You are on page 1of 2

LEYENDA O MITO Libertad Regalado E.

Con frecuencia tendemos a confundir términos, vale la pena hacer aclaraciones desde las raíces de las palabras, aunque les hayamos adjudicado distintas denotaciones. El mito como lo dice su origen latino es “vera narratio”, narración verdadera, y aludía a narraciones conectadas con el origen del universo o al tema de cómo fueron creados los seres humanos y animales; así mismo a los ritos y creencias de los pueblos. El mito se lo vincula más con los dioses, las historias que describe están relacionadas con lo religioso, sus componentes son alegorías de la creación y de las deidades en las distintas religiones; llegando a influir incluso en las costumbres de las sociedades. Por otra parte, según estudiosos del mito, el relato mítico posee una estructura circular que transcurre durante un tiempo extra-temporal y a-histórico en el cual los sucesos se repiten periódicamente simbolizando con frecuencia acontecimientos cíclicos observables en la naturaleza. Otras veces, el mito representa una explicación sobre el origen del mundo y es un sustento de la cosmovisión de una cultura. Famosos son los mitos de Isis, Osiris, Horus, de la mitología grecorromana, las tradiciones celtas, orientales, japonesas, persas y de tantos otros lugares del planeta. La palabra leyenda viene del latín legenda = lo que debe ser leído, es una narración oral o escrita, un relato maravilloso, relacionado con situaciones históricas verídicas, a las cuales se agregan paulatinamente elementos de la ficción, llegando a fusionarse. La leyenda está vinculada con seres y héroes con características humanas, cuya existencia regularmente no ha sido posible probarse. Ejemplo las sirenas, los cíclopes o aquellos héroes como Robin Hood, El Cid Campeador. Se trasmite de una generación a otra y en ese transmutar experimenta supresiones, modificaciones, transformaciones. Hay un rasgo característico en el mito y la leyenda que son universos complejos de producción literaria de creación colectiva, es allí donde radica su riqueza. Los dos tipos de narración tienen como materia a la imaginación y a la veneración por los orígenes, por lo mágico, por los hechos extraordinarios de la vida de los dioses y de los seres humanos. Estas dos formas de la narrativa reflejan aspectos sociológicos, filosóficos y estéticos, su estudio puede ser abordado desde la antropología, la religión, el arte. Son una ventana hacia ese mundo de lo simbólico, de increíbles hazañas y personajes fantásticos. Es eso lo que nos atrapa, por eso la industria de la cinematografía encuentra en estas historias su temática, alcanzando extraordinarias records de taquillas, ejemplo: Harry Potter. El señor de los anillos, las crónicas de Narnia, o la de esos héroes legendarios como Alejandro Magno, Aquiles, Ulises. El mito y la leyenda siempre han configurado un universo donde lo profano y lo sagrado se confunden atrapando nuestra razón en ese mundo de la ilusión.