Situación Ambiental de Venezuela 2003

Análisis de Percepción del Sector Editores Diego Díaz Martín, Marycarmen Sobrino e Isabel Novo Torres Equipo Técnico de VITALIS Diciembre 2003 Introducción El presente análisis fue elaborado con la finalidad de evaluar los principales alcances y dificultades de la gestión ambiental en Venezuela durante el bienio 2002-2003, así como identificaracciones concretas a corto, mediano y largo plazo que promuevan mayor eficiencia en la conservación de nuestros recursos naturales. Lejos de ser exhaustivo, este estudio pretendió pulsar la opinión de un destacado grupo de profesionales venezolanos de diferentes sectores del acontecer ambiental del país de reconocida trayectoria en la materia. Dado el carácter intencional de la muestra, los resultados son altamente confiables en torno a la percepción del sector y los principales retos y desafíos ambientales del 2004. Para ello, se conformó un grupo interdisciplinario de profesionales, quienes tuvieron por misión recopilar y analizar la información correspondiente, proveniente tanto de organizaciones no gubernamentales, universidades, empresas privadas, medios de comunicación social y entes gubernamentales. VITALIS... hombre, comunicación y ambiente, es una organización no gubernamental creada con la misión de promover la formación de valores, conocimientos y conductas, cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sostenible. Por medio de esta iniciativa, que es realizada anualmente, se espera impulsar un debate constructivo, propositivo y de altura, dirigido a conciliar posiciones e intereses a favor de la conservación y la mejora de la calidad de vida en nuestro país, así como a explorar los mecanismos

y las acciones a emprender a las puertas de un nuevo año en la gestión oficial y no gubernamental ambiental. Metodología Este análisis fue de tipo descriptivo, realizado con muestras similares los años 2000 y 2001. Para ello, se elaboró un instrumento de recolección de datos bajo la modalidad de encuesta, la cual constó de seis preguntas, tres abiertas y tres cerradas (ver anexo 1). El estudio se desarrolló entre los meses de noviembre y diciembre del 2003. La muestra fue seleccionada de manera intencional, debido a que solamente se escogieron especialistas venezolanos, con más de cinco años de experiencia consecutiva en el acontecer ambiental del país, activos en diversas organizaciones representativas de cada sector. Se recopilaron un total de 171 opiniones, de igual número de especialistas, pertenecientes a los subsectores ONG (28,65%, N=49), empresa privada (23,98%, N=41), organizaciones gubernamentales (21,64%, N=37), medios de comunicación social (14,62%, N=25) y universidades o centros de investigación o docencia (11,11%, N= 19). El análisis de la muestra comprende profesionales en su mayoría mujeres (55,56%, N=95), con grado académico a nivel universitario o de postgrado (87,15%) predominantemente con nivel gerencial de medio a alto (73,12%). Resultados Principales Problemas Ambientales del 2002-2003 El siguiente listado resume los principales problemas ambientales identificados, ordenados de mayor a menor importancia, de acuerdo con la frecuencia en su mención por parte de los especialistas consultados. Es de hacer notar que algunos de los problemas señalados trascienden la escala temporal del período bajo estudio, con lo cual se denota la dimensión de la variable ambiental y se destaca la consuetudinaria aparición de problemas de un año tras otro, pues esta problemática es más el resultado de una serie de eventos, que la consecuencia de un problema aislado o aislable. Principales Problemas Ambientales de Venezuela 2002-2003

Inapropiado tratamiento y disposición final de residuos sólidos domésticos (basura), tanto a nivel urbano como rural, y mal manejo de los residuos hospitalarios, tóxicos y peligrosos. Degradación de áreas naturales, especialmente por contaminación de los cuerpos de agua (marinos y dulceacuícolas) Pérdida de diversidad biológica debido a la deforestación, la fragmentación de hábitats y el sobre-aprovechamiento de animales y plantas silvestres.

Manejo inapropiado del Sistema de Áreas Protegidas de Venezuela, y en general, de las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), particularmente de las cuencas hidrográficas, las reservas forestales y las zonas protectoras. Limitada capacidad oficial para prever, atender, controlar, evitar y resolver la problemática ambiental del país, debido a restricciones presupuestarias, técnicas y logísticas, unido a intereses coyunturales (políticos y económicos) que conspiran contra el desarrollo sustentable del país. Débil actuación oficial frente a los ilícitos ambientales, especialmente por parte del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN), la Fiscalía General de la República, la Guardia Nacional de Venezuela y la Defensoría del Pueblo. Comercio ilegal de animales silvestres, particularmente en la región costera venezolana, el Delta del Orinoco y Guayana. Desconocimiento de la normativa ambiental por parte de la ciudadanía que limitan su actuación responsable. Descoordinación entre los programas ambientales y los de desarrollo, obviando la estrecha relación existente entre conservación del ambiente y calidad de vida. Emisiones de partículas suspendidas totales (PST) proveniente de autobuses que usan como combustible el diesel, y uso de la gasolina con tetraetilo de plomo como aditivo que genera la presencia de plomo en las PST Retroceso en el contenido de la propuesta de Nuevo Decreto 1850 para la Reserva Forestal de Imataca. Continuación de los derrames petroleros en diversas zonas del país. Emanaciones de gas sin control en algunas instalaciones petroleras. Acceso limitado y restringido a la información ambiental pública. Problemática ambiental al sur del Orinoco, especialmente por la contaminación de los ríos Orinoco y Caroní con descargas cloacales y la contaminación mercurial debido a la minería ilegal. Situación económica del país que al incrementar la pobreza, incide en patrones insostenibles de aprovechamiento de recursos naturales y disminuye la calidad de vida de los ciudadanos. Depreciación de bienes y servicios ambientales en Bolívar, Zulia, Mérida, Vargas, Anzoátegui, Carabobo y Falcón, por pérdida de algunos de sus atributos (p.e.

   

contaminación por coliformes fecales, químicos organoclorados, contaminación visual por instalaciones ilegales, entre otros).
    

Crecimiento de los pasivos ambientales en diversas regiones del país. Deterioro de algunos monumentos históricos y culturales. Falta de canalización de aguas servidas en muchas ciudades del país. Personal no calificado en posiciones de alto nivel en la gestión pública y privada. Autorización para elevar la cantidad de territorio y tonelaje de extracción de carbón en la Sierra de Perijá. Contaminación de los suelos y los humanos por plaguicidas, particularmente en los andes y los llanos. Falta de educación y conciencia ambiental por parte de la ciudadanía. Migración del talento venezolano al exterior, en los ámbitos científico y tecnológico, de apoyo a una gestión ambiental eficiente. Desinterés oficial en el Protocolo de Kyoto. Desestímulo para los conservacionistas, por la desaparición (o congelamiento) de reconocimientos públicos y privados a la gestión ambiental venezolana. Limitadas inversiones públicas y privadas en programas ambientales nacionales. Aislamiento en los esfuerzos y poca coordinación interinstitucional. Exceso de protagonismo institucional y limitada rendición de cuenta por parte de los principales actores responsables de la gestión ambiental de Venezuela, tanto públicos como privados.

 

 

  

Principales Logros de la Gestión Pública y Privada 2002-2003 El siguiente listado resume los principales logros de la gestión ambiental, ordenados de mayor a menor importancia, de acuerdo con la frecuencia en su mención por parte de los especialistas consultados. Vale mencionar que 19% de los consultados manifestaron desconocer logros en esta materia. Principales Logros de la Gestión Ambiental de Venezuela 2002-2003

La reactivación - o creación - de diversas comisiones de trabajo sobre normas técnicas y participación por parte del MARN.

La participación progresiva de ONG que, acorde con su capacidad de gestión, realizan actividades que el Estado venezolano no ha asumido. Inversiones por parte del MARN en materia de plantas de tratamiento de aguas residuales, en particular en las zonas costeras, y el fortalecimiento de algunos programas de saneamiento ambiental y la red de distribución y acceso al agua potable. La ampliación de los mecanismos de consulta y la participación de la sociedad organizada y los ciudadanos, en materias ambiental de su interés. Mayor toma de conciencia del sector industrial privado, lo que incluye la aplicación de medidas efectivas para la reducción del impacto. Mayor control sobre el manejo de plantas de tratamiento de aguas residuales industriales e incremento de la capacidad de tratamiento de aguas servidas en algunas poblaciones y ciudades, instalando sistemas de drenaje, conducción y tratamiento de esas aguas. Capacitación de consultores en Gestión Ambiental Responsable y Buenas Prácticas de Gestión Empresarial (GAR-BGE) y desarrollo de programas permanentes de capacitación para consultores en GAR-BGE. Inicio de la transferencia dela prestación del servicio de Agua Potable y Saneamiento al Distrito Metropolitano, Municipios y/o mancomunidades. Recuperación de zonas verdes en algunas ciudades del país. Mejora en la gestión de los antiguos crematorios de residuos. Fundación de la Red Venezolana de Áreas Privadas para la Conservación de la Naturaleza (APRINATURA); y la creación del Refugio Privado de Jaguares Silvestres de El Baúl (Estado Cojedes) con participación de 14 predios que suman más de 130.000 hectáreas Desarrollo de campañas educativas por parte de las ONG, particularmente en torno al comercio ilegal de especies silvestres y el reciclaje. Disminución en la ocurrencia de incendios forestales. Creciente número de páginas web con información ambiental sobre Venezuela, tanto pública como privada. Cooperación internacional de ciertas embajadas y agencias de apoyo radicadas en Venezuela, a proyectos y programas ambientales, particularmente el de fortalecimiento de ONG ambientales (Embajada Británica) y la Campaña Tu Casa no es Su Casa (Embajada de Suiza). Inicio en la demarcación de los territorios indígenas y el énfasis puesto en dignificarlas.

  

 

     

Aprobación e inicio de nuevos proyectos o programas (p.e. GEF-Canaima) Continuación de los Congresos Venezolanos de Derecho Ambiental Formación de nuevas brigadas ambientales, particularmente por municipios y ONG. Incremento lento pero sostenido del ecoturismo. Propuesta del Plan Nacional de Vigilancia y Control elaborado por el MARN Mayor presencia de Venezuela en las discusiones internacionales en torno a tratados y convenios ambientales de interés para la República.

Gestión de las Organizaciones Ambientales en el año 2003 Gestión de las Autoridades Gubernamentales Frente a la interrogante, ¿Cómo calificaría la gestión ambiental de las autoridades gubernamentales a nivel nacional?, 66,08 % (N=93) la considera de mala a muy mala, seguida de 20,47% (N=35) que opina que tal gestión fue regular. Un 13,45% (N=23) considera bueno el desempeño de las autoridades. Gestión de las Organizaciones No Gubernamentales En cuanto a la gestión de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), 56.73% (N=97) de los entrevistados la califican de regular a buena, seguido de 32.16% (N=55) quienes la consideran mala. Por su parte, 8,77% (N=15) consideran que fue muy mala y 2,34% (N=4) de Excelente. Gestión del Sector Empresarial En cuanto a la gestión del Sector Empresarial, 64,33% (N=110) de los entrevistados la califican de mala, seguido de 16,37% (N=28) quienes la consideran buena. Por su parte, 14,04% (N=24) califican de muy buena la gestión del empresariado, en tanto que 5,26% (N=9) consideran que fue muy mala. Propuestas de Acción para 2004 Seguidamente se resumen las principales recomendaciones generadas por los especialistas consultados.   Mayor autoridad en la función supervisora ambiental por parte del MARN, la Fiscalía General de la República y la Guardia Nacional de Venezuela. Fortalecer la gestión pública ambiental, especialmente en la capacidad técnica y logística para acometer sus obligaciones, soportados de una plataforma presupuestaria, supervisora e informativa acorde a los requerimientos del país.

 

           

Promover una mejor participación de las comunidades y las asociaciones de vecinos en la solución de sus principales problemas ambientales, y las acciones que pueden ser emprendidas desde el hogar, la escuela o el trabajo. Supervisar la gestión ambiental de los municipios y hacer pública aquellas actuaciones lamentables que merezcan ser corregidas para mejorar las condiciones de vida de los vecinos. Promover el conocimiento de las leyes ambientales vigentes, motivando a las comunidades a exigir a las autoridades su cumplimiento. Promover nuevos y mejores programas educativos y de concienciación, procurando una mayor coordinación de los esfuerzos entre los diversos actores públicos y privados, el sector empresarial y la comunidad internacional. Establecer nuevas estrategias y metodologías para el manejo eficiente de los residuos, sean estos domésticos, hospitalarios, peligrosos, industriales, agrícolas, mineros o petroleros. Promover la coordinación interinstitucional como una política de cada organización, y no esperar a que el gobierno o cualquier otro particular, llame al resto de las instituciones a participar en los programas de cogestión ambiental. Promover una mayor inversión pública y privada en el sector, evitando los intermediarios, y propiciando la participación directa de todos los actores de la sociedad. Aplicación de la estrategia de conservación de la biodiversidad y su plan de acción, así como de la estrategia de conservación de cuencas. Promover proyectos en conservación de ecosistemas y repoblaciones faunísticas y florístricas. Promover la actualización de los inventarios de flora, fauna, paisajes y ecosistemas, patrimonio natural de todos los venezolanos. Promover una gestión transparente, donde de penalice a los culpables y se documenten las infracciones en forma permanente y ejemplarizante. Implementar tecnologías efectivas para la limitación y reducción del impacto ambiental en todo el territorio nacional y reducir la "Huella Ecológica" individual. Evitar que el clima político y partidista, se filtre en la gestión técnica y especializada del sector ambiental. Propiciar la generación a nivel nacional de productos con el sello de responsabilidad ambiental. Propiciar el negocio de la siembra de bosques privados para la transferencia de "Cuotas de Carbono". Promover el establecimiento de asociaciones estratégicas con ONG, universidades y el sector privado, como una vía para acometer los retos ambientales del año 2004. Elaborar planes de manejo acordes con las áreas de aprovechamiento, en concordancia con los objetivos de desarrollo sustentable que deben regir al país. Incrementar la inversión en investigación para el desarrollo sostenible.

 

 

Reactivar el aparato productivo, con nuevos incentivos fiscales destinados a incrementar el desarrollo económico, sin merma de los atributos ambientales y en pro de la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Implementación de normas, planes, programas y proyectos de inversión que garanticen el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, así como la efectiva participación de la sociedad organizada para lograr el trabajo productivo; todo esto debe estar apoyado con el manejo de incentivos, y la asistencia técnica y crediticia, que permita la capacitación adecuada de los participantes y la continuidad de ejecución de los planes. Impulsar una evaluación de la situación ambiental del país en una consulta amplia que conlleve al desarrollo de estructuras y propuestas gubernamentales que respondan a las necesidades del país y no a criterios personales o del equipo profesional en turno. Cambiar el paradigma en cuanto a que la vigilancia y control es exclusiva potestad del Estado, incorporando a la sociedad en esta función y diseñando mecanismos efectivos de reporte y atención de denuncias. Promover la inserción de un plan nacional de recuperación ambiental y desarrollo sustentable en las políticas gubernamentales nacionales, que incluya políticas y acciones contundentes en educación, urbanismo y turismo, profundizando la descentralización. Auspiciar e incentivar desde el sector público la iniciativa privada y el trabajo coordinado con las ONG, reconociendo su rol de aliados de una gestión responsable y participativa. Lograr un mayor compromiso por parte del gobierno, creando proyectos a mediano plazo que resuelvan en primer orden la contaminación atmosférica, acuática, sónica y de los suelos. Debe desarrollarse un intenso programa de educación de la población en general para combatir el comercio de especies silvestres (aves de canto y ornato, orquídeas, bromelias, mamíferos para mascotas como monos y perezas, carnes de cacería en restaurantes y madera, entre otros). Al MARN debe otorgársele autoridad ambiental sobre PDVSA, CVG y las grandes empresas estadales y privadas, así como los diversos ministerios que crean programas de afectación de los recursos naturales, sin las debidas consideraciones conservacionistas. Rescatar el papel protagónico de la Fiscalía Ambiental en la atención de los ilícitos ambientales. Mayor compromiso para atender los problemas ambientales por parte de las entidades gubernamentales y de las propias comunidades. Las ONG ambientales deberían incluir dentro de sus actividades prioritarias la atención a las comunidades para que se incorporen a la solución de estos problemas. Las empresas privadas por su parte deben incorporarse mucho mas a la atención de los problemas ambientales con proyectos especiales o apoyando las actividades del sector no gubernamental y gubernamental .

Análisis de los Resultados Los resultados compilados en este estudio sugieren que en la Venezuela del año 2003, la gestión ambiental quedó relegada a un segundo o tercer plano, dentro del contexto socioeconómico y

político que vive el país, situación que no favoreció la obtención de logros significativos para el sector. La gestión oficial se destacó en el ámbito hídrico, de saneamiento y legislativo, mientras que el sector privado y no gubernamental, se mantuvo activo en la concreción y puesta en marcha de diversas iniciativas principalmente a nivel local o regional, y en el desarrollo de nuevas modalidades de participación ciudadana para el mejoramiento de su entorno. En algunos casos, la simple supervivencia de las organizaciones no gubernamentales fue reconocido como un logro sustancial. Algunas de las limitaciones esgrimidas por los entrevistados sobre algún sector, pareciera ser una fortaleza de otro, dentro de la muestra, lo cual sugiere la necesidad de unir esfuerzos a través de asociaciones estratégicas multisectoriales e interinstitucionales, orientadas a solucionar la complejidad de los problemas ambientales de nuestro país, bajo la rectoría oficial, con amplia participación de las universidades y las organizaciones no gubernamentales, y el apoyo de la empresa privada y los medios de comunicación social. Destaca la ausencia de una clara política ambiental, coherente con las otras políticas nacionales, de progresiva administración, basada en una continuidad técnica y gerencial, con conocimiento de los problemas y de las posibles alternativas de solución. Por su parte, las ONG, en opinión de algunos entrevistados, continúan en muy bajo perfil, salvo muy contadas excepciones, situación que pudiera restar aceptación de sus acciones en el público especializado y en las comunidades en general. Es necesario entender la dimensión de los problemas ambientales, que trascienden variables sociales, económicas, culturales y hasta políticas. Por ello, no extraña que la gestión ambiental refleje dificultades en cada uno de estos escenarios, en los cuales destacan las limitaciones de orden administrativo, que han redundado en dificultades para las poblaciones humanas. Se debe hacer un mayor énfasis en la gestión ambiental a mediano y largo plazo, evitando las continuas situaciones de emergencia administrativa, sentando las bases procedimentales y metodológicas que garanticen la evaluación progresiva de sus acciones, hacia objetivos de mayor complejidad técnica. Conclusiones y Recomendaciones ¨ La gestión ambiental no puede seguirse percibiendo aislada del acontecer nacional del país, particularmente por sus importantes vínculos con los sectores productivos, educativos, culturales y económicos, base del desarrollo sustentable de la nación. ¨ La complejidad de las causas y efectos de los problemas ambientales requiere, como lo señalan un alto porcentaje de los entrevistados, que lo ambiental sea considerado esencial en los programas de los distintos sectores, tomando en cuenta sus implicaciones en la materialización de los derechos humanos fundamentales. Recordemos que la pobreza es también una consecuencia

del deterioro ambiental, y no sólo una causa, de allí que el índice de la calidad de vida disminuye con el deterioro ambiental, con la correspondiente depreciación de la salud, la aparición de enfermedades otrora erradicadas y la degradación del agua, el aire y los suelos para la producción. ¨ Destaca la definición de prioridades ambientales a nivel nacional, con una amplia y representativa participación de los diferentes sectores, aceptando el concepto del trabajo secuencial hacia grandes temas. En VITALIS consideramos que identificar los problemas es esencial para proponer soluciones, en donde cada sector de la sociedad entienda y se comprometa a cumplir con su responsabilidad en la solución. Si los problemas no están suficientemente claros, las soluciones nunca llegarán. ¨ Se debe fortalecer la planificación estratégica a corto, mediano y largo plazo, con una justa asignación presupuestaria, y el concurso de los principales actores involucrados, especificando los indicadores que permitirán medir la efectividad de tales acciones, incluyendo los mecanismos de seguimiento y control. ¨ Se deben fortalecer los mecanismos internos de consulta y coordinación interinstitucional, a nivel gubernamental, no gubernamental y privado, a los fines de garantizar el intercambio sistemático de información entre los diversos sectores, para agilizar los procesos de toma de decisiones y evitar la duplicación de esfuerzos. Importantes pasos se han dado en el 2003, pero aún se requiere de más avances para consolidar este objetivo. ¨ Se debe incrementar la inversión pública y/o privada en la gestión ambiental, a los fines de fortalecer y consolidar la estructura administrativa oficial y/o privada existente a nivel nacional, favoreciendo particularmente los procesos de descentralización y los mecanismos de vigilancia y control de las acciones susceptibles de degradar el ambiente. ¨ Se debe establecer una estructura funcional que fomente la reducción, reutilización y reciclaje de residuos sólidos a nivel nacional, tanto a nivel urbano como rural. Asimismo, resulta imperativo evaluar y corregir los mecanismos de recolección, tratamiento y disposición final de residuos, y el manejo apropiado de desechos tóxicos y peligrosos. ¨ Se deben propiciar mecanismos de divulgación permanentes sobre la situación ambiental del país, y sus necesidades de conservación y desarrollo. Esto con la finalidad de mantener a todos los actores informados sobre los progresos y las dificultades en la gestión ambiental, así como las acciones que cada sector de la ciudadanía debe emprender, en procura de la mejora de la calidad de vida y la conservación a perpetuidad de nuestro patrimonio natural. ¨ Las autoridades gubernamentales, por si solas, no podrán acometer los retos ambientales del año 2004. La empresa privada, las ONG, la comunidad científica y tecnológica del país y los medios de comunicación social, están llamados a participar activamente en este proceso. ¨ En los tiempos que vive el país, se hace necesario unir esfuerzos en pro de objetivos comunes de gestión ambiental y desarrollo. Independientemente de las creencias religiosas, razas o la

afiliación partidista, los venezolanos merecemos un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, como lo consagra nuestra constitución. ¨ Venezuela cuenta con un extraordinario potencial para desarrollarnos en forma sostenible, pero con una contradictoria incapacidad para generar riqueza. Por ello, se hace necesario impulsar la organización social que promueva la atención de sus propias necesidades, y mejore la crítica situación económica y social del país, superando el centralismo en poder del Estado y el secuestro de oportunidades en los que las comunidades puedan gestar y confiar su propio desarrollo. VITALIS considera que “no se trata de repartir lo que hay, sino de aprovechar de manera sostenible lo que tenemos”. ANEXO 1. Formulario de Encuesta Situación Ambiental de Venezuela, Año 2003 El presente formato (de aplicación bajo la modalidad de entrevista directa), plantea seis (6) preguntas básicas que permitirán a los técnicos de VITALIS pulsar la opinión de calificados individuos y organizaciones públicas y privadas, a los fines de elaborar un perfil general de la situación ambiental del país para el bienio 2002-2003, y delinear las principales tendencias programáticas para el 2004 El mismo será practicado a cinco sectores del acontecer ambiental del país: organizaciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, empresa privada, medios de comunicación social y universidades. Aunque no se pretende una rigurosidad científica ni estadística, las personas a ser entrevistadas deberán ser lo suficientemente representativas del sector en el cual han sido seleccionadas, prefiriéndose en todo caso a voceros oficiales, aunque los nombres de los entrevistados serán mantenidos en el anonimato. En el caso de los medios de comunicación social, se consultarán a los reporteros (periodistas) que cubren la fuente ambiental. El análisis resultante, será enviado a todos los participantes en esta encuesta. La captura de información se realizará hasta el 19 de diciembre y los resultados estarán disponibles a partir de la tercera semana de diciembre del 2003 FORMATO DE LA ENTREVISTA 1. En su opinión, ¿cuáles son (fueron) los tres (3) principales problemas ambientales de la Venezuela del año 2003? 2. ¿Cuáles son (han sido) los principales logros de la gestión ambiental (pública y/o privada) en el país, durante el año 2003? 3. ¿Cómo calificaría la gestión ambiental de las autoridades gubernamentales a nivel nacional? __ Excelente __ Buena __ Regular __ Mala __ Muy Mala

Por favor, justifique su respuesta: 4. ¿Cómo calificaría la gestión ambiental de las organizaciones no gubernamentales a nivel nacional? __ Excelente __ Buena __ Regular __ Mala __ Muy Mala Por favor, justifique su respuesta: 5. ¿Cómo calificaría la gestión ambiental del sector empresarial venezolano a nivel nacional? __ Excelente __ Buena __ Regular __ Mala __ Muy Mala Por favor, justifique su respuesta: 6. ¿Cuál (es) acción (es) propone Ud. para que los problemas señalados en la primera pregunta, encuentren una solución en el 2004?