You are on page 1of 9

Carlos Cardona

(,ardona, (1. i20(15) I itita |)anrplona: RL\LP.

iri

QtnL¡¿r¿,r Í.,¿/uct$it'0"

(2"

ecl.)

t
I

Etica del quehacer educativo

,

BIBLIOTECA

. 0[L . Cli¡CUENTEñ¡ARl0

RIALP

-*i

,l
Diálogo

III

instruir un poco. En la educación. Todo intento de convertir esa humana y humanizadora tarea en una acción mecánica es una tergiversación. Una máquina. Pero no más. en la que el educador se pone en juego íntegramente a sí mismo. y que tiene su origen en una reduccionista visión del ser.l-F--*'- ii i: . Y de este . alo sumo. y que tiene como objetivo el desarrollo de personas cabales. dirigida a personas. en una reducción a lo material y= cuantitativo. de hombres íntegros. Con él se logrará. La educación es una acción personal. un medio ¿udiovisual. realizada por personas.EDUCAR EN LA LIBERTAD Y PARA LA LIBERTAD La noción ya esbozada hasta aquí del quehacer educativo nos hace ver es¿ tarea como un¿ acción personal.! . un ordenador no puede educar. de dramáticas consecuencias. el maestro ejercita su inteligencia-no sólo su raz6n-y también su capacidad afectiva. y eso incluso en el supuesto de que tal medio sea personalmente dirigido y sobre la base de un mínimo de relación interpersonal.

Mi experiencia me dice incluso que. como persona entre personas. es permitir a Dios que nos ayude". unas categorías de pensamiento. Así lo afirma también Kierkegaard: "IJna muldtud es. En cambio. ni labor paciente?" Y todos éstos son los . esforzándose por alcenzer la más alta meta. con mucha frecuencia. ya que sólo es posible trabajar para la meta eterna y decisiva donde hay uno. ererna-escribe-mente. pero que sólo uno alcanza la meta'r. como dice San Pablo.. siendo la primera muchas veces de mal sabor. Quiere decir que cada hombre puede ser ése. responde o puede responder con todo su ser. en Mi -insiste p. lo masivo. "En sentido divino es verdad. Eso es reelmente educar.con qué facilidad se despersonaliza el hombre. ni disciplina. es ei destinatario y el responsable de la verdad y del amor: rodos. lo impersonal: es elrnan heideggeriano: se dice (man sagt). aquel gran filósofo cristiano de la singularidad. viviendo. respecto de personas. porque la comparación considera a los otros. o por lo menos debilita su sentido de responsabilidad al reducirlo a una fracciónu. se piensa. unos modos de vivir.. que todos podemos ser. Y continúa el filósofo danés: "El. Vienen aquí muy a propósito unas palabras de Sóren Kierkegaard. una muchedumbre. si perezosamente se sumerge anónimo en la . y asumir plenamente la responsabilidad de su respuesr¿. en su singularidad. el gran Examinador. el grado de penerración es inversainente proporcional al número de personas que oyen: al dirigirse a la masa. pero sólo este uno alcanza la met¿. Sóio cada uno. dice que sólo uno alcanza la meta. que no me interesan los tantos Por clento. donde hay una multitud. generalmente cada uno toma sólo una parte alícuota de lo dicho. uVosotros Kierkegaard. Es bien conocido de la psicología social mucho -y antes lo sabíaya el buen sentido ético-. todo anónimo e irresponsable. que "sólo uno alcanza la meta". la cual no requiere conocimiento preliminar. la mentira. ¿O es que quizá osáis sostener también que la "verdad" puede sei enrándida con la misma rapidez que la falsedad. Por eso suelo decir. No es cierto que la verdad y el bien tendrán más fuerza y más poder de expansión cuanto mayor sea el número de oyentes simultáneos. en su mismo concepto. ayudado por Dios. ¿os atrevéis a sostener que los hombres considerados como multitud esrán igualmente dispuestos paralaverdad como para la mentira.masa". Eso significa que cada uno puede y debe ser este ano. y ser este uno. De ahí que. cristianamente. es seguro que allí nadie está trabajando.que ha sacralizado lo colecdvo. cuando uno es interpelado personalmente.-teniendo como objetivo el desarrollo de hombres íntegros. de personas realmenre modo humanas.. o donde el significado decisivo del hombre está unido al hecho de que hay una multitud.. ni abstinencia. para no hablar del hecho de que hace más difícil aceptar la verdad el tener que admitir que uno ha estado equivocado. pero cada uno. en cantidad. y eso no está dicho en sentido comparativo. porque hace al individuo del todo impenitente e irresponsable.nto de vista-.los que decís eso (que la verdad y el bien tendrán más fuerza y expansión si lo oyen muchos a la vez). y estando la segunda preparada siempre de modo muy delicado? Eso. ni abnegación. ni honesra preocupación sobre uno mismo. expresable efectivamente en tantos por ciento. sino sólo por conseguir una u otra meta terrena.60 CARLOS CARDONA Etica del quebacer educatiao 61 se dirige a personas. Intento particularmente difícil en un mundo -una cultura. se hace.4. Eso implica la necesidad absoluta de que cada uno se ponga fundamentalmente en relación personal con Dios. ni enseñanza.

Esto exige recuperar la conciencia profunda de estar siendo directamente interpelado por Dios. en virtud del censo.tendría que estar orgulloso de serlo". '\ Educar es edificar. La mentira puede entrar sin ninguna de estas condiciones. incluso más expresamente que el amor. desde un punto de vista descriptivo y analítico. honesta preocupación por ser bueno. se relaciona con el individuo personal. y de su insignificante existir como mera fluencia temporal (que es lo que. mujer como hombre. en cuanto que todo hombre ha sido directamente creado por Dios. "Toda persona seria que sepa lo que es la edificación tanto aha como baja. ¡En qué alto grado los hombres se conyerrirían en hombres. toda persona que se haya senddo edifica da y haya sentido a Dios cerca de ella.62 CARLOSCARDONA Ética del quehacer educatir. La edificación. si se convirtieran en individuos delante de Dios!" Es a esto a lo que debe tender en definitiva la educación: a que el educando asuma la responsabilidad de sus decisiones. no. Cáliila y afectuosamenre hay que exigir del educando estas condiciones: disciplina. abnegación. y llamado a entrar así en comunión personal y ei"rrr" . Así. La verdad y el bien.esrará incondicionalmente de acuerdo conmigo en que es imposible edificar o ser edificado en rntsa' aún más imposible que estar enamorado en cuatro o en . Pero probablemente tampoco nunca se ha perdido como ahora el fundamento y el sentido de la libertad. puede y debe ser. Por primera yez en la historia. está ahora casi sin curso legal: habrá que revalorizarlo. que ad-como vierte Viktor Frankl. el senddo de la libertad y. solicitando su libertad y enseñándole a ejercitarla de modo inteligente. ple. y así invitado a salir de su anónimo <ser-en-el-mundo". hay mucha verdad. al saber que es la condición para alcanzar la meta de la plenitud ererna de la persona. por tanto. y en hom- bres amables.orr Él . La plena conciencia de la libertad como propiedad esencial de la persona humana en cuanto tal. sino el individuo en el sentido que todo hombre. malo y detestable en los hombres que se han convertido en esa cosa irresponsable y sin posibilidad de arrepentimiento que llamamos "la masa". de la misma vida. Quizá nunca como en nuestro tiempo ha habido una conciencia tan viva de la libertad individual. al fin. pero se negaba al hombre común. ha teoriz¿do certeramente Heidegger). El individuo -no en el sentido del individuo especialmente disdnguido o especialmente dotado. en cuanto tales.': l¿ finalidad. hasta llegar a la afirmación de que había hombres <naturalmente esclavos' (Darwin hace la misma afirmación respecto de los africanos).nas¿t. frases como "libertad ¿para qué?" (título de una famosa obra de Lenin) o "el hombre es un ser condenado a la libertad" (Sartre) no eran siquiera imaginables en tiempos más iluminados por la fe católica. entró en el mundo y se desarrolló con el Cristianismo. uA pesar de lo mucho que pueda haber de confuso. y cómo la misma cultura grecorromana reservaba la libertad al ateniense o al ciudadano romano. (El término uedificante. también con el ejemplo. el Cristianismo hace de todo hombre un ser libre.to requisitos para educar. sabia como sim-toda. dicha y amor en ellos cuando se logra hacer presa en lo individual. a base de reservas-oro). advirtiendo cómo en el mundo oriental sólo el déspota era realmente libre. "la multitud". en tiempos más inteligentes. con el testimonio del propio hacer y vivir. desde su experiencia psiquiátricase entiende como "libertad de" (como la de la fiera no enjaulada) y y^ no como "libertad para. absolutamente todo hombre. labor paciente. Hegel hace esta comprobación histórica.

es el núcleo mismo de toda acción realmente humana. La digestión. mediante el cual la persona humana se pone como "diferenten y no sólo como algo omás' respecto de los demás seres de la naturaleza (C. y no en los es sólo o principalmente afirmó durante simplemente materiales. El hombre apaentre rece no como uno más. que es propia de toda persona humana. de reciprocidad al amor con el que me ha dado al s9r con el que me -y destina a la unión amorosa con Ei. y por eso a cualquiera de las esferas sectoriales de la actividad del hombre. Fabro). indeducible de la misma esencia divina. que el unecesitarismon de la filosofía pagana y de la-contra neopagana. que no se dirige al mero orden de los medios. de razón natural. y así a la educación. Aun no conocido exhaustivamente. Es claro que no hablo aquí de la "libertad de indiferencia'. cosas. yo perm^nezco libre ante El para darle una respuesta. que es la situación de la voluntad humana ante bienes que no la necesitan. Los seres no personales vegetales. Desde una buena metafísica del ser.está en la absoluta libenad de todo acro creador divino. y de hallar a esra rrascendental afirmación un fundamento inteligible. como afirmó incansablemente Duns Escoto. Y esa libertad con que Dios nos crea es el fundamento de la libertad participada de la persona. que es el ser del otro. y por eso lo son sus actos. libre. como bien absoluto. no es propiamente un acto humano. pero es efecdvamente una libertad disminuida. sino al orden de los fines últimos. aunque sea un acto del hombre. un acto consciente. una libertad vulnerad a: cada uno lo experimenta en sí rnismo. en virtud de la libertad. como el bien por esencia: y eso no puede dejarme indiferente. I que es lo que fundaría la "indiferencia'. A partir de ese momento. es la libertad 1o que confiere bumanidad a todos los actos realmente humanos. Dios es suficientemente conocido por mí como Dios.4R¿OS CARDONA Etica del quebacer educatiao (y estoy hablando en térmirios filosóficos.¡ C. Y sin embargo. Qu€ no la atraen de modo ineludible. que la libertad es su propiedad y el elemento primordial y originario del ser del hombre. como un animal más evolucionado o perfecto. la Redención de Crisro nos restituye la libertad natural. que el hombre es definitivamenre libertad. positiva o negativa. Me estoy refiriendo a la libertad fundamental.tienen -animales. dirigido a una finalidad noble elegida. La libertad coincide con la esencia misma del hombre. sí una graduación de más y menos. La libertad creada -participación de la divina en los seres personales. y que perdimos en parte con el pecado. Se I- . que le es dada con su ser y para su ser. De ahí que haya afirmado que el educador tiene que ponerse en juego a sí mismo. que tiene en propiedad privada: su ser es suyo. Antes que elevarnos a la "libertad gioriosa de los hijos de Dios" (San Pablo). Una acción es específicamente humana cuando es un acto libre. El acto creador de Dios es radical y absolutamente libre. de los que es dueño. se puede decir que toda la historia del pensamiento consiste esencialmente en el intento de comprender esta realidad. sino como radicalmente diferente. y no formalmente de Revelación divina). de toda persona creada. La libertad aparece en nosotros en grado suficiente como para que seamos responsables de nuestros propios actos. y los pone si quiere. y no -como siglos la Escolástica decadente-.una característica o propiedad de la volición humana. se puede afirmar sin reticencias que el hombre es un ser para la libertad.o de rechazo. Por tanto. porque su acción tiene que ser un acto humano. su bien: el recto ejercicio de la libertad del educando. por ejemplo.

Esta definición de amistad aparece ya en el libro VIII dela Ética a Nicórnaco. es que soy dueño de mi ser. persona "pit. y que así nos hace responsables de nuestro destino cuanto puede querer algo que estrictamente ella no necesita. libremente te pertenezco.establecer comoanimalización dede imagen del criterio decisivo actuación o no actuación el <<me apetece> o <<no me apetece>. La o desea. no necesariamente en sentido material. El acto esencial de la persona es la dilección. y derivadamente a todos aquellos a quienes Dios ama.CáR¿OS CARDONA Ética del quehacer educathto rrara. yo mismo soy tuyo. Mi libertad muestra que mi ser no es un préstamo que me hace el cosmos. para que cumpla una función ecológica. precisamente por ser Dios. Y Dios me lo ha dado: ahora es mío para siempre' Y siendo el ser activo de suyo. l" p. el amor elecdvo. singulai de Dios: hasta ahí llega la tazón natural. en contraposición a la necerld"d ..tt .. por amor. Es sorprendente oír esa respuesta al solicitar a aIguien para un acto de índole espiritual: es señal clara de que quien así responde ya ha perdido el sentido de su libertad. sino en sentido afectivo. y mi yo es para él el suyo.-que infunde en la materiz organizada que aPortan los padres' Y como el ser es activo de suyo. ni onto- Esa libertad consiste en la autoposición total de nuestro propio acto.on que el hombre quiere el bien para sí mismo. Se trata de querer al otro en cuanto otro' querer su bien y procurarlo. durante el arco de mi existencia temporal.. Ese ser personal es dado a la persona directamente Por Dios.ttott a ciead^ por Dios mismo. pues. en y ¿ma en cuanto lógica ni moralmente (conveniencia) necesitaba crear. que es Amor y que es el único que puede fundar una entrega absoluta. porque cada alma es el término de un acto creado.r" fusión: el otro viéne a ser mi yo. La amisad es el amor recíproco de benevolencia que hace del otro un aher ego y oiigi. comunión de vida y comunicación de bienes. es profundemente certera. Eso es comunión de vida. lo que aquí. supuesto el ser. Es la propiedad del ser dado . La libertad de Dios en la creación se pone de manifiesto en cuanto que Dios. en el tiempo. el sentido último de esa libertad fundante -de el objetivo de la libertad profunda. Hoy se ha hecho frecuente señal más de la creciente la -y es una hombre. de Aristóteles: siendo precristiana. cuando mis padres han puesto ciertas condiciones qu" Él esableció en la naturaleza humana. Si soy dueño de mis a-tos. y eso es comunicación de bienes: todo lo mío es tuyo. al cteat su alma espiriiual. tiene excedencia de ser y de obrar. cuyo recto ejercicio es educación. la propiedad de su ser constituye a la persona en propietaria de sus actos. Es ahí donde hay que situar el .y su acto propio es el amor de benevolencia. Y así el hombre se advierte libre al ver que puede querer algo que estrictamente no necesita. por el que libremente el amante se entrega al amado: radicalmente a Dios. su don de sí. La recíproca benevolencia es lo que hace la unión de amistad. Propiamente no han sido mis padres quienes me han dado el ser' Me lo ha dado directamente Dios. por lo mismo que soy dueño de mi ser lo soy de mis actos: soy libre' esa Así. eterno: seremos eternamente hayamos querido ser. se puede solicitar el acto espiritual del educando. creando el alma.t"ttto indigente o necesitada. de la libertad que fenemos ante nuestro propio fin. con estricto-rigor demostratiYo. espiritual. y es así como se educa al hombre como persona. Con este amor de benevolencia y con este don de sí. que es el amor con el que quiero el bien para el otro en cuanto otro.

La recta vida moral es la que se ordena a este fin. Cuando más perfecta es una causa. reciprocidad. y con iil y por Él con las demás personas creadas. El fin último del hombre es la unión de amistad con Dios. debido a aquella herida de ignorancia en nuestra inteligencia que el pecado produjo. pero no amor.Él nos amó primerorr.todas las obli-es gaciones morales van cayendo. "Amarás a Dios con todo tu corazón y sobre todas las cosas. y así me haga capaz de recibir los suyos. empezando por. como capacidad de amar. y por tanto su propia causalidad: les hace capaces de . amistad. sólo mismos diáfanos -y podían ser conocidos por todos. con dificultad y tiempo sin mezcla de error. El quehacer educativo tiene como fin enseñar esto y ayudar a hacerlo. después de decir -también de metafísica. y al prójimo como a ti mismou: es decir. sus potenciales amigos. donde el educador da al educando lo mejor que él mismo tiene y estima como mejor. No hay otra manera de obtener amor de benevolencia que dar al otro la libertad de que me quiera si quiere. Por eso la recurrente pregunta "¿Cómo puede Dios permitir. Todo otro deber ético deriva de este precepto fundamental. y de él recibe su fuerza de obligar.es unión de amistad con Dios: amor recíproco de benevolencia. tanto más autónomos son sus efectos. Dios obra por amor. Siendo en sí ahora podemos verlo bien-. con comunión de vida eterna y comunicación de bienes divinos. pueses la éticato que . que viene por eso a ser una prolongación del hogar. La persona inhumana es la persona que no ama. y que hizo umoralmente' necesaria una revelación. es una ignorancia del sentido profundo de la libertad. De esto todos tenemos experiencias vivas y concretas. hay que hacer notar que todos los preceptos del Decálogo son preceptos de ley natural' aunque hayan tenido que ser positivamente revelados por Dios. no es propiamente hombre: es un hombre frustrado. y para los que me ha creado..que uDios es Amor". El fin último la de cada hombre -ya a nivel estrictamente natural. Y allí se produce la comunicación de bienes. porque es la única manera de obtener ese amor de benevolencia. si se quiere en libertad. que El quiere darme. ¿ nivel de ética y Así que. de que le entregue a Dios mis propios bienes. Y de ese amor de amistad sólo la libertad es capaz: así Dios me ha hecho libre. Se trata -eso de que yo le corresponda. Esa comtinión de vida crea el ámbito educador adecuado en el centro docente. propiamente humana.. autorreducido a cosa. El amor de Dios lo tengo asegurado.?u es una pregunta sin sentido.mi libertad. De cuanto vengo exponiendo se sigue el entendimiento de que el doble precepto fundamental de la ley moral natural sea el precepto del amor.. hay que proseguir: y el hombre terminativa y perfectamente es amor. y lo va realizando en el tiempo. decía. y sólo é1. más les participa su propia perfección. Quitado este mandamiento supremo lo que está sucediendo actualmente. es el gran precepto del amor. Pero sólo se es amor si se ama.CARLOS CáRDONÁ Ética del quehacer educathto quehacer educativo. toda vez que su conocimiento era condición de vida moral. pone el amor y quiere sólo amor. Por eso. Si le coacciono. si le privo de libertad. serán satisfacciones o udlidades. lo que obtenga no será ya amor. de teología natural. correspondencia. una tras otra. Con Santo Tomás de Aquino. Y si no es amor. lo que da fundamento y sentido a cualquier obligación ética. amarás electivamente al prójimo como natural o espontánea y necesariamente te amas a ti mismo. inhumano.

de poder. en el de amistad.imino admirar.. etc. a título de exculpación: yo no he querido hacer el mal). en el ámbito familiar. Es precisamente la elección del fin lo que funda la moralidad o édca del obrar humano: mi acto humano se cualifica moralmente por el fin último al que lo destino y dirijo. Por eso hay que afirmar que Dios es libre. de lo que responde a mi apetencia y a mi necesidad. y sin embargo los ha creado. Como sucede con la droga. Y el educador tiene que formar educadores: porque todo hombre. o sólo de lo que entiendo que es bueno para mí. hombres capaces de educar. de no querer al otro en cuanto otro. Este es uno de los reproches fundamentaies que hay que hacer a la mayoría de los tratados de ética en uso. que arrancan -como hacían los paganos. ignorante de la persona y de su libertad y siempre a la busca de la necesidad racional y "demostratiYa>.ucatizto 71 hacer lo que la causa ha hácho. Ciertamente el hombre quiere todo lo que quiere bajo la raz6n genérica de bien (y así se oye con frecuencia. aunque en la criatura sea su signo: como el humo puede serlo del fuego. y tratan de ver cómo puede satisfacerse ese deseo: y entonces estamos en el plano de la necesidad. necesidad (por ejemplo. esa bondad puede ser de lo que es bueno en sí y por sí. por ejemplo. pero no es de la esencia de mi libertad. que es bien diferente de la aspiración natural a la felicidad. libremente. la posibilidad de venir a menos. y aquí está la alternativa que sólo es dada a la criatura espiritual. Pero. es signo de que soy libre. La libertad nos ha sido dada por Amor y para el Amor. en el profesional. está destinado a educar de algún modo a otros. y que el bienaventurado sigue siendo libre soberanamente. a la persona. porque en ese caso la libertad divina sería imparticipable: Dios no hubiese podido crear seres libres. Debemos ser educativos al menos con nuestr¿ conducta. y es a esto a lo que llamamos dilección o amor electivo (de ahí el adjetivo derivado "predilecto"). Es una demostración de la existencia de Dios. precisamente en aquel fuego que no es totalmente fuego: es signo de que hay fuego precisamente donde no quema. Sólo Dios puede de la nada poner seres que son en sí mismos y de algún modo por sí mismos. real o generada por mi desordenado amor propio. A este propósito es oportuno recordar al educador que "testigo de -aldebe hacerse la verdad. El acto propio de la libertad es la elección del fin. que era el plano en el que se movía la ética precristiana. sin ser de la esencia ni parte del fuego. Poder querer el mal o querer mal ye Boecio -afirmaror' ni parte y San Anselme. a partir de la libertad humana: una apiicación de la IV vía tomista. La misión del educador es formar educadores. como dice Kierkegaard. tienen que alcanzar su propio fin. de ella. Por eso sólo la Omnipotencia puede crear. el amor. Esto se pone particularmente en evidencia en el caso de las personas creadas: en cuanto que por sí mismas. de aprecio. sino que tiene que hacerse No . Es esto exactamente lo que ocurre con nuestra libertad participada: su deficiencia. se puede confundir la libertad con la noción de una independencia absoluta. de admiración. en el social. en definitiva. en sí mismo y no sólo respecto de las criaturas.CARLOS CARDONA Ética del quehacer ed. Todo defecto de causalidad genera dependencia. Así.). los padres tienen que hacer a sus hijos capaces de valerse por sí mismos.no es de la esenci¿ de la libertad. en su gozo inadmisible. todas las formas de amor incondicionado de sí generan dependencia. y no como algo del Ser que los causa. que es el fin para el que Dios les ha dado el ser.del deseo natural de felicidad.

todo es férreamente necesario. porque ha de educar personas. y por esa libertad fundada. que es la Bondad misma o por esencia-. el hombre es ya verdaderamente libre. es constituirla en libertad. Ésta es la libertad fundante que da sentido y validez a lo que Heidegger llama las ulibert¿des óntica5>. sin relación alguna al Absoluto. la diferencia aquí es irrelevante) y la posición del individuo irracional. amor generoso y liberal con que El nos quiere a todas las personas. es ayudarle a comprenderse y a iluererse como "alguien delante de Dios y p^re siempre. Cuando la vida se establece como propiamente humana la persona se advierte como ualguien delante de Ér. lo primero que hay que hacer es asumir la responsabilidad que la libertad compona. todo es indiferenre.72 CáR¿OS CARDONA Éüca del quebacer educativo 73 -cuando que 1e están admirando. Y entonces yo. . la esclavitud o la evasión artificial e imaginaria. hace que la humanidad esté oscilando entre la negación del individuo. a las libertades fundadas o aplicaciones de la libertad en el plano de los medios. contra el querer bueno de Dios. que quiere me ama.y eL hombre apetece ya como un animal o incluso como una cosa. sin causa ni sentido. en consecuencia. La verdad del ser funda la libertad. y con el que nos ha dado. en cuanto advierta Dios y para siemprer'-. y a obrar en consecuencia. Cuando esto se hace. a la Verdad de Dios -si y a la verdad de sí como persona. con plena libertad.que yo quiera bien y que lo haga -porque por amor generoso y liberal. que enmascaramos con la admiración del ejemplar. extinguiéndose en la fugacidad del decurso temporal (Heidegger): el Estado policiaco o la demencia heroinómana. El moderno intento de establecer una ética sin Dios.a la verdad. en los ámbitos sectoriales de la existencia humana. que soy es naturalmente bueno en cuanto criatura de Dios me hago bueno. con el mismo libremente. -que a mí mismo infranaturalmente malo. y del amor humano de reciprocidad u obligada correspondencia. abandonado a la desesperación de su finirud constitutiva. Sin Dios. el ser y la libertad. Sin la persona. y de defender a la persona humana en ellas. La libertad humana es correlativa aIa libertad divina de la creación. seres libres. la dilección. es la libertad del amor: del Amor divino al crearme. porque allihay una trampa: al colocar al modelo lejos de nuestro alcance. la persona accede quiere. que es la verdad que libera. La única manera seria y estable de sustentar esas libertades. abandonada al devenir implacable o al azer ciego y angustioso. la libertad queda sin objeto.'. pare ayvdarles a ejercitar su libertad. a realizar de modo pleno el acto propio de la libertad. la libertad se autoanula. Y entonces se enfrenta a los bienes finitos (incluido él mismo) con pleno señorío de sus actos. Hay que querer querer. éste es su fin. absorbido por el Sistema racionalista (ideaiista o materialista. empezamos a justificar nuestra inhibición. y es lo que compromete a la persona misma del educador. como upasión inútil" (Sartre). Este es el carácter ético del quehacer educativo. en indiferencia anárquica. ha de rectificar. que es el amor electivo. y excluir la indiferencia estética y la indolencia voluptuosa y cínica y el oya veremos más adelante". Cuando la persona se quiere absolutamente a sí misma. Y en uno y otro caso. que ha de educar en la libertad y para la libertad. al querer mal el bien que quiero. que es como se comienza a amar.