173,Edmomon,-Alta.

    Lawson, B.D. 1972. An interpretive guide to the Canadian-Forest Fire Behavior System. (Manual para interpretar el Sistema Canadiense de Comportamiento de Incendios Forestales) Can. For. Serv., Pac.- For. Res. Cent., Rep. BCP-3-72, Victoria, B.C.

    Lawson, B.D. 1977. Fire Weather Index - the basis for fire danger rating in B.C. (El Índice Meteorológico de Peligro de Fuego – base para la clasificación de peligro de incendios en CB) Environment Canada, Forestry Service, Pac. For. Res. Cent., Rep. BC-P- 17, Victoria, B.C.

    Poulfot, Luc. 1974. Prevision de meteorologie forestiere-au Quebec. (Pronósticos de meteorología forestal) Env. Can., Service des Forets, Institut-de Recherches sur les Feux de Foret, Rapport d'information FF-X- 49, Ottawa.

    Schroeder, M.J. and C.C. Buck. 1970. Fire Weather a guide for the application of meteorological information to forest fire control operations. (Meteorología aplicada a incendios – manual para aplicar información meteoro- lógica a las operaciones de control de incendios forestales) USDA For. Serv., Agric.-Hdbk. 360, Washington, D.C.

    Simard,

    A.J.

    1971.

    Calibration

    of

    surface

    wind

    speed observations in Canada. (Observaciones sobre la calibración de la velocidad de vientos de superficie en Canadá) Env. Can., For. Serv., For. Fire- Res. Inst., Info. Rep. FF-X-30, Ottawa.

    Stocks, B.J. 1974. Wildfires and the Fire Weather Index-system in Ontario. (Los incendios forestales y el Índice Meteorológico de Peligro de Incendio en Ontario) Env. Can., For. Serv., Gt. Lakes-For. Res. Cent., Info. Rep. O-X-213, Sault Ste Marie,-Ont.

    Turner, J.A. 1972. The Drought Code component of the-Canadian Forest Fire Behavior System. (El Código de Sequía en el Sistema Canadiense de Comportamiento de Incendios Forestales) Env. Can.,-For. Serv. Publ. 1316, Ottawa.

    IVlacHattie, L.B. 1965. Radiation screens for air

    Van Wagner, C.E. 1970. An index to estimate the current-moisture content of the forest floor.

    temperature

    measurement.

    (Abrigos

    de

    (Índice para evaluar el contenido de

    radiación

    para

    mediciones

    de

    la

    humedad actual en el suelo del bosque) (Env. Can., For.-Serv. Publ. 1288, Ottawa.

    Van Wagner, C.E. 1972. A diurnal table for the Fine Fuel-Moisture Code. (Tabla de referencia diurna para el Código de Humedad en Combustibles Finos) Env. Can., For. Serv., Petawawa For. Exp. Stn., Info. Rep. PS-X- 38, Chalk R., Ont.

    Van Wagner, C.E. 1974a. Structure of the Canadian Forest-Fire Weather Index. (Estructura del Índice Meteorológico de Peligro de Incendio Canadiense) Env. Can., For. Serv., Publ.- 1333, Ottawa.

    Van Wagner, C.E. 1974b. A spread index for crown fires-in spring. (Índice de propagación en los incendios de copas en la primavera) Env. Can., For. Serv., Petawawa For. Exp.- Stn., Info. Rep. PS-X-55, Chalk R.,0nt.