You are on page 1of 5

APUNTES SOBRE LIDERAZGO Y NEGOCIACIÓN (MANEJO DECONFLICTOS).

Existen muchas definiciones de líder y no solamente para los seres humanos, sino también para los animales sin embargo, en nuestro caso nos referimos únicamente al hombre y cada quien deberá buscar la definición que mejor le ayude a comprender qué o quién es un líder o qué es, tipo de liderazgo. Por ejemplo: “Liderazgo es la influencia interpersonal ejercida en una situación, dirigida a través del proceso de comunicación humana, a la consecución de uno o varios objetivos específicos”. (Chiavenato, Idalberto (1993. INTRODUCCIÓN A LA TEORÍA GENERAL DE LA ADMINISTRACIÓN) En principio todos los humanos tenemos algo de líder natural es decir, nacemos con esas capacidades que nos muestran como líderes pero en especial, con cuatro talentos definidos en mayor o menor grado que son: 1.-CAPACIDAD DE NEGOCIAR PARA GENERAR ACUERDOS DE VIDA. 2.-CAPACIDAD DE COMUNICARSE ASERTIVAMENTE. 3.-CAPACIDAD DE LIDERAR PROYECTOS Y COORDINAR ACCIONES. 4.-CAPACIDAD DE ELABORAR UN PLAN DE CARRERA Y VIDA REALIZABLE Y ASEQUIBLE. Cada uno de nosotros deberá capacitarse y entrenarse para ejercer positivamente estos talentos a pesar de que hay muchas personas que nacen con ellos y otras habilidades más, pero deben (todos sin excepción) asimilarlos hasta que formen parte de su manera de ser y entonces sí estarán en posición de ejercer con eficiencia el mejor estilo de liderazgo que en su opinión convenga al grupo que manda o a la situación que enfrenta así como manejar de la mejor manera la situación si se trata de un “conflicto”. Por ello, concluimos que el líder se hace, aunque tenga cualidades de líder natural desde que nace. El estudiante que desee entender estas notas, debe estudiar los diferentes tipos de líder o formas de ejercer su liderazgo, analizando los más representativos e independientemente del nombre que los diversos autores les atribuyan, asimilar aquellos que vayan más de acuerdo con la personalidad de cada quien, sin perder de vista que ese ejercicio (liderazgo), debe tener siempre un objetivo para que resulte eficaz, congruente y práctico. El líder, en cualquier medio, no es alguien que goce de privilegios sino el ser más útil y necesario en su ambiente ya que puede ejercer su liderazgo en ámbitos como el familiar, laboral, social y comenzar por sí mismo, liderando sus propias acciones (autocontrol). El buen líder es el mejor servidor del grupo que manda, exigiendo el eficiente cumplimiento de sus deberes pero atento a sus necesidades que como personas tienen así

como estar preparado para manejar toda clase de conflictos de orden personal, laboral y de carácter general; por ejemplo: las raíces de los árboles del camellón lo destruyen, igual que el pavimento de la avenida; sobre cargar un vehículo con pasajeros o cosas pesadas perjudica el transporte e implica riesgos.     En el orden biológico: agotamiento, enfermedades, accidentes incapacitantes, etc., son conflictos que atentan contra la salud. En el orden intrapersonal: situaciones propias de cualquier persona por su impotencia para manejar situaciones y enfrentar retos. En el orden interpersonal: causados por discrepancias con otros, con quienes tiene que convivir. En el orden social: son conflictos parecidos a los dos anteriores ordenes pero que involucran grupos de personas como son conflictos familiares, laborales, legales, ideológicos, científicos, de política, de religión, de clases socio-económicas, de razas. etc-

Los conflictos deben manejarse inteligentemente y con habilidad que implica madurez y que está constituida por ACTITUDES Y TÉCNICAS. ACTITUDES:          Como seres humanos, cultivar y mantener un buen concepto de sí mismo (autoestima alta) y aceptar que también podemos equivocarnos. Estar dispuesto a aprender de los conflictos lo mismo que de nuestros propios errores. Enfrentar el conflicto, no evitarlo. Ver el conflicto como un reto y no como un problema Ser tolerante con las ideas y tradiciones de los demás evitando convertir conflictos en asuntos personales. Esta actitud es fuente de convivencia. Si no se puede resolver o eliminar un conflicto aprender a vivir con élAprender a dialogar asertivamente y con empatía, antes de auto-justificarse o utilizar mecanismos de defensa. Ser autocrítico pero no criticar a los demás, en todo caso y si es de utilidad, valorar sus formas de actuar y pensar para corregir lo que sea necesario cambiar. Distinguir entre discusión y polémica pues la primera, desde los tiempos socráticos consideraban que se podía llegar a “la luz” es decir, el conocimiento, acuerdos, ideas, etc., en tanto que polemizar conlleva la idea de enemistad y batalla. Fomentar en sí mismo y en el grupo o equipo de trabajo la actitud OBJETIVA de GANAR-GANAR.

Manejar la agresividad dentro de los límites de la asertividad, evitando extremos como “represión o “explosión” ya que reprimir sentimiento y emociones equivale a guardar el conflicto para que aparezca más tarde, sobrecargado de presiones y por tanto desemboque inesperadamente en polémica; por otra parte si expresamos opiniones, sentimientos, emociones e inclusive ideas y sugerencias, apartándonos de los canales de diálogo y convivencia positiva no vamos al otro extremo explotando es decir, por la violencia destructiva.

TÉCNICAS:  Respetar fechas promesa de entrega de cualquier trabajo, ya sea una instalación, o tarea. El incumplimiento creará conflictos, y si se debe a causas justificables, la técnica de enfrentarlo es lo mejor, negociando con el cliente prórroga y/o cambio de planes y programas. En este caso el sistema Just in time es muy estricto. Para enfrentar un conflicto, el primer paso consiste en definir el problema y sus causas, y en ese momento implementar estrategias adecuadas al cada caso. Desarrollar habilidades de negociación: iniciar sin atacar, escuchar con empatía para facilitar el diagnóstico y con esto integrar las aportaciones de todos, crear entre los que intervienen en un conflicto, un ambiente de cooperación y actitudes positivas con predisposición al acuerdo. Cuando está casi logrado un acuerdo pero no se obtiene la resolución del grupo, apelar al método de votación. En casos especiales recurrir al arbitraje por personas respetables como mediadores y en casos mayores, acudir a la ley y tribunal competente. Como buen líder, trabajar siempre en equipo, asignando tareas, compromisos, coordinando tiempos y acciones, compartiendo decisiones y elaboración y seguimiento de objetivos, etc., pero siempre teniendo cuidado de no esperar reconocimientos para él sino para el equipo. Mantener comunicación con asertividad, afectividad y efectividad pues establece permanentemente un ambiente propicio para resolver conflictos cuando llegan a haberlos. Reducir el conflicto cuando amenaza con perjudicar la operación de la organización (el trabajo diario) y por ende los resultados. Por ejemplo: dialogar abiertamente con todos en un ambiente propicio y cordial y conminar al grupo de trabajo a compartir la “amenaza común” enfatizando: si no nos unimos, perderemos todos. Tener especial cuidado de que en cada proceso de negociación se tenga en cuenta las cuatro formas básicas que pueden resultar:

 

  

1.-Ganar-Perder: Normalmente sucede por abuso de poder del líder, que impone lo que pretende sin importar los demás quienes, obviamente al perder resultan perjudicados y en consecuencia inconformes. 2.-Perder-Ganar: Tampoco es recomendable, suele darse cuando una de las partes considera que prefiere perder antes que luchar para no molestar. Esto demuestra baja autoestima. 3.-Perde-Perder: la terquedad de las partes en conflicto conduce a este resultado, a todas luces absurdo. 4.-Ganar-Ganar: Es la única solución aceptable para cualquier conflicto para lo cual es conveniente observar las “actitudes” citadas anteriormente y serenarse, manteniendo el control de las emociones. Suele ser necesario, tener la razonable y honesta predisposición de ceder un poco cada una de las partes, seguramente se obtendrá una buena transacción es decir, un acuerdo o arreglo que satisfaga a todos. En realidad, pueden existir muchas formas que llamaríamos “técnicas”, para manejar conflictos pero puede ser suficiente con lo que se ha propuesto si se comprende y asimila como forma de vida; de cualquier manera su ejercicio profesional y la experiencia de vida les irá enriqueciendo estas ideas o poniéndolas más en claro pero una buena práctica es apoyar estas ideas en valores como: asertividad (muchas veces citada), prudencia, respeto, altruismo, condescendencia, autocrítica, disciplina, etc., pero entendiendo perfectamente en qué consiste cada uno de los valores adoptados como técnica y forma de vida y, por supuesto, practicándolos. Volviendo al punto inicial, el buen líder debe ser un buen buscador de oportunidades que se les llama en el medio industrial “áreas de oportunidad”, pero también debe ser un buen negociador (como ha quedado establecido), por lo debe también, saber tomar decisiones las que básicamente pueden dividirse en dos grupos: 1.-Automáticas: son aquellas que requieren respuesta inmediata para lo que se tiene una secuencia de realización instantánea es decir, al estímulo sigue la respuesta y basado en ella la acción. Como se puede apreciar la “respuesta” es la clave del éxito en la acción y para ello juega un papel importante la experiencia pero, mientras ésta se acumula es conveniente estar preparado observando lo que hacen otros, imaginando que haría si se me presenta el caso, estudiando y consolidando mis conocimientos, etc. 2.-Racionales: son las que permiten algún tiempo para pensarlas y por tanto, la secuencia de realización constituye un proceso: estímulo (se ha detectado la necesidad de tomar

una decisión; se clarifica el problema, analizando síntomas, causas y efectos para que se tenga bien definido lo que se busca. Con esto puede quedar bien definido el o los objetivos). + Planeación (proceder con sentido común y razonando. Es necesario recabar información y criterios de análisis, especialmente si participan varios). + Respuesta (también puede someterse entonces a lluvia de ideas y compartir el análisis hasta llegar a la elección de tres alternativas, revisar y realizar). + Acción (verificar si se cumplió el objetivo). El cuadro siguiente puede ayudar a comprender las etapas de un “PROCESO DECISIONAL” Nota: distinguir entre causas y efectos; síntomas y problemas. Evitar manejos erróneos Nota: tener claro a qué resultado Se quiere llegar.
Percibir y definir Problema

Fijar objetivos

Nota: Recopilar información.

Nota: Establecer criterios de análisis
Estudiar y analizar información.

Nota: por cualquier método Pero sin perder de vista el Analizar alternativas de solución Objetivo (s)

Seleccionar tres alternativas de solución probable y viable.

Implementar plan de acción para la alternativa que se considera mejor