You are on page 1of 12

1

GLOSARIO GENERAL Los términos en negritas remiten a nuevas definiciones. Acción Serie de acontecimientos producidos en función del comportamiento de los personajes, la acción es a la vez, concretamente, el conjunto de los procesos de transformaciones visibles en la escena -sea esta discursiva o teatal- y en el plano de los personajes, lo que caracteriza sus modificaciones psicológicas o morales.

Acto de lenguaje/Acto de habla (Ver Ilocutivo/Ilocutorio (acto) Actuación Este concepto se vincula con el de competencia. Así como ésta, se refiere al conocimiento que todo hablante tiene sobre su lengua, la actuación se vincula con el uso que de ella hace. La diferencia entre competencia y actuación desde el punto de vista teórico y explicativo es muy importante ya que nos lleva a no confundir, por ejemplo, lo que un niño usa cuando habla con lo que es capaz de comprender. Ágrafa (cultura) Adjetivo que suele utilizarse para designar a las culturas o individuos que no poseen un sistema de escritura que, desde una visión etnocéntrica, suele pensarse como alfabético. Cuando se hablaba de “cultura ágrafas” implícitamente se pensaba en culturas carentes de un sistema escriturario del tipo occidental (salvo la presencia siempre inevitable y anecdótica del chino o de alguna otra cultura de “prestigio”). El propio término griego del que proviene esta designación , γρα φω , tiene una serie de acepciones que nos conducen a reflexión. Entre ellas indicaremos como significaciones posibles: dibujar, registrar, grabar, realizar trazos significativos. En tal sentido, no creemos que sean numerosas, por no decir nulas, las culturas que puedan ser calificadas de este modo: “En realidad, una sociedad completamente privada de escritura es muy rara y expresiones como ‘pueblos, civilizaciones sin escritura’ (...) responden más a una distinción cómoda con fines didácticos o a una división etnocéntrica entre alfabetizados y no alfabetizados, que no es una verdadera distinción antropológica.” (Cardona, G.;1981, pág. 130) La confusión proviene de analogar grafía con letra, de donde salen clasificaciones como : letrados / no letrados (Ver letrada, cultura), que, de ningún modo, deben ser tomadas como sinónimos de con o sin escritura, ya que, sin profundizar demasiado, podemos advertir que el término “letrado” excluye de su seno a numerosas culturas y sistemas de escritura, ampliamente reconocidos en la actualidad. Antagonista Los personajes antagonistas son los personajes del texto que están en oposición o en conflicto. El carácter antagónico del escenario discursivo es uno de los principos fundantes para establecer su dramaticidad. Argumento “Argumento (A): los hechos, las pruebas, los datos o los argumentos que se (Teoría de la argumentación) tienen sobre un hecho determinado” (Lo Cascio,1991,pág. 123) Autor Cuando nos referimos a esta noción, no estamos pensando en el autor "empírico", en ese "sujeto de carne y hueso" que resulta propietario de tal o cual discurso, sino al autor en tanto función textual que resulta construida por una operatorio de lectura. Pondremos un ejemplo que ilustre esta concepción: si nos dijeran que Borges (autor) escribió el Patorozú, nos costaría muchísimo, como lectores, creer esto, pues nuestro conocimientos de la obra de Borges o nuestros supuesto acerca de ella no nos permitirían pensar que el Patorozú es obra de Borges. Si deseamos un ejemplo en el seno de la escuela, baste recordar cuántas veces, a pesar de que un niño haya olvidado colocar su nombre en una de sus producciones, somos capaces de saber a quién pertenece. Esto ocurre porque hemos construido, como

2 lectores, en nuestra mente, una imagen de ese "autor" y presuponemos que a ella se vinculan ciertos textos y otros no. El calificador es un elemento que caracteriza las tesis o argumentos aducidos. Su campo es el de la modalidad y su carácter puede resultar “deóntico y en consecuencia expresar la necesidad, la obligación de algo o bien ser epistémico, es decir, expresar la probabilidad e indicar si los enunciados son verdaderos o falsos, y en qué momento temporal y en qué mundo o lugar se encuentran uno y otro.” (Lo Cascio, 1991,pág. 143)

Calificador (Teoría de la argumentación)

Cita explícita (Ver mecanismos de cita) Cita implícita (Ver mecanismos de cita) Clases textuales

La clase textual es determinada por el saber del niño, se trata de “clasificaciones empíricas, tal cual son realizadas por los miembros de una comunidad lingüística, es decir, clasificaciones cotidianas que pueden mencionarse por medio de lexemas condensadores del saber sobre determinada clase textual: por ejemplo, ‘esto es un cuento’,’esto es un chiste’, ’esta es una descripción’, ‘esto es un diálogo’, etc.” –Ciapuscio (1994) Tipos textuales, Universidad de Buenos Aires. Puede ser entendido tanto como conjunto de signos o como el modo de empleo de esos signos, es decir como el conjunto de reglas que permiten combinar elementos para producir mensajes. Se refiere al conocimiento del lenguaje que todo hablante posee, independientemente de su actuación. Los discursos, además de denotar (comunicación de 1er. Nivel, connotan, es decir, sugieren o evocan, implícitamente. La connotación es un sobrediscurso de segundo nivel, un plus que se agrega a la comunicación básica. Sólo por medio de la connotación logramos volcar lingüísticamente nuestros intereses, los movimientos de nuestra voluntad, mediante el manejo no exclusivamente conceptual de la lengua. Connotar no es meramente nombrar, es incorporar vivencias e intencionalidades del tipo no racional en nuestro decir. De esta forma el lenguaje sugiere, no dice directamente. Un enunciado crea el contexto en el que es posible su aparición. Es una convención social y discursiva el que en determinado contexto son adecuados ciertos enunciados y otros no. Por tanto, si aparece un enunciado, se infiere que el contexto es el adecuado para ello. Si fuera "extraño, "fuera de lugar", o bien se interpreta que el contexto ha variado o bien se le hace variar para indicar a su locutor que ha cometido un error de adecuación. Argumento provisto por quien detenta el rol de antagonista (P2) en una argumentación. Clase gramatical que establece una relación entre dos elementos que cumplen la misma función sintáctica. Ej.: María y (coordinante) Pedro salieron de viaje (María y Pedro cumplen la función de núcleos del sujeto) Significación primaria (o primera) de los signos Capacidad del enunciado translingüístico formulada por Mijail Bajtín . consiste en la facultad que todo enunciado tiene de ser un ya-dicho, es decir que implica una propiedad responsiva. Bajtín lo explica claramente cuando dice que en todo proceso comunicativo el emisor escucha mientras el receptor habla. Es decir, invierte las funciones unidireccionales del proceso comunicativo. Se refiere a las a la capacidad de los enunciados y textos (orales o escritos) de entablar diálogos con otros enunciados o textos en forma explícita o implícita. Así, por ejemplo si decimos: “Como lo indica Saussure en su Curso de Lingüística General, la lengua es un sistema de signos”, el enunciado “la lengua es un sistema de signos” pertenece a Saussure y es

Código Competencia lingüística Connotación

Contexto

Contraargumento (Teoría de la argumentación) Coordinante Denotación Deóntico (Ver Calificador) Dialógico

Dialogismo

3 citado, explícitamente por el locutor, apelando a un recurso de autoridad. En cambio si dijéramos: “Como todos los lingüistas sabemos, la lengua es un sistema de signos”, Saussure, en tanto enunciador, no es explícitamente mencionado, lo que él dijo, sin embargo, será reconocido como su palabra si el lector tiene los conocimientos necesarios para darse cuenta de que en el enunciado proferido hay un enunciado que pertenece a otro sujeto (en este caso, Saussure) En coincidencia con Pierre Charaudeau (1988) definimos al discurso como la instancia a través de la cual hablamos el mundo. Hablar el mundo, no del mundo, distinción que, aunque sutil, no resulta nada ociosa puesto que si “hablamos del mundo” , el mundo nos preexiste, está, por decirlo de algún modo, ahí, y sólo será asunto de “adecuar” nuestra narración y “contarlo bien”. Si “hablamos el mundo” , el mundo no nos preexiste, sino que adviene, lo hacemos vivir, lo construimos a partir de nuestra propia producción discursiva. En este sentido no nos interesaremos por la construcción narrativa de LA realidad, sino por el modo en que esta realidad adviene, adhiriéndonos a las concepción que se refieren , no a la verdad narrativa, sino a la verosimilitud. Entendemos por verosimilitud narrativa a la construcción de la realidad que aparece gobernada por una cierta convención que emana del propio texto, de tal modo que su corrección lógica es inmanente al mismo y no exige ningún tipo de verificación empírica. No hay por tanto , textos más o menos verdaderos, más o menos ficcionales (parafraseando a Borges), desde nuestro punto de vista. Sin embargo sí existe una intención de otorgar un valor ( y lo decimos en sentido saussuriano) de real o ficcional a los textos. Caperucita puede aparecérsenos en el bosque narrativo (Eco) como la reportera del noticiero de las siete de la tarde o simplemente como la niña con su canastita llena de dulces.

Discurso

Distanciamiento

Procedimiento para distanciar la representación de manera que el objeto representado aparezca bajo una nueva perspectiva que revele un aspecto oculto o demasiado familiar. Dramaturgia En sentido general es la técnica (o ciencia) del arte dramático que busca establecer los principios de construcción de la obra, ya sea inductivamente, a partir de ejemplos concretos, o deductivamente, a partir de un sistema de principios abstractos. Esta noción presupone la existencia de un conjunto de reglas específicamente teatrales cuyo conocimiento es indispensable para escribir un texto y analizarlo correctamente. Efecto de realidad/Efecto El efecto de realidad en la literatura, el cine o el teatro, interviene cuando el teatral lector/espectador tiene el sentimiento de estar asistiendo al acontecimiento presentado, de ser transportado a la realidad simbolizada, de no estar ante una ficción artística, sino ante una reproducción tan "auténtica"como "original". Por su parte y contrariamente, el efecto teatral es la acción escénica que revela inmediatamente su origen lúdico y artificial, y no permite ninguna ilusión sobre la realidad del fenómeno imitado. Emisor Uno de los elementos constitutivos del proceso comunicacional, el que emite el mensaje y que, en este proceso, se dirige siempre a un receptor*, elemento recipiente del mismo. Empirismo Se refiere a las teorías que conciben que el sujeto no viene dotado de ningún conocimiento o capacidad previas y que será la experiencia y el contacto con el medio el que imprima en él dichos conocimientos o capacidades. Desde esta perspectiva, el hombre es pensado como una "tabula rasa". Enunciación "Cada enunciación es un acto que apunta directamente a ligar el oyente al locutor por el nexo de algún sentimiento social o de otro género. Una vez más el lenguaje en esta función no se nos manifiesta como un instrumento de reflexión, sino como un modo de acción" (Benveniste, 1970), refiriéndose al uso fático del lenguaje descrito por Malinowski. Sin embargo, Benveniste no desarrolló el análisis del lenguaje como modo de acción. En 1956 había observado: "el enunciado que contiene /yo/ pertenece al nivel o tipo de lenguaje que Charles Morris llama pragmático y que incluye, con los signos, sus usuarios", pero estudió, en cambio, el /yo/ como

4 entidad discursiva, la subjetividad como una construcción del lenguaje: "Es en lenguaje donde el hombre se constituye como sujeto"(1958) Epistémico (Ver Calificador) Errores de inadecuación Los “errores” de inadecuación ortográfica pueden ser divididos en dos ortográfica grandes grupos: a) Errores a nivel segmental: a.1: Omisión: consiste en escribir una letra menos en la palabra correspondiente. Ej. ueso (por hueso) a.2: Sustitución: consiste en cambiar una letra por otra. Ej. Baca (por vaca) a.3: Transposición: consiste en alterar la ubicación de una letra en el segmento escrito de una palabra. Ej. Isntitución (por institución) a.4: Agregado: consiste en escribir una letra de más. Ej. Palato (por plato) b) Errores a nivel suprasegmental b.1: Puntuación: no hacer uso en forma convencional de los signos de puntuación y entonación b.2: Acentuación: errores referidos a la ausencia o equivocada ubicación del acento ortográfico, según la norma vigente. Ej: perdio (por perdió), mastíl (por mástil) b.3: Hiposegmentación: es la unión en la escritura, de palabras que, convencionalmente, se escriben separadas. Ej: enlacasa (en lugar de "en la casa") b.2: Hipersegmentación: es la separación, en la escritura, de segmentos consecutivos de una misma palabras. Ej: alegre mente (en lugar de "alegremente") Escritura Sistema de marcas (en el sentido griego de grafo o grafías y no en el estrictamente lingüístico de grafemas) que, en tanto productos del psiquismo humano de índole cultural, con una intención comunicativa y simbólica, representan algo diferente de sí , más allá del alcance, la forma y el soporte material no fonético que adopten. Así, podría pensarse en la no existencia de culturas ágrafas, pero sí en la existencia de culturas no letradas en el sentido tradicional de letra y de sistema alfabético de escritura. Esta definición nos permite diferenciar cualquier tipo de marca (accidental, tal vez) de las marcas de la escritura por su carácter sistemático específico. Heredera más directa de la retórica, se constituye a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Si bien la idea de la ‘estilística’ es nueva, no lo es la de la reflexión sobre el estilo o el arte de escribir que surge a partir del siglo XVIII. Parte de la idea de que el lenguaje expresa el pensamiento y los sentimientos y considera que la expresión de los sentimientos constituye el objeto propio de la estilística. “El niño desarrolla una parte impresionante de su capacidad lingüística en la edad preescolar y el camino que le queda por recorrer es de ampliación de las estructuras aprendidas, que probablemente no diferirán demasiado de las que ya han emergido. Pero que no difieran demasiado no significa que esas estructuras sean fácilmente discernibles para alguien que no las haya estudiado nunca. Con el estímulo apropiado de la conversación natural, o de la lectura, la adquisición puede continuar toda la vida; sin el estímulo apropiado, en el momento oportuno, la adquisición puede detenerse. Pero sólo el estudio lingüístico puede ayudar a determinar las estructura tardías específicas. Todo lo que el ser humano desarrolla lingüísticamente después de lo seis o siete años, se considera técnicamente de adquisición tardía, por ejemplo, el manejo de ciertas condicionales como: si ya jalaste esa manija tendrían que haber caído los dulces, y sus variantes; y ciertas comparativas como: la maestra es más delgada que tu mamá, y sus variantes.” (Hurtado, A.;1977, págs. 8 y 9)

Estilística

Estructuras tardías

5 Figura retórica Hecho de semántica lingüística, se la ha considerado como un desvío de la norma. No obstante ese desvío pasa de ser causa de origen a ser causa final: muchas figuras no son desvíos sino con relación a una regla imaginaria, según la cual “el lenguaje debería carecer de figuras”. Fonética / Fonético La fonética estudia el significante en el plano del habla, las cualidades físicas y articulatorias de los sonidos. Su objeto de estudio es el fono e intenta responder a la pregunta de cómo se pronuncia o produce tal o cual sonido. Fonología /Fonológico/ La fonología es la disciplina lingüística que estudia los sonidos pertinentes Fonema de una lengua (fonemas). Entendemos por fonemas a las unidades que, si bien no son mínimas (no tienen significado en sí mismas, cuestión que los diferencia de los morfemas) sin embargo reportan significado en el sistema (es decir, al permutarse por otra unidad, producen un cambio de significado). Así, por ejemplo si en la emisión /rosa/ se cambia el sonido /r/ por /t/ obtendremos, /tosa/, emisión que presenta otro significado. Si bien /r/ no tiene significado en sí mismo, reporta significado en el sistema puesto que, al ser permutado por /t/ se produce un cambio de significado en la emisión en cuestión. Fuente Para Lo Cascio la fuente “debería proveer la garantía de que los argumentos (Teoría de la argumentación) presentados responden a la verdad, o son aceptables, o que la regla general sobre la que se base la corrección de la conexión entre argumento y conclusión es efectivamente verdadera, vigente, etc.” (Lo Cascio, 1991, pág. 127) Grafema El grafema es la unidad de la grafía que suele considerarse como la representación gráfica de un fonema. Esta concepción lo convierte en una entidad confusa ya que, generalmente, se la asocia con la "letra". Como sabemos, no todas las letras son la representación de un fonema. Por ejemplo, la letra h no representa en español ningún fonema. Hermenéutica "Se debe recordar que la hermenéutica, disciplina antigua, a partir de Schleiermacher comienza a sufrir una vital y profunda modificación que la convierte, de lectura y desciframiento de textos, en una empresa filosófica de largo alcance." (Ravera, 1988,pág. 65) Desde el punto de vista de la crítica literaria, la hermenéutica es la disciplina que critica la autonomía del arte, tratando de explicar el objeto artístico por el descubrimiento de la verdad. Arte y verdad son conceptos íntimamente relacionados. El lector debe descifrar a partir de ciertos indicadores del texto, su vinculación con el mundo real y la tradición. Esta perspectiva que sostiene la preexistencia del mensaje en el texto, con independencia del lector, se opone a la perspectiva semiótica Héroe Tipo de personaje dotado de poderes fuera de lo común. Sus facultades y atributos son en general positivos, pero también pueden ser negativos en la medida que éstos lo ubiquen por encima de los otros hombres. Hegel distingue en su Estética (1965), tres tipos de héroes que corresponden a tres faces históricas y estéticas: 1) el héroe épico es destruido por su destino en su combate con las fuerzas de la naturaleza (Homero); 2) El héroe trágico concentra una pasión y un deseo de acción que le resultarán fatales (Shakespeare); e) El héroe dramático concilia sus pasiones con la necesidad impuesta por el mundo exterior; de este modo evita su aniquilación. En este tipo de héroe, la denominación de héroe ale tanto para el h9ombre ilustre cuyas hazañas relatamos como para el personaje teatral.. Desde fines del siglo XIX el héroe existe con los rasgos de su contrario irónico: el antihéroe. Los valores enfatizados por el héroe caen en desuso e incluso se hacen sospechosos, y entonces el antihéroe aparece como la única alternativa para describir las acciones humanas. Hipotexto Modelo textual subyacente en un texto dado que no puede ser referido a uno en particular. Así, por ejemplo, cuando un niño comienza su relato con el enunciado "Había una vez", no podemos decir que esté concretamente reescribiendo "Caperucita Roja", "Los tres Chanchitos", "La Cenicienta" o "Blancanieves", sino que está pensando en ese "estilo" de cuento que subyace en su producción como modelo a seguir. Literalmente, el término "hipotexto" significa "debajo del texto" (del griego: hipo- debajo- como en "hipo-

6 pótamo" - "debajo del río" ) Se entiende por ícono a una forma de simbolización y comunicación próxima al dibujo que intenta vehiculizar, de alguna manera "la presencia no presente" de aquello a lo que se refiere. El ícono (como lo concibe el cristianismo ortodoxo) es bastante más que una mera representación sin convertirse totalmente en lo representado. En el caso de las escrituras icónicas, no debemos caer en la trampa de creer que son una copia plana de la cosa, ya que sabemos perfectamente que las representaciones y simbolizaciones pictóricas son ,como los demás sistemas simbólicos, eminentemente culturales y, por lo tanto, revisten el mismo grado de complejidad que las demás formas de comunicación humana. Consideramos a la identidad no desde una perspectiva estática, sino como un proceso que se construye en un constante diálogo con el otro. Así, la identidad varía según los diálogos que entablemos con los "otros" y, en ningún caso, se trata de una esencia inmutable y eterna. Así, nos definiremos como "madre" o "padre" frente a nuestros hijos; como "hijos", frente a nuestros padres"; como "maestros", ante nuestros alumnos, etc. En el marco de la teoría de los actos de habla (Austin) y desde una perspectiva general se puede establecer la clasificación de una frase a partir del cumplimiento de tres actos simultáneos; 1. Un acto locutorio, en la medida en que se articulan y combinan sonidos, y también en la medida en que se evocan y combinan sintácticamente las nociones representadas por la palabras. 2. 2. Un acto ilocutorio en la medida en que la enunciación de la frase constituye de por sí un determinado acto (una determinada transformación de lasrelaciones entre los interlocutores: cumplo el acto de prometer al decir: "Prometo...", el de interrogar al de cir "¿Acaso...?". 3. Un acto perlocutorio, en la medida en que la enunciación sirve a fines más lejanos y que el interlocutor puede con comprender, aunque domine perfectamente la lengua. Así, al interrogar a alguien podemos tener la intención de ayudarlo, de perturbarlo, de hacerle creer que apreciamos su opinión, etcétera. Se refiere a la teoría o teorías del conocimiento que presuponen que los sujetos estamos dotados, desde nuestro nacimiento, con ciertas capacidades o conocimientos. Esta perspectiva es la detentada por Platón. Tal como señala Hachén en su Tesis de Maestría (1998): “...el hombre es, esencialmente, un ser gráfico, pero creemos también que esta definición no debe hacer presuponer que la ´lectura´ es subsidiaria de la escritura. Es verdad que comúnmente se piensa que lógica y funcionalmente la lectura es posterior a la escritura, que una sociedad o un niño construyen primero un sistema de escritura y luego proceden a leer. Esta idea encierra una falacia central ya que en la concepción del hombre como ser gráfico está implícita su esencial capacidad de lectura. Podemos invertir este supuesto inicial al punto de rescatar el rol fundamental de la lectura en la constitución misma de un sistema de escritura. Como se sabe, el hombre lee desde siempre: los avatares del tiempo en la forma de las nubes, el futuro en las vísceras de los animales, el destino en el vuelo de los pájaros, la tristeza en el rostro de un amigo, etc… y en esa lectura del mundo, en esa ´tarea pansemiótica´ crea sus propios códigos de escritura. Lo que queremos decir es que la actitud lectora, el considerar que algo puede ser leído, que cifra un mensaje destinado a nosotros, es el primer paso hacia la construcción de cualquier sistema de escritura. El vuelo de los pájaros o las sangrantes vísceras de un buey no son en sí un sistema de escritura, si no son miradas desde la posibilidad de ser leídas. La mirada lectora funda la escritura. Dictando los cursos de capacitación para docentes, propongo siempre el siguiente ejemplo: si cuando llego a mi casa encuentro sobre la mesa de la cocina una taza de café, se me presentan dos posibilidades: lavarla y guardarla, en cuyo caso, la borra de café se convierte en basura, o tomarla y “leer” allí el destino de quien la usó, caso en el cual, adviene en sistema de

Icono / icónico

Identidad

Ilocutivo/ilocutorio (acto)

Innatismo Interpretante Lectura

7 escritura. Más allá de que yo efectivamente “sepa” o no leer la borra del café, mi actitud frente a ella contribuirá a la construcción de un objeto diferente. Basura o escritura, la borra de café dependerá de mi actitud, de mi mirada. Esto nos pone en evidencia que la borra no es por sí un sistema de escritura, sino que es la actitud lectora la que permite su construcción. Lo mismo pasa con el vuelo de los pájaros. Yo podré enseñarle a alguien todas las formas posibles de desplegar las alas o de enfrentar las corrientes de aire cálido, pero, si no presupongo que ellos conllevan un mensaje que puede ser leído, nunca construiré con el vuelo (aún cuando sepa describirlo a la perfección) un sistema de escritura”. Letrada (cultura) Se dice de aquellas culturas que presentan sistemas de escritura en los que se da un correlato más o menos exacto entre letra y sonido. Muchas veces la frase "no letrada" es usada de manera despectiva para clasificar a los pueblos o culturas que carecen de un sistema de escritura alfabético. Lexema Conjunto de dos o más morfemas. Suele pensarse, erróneamente, que coincide con la palabra, sin embargo, cuando los hablantes de español utilizamos este término, podemos referirnos o bien a lexemas (como podrían ser: niñ-o-s, jug-áb-a-mos - los guiones indican la separación en morfemas) o bien a morfemas (como por ejemplo: no, yo) Literaturidad Categoría propuesta por los llamados "formalistas rusos" que pretende señalar y caracterizar las cualidades formales del lenguaje por medio de las cuales se puede determinar definir la "especificidad literaria". En este sentido, la literaturidad se define en términos de una relación con una realidad supuesta, como discurso ficcional o imitación de los actos de lenguaje cotidianos. Por otra parte se apunta a determinar propiedades específicas del lenguaje., Mecanismos de cita Procesos por los cuales el locutor se apropia del discurso de un "otro". Pueden tener un carácter consciente o inconsciente, ser explícitos o implícitos. Cuando conscientemente decimos: "Como dijo Saussure, la lengua es un sistema de signos" , la cita explícita del pensamiento de Saussure funciona como un recurso de autoridad que valida nuestro propio discurso. El ejemplo más típico es la cita con encomillado. Pero no siempre somos conscientes de estos enunciadores que subyacen en nuestro discurso. Si , por ejemplo, expresáramos: "Qué mal se portaron estos chicos, parecían unos indios", estamos, implícitamente, citando un discurso que ni siquiera puede ser atribuido a un individuo (como en el caso de Saussure) sino a todo un imaginario social que asocia la noción de "indio" con la de "barbarie" y "salvajismo". Los mecanismos de cita se hallan absolutamente entramados con la noción de dialogismo y la de texto como un entramado (intertexto), como un entrecruzamiento de voces. Métodos de marcha sintética/ Estos métodos de enseñanza de la lectura y la escritura (alfabéticos o Métodos de marcha analítica fonéticos) comienzan con el estudio de los signos o los sonidos elementales para que luego el niño, uniendo estos elementos mínimos (letras), sea capaz de formar sílabas que unidas entre sí formarán palabras y, sumadas, textos. Estos métodos, que no parten de situaciones de aprendizaje con significado, difícilmente logren el desarrollo de una lectura comprensiva o de una escritura autónoma y creativa. Como señala Braslavsky (1962) este método que aún hoy se emplea en las escuelas posee veinticinco siglos de antigüedad ya que era el propuesto por Dionisio de Halicarnaso en la Antigua Grecia. Por el contrario, los métodos de marcha analítica, parten de la lectura de palabras, frases o textos para, por un proceso de análisis, llegar a los elementos mínimos (palabra generadora, métodos globales) Modelo Entendemos por “modelo” al tipo o bien a la clase textual que (Ver Hipotexto) subyacentemente se toma como ejemplo para producir un texto. El modelo actúa como un auténtico hipotexto (del griego: hipo: lo que está debajo de y texto) como aquello que está “debajo del texto”, sosteniéndolo. Podríamos utilizar como imagen la idea de que el hipotexto se erige en basamento o cimiento de una determinada producción. Así, por ejemplo, un niño que, para narrar un cuento, por ejemplo, comienza su relato escribiendo: “Había una vez”, y escoge como personajes hadas, reyes, bellas doncellas situando la

8 acción en un tiempo y lugar indefinido, estará utilizando como modelo (o como hipotexto) al cuento clásico. Esto quiere decir, no que escriba pensando en un determinado cuento (Caperucita, Los tres Chanchitos, Pulgarcito o Hansel y Gretel) sino en todos ellos, en las características que los mismos tienen en común y que permiten que el niño los asocie en una clase textual determinada, opuesta, por ejemplo, a la crónica policial. Es la noción opuesta a la de dialogismo. Se refiere la presencia de una sola voz en un enunciado o texto. Esta concepción, vinculada con la idea del “monólogo” ha sido ampliamente discutida a partir de la teoría de M. Baktin a partir de la cual, todo texto o genunciado implica el entrecruzamiento de voces, descartándose, de plano el monologismo. Término que proviene del cine y que a partir de los años treinta fue adoptado por autores teatrales para designar las secuencias de la acción montadas en una sucesión de momentos autónomos. Asimismo puede uitiliarse como sinónimo de puesta en escena o espectáculo. Disciplina lingüística que aborda el tratamiento del nivel de análisis lingüístico cuya unidad es el morfema. El morfema es la unidad mínima de significado para el lingüista, con prescidencia de la percepción que el hablante puede tener. Así, por ejemplo, si le preguntamos a un hablante de español cuál cree que es la unidad mínima de significado en su lengua, nos conteste con un lexema. De este modo, si tomamos un lexema como “gatitos”, muy probablemente los hablantes piensen que allí hay una unidad de sentido, aunque para el lingüista hay cuatro unidades mínimas de sentido o morfemas: [gat-]: morfema baso o raíz que se refiere al significado del animal (felino, mamífero, cuadrúpedo, etc) [-it-]: sufijo que expresa el diminutivo [-o-]: sufijo que expresa el género, en este caso, el masculino. [-s]: sufijo que expresa el número plural.

Monologismo /Monológico

Montaje

Morfología / Morfológico Morfema

Nota: Por convención, los morfemas se escriben entre corchetes y con guiones que indican si hay otros morfemas que se sufijen o prefijen) Narración (estructura Entendemos por ECN a las narraciones organizadas bajo la estructura del canónica de) ECN principio / nudo / desenlace en las que, además, se exige el respeto por un constante punto de vista y un único tiempo verbal. Narración (concepción La concepción canónica de narración es aquélla que sostiene como modelo canónica de) narrativo al de la ECN Neoinnatismo Designa a la teoría del conocimiento que sienta las bases en los principios fundamentales del Innatismo, aunque realice ciertas modificaciones. En este cuadernillo, el término se halla vinculado a la teoría lingüísticocognitiva de Chomsky. Objeto Opinión “Opinión (O): la tesis, la opinión o hipótesis avanzada, la pretensión inferida (Teoría de la argumentación) a partir de los datos” (Lo Cascio,1991,pág. 123) Paradigma En sentido amplio, se llama paradigma toda clase de elementos lingüísticos, sea cual fuere el principio que lleva a reunir sus unidades. Frente a la multiplicidad de criterios divergentes sobre los cuales podría basarse la noción, muchos lingüistas modernos procuraron definir un principio de clasificación que esté ligado únicamente a la función de las unidades en el interior de la lengua. Paratexto Entendemos por paratexto a todos aquellos elementos (lingüísticos y no lingüísticos) que acompañan al cuerpo del texto y que pueden hacer variar su significación. Los elementos típicamente paratextuales son: los títulos, subtítulos dedicatoria, epígrafes, comentarios de contratapa y solapas de un libro, epílogos, prólogos, índices, copetes, ilustraciones o fotos que acompañan a un texto, etc. Resulta siempre interesante ver la relación que entabla el cuerpo del texto con el paratexto. Así, por ejemplo, en épocas de la Guerra del Golfo, un diario rosarino publico en primera plana el siguiente titular: SANGRIENTA GUERRA EN EL GOLFO. Si pensamos que los titulares, como los títulos, funcionan como elementos de predicción lectora,

9 ante semejante enunciado, cualquier lector esperaría una noticia cruenta y bañada de sangre. No era así, y, para mayor ironía, la noticia periodística estaba acompañada de una foto en la que dos diplomáticos se estaban dando la mano. De este modo, podríamos ver las contradicciones planteadas entre los elementos paratextuales en sí (titular y foto) y en relación con el cuerpo del texto (titular y cuerpo de la noticia) Perlocutivo/Perlocutorio (acto) (Ver Ilocutivo/Ilocutorio) Poética

El término "poética", tal como nos ha sido transmitido por la tradición, designa: 1) toda teoría interna de la literatura; 2) la elección hecha por un autor entre todas las posibilidades (en el orden de la temática, de la composición,k del estilo, etc.) literario: "la poética de Borges"; 3) los códigos normativos construidos por una escuela literaria, conjunto de reglas prácticas cuyo empleo se hace obligatorio. Los lógicos neopositivistas han distinguido tres puntos de vista posibles sobre los lenguajes (naturales o artificiales). El punto de vista sintáctico consiste en determinar las reglas que permiten construir frases o fórmulas correctas, combinando los símbolos elementales. La semántica se propone obtener el medio de interpretar esas fórmulas, de ponerlas en relación con otra cosa: esa "otra cosa"puede ser la realidad, o bien otras fórmulas (de ese mismo lenguaje o de otros lenguajes). Por fin, la pragmática describe el uso que pueden hacer de las fórmulas los interlocutores que se proponen actuar unos sobre otros. Se refiere a los sucesos posteriores a un punto temporal cualquiera que se tome como referencia. (Del griego prôtos, primero y agonizesthai, combatir). El protagonista era para los griegos, el actor que representaba el papel principal.. De las muchas concepciones que abordan el punto de vista del narrador, nosotros definimos a este concepto en relación con dos variables fundamentales: 1- Si la narración se produce desde la perspectiva del yo 2- Si la narración se produce desde la perspectiva del no yo Dentro de la primera categoría, contemplamos dos posibilidades, conforme se utilice en el relato la primera o la tercera persona gramatical: 1.a: Narrador desde el yo en primera persona (corresponde al narrador protagonista) 1.b: Narrador desde el yo en tercera persona (corresponde al narrador testigo en tercera persona) 2.a: Narrador desde el no yo en tercera persona (corresponde al narrador omnisciente que maneja todos los hilos del relato) 2.b: Narrador desde el no yo en tercera persona (corresponde al narrador testigo que no maneja todos los hilos del relato y va acompañando el relato al modo de “cámara” filmadora)

Polifonía (Ver Dialogismo) Pragmática

Prospección Protagonista Punto de vista del narrador

Recurso de autoridad (Ver Mecanismos de cita) Referente (Ver Signo lingüístico) Regla (Teoría de la argumentación) Relaciones sistemáticas

“Regla general (RG): las garantías a partir de las cuales si se tienen ciertos ´datos´ o ´argumentos´, se pueden sostener y, por lo tanto, se justifican ciertas tesis u opiniones” (Lo Cascio,1991,pág. 123) Conjunto de signos que pertenecen a un mismo material y que forma mapas

10 de representación. Su organización puede ser estudiada en sí misma o en relación con otros sistemas. Diferente al concepto de significación, es la aparición de una imagen mental en el usuario de los signos. Depende del grado de abstracción que poseen los diferentes estratos discursivos y esta gradación se produce desde los nombres propios hasta las partículas, conjunciones y pronombres. En una perspectiva semántica, también pueden observarse grados variados de abstracción. La ficción se vale en gran medida de las propiedades representativas de las palabras y uno de sus ideales fue durante mucho tiempo el grado superior de “evocación; de allí la costumbre de hablar de la literatura en términos de “atmósfera”, “acción”, “acontecimiento”, etc. La reserva es una forma de argumentación que se presenta “como coordinada a la argumentación principal (ARG) e implica una relación con ésta, visto que comparte los datos, pero no las reglas generales. En otros términos, la reserva tiene la función de indicar que, a partir del mismo dato utilizado para llegar a la opinión sostenida, puede llegarse, en la misma situación, a conclusiones diferentes aplicando reglas generales distintas. Ello es posible gracias a factores que en la situación específica, por ejemplo, anteriormente, no se habían tomado en consideración, sino que pueden hacer optar por otro razonamiento y, por lo tanto, inducir a otra conclusión.” (Lo Cascio, 1991, pág. 148) Se refiere a los sucesos anteriores a un punto temporal cualquiera que se tome como referencia. Entendemos por concepción reversible de lectura y escritura a la propuesta que, desde algunas teorías y métodos de enseñanza se hace y que sostiene el desarrollo paralelo y isomorfo de ambos conocimientos. Este planteo ha llevado a sostener que a leer se aprende escribiendo, o a escribir, leyendo, y parece subyacer, a la manera de viejo residuo, en algunos planteos constructivistas y en la concepción misma de lectoescritura. Nemirovsky (1995) sostiene que leer no es lo inverso de escribir. Nosotros elegimos la expresión "no reversible" y no la de "no inverso" debido a que ésta última ha sido aplicada por diferentes autores con sentido distinto: "inverso" como "no reversible" (Nemirovsky, 1995) e "inverso" como "contrario" (Brassart, 1994). Disciplina lingüística que estudia el ámbito del significado. La diferencia no es una simple distinción de palabras, ni un resultado de la batalla terminológica franco-americana entre la semiótica de PEIRCE (1978) y la semiología de SAUSSURE. La diferencia reside en la oposición irreductible de dos modelos de signos: SAUSSURE limita el signo a la alianza de un significado y un significante. PEIRCE añade a estos términos (denominados por él representamen e interpretante) la noción de referente, es decir, la realidad denotada por el signo.

Representación

Reserva (Teoría de la argumentación)

Retrospección Reversibilidad

Semántica Semiología o semiótica

Significado (Ver Signo lingüístico) Significante (Ver Signo lingüístico) Signo / Signo lingüístico

Si bien la noción de "signo" no es propiedad exclusiva de la lingüística, intentaremos revisarla desde los postulados de Saussure (1916) indicando sus reformulaciones más relevantes. En su Curso de lingüística general (que fuera escrito por los alumnos de Saussure y no directamente por él mismo) este lingüista ginebrino, a quien se lo considera como el padre la lingüística actual, planteó que el objeto de estudio de la lingüística (disciplina que pretende fundar como ciencia adjudicándole, desde un criterio positivista, un objeto y un método) es la lengua, a la que definió como un sistema de signos. El signo, para este autor, es una entidad psíquica compuesta por dos elementos: un concepto (o significado) y una imagen acústica (o significante). Así, si tomamos el término b-u-e-i, la sucesión sonora b- u -e -i constituye el significante y la representación mental del animal que tenemos cuando la escuchamos o proferimos, se constituye en su significado.

11 Saussure plantea, con algunas contradicciones, que la relación entre significante y significado es "arbitraria". Esto quiere decir que un mismo significado, BUEY, puede ser representado con distintos significantes: b-ue-i (español) , o -k - s (alemán) , b- œ - f (francés) y que nada obliga a escoger uno u otro, claro está que, una vez tomado en una determinada lengua, se volverá una convención y nadie podrá entendernos si, de pronto, se nos ocurriera designar con el término "chiripín" al BUEY. Significante y significado resultan arbitrarios en tanto su relación, en inicio, es inmotivada. El lingüista francés. Emile Benveniste, critica esta noción aduciendo que, en tanto entidad psíquica, significante y significado se imprimen juntos en la conciencia, no pudiéndose, por lo tanto, disociar, con lo cual no cabría la posibilidad de una arbitrariedad en el seno del signo mismo. Sin embargo, su planteo no la descarta: el signo todo, en tanto unidad (significante + significado), resulta arbitrario respecto de un tercer elemento: el referente real. Así, la arbitrariedad no radica, como en Saussure, en el hecho de que designemos al concepto (representación mental) de BUEY con los significantes /buei/ , /oks/ o /bœf/, sino que elijamos un signo : BUEY + /buei/ , BUEY + /oks/ o BUEY + /bœf/ para referirnos a la cosa, al referente, al animal mismo. Así, la arbitrariedad se plantearía entre el signo todo y la cosa misma. Desde una perspectiva etnolingüística, que intenta vincular los hechos lingüísticos con la cultura, el antropólogo y lingüista argentino, Germán Fernández Güizzetti (1983), critica esta postura, aduciendo que no existen cosas más allá de aquellas que pertenecen a nuestra cultura. Un BUEY no es la misma cosa para nuestro mundo occidental, en el cual se trata de un animal para el trabajo o que puede ser comido, que, por ejemplo, para un indi que cree que se trata de un ser sagrado (ni siquiera un animal) que debe ser venerado y en ningún caso puede ser utilizado para trabajo o como comida. No se trata, por tanto, conforme a las distintas culturas, de la misma cosa. El signo lingüístico, para este autor, está constituido por tres elementos: un morfema (= significante), un semema (= significado) y un psiquema (referente psicocultural). De este modo, se rompe con toda una tradición acerca de la arbitrariedad, ya que, en el signo, estos tres elementos se implican y necesitan mutuamente. Disciplina lingüística que estudia las relaciones entre los constituyentes de una oración. Conjunto de unidades interrelacionadas que se fundan en las oposiciones que entablan. Esta noción de oposición engendra la de valor constituyéndose en la base estructurante de cualquier código comunicativo y simbólico. El carácter sistemático es independiente del número de unidades y de combinaciones o relaciones que lo constituyen, de lo cual se deduce que en la oposición de dos elementos, ya se puede presuponer la existencia de un sistema. Sampson (1985) refiriéndose a los sistemas de escritura, diferencia los semasiográficos (sistemas de comunicaciones visuales que “indican las ideas directamente”- pág. 42) de los glotográficos “que proporcionan representaciones visibles de los enunciados de la lengua oral” (pág.42). Desde su perspectiva, sólo éstos últimos merecen el privilegio de ser considerados como escritura ya que “todos los sistemas de escritura, tal como se entiende el término comúnmente, son glotográficos” (pág.42). Desde nuestra perspectiva (Ver & escritura) su postura es enocentrista y reduccionista. Fernández Güizzetti (1981) realiza una clasificación de los hechos culturales, intentando pautar sus grados "crecientes" de pertinencia cultural. Su taxonomía va desde, los "biofactos" (los menos marcados culturalmente) a los "mentefactos" (los que presentan una mayor carga de culturalidad): Biofacto: elemento "natural" en sin ser elaborado por el sujeto. Manufactos: se refiere a los productos mediata o inmediatamente manuales cuya naturaleza prima es un biofacto. Sociofactos: involucra las diversas estructuras y organizaciones que permiten

Sintaxis Sistema

Sistemas de escritura

Sociofacto

12 el funcionamiento del grupo humano entre sí y con otros grupos Mentefactos : productos, por excelencia, de índole psíquica (mental) que involucra no sólo lo intelectivo, sino también lo volitivo y lo perceptual. Soporte texto) material (de un Este concepto se refiere a las condiciones materiales de producción de un determinado tipo de texto. Por ejemplo, el soporte típico del diario involucra hojas de dimensiones considerables, pero nunca tan grandes como las de una pancarta, un tipo de hoja rugosa, ausencia de tapas duras (en oposición los libros de texto tipo enciclopedia), una disposición peculiar de títulos, subtítulos y copetes, la inclusión de fotografías dispuestas de un modo preciso, la presencia de publicidades gráficas, etc. Dichas condiciones se vinculan con el tipo de función y la circulación que tendrá el texto en cuestión. Por ejemplo, nadie pensaría en escribir con letra gótica y en una costosa hoja de papel, una nota que pegará en la heladera y cuyo destino, lejos de ser el perdurar en el tiempo, sea ir a parar al tacho de la basura no bien sea leída. Morfema que se pospone a un morfema base o raíz. Ej: cantantes [cant-]: morfema base o raíz que refiere a la acción de cantar [-ante-]: sufijo cuyo significado se vincula con el agente de una acción [-s]: sufijo numeral que indica pluralidad Se entiende por tipología textual a la construcción que, desde una teoría lingüística o literaria se hace de un conjunto de textos en función de sus características intrínsecas, o bien sus funciones, o bien sus intenciones, o bien sus destinatarios. Se diferencian de las clases textuales en que éstas responden a las intuiciones propias de cada hablante y forman parte de su saber acerca de los diferentes textos circulantes en una determinada sociedad y cultura, en tanto que los tipos textuales son constructos realizados por especialistas. Como podrá deducirse, las tipologías textuales pueden ser muchas y no coincidir en sus unidades ya que ellas se formulan sobre la base de distintas teorías que condicionarán las taxonomías efectuadas. Reagrupación de sistemas de signos de acuerdo a características semejantes desde puntos de vista diversos: fónico, semántico, visual, gestual, etc.

Sufijo

Textuales (tipos) Textuales (clases)

Tipología