Rab. Dr.

Richard Gamboa Ben-Eleazar

Restableciendo la
Comunicación entre el
Cielo y la Iglesia
Un mensaje urgente para el
Pueblo Católico acerca
de los ángeles
2ª. Edición corregida y ampliada

5775/2015

EL AUTOR
RICHARD GAMBOA BEN-ELEAZAR nació en Bogotá, Colombia. Es hijo de judíos
sefardíes pertenecientes al linaje de los B’nei Anusím, razón por la cual creció educado en
ambas culturas: la judía y la cristiana. Desde su adolescencia ha luchado abiertamente
contra el antisemitismo y la discriminación religiosa.
Richard Gamboa tiene sobre sí una ardua y estricta formación teológica profesional. Es
Licenciado en Estudios Religiosos de la Universidad de La Salle, Especialista en
Misionología de la Universidad San Alfonso, y cursó altos estudios en Cooperación
Interreligiosa y Liderazgo Internacional en el Yunibeoseol Pyeonghwa Yeonmaeng, en
Seúl, Corea. Obtuvo su Doctorado en Teología en el Seminario Teológico Hebraico, en
Santa Cruz, Bolivia. Ostenta un Diplomado en Gestión Cultural para la Paz de la
Universidad Nacional de Colombia, además de seminarios de Liderazgo Internacional
cursados en Asunción, Paraguay, y seminarios de Educación Étnica y Racial, Educación
Ecuménica y Libertad Religiosa cursados en Bogotá, Colombia.
Se graduó de Rabino ante el Bet Din (Tribunal Rabínico) del Seminario Teológico
Interreligioso, en Gainvesville, Florida (Estados Unidos), instituto que le confirió además
licencias clericales como Ministro Interconfesional.
Rab Gamboa fundó el Instituto Shéguel, entidad religiosa judía liberal, la cual lidera con
el título de Manhíg de Shéguel. Es además Co-Fundador de la Corporación Teusaquillo
Territorio de Paz (colectivo interreligioso al cual sirvió como Secretario Ejecutivo por 5
años). En septiembre de 2013 fue nombrado Secretario General de la Asamblea
Colombiana de las Religiones y Espiritualidades, cargo que ocupó hasta febrero de 2015
para recibir la dirección del Cabildo Interreligioso de Colombia en calidad de Secretario
Permanente.

Se ha ratificado a nivel internacional como un consagrado defensor de las libertades
religiosas, de conciencia y de culto.
Se desempeñó como Profesor Titular de Doctrina Institucional y Cultura Religiosa en la
Universidad de La Salle, Profesor Titular de Teología Ecuménica en la Universidad San
Alfonso, Profesor Titular de Pentateuco e Historia de Israel en la Escuela Luterana de
Teología, Profesor Titular de Teología en la Escuela Presbiteriana de Biblia y Teología,
Profesor Titular de Teología en la Escuela de Evangelización Minuto de Dios, Profesor
Invitado de Ética en las Universidades Libre de Bogotá y La Gran Colombia, y Profesor
Invitado de Cultura Religiosa en la Universidad Sergio Arboleda.
Entre sus obras literarias más representativas se pueden mencionar “Desconectándote de
Matrix”, “Bajo Sus Alas: Una Nueva Visión de la Angelología”, “Adorando al Señor a
Través de la Danza”, “El Derecho a Retractarse”, “Raíces Judías de la Iglesia Católica”,
entre otros escritos.
En mayo de 2009 Rab Gamboa fue nombrado Embajador Internacional para la Paz por
la Federación para la Paz Universal (una ONG con estatus consultivo especial en las
Naciones Unidas) y en octubre de 2013 fue condecorado por el Congreso de la República
de Colombia con la Orden de la Democracia “Simón Bolívar” en el grado de Cruz
Oficial, en reconocimiento a su ardua labor interreligiosa por la paz de Colombia y del
mundo.

Página Web Oficial:

www.richardgamboa.wix.com/home

Email:

rabinorichard@gmail.com

Twitter:

@richardgamboa77

Fanpage en Facebook:

www.facebook.com/richardgamboabeneleazar

UN CONCEPTO DESDE LA
CONFERENCIA EPISCOPAL DE COLOMBIA
Bogotá D.C., agosto 13 de 2012.
Estimado hermano mayor y rabino Richard, paz y bien.
Con agrado acabo de leer tu texto sobre la comunicación con los ángeles. Me parece sistemático,
claro y agradable en su forma. Creo que parte de una premisa que yo no veo de la misma forma,
como si nos hubiéramos dejado quitar la riqueza de la tradición sobre el tema. Tal vez no la
hemos sabido aprovechar, estoy de acuerdo, pero sigue vigente, como tú mismo lo señalas en
algunos apartes que hacen mención de cuestiones actuales.
Siento que tu texto es de gran utilidad por su claridad para iluminar frente a las falsas
interpretaciones que se dan sobre el tema, en personas de Iglesia.
Admiro el conocimiento que tienes de la hermosa tradición mística de la Iglesia.
Gracias por ese bello esfuerzo pedagógico, al que yo en mi humilde saber y entender no le
encuentro errores graves ni contra la tradición ni contra la ortodoxia católica. Espero, eso sí, el
parecer de algunos hermanos sobre el mismo, que con gusto te haré llegar.
Felicidades en el Señor Jesús.
Fraternalmente,

Fray MARIO TORO, OFM
Director Departamento de Promoción de la Unidad y el Diálogo
Conferencia Episcopal de Colombia

INTRODUCCIÓN
Querid@s Hermanit@s Menores,
Hace poco Dios Bendito me encomendó solemnemente la tarea de recordarle a los fieles
católicos acerca de la importancia de los ángeles en su vida eclesial porque actualmente
hay millones de creyentes que se desentienden del tema pensando que nada tiene que ver
con la doctrina y la vida de la Iglesia y que supuestamente éste es un tema pagano o que
manejan algunos sectores promotores del esoterismo y de la Nueva Era.
Al principio me resistí a cumplir la orden divina por diversas razones de peso, pero
ustedes saben que cuando el Padre Celestial dice “SÍ”, no hay manera de decirle que “NO”
y heme aquí dando cumplimiento a esa orden!
Para quienes no me conocen en persona y jamás han escuchado mis clases, predicaciones
o conferencias, o que nunca han leído mis escritos, les será una gran sorpresa el hecho de
que un rabino judío se dirija de manera especial a los católicos. Por qué? Ustedes deben
tener bien en claro que hago esto por pura y física obediencia al Padre Celestial, de quien
tengo la orden explícita y solemne de servir al Pueblo Católico y enseñarle; este fue un
llamado que recibí hace 15 años y que recientemente el Señor me lo ha ratificado.
Sé que en la Iglesia Católica hay obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos, teólogos,
catequistas, personas místicas y predicadores muy virtuosos, todas personas de gran fama
por su santidad y sabiduría… aún no he podido comprender el por qué habiendo este
abundante recurso de sabiduría y de santidad al interior de la Iglesia, Dios Bendito se vale
de un simple rabino liberal como yo para enseñarle al Pueblo Católico. Este es un dilema
del que aún no he podido tener una respuesta concreta y contundente.
Mis correligionarios judíos saben que, aunque ellos estén en desacuerdo con el apostolado
que ejerzo, aún así no puedo desobedecer una orden directa venida del Hacedor del
Universo, y los ángeles que me asisten me lo recuerdan frecuentemente, para que no se
me olvide a qué fui enviado a este mundo.
Hay algo más que ustedes deben saber y que absolutamente nadie sabía hasta que hace
poco lo revelé a la luz pública: yo hablo con los ángeles y he interactuado con ellos desde
niño. Los ángeles no son ningunos seres “mitológicos” semíticos ni tampoco son recursos
simbólicos bíblicos, y por el contrario, los ángeles son tan reales como ustedes o como yo.

Puedo dar constancia de que muchas personas místicas no mienten cuando dicen que
hablan con los ángeles y les ven… y para sorpresa de ustedes, hay una gran mayoría de
personas que interactúan con los ángeles que son sus herman@s en la fe, es decir, son
bautizadas, hacen parte de la Iglesia Católica… pero ustedes no lo sabían!
Dirijo este ensayo a ustedes para invitarles a restablecer la comunicación entre el Cielo y
la Iglesia porque es una comunicación que se ha perdido debido a ciertas corrientes de
lectura teológica (y sí! Aunque a muchos no les guste, por culpa del Movimiento de
Nueva Era que se ha adueñado de los ángeles, más para hacer dinero y confundir a la
gente que para enseñar la verdad)… y ustedes no pueden dejar perder esa conexión.
Ustedes deben recuperar la comunicación con los ángeles porque, al contrario de lo que
piensan muchos predicadores y teólogos de hoy día, el Catolicismo tiene demasiado que
ver con estos seres de luz que Dios Bendito envió para ayudarles a ustedes a caminar
hacia la Patria Celestial.
Sin entrar en detalles, recordaremos esos aspectos en los que la doctrina y la vida misma
de la Iglesia están insertas con la realidad de los ángeles y les enseñaré consejos prácticos
para interactuar personal y comunitariamente con estos bellos seres de luz.
Elevo mis plegarias al Padre Celestial para que el Pueblo Católico renueve su
espiritualidad con la ayuda de los ángeles, y así entre los Hijos de Dios del Mundo Físico
(los seres humanos) y los Hijos de Dios del Mundo espiritual (los ángeles), trabajemos
conjuntamente para establecer un mundo de paz.
Shalom!

Rabino Dr. RICHARD GAMBOA BEN-ELEAZAR
Manhíg de Shéguel
Bogotá D.C., Colombia.

RESTABLECIENDO LA COMUNICACIÓN
ENTRE EL CIELO Y LA IGLESIA
QUÉ ESTÁ SUCEDIENDO?
Como comenté al inicio, hay millones de creyentes que se han desentendido de los
ángeles pensando que nada tiene que ver con la doctrina y la vida de la Iglesia
Católica.
Mucha gente piensa que los ángeles no existen sino que son figuras mitológicas
semíticas o simbolismos bíblicos, y por eso no le dan la importancia que merecen.
Otras personas piensan que hablarles a los ángeles equivale a abrazar el neopaganismo o pecar de idolatría.
Hemos visto que la Iglesia de hoy se ha desentendido del tema angelical debido al
surgimiento de la espiritualidad angelical, que muchos han señalado de “una
práctica de la Nueva Era”, y no pocos han señalado a las personas que hablan con
los ángeles (que en el lenguaje común se les llama angelólogas o canalizadoras de
ángeles) de ser “adivinas”, “pitonisas”, “brujas”.
A decir verdad el problema no ha sido de parte de creyentes de las religiones en
donde los ángeles son un tema de gran importancia 1 , sino de personas
inescrupulosas que han aprovechado el boom del interés por los ángeles para
ofrecer a los católicos una serie de ideas y prácticas que explícitamente chocan
violentamente contra las creencias y las prácticas religiosas de los bautizados en la

1

Por ejemplo, desde el Judaísmo el tema angelical es amplio y diverso. Véase BERG. Yehudá.
Inteligencia angelical. New York City, NY (Estados Unidos): Kabbalah Centre International, Inc,
2009. GAMBOA, Richard. Bajo sus alas: una nueva visión de la angelología. Bogotá: sin
editorial 2012.

Iglesia Católica… en el más extremo de los casos para hacer dinero a costa de la
buena fe e y falta de información de la gente.
Incluso, sabemos que se está mezclando a los ángeles con otros temas que, para la
doctrina católica, son absolutamente inaceptables y condenables (riegos, velas,
esoterismo, creencia en la reencarnación...).
Es entendible, entonces, las prevenciones que ustedes tengan frente al tema de los
ángeles ante toda esta gama de situaciones, pero la indiferencia es tan perjudicial
como el interés exagerado que pueda llevar a algunas personas, incluso, a darle más
culto a los ángeles que al Creador mismo de los ángeles.
Se hace necesario, entonces, hallar un punto medio que equilibre con justicia las
cosas.
Pero hay algo que ustedes, querid@s hermanit@s menores, deben tener en cuenta:
aunque algunos se nieguen aún a aceptarlo, la realidad es que los ángeles han
estado incrementando sus actividades y su presencia en el Mundo Físico, en las
últimas décadas, y si eso está ocurriendo es porque hay un plan de Dios
perfectamente trazado detrás de este acontecimiento.
El pastor cristiano William D. Webber explica a los creyentes de todas las iglesias
lo que está ocurriendo:
En una época había mucho temor de hablar sobre las experiencias con los
ángeles: el miedo residía en que otros los fueran a considerar un poco “raros”.
Hoy en día las personas hablan más francamente de sus experiencias
personales, especialmente aquellas en el campo espiritual o con ángeles. Lo
vemos en programas de entrevistas por televisión, en artículos de revistas,
libros, o en los periódicos, diariamente. Hoy es más seguro salir y hablar
sobre ángeles. Algunos piensan que ellos están más activos hoy día. Puede
ser que Dios esté trabajando sus propósitos, y en Su plan divino éste es un
periodo cuando los ángeles son enviados a hacer más cosas. Puede también
que nos estén preparando para el próximo capítulo que Dios escribirá en la
historia2.

2

WEBBER, William D. Un susurro de ángeles. Miami, Fl (Estados Unidos): Unilit 1995, p. 12.

Mi maestro el reverendo Sun Myung Moon (de bendita memoria) señala que hemos
entrado en una época en la que los ángeles y los humanos podemos comunicarnos
mucho más libre y fluidamente:
Esta es la época en que se abre la libre comunicación entre el mundo
espiritual y el mundo físico en el cual el reino de Dios se establece. Esta es la
era en la cual el Dominio Directo del Dios Viviente se mostrará claramente
mediante su omnipresencia y su omnipotencia... ese tiempo ha llegado3.
En Internet se pueden encontrar testimonios de fieles que han evidenciado con sus
cámaras fotográficas y de video la presencia de los ángeles. Uno de los casos más
sobresalientes es el registrado en la Capilla María Auxiliadora, de la Parroquia
Santa María de Jesús, ubicada en la Urbanización San Felipe, Comas en Tungasuca
I, distrito de Carabayllo, al norte de Lima, Perú. El sacerdote franciscano Manuel
Rosas Castillo corroboró el testimonio de varias personas que, al momento de la
Elevación, sacaron sus dispositivos móviles para filmar o tomar fotografías de la
presencia angelical en medio de la celebración eucarística4. Pero para los escépticos,
nada de sobrenatural hay en este tipo de testimonios y los descalifican de entrada.
El Dr. Scott Hahn, un pastor evangélico que se convirtió al Catolicismo, explicó en
un programa del canal EWTN lo siguiente:
Vean… la Iglesia siempre ha tenido esta visión, nunca la ha perdido, pero me temo
que muchos católicos no están concientes de la belleza y de la emocionante
realidad del HECHO de que, durante la Misa, estamos rodeados de ángeles…5

3

CHEON SEONG GYEONG. Libro 13, Capítulo 6. Sección 4: la senda para América y la
Humanidad en los últimos días. Palabras del reverendo Sun Myung Moon a los líderes políticos y
religiosos de más de 100 países invitados a la celebración de su cumpleaños número 80.
4

“Ángeles se manifiestan en plena misa” [en línea], [consultado el 5 de agosto de 2012], en
Internet: http://www.youtube.com/watch?v=xc9kl1k4YDQ
5

HAHN, Scott. “Hay ángeles en la misa, están en el Apocalipsis!” [en línea], [consultado el 5 de
agosto de 2012], en Internet: http://www.youtube.com/watch?v=LtBO6X30GgY
Esto mismo se refuerza en el mensaje que transmite la película animada “El Gran Milagro” (2012)
producida por Bruce Morris.

LOS ÁNGELES EN LA BIBLIA
Si ustedes hacen una exploración cuidadosa de la Biblia, encontrarán más de 100
referencias acerca de la interacción de los ángeles con los seres humanos.
Desde el primer instante en el que Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso hasta
los diálogos de San Juan con un ángel en el Apocalipsis; el mismo libro testifica de
una batalla librada en el Cielo entre el Arcángel Miguel y su ejército celestial
contra el Dragón. Incluso todo un libro del Antiguo Testamento da testimonio de
cómo los ángeles ayudan a las personas, que es el caso del libro de Tobit, que da
testimonio de la labor del Arcángel San Rafael.
Ustedes conocen perfectamente el Salmo 91 (he visto en muchos hogares católicos
una Biblia abierta justamente en la página donde este salmo de encuentra) en el que
dice que Dios envía ángeles para cuidar de las personas.
La misma historia del rabino Jesús de Nazareth está llena de ángeles desde antes de
su nacimiento. Fue el Arcángel San Gabriel quien le reveló a la Virgen María que
iba a ser la madre del Mesías según la fe cristiana. San José mismo fue interpelado
por un ángel en sueños cuando él quería repudiar a María en secreto. El nacimiento
mismo de Jesús está asistido por una legión de ángeles que les anunció a unos
pastores acerca del suceso. Jesús mismo fue asistido por ángeles luego de superar la
prueba de las Tentaciones en el desierto. El Maestro de Galilea advierte que los
ángeles de los niños ven continuamente el rostro del Padre celestial. Un ángel asiste
a Jesús horas antes de su asesinato. Son ángeles los dos seres que le revelan a un
grupo de mujeres que el Maestro ha resucitado.
El día de la Ascensión según el libro de los Hechos, dos ángeles increpan a los
discípulos de Jesús por quedarse mirando al cielo. Los ángeles intervinieron para
salvarle la vida a San Pedro y liberarlo de prisión.
La literatura paulina es rica en referencias angelológicas. San Pablo clasifica a los
ángeles en rangos descritos en las cartas a los Colosenses y a los Romanos. En
Colosenses 2,18 advierte de caer en el culto idolátrico a los ángeles, ya que ellos
han sido puestos como sirvientes de Dios y de los seres humanos, y no al contrario
(1ª. Corintios 6,3).
La Carta a los Hebreos es también amplia en referencias de los ángeles
relacionados con el Plan Salvífico de Dios.

LOS ÁNGELES Y EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA
Contrario a lo que sucede con las apariciones y los mensajes marianos, de los
cuales el Magisterio de la Iglesia enseña que no es obligatorio creer en ellos6, el
tema de los ángeles sí es una verdad de fe de obligatoria aceptación. Dice el
Catecismo: “La existencia de seres espirituales, no corporales, que la sagrada
Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la
Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición”7.
El Magisterio da testimonio de que fueron los ángeles los que le enseñaron a la
Iglesia el antiguo trisagio «Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal, compadécete
de nosotros» y que fue proclamado oficialmente en el Concilio de Calcedonia8.
El Papa Pío XII en su encíclica Humani Generis habla de la naturaleza de los
ángeles9, y San Basilio Magno enseñaba: "nadie podrá negar que cada fiel tiene a
su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida"10.
El Catecismo insiste en que “toda la vida de la Iglesia se beneficia de la ayuda
misteriosa y poderosa de los ángeles”11.
Poco antes de partir al Mundo Espiritual, el Papa Pío XII exhortó a los católicos a
que incrementaran el aprecio y la comunicación con los ángeles; lo hizo a través de
una alocución.
El Papa Pablo VI le advirtió a los obispos participantes de la II Asamblea del
Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM en Medellín, Colombia (1968), en su
discurso inaugural: “nos observan los ángeles en la trasparente pureza de nuestro
único amor a Cristo que se manifiesta tan luminosamente en la firme y gozosa
observancia de nuestro celibato sacerdotal”.
6

Catecismo 67.

7

Catecismo 328.

8

DS 1463.

9

DS 3891.

10

SAN BASILIO MAGNO. Adversus eunomium, 3, 1: PG 29, 656B. Citado por Catecismo 336.

11

Catecismo 334.

Por lo tanto no se puede afirmar que el tema de los ángeles sea doctrinalmente
incompatible con el Magisterio de la Iglesia, o que el tema no puede ser de interés
teniendo en cuenta el incremento de la actividad angelical en estos tiempos.
INTERACCIÓN ANGELICAL CON LOS SANTOS
La historia de la Iglesia Católica se destaca por la interacción de los santos y
místicos con los ángeles. El sacerdote peruano Ángel Peña señala en su libro Tu
Amigo el Ángel de la Guarda comparte el testimonio de santos interactuando con
los ángeles. De Santa Francisca Romana dice que tuvo la gracia de ver
continuamente junto a sí a su ángel custodio durante 34 años y que la luz angelical
le permitía atender algunos deberes de noche, que lo veía a su derecha, estuviera en
casa, en la Iglesia o por la calle12.
Para San Francisco de Asís la devoción a los ángeles fue importante, tanto que una
de las cuaresmas que hacía junto con la de la preparación a la Navidad y a la pasión
era la cuaresma de preparación a la fiesta de San Miguel Arcángel. Y justo, al final
de su vida, en el Monte Alvernia, tuvo la visión del serafín (un ángel de 6 alas
según la descripción de Isaías 6,2) que le transmitió los Estigmas o las Llagas de
Jesús13.
San Francisco de Sales, el santo de la amabilidad, antes de predicar un sermón
pasaba su vista por todos los asistentes, pidiendo a sus ángeles que dispusieran
debidamente sus almas para escuchar sus palabras. A esto atribuía el gran efecto de
sus sermones para convertir pecadores14.
Santa Margarita María de Alacoque cuenta en su Autobiografía que ella era
reprendida muchas veces por su ángel de la guarda cuando hacía algo malo. Santa
Catalina Labouré cuenta que su ángel de la guarda la despertó para que fuera al
templo, a donde ella se encontraría luego con la Virgen María15.
12

PEÑA, Ángel. Tu amigo el ángel de la guarda. Lima: sin editorial 2000, p. 21.

13

Un agradecimiento especial a Fray Mario Toro OFM, director del Dpto. de Promoción de la
Unidad y el Diálogo de la Conferencia Episcopal de Colombia, por tan valioso aporte histórico al
respecto.
14

PEÑA, Ángel. Op. Cit., p. 22.

15

Op. Cit., p. 23.

San Juan Bosco cuenta en sus Memorias del Oratorio que muchas veces él
dialogaba con los ángeles y así se informaba de aquellos jóvenes de su Oratorio de
Turín que necesitaban con urgencia de atención espiritual para que no fueran a irse
al infierno. Pero el caso más famoso es Griggio (“gris” en italiano), un misterioso
perro que lo protegió en algunas ocasiones en las que su vida peligraba. Todos los
estudiosos en Angelología coinciden en que se trató de un ángel especial que tomó
forma de un perro para proteger a este santo moderno.
Santa Gema Galgani cuenta en su Diario que ella interactuaba con su ángel de la
guarda: “El ángel, desde el día en que me levanté, comenzó a hacer conmigo las
veces de maestro y guía; me reprendía siempre que hacía alguna cosa mal y me
enseñaba a hablar poco". A veces, el ángel le amenazaba de no hacerse ver más si
no obedecía al confesor en todo. Y le llamaba seriamente la atención, cuando hacía
algo mal y la corregía constantemente para que fuera perfecta en todo16.
Sor Magdalena de la Cruz (quien murió en 1910) dice en su Diario:
Yo veo a mi ángel a menudo, lo envío a veces a mis hijos espirituales y le
pido que me ayude. Es un ángel muy hermoso, con cabellera de oro... A
veces, se sonríe dulcemente, especialmente, cuando le encargo oficios para
mis hijos espirituales...”17.
De San Pío de Pietrelcina se cuenta que tuvo innumerables experiencias con su
ángel custodio. Cuando le llegaban cartas en francés o en otras lenguas
desconocidas para él, el ángel las traducía. Si estaban manchadas de tinta e ilegibles
el ángel le decía que echara agua bendita y quedaban legibles18.
La venerable española Sor Mónica de Jesús fue una santa mística, agustina recoleta,
que tenía un trato familiar con su ángel custodio, a quien llamaba hermano mayor.
En algunas de sus cartas a su director espiritual, el Padre Eugenio Cantera, contó lo
siguiente:

16

Op. Cit., p. 24.

17

Op. Cit., p. 26.

18

Op. Cit., p. 27.

El día dos me regaló la Madre unos caramelos. Estando en la celda, le dije al
ángel: “No quisiera que matachín (el diablo) me los quitara”. Me dijo: “Yo te
enseñaré a esconderlos para que no te los quite”. Saqué una cajita y me dijo:
“Échalos ahí”. En la tapa puso una estampa de la Madre de Jesús y me dijo:
‘”No tengas cuidado, que aquí no puede llegar” (4-10-1923)19.
A Teresa Musco (1943-1976), la estigmatizada de Caserta (Italia), el ángel le
acompañaba en su oración diaria. Ella escribe en su Diario: "El ángel viene todas
las mañanas a visitarme y me hace rezar con él"20.
La famosa mística egipcia Vasulla Ryden cuenta que ella misma ha dialogado con
su ángel de la guarda, quien la ha guiado para dar testimonio del amor de Dios en
medio de las adversidades que ha sufrido.
Sor Katsuko Sasagawa, una religiosa contemplativa japonesa, ha interactuado con
su ángel de la guarda. Ella misma cuenta que El 29 de junio de 1973, mientras el
obispo (a quien le había contado todo) celebraba la misa en la capilla, se le apareció
el ángel custodio a su derecha. El ángel tenía la apariencia de una señora, hecha de
luz, que la acompañaba en la oración. Su voz, dice, era magnífica, pura y resonaba
en su cabeza como un verdadero cielo. Durante la misa, el ángel la consagró como
víctima de amor a Jesús, y en su mano derecha apareció una herida que comenzó a
sangrar. Pidió explicaciones al ángel y éste le sonrió, diciendo: "Una herida
semejante a la tuya se manifestará en la mano derecha de la imagen de la Virgen y
será muchísimo más dolorosa"21.
El padre Ángel Peña cuenta en su libro, además de estos casos, decenas de casos
más de personas místicas y religiosas que han interactuado con los ángeles.
Como hemos podido ver, la interacción con los ángeles jamás ha sido constituida
“herejía” o “adivinación” como algunos manifiestan. De ser así la Santa Sede
hubiera censurado estos testimonios.
Entonces, mis querid@s hermanit@s menores: por qué permiten ustedes que
algunas personas de su propia Iglesia se atrevan a prohibir que cualquier bautizado
19

Op. Cit., p. 29.

20

Op. Cit., p. 33.

21

Op. Cit., p. 36.

interactúe con los ángeles, cuando es algo muy normal en la vida espiritual misma
de la Iglesia Católica?
La interacción con los ángeles no es un privilegio concedido a algunas personas
santas o místicas, cualquier persona tiene el potencial y la posibilidad de ver a los
ángeles y de conversar con ellos. No se dejen engañar permitiendo que les prohíban
o les restrinjan algo que, tanto la Biblia como el Magisterio de la Iglesia y el
testimonio de los Santos y místicos han testificado que sí es posible.
LOS ÁNGELES EN LA LITURGIA DE LA IGLESIA
Ustedes los católicos tienen a los ángeles presentes por todo lado! Vamos a ver
ahora cómo ustedes manifiestan la presencia de estos seres de luz en la vida
litúrgica.
En la Eucaristía
Desde el inicio mismo de la Eucaristía los católicos proclaman la presencia de los
ángeles. En el rezo del Yo Pecador, ustedes rezan como sigue: “por eso ruego a
Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos, que
intercedan por mí ante Dios Nuestro Señor”.
En todos los Prefacios comunes (las aclamaciones que dan inicio a la Plegaria
Eucarística) se hace referencia a los ángeles cuando el celebrante dice: “Por eso,
con los ángeles y arcángeles y con todos los coros celestiales, cantamos sin cesar
el himno de tu gloria...”.
La Iglesia Católica aparta el 2 de octubre para conmemorar como “memoria
obligatoria” a los Santos Ángeles Custodios. La Oración Colecta de esta
solemnidad reza como sigue: “Padre celestial, en tu admirable providencia envías
a tus santos ángeles para custodiarnos; concédenos que seamos siempre
defendidos por su protección y gocemos eternamente de su compañía…”.
En la Oración sobre las Ofrendas el oficiante dice: “Recibe, Señor Dios, los dones
que te presentamos en honor de tus santos ángeles; que su constante protección
nos libre de los peligros presentes y nos lleve a la alegría eterna…”.
Y en la Oración después de la Comunión el sacerdote dice: “Padre del cielo, que
nos has alimentado con este Pan de vida, dirígenos, con la protección de tus
ángeles, por los caminos de la salvación y de la paz…”.

En la Iconografía
La Iglesia Católica es la iglesia cristiana que produce mucha más iconografía
angelical en comparación con otras iglesias. Los templos parroquiales y catedrales
están repletos de ángeles.
En algunos templos podemos encontrar ángeles custodiando las entradas o en las
columnas. Si vamos hacia el Sagrario, casi siempre se pueden ver imágenes de
ángeles custodiando el Santísimo Sacramento, a veces sosteniendo lámparas.
Muchos cuadros e ilustraciones de la vida de Jesús y la Virgen están acompañados
de ángeles, especialmente las pinturas del arte barroco y neoclásico. También
podemos encontrar vitrales de ángeles o de escenas bíblicas o de la Virgen o los
santos, en los que los ángeles están presentes.
La muestra más importante es la ilustración de la Asunción de la Virgen, en la que
Ella va sostenida por una nube y un grupo de querubines.
LA DEVOCIÓN A LOS ÁNGELES EN LA IGLESIA CATÓLICA
Algunas personas dicen que la veneración a los ángeles es una práctica de la Nueva
Era, pero lo que muchos olvidan es que la Iglesia Católica posee un culto nolátrico22 pero sí sistematizado a los ángeles y que tanto Santos como Obispos lo han
recomendado y difundido mucho23.
La devoción a los ángeles es mal vista por cristianos fundamentalistas que,
tomando al pie de la letra aquella advertencia paulina: “Que nadie os prive de
vuestro premio haciendo alarde de humildad y de dar culto a los ángeles”
(Colosenses 2,18), han esgrimido esta cita bíblica irresponsablemente para gritar

22

En la teología profesional el culto látrico o de latría es la adoración explícita a una deidad en la
que se le reconoce como Ser Supremo; en este caso el culto látrico sólo se puede dar al Único
Dios Viviente, en esto estamos de acuerdo judíos, cristianos y musulmanes. Existe sin embargo
otro tipo de cultos no-látricos que comúnmente se le llama “veneración” a los tzadikím (justos) en
el caso judío, y en el caso católico a los santos, a los ángeles y a la Virgen María y que no
generan conflicto alguno con el culto látrico.
23

Recientemente los obispos de América Latina en la V Conferencia del CELAM en Aparecida
(Brasil) en mayo de 2007 resaltaron la importancia de la devoción a los ángeles en la vida de fe
católica. Véase DA 259.

que ustedes los católicos son idólatras y aborrecen a Dios porque dan culto a los
ángeles.
Debido a que, quien nunca ha hecho estudios serios de Biblia acostumbra sacar
textos bíblicos de su contexto y así halla un pretexto para decir cosas que realmente
no son, permítanme explicarles que el contexto en el que San Pablo está dando esta
advertencia es en una situación en la que los cristianos de Colosas debieron
confrontarse con una idea que comenzó a circular en medio de los griegos
gnósticos que antes adoraban a sus deidades nacionales (Zeus, Afrodita, Hermes,
Poseidón, etc.), quienes enseñaban que los seres humanos son poca cosa o nada
para atreverse a acercarse a Dios y que por eso debían adorar explícitamente a los
ángeles (o sea, dar culto látrico) para que las personas pudieran medio-llegar al
Dios Supremo.
San Pablo advierte cuidarse de esa enseñanza, porque los ángeles no son ningunos
intermediarios entre Dios y la Humanidad, y que por la fe en Jesucristo, conforme a
la doctrina cristiana que ustedes profesan, la gente tiene línea directa con el Padre
Celestial. La Burocracia y la Tramitomanía no existen en el Mundo Espiritual!
Entonces qué papel juegan los ángeles en la fe cristiana? San Pablo deja en claro
que los creyentes están en un nivel muy especial en el que los ángeles regresan a su
posición original: la de ser servidores de Dios Bendito y de los seres humanos. Los
ángeles están a tu servicio y no tú al servicio de ellos como la Nueva Era lo ha
querido propagar, por eso San Pablo les recuerda a los cristianos: “No saben que
aún a los ángeles los juzgaremos?” (1ª. Corintios 6,3).
Hecha esta aclaración bíblica y teológica, veamos cómo está sistematizada en la
Iglesia católica la devoción a los ángeles.
Una de las devociones más populares es la veneración a San Miguel Arcángel. La
tradición de la Iglesia tiene a este arcángel una bella plegaria que es incluida, tanto
en el rezo del Santo Rosario como en la celebración de algunas misas, práctica que
siguen los Misales Romanos antiguos. Much@s de ustedes tal vez se la sepan
dememoria, much@s tal vez la han escuchado pero no la recuerda, y puede ser que
hasta much@s católic@s ni la recuerden! Así que la vamos a recordar junt@s:
"San Miguel Arcángel,
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad
y asechanzas del demonio.

Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tú Príncipe de la Milicia Celestial,
arroja al infierno con el divino poder
a Satanás y a los otros espíritus malignos
que andan dispersos por el mundo
para la perdición de las almas.
Amén."
Hay que tener en cuenta que en muchos hogares católicos se tiene la imagen de San
Miguel Arcángel, o un cuadro de este protector angelical. También son muchos los
católicos que ofrecen de manera especial la Novena a San Miguel Arcángel o
llevan en sus cuellos la medalla insignia bendecida para protegerse de todo mal.
Quién de ustedes sabe qué es la Corona Angélica? Es una invocación que San
Miguel Arcángel le confió a la mística Antonia de Astonac para que la difundiera;
se trata de rezar 9 salutaciones al Arcángel, en cada salutación rezar un
Padrenuestro y tres Ave María en honor de las tres jerarquías angélicas. Al final se
dicen cuatro Padrenuestros: el primero en honor de San Miguel Arcángel y los
otros tres en honor de San Gabriel, San Rafael y del Santo Ángel Custodio (de la
Guarda):
Tal es el obsequio que el príncipe mismo de la celestial milicia sugirió a la
sierva de Dios, prometiéndole que todos cuantos la practicasen antes de la
Comunión, serían acompañados a la Sagrada Mesa de un ángel de cada uno
de los nueve coros. Además, prometió, a quien rezase cada día estas nueve
salutaciones, su asistencia continua y la de los santos ángeles durante la vida
y, para ellos como para sus parientes, la pronta libertad de las penas de
Purgatorio después de su muerte24.
Otra práctica religiosa muy común entre los católicos es el rezo de Novenas a los
Arcángeles. Existe también una Novena a los Santos Ángeles en general, que en
buen número de parroquias es tradición rezarla como preparativos a la solemnidad
del 2 de octubre.
En la Iglesia Católica se enseña a las nuevas generaciones la devoción al Ángel de
la Guarda a tierna edad. Ustedes recordarán cuando eran niñ@s y rezaban en las
24

Vida de la sierva de Dios Antonia de Astonac, libro 3°, capítulo 74. Citado por Oraciones y
Devociones Católicas [en línea], [consultado el 9 de agosto de 2012], en Internet:
http://oracionesydevocionescatolicas.com/angeles.htm

noches “Ángel de mi Guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni
de día…”. Es impresionante que ustedes han aprendido desde la infancia a tener
conciencia e interacción con sus ángeles guardianes, pero much@s de ustedes han
dejado perder tontamente esa linda comunicación!!
Otra devoción que existe en la Iglesia es la Consagración al Ángel de la Guarda,
que es una plegaria de entrega y confianza al cuidado de este protector espiritual, y
que dice:
Mi buen Ángel de la Guarda, que ves continuamente el rostro de nuestro
PADRE que está en el cielo. Dios me ha confiado a ti desde el inicio de mi
vida. Te agradezco de todo corazón por tu amoroso cuidado. A ti me entrego
y te prometo mi amor y fidelidad. Te pido: protégeme contra mi propia
debilidad y contra los ataques de los espíritus malignos, ilumina mi espíritu y
mi corazón para que conozca y cumpla siempre la voluntad de Dios y guíame
a la unión con DIOS, PADRE, HIJO y ESPÍRITU SANTO. Amén!25.
Como podemos ver, la vida religiosa católica está llena de ángeles por donde se le
mire. Ustedes sencillamente no se pueden escapar de los ángeles por más que
intenten ser radicalmente “cristocéntricos”, “eucarísticos”, “carismáticos”,
“marianos” o “de la Teología de la Liberación”.
DIOS SÍ QUIERE QUE LOS ÁNGELES Y LOS HUMANOS SE
COMUNIQUEN
Muchas personas creen que interactuar con los ángeles es brujería o esoterismo,
pero hemos demostrado a lo largo de este corto estudio que no hay nada más
alejado de la realidad que pensar en eso.
Está claro y nadie puede negar que los ángeles cuentan como Hijos de Dios en el
Cielo26, y que los seres humanos contamos como los Hijos de Hijas de Dios en la
Tierra.

25

Citado por Oraciones y Devociones Católicas [en línea], [consultado el 9 de agosto de 2012],
en Internet: http://oracionesydevocionescatolicas.com/guarda.htm
26

De dónde deducimos que los ángeles son Hijos de Dios en el Mundo Espiritual? Está escrito:
“El día que los Hijos de Dios venían a presentarse ante el Eterno” (Job 1,6).

De la misma manera como un papá y una mamá desean que los hermanos y
hermanas estén unidos, que se mantengan en contacto y pendientes los unos de los
otros… si los papás y mamás del Mundo Físico quieren y hacen todo porque sus
hijos e hijas se hablen y mantengan unidos en torno a ellos, cuánto más el Padre
Celestial desea que Sus hijos: los del Cielo y los de la Tierra, se hablen y se apoyen
mutuamente y se mantengan unidos en torno a Su Presencia y amor infinitos?
Con qué autoridad moral se atreven algunos a afirmar que Dios no desea que los
humanos y los ángeles se comuniquen? Por qué impiden que el Padre Celestial
busque y recomiende a Sus Hijos: los ángeles y a los humanos, que dialoguen entre
sí y que juntos busquen Su Rostro, Su Amor y Presencia santa?
Esta es la diferencia entre enseñar a “contactar a los ángeles” a través de rituales
mágicos y meditaciones esotéricas, y enseñar que los ángeles y los humanos
debemos caminar juntos hacia Dios porque somos Sus Hijos, ya que sin Dios
Bendito ni ángeles ni humanos podemos lograr absolutamente nada, como está
escrito: “Sabe hoy y llévalo a tu corazón que el Señor es Dios, arriba en los cielos
y abajo en la tierra; no hay nadie más aparte de Él” (Deuteronomio 4,39).
A través de la Sagrada Escritura, a través del testimonio de los santos y místicos a
lo largo de los siglos y a través del Magisterio mismo de la Iglesia, se ha
demostrado que no existe ningún tipo de práctica esotérica, de adivinación o de
hechicería al cultivar el diálogo entre humanos y ángeles, pero también es cierto
que hay que evitar la devoción exagerada a los ángeles como si ellos nos fueran a
salvar (cosa que todos sabemos, no es cierta porque los ángeles no pueden salvar a
absolutamente NADIE!).
Católic@s! no se dejen creer de quienes predican o enseñan lo contrario, ya quien
lo hace está contradiciendo las bases mismas de la fe y de la doctrina católica que
ustedes profesan.
CÓMO SABER SI ESTAMOS TRATANDO CON LOS ÁNGELES DE DIOS?
El pastor William D. Webber en su libro Un Susurro de Ángeles27, presenta unas
pautas muy interesantes para realizar lo que los cristianos llaman “discernimiento”.
Debido a que aquí estamos hablando para católic@s, vamos a adaptar los consejos

27

Miami, FL (Estados Unidos): Unilit 1995, pp. 211-216.

del pastor Webber a este contexto eclesial porque me parecen consejos muy útiles y
que deben ser tenidos en cuenta para que ustedes no se dejen engañar.
Regla # 1: Los Ángeles de Dios JAMÁS Te Aconsejarán Hacer Algo Malo o
Incorrecto
Seguramente dirás “bah! Eso lo sabemos tod@s”. Muy bien, pero vamos a
agregarle algo más: ellos no nos aconsejarán hacer algo malo o incorrecto, ni
siquiera justificándolo con la Biblia. Por eso San Pablo advertía: “si viene un ángel
del Cielo y les predica otro Evangelio diferente al que yo les he predicado, no le
crean!” (Gálatas 1,8).
Analicemos por un momento el caso del diablo que tentó al rabino Jesús de
Nazareth tres veces luego de 40 días de ayuno en el desierto; esta historia ustedes
se la saben de memoria. Los Evangelios cuentan que el diablo llevó a Jesús al
Pináculo, la parte más alta del Templo de Jerusalén; el diablo le dijo “si en verdad
eres el Hijo de Dios salta desde aquí” y le citó el Salmo 91 para justificar su pedido.
El Maestro de Galilea no fue ningún tonto y le citó otro aparte de la Torá28 para
mostrarle al diablo que lo que estaba pidiendo era indebido.
Los ángeles de Dios jamás te van a pedir que agredas a absolutamente NADIE, ni
verbal ni física ni psicológicamente y bajo ningún pretexto; cuídense de todo aquel
que les enseñe a agredir o discriminar a las personas porque no creen en lo mismo
que ustedes ni tienen las misma prácticas religiosas que ustedes practican. Nuestro
Dios no es una deidad sedienta de sangre y jamás va a pedir que agredamos a otras
personas; así que si un ángel te dice que tienes que insultar, golpear o matar a
alguien porque supuestamente es lo que Dios quiere, no le creas! No es un ángel de
Dios el que te está diciendo eso, ya tú sabes de dónde procede el mensaje: de un ser
que sólo quiere ver arder el mundo, ese del que el rabino Jesús de Nazareth dijo:
“viene a matar, robar y destruir” (Juan 10,10).
Los ángeles tampoco te van a decir que hagas algo que tú sabes que es pecado.
Ellos nunca te van a pedir que hagas cosas malas ni aún bajo la excusa de “nadie se
va a enterar”, o que hagas daño a los bienes de las demás personas y mucho menos
que te hagas daño a ti mism@.
28

La Torá es la Ley de Israel, que está en sus Biblias como Pentateuco o los cinco primeros
libros de la Sagrada Escritura.

Regla # 2: Los Mensajes de los Ángeles SIEMPRE Estarán Dentro del Espíritu
de la Palabra de Dios
Los mensajes de los ángeles siempre te inspirarán a ser mejor persona para que
alegres el corazón paternal de Dios. Y permanentemente nos están recordando las
enseñanzas de la Biblia y el ejemplo de los profetas y santos, quienes nos
enseñaron que podemos erradicar de nuestros corazones los sentimientos, palabras
y acciones malas y que podemos instalar en nuestras vidas el software del amor,
que se caracteriza por realizar acciones, palabras y pensamientos de bondad, de
vivir por el bien de los demás.
Siempre que te encuentres en una situación en la que no sepas qué hacer, los
ángeles te recordarán el ejemplo y las enseñanzas de la Biblia y te dirán “qué
hicieron los profetas en un caso como este? Qué enseñaron Jesús y los Apóstoles
acerca de esto y aquello?” y sabrás con certeza qué hacer.
Regla # 3: Los Ángeles SIEMPRE Buscarán Glorificar al Padre Celestial,
NUNCA a Ellos Mismos
En esto coincidimos tanto judíos como cristianos y musulmanes (o sea, el 65% la
Humanidad); en nuestras tres religiones tenemos el mismo gran mandamiento, el
más importante de todos y sin él como fundamento nada tiene sentido: “Al Señor tu
Dios adorarás y sólo a Él servirás”29. Por eso nos llaman “religiones monoteístas”,
porque sólo rendimos culto a una sola deidad: al Padre Celestial, al Creador del
Universo. A ningún otro ser del Mundo Físico ni del Mundo Espiritual elevamos
nuestras plegarias.
Fue por esta razón que el ángel del Apocalipsis se negó a ser adorado por el apóstol
Juan, los ángeles trabajan duramente para que los seres humanos sólo dirijamos
nuestra mirada al Hacedor del Universo.
Lo que vamos a decir a continuación no va a ser del gusto de algunas personas,
pero tienes que saber que un ángel de Dios nunca te va a pedir que levantes en tu
casa un altar para los ángeles (si tú vistes por tu propia iniciativa un santoral o
iconostasio con una imagen de San Miguel Arcángel o de los Santos Arcángeles o
29

Deuteronomio 6,13; Lucas 4,8. Hay variaciones complementarias de texto entre una y otra cita
bíblica, pero ambas están sintonizadas exactamente en el mismo espíritu: sólo se puede rendir
culto de adoración (o sea, culto látrico) al Único Dios Viviente.

del Ángel de la Guarda, eso es problema tuyo y sale de tu iniciativa propia, pero no
porque los ángeles te lo pidan).
Adoración en hebreo se dice avodáh (vocablo que también significa “servicio de
servidumbre”, pues viene del hebreo evéd, que significa “sirviente, esclavo”)… y
los ángeles no están en lo absoluto interesados en que los seres humanos les sirvan.
Los ángeles, por el contrario, quieren ser nuestros amigos, nuestros ayudantes
(porque para eso Dios nos los envió a nosotr@s), no nuestros patrones.
Tener un oratorio, iconostasio o santoral dedicado a los ángeles no es malo. Puedes
vestirlo como quieras, tienes la libertad de embellecerlo y enriquecerlo conforme
sientas la inspiración de hacerlo30. Pero jamás olvides en todos los casos que los
ángeles no quieren ser adorados, no quieren que la gente les rece a ellos sino al
Padre Celestial.
Católic@s, tengan en cuenta esto: con los ángeles se puede siempre conversar,
pero solamente a Dios se le adora, se le ora o se le reza. Por eso, si en tu práctica
religiosa hay más plegarias a los ángeles que al Creador de los ángeles, entonces
tienes que replantear seriamente tus relaciones con el Mundo Espiritual porque algo
anda mal. Dios Bendito está y estará siempre en el orden de prioridades. Los
ángeles nunca te enseñarán lo contrario.

30

El Papa Adriano I enseña al respecto:
Definimos con toda exactitud y cuidado que de modo semejante a la imagen de la
preciosa y vivificante cruz han de exponerse las sagradas y santas imágenes, tanto las
pintadas como las de mosaico y de otra materia conveniente, en las santas iglesias de Dios,
en los sagrados vasos y ornamentos, en las paredes y cuadros, en las casas y caminos, las
de nuestro Señor y Dios y Salvador Jesucristo, de la Inmaculada Señora Nuestra la Santa
Madre de Dios, de los preciosos ángeles y de todos los varones santos y venerables.
Porque cuanto con más frecuencia son contemplados por medio de su representación en la
imagen, tanto más se mueven los que éstas miran al recuerdo y deseo de los originales y a
tributarles el saludo y adoración de honor, no ciertamente la latría verdadera que según
nuestra fe sólo conviene a la naturaleza divina; sino que como se hace con la figura de la
preciosa y vivificante cruz, con los evangelios y con los demás objetos sagrados de culto,
se las honre con la ofrenda de incienso y de luces, como fue piadosa costumbre de los
antiguos. «Porque el honor de la imagen se dirige al original».

DS 302.

Regla # 4: Los Ángeles de Dios NUNCA Son Alcahuetas de Nuestros
Caprichos Egoístas
No siempre los ángeles actúan de manera bondadosa para proteger a quienes el
Padre Celestial les ha encomendado, a veces tienen que actuar con severidad para
evitar que las personas perezcan ante ciertos peligros o caigan en ciertos pecados, o
en otros casos ellos permiten que a las personas nos ocurra algún imprevisto leve o
grave con el fin de que aprendamos la lección y nos arrepintamos de nuestros
pecados, o para mostrarnos que lo que estamos haciendo en nuestras vidas no es del
agrado de Dios.
Mucha gente que no tiene la suficiente conciencia de para qué están los ángeles, se
imaginan que consultando a una persona canalizadora de ángeles, practicando
algún ritual, practicando alguna meditación o recitando alguna invocación o mantra
en especial va a lograr que los ángeles le concedan aquello que está fundamentado
en sus caprichos egoístas o sentimientos malos.
Que nadie se equivoque! Los ángeles de Dios no son tontos, ellos saben por la
manera en que nos comportamos qué intenciones se esconden detrás de nuestros
deseos y pedidos. Y los ángeles nunca se van a prestar para ayudar a conseguir un
deseo bueno que tenga objetivos o intenciones egoístas o un deseo que nos
beneficie a nosotr@s pero que de paso afecte a otras personas.
Tú puedes rezar todas las oraciones existentes a los ángeles, puedes practicar todos
los rituales angélicos habidos y por haber, tú puedes consultar a cuanta
canalizadora de ángeles de te cruce en el camino… pero si en tu corazón hay
cualquier tipo de sentimientos malos estás perdiendo tu tiempo y tu dinero: los
ángeles no llevarán tus peticiones ante Dios a menos que tú cambies sinceramente y
vuelvas de corazón al Padre Celestial.
El Santo Corán, el libro sagrado de los musulmanes, enseña algo contundente en
ese respecto: “Dios no cambia la condición de un pueblo hasta que ese pueblo
decida cambiar primero por sí mismo”31. Dios no cambiará tu situación a menos
que tú decidas cambiar primero tu mala conducta y comenzar una vida seria de
santidad que agrade al Eterno. Tú eres quien primero debe dar el paso hacia el
camino del bien para que el Padre Celestial dé luz verde y entonces sí los ángeles te

31

Qur’an Ar-Rad 13:11.

ayudarán en todo lo que necesites, tal como el Magisterio de la Iglesia y el
testimonio de los santos y místicos lo han enseñado.
Regla # 5: Los Ángeles te Mantienen con un Sentimiento de Amor y Paz
Esto es muy importante para saber diferenciar si hemos interactuado con ángeles o
se trata de otra cosa.
La interacción con los ángeles no es como los efectos psicotrópicos de algún
alucinógeno, con el que sientes “el viaje” mientras estás en el trance y luego de que
los efectos han pasado te sientes igual o peor que antes y comienzas a sentir la
angustia y el desespero (lo que los expertos llaman “el síndrome de abstinencia”) y
por eso corres de nuevo al alucinógeno para volver a sentir el placer que sentiste
con el primer toque.
El pastor William D. Webber explica:
Los ángeles por lo general dejan a la persona con un sentimiento inexplicable de
paz y del gran amor de Dios. Aquellos que han hablado con nosotros nos dicen que
esto no es pasajero. El sentimiento de paz, consuelo y amor se queda, a veces para
el resto de su vida32.
Es lo que muchos santos como Santa Teresa de Jesús, San Antonio María Claret,
Don Bosco, Santa Teresita del Niño Jesús y miles de santos y místicos han
testificado.
Cuando interactúas con los ángeles experimentas el amor de Dios de manera
permanente, experimentas la paz (entendida no como ausencia de conflicto alegría
(aunque no sonrías, en tu rostro se te nota).
CÓMO COMUNICARSE SANAMENTE CON LOS ÁNGELES SIN CAER
EN IDOLATRÍAS O PRÁCTICAS ESOTÉRICAS?
Esa es una muy importante y buena pregunta porque ustedes han recibido mucha
información a través de la Internet o a través de programas de televisión, revistas o
libros acerca del tema “recetas para comunicarse con los ángeles”, pero queda claro
que muchos de esos consejos son interesantes pero discutibles.
32

WEBBER, William. OP. Cit., p. 215.

La gente me pregunta con preocupación al respecto, ya que muchas de estas recetas
incluyen prácticas y conceptos que, para quienes no profesan una religión en
especial son sanos y muy útiles33, pero que en el caso de personas bien centradas en
la fe que profesan como es el caso de ustedes, mis querid@s hermanit@s menores,
comprendo que se preocupen! porque es cierto que asumir los conceptos de
“energía”, “consciencia”, “evolución”, “chakras”, “meditación”, “planos
dimensionales” y otros similares junto al conocimiento de los ángeles, eso se presta
para confusiones y malentendidos, y está claro que son conceptos completamente
incompatibles con la doctrina católica.
Quien no tenga bien en claro esto caerá irremediablemente en un defecto que en la
Teología profesional se le conoce como sincretismo34.
Comencemos explicando este aparte diciendo qué es lo que tú, como fiel creyente
de la fe católica, NO NECESITAS! para comunicarte con los ángeles:

33

En este tipo de casos no entraré a juzgar porque quienes me conocen saben perfectamente que
soy muy respetuoso de los procesos de fe de cada quien, y yo siendo un clérigo judío no puedo
cometer el error de condenar a esas personas sólo porque sus creencias religiosas no se ajustan a
las mías.
34

El sincretismo es la tendencia a tomar algunos elementos de cada tradición de fe o
espiritualidad, sacándolos de su contexto original y dándole una lectura personal, además de
practicarlos o profesarlos al lado de otras prácticas o creencias religiosas tanto antiguas como
nuevas. Esta tendencia es lo que el Movimiento de Nueva Era promueve con el ideal de fusionar
todas las religiones y espiritualidades del Mundo para crear una religión cósmica, en la que
desaparezcan todas las particularidades propias de cada religión y espiritualidad y la Humanidad
practique en su lugar una sola y única religión universal.
El sincretismo es perjudicial para quienes lo asumen porque tarde o temprano les genera fuertes
crisis de identidad y un mar de confusiones, y a nivel macro genera graves malentendidos entre
las religiones.
La fórmula para promover el buen entendimiento y la cooperación fraterna entre las religiones, es
tener bien fortalecidas dos columnas: IDENTIDAD y DIÁLOGO. Si la identidad religiosa falla,
el diálogo interreligioso será frágil porque es muy difícil dialogar con quien no tiene bien claros
sus fundamentos confesionales, y esto aplica tanto a nivel personal como a nivel colectivo e
institucional. Pero si la identidad religiosa está bien definida, el diálogo interreligioso será
fraterno, respetuoso y fructífero.

* No necesitas hacer un curso especializado de canalización de ángeles. Contrario a
lo que la Nueva Era enseña, esto no es para un selecto grupo de “iniciados”, sino
que por el contrario, cualquier persona sin distinción alguna puede hablar con los
ángeles.
* No necesitas practicar ningún tipo de meditación trascendental o energética o
“viaje astral”.
* No necesitas conseguir ni aprender a manejar nada que se parezca a un “Tarot de
Ángeles” ni nada por el estilo.
* No necesitas “limpiar energéticamente” tu casa ni tu cuerpo con ningún tipo de
inciensos, esencias, velas de colores u otros objetos.
* No necesitas ningún tipo de piedras preciosas como cuarzos, rubíes, ónix,
turquesas, jades y otros para “canalizar energías angelicales”.
* No necesitas usar prendas de vestir de colores específicos con la idea de que es
para “canalizar la energía de un ángel en especial”.
* No necesitas estudiar libros especializados en ángeles a los que los relacionan con
energías cósmicas y planetarias y deidades egipcias, sumerio-babilónicas y griegas,
y otros personajes que la Nueva Era difunde mucho (Serapis Bey, Kyrion, etc.).
Este tipo de literatura presenta un grado alarmante de sincretismo porque
literalmente hablando “revuelven todo” y confunden mucho a las personas, por eso
es mejor no abordarlos35.
35

Lo que pasa es que si bien hay gente que escribe para beneficiar a la Humanidad, hay cientos
de escritores de la Nueva Era con un mar de confusiones en sus cabezas, con trastornos mentales
o simplemente buscando enriquecerse a costa de la inocencia y la buena fe de los demás, y por
eso escriben las fantasías que salen de sus cabezas y con argumentos de dudosa veracidad
científica las presentan como realidad infalible o “verdad revelada” (esto es lo que en la
psicología se le llama “mitomanía”). En muchos de esos libros se puede identificar perfectamente
cómo atacan directamente a la Iglesia Católica y la presentan como enemiga número uno del ser
humano, de la evolución cósmica, de la verdad y de la ciencia, y que por eso la Iglesia no hace
más que prohibir, amenazar, excomulgar y hasta asesinar para que supuestamente la gente no
conozca la Verdad. Y lo peor de todo es que hay millones de personas que les creen a estos
escritores de la Nueva Era que supuestamente han sido privilegiados por los seres espirituales
para “revelarle a la Humanidad la verdadera Verdad del Universo”.
Si quieres aprender, por qué estudiar a los pies de alguien que está mucho más confundido que tú?

* Ni siquiera necesitas ver con tus ojos físicos que se te aparezcanángeles en forma
humana y con alas! Aunque muchos ángeles han recurrido a asumir esta forma para
ayudar a las personas, no necesariamente los ángeles son estrictamente así.
Lo que sí necesitas es lo que en el Judaísmo llamamos teshuvá, tefilá y tzedaká, es
decir: abandonar la vida de pecado y comenzar una vida de santidad, llevar una
vida de oración 36 , es decir, dialogar permanentemente con Dios, y ayudar
frecuentemente a las personas necesitadas. Siempre que las personas practiquemos
estas tres cosas, con seguridad podremos comunicarnos con los ángeles.
El padre Ángel Peña es uno de los sacerdotes latinoamericanos que más se ha
preocupado por el tema de los ángeles, y en sus libros37 les da a ustedes una serie
de consejos y recomendaciones prácticas para aprender a comunicarse con los
ángeles, especialmente con el ángel de la guarda de cada quien.
Por mi parte quiero compartirles estos consejos prácticos:
Aprende a Escuchar a Tu Ángel de la Guarda
Tu ángel de la guarda SIEMPRE te está hablando, esa vocecita que escuchas al
interior de tu ser que te dice qué hacer y qué no hacer, qué decir y cuándo callar
prudentemente, o esa voz que te recrimina por hacer algo malo o no hacer algo
bueno, tienes que saber que esa es la voz de tu ángel de la guarda.
Como ves, aquí no hay ningún secreto ni mucho menos ningún tipo de “iniciación”.
Mucha gente no escucha esa voz o la pasa por alto, así que de ahora en adelante tú
vas a estar más atent@ a lo que tu ángel guardián te diga a través de ese medio de
comunicación llamado “la voz de la conciencia”.

Por eso dice San Pablo: “todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo
edifica.” (1ª. Corintios 10,23).
36

La literatura espiritual católica es muy rica en esta materia. Véase, por ejemplo, KEMPIS,
Tomás. La imitación de Cristo. DE SALES, Francisco. Introducción a la vida devota. CLARET,
Antonio. Preparación para la muerte. BOSCO, Juan. Siete Meditaciones. SÁLESMAN, Eliecer.
La oración.
37

Recomiendo leer especialmente “Tu Amigo el Ángel de la Guarda” y “Ángeles de Aquí y de
Allá”, que se pueden descargar gratuitamente desde Internet.

Conversa con tu Ángel como si Fuesen Amig@s de Toda la Vida
San José María Escrivá, el fundador del Opus Dei, enseñaba lo siguiente: “Ten
confianza con tu ángel custodio. Trátalo como a un entrañable amigo y él sabrá
hacerte mil servicios en los asuntos ordinarios de cada día”38.
Recuerdas cuando eras niñ@ y los adultos decían que, o estabas hablando con tu
amigo imaginario o que en el peor de los casos te estabas enloqueciendo?
Mucha gente no lo sabe, pero todo ser humano nace con la capacidad de hablar con
los ángeles, y hasta de verlos! pero los adultos en su arrogancia y egoísmo,
creyendo que se las saben todas (y las que no se las saben se las inventan!), le
metieron en la cabeza a mucha gente la idea de que eso estaba mal, que era un
gesto de demencia…
Hay que recuperar ese don que Dios Bendito te regaló. Una vez hayas aprendido a
escuchar atentamente la voz de la conciencia, que es donde normalmente tu ángel
de la guarda te habla, puedes dirigirle la palabra, y verás cómo esa comunicación se
restablece como en la niñez. No temas hablar con tu ángel guardián, porque Dios lo
ha puesto ahí para cuidarte y acompañarte siempre, él jamás te abandonará.
Obviamente hay que ser prudentes y no usar sin más ni más tu voz porque eso
asustaría a tus seres queridos, a los vecinos. No se trata de hablar de viva voz en las
calles, en el bus, porque ahí sí te tacharán de demente, dirán que “se te quemó el
disco duro”. Puedes hablar fluidamente con tu ángel guardián desde el fondo de tu
corazón y sin que tu garganta emita sonido alguno y tu boca pronuncie sílaba
alguna.
Es muy importante aprender a tratar al ángel de la guarda que nos acompaña. El
padre Ángel Peña enseña a los católicos al respecto:
Procura ser delicado y atento con tu ángel. Al levantarte por la mañana, dale
los buenos días a Jesús, a María y a tu ángel custodio, que ha estado toda la
noche a tu lado y ha estado orando por ti. De vez en cuando, dale la alegría
de ofrecerle alguna flor espiritual: un sacrificio, el rezo del rosario, hacer un
pequeño servicio... También puedes ofrecer alguna misa o comunión en su
honor y en honor de todos los ángeles de tus antepasados, que son parte de tu
38

ESCRIVÁ, José María. Surco 690.

familia. Puedes pedirle al ángel que visite a tus familiares ausentes para
darles un mensaje o su bendición. Cuando estén enfermos, que vaya a su
cabecera y se preocupe de que todo vaya bien. Incluso puedes pedirle que se
asocie a todos los ángeles de la familia para que ayuden al enfermo,
especialmente, cuando lo estén operando o cuando se encuentre en algún
momento de peligro o dificultad39.
Aprende a Llamar a tu Ángel por Su Nombre
Los ángeles no son ningunas energías impersonales como la Nueva Era enseña,
sino que por el contrario son seres del Mundo Espiritual con conciencia propia, con
pensamientos y sentimientos igual que los humanos (una de las diferencias más
importantes entre ellos y nosotr@s, es que los ángeles decidieron adorar y servir
con amor y lealtad al Único Dios Viviente para siempre).
Y por lo mismo que son criaturas espirituales con pensamientos y sentimientos, a
ellos les gusta mucho que les llamemos por su nombre, aunque por su naturaleza y
su absoluta lealtad y amor a Dios no necesitan como tal de un nombre. Lo de los
nombres es para que ellos puedan interactuar mejor con los seres humanos. Y por
lo general los ángeles te dan a conocer espontáneamente sus nombres sin tanto
misterio.
El padre Ángel Peña explica:
Es muy interesante ponerle un nombre para poder llamarlo con más
confianza. El nombre puede ser de hombre o de mujer, de virtudes o de cosas
buenas: Celeste, Alegría, Esperanza, Miguel, Juan, Rosa, Flor, Benigno,
Amable, Fiel, Amor, Tesoro, Lucero, Paloma, Sonrisa...
Recuerda que tu ángel está deseoso de ser tu amigo ¿Despreciarás su amistad?
Si de verdad lo amas, él te enseñará a amar a Jesús y a María y crecerás muy
rápido por los caminos del Señor. Entonces, podrás decirle con sinceridad:
"Tú eres mi compañero, mi amigo y confidente, a quien me une una dulce
intimidad" (Sal 54,14)40.

39

PEÑA, Ángel. Tu amigo el ángel de la guarda. Lima: sin editorial 2008, p. 44.

40

PEÑA, Ángel. Op. Cit., p. 54.

Vamos a hacer una aclaración al respecto, porque se ha difundido la idea de que
muchos nombres de ángeles que se publican por Internet o en libros de
angelólog@s no son nombres de ángeles sino de demonios, y de ahí se le prohíbe a
l@s católic@s ponerle un nombre a sus ángeles de la guarda para que no terminen
invocando a espíritus diabólicos.
No te creas el cuento de que todos los ángeles tienen nombres complicados y
rebuscados! No todos tienen por qué ser llamados con nombres que terminen en EL
o YAH.
Y por lo general los ángeles dejan que sean los mismos seres humanos quienes les
den un nombre con en cual puedan comunicarse con mucha más confianza y amor.
Una religiosa le escribía al padre Ángel Peña:
Desde niña he tenido gran amistad con mi ángel. Hablamos como si nos
viéramos. En muchas ocasiones, me ha librado de peligros o me ha mostrado
el peligro. Cuando era pequeña, pensé en darle un nombre que
significase mucha pureza y le puse Celeste y lo llamo con el diminutivo
Celestinho. Cuando rezo el breviario en el coro, le invito a sentarse a mi lado
para alabar al Señor conmigo. Él reza conmigo, trabajamos juntos y lo
hacemos todo unidos. Si te contase todas las cosas de mi ángel, sería algo de
nunca acabar41.
Los Ángeles son Excelentes Relacionistas Públicos
Muchos místicos de la Iglesia han aconsejado a los fieles pedir ayuda al ángel de la
guarda de la persona con la que se requiera dialogar o resolver un problema, para
que ese ángel con la ayuda de nuestro respectivo ángel guardián preparen el terreno
para el encuentro o el diálogo entre personas que se requiere.
El padre Ángel Peña dice: “entre los ángeles hay amor y se ayudan mutuamente.
Por eso, debes ser amigo de todos los ángeles de tus amigos y familiares e, incluso,
de todos los ángeles que existen en el universo. Todos deben ser tus amigos”42.

41

Op. Cit., pp. 37-38.

42

PEÑA, Ángel. Ángeles aquí y allá. Lima: sin editorial 2008, p. 44.

Cuando tengas un problema con una persona y quieras resolverlo, pídele a tu ángel
de la guarda que hable con el ángel de esa persona para que la convenza de hacer
las paces o de querer ayudarte. Lo mismo deberías hacer cuando requieras hablar
con una persona en especial, que los ángeles te ayuden a preparar el terreno y así
cuando llegues ante esa persona, la conversación sea fraterna y para bendición de
ambas partes.
Si la gente escuchara a sus ángeles de la guarda muchas discusiones y peleas
innecesarias se evitarían, muchas amistades se fortalecerían y muchas familias
permanecerían unidas siempre! E incluso, muchas guerras se podrían evitar si los
gobernantes aprendieran a escuchar a sus ángeles antes de tomar decisiones y así
evitarían cometer tantos errores que a la final sus ciudadanos son los que tienen que
pagar las consecuencias.
Los Ángeles También te Hablan a Través de Señales
Otra manera en la que los ángeles de Dios se comunican con nosotros los seres
humanos, es a través de señales. Esto es debido a que muchas personas no escuchan
atentamente la voz de la conciencia desde la cual los ángeles hablan a las personas,
entonces recurren a señales visuales y circunstancias especiales para llamarles la
atención a las personas.
Esto sucede cuando una persona está en riesgo de cometer un pecado para que no lo
cometa, cuando hay un peligro y se requiere que tú estés alerta o te alejes de ese
peligro, o también cuando hay una oportunidad para recibir una bendición especial
y la persona ni se da cuenta de ello. Una señal puede presentarse en la forma de un
aviso publicitario o de un titular de noticias, a través de una canción o también a
través de una persona que resuelve sabiamente alguna inquietud.
San Francisco de Sales le debe su vocación sacerdotal a una señal de los ángeles.
Siendo un joven abogado y elegante, iba un día montado en su caballo por un
camino y en tres ocasiones se le cayó su espada… pero en esas tres ocasiones la
espada cayó al suelo formando una cruz con el estuche de la misma. Sólo a la
tercera ocasión el joven De Sales comprendió que los ángeles le estaban diciendo
que abandonara su vida de lujos y banquetes, y se consagrara al servicio de Dios.
Para poder leer acertadamente las señales hay que extremar la atención a la voz de
la conciencia, aprender a pulir nuestra intuición (ya que muchas veces nos dejamos
llevar por impulsos errados fundamentados en los pre-conceptos e ideas no tan
brillantes que nos hemos fabricado en nuestras mentes) y evaluar las señales.

Por qué decimos esto? Porque muchas veces queremos que una señal angelical
responda al nuestros deseos egoístas y no a lo que Dios, en Su infinita sabiduría, ha
determinado que es lo que nos conviene. Muchas veces aparecen ante tus ojos
señales:
personas,
conversaciones,
imágenes,
avisos
publicitarios,
acontecimientos… cómo saber que son señales enviadas del Mundo Espiritual para
animarte, orientarte o protegerte?
En gran parte la respuesta está en tu conciencia, en tu intuición, por eso hemos
insistido en mantener la voz de tu conciencia en la más óptima de las frecuencias, y
esto lo logras practicando la triple fórmula de teshuvá, tefilá y tzedaká
(arrepentimiento de los pecados, oración permanente y ayuda frecuente a las
personas necesitadas).
“Coindidencias” o “Diosidencias”?
Los católicos carismáticos suelen decir que no existen coincidencias ni
casualidades accidentales en el Mundo Físico, que lo que hay son lo que ellos
suelen llamar “Diosidencias”.
Y créanlo cuando les decimos que esta es una manera muy común en la que el
Padre Celestial pone a trabajar a los ángeles. A ellos les gusta mucho organizar
coincidencias y sucesos favorables que ayuden a las personas a amar mucho más a
Dios y a las demás personas.
Mi padre y maestro, el famosísimo escritor y sacerdote salesiano Eliécer HaCohen
Sálesman, me enseñó en la adolescencia a identificar ángeles a través de las
relaciones sociales, ya que el establecimiento de nuevas amistades es, en buena
parte, el resultado de la Gestión en Relaciones Públicas entre tu ángel de la guarda
y el de la persona con quien interactúas. Ellos hablan entre sí antes de que las
personas se encuentren, y si la disposición y la buena voluntad de esas personas son
exitosas, entonces se establece una amistad. La empatía entre las personas es el
resultado Diosidencial de la exitosa labor diplomática entre los ángeles custodios
de las personas.
Lo mismo ocurre cuando vivimos situaciones en las que recibimos la respuesta a
nuestras plegarias o Dios Bendito nos regala alguna bendición especial que no nos
esperábamos.

Los ángeles siempre están trabajando arduamente para que estas situaciones
diosidenciales acontezcan, pero de nosotr@s depende que se concreten.
Por eso en nuestras plegarias SIEMPRE hay que pedirle a Dios que eso que
estamos pidiendo sea para nuestro bien y el de todas las personas que nos rodean,
que si conviene para nuestro bienestar material y espiritual que Dios nos conceda
eso que le estamos pidiendo, de lo contrario que no nos lo dé y en cambio de eso
que mejor nos regale una bendición mucho mejor y más conveniente a lo que
realmente necesitamos.
Aprendamos a orar así al Padre Celestial y veremos cómo los ángeles nos ayudarán
de maneras asombrosas en todos los aspectos de nuestra vida.
UNA INVITACIÓN FINAL AL PUEBLO CATÓLICO
Querid@s hermanit@s menores! Miren toda la riqueza espiritual que ustedes tienen
en la Iglesia a través de los ángeles.
Ustedes heredaron de nosotros, el Pueblo Judío, esta sabiduría y patrimonio… pero
en algún momento de la Historia much@s de ustedes dejaron perder la
comunicación con estos celestiales servidores y dejaron tontamente que otros se
apropiaran solapadamente de los ángeles para confundir a la gente o estafarla, y las
consecuencias han sido funestas.
Consecuencias funestas para la Iglesia porque ha dejado perder un gran espacio de
espiritualidad que en generaciones pasadas elevó a las almas de los fieles a niveles
de santidad admirables y que así lo reconocieron los Pastores de la Iglesia en su
momento. Y consecuencias para millones de personas que, por falta de este tipo de
enseñanzas y ante la angustia de un mundo materialista e inhumano que se está
desmoronando por pedazos (y así tiene que ser porque Dios Bendito nunca permite
que los sistemas de opresión y esclavitud prevalezcan), han caído en el espejismo
de una “Nueva Era”, de un mundo de vibraciones y emanaciones energéticas
cósmicas de luz, que muchas veces son más bien un mecanismo muy romántico de
evasión psicológica con el fin de escapar de la dura realidad que vivimos.
Los ángeles quieren ser nuestros amigos, eso está claro. Ellos nos quieren ayudar a
que experimentemos verdaderamente el amor de Dios, pero también nos desafían a
confrontar con el amor, la paz, la justicia y la verdad (los cuatro valores que
resumen toda la Buena Nueva que la Iglesia anuncia a través del mensaje de Jesús)
a una sociedad inhumana, injusta, egoísta, embustera y arrogante.

Los ángeles no están interesados en que nos encerremos en meditaciones y rituales,
sino que al contrario, quieren que salgamos a las calles y que irradiemos con
nuestra alegría y buen comportamiento al mundo, como dice Jesús: “Así brille
vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y
glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5,16).
Es mi deseo e invitación a todo el Pueblo Católico a que restablezca seriamente su
comunicación con los ángeles, a que recuperen este bello patrimonio espiritual y
que se unan a trabajar los Hijos de Dios en la Tierra con los Hijos de Dios en el
Cielo, para que ese slogan que tanto me fascina, “una familia bajo Dios” se haga
realidad prontamente y en nuestros días. Amén!