PROYECTO FIN DE CARRERA

PLANTA DE INCINERACIÓN DE
RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS CON
TECNOLOGÍA DE PARRILLA Y
RECUPERACIÓN ENERGÉTICA
















ALEJANDRO FERNÁNDEZ MARTÍNEZ

MADRID, Septiembre de 2007
UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERÍA (ICAI)
INGENIERO INDUSTRIAL


PLANTA INCINERADORA DE RESIDUOS SÓLIDOS
URBANOS CON TECNOLOGÍA DE PARRILLA Y
RECUPERACIÓN ENERGÉTICA

Autor: Fernández Martínez, Alejandro.

Director: Gil Díez, Jesús.

Entidad colaboradora: ICAI – Universidad Pontificia de Comillas.

RESUMEN
El proyecto consiste en el estudio y dimensionamiento de una planta
incineradora de residuos sólidos urbanos, con tecnología de parrilla y
recuperación energética. La motivación de este estudio radica en el previsible
aumento del empleo de la incineración para el tratamiento de residuos en los
próximos años, según las directrices recogidas en el II PNIR, que establecen un
aumento del empleo de la valorización energética en detrimento del vertido.
La planta proyectada está dimensionada para dar servicio a una población de
300.000 habitantes, con una capacidad de incineración anual de 180.288
toneladas. Por razones de versatilidad, se ha dotado a la planta con dos líneas
de incineración, cada una de ellas con capacidad para procesar 12 t/h.
La tecnología escogida para el horno es la de parrilla de rodillos, por su
capacidad para incinerar el residuo en bruto según llega a la planta, sin
necesidad de tratamiento previo. El PCI de diseño, según el análisis de
diferentes muestras de residuos, es de 1798 Kcal/Kg, por lo que la carga
térmica de diseño de los hornos se ha establecido en 25 MW, admitiéndose un
rango de operación entre el 110 % y el 60% del punto de diseño. La
configuración adoptada para el hogar, así como para los sistemas de inyección
de aire primario y secundario, permite la obtención de una combustión de alta
calidad materializada en un bajo porcentaje de inquemados, y en la garantía de
un tiempo de residencia de los gases de combustión de al menos dos segundos
a temperaturas superiores a 850ºC para la destrucción de las dioxinas y furanos.
Así mismo, el horno contará con un sistema de inyección de amoniaco para la
desnitrificación de los gases.
Adjunto al horno de incineración se dispondrá un sistema de recogida y
valorización de escorias.

El sistema de recuperación energética consistirá en una caldera de circulación
natural y tiro horizontal para la generación de vapor, que formará una unidad
con el hogar de parrilla para optimizar el aprovechamiento del calor. Las
condiciones del vapor están limitadas a 420ºC y 40 bar, para prolongar la
durabilidad de las superficies calefactoras y reducir el riesgo de corrosión
inherente a la naturaleza agresiva de los gases de combustión. La producción
de vapor estimada es de aproximadamente 53 t/h. La potencia generada
prevista en el grupo turboalternador es de 12.5 MW, entregándose a la red 10.6
MW después de descontar la parte destinada a autoconsumo.
La planta contará con un sistema de tratamiento de gases, de forma que cumpla
con las restricciones sobre emisiones recogidas en la Directiva 2000/76/CE.
Este sistema consistirá en un proceso de depuración semiseco, con inyección
de lechada de cal y carbón activo, para la eliminación de los gases ácidos,
metales pesados, y compuestos orgánicos (dioxinas y furanos), además de un
filtro de mangas para la retención de partículas volantes. Se dispondrá de un
sistema de medición y monitorización continuo de los diferentes parámetros de
emisión para la verificación del proceso de depuración.
Con el fin de controlar la operación de la planta, ésta contará con un sistema de
control automatizado, que regulará los diferentes parámetros de operación en
función de los posibles cambios en la naturaleza o cantidad, del flujo de
residuos de alimentación.
Los ingresos derivados del proceso de explotación de la planta procederán del
canon por tonelada tratada impuesto a los municipios que utilicen la planta,
establecido en 30 €/t, y de la venta del excedente de energía eléctrica generado,
que incluirá las primas e incentivos establecidos en el Real Decreto 436/2004
para instalaciones de la categoría C1 (residuos). Los costes de operación
consistirán fundamentalmente en costes de personal, y costes de compra de
aditivos para tratamiento de gases. Considerando una vida útil de 25 años, se
prevé un Pay-back de 11 años con un TIR del 8.12%, siendo el rendimiento
contable de 1,52. De todo ello se concluye que el presente proyecto es
interesante desde la perspectiva económica.
El presupuesto total, incluyendo el diseño, construcción y puesta en
funcionamiento de la planta asciende a setenta y ocho millones ciento ochenta
y seis mil euros (78.186.000 €).





MUNICIPAL SOLID WASTE INCINERATION PLANT WITH
ROLLER GRATE TECHNOLOGY AND ENERGY RECOVERY

Author: Fernández Martínez, Alejandro.

Director: Gil Díez, Jesús.

Organization: ICAI – Universidad Pontificia de Comillas.

SUMMARY
The aim of this project consists on the study of a municipal solid waste
incineration plant with roller grate technology and energy recovery. This study
is motivated by the expected rise in the use of this technology within the next
few years due to the objectives set on the II PNIR of increasing the proportion
of waste being valorized compared to waste land-disposed.
The projected plant is designed to provide service for an estimated population
of 300.000 citizens, with an overall incineration capacity of 180.288 tonnes per
year. Due to adaptability reasons, the plant has two incineration lines with 12
t/h proccesing capacity each.
The chosen firing technology is a roller grate as it is capable of mass
incineration and waste pre-treatment is not needed. The expected calorific
value of the waste (based upon several waste analysis) is 1798 Kcal/Kg, and
therefore the design thermal input of the grate is 25 MW, with an operation
range betwen (110% - 60%) of the design point. The furnace configuration as
well as the primary and secondary air injectors allow a high quality burnout
and a residence time of flue gases of two seconds at at least 850ºC, to ensure
the destruction of dioxins and furans. The combustion chamber will be
equipped with an ammonia injection system to remove the nitrogen dioxides.
Attached to the grate there will be a wet deslagger unit.
The energy recovery system will consist on a natural circulation boiler with
horizontal gas flow, which will form a procedural unit with the firing system to
optimize the heat recovery. The steam parameters will be limited to 420ºC, 40
Bar to minimize corrosion risks. The expected steam production is 53 t/h. The

power generation of the turbine is about 12.5 MW, of which 10.6 MW are
delivered to the grid.
The plant will be equipped with a flue gas cleaning system, so that, the plant
accomplishes whith the standars of the European Directive 2000/76/CE. This
system will consist on a semi-dry cleaning process with addition of hidrated
lime and activated coke in order to remove acid gases and organic compounds
(dioxins and furans). It will also be equipped with fabric filters for dust
separation. There will be a mesure and monitoring system to verify the gas
cleaning system operation.
A control system is provided to adjust the plant operation parameters to the
residue parameters.
The plant incomings will be the royalties charged to the local authorities per
waste tonne treated (30 €/t) and the sale of the electrical energy generated,
including the bonus given to energy from waste producers (R.D 436/2004).
The operating costs will consist on salaries and absorption media costs. On the
bases of a 25 year operation study, the foreseen Pay-back is 11 years, with an
internal return of 8,12%, making economically interesting this project.
The overall budget, including design, building and starting costs, is 78.186.000
€.
























DOCUMENTO Nº1

MEMORIA





























DOCUMENTO Nº 1 MEMORIA

ÍNDICE GENERAL


1. MEMORIA DESCRIPTIVA........................................................1


2. CÁLCULOS...............................................................................172


3. ESTUDIO ECONÓMICO.........................................................230


4. ANEJOS.......................................................................................240





























































1 MEMORIA DESCRIPTIVA
ÍNDICE MEMORIA I

ÍNDICE MEMORIA DESCRIPTIVA

1. INTRODUCCIÓN………………………………………………………………1

1.1 OBJETO DEL PROYECTO………………………………………….1
1.2 RESUMEN CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA……………….2

2. ANTECEDENTES DEL PROYECTO…...………..………………………….4

2.1 ALTERNATIVAS PARA EL TRATAMIENTO DE RESIDUOS
SÓLIDOS URBANOS………………………………………………...4
2.1.1 Procesos biológicos…………………………………………..4
2.1.2 Procesos mecánicos…………………………………………..6
2.1.3 Procesos térmicos…………………………………………….7
2.1.4 Vertido………………………………………………………12
2.2 ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN EN ESPAÑA……………………...13
2.2.1 Situación actual……………………………………………….14
2.2.2 Situación prevista año 2012………………………………….17
2.3 INCINERACIÓN DE R.S.U. ESTADO ACTUAL……………………19
2.4 TECNOLOGÍAS DE INCINERACIÓN DE R.S.U……………………21
2.4.1 Parrilla de incineración………………………………………..21
2.4.2 Hornos rotativos………………………………………………23
2.4.3 Hornos de lecho fluidizado……………………………………24
2.5 TECNOLOGÍAS DE TRATAMIENTO DE GASES…………………27

3. BASES DEL PROYECTO……………………………………………………39

3.1 CARACTERIZACIÓN DE LOS RESIDUOS……………………………39
3.1.1 Listado de RSU admisibles en la planta ………………………..39
3.1.2 Composición de los residuos……………………………………40
3.1.3 Generación de residuos………………………………………….43
3.1.4 Protocolo de aceptación de los residuos en la planta……………45
3.2 NORMATIVA APLICABLE AL PROYECTO………………………….46
3.3 RÉGIMEN DE GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA…………..48

4. DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA PLANTA……………………………..50

4.1 DIAGRAMA DE BLOQUES……………………………………………..50
4.2 DIAGRAMA DE PROCESOS……………………………………………51
4.3 ÁREA DE CONTROL ADMISIÓN Y PESAJE………………………….52
4.4 ÁREA DE RECEPCIÓN, ALMACENAMIENTO Y
ALIMENTACIÓN DE RESIDUOS………………………………………53
4.4.1 Plataforma de descarga…………………………………………..53
4.4.2 Foso de residuos…………………………………………………55
4.4.3 Puentes grúa……………………………………………………...56
4.4.4 Triturador de voluminosos……………………………………….58
4.4.5 Sistema de alimentación de RSU…………………………………59
4.5 SISTEMA HORNO-CALDERA………………………………………….62
4.5.1 Parrilla de incineración…………………………………………...62
4.5.2 Sistema de extracción de escorias………………………………..66
4.5.3 Sistema de alimentación de aire………………………………….67
ÍNDICE MEMORIA II

4.5.3.1 Aire primario……………………………………………68
4.5.3.2 Aire secundario…………………………………………70
4.5.4 Quemador de encendido y apoyo………………………………..73
4.5.5 Multiciclón………………………………………………………..75
4.5.6 Caldera……………………………………………………………77
4.6 SISTEMA TRATAMIENTO DE GASES…………………………………89
4.6.1 Contaminantes presentes en los gases…………………………....89
4.6.2 Normativa vigente sobre emisiones a la atmósfera………………90
4.6.3 Descripción del sistema de depuración de gases…………………94
4.6.3.1 Sistema de desnitrificación………………………….......95
4.6.3.2 Absorbedor……………………………………………..99
4.6.3.3 Filtro de mangas……………………………………….102
4.6.3.4 Ventilador de tiro inducido y chimenea……………….104
4.6.3.5 Sistema de análisis de emisiones………………………105
4.7 CICLO AGUA-VAPOR Y GENERACIÓN DE ENERGÍA……………..111
4.7.1 Colector principal..………………….…………………………..115
4.7.2 By-pass de turbina...…………………………………………….114
4.7.3 Turbina………...………………………………………………..115
4.7.4 Alternador……....……………………………………………….119
4.7.5 Bombas extracción de condensado....…………………………...124
4.7.6 Desaireador………………………….…………………………...125
4.7.7 Calentadores de agua de alimentación.………………………….126
4.7.8 Bomba de alimentación de caldera……………………………...127
4.7.9 Receptor de purga……………………………………………….128
4.7.10 Aerocondensador………………………………………………129
4.8 TRATAMIENTO DE CENIZAS…………………………………………132
4.8.1 Descripción del proceso…………………………………………132
4.9 TRATAMIENTO DE ESCORIAS………………………………………..134
4.10 SERVICIOS……………………………………………………………...137
4.10.1 Sistema de agua desmineralizada………………………………137
4.10.2 Sistema de agua de refrigeración………………………………139
4.10.3 Sistema de aire comprimido…………………………………....140
4.10.4 Stma de almacenamiento y distribución de GLP……………....142
4.10.5 Sistema de agua………………………………………………...143
4.10.6 Sistema de ventilación y climatización………………………...145
4.10.7 Cabina de control del aire……………………………………...147
4.10.8 Sistema de protección contra incendios………………………..140
4.11 SISTEMA ELÉCTRICO………………………………………………...152
4.11.1 Sistema de Alta y Media tensión……………………………….153
4.11.2 Sistema de Baja tensión………………………………………..156
4.11.3 Cables de potencia y control…………………………………...159
4.11.4 Red de tierra……………………………………………………161
4.12 SISTEMAS AUXILIARES.……………………………………………..162
4.13 SISTEMA DE CONTROL....……………………………………………164
4.14 EDIFICIOS Y DEPENDENCIAS……………………………………….168
4.14.1 Laboratorio……………………………………………………..168
4.14.2 Taller y almacén………………………………………………..168
4.14.3 Edificio de administración y oficinas…………………………..169
5. BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………170


ÍNDICE MEMORIA III


ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1. Principales datos de la planta. ........................................................................ 3
Tabla 2 tecnologías empleadas para el tratamiento de RSU en España año 2004.
[PNIR07] ............................................................................................................ 14
Tabla 3. Tratamiento de RSU en España. Año 2004. Fuente MMA.......................... 15
Tabla 4. Listado de residuos admisibles en la planta. ................................................ 39
Tabla 5. Composición media de los residuos. ............................................................ 40
Tabla 6. Composición química de los residuos. ......................................................... 41
Tabla 7. Composición media de los residuos. ............................................................ 41
Tabla 8. Composición química media de los residuos. .............................................. 42
Tabla 9. Características de las básculas de pesaje...................................................... 52
Tabla 10. Características de los vehículos de transporte de residuos......................... 53
Tabla 11. Características técnicas de los pulpos de alimentación.............................. 56
Tabla 12. Características técnicas del dispositivo de alimentación de combustible. . 60
Tabla 13. Características técnicas cilindro del empujador de carga........................... 61
Tabla 14. Características técnicas del cilindro de la trampilla de bloqueo. ............... 61
Tabla 15. Características técnicas de la parrilla de incineración................................ 65
Tabla 16. Características técnicas del ventilador de impulsión de aire primario. ...... 69
Tabla 17. Características técnicas del ventilador de gases de recirculación. ............. 72
Tabla 18. Características técnicas de los quemadores auxiliares. .............................. 74
Tabla 19. Características técnicas del multiciclón. .................................................... 76
Tabla 20. Características técnicas de la caldera (por cada línea). .............................. 84
Tabla 21. Temperatura y velocidad de los gases de combustión en los distintos
puntos de la caldera. [GILD03].......................................................................... 85
Tabla 22. Valores medios diarios máximos de emisiones. Directiva 2000/76/CE. ... 90
Tabla 23. Valores medios semihorarios máximos de emisiones. Directiva
2000/76/CE......................................................................................................... 92
Tabla 24. Valores medios a lo largo de un periodo de muestreo de min. 30 minutos y
máx. 8 horas. Directiva 2000/76/CE.................................................................. 93
Tabla 25. Rendimientos del sistema de depuración de gases................................... 109
Tabla 26. Características técnicas de la turbina. ...................................................... 116
Tabla 27. Materiales de los diferentes componentes de la turbina. [GILD03] ........ 117
Tabla 28. Materiales del reductor. [GILD03]........................................................... 118
Tabla 29. Características técnicas del alternador. .................................................... 119
Tabla 30. Relé multifunción de protección del generador. ...................................... 123
Tabla 31. Calidades del aire según su función. Norma ISO..................................... 140
Tabla 32. Sistemas de ventilación en las distintas dependencias de la planta.
[RESA05] ......................................................................................................... 146
Tabla 33. Equipos de protección contra incendios. [GILD03]................................. 151
Tabla 34. Características técnicas del transformador elevador. ............................... 153
Tabla 35. Características técnicas del transformador auxiliar.................................. 154
Tabla 36. Características técnicas de las cabinas de 10 KV..................................... 155
Tabla 37. Características técnicas de los electromotores de la planta...................... 156
Tabla 38. Características técnicas de los centros de control de motores.................. 157
Tabla 39. Puntos de funcionamiento de la parrilla. ................................................. 190


ÍNDICE MEMORIA IV

ÍNDICE DE ILUSTRACIONES

Ilustración 1. Planta de digestión anaerobia asociada a una planta de reciclaje para el
tratamiento de RSU [ODPM04] ........................................................................... 6
Ilustración 2. Esquema planta de pirólisis para el tratamiento de RSU. (Pyroflam
process BS Engeneering) [ODPM04] .................................................................. 8
Ilustración 3. Representación esquemática de un proceso de gasificación.[ODPM04]
.............................................................................................................................. 9
Ilustración 4. Esquema de una planta incineradora con tecnología de parrilla d
rodillos. [ODPM04]............................................................................................ 10
Ilustración 5. A) Horno de lecho burbujeante B) Horno de lecho fluido
circulante ............................................................................................................ 11
Ilustración 6 Esquema de una instalación para el vertido controlado de RSU (fuente
Enviros Consulting) [ODPM04] ........................................................................ 12
Ilustración 7. Número de instalaciones para la valorización de residuos existentes en
España. Año 2005 [PNIR07].............................................................................. 15
Ilustración 8. Capacidad de las plantas d valorización de residuos operativas en
España. Año 2005. [PNIR07]............................................................................. 16
Ilustración 9. Porcentaje de residuos incinerados en los países europeos. [LLAU99]
............................................................................................................................ 20
Ilustración 10. Equipos a emplear para la eliminación de partículas en función del
tamaño de éstas. [ELIA03]................................................................................. 29
Ilustración 11. Formación de óxidos de nitrógeno en función de la temperatura.
[STUB02] ........................................................................................................... 33
Ilustración 12. Reducción selectiva no catalítica en función de la
temperatura.[STUB02] ....................................................................................... 35
Ilustración 13. Representación esquemática del proceso SCR.[STUB02]................. 36
Ilustración 14. Generación de RSU en España. Evolución. [PNIR07] ...................... 43
Ilustración 15. Diagrama de combustión de la parrilla. Límites de funcionamiento. 64
Ilustración 16. Disposición del sistema de inyección de aire primario a través de los
rodillos de la parrilla.[KLAS02] ........................................................................ 68
Ilustración 17. Disposición y geometría de los inyectores de gases de recirculación.
[KLAS02]........................................................................................................... 70
Ilustración 18. Temperatura y velocidad de los gases de combustión dentro del
incinerador. [KLAS02]....................................................................................... 71
Ilustración 19. Esquema de la instalación de multiciclones para la limpieza de los
gases de recirculación. [GIL03] ......................................................................... 76
Ilustración 20. Caldera de tiro horizontal. [WAEC06] .............................................. 81
Ilustración 21. Esquema del haz protector de evaporadores.[GANA95] ................... 82
Ilustración 22. Representación esquemática del sistema de análisis de
emisiones.[RESA05] ........................................................................................ 106
Ilustración 23. Rangos de medición de los distintos componentes. [RESA05] ....... 109
Ilustración 24. Corrosión en el sobrecalentador en función de la temperatura de los
gases y la temperatura de las paredes del equipo. [STUB02] .......................... 112
Ilustración 25. Protecciones eléctricas del generador .............................................. 123
Ilustración 26. Diagrama de bloques del sistema de regulación de la planta.
[GILD03].......................................................................................................... 167
MEMORIA 1



1. INTRODUCCIÓN

1.1 OBJETO DEL PROYECTO

El objeto de este proyecto es el de realizar el diseño, dimensionamiento y análisis de
los equipos necesarios para la ejecución de una planta incineradora de Residuos
Sólidos Urbanos con recuperación de energía.

La planta contará con dos líneas de incineración, cada una con capacidad para
incinerar 12 toneladas de R.S.U a la hora, empleando para ello hornos con tecnología
de parrilla mecánica de rodillos giratorios. El calor generado en el proceso de
combustión será recuperado en una caldera de tiro horizontal donde se generará el
vapor que accionará el grupo turboalternador.

La planta contará con un sistema de tratamiento de gases a fin de que las emisiones
cumplan con la normativa vigente, recogida en la Directiva 2000/76/CE. Así mismo
contará con sistemas de recogida y valorización de escorias y cenizas.















MEMORIA 2


1.2 RESUMEN DE LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA

Ventajas de la incineración

La incineración es un proceso térmico de tratamiento de R.S.U recogido dentro del
marco de gestión integral de residuos de la Directiva comunitaria 75/442/CE. Esta
tecnología aporta una serie de ventajas:
• Reducción en peso y volumen (95%) de los residuos.
• Protección del medio ambiente (fiabilidad de las instalaciones de depuración
de gases y alta calidad de combustión).
• Alta disponibilidad y fiabilidad.
• Valorización energética de los residuos.
• disminución de la necesidad de vertederos.
• Valorización de escorias y cenizas.

Tecnologías a emplear en la planta

Las tecnologías a emplear en la planta son:

• Combustión
o Tecnología de parrilla de rodillos rotativos, por su capacidad de
incinerar el residuo en bruto según llega a la planta sin necesidad de
tratamiento previo.
o Alta calidad de combustión. (Tiempo de residencia de los gases de 2
segundos a temperaturas superiores a 850ºC).
o Muy bajo contenido de inquemados en escorias y gases.
o Sistema de control automático.
o Quemadores auxiliares para arranque y mantenimiento de los
parámetros de la combustión.
• Caldera
o De tiro horizontal
o Baja velocidad de los gases
o Limpieza por golpeo
MEMORIA 3


o Condiciones de vapor moderadas (420º y 40 bar) para alargar la
duración de los haces de superficies calefactoras.
• Limpieza de gases
o Sistema de depuración semiseco consistente en absorbedor, sistema
de desnitrificación, inyección de carbón activo y filtro de mangas,
con su correspondiente equipo de control y medición.


Datos básicos de diseño

Capacidad de tratamiento anual 180.288
año
t

Numero de líneas 2
PCI de diseño
1798
Kg
Kcal

Tecnología del horno Parrilla de rodillos rotativos
Flujo másico de residuos 12.000
línea h
Kg


Flujo másico de gases de escape 142.003
h
Kg

Potencia entregada a la red 10.686,7 KW
Tabla 1. Principales datos de la planta.










MEMORIA 4


2. ANTECEDENTES DEL PROYECTO

2.1 ALTERNATIVAS PARA EL TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS
SÓLIDOS URBANOS

Actualmente existen diversas tecnologías para el tratamiento de los residuos sólidos
urbanos, las cuales se pueden clasificar según la naturaleza del proceso: biológico,
mecánico, térmico o vertido.

2.1.1 PROCESOS BIOLÓGICOS:

• Compostaje: El compostaje es un proceso biológico, aeróbico y termófilo de
descomposición de residuos orgánicos bajo condiciones controladas que
transforma los residuos orgánicos biodegradables en un producto conocido
como compost aplicable a los suelos como abono. Éste proceso puede
llevarse a cabo mediante:

o Sistemas abiertos: es el método más generalizado y consiste en la
creación de pilas (agrupaciones de residuos en montones de
aproximadamente 3 metros de altura y sin limitación en cuanto a su
longitud). Durante la etapa de compostaje activo, es necesario
garantizar una correcta aireación de los residuos, lo cual se puede
llevar a cabo mediante volteo, o bien por medio de ventiladores. Una
vez alcanzada la estabilización de los residuos (así como la
eliminación de agentes patógenos) el producto puede ser tratado
mecánicamente para adecuar el tamaño de partícula a su uso final o
bien mezclado con otras sustancias.

o Sistemas cerrados: en este caso el proceso de compostaje se lleva a
cabo en reactores o digestores, que permiten un control mas adecuado
de las variables físicas del proceso tales como temperatura, pH,
oxígeno y humedad. Posteriormente el compost se somete a un
proceso de maduración en pilas del tipo anteriormente descrito.
MEMORIA 5


• Digestión anaerobia: Este proceso consiste en el tratamiento biológico de los
residuos orgánicos biodegradables en ausencia de oxígeno, utilizando la
actividad microbiana para la descomposición de los residuos en un ambiente
controlado. Como resultado de este proceso se obtiene biogás, rico en metano
utilizado para la generación de energía, y un producto de la digestión,
potencialmente utilizable como enmienda del suelo por su alto contenido en
nutrientes. La utilización de esta tecnología para el tratamiento de residuos
sólidos urbanos debe incluir un pretratamiento, en el cual se separa la parte
orgánica biodegradable del resto de residuos. Posteriormente se adecua el
tamaño de partícula de los residuos para favorecer el proceso de digestión.
Éste proceso se lleva a cabo en el digestor, un contenedor sellado sin
presencia de oxígeno. Existen dos tipos de digestión anaerobia:

o Mesofílica: En la cual los residuos permanecen en el digestor durante
15-30 días a una temperatura de aproximadamente 30-35ºC.

o Termofílica: en la cual los residuos permanecen menos tiempo (12-14
días) a una temperatura de 55ºC.

La digestión mesofílica tiende a ser un proceso más robusto y económico,
mientras que la termofílica proporciona mayor cantidad de metano, así como
una mayor eliminación de agentes patógenos.

La utilización de la digestión anaerobia para el tratamiento de residuos
sólidos urbanos suele ir asociada a plantas de reciclaje, para el tratamiento de
la materia orgánica separada en éstas últimas.

El empleo de la digestión anaerobia para el tratamiento de RSU sin selección
previa presenta dificultades técnicas y económicas que han impedido su
desarrollo.

MEMORIA 6



Ilustración 1. Planta de digestión anaerobia asociada a una planta de reciclaje para el
tratamiento de RSU [ODPM04]




2.1.2.- PROCESOS MECÁNICOS

• Reciclaje: Las plantas de reciclaje permiten recuperar parte de los
componentes presentes en los residuos sólidos urbanos para ser reutilizados.
La tecnología a emplear en estas plantas dependerá de la composición de los
residuos a tratar, especialmente si éstos han sido separados en origen o no.
En el caso de instalaciones para el procesado de RSU sin clasificar, las
instalaciones deberán contar con sistemas que permitan separar los distintos
componentes que conforman los residuos. Las tecnologías a emplear a tal fin
comprenden procesos de separación manual, clasificación neumática,
separación por densidad, separación magnética, por corrientes de Foucault,
etc. Así mismo, se pueden integrar a las plantas de reciclaje plantas e
compostaje o digestión anaerobia para el tratamiento de la fracción orgánica
biodegradable presente en los residuos.


MEMORIA 7


2.1.3. PROCESOS TÉRMICOS

Los procesos térmicos para el tratamiento de RSU comprenden la incineración, la
gasificación y la pirólisis. El empleo de estas dos últimas tecnologías para el
tratamiento de residuos es relativamente reciente puesto que anteriormente su
empleo se limitaba a la industria petroquímica.

• Pirólisis: Es un proceso consistente en la degradación térmica de los residuos
en ausencia de agente oxidante. Este proceso se lleva a cabo en un rango de
temperaturas comprendido entre 400-800 ºC. Cuando se aplica al tratamiento
de RSU, la acción del calor descompone moléculas complejas en otras más
simples, obteniendo como productos finales una sustancia sólida carbonosa
(char), líquido y gas. Las proporciones relativas de los mismos dependerán
de la temperatura a la que sean expuestos, el tiempo de la exposición y la
propia naturaleza de los residuos a tratar. Una exposición prolongada a
temperaturas moderadas maximizará la producción de char, mientras que la
pirólisis “flash” proporcionará un producto líquido en torno al 80% en peso.
La pirólisis “flash” requiere una corta exposición, en torno a un segundo, a
altas temperaturas (900-1000ºC). El gas obtenido en estos procesos tiene un
poder calorífico comprendido entre 15 y 20 MJ/N
3
m y se emplea para la
producción de energía, existiendo dos alternativas:

o Mediante la combustión del gas y posterior aprovechamiento de los
gases en un intercambiador para generar vapor, empleado para
producir energía en un conjunto turbina alternador.
o Mediante el refino del gas para su empleo como combustible en una
turbina de gas para la producción de electricidad.


MEMORIA 8



Ilustración 2. Esquema planta de pirólisis para el tratamiento de RSU. (Pyroflam process BS
Engeneering) [ODPM04]
1-Foso 2.-3.-sistema alimentación RSU 4.- Reactor de pirólisis 5.- extractor de
productos sólidos (char) 8.-cámara de postcombustión 10.-caldera de recuperación
17.-turbina 12-15.- stma de tratamiento de gases 16.- chimenea.

• Gasificación: La gasificación es un proceso consistente en la conversión de
materia sólida o líquida en gas mediante una oxidación parcial con
aplicación de calor, como se muestra esquemáticamente en la figura 3. La
oxidación parcial se obtiene restringiendo el suministro del agente oxidante,
generalmente aire. En el caso de que la materia a tratar sean residuos sólidos
urbanos, compuestos en su mayoría por materia orgánica, el gas resultante
del proceso de gasificación estará formado por una mezcla de monóxido de
carbono, dióxido de carbono, hidrógeno, metano, agua, nitrógeno y pequeñas
cantidades de hidrocarburos. Este gas generalmente tiene un reducido poder
calorífico, del orden de 4 a 10 MJ/N
3
m . Posteriormente, el gas puede ser
empleado para generar energía en calderas, motores o turbinas.
Aunque el agente oxidante empleado en este proceso generalmente es aire,
también puede emplearse oxígeno, en cuyo caso el gas resultante, conocido
como gas de síntesis, tendrá un poder calorífico mayor (10-15 MJ/N
3
m ). En
MEMORIA 9


cualquier caso, el gas obtenido de la gasificación de RSU necesitará un
postratamiento para su adecuación como combustible.


Ilustración 3. Representación esquemática de un proceso de gasificación.[ODPM04]

• Incineración: Se define como el proceso exotérmico de oxidación completa
de la materia a alta temperatura para convertirla en gas (principalmente
vapor de agua y dióxido de carbono) y cenizas, además de calor. El
comburente utilizado es generalmente aire. Es el proceso térmico más
extendido para el procesado de residuos sólidos urbanos, y existen
numerosas tecnologías para la incineración de residuos. Éstas pueden ser
divididas genéricamente en dos grandes grupos:
o Hogares de parrilla: horizontal o inclinada, fijas o móviles
o Hogares de lecho fluidizado: circulante, burbujeante o rotativo.

El funcionamiento de una planta incineradora con tecnología de parrilla de
rodillos móviles se muestra en la ilustración 4. El diagrama muestra una
incineradora de parrilla, en la que los residuos sólidos urbanos son
introducidos en el horno a través de una tolva de alimentación mediante un
pulpo. En el hogar se lleva a cabo el proceso de secado y combustión de los
residuos, así mismo, el flujo de los mismos se logra mediante la utilización de
un sistema de rodillos móviles inclinados, que además permiten remover y
mezclar los RSU a fin de asegurar una combustión completa y homogénea.
Las cenizas resultantes de este proceso son recogidas y tratadas. El
MEMORIA 10


comburente empleado en la combustión es generalmente aire, el cual es
introducido en el horno a través de los rodillos. Los gases resultantes de la
combustión son posteriormente dirigidos a la caldera de recuperación con el
fin de generar energía por medio de un ciclo de Rankine. Por último, antes de
su emisión a la atmósfera deben ser sometidos a un proceso de limpieza
mediante absorbedores y filtros con el fin de cumplir las restricciones en
materia medioambiental.


Ilustración 4. Esquema de una planta incineradora con tecnología de parrilla d rodillos.
[ODPM04]

Los hornos con tecnología de lecho fluidizado, en lugar de un sistema de
parrilla, poseen un sustrato de arena refractaria que se mantiene en constante
agitación gracias a un sistema de inyección de aire. Estos hornos están
equipados con quemadores auxiliares que elevan la temperatura del lecho,
mientras que los residuos son depositados en la parte superior del mismo, o
bien inyectados desde la parte inferior. La fluidificación tiene lugar cuando la
caída de presión del aire que atraviesa el lecho iguala el peso por unidad de
sección transversal del mismo. La velocidad del aire a la que esto sucede se
denomina velocidad de fluidificación mínima. Incrementar la velocidad por
encima de este punto permite que el lecho se expansione permitiendo el
burbujeo del mismo. A aproximadamente el doble de la velocidad de
fluidificación mínima el lecho se comporta de forma similar a un líquido en
MEMORIA 11


ebullición, siendo este punto la región de funcionamiento habitual de los
incineradores convencionales de lecho fluido burbujeante. Los hornos de
lecho fluido circulante operan a velocidades de inyección de aire muy
superiores (en torno a 20 veces la velocidad mínima de fluidificación) lo que
genera una mayor turbulencia y arrastre de materiales del lecho
posteriormente recuperados en un multiciclón.
De forma similar a las plantas con tecnología de parrilla, los gases son
posteriormente enviados a una caldera para la generación de vapor. Los
sistemas de limpieza de gases son esencialmente similares en ambas
tecnologías. A continuación se muestran de forma esquemática ambos tipos
de hornos.





Ilustración 5. A) Horno de lecho burbujeante B) Horno de lecho fluido circulante





MEMORIA 12


2.1.4. VERTIDO:

El vertido controlado es el sistema de tratamiento de residuos sólidos urbanos más
utilizado en la actualidad en la mayor parte de los países de Europa occidental, si
bien, las últimas directivas de la unión europea abogan por la utilización de prácticas
más sostenibles para el tratamiento de RSU tales como el reciclado o la valorización
energética. En cualquier caso, deberán seguir existiendo instalaciones para el vertido
controlado de los residuos procedentes de otros tratamientos, tales como cenizas
producto de incineradoras o material de rechazo de plantas de reciclaje. Estas
instalaciones requieren la utilización de un conjunto de sistemas dirigidos a la
recepción de los residuos, control de las emisiones y minimización del impacto
medioambiental.
Los productos resultantes del vertido de residuos sólidos urbanos con presencia de
materia biodegradable son biogás (compuesto de metano y dióxido de carbono) y
lixiviados, por lo que los vertederos controlados deberán estar equipados con
sistemas de contención y extracción de dichos productos. El gas obtenido puede
emplearse posteriormente para la generación de energía. A continuación se muestra
un esquema de una instalación para el vertido controlado de residuos.


Ilustración 6 Esquema de una instalación para el vertido controlado de RSU (fuente Enviros
Consulting) [ODPM04]


MEMORIA 13


2.2 ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN EN ESPAÑA

Las directivas que regulan la gestión y tratamiento de los residuos en España se
engloban dentro del II plan nacional integrado de residuos (II PNIR 2007-2015) cuya
normativa emana de la actual directiva marco europea, Directiva 2006/12/CE. En
este plan se recogen los instrumentos jurídicos y de planificación para la gestión de
residuos sólidos urbanos.

Los principios generales de gestión de residuos que inspiran el citado II PNIR son:

• El principio de jerarquía, que establece el siguiente orden de prioridades en
materia de gestión de residuos:
o Prevención.
o Reutilización.
o Reciclaje.
o Valorización energética.
o Vertido controlado.

• El enfoque del tratamiento de residuos desde un marco más amplio que
incluya la política de ahorro de recursos y el desarrollo sostenible.

• El desacople del paralelismo entre desarrollo económico y generación de
residuos.

• Principio de autosuficiencia, se establecerán medidas encaminadas a la
consecución del máximo grado de autosuficiencia en España para el correcto
tratamiento de los residuos urbanos.






MEMORIA 14


2.2.1 SITUACIÓN ACTUAL

La situación actual en España con relación a las tecnologías empleadas para el
tratamiento de residuos sólidos urbanos se recoge en la siguiente tabla:


Tabla 2 tecnologías empleadas para el tratamiento de RSU en España según las diferentes
CCAA año 2004. Fuente: Ministerio de Medio Ambiente. [PNIR07]

MEMORIA 15


3%
48%
8%
31%
1%
9%
Vertido incontrolado
Vertido controlado
Incineración
Compostaje
Biometanización
Reciclaje

Tabla 3. Tratamiento de RSU en España. Año 2004. Fuente MMA.

Del análisis de los datos anteriores se desprende que el sistema de tratamiento
mayoritario en España es el vertido controlado, habiéndose prácticamente erradicado
los vertidos incontrolados. Así mismo se puede observar que las técnicas de
valorización fueron empleadas para tratar el 40% de los residuos generados, siendo el
compostaje la opción mayoritaria. A continuación se muestran los datos referentes al
número y capacidad de las instalaciones de valorización de residuos actualmente en
operación en España.

Plantas de valorización de residuos en España
0
20
40
60
80
100
120
Compostaje Digestion anaerobia Incineración

Ilustración 7. Número de instalaciones para la valorización de residuos existentes en España.
Año 2005 [PNIR07]

MEMORIA 16


Capacidad de las plantas de valorización de
residuos
0
1000
2000
3000
4000
5000
6000
7000
8000
Compostaje Digestion anaerobia Incineración
M
i
l
l
a
r
e
s

Ilustración 8. Capacidad de las plantas d valorización de residuos operativas en España. Año
2005. [PNIR07]




















MEMORIA 17


2.2.2 SITUACIÓN PREVISTA AÑO 2012

Partiendo de la situación actual, la aplicación de las medidas recogidas en el II PNIR
pretende alcanzar un escenario para los próximos años en el que sobre la base de los
criterios medioambientales anteriormente citados se disminuya la generación de
residuos y su toxicidad, al tiempo que se incrementen las tasas de reciclaje y
valorización energética en todas sus modalidades.

Los objetivos para las distintas tecnologías de procesamiento de R.S.U son:

Objetivos del II PNIR para el tratamiento de
RSU
90%
10%
Valorización
Vertido controlado


Los procesos de valorización para la fracción orgánica de los RSU previstos para el
2012 por el II PNIR son:

Valorización prevista 2012 de la fracción orgánica de los
RSU
80%
20%
Compostaje
Biometanización


MEMORIA 18


Los procesos de valorización para la fracción inorgánica de los RSU previstos para el
2012 por el II PNIR son:
Valorización de la fracción inorgánica 2012 II PNIR
70%
20%
10%
Reciclaje
Incineración
Otras tecnologías



Las inversiones previstas durante el periodo 2007 – 2015 para la implantación de las
medidas recogidas en el II PNRU (Plan Nacional de Residuos Urbanos) se recogen
en la siguiente tabla:

Inversiones previstas para la aplicación del II PNRU
13%
22%
2%
8%
1%
5%
13%
36%
Prevención
Reutilización
Reciclaje
Valorización
energética
Eliminación
Control estadístico
Formación
I+D



MEMORIA 19


2.3 INCINERACIÓN DE RSU. ESTADO ACTUAL.

La incineración es uno de los procesos térmicos de residuos recomendados por la
Unión europea dentro del marco de gestión integral de residuos recogido en la
directiva 75/442/CE. Actualmente, es el proceso de valorización energética más
desarrollado y empleado.
Las ventajas aportadas por la tecnología de incineración para el tratamiento de RSU
se pueden analizar desde dos perspectivas:

• Medioambientales
o Reduce considerablemente el volumen de los residuos (95%)
o Reduce de forma notable los efectos contaminantes de los RSU.
o Reduce la emisión de gases de efecto invernadero, ya que:
ƒ Produce electricidad generando menos cantidad de
2
CO que la
combustión de carbón, petróleo o gas.
ƒ Evita la emisión incontrolada de metano y otros gases
procedentes de la descomposición de la fracción biodegradable
de los vertidos de residuos.

• Económicas
o Reduce las necesidades de importación de combustibles fósiles.
o Permite la valorización energética de los RSU, constituyendo de esta
forma una fuente de energía alternativa.

El principal problema de la incineración radica en la emisión a la atmósfera de
agentes contaminantes presentes en los gases producidos durante el proceso de
combustión. Con el fin de reducir el impacto medioambiental provocado por la
operación de plantas incineradoras, se han establecido por parte de la UE severas
restricciones en materia de emisiones, que garantizan la seguridad de este proceso.

Actualmente se encuentran operativas en España 10 plantas incineradoras con
capacidad para dos millones de toneladas. Sin embargo, en comparación con el resto
de países comunitarios, es todavía una tecnología con escasa implantación en nuestro
MEMORIA 20


país. A finales del 2000 existían en Europa más de 300 plantas operativas con una
producción aproximada de electricidad de 50 TWh.

A continuación se muestra una tabla con el porcentaje de residuos incinerados en los
distintos países Europeos (año 2002).

14
33
6
54
2
46
17
7
6
27
8
42
7
22
0
10
20
30
40
50
60
A
u
s
t
r
i
a
B
é
l
g
i
c
a
R
e
p
ú
b
l
i
c
a

C
h
e
c
a
D
i
n
a
m
a
r
c
a
F
i
n
l
a
n
d
i
a
F
r
a
n
c
i
a
A
l
e
m
a
n
i
a
H
u
n
g
r
í
a
I
t
a
l
i
a
H
o
l
a
n
d
a
E
s
p
a
ñ
a
S
u
e
c
i
a
U
.
K
N
o
r
u
e
g
a
%

Ilustración 9. Porcentaje de residuos incinerados en los países europeos. [LLAU99]









MEMORIA 21


2.4 TECNOLOGÍAS DE INCINERACIÓN DE RSU

Actualmente existen diversas tecnologías disponibles para la combustión de residuos
sólidos urbanos, siendo las principales:
• Hornos de parrillas
• Hornos rotativos
• Hornos de lecho fluidizado.


2.4.1. PARRILLAS DE INCINERACIÓN.

Las parrillas de incineración poseen una estructura en forma de gradas o rodillos
móviles, encargados de mover, mezclar y atizar los residuos para favorecer el
proceso de combustión. El comburente utilizado es aire, que es inyectado a través de
las estructuras anteriormente mencionadas.
La velocidad de las parrillas móviles o los rodillos, así como el flujo de aire en
diversas zonas puede ser ajustado con el fin de que el proceso de combustión de los
residuos se lleve a cabo en condiciones óptimas.

Existen diversos tipos de parrillas:

• Parrillas móviles: El hogar de este tipo de hornos está generalmente
configurado en forma de gradas colocadas a lo largo de un plano inclinado.
A lo largo del mismo se alternan partes fijas y móviles, con la finalidad de
poder variar la velocidad de avance de los residuos de forma independiente
en cada zona. En las gradas móviles se produce el volteo y atizado de los
residuos, disponiéndose en algunos casos escalones para mejorar el proceso.
Dentro de este tipo de parrillas se pueden distinguir varios tipos:

o “Forward feed grate”: En este tipo de parrilla, las gradas móviles
producen un flujo hacia delante de los residuos, que de esta forma
avanzan a lo largo del hogar.

MEMORIA 22


o “Reciprocating grate”: En las parrillas de tipo “reciprocating”, las
gradas móviles empujan hacia atrás los residuos situados sobre las
mismas. De esta forma, los residuos situados en la parte superior del
lecho son volteados por efecto de la inclinación de la parrilla.

o “Combined forward and backward moving grate”: En este tipo de
parrilla, cada grada se mueve a contracorriente de la anterior, de esta
forma, una empuja los residuos hacia delante, mientras que la otra se
mueve hacia detrás para crear el espacio necesario para acoger los
residuos procedentes de la grada inmediatamente anterior.

• Parrillas de rodillos móviles: Este tipo de parrillas están compuestas por
una serie de rodillos móviles dispuestos a lo largo de un plano inclinado. El
giro de los rodillos mueve, mezcla y atiza los residuos.

En general la eficiencia energética general de las plantas incineradoras depende
fundamentalmente de los parámetros de diseño del sistema de vapor, siendo poco
significativas las diferencias existentes entre las diferentes tecnologías de parrillas.

Independientemente de la tecnología de parrilla empleada, en todas ellas, la
intensidad del proceso de combustión puede ser regulada por medio de la velocidad
de la parrilla y de la inyección de aire de combustión. Así mismo, todas cuentan con
un sistema de inyección de aire secundario o de recirculación para favorecer la
homogeneización y la completa combustión de los gases.

En las plantas modernas, la interacción entre el sistema de alimentación, velocidad
de parrilla y aire primario y secundario es regulada por medio de un complejo
sistema de control en función de los parámetros de combustión deseados y de la
producción de vapor en la caldera.

Además, todas ellas disponen de quemadores auxiliares de gas para el proceso de
arranque y parada.

MEMORIA 23


Para el procesado de las escorias generadas durante el proceso de combustión, las
parrillas cuentan con sistemas de extracción de escorias, generalmente en baño de
agua.

En este tipo de instalaciones, el horno de parrilla conjunto con el desescoriador, están
integrados en una misma unidad con la caldera, para un aprovechamiento óptimo del
calor generado. Esto se consigue disponiendo en las paredes del hogar tubos con
agua del sistema de calderas, logrando de esta forma refrigerar las paredes de la
cámara de combustión, y al mismo tiempo emplear el calor disipado para la posterior
generación de energía.

En la cámara de Postcombustión los gases alcanzan temperaturas superiores a los
850 ºC con un tiempo de residencia de al menos dos segundos. Posteriormente son
conducidos a la zona de calderas equipadas con superficies calefactoras, incluyendo
economizadores, evaporadores y sobrecalentadores.

El vapor generado en la zona de calderas es posteriormente expansionado en una
turbina. Si sólo se genera electricidad, el rendimiento general de una planta de
incineración se sitúa en torno al 20%. Si además se implementan sistemas de
aprovechamiento de calor, el rendimiento generar puede elevarse hasta un 80%.



2.4.2. HORNOS ROTATIVOS

La tecnología de horno rotativo consiste en un horno cilíndrico, con disposición
horizontal ligeramente inclinada, y equipado con un sistema de rotación.

Como resultado de su inclinación y rotación, los residuos son transportados y
volteados, lo que provoca un intenso contacto con el aire primario que fluye a lo
largo del eje del horno. Al contrario que las parrillas, los hornos rotativos son
sistemas cerrados, lo que implica que también pueden ser alimentados con residuos
líquidos y viscosos.
MEMORIA 24


Los gases procedentes del horno son posteriormente conducidos a una cámara de
postcombustión, para asegurar que se alcanzan las altas temperaturas necesarias para
la destrucción completa de los compuestos orgánicos.

Las escorias abandonan el horno fundidas o sinterizadas, siendo el sistema de
tratamiento de las mismas similar al empleado en las plantas con tecnología de
parrilla.

Los hornos y cámaras de postcombustión son construidos como cámaras adiabáticas
con recubrimiento refractario cerámico. El sistema de recuperación de calor de los
gases de combustión para la generación de vapor es similar al empleado por las
plantas de parrillas.

En cualquier caso, esta tecnología es cada vez menos utilizada para el procesamiento
de RSU a causa de su limitada capacidad, y la complejidad del sistema de control
necesario para cumplir con la normativa referente a las emisiones.



2.4.3. HORNOS DE LECHO FLUIDIZADO

Los hornos de lecho fluidizado, en lugar del sistema de parrillas, cuentan con una
cámara de combustión cilíndrica, con forma cónica en su parte inferior. En la parte
inferior de dicha cámara, el horno cuenta con un sustrato de arena caliza, que se
mantiene en constante agitación gracias a la inyección de aire de fluidificación.
Los residuos sólidos alimentados a este tipo de hornos deben ser pulverizados
previamente para reducir su tamaño de grano y de esta forma permitir su
fluidificación.

Existen dos tipos de hornos de lecho fluidizado:
• Lecho fluido burbujeante.
• Lecho fluido circulante.

MEMORIA 25


La principal diferencia entre ambas tecnologías radica en la velocidad del aire de
fluidificación. Los lechos burbujeantes operan en rangos de velocidades en torno al
doble de la velocidad de fluidificación (velocidad mínima para mantener el sustrato
en suspensión), mientras que los lechos circulantes operan a velocidades más
elevadas (en torno a 20 veces la velocidad de fluidificación), lo que implica que una
significativa porción del lecho es arrastrada de la cámara de combustión, por lo que
deberá ser posteriormente recuperada en un ciclón.
Los lechos burbujeantes son empleados en instalaciones con potencias de hasta 100
MW, para instalaciones con aportes térmicos superiores (y en la práctica a partir de
50 MW) se emplean lechos fluidos circulantes.

Independientemente de la tecnología empleada, la utilización de lechos de arena
refractaria permite incrementar la temperatura de la cámara de combustión, así como
la consecución de una adecuada mezcla y homogeneización de los residuos y gases
de combustión. Así mismo permite la adición de reactivos (cal) directamente en la
cámara de combustión para lograr la desulfuración de los gases de combustión.

El proceso de combustión de los residuos se produce de forma espontánea al ser
introducidos en el lecho, por lo que el proceso no puede ser controlado mediante el
aire de combustión. La intensidad de la combustión es pues controlada por medio de
la regulación de la inyección de residuos y el proceso de mezcla dentro del lecho.

Los gases de combustión son posteriormente conducidos a una cámara de oxidación
para controlar su temperatura y tiempo de residencia.

Los equipos para la recuperación de calor y tratamiento de gases son similares a los
empleados en plantas con tecnología de parrillas.

En comparación con los hornos de parrilla, la tecnología de lecho fluidizado para el
procesamiento de RSU está poco implantada en Europa debido principalmente a la
necesidad de acondicionar el residuo antes de su incineración, así como la mayor
generación de cenizas volantes que posteriormente deben ser vertidas con el
consiguiente aumento de los costes de operación.
MEMORIA 26


Por el contrario, esta tecnología permite obtener plantas más compactas y aptas para
un mayor rango de poderes caloríficos de los residuos.































MEMORIA 27


2.5 TECNOLOGÍAS PARA EL TRATAMIENTO DE GASES.

Durante el proceso de incineración de residuos sólidos urbanos se generan gases con
un alto contenido en agentes contaminantes y potencialmente tóxicos, en gran
medida debido a la heterogeneidad del combustible. Con el fin de controlar y regular
estas emisiones, la Directiva 2000/76/CE del Parlamento Europeo establece los
límites legales de emisión a la atmósfera permitidos para las instalaciones
incineradoras.

Por ello, es necesario dotar a la instalación de los medios técnicos necesarios para la
limpieza de gases de combustión.

A continuación se detallan las tecnologías existentes para la eliminación de
partículas, metales pesados volátiles y no volátiles,
x
SO ,
x
NO , HCl, HF y compuestos
orgánicos (dioxinas y furanos).


Separación de partículas.

Se consideran partículas las cenizas volantes y finos arrastrados en el horno, los
componentes condensados, los reactivos y los productos formados como
consecuencia de otros procesos de limpieza de gases.

Para la eliminación de partículas en el flujo de gases pueden emplearse diversos
equipos, tales como:
• Precipitadores electrostáticos.
• Filtros de mangas.
• Lavadores venturi (“scrubbers”)
• Ciclones




MEMORIA 28


Precipitadores electrostáticos

Los precipitadores electrostáticos consisten en un recinto estanco al gas con
electrodos en su interior. Los gases son forzados a circular a través de conductos con
un espesor aproximado de 20 a 40 cm. formados por pletinas metálicas cargadas
eléctricamente (electrodos colectores). En el medio de los conductos se sitúan los
electrodos de descarga que generan un campo electroestático mediante el empleo de
corriente continua. De esta forma, las partículas presentes en el flujo de gases ceden
su carga eléctrica al electrodo colector, quedando adheridas al mismo.
Posteriormente son recogidas y depositadas en las tolvas situadas en la parte inferior
del equipo. Para aumentar la efectividad del proceso, los electrodos deben ser
operados lo más cerca posible del voltaje de descarga disruptiva.


Filtros de mangas

Los filtros de mangas son equipos que emplean filtros de fibras a través de los cuales
circulan los gases de combustión y en los que se quedan retenidas las partículas
contenidas en el mismo.
Estos filtros deben ser regenerados a espacios de tiempo regulares, y en función del
proceso de limpieza se distinguen dos tipos:
• Limpieza off-line: El flujo de gases debe ser interrumpido para acometer las
labores de limpieza, generalmente mediante vibración.
• Limpieza on-line: En estos equipos el proceso relimpieza no requiere la
interrupción del flujo de gases, y se realiza generalmente mediante la
inyección de impulsos de aire a presión.

Los filtros deben ser realizados en materiales de fibra con suficiente resistencia
mecánica, tolerancia a altas temperaturas, resistencia a ácidos y soluciones cáusticas
y buena permeabilidad al aire.

Para evitar la formación de PCDD/F (dioxinas y furanos), los filtros de mangas
deben operar fuera del rango de temperaturas de síntesis ex novo. (200 – 500ºC)
MEMORIA 29


Lavadores venturi (“scrubbers”)

Para la eliminación de partículas de diámetro reducido, pueden emplearse lavadores
venturi asociados a precipitadores electrostáticos. En ellos las partículas
contaminantes se transfieren al agua pulverizada para depositarse posteriormente en
los electrodos.

Ciclones

Los ciclones son equipos que permiten separar partículas de gran tamaño empleando
un proceso de centrifugación de gases. Los equipos más empleados son los de tipo
axial con recogedores de polvo cónicos en su parte inferior.


Ilustración 10. Equipos a emplear para la eliminación de partículas en función del tamaño de
éstas. [ELIA03]





MEMORIA 30


Eliminación de gases ácidos: SOx, HCl, HF

Estos gases se forman durante el proceso de combustión, por lo que su concentración
dependerá de la composición de los residuos incinerados.

Para llevar a cabo la eliminación de gases ácidos presentes en el flujo de gases se
pueden emplear procedimientos de lavado seco, semi-seco y húmedo.

Proceso seco y semiseco.

Este proceso se basa en la inyección de un agente neutralizador en el flujo de gases,
generalmente en un equipo absorbedor que facilita la reacción de neutralización y la
recogida de los productos del proceso.
El reactivo utilizado para llevar a cabo el proceso de limpieza es cal, que en el caso
seco se pulveriza en estado sólido sobre la corriente de gases, mientras que en el caso
semi-seco, éste se pulveriza sobre los mismos en forma de lechada de cal. En ambos
casos los residuos generados se encuentran en estado sólido.

Las reacciones que tienen lugar en el absorbedor son:


O H CaCl OH Ca HCl
2 2 2
2 ) ( 2 + → +
O H CaF OH Ca HF
2 2 2
2 ) ( 2 + → +
O H CaSO OH Ca SO
2 3 2 2
) ( + → +

Proceso húmedo

Para la limpieza de gases empleando el proceso húmedo se emplean dos etapas de
lavadores húmedos (scrubbers), que son equipos consistentes en una cámara donde a
contracorriente del flujo de gases se inyecta agua pulverizada que previamente ha
sido aditivada con los reactivos necesarios.

MEMORIA 31


En la primera etapa, se lleva a cabo el enfriamiento de los gases hasta su temperatura
de saturación, además de la absorción de los compuestos halógenos y el mercurio.

El HCl y HF son absorbidos al entrar en contacto con el agua pulverizada:

) ( ) ( ) ( ) (
2 2
l O H l HF l O H g HF + → +
) ( ) ( ) ( ) (
2 2
l O H l HCl l O H g HCl + → +
Posteriormente, los iones ácidos absorbidos reaccionan con el hidrato cálcico
presente en el agua formando sus respectivas sales.

O H l CaCl l s OH Ca l HCl
2 2 2
2 ) ( ) , ( ) ( ) ( 2 + → +
O H l CaF l s OH Ca l HF
2 2 2
2 ) ( ) , ( ) ( ) ( 2 + → +
Durante esta etapa parte del mercurio presente en los gases puede ser eliminado:

O H l HgCl O H g HgCl
2 2 2 2
) ( ) ( + → +

En la segunda etapa del proceso de limpieza húmedo se lleva a cabo la eliminación
del
2
SO . Al igual que la primera, esta se lleva a cabo en un equipo donde se inyecta
agua pulverizada en varios niveles a contracorriente del flujo de gases. Los reactivos
añadidos al agua en esta fase pueden ser hidróxido de sodio, hidrato cálcico o
carbonato cálcico. Las reacciones que tienen lugar en cada caso son:

• Reactivo: NaOH
) ( 2
) (
2
2
1
) ( ) (
4 2 4
3 3
4 2 3
3
2 2
l SO Na Na SO
l NaHSO Na HSO
H SO O HSO H
l HSO H O H g SO
→ +
→ +
+ → + +
+ → +
+ −
+ −
+ − − +
− +

• Reactivo: hidrato cálcico: Similares a las del modo semi-seco, con la
diferencia que los productos residuales serán húmedos.
• Reactivo: Carbonato cálcico

2 2 3 2 3 2
CO O H CaSO O H CaCO SO + + → + +
MEMORIA 32


En general, las tres tecnologías (seco, semi-seco y húmedo) permiten obtener buenos
resultados en cuanto a la eliminación de gases ácidos del flujo de gases. El proceso
húmedo permite operar con bajos consumos de reactivos, sin embargo genera aguas
residuales que deberán disponer de instalaciones específicas para su posterior
tratamiento. El proceso semi-seco, permite disminuir el consumo de reactivos con
relación al proceso seco, sin generar aguas residuales.




Eliminación de los óxidos de nitrógeno NOx

Los óxidos de nitrógeno (NOx) pueden formarse durante el proceso de combustión de
tres formas distintas:
• NOx térmico: Durante el proceso de combustión parte del nitrógeno del aire
empleado como comburente se oxida formando óxidos de nitrógeno. Esta
reacción solo se produce a altas temperaturas y es directamente proporcional
a la presencia de oxígeno. La cantidad de óxidos de nitrógeno formados
aumenta exponencialmente con la temperatura.

• NOx combustible: Procede de la oxidación de parte del nitrógeno contenido
en los residuos durante la incineración.

• NOx procedente de reacciones con radicales: El nitrógeno del aire de
combustión también puede ser oxidado reaccionando con radicales CH y la
consecuente formación intermedia de HCN. En cualquier caso esta forma de
producción es de escasa importancia.

MEMORIA 33



Ilustración 11. Formación de óxidos de nitrógeno en función de la temperatura. [STUB02]

Las emisiones de NOx pueden ser reducidas mediante la adopción de medidas
primarias y secundarias.

Medidas primarias

Las medidas primarias tratan de reducir principalmente la reducción de la formación
de NOx térmico. Éstas son principalmente:

• Uso de hornos con baja producción de NOx: Este tipo de hornos
implementan tecnologías que reducen la concentración de oxígeno en las
partes de mayor temperatura del horno, creándose así una atmósfera
reductora que minimiza la generación de NOx térmico. La combustión
completa se logra inyectando mayor cantidad de oxígeno en las zonas con
temperaturas más bajas.


• Combustión por fases: En determinadas plantas se puede reducir la
formación de NOx mediante una combustión por etapas. En la primera etapa
se introduce oxígeno por debajo de la cantidad estequiométrica. En la
MEMORIA 34


segunda etapa se completa la combustión mediante la inyección de aire
secundario, a temperaturas más bajas.

Medidas secundarias

Las medidas secundarias tienen por objeto la reducción de óxidos de nitrógeno ya
presentes en los gases de combustión. Esto se logra mediante la inyección de un
agente reductor en el flujo de gases (amoniaco). Dependiendo de la temperatura a la
que se lleve a cabo la reacción se distinguen dos procesos:

• Reducción selectiva no catalítica (SNRC): Consiste en la inyección dentro
de la cámara de combustión de amoniaco. Este proceso se lleva a cabo en
las zonas donde los gases de combustión se encuentran a temperaturas en
torno a los 1000ºC. El amoniaco reacciona con el óxido de nitrógeno
formando nitrógeno y agua. Como efecto no deseado, también se produce la
combustión de parte del amoniaco generándose más óxido de nitrógeno.
Igualmente, parte del amoniaco puede no reaccionar, siendo arrastrado por
los gases de combustión. Para que el proceso de desnitrificación se lleve a
cabo de forma satisfactoria es de vital importancia controlar la temperatura
a la que se produce la reacción, así como optimizar la inyección para que el
reactivo se mezcle adecuadamente con los gases. En estos casos se puede
obtener una eficiencia de en torno al 50 – 60 %. Las reacciones que se
producen durante el proceso son:

3 3
2 2 3
2 2 2 3
6 4 5 4
6 4 4 4
NH NH
O H NO O NH
O H N O NH NO

+ → +
+ → + +


A continuación se muestra una tabla con el porcentaje de las reacciones en
función de la temperatura

MEMORIA 35



Ilustración 12. Reducción selectiva no catalítica en función de la temperatura.[STUB02]




• Reducción catalítica selectiva (SCR): Este sistema se basa en el empleo de
un catalizador (
3 2 5 2
O Cr O V + ) a través del cual se hace pasar el flujo de
gases previamente mezclado con un agente reductor. Las reacciones que
tienen lugar en el catalizador son:

O H N O NH NO
O H N NH NO
O H N O NH NO
2 2 2 3 2
2 2 3 2
2 2 2 3
6 3 4 2
12 7 8 6
6 4 4 4
+ → + +
+ → +
+ → + +


La eficacia en la reducción de NOx obtenida mediante el empleo de la
técnica SCR es superior al 90%. Para alcanzar este ratio, así como para
optimizar el uso del reactivo, la cantidad de amoniaco inyectada debe ser
regulada según las circunstancias. La temperatura óptima para éste proceso
se sitúa en torno a los 400ºC.


MEMORIA 36



Ilustración 13. Representación esquemática del proceso SCR.[STUB02]


Este proceso permite obtener muy buenos rendimientos, pero la necesidad
de disponer del equipo catalizador (con su correspondiente sustrato
catalítico
3 2 5 2
WO TiO O V ), encarece el diseño de la planta incineradora.





Reducción de la emisión de compuestos orgánicos, dioxinas y furanos.

Las dioxinas y furanos son compuestos tóxicos formados por anillos bencénicos en
cuyos radicales se insertan oxígenos y cloros, dando lugar a numerosos isómeros,
algunos de los cuales son altamente tóxicos.

Existen dos mecanismos principales de formación de PCDD/F (dioxinas y furanos):
• Formación de dioxinas y furanos en presencia de los correspondientes
precursores clorados (PCBs y PCPs) mediante una reacción gaseosa
homogénea a temperaturas entre 300 y 800ºC.
• Síntesis novo: La formación de PCDD/F tendrá lugar durante el
enfriamiento de los gases de combustión bajo las siguientes condiciones:
Temperatura entre 200 y 500ºC, presencia de una fuente clorada y oxígeno
en los gases, y presencia de metales pesados que actúen como catalizadores.

MEMORIA 37


Para la reducción de las emisiones de PCDD/F se pueden adoptar medidas de
carácter primario o secundario.

Medidas primarias

• Limitación de la síntesis novo: Para ello será necesario controlar la
temperatura a la que operan los filtros de mangas o precipitadores, puesto que
es en estos equipos donde la presencia de metales pesados puede favorecer la
formación de PCDD/F.

• Control de la temperatura de los gases de combustión: Para asegurar la
destrucción de los PCDD/F presentes en los gases de combustión, será
necesario que éstos permanezcan a temperaturas superiores a 850ºC durante
un tiempo no inferior a 2 segundos. Por lo tanto, la cámara de combustión
deberá ser diseñada y dimensionada con el fin de alcanzar las condiciones
anteriormente descritas.



Medidas secundarias

• Retención de partículas: Gran parte de las dioxinas existentes en los gases de
combustión se adhieren a las partículas, especialmente a las de pequeño
tamaño. Por lo tanto la disposición de equipos para la separación y
precipitación de éstas partículas reducirá la cantidad total de dioxinas
emitidas.

• Adsorción sobre carbón activo: Para llevar a cabo la eliminación de los
PCDD/F y metales pesados presentes en el flujo de gases, se emplean
procesos de inyección de carbón activo que gracias a su poder adsorcitivo,
provocan su precipitación. Para que el proceso de adsorción alcance los
rendimientos requeridos, la inyección deberá realizarse de forma continua,
con un tiempo de contacto entre los gases y el carbón activo de al menos 2
MEMORIA 38


segundos, la temperatura de los gases deberá estar comprendida entre 100 –
170ºC, y el pH del medio deberá ser ligeramente básico.































MEMORIA 39


3. BASES DEL PROYECTO

3.1 CARACTERIZACIÓN DE LOS RESIDUOS

3.1.1. LISTADO DE RESIDUOS ADMISIBLES EN LA PLANTA

Los residuos incinerables admisibles en la planta, identificados con sus respectivos
códigos de la lista Europea de residuos (LER) se recogen el la siguiente tabla:

Residuos incinerables según código LER
Tipo de residuo Código LER
Residuos urbanos de procedencia
domiciliaria (RD) o asimilables
(RICIA)
20 03 01
Residuos de mercados 20 03 02
Residuos de limpieza viaria 20 03 03
Residuos voluminosos 20 03 07
Fracción combustible no compostada
procedente de las plantas de
compostaje de RSU
19 05 01
19 12 01
19 12 04
19 12 07
19 12 08
19 12 10
Rechazos combustibles de las plantas
de reciclaje de RSU: papel y cartón,
plástico y caucho, textiles, madera,
mezcla de residuos combustibles
03 03 08
17 02 01 Residuos de combustión y demolición
combustibles y no peligrosos 17 02 03
Plásticos agrícolas 02 01 04
03 01 01
Residuos de madera
03 01 05
Lodos de EDAR desecados 19 08 05
Tabla 4. Listado de residuos admisibles en la planta.
MEMORIA 40


3.1.2 COMPOSICIÓN DE LOS RESIDUOS

La composición de los residuos que serán incinerados por la planta es muy variable,
y depende de diversos factores tales como hábitos, grado de desarrollo, situación
económica, etc.
En cualquier caso, es importante acotar los márgenes de composición del afluente de
residuos con en fin de determinar parámetros importantes para el diseño de la planta,
como el poder calorífico del combustible o el volumen de aire necesario para
completar el proceso de combustión.
A tal fin, se han realizado análisis de diversas cretas, a lo largo de diferentes periodos
de tiempo, de forma que éstas puedan ser consideradas como una muestra
significativa de la población.

La composición media de los residuos obtenida es:

COMPONENTE %
PAPEL 17,18
CARTON 0,00
PLASTICO 14,32
GOMA 0,00
CUERO 0,00
TEJIDOS 0,00
MADERAS 0,00
JARDINERIA 0,00
ALIMENTOS 52,54
FINOS 0,00
METAL Fe. 2,52
METAL NO Fe. 0,29
VIDRIO 1,41
INERTES 11,74
TOTAL 100,00
HUMEDAD INCLUI.
Tabla 5. Composición media de los residuos.
MEMORIA 41



El análisis químico de los mismos arrojó el siguiente resultado:

ELEMENTO %
CARBONO 21,32
HIDROGENO 2,82
OXIGENO 13,93
NITROGENO 0,49
CLORO 0,14
AZUFRE 0,09
CENIZAS 19,21
AGUA 42,00
TOTAL 100

P.C.I. (Kc/Kg) 1798
P.C.I. (Kj/Kg) 7527
P.C.S. (Kc/Kg) 2187
P.C.S. (Kj/Kg) 9156
Tabla 6. Composición química de los residuos.


Composición de los residuos
17,18%
14,32%
52,54%
2,52%
0,29%
1,41%
11,74%
PAPEL
PLASTICO
ALIMENTOS
METAL Fe.
METAL NO Fe.
VIDRIO
INERTES

Tabla 7. Composición media de los residuos.



MEMORIA 42


CARBONO;
21,32%
HIDROGENO;
2,82%
OXIGENO;
13,93%
NITROGENO;
0,49%
CLORO; 0,14%
AZUFRE; 0,09%
CENIZAS;
19,21%
AGUA; 42,00%
CARBONO
HIDROGENO
OXIGENO
NITROGENO
CLORO
AZUFRE
CENIZAS
AGUA

Tabla 8. Composición química media de los residuos.


El poder calorífico se puede estimar mediante fórmulas empíricas a partir del análisis
por componentes de los residuos, o bien de forma experimental empleando bombas
calorimétricas. El procedimiento empleado para calcular el P.C.I de los residuos para
el diseño de la planta ha sido el método experimental arrojando un valor de 1798
Kg
Kcal
. De todas formas, teniendo en cuenta la gran heterogeneidad de los
residuos a tratar, la parrilla se diseñará para un rango de poderes caloríficos con
variaciones de ±20%.












MEMORIA 43


3.1.3 GENERACIÓN DE RESIDUOS

La producción de residuos sólidos urbanos en España presenta una ligera tendencia
alcista continuada, si bien el II Plan Nacional de Residuos establece protocolos de
actuación encaminados a revertir esta situación y desacoplar el binomio generación
de residuos – crecimiento económico. En la siguiente tabla se recoge la evolución de
generación de residuos en España.


Ilustración 14. Generación de RSU en España. Evolución. [PNIR07]


Los ratios de producción de residuos per cápita son muy variables y responden a
diversos parámetros, tales como el nivel socioeconómico, el tipo de población
(urbana o rural), los hábitos de consumo, la época del año, etc.

El análisis de todos estos factores y de los datos de producción de residuos históricos
de la zona de emplazamiento de la incineradora arroja un ratio esperado de
producción de residuos por habitante y día de 1,25 Kg. La tendencia alcista
observada en la anterior gráfica se espera que sea compensada por un aumento de la
concienciación ciudadana.

MEMORIA 44


Teniendo en cuenta que la incineradora está proyectada para dar servicio a una
población de 350.000 habitantes, la cantidad total de residuos a incinerar al año será
de 159.387
año
t
.

La capacidad de diseño escogida será de dos líneas con capacidad para 12
línea h
t

.
Dado que la generación de residuos, al igual que la composición, también está sujeta
a grandes fluctuaciones, la parrilla se diseñará con unos márgenes de carga de 110 –
60 %.
























MEMORIA 45


3.1.4. PROTOCOLO DE ACEPTACIÓN DE LOS RESIDUOS EN LA PLANTA

Todo tipo residuo a tratar en la planta será previamente caracterizado, aceptándose
solamente aquellos de carácter combustible y no peligroso según las directrices
recogidas en las condiciones de explotación.

La admisión de las partidas de origen industrial así como las correspondientes a los
residuos voluminosos y a los residuos de construcción y demolición, estará sujeta a
las siguientes condiciones de admisión:

• No se admitirán los vehículos abandonados.
• No se admitirán los residuos voluminosos ni los procedentes de
construcción o demolición, con excepción de las fracciones combustibles de
los mismos procedentes de la recogida selectiva, el reciclado y la
valorización.
Las partidas de origen industrial serán sometidas a reconocimiento para determinar si
son aptas para la incineración de acuerdo con lo establecido en las condiciones de
explotación de la planta exigidas en el artículo 6.1 de la Directiva 200/76/CE.
Además del reconocimiento se establecerán medidas adicionales de control y
seguimiento para este tipo de residuos.













MEMORIA 46


3.2 NORMATIVA APLICABLE AL PROYECTO

A continuación se recogen las diferentes normativas aplicables al proyecto:

• Real Decreto 653/2003 para instalaciones de incineración

Es la transposición a la legislación española de la Directiva 2000/76/CE, que regula
las condiciones de combustión y establece los límites máximos permitidos de
emisiones a la atmósfera.

Conforme a lo dispuesto en esta directiva, se concretan a continuación los
requerimientos técnicos que se cumplirán en este proyecto:

o Las emisiones de gases estarán dentro de los límites permitidos por la Directiva
2000/76/CE (Ver descripción del sistema de tratamiento de gases)
o Los gases procedentes de la combustión de residuos, después de la última
inyección de aire de combustión, deberán alcanzar una temperatura mínima de
850ºC durante al menos dos segundos. (Aptdo 6.1 de la Directiva).
o La instalación estará equipada con al menos un quemador auxiliar que entrará en
funcionamiento de forma automática cuando no se cumpla lo establecido en el
anterior punto. (Aptdo 6.1 de la Directiva).
o Se medirá y registrará de forma continua la temperatura de los gases para
asegurar que se cumple lo establecido en los puntos anteriores.
o Se medirán de forma continuada los siguientes parámetros del proceso:
Temperatura de la cámara de combustión, concentración de oxígeno, presión y
temperatura de los gases de escape. (Aptdo 11.2 de la Directiva).
o Se medirá y registrará de forma continua la concentración de las siguientes
sustancias en los gases de escape: CO, NOx, TOC, HCl y
2
SO . (Aptdo 11.2 de la
Directiva).
o Se medirán de forma periódica (cuatro veces anualmente mínimo) las
concentraciones de HF, metales pesados, dioxinas y furanos. (Aptdo 11.2 de la
Directiva).

MEMORIA 47


• Generales
Ordenanza general de Higiene y Seguridad en el trabajo.
Ley 31/1995 de 8 de Noviembre de Prevención de Riesgos Laborales.

• Instrumentación y control
ISA, API, Normas UNE, Normas CEI y CENELEC, Reglamento Electrotécnico
Español.

• Instalaciones contra incendios
Reglamento de Seguridad contra incendios en instalaciones industriales RD.
786/2001.

• Instalación de combustible auxiliar
Reglamento sobre gases licuados del petróleo, Reglamento de aparatos que utilizan
gas como combustible, Normas básicas de instalaciones de gas.

• Tuberías
Códigos ASME B-31.3, B-16.5, B-31.1, B-16.34

• Recipientes a presión
Directiva 97/23/CE relativa a recipientes a presión, código ASME, norma UNE
9300, código español de calderas.

• Intercambiadores de calor y equipos de vacío
Código TEMA, Standards HEI.

• Bombas
Norma DIN 24256. Bombas centrífugas.

• Puentes grúa, equipos de manejo de sólidos
Normas federación española de manutención.


MEMORIA 48



3.3 RÉGIMEN DE GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA

La planta contará con un sistema de recuperación de energía para la valorización de
los residuos por medio de la producción de energía eléctrica.

Según lo dispuesto en el Real Decreto 2818/1998, artículo 2, en su sección 1.c, punto
1, la planta incineradora podrá acogerse al régimen especial para la percepción de
primas relativas a la generación de electricidad empleando residuos sólidos urbanos
como fuente de energía primaria. La cuantificación de estas primas estará regulada
por el Real Decreto 436/2004, de 12 de Marzo, en el que se establece la metodología
para la actuación y sistematización del régimen jurídico y económico de la actividad
de producción de energía eléctrica en régimen especial.

La potencia nominal de la planta, según lo establecido en el artículo 3 del R.D.
436/2004, será la especificada en la placa de características del alternador, siendo en
este caso, 13 MW. Además, deberá cuantificarse la energía eléctrica que va a ser
transferida a la red (R.D. 436/2004 artículo 6), siendo en este caso de
aproximadamente 10 MW.

Para establecer las condiciones de entrega de energía eléctrica, así como las
condiciones técnicas y económicas, el titular de la planta acogida al régimen especial
deberá suscribir un contrato con la empresa distribuidora, según el modelo
establecido por la Dirección General de la Energía, con una duración mínima de
cinco años. (Artículo 7 R.D 436/2004).

El régimen de derechos y obligaciones de los productores en régimen especial en su
relación con las empresas distribuidoras estará recogido en los artículos 18 y 19 del
R.D. 436/2004.

El régimen económico de la venta de energía estará regulado por el artículo 22 del
RD, en el que se estipulan las modalidades posibles de venta, y por el artículo26, en
MEMORIA 49


el que se define la retribución obtenida por los productores para este tipo de
instalaciones. Las primas e incentivos se recogen en el artículo 38 del R.D.































MEMORIA 50


4 DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA PLANTA

4.1 DIAGRAMA DE BLOQUES

MEMORIA 51



4.2 DIAGRAMA DE PROCESOS































MEMORIA 52


4.3 ÁREA DE CONTROL ADMISIÓN Y PESAJE

A la entrada de la planta se colocará una caseta de control de entrada y salida de
vehículos, y de vigilancia de la misma.

La báscula para pesaje de camiones estará situada en la vía de acceso al área de
vaciado de residuos al foso, frente a la caseta de control.
A continuación de la báscula se colocará una barrera de acceso al área de la planta.
Junto a la báscula de pesaje, se colocará una estación de control con lector de tarjeta
magnética de forma que el conductor del camión deberá introducir en el lector la
tarjeta asignada al vehículo para la apertura de la barrera.
La introducción de la tarjeta en el lector, enviará la siguiente información al
ordenador del centro de control de la planta con el fin de elaborar informes y
estadísticas generales:

• Empresa propietaria del vehículo
• Matricula del vehículo
• Peso bruto del camión
• Tara del camión
• Fecha y hora del pesaje

Los vehículos del servicio de recogida deberán ser tarados al menos una vez al año
con el fin de actualizar la base de datos existente en el ordenador de control de la
planta.

Se instalarán dos básculas con las siguientes características:

Tipo Puente
Número 2
Capacidad 50 t.
Dimensiones plataforma 16x3 m.
Tabla 9. Características de las básculas de pesaje
MEMORIA 53


4.4 ÁREA DE RECEPCIÓN, ALMACENAMIENTO Y ALIMENTACIÓN DE
R.S.U.

4.4.1 Plataforma de descarga

A continuación de la báscula de pesaje se dispondrá una rampa que ascenderá hasta
la cota donde se halla situada la plataforma de descarga.

Los vehículos accederán por un vial hasta la plataforma de maniobra y descarga, a
través de una puerta, generalmente cerrada. Esta plataforma esta cubierta por una
estructura ligera y dispone de drenajes, sistemas de limpieza, cinco posiciones de
descarga de camiones, dotados del correspondiente semáforo de señalización y
autorización del vertido, accionado desde el puesto del gruista.

La plataforma tiene una anchura de 23 m libres de obstáculos, suficientes para
permitir la correcta maniobra de los vehículos de trasporte de residuos, procedentes
de la recogida domiciliaria. Las dimensiones típicas de estos vehículos de transporte
de residuos se recogen en la siguiente tabla:

Volumen 60
3
m
Carga máxima 20 t
Longitud total 12.8 m
Anchura total 2.5 m
Altura total 4 m
Peso total en carga 31.5 t
Tabla 10. Características de los vehículos de transporte de residuos.


La envergadura de los vehículos, así como el sistema de descarga de los mismos por
volquete, obliga a elevar la altura libre de la nave a 10-11 m.

La plataforma dispone de drenaje, mangueras contra incendios, interfono, protección
metálica contra la caída de vehículos al foso, puerta motorizada con mando local y
MEMORIA 54


desde la sala de control, e iluminación natural mediante placas translúcidas en la
fachada y artificial en el techo.

Los residuos se descargan por gravedad en un foso de hormigón con capacidad
suficiente para tres días de producción. Así mismo, en la nave de descarga se
encontrará la tolva de alimentación del triturador de residuos voluminosos. No existe
zona de almacenamiento, por lo que los residuos de estas características deberán ser
procesados en el momento de su admisión. Posteriormente serán descargados
igualmente por gravedad en el foso, por debajo del nivel del piso a través de una
compuerta controlada electrónicamente desde el puesto de control.























MEMORIA 55


4.4.2. Foso de residuos

El foso de residuos estará construido en hormigón y se dimensionará de forma que
pueda almacenar la producción de residuos de tres días.

Considerando la capacidad de la planta de diseño elegida en la planta (12
línea h
t

),
el número de líneas (2), y estimando una densidad de residuos en el foso de
3
35 , 0
m
t
,
las dimensiones útiles de almacenamiento en el foso serán de 4.938
3
m .

El foso de residuos estará dotado de un sistema de drenaje y su correspondiente
bomba sumergible para la extracción de los lixiviados producidos durante el
almacenamiento, para su posterior inyección en el horno.

El aire necesario para la alimentación del horno de combustión se aspirará del foso,
de forma que éste se encuentre en constante depresión, evitándose de esta forma el
escape de olores o partículas a la atmósfera.
















MEMORIA 56


4.4.3 Puentes grúa

El foso dispone de dos puentes grúa, cada uno de los cuales puede cubrir el área total
del foso y las dos tolvas de alimentación de los incineradores. Estos equipos estarán
sobredimensionados a fin de obtener máquinas muy robustas y fiables, minimizando
las operaciones de mantenimiento.

Ambas grúas irán equipadas con un pulpo, siendo cada una de ellas capaz de
mantener la alimentación a ambos hornos de forma independiente, para mayor
fiabilidad del sistema en caso de contingencia.

Estos equipos, además de proporcionar una alimentación controlada a los
incineradores, se emplearán para la distribución de los residuos de forma uniforme en
el foso, y permitirán la mezcla de los mismos, a fin de obtener un combustible lo más
homogéneo posible.

La capacidad del pulpo viene determinada en función de la velocidad de la grúa y la
distancia entre las tolvas y la carga. Considerando 16 operaciones de carga a la hora,
(8 cada grúa), y asumiendo que el residuo en el pulpo se comprime, estimando la
densidad del mismo en
3
4 , 0
m
t
, la capacidad teórica necesaria de cada pulpo será de
4,69
3
m . Se tomará un volumen de diseño del pulpo de 5
3
m . Las características
técnicas del pulpo seleccionado se recogen en la siguiente tabla.

Tipo Blug P6-5000-0,7
Capacidad 5
3
m
Peso 3650 Kg.
Motor 30 CV
Presión 140 bar.
Tiempo operación cierre 12’’
Tiempo operación apertura 6’’
Densidad máxima residuos 0,7 t/m3
Tabla 11. Características técnicas de los pulpos de alimentación
MEMORIA 57


Para determinar la capacidad de elevación de las grúas se tendrá en cuenta el peso de
los pulpos así como el de los residuos a transportar por los mismos. Considerando
puntas de densidad de
3
6 , 0
m
t
, la capacidad de elevación teórica, con un factor de
llenado del 100%, será de: t
m
t
m t 45 , 8 6 , 0 8 65 , 3
3
3
= ⋅ + .

Para diseño se escogerá una grúa de capacidad de elevación de 9 t.

Ambas grúas estarán equipadas con un aparato de pesado montado en el pulpo. El
peso neto de los residuos se transmitirá al centro de control en el momento
inmediatamente anterior a ser depositados en la tolva de alimentación del incinerador
con el fin de elaborar estadísticas sobre el funcionamiento y rendimiento de la
instalación.

Las operaciones de carga de las tolvas de alimentación se efectuarán de forma
semiautomática como sigue:

• Selección de la tolva que debe cargarse.
• Bajada manual del pulpo elegido por el operario.
• Cierre manual del pulpo.
• Elevación del pulpo a la espera del inicio del ciclo automático, que
comprende:
o Elevación del pulpo y traslación simultánea hasta situarse en el eje de
la tolva seleccionada.
o Apertura del mismo.
o Regreso al foso
o Retorno al modo manual para recarga en el foso.


Las tolvas de alimentación de R.S.U dispondrán de un circuito cerrado de televisión
permitiendo a los operadores de las grúas decidir exactamente cuando hay que
recargarlas, asegurando de esta forma una adecuada alimentación del incinerador.

MEMORIA 58


4.4.4 Triturador de elementos voluminosos

La planta contará con un equipo destinado a la adecuación del tamaño de aquellos
residuos que resulten demasiado voluminosos para ser introducidos directamente en
el incinerador.
Este equipo estará situado en la plataforma de descarga y procesará los residuos que
lo requieran antes de ser descargados en el foso.
Contará con una tolva sobre la que descargarán directamente los vehículos de
transporte.
El triturador estará formado por una serie de rodillos destrozadores
convenientemente dimensionados y equipados con un dispositivo de inversión de
marcha, que permite el procesado de chapas, latas y bidones con un espesor de hasta
aproximadamente 2 mm. El material triturado se vaciará directamente a través de una
trampilla en el foso de residuos en bruto. Los elementos no triturables se enviarán a
un contenedor por medio de una grúa basculante.

El accionamiento de los rodillos se realizará por medio de bombas de alta presión. A
través de los motores hidráulicos se envía directamente el momento de giro a los
rodillos.

Para el correcto funcionamiento del triturador el volumen de carga no deberá exceder
los 10
3
m .











MEMORIA 59


4.4.5 Sistema de alimentación de residuos

El sistema de alimentación de residuos al incinerador consta de las siguientes partes:

• Tolva de carga: Construida con chapas de acero de 6 mm de espesor con
refuerzos y apoyos en perfiles de acero. La zona de carga contará con un
recubrimiento de placas de desgaste.
• Conducto de carga: Comunica la tolva de carga con el alimentador del
horno, y a través del mismo descenderán los residuos, impidiendo la
entrada de aire falso al horno. Estará igualmente construida con chapas de
acero de 6 mm de grosor con refuerzos de perfiles de acero.
• Alimentador del horno: En él se depositarán los residuos procedentes del
conducto de carga inmediatamente antes de ser introducidos en el
incinerador, y estará conformado por planchas de segmentos fundidos.
Contará con dos empujadores construidos con perfiles, con revestimiento
de chapa de acero y placas de fundición gris (GG20).
• Compuerta basculante accionada hidráulicamente destinada al bloqueo del
conducto de alimentación. Estará fabricada en chapa de acero de 8 mm de
espesor con nervaduras de refuerzo. En caso de incendio del conducto de
carga esta compuerta evitaría su propagación a la tolva de carga y al foso
de residuos. Durante las operaciones de puesta en marcha y parada la
compuerta se encontrará cerrada para evitar la entrada de aire a la cámara
de combustión.
• Sistema de refrigeración: La parte inferior del conducto de carga así como
el alimentador estarán refrigerados por agua como protección frente al
calor radiante del fuego de la parrilla.
• Sensor de supervisión del nivel de llenado en el conducto de carga.


A continuación se muestra una tabla con los datos técnicos del dispositivo de
alimentación de combustible:

MEMORIA 60


Dimensiones de la abertura 6,5 x 6,5 m.
Inclinación de las paredes de la
tolva
50/40º
Construcción de acero IPN ángulos y pletinas
Accionamientos hidráulicos 2 unidades
Número de empujadores 2 unidades
Posición de montaje horizontal
Tabla 12. Características técnicas del dispositivo de alimentación de combustible.


El sistema de alimentación de residuos constará de una estación hidráulica, situada
en sus proximidades prepara para la realización de las siguientes funciones:

• Accionamiento de la trampilla de bloqueo para el conducto de carga de
residuos.
• Activación del empujador de alimentación de residuos.

Los aparatos de control, con sus correspondientes bombas para el accionamiento del
empujador de carga y trampilla de bloque estarán reunidos en un grupo hidráulico.

El empujador de carga de residuos constará de dos cilindros para el proceso de
movimiento de avance y retorno. Ambos cilindros se accionarán de forma regulable a
través de una válvula reguladora de caudal.

La velocidad de trabajo será de aproximadamente 40 carreras dobles por hora
(relación avance/retroceso 1:5).

Se dispondrán interruptores finales para la limitación de la carrera.

MEMORIA 61


A continuación se recogen las características técnicas tanto del cilindro del
empujador de carga como del accionador de la trampilla de bloqueo:

Cantidad 2
Diámetro 140/100 mm.
Carrera 2400/700 mm.
Presión en el lado del émbolo 100 bar.
Presión en el lado de la
superficie anular
170 bar.
Tabla 13. Características técnicas cilindro del empujador de carga.


Cantidad 1
Diámetro 100 / 70 mm.
Carrera 700 mm.
Presión en el lado del émbolo 80 bar.
Presión en el lado de la
superficie anular
100 bar.
Tabla 14. Características técnicas del cilindro de la trampilla de bloqueo.










MEMORIA 62


4.5 SISTEMA HORNO – CALDERA

4.5.1. Parrilla de incineración.

La tecnología a emplear para la incineración de los residuos será un horno con
parrilla de rodillos.

La parrilla de rodillos estará compuesta por 6 rodillos cilíndricos conectados uno tras
otro y dispuestos en escalones. Las superficies de la parrilla estarán adecuadas a la
capacidad prevista de incineración. Los rodillos se colocarán con una inclinación de
20º con respecto a la horizontal.

En los laterales, la parrilla de rodillos estará limitada por una carcasa de chapa de
acero en la que se integrarán los rodamientos exteriores de los rodillos. Se
dispondrán rácores de engrase para la alimentación de grasa a los rodamientos de la
parrilla, esta operación se efectuará de forma manual.

La arquitectura del rodillo constará de un eje con rodamientos en ambos extremos, y
con jaula de soporte, en la que serán introducidas las varillas de la parrilla. En
sentido longitudinal, la separación entre rodillos se realizará mediante soportes de
brochado.

El proceso de combustión de los residuos dentro de la parrilla, constará de las
siguientes etapas:

• En los rodillos 1 y 2 se llevará a cabo el secado del combustible y una
desgasificación parcial.
• La combustión principal se efectuará en los rodillos 3 y 4.
• En los rodillos 5 y 6 se producirá la combustión definitiva.
• Desde el rodillo 6 se expulsan los residuos de la incineración al extractor de
escoria y se extraen enfriados.


MEMORIA 63


El aporte del aire de combustión principal se realizará desde la parte inferior de la
parrilla a través de los rodillos que la componen.

El aporte de este desde el inicio de la parrilla hasta el rodillo 4 puede controlarse de
forma independiente para cada rodillo desde la caseta de control, a través de
trampillas accionadas por motores. El aporte de aire en los rodillos restantes se
ajusta de forma óptima por medio de trampillas manuales accionadas durante el
funcionamiento de prueba.

Cada rodillo será accionado por separado por medio de un motor reductor de
frecuencia regulada. Gracias a estos motores regulables sin escala, con una relación
de regulación 1:20, se garantiza la adaptación del funcionamiento de la parrilla a las
distintas calidades de los residuos.

El movimiento de los rodillos permite llevar a cabo una combustión especialmente
intensa de los residuos a incinerar. El transporte de rodillo a rodillo provoca una
interacción entre el peso de los residuos y el coeficiente de fricción de los rodillos,
lo que permite una adecuada homogeneización del combustible, así como un atizado
reposado que evita el arrastre de partículas que sobrecarguen los gases de
combustión.


Los límites de funcionamiento de la parrilla serán:

• Carga térmica en un rango comprendido entre 27.6 MW y 15MW

• Carga mecánica en un rango entre 7.2 y 13.2 t/h.

• PCI del residuo comprendido entre 1438 y 2158 Kcal/Kg.


MEMORIA 64


0 2 4 6 8 10 12 14 16 18
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
50
Capacidad mecánica (t/h)
C
a
p
a
c
i
d
a
d

t
é
r
m
i
c
a

x

1
0
3

(
K
W
)
DIAGRAMA COMBUSTIÓN PARRILLA
100%
110%
60%
2158 Kcal/Kg
1798 Kcal/Kg
1438 Kcal/Kg
minimo
7.2
maximo
13.2
A D
O' O
O''
B
C

Ilustración 15. Diagrama de combustión de la parrilla. Límites de funcionamiento.


El dimensionado de la parrilla está previsto para las siguientes condiciones de
diseño:

• Capacidad térmica: 25MW.
• Capacidad mecánica: 12 t/h.
• PCI residuo 1798 Kcal/Kg.

En general, el diseño del horno permitirá mantener de forma consistente una elevada
calidad de incineración, materializada en:

• Contenido muy bajo de inquemados en gases y escorias.
• Bajas concentraciones de monóxido de carbono en los gases de combustión.
• Temperaturas de los gases de combustión superiores a 850º durante más de
dos segundos.
• Capacidad para incinerar residuos de bajo poder calorífico y elevada
humedad.
• Adaptabilidad a las diferentes características del combustible.
MEMORIA 65


Así mismo se contemplan la utilización de medidas para evitar la adherencia de
cenizas fundidas en las paredes del horno, distribuir de forma adecuada los gases de
combustión, y recoger sin provocar obstrucciones los finos y los metales fundidos
originados en el proceso de combustión.

A continuación se recoge una tabla con los principales datos técnicos de la parrilla
de incineración.

Cantidad 2
Cantidad nominal de aire
línea h
Nm

3
096 . 51
Exceso de aire con carga nominal 1.8
Longitud de la parrilla
desarrollada
11 m
Anchura de la parrilla 5 m
Superficie eficaz de la parrilla 55
2
m
Ángulo de la rampa de la parrilla 20º
Carga mecánica 218.18
h m
Kg

2

Carga térmica
456,23
2
m
Kw

Tabla 15. Características técnicas de la parrilla de incineración.







MEMORIA 66


4.5.2. Sistema de extracción de escorias.

El sistema de extracción de escorias consta de 6 tolvas situadas por debajo de la
parrilla de rodillos. Éstas recogen las escorias procedentes del incinerador y las
conducen al sistema de transporte, formado por 2 transportadores de cadena en baño
de agua para el enfriamiento de las mismas.

Cada transportador consta de una bandeja de chapa reforzada en forma de U. Como
órgano de tracción se emplea una cadena de eslabones altamente resistente al
desgaste.

Como accionamiento de los anteriores sistemas se emplea un motor reductor con
transmisión primaria.

Para una extracción automática de las escorias entre el punto de salida de la parrilla y
el desescoriador de presión, se ha previsto un recipiente para recepción de escorias
con tolva de recogida.
















MEMORIA 67


4.5.3. Sistema de alimentación de aire.

El suministro de aire para la combustión consta de dos sistemas independientes, aire
primario y aire secundario, resultando la suma del aporte de ambos sistemas en la
cantidad de aire necesaria para que la combustión se realice con un exceso de 1.8,
con el fin de asegurar la oxidación completa de todas las especies.

El diseño del horno permite un flujo regular de residuos, y una homogeneización de
estos, así como un reparto del aire de combustión homogéneo en toda su superficie,
obteniendo un porcentaje muy bajo de inquemados en las cenizas resultantes del
proceso de incineración. De igual forma el diseño de la salida del horno hacia el
primer paso de caldera produce una alta turbulencia que asegura una mezcla
intensiva de los gases de combustión.

A continuación se describen ambos sistemas detalladamente.


















MEMORIA 68


4.5.3.1. Sistema de aire primario.

El aire primario suministra la alimentación de oxígeno necesario para el proceso de
combustión, así mismo constituye una fuente de refrigeración para las piezas que
componen la parrilla.

El aire primario se succiona del foso de residuos con el fin de mantener éste en
estado de depresión reduciendo de esta forma la posibilidad de emisiones de olores o
partículas a la atmósfera. Posteriormente es inyectado en el horno desde la parte
inferior de los rodillos de la parrilla, circulando a través de éstos y del lecho de
residuos. Este proceso permite refrigerar las barras de la parrilla y aportar el oxígeno
necesario al lecho y al hogar.

La cantidad de aire inyectado a través de los diferentes rodillos podrá ser regulada de
forma independiente desde el centro de control, a fin de obtener una combustión
óptima así como un adecuado gradiente de temperaturas en el horno.


Ilustración 16. Disposición del sistema de inyección de aire primario a través de los rodillos de la
parrilla.[KLAS02]

MEMORIA 69


El aire primario es impulsado por medio de un ventilador de tipo radial, que constará
de una carcasa de construcción soldada con refuerzos, los alabes estarán equilibrados
dinámicamente en ambos planos y el material de los mismos será acero. El eje estará
asentado sobre rodamientos y se realizará en material: St52-3. El accionamiento del
ventilador se realizará por medio de un motor acoplado elásticamente a su eje.


A continuación se muestra una tabla con los principales datos técnicos del
ventilador:


Cantidad 2
Cantidad por línea 1
Tipo Ventilador radial
Flujo nominal 52000
h
Nm
3

Gama de regulación 60/110%
Aumento de presión 26mbar
Temperatura 15-30ºC
Tabla 16. Características técnicas del ventilador de impulsión de aire primario.








MEMORIA 70


4.5.3.2. Sistema de aire secundario.

Parte de los gases de combustión una vez han pasado a través del multiciclón para el
filtrado de partículas, son recirculados e inyectados en diferentes puntos del hogar
como aire secundario, para asegurar una turbulencia óptima en la zona de
combustión.

Esto permite la mezcla y homogeneización de los gases de combustión. Además el
empleo de gases recirculados como aire secundario permite que el contenido de
oxígeno del mismo se mantenga en torno al 6 – 7 %, lo que reduce la formación de
óxido nítrico. Por otro lado, el empleo de esta solución implica que la totalidad del
aire necesario para llevar a cabo el proceso de incineración de los residuos es
inyectado a través de los rodillos de la parrilla, resultando en un mayor grado de
refrigeración de sus componentes.

El número de inyectores, así como su localización, disposición, diámetro y ángulos
de inyección han sido optimizados a fin de obtener distribuciones homogéneas en
cuanto a temperaturas y concentraciones de CO y oxígeno, reduciendo de esta forma
los riesgos de corrosión.
Así mismo se dispondrá un “prisma” dentro del hogar, siendo este una superficie que
optimiza las condiciones térmicas y dinámicas del flujo de gases de combustión.
A continuación se muestra un diagrama con la disposición de los diferentes
inyectores de gases de recirculación dentro de la cámara de combustión.







Ilustración 17. Disposición y geometría de los inyectores de gases de recirculación. [KLAS02]
MEMORIA 71


Los campos de temperaturas y velocidades estimados de los gases de combustión
dentro del horno, operando éste en condiciones de diseño y con las soluciones
adoptadas se muestran a continuación.





Ilustración 18. Temperatura y velocidad de los gases de combustión dentro del incinerador.
[KLAS02]



El sistema de recirculación de gases contará con su correspondiente ventilador de
impulsión cuyas características constructivas serán similares a las del ventilador de
aire primario.


Las principales características técnicas de éste se recogen en la tabla 17.




MEMORIA 72


Cantidad 2
Cantidad por línea 1
Tipo Ventilador radial
Elemento impulsado Gas de combustión
Flujo normal 14.000
h
Nm
3

Gama de regulación 60-110 %
Pérdida de presión (normal) 80 mbar.
Temperatura 200 -250 ºC
Tabla 17. Características técnicas del ventilador de gases de recirculación.




















MEMORIA 73


4.5.4. Quemador de encendido y de apoyo.

El horno constará de 3 quemadores de encendido y apoyo. Dos se instalarán en las
paredes laterales del hogar, mientras que el restante (de mayor potencia) se situará en
la parte anterior del techo del hogar.

La puesta en marcha del horno se realizará utilizando los quemadores auxiliares,
hasta conseguir que la cámara de post-combustión alcance la temperatura
especificada por la normativa comunitaria de 850ºC.

Una vez alcanzada la temperatura especificada ya esta permitida la alimentación de
residuos al incinerador. Tan pronto como la combustión de los residuos permita
mantener la temperatura de los gases, se puede reducir la carga de los quemadores
hasta retirarlos del servicio.

Los quemadores arrancarán de forma automática en los siguientes casos:

a) Cuando, durante la combustión de los residuos, la temperatura de los gases
descienda por debajo de los 850ºC. El arranque se realizará con una carga
prefijada pero modificable para compensar el bajo PCI de los residuos u
otras circunstancias. Se procederá posteriormente a la regulación de la carga
necesaria de forma manual.
Existirán dos lazos redundantes de control de temperatura de los gases de
combustión. Cada lazo estará compuesto de una sonda de temperatura, un
trasmisor de señal y un controlador por software que regula el funcionamiento
de los quemadores.

b) Los quemadores auxiliares se pondrán en marcha si la concentración de CO
sobrepasa los 80 mg/m3 (80% del valor límite de CO admitido, medido
como el valor medio de los medidos a lo largo de una hora) durante un
periodo de 5 min. Esta medición se efectuará a la salida de la caldera.


MEMORIA 74


Los quemadores permanecerán encendidos hasta que la concentración de CO
disminuya por debajo del umbral indicado, efectuándose ésta medición en la
chimenea de emisión de gases.


La potencia total de los quemadores será la equivalente al 60% de la máxima
capacidad térmica del horno, es decir, aproximadamente 15 MW térmicos.

Los criterios de diseño de este equipo serán:

• El sistema de operación normal será automático, con la excepción de su
arranque inicial.
• La puesta en marcha y paro así como la recepción de alarmas se monitorizará
desde la sala de control.
• El control manual se efectuará desde un armario eléctrico local con
pulsadores y lámparas.
• El combustible a consumir será GLP (gas propano).
• La regulación de la relación aire/combustible la realizará el propio quemador,
sin intervención del operador.


A continuación se muestran los datos técnicos de los quemadores:

Cantidad 3
Combustible GLP (gas propano)
Potencia 15 MW en total.
Tabla 18. Características técnicas de los quemadores auxiliares.


MEMORIA 75



4.5.5. Multiciclón.

Para la separación de polvo y partículas de los gases de escape recirculados se
emplearán multiciclones.

Los multiciclones previstos son separadores por centrifugación robustos y de alto
rendimiento. El gas en bruto con contenido de polvo fluye de manera uniforme en los
diferentes ciclones axiales. A la entrada de cada uno se dispone de un elemento
espiral por medio del cual se imprime un fuerte movimiento de giro al gas en bruto.
La fuerza centrífuga así generada produce la separación deseada del polvo.

A través del tubo de gas limpio que se encuentra en el eje del ciclón axial fluye hacia
fuera el gas libre de partículas. El polvo extraído se elimina por el extremo cónico
inferior del ciclón.

A una determinada distancia de la abertura de salida del polvo en el ciclón se
dispondrá una plancha de bloqueo para proteger el núcleo de la turbulencia,
impidiendo que las partículas ya separadas fluyan de retorno al núcleo de la
turbulencia, y así, al gas limpio. De esta forma se asegura que la potencia de
separación permanezca constante.

Para la separación previa del polvo de grano grueso se ha dispuesto de una cámara de
separación previa a la entrada del multiciclón.

Adjunto al sistema de multiciclones se instalará un dispositivo de tornillo sin fin para
el transporte de la ceniza volante separada hacia el transportador colector por cadena
en canalón del dispositivo de extracción de ceniza del horno.

A continuación se muestra un esquema de los equipos.



MEMORIA 76


















Ilustración 19. Esquema de la instalación de multiciclones para la limpieza de los gases de
recirculación. [GIL03]


Flujo de gas (aprox.) 14.000
h
Nm
3

Temperatura del gas
(aprox.)
200ºC
Perdida de presión 110 mm WS
Falta de presión máxima
en la caja del filtro
500 mm WS
Contenido en polvo
máximo.
6000 mg/
3
m
Tabla 19. Características técnicas del multiciclón.


MEMORIA 77


4.5.6. Caldera.

Se ha previsto la utilización de una caldera de circulación natural integrada con el
horno de parrilla con una primera parte de tiro vertical y una segunda parte de tiro
horizontal donde se sitúan los haces de los diferentes equipos de la caldera, esto es,
evaporadores, sobrecalentadotes y economizadores.
En su diseño y dimensionamiento se han tenido en cuenta las particularidades
asociadas a la incineración de residuos sólidos urbanos.

La configuración del hogar principal y de la cámara de combustión permiten
asegurar una permanencia de los gases de combustión a una temperatura superior a
850ºC durante más de dos segundos, así mismo, la configuración adoptada impide la
combustión incompleta de las partículas incandescentes, y con ello, la formación de
CO.

En general las variables que se han tenido en cuenta para el diseño de la caldera a fin
de optimizar su funcionamiento y reducir la problemática asociada a procesos de
erosión, ensuciamiento o erosión son:

• Temperatura de los gases y vapor (corrosión).

• Velocidad de los gases de combustión (erosión).

• Disposición de las superficies calefactoras.

• Geometría de las superficies calefactoras.

• Naturaleza y composición de los gases de combustión.

• Parámetros del caudal de vapor a generar.



MEMORIA 78


Requisitos generales

La forma del hogar está configurada de modo que se garantice una combustión
óptima de los gases.

La caldera esta dimensionada para que la temperatura de salida de los gases de
combustión sea de 200ºC, contando con el ensuciamiento de las superficies
calefactoras provocado por el funcionamiento. La temperatura máxima de éstos será
de 240ºC. (Temperatura que se alcanzará tras 6.000 horas de servicio sin limpieza
manual).

El vapor se extraerá del sobrecalentador III en unas condiciones de 420ºC y 40 bar.

La velocidad de los gases de combustión estará limitada a los siguientes valores:

• En la zona de radiación: <6m/s.
• En la zona de convección: <5m/s.
• En la zona del economizador: <6m/s.

Se garantizará un tiempo de permanencia de los gases de combustión de 2 s a una
temperatura superior a 850ºC.

Se dispondrán mirillas y cámaras en la zona de las paredes del evaporador con el fin
de controlar el proceso de combustión de los residuos.

La transición de la parrilla a las paredes laterales de la caldera se establecerá por
medio de mampostería, disponiéndose de compensadores de dilatación.

La caldera estará realizada en construcción de acero y podrá dilatarse en todas
direcciones a partir de un punto fijo.

Se dispondrán plataformas y escaleras para facilitar el acceso a todos los puntos de
mando y control.
MEMORIA 79



El techo de la caldera será transitable por chapas corrugadas, y en caso necesario, se
asegurará por medio de barandilla.

Los haces de las superficies calefactoras precisarán de limpieza manual por medio de
agua cada 6.000 horas de funcionamiento, por lo que se dispondrán aberturas de
desagüe en los tornillos de transporte de cenizas.

Se colocarán amortiguadores de ruido en las válvulas de seguridad y conductos de
extracción por soplado.

Las instalaciones de calderas serán estancas al gas.

Toda la tubería irá soldada a excepción de las válvulas de regulación.


Descripción técnica de la caldera de vapor.

La caldera está formada por una cámara radiante integrada con la parrilla de
incineración (tiro vertical) y una sección horizontal convectiva equipada con los
bancos de tubos relativos a los sobrecalentadotes, evaporizadores y economizadores.
En ella se llevarán a cabo los siguientes procesos:

• Recuperación de calor en forma de vapor sobrecalentado con unas
condiciones nominales de 420ºC y 40 bar.
• Enfriamiento de los gases de combustión a una temperatura aproximada de
200ºC.
• Retención de parte de las cenizas volantes.


La caldera será de circulación natural, la cual se produce debido a las diferencias de
densidad de la mezcla agua vapor en las distintas partes de la misma, por lo que no es
necesario mantener un consumo energético adicional para producir la circulación, y
MEMORIA 80


además se evita el peligro de que el sistema de circulación forzada falle con el
consiguiente peligro para la caldera.


La cámara radiante estará situada sobre el sistema de parrillas y estará compuesta por
tubos de agua, esto es, tiros de proyección y evaporadores de contacto conectados en
circulación natural. Un sistema separado de tubos de caída alimentará con agua los
tubos hervidores a través de los distribuidores inferiores. La mezcla de agua y vapor
que se forma por la absorción de calor en la cámara radiante se separa en el calderín.
El agua separada del vapor retorna a los distribuidores inferiores a través de un
sistema de tubos de caída “Down commers”.

La distribución de las superficies calefactoras convencionales en la cámara
convectiva de tiro horizontal es la siguiente:

• Evaporador I.
• Sobrecalentador III
• Sobrecalentador II.
• Sobrecalentador I.
• Evaporador II.
• Economizador II.
• Economizador I.

Todos los haces tendrán disposición contracorriente a excepción del sobrecalentador
III, que tendrá disposición co-corriente.

Antes del sobrecalentador final, se dispondrá un haz protector de evaporadores,
gracias al cual, se controla la temperatura final del vapor sobrecalentado. Este
dispositivo limitará la temperatura de los gases de combustión en este punto a menos
de 650ºC. Con esta medida se asegura la obtención de vapor en unas condiciones de
temperatura que limiten los riesgos de corrosión asociados a la naturaleza agresiva de
los gases de combustión, proporcionando una larga vida útil a los haces tubulares
más expuestos a este problema.
MEMORIA 81



A continuación se muestra un plano de la caldera, donde se pueden apreciar las
diferentes partes de la misma, en concreto:

• La cámara radiante de tiro vertical situada sobre la parrilla (5).

• La cámara convectiva de tiro horizontal con los haces correspondientes a los
evaporadores, economizadores y sobrecalentadores, con la disposición
anteriormente expuesta (8) y (9).


• El calderín de vapor, situado en la parte superior de la cámara radiante en
disposición transversal.

• Las tolvas de recogida de partículas volantes procedentes del sistema de
deshollinado de las superficies calefactoras por golpeteo (12).

Ilustración 20. Caldera de tiro horizontal. [WAEC06]

MEMORIA 82






Ilustración 21. Esquema del haz protector de evaporadores.[GANA95]

Recorrido de los gases de combustión

Desde la parte de radiación, los gases de combustión llegan al sistema de convección
horizontal. El primer grupo de superficies calefactoras del sistema de convección es
el evaporador I. A continuación se encuentran los sobrecalentadores II, II y I.
Posteriormente se sitúa el evaporador II y los economizadores II y I.

Bajo los conjuntos de superficies calefactoras antes mencionadas, se dispondrán
tolvas de chapa para recoger las cenizas volantes que caen de dichas superficies al
golpear los tubos.

Por debajo de las tolvas anteriormente descritas se instalará un sistema de tornillo sin
fin para la extracción de las cenizas volante.




MEMORIA 83


Recorrido del agua y vapor.

El agua de alimentación calentada a 130ºC se llevará a través de la válvula
reguladora de agua de alimentación al economizador en función de la potencia de la
caldera.

Tras pasar por la malla de tubos economizadores y tras su calentamiento hasta
aproximadamente 228ºC (20ºC por debajo de la temperatura de saturación aprox.), el
agua se envía al calderín de la caldera.

Los evaporadores extraen agua del calderín y la devuelven en forma de vapor
saturado. Éste se extrae a través de tubos de salida distribuidos a lo largo del
calderín, y se envía a un colector de vapor saturado. Dentro del calderín se dispondrá
un “demister” colocado ante los tubos de extracción para conseguir la pureza exigida
del vapor. Desde el colector de vapor saturado, éste se enviará a las etapas de
sobrecalentamiento I, II y III. Entre estas etapas, se colocará un refrigerador de
inyección de vapor caliente, que limitará la temperatura de salida del vapor a 420ºC.
(Ilustración 15).

El vapor sobrecalentado final se envía a la unidad de consumo (turbina) a través del
colector de salida y del conducto de vapor sobrecalentado que sigue a continuación.












MEMORIA 84


Resumen de los datos técnicos de la caldera

A continuación se muestra un resumen con los principales datos técnicos de la
caldera.

Potencia calorífica del
incinerador
25.601 KW
Temperatura de los gases de
combustión a la entrada de la
caldera (aprox.)
1.050ºC
Temperatura de los gases a la
salida de la caldera, en cond.
normales.
200ºC
Temperatura máxima de los
gases a la salida tras 6.000 h de
funcionamiento
240ºC
Sobrepresión máxima admisible
de servicio.
56 bar
Presión salida del
sobrecalentador
40 bar
Temperatura de vapor a la salida
del sobrecalentador
420ºC
Temperatura de agua de
alimentación al economizador
130ºC
Caudal de vapor previsto 26.841 Kg/h
Tabla 20. Características técnicas de la caldera (por cada línea).






MEMORIA 85


Zona Temperatura (ºC) Velocidad (m/s)
Entada de la caldera 1.050 5
Antes del evaporador I 791 4.2
Antes del
sobrecalentador III
593 4.6
Antes del
sobrecalentador II
502 4.5
Antes del
sobrecalentador I
428 4.0
Antes del evaporador II 375 3.7
Antes del economizador
II
347 3.8
Después del
economizador I
200 4.1
Tabla 21. Temperatura y velocidad de los gases de combustión en los distintos puntos de la
caldera. [GILD03]



Aspectos constructivos de la caldera.

Todas las paredes perimetrales de la cámara radiante se han fabricado con uniones de
tubo-alma-tubo soldadas y estancas al gas.

Las paredes del hogar tienen la siguiente estructura:

• Paredes tubulares estancas al gas en la zona anterior del lecho, así como las
paredes laterales en la zona de alimentación de residuos.

• Pared posterior de mampostería con ladrillos refractarios.

• Paredes de mampostería en la entrada de residuos.

MEMORIA 86


La parte inferior de la cámara radiante, junto con los techos y paredes laterales,
constituye el hogar. Las paredes laterales del primer tiro, así como las demás paredes
exteriores se construirán mediante tubos de caldera que portan agua y llegan hasta la
parrilla, actuando como membrana estanca al gas. En la zona de la parrilla estarán
cubiertos con losas de material refractario, que sirven como protección contra el
desgaste y la corrosión. En la zona inferior las paredes laterales tienen una estructura
de tubo en losas de refractario talladas.

Las paredes laterales y la zona del techo de la cámara convectiva de tiro horizontal
estarán configuradas como unión de tubo-alma-tubo, entre la pared posterior de la
cámara radiante y el compensador ante las superficies calefactoras economizadoras.

El techo el la zona de las superficies del evaporador y del sobrecalentador lleva un
recubrimiento de paneles de chapa que se reforzará en función de los requisitos
estructurales y que se sujetará de forma adecuada en los tubos de las paredes
laterales.

El flujo horizontal de los gases de combustión entre los dos compensadores antes y
después de las superficies calefactoras economizadoras se realiza como carcasa de
chapa con los refuerzos necesarios.

Los sobrecalentadores, al igual que los economizadores y evaporadores estarán
formados por paneles de haces de tubos que se colgarán de la estructura. Los
materiales de todas las superficies calefactoras se escogerán en función de las
temperaturas de trabajo.

El bloque de la caldera y las conducciones estarán aislados de modo adecuado con
revestimientos de lana mineral. El bloque de la caldera lleva un revestimiento
exterior de chapa de aluminio.




MEMORIA 87


Equipamiento de la caldera de vapor.

En las distintas salidas del calderín y en los conductos de vapor caliente, se
dispondrán válvulas de seguridad, cuyas conducciones de extracción por ventilación
contarán con un silencioso propio. La válvula de seguridad para el sobrecalentador
asegura el flujo por las superficies calefactoras al activarse la válvula.

Para la cesión de calor durante el proceso de arranque, la caldera esta provista con un
dispositivo de puesta en marcha (ver quemadores auxiliares de la parrilla).

La caldera contará con un sistema de regulación del nivel de agua por tres
componentes. El nivel de la caldera será controlado constantemente por medio de la
señal emitida por el trasmisor de nivel del calderín. Esta señal será enviada a un
controlador que además recibirá las señales trasmitidas por otros dos trasmisores de
caudal que miden los caudales de vapor a la salida de la caldera y del agua de
alimentación a la misma. La señal resultante será enviada a través de una estación de
mando a la válvula de regulación de la entrada de agua de alimentación. De esta
forma se asegurará que el nivel de agua del calderín se mantiene constante.

En general, la caldera contará con doble válvula de seguridad, indicadores de presión
y temperatura, preostato, niveles ópticos, y extracción de muestras, de acuerdo a la
legislación vigente y según los criterios de redundancias y seguridad establecidos
para la instrumentación del proyecto.

Así mismo, la caldera contará con un sistema de limpieza por golpeo de las
superficies calefactoras convectivas, así como las respectivas tolvas de chapa para la
recogida de partículas y sistema para la extracción de las mismas.






MEMORIA 88


Sistema de limpieza de las superficies calefactoras.

La limpieza de las superficies calefactoras se llevará a cabo por contacto mediante el
empleo de un dispositivo golpeador. Este dispositivo irá montado sobre un carro
móvil que limpiará el polvo adherido a dichas superficies.

Para cada lado de la caldera se han previsto dos carros de golpeo.

Estos dispositivos estarán encapsulados y se encontrarán en cajas de chapa estancas
al polvo con aislamiento acústico.

Este dispositivo ha demostrado ser el más eficaz en la práctica garantizando un largo
tiempo de actividad.

El polvo eliminado por medio del dispositivo golpeador se depositará en las tolvas
metálicas destinadas a tal efecto situadas en la zona inferior del tiro horizontal de la
caldera. En la parte inferior de estas se dispondrá un sistema de recogida y transporte
por medio de cadena en canalón. Estas cenizas, así como las separadas en el
multiciclón serán finalmente almacenadas en un silo.














MEMORIA 89


4.6. SISTEMA DE TRATAMIENTO DE GASES.

4.6.1. Contaminantes presentes en los gases.

Los contaminantes que se encuentran presentes en el flujo de gases producto de la
incineración de los residuos son:

• Óxidos de azufre, como el
2
SO y el
3
SO .
• Ácido clorhídrico (HCl)
• Monóxido de carbono (CO), originado por una combustión incompleta.
• Óxidos de nitrógeno (
x
NO ). La procedencia de los óxidos de nitrógeno puede
ser de dos tipos:
o
x
NO Térmico, originado por la reacción entre el nitrógeno y oxígeno
presentes en el aire de combustión a altas temperaturas.
o
x
NO Combustible, producto de la reacción entre el oxígeno del aire y
el nitrógeno presente en el combustible.
• Compuestos orgánicos tales como dioxinas, furanos, clorobencios,
clorofenoles e hidrocarburos poliaromáticos.
• Metales pesados presentes en el flujo de residuos como plomo, cobre,
cadmio, mercurio, siendo éste último el más problemático al volatilizar a
330ºC.
• Partículas sólidas compuestas de inquemados provocados por combustiones
incompletas.









MEMORIA 90


4.6.2. Normativa vigente sobre emisiones a la atmósfera.

Los límites de emisiones a la atmósfera están fijados por la directiva 2000/76/CE de
la comunidad europea, siendo éstos:

a) Valores medios diarios

Partículas totales 10
3
/ m mg
Sustancias orgánicas en estado gaseoso
y de valor expresadas en carbono
orgánico total
10
3
/ m mg
Cloruro de hidrógeno (HCl) 10
3
/ m mg
Fluoruro de hidrógeno (HF) 1
3
/ m mg
Dióxido de azufre (
2
SO ) 50
3
/ m mg
Monóxido de nitrógeno (NO) y
dióxido de nitrógeno (
2
NO ).
Expresados como dióxido de
nitrógeno, para instalaciones de
incineración existentes de capacidad
nominal superior a 6 t/h o para
instalaciones incineradoras nuevas.
200
3
/ m mg
Monóxido de nitrógeno (NO) y
dióxido de nitrógeno (
2
NO ).
Expresados como dióxido de
nitrógeno, para instalaciones de
incineración existentes de capacidad
nominal no superior a 6 t/h o para
instalaciones incineradoras nuevas.
400
3
/ m mg
Tabla 22. Valores medios diarios máximos de emisiones. Directiva 2000/76/CE.

La autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
x
NO para
instalaciones de incineración existentes:
MEMORIA 91



ƒ De capacidad nominal no superior a 6 t/h, y siempre y cuando la autorización
establezca unos valores medios diarios no superiores a 500
3
/ m mg , y ello
hasta el 1 de enero de 2008.
ƒ De capacidad nominal superior a 6 t/h no superior a 16 t/h, siempre y cuando
la autorización establezca unos valores medios diarios no superiores a 400
3
/ m mg y ello hasta enero de 2010.
ƒ De capacidad nominal superior a 16 t/h pero inferior a 25 t/h y que no
produzca vertidos al agua, siempre y cuando la autorización establezca unos
valores medios diarios no superiores a 400
3
/ m mg y ello hasta enero de
2008.
ƒ Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar
exenciones respecto de las partículas emitidas para instalaciones existentes,
siempre y cuando la autorización establezca unos límites medios diarios no
superiores a 20
3
/ m mg .

b) Valores medios semihorarios

(100%)A (97%)B
Partículas totales 30
3
/ m mg 10
3
/ m mg
Sustancias orgánicas en
estado gaseoso y de valor
expresadas en carbono
orgánico total
20
3
/ m mg 10
3
/ m mg
Cloruro de hidrógeno (HCl) 60
3
/ m mg 10
3
/ m mg
Fluoruro de hidrógeno (HF) 4
3
/ m mg 2
3
/ m mg
Dióxido de azufre (
2
SO ) 200
3
/ m mg 50
3
/ m mg
MEMORIA 92


Monóxido de nitrógeno
(NO) y dióxido de nitrógeno
(
2
NO ). Expresados como
dióxido de nitrógeno, para
instalaciones de incineración
con cap. superior a 6t/h
400
3
/ m mg 200
3
/ m mg
Tabla 23. Valores medios semihorarios máximos de emisiones. Directiva 2000/76/CE.


ƒ Hasta el 1 de enero de 2010, la autoridad competente podrá autorizar
exenciones respecto a los óxidos de nitrógeno para instalaciones existentes de
capacidad nominal comprendida entre 6 y 16 t/h. siempre y cuando el valor
medio semihorario sea igual o inferior a 600
3
/ m mg para la columna A, o
igual o inferior a 400
3
/ m mg para la columna B.

C) Todos los valores medios a lo largo de un periodo de muestreo de un
mínimo de 30 minutos y un máximo de 8 horas.


Cadmio y sus compuestos, expresados
en cadmio (Cd).
Talio y sus compuestos, expresados en
talio (Tl).
Total 0.05
3
/ m mg
Mercurio y sus compuestos,
expresados en mercurio (Hg).
0.05
3
/ m mg
Antimonio y sus compuestos,
expresados en antimonio (Sb).
Arsénico y sus compuestos,
expresados en arsénico (As).
Plomo y sus compuestos, expresados
en plomo (Pb).
Cromo y sus compuestos, expresados
en cromo (Cr).



Total 0.5
3
/ m mg




MEMORIA 93


Cobalto y sus compuestos, expresados
en cobalto (Co).
Cobre y sus compuestos, expresados
en cobre (Cr).
Manganeso y sus compuestos,
expresados en manganeso (Mn).
Níquel y sus compuestos, expresados
en níquel (Ni).
Vanadio y sus compuestos,
expresados en vanadio (V).


Total 0.5
3
/ m mg


Tabla 24. Valores medios a lo largo de un periodo de muestreo de min. 30 minutos y máx. 8
horas. Directiva 2000/76/CE


Estos valores medios se refieren también a todas las formas en estado gaseoso y de
vapor de las emisiones de los metales pesados correspondientes, así como sus
compuestos.

D) Todos los valores medios a lo largo de un periodo de muestreo de un mínimo
de 6 horas y un máximo de 8 horas. El valor límite de la emisión se refiere a la
concentración total de dioxinas y furanos calculada utilizando el concepto de
equivalencia tóxica de conformidad con el anexo I.

Dioxinas y furanos 0.1
3
/ m mg

E) No podrán superarse en los gases de combustión los siguientes valores límite
de emisión de las concentraciones de monóxido de carbono (CO) (excluidas las
fases de parada y puesta en marcha).

ƒ 50
3
/ m mg de gas de combustión calculado como valor medio diario.
ƒ 150
3
/ m mg de gas de combustión de, como mínimo, el 95% de todas las
mediciones, calculado como valores medios semihorarios tomados en
cualquier periodo de 24 horas.
MEMORIA 94



La autoridad competente podrá autorizar exenciones para instalaciones de
incineración que utilicen la tecnología de combustión en lecho fluido, siempre y
cuando la autoridad establezca un valor límite de emisión para el monóxido de
carbono (CO) igual o inferior a 100
3
/ m mg como valor medio horario.


4.6.3. Descripción del sistema de tratamiento de gases.

Para llevar a cabo la limpieza de gases de escape y cumplir la normativa vigente al
respecto recogida en el anterior punto, se dispondrá un sistema semiseco de limpieza
compuesto por:

ƒ Sistema de inyección de amoniaco en el horno.

ƒ Absorbedor para neutralización con instalación de lechada de cal.

ƒ Inyección de carbón activo.

ƒ Filtro de mangas.

ƒ Ventilador de tiro inducido.

ƒ Chimenea de evacuación.

ƒ Sistema de control de emisiones.

Existirán dos sistemas en paralelo, uno por cada línea de incineración, descargando
ambos a una única chimenea multiconducto. La instalación de preparación de
lechada de cal será única para ambas líneas, así como los sistemas de almacenaje de
carbón activo y urea.

A continuación se describen los diferentes equipos del sistema de limpieza de gases.
MEMORIA 95


4.6.3.1 Sistema de desnitrificación

Para la eliminación de los
x
NO se ha previsto la utilización de un sistema de
reacción selectiva no catalítica (SNCR), consistente en la inyección de una solución
acuosa de amoniaco (25%) en la cámara del incinerador.

El proceso SNRC transforma los óxidos de nitrógeno en nitrógeno y vapor de agua
sin generar otros contaminantes secundarios. Tiene una eficacia suficiente en la
reducción de los
x
NO a un coste reducido, generando una mínima cantidad de
amoniaco residual en los gases de escape, si se controlan adecuadamente las
condiciones de reacción.

Al inyectarse amoniaco en la corriente de gases de escape dentro de la cámara de
incineración, éste actúa como reductor de los
x
NO dentro del rango de temperatura
óptimo a través de la siguiente reacción.

2 2 2 2 3
CO O H N O NO NH
x
+ + → + +

Parte del amoniaco inyectado se oxida formando más
x
NO o se descompone
térmicamente formando nitrógeno y agua, por lo que es necesario introducir una
cantidad de agente reductor superior a la estequiométrica para alcanzar la reducción
óptima de
x
NO .

O H NO O NH
2 2 3
6 4 5 4 + → + (Oxidación)

O H N O NH
2 2 2 3
6 2 3 4 + → + (Descomposición térmica)

Si se añade una cantidad de agente reductor inferior al valor óptimo (1.5 – 3 veces la
estequiométrica), no se alcanzará la reducción de
x
NO , mientras que si se supera
este valor o la concentración del agente reductor en el gas no es homogénea, la
MEMORIA 96


concentración de
x
NO aumentará por la oxidación del exceso de amoniaco
alimentado.

La temperatura óptima de operación utilizando amoniaco como agente reductor se
sitúa entre los 950 – 1000ºC. Si se trabaja por debajo de este rango de temperaturas,
la velocidad de reacción sería muy lenta y quedaría amoniaco en el gas sin
reaccionar. A temperaturas más elevadas se formarían más
x
NO .

Para conseguir altas reducciones de
x
NO con mínimas concentraciones de amoniaco
residual en los gases depurados, se han tenido en cuenta las siguientes condiciones de
diseño de la instalación:

ƒ La inyección del agente reductor se realizará en aquellas zonas de la cámara
de combustión donde la composición de los gases sea más homogénea.

ƒ Se controlará la temperatura a la que se lleva a cabo la reacción.

ƒ Se dimensionará adecuadamente el sistema de pulverización del agente
reductor, para asegurar una correcta mezcla de éste con el gas de
combustión.

ƒ El tamaño de gota líquida de agente reductor inyectado será muy pequeño
para favorecer su rápida vaporización.

ƒ Se controlará el caudal de agente reductor ajustándolo de forma automática
a la concentración de
x
NO presente en los gases. Para ello se implantará el
sistema de medición de estos gases en la chimenea de emisión y se
implementará el algoritmo necesario en el sistema de control automático.

ƒ Se controlará que los gases hermanen el tiempo suficiente a la temperatura
de reacción.


MEMORIA 97


El sistema de desnitrificación constará de las siguientes instalaciones:

• Estación de recepción y descarga.

La disolución de amoniaco al 25% se suministrará en camiones cisterna. El proceso
de descarga del amoniaco se iniciará con la conexión de la estación de descarga a las
bridas de la cisterna (manguera de líquido y de retorno de vapor), que por seguridad
deberá estar puesta a tierra antes de iniciar la operación. Ambas mangueras irán
conectadas al tanque de almacenamiento de amoniaco de la planta. La zona de
conexión de mangueras a la cisterna contará con una losa rebajada que servirá de
contención frente a eventuales escapes de amoniaco.

El tanque de almacenamiento contará con un sistema de medición de presión y una
válvula de alivio, así como una bomba asociada para efectuar el trasvase de
amoniaco.

En la zona de descarga se instalará un panel con los dispositivos necesarios para el
control de la operación así como una ducha de seguridad frente a accidentes.



• Tanque de almacenamiento

El tanque de almacenamiento será común para ambas líneas de combustión, y estará
realizado en acero inoxidable AISI 316 L de 120 m3 de volumen, equipado con
indicador de nivel y presión.

En caso de sobrepresión los vapores de amoniaco se conducirán a un absorbedor
consistente en un tanque de agua desionizada. En caso de depresión se permitirá la
entrada al tanque de aire exterior.

MEMORIA 98


El tanque se situará en un cubeto de hormigón para prevenir posibles fugas y estará
cubierto para protegerlo de la luz solar. En caso de calentamiento se contará con un
sistema de rocío de agua por medio de sprinklers.



• Sistema de dosificación

La planta contará con un sistema de dosificación común a ambas líneas formado por
dos bombas (una en reserva), dotadas con variador de frecuencia para ajustar la
cantidad de amoniaco a inyectar en función de la concentración de
x
NO medida en la
chimenea. Estarán ubicadas en una sala cerrada sobre bancada independiente.


• Sistema de inyección

Cada línea contará con su propio sistema de inyección por medio de unas lanzas
colocadas en varios niveles en la cámara de combustión.

Estos niveles se colocarán en la zona donde la temperatura de los gases de
combustión sea de 950 – 1000ºC. (Ver ilustración 12). El número de lanzas por nivel
será de 6. El control del nivel de inyección se realizará por medición de temperatura
de los gases.










MEMORIA 99


4.6.3.2 Absorbedor.

Se dispondrá de un absorbedor o reactor de contacto de tipo semiseco vertical.

El cometido de este equipo es el de mezclar convenientemente los reactivos
empleados en la depuración con los gases de combustión procedentes de la caldera.
Los reactivos empleados serán hidrato cálcico
2
) (OH Ca en suspensión para la
neutralización de los componentes ácidos y carbón activo para la captación de
dioxinas, furanos y metales pesados.

Las reacciones químicas que tienen lugar en el absorbedor son:

O H CaCl OH Ca HCl
2 2 2
2 ) ( 2 + → +

O H CaF OH Ca HF
2 2 2
2 ) ( 2 + → +

O H CaSO OH Ca SO
2 3 2 2
) ( + → +

La captación de las moléculas de dioxinas, furanos y metales pesados se realiza
mediante una adsorción en superficie sobre el carbón activo.

Los parámetros que se tendrán en cuenta para garantizar la efectividad de la
depuración y la optimización del empleo de reactivos son:

ƒ Superficie de contacto gases – reactivos (inversamente proporcional al
tamaño de partícula obtenido en la pulverización).

ƒ Turbulencia (determinada por el número de Reynolds de los gases de
combustión durante su estancia en el absorbedor).

ƒ Tiempo e residencia de gases y reactivos

ƒ Temperatura de reacción.
MEMORIA 100


En la entrada del flujo de gases se situará el dispositivo de pulverización de los
reactivos. La pulverización de la suspensión de hidrato cálcico se realizará mediante
el empleo de un disco de pulverización, equipado con toberas especiales de
oxicerámica. El accionamiento del mismo se realizará a través de un motor eléctrico
con transmisión de engranajes planetarios. El régimen de giro oscilará entre las 8.000
y 12.000 rpm.

Dentro del absorbedor, y gracias a las disposiciones constructivas del mismo, el flujo
de gases adquirirá un alto grado de turbulencia, facilitando una mezcla intensiva de
los mismos con las gotas de reactivos. En particular, el diámetro de las mismas será
de entre 30 y 100 µm, y el tiempo medio de residencia de los gases en el absorbedor
será de 15 segundos aproximadamente.

Los residuos generados durante este proceso serán secos, y se extraerán por la parte
inferior del absorbedor.


Sistemas de almacenamiento y dosificación de los reactivos.

La planta contará con un silo de almacenamiento de cal común a ambas líneas de
incineración. Éste estará equipado con un filtro jet para limitar la emisión de polvo.
La cal será extraída automáticamente del mismo y conducida hasta el depósito de
preparación de la suspensión de hidróxido cálcico mediante la adicción controlada de
agua. La dosificación de ambos elementos se realizará gravimétricamente.

Una vez concluido el proceso de preparación de la suspensión, ésta se enviará a la
bomba de transporte a través de un depósito de reserva que transportará la lechada de
cal a través de un circuito de conducción hasta el grupo de pulverización del
absorbedor. La bomba de transporte contará con una segunda de reserva.

El carbón activo se almacenará en un silo único para ambas líneas, y constará de un
sistema neumático de llenado, filtro de ventilación y sistema mecánico de descarga.
El carbón activo será recibido en camiones.
MEMORIA 101


El dispositivo de alimentación de carbón activo a la corriente de gases constará de
una válvula rotatoria y un tornillo de dosificación neumática.

Ambos silos serán cilíndricos con fondo cónico provistos de extractor con sistema
rompebóvedas. La capacidad del silo para óxido cálcico será de 250
3
m y la del silo
de carbón activo será de 30
3
m .



























MEMORIA 102


4.6.3.3 Filtro de mangas.

El filtro de mangas elimina el polvo presente en los gases procedentes del
absorbedor.

El filtro constará de cuatro celdas de elementos filtrantes, aislables, de forma que es
posible operar con un mínimo de tres de ellas mientras se realizan labores de
mantenimiento en la restante. Las celdas funcionan en paralelo.

El tejido filtrante propuesto esta formado por: soporte en PTFE + fibra P-84 +
tratamiento PTFE, composición adecuada para la operación en continuo bajo
temperaturas de hasta 250ºC (la máxima prevista con caldera sucia es de 240ºC).

Para evitar choques térmicos el filtro estará equipado con un sistema de recirculación
de aire dotado de baterías calefactoras para calentar las celdas antes de la puesta en
marcha de la planta.

La envoltura de los filtros estará realizada exclusivamente en construcción de chapa
de acero soldada de 6 mm. Las mangas tendrán un diámetro de 150 mm e irán
enfundadas en cestas de apoyo que impedirán la contracción de las mismas.

Se dispondrá un sistema de tolvas inferiores para la recogida y extracción del polvo.

El filtro también contará con un sistema de limpieza mediante aire comprimido.


Sistema de limpieza.

El sistema de limpieza de los filtros será automático y se realizará en dos etapas
mediante impulsos de presión.

MEMORIA 103


El proceso se iniciará con la apertura de una válvula de membrana que permitirá al
aire comprimido almacenado en un depósito desviarse a través de una lanza de tobera
a la correspondiente fila de mangas del filtro.

Este aire comprimido, que sale aproximadamente a la velocidad del sonido, arrastra
gas limpio como aire secundario debido al efecto inyector. Toda la corriente de
lavado, formada por gas a presión y gas limpio, entra súbitamente en la manga de
filtro inflándose ésta de forma repentina expulsándose el polvo acumulado en su
interior.

El polvo limpiado se deposita en las tolvas inferiores de recogida, siendo
posteriormente trasladado al silo de residuos por medio de dispositivos de trasporte
mecánicos y neumáticos. Las tolvas contarán con un sistema eléctrico en sus paredes,
que impida la condensación de la humedad de las cenizas y su apelmazamiento.

El control de las válvulas de membrana que inician el proceso de limpieza se realiza
a través de un mando programable que permite su ajuste en función de la presión
diferencial o del tiempo. De esta forma se controla el espesor de la capa de polvo
depositada en las mangas.














MEMORIA 104


4.6.3.4. Ventilador de tiro inducido y chimenea.

La planta contará con un ventilador de tiro inducido común a ambas líneas para
compensar la pérdida de presión de la caldera, sistema de limpieza y chimenea. Será
de tipo radial, accionado por motor eléctrico con variador de frecuencia, controlado
por la presión en el conjunto horno – caldera.

El conjunto estará recubierto por una carcasa de acero inoxidable y estará provisto de
un lado de aspiración simple con un conducto de succión. La carcasa y el conducto
de succión contarán con entradas para su limpieza y mantenimiento, y el conducto
del impulsor se diseñará de tal forma que se eviten los depósitos de polvo y cenizas
en el mismo.

En caso de fallo eléctrico u otra circunstancia que obligue al paro de la planta, el
ventilador contará con un motor diesel de emergencia para la evacuación de los
restos de gases de combustión.

La capacidad de diseño del ventilador será de 142.000 Kg/h.

La planta contará con una chimenea con dos conductos, uno para cada línea, dentro
de la carcasa exterior. Estará provista de los dispositivos reglamentarios de toma de
muestras, balizas, pararrayos y escalera de acceso. El material de los conductos será
resistente a las condiciones de corrosión de los gases.










MEMORIA 105


4.6.3.5 Sistema de análisis de emisiones.

De acuerdo con lo indicado en el Real Decreto 653/2003 y en la Directiva
2000/76/CE, la planta contará con un sistema de medición en continuo de las
emisiones en la chimenea.

Los componentes analizados por el sistema serán:

ƒ Partículas totales.

ƒ TOC (Carbono orgánico total)

ƒ Cloruro de hidrógeno (HCl)

ƒ Dióxido de azufre (
2
SO ).

ƒ Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (
2
NO )

ƒ Monóxido de carbono (CO).

ƒ Amoniaco (
3
NH )

El HF no se medirá en continuo sino mediante mediciones periódicas, ya que el RD y
la Directiva lo permiten en aquellos casos en los que se disponga de un sistema de
depuración de HCl.

Así mismo, se realizarán mediciones continuas de los siguientes parámetros:

ƒ Concentración de
2
O

ƒ Presión.

ƒ Temperatura
MEMORIA 106



ƒ Contenido en vapor de agua de los gases de escape.

Además se realizarán al menos dos mediciones anuales de metales pesados, dioxinas
y furanos.

El resultado de los análisis de cada uno de los productos en el gas se expresará en
3
/ Nm mg , referido a las condiciones normalizadas por la Directiva, siendo éstas:
Gas seco, temperatura 273 K, presión absoluta 1.013 mbar. y contenido de oxígeno
del 11% en volumen.

La instalación también contará de un sistema de medida de datos meteorológicos que
incluirán: la velocidad del viento y dirección, temperatura, humedad, presión,
radiación y cantidad de lluvia.



Ilustración 22. Representación esquemática del sistema de análisis de emisiones.[RESA05]



MEMORIA 107


Descripción del equipo de medida de cloruro de hidrógeno, dióxido de azufre,
monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y agua.

Para la realización de las mediciones de los anteriores componentes se utilizará un
fotómetro de infrarrojos no dispersivos (NDIR).

Los valores instantáneos proporcionados por este equipo serán valores “secos”, que
ya han sido corregidos por el equipo considerando la concentración del vapor de
agua presente en los gases.

Como salida de señal se dispondrá de señales 4 – 20 mA, separadas galvánicamente.

En el armario de los equipos analizadores se dispondrá una bomba calentada de
membrana de alta capacidad de impulsión. Esta bomba se encargará de transportar el
gas de medida, cuyo caudal será controlado mediante un caudalímetro calentado y
provisto de sistema de detección de fallos. Los componentes serán medidos mediante
una celda de recorrido óptico.

El equipo realizará periódicamente y de forma automática la corrección del punto de
cero, para lo que utilizará aire de instrumentación.

El aire de instrumentación procederá de una fuente externa de aire comprimido libre
de aceite y partículas, a una presión mínima de
2
/ 7 cm Kg , y con un caudal de 30
h Nm /
3
.

El gas de medida se evacuará de la sala de análisis mediante un conducto común.







MEMORIA 108


Medición de oxígeno.

La medición de la cantidad de oxígeno presente en los gases se realiza de forma
continua para obtener el valor de referencia necesario para el cálculo de las
concentraciones de las demás especies en condiciones normales.

Mediante una bomba integrada en el equipo, se lleva una parte del gas de medida
(caliente y sin manipular) al equipo de oxígeno a través de un by-pass. El principio
de funcionamiento del equipo de medida será por célula de óxido de circonio.

El sistema proporcionará una señal de 4 – 20 mA separada galvánicamente a través
del sistema electrónico de procesamiento integrado en el rack.



Medición del Carbono orgánico total (TOC)

El analizador contará de un sistema integrado del tipo ionizador de llama, para la
correcta monitorización del TOC, con toma de muestras y unidad óptico –
electrónica integrada en un único módulo.



Medición de partículas.

El equipo de medición de partículas se basará en la capacidad de absorción –
dispersión – radiación de luz que tengan las partículas. En todos los casos se
analizará la diferencia entre la luz emitida y recibida, medida que será proporcional a
la cantidad de partículas. La medida se realizará de forma continua.



MEMORIA 109


A continuación se muestra una tabla con los rengos de medición de todos los
componente analizados por los equipos anteriormente descritos.

HCl 0 – 100
3
/ Nm mg (seco)
2
SO 0 – 300
3
/ Nm mg (seco)
CO 0 – 150
3
/ Nm mg (seco)
x
NO (expresado en
2
NO )
0 – 300
3
/ Nm mg (seco)
2
CO 0 – 20 % vol. seco
2
O 0 – 21 % vol. seco
O H
2
0 – 40 % vol. seco
3
NH
0 – 100
3
/ Nm mg (seco)
HF 0 – 10
3
/ Nm mg (seco)
TOC 0 – 30
3
/ Nm mg (seco)
Partículas 0 – 60
3
/ Nm mg (seco)
Caudal 0 – 120.000 h Nm /
3

Presión 800 – 1.200 mbar
Temperatura 0 – 300ºC
Ilustración 23. Rangos de medición de los distintos componentes. [RESA05]


Rendimientos del sistema de depuración de gases


Parámetro Unidades Antes depuración Después depuración Rendimiento
HCl mg/Nm3 293 10 96,59
SO2 mg/Nm3 376 50 86,70
HF mg/Nm3 10 1 90,00
Partículas mg/Nm3 5000 10 99,80
NOx mg/Nm3 400 200 50,00
Tabla 25. Rendimientos del sistema de depuración de gases.
MEMORIA 110


Los valores de emisión considerados corresponden a los límites establecidos por la
Directiva 2000/76/CE. En la práctica los rendimientos serán superiores por lo que las
emisiones siempre estarán por debajo de los valores límite.

Las concentraciones están referidas a un 11% de oxígeno y gas seco.




























MEMORIA 111


4.7 CICLO AGUA – VAPOR Y GENERACIÓN DE ENERGÍA.

La planta contará con un sistema de recuperación de energía consistente en un ciclo
de Rankine. Las funciones principales de los componentes de este ciclo serán:

ƒ Utilizar el vapor producido en el conjunto horno-caldera para la generación
de energía eléctrica.

ƒ Suministrar vapor (procedente de las dos extracciones de la turbina) a los
distintos consumidores (precalentador, desgasificador).

ƒ Recuperar el agua de condensación y con ella alimentar de nuevo la caldera,
cerrando el ciclo.

El ciclo de vapor estará optimizado para alcanzar la máxima producción de energía
eléctrica posible, compatible con los criterios de alta disponibilidad de la instalación
y coste económico aceptable para el servicio al que se destina la planta. Por este
motivo se escogerán los siguientes parámetros y criterios de diseño:

ƒ Características del vapor sobrecalentado producido en la caldera: 40 bar y
420ºC.

ƒ Turbina con dos extracciones destinadas al precalentador de alta presión y a
la desgasificación.

Las condiciones de vapor están optimizadas para la máxima producción de energía,
sin que exista peligro de corrosión en las superficies del sobrecalentador, como se
muestra en la siguiente figura. (Temperatura gases en sobrecalentador 593ºC).

MEMORIA 112



Ilustración 24. Corrosión en el sobrecalentador en función de la temperatura de los gases y la
temperatura de las paredes del equipo. [STUB02]


















MEMORIA 113


4.7.1 Colector principal.

Es el lugar físico donde se acopla la producción de vapor de ambas líneas.

El colector principal ejercerá, además de las funciones propias de un colector, las de
separación de condensados por medio de un purgador. El vapor en el colector
principal se encuentra a 40 bar y 420ºC.

El sistema de control de la turbina mantendrá constante la presión en el colector. En
caso de turbina parada, dicha presión se controlará a través de la válvula del
conducto de by-pass de la turbina.

Del colector principal saldrán cuatro tuberías, una hacia la turbina, la segunda hacia
la válvula del by-pass de la turbina, la tercera alimentará de vapor los eyectores del
grupo de vacío del aerocondensador, y la última alimentará de vapor el colector
secundario en caso de turbina parada. Esta última contará con una estación reductora
de presión – temperatura.
















MEMORIA 114


4.7.2 By-pass de turbina.

La tubería de by-pass de la turbina irá desde el colector principal hasta el
aerocondensador y contará con una estación reductora de presión hasta 0.8 bar y
temperatura hasta 120ºC. Esta reducción de temperatura se logrará mediante la
inyección de agua tratada procedente de la línea de agua de alimentación (130ºC).

La estación reductora de presión tendrá capacidad para recibir el 100% del vapor
generado en la caldera en el punto MCR (Maximun Continuous Rate).

Durante el arranque o cuando las condiciones del vapor no sean las adecuadas para
su admisión en la turbina, o cuando ésta se encuentre parada, el controlador de
presión enviará una señal para abrir la válvula de by-pass, reduciéndose de esta
manera la presión del vapor hasta valores admisibles por el aerogenerador.



















MEMORIA 115


4.7.3 Turbina.

La planta contará con una turbina para la generación de energía. Será de tipo
multietapa de condensación y contará con dos extracciones para servicios de
desgasificación y precalentamiento, mejorándose de esta forma el rendimiento global
de la instalación.

La turbina constará de:

• Carcasa: estará fabricada de acero, aleada de fundición de acuerdo con las
características del vapor. Estará dividida horizontalmente, y cada mitad irá
reforzada a fin de asegurar la estanqueidad del vapor. Dispondrá de aberturas
en la mitad superior con el fin de facilitar la realización de inspecciones
internas. La distribución del vapor será simétrica en el contorno de la carcasa.

• Rotor: Será de tipo sólido – flexible, ya que permite agilizar y homogeneizar
el calentamiento para reducir el tiempo de arranque, y se reducen las fugas de
vapor.

• Alabes fijos: Irán ensamblados individualmente al diafragma de la turbina y
estarán fabricados en aleación de acero al cromo.

• Dispositivos de seguridad: La turbina estará equipada con los siguientes
dispositivos de seguridad:
o Protección de sobrevelocidad.
o Protección de baja presión de aceite de lubricación con arranque
automático de la bomba auxiliar de aceite.
o Indicadores locales y mecanismos de parada de emergencia.
o Mecanismo de disparo remoto.
o Cojinete de empuje.
o Diversas alarmas: baja presión del aceite de lubricación, alta
temperatura de los cojinetes, caída de presión anormal o vacío, etc.

MEMORIA 116


• Engranaje reductor: La caja de engranajes reductores de velocidad será de
simple etapa y eje paralelo, con alto grado de perfeccionamiento en lo
referido a potencia, eficiencia y operación. Las ruedas de los engranajes serán
helicoidales.
Todos los cojinetes estarán lubricados, presentando por tanto el engranaje un
alto grado de calidad para asegurar una larga vida útil.

La turbina estará dimensionada para que sea capaz de admitir la totalidad del vapor
generado en las calderas de ambas líneas en el punto MCR (maximun continous
rate). En estas condiciones, el caudal de vapor admitido será de 53.7 t/h a 38 bar y
415ºC.

A continuación se recogen las principales características técnicas de la turbina, así
como los materiales empleados en la fabricación de sus distintos componentes.



Unidades 1
Tipo Condensación multietapa.
Presión del vapor de admisión 38 bar.
Temperatura del vapor de
admisión
415ºC
Presión de vapor (descarga) 0.2 bar.
Extracciones de turbina 2
Potencia 13 MW
Tabla 26. Características técnicas de la turbina.


MEMORIA 117



Elemento Material
Carcasa de la válvula de paso GS 22 Mo4
Carcasa del servomotor de la válvula de
paso
GG18
Válvula de paso ASTM A351
Eje válvula de paso X20 Cr Mo 12M
Asiento válvula de paso ASTM A351
Carcasa turbina (cuerpo alta presión) GS22 Mo4
Carcasa turbina (cuerpo de baja
presión)
FG25
Ruedas y eje turbina 21 Cr Mo V511
Alabes de rotor X20 Cr Mo V121
Alabes de difusor GX20 CrMo V121
Alabes del diafragma GX20 CrMo V121
Anillos del diafragma lado de AP St 50
Anillos del diafragma. lado de BP St 50
Laberintos del diafragma Cu Ni 70/30
Sellos de AP GGG 56
Sellos de BP GGG 56
Laberintos del sellado de AP y BP Cu Ni 70/30
Carcasa cojinete AP CK 15
Carcasa cojinete BP CK 15
Cojinetes Metal blanco
Válvulas y barras de regulación X20 CrMo 13M
Carcasa del servomotor GG-25
Pistón del servomotor. GG-25
Tabla 27. Materiales de los diferentes componentes de la turbina. [GILD03]

MEMORIA 118



Carcasa GG-25
Eje interno 16 Mn Cr 5
Eje externo CK 60
Mecanismos 31 Cr Mo 12
Cojinetes Acero + metal blanco
Tabla 28. Materiales del reductor. [GILD03]

























MEMORIA 119


4.7.4 Alternador.

La planta contará con un generador de energía eléctrica que consistirá en un
alternador trifásico, de dos pares de polos, con excitación de tipo “brushless”.

Datos característicos del alternador

Potencia nominal 16.250 KVA
Tensión nominal 10 KV
Intensidad nominal 1625 A
Factor de potencia 0.8
Frecuencia 50 Hz
Pares de polos 2
Velocidad 1500 r.p.m.
Clase de aislamiento estator y
rotor
F
Tabla 29. Características técnicas del alternador.

A continuación se analizan los aspectos constructivos de las diferentes partes que lo
componen


Estator
El estator del generador consiste en una carcasa de acero construida con elementos
soldados, en la cual se ubica el paquete laminado completo con arrollamiento.

La base del generador consistirá en dos perfiles de sección rectangular soldados a la
estructura. El paquete laminado está formado por un conjunto de láminas
empaquetadas, las cuales están bloqueadas a presión mediante una serie de tirantes a
fin de obtener una buena rigidez de todo el conjunto.
MEMORIA 120


El material de las láminas es acero aleado de alta calidad Fe 430-B UNI 7070 y 0.5
mm de espesor.

El paquete laminado completado con arrollamientos está montado en la carcasa
después de haberse realizado la impregnación y el cocido. El paquete estatórico
arrollado está sujeto a la carcasa mediante interferencias, y para mejorar el bloqueo
cuenta con clavijas situadas en dos generatrices.


Rotor.

El rotor consiste en un paquete laminado mantenido a presión por medio de una serie
de tirantes pasantes.

Las laminillas que componen el paquete están obtenidas mediante cizallado, y
poseen un perfil particular que agrupa en una sola pieza la culata y los cuatro polos.
El material de las mismas será el mismo que el de las láminas que conforman el
estator. Las laminillas de cabeza están fabricadas en aluminio y forman los anillos de
cortocircuito del arrollamiento amortiguador.

La caja amortiguadora, soldada a los anillos de corto está fabricada en barras de
aluminio.
El paquete laminado, completado con los arrollamientos, está montado sobre un eje
de acero forjado.


Arrollamiento estatórico.

El arrollamiento del estator está formado por un conjunto de bobinas moldeadas y
aisladas antes de la impregnación. Están realizadas en conductor sutil de cobre,
aislado mediante esmalte más electrovidrio. Posteriormente al proceso de moldeado,
las bobinas son aisladas de masa mediante el sistema “Micasystem”, consistente en el
MEMORIA 121


empleo de una cinta micada especial y una mezcla de resinas epoxídicas sin
disolvente.

Arrollamientos rotóricos.

Los arrollamientos rotóricos están formados por bobinas de cobre directamente
arrolladas sobre los polos. Están fijados mediante el empleo de una resina epoxídica
termoendurecida aplicada entre las distintas capas de conductores.
El eje es aislado mediante un tejido de vidrio pre-impregnado.


Cojinetes.

Son del tipo de deslizamiento con casquillos de metal antifricción y lubricados a base
de aceite. Cuentan con un sistema de lubricación forzada.
Están construidos en dos mitades, de metal blanco, y cuentan con anillos aceitadores
a fin de asegurar la lubricación en el caso de fallo del sistema forzado.
En la entrada de aceite de cada uno de los cojinetes existe un indicador de caudal y
presión, así como una válvula de regulación. Los caudales de aceite serán de
aproximadamente 8 l/min en el lado de acoplamiento y 6 l/min en el opuesto.


Sistema de refrigeración

La refrigeración del generador se realiza por medio de circulación de aire en circuito
abierto. La entrada de aire de refrigeración en la máquina se efectuará a través de dos
aberturas situadas axialmente. La ventilación será de tipo bilateral simétrico,
mientras que la impulsión la realizarán dos ventiladores coaxiales.

Excitatriz rotativa “brushless”

La excitación del generador se realizará mediante una excitatriz rotativa “brushless”.
Este sistema elimina cualquier contacto de roce entre el inductor de la excitatriz y el
MEMORIA 122


inducido del generador, lo que da como resultado un conjunto robusto con
necesidades mínimas de mantenimiento.

La excitatriz consiste en un pequeño alternador de seis polos de inductor fijo e
inducido móvil. La conexión eléctrica entre el inducido de la excitatriz y el inducido
del generador no necesita de escobillas de rozamiento por estar montados sobre el
mismo eje.

Para que el inducido de la excitatriz (rotor) genere la excitación en corriente continua
que requiere el generador, montará un puente rectificador de diodos.

Instrumental y accesorios.

El generador se completa con los siguientes instrumentos y accesorios:
• 6 termo-resistencias tipo Pt 100 para control de temperatura en los
arrollamiento estatóricos
• 2 termo-resistencias Pt 100 para control de temperatura en los cojinetes.
• 2 flujómetros de aceite ISO VG 32. (uno para cojinete).
• 2 válvulas de control de flujo R02TX-20T (una para cojinete).
• 2 manómetros de control de presión de aceite en los cojinetes.

Protecciones del generador
El generador contará con el siguiente esquema de protecciones eléctricas:
MEMORIA 123



Ilustración 25. Protecciones eléctricas del generador

El generador contará con un relé digital multifunción que englobará las siguientes
funciones:

Función ANSI Defecto
Diferencial generador 87G Falta F-F en generador
Sobretensión 59
Sobretensión por
defecto
Sobrefrecuencia 81 Defecto de f en red
Sobreintensidad 51 Faltas F-F
Sobrecarga 49 Sobretemperatura
Secuencia inversa 46
Desequilibrio
corrientes
Pérdida excitación 40
Defecto stma
excitación
Potencia inversa 32
Gen acoplado como
motor
Tierra estator 64 Falta F-T en generador
Tabla 30. Relé multifunción de protección del generador.

MEMORIA 124


4.7.5 Bombas extractoras de condensado

La planta contará con dos bombas extractoras de condensado siendo cada una capaz
de extraer el 100% del caudal requerido.

Éstas bombearán el condensado desde el condensador de vapor de extracción de la
turbina hasta la unidad desaireadora, a través de dos calentadores de agua de
alimentación.

























MEMORIA 125


4.7.6 Desaireador

La unidad desaireadora está formada por un recipiente de almacenamiento
horizontal, y un desaireador/calentador de tipo pulverizador, de contacto directo, de
una pieza.

Las dos funciones principales del desaireador son proporcionar una etapa de
desaireación y calentamiento final para el agua de alimentación, y mantener una
reserva de agua en el tanque de almacenamiento para satisfacer demandas transitorias
de la instalación de calderas.

El recipiente de almacenamiento se alimenta con vapor de extracción de la turbina.
El agua de alimentación entra en la cabeza del desaireador a través de una válvula de
control de nivel y un tubo pulverizador dotado de una válvula de pulverización
interna.
La unidad está diseñada para funcionar a la presión de descarga de 1.5 bar.

El diseño del desaireador será tal que presente una superficie de contacto agua vapor
óptima. El vapor procedente de la extracción de la turbina se inyectará en el
recipiente de almacenamiento y subirá en contracorriente al agua, calentándola a la
temperatura de saturación, y de esta forma se liberarán los gases disueltos en la
misma, que posteriormente serán venteados de la parte superior del desaireador a
través de una placa de orificio que mantendrá la presión de operación del equipo.
Durante este proceso la mayor parte del vapor se condensará para caer con el agua de
alimentación, en el recipiente de almacenamiento.

El diseño de la unidad conseguirá un alto grado de conversión antes de que se vea
afectado el contenido residual de oxígeno de salida. El límite de funcionamiento se
alcanzará cuando el flujo no mantenga una pulverización adecuada.




MEMORIA 126


4.7.7 Calentadores de agua de alimentación

El calentador de alimentación primario calentará el condensado de la bomba de
extracción con vapor extraído de la sección de baja presión de la turbina. Este vapor
posteriormente al proceso de cesión de calor se condensa y es drenado en el tanque
de almacenamiento del desaireador.

El calentador de agua de alimentación secundario está diseñado para extraer calor del
agua purgada procedente de la caldera, después de lo cual será vertida al depósito de
evacuación.























MEMORIA 127


4.7.8 Bombas de alimentación de caldera.

Cada caldera estará provista de dos bombas de alimentación capaces cada una de
suministrar el 100% de la carga requerida. Las bombas serán accionadas mediante un
motor eléctrico y tendrán diseño de etapas múltiples, siendo éste el mas adecuado
para el funcionamiento en continuo a temperatura y presión de agua elevadas.

La bomba de alimentación operativa toma el agua del desaireador y la bombea
directamente a la caldera a través del precalentador.

El flujo de agua a la caldera está controlado para mantener el flujo equivalente de
masa al flujo de vapor de la caldera gracias a una válvula moduladora en la línea de
alimentación. En caso de fallo de la bomba de alimentación, la bomba de reserva
arrancará automáticamente, con el fin de asegurar la correcta alimentación de la
caldera.

Cada bomba contará con una válvula by-pass de flujo mínimo, para proteger la
bomba en el caso de reducción de la alimentación a la caldera.

Durante su recorrido, y antes de su llegada a la caldera, el agua será aditivada con
secuestrantes de
2
O e inhibidores de incrustaciones (hidracina, fosfatos o similares).












MEMORIA 128


4.7.9 Receptor de purga.

El receptor de purga es un tanque diseñado para recibir agua a alta temperatura
drenada del sistema. En condiciones normales se tratará de agua purgada
intermitentemente del sistema de calderas, y ocasionalmente procederá de las
válvulas de purga de los colectores de fondo de los diversos drenajes del sistema,
especialmente durante el proceso de arranque.

Comprenderá un compartimiento doble donde se diluirá el agua drenada caliente con
el agua fría almacenada en el primer compartimiento, antes de ser drenada a un
tanque de almacenamiento de purga.






















MEMORIA 129


4.7.10 Aerocondensador.

La planta constará de una instalación de condensación que comprenderá los equipos
y complementos necesarios para condensar el vapor de escape de la turbina o el
procedente de las calderas de vapor vía by-pass, empleando únicamente aire como
elemento refrigerante.
La instalación consistirá básicamente en intercambiadores de calor vapor/aire
dispuestos en forma de tejado a dos vertientes, con los extremos cerrados por paredes
de chapa, formando un recinto en cuya parte inferior se alojan los grupos
motoventiladores encargados de impulsar aire al interior de dicho recinto,
obligándole a circular a través de los haces tubulares aleteados a contracorriente.

El aerocondensador será de ventilación forzada y se diseñará para trabajar a una
presión de 0.2 bar y una temperatura ambiente de 26ºC, que corresponde a la
temperatura media de las máximas de la zona de ubicación de la planta.

Construcción básica

La unidad contará con dos bancos de tubos de refrigeración inclinados a cada lado
con un colector de vapor de descarga colocado en la parte alta de cada banco. Los
bancos de tubos irán montados en una estructura de soporte tal que la base del banco
se encuentra a unos 9.0 m. por encima del nivel de suelo. Los ventiladores para
impulsión del aire de refrigeración se colocarán horizontalmente a lo largo del nivel
de la base de los tubos inclinados e impulsarán el aire verticalmente de forma que
éste circule a través de los haces de tubos.
Cada banco de tubos constará de tubos en paralelo conexionando el colector de vapor
de descarga con el colector del fondo. Todos ellos contarán con aletas para aumentar
la eficiencia de la transferencia de calor.





MEMORIA 130


Funcionamiento general.

El vapor descargado de la turbina pasará a través de un largo conducto taladrado,
conectado a los colectores de vapor del condensador y se distribuirá hacia abajo por
los bancos de tubos, formándose el condensado que se recogerá en la parte inferior
de los mismos. El vacío se mantendrá a través del lado de vapor y del condensado
por medio de eyectores de aire de vapor vivo, que extraerán el aire de las secciones
de reflujo de la unidad. El condensado se drenará desde los colectores de fondo hasta
un recipiente de condensado que se mantendrá al vacío del condensador por medio
de una tubería de balance de presión conectada al conducto de la descarga del vapor.

Además de los eyectores de aire anteriormente descritos, el condensador se equipará
con un eyector de aire de alta capacidad para el proceso de arranque. Durante esta
operación, el vapor de descarga se ventea a la atmósfera a través de un silenciador.

Extracción del condensado

El aerocondensador incluirá dos bombas de extracción del 100% de capacidad que
bombearán el agua desde el recipiente de condensado hasta el desaireador de agua de
alimentación de la caldera, a través de dos calentadores de alimentación separados.
El vapor de descarga de los eyectores de aire en funcionamiento normal pasa por un
condensador en línea y el condensado producido vuelve al recipiente de condensado.
El aire y otros gases no condensables se descargan desde el lado del eyector de vapor
del condensador en línea (segunda etapa) a través de una válvula de venteo.

Aire de enfriamiento

El flujo de aire de enfriamiento a través de los bancos de tubos del condensador
principal se suministra por medio de ocho ventiladores de flujo axial con motores
eléctricos de dos velocidades.



MEMORIA 131


Sistema de control del aerocondensador.

El control del aerocondensador es función de la contrapresión de descarga de la
turbina (vacío del condensador) y la temperatura del aire ambiente (aire de
enfriamiento). Bajo condiciones de altas temperaturas ambientales, todos los
ventiladores funcionarán a máxima velocidad, con el fin de suministrar la
refrigeración necesaria. Por otra parte, si la refrigeración es excesiva, se originará un
aumento del vacío del condensador. Por lo tanto, la velocidad de los ventiladores se
controlará en función de estas dos variables.
Un sensor de presión en el conducto de descarga de la turbina, y uno de temperatura
de aire ambiente generarán una señal combinada de control de los ventiladores, la
cual determinará el número de los mismos que se encontrará operativo, así como su
régimen de funcionamiento.

A temperaturas ambientes muy bajas, también se controlará la temperatura del
condensado, parándose todos los ventiladores cuando la temperatura del mismo
descienda por debajo de un determinado nivel.

Control automático y enclavamientos.

Después del proceso de puesta en marcha, el aerocondensador funcionará de forma
totalmente automática, regulando el vacío del mismo dentro de los límites de
descarga del vapor de la turbina, aparte de realizar los ajustes necesarios en el
régimen de los ventiladores en función de la temperatura ambiente.

El depósito de condensado incorporará un sistema de control de nivel, de forma que
cuando éste baje, se operará una válvula by-pass desde la bomba de la descarga para
mantener un nivel mínimo en el depósito.
Así mismo, el recipiente de condensado contará con indicadores locales de presión y
temperatura.



MEMORIA 132


4.8 TRATAMIENTO DE CENIZAS

4.8.1 Descripción del proceso

Las cenizas recogidas en el silo tras el proceso de depuración de gases, con un peso
específico de entre 0.6 – 0.7
3
m
t
, se descargan en un transportador de tornillo, y se
dosifican volumétricamente a un mezclador-humectador. En éste, las cenizas se
humectan, se amasan, y se descargan en un transportador de banda. En esta etapa se
alcanza un peso específico final de la mezcla en torno a 1.2 – 1.3
3
m
t
.
Las cenizas entran por la parte superior del mezclador, mientras que el agua se
dosifica mediante una lanza con boquilla especial para el buen reparto de ésta con las
cenizas.
La mezcla se consigue mediante fluidificación mecánica de los productos, generada
por un conjunto de palas mezcladoras a lo largo del equipo atornilladas a un eje de
rotación. El diseño de las palas permite el avance del material para su descarga, una
vez mezclado, por la boca de descarga.

Un transportador de banda apoyado sobre rodillos recoge el material mezclado. Su
funcionamiento es intermitente, actuando además de dosificador del equipo de
prensado, como acumulador de ruptura entre el proceso de mezclado (continuo), y el
proceso de prensado (por cargas).

Durante la maniobra de prensado, expulsión y colocación del saco, las cenizas se irán
depositando en el acumulador, que irá avanzando intermitentemente, para lograr una
mayor acumulación de cenizas.
Esta banda transportará la ceniza hasta un cajón alimentador que contará con un nivel
de paletas. Cuando la ceniza alcance el nivel prefijado, el alimentador avanzará
vertiendo las cenizas en el alimentador hidráulico. El alimentador irá equipado con
un sistema de ultrasonido que, al detectar un determinado volumen, se activa
alimentando la cámara de prensado. Esta operación ocurre de 5 a 7 veces por big-
bag. Tras ello comienza el proceso de prensado.

MEMORIA 133


La cámara de prensado irá provista de un cajón capaz de alojar un big-bag de 1
3
m
de capacidad donde se recepcionarán las cenizas, y de una mesa vibrante donde se
apoyará el big-bag a fin de obtener un adecuado asentamiento del material.
Al alcanzar un nivel de cenizas determinado en el big-bag, controlado por el número
de descargas realizadas por el alimentador, descenderá un plato prensador que
realizará la compactación de las cenizas, alcanzándose una densidad final en torno a
1.8
3
m
t
.
Una vez producido el prensado, el plato prensador ascenderá, y el cajón que aloja el
big-bag descenderá. El desenganche del mismo se efectuará por medio de un
expulsor. Posteriormente, será empujado hasta una pista de rodillos, que se pondrá en
marcha automáticamente y transportará los sacos hasta su lugar de almacenamiento.

Una carretilla elevadora transferirá los big-bags al camión de expedición con destino
a un depósito controlado de residuos especiales.
Dado que las exigencias del agua de humectación no son elevadas, ésta procederá del
depósito de aguas usadas.

















MEMORIA 134


4.9 TRATAMIENTO DE ESCORIAS

La máxima cantidad de escorias prevista equivale a aproximadamente el 25% en
masa del total de RSU incinerados, es decir 6 t/h, con un contenido máximo de
humedad del 25%, y una densidad de entre 0.9 – 1.2
3
m
t
. A continuación se detalla
el proceso de tratamiento de escorias que se realizará en la planta.

Separación de metales contenidos en las escorias

El proceso de tratamiento de las escorias tiene como objetivo principal la extracción
de la fracción valorizable contenida en las mismas, es decir, la chatarra férrica y el
aluminio. Este proceso, a su vez, permite obtener una escoria final, que tras un
proceso de maduración, se convierte también en fracción aprovechable como
material de relleno en el sector de la construcción.

El extractor de escorias situado bajo el horno de incineración, descargará las escorias
en una cinta transportadora en cuyo extremo se situará un separador magnético tipo
“overband”, situado longitudinalmente con respecto a la cinta, encargado de separar
los metales de gran tamaño contenidos en las escorias. Previo a su acumulación en un
troje, los férricos separados se limpiarán de las escorias pegadas a ellos en una criba
vibrante.

El resto de escorias no separadas en el overband se almacenarán durante unos 5 días
en un troje de hormigón, periodo en el cual se producirá un secado de las escorias,
circunstancia necesaria para su procesado posterior. Con ello se pretende minimizar
las adherencias y atascos producidos por las escorias húmedas recién salidas del
desescoriador.

Una pala cargadora se encargará de alimentar las escorias secas a la tolva de una
criba de barras con una luz entre barras de 250 mm. para separar aquellos elementos
de gran tamaño no separados por el overband previo, y que no son deseables para el
proceso. La descarga del material acumulado en las barras de la criba se realizará
mediante un dispositivo hidráulico que inclinará la sección cribante hasta que los
MEMORIA 135


gruesos caigan por su propio peso en un contenedor listo para su expedición a
vertedero.
La separación entre barras de la criba podrá regularse de forma que el operario
adapte el proceso de cribado a las diferentes condiciones del material de
alimentación del incinerador.
La corriente no separada por la criba de barras, caerá sobre un transportador
reforzado encargado de dosificar el aporte de material al sistema de alimentación del
trómel de clasificación por tamaños. Este tromel incorpora una serie de placas
internas que voltean las escorias realizando no solo una correcta criba de las mismas
sino además una limpieza por abrasión de la chatarra presente.
El tromel tendrá un paso de malla de 40 mm. clasificando el material de entrada en
dos corrientes:
• La fracción no cribada o rebose del trómel, con una granulometría
comprendida entre 40 y 250 mm. compuesta básicamente por chatarra (90%
en peso aprox.)
• La fracción cribada, con una granulometría inferior a 40 mm, compuesta
básicamente por fracción mineral, vidrio y chatarra de pequeño tamaño.

A continuación se detalla el procesado de ambas corrientes:
• Rebose de trómel: La fracción rebose del trómel se descarga sobre un
transportador de banda, el cual a su vez pasa por debajo de un separador
automático de chatarra férrica (overband), situado transversalmente a la
cinta. La chatarra recogida es enviada a una cinta común de férricos que
descarga sobre un contenedor. El resto de escoria no férrica se alimenta a
una criba vibrante de barras con una luz de 60 mm.
o La fracción menor de 60 mm. se une a la fracción menor de 40
mm. recogida del trómel a través de dos cintas transportadoras.
o La fracción mayor de 60 mm. se descarga en un contenedor listo
para su expedición a vertedero.
• Fracción cribada de trómel: La corriente cribada por el trómel (<40 mm.)
se somete a un proceso automático de extracción de chatarra férrica y no
férrica (aluminio).
MEMORIA 136


En primer lugar se dispondrá de una cinta transportadora que recibirá la
corriente directamente desde la descarga del trómel y sobre la cual se
realizará una separación de chatarra férrica mediante un separador
electromagnético (overband) situado transversalmente sobre la mencionada
cinta más un tambor magnético de imán permanente ubicado en el lugar del
tambor de cabeza de la cinta.
El conjunto de chatarra magnética seleccionada por el overband y el
tambor, se dirige mediante conjunto de cintas transportadoras al contenedor
común de férricos. El material no separado por el overband descargará
sobre una cinta que alimenta una criba vibrante con malla de 10 mm. de luz.
La función de esta criba vibrante es limpiar de finos la fracción de metales
no férricos, además de distribuir los no finos sobre toda la superficie de la
cinta de alimentación del separador por corrientes de inducción (Foucault),
y así mejorar la eficacia de la separación.
La fracción de aluminio así separada es transportada por cinta hasta un
contenedor de almacenamiento de aluminio.
La fracción no separada en el Foucault, se une mediante cinta a los finos
(<10mm.) en la cinta común de escorias con destino a maduración.

Maduración de las escorias

El parque de almacenamiento y maduración de escorias dispondrá de un sistema
automático de almacenamiento basado en cintas transportadoras de reparto del
material capaces de moverse en dos direcciones perpendiculares, y por lo tanto
distribuir el material en toda la superficie útil del almacén.

Se prevé una capacidad de almacenamiento automático de hasta seis metros de altura
y dos meses de capacidad.
Una vez maduradas, una pala cargadora se encargará de cargar las escorias sobre
camiones.



MEMORIA 137


4.10 SERVICIOS

4.10.1 Sistema de agua desmineralizada

La planta contará con un sistema de producción de agua desmineralizada para el
suministro del agua de aporte necesaria para compensar las pérdidas por purgas y
venteos en el sistema agua – vapor.
La calidad del agua desmineralizada producida cumplirá con los requisitos de la
norma UNE 9-075/85 para agua de calderas de circulación natural, vapor
sobrecalentado a 40 bar., 420ºC y en particular con los siguientes valores:
• conductividad………………….. ≤ 1µS/cm
• sílice……………………………≤ 0.02 ppm
2
SiO

El sistema estará diseñado y dimensionado para tratar el agua procedente de la red de
agua potable. Consistirá en un tratamiento por intercambio iónico mediante una línea
compuesta por un filtro de carbón activo y un lecho mixto de resinas.
La colocación del filtro de carbón activo al inicio del proceso evita la llegada de
oxidantes como el cloro libre que dañan la resina de intercambio.

Descripción de la instalación

La planta contará con una línea de tratamiento compuesta por un filtro de carbón
activo de disposición cilíndrica vertical, construida en poliéster reforzado con fibra
de vidrio, su batería de tuberías y válvulas manuales. El filtro es de operación manual
dado que sólo precisa de un lavado manual cuando se detecte una determinada
pérdida de carga. A tal efecto contará con un manómetro diferencial
A continuación sigue un lecho mixto con resinas catiónica y aniónica fuerte. Se
dispondrá un depósito para el almacenamiento de agua desmineralizada con
capacidad suficiente para realizar el llenado inicial de la caldera y del circuito agua-
vapor.

Una vez acabo su ciclo de trabajo las resinas deberán regenerarse con objeto de
devolverles su acción permutante. El sistema incluirá un equipo de regeneración de
MEMORIA 138


resinas mediante los reactivos ácido clorhídrico al 36 % e hidróxido sódico al 50%,
que estarán contenidos en depósitos de almacenaje con capacidad suficiente para una
regeneración. El agua de dilución de los reactivos se aspirará del tanque de agua
desmineralizada. La mezcla será impulsada por una bomba portátil e inyectada en las
columnas por medio de aire comprimido.
El proceso de regeneración se iniciará de forma semi-automática o completamente
automática cuando la conductividad del agua (medida mediante un conductivímetro)
supere un valor preestablecido. Todas las secuencias de funcionamiento estarán
controladas por medio de un PLC.
























MEMORIA 139


4.10.2 Sistema de agua de refrigeración.

La planta contará con un circuito cerrado de agua de refrigeración cuya finalidad es
la de disipar el calor producido por el funcionamiento de algunos equipos.
El calor absorbido por el circuito se disipa a la atmósfera por medio de un
aerorefrigerante situado en la cubierta de la sala de la turbina.
El circuito contará de dos bombas de agua de refrigeración (una en reserva), un
aerorefrigerante, y un depósito de expansión atmosférico.
El circuito suministrará agua de refrigeración a los siguientes componentes:
• Sistema de refrigeración del turbogrupo.
• Sistema de refrigeración del aceite de la turbina de vapor.
• Refrigeración de los cojinetes de las bombas de alimentación de agua de la
caldera.
El control de temperatura del circuito se realiza por medio del control de los
ventiladores del aerorefrigerante.
El circuito se llenará con agua de servicios a la que se añadirá un aditivo
antiincrustante.
















MEMORIA 140


4.10.3 Sistema de aire comprimido.

Calidad del aire
La instalación de aire comprimido se diseña para dos grados distintos de calidad del
aire, en función de su uso final:
• Aire de proceso/servicios.
• Aire de instrumentación.

La calidad del aire comprimido viene definida según la norma ISO 8573-1, según la
cual las calidades a obtener para cada tipo de aire son las siguientes:

Tipo de aire Partículas
Agua (pto. de
rocío)
Aceite
Proceso/servicios
Clase 1 (0.1
3
/ Nm mg
)

Clase 4 (+3ºC)
Clase 1 (0.01
3
/ Nm mg
)

Instrumentación
Clase 1 ( 0.1
3
/ Nm mg
)

Clase 3 (-20ºC)
Clase 1 (0.01
3
/ Nm mg
)

Tabla 31. Calidades del aire según su función. Norma ISO.



Descripción de la instalación

El aire consumido en la planta para los dos usos anteriormente descritos se generará
por medio de tres compresores de tipo rotativo lubricados por aceite de los cuales, en
condiciones nominales, dos estarán operativos y el tercero en reserva. La presión a la
salida de los mismos estará en torno a los 8 bar.

Posteriormente el aire pasará a través de un separador ciclónico (un segundo se
encontrará en reserva) que recogerá los condensados generados durante la etapa de
compresión mediante un purgador electrónico de condensados.
MEMORIA 141


Un filtro de aceite y partículas protegerá los equipos situados aguas debajo de estos
elementos.
El aire total comprimido, una vez filtrado, pasará a través de un secador frigorífico,
que lo enfriará desde la temperatura de salida del compresor (35 – 45 ºC) a un punto
de rocío a presión de 2 – 3 ºC. Los condensados generados durante el proceso de
enfriamiento se recogerán por medio de un purgador electrónico. El aire seco se
almacenará en un tanque encargado de alimentar la red de aire.

El aire comprimido de proceso se obtendrá del depósito por medio de un colector
desde el que se distribuirá a la red de proceso (Sistema de inyección de urea en
horno, depuración de gases, stma de golpeo para la limpieza de calderas, quemadores
auxiliares del horno).
Un ramal de la línea principal de aire alimentará a dos secadores de adsorción por
alúmina, que desecarán el aire hasta un punto de rocío a presión de -20ºC, generando
de esta forma el aire de instrumentación. Un post filtro de partículas se encargará de
retener los restos de alúmina arrastrados por el aire, a fin de garantizar las
condiciones requeridas para el aire de instrumentación.
















MEMORIA 142


4.10.4 Sistema de almacenamiento y distribución de GLP.

La planta dispondrá de un sistema de almacenamiento y distribución de gas propano
para su utilización como combustible en los quemadores auxiliares del conjunto
horno-caldera.
La instalación constará de un depósito para 60.000 kg de combustible, un grupo de
regulación general, tubería de distribución y un regulador independiente para
quemador auxiliar.
El depósito está dimensionado para un periodo de funcionamiento continuado de los
quemadores a plena carga de 24 h. Su capacidad también permite completar la
primera fase de secado del refractario de la cámara de combustión.

Recepción y descarga

El gas licuado se recibe en camiones cisterna a presión.
El proceso de descarga se efectuará por gravedad, conectando la boca de carga del
depósito a la cisterna, que deberá estar puesta a tierra por seguridad.

Depósito de almacenamiento.

El depósito será horizontal cilíndrico, con su generatriz inferior por encima del nivel
del terreno. Estará anclado sobre dos soportes de hormigón, y se encontrará
circundado por vallas de 2 metros de altura a una distancia no inferior a 3 metros de
la superficie del tanque.
Contará con un transmisor de nivel con indicación local y remota.

Línea de distribución.

A la salida del depósito se instalará un grupo de regulación general que estabilizará
la presión del gas a la presión de distribución.
Desde el grupo de regulación general, la tubería discurrirá hasta la plataforma de
quemadores auxiliares de la caldera, donde se acoplará con los sistemas de
regulación de cada quemador.
MEMORIA 143


4.10.5 Sistema de agua.

El sistema de agua tendrá como función el suministro de agua en calidad y cantidad
requerida por los distintos consumos de la planta.
La configuración, tanto del suministro de agua de red, como la recogida de pluviales
y drenajes del proceso, tendrá el doble objetivo de minimizar el consumo y
minimizar la producción de agua residual.
El sistema constará de tres circuitos diferenciados: Agua potable, agua de servicios,
aguas usadas.

Agua potable.

El sistema de agua potable suministrará los consumos de agua potable y sanitaria,
además del depósito de agua de red para el sistema de desmineralización. Dicho
depósito contará con dos bombas centrífugas accionadas según la señal de nivel del
depósito de agua desmineralizada.

Agua de servicios.

El circuito de agua de servicios se abastecerá a partir del depósito para agua de
servicios. El aporte para el llenado de dicho depósito procederá principalmente de la
red de pluviales limpios, pudiendo ser alimentado por agua de red en caso necesario.
La estación de bombeo estará equipada con dos bombas centrífugas (una en reserva),
un acumulador hidroneumático y un colector. El arranque y paro de las bombas se
realizará por medio de un preostato múltiple.
Los consumidores de este tipo de agua contarán con tuberías independientes para su
alimentación y son:
• Circuito de refrigeración (llenado)
• Tomas de riego y baldeo.
• Enfriadores de toma de muestras.
• Refrigeración del conducto de alimentación de residuo.
• Depósito de expansión atmosférico.
• Duchas de refrigeración del tanque de almacenamiento de amoniaco.
MEMORIA 144


Aguas usadas.

La planta contará con una red de reutilización de aguas usadas con el objeto de
minimizar el consumo de agua de red. Para ello se preverá una red independiente de
recogida de drenajes y pluviales grises que conducirán las aguas usadas hasta un
depósito. Parte de los efluentes de este depósito serán sometidos a un proceso de
separación de aceites y decantación previo a su almacenamiento.

Los consumidores de este tipo de aguas son:
• Extractor de escorias.
• Transportador de finos bajo la parrilla.
• Mezclador-humectador del tratamiento de cenizas.

Cada equipo contará con una tubería de alimentación independiente, y el agua será
impulsada por medio de dos bombas centrífugas.


















MEMORIA 145


4.10.6 Sistema de ventilación y climatización.

Sistema de ventilación

El sistema de ventilación proporcionará la renovación de aire necesaria para asegurar
unas condiciones adecuadas de salubridad en el aire de las distintas dependencias de
la planta. La ventilación se efectuará por medio de ventiladores axiales colocados en
la pared de la sala, o por medio de ventiladores centrífugos y conductos de
aspiración, si las dimensiones de la sala así lo aconsejan. Las entradas y salidas de
aire en las salas con equipos cuyo nivel de ruido superen los 80 dB a 1 metro de
distancia, irán equipadas con silenciadores.



Sistema de climatización.

El sistema de climatización disipará el calor generado en la sala de control, así como
en las salas de equipos eléctricos y electrónicos.
La climatización se efectuará por medio de equipos de aire acondicionado
autónomos, con condensadores por aire. En el caso de que las dimensiones de la sala
o su distribución así lo aconsejen, la distribución del aire se efectuará por medio de
conductos calorifugados.



A continuación se especifican los equipos de los que dispondrán las distintas
dependencias de la planta. (Tabla 32.)






MEMORIA 146



Sala de turbina Ventilación forzada
Sala de tratamiento de agua Ventilación forzada
Almacén de reactivos Ventilación forzada
Salas de bombas Ventilación forzada
Sala del tanque de alimentación Ventilación forzada
Sala de compresores Ventilación forzada
Sala de eyectores Ventilación forzada
Sala grupo electrógeno Ventilación forzada
Sala cabinas de media tensión Climatización
Taller de mantenimiento Ventilación forzada
Sala de control Climatización
CCM edificio de proceso Climatización
CCM edificio tratamiento de escorias Climatización
Sala electrónica Climatización
Laboratorio de análisis Climatización
Taller de instrumentación electrónica Climatización
Tabla 32. Sistemas de ventilación en las distintas dependencias de la planta. [RESA05]















MEMORIA 147


4.10.7. Cabina de control del aire.

Se instalará una cabina de control del aire con el fin de analizar los niveles de
inmisión en la planta. Se analizarán en continuo los mismos compuestos analizados
por el sistema de control de emisiones. Así mismo, se tomarán muestras
periódicamente, con el fin de analizar HF y metales pesados. Dichos análisis serán
efectuados por laboratorios independientes a la planta.

El diseño de la cabina responderá a una estructura rectangular, estando subdividida
en tres compartimientos aislados entre sí de forma que cada uno cumpla con su
misión específica:
• Compartimiento de análisis principal.
• Compartimiento para botellas de calibración.
• Compartimiento para bombas.

Además, la cabina estará equipada con centralita antiincendios, sistema
antiintrusismo, cuadro eléctrico con S.A.I, sistema de adquisición tratamiento y
transmisión de datos, y equipo de aire acondicionado.















MEMORIA 148


4.10.8 Sistema de protección contra incendios

La planta de incineración contará con un sistema de protección contra incendios
destinado a proteger a sus ocupantes frente a los riesgos derivados de un incendio,
prevenir daños en los edificios o establecimientos próximos a aquel en el que se
declare un incendio, y facilitar la actuación de los bomberos y de los equipos de
rescate, teniendo en cuenta su seguridad.

El sistema contra incendios se ha evaluado con un riesgo intrínseco bajo, y será
responsabilidad del titular realizar cada cinco años una inspección de las
instalaciones, así como las tareas de mantenimiento reglamentarias de los equipos
contra incendios.

Normativa aplicada.

La normativa que se aplicará en el diseño del sistema contra incendios es la
siguiente:
• Ordenanzas municipales de condiciones de protección contra incendios.
• Reglamento de seguridad contra incendios en instalaciones industriales,
aprobado por Real Decreto 786/2001, de 6 de julio, que regula las
condiciones de protección contra incendios en los establecimientos
industriales con carácter horizontal, es decir, es de aplicación en cualquier
actividad industrial.
• Norma básica de la edificación, aprobada por Real Decreto 2177/1996, de 4
de octubre.
• Todos los equipos y sistemas contra incendios definidos, así como su
instalación y mantenimiento cumplen con:
o Reglamento de instalaciones de protección contra incendios
aprobado por Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre.
o Normas UNE correspondientes a cada caso.



MEMORIA 149


Descripción del sistema contra incendios.

Para realizar el diseño del sistema contra incendios, se ha analizado el riesgo
potencial de incendio de las diferentes áreas de la planta, y se ha definido el nivel de
protección adecuado para cada una de ellas.
Una de las áreas de mayor riesgo potencial de incendio es el foso de almacenamiento
de residuos, por lo que se deberá establecer un procedimiento preventivo consistente
en el control de la recepción y manipulación de los RSU dentro del foso. Éste deberá
disponer de un sistema de detección consistente en detectores ópticos de llama, los
cuales, automáticamente activarán el sistema de extinción consistente en rociadores
abiertos, que situados por encima de la grúa, protegen la zona. También se
dispondrán estaciones de extinción manual para actuar en caso de visualización de
fuego.

En el área del tanque de aceite de turbina, donde existe un riesgo potencial de
incendio debido a la presencia de aceite de lubricación, el sistema de detección estará
compuesto por detectores ópticos de llama antideflagrantes. La extinción se realizará
por medio de espumógenos.

La sala de control estará protegida con detectores iónicos y ópticos en la propia sala,
e individuales en armarios, con extinción automática por halón, así como extintores
manuales y estaciones de manguera, que proporcionarán el nivel de protección
requerido.

En la zona de transformadores se instalarán detectores Fenwall y extintores de agua
pulverizada.

El área de calderas es un recinto cerrado en el que el mayor riesgo de incendio lo
suponen el aislamiento de los cables eléctricos y el fluido hidráulico asociado a la
caldera, por lo tanto estará provisto de detectores térmicos y sistema de extinción por
agua pulverizada.

MEMORIA 150


La zona donde están situados los cuadros eléctricos estará protegida con detectores
iónicos y sistema de extinción por
2
CO .

El sistema de almacenaje de gas propano estará protegido con detectores ópticos de
llama antideflagrantes y el stma de extinción constará de anillos concéntricos de agua
pulverizada.

El perímetro de la planta estará protegido por una red de hidrantes situados con una
separación máxima entre ellos de 70 m.

Todo el sistema hidráulico estará alimentado por un grupo de presión compuesto por
bombas eléctricas, diesel y jockey.

Por otro lado, además de los equipos anteriormente señalados de detección y
extinción de incendios, se tomarán una serie de medidas adicionales tales como la
sectorización y señalización. Así mismo se dispondrán equipos para asegurar la
ventilación y extracción de humos, al igual que un sistema de alumbrado de
emergencia tanto en las vías de evacuación como en las zonas de control.

A continuación se muestra un cuadro con los principales equipos contra incendios de
la planta incineradora:

Zona Detección Extinción
Foso de residuos
Detectores ópticos de
llama
Rociadores abiertos y
stmas de extinción
manual
Área de turbina
Detectores ópticos de
llama
Espumógenos
Sala de control
Detectores ópticos e
iónicos
Extinción automática por
halón ,extintores
manuales, estaciones de
manguera
MEMORIA 151


Zona de
transformadores
Detectores Fenwall Agua pulverizada
Caldera Detectores térmicos Agua pulverizada
Cuadros eléctricos Detectores iónicos Stma extinción por
2
CO
Stma almacenaje GLP Detectores ópticos Agua pulverizada
Perímetro de la planta ------ Red de hidrantes
Tabla 33. Equipos de protección contra incendios. [GILD03]


























MEMORIA 152


4.11 SISTEMA ELÉCTRICO

El diseño y especificaciones de los sistemas, equipos y materiales se realizará según
las normas y Reglamentos Electrotécnicos de Alta, Media y Baja tensión, así como
las condiciones ambientales del lugar de la instalación.

La energía eléctrica que precisa la planta se suministrará a partir de la producida por
ella misma, exportando el exceso de energía producida a la red.

Los datos técnicos más importantes de la instalación son los siguientes:

• Tensión nominal de suministro 10 KV. 3 fases, 50 Hz, con variaciones de ±
10% en tensión y ± 5% en frecuencia. La variación simultánea de ambas será
como máximo de ± 10%.
• Caída de tensión por arranque de motores: 20%.
• Neutro puesto a tierra a través de transformador de intensidad con corriente
de falta limitada a 5 A.
• Potencia de cortocircuito de la instalación a 10KV de 500MVA max. y 250
MVA min.
• Corriente trifásica a 50 Hz.
• Número de alimentaciones dadas: Una al 100% de la potencia precisa.

La totalidad de las cabinas de Alta y Media tensión y cuadros de Baja tensión, así
como el centro de fuerza, alumbrado y baterías, irán alojadas en un edificio
denominado de Servicios Eléctricos.

La composición y características técnicas generales más importantes de la instalación
son las descritas a continuación.





MEMORIA 153


4.11.1 Sistema de alta y media tensión.

Los componentes principales del sistema de alta y media tensión son el
transformador elevador, los transformadores auxiliares, y las cabinas de 10KV.
Las características técnicas de los mismos son:

Transformador elevador

Normas constructivas UNE (CEI equivalentes)
Ejecución
Intemperie con derivados de
cobre
Número de fases Trifásico
Refrigeración
Natural, en baño de pyraleno o
similar
Grupo de conexión Dy-11, con neutro accesible
Frecuencia 50 Hz
Temperatura máxima en
devanados
60 ºC
Temperatura máxima aceite 60 ºC
Tensión de cortocircuito 8%
Relación de transformación
66.000 V (±5%) / 10.000 V (±
2.5 %)
Protección y accesorios
Relé Buchholz con 2 contactos,
Termómetro con esfera de
contactos, Termostato, desecador
de silica-gel, Resistencia de
P.A.T
Tabla 34. Características técnicas del transformador elevador.

MEMORIA 154


Transformador auxiliar

Normas constructivas UNE (CEI equivalentes)
Ejecución Intemperie con derivados de cobre
Número de fases Trifásico
Refrigeración
Natural, en baño de pyraleno o
similar
Grupo de conexión Dy-11 con neutro accesible
Frecuencia 50 Hz
Temperatura máxima en
devanados
60 ºC
Temperatura máxima en el
aceite
60 ºC
Tensión de cortocircuito 7 %
Relación de transformación 10.000 V (± 2.5%) / 380 V (± 5%)
Nivel de aislamiento S/UNE
Potencia nominal 1600 KVA
Protección y accesorios
Relé Buchholz con 2 contactos,
Termómetro con esfera de
contactos, Termostato, desecador
de silica-gel, Resistencia de P.A.T
Tabla 35. Características técnicas del transformador auxiliar.


Cabinas de 10 KV

La instalación contará con un conjunto de cabinas formando una única unidad de
montaje cuyas dimensiones aproximadas serán de 1000 x 1250 x 2200 mm. (frente x
fondo x alto). La totalidad de las cabinas serán de tipo desenchufable e irán
MEMORIA 155


equipadas con interruptores de
6
SF , siendo sus características técnicas más
importantes las mostradas a continuación:

Normas constructivas
CEI-56, 157, 158, 185, 186, 137,
298, 337
Montaje Interior con protección IP-30
Tensión nominal de servicio 10.000V
Frecuencia 50 Hz
Tensión de control
125 ± 15% c.c. para mando,
protección y señalización.
Intensidad nominal
1200 A en barras. 600 A en
derivaciones
Potencia nominal de desconexión 500 MVA a 10 KV
Accesorios
Resistencias de calefacción para
evitar condensación, stma de
alumbrado interior.
Tabla 36. Características técnicas de las cabinas de 10 KV.
















MEMORIA 156


4.11.2 Sistema de baja tensión

Los principales equipos del sistema de baja tensión serán los electromotores (de
media y baja tensión) de los que dispone la planta para los distintos procesos tales
como accionamiento de bombas y ventiladores, y el centro de control de los mismos.

Electromotores
Los motores se diseñarán, fabricarán y recepcionarán de acuerdo a las normas VDE-
0530 e IEC-34, siendo sus características comunes más importantes las que se
detallan a continuación:

Tipo
Asíncrono, trifásico, rotor en
cortocircuito
I arranque 5.5 I nominal
Tensión mínima de arranque 80% Un
Estabilidad a partir de 0.7 Un
Aislamiento Clase F
Protección
IP-44 motores horizontales
IP-55 motores verticales
Caja de bornas IP-545
Arranque Director
Frecuencia 50 Hz
Factor de servicio Continuo S 1
Temperatura máxima de servicio 60 ºC sobre Tª ambiente
Tensión nominal
10 KV motores >220 CV
380 V motores <220 CV
Accesorios
Calefacción de parada para protección
(>25 CV).
Detectores de Tª devanados estatóricos
(>100CV)
Termopares en cojinetes de empuje de
material Cromel-Constantan
Tabla 37. Características técnicas de los electromotores de la planta.
MEMORIA 157


Centro de control de motores.

La planta contará con centros de control de motores del tipo celdilla, con equipos
extraíbles, distribución a 380 V y 3 fases. Así mismo, dispondrán de resistencias de
calefacción a 220 V, 1 fase, para evitar condensaciones. Cada cubículo irá equipado
con los elementos necesarios y auxiliares de mando, señalización y enclavamiento, a
tal fin, se dotará a cada cubículo de alimentación de motores con un relé auxiliar
2NA 2NC.
Se montarán aproximadamente un 10 % de cubículos sin equipar como reserva ante
futuras ampliaciones.

El arrancador estará formado básicamente por fusible de protección de motores,
contactor con mando a 110 V 1 fase 50 Hz, y relé de protección de motores (térmico-
diferencial).

Los datos técnicos más importantes de estos centros de control de motores son:

Normas constructivas CEI
Tipo de protección IP-30
Tensión principal de servicio 380 V
Frecuencia 50 Hz
Tensión de mando
Individual por arrancador
Trafo de control de relación 380/110
V, 1 fase, 50 Hz para los contactores
Capacidad de cortocircuito 25 KA ef.
Intensidad nominal en barras
colectoras
1500 A
Tabla 38. Características técnicas de los centros de control de motores.


MEMORIA 158


El mando de la totalidad de motores de proceso de la planta irá dotado de un selector
de tres posiciones. Mediante este selector, se podrá seleccionar el mando, bien desde
el centro de control de proceso, desde el centro de control de motores, o desde
campo, donde existirá además un interruptor con enclavamiento mecánico que
garantizará la seguridad del personal en los trabajos de mantenimiento y de
explotación comercial.

Se dispondrán contactos libres de potencial cableados a regletas de bornas del
armario de control, para señalizar en sala remota, el estado de funcionamiento de la
planta.


Estaciones de mando local.

La totalidad de los accionamientos eléctricos de la planta llevarán, en sus
proximidades, una botonera, en aluminio o similar, con protección IP-54, equipada
con los correspondientes pulsadores de marcha/paro y parada de emergencia.


Alumbrado. Centro de alumbrado. Red de toma de corriente

La red de fuerza (enchufes) estará prevista para 380 V, 3 fases, 50 Hz, disponiéndose
enchufes de 63 A convenientemente distribuidos por la planta.

Batería y equipo cargador

La planta contará con una batería dotada de equipo cargador, además de un armario
de distribución a 125 V en C.C.





MEMORIA 159


4.11.3 Cables de potencia y control

El cálculo de los cables de potencia se ha realizado teniendo en cuenta los siguientes
criterios:

• Densidad máxima de corriente permisible. (Teniendo en cuenta los
coeficientes de reducción aplicables a cada caso).
• Caída de tensión máxima permisible (3% para alimentaciones y 5% para
motores)
• Corriente máxima de cortocircuito.

Según los anteriores criterios, los cables de potencia de Alta y Media tensión, serán
del tipo VHFV a campo radial y tensión nominal 8.7/15 KV. La sección mínima
utilizable para estos cables es de 2.5
2
mm .

Los cables de potencia de Baja tensión serán del tipo VV de 0.6/1 KV.

Los cables de mando serán del tipo telemando, con las venas numeradas y secciones
utilizables 4x1.5/ 7x2.5 / 12x2.5 / 19x1.5, siendo la sección mínima 1.5
2
mm .

En cualquier caso los cables serán de cobre.

Los cables que vayan tendidos sobre bandeja serán conducidos, en general, por
canaleta de hormigón visitable, preferentemente en interior de edificios y áreas de
proceso. Para cruce de carreteras y zonas que hayan de soportar cargas elevadas se
utilizarán macizos de tubos prefabricados. No se mezclarán en una misma
canalización cables de potencia, control y especiales.

Las bandejas previstas serán de acero laminado y galvanizado en caliente, bien del
tipo ranurado, preferentemente en tramos horizontales, o bien del tipo escalera, en
tramos verticales. El espesor mínimo de la chapa será de 2 mm, con un espesor
mínimo galvanizado de 0.2 mm.

MEMORIA 160


Los conductos para protección de cables serán de acero estirado sin soldadura S/DIN
2440 electrogalvanizado 0.02 mm.

Para las bandejas de cables de potencia se ha previsto una sola capa de cables y para
el control se han previsto dos capas. En ambos casos las bandejas se dimensionarán
para disponer de una reserva de al menos un 10% de su capacidad total.



























MEMORIA 161


4.11.4 Red de tierra.

La configuración de la red de tierra se diseñará de forma que el valor máximo
permisible, en cualquier punto de la instalación, no supere 5 Ω.

Se dispondrán pozos de tierra, formado cada uno de ellos por 3 picas de acero
cobreado de 2400 mm de longitud y 20 mm de diámetro. Estos pozos darán servicio
a los motores, neutro de transformador, partes metálicas sin tensión tales como
herrajes, cubas de transformadores, carcasas de cabinas y cuadros y barras de tierra
de los cuadros eléctricos.

La interconexión de todos estos pozos de tierra se hará mediante un anillo principal
de cobre de 70
2
mm de sección. En derivaciones la sección mínima no será inferior a
16
2
mm .



















MEMORIA 162


4.12 SISTEMAS AUXILIARES

La planta contará con una serie de sistemas auxiliares que no intervienen
directamente en el proceso, pero que son necesarios para su operación.

Entre los sistemas auxiliares se incluyen el stma de telefonía, el stma de interfono,
stma cerrado de cámaras, y el grupo electrógeno. A continuación se detallan las
principales características de cada uno de ellos.

Sistema de telefonía

La instalación telefónica contará con:
• 3 líneas PTT
• 10 aparatos telefónicos, situados en el despacho de dirección, sala de
reuniones, sala de control (2), despachos y almacén.
• 1 centralita instalada en la secretaría. En caso de avería de alimentación, una
línea de la sala de control se conmutará automáticamente a la red PTT de
forma que se puedan atender las llamadas urgentes.

Sistema de interfono

En la sala de control se ha previsto un puesto maestro con capacidad para 16
aparatos, que permite la comunicación inmediata con:
• Sección de pesaje de residuos.
• Montacargas.
• Almacén.
• Dirección.
• Secretaría.
• Nave de calderas.




MEMORIA 163


Cámaras – Receptor de vídeo.

La planta contará con un sistema de cámaras y receptores de vídeo para controlar
diversos puntos de la planta. Éstas se colocarán en los siguientes lugares:
• 1 en cada tolva de carga, para el control de llenado de los hornos.
• 1 en la nave de descarga de los RSU.
Los receptores estarán ubicados en el techo de la sala de control, en disposición de
arco circular.

Grupo electrógeno.

La planta contará con un grupo electrógeno de 250 KVA, 200 KW, para
abastecimiento de los servicios fundamentales de la planta, así como un U.P.S. para
alimentación de las unidades básicas del sistema de control, en el caso de fallo de
alimentación de energía eléctrica.
El grupo electrógeno constará de:
• Motor diesel 222KW, 1500 r.p.m refrigerado por agua con radiador.
• Alternador trifásico de 250 KVA, 380/220 V, frecuencia 50 Hz, regulada
electrónicamente y sin escobillas.
• Dos baterías de 12 V, con cables y terminales.
• Equipo de protección del motor diesel contra baja presión en el circuito de
engrase, exceso de temperatura del agua de refrigeración y sobrevelocidad
con para del grupo.
• Templete encima del alternador comprendiendo:
o Cuadro de maniobre tipo TA, tensión 380 V.
o Depósito de combustible de 500 l.
o Bomba manual para elevar el gasóleo con tubo de aspiración.






MEMORIA 164


4.13 SISTEMA DE CONTROL.

La planta contará con un sistema de regulación que recogerá las variables de control
del proceso, y tras su comparación con las magnitudes directoras, generará las
señales pertinentes para regular la operación de los diferentes equipos que componen
la incineradora.

Los objetivos principales del sistema de control son:
• Mantener la temperatura del horno dentro de sus valores de consigna.
• Evitar una mala combustión por falta de residuos.
• Evitar el apagado del fuego por sobrealimentación.
• Mantener estable la producción de vapor.
• Mantener las emisiones dentro de los límites establecidos.



Descripción general de la regulación de la incineración de residuos.

Los residuos a incinerar son un combustible heterogéneo, con un poder calorífico
muy dispar, un grado de humedad muy variable y unos componentes continuamente
variables, lo que implica complejas interrelaciones de regulación. Por otro lado, no
todas las variables de combustión pueden ser medidas directamente, y por lo tanto,
no se pueden utilizar directamente como variables de control, aumentando la
complejidad del sistema.

El sistema de regulación engloba los siguientes sistemas:
• Regulación de carga en el horno.
• Regulación de distribución de aire.
• Controles adicionales

A continuación se detallan los distintos sistemas de regulación.


MEMORIA 165


Regulación de distribución de aire

La regulación de la distribución de aire se encarga de controlar la relación entre
combustible y aire suministrado. Este sistema incluye la regulación del aire primario
y del gas recirculado.

• Control de aire primario: El control del aire primario se encargará de
regular tanto el caudal de aire a introducir en el horno, como de su
distribución dentro del mismo. El caudal se ajustará en función de la señal
recibida del regulador del horno, y del control diferencial de presión en la
parrilla (un incremento de la presión diferencial implica mayor cantidad de
residuos y por lo tanto necesidad de aumento del aporte de comburente). Así
mismo se modificará la cantidad de aire inyectado a través de cada rodillo en
función de las anteriores señales para asegurar una correcta combustión de los
residuos.
• Control de aire de recirculación: La recirculación del gas de combustión
supone aproximadamente un 10 – 15 % de toda la cantidad del gas de
combustión. La cantidad a inyectar se regulará en función de la señal de
temperatura de los gases dentro de la cámara de combustión.

Regulación de carga y combustión.

El objetivo del sistema de regulación de carga es la de mantener una generación
estable de vapor, así como una temperatura adecuada de los gases dentro de la
cámara de combustión, para cualquier carga de residuos. Este sistema constará de:

• Control principal de carga: La variable de referencia del control principal
de carga será el flujo volumétrico de vapor en la caldera. Este sistema
generará una señal de control que servirá de consigna para el regulador del
horno.
• Regulador del horno: El regulador del horno recibirá como señales de
partida la suministrada por el control principal de carga y la temperatura
dentro del horno. En función de ellas, generará una señal se salida para
MEMORIA 166


actuar sobre el stma de alimentación de residuos, la velocidad de la parrilla,
y el stma de suministro de aire.
• Regulador de alimentación de residuos: En función de la señal de salida
del regulador del horno, el regulador de alimentación del horno modificará la
frecuencia de los ciclos de suministro de combustible. El control será de tipo
proporcional.
• Control de velocidad de la parrilla: En función de la señal del regulador
del horno se variará la velocidad de los rodillos de la parrilla para aumentar o
disminuir la intensidad del proceso de combustión.

Controles adicionales

• Regulación del nivel de agua del calderín: El regulador del nivel del
calderín comparará el caudal de agua de alimentación con el caudal de vapor,
y ante una disminución del nivel en el calderín actuará modificando el caudal
de alimentación por medio de una válvula reguladora.
• Regulación de la temperatura de vapor: Este sistema tiene como objetivo
mantener la temperatura del vapor sobrecalentado dentro de los límites
fijados (420ºC es la variable consigna) a fin de evitar problemas de corrosión
en el sobrecalentador. Para ello modificará la cantidad de agua de inyección
en el haz protector de evaporadores o “attemperator”.
• Control de presión de la cámara de combustión: Para garantizar una
combustión estable en la parrilla, es necesario que se produzca un vacío tanto
en la cámara de combustión como en los conductos de extracción de gases.
Para ello se regulará el funcionamiento del ventilador de tiro inducido
variando la frecuencia del motor que lo acciona.
• Control del sistema de desnitrificación: La cantidad de solución de
amoniaco a inyectar en la cámara de combustión se regulará en función del
análisis de los gases de escape recogidos en la chimenea.


A continuación se muestra un diagrama de bloques de los principales sistemas de
control de la planta.
MEMORIA 167





Ilustración 26. Diagrama de bloques del sistema de regulación de la planta. [GILD03]

















MEMORIA 168


4.14 EDIFICIOS Y DEPENDENCIAS

4.14.1 Laboratorio

La planta dispondrá de un laboratorio para la gestión de procesos, gestión de calidad,
y seguimiento del plan de vigilancia medioambiental.

El laboratorio estará ubicado en el edificio de administración, y estará equipado para
realizar análisis de RSU, escorias, cenizas y agua. En concreto dispondrá de los
equipos necesarios para la aplicación de las siguientes técnicas analíticas:

• Cromatografía.
• Calorimetría.
• Espectrofotometría.
• Conductivimetría.
• Biotoxicidad.


4.14.2 Taller y almacén

El taller mecánico y eléctrico, conjunto con el almacén de repuestos, dispondrán de
una superficie aproximada de 300
2
m . El taller electrónico y de instrumentación se
ubicará bajo la sala de control y dispondrá de una superficie de 50
2
m .

Los talleres dispondrán del equipo necesario para llevar a cabo las labores de
mantenimiento general de la planta, mecánico, eléctrico y electrónico.

El taller mecánico eléctrico contará con las siguientes áreas de trabajo:
• Área de soldadura.
• Área de reparación mecánica.
• Área de reparación eléctrica.
• Área de mecanizado.

MEMORIA 169


El almacén se destinará para los materiales, recambios y herramientas básicas de los
trabajos de mantenimiento. Se mantendrá un control inventariado de los mismos.


4.14.3 Edificio de administración y oficinas

La planta contará con un edificio de administración que albergará los siguientes
servicios:

• Despacho del jefe de planta.
• Despachos del personal de planta.
• Sala de reuniones.
• Aseos para público y personal.
• Laboratorio.



















MEMORIA 170


5 BIBLIOGRAFÍA


[GILD03] Gil Díez, Jesús, “Estudio de una planta incineradora de RSU con
recuperación de energía”, URBASER S.A., 2003.

[VANW00] Van Wylen, Gordon, “Fundamentos de termodinámica”, Limusa, 2000.

[LLAU99] Llauró Fábregas, Xavier, “Estudio de la aplicación de sistemas basados
en el conocimiento a la operación de una planta de tratamiento de RSU con
valorización energética”, Universidad de Gerona, 1999.

[KLAS02] Klasen, Thomas y Goerner, Klaus, “Numerical calculation and
optimitation of a large municipal solid waste incinerator plant”, IFRF Combustion
journal, Article 200202, Febrero 2002.

[STUB02] Stubenvoll, Josef y Bohmer, Siegmund “State of the art for waste
incineration plants”, Federal Ministry of Agriculture and Forestry, Environment and
Water Management 1010 Wien, 2002.

[RESA05] VVAA, “Planta incineradora de residuos sólidos urbanos con
recuperación de energía”, RESA, 2005.

[GANA95] V Ganapathy, “Recover heat from waste incineration”, ABCO
Industries, 1995.

[ROME98] Romero Salvador, Arturo, “Incineración de residuos sólidos urbanos”,
Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de CC Químicas de la
Universidad Complutense de Madrid, 1998.

[BARR04] Barrionuevo Jiménez, Rafael, “tratamiento de residuos”, Universidad de
Vigo, 2004.

[ODPM04] Office of the Deputy Prime Minister, “Planning for waste management
facilities, a research study”, London 2004.

[WAEC06] Waste and Energy Company, “Value from waste”, Afval Energie
Bedrijf, Amsterdam 2006.

[ELIA03] Elias, Xavier, “Ponencias sobre valorización energética de residuos”,
2003.

[WHEE02] Wheeler, P.A., “Waste pre-treatment, a preview”, Environment Agency,
Bristol, 2002.

[PNIR07] “II Plan Nacional Integrado de Residuos”, Ministerio de Medio Ambiente
2007.

MEMORIA 171


[LINA03] Linares, J. Ignacio, Moratilla, B. Yolanda, Herranz, L.Enrique, “Apuntes
de tecnologías Energéticas”, Departamento de Fluidos y calor, Universidad Pontificia
de Comillas de Madrid, septiembre de 2003.

[STAR03] Starr, Fred, “Background to the design of HRSG Systems”, European
Tecnology Development, Surrey UK, 2003.







































2 CÁLCULOS














ÍNDICE CÁLCULOS 172


ÍNDICE CÁLCULOS

1. CÁLCULO PCI...................................................................................................175
2. DIMENSIONAMIENTO DE LA PLANTA INCINERADORA....................178
2.1 CAPACIDAD DE LA PLANTA...................................................................178
2.2 DISPONIBILIDAD........................................................................................178
2.3 INCINERACIÓN TEÓRICA HORARIA......................................................178
2.4 NÚMERO DE LÍNEAS..................................................................................178
2.5 CAPACIDAD TEÓRICA DE CADA LÍNEA...............................................179
2.6 CAPACIDAD DE DISEÑO ELEGIDA.........................................................179
2.7 CAPACIDAD TOTAL DE INCINERACIÓN DE LA PLANTA..................179
3. CÁLCULO LÍNEA DE COMBUSTIÓN.........................................................180
3.1 COMBUSTIÓN ESTEQUIOMÉTRICA.......................................................180
3.2 CANTIDAD DE AIRE SECO A INYECTAR...............................................181
3.3 CANTIDAD DE AIRE HÚMEDO A INYECTAR........................................182
3.4 COMPOSICIÓN DE LOS GASES DE COMBUSTIÓN...............................184
3.5 VOLUMEN TOTAL DE GASES EMITIDOS...............................................188
3.6 FLUJO MÁSICO DE GASES EMITIDOS.....................................................188
4. DISEÑO HORNO DE PARRILLA...................................................................189
4.1 DIAGRAMA DE COMBUSTIÓN.................................................................189
5. ESQUEMA DEL CICLO DE VAPOR.............................................................192
6. CICLO DE VAPOR............................................................................................193
6.1 CAUDAL DE VAPOR GENERADO.............................................................206
6.2 CAUDAL EXTRACCIONES CICLO DE VAPOR........................................207
6.3 POTENCIA TURBINA...................................................................................210
7. BALANCE DE POTENCIAS............................................................................211
7.1 POTENCIA SUMINISTRADA.....................................................................211
7.2 POTENCIA DISIPADA.................................................................................213
7.2.1 Potencia disipada en el horno.........................................................213
7.2.2 Potencia disipada en el ciclo de vapor............................................217
7.2.3 Potencia total disipada....................................................................219
7.3 POTENCIA GENERADA.............................................................................220
7.4 POTENCIA AUTOCONSUMO....................................................................220
ÍNDICE CÁLCULOS 173


7.5 POTENCIA ENTREGADA A LA RED......................................................220
7.6 TABLA RESUMEN DE POTENCIAS........................................................221
8. RENDIMIENTOS...............................................................................................222
8.1 RENDIMIENTO CONJUNTO HORNO-CALDERA................................222
8.2 RENDIMIENTO PLANTA INCINERADORA..........................................222
8.3 RENDIMIENTO NETO CICLO..................................................................223
9. CANTIDAD LECHADA DE CAL INYECTADA EN EL ABSORBEDOR.224
10. CÁLCULO ALTURA DE LA CHIMENEA..................................................226
11. BALANCE DE MASAS DE LA INSTALACIÓN.........................................228
























ÍNDICE CÁLCULOS 174


ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1. Composición química de los residuos……………………………………175
Tabla 2. Resultados cálculo PCI……………………………………………….......177
Tabla 3. Cálculo oxígeno combustión estequiométrica……………………............180
Tabla 4. Composición aire seco……………………………………………............181
Tabla 5. Propiedades del aire ambiente……………………………………............182
Tabla 6. Balance másico entre productos y reactivos……………………………...184
Tabla 7. Porcentajes másicos de los gases de combustión en base húmeda ……….186
Tabla 8. Porcentajes másicos de los gases de combustión en base seca………...…186
Tabla 9. Porcentajes volumétricos de los gases de combustión en base húmeda.....187
Tabla 10. Porcentajes volumétricos de los gases de combustión en base seca...…..187
Tabla 11. Puntos de funcionamiento de la parrilla………..……………………….190
Tabla 12. Tabla resumen de los estados ciclo de Rankine...……………………….205
Tabla 13. Caudales ciclo de vapor…………………………………………………209
Tabla 14. Balance de potencias de la instalación………………………………….221
Tabla 15. Rendimientos de la instalación...………………………………………..222
Tabla 16. Balance de masas de la planta..…………………………………………228
CÁLCULOS 175


1.-CÁLCULO DEL PCI

Tras realizar un análisis de los residuos procedentes de la zona donde se va a instalar la
planta incineradora se determinó que la composición de los mismos es la siguiente:


Elem Quim %
C 21,32
H 2,82
S 0,09
O2 13,93
N2 0,49
Cl2 0,14
Cenizas 19,21
H2O 42
total 100
Tabla 1. Composición química de los residuos

Para obtener el PCI de los residuos se pueden emplear diversos procedimientos:

• Fórmula de Dulong

( ) ) (% 2 , 22
8
%
% 344 ) (% 8 , 80
2
S
O
H C
Kg
Kcal
PCS ⋅ +
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
− ⋅ + ⋅ =
|
|
.
|

\
|


( ) ( ) | |
2 2
% 9 % 97 , 5 H O H PCS
Kg
Kcal
PCI ⋅ + ⋅ − =
|
|
.
|

\
|


( )
|
|
.
|

\
|
= ⋅ +
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
− ⋅ + ⋅ =
Kg
Kcal
PCS 744 , 2095 ) 09 , 0 ( 2 , 22
8
93 , 13
82 , 2 344 ) 32 , 21 ( 8 , 80
CÁLCULOS 176


( ) ( ) | |
|
|
.
|

\
|
= ⋅ + ⋅ − =
Kg
Kcal
PCI 48 , 1693 82 . 2 9 42 97 , 5 744 , 2095


• Fórmula empírica

( ) ( ) ( ) ( ) O H S
O
H C
Kg
Kcal
PCI
2
2
2
% 6 % 21
8
%
% 290 % 81 ⋅ − ⋅ +
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
− ⋅ + ⋅ =
|
|
.
|

\
|


( ) ( ) ( ) ( )
|
|
.
|

\
|
= ⋅ − ⋅ +
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
− ⋅ + ⋅ =
Kg
Kcal
PCI 65 , 1789 42 6 09 , 0 21
8
93 , 13
82 , 2 290 32 , 21 81


• Bomba calorimétrica

El poder calorífico de los RSU analizados se puede determinar experimentalmente
mediante un ensayo en una bomba calorimétrica siendo los resultados obtenidos los
que se muestran a continuación:

|
|
.
|

\
|
=
Kg
Kcal
PCS 2187

|
|
.
|

\
|
=
Kg
Kcal
PCI 1798

A continuación se muestra una tabla con los resultados obtenidos en el cálculo del PCI
según los diferentes procedimientos:





CÁLCULOS 177



Dulong
PCS(Kcal/Kg) 2095,74
PCI (Kcal/Kg) 1693,48
Empírica
PCI(Kcal/Kg) 1789,65
Bomba calorim.
PCS(Kcal/Kg) 2187
PCI(Kcal/Kg) 1798
Tabla2. Resultados cálculo del PCI

En adelante se adoptará como PCI de los RSU los resultados obtenidos mediante el
ensayo en bomba calorimétrica.
















CÁLCULOS 178


2.- DIMENSIONAMIENTO DE LA PLANTA INCINERADORA

La planta incineradora procesará los residuos procedentes de una ciudad de 350.000
habitantes, con una generación de RSU estimada de 1,25
día hab
Kg

.

2.1 CAPACIDAD DE LA PLANTA

Toneladas a tratar = 350.000 hab· 1,25
día hab
Kg

·365
año
días
= 159.687
año
t

2.2 DISPONIBILIDAD

Se considerará que la planta funcionará 313 días al año, lo que corresponde a una
disponibilidad de:

Disponibilidad =
365
313
=85,75%
2.3 INCINERACIÓN TEÓRICA HORARIA

Incineración teórica =
h
t
día
h
año
días
año
t
25 , 21
24 313
687 . 159
=
⋅ ⋅



2.4 NÚMERO DE LÍNEAS DE INCINERACIÓN

Por razones de versatilidad la planta contará con dos líneas de incineración





CÁLCULOS 179


2.5 CAPACIDAD TEÓRICA DE CADA LÍNEA

Capacidad teórica de cada línea =
línea h
t
líneas
h
t

= 625 , 10
2
25 , 21


2.6 CAPACIDAD DE DISEÑO ELEGIDA

En previsión de un futuro incremento en el nivel de producción de RSU, se adoptará
una capacidad de incineración por línea superior a la teórica.

Capacidad diseño elegida = 12
línea h
t




2.7 CAPACIDAD TOTAL DE INCINERACIÓN DE LA PLANTA

La capacidad total de incineración de la planta según la capacidad por línea adoptada
será:

Capacidad total =
año
t
año
h
líneas
línea h
t
288 . 180 7512 2 12 = ⋅ ⋅














CÁLCULOS 180


3.- CÁLCULO DE LA LÍNEA DE COMBUSTIÓN

3.1 COMBUSTIÓN ESTEQUIOMÉTRICA

Las reacciones de combustión que se producen en el horno son las siguientes:

C +
2
O → C
2
O
2
2 2
O H + → 2 O H
2

S +
2
O → S
2
O
2 2
H Cl + →2HCl
Los RSU se quemarán utilizando aire como comburente. El oxígeno necesario para
llevar a cabo la oxidación de las especies procederá del aire inyectado en el horno así
como del oxígeno presente en los propios residuos.

La siguiente tabla muestra el cálculo del oxígeno necesario para llevar a cabo la
combustión estequiométrica:

Reacción
oxidac.
Productos % PESO
Peso Mol
(Kg/Kmol)
Cantidad
(Kmol/100 kg
RSU)
Coef
O2
Kmol O2 /
100 kg RSU
C + O2 CO2 21,3200 12,0110 1,7750 1,0000 1,7750
H2 + 1/2
O2
H2O 2,8200 2,0158 1,3989 0,5000 0,6995
O2 O2 13,9300 31,9988 0,4353
-
1,0000
-0,4353
N2 N2 0,4900 28,0134 0,0175 0,0000 0,0000
S + O2 SO2 0,0900 32,0598 0,0028 1,0000 0,0028
H2 + 2 Cl 2ClH 0,1400 70,9059 0,0020 0,0000 0,0000
H2O H2O 42,0000 18,0152 2,3314 0,0000 0,0000
Cenizas Cenizas 19,2100
total 100,0000 2,0420
Tabla3. Cálculo oxígeno combustión estequiométrica

Se necesitarán por lo tanto 2,042
KgRSU
KmolO
100
2

CÁLCULOS 181


3.2 CANTIDAD AIRE SECO A INYECTAR

Para asegurar que se lleven a cabo las reacciones de oxidación de forma completa
durante el proceso de combustión será necesario introducir un exceso de oxígeno del
80%.

Por lo tanto la cantidad de oxígeno total a inyectar será:

2,042
KgRSU
KmolO
100
2
·1,8 = 3,6756
KgRSU
KmolO
100
2


Que expresada en Kg oxígeno por Kg RSU es:

3,6756
KgRSU
KmolO
100
2
KgRSU
KgO
Kmol
KgO
2 2
1761 , 1 9988 , 31
100
1
= ⋅

Considerando la composición del aire seco que se muestra a continuación:


O2 N2
masa 23,30% 76,70%
Volumen 21% 79%
Tabla4. Composición aire seco



La masa de aire seco a inyectar en el horno será por tanto de:

KgRSU
o KgAire
o KgAire
KgO
KgRSU
KgO
m
o aire
sec
047 , 5
sec
233 , 0
1761 , 1
2
2
sec
= =

CÁLCULOS 182


3.3 CANTIDAD DE AIRE HÚMEDO A INYECTAR

Se deberá tener en cuenta la humedad del aire procedente del ambiente inyectado por
los ventiladores en el horno de incineración. Para ello consideraremos las condiciones
del mismo que se exponen en la siguiente tabla:


Cond. Aire
Tª (Bulbo seco) 20ºC
Presión 1.132 mbar
Hum. Relativa 80%
Tabla 5. Propiedades del aire ambiente

A partir del diagrama psicométrico obtenemos la humedad específica del aire en las
anteriores condiciones:

Humedad específica = 0,0118
o KgAire
O KgH
sec
2


Por lo tanto la masa de agua aportada por el aire será:

o aire aguaaire
m m
sec
⋅ = ω
KgRSU
O KgH
KgRSU
o KgAire
o KgAire
O KgH
m
aguaaire
2 2
0595 , 0
sec
047 , 5
sec
0118 , 0 = ⋅ ⋅ =

La masa de aire húmedo a inyectar será la suma de la masa de aire seco mas la masa de
agua contenida en el mismo

aguaaire o aire airehúmedo
m m m + =
sec



CÁLCULOS 183


KgRSU
do KgAirehúme
KgRSU
O KgH
KgRSU
o KgAire
m
airehumedo
106 , 5 0595 , 0
sec
047 , 5
2
= + =

Considerando el aire como gas ideal podemos calcular el volumen de aire húmedo a
introducir en condiciones normales (T=273K, P=1atm) mediante la ecuación de estado:

P
T R n
V
⋅ ⋅
=

KgRSU
Nm
Kpa
K
K Kmol
m Kpa
Kmol
Kg
KgRSU
do KgAirehúme
V
3
3
258 . 4
325 , 101
293 314 , 8
83 , 28
106 , 5
=




=

El volumen necesario por hora y línea será por lo tanto:

línea h
Nm
línea h
Kg
KgRSU
Nm
V
airehúmedo

=

⋅ =
3 3
51096 000 . 12 258 , 4















CÁLCULOS 184


3.4 COMPOSICIÓN DE LOS GASES DE COMBUSTIÓN

Para determinar los porcentajes en peso y en volumen de los gases procedentes de la
combustión es necesario conocer el balance másico entre reactivos y productos que se
muestra en la siguiente tabla:

Reactivos Productos
12 Kg C 44 Kg CO2
2 Kg H2 18 Kg H2O
32 Kg S 64 Kg SO2
28 Kg N2 28 Kg N2
35,45 Kg Cl2 36,45 Kg HCl
Tabla 6. Balance másico entre productos y reactivos

Las cantidades másicas de los gases de combustión serán:


KgRSU
KgCO
C m
CO
2
7817 , 0 ) 2132 , 0 (
12
44
) (%
12
44
2
= ⋅ = ⋅ =

KgRSU
O KgH
m m H m
aguaAire aguaRSU O H
2
2
7333 , 0 0595 , 0 42 , 0 ) 0282 , 0 (
2
18
) (%
2
18
2
= + + ⋅ = + + ⋅ =


KgRSU
KgSO
S m
SO
2
0018 , 0 ) 0009 , 0 (
32
64
) (%
32
64
2
= ⋅ = ⋅ =

KgRSU
KgN
m N m
o aire N N
2
sec 2
876 , 3 047 , 5 767 , 0 ) 0049 , 0 (
28
28
) (%
28
28
2 2
= ⋅ + ⋅ = + ⋅ =

CÁLCULOS 185


KgRSU
KgHCl
HCl m
HCl
00144 , 0 ) 0014 , 0 (
45 , 35
45 , 36
) (%
45 , 35
45 , 36
= ⋅ = ⋅ =

Además conjunto con los gases de combustión se encontrará el oxígeno en exceso
introducido:

KgRSU
KgO
exceso m m
exceso
O exceso O
o aire
) ( 2
) (
5226 , 0 8 , 0 233 , 0
8 . 1
047 , 5
sec 2 2
= ⋅ ⋅ = ⋅ =

El volumen de los gases de combustión se obtendrá teniendo en cuenta que un Kmol de
cualquier sustancia en condiciones normales (0º y 1 atm) ocupa 22,4 l.

KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
KgCO
V
CO
3 3
2
3979 , 0 4 , 22
44
1
7817 , 0 4 , 22
1
2
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =

KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
O KgH
V
O H
3 3
2
9125 , 0 4 , 22
18
1
7333 , 0 4 , 22
1
2
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =

KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
KgSO
V
SO
3 3
2
00063 , 0 4 , 22
64
1
0018 , 0 4 , 22
1
2
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =


KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
KgN
V
N
3 3
2
1 , 3 4 , 22
28
1
876 , 3 4 , 22
1
2
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =

KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
KgHCl
V
HCl
3 3
00088 , 0 4 , 22
45 , 36
1
00144 , 0 4 , 22
1
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =

KgRSU
Nm
Kmol
Nm
M KgRSU
KgO
V
exceso
O
exceso
3 3
) ( 2
3658 , 0 4 , 22
32
1
5226 , 0 4 , 22
1
) ( 2
= ⋅ ⋅ = ⋅ ⋅ =


CÁLCULOS 186


A continuación se muestran las tablas donde se recogen los porcentajes másicos y
volumétricos de los gases de combustión tanto en base seca como base húmeda.


producto Kg / Kg RSU % masa
CO2 0,7817 13,21
H2O 0,7333 12,39
SO2 0,0018 0,03
N2 3,8760 65,51
HCl 0,0014 0,02
O2 (exceso) 0,5226 8,83
total 5,9168 100,00
Tabla 7. Porcentajes másicos de los gases de combustión en base húmeda



producto Kg / Kg RSU % masa
CO2 0,7817 15,08
SO2 0,0018 0,03
N2 3,8760 74,78
HCl 0,0014 0,03
O2 (exceso) 0,5226 10,08
total 5,1835 100,00
Tabla 8. Porcentajes másicos de los gases de combustión en base seca.




CÁLCULOS 187



producto m3 / Kg RSU % volumen
CO2 0,3979 8,33
H2O 0,9125 19,10
SO2 0,0006 0,01
N2 3,1000 64,88
HCl 0,0009 0,02
O2 (exceso) 0,3658 7,66
total 4,7777 100,00
Tabla 9. Porcentajes volumétricos de los gases de combustión en base húmeda





producto m3 / Kg RSU % volumen
CO2 0,3979 10,29
SO2 0,0006 0,02
N2 3,1000 80,20
HCl 0,0009 0,02
O2 (exceso) 0,3658 9,46
total 3,8652 100,00
Tabla 10. Porcentajes volumétricos de los gases de combustión en base seca.









CÁLCULOS 188


3.5 VOLUMEN TOTAL DE LOS GASES EMITIDOS

El volumen total de los gases emitidos en base húmeda es de 4,777
KgRSU
Nm
3
, por lo que
el caudal a la hora será:

h
Nm
líneas
línea h
KgRSU
KgRSU
Nm
V gases
3 3
.
648 . 114 2 12000 777 , 4 = ⋅

⋅ =




3.6 FLUJO MÁSICO DE LOS GASES EMITIDOS

El flujo másico de los gases emitidos en base húmeda será de:

h
Kg
líneas
línea h
KgRSU
KgRSU
Kg
mgases 003 . 142 2 12000 9168 , 5
.
= ⋅

⋅ =















CÁLCULOS 189


4. DISEÑO DEL HORNO DE PARRILLA

4.1 DIAGRAMA DE COMBUSTIÓN

El diagrama de combustión determina los márgenes de funcionamiento del horno en
función de la carga mecánica, la carga térmica, y el PCI del residuo.

El punto de diseño del horno será:

• Carga térmica
KW
Kcal
KJ
h
Kg
Kg
Kcal
P
horno
093 . 25
3600
1
1868 , 4 12000 1798 = ⋅ ⋅ ⋅ =

• Carga mecánica
h
Kg
Mecánica a C 000 . 12 arg =

• PCI
Kg
Kcal
PCI
diseño
1798 =

La parrilla será dimensionada de forma que pueda operar en un rango comprendido
entre el 110 y el 60 % de la carga térmica de diseño. Por debajo de este valor, no se
podrá operar el horno ya que el proceso de combustión no se realizará de forma
adecuada. La carga mecánica oscilará igualmente entre el rango definido anteriormente.
El poder calorífico de los residuos oscilará en ±20% el PCI de diseño. Por lo tanto, los
márgenes de operación del horno serán:

• Carga térmica en un rango comprendido entre 27.6 MW y 15MW

• Carga mecánica en un rango entre 7.2 y 13.2 t/h.

• PCI del residuo comprendido entre 1438 y 2158 Kcal/Kg.
CÁLCULOS 190




Punto PCI (Kcal/Kg)
Carga mecánica
(Kg/h)
Carga térmica
(KW)
O (Diseño) 1798 12.000 25.093
A 1438 9.002 15.056
B 1438 13.200 22.076
P 1798 13.200 27.603
E 2158 10.998 27.603
D 2158 7.200 18.070
C 1798 7.200 15.056
Tabla 391. Puntos de funcionamiento de la parrilla.



















CÁLCULOS 191



































0
2
4
6
8
1
0
1
2
1
4
1
6
1
8
0 5
1
0
1
5
2
0
2
5
3
0
3
5
4
0
4
5
5
0
C
a
p
a
c
i
d
a
d

m
e
c
á
n
i
c
a

(
t
/
h
)
C a p a c i d a d t é r m i c a x 1 0
3
( K W )
D
I
A
G
R
A
M
A

C
O
M
B
U
S
T
I
Ó
N

P
A
R
R
I
L
L
A
1
0
0
%
1
1
0
%
6
0
%
2
1
5
8

K
c
a
l
/
K
g
1
7
9
8

K
c
a
l
/
K
g
1
4
3
8

K
c
a
l
/
K
g
m
i
n
i
m
o
7
.
2
m
a
x
i
m
o
1
3
.
2
A
D
E
O
P
B
C
CÁLCULOS 192


5. ESQUEMA CICLO DE VAPOR
































CÁLCULOS 193


6.- CICLO DE VAPOR

Las condiciones de diseño del ciclo de vapor son:

• Presión vapor (salida de la caldera) --------------------------- 40 bar.
• Temperatura vapor (salida caldera) ----------------------------- 420ºC.
• Temperatura agua alimentación caldera ------------------------ 130ºC.
• Presión de diseño del desgasificador ---------------------------- 1,5 bar.
• Presión salida turbina ---------------------------------------------- 0,2 bar.
• Título salida turbina ------------------------------------------------ 0,9
• η turbina 1ª extracción ---------------------------------------------- 90%.
• η turbina 2ª extracción ---------------------------------------------- 88%.
• η bombas -------------------------------------------------------------- 75%.


1-Salida de la caldera

A la salida de la caldera tenemos vapor sobrecalentado.

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
1
1
1
1
1
076058 , 0
8358 , 6
18 , 3260
. 40
º 420
=

=
=
=
=



2-Entrada de la turbina

Se considerará una caída de presión del 5% y una caída de temperatura de 5ºC entre la
salida de la caldera y la entrada de la turbina.

CÁLCULOS 194



Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
1
1
1
1
1
079941 , 0
847378 , 6
786 , 3251
. 38
º 415
,
,
,
,
,
=

=
=
=
=




3-Primera extracción de la turbina

El rendimiento isentrópico de la primera extracción es del 90%. La temperatura será la
temperatura de entrada a la caldera más 10ºC debido al proceso del intercambiador.

. º 140
2
C T
s
=
K Kg
Kj
s s
s

= = 847378 , 6
,
1
2

. 61 , 3
2
bar P
s
=

Bajo estas condiciones el fluido se encuentra dentro de curva de saturación por lo que
podemos calcular el título:

9841 , 0
1908 , 5
7390 , 1 847378 , 6
2
2 2
=

=

=
sfg
sf s
s
s s
x

Conocido el título podemos calcular la entalpía de la extracción isentrópica:

Kg
Kj
h x h h
sfg sf s
85 , 2699 8 , 2144 9841 , 0 11 , 589
2 2 2
= ⋅ + = ⋅ + =

CÁLCULOS 195


Una vez conocida
s
h
2
podemos calcular
2
h por medio de la expresión del rendimiento
isentrópico.

( )
Kg
Kj
h
h h
h h
s
T
043 , 2755 85 , 2699 786 , 3251 9 . 0 786 , 3251
2
2
1
2
1
1
,
,
= − ⋅ − = ⇒


= η

En la extracción real tenemos vapor sobrecalentado, por lo que sabiendo que la presión
es la misma que la de la extracción isentrópica, conocido el valor de
2
h , podemos
obtener el resto de las variables termodinámicas a partir de las tablas de vapor
sobrecalentado.

• 1ª Extracción isentrópica

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
s
s
s
s
s
3
2
2
2
2
2
5 , 0
847378 , 6
85 , 2699
. 61 , 3
º 140
=

=
=
=
=


• 1ª Extracción real


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
2
2
2
2
2
5334 , 0
98486 , 6
043 , 2755
. 61 , 3
º 307 , 150
=

=
=
=
=


CÁLCULOS 196


4- Segunda extracción de la turbina


El rendimiento isentrópico de la segunda extracción es del 88%. La presión será la
presión de diseño del desgasificador . 5 , 1
3
bar P
s
=

K Kg
Kj
s s
s

= = 98486 , 6
2 3

. 5 , 1
3
bar P
s
=

. º 37 , 111
3
C T
s
=

Bajo estas condiciones el fluido se encuentra dentro de curva de saturación por lo que
podemos calcular el título:

9588 , 0
7897 , 5
4335 , 1 98486 , 6
3
3 3
=

=

=
sfg
sf s
s
s s
x

Conocido el título podemos calcular la entalpía de la extracción isentrópica:

Kg
Kj
h x h h
sfg sf s
923 , 2601 5 , 2226 9588 , 0 08 , 467
3 3 3
= ⋅ + = ⋅ + =

Una vez conocida
s
h
3
podemos calcular
3
h por medio de la expresión del rendimiento
isentrópico.

( )
Kg
Kj
h
h h
h h
s
T
3 , 2620 923 , 2601 043 , 2755 88 , 0 043 , 2755
3
3 2
3 2
2
= − ⋅ − = ⇒


= η

En la segunda extracción real de la turbina el fluido se encuentra por debajo de la curva
de saturación por lo que conocida
3
h podemos calcular el título y a partir del mismo el
resto de variables termodinámicas.
CÁLCULOS 197



967 , 0
5 , 2226
08 , 467 3 , 2620
3
3 3
=

=

=
fg
f
h
h h
x

K Kg
Kj
s x s s
fg f

= ⋅ + = ⋅ + = 0326 , 7 7897 , 5 967 , 0 4335 , 1
3 3 3


( )
Kg
m
v x v v
fg f
3
3 3 3
1210 , 1 001053 , 0 1593 , 1 967 , 0 001053 , 0 = − ⋅ + = ⋅ + =


• 2ª Extracción isentrópica

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
s
s
s
s
s
3
3
3
3
3
3
1115 , 1
98486 , 6
923 , 2601
. 5 , 1
º 37 , 111
=

=
=
=
=




• 2ª Extracción real

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
3
3
3
3
3
1210 , 1
0326 , 7
3 , 2620
. 5 , 1
º 37 , 111
=

=
=
=
=

CÁLCULOS 198



5 Salida de la turbina

La presión a la salida de la turbina es de 0,2 bar y la humedad no excederá del 10% para
evitar que la cavitación dañe los álabes de la misma.

9 , 0
º 06 , 60
2 , 0
4
4
4
=
=
=
x
C T
bar P


Kg
Kj
h x h h
fg f
85 , 2373 3 , 2358 9 , 0 38 , 251
4 4 4
= ⋅ + = ⋅ + =

K Kg
Kj
s x s s
fg f

= ⋅ + = ⋅ + = 2 , 7 0766 , 7 9 , 0 8319 , 0
4 4 4


Analizando la salida isentrópica de la turbina podemos calcular el rendimiento
isentrópico de la última etapa:

K Kg
Kj
s s
s

= = 0326 , 7
3 4

bar P P
s
2 , 0
4 4
= =

876 , 0
0766 , 7
8319 , 0 0326 , 7
4
4 4
4
=

=

=
fg
f s
s
s
s s
x

Kg
Kj
h x h h
sfg s sf s
8 , 2317 3 , 2358 876 , 0 38 , 251
4 4 4 4
= ⋅ + = ⋅ + =

814 , 0
8 , 2317 3 , 2620
85 , 2373 3 , 2620
4 3
4 3
3
=


=


=
s
T
h h
h h
η

Por lo tanto el rendimiento isentrópico de la última etapa de la turbina es del 81%.
CÁLCULOS 199



• Salida isentrópica turbina

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
s
s
s
s
s
3
4
4
4
4
4
7 , 6
0326 , 7
8 , 2317
. 2 , 0
º 06 , 60
=

=
=
=
=


• Salida real turbina

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
4
4
4
4
4
884 , 6
2 , 7
85 , 2373
. 2 , 0
º 06 , 60
=

=
=
=
=




6- Salida del aerocondensador

La salida del aerocondensador se encuentra a las mismas condiciones de temperatura y
presión que la entrada, pero en condiciones de líquido saturado.

CÁLCULOS 200


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
5
5
5
5
5
001017 , 0
8319 , 0
38 , 251
. 2 , 0
º 06 , 60
=

=
=
=
=



7-Entrada del desgasificador

La presión a la entrada del desgasificador será la presión de diseño del mismo que será
de 1,5 bar. Para calcular el resto de variables termodinámicas habrá que tener en cuenta
que el fluido se encuentra en condiciones de líquido comprimido, así como el trabajo
realizado por la bomba encargada de aportar la presión adicional de este punto.


75 , 0
5 , 1
1
6
=
=
bomba
bar P
η


A partir de la diferencia de presiones entre la entrada y salida de la bomba se puede
calcular el trabajo realizado por la misma:

( )
Kg
KJ
Kg
J
m
N
Kg
m
P P v dp v W
bomba
132 , 0 21 , 132 10 ) 2 , 0 5 , 1 ( 001017 , 0
2
5
3
5 6 5 1
= = ⋅ − ⋅ = − ⋅ = ⋅ =

Conocido el trabajo realizado por la bomba y el rendimiento de la misma podemos
obtener el salto entálpico:

Kg
Kj
h
h h
W
bomba
bomba
55 , 251
75 , 0
132 , 0
38 , 251
6
5 6
1
1
= + = ⇒

= η


CÁLCULOS 201


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
6
6
6
6
6
001017 , 0
8319 , 0
55 , 251
. 5 , 1
º 06 , 60
=

=
=
=
=




8- Salida del desgasificador

La presión a la salida del mismo será la presión de funcionamiento del mismo (1,5bar).
El fluido se encontrará en condiciones de agua saturada.


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
7
7
7
7
7
001053 , 0
4335 , 1
08 , 467
. 5 , 1
º 37 , 111
=

=
=
=
=





9- Entrada del precalentador


Las condiciones del fluido en la entrada del precalentador son de líquido comprimido.
Se considerará una caída de presión en torno al 5% entre el precalentador y la caldera,
CÁLCULOS 202


por lo tanto si en la entrada de la caldera la presión es de 40 bar (condiciones de diseño),
la presión en la entrada del precalentador será:

bar
P
P 1 , 42
95 , 0
40
95 , 0
9
8
= = =


A partir de la diferencia de presiones entre la entrada y salida de la bomba se puede
calcular el trabajo realizado por la misma:

( )
Kg
KJ
Kg
J
m
N
Kg
m
P P v dp v W
bomba
275 , 4 4275 10 ) 5 , 1 1 , 42 ( 001053 , 0
2
5
3
7 8 7 2
= = ⋅ − ⋅ = − ⋅ = ⋅ =

Conocido el trabajo realizado por la bomba y el rendimiento de la misma podemos
obtener el salto entálpico:

Kg
Kj
h
h h
W
bomba
bomba
78 , 472
75 , 0
275 , 4
08 , 467
8
7 8
2
2
= + = ⇒

= η


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
8
8
8
8
8
00105 , 0
4482 , 1
78 , 472
. 1 , 42
º 714 , 112
=

=
=
=
=







CÁLCULOS 203


10- Salida del precalentador

Las condiciones de salida del precalentador (entrada caldera) vienen determinadas por
las condiciones de diseño de ésta última.

El agua de alimentación de la caldera se encontrará en condiciones de líquido
comprimido a P=40 bar. y T=130ºC.


Considerando el agua como líquido comprimido la entalpía vendrá dada por la
expresión:

( ) | | ) ( ) ( ) ( , T P P T v T h P T h
sat f f
− ⋅ + = , para T=130ºC:

( ) ( )
Kg
Kj
m
N
Kg
m
Kg
Kj
P T h 28 , 550 10 2701 , 0 4 001070 , 0 29 , 546 ,
3
2
3
= ⋅ − ⋅ + =


Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
9
9
9
9
9
001070 , 0
6343 , 1
28 , 550
. 40
º 130
=

=
=
=
=









CÁLCULOS 204


11- Salida del precalentador – entrada del desgasificador


En este punto el fluido se encuentra en condiciones de líquido saturado a la misma
presión que la primera extracción de la turbina (punto 2).

Kg
m
v
K Kg
Kj
s
Kg
Kj
h
bar P
C T
3
10
10
10
10
10
001080 , 0
7390 , 1
11 , 589
. 61 , 3
º 140
=

=
=
=
=





















CÁLCULOS 205



12 – Tabla resumen ciclo de vapor

A continuación se muestra una tabla con los resultados obtenidos:

Punto TºC P(bar) v(m3/Kg) h(KJ/Kg) s(KJ/KgK) x Estado
1 420 40 0,076058 3260,18 6,8358 1
Vapor
sobrecalentado
1' 415 38 0,079941 3251,786 6,847378 1
Vapor
sobrecalentado
2s 140 3,61 0,5 2699,85 6,847378 0,9841 Líquido-vapor
2 150,307 3,61 0,5334 2755,043 6,98486 1
Vapor
sobrecalentado
3s 111,37 1,5 1,1115 2601,923 6,98486 0,9588 Líquido-vapor
3 111,37 1,5 1,121 2620,3 7,0326 0,967 Líquido-vapor
4s 60,06 0,2 6,7 2317,8 7,0326 0,876 Líquido-vapor
4 60,06 0,2 6,884 2373,85 7,2 0,9 Líquido-vapor
5 60,06 0,2 0,001017 251,38 0,8319 0 Líquido saturado
6 60,06 1,5 0,001017 251,55 0,8319 0 Líquido comprimido
7 111,37 1,5 0,001053 467,08 1,4335 0 Líquido saturado
8 112,714 42,1 0,00105 472,78 1,4482 0 Líquido comprimido
9 130 40 0,00107 550,28 1,6343 0 Líquido comprimido
10 140 3,61 0,00108 589,11 1,739 0 Líquido saturado
Tabla 12. Tabla resumen estados ciclo de Rankine.



CÁLCULOS 206


6.1 CAUDAL DE VAPOR GENERADO

Para calcular el caudal de vapor generado es necesario conocer el rendimiento del
conjunto horno-caldera.

El rendimiento del conjunto horno-caldera viene dado por la expresión:

istrada su
Horno Pérdidas istrada Su
Caldera Horno
W
W W
min
.
.
min
.



= η


Con los valores calculados en el balance de potencias:

% 92 , 78
046 , 203 . 51
86 , 792 . 10 046 , 203 . 51
=

=
−Caldera Horno
η


Así mismo el rendimiento del conjunto horno caldera puede expresarse como el
cociente del calor aportado al fluido y el calor aportado por la incineración de los
residuos:

aireComb RSU
vapor
aireComb RSU
Caldera Horno
m PCI m
h h m
m PCI m
Q
. .
9 1
.
. .
.
) (
+ ⋅
− ⋅
=
+ ⋅
=

η

De donde se puede despejar el caudal de vapor:

( )
| |
Kg
Kj
s
Kj
h h
m PCI m
m
aireComb RSU
Caldera Horno
vapor
) 28 , 550 18 , 3260 (
27 , 456 036 , 570 74 , 176 . 50 7892 , 0
9 1
. .
.

+ + ⋅
=

(
¸
(

¸

+ ⋅ ⋅
=

η

h
Kg
s
Kg
m
vapor vapor
vapor 423 , 682 . 53 911 , 14
.
= =
CÁLCULOS 207


6.2 CAUDALES DE EXTRACCIONES DEL CICLO DE VAPOR

Para calcular los valores de los caudales de las extracciones del ciclo de vapor será
necesario plantear el balance de masa y el primer principio en el desgasificador y en el
precalentador.

• Precalentador

Balance másico
9
.
8
.
m m =
10
.
2
.
m m =

Balance energético


10
10
.
9
9
.
2
2
.
8
8
.
h m h m h m h m ⋅ + ⋅ = ⋅ + ⋅



Por lo tanto obtenemos la ecuación:

( ) ( )
8 9
8
.
10 2
2
.
h h m h h m − ⋅ = − ⋅

Como
h
Kg
m m vapor 423 , 682 . 53
.
8
.
= =

h
Kg
m 83 , 1920 2
.
=





2
8
9
10
CÁLCULOS 208


• Desgasificador


Balance másico
7
.
10
.
3
.
6
.
m m m m = + +


Balance energético


7
7
.
10
10
.
3
3
.
6
6
.
h m h m h m h m ⋅ = ⋅ + ⋅ + ⋅




De las anteriores ecuaciones, y sabiendo que 2
.
10
.
m m = =1920,83
h
Kg
, y
h
Kg
m m vapor 423 , 682 . 53
.
7
.
= = podemos obtener el valor de las dos restantes
extracciones.

h
Kg
m 74 , 610 . 4 3
.
=


h
Kg
m m 18 , 151 . 47 4
.
6
.
= =

A continuación se muestra una tabla resumen con los valores de los diferentes
caudales del ciclo:





3
6
10
7
CÁLCULOS 209


Caudal de vapor generado 53.682,423 Kg/h
Caudal de vapor 1ª extracción 1.920,83 Kg/h
Caudal de vapor 2ª extracción 4.610,74 Kg/h
Caudal de vapor salida turbina 47.151,18 Kg/h
Tabla 13. Caudales del ciclo de vapor





















CÁLCULOS 210


6.3 POTENCIA DE LA TURBINA

La potencia de la turbina vendrá dada por la expresión:

KW h h m m m h h m m h h m P
turbina
58 , 571 . 12 ) ( ) ( ) ( ) ( ) (
4 3
3
.
2
.
1
. .
3 2 2
1
.
2 1
1
.
= − ⋅ − − + − ⋅ − + − ⋅ =


Se tomará una turbina de alrededor de 13 MW.

























CÁLCULOS 211


7.- BALANCE DE POTENCIAS

7.1-POTENCIA SUMINISTRADA

La potencia suministrada es la aportada por la incineración de los residuos así como la
aportada por el aire empleado en dicha combustión.

• Residuos

PCI m Q RSU
RSU
⋅ =
. .


kW
Kcal
h kW
KgRSU
Kcal
línea h
KgRSU
Q
Líneas RSU
74 , 176 . 50
860
1
1798 000 . 12 2
.
=



⋅ =

• Aire primario

El aire primario de combustión es la cantidad de aire necesaria para llevar a cabo la
combustión estequiométrica.

La cantidad de aire húmedo a introducir en la cámara de combustión se calculó con
anterioridad:

KgRSU
Kg
m
KgRSU
Kg
m estequiom airehum airehúmedo 836 , 2
8 , 1
1
106 , 5 106 , 5 . .
. .
= ⋅ = ⇒ =

Considerando que el aire entra a una temperatura de 30ºC en el horno de incineración
(
Kg
Kj
h 15 , 30 = ), la potencia aportada por el mismo vendrá dada por:

aire
aire io aireprimar h m W ⋅ =
. .


CÁLCULOS 212


kW
Kg
KJ
KgRSU
Kg
línea h
KgRSU
W
aireesteq
aireesteq
líneas
io aireprimar 036 , 570
3600
1
15 , 30 836 , 2 000 . 12 2
.
.
.
= ⋅ ⋅ ⋅

⋅ =

• Aire secundario

El aire secundario es el aire en exceso inyectado en el horno de incineración, la potencia
aportada por el mismo será:

KgRSU
Kg
m
KgRSU
Kg
m exceso airehum airehúmedo 27 , 2 8 , 0
8 , 1
1
106 , 5 106 , 5 . .
. .
= ⋅ ⋅ = ⇒ =

kW
Kg
KJ
KgRSU
Kg
línea h
KgRSU
W
aireesteq
aireesteq
líneas
undario aire 27 , 456
3600
1
15 , 30 27 , 2 000 . 12 2
.
.
sec
.
= ⋅ ⋅ ⋅

⋅ =


La potencia total suministrada por lo tanto será:

undario aire io aireprimar RSU istrada su W W W W sec
. . .
min
.
+ + =

kW W istrada su 046 , 203 . 51 27 , 456 036 , 570 74 , 176 . 50 min
.
= + + =












CÁLCULOS 213


7.2- POTENCIA DISIPADA

7.2.1 POTENCIA DISIPADA EN EL HORNO

• Pérdidas por inquemados

Se estimarán las pérdidas por inquemados en un 1,2% de la potencia total suministrada:

kW W W istrada su inquemados 43 , 614 046 , 203 . 51 012 , 0 012 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ =



• Pérdidas por escorias y cenizas

Se estimarán las pérdidas por escorias y cenizas en un 1,5% de la potencia total
suministrada:

kW W W istrada su inquemados 045 , 768 046 , 203 . 51 015 , 0 015 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ =



• Pérdidas por radiación

Se estimarán las pérdidas por radiación en un 1% de la potencia total suministrada:

kW W W istrada su inquemados 03 , 512 046 , 203 . 51 01 , 0 01 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ =






CÁLCULOS 214


• Pérdidas por gases de escape

Las pérdidas de los gases de escape vienen determinadas por el flujo másico de los
mismos y por el salto entálpico existente entre la salida de la caldera y el exterior.

Flujo másico de gases de combustión-----------------------
h
Kg
mgases 003 . 142
.
=
Temperatura estimada en la salida de la caldera----------------- 220ºC
Temperatura ambiente------------------------------------------------20ºC


La potencia disipada por CO2 N2 y O2 se obtiene de la siguiente manera:

( ) ( ) C C gases
CO
CO CO h h masaCO m h
M
m W º 20 º 220
2
. . .
%
1
2
2 2
− ⋅ ⋅ = ∆ ⋅ ⋅ =

( ) ( ) kW
Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
WCO 55 , 968
3600
1
74 , 174 86 , 8003
44
1
1321 , 0 003 . 142
2
.
= ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ =
( ) ( ) kW
Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
W N 43 , 403 . 5
3600
1
77 , 149 2 , 5705
28
1
6551 , 0 003 . 142
2
.
= ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ =
( ) ( ) kW
Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
WO 5 , 655
3600
1
54 , 150 87 , 5871
32
1
0883 , 0 003 . 142
2
.
= ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ ⋅ =

Para calcular las pérdidas por SO2 HCl y H2O se considerará el modelo de gas perfecto,
de forma que las pérdidas se obtendrán a partir de la siguiente expresión:

( ) T C
M
masaGas m W p
gas
gases gas ∆ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =
1
%
. .


Los calores específicos de los diferentes gases a presión constante vienen dados por las
siguientes expresiones (se tomará una temperatura intermedia T=120ºC):

CÁLCULOS 215


K Kmol
Kj
T T T C O H p

= ⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ + =
− − −
4 , 34 10 595 , 3 10 055 , 1 10 1923 , 0 24 , 32
3 9 2 5 2
) (
2


K Kmol
Kj
T T T C SO p

= ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ + =
− − −
2 , 43 10 612 , 8 10 812 , 3 10 795 , 5 78 , 25
3 9 2 5 2
) (
2



K Kmol
Kj
T T T C HCl p

= ⋅ ⋅ − ⋅ ⋅ + ⋅ ⋅ − =
− − −
1 , 29 10 338 , 4 10 327 , 1 10 7620 , 0 33 , 30
3 9 2 5 2
) (


( ) kW
s
h
K
K Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
W O H 02 , 868 . 1
3600
1
200 4 , 34
18
1
1239 , 0 003 . 142
2
.
= ⋅ ⋅

⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =

( ) kW
s
h
K
K Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
WSO 6 , 1
3600
1
200 2 , 43
64
1
0003 , 0 003 . 142
2
.
= ⋅ ⋅

⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =

( ) kW
s
h
K
K Kmol
Kj
Kg
Kmol
h
Kg
WHCl 26 , 1
3600
1
200 1 , 29
45 , 36
1
0002 , 0 003 . 142
.
= ⋅ ⋅

⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =




El valor total de las pérdidas debido a los gases de escape será:

HCl SO O H O N CO e GasesEscap W W W W W W W
. . . . . . .
2 2 2 2 2
+ + + + + =

kW W e GasesEscap 36 , 898 . 8 26 , 1 6 , 1 02 , 868 . 1 5 , 655 43 , 403 . 5 55 , 968
.
= + + + + + =





CÁLCULOS 216



• Potencia total disipada en el horno

e GasesEscap radiación enizas EescoriasC inquemados rno PerdidasHo W W W W W
. . . . .
+ + + =

kW W rno PérdidasHo 86 , 792 . 10 36 , 898 . 8 03 , 512 045 , 768 43 , 614
.
= + + + =


























CÁLCULOS 217


7.2.2- POTENCIA DISIPADA EN EL CICLO DE VAPOR

• Pérdidas por purgas

Se estimará una potencia disipada por purgas del 0,3% de la potencia total suministrada

kW W W istrada su purgas 6 , 153 046 , 203 . 51 003 . 0 003 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ =



• Pérdidas auxiliares de vapor

Se estimarán unas pérdidas por pérdidas auxiliares del 0,95% de la potencia total
suministrada

kW W W istrada su vapor aux 43 , 486 046 , 203 . 51 0095 . 0 0095 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ = −



• Pérdidas mecánicas del conjunto turbina-alternador

Se estimarán unas pérdidas mecánicas del 1% de la potencia total suministrada

kW W W istrada su mecánicas 03 , 512 046 , 203 . 51 01 . 0 01 , 0 min
. .
= ⋅ = ⋅ =


• Pérdidas en el condensador

La potencia perdida en el condensador para llevar el agua a las condiciones iniciales
será:

CÁLCULOS 218


KW W r condensado 546 , 685 . 26
.
=


• Potencia total disipada en el ciclo de vapor


r Condensado mecánicas vapor aux purgas vapor Ciclo W W W W W
. . . . .
+ + + = − −

kW W vapor Ciclo 6 , 837 . 27 546 , 685 . 26 03 , 512 43 , 486 6 , 153
.
= + + + = −























CÁLCULOS 219


7.2.3- POTENCIA TOTAL DISIPADA

La potencia total disipada en la instalación será la suma de las pérdidas en el horno y en
el ciclo de vapor:

vapor ciclo horno tal DisipadaTo W W W − + =
. . .


kW kW kW W tal DisipadaTo 466 , 630 . 38 6 , 837 . 27 86 , 792 . 10
.
= + =
























CÁLCULOS 220


7.3-POTENCIA GENERADA

La potencia generada en la planta será la diferencia entre la potencia total suministrada
y la potencia disipada en el horno y en el ciclo de vapor.

disipada istrada su Generada W W W
.
min
. .
− =

kW WGenerada 58 , 572 . 12 466 , 630 . 38 046 , 203 . 51
.
= − =



7.4 POTENCIA AUTOCONSUMO

Se destinará un 15% de la potencia generada para el autoconsumo de la planta
incineradora.

generada o autoconsum W W
. .
15 , 0 ⋅ =

kW W o autoconsum 887 , 885 . 1 58 , 572 . 12 15 , 0
.
= ⋅ =


7.5 POTENCIA ENTREGADA A LA RED

La potencia restante será suministrada a la red por medio de la subestación y el centro
de transformación.

o autoconsum generada red W W W
. . .
− =

kW Wred 693 , 686 . 10 887 , 885 . 1 58 , 572 . 12
.
= − =

CÁLCULOS 221


7.6 TABLA RESUMEN POTENCIAS

A continuación se muestra una tabla que recoge todas las potencias

Potencia RSU 50.176,74 kW
Potencia aire primario 570,036 kW
Potencia aire secundario 456,27 kW
Potencia total suministrada 51.203,046 kW

Pot. Perd. Inquemados 614,43 kW
Pot. Perd. Escorias y cenizas 768,045 kW
Pot. Perd. Radiación 512,03 kW
Pot. Perd. Gases escape 8.898,36 kW
Potencia disipada horno 10.792,86 kW

Pot. Perd. Purgas 153,6 kW
Pot. Perd. Aux.-vapor 486,43 kW
Pot. Perd. Mecánicas 512,03 kW
Pot. Perd. Condensador 26.685,546 kW
Potencia disipada ciclo vapor 27.837,606 kW

Potencia total disipada 38.630,466 kW
Potencia generada 12.572,58 kW
Potencia autoconsumo 1.885,887 kW
Potencia red 10.686,693 kW
Tabla 14. Balance de potencias de la instalación.
CÁLCULOS 222


8.- RENDIMIENTOS

8.1 RENDIMIENTO DEL CONJUNTO HORNO CALDERA

El rendimiento del conjunto horno caldera se determina como el cociente entre la
potencia entregada al fluido calorportador (agua) y la potencia suministrada al
conjunto por la incineración de los residuos.

istrada su
Horno Pérdidas istrada Su
Caldera Horno
W
W W
min
.
.
min
.



= η

% 92 , 78
046 , 203 . 51
86 , 792 . 10 046 , 203 . 51
=

=
−Caldera Horno
η



8.2 RENDIMIENTO DE LA INCINERADORA

El rendimiento de la planta incineradora de RSU se define como el cociente entre la
potencia generada y la potencia suministrada por la incineración de los residuos.

istrada Su
Generada
ra Incinerado
W
W
min
.
.
= η

% 55 , 24
046 , 203 . 51
58 , 572 . 12
= =
ra Incinerado
η







CÁLCULOS 223


8.3 RENDIMIENTO TOTAL DEL CICLO

El rendimiento total del ciclo se define como el cociente entre la potencia entregada
a la red y la potencia suministrada por la incineración de los residuos.

istrada Su
d
Total
W
W
min
.
Re
.
= η

% 87 , 20
046 , 203 . 51
69 , 686 . 10
= =
ra Incinerado
η


A continuación se muestra una tabla resumen con los rendimientos de la instalación:

Rendimiento Horno-Caldera 78,92%
Rendimiento Incineradora 24,55%
Rendimiento neto del ciclo 20,87%
Tabla 15. Rendimientos de la instalación.










CÁLCULOS 224


9. CANTIDAD DE
2
) (OH Ca A INYECTAR EN EL ABSORBEDOR


Para la desulfuración y eliminación de los gases ácidos presentes en los gases de
combustión la planta emplea un procedimiento semi-seco consistente en la inyección de
lechada de cal (
2
) (OH Ca ) en el absorbedor.

Las reacciones químicas que se producen en este equipo son:

O H CaCl OH Ca HCl
2 2 2
2 ) ( 2 + → +

O H CaSO OH Ca SO
2 3 2 2
) ( + → +

La cantidad necesaria de hidrato cálcico vendrá determinada por la composición de los
gases de combustión.

• El contenido de los gases de combustión en HCl es de 0,0014
RSU Kg
Kg
, por lo
tanto tendremos:

h
Kmol
HCl Kg
Kmol
líneas
línea h
RSU Kg
RSU Kg
HCl Kg
92155 . 0
46 . 36
1
2 000 . 12 0014 . 0 = ⋅ ⋅



• El contenido de los gases de combustión en
2
SO es de 0.0018
RSU Kg
Kg
, por lo
tanto tendremos:

h
Kmol
HCl Kg
Kmol
líneas
línea h
RSU Kg
RSU Kg
SO Kg
675 . 0
64
1
2 000 . 12 0018 . 0
2
= ⋅ ⋅



La cantidad de hidrato cálcico vendrá dada por:

h
Kg
Kmol
Kg
h
Kmol
05 . 84 74 ) 675 . 0 92155 . 0
2
1
( = ⋅ + ⋅
CÁLCULOS 225


La cantidad anteriormente calculada es la estequiométrica necesaria. Sin embargo, para
asegurar que la reacción se produce de forma completa y se consigue la completa
eliminación de las sustancias no deseadas, el hidrato cálcico suele inyectarse con un
exceso del 250%, por lo que el flujo másico será de 210,11 Kg/h.





























CÁLCULOS 226


10. CÁLCULO DE LA ALTURA DE LA CHIMENEA

El procedimiento para calcular la altura de la chimenea viene definido en la O.M de
18.10.76, titulado, “Instrucciones para el cálculo de la altura de chimeneas industriales
pequeñas y medianas”. Según lo dispuesto en dicho artículo, la fórmula para el cálculo
de la altura de la chimenea es:

3
T V
n
C
F Q A
H
M
∆ ⋅

⋅ ⋅
=
Donde:
• A: Parámetro que refleja las condiciones climatológicas del lugar. Es función de
la estabilidad térmica vertical media, y se determina mediante el siguiente
proceso, definido en la O.M recogida en el anexo:
53 , 4
80 2
= +
⋅ + ∆
=
H T
t T
I
M
c
δ

1 , 317 70 = ⋅ =
c
I A

• F: Coeficiente adimensional relacionado con la velocidad de sedimentación de
los contaminantes emitidos. En el caso de contaminantes gaseosos como el
2
SO ,
la velocidad de sedimentación es prácticamente nula por lo que F=1.

• Q: Caudal máximo de sustancias contaminantes, expresado en Kg/h.
h
Kg
Q
SO
2 , 43
2
=

• Cm: Concentración máxima de contaminantes a nivel del suelo, expresado en
3
Nm
mg
. Se determina como la diferencia entre el valor de referencia fijado en el
Anexo I del decreto 833/1975, de 6 de febrero, y el valor de la contaminación de
fondo. (Se supondrá una zona con contaminación media).
3
2 , 0 2 , 0 4 , 0
Nm
mg
C C C
F MA M
= − = − =

CÁLCULOS 227


• N: Número de chimeneas. En este proyecto se prevé la ejecución de 1 chimenea.

• ∆T: Diferencia entre la temperatura de los gases a la salida de la chimenea y la
temperatura media anual, expresado en ºC. ∆T=120ºC.

• V: Caudal de gases emitidos. V= 114.648
h
Nm
3
.

Según estos parámetros, La altura mínima de la chimenea debe ser de 16,9 m. Teniendo
en cuenta que la altura de la chimenea debe sobrepasar en al menos 10 m la altura de los
edificios u obstáculos colindantes, se tomará una altura de chimenea de 30 m.






















CÁLCULOS 228


11. BALANCE DE MASAS DE LA INSTALACIÓN.

Masa suministrada (Kg/h) Masa emitida (Kg/h)
Residuos 24.000 Gases emitidos 142.093
Aire primario 68.080
Escorias
húmedas
4.548
Aire secundario 54.464
Férricos
(escorias)
118
Agua
enfriamiento
escorias
1.080
Aluminio
(escorias)
14
Amoniaco
desnitrificación
90
Cenizas (Big-
Bags)
1455
Hidróxido
cálcico
210,2 Purgas de agua 548
Carbón activo 16,8
Agua
humectación
cenizas
287
Aporte agua
caldera
548
Total 148.776 Total 148.776
Tabla 15. Balance de masas

















3 ESTUDIO ECONÓMICO
ÍNDICE ESTUDIO ECONÓMICO 230


ÍNDICE ESTUDIO ECONÓMICO

3.1 OBJETO.................................................................................................................230
3.2 METODOLOGÍA...................................................................................................231
3.3 INVERSIÓN...........................................................................................................232
3.4 INGRESOS..............................................................................................................233
3.5 GASTOS.................................................................................................................235
3.5.1 COSTES FIJOS....................................................................................235
3.5.2 COSTES VARIABLES........................................................................236
3.6 CONCLUSIONES..................................................................................................238


TABLAS

ESTIMACIÓN DE INGRESOS Y GASTOS PRÓXIMOS AÑOS..............................237
CÁLCULO VAN PARA UNA TASA DESCUENTO DEL 5%..................................238



ESTUDIO ECONÓMICO 231


3. ESTUDIO ECONÓMICO

3.1 OBJETO

El objeto de este estudio económico es el de analizar la viabilidad económica de la
planta incineradora de residuos sólidos urbanos.

Para ello, se valorará la viabilidad económica a través de dos métodos diferentes,
considerando una vida efectiva de la planta de 25 años.

• Tasa interna de retorno (TIR): Mediante éste método de homogenizan los
flujos de caja según su orden cronológico.
• Pay-back: Mediante éste método no se tiene en cuenta la cronología de los
flujos de caja.





















ESTUDIO ECONÓMICO 232


3.2 METODOLOGÍA

Para llevar a cabo el estudio se tendrán en cuenta los factores más relevantes, como son,
las inversiones realizadas y sus plazos, los ingresos y gastos de explotación anuales de
la planta, la inflación, que se estimará en un 3% anual, y los impuestos, resultando una
tasa impositiva legal del 35% sobre el resultado de explotación de la planta.

Para el cálculo del VAN la tasa de descuento estimada es del 5%.

La planta incineradora propuesta queda definida en el artículo 2 del Real Decreto
436/2004 como “Categoría C: Instalaciones que utilicen como energía primaria
residuos con valorización energética no contemplados en la categoría b”, “Grupo C1:
Centrales que utilicen como combustible principal residuos sólidos urbanos”.




















ESTUDIO ECONÓMICO 233


3.3 INVERSIÓN

La inversión inicial necesaria para la construcción de la planta incineradora de residuos
sólidos urbanos con recuperación de energía es de 78.186.000 €, que será el dato de
partida para el estudio económico.




























ESTUDIO ECONÓMICO 234


3.4 INGRESOS

Los ingresos que obtendrá la planta procederán de la venta del excedente de energía
eléctrica, y del canon cobrado a los municipios por tonelada de residuo tratada.

• Ingresos por canon

Se cobrará a los municipios que utilicen la planta un canon por tonelada de residuos
incinerada de 30 €/t. Será actualizado anualmente con la inflación.

5408640 30 313 24 24 = ⋅ ⋅ ⋅ =
t año
días
día
h
h
t
INGRESOS
canon
ε


• Ingresos por venta de energía eléctrica

La planta incineradora diseñada vierte a la red un total de 10.686,693 KW, empleando
para ello dos líneas de incineración con capacidad total de 24 t por hora. Por lo tanto, la
cantidad de energía exportada por cada tonelada de residuos incinerada en la planta es
de 445,28
t
h KW ⋅
.

Se optará por la primera modalidad de retribución de energía eléctrica generada en
régimen especial recogida en el artículo 22 del Real Decreto 436/2004, de 12 de Marzo,
consistente en ceder la electricidad a la empresa distribuidora de energía eléctrica,
mediante un contrato bilateral a largo plazo donde el precio de venta queda fijado por
una tarifa única para todos los periodos de programación. La razón de optar por esta
modalidad para el estudio económico radica en la dificultad de realizar un estudio a 25
años sobre la evolución del pool de ofertas de energía eléctrica regulado por el operador
de mercado.

La tarifa eléctrica de referencia para el año 2007, definida en el artículo 2 del Real
decreto 1432/2002, de 27 de Diciembre, tiene un valor de 7,3304 c€ / KWh, que
consideraremos constante durante el periodo de explotación suponiendo que la
tendencia al alza que supone la inflación se compensa con la tendencia a la baja que
ESTUDIO ECONÓMICO 235


supone la liberalización del sector de generación de energía eléctrica y la consiguiente
aparición de más competidores.

En el artículo 38 del Real Decreto 436/2004, quedan definidas las tarifas, primas e
incentivos para instalaciones de la categoría C residuos. En este caso será el grupo c1.
• Tarifa: 70% de la tarifa de referencia durante los primeros 15 años desde su
puesta en marcha y 50% a partir de entonces.
• Prima: 20% durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 10% a
partir de entonces.
• Incentivo: 10%.

El precio total de la venta de energía será igual a la suma de la tarifa más la prima más
el incentivo. Por lo tanto los ingresos anuales por este concepto serán:
• años 1 -15
745 . 884 . 5 073304 , 0 313 24 24 28 , 445 = ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =
KWh año
día
día
h
h
t
t
KWh
INGRESOS
ad electricid
ε
€ /año.

• A partir del año 16:
338 . 119 . 4 051313 , 0 313 24 24 28 , 445 = ⋅ ⋅ ⋅ ⋅ =
KWh año
día
día
h
h
t
t
KWh
INGRESOS
ad electricid
ε
€ /año.














ESTUDIO ECONÓMICO 236


3.5 GASTOS

3.5.1 COSTES FIJOS

• Personal

La incineradora está diseñada para funcionar de manera ininterrumpida las 24 horas al
día durante 313 días al año. Se estima el coste de personal en 465.000 € al año,
actualizado anualmente con la inflación.

• Seguridad

Los gastos en seguridad se estiman en 62.000 € al año, actualizados anualmente con la
inflación.

• Análisis ambiental

La normativa vigente exigen el seguimiento periódico de los parámetros más
importantes del impacto producido por la planta al medio ambiente, coste que se ha
estimado en 64.000 € al año, actualizados anualmente con la inflación.

• Retirada de escorias y cenizas.

El coste asociado a la retirada de escorias y cenizas se ha estimado en 122.000 €,
actualizado anualmente con la inflación.








ESTUDIO ECONÓMICO 237


3.5.2 COSTES VARIABLES

• Cal

La planta emplea óxido cálcico para el proceso de desulfuración de gases, cuyo coste
anual se ha estimado en 112.680 €. Se actualizará con la inflación.

• Aditivos

El coste anual del resto de reactivos empleados en el proceso de limpieza de gases se ha
estimado en 40.000€ al año, actualizados con la inflación.

• Varios

Se estima un coste anual de 30.000 € en concepto de varios, actualizados con la
inflación.

















ESTUDIO ECONÓMICO 238


Año
Ingresos
canon
Ingresos
electricidad
Ingresos
brutos
Gastos BAI Impuestos Beneficios Cash flow
0 -78.186.000
1 5.408.640 5.884.745 11.293.385 895.680 10.397.705 3.639.197 6.758.508 -71.427.492
2 5.570.899 5.884.745 11.455.644 922.550 10.533.094 3.686.583 6.846.511 -64.580.981
3 5.738.026 5.884.745 11.622.771 950.227 10.672.544 3.735.390 6.937.154 -57.643.827
4 5.910.167 5.884.745 11.794.912 978.734 10.816.178 3.785.662 7.030.516 -50.613.311
5 6.087.472 5.884.745 11.972.217 1.008.096 10.964.121 3.837.442 7.126.679 -43.486.632
6 6.270.096 5.884.745 12.154.841 1.038.339 11.116.503 3.890.776 7.225.727 -36.260.906
7 6.458.199 5.884.745 12.342.944 1.069.489 11.273.455 3.945.709 7.327.746 -28.933.160
8 6.651.945 5.884.745 12.536.690 1.101.573 11.435.117 4.002.291 7.432.826 -21.500.334
9 6.851.503 5.884.745 12.736.248 1.134.621 11.601.628 4.060.570 7.541.058 -13.959.276
10 7.057.048 5.884.745 12.941.793 1.168.659 11.773.134 4.120.597 7.652.537 -6.306.739
11 7.268.760 5.884.745 13.153.505 1.203.719 11.949.786 4.182.425 7.767.361 1.460.622
12 7.486.823 5.884.745 13.371.568 1.239.831 12.131.737 4.246.108 7.885.629 9.346.251
13 7.711.427 5.884.745 13.596.172 1.277.026 12.319.147 4.311.701 8.007.445 17.353.697
14 7.942.770 5.884.745 13.827.515 1.315.336 12.512.179 4.379.263 8.132.916 25.486.613
15 8.181.053 5.884.745 14.065.798 1.354.796 12.711.002 4.448.851 8.262.151 33.748.764
16 8.426.485 4.119.338 12.545.823 1.395.440 11.150.383 3.902.634 7.247.749 40.996.513
17 8.679.279 4.119.338 12.798.617 1.437.303 11.361.314 3.976.460 7.384.854 48.381.367
18 8.939.658 4.119.338 13.058.996 1.480.423 11.578.573 4.052.501 7.526.073 55.907.440
19 9.207.848 4.119.338 13.327.186 1.524.835 11.802.350 4.130.823 7.671.528 63.578.967
20 9.484.083 4.119.338 13.603.421 1.570.580 12.032.841 4.211.494 7.821.346 71.400.314
21 9.768.605 4.119.338 13.887.943 1.617.698 12.270.246 4.294.586 7.975.660 79.375.973
22 10.061.664 4.119.338 14.181.002 1.666.229 12.514.773 4.380.171 8.134.602 87.510.576
23 10.363.514 4.119.338 14.482.852 1.716.216 12.766.636 4.468.323 8.298.313 95.808.889
24 10.674.419 4.119.338 14.793.757 1.767.702 13.026.055 4.559.119 8.466.936 104.275.825
25 10.994.652 4.119.338 15.113.990 1.820.733 13.293.256 4.652.640 8.640.617 112.916.442
Tabla 40. Estimación de Ingresos y gastos para los próximos años

ESTUDIO ECONÓMICO 239


Para el cálculo del VAN se tomará una tasa de descuento del 5%.

Año Gastos Ingresos Beneficios
Cash
flow
VAN VA
0 78.186.000 -78.186.000 -78.186.000 -78.186.000 -78.186.000
1 4.534.877 11.293.385 6.758.508 -71.427.492 -71.749.325 6.436.675
2 4.609.133 11.455.644 6.846.511 -64.580.981 -65.539.338 6.209.987
3 4.685.617 11.622.771 6.937.154 -57.643.827 -59.546.764 5.992.574
4 4.764.396 11.794.912 7.030.516 -50.613.311 -53.762.741 5.784.023
5 4.845.538 11.972.217 7.126.679 -43.486.632 -48.178.802 5.583.939
6 4.929.114 12.154.841 7.225.727 -36.260.906 -42.786.853 5.391.948
7 5.015.198 12.342.944 7.327.746 -28.933.160 -37.579.161 5.207.692
8 5.103.864 12.536.690 7.432.826 -21.500.334 -32.548.332 5.030.829
9 5.195.190 12.736.248 7.541.058 -13.959.276 -27.687.299 4.861.033
10 5.289.256 12.941.793 7.652.537 -6.306.739 -22.989.305 4.697.994
11 5.386.144 13.153.505 7.767.361 1.460.622 -18.447.890 4.541.415
12 5.485.939 13.371.568 7.885.629 9.346.251 -14.056.876 4.391.013
13 5.588.727 13.596.172 8.007.445 17.353.697 -9.810.357 4.246.519
14 5.694.599 13.827.515 8.132.916 25.486.613 -5.702.682 4.107.675
15 5.803.647 14.065.798 8.262.151 33.748.764 -1.728.446 3.974.236
16 5.298.074 12.545.823 7.247.749 40.996.513 1.591.831 3.320.277
17 5.413.763 12.798.617 7.384.854 48.381.367 4.813.819 3.221.987
18 5.532.923 13.058.996 7.526.073 55.907.440 7.941.057 3.127.239
19 5.655.658 13.327.186 7.671.528 63.578.967 10.976.941 3.035.884
20 5.782.075 13.603.421 7.821.346 71.400.314 13.924.725 2.947.783
21 5.912.284 13.887.943 7.975.660 79.375.973 16.787.527 2.862.802
22 6.046.399 14.181.002 8.134.602 87.510.576 19.568.340 2.780.813
23 6.184.538 14.482.852 8.298.313 95.808.889 22.270.032 2.701.693
24 6.326.821 14.793.757 8.466.936 104.275.825 24.895.357 2.625.325
25 6.473.373 15.113.990 8.640.617 112.916.442 27.446.955 2.551.598
total 213.743.149 326.659.590 112.916.442
Tabla 41. Cálculo del VAN para una tasa de descuento del 5%.

ESTUDIO ECONÓMICO 240


Se define el TIR (Tasa Interna de Retorno), como el valor de la tasa de descuento que
hace que el VAN sea 0. En el caso de estudio, el TIR es:

TIR = 8.12 %

Otros indicadores para estimar el atractivo de la inversión son:

• 52 , 1 dim Re = =
Gastos
Ingresos
contable iento n

• Rendimiento contable medio = 06113 , 0
dim Re
=
Años
contable iento n



3.6 CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta que el VAN a 25 años es 27.446.995, la tasa interna de retorno se
sitúa en 8,12%, y el Pay-back estimado es de 11 años, el proyecto objeto de estudio
puede considerarse como una inversión atractiva.























4 ANEJOS






















ÍNDICE ANEJOS

4.1 ANEJO 1. LEGISLACIÓN SOBRE RESIDUOS..............................243

4.1.1 DIRECTIVA DEL CONSEJO 75/442/CEE, DE 15 DE JULIO DE 1975,
RELATIVA A LOS RESIDUOS (CON LAS MODIFICACIONES DE
LA DIRECTIVA DEL CONSEJO 91/156/CEE, DE 18 DE MARZO
DE 1991); DOCE 194/L, DE 27-07-75; DOCE 78/L, DE 26-03-91..................................PÁG 243

4.1.2 DIRECTIVA 2000/76/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y
DEL CONSEJO DE 4 DE DICIEMBRE DE 2000 RELATIVA A LA
INCINERACIÓN DE RESIDUOS......................................................................................PÁG. 252

4.1.3 REAL DECRETO 653/2003, DE 30 DE MAYO, SOBRE INCINERACIÓN
DE RESIDUOS....................................................................................................................PÁG 282

4.1.4 REAL DECRETO 2818/1998, DE 23 DE DICIEMBRE, SOBRE PRODUCCIÓN
DE ENERGÍA ELÉCTRICA POR INSTALACIONES ABASTECIDAS
POR RECURSOS O FUENTES DE ENERGÍA RENOVABLES,
RESIDUOS Y COGENERACIÓN.......................................................................................PÁG 312

4.1.5 REAL DECRETO 436/2004 DE 12 DE MARZO, POR EL QUE
SE ESTABLECE LA METODOLOGÍA PARA LA ACTUALIZACIÓN
Y SISTEMATIZACIÓN DEL RÉGIMEN JURÍDICO Y ECONÓMICO
DE LA ACTIVIDAD DE PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA
EN RÉGIMEN ESPECIAL....................................................................................................PÁG 335

4.1.6 INSTRUCCIONES PARA EL CÁLCULO DE LA ALTURA
DE CHIMENEAS DE INSTALACIONES INDUSTRIALES
PEQUEÑAS Y MEDIANAS.................................................................................................PÁG 376


4.2 ANEJO 2. CATÁLOGOS...............................................................................................PÁG 377








Anejos 243


4 ANEJOS

4.1 ANEJO I: LEGISLACIÓN SOBRE RESIDUOS

4.1.1 DIRECTIVA DEL CONSEJO 75/442/CEE, DE 15 DE JULIO DE 1975,
RELATIVA A LOS RESIDUOS (CON LAS MODIFICACIONES DE LA
DIRECTIVA DEL CONSEJO 91/156/CEE, DE 18 DE MARZO DE 1991);
DOCE 194/L, DE 27-07-75; DOCE 78/L, DE 26-03-91

1. Con arreglo a la presente Directiva, se entenderá por:
a) Residuo: cualquier sustancia u objeto perteneciente a una de las categorías que se recogen en el
Anexo I y del cual su poseedor se desprenda o del que tenga la intención o la obligación de
desprenderse.
El 1 de abril de 1993 como muy tarde, la Comisión, con arreglo al procedimiento establecido en
el artículo 18, elaborará una lista de residuos pertenecientes a las categorías enumeradas en el
Anexo I. Dicha lista se revisará periódicamente y, en caso necesario, se modificará según el mismo
procedimiento;
b) Productor: cualquier persona cuya actividad produzca residuos («productor inicial») y/o
cualquier persona que efectúe operaciones de tratamiento previo, de mezcla o de otro tipo que
ocasionen un cambio de naturaleza o de composición de esos residuos;
c) Poseedor: el productor de los residuos o la persona física o jurídica que los tenga en su
posesión;
d) Gestión: la recogida, el transporte, la valorización y la eliminación de los residuos, incluida la
vigilancia de estas operaciones, así como la vigilancia de los lugares de descarga después de su
cierre;

e) Eliminación: cualquiera de las operaciones enumeradas en el Anexo II A;

f) Valorización: cualquiera de las operaciones enumeradas en el Anexo II B;

g) Recogida: operación consistente en recoger, clasificar y/o agrupar residuos para su transporte.



2.

1. Quedan excluidos del ámbito de aplicación de la presente Directiva:

a) los efluentes gaseosos emitidos en la atmósfera;

b) cuando ya estén cubiertos por otra legislación:

i) los residuos radiactivos;




ANEJOS 244

ii) los residuos resultantes de la prospección, de la extracción, del tratamiento y
del almacenamiento de recursos minerales, así como de la explotación de
canteras;
iii) los cadáveres de animales y los residuos agrícolas siguientes: materias
fecales y otras sustancias naturales y no peligrosas utilizadas en el marco de la
explotación agrícola;

iv) las aguas residuales, con excepción de los residuos en estado líquido;

v) los explosivos desclasificados.
2. Las disposiciones específicas particulares o complementarias de las de la presente
Directiva, destinadas a regular la gestión de determinadas categorías de residuos, podrán
establecerse mediante directivas específicas.

3.

1. Los Estados miembros tomarán las medidas adecuadas para fomentar:
a) en primer lugar, la prevención o la reducción de la producción de los residuos y de su
nocividad, en particular mediante:
el desarrollo de las tecnologías limpias y que permitan un ahorro mayor de
recursos naturales;

el desarrollo técnico y la comercialización de productos diseñados de tal manera
que no contribuyan o contribuyan lo menos posible, por sus características de
fabricación, utilización o eliminación, a incrementar la cantidad o la nocividad
de los residuos y los riesgos de contaminación;

el desarrollo de técnicas adecuadas para la eliminación de las sustancias
peligrosas contenidas en los residuos destinados a la valorización;

b) en segundo lugar:
i) la valorización de los residuos mediante reciclado, nuevo uso, recuperación o
cualquier otra acción destinada a obtener materias primas secundarias, o

ii) la utilización de los residuos como fuente de energía.
2. Excepto en aquellos casos en que se apliquen las disposiciones de la Directiva
83/189/CEE del Consejo, de 28 de marzo de 1983, por la que se establece un procedimiento de
información en materia de las normas y reglamentaciones técnicas, los Estados miembros
informarán a la Comisión de las medidas cuya adopción proyecten con el fin de alcanzar los
objetivos del apartado 1. La Comisión informará de dichas medidas a los demás Estados
miembros y al Comité mencionado en el artículo 18.
4. Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para garantizar que los residuos se
valorizarán o se eliminarán sin poner en peligro la salud del hombre y sin utilizar
procedimientos ni métodos que puedan perjudicar el medio ambiente y, en particular:

sin crear riesgos para el agua, el aire o el suelo, ni para la fauna y la flora;

sin provocar incomodidades por el ruido o los olores;

sin atentar contra los paisajes y los lugares de especial interés.




ANEJOS 245

Los Estados miembros adoptarán también las medidas necesarias para prohibir el
abandono, el vertido y la eliminación incontrolada de residuos.

5.
1. Los Estados miembros adoptarán las medidas apropiadas, en cooperación con otros
Estados miembros si ello es necesario o conveniente, para crear una red integrada y
adecuada de instalaciones de eliminación, teniendo en cuenta las mejores tecnologías
disponibles que no impliquen costes excesivos. Dicha red deberá permitir a la Comunidad
en su conjunto llegar a ser autosuficiente en materia de eliminación de residuos y a cada
Estado miembro/individualmente tender hacia ese objetivo, teniendo en cuenta las
circunstancias geográficas o la necesidad de instalaciones especializadas para determinado
tipo de residuos.
2. Dicha red deberá permitir además la eliminación de los residuos en una de las
instalaciones adecuadas más próximas, mediante la utilización de los métodos y las
tecnologías más adecuados para garantizar un nivel elevado de protección del medio
ambiente y de la salud pública.
6. Los Estados miembros establecerán o designarán la autoridad o autoridades competentes
encargadas de aplicar las disposiciones de la presente Directiva.

7.
1. Para realizar los objetivos a los que se refieren los artículos 3, 4 y 5, la autoridad o
autoridades competentes a que se refiere el artículo 6 tendrán la obligación de establecer tan
pronto como sea posible uno o varios planes de gestión de residuos. Dichos planes se
referirán en particular a:

los tipos, cantidades y origen de los residuos que han de valorizarse o eliminarse;

las prescripciones técnicas generales;

todas las disposiciones especiales relativas a residuos particulares;
los lugares o instalaciones apropiados para la eliminación.
Dichos planes podrán incluir, por ejemplo:
las personas físicas o jurídicas facultadas para proceder a la gestión de los residuos;

la estimación de los costes de las operaciones de valorización y de eliminación;

las medidas apropiadas para fomentar la racionalización de la recogida, de la
clasificación y del tratamiento de los residuos.
2. Los Estados miembros colaborarán, en su caso, con los demás Estados miembros y con la
Comisión en el establecimiento de los planes citados y los pondrán en conocimiento de la
Comisión.
3. Los Estados miembros podrán tomar las medidas necesarias para evitar los movimientos de
residuos que no se ajusten a sus planes de gestión de residuos. Informarán de dichas
medidas a la Comisión y a los Estados miembros.




ANEJOS 246


8. Los Estados miembros adoptarán las disposiciones necesarias para que todo poseedor de
residuos:

los remita a un recolector privado o público o a una empresa que efectúe las
operaciones previstas en los Anexos II A o II B, o

se ocupe él mismo de la valorización o la eliminación de acuerdo con las disposiciones
de la presente Directiva.

9.
1. A efectos de la aplicación de los artículos 4, 5 y 7, cualquier establecimiento o empresa
que efectúe las operaciones citadas en el Anexo II A deberá obtener una autorización de la
autoridad competente mencionada en el artículo 6.

Dicha autorización se referirá, en particular:

a los tipos y cantidades de residuos;

a las prescripciones técnicas;

a las precauciones que deberán tomarse en materia de seguridad;

al lugar de eliminación;

al método de tratamiento.
2. Las autorizaciones podrán, o bien concederse por un período determinado, renovarse y
estar sujetas a condiciones y obligaciones, o bien denegarse, en particular en el caso de que el
método de eliminación previsto no sea aceptable desde el punto de vista de la protección del
medio ambiente.
10. A efectos de la aplicación del artículo 4, cualquier establecimiento o empresa que efectúe las
operaciones citadas en el Anexo II B deberá obtener una autorización al respecto.

11.
1. Sin perjuicio de las disposiciones de la Directiva 78/319/CEE del Consejo, de 20 de marzo de
1978, relativa a los residuos tóxicos y peligrosos, cuya última modificación la constituye el Acta
de adhesión de España y de Portugal, se podrá dispensar de la autorización
mencionada en el artículo 9 o en el artículo 10 a:
a) los establecimientos o empresas que se ocupen ellos mismos de la eliminación de sus
propios residuos en los lugares de producción, y
b) los establecimientos o empresas que valoricen residuos.
Únicamente se podrá aplicar esta exención:
si las autoridades competentes han adoptado normas generales para cada tipo de
actividad en las que se fijen los tipos y cantidades de residuos y las condiciones en
las que la actividad puede quedar dispensada de la autorización, y
si los tipos o cantidades de residuos o las formas de eliminación o de valorización
cumplen las condiciones establecidas en el artículo 4.




ANEJOS 247

2. Los establecimientos o empresas a que hace referencia el apartado 1 deberán estar
registrados ante las autoridades competentes.
3. Los Estados miembros informarán a la Comisión de las normas generales adoptadas en
virtud del apartado 1.
12. Cada tres años los Estados miembros remitirán a la Comisión información sobre la
aplicación de la presente Directiva en forma de informe sectorial que trate asimismo de las
demás directivas comunitarias pertinentes. Este informe se preparará basándose en un
cuestionario o en esquema elaborado por la Comisión con arreglo al procedimiento establecido en
el artículo 6 de la Directiva 91/692/CEE. El cuestionario o el esquema se enviará a los
Estados miembros seis meses antes del comienzo del período cubierto por el informe. Dicho
informe se remitirá a la Comisión en el plazo de nueve meses a partir de la finalización del
período de tres años que cubra.

El primer informe cubrirá el período de 1995 a 1997, ambos inclusive.
La Comisión publicará un informe comunitario sobre la aplicación de la Directiva en un
plazo de nueve meses a partir de la recepción de los informes de los Estados miembros.

13. Los establecimientos o empresas que se ocupen de las operaciones mencionadas en los
artículos 9 a 12 estarán sujetos a inspecciones periódicas apropiadas por parte de las
autoridades competentes.

14. Cualquier establecimiento o empresa mencionado en los artículos 9 y 10 deberán:

llevar un registro en el que se indique la cantidad, naturaleza, origen y, cuando ello sea
pertinente, el destino, la frecuencia de recogida, el medio de transporte y el método de
tratamiento de los residuos enumerados en el Anexo I y las operaciones enumeradas en
los Anexos II A o II B;
facilitar dichas indicaciones a las autoridades competentes mencionadas en el artículo 6,
a petición de éstas.
Los Estados miembros también podrán exigir a los productores que cumplan las
disposiciones del presente artículo.
15. De conformidad con el principio «quien contamina paga», el coste de la eliminación de l os
residuos deberá recaer sobre:
el poseedor que remitiere los residuos a un recolector o a una empresa de las
mencionadas en el artículo 9, y/o

los poseedores anteriores o el productor del producto generador de los residuos.

16.
1. Cada tres años, y por primera vez el 1 de abril de 1995, los Estados miembros remitirán a la
Comisión un informe sobre las medidas adoptadas para la aplicación de las disposiciones de la
presente Directiva. Este informe se redactará, en particular, a partir de un cuestionario
conforme al procedimiento indicado en el artículo 18, que la Comisión remitirá a los Estados
miembros seis meses antes de la fecha arriba mencionada.
2. La Comisión publicará cada tres años, y por primera vez el 1 de abril de 1996, un informe de
síntesis basado en los informes a los que se refiere el apartado 1.




ANEJOS 248

17. Las modificaciones necesarias para adaptar los Anexos de la presente Directiva al progreso
científico y técnico se aprobarán de conformidad con el procedimiento que establece el artículo
18.
18. La Comisión estará asistida por un Comité compuesto por representantes de los Estados
miembros y presidido por el representante de la Comisión.
El representante de la Comisión presentará al Comité un proyecto de medidas que deban
tomarse. El Comité emitirá su dictamen sobre dicho proyecto en un plazo que el presidente
podrá determinar en función de la urgencia de la cuestión de que se trate.
El dictamen se emitirá según la mayoría prevista en el apartado 2 del artículo 148 del
Tratado para adoptar aquellas decisiones que el Consejo deba tomar a propuesta de la
Comisión. Con motivo de la votación en el Comité, los votos de los representantes de los
Estados miembros se ponderarán de la manera definida en el artículo anteriormente citado. El
presidente no tomará parte en la votación.
La Comisión adoptará las medidas previstas cuando sean conformes al dictamen del
Comité.
Cuando las medidas previstas no sean conformes al dictamen del Comité o en caso de
ausencia de dictamen, la Comisión someterá sin demora al Consejo una propuesta relativa a las
medidas que deban tomarse. El Consejo se pronunciará por mayoría cualificada.
Si transcurrido un plazo de tres meses a partir del momento en que la propuesta se haya
sometido al Consejo, éste no se hubiere pronunciado, la Comisión adoptará las medidas
propuestas.
19. Los Estados miembros adoptarán, en un plazo de veinticuatro meses a partir del día de su
notificación, las medidas necesarias para cumplir la presente Directiva e informarán de ello
inmediatamente a la Comisión.
20. Los Estados miembros comunicarán a la Comisión el texto de las disposiciones esenciales de
derecho interno que adopten en el ámbito regulado por la presente Directiva.
21. Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.
ANEXO I
CATEGORÍAS DE RESIDUOS

Q1 Residuos de producción o de consumo no especificados a continuación

Q2 Productos que no respondan a las normas

Q3 Productos caducados

Q4 Materias que se hayan vertido por accidente, que se hayan perdido o que hayan
sufrido cualquier otro incidente con inclusión del material, del equipo, etc.,
contaminado a causa del incidente en cuestión
Q5 Materias contaminadas o ensuciadas a causa de actividades voluntarias (por
ejemplo, residuos de operaciones de limpieza, materiales de embalaje, contenedores,
etc.)
Q6 Elementos inutilizables (por ejemplo, baterías fuera de uso, catalizadores gastados,
etc.)




ANEJOS 249

Q7 Sustancias que hayan pasado a ser inutilizables (por ejemplo, ácidos contaminados,
disolventes contaminados, sales de temple agotadas, etc.)

Q8 Residuos de procesos industriales (por ejemplo, escorias, posos de destilación, etc.)

Q9 Residuos de procesos anticontaminación (por ejemplo, barros de lavado de gas,
polvo de filtros de aire, filtros gastados, etc.)

Q10 Residuos de mecanización/acabado (por ejemplo, virutas de torneado o fresado,
etc.)

Q11 Residuos de extracción y preparación de materias primas (por ejemplo, residuos
de explotación minera o petrolera, etc.)

Q12 Materia contaminada (por ejemplo, aceite contaminado con PCB, etc.)

Q13 Toda materia, sustancia o producto cuya utilización esté prohibida por la ley

Q14 Productos que no son de utilidad o que ya no tienen utilidad para el poseedor (por
ejemplo, artículos desechados por la agricultura, los hogares, las oficinas, los almacenes,
los talleres, etc.)

Q15 Materias, sustancias o productos contaminados procedentes de actividades de
regeneración de terrenos

Q16 Toda sustancia, materia o producto que no esté incluido en las categorías
anteriores.

ANEXO II A

OPERACIONES DE ELIMINACIÓN
La finalidad del presente Anexo es enumerar las operaciones de eliminación tal y como
ocurren en la práctica.
Según el artículo 4, los residuos deben eliminarse sin poner en peligro la salud humana y sin
utilizar procedimientos ni métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente.

D1 Depósito sobre el suelo o en su interior (por ejemplo, vertido, etc.)

D2 Tratamiento en medio terrestre (por ejemplo, biodegradación de residuos líquidos o
lodos en el suelo, etc.)
D3 Inyección en profundidad (por ejemplo, inyección de residuos bombeados en
pozos, minas de sal, fallas geológicas naturales, etc.)
D4 Embalse superficial (por ejemplo, vertido de residuos líquidos o lodos en pozos,
estanques o lagunas, etc.)

D5 Vertido en lugares especiales diseñados (por ejemplo, colocación en celdas estancas
separadas, recubiertas y aisladas entre sí y el medio ambiente, etc.)

D6 Vertido en el medio acuático, salvo en el mar

D7 Vertido en el mar, incluida la inserción en el lecho marino




ANEJOS 250

D8 Tratamiento biológico no especificado en otro apartado del presente Anexo y que
dé como resultado compuestos o mezclas que se eliminen mediante alguno de los
procedimientos enumerados entre D1 y D12

D9 Tratamiento fisicoquímico no especificado en otro apartado del presente Anexo y
que dé como resultado compuestos o mezclas que se eliminen mediante uno de los
procedimientos enumerados entre D1 y D2 (por ejemplo, evaporación, secado,
calcinación, etc.)

D10 Incineración en tierra

D11 Incineración en el mar

D12 Depósito permanente (por ejemplo, colocación de contenedores en una mina, etc.)

D13 Combinación o mezcla previa a cualquiera de las operaciones enumeradas entre
D1 y D 12

D14 Reenvasado previo a cualquiera de las operaciones enumeradas entre D1 y D3

D15 Almacenamiento previo a cualquiera de las operaciones enumeradas entre D1 y
D4 (con exclusión del almacenamiento temporal previo a la recogida en el lugar de
producción).

ANEXO II B

OPERACIONES DE VALORIZACIÓN
La finalidad del presente Anexo es enumerar las operaciones de valorización tal y como
ocurren en la práctica.
Según el artículo 4, los residuos deben valorizarse sin poner en peligro la salud humana y sin
utilizar procedimientos ni métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente.

R1 Utilización principal como combustible o como otro medio de generar energía

R2 Recuperación o regeneración de disolventes

R3 Reciclado o recuperación de sustancias orgánicas que no se utilizan como
disolventes (incluidas las operaciones de formación de abono y otras transformaciones
biológicas)

R4 Reciclado y recuperación de metales o de compuestos metálicos

R5 Reciclado o recuperación de otras materias inorgánicas

R6 Regeneración de ácidos o de bases

R7 Recuperación de componentes utilizados para reducir la contaminación

R8 Recuperación de componentes procedentes de catalizadores

R9 Regeneración u otro nuevo empleo de aceites

R10 Tratamiento de los suelos, produciendo un beneficio a la agricultura o una mejora
ecológica de los mismos




ANEJOS 251

R11 Utilización de residuos obtenidos a partir de cualquiera de las operaciones
enumeradas entre R1 y R10
R12 Intercambio de residuos para someterlos a cualquiera de las operaciones
enumeradas entre R1 y R11

R13 Acumulación residuos para someterlos a cualquiera de las operaciones
enumeradas entre R1 y R12 (con exclusión del almacenamiento temporal previo a la
recogida en el lugar de producción). Diario Oficial de las Comunidades Europeas 28.12.2000
L 332/91



ANEJOS 252

4.1.2 DIRECTIVA 2000/76/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO
DE 4 DE DICIEMBRE DE 2000 RELATIVA A LA INCINERACIÓN DE
RESIDUOS

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,
Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, y en particular, el apartado 1 de su
artículo 175,
Vista la propuesta de la Comisión (1),
Visto el dictamen del Comité Económico y Social (2),
Visto el dictamen del Comité de las Regiones (3),
De conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 251 del Tratado (4), a la vista del
texto conjunto aprobado el 11 de octubre de 2000 por el Comité de conciliación,
Considerando lo siguiente:
(1) El V Programa comunitario de política y actuación en materia de medio ambiente y
desarrollo sostenible «Hacia un desarrollo sostenible» completado por la Decisión no
2179/98/CE sobre la revisión del mismo (5), establece como objetivo que no deberían
superarse las cargas y niveles críticos de algunos contaminantes, como los óxidos de
nitrógeno (Nox), el dióxido de azufre (SO2), los metales pesados y las dioxinas,
mientras que, en cuanto a calidad de la atmósfera, el objetivo es que todo el mundo esté
efectivamente protegido contra los peligros sanitarios reconocidos derivados de la
contaminación atmosférica; en dicho Programa se establece, además, como objetivo la
disminución en un 90 % de las emisiones de dioxinas procedentes de fuentes
identificadas, para el año 2005 (nivel de 1985) y como mínimo, la disminución en un 70
% de todos los tipos de emisiones de cadmio (Cd), mercurio (Hg) y plomo (Pb) de 1995.
(2) El Protocolo sobre los contaminantes orgánicos persistentes firmado por la
Comunidad en el marco del Convenio sobre la Contaminación Atmosférica
Transfronteriza a Gran Distancia de la Comisión Económica para Europa de las
Naciones Unidas (CEPE-ONU) establece, como valores límite jurídicamente vinculantes
para la emisión de dioxinas y furanos, 0,1 ng/m
3
ET (equivalentes de toxicidad) para
instalaciones que incineren más de 3 toneladas por hora de residuos sólidos
municipales, 0,5 ng/m
3
ET para instalaciones que incineren más de 1 tonelada por hora
de residuos sólidos médicos, y 0,2 ng/m
3
ET para instalaciones que incineren más de 1
tonelada por hora de residuos peligrosos.
(3) El Protocolo sobre metales pesados, firmado por la Comunidad en el marco del
Convenio sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia de la
CEPE-ONU, establece como valores límite jurídicamente vinculantes, en cuanto a la
emisión de partículas, 10 mg/m
3
para la incineración de residuos médicos y peligrosos
y, en cuanto a la emisión de mercurio, 0,05 mg/m
3
para la incineración de residuos
peligrosos y 0,08 mg/m
3
, para la incineración de residuos municipales.
(4) El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Organización
Mundial de la Salud indican que algunos hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)
son carcinógenos; por ello, los Estados miembros deben establecer valores límite para la
emisión de HAP entre otros contaminantes.
(5) Con arreglo a los principios de subsidiariedad y de proporcionalidad establecidos en
el artículo 5 del Tratado, resulta necesario actuar a nivel comunitario; el principio de




ANEJOS 253

precaución proporciona una base para adoptar ulteriores medidas; la presente Directiva se
limita a las exigencias mínimas que deben cumplir las instalaciones de incineración y
coincineración.
(6) Por otra parte, el artículo 174 dispone que la política comunitaria de medio ambiente
debe contribuir a la protección de la salud de las personas.
(7) Un grado elevado de protección del medio ambiente y la salud de las personas
exige, en consecuencia, el establecimiento y mantenimiento de condiciones operativas y
de requisitos técnicos rigurosos, así como de valores límite de emisión para las
instalaciones de incineración o coincineración de residuos dentro de la Comunidad; los
valores límite establecidos deben evitar o, cuando ello no sea posible, reducir en el
mayor grado posible los efectos negativos sobre el medio ambiente y los riesgos
resultantes para la salud humana.
(8) La Comunicación de la Comisión sobre la revisión de la estrategia comunitaria para
la gestión de residuos otorga a la prevención de los residuos la máxima prioridad,
seguida de la reutilización y la valorización y, en última instancia, la eliminación segura
de los residuos; en su Resolución de 24 de febrero de 1997 relativa a una estrategia
comunitaria de gestión de residuos (6), el Consejo reiteró su convicción de que la
prevención de residuos debería constituir la primera prioridad de cualquier plan
racional en este sector, tanto en relación con la máxima reducción de residuos como con
las propiedades peligrosas de éstos.
(9) En la citada Resolución de 24 de febrero de 1997, el Consejo destaca asimismo la
importancia de disponer de criterios comunitarios acerca de la utilización de residuos,
la necesidad de aplicar normas de emisión adecuadas a las instalaciones de
incineración, la necesidad de prever medidas de control para las instalaciones de
incineración ya existentes y la necesidad de que la Comisión considere la modificación
de la legislación comunitaria relacionada con la incineración de residuos con
recuperación de energía, a fin de evitar movimientos a gran escala de residuos para su
incineración o coincineración dentro de la Comunidad.
(10) Es necesario establecer unas normas estrictas para todas las instalaciones de
incineración o coincineración de residuos con objeto de evitar movimientos
transfronterizos a instalaciones que trabajen con costes más bajos debido a la existencia
de normas medioambientales menos rigurosas.
(11) La Comunicación de la Comisión «Energía para el futuro: fuentes de energía
renovables - Libro blanco para una estrategia y un plan de acción comunitarios» tiene
en cuenta en particular la utilización de la biomasa a fines energéticos.
(12) La Directiva 96/61/CE del Consejo establece un enfoque integrado de la
prevención y el control de la contaminación, según el cual se consideran de manera
integrada todos los aspectos del funcionamiento de una instalación en relación con el
medio ambiente; las instalaciones de incineración de residuos municipales con una
capacidad que supere las 3 toneladas por hora y las instalaciones de eliminación o
valorización de residuos peligrosos con una capacidad que supere las 10 toneladas por
día están incluidas en dicha Directiva.
(13) El cumplimiento de los valores límite de emisión establecidos por la presente
Directiva debe considerarse condición necesaria pero no suficiente para el
cumplimiento de los requisitos que establece la Directiva 96/61/CE; este cumplimiento
puede implicar la aplicación de valores límite de emisiones más rigurosos para los
contaminantes contemplados en esta Directiva, valores límite de emisión para otras
sustancias y para otros medios, y otras condiciones adecuadas.




ANEJOS 254

(14) A lo largo de un período de diez años se ha ido adquiriendo experiencia industrial
en la aplicación de técnicas para la reducción de emisiones contaminantes procedentes
de instalaciones de incineración.
(15) Las Directivas 89/369/CEE y 89/429/CEE del Consejo relativas a la prevención y
la reducción de la contaminación atmosférica procedente de las instalaciones de
incineración de residuos municipales han contribuido a la reducción y al control de las
emisiones a la atmósfera de las instalaciones de incineración; deben adoptarse ahora
normas más estrictas y que, en consecuencia, deben derogarse las citadas Directivas.
(16) La distinción entre residuos peligrosos y no peligrosos se basa principalmente en
las propiedades de los residuos antes de su incineración o coincineración, y no en la
diferencia de emisiones; los mismos valores límite de emisión deben aplicarse a la
incineración o coincineración de residuos peligrosos y no peligrosos, pero se aplicarán
distintas técnicas y condiciones de incineración o coincineración y distintas medidas de
control a la recepción de residuos.
(17) Los Estados miembros deben tomar en consideración la Directiva 1999/30/CE del
Consejo, de 22 de abril de 1999, relativa a los valores límite de dióxido de azufre,
dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno, partículas y plomo en el aire ambiente en
la aplicación de la presente Directiva.
(18) La incineración de residuos peligrosos con un contenido superior al 1 % de
sustancias organohalogenadas, expresadas en cloro, debe estar sujeta a determinadas
condiciones operativas con objeto de destruir la mayor cantidad posible de
contaminantes orgánicos, como las dioxinas, durante la combustión.
(19) La incineración de residuos que contienen cloro genera gases residuales. Se debe
llevar a cabo una gestión de éstos, de modo que se reduzca al mínimo su cantidad y
nocividad.
(20) Puede haber motivos para establecer determinadas excepciones a los valores límite
de emisión de algunos contaminantes durante un período de tiempo limitado y
supeditadas a condiciones específicas.
(21) Deben desarrollarse criterios para algunas fracciones clasificadas de deshechos
combustibles no peligrosos impropios para el reciclado, a fin de que pueda autorizarse
la reducción de la frecuencia de las mediciones periódicas.
(22) Un único texto sobre la incineración de residuos mejorará la claridad jurídica y el
carácter ejecutorio; que debe existir una única directiva para la incineración y
coincineración de residuos peligrosos y no peligrosos que tenga plenamente en cuenta
el contenido y la estructura de la Directiva 94/67/CE del Consejo, de 16 de diciembre
de 1994, relativa a la incineración de residuos peligrosos ; por lo tanto, la Directiva
94/67/CE debe también derogarse.
(23) El artículo 4 de la Directiva 75/442/CEE del Consejo, de 15 de julio de 1975,
relativa a los residuos exige que los Estados miembros tomen las medidas necesarias
para garantizar que los residuos se valorizarán o eliminarán sin poner en peligro la
salud humana ni perjudicar el medio ambiente; con este fin, en los artículos 9 y 10 de la
citada Directiva se establece que cualquier instalación o empresa dedicada al
tratamiento de residuos deberá obtener una autorización de las autoridades
competentes, en la que se haga referencia, en particular, a las precauciones que deben
tomarse.
(24) Los requisitos para la recuperación del calor generado en los procesos de
incineración o coincineración y para reducir al mínimo y reciclar los residuos que
resulten del funcionamiento de las instalaciones de incineración o coincineración




ANEJOS 255

contribuirán a que se cumplan los objetivos enunciados en el artículo 3, sobre la
jerarquía en la gestión de los residuos, de la Directiva 75/442/CEE.
(25) Las instalaciones de incineración o coincineración que traten únicamente residuos
de origen animal, reguladas en la Directiva 90/667/CEE , quedan excluidas del ámbito
de aplicación de la presente Directiva. La Comisión pretende proponer una revisión de
los requisitos contenidos en la Directiva 90/667/CEE con la finalidad de establecer
normas medioambientales elevadas en relación con la incineración y coincineración de
residuos de origen animal.
(26) La autorización para una instalación de incineración o de coincineración debe
cumplir también todos los requisitos aplicables establecidos en las Directivas
91/271/CEE , 96/61/CE, 96/62/CE , 76/464/CEE y 1999/31/CE .
(27) No debe permitirse que la coincineración de residuos en las instalaciones no
destinadas principalmente a incinerar residuos haga aumentar, por encima de lo
permitido para las instalaciones dedicadas expresamente a la incineración, las
emisiones de sustancias contaminantes en la parte del volumen de gases de combustión
resultante de dicha coincineración; por lo tanto, esta actividad debe ser objeto de las
correspondientes limitaciones.
(28) Se necesitan técnicas de medición de alto nivel para vigilar las emisiones, con el fin
de asegurar su conformidad con los valores límite de emisión de contaminantes.
(29) La introducción de valores límite de emisión para el vertido de aguas residuales
procedentes de la depuración de gases de combustión de instalaciones incineradoras y
coincineradoras limitará la transmisión de contaminantes de la atmósfera a las aguas.
(30) Deben establecerse disposiciones para los casos en que se superen los valores límite
de emisión, así como para las interrupciones, desajustes o fallos técnicamente
inevitables de los dispositivos de depuración o de medición.
(31) Para garantizar la transparencia del sistema de concesión de autorizaciones en toda
la Comunidad, la información debe ser accesible al público para que éste participe en
las decisiones que deben adoptarse a raíz de las solicitudes de nuevas autorizaciones y
de sus renovaciones subsiguientes; deben ser accesibles al público los informes sobre el
funcionamiento y el control de las instalaciones que incineren más de tres toneladas por
hora, para que éste conozca los posibles efectos sobre el medio ambiente y la salud
humana.
(32) La Comisión deberá presentar sendos informes al Parlamento Europeo y al Consejo
basándose en la experiencia resultante de la aplicación de la presente Directiva, los
nuevos conocimientos científicos, el desarrollo de los conocimientos tecnológicos, los
avances logrados en las técnicas de control de emisiones y la experiencia adquirida en
la gestión de residuos, en el funcionamiento de las instalaciones y en el desarrollo de
requisitos medioambientales, con vistas a proponer, en su caso, que se adapten las
disposiciones correspondientes de la presente Directiva.
(33) Las medidas necesarias para la aplicación de la presente Directiva deben adoptarse
de conformidad con la Decisión 1999/468/CE del Consejo, de 28 de junio de 1999, por
la que se establecen los procedimientos para el ejercicio de las competencias de
ejecución atribuidas a la Comisión .
(34) Los Estados miembros deben determinar el régimen de sanciones aplicable a las
infracciones de las disposiciones de la presente Directiva y velar por su aplicación;
dichas sanciones deben ser efectivas, proporcionadas y disuasorias.




ANEJOS 256

4.1.2.1 HAN ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

4.1.2.1.1 Artículo 1 Objetivos
El objetivo de la presente Directiva es impedir o, cuando ello no sea viable, limitar en la medida
de lo posible los efectos negativos sobre el medio ambiente, especialmente la contaminación
causada por las emisiones en la atmósfera, el suelo y las aguas superficiales y subterráneas, así
como los riesgos para la salud humana derivados de la incineración y coincineración de
residuos.
Este objetivo deberá alcanzarse mediante condiciones operativas y requisitos técnicos rigurosos,
estableciendo valores límite de emisión para las instalaciones de incineración y coincineración de
residuos en la Comunidad y también a través de la observancia de las disposiciones de la
Directiva 75/442/CEE.

4.1.2.1.2 Artículo 2 Ámbito de aplicación
1. La presente Directiva se aplicará a las instalaciones de incineración y coincineración.
2. Sin embargo, quedarán excluidas del ámbito de aplicación de la presente Directiva las
siguientes instalaciones:
a) Las instalaciones que sólo traten los siguientes residuos:
o i) residuos vegetales de origen agrícola y forestal,
o ii) residuos vegetales procedentes de la industria de elaboración de alimentos,
si se recupera el calor generado,
o iii) residuos vegetales fibrosos obtenidos de la producción de pulpa virgen y de
la producción de papel a partir de pulpa, si se coincinera en el lugar de
producción y se recupera el calor generado,
o iv) residuos de madera, con excepción de los que puedan contener compuestos
organohalogenados o metales pesados como consecuencia del tratamiento con
sustancias protectoras de la madera o de revestimiento, lo que incluye, en
particular, los materiales de este tipo procedentes de residuos de construcción y
demolición,
o v) residuos de corcho,
o vi) residuos radioactivos,
o vii) las canales de animales, tal como aparecen reguladas en la Directiva
90/667/CEE, sin perjuicio de futuras modificaciones de ésta,
o viii) los residuos resultantes de la exploración y explotación de petróleo y gas
en plataformas marinas incinerados a bordo;
b) las instalaciones experimentales utilizadas para la investigación, el desarrollo y la
realización de pruebas para mejorar el proceso de incineración y que traten menos de
50 toneladas de residuos al año.

4.1.2.1.3 Artículo 3 Definiciones
A efectos de la presente Directiva se entenderá por:
1) «residuo», cualquier residuo sólido o líquido definido en la letra a) del artículo 1 de
la Directiva 75/442/CEE;




ANEJOS 257

2) «residuo peligroso», cualquier residuo sólido o líquido definido en el apartado 4 del
artículo 1 de la Directiva 91/689/CEE del Consejo, de 12 de diciembre de 1991, relativa
a los residuos peligrosos .
Los requisitos específicos para residuos peligrosos de la presente Directiva no se
aplicarán a los siguientes residuos peligrosos:
o a) residuos líquidos combustibles, incluidos los aceites usados definidos en el
artículo 1 de la Directiva 75/439/CEE del Consejo, de 16 de junio de 1975,
relativa a la gestión de aceites usados , siempre y cuando cumplan los
siguientes criterios:
e i) que el contenido en masa de hidrocarburos aromáticos policlorados,
por ejemplo los policlorobifenilos (PCB) o el pentaclorofenol (PCP), no
supere las concentraciones establecidas en la legislación comunitaria
pertinente,
e ii) que estos residuos no se conviertan en peligrosos por contener otros
constituyentes de los enumerados en el anexo II de la Directiva
91/689/CEE en cantidades o concentraciones no compatibles con el
logro de los objetivos fijados en el artículo 4 de la Directiva
75/442/CEE, y
e iii) que el valor calorífico neto sea, como mínimo, de 30 MJ por
kilogramo;
o b) cualesquiera residuos líquidos combustibles que no puedan provocar, en los
gases resultantes directamente de su combustión, emisiones distintas de las
procedentes del gasóleo, tal y como se define en el apartado 1 del artículo 1 de
la Directiva 93/12/CEE , o una concentración de emisiones mayor que las
resultantes de la combustión de gasóleo según tal definición;
3) «residuos municipales mezclados», los residuos domésticos, así como los residuos
comerciales, industriales e institucionales que, debido a su naturaleza y composición,
son similares a los residuos domésticos, pero quedando excluidas las fracciones a que se
refiere la partida 2001 del anexo de la Decisión 94/3/CE , que se recogen por separado
en origen, y quedando excluidos los demás residuos a que se refiere la partida 2002 de
dicho anexo;
4) «instalación de incineración», cualquier unidad técnica o equipo, fijo o móvil,
dedicado al tratamiento térmico de residuos con o sin recuperación del calor producido
por la combustión, incluida la incineración por oxidación de residuos, así como la
pirólisis, la gasificación u otros procesos de tratamiento térmico, por ejemplo el proceso
de plasma, en la medida en que las sustancias resultantes del tratamiento se incineren a
continuación.
Esta definición comprende el emplazamiento y la instalación completa, incluidas todas las
líneas de incineración y las instalaciones de recepción, almacenamiento y
pretratamiento in situ de los residuos; los sistemas de alimentación de residuos,
combustible y aire; la caldera; las instalaciones de tratamiento de los gases de
combustión; las instalaciones de tratamiento o almacenamiento in situ de los residuos de
la incineración y de las aguas residuales; la chimenea; así como los dispositivos y
sistemas de control de las operaciones de incineración, de registro y de seguimiento de las
condiciones de incineración;
5) «instalación de coincineración», toda instalación fija o móvil cuya finalidad principal
sea la generación de energía o la fabricación de productos materiales y:
o que utilice residuos como combustible habitual o complementario, o




ANEJOS 258

o en la que los residuos reciban tratamiento térmico para su eliminación.
Si la coincineración tiene lugar de tal manera que el principal propósito de la instalación no
sea la generación de energía o producción de productos materiales sino más bien el
tratamiento térmico de residuos, la instalación se considerará como instalación de
incineración en el sentido del punto 4.
Esta definición comprende el emplazamiento y la instalación completa, incluidas todas las
líneas de coincineración y las instalaciones de recepción, almacenamiento y
pretratamiento in situ de los residuos; los sistemas de alimentación de residuos,
combustible y aire; la caldera; las instalaciones de tratamiento de los gases de
combustión; las instalaciones de tratamiento o almacenamiento in situ de los residuos de
la incineración y de las aguas residuales; la chimenea; así como los dispositivos y
sistemas de control de las operaciones de incineración, de registro y de seguimiento de las
condiciones de incineración;
6) «instalación de incineración o coincineración existente», cualquier instalación de
incineración o coincineración:
o a) que esté en funcionamiento y cuente con una autorización de conformidad
con la legislación comunitaria vigente antes del 28 de diciembre de 2002; o
o b) que esté autorizada o registrada a efectos de incineración o coincineración y
cuente con una autorización expedida antes del 28 de diciembre de 2002 de
conformidad con la legislación comunitaria vigente, siempre y cuando la
instalación se ponga en funcionamiento a más tardar el 28 de diciembre de
2003; o
o c) que, a juicio de la autoridad competente, sea objeto de una solicitud completa
de autorización antes del 28 de diciembre de 2002, siempre y cuando la
instalación se ponga en funcionamiento a más tardar el 28 de diciembre de
2004;
7) «capacidad nominal» de la instalación de incineración, la suma de las capacidades de
incineración de los hornos que componen la instalación especificadas por el constructor
y confirmadas por el operador, teniendo debidamente en cuenta, en particular, el valor
calorífico de los residuos, expresada como la cantidad de residuos incinerados por hora;
8) «emisión», la liberación directa o indirecta a la atmósfera, al agua o al suelo de
sustancias, vibraciones, calor o ruido a partir de fuentes puntuales o difusas de la
instalación;
9) «valores límite de emisión», la masa, expresada en relación con determinados
parámetros específicos, la concentración o el nivel de una emisión cuyo valor no debe
superarse durante uno o más períodos de tiempo;
10) «dioxinas y furanos», todas las dibenzoparadioxinas y dibenzofuranos policlorados
enumerados en el anexo I;
11) «operador», cualquier persona física o jurídica que explote o controle la instalación
o, cuando así lo disponga la legislación nacional, que ostente, por delegación, un poder
económico determinante sobre el funcionamiento técnico de la instalación;
12) «autorización», cualquier decisión escrita (o varias decisiones de este tipo) expedida
por la autoridad competente por la que se conceda permiso para explotar una
instalación con arreglo a determinadas condiciones que garanticen que la instalación
cumpla todos los requisitos de la presente Directiva. Una autorización podrá ser válida
para una o más instalaciones o partes de una instalación que se hallen en el mismo
emplazamiento y sean explotadas por el mismo operador;




ANEJOS 259

13) «residuos de la incineración», cualquier materia sólida o líquida (incluidas cenizas y
escorias de hogar; cenizas volantes y partículas de la caldera; productos sólidos a partir
de las reacciones que se producen en el tratamiento de los gases; lodos procedentes del
tratamiento de aguas residuales; catalizadores usados y carbón activo usado) definida
como residuo en la letra a) del artículo 1 de la Directiva 75/442/CEE, que se generen en
el proceso de incineración o coincineración, en el tratamiento de los gases de escape o
de las aguas residuales, o en otros procesos dentro de la instalación de incineración o
coincineración.

4.1.2.1.4 Artículo 4 Solicitud y autorización
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 11 de la Directiva 75/442/CEE o en el artículo 3 de la
Directiva 91/689/CEE, ninguna instalación de incineración o coincineración funcionará sin la
autorización para realizar estas actividades.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 96/61/CE, la solicitud de autorización para una
instalación de incineración o coincineración a la autoridad competente incluirá una descripción de
las medidas que estén previstas para garantizar que:
a) la instalación se diseñe, equipe y explote de modo que se cumplan los requisitos que
establece la presente Directiva, teniendo en cuenta los tipos de residuos a incinerar;
b) en la medida en que sea viable, se recupere el calor generado durante el proceso de
incineración o de coincineración, por ejemplo, mediante la producción combinada de
calor y electricidad, la generación de vapor para usos industriales o la calefacción
urbana;
c) se reduzcan al mínimo la cantidad y la nocividad de los residuos y, cuando proceda,
éstos se reciclen;
d) la eliminación de los residuos de la incineración que no puedan evitarse, reducirse o
reciclarse se lleve a cabo de conformidad con la legislación nacional y comunitaria.
3. Sólo se concederá autorización cuando la solicitud muestre que las técnicas de medición de las
emisiones a la atmósfera propuestas cumplen lo dispuesto en el anexo III y, por lo que
respecta al agua, cumplen lo dispuesto en los puntos 1 y 2 del anexo III.
4. La autorización concedida por una autoridad competente a una instalación de incineración o
coincineración, además de cumplir los demás requisitos aplicables establecidos en las Directivas
Directivas 91/271/CEE , 96/61/CE, 96/62/CE , 76/464/CEE y 1999/31/CE :
a) enumerará de manera expresa los tipos de residuos que pueden tratarse. Si es
posible, la enumeración utilizará como mínimo los tipos de residuos que se recogen en
el Catálogo Europeo de Residuos (CER) y, si procede, incluirá información sobre la
cantidad de los residuos;
b) indicará la capacidad total de incineración o coincineración de residuos de la
instalación;
c) especificará los procedimientos de muestreo y medición utilizados para cumplir las
obligaciones que se establecen sobre mediciones periódicas de cada contaminante de la
atmósfera y las aguas.
5. La autorización concedida por una autoridad competente a una instalación de incineración o
coincineración que utilice residuos peligrosos, además de lo indicado en el apartado 4:
a) enumerará las cantidades de los distintos tipos de residuos peligrosos que pueden
tratarse;




ANEJOS 260

b) determinará los flujos mínimos y máximos de masa de dichos residuos peligrosos,
sus valores caloríficos mínimos y máximos y su contenido máximo de sustancias
contaminantes, por ejemplo PCB, PCP, cloro, flúor, azufre y metales pesados.
6. Sin perjuicio de lo dispuesto en el Tratado, los Estados miembros podrán enumerar los tipos de
residuos a incluir en la autorización que puedan ser coincinerados en las categorías definidas de
instalaciones de coincineración.
7. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 96/61/CE, la autoridad competente
reconsiderará periódicamente y, si procede, actualizará las condiciones de autorización.
8. Se considerará como una «modificación sustancial» en el sentido de la letra b) del apartado 10
del artículo 2 de la Directiva 96/61/CE y se aplicará el apartado 2 del artículo 12 de dicha
Directiva, cuando el operador de una instalación de incineración o coincineración de residuos no
peligrosos prevea un cambio de funcionamiento que conlleve la incineración o
coincineración de residuos peligrosos.
9. En caso de que una instalación de incineración o coincineración no cumpla las condiciones
establecidas en la autorización, en particular las relativas a los valores límite de emisión a la
atmósfera y a las aguas, las autoridades competentes aplicarán las medidas necesarias para
obligar al cumplimiento de las condiciones establecidas en la autorización.

4.1.2.1.5 Artículo 5 Entrega y recepción de residuos
1. El operador de la instalación de incineración o coincineración tomará todas las precauciones
necesarias con respecto a la entrega y recepción de residuos para impedir o, cuando ello no sea
viable, limitar en la medida de lo posible los efectos negativos sobre el medio ambiente,
especialmente la contaminación de la atmósfera, el suelo y las aguas superficiales y
subterráneas, así como los olores y ruidos, y los riesgos directos para la salud humana. Estas
medidas deberán cumplir, como mínimo, con los requisitos establecidos en los apartados 3 y 4.
2. El operador determinará la masa de cada tipo de residuos, si es posible con arreglo al CER,
antes de aceptar los residuos en la instalación de incineración o coincineración.
3. Antes de aceptar residuos peligrosos en la instalación de incineración o coincineración, el
operador deberá disponer de una información sobre ellos para comprobar, entre otras cosas,
que se cumplen los requisitos para la autorización indicados en el apartado 5 del artículo 4. En la
información constará:
a) toda la información administrativa sobre el proceso generador contenida en los
documentos mencionados en la letra a) del apartado 4;
b) la composición física y, en la medida en que sea factible, química de los residuos, así
como cualesquiera otra información necesaria para evaluar su adecuación al proceso de
incineración previsto;
c) los riesgos inherentes a los residuos, las sustancias con las que no puedan mezclarse
y las precauciones que habrá que tomar al manipularlos.
4. Antes de aceptar residuos peligrosos en la instalación de incineración o coincineración, el
operador observará por lo menos los siguientes procedimientos de recepción:
a) comprobación de los documentos estipulados en la Directiva 91/689/CEE y, si
procede, los establecidos en el Reglamento (CEE) no 259/93 del Consejo, de 1 de febrero
de 1993, relativo a la vigilancia y al control de los traslados de residuos en el interior, a
la entrada y a la salida de la Comunidad Europea , así como en la reglamentación
relativa al transporte de mercancías peligrosas;




ANEJOS 261

b) muestreo representativo, a menos que sea inadecuado, por ejemplo en el caso de
residuos clínicos infecciosos, a ser posible antes de descargar los residuos, para
comprobar su conformidad con la información del apartado 3, mediante controles, y
para que la autoridad competente pueda determinar la naturaleza de los residuos
tratados. Dichas muestras deberán conservarse por lo menos durante un mes después
de la incineración.
5. Las autoridades competentes podrán establecer exenciones respecto de lo dispuesto en los
apartados 2, 3 y 4 a las empresas e instalaciones industriales que incineren o coincineren
únicamente sus propios residuos en el lugar en que se producen, siempre y cuando se cumpla lo
dispuesto en la presente Directiva.

4.1.2.1.6 Artículo 6 Condiciones de explotación
1. Las instalaciones de incineración se explotarán de modo que se obtenga un grado de
incineración tal que el contenido de carbono orgánico total (COT) de las escorias y las cenizas de
hogar sea inferior al 3 % o su pérdida al fuego sea inferior al 5 % del peso seco de la materia. Si es
preciso, se emplearán técnicas adecuadas de tratamiento previo de residuos.
Las instalaciones de incineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de modo
que la temperatura de los gases derivados del proceso se eleve, tras la última inyección de aire de
combustión, de manera controlada y homogénea, e incluso en las condiciones más
desfavorables, hasta 850 °C, medidos cerca de la pared interna de la cámara de combustión o en
otro punto representativo de ésta autorizado por la autoridad competente, durante dos
segundos. Si se incineran residuos peligrosos que contengan más del 1 % de sustancias
organohalogenadas, expresadas en cloro, la temperatura deberá elevarse hasta 1100 °C durante dos
segundos como mínimo.
Todas las líneas de la instalación de incineración estarán equipadas con al menos un quemador
auxiliar que se ponga en marcha automáticamente cuando la temperatura de los gases de
combustión, tras la última inyección de aire de combustión, descienda por debajo de 850 °C o
1.100 °C, según los casos; asimismo, se utilizará dicho quemador durante las operaciones de
puesta en marcha y parada de la instalación a fin de que la temperatura de 850 °C o 1100 °C,
según los casos, se mantenga en todo momento durante estas operaciones mientras haya
residuos no incinerados en la cámara de combustión.
D urante la puesta en marcha y parada, o cuando la temperatura de los gases de combustión
descienda por debajo de 850 °C o 1.100 °C, según los casos, el quemador auxiliar no podrá
alimentarse con combustibles que puedan causar emisiones mayores que las producidas por la
quema de gasóleo, definido en el apartado 1 del artículo 1 de la Directiva 75/716/CEE del
Consejo, de gas licuado o de gas natural.
2. Las instalaciones de coincineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de
modo tal que la temperatura de los gases resultantes de la coincineración se eleve de manera
controlada y homogénea, e incluso en las condiciones más desfavorables, hasta una
temperatura de 850 °C durante dos segundos. Si se coincineran residuos peligrosos que
contengan más de un 1 % de sustancias organohalogenadas, expresadas en cloro, la
temperatura deberá elevarse hasta 1100 °C.
3. Las instalaciones de incineración y coincineración tendrán y utilizarán un sistema automático
que impida la alimentación de residuos:
a) en la puesta en marcha, hasta que se haya alcanzado la temperatura de 850 °C o 1100
°C, según los casos, o la temperatura especificada con arreglo al apartado 4;
b) cuando no se mantenga la temperatura de 850 °C o 1100 °C, según los casos, o la
temperatura especificada con arreglo al apartado 4;




ANEJOS 262

c) cuando las mediciones continuas establecidas en la presente Directiva muestren que
se está superando algún valor límite de emisión debido a perturbaciones o fallos en los
dispositivos de depuración.
4. La autoridad competente podrá autorizar condiciones distintas de las establecidas en el
apartado 1 y, por lo que respecta a la temperatura, en el apartado 3, especificándolas en la
autorización, para algunos tipos de residuos o para algunos procesos térmicos, siempre y
cuando se cumpla lo dispuesto en la presente Directiva. Los Estados miembros podrán
establecer normas relativas a la concesión de dichas autorizaciones. El cambio en las
condiciones de explotación no podrá generar mayor cantidad de residuos o residuos con mayor
contenido de contaminantes orgánicos en comparación con los residuos previsibles según las
condiciones establecidas en el apartado 1.
La autoridad competente podrá autorizar condiciones distintas de las establecidas en el
apartado 2 y, por lo que respecta a la temperatura, en el apartado 3, especificándolas en la
autorización, para algunos tipos de residuos o para algunos procesos térmicos, siempre y
cuando se cumpla lo dispuesto en la presente Directiva. Los Estados miembros podrán
establecer normas relativas a la concesión de dichas autorizaciones. Esta autorización se
supeditará a que se cumplan, como mínimo, los valores límite de emisión establecidos en el
anexo V para el carbono orgánico total y para el CO.
Si, por lo que respecta a la industria del papel y la pasta de papel, las instalaciones coincineran
sus propios residuos en el lugar en que éstos se producen, en calderas de corteza existentes, la
autorización se supeditará a que se cumplan, como mínimo, los valores límite de emisión
establecidos en el anexo V para el carbono orgánico total.
Todas las condiciones de explotación determinadas en el presente apartado y los resultados de las
verificaciones que se realicen serán comunicados por el Estado miembro a la Comisión, como
parte de la información facilitada en cumplimiento de las obligaciones de información.
5. Las instalaciones de incineración y coincineración se diseñarán, equiparán, construirán y
explotarán de modo que impidan emisiones a la atmósfera que provoquen una contaminación
atmosférica significativa a nivel del suelo; en particular, los gases de escape serán liberados, de
modo controlado y conforme a las normas comunitarias aplicables sobre calidad de la
atmósfera, por medio de una chimenea, cuya altura se calculará de modo que queden
protegidos la salud humana y el medio ambiente.
6. El calor generado por el proceso de incineración o coincineración se recuperará en la medida en
que sea viable.
7. Los residuos clínicos infecciosos deberán introducirse directamente en el horno, sin
mezclarlos antes con otros tipos de residuos y sin manipularlos directamente.
8. De la gestión de la instalación de incineración o coincineración será responsable una persona
física con competencias para gestionar la instalación.

4.1.2.1.7 Artículo 7 Valores límite de emisión a la atmósfera
1. Las instalaciones de incineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de modo
que, en los gases de escape, no se superen los valores límite de emisión establecidos en el anexo
V.
2. Las instalaciones de coincineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de
modo que, en los gases de escape, no se superen los valores límite de emisión establecidos en el
anexo II o que se determinen con arreglo a dicho anexo.
Si en una instalación de coincineración más del 40 % del calor generado procede de residuos
peligrosos, se aplicarán los valores límite de emisión establecidos en el anexo V.




ANEJOS 263

3. Los resultados de las mediciones realizadas para verificar el cumplimiento de los valores
límite de emisión estarán referidos a las condiciones establecidas en el artículo 11.
4. Cuando se coincineren residuos municipales mezclados, no tratados, los valores límite se
determinarán con arreglo al anexo V y no se aplicará el anexo II.
5. Sin perjuicio de lo dispuesto en el Tratado, los Estados miembros podrán establecer valores
límite de emisión para los hidrocarburos aromáticos policíclicos u otros contaminantes.

4.1.2.1.8 Artículo 8 Vertido de aguas procedentes de la depuración de gases de escape
1. Los vertidos de aguas residuales procedentes de la depuración de gases de escape a partir de
una instalación de incineración o coincineración estarán sujetos a una autorización expedida por
las autoridades competentes.
2. El vertido al medio acuático de aguas residuales procedentes de la depuración de los gases de
escape se limitará en la medida en que sea viable y, como mínimo, de conformidad con los
valores límite de emisión establecidos en el anexo IV.
3. Con arreglo a lo dispuesto específicamente en la autorización, las aguas residuales
procedentes de la depuración de gases de escape podrán verterse al medio acuático tras ser
tratadas por separado, a condición de que:
a) se cumplan los requisitos de las disposiciones comunitarias, nacionales y locales
pertinentes en cuanto a valores límite de emisión; y
b) las concentraciones en masa de las sustancias contaminantes mencionadas en el
anexo IV no superen los valores límite de emisión; en él establecidos.
4. Los valores límite de emisión serán aplicables por donde se vierten de la instalación de
incineración o coincineración las aguas residuales procedentes de la depuración de gases de
escape que contengan las sustancias contaminantes mencionadas en el anexo IV.
Cuando las aguas residuales procedentes de la depuración de gases de escape se traten en la
instalación conjuntamente con otras aguas residuales originadas en la instalación, el operador
deberá tomar mediciones, según lo especificado en el artículo 11:
a) en el flujo de aguas residuales procedentes de la depuración de gases de escape antes
de su entrada en la instalación de tratamiento conjunto de aguas residuales;
b) en el otro flujo o los otros flujos de aguas residuales antes de su entrada en la
instalación de tratamiento conjunto de aguas residuales;
c) en el punto de vertido final de las aguas residuales procedentes de la instalación de
incineración o de coincineración, después del tratamiento.
El operador efectuará los cálculos de distribución de masas adecuados para determinar los
niveles de emisión en el vertido final de aguas residuales que pueden atribuirse a las aguas
residuales procedentes de la depuración de los gases de escape, con el fin de comprobar que se
cumplen los valores límite de emisión establecidos en el anexo IV para los vertidos de aguas
residuales procedentes de la depuración de gases de escape.
En ningún caso tendrá lugar la dilución de las aguas residuales con objeto de cumplir los
valores límite de emisión establecidos en el anexo IV.
5. Cuando las aguas residuales procedentes de la depuración de los gases de escape que
contengan las sustancias contaminantes a que se refiere el anexo IV sean tratadas fuera de la
instalación de incineración o coincineración, en una instalación de tratamiento destinada sólo al
tratamiento de este tipo de aguas residuales, los valores límite de emisión del anexo IV se
aplicarán en el punto en que las aguas residuales salgan de la instalación de tratamiento. Si en




ANEJOS 264

esta instalación de tratamiento emplazada fuera de la instalación de incineración o de
coincineración no se tratan únicamente las aguas residuales procedentes de la incineración, el
operador efectuará los cálculos de distribución de masas adecuados, según lo estipulado en las
letras a), b) y c) del apartado 4, para determinar los niveles de emisión en el vertido final de
aguas residuales que pueden atribuirse a las aguas residuales procedentes de la depuración de
gases de escape, con el fin de comprobar que se cumplen los valores límite de emisión
establecidos en el anexo IV para el vertido de aguas residuales procedente de la depuración de
gases de escape.
En ningún caso tendrá lugar la dilución de las aguas residuales con objeto de cumplir los
valores límites de emisión establecidos en el anexo IV.
6. La autorización:
a) establecerá valores límite de emisión para las sustancias contaminantes a que se
refiere el anexo IV, con arreglo al apartado 2 y en cumplimiento de las condiciones
establecidas en la letra a) del apartado 3;
b) fijará parámetros operativos de control de las aguas residuales, como mínimo para el
pH, la temperatura y el caudal.
7. Los emplazamientos de las instalaciones de incineración y coincineración, incluidas las zonas de
almacenamiento de residuos anexas, se diseñarán y explotarán de modo que se impida el
vertido no autorizado y accidental de sustancias contaminantes al suelo y a las aguas
superficiales y subterráneas, con arreglo a lo dispuesto en la legislación comunitaria pertinente.
Además, deberá disponerse de capacidad de almacenamiento para la escorrentía de
precipitaciones contaminada procedente del emplazamiento de la instalación de incineración o de
coincineración o para las aguas contaminadas que provengan de derrames o de operaciones de
lucha contra incendios.
La capacidad de almacenamiento será la adecuada para que dichas aguas puedan someterse a
pruebas y tratarse antes de su vertido, cuando sea necesario.
8. Sin perjuicio de lo dispuesto en el Tratado, los Estados miembros podrán establecer valores
límite de emisión para los hidrocarburos aromáticos policíclicos u otros contaminantes.

4.1.2.1.9 Artículo 9 Residuos de la incineración
Se reducirá al mínimo la cantidad y la nocividad de los residuos procedentes de la explotación
de la instalación de incineración o coincineración. Los residuos se reciclarán, si procede,
directamente en la instalación o fuera de ella, de conformidad con la legislación comunitaria
pertinente.
El transporte y almacenamiento temporal de los residuos secos en forma de polvo, por ejemplo, las
partículas de las calderas y los residuos secos procedentes del tratamiento de los gases de la
combustión, se realizarán de forma que se evite su dispersión en el medio ambiente, por
ejemplo, en contenedores cerrados. Antes de determinar las vías de eliminación o reciclado de los
residuos de las instalaciones de incineración y coincineración, se efectuarán pruebas
adecuadas para establecer las características físicas y químicas y el potencial contaminante de los
diferentes residuos de incineración; dicho análisis se referirá a la fracción soluble total y a la
fracción soluble de los metales pesados.

4.1.2.1.10 Artículo 10 Control y seguimiento
1. Se instalarán equipos de medición y se utilizarán técnicas adecuadas para el seguimiento de los
parámetros, condiciones y concentraciones en masa relacionados con el proceso de
incineración o coincineración.




ANEJOS 265

2. Los requisitos de medición se establecerán en la autorización o en las condiciones anejas a la
autorización expedida por la autoridad competente.
3. La instalación y el funcionamiento adecuados de los equipos de seguimiento automatizado de
las emisiones a la atmósfera y a las aguas estarán sujetos a control y a una prueba anual de
supervisión. El calibrado se efectuará mediante mediciones paralelas con los métodos de
referencia, como mínimo cada tres años.
4. La autoridad competente fijará la localización de los puntos de medición y muestreo.
5. Se llevarán a cabo mediciones periódicas de las emisiones a la atmósfera y a las aguas con
arreglo a los puntos 1 y 2 del anexo III.

4.1.2.1.11 Artículo 11 Requisitos de medición
1. Los Estados miembros, bien especificando condiciones al respecto en la autorización, bien
mediante normas generales vinculantes, velarán por el cumplimiento de los apartados 2 a 12 y 17,
en lo relativo a la atmósfera, y de los apartados 9 y 14 a 17, en lo relativo a las aguas.
2. En las instalaciones de incineración y coincineración se realizarán, de conformidad con lo
dispuesto en el anexo III, las siguientes mediciones:
a) mediciones continuas de las siguientes sustancias: NO
x
, (siempre y cuando se
establezcan valores límite de emisión), CO, partículas totales, COT, HC1, HF, SO
2
;
b) mediciones continuas de los siguientes parámetros del proceso: temperatura cerca de
la pared interna de la cámara de combustión o en otro punto representativo de ésta
autorizado por la autoridad competente; concentración de oxígeno, presión,
temperatura y contenido de vapor de agua de los gases de escape;
c) como mínimo, dos mediciones anuales de metales pesados, dioxinas y furanos; no
obstante, durante los 12 primeros meses de funcionamiento, se realizará una medición
como mínimo cada tres meses. Los Estados miembros podrán fijar períodos de
medición si han establecido valores límites de emisión para los hidrocarburos
aromáticos policíclicos u otros contaminantes.
3. Por lo menos una vez cuando se ponga en servicio la instalación de incineración o
coincineración y en las condiciones más desfavorables de funcionamiento que se puedan
prever, se verificarán adecuadamente el tiempo de permanencia, la temperatura mínima y el
contenido de oxígeno de los gases de escape.
4. Podrá omitirse la medición continua del HF si se utilizan fases de tratamiento del HCl que
garanticen que no se superen los valores límite de emisión del HCl. En este caso, las emisiones
de HF se someterán a mediciones periódicas con arreglo a lo establecido en la letra c) del
apartado 2.
5. No será necesaria la medición continua del contenido de vapor de agua cuando los gases de
escape del muestreo se sequen antes de que se analicen las emisiones.
6. La autoridad competente podrá permitir en la autorización la realización de mediciones
periódicas, en vez de mediciones continuas, de HCl, HF y SO
2
, con arreglo a lo establecido en la
letra c) del apartado 2, en instalaciones de incineración y coincineración, siempre y cuando el
operador pueda probar que las emisiones de estos contaminantes en ningún caso pueden
superar los valores límite de emisión fijados.
7. La autoridad competente podrá permitir en la autorización que la frecuencia de las
mediciones periódicas se reduzca de dos veces al año a una vez cada dos años en el caso de los
metales pesados y de dos veces a una vez al año en el caso de las dioxinas y furanos, siempre y
cuando las emisiones derivadas de la coincineración o la incineración sean inferiores al 50 % de




ANEJOS 266

los valores límites de emisión determinados con arreglo al anexo II o al anexo V
respectivamente y siempre y cuando existan criterios, adoptados de conformidad con el
procedimiento establecido en el artículo 17, sobre los requisitos que deben cumplirse. Estos
criterios se basarán, como mínimo, en las disposiciones de las letras a) y d) del párrafo segundo.
Hasta el 1 de enero de 2005, podrá autorizarse la reducción de la frecuencia aun cuando no
existan dichos criterios, siempre y cuando:
a) los residuos que hayan de ser coincinerados o incinerados consistan únicamente en
determinadas fracciones combustibles clasificadas de residuos no peligrosos que no
sean apropiados para el reciclado y que presenten determinadas características, los
cuales se indicarán a tenor de la evaluación a que se refiere la letra d);
b) existan para dichos residuos criterios nacionales de calidad de los que se haya
informado a la Comisión;
c) la coincineración y la incineración de dichos residuos sean conformes a los planes
pertinentes de gestión de residuos a que se refiere el artículo 7 de la Directiva
75/442/CEE;
d) el operador pueda demostrar a la autoridad competente que las emisiones son, en
cualquier circunstancia, notablemente inferiores a los valores límite de emisión
establecidos en el anexo II o en el anexo V para los metales pesados, las dioxinas y los
furanos; esta evaluación se basará en la información sobre la calidad de los residuos de
que se trate y en las mediciones de las emisiones de dichos contaminantes;
e) consten en la autorización los criterios de calidad y el nuevo período de las
mediciones periódicas; y f) se comuniquen anualmente a la Comisión todas las
decisiones sobre la frecuencia de las mediciones a que se refiere el presente párrafo,
complementadas con información sobre la cantidad y calidad de los residuos de que se
trate.
8. Los resultados de las mediciones efectuadas para verificar que se cumplen los valores límite de
emisión estarán referidos a las siguientes condiciones y, respecto al oxígeno, a la fórmula
indicada en el anexo VI:
a) temperatura 273 K, presión 101,3 kPa, 11 % de oxígeno, gas seco, en los gases de
escape de las instalaciones de incineración;
b) temperatura 273 K, presión 101,3 kPa, 3 % de oxígeno, gas seco, en los gases de
escape en el caso de la incineración de aceites usados definidos en la Directiva
75/439/CEE;
c) cuando los residuos se incineren o coincineren en una atmósfera enriquecida de
oxígeno, los resultados de las mediciones podrán normalizarse con referencia a un
contenido de oxígeno, establecido por la autoridad competente, que obedezca a las
circunstancias especiales del caso particular;
d) en el caso de la coincineración, los resultados de las mediciones se normalizarán con
referencia al contenido total de oxígeno calculado de conformidad con el anexo II.
Cuando se reduzcan las emisiones de contaminantes mediante tratamiento de los gases de
escape en una instalación de incineración o coincineración en que se traten residuos peligrosos, la
normalización respecto a los contenidos de oxígeno previstos en el párrafo primero se llevará a
cabo sólo cuando el contenido de oxígeno medido en el mismo período de tiempo para el
contaminante de que se trate supere el contenido normalizado de oxígeno correspondiente.
9. Todos los resultados de las mediciones se registrarán, tratarán y presentarán de manera
adecuada, para que las autoridades competentes puedan comprobar el cumplimiento de las




ANEJOS 267

condiciones de explotación autorizadas y de los valores límite de emisión establecidos en la
presente Directiva, con arreglo a los procedimientos que establezcan dichas autoridades.
10. Se considerará que se cumplen los valores límite de emisión a la atmósfera si:
a)
o ninguno de los valores medios diarios supera los valores límite de emisión
establecidos en la letra a) del anexo V o en el anexo II;
o el 97 % del valor medio diario, a lo largo de todo el año, no supera el valor
límite de emisión establecido en el primer guión de la letra e) del anexo V;
b) ninguno de los valores medios semihorarios supera los valores límite de emisión de
la columna A de la letra b) del anexo V, o bien, cuando proceda, el 97 % de los valores
medios semihorarios, a lo largo del año, no supera los valores límite de emisión de la
columna B de la letra b) del anexo V;
c) ninguno de los valores medios a lo largo del período de muestreo establecido para
los metales pesados y las dioxinas y furanos supera los valores límite de emisión
establecidos en las letras c) y d) del anexo V o en el anexo II;
d) se cumple lo dispuesto en el segundo guión de la letra e) del anexo V o en el anexo II.
11. Los valores medios semihorarios y los valores medios de 10 minutos se determinarán dentro
del tiempo de funcionamiento real (excluidos los períodos de puesta en marcha y parada si no se
están incinerando residuos) a partir de los valores medidos, después de restar el valor del
intervalo de confianza que figura en el punto 3 del anexo III. Los valores medios diarios se
determinarán a partir de estos valores medios validados. Para obtener un valor medio diario
válido no podrán descartarse por fallos de funcionamiento o por mantenimiento del sistema de
medición continua más de cinco valores medios semihorarios en un día. Tampoco podrán
descartarse por fallos de funcionamiento o por mantenimiento del sistema de medición
continua más de diez valores medios diarios al año.
12. Los valores medios obtenidos a lo largo del período de muestreo y los valores medios en el
caso de las mediciones periódicas de HF, HC1 y SO2 se determinarán con arreglo a los
requisitos establecidos en los apartados 2 y 4 del artículo 10 y en el anexo III.
13. En cuanto se disponga en la Comunidad de técnicas de medición adecuadas, la Comisión, con
arreglo al procedimiento establecido en el artículo 17, decidirá a partir de qué fecha habrán de
efectuarse mediciones continuas de los metales pesados, las dioxinas y los furanos de
conformidad con lo dispuesto en el anexo III.
14. En el punto de vertido de aguas residuales se efectuarán las siguientes mediciones:
a) mediciones continuas de los parámetros mencionados en la letra b) del apartado 6 del
artículo 8;
b) mediciones diarias, mediante muestras puntuales, del total de sólidos en suspensión;
como posibilidad alternativa, los Estados miembros podrán establecer mediciones de
una muestra representativa y proporcional al caudal vertido durante 24 horas;
c) mediciones, como mínimo una vez al mes, de una muestra representativa y
proporcional al caudal vertido durante 24 horas de las sustancias contaminantes a que
se refiere el apartado 3 del artículo 8 respecto de los números 2 a 10 del anexo IV;
d) mediciones, como mínimo una vez cada seis meses, de dioxinas y furanos; sin
embargo, durante los primeros 12 meses de funcionamiento se efectuará una medición
como mínimo cada tres meses. Los Estados miembros podrán fijar periodos de




ANEJOS 268

medición si han establecido valores límites de emisión para los hidrocarburos
aromáticos policíclicos u otros contaminantes.
15. El seguimiento de la masa de contaminantes en las aguas residuales tratadas se llevará a
cabo de conformidad con la legislación comunitaria y según lo establecido en la autorización,
incluida la frecuencia en las mediciones.
16. Se considerará que se cumplen los valores límite de emisión al agua:
a) respecto al total de sólidos en suspensión (sustancia contaminante número 1), cuando
el 95 % y el 100 % de los valores medidos no superan los respectivos valores límite de
emisión establecidos en el anexo IV;
b) respecto a los metales pesados (sustancias contaminantes números 2 a 10), cuando no
más de una medición al año supera los valores límite de emisión establecidos en el
anexo IV; o bien, si el Estado miembro establece la toma de más de 20 muestras al año,
no más del 5 % de esas muestras supera los valores límite de emisión establecidos en el
anexo IV;
c) respecto a las dioxinas y los furanos (sustancia contaminante número 11), cuando las
mediciones efectuadas dos veces al año no superan el valor límite de emisión
establecido en el anexo IV.
17. Cuando las mediciones tomadas muestren que se han superado los valores límite de emisión a la
atmósfera o a las aguas establecidos en la presente Directiva, se informará sin demora a la
autoridad competente.

4.1.2.1.12 Artículo 12 Acceso a la información y participación pública
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 90/313/CEE del Consejo y en la Directiva
96/61/CE, las solicitudes de nuevas autorizaciones para instalaciones de incineración y
coincineración estarán a disposición del público en uno o varios lugares de acceso público,
como dependencias municipales, durante un plazo de tiempo adecuado, de tal manera que
puedan presentarse observaciones antes de que la autoridad competente tome una decisión.
Dicha decisión, en la que se incluirá, como mínimo, una copia de la autorización, así como las
posteriores actualizaciones, deberán ponerse también a disposición del público.
2. Por lo que respecta a las instalaciones de incineración o coincineración de capacidad nominal
igual o superior a dos toneladas por hora y no obstante lo dispuesto en el apartado 2 del
artículo 15 de la Directiva 96/61/CE, se pondrá a disposición del público un informe anual
sobre el funcionamiento y el seguimiento de la instalación que el operador deberá facilitar a la
autoridad competente. Dicho informe deberá dar cuenta, como mínimo, de la marcha del
proceso y de las emisiones a la atmósfera o a las aguas, comparadas con los niveles de emisión de
la presente Directiva. La autoridad competente elaborará una lista de las instalaciones de
incineración o coincineración de capacidad nominal inferior a dos toneladas por hora; dicha
lista se pondrá a disposición del público.

4.1.2.1.13 Artículo 13 Condiciones anormales de funcionamiento
1. La autoridad competente establecerá en la autorización el período máximo permitido de las
interrupciones, desajustes o fallos técnicamente inevitables de los dispositivos de depuración o de
medición, durante los cuales las concentraciones en las emisiones a la atmósfera y en las aguas
residuales depuradas de las sustancias reguladas puedan superar los valores límite de emisión
previstos.
2. En caso de avería, el operador de la instalación reducirá o detendrá el funcionamiento de la
instalación lo antes posible hasta que éste pueda reanudarse normalmente.




ANEJOS 269

3. Sin perjuicio de lo dispuesto en la letra c) del apartado 3 del artículo 6, la instalación de
incineración o coincineración o la línea de incineración no podrá, en ningún caso, seguir
incinerando residuos durante un período de tiempo superior a cuatro horas ininterrumpidas si
se superan los valores límite de emisión; además, la duración acumulada del funcionamiento en
dichas circunstancias durante un año será de menos de 60 horas. La duración de 60 horas se
aplica a las líneas de toda la instalación vinculadas a un único dispositivo de depuración de los
gases de salida.
4. El contenido total en partículas de las emisiones de una instalación de incineración a la
atmósfera no superará en ningún caso 150 mg/m
3
, expresados como valor medio semihorario;
por otra parte, no podrán superarse los valores límite de emisión a la atmósfera para el CO y el
COT. Asimismo, deberán cumplirse todas las demás condiciones mencionadas en el artículo 6.

4.1.2.1.14 Artículo 14 Cláusula de revisión
Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 96/61/CE, la Comisión presentará al Parlamento
Europeo y al Consejo, antes del 31 de diciembre de 2008, un informe basado en la experiencia
adquirida con la aplicación de la presente Directiva, en particular por lo que respecta a las
nuevas instalaciones, así como sobre los avances logrados en las técnicas de control de las
emisiones y sobre la experiencia en la gestión de residuos. El informe se basará además en la
evolución de la tecnología, de la experiencia en la explotación de las instalaciones y de los
requisitos medioambientales. Dicho informe incluirá una sección específica sobre la aplicación del
punto 1.1 del anexo II y, en particular, sobre la viabilidad económica y técnica del respeto del
valor límite de emisión de NOx establecido en dicho anexo para los hornos de cemento
nuevos, por parte de los hornos de cemento existentes a los que se hace referencia en la nota a pie
de página del punto 1.1 del anexo II. Si procede, el informe irá acompañado de propuestas de
revisión de las disposiciones correspondientes de la presente Directiva. No obstante, si lo
considerare oportuno, la Comisión propondrá la modificación del punto 3 del anexo II antes de
presentar dicho informe, si se envía la mayor parte de los flujos de residuos a tipos de
instalaciones de coincineración distintos de los señalados en los puntos 1 y 2 del anexo II.

4.1.2.1.15 Artículo 15 Informes
Los informes sobre la aplicación de la presente Directiva se elaborarán con arreglo al
procedimiento establecido en el artículo 5 de la Directiva 91/692/CEE del Consejo. El primer
informe se referirá, como mínimo, al primer período completo de tres años posterior al 28 de
diciembre de 2002 y deberá respetar los plazos mencionados en el artículo 17 de la Directiva
94/67/CE y en el apartado 3 del artículo 16 de la Directiva 96/61/CE. Con este fin, la Comisión
elaborará a su debido tiempo el cuestionario adecuado.

4.1.2.1.16 Artículo 16 Adaptación futura de la Directiva
La Comisión, de conformidad con el procedimiento establecido en el apartado 2 del artículo 17,
modificará los artículos 10, 11 y 13 y los anexos I y III, con el fin de adaptarlos al progreso
técnico o a los nuevos descubrimientos que se produzcan sobre los beneficios que la reducción de
emisiones representa para la salud.

4.1.2.1.17 Artículo 17 Comité de reglamentación
1. La Comisión estará asistida por un Comité de reglamentación.
2. En el caso en que se haga referencia al presente apartado, se aplicarán los artículos 5 y 7 de la
Decisión 1999/468/CE, respetando las disposiciones del artículo 8 de la misma.
El período a que se hace referencia en el apartado 6 del artículo 5 de la Decisión 1999/468/CE
queda fijado en tres meses.
3. El Comité aprobará su reglamento interno.




ANEJOS 270

4.1.2.1.18 Artículo 18 Derogación
Las disposiciones siguientes quedarán derogadas a partir del 28 de diciembre de 2005:
a) el apartado 1 del artículo 8 y el anexo de la Directiva 75/439/CEE;
b) la Directiva 89/369/CEE;
c) la Directiva 89/429/CEE;
d) la Directiva 94/67/CE.

4.1.2.1.19 Artículo 19 Sanciones
Los Estados miembros determinarán el régimen de sanciones aplicable a las infracciones de las
disposiciones nacionales adoptadas en aplicación de la presente Directiva. Las sanciones que así se
adopten deberán ser efectivas, proporcionadas y disuasorias. Los Estados miembros
notificarán a la Comisión estas disposiciones a más tardar el 28 de diciembre de 2002 le
notificarán lo antes posible toda modificación ulterior de las mismas.

4.1.2.1.20 Artículo 20 Disposiciones transitorias
1. Sin perjuicio de las disposiciones transitorias específicas establecidas en los anexos de la
presente Directiva, las disposiciones de la presente Directiva se aplicarán a las instalaciones
existentes a partir del 28 de diciembre de 2005.
2. Respecto a las nuevas instalaciones, es decir, aquellas a las que no se aplique la definición de
«instalación de incineración o coincineración existente» del apartado 6 del artículo 3 ni el
apartado 3 del presente artículo, la presente Directiva se aplicará, en lugar de las Directivas a que
se refiere el artículo 18, a partir del 28 de diciembre de 2002.
3. Se considerarán como instalaciones de coincineración existentes las instalaciones fijas o
móviles cuya finalidad sea la generación de energía o la fabricación de productos materiales,
que estén en funcionamiento y cuenten con autorización de conformidad con la legislación
comunitaria vigente, si es preciso, y que empiecen a coincinerar residuos, a más tardar el 28 de
diciembre de 2004.

4.1.2.1.21 Artículo 21 Ejecución
1. Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y
administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente Directiva a más
tardar el 28 de diciembre de 2002. Informarán inmediatamente de ello a la Comisión.
Cuando los Estados miembros adopten dichas disposiciones, éstas harán referencia a la
presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los
Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia.
2. Los Estados miembros comunicarán a la Comisión el texto de las disposiciones de Derecho
interno que adopten en el ámbito regulado por la presente Directiva.

4.1.2.1.22 Artículo 22 Entrada en vigor
La presente Directiva entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial de las
Comunidades Europeas.

4.1.2.1.23 Artículo 23 Destinatarios
Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.




ANEJOS 271

Hecho en Bruselas, el 4 de diciembre de 2000.

Por el Parlamento Europeo Por el Consejo

La Presidenta El Presidente

N. FONTAINE H. VÉDRINE

4.1.2.2 ANEXO I Factores de equivalencia para las dibenzo-para-dioxinas y los
dibenzofuranos
Para determinar la concentración total (ET) de dioxinas y furanos, se multiplicarán las
concentraciones en masa de las siguientes dibenzo-para-dioxinas y dibenzofuranos por los
siguientes factores de equivalencia antes de hacer la suma total:

Factor de equivalencia tóxica

2,3,7,8 — Tetraclorodibenzodioxina (TCDD) 1

1,2,3,7,8 — Pentaclorodibenzodioxina (PeCDD) 0,5

1,2,3,4,7,8 — Hexaclorodibenzodioxina (HxCDD) 0,1

1,2,3,6,7,8 — Hexaclorodibenzodioxina (HxCDD) 0,1

1,2,3,7,8,9 — Hexaclorodibenzodioxina (HxCDD) 0,1

1,2,3,4,6,7,8 — Heptaclorodibenzodioxina (HxCDD) 0,01

Octaclorodibenzodioxina (OCDD) 0,001

2,3,7,8 — Tetraclorodibenzofurano (TCDF) 0,1

2,3,4,7,8 — Pentaclorodibenzofurano (PeCDF) 0,5

1,2,3,7,8 — Pentaclorodibenzofurano (PeCDF) 0,05

1,2,3,4,7,8 — Hexaclorodibenzofurano (HxCDF) 0,1

1,2,3,6,7,8 — Hexaclorodibenzofurano (HxCDF) 0,1

1,2,3,7,8,9 — Hexaclorodibenzofurano (HxCDF) 0,1

2,3,4,6,7,8 — Hexaclorodibenzofurano (HxCDF) 0,1

1,2,3,4,6,7,8 — Heptaclorodibenzofurano (HpCDF) 0,01

1,2,3,4,7,8,9 — Heptaclorodibenzofurano (HpCDF) 0,01

Octaclorodibenzofurano (OCDF) 0,001




ANEJOS 272


4.1.2.3 ANEXO II DETERMINACIÓN DE LOS VALORES LÍMITE DE EMISIÓN A LA
ATMÓSFERA PARA LA COINCINERACIÓN DE RESIDUOS
Se aplicará la siguiente fórmula (regla de mezcla) cuando un valor límite de emisión total
específico «C» no se haya establecido en un cuadro del presente anexo.
El valor límite para cada contaminante de que se trate y para el monóxido de carbono en los
gases de escape procedentes de la coincineración de residuos deberá calcularse del siguiente
modo:
[V
residuo
× C
residuo
+ V
proceso
× C
proceso
]/[V
residuo
+ V
proceso
]= C

Vresiduo: el volumen de gases de escape procedentes de la incineración de residuos

determinado únicamente a partir de los residuos con el menor valor calorífico
especificado en la autorización y referido a las condiciones establecidas en la presente
Directiva.
Si el calor generado por la incineración de residuos peligrosos es inferior al 10 % del
calor total generado en la instalación, Vresiduo deberá calcularse a partir de una
cantidad (teórica) de residuos que, al ser incinerados, generarían el 10 % de calor,
manteniendo constante el calor total generado.

Cresiduo: los valores límite de emisión establecidos en el anexo V respecto de las

instalaciones de incineración para los contaminantes de que se trate y el monóxido de
carbono.

Vproceso: el volumen de gases de escape procedentes del proceso realizado en la

instalación, incluida la quema de los combustibles autorizados utilizados normalmente
en la instalación (con exclusión de los residuos), determinado según el contenido de
oxígeno en el que deben normalizarse las emisiones con arreglo a lo dispuesto en las
normativas comunitarias o nacionales. A falta de normativa para esta clase de
instalaciones, deberá utilizarse el contenido real de oxígeno de los gases de escape, sin
que se diluya mediante inyección de aire innecesario para el proceso. En la presente
Directiva se indican las demás condiciones a que deben referirse los resultados de las
mediciones.

Cproceso: los valores límite de emisión establecidos en las tablas del presente anexo para

determinados sectores industriales o, a falta de tales tablas o valores, los valores límite
de emisión de los contaminantes de que se trate y del monóxido de carbono en los gases
de salida de las instalaciones que cumplan las disposiciones legales, reglamentarias y
administrativas nacionales aplicables a dichas instalaciones cuando queman los
combustibles autorizados normalmente (con exclusión de los residuos). A falta de
dichas medidas, se utilizarán los valores límite de emisión que establezca la
autorización. A falta de éstos, se utilizarán los valores correspondientes a las
concentraciones reales en masa.
C: los valores límite de emisión totales y el contenido de oxígeno establecidos en las
tablas del presente anexo para determinados sectores industriales y determinados
contaminantes o, a falta de tales tablas o valores, los valores límite de emisión totales
del CO y los contaminantes de que se trate que sustituyen a los valores límite de
emisión establecidos en los anexos correspondientes de la presente Directiva. El
contenido total de oxígeno que sustituirá al contenido de oxígeno para la normalización
se calculará con arreglo al contenido anterior, respetando los volúmenes parciales.
Los Estados miembros podrán establecer normas relativas a la concesión de las exenciones
previstas en el presente anexo.




ANEJOS 273

4.1.2.3.1 II.1. Disposiciones especiales para los hornos de cemento en que se coincineren
residuos
Valores medios diarios (para mediciones continuas). Los períodos de muestreo y los demás
requisitos de medición son los que establece el artículo 7. Todos los valores se dan en mg/m
3
(dioxinas y furanos mg/m
3
). Los valores medios semihorarios sólo serán necesarios para
calcular los valores medios diarios.
Los resultados de las mediciones efectuadas para verificar que se cumplen los valores límite de
emisión estarán referidos a las siguientes condiciones: temperatura 273 K, presión 101,3 kPa, 10 %
de oxígeno y gas seco.
II.1.1. C — valores límite de emisión totales

Contaminante C

Partículas totales 30

HCI 10

HF 1

NOx para instalaciones existentes 800

NOx para instalaciones nuevas 500 (1)

Cd + Tl 0,05

Hg 0,05

Sb + As + Pb + Cr + Co + Cu + M n + Ni + V 0,5

Dioxinas y furanos 0,1
(1) Para la aplicación de los valores límites de emisión de NOx, no se considerarán instalaciones nuevas los
hornos de cemento en funcionamiento que cuenten con una autorización de conformidad con la normativa
comunitaria vigente y que comiencen a coincinerar residuos después de la fecha mencionada en el apartado 3
del artículo 20.


Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
NOx para los hornos de cemento en vía húmeda existentes o para los hornos que quemen
menos de tres toneladas de residuos por hora, siempre y cuando la autorización establezca un
valor límite de emisión total de NOx no superior a 1 200 mg/m
3
.
Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto de las
partículas para los hornos de cemento que quemen menos de tres toneladas de residuos por
hora, siempre y cuando la autorización establezca un valor límite de emisión total no superior a
50 mg/m
3
.




ANEJOS 274


II.1.2. C — valores límite de emisión totales para el SO
2
y el COT

Contaminante C

SO
2
50

COT 10
La autoridad competente podrá autorizar exenciones en los casos en que el COT y el SO2 no
procedan de la incineración de residuos.
II.1.3. Valor límite de emisión para el CO
La autoridad competente podrá fijar los valores límite de emisión para el CO.

4.1.2.3.2 II.2. Disposiciones especiales para instalaciones de combustión que coincineren
residuos
II.2.1. Valores medios diarios
Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 88/609/CEE y en caso de que se establezcan valores
límite de emisión más rigurosos para las grandes instalaciones de combustión de conformidad
con la legislación comunitaria futura, dichos valores sustituirán, para las instalaciones y
contaminantes de que se trate, a los valores límite de emisión establecidos en los siguientes
cuadros (C
proceso
). En ese caso, los siguientes cuadros se adaptarán sin demora a esos valores
límites de
emisión más rigurosos de conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 17.
Los valores medios semihorarios sólo serán necesarios para calcular los valores medios diarios.
Cproceso:
Cproceso para los combustibles sólidos expresado en mg/Nm
3
(contenido de O
2
6 %):

Contaminantes < 50 50 a 100 MWth 100 a 300 MWth > 300 MWth
MWth

SO
2
850 850 a 200 200

caso general (disminución lineal de 100
a 300 MWth)

combustibles o tasa de o tasa de desulfuración >= o tasa de
autóctonos desulfuración >= 90 % 92 % desulfuración >= 95 %

NO
x
400 300 200

partículas 50 50 30 30/tr>
Hasta el 1 de enero de 2007 y sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación comunitaria
pertinente, el valor límite de emisión para el NOx no se aplica a las instalaciones que solamente
incineren residuos peligrosos.
Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
NOx y del SO2 para las instalaciones de coincineración existentes de entre 100 y 300 MWth que
utilicen la tecnología de combustión en lecho fluido y combustibles sólidos, siempre y cuando la
autorización establezca un valor de C
proceso
no superior a 350 mg/Nm
3
para el NOx y no




ANEJOS 275

superior a un valor comprendido entre 850 y 400 mg/Nm
3
(disminución lineal de 100 a 300
MWth) para el SO
2
.
Cproceso para la biomasa expresado en mg/Nm
3
(contenido de O2 6 %):
«Biomasa»: los productos compuestos total o parcialmente por una materia vegetal de origen
agrícola o forestal, que puedan ser utilizados para valorizar su contenido energético, así como los
residuos a que se refieren los incisos i) a v) de la letra a) del apartado 2 del artículo 2.

Contaminantes < 50 MWth 50 a 100 MWth 100 a 300 MWth > 300 MWth

SO
2
200 200 200

NO
x
350 300 200

partículas 50 50 30 30/tr>
Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
NOx para las instalaciones de coincineración existentes de entre 100 y 300 MWth que utilicen la
tecnología de combustión en lecho fluido y que quemen biomasa, siempre y cuando la
autorización establezca un valor de Cproceso no superior a 350 mg/Nm
3
.

Cproceso para los combustibles líquidos expresado en mg/Nm
3
(contenido de O2 3 %):

Contaminantes < 50 MWth 50 a 100 MWth 100 a 300 MWth > 300 MWth

SO
2
850 850 a 200 200

(disminución lineal de 100 a 300 MWth)

NO
x
400 300 200

partículas 50 50 30 30/tr>

II.2.2. C — valores límite de emisión totales:
C expresados en mg/Nm
3
(contenido de O2 6 %). Todos los valores medios medidos a lo largo
de un período de muestreo de un mínimo de 30 minutos y un máximo de 8 horas:

Contaminante C

Cd + Tl 0,05

Hg 0,05

Sb + As + Pb + Cr + Co + Cu + M n + Ni + V 0,5

C expresados en ng/Nm
3
(contenido de O2 6 %). Todos los valores medios medidos a lo largo
de un período de muestreo de un mínimo de 6 horas y un máximo de 8 horas:

4.1.2.3.3 II.3. Disposiciones especiales para sectores industriales no incluidos en II.1 ni en II.2
que coincineren residuos
II.3.1. C — valores límite de emisión totales:
C expresados en ng/Nm
3
. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de
muestreo de un mínimo de 6
horas y un máximo de 8 horas:




ANEJOS 276


Contaminante> C

Dioxinas y furanos 0,1

C expresados en mg/Nm
3
. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de
muestreo de un mínimo de 30 minutos y un máximo de 8 horas:

Contaminante> C

Cd + Tl 0,05

Hg 0,05

4.1.2.4 ANEXO III Técnicas de medición
1. Las mediciones para determinar las concentraciones de sustancias contaminantes de la
atmósfera y del agua se llevarán a cabo de manera representativa.
2. El muestreo y análisis de todos los contaminantes, entre ellos las dioxinas y los furanos, así
como los métodos de medición de referencia para calibrar los sistemas automáticos de
medición, se realizarán con arreglo a las normas CEN.
Si todavía no estuvieran disponibles las normas CEN, se aplicarán las normas ISO, las normas
nacionales o internacionales que garanticen la obtención de datos de calidad científica
equivalente.
3. Los valores de los intervalos de confianza del 95 % de cualquier medición, determinados en los
valores límite de emisión diarios, no superarán los siguientes porcentajes de los valores límite
de emisión:

Monóxido de carbono: 10 %

Dióxido de azufre: 20 %

Dióxido de nitrógeno: 20 %

Partículas totales: 30 %

Carbono orgánico total: 30 %

Cloruro de hidrógeno: 40 %

Fluoruro de hidrógeno: 40 %

4.1.2.5 ANEXO IV Valores límite de emisión para vertidos de aguas residuales procedentes
de la depuración de gases de escape
Valores límite de emisión para vertidos de aguas residuales procedentes de la depuración de
gases de escape




ANEJOS


Sustancias Contaminantes


1.Total de sólidos en suspensión tal como se definen
en la Directiva 91/271/CEE


2. Mercurio y sus compuestos, expresados en
mercurio (Hg)
3. Cadmio y sus compuestos, expresados en cadmio
(Cd)

4. Talio y sus compuestos, expresados en talio (TI)
5. Arsénico y sus compuestos, expresados en arsénico
(As)

6. Plomo y sus compuestos, expresados en plomo (Pb)

7. Cromo y sus compuestos, expresados en cromo (Cr)

8. Cobre y sus compuestos, expresados en cobre (Cu)

9. Níquel y sus compuestos, expresados en níquel (Ni)

10. Zinc y sus compuestos, expresados en Zinc (Zn)
11. Dioxinas y furanos, definidos como la suma de los
distintos furanos y dioxinas evaluados con arreglo al
anexo I
277
Valores límite de emisión expresados en
concentraciones en masa para muestras no
filtradas
95 % 100 %
30 mg/l 45 mg/l
0,03 mg/l
0,05 mg/l
0,05 mg/l
0,15 mg/l
0,2 mg/l
0,5 mg/l
0,5 mg/l
0,5 mg/l
1,5 mg/l
0,3 mg/l
0,3 ng/l
Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
total de sólidos en suspensión para instalaciones de incineración existentes, siempre y cuando la
autorización establezca que el 80 % de los valores medidos no sea superior a 30 mg/l y ninguno de
ellos sea superior a 45 mg/l.

4.1.2.6 ANEXO V VALORES LÍMITE DE EMISIÓN A LA ATMÓSFERA
a) Valores medios diarios




ANEJOS 278


Partículas totales 10
mg/m3

Sustancias orgánicas en estado gaseoso y de vapor expresadas en carbono orgánico total 10
mg/m3

Cloruro de hidrógeno (HCl) 10
mg/m3

Fluoruro de hidrógeno (HF) 1 mg/m3

Dióxido de azufre (SO2) 50
mg/m3

Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO2), expresado como dióxido de 200
nitrógeno, para instalaciones de incineración existentes de capacidad nominal superior a 6 mg/m3
toneladas por hora o para instalaciones de incineración nuevas (*)

Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO2), expresado como dióxido de 400
nitrógeno, para instalaciones de incineración ya existentes de capacidad nominal no superior a mg/m3
6 toneladas por hora (*)
(*) Hasta el 1 de enero de 2007 y sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación comunitaria pertinente, el
valor límite de emisión para el NOx no se aplicará a las instalaciones que solamente incineren residuos
peligrosos.
La autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del NOx para instalaciones de
incineración existentes
de capacidad nominal no superior a 6 toneladas por hora, siempre y cuando la
autorización establezca unos valores medios diarios no superiores a 500 mg/m
3
y ello
hasta el 1 de enero de 2008,
de capacidad nominal superior a 6 toneladas por hora pero no superior a 16 toneladas
por hora, siempre y cuando la autorización establezca unos valores medios diarios no
superiores a 400 mg/m
3
y ello hasta el 1 de enero de 2010,
de capacidad nominal superior a 16 toneladas por hora pero inferior a 25 toneladas por
hora y que no produzcan vertidos de aguas, siempre y cuando la autorización
establezca unos valores medios diarios no superiores a 400 mg/m
3
y ello hasta el 1 de
enero de 2008.
Hasta el 1 de enero de 2008, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto de las
partículas para instalaciones de incineración existentes, siempre y cuando la autorización
establezca valores medios diarios no superiores a 20 mg/m
3
.
b) Valores medios semihorarios




ANEJOS 279


(100%)A (97%)B

Partículas totales 30 mg/m3 10
mg/m3

Sustancias orgánicas en estado gaseoso y de vapor expresadas en carbono orgánico 20 mg/m3 10
total mg/m3

Cloruro de hidrógeno (HCl) 60 mg/m3 10
mg/m3

Fluoruro de hidrógeno (HF) 4 mg/m3 2 mg/m3

Dióxido de azufre (SO
2
) 200 50
mg/m3 mg/m3

Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO
2
), expresado como 400 200
dióxido de nitrógeno, para instalaciones de incineración existentes de capacidad mg/m3 (*) mg/m3
nominal superior a 6 toneladas por hora o para instalaciones de incineración nuevas (*)
(*) Hasta el 1 de enero de 2007 y sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación comunitaria
pertinente, el valor límite de emisión para el NOx no se aplicará a las instalaciones que
solamente incineren residuos peligrosos.
Hasta el 1 de enero de 2010, la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
NOx para las instalaciones de incineración existentes de capacidad nominal comprendida entre 6 y
16 toneladas por hora, siempre y cuando el valor medio semihorario sea igual o inferior a 600
mg/m
3
para la columna A, o igual o inferior a 400 mg/m
3
para la columna B.
c) Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de 30
minutos y un máximo de 8 horas




ANEJOS 280


Cadmio y sus compuestos, expresados en cadmio (Cd) total 0,05 mg/m3 total 0,1 mg/m3 (*)

Talio y sus compuestos, expresados en talio (Tl)

Mercurio y sus compuestos, expresados en mercurio (Hg) 0,05 mg/m3 0,1 mg/m3 (*)

Antimonio y sus compuestos, expresados en antimonio (Sb)
total 0,05 total 0,1 mg/m
3

Arsénico y sus compuestos, expresados en arsénico (As)
mg/m
3
(*)
total 0,5 mg/m
3
total 1 mg/m (*)
3
Plomo y sus compuestos, expresados en plomo (Pb)
Cromo y sus compuestos, expresados en cromo (Cr)
Cobalto y sus compuestos, expresados en cobalto (Co)
Cobre y sus compuestos, expresados en cobre (Cu)
Manganeso y sus compuestos, expresados en
manganeso(Mn)

Níquel y sus compuestos, expresados en níquel (Ni)

Vanadio y sus compuestos, expresados en vanadio (V)
(*) Hasta el 1 de enero de 2007, valores medios para las instalaciones existentes a las que se haya
concedido la autorización de
explotación antes del 31 de diciembre de 1996 y en las que solamente se incineren residuos
peligrosos.
Estos valores medios se refieren también a todas las formas en estado gaseoso y de vapor de las
emisiones de los metales pesados correspondientes, así como sus compuestos.
d) Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de 6
horas y un máximo de 8 horas. El valor límite de emisión se refiere a la concentración total de
dioxinas y furanos calculada utilizando el concepto de equivalencia tóxica de
conformidad con el anexo I
Dioxinas y furanos_________ 0,1 ng/m
3
e) No podrán superarse en los gases de combustión los siguientes valores límite de emisión de
las concentraciones de monóxido de carbono (CO) (excluidas las fases de puesta en
marcha y parada):
50 mg/m
3
de gas de combustión calculado como valor medio diario,
150 mg/m
3
de gas de combustión de, como mínimo, el 95 % de todas las mediciones,
calculado como valores medios cada 10 minutos; o 100 mg/m
3
de gas de combustión de
todas las mediciones, calculado como valores medios semihorarios tomados en
cualquier período de 24 horas.
La autoridad competente podrá autorizar exenciones para instalaciones de incineración que
utilicen la tecnología de combustión en lecho fluido siempre y cuando la autorización establezca un
valor límite de emisión para el monóxido de carbono (CO) igual o inferior a 100 mg/m
3
como
valor medio horario.
f) Los Estados miembros podrán establecer normas relativas a la concesión de las exenciones
previstas en el presente anexo.




ANEJOS 281

4.1.2.7 ANEXO VI Fórmula para calcular la concentración de emisiones en la concentración
porcentual normal de oxígeno
ES = EM x [21 - OS]/[21 - OM]
E
S
= concentración de emisiones calculada en la concentración porcentual normal de
oxígeno
E
M
= medición de la concentración de emisiones
O
S
= concentración normal de oxígeno
O
M
= medición de la concentración de oxígeno




ANEJOS 282

4.1.3 REAL DECRETO 653/2003, DE 30 DE MAYO, SOBRE INCINERACIÓN DE
RESIDUOS.

Hasta la aprobación de la Directiva 2000/76/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de
diciembre de 2000, relativa a la incineración de residuos, el régimen jurídico aplicable en el seno
de la Unión Europea a estas operaciones de gestión se fundamentaba en una doble
regulación, en función de que los residuos sometidos a incineración tuvieran o no la
consideración de peligrosos, circunstancia ésta que cobraba una relevancia excepcional, en la
medida en que determinaba que se tuvieran que aplicar unos valores de emisión de
contaminantes atmosféricos más o menos estrictos.
De esta forma, mediante las Directivas 89/369/CEE y 89/429/CEE del Consejo, de 8 y 21 de
junio de 1989, respectivamente, se establecieron normas para la prevención y la reducción de la
contaminación atmosférica procedente de la incineración de residuos municipales, mientras que la
incineración de residuos peligrosos se reguló mediante la Directiva 94/67/CE del Consejo, de 16 de
diciembre de 1994.
Las mencionadas directivas fueron incorporadas al ordenamiento interno mediante los
Reales Decretos 1088/1992, de 11 de septiembre, en cuanto a los residuos municipales, y
1217/1997, de 18 de julio, en lo referente a la incineración de residuos peligrosos, y es cierto que la
aplicación efectiva de las diferentes medidas establecidas en este conjunto de normas ha
contribuido de forma positiva a la reducción de la contaminación atmosférica derivada del
funcionamiento de las instalaciones de incineración de residuos.
Ahora bien, la diferenciación entre residuos peligrosos y no peligrosos tiene su fundamento en
las características de los residuos con carácter previo a su incineración, pero es irrelevante en
relación con la emisión de contaminantes a la atmósfera, por lo que la Directiva 2000/76/CE
exige unos valores límite de emisión comunes, cualesquiera que sean los tipos de residuos que se
incineren, si bien establece diferencias en la aplicación de las técnicas y condiciones de
funcionamiento de las instalaciones, así como en materia de mediciones y controles.
Se incluye también en dicha directiva una regulación específica sobre las instalaciones de
coincineración, a las que, sin menoscabo de las exigencias de funcionamiento y control que
deben cumplir, se les imponen unos requisitos particulares debido a que la incineración de los
residuos sólo representa una parte del proceso total de combustión, o de tratamiento térmico,
derivado de su actividad como instalaciones dedicadas a la generación de energía o a la
fabricación de productos materiales.
Mediante este Real Decreto se incorpora al ordenamiento interno la Directiva 2000/76/CE,
con la finalidad de limitar al máximo los efectos ambientales de las actividades de incineración y
coincineración de residuos. En consecuencia, el régimen jurídico de estas actividades debe
ajustarse a las exigencias ambientales derivadas de la legislación general sobre residuos,
regulada con carácter básico en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, en cuyos artículos 18
y 19.4 se faculta al Gobierno para establecer, respectivamente, los requisitos de las plantas,
procesos y productos de la valorización energética y de la eliminación de residuos.
De esta manera, se adoptan una serie de exigencias en relación con la entrega y recepción de los
residuos en las instalaciones, así como unas condiciones sobre su construcción y explotación en las
que también se distingue si en la instalación se realiza incineración o coincineración, y que
resultan más estrictas cuando se trata de residuos peligrosos, tal como se recoge en la
directiva que se incorpora.
Asimismo, en lo que se refiere a la contaminación atmosférica que puede producirse en las
actividades de incineración y coincineración de residuos, se fijan valores límite de emisiones a la
atmósfera que son comunes para los diferentes tipos de residuos que se incineren, haciendo




ANEJOS 283

uso para ello de la habilitación contenida en la Ley 38/1972, de 22 de diciembre, de protección del
ambiente atmosférico.
Con cobertura legal en el texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado mediante Real
Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, y en la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, se
adoptan, de igual forma, valores límite de emisión de determinados contaminantes que habrán
de aplicarse al vertido de las aguas residuales procedentes de la depuración de los gases de
escape de las instalaciones de incineración y coincineración, y se establecen exigencias en
cuanto a mediciones y control, tanto si el vertido se realiza a las aguas continentales como a las
marinas.
Particular mención en el conjunto de normas de rango legal de las que trae causa este Real
Decreto, y de especial relevancia en lo que se refiere a su aplicación, adquiere la Ley 16/2002, de 1
de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, en cuyo ámbito de
aplicación están incluidas las instalaciones de incineración de residuos peligrosos con una
capacidad de más de 10 toneladas por día y las de incineración de residuos urbanos o
municipales con una capacidad de más de tres toneladas por hora.
Como consecuencia de esta necesariamente diversa cobertura legal, considerados los
distintos aspectos de la materia regulada, el régimen sancionador aplicable al incumplimiento de
las medidas que se adoptan será el derivado de las leyes anteriormente citadas, de las que este
Real Decreto tiene el carácter de desarrollo reglamentario.
De acuerdo con la directiva que se incorpora, y sin perjuicio de las medidas específicas de
carácter transitorio recogidas en los anexos, se establece un régimen transitorio para las
instalaciones de incineración y coincineración existentes, a las que el régimen dispuesto en este
Real Decreto les será de aplicación a partir del día 28 de diciembre de 2005.
En este sentido, para las instalaciones incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 16/2002
se ha tenido en cuenta la distinta definición de instalaciones existentes incluidas en dicha ley y
en la Directiva 2000/76/CE, de manera que las instalaciones de incineración y coincineración
que tengan la consideración de nuevas, de acuerdo con la mencionada Ley, y de existentes, de
acuerdo con este Real Decreto, estarán lógicamente sometidas a la autorización ambiental
integrada, si bien la normativa sectorial que se deberá tener en cuenta para la fijación de los
valores límite de emisión, así como la documentación que deba incluirse en la solicitud de dicha
autorización, vendrán determinadas por el régimen anterior a la entrada en vigor de este Real
Decreto.
De igual modo, se ha tenido en cuenta el período de adaptación de las instalaciones
existentes recogido en la Ley 16/2002, de tal forma que las diferentes autorizaciones sectoriales
que se hayan otorgado a dichas instalaciones deberán adecuarse a las exigencias establecidas en
este Real Decreto antes del 28 de diciembre de 2005, a menos que en dicha fecha cuenten ya con
la autorización ambiental integrada, que en todo caso resultará exigible el 30 de octubre de
2007.
Por último, este Real Decreto tiene la consideración de legislación básica sobre protección
del medio ambiente, de conformidad con lo establecido en el artículo 149.1.23 de la
Constitución, y en su elaboración han sido consultadas las comunidades autónomas, los entes
locales y los agentes económicos y sociales interesados.
En su virtud, a propuesta de la Ministra de Medio Ambiente, de acuerdo con el Consejo de
Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 30 de mayo de
2003, dispongo:
Artículo 1. Objeto.
Este Real Decreto tiene por objeto establecer las medidas a que deben ajustarse las
actividades de incineración y coincineración de residuos, con la finalidad de impedir o limitar




ANEJOS 284

los riesgos para la salud humana y los efectos negativos sobre el medio ambiente derivados de
estas actividades.
Para alcanzar los anteriores objetivos, se establecen condiciones y requisitos para el
funcionamiento de las instalaciones de incineración y coincineración de residuos, así como
valores límite de emisión de contaminantes, que deberán ser aplicados y respetados, sin
perjuicio de las obligaciones establecidas en la legislación sobre residuos, contaminación
atmosférica, aguas, costas y prevención y control integrados de la contaminación.
Artículo 2. Ámbito de aplicación.
Este Real Decreto se aplica a las instalaciones de incineración y coincineración de residuos, con
excepción de las siguientes:
a. Instalaciones en las que sólo se incineren o coincineren los siguientes residuos, siempre
que se cumplan los requisitos que, en su caso, se señalan:
1. Residuos vegetales de origen agrícola y forestal.
2. Residuos vegetales procedentes de la industria de elaboración de alimentos, si
se recupera el calor generado.
3. Residuos vegetales fibrosos obtenidos de la producción de pasta de papel
virgen y de la producción de papel a partir de pasta de papel, si se coincineran
en el lugar de producción y se recupera el calor generado.
4. Residuos de madera, con excepción de los que puedan contener compuestos
organohalogenados o metales pesados como consecuencia del tratamiento con
sustancias protectoras de la madera o de revestimiento, entre los que se
incluyen, en particular, los materiales de este tipo procedentes de residuos de
construcción y demolición.
5. Residuos de corcho.
6. Residuos radioactivos.
7. Cadáveres enteros de animales y partes de ellos que, a su vez, tengan la
consideración de subproductos animales no transformados, de conformidad
con lo establecido en el artículo 2.1.a del Reglamento (CE) n° 1774/2002 del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de octubre de 2002, por el que se
establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no
destinados al consumo humano. En tal caso, estos residuos se tendrán que
incinerar o coincinerar de acuerdo con lo establecido en el citado Reglamento
(CE) n° 1774/2002 y en la normativa que resulte de aplicación.
8. Residuos resultantes de la exploración y explotación de petróleo y gas en
plataformas marinas incinerados a bordo.
b. Instalaciones experimentales utilizadas para la investigación, el desarrollo y la
realización de pruebas para mejorar el proceso de incineración y que incineren o
coincidieren menos de 50 toneladas de residuos al año.
Artículo 3. Definiciones.
A efectos de lo establecido en este Real Decreto, se entenderá por:
1. Residuo: cualquier sustancia u objeto, en estado sólido o líquido, de los definidos en el
artículo 3.a de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.




ANEJOS 285

2. Residuos peligrosos: los definidos como tales en el artículo 3.c de la Ley 10/1998 y en la
Decisión 2000/532/CE de la Comisión, de 3 de mayo de 2000, por la que se aprueba la
Lista Europea de Residuos, publicada mediante la Orden MAM/304/2002, de 8 de
febrero de 2002.
No obstante, los requisitos específicos establecidos en este Real Decreto para la
incineración o coincineración de residuos peligrosos no se aplicarán a los siguientes
residuos, a pesar de su condición de peligrosos:
a. Residuos líquidos combustibles, incluidos los aceites usados definidos en el
artículo 1 de la Orden ministerial de 28 de febrero de 1989, por la que se regula
la gestión de aceites usados, siempre y cuando cumplan los siguientes criterios:
1. Que el contenido en masa de hidrocarburos aromáticos policlorados,
como los policlorobifenilos (PCB) o el pentaclorofenol (PCP), no supere
las concentraciones establecidas en la orden ministerial anteriormente
citada.
2. Que estos residuos no se conviertan en peligrosos por contener otros
constituyentes de los enumerados en la tabla 4 del anexo I del Real
Decreto 833/1988, de 20 de julio, tras las modificaciones introducidas
por el Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, en cantidades o
concentraciones que impidan cumplir los objetivos fijados en el
artículo 12.1 de la Ley 10/1998.
3. Que el valor calorífico neto sea, como mínimo, de 30 MJ por kilogramo.
b. Cualesquiera residuos líquidos combustibles que no puedan provocar, en los
gases resultantes directamente de su combustión, emisiones distintas de las
procedentes del gasóleo, o una concentración de emisiones mayor que las
resultantes de la combustión del gasóleo, según las definiciones del Decreto
2204/1975, de 23 de agosto, relativo a las características, calidades y
condiciones de empleo de carburantes y combustibles, y sus posteriores
modificaciones, especialmente las producidas mediante los Reales Decretos
398/1996, de 1 de marzo, y 287/2001, de 16 de marzo.
3. Residuos urbanos o municipales mezclados: los definidos en el artículo 3.b de la Ley
10/1998, con exclusión de las fracciones recogidas selectivamente, contempladas en el
subcapítulo 20 01 de la Lista Europea de Residuos y de los residuos del subcapítulo 20
02 de dicha lista.
4. Instalación de incineración: cualquier unidad técnica o equipo, fijo o móvil, dedicado al
tratamiento térmico de residuos mediante las operaciones de valorización energética o
eliminación, tal como se definen en los apartados R1 y D10 del anexo 1 de la Orden
MAM/304/2002, de 8 de febrero, con o sin recuperación del calor. A estos efectos, en el
concepto de tratamiento térmico se incluye la incineración por oxidación de residuos,
así como la pirólisis, la gasificación u otros procesos de tratamiento térmico, como el
proceso de plasma, en la medida en que todas o parte de las sustancias resultantes del
tratamiento se destinen a la combustión posterior en las mismas instalaciones.
Esta definición comprende el lugar de emplazamiento y la instalación completa,
incluidas todas las líneas de incineración y las siguientes instalaciones:
a. Las instalaciones de recepción, almacenamiento y pretratamiento o tratamiento
previo in situ de los residuos.
b. Los hornos de combustión, incluyendo los sistemas de alimentación de
residuos, combustible y aire y de recogida de los residuos de combustión.




ANEJOS 286

c. La caldera y el sistema de recogida de cenizas volantes.
d. Las instalaciones de tratamiento de los gases de combustión.
e. Las instalaciones de valorización, eliminación o almacenamiento in situ de los
residuos de la incineración y de las aguas residuales, así como de tratamiento
de estas últimas, si también se realiza in situ.
f. La chimenea.
g. Los dispositivos y sistemas de control de las operaciones de incineración, de
registro y de seguimiento de las condiciones de incineración.
5. Instalación de coincineración: toda instalación fija o móvil cuya finalidad principal sea
la generación de energía o la fabricación de productos materiales y que, o bien utilice
residuos como combustible habitual o complementario, o bien los residuos reciban en
ella tratamiento térmico para su eliminación.
No obstante, si la coincineración tiene lugar de tal manera que el principal objetivo de
la instalación no sea la generación de energía o fabricación de productos materiales, sino
el tratamiento térmico de residuos, la instalación se considerará como una
instalación de incineración.
Esta definición comprende el lugar de emplazamiento y la instalación completa,
incluidas todas las líneas de coincineración y las instalaciones enumeradas en el último
párrafo del apartado 4 anterior.
6. Instalación de incineración o coincineración existente: cualquier instalación de
incineración o coincineración en la que concurran alguna de las siguientes
circunstancias:
a. Que cuente con la preceptiva autorización para incinerar o coincinerar residuos
y esté en funcionamiento, antes de la entrada en vigor de este Real Decreto.
b. Que cuente con una autorización para incinerar residuos expedida antes de la
entrada en vigor de este Real Decreto, pero todavía no esté en funcionamiento
en dicha fecha, siempre y cuando la instalación se ponga en funcionamiento
antes del día 29 de diciembre de 2003.
c. Que el operador haya presentado, antes de la entrada en vigor de este Real
Decreto, una solicitud de autorización para una instalación de incineración,
cuyo contenido haya sido considerado suficiente por la autoridad competente,
siempre y cuando la instalación se ponga en funcionamiento antes del día 29
de diciembre de 2004.
d. Por lo que respecta a las instalaciones de coincineración no incluidas en el
anterior párrafo a, tendrán la consideración de instalaciones existentes si, a la
entrada en vigor de este Real Decreto, están en funcionamiento como
instalaciones para la generación de energía o la fabricación de productos
materiales y cuentan con las autorizaciones que sean exigibles para ello, con
independencia del momento en que se haya presentado la correspondiente
solicitud para realizar la coincineración, y siempre que, tras obtener la
preceptiva autorización para coincinerar, comiencen a coincinerar residuos
antes del 29 de diciembre de 2004.
7. Capacidad nominal de la instalación: la cantidad máxima de residuos que pueden ser
incinerados por hora, que refleje la suma de las capacidades de incineración de los
hornos que componen la instalación especificadas por el constructor y confirmadas por
el operador, teniendo debidamente en cuenta, en particular, el valor calorífico de los




ANEJOS 287

residuos, que deberá expresarse tanto en flujos masa, referidos a los residuos, como en
flujos energéticos.
8. Emisión: la expulsión a la atmósfera, al agua o al suelo de sustancias, vibraciones, calor
o ruido, procedentes de forma directa o indirecta de fuentes puntuales o difusas de la
instalación.
9. Valores límite de emisión: la masa, expresada en relación con determinados parámetros
específicos, la concentración o el nivel de una emisión cuyo valor no debe superarse
durante uno o más períodos de tiempo.
10. Dioxinas y furanos: todas las dibenzoparadioxinas y dibenzofuranos policlorados
enumerados en el anexo I.
11. Operador: cualquier persona física o jurídica que explote o controle la instalación y que
tenga la condición de gestor para realizar las actividades de valorización o eliminación
de residuos mediante incineración o coincineración, de acuerdo con lo establecido en el
artículo 3.g de la Ley 10/1998.
12. Residuos de la incineración: cualquier materia sólida o líquida que se genere en el
proceso de incineración o coincineración, en el tratamiento de los gases de escape o de
las aguas residuales, o en otros procesos dentro de la instalación de incineración o
coincineración y que tenga la consideración de residuo de acuerdo con el artículo 3.a de
la Ley 10/1998. En particular, se incluyen en este concepto las cenizas y escorias de
hogar, las cenizas volantes y partículas de la caldera, los lodos procedentes del
tratamiento de aguas residuales y los catalizadores y carbón activo usados, así como los
productos formados en las reacciones que se producen en el tratamiento de los gases,
siempre que, en este último caso, tengan la consideración de residuos.
13. Residuos urbanos o municipales tratados: aquellos que hayan sido objeto de un
tratamiento previo, de conformidad con lo establecido en el artículo 2.e del Real
Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos
mediante depósito en vertedero.
14. Biomasa: los productos compuestos por materias vegetales de origen agrícola o forestal,
que puedan ser utilizados para valorizar su contenido energético, así como los residuos
a que se refieren los incisos primero a quinto del artículo 2.a.
15. Autoridad competente: la designada por la comunidad autónoma en cuyo ámbito
territorial se ubique la instalación, sin perjuicio de las competencias que, en su caso,
correspondan a los Organismos de cuenca en los supuestos en que se produzcan
vertidos al medio acuático.
Artículo 4. Autorización de las instalaciones.
1. Las instalaciones de incineración y coincineración estarán sometidas al siguiente régimen de
autorización:
a. Las instalaciones incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 16/2002 deberán contar
con la autorización ambiental integrada regulada en aquélla.
b. El resto de instalaciones no incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 16/2002
requerirán las autorizaciones exigidas en la Ley 10/1998 y en la Ley 38/1972, de 22 de
diciembre, de protección del ambiente atmosférico, y en su reglamento de desarrollo,
aprobado mediante el Decreto 833/1975, de 6 de febrero, sin perjuicio del resto de
licencias o autorizaciones que igualmente sean exigibles en virtud de lo establecido en
otras disposiciones. Del mismo modo, en estos casos serán exigibles las autorizaciones
de vertidos al medio acuático establecidas en el texto refundido de la Ley de Aguas,




ANEJOS 288

aprobado mediante Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, y en la Ley
22/1988, de 28 de julio, de Costas.
En estos supuestos, las instalaciones de incineración o coincineración de residuos urbanos no
sometidas a la autorización exigida en la Ley 10/1998, en virtud de lo establecido en su artículo
13.2, deberán cumplir lo establecido en este Real Decreto de acuerdo con el régimen de
intervención administrativa que determinen las correspondientes comunidades autónomas.
2. A efectos de lo establecido en los artículos 3.e y 10 de la Ley 16/2002, se considerará
modificación sustancial el hecho de que en una instalación de incineración o coincineración de
residuos no peligrosos se realice un cambio de funcionamiento que conlleve la incineración o
coincineración de residuos peligrosos.
3. Las autorizaciones reguladas en este artículo tendrán un carácter temporal y podrán ser
renovadas periódicamente, de conformidad con lo establecido al efecto en la normativa sobre
prevención y control integrados de la contaminación o, en su caso, en la de residuos,
contaminación atmosférica, aguas y costas.
4. En el caso de incumplimiento de las condiciones establecidas en las autorizaciones
reguladas en este artículo, las autoridades competentes adoptarán las medidas que resulten
pertinentes, mediante la aplicación del correspondiente régimen sancionador.
Artículo 5. Solicitud de autorización.
1. En el caso de instalaciones de incineración o coincineración incluidas en el ámbito de
aplicación de la Ley 16/2002, la solicitud de autorización ambiental integrada incluirá, además de
las exigencias establecidas en el artículo 12 de la citada Ley, una descripción de las medidas que
estén previstas para garantizar los siguientes extremos:
a. Que la instalación se diseñe, equipe y explote de modo que se cumplan los requisitos
que establece este Real Decreto, teniendo en cuenta los tipos de residuos a incinerar o
coincinerar.
b. Que, en la medida en que sea viable, se recupere el calor generado durante el proceso
de incineración o de coincineración mediante métodos como, entre otros, la producción
combinada de calor y electricidad, la generación de vapor para usos industriales o la
calefacción urbana.
c. Que se reduzcan al mínimo la cantidad y la nocividad de los residuos producidos en la
incineración o coincineración, y que éstos se reciclen o se gestionen mediante otra
forma de valorización, cuando ello sea posible.
d. Que la eliminación de los residuos de la incineración que no puedan evitarse, reducirse
o valorizarse se lleve a cabo de conformidad con lo establecido en el Real Decreto
1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos
mediante depósito en vertedero, y en la Decisión 2003/33/CE, de 19 diciembre de 2002,
por la que se establecen los criterios y procedimiento de admisión de residuos en los
vertederos, con arreglo al artículo 16 y al anexo II de la Directiva 1999/31/CE.
e. Que se identifiquen los residuos que serán objeto de incineración o coincineración en la
instalación, de acuerdo con los siguientes criterios:
1. En los casos de instalaciones en las que se pretenda incinerar exclusivamente
residuos urbanos, la identificación de los residuos se hará de forma genérica,
indicando aquellos aspectos que, de acuerdo con los principios de gestión de
residuos establecidos en la Ley 10/1998 y en el Plan Nacional de Residuos
Urbanos, pudieran condicionar la autorización.
2. En los casos de instalaciones en las que se pretenda incinerar residuos distintos
de los urbanos, así como en las de incineración de residuos urbanos en las que




ANEJOS 289

se vayan a incinerar residuos de otra naturaleza, se identificará el tipo y
cantidades de residuos que se vayan a incinerar, utilizando los códigos de
identificación de la Lista Europea de Residuos, sus características, con
indicación del contenido de sustancias contaminantes y la proporción de cada
uno de ellos en la alimentación al horno.
3. En los casos de instalaciones de coincineración, además de los requisitos
expresados en los párrafos anteriores, se deberá indicar el poder calorífico
inferior, la forma de alimentación y el punto de incorporación al proceso de los
residuos. Igualmente, se deberá definir el grado de aprovechamiento
energético resultante en sus instalaciones concretas cuando se quemen los
residuos previstos en las proporciones solicitadas.
2. En el caso de instalaciones de incineración o coincineración no incluidas en el ámbito de
aplicación de la Ley 16/2002, la solicitud de las autorizaciones que resulten exigibles, de
conformidad con lo indicado en el artículo 4.1.b, incluirá la información señalada en el apartado
anterior que en cada caso corresponda.
3. En todo caso, sólo se concederá la autorización cuando en la solicitud se acredite que las
técnicas de medición de las emisiones a la atmósfera propuestas cumplen lo dispuesto en el
anexo III de este Real Decreto y, por lo que respecta al agua, cumplen lo dispuesto en los
apartados 1 y 2 de dicho anexo III.
Artículo 6. Contenido de las autorizaciones.
1. En el caso de instalaciones de incineración o coincineración incluidas en el ámbito de
aplicación de la Ley 16/2002, la autorización ambiental integrada incluirá las siguientes
determinaciones, además de las señaladas en el artículo 22 de la citada Ley:
a. Se enumerarán de manera expresa los tipos de residuos que pueden tratarse utilizando
los códigos de identificación de la Lista Europea de Residuos y se determinará la
cantidad de los residuos que se autoriza para incinerar o coincinerar.
b. Se indicará la capacidad total de incineración o coincineración de residuos de la
instalación, así como la capacidad de cada una de las líneas de incineración o
coincineración de la instalación.
c. Se especificarán los procedimientos de muestreo y medición que deberán ser utilizados
para cumplir las obligaciones que se establecen sobre mediciones periódicas de cada
contaminante de la atmósfera y las aguas, mencionando, si los hubiera, las normas o
métodos específicos aplicables al efecto.
d. Se indicarán el resto de obligaciones derivadas de lo establecido en este Real Decreto.
2. En el caso de instalaciones de incineración o coincineración no incluidas en el ámbito de
aplicación de la Ley 16/2002, las autorizaciones que resulten exigibles, de conformidad con lo
indicado en el artículo 4.1.b, incluirán la información señalada en los párrafos a, b, c y d del
apartado anterior que en cada caso corresponda.
3. Cuando la autorización esté referida a una instalación de incineración o coincineración que
utilice residuos peligrosos, deberá incluir, además, las siguientes determinaciones:
a. Enumerará las cantidades de los distintos tipos de residuos peligrosos que pueden
tratarse.
b. Determinará los flujos mínimos y máximos de masa de dichos residuos peligrosos, sus
valores caloríficos mínimos y máximos y su contenido máximo de sustancias
contaminantes, como PCB, PCP, cloro, flúor, azufre y metales pesados.
Artículo 7. Entrega y recepción de los residuos.




ANEJOS 290

1. El operador de la instalación de incineración o coincineración tomará todas las
precauciones necesarias en relación con la entrega y recepción de residuos para impedir, o al
menos limitar en la medida de lo posible, los efectos negativos sobre el medio ambiente,
especialmente la contaminación de la atmósfera, el suelo y las aguas superficiales y
subterráneas, así como los olores y ruidos, y los riesgos directos para la salud humana.
2. Antes de aceptar los residuos en la instalación de incineración o coincineración, el
operador determinará la masa de cada tipo de residuos, si es posible mediante la utilización de
los códigos de identificación de la Lista Europea de Residuos.
3. Además, cuando se trate de residuos peligrosos, antes de aceptarlos en la instalación de
incineración o coincineración, el operador deberá disponer de una información sobre ellos para
comprobar, entre otros extremos, que se cumplen los requisitos de la autorización señalados en el
artículo 6.3.
En la anterior información constará:
a. Toda la información administrativa sobre el proceso generador del residuo contenida
en los documentos mencionados en el apartado 4.a de este artículo.
b. La composición física y, en la medida en que sea factible, química de los residuos, así
como cualquier otra información necesaria para evaluar su adecuación al proceso de
incineración o coincineración previsto.
c. Los riesgos inherentes a los residuos, las sustancias con las que no puedan mezclarse y
las precauciones que habrá que tomar al manipularlos.
4. Igualmente, antes de aceptar residuos peligrosos en la instalación de incineración o
coincineración, el operador observará al menos los siguientes procedimientos de recepción:
a. Comprobación de los documentos de acompañamiento exigidos en la legislación sobre
residuos peligrosos y, en su caso, en el Reglamento (CEE) n° 259/93 del Consejo, de 1
de febrero de 1993, relativo a la vigilancia y al control de los traslados de residuos en el
interior, a la entrada y a la salida de la Comunidad Europea, así como en la normativa
sobre transporte de mercancías peligrosas.
b. Muestreo representativo para comprobar su conformidad con la información del
apartado 3, a menos que ello resulte inadecuado en virtud de la propia naturaleza de
los residuos, como en el caso de residuos clínicos infecciosos.
Estas operaciones de muestreo se llevarán a cabo mediante controles realizados, a ser
posible, antes de descargar los residuos y servirán para que la autoridad competente pueda
determinar la naturaleza de los residuos tratados. Las muestras deberán conservarse al menos
durante un mes después de la incineración.
5. Las autoridades competentes podrán eximir del cumplimiento de lo dispuesto en los
apartados 2, 3 y 4 a las empresas e instalaciones industriales que incineren o coincineren
únicamente sus propios residuos en el lugar en que se producen, siempre y cuando se cumpla lo
establecido en este Real Decreto.
Artículo 8. Condiciones de diseño, equipamiento, construcción y explotación.
1. El diseño, equipamiento, construcción y explotación de las instalaciones de incineración se
realizará conforme a los siguientes requisitos:
a. Las instalaciones se explotarán de modo que se obtenga un grado de incineración tal
que el contenido de carbono orgánico total (COT) de las escorias y las cenizas de hogar
sea inferior al 3 % o, alternativamente, su pérdida al fuego sea inferior al 5 % del peso
seco de la materia. Si es preciso, se emplearán técnicas adecuadas de tratamiento previo
de los residuos.




ANEJOS 291

b. Las instalaciones se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de modo que, tras la
última inyección de aire de combustión, incluso en las condiciones más desfavorables,
al menos durante dos segundos la temperatura de los gases derivados del proceso se
eleve de manera controlada y homogénea hasta 850°C, medidos cerca de la pared
interna de la cámara de combustión o en otro punto representativo de ésta previa
conformidad de la autoridad competente. Si se incineran residuos peligrosos que
contengan más del uno % de sustancias organohalogenadas, expresadas en cloro, la
temperatura deberá elevarse hasta 1.100°C, al menos durante dos segundos.
c. Todas las líneas de la instalación de incineración estarán equipadas al menos con un
quemador auxiliar que se ponga en marcha automáticamente cuando la temperatura
de los gases de combustión, tras la última inyección de aire de combustión, descienda
por debajo de 850°C o 1.100°C, según los casos contemplados en el anterior párrafo b.
Asimismo, se utilizará dicho quemador durante las operaciones de puesta en marcha y
parada de la instalación a fin de que la temperatura de 850°C o 1.100°C, según los casos
contemplados en el anterior párrafo b, se mantenga en todo momento durante estas
operaciones mientras haya residuos no incinerados en la cámara de combustión.
d. Durante la puesta en marcha y parada, o cuando la temperatura de los gases de
combustión descienda por debajo de 850°C o 1.100°C, según los casos contemplados en
el párrafo b, el quemador auxiliar no podrá alimentarse con combustibles que puedan
causar emisiones mayores que las producidas por la quema de gasóleo, según las
definiciones del Decreto 2204/1975, de 23 de agosto, de gas licuado o de gas natural.
2. Las instalaciones de coincineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de
modo tal que la temperatura de los gases resultantes de la coincineración sea la requerida por el
proceso principal de la instalación y, en todo caso, superior a 850°C, durante al menos dos
segundos. Si se coincineran residuos peligrosos que contengan más de un 1 % de sustancias
organohalogenadas, expresadas en cloro, la temperatura del proceso principal deberá ser
superior a 1.100°C, durante al menos dos segundos.
3. Las instalaciones de incineración y coincineración tendrán y utilizarán un sistema
automático que impida la alimentación de residuos en los siguientes casos:
a. En la puesta en marcha, hasta que se haya alcanzado la temperatura de 850°C o 1.100°C,
según los casos contemplados en los apartados 1.b y 2, o la temperatura que resulte
exigible de acuerdo con lo establecido en el artículo 9.c.
b. Cuando no se mantenga la temperatura de 850°C o 1.100°C, según los casos
contemplados en los apartados 1.b y 2, o la temperatura que resulte exigible de acuerdo
con lo establecido en el artículo 9.c.
c. Cuando las mediciones continuas establecidas en este Real Decreto muestren que se
está superando algún valor límite de emisión debido a perturbaciones o fallos en los
dispositivos de depuración.




ANEJOS 292


Artículo 9. Condiciones alternativas.
Para algunos tipos de residuos o para algunos procesos térmicos, la autoridad competente
podrá permitir condiciones distintas de las establecidas en el artículo 8.1.a, en relación con el
contenido de COT, así como de las establecidas en los párrafos b, c y d del apartado 1 y en los
apartados 2 y 3 del mismo artículo, en relación con las temperaturas mínimas de operación,
especificándolas en la autorización, siempre y cuando se cumplan el resto de exigencias
establecidas en este Real Decreto y, además, las siguientes:
a. Por lo que respecta al contenido de COT en las escorias y cenizas de hogar de las
instalaciones de incineración, el cambio en las condiciones de explotación no podrá
generar mayor cantidad de residuos o residuos con mayor contenido de contaminantes
orgánicos que los previsibles si se mantuvieran las condiciones establecidas en el
artículo 8.1.
b. En cuanto a las instalaciones de coincineración, y en lo que se refiere al contenido de
COT, la autorización de condiciones distintas se supeditará a que se cumplan, al
menos, los valores límite de emisión establecidos en el anexo V para el carbono
orgánico total y para el CO. No obstante, por lo que respecta a la industria del papel y
la pasta de papel, si las instalaciones coincineran sus propios residuos en el lugar en
que éstos se producen, en calderas de corteza existentes, la autorización de condiciones
distintas se supeditará a que se cumplan, al menos, los valores límite de emisión
establecidos en el anexo V para el carbono orgánico total.
c. En lo referente a la temperatura de operación, la autorización de condiciones distintas
se supeditará al cumplimiento de los siguientes requisitos, cuyo cumplimiento se
deberá comprobar mediante una prueba de funcionamiento real, con una duración
fijada por la autoridad competente y que sea suficiente para poder obtener muestras
representativas:
1. Que el contenido de cloro orgánico en los residuos sea inferior al 0,1 % en peso,
tanto para plantas de incineración como de coincineración.
2. Que las emisiones de CO y COT sean inferiores a los límites establecidos en el
anexo V, tanto para instalaciones de incineración como de coincineración.
3. Que, en el caso de instalaciones de coincineración, la temperatura de
funcionamiento solicitada no sea inferior a la que se registraría en el proceso
principal si no se alimentaran residuos.
Las comunidades autónomas informarán al Ministerio de Medio Ambiente sobre las
decisiones que hayan adoptado en virtud de lo establecido en este apartado, con indicación
expresa de las condiciones distintas de explotación autorizadas y los resultados de las
verificaciones que, en su caso, se hayan realizado, a efectos de su comunicación a la Comisión
Europea, a través del cauce correspondiente.
Artículo 10. Condiciones complementarias.
Además de las condiciones señaladas en el artículo 8 y, en su caso, en el artículo 9, deberán
cumplirse las siguientes:
a. Las instalaciones de incineración y coincineración se diseñarán, equiparán, construirán
y explotarán de modo que impidan emisiones a la atmósfera que provoquen una
contaminación atmosférica significativa a nivel del suelo. En particular, los gases de
escape serán liberados de modo controlado y de acuerdo con lo establecido en la
normativa sobre calidad de la atmósfera, por medio de una chimenea cuya altura se
calculará de modo que queden protegidos la salud humana y el medio ambiente.




ANEJOS 293

b. El calor generado por el proceso de incineración o coincineración se recuperará en la
mayor medida en que sea viable.
c. Los residuos clínicos infecciosos deberán introducirse directamente en el horno, sin
mezclarlos antes con otros tipos de residuos y sin manipularlos directamente.
d. Con independencia de las posibles responsabilidades civiles o penales que pudieran
derivarse como consecuencia del funcionamiento de las instalaciones, de la gestión de
la instalación de incineración o coincineración será responsable una persona física con
aptitud técnica para gestionar la instalación.
Artículo 11. Valores límite de emisión a la atmósfera.
1. Las instalaciones de incineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de
modo que, en los gases de escape, no se superen los valores límite de emisión establecidos en el
anexo V y teniendo en cuenta lo establecido en el Real Decreto 1073/2002, de 18 de octubre,
sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente en relación con el dióxido de azufre,
dióxido de nitrógeno, óxidos de nitrógeno, partículas, plomo, benceno y monóxido de carbono.
2. Las instalaciones de coincineración se diseñarán, equiparán, construirán y explotarán de
modo que, en los gases de escape, no se superen los valores límite de emisión establecidos en el
anexo II o que se determinen con arreglo a dicho anexo.
Si en una instalación de coincineración más del 40 % del calor generado procede de la
combustión de residuos peligrosos, se aplicarán los valores límite de emisión establecidos en el
anexo V.
3. Los resultados de las mediciones realizadas para verificar el cumplimiento de los valores
límite de emisión estarán referidos a las condiciones establecidas en los artículos 15 y 16.
4. Cuando se coincineren residuos urbanos o municipales mezclados no tratados, los valores
límite de emisión a la atmósfera se determinarán con arreglo al anexo V y no se aplicará el
anexo II.
Artículo 12. Vertido de aguas residuales procedentes de las instalaciones de incineración o
coincineración.
1. En las autorizaciones que resulten exigibles, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4, se
limitará en la medida de lo posible el vertido al medio acuático de las aguas residuales
procedentes de la depuración de los gases de escape de las instalaciones de incineración o
coincineración. En todo caso, estas aguas residuales sólo podrán verterse al medio acuático tras ser
tratadas por separado, a condición de que:
a. Se cumplan los requisitos establecidos en las disposiciones sectoriales aplicables en
materia de valores límite de emisión, y
b. Las concentraciones en masa de las sustancias contaminantes mencionadas en el anexo
IV sean inferiores a los valores límite de emisión establecidos en éste, conforme a lo
dispuesto en el artículo 18.3.
2. A efectos de lo establecido en este artículo, en ningún caso se tendrá en cuenta la dilución de
las aguas residuales para el cumplimiento de los valores límites de emisión establecidos en el anexo
IV.
3. Los valores límite de emisión del anexo IV serán aplicables en el punto de la instalación de
incineración o coincineración por donde se vierten las aguas residuales procedentes de la
depuración de gases de escape.




ANEJOS 294

Cuando las aguas residuales procedentes de la depuración de gases de escape se traten en la
instalación conjuntamente con otras aguas residuales originadas en aquélla, el operador deberá
tomar mediciones, según lo especificado en el artículo 18:
a. En el flujo de aguas residuales procedentes de la depuración de gases de escape antes
de su entrada en la instalación de tratamiento conjunto de aguas residuales.
b. En el otro flujo o los otros flujos de aguas residuales antes de su entrada en la
instalación de tratamiento conjunto de aguas residuales.
c. En el punto de vertido final de las aguas residuales procedentes de la instalación de
incineración o de coincineración, después del tratamiento.
El operador efectuará los cálculos de distribución de masas adecuados para determinar los
niveles de emisión en el vertido final de aguas residuales que pueden atribuirse a las aguas
residuales procedentes de la depuración de los gases de escape, con el fin de comprobar que se
cumplen los valores límite de emisión establecidos en el anexo IV para los vertidos de aguas
residuales procedentes de la depuración de gases de escape.
4. Cuando las aguas residuales procedentes de la depuración de los gases de escape que
contengan las sustancias contaminantes a que se refiere el anexo IV sean tratadas fuera de la
instalación de incineración o coincineración, en una instalación de tratamiento destinada sólo al
tratamiento de este tipo de aguas residuales, los valores límite de emisión del anexo IV se
aplicarán en el punto en que las aguas residuales salgan de la instalación de tratamiento. Si en
esta instalación de tratamiento de aguas emplazada fuera de la instalación de incineración o de
coincineración no se tratan únicamente las aguas residuales procedentes de la incineración, el
operador efectuará los cálculos de distribución de masas adecuados, según lo estipulado en los
párrafos a, b y c del apartado 3, para determinar los niveles de emisión en el vertido final de
aguas residuales que pueden atribuirse a las aguas residuales procedentes de la depuración de
gases de escape, con el fin de comprobar que se cumplen los valores límite de emisión
establecidos en el anexo IV para el vertido de aguas residuales procedente de la depuración de
gases de escape.
5. Sin perjuicio de los demás requisitos establecidos en la legislación sectorial que resulte de
aplicación, la autorización señalada en el apartado 1 establecerá, respecto del vertido de las
aguas procedentes de la depuración de los gases de escape, los valores límite de emisión para las
sustancias contaminantes enumeradas en el anexo IV y fijará parámetros operativos de
control de las aguas residuales, como mínimo, para el pH, la temperatura y el caudal.
6. Los emplazamientos de las instalaciones de incineración y coincineración, incluidas las
zonas de almacenamiento de residuos anexas, se diseñarán y explotarán de modo que se impida el
vertido no autorizado y accidental de sustancias contaminantes al suelo y a las aguas
superficiales y subterráneas.
Además, deberá disponerse de capacidad de almacenamiento para la escorrentía de
precipitaciones contaminada procedente del emplazamiento de la instalación de incineración o
de coincineración o para las aguas contaminadas que provengan de derrames o de operaciones
de lucha contra incendios. A estos efectos, la capacidad de almacenamiento será la adecuada
para que dichas aguas puedan someterse a pruebas y tratarse antes de su vertido, cuando sea
necesario.
Artículo 13. Residuos de la incineración.
1. Se reducirá al mínimo la cantidad y la nocividad de los residuos procedentes de la
explotación de la instalación de incineración o coincineración. Los residuos se reciclarán, si
procede, directamente en la instalación o se valorizarán o eliminarán fuera de ella, de
conformidad con lo establecido en la legislación sobre residuos y, en su caso, en la de
prevención y control integrados de la contaminación.




ANEJOS 295

2. El transporte y almacenamiento temporal de los residuos secos en forma de polvo, como las
partículas de las calderas y los residuos secos procedentes del tratamiento de los gases de la
combustión, se realizarán de forma que se evite su dispersión en el medio ambiente, por
ejemplo, en contenedores cerrados.
3. Antes de determinar las vías de eliminación, reciclado u otras formas de valorización de los
residuos de las instalaciones de incineración y coincineración se efectuarán pruebas
adecuadas para establecer las características físicas y químicas y el potencial contaminante de los
diferentes residuos de incineración. Los análisis que se realicen con motivo de estas pruebas se
referirán, entre otros aspectos, a la composición, a la fracción soluble total y a la fracción
soluble de los metales pesados de estos residuos.
Artículo 14. Mediciones.
1. En las instalaciones de incineración y coincineración deberá disponerse de equipos de
medición y se utilizarán técnicas adecuadas para el seguimiento de los parámetros, condiciones y
concentraciones en masa relacionados con el proceso de incineración o coincineración.
2. Los requisitos de medición se establecerán en la autorización expedida por la autoridad
competente.
3. La instalación y el funcionamiento adecuados de los equipos de seguimiento
automatizado de las emisiones a la atmósfera y a las aguas estarán sujetos a control y a una
prueba anual de supervisión. El calibrado se efectuará mediante mediciones paralelas con los
métodos de referencia, al menos, cada tres años.
4. La autoridad competente aprobará la localización de los puntos de medición y muestreo,
que deberán ser accesibles para la realización de las medidas necesarias.
5. Se llevarán a cabo mediciones periódicas de las emisiones a la atmósfera y a las aguas con
arreglo a los apartados 1 y 2 del anexo III.
Artículo 15. Periodicidad de las mediciones.
1. Las autoridades competentes adoptarán las medidas necesarias para comprobar que los
operadores realizan las mediciones reguladas en este artículo y en el artículo 18, mediante el
cumplimiento de las obligaciones establecidas al efecto en la correspondiente autorización.
2. En las instalaciones de incineración y coincineración se realizarán, de conformidad con lo
dispuesto en el anexo III, las siguientes mediciones:
a. Mediciones continuas de las siguientes sustancias: NO
x
(siempre y cuando se
establezcan valores límite de emisión), CO, partículas totales, COT, HCI, HF y SO
2
.
b. Mediciones continuas de los siguientes parámetros del proceso: temperatura cerca de la
pared interna de la cámara de combustión o en otro punto representativo de ésta
respecto del que haya prestado su conformidad la autoridad competente;
concentración de oxígeno, presión, temperatura y contenido de vapor de agua de los
gases de escape.
c. Al menos cuatro mediciones anuales de metales pesados, dioxinas y furanos, si bien,
durante los 12 primeros meses de funcionamiento, se realizará una medición al menos
cada dos meses, sin perjuicio de lo establecido en el apartado 7.
3. Al menos una vez se verificarán adecuadamente el tiempo de permanencia, la
temperatura mínima y el contenido de oxígeno de los gases de escape cuando se ponga en
funcionamiento la instalación de incineración o coincineración y en las condiciones más
desfavorables de funcionamiento que se puedan prever.




ANEJOS 296

4. Podrá omitirse la medición continua de HF si se utilizan procesos de tratamiento de gases
que permitan garantizar que no se superan los valores límite de emisión de HCl, en cuyo caso las
emisiones de HF se someterán a mediciones periódicas de acuerdo con lo establecido en el
apartado 2.c.
5. No será necesaria la medición continua del contenido de vapor de agua cuando los gases de
escape del muestreo se sequen antes de que se analicen las emisiones.
6. La autoridad competente podrá permitir en la autorización la realización de mediciones
periódicas, en vez de mediciones continuas, de HCI, HF y SO
2
, con arreglo a lo establecido en el
apartado 2.c, en instalaciones de incineración y coincineración, siempre y cuando el operador
pueda probar que las emisiones de estos contaminantes no pueden superar los valores límite de
emisión fijados.
7. Como excepción a lo establecido en el apartado 2.c de este artículo, la autoridad
competente podrá permitir que la frecuencia de las mediciones periódicas se reduzca de cuatro
veces al año a una vez al año en el caso de los metales pesados, y de cuatro veces al año a dos
veces al año en el caso de las dioxinas y furanos, siempre y cuando las emisiones derivadas de
la coincineración o la incineración sean inferiores al 50 % de los valores límites de emisión
determinados con arreglo al anexo II o al anexo V, respectivamente, y siempre y cuando existan
criterios, establecidos de acuerdo con la normativa comunitaria, sobre los requisitos que deben
cumplirse.
No obstante, hasta el 1 de enero de 2005, podrá permitirse la reducción de la frecuencia de las
mediciones, aun cuando no se hayan fijado los mencionados criterios en la normativa
comunitaria, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:
a. Que los residuos que hayan de ser coincinerados o incinerados consistan únicamente en
determinadas fracciones combustibles consideradas como residuos no peligrosos que
no sean apropiados para el reciclado y que presenten determinadas características, que
se indicarán a tenor de la evaluación a que se refiere el párrafo d de este apartado.
b. Que se hayan establecido para dichos residuos criterios de calidad, aplicables en todo el
ámbito territorial del Estado.
c. Que la coincineración y la incineración de dichos residuos sean conformes con los
planes nacionales de residuos que resulten de aplicación, de acuerdo con lo establecido
en el artículo 5 de la Ley 10/1998.
d. Que el operador pueda demostrar que las emisiones son, en cualquier circunstancia,
notablemente inferiores a los valores límite de emisión establecidos en el anexo II o en
el anexo V para los metales pesados, las dioxinas y los furanos. Esta circunstancia se
demostrará mediante una evaluación que se basará en la información sobre la calidad
de los residuos de que se trate y en las mediciones de las emisiones de dichos
contaminantes.
e. Que en la pertinente autorización de la instalación consten expresamente los criterios de
calidad señalados en el párrafo b de este apartado y el nuevo período de las mediciones
periódicas.
Las autoridades competentes comunicarán anualmente al Ministerio de Medio Ambiente
todas las decisiones que hayan adoptado sobre la frecuencia de las mediciones, de acuerdo con lo
establecido en los párrafos a, b, c, d y e de este apartado, incluyendo información sobre la
cantidad y calidad de los residuos de que se trate, a efectos de su notificación a la Comisión
Europea, a través del cauce correspondiente.
8. A partir de la fecha en que se establezcan en la normativa comunitaria técnicas de
medición adecuadas, se deberán efectuar mediciones continuas de los metales pesados, las
dioxinas y los furanos, de conformidad con lo dispuesto en el anexo III.




ANEJOS 297

Artículo 16. Condiciones de las mediciones.
1. Los resultados de las mediciones efectuadas para verificar que se cumplen los valores
límite de emisión estarán referidos a las siguientes condiciones:
a. El caudal volumétrico real y las concentraciones de contaminantes se referirán a
condiciones normalizadas de temperatura (273 K) y de presión (101,3 kPa), de gas seco
y ajustándose a los siguientes valores de oxígeno en los gases de escape:
1. Para instalaciones de incineración se considerará un 11 % de oxígeno en los
gases de escape.
2. Para instalaciones de incineración de aceites usados, definidos en la Orden de
28 de febrero de 1989, se considerará un 3 % de oxígeno en los gases de escape.
3. Cuando los residuos se incineren o coincineren en una atmósfera enriquecida
de oxígeno, los resultados de las mediciones podrán normalizarse con
referencia a un contenido de oxígeno diferente, establecido por la autoridad
competente, que obedezca a las circunstancias especiales del caso particular.
4. Cuando se trate de instalaciones de coincineración, los resultados de las
mediciones se normalizarán con referencia al contenido total de oxígeno
señalado en el anexo II, que según las distintas instalaciones será el siguiente:
10 % de oxígeno cuando se trate de hornos de cemento, 6 % de oxígeno cuando
se trate de instalaciones de combustión en las que se utilicen combustibles
sólidos, incluida la biomasa, y 3 % de oxígeno en las instalaciones de
combustión que utilicen combustibles líquidos.
b. Para el cálculo de las concentraciones se seguirá el procedimiento descrito en el anexo
VI.
c. En el caso de instalaciones de incineración o coincineración en las que se traten residuos
peligrosos, la normalización respecto a los contenidos de oxígeno previstos en este
apartado se llevará a cabo sólo cuando el contenido de oxígeno normalizado, medido
en el mismo período de tiempo, supere el contenido de oxígeno de referencia
correspondiente al tipo de instalación.
2. Los resultados de las mediciones se registrarán, tratarán y presentarán de acuerdo con los
procedimientos que establezcan al efecto las autoridades competentes, con el objeto de que éstas
puedan comprobar el cumplimiento de las condiciones de explotación autorizadas y de los
valores límite de emisión establecidos en este Real Decreto.
Artículo 17. Cumplimiento de los valores límite de emisión a la atmósfera.
1. Se considerará que se cumplen los valores límite de emisión a la atmósfera si se respetan
todas y cada una de las siguientes condiciones:
a. Si ninguno de los valores medios diarios supera los valores límite de emisión
establecidos en el párrafo a del anexo V o en el anexo II y el 97 % de los valores medios
diarios, a lo largo de todo el año, no superan el valor límite de emisión establecido en el
párrafo e.1 del anexo V.
b. Cuando ninguno de los valores medios semihorarios supera los valores límite de
emisión de la columna A del párrafo b del anexo V, o bien, cuando proceda, si el 97 %
de los valores medios semihorarios, a lo largo del año, no superan los valores límite de
emisión de la columna B del párrafo b del anexo V.
c. Si ninguno de los valores medios a lo largo del período de muestreo establecido para
los metales pesados y las dioxinas y furanos supera los valores límite de emisión
establecidos en los párrafos c y d del anexo V o en el anexo II.




ANEJOS 298

d. Cuando se cumple lo dispuesto en el párrafo e.2 del anexo V o en el anexo II.
2. Los valores medios semihorarios y los valores medios de 10 minutos se determinarán
dentro del tiempo de funcionamiento real, excluidos los períodos de puesta en marcha y parada si
no se están incinerando residuos, a partir de los valores medidos, después de restar el valor del
intervalo de confianza que figura en el apartado 3 del anexo III. Los valores medios diarios se
determinarán a partir de estos valores medios validados.
Para obtener un valor medio diario válido no podrán descartarse por fallos de
funcionamiento o por mantenimiento del sistema de medición continua más de cinco valores
medios semihorarios en un día. Tampoco podrán descartarse por fallos de funcionamiento o
por mantenimiento del sistema de medición continua más de diez valores medios diarios al
año.
3. Los valores medios obtenidos a lo largo del período de muestreo y los valores medios en el
caso de las mediciones periódicas de HF, HCl y SO
2
se determinarán con arreglo a los
requisitos establecidos en los apartados 2 y 4 del artículo 14 y en el anexo III.
4. Cuando las mediciones tomadas muestren que se han superado los valores límite de
emisión a la atmósfera establecidos en este Real Decreto, se informará inmediatamente a la
autoridad competente.
Artículo 18. Mediciones de las emisiones al agua.
1. En el punto de vertido de aguas residuales se efectuarán las siguientes mediciones:
a. Mediciones continuas de los parámetros operativos de control de las aguas residuales
mencionados en el artículo 12.5.
b. Mediciones diarias, mediante muestras puntuales, del total de sólidos en suspensión.
No obstante, las autoridades competentes en materia de control de vertidos al medio
acuático podrán establecer, como posibilidad alternativa, que se realicen mediciones de
una muestra representativa y proporcional al caudal vertido durante 24 horas.
c. Mediciones, con la periodicidad que determinen las autoridades competentes en
materia de control de vertidos al medio acuático y como mínimo una vez al mes, de
una muestra representativa y proporcional al caudal vertido durante 24 horas de las
sustancias contaminantes a que se refiere el artículo 12.1 respecto de los números 2 a 10
del anexo IV.
d. Mediciones, como mínimo una vez cada tres meses, de dioxinas y furanos, si bien
durante los primeros 12 meses de funcionamiento se efectuará una medición como
mínimo cada dos meses.
2. El seguimiento de la masa de contaminantes en las aguas residuales tratadas, incluida la
frecuencia en las mediciones, se llevará a cabo de conformidad con la normativa sectorial
aplicable y según lo establecido en la correspondiente autorización.
3. Se considerará que se cumplen los valores límite de emisión al agua, de acuerdo con lo
establecido en el anexo IV:
a. Respecto al total de sólidos en suspensión (sustancia contaminante número 1, cuando el
95 % y el 100 % de los valores medidos no superen los respectivos valores límite de
emisión establecidos en el anexo IV.
b. Respecto a los metales pesados (sustancias contaminantes números 2 a 10), cuando no
más de una medición al año supere los valores límite de emisión establecidos en el
anexo IV o bien, si se ha establecido como obligatoria la toma de más de 20 muestras al
año, de conformidad con lo establecido en el apartado 1.c de este artículo, cuando no




ANEJOS 299

más del 5 % de esas muestras supere los valores límite de emisión establecidos en el
anexo IV.
c. Respecto a las dioxinas y los furanos (sustancia contaminante número 11), cuando las
mediciones efectuadas cuatro veces al año no superen el valor límite de emisión
establecido en el anexo IV.
4. Cuando las mediciones tomadas muestren que se han superado los valores límite de
emisión al medio acuático establecidos en este Real Decreto, se informará inmediatamente a la
autoridad competente.
Artículo 19. Acceso a la información y participación pública.
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 16/2002, de 1 de julio, y en la Ley 38/1995, de 12 de
diciembre, sobre el derecho de acceso a la información en materia de medio ambiente, en el
procedimiento de tramitación de las solicitudes de nuevas autorizaciones para instalaciones de
incineración y coincineración se incluirá un trámite de información pública a efectos de que
puedan presentarse observaciones antes de que la autoridad competente se pronuncie sobre el
otorgamiento de la autorización.
Igualmente, se pondrá a disposición del público una copia de la autorización y de sus
posteriores renovaciones o modificaciones.
2. Por lo que respecta a las instalaciones de incineración o coincineración de capacidad
nominal igual o superior a dos toneladas por hora, el operador deberá elaborar y remitir a la
autoridad competente un informe anual sobre el funcionamiento y el seguimiento de la
instalación, en el que se dará cuenta, al menos, de la marcha del proceso y de las emisiones a la
atmósfera o a las aguas, comparadas con los niveles de emisión regulados en este Real Decreto.
Las comunidades autónomas elaborarán una lista de las instalaciones de incineración o
coincineración de capacidad nominal inferior a dos toneladas por hora ubicadas en su territorio,
que se pondrá a disposición del público, junto con los informes de funcionamiento y
seguimiento señalados en el párrafo anterior.
Artículo 20. Condiciones anormales de funcionamiento.
1. La autoridad competente establecerá en la autorización el período máximo permitido de las
interrupciones, desajustes o fallos técnicamente inevitables de los dispositivos de depuración o de
medición, durante los cuales las concentraciones en las emisiones a la atmósfera y en las aguas
residuales depuradas de las sustancias reguladas puedan superar los valores límite de emisión
previstos.
2. En caso de avería, el operador de la instalación reducirá o detendrá el funcionamiento de la
instalación lo antes posible hasta que éste pueda reanudarse normalmente.
3. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 8.3.c, en las condiciones anormales de
funcionamiento reguladas en este artículo la instalación de incineración o coincineración o la
línea de incineración no podrá, en ningún caso, seguir incinerando residuos durante un período
superior a cuatro horas ininterrumpidas si se superan los valores límite de emisión. Además, la
duración acumulada del funcionamiento en dichas circunstancias durante un año será de
menos de 60 horas, teniendo en cuenta que dicha duración se aplica a las líneas de toda la
instalación vinculadas a un único dispositivo de depuración de los gases de salida.
4. El contenido total en partículas de las emisiones de una instalación de incineración a la
atmósfera no superará en ningún caso 150 mg/m
3
, expresados como valor medio semihorario.
Por otra parte, no podrán superarse los valores límite de emisión a la atmósfera para el CO y el
COT y deberán cumplirse todas las demás condiciones mencionadas en los artículos 8, 9 y 10.
Artículo 21. Suministro de información a la Comisión Europea.




ANEJOS 300

A efectos de su remisión a la Comisión Europea, las comunidades autónomas suministrarán a
la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente la
información relativa a la aplicación de este Real Decreto en sus respectivos ámbitos territoriales, de
conformidad con lo que se establezca al respecto en la normativa comunitaria.
El primer período de suministro de información abarcará desde la entrada en vigor de este
Real Decreto hasta el 28 de diciembre de 2005, sin perjuicio de lo establecido en otras
disposiciones que también resulten de aplicación.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA ÚNICA. Régimen aplicable a las instalaciones existentes.
1. A las instalaciones de incineración y coincineración existentes les será de aplicación el
régimen anterior a la entrada en vigor de este Real Decreto, hasta el día 28 de diciembre de
2005.
2. El régimen transitorio regulado en este Real Decreto debe igualmente entenderse sin
perjuicio de las medidas establecidas, para la adecuación de instalaciones existentes, en las
disposiciones transitorias primera y segunda de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y
control integrados de la contaminación. A estos efectos, la adecuación a este Real Decreto de las
instalaciones existentes que, a su vez, estén incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley
16/2002 se llevará a cabo mediante la adaptación, antes del 28 de diciembre de 2005, de las
correspondientes autorizaciones que tengan otorgadas, a menos que en esa fecha cuenten ya
con la autorización ambiental integrada regulada en el artículo 3.a de la Ley 16/2002. En todo
caso, estas instalaciones deberán contar con la autorización ambiental integrada antes del 30 de
octubre de 2007.
3. Además de lo establecido en los dos apartados anteriores, se aplicarán en todo caso las
medidas específicas de carácter transitorio contempladas en los anexos.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA ÚNICA. Derogación normativa.
Sin perjuicio de lo dispuesto en la disposición transitoria, a la entrada en vigor de este Real
Decreto quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en él y, en
particular, las siguientes:
a. El Real Decreto 1088/1992, de 11 de septiembre, por el que se establecen nuevas normas
sobre la limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes
procedentes de instalaciones de incineración de residuos municipales.
b. El Real Decreto 1217/1997, de 18 de julio, sobre incineración de residuos peligrosos y de
modificación del Real Decreto 1088/1992, de 11 de septiembre, relativo a las
instalaciones de incineración de residuos municipales.
c. El apartado décimo y anexo I de la Orden ministerial de 28 de febrero de 1989,
modificada por la de 13 de junio de 1990, mediante la que se regula la gestión de
aceites usados.
DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA. Fundamento constitucional.
Este Real Decreto tiene la consideración de legislación básica sobre protección del medio
ambiente, de conformidad con lo establecido en el artículo 149.1.23 de la Constitución.
DISPOSICIÓN FINAL SEGUNDA. Desarrollo reglamentario.
Se faculta al Ministro de Medio Ambiente para dictar, en el ámbito de sus competencias, las
disposiciones necesarias para el desarrollo y aplicación de lo establecido en este Real Decreto y
para adaptar sus anexos a las modificaciones que, en su caso, sean introducidas por la
normativa comunitaria.
Dado en Madrid, a 30 de mayo de 2003.




ANEJOS 301

- Juan Carlos R. -
La Ministra de Medio Ambiente, María Elvira Rodríguez Herrer.
ANEXO I. Factores de equivalencia para las dibenzo-para-dioxinas y los dibenzofuranos.
Para determinar la concentración total (ET) de dioxinas y furanos, se multiplicarán las
concentraciones en masa de las siguientes dibenzo-para-dioxinas y dibenzofuranos por los
siguientes factores de equivalencia antes de hacer la suma total:

Factor de equivalencia tóxica


2,3,7,8 Tetraclorodibenzodioxina (TCDD). 1

1,2,3,7,8 Pentaclorodibenzodioxina (PeCDD). 0,5

1,2,3,4,7,8 Hexaclorodibenzodioxina (HxCD D). 0,1

1,2,3,6,7,8 Hexaclorodibenzodioxina (HxCD D). 0,1

1,2,3,7,8,9 Hexaclorodibenzodioxina (HxCDD). 0,1

1,2,3,4,6,7,8 Heptaclorodibenzodioxina (HpCDD). 0,01

- Octaclorodibenzodioxina (OCDD). 0,001

2,3,7,8 Tetraclorodibenzofurano (TCDF). 0,1

2,3,4,7,8 Pentaclorodibenzofurano (PeCDF). 0,5

1,2,3,7,8 Pentaclorodibenzofurano (PeCDF). 0,05

1,2,3,4,7,8 Hexaclorodibenzofurano (HxCDF). 0,1

1,2,3,6,7,8 Hexaclorodibenzofurano (HxCDF). 0,1

1,2,3,7,8,9 Hexaclorodibenzofurano (HxCDF). 0,1

2,3,4,6,7,8 Hexaclorodibenzofurano (HxCDF). 0,1

1,2,3,4,6,7,8 Heptaclorodibenzofurano (HpCDF). 0,01

1,2,3,4,7,8,9 Heptaclorodibenzofurano (HpCDF). 0,01

- Octaclorodibenzofurano (OCDF). 0,001
ANEXO II. Determinación de los valores límite de emisión a la atmósfera para la
coincineración de residuos.
Se aplicará la siguiente fórmula (regla de mezcla) cuando un valor límite de emisión total
específico C no se haya establecido en un cuadro de este anexo.
El valor límite para cada contaminante de que se trate y para el monóxido de carbono en los
gases de escape procedentes de la coincineración de residuos deberá calcularse del siguiente
modo:

(V
residuo
x C
residuo
+ V
proceso
x C
proceso
) / (V
residuo
+ V
proceso
) = C




ANEJOS 302


Vresiduo: el volumen de gases de escape procedentes de la incineración de residuos

determinado únicamente a partir de los residuos con el menor valor calorífico
especificado en la autorización y referido a las condiciones establecidas en este Real
Decreto.
Si el calor generado por la incineración de residuos peligrosos es inferior al 10 % del
calor total generado en la instalación, V
residuo
deberá calcularse a partir de una cantidad
(teórica) de residuos que, al ser incinerados, generasen el 10 % de calor, manteniendo
constante el calor total generado.

Cresiduo: los valores límite de emisión establecidos en el anexo V respecto de las

instalaciones de incineración para los contaminantes de que se trate y el monóxido de
carbono.

Vproceso: el volumen de gases de escape procedentes del proceso realizado en la

instalación, incluida la quema de los combustibles autorizados utilizados normalmente
en la instalación (con exclusión de los residuos), determinado según el contenido de
oxígeno en el que deben normalizarse las emisiones con arreglo a lo dispuesto en las
normativas comunitarias o nacionales. A falta de normativa para esta clase de
instalaciones, deberá utilizarse el contenido real de oxígeno de los gases de escape, sin
que se diluya mediante inyección de aire innecesario para el proceso. En este Real
Decreto se indican las demás condiciones a que deben referirse los resultados de las
mediciones.

Cproceso: los valores límite de emisión establecidos en las tablas del presente anexo para

determinados sectores industriales o, a falta de tales tablas o valores, los valores límite
de emisión de los contaminantes de que se trate y del monóxido de carbono en los
gases de salida de las instalaciones que cumplan las disposiciones legales,
reglamentarias y administrativas nacionales aplicables a dichas instalaciones cuando
queman los combustibles autorizados normalmente (con exclusión de los residuos). A
falta de dichas medidas, se utilizarán los valores límite de emisión que establezca la
autorización. A falta de éstos, se utilizarán los valores correspondientes a las
concentraciones reales en masa.
C: los valores límite de emisión totales y el contenido de oxígeno establecidos en las
tablas de este anexo para determinados sectores industriales y determinados
contaminantes o, a falta de tales tablas o valores, los valores límite de emisión totales
del CO y los contaminantes de que se trate que sustituyen a los valores límite de
emisión establecidos en los anexos correspondientes de este Real Decreto. El contenido
total de oxígeno que sustituirá al contenido de oxígeno para la normalización se
calculará con arreglo al contenido anterior, respetando los volúmenes parciales.
1. Disposiciones especiales para los hornos de cemento en que se coincineren residuos.
1.1 Valores medios diarios (para mediciones continuas). Los períodos de muestreo y
los demás requisitos de medición son los que establecen en los artículos 15 y 16. Todos los
valores se dan en mg/m³. Los valores medios semihorarios sólo serán necesarios para
calcular los valores medios diarios.
Los resultados de las mediciones efectuadas para verificar que se cumplen los
valores límite de emisión estarán referidos a las siguientes condiciones, para los gases de
combustión procedentes del horno de cemento: temperatura 273 K, presión 101,3 kPa,
10 % de oxígeno y gas seco.
C. Valores límite de emisión totales.




ANEJOS 303


Contaminante C

Partículas totales 30 mg/m³

HCl 10 mg/m³

HF 1 mg/m³

NO
x
para instalaciones existentes 800 mg/m³

NO
x
para instalaciones nuevas 500 mg/m³ (1)
(1) En el caso de los hornos de cemento que estén en funcionamiento a la entrada en
vigor de este Real Decreto y que cuenten con la preceptiva autorización para ello, se
aplicarán los valores límites de emisión de NO
x
para instalaciones existentes, aunque
comiencen a coincinerar residuos después del 28 de diciembre de 2004.
Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente podrá autorizar exenciones
respecto del NO
x
para los hornos de cemento en vía húmeda existentes o para los
hornos que quemen menos de tres toneladas de residuos por hora, siempre y cuando la
autorización establezca un valor límite de emisión total de NO
x
no superior a 1.200
mg/m³.
Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente podrá autorizar exenciones
respecto de las partículas para los hornos de cemento que quemen menos de tres
toneladas de residuos por hora, siempre y cuando la autorización establezca un valor
límite de emisión total no superior a 50 mg/m³.
1.2 Metales pesados.
C expresado en mg/m³. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de
muestreo de un mínimo de 30 minutos y un máximo de 8 horas:

Contaminante C

Cd + Tl 0.05 mg/m³

Hg 0,05 mg/m³

Sb + As + Pb + Cr + Co + Cu + Mn + Ni + V 0,5 mg/m³

1.3 Dioxinas y furanos.
C expresados en ng/m³. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de
muestreo de un mínimo de 6 horas y un máximo de 8 horas. El valor límite de
emisión se refiere a la concentración total de dioxinas y furanos calculada utilizando el
concepto de equivalencia tóxica de conformidad con el anexo I:

Contaminante C

Dioxinas y furanos 0,1 ng/m³

1.4 Valores medios diarios para el SO
2
y el COT.
C. Valores límite de emisión totales expresados en mg/m³.




ANEJOS 304


Contaminante C

SO
2
50 mg/m³

COT 10 mg/m³
La autoridad competente podrá autorizar exenciones en los casos en que el COT y el
SO
2
no procedan de la incineración de residuos.
1.5 Valor límite de emisión para el CO.
La autoridad competente podrá fijar los valores límite de emisión para el CO.
2. Disposiciones especiales para instalaciones de combustión que coincineren residuos.
2.1 Valores medios diarios.
Una vez que se apruebe la norma interna de incorporación de la Directiva
2001/80/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2001, sobre
limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes
procedentes de grandes instalaciones de combustión, los valores límite de emisión
establecidos en los siguientes cuadros (C
proceso
) se adaptarán a los valores límites de
emisión mas rigurosos de conformidad con lo establecido en la citada directiva.
Los valores medios semihorarios sólo serán necesarios para calcular los valores
medios diarios.

Cproceso:
o C
proceso
para los combustibles sólidos expresado en mg/m³ (para (contenido de
O2 6 %):

Contaminantes < 50 MWth 50 a 100 MWth 100 a 300 MWth > 300 MWth

SO
2
: caso general 850 mg/m³ 850 a 200 mg/m³ 200 mg/m³
(disminución lineal de 100
a 300 MWth)

Combustibles o tasa de o tasa de desulfuración 92 o tasa de desulfuración
autóctonos desulfuración 90 % desulfuración 95 %
%

NO
x
400 mg/m³ 300 mg/m³ 200 mg/m³

Partículas 50 mg/m³ 50 mg/m³ 30 mg/m³ 30 mg/m³
o Hasta el 1 de enero de 2007, y sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación
comunitaria pertinente, el valor límite de emisión para el NO
x
no se aplicará a
las instalaciones que solamente incineren residuos peligrosos.
o Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente podrá autorizar
exenciones respecto del NO
x
y del SO
2
para las instalaciones de coincineración
existentes de entre 100 y 300 MWth que utilicen la tecnología de combustión en
lecho fluido y combustibles sólidos, siempre y cuando la autorización
establezca un valor de C
proceso
no superior a 350 mg/m³ para el NO
x
y no
superior a un valor comprendido entre 850 y 400 mg/m³ (disminución lineal
de 100 a 300 MWth) para el SO
2
.




ANEJOS 305

o C
proceso
para la biomasa expresado en mg/m³ (contenido de O
2
6 %):

Contaminantes < 50 MWth 50 a 100 MWth 100 a 300 MWth > 300 MWth

SO
2
200 mg/m³ 200 mg/m³ 200 mg/m³

NO
x
350 mg/m³ 300 mg/m³ 300 mg/m³

Partículas 50 mg/m³ 50 mg/m³ 30 mg/m³ 30 mg/m³

o Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente podrá autorizar
exenciones respecto del NO
x
para las instalaciones de coincineración existentes de
entre 100 y 300 MWth que utilicen la tecnología de combustión en lecho fluido
y que quemen biomasa, siempre y cuando la autorización establezca un valor de
C
proceso
no superior a 350 mg/m³.
o C
proceso
para los combustibles líquidos expresado en mg/m³ (contenido de O
2
3
%):

Contaminantes < 50 50 a 100 100 a 300 MWth > 300
MWth MWth MWth

SO
2
850 mg/m³ 850 a 200 mg/m³ disminución lineal de 100 300 200 mg/m³
MWth

NO
x
400 mg/m³ 300 mg/m³ 200 mg/m³

Partículas 50 mg/m³ 50 mg/m³ 30 mg/m³ 30 mg/m³

2.2
C. Valores límite de emisión totales:
o C expresados en mg/m³ (contenido de O
2
6 %). Todos los valores medios
medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de 30 minutos y
un máximo de 8 horas:

Contaminante C

Cd + Tl 0,05 mg/m³

Hg 0,05 mg/m³

Sb + As + Pb + Cr + Co + Cu + Mn + Ni + V 0,5 mg/m³
o
o C expresados en ng/m³ (contenido de O
2
6 %). Todos los valores medios
medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de 6 horas y un
máximo de 8 horas. El valor límite de emisión se refiere a la concentración total
de dioxinas y furanos calculada utilizando el concepto de equivalencia tóxica
de conformidad con el anexo I:

Contaminante C

Dioxinas y furanos 0,1 ng/m³
3. Disposiciones especiales para sectores industriales no incluidos en el apartado 1 ni en el
apartado 2 que coincineren residuos.




ANEJOS 306

3.1
C. Valores límite de emisión totales:
o C expresados en ng/m³. Todos los valores medios medidos a lo largo de un
período de muestreo de un mínimo de 6 horas y un máximo de 8 horas. El
valor límite de emisión se refiere a la concentración total de dioxinas y furanos
calculada utilizando el concepto de equivalencia tóxica de conformidad con el
anexo I:

Contaminante C

Dioxinas y furanos 0,1 ng/m³
o
o C expresados en mg/m³. Todos los valores medios medidos a lo largo de un
período de muestreo de un mínimo de 30 minutos y un máximo de 8 horas:

Contaminante C

Cd + Tl 0,05 mg/m³

Hg 0,05 mg/m³

ANEXO III. Técnicas de medición.
1. Las mediciones para determinar las concentraciones de sustancias contaminantes de la
atmósfera y del agua se llevarán a cabo de manera representativa.
2. El muestreo y análisis de todos los contaminantes, entre ellos las dioxinas y los furanos, así
como los métodos de medición de referencia para calibrar los sistemas automáticos de
medición, se realizarán con arreglo a las normas CEN.
En ausencia de las normas CEN, se aplicarán las normas ISO, las normas nacionales, las
normas internacionales u otros métodos alternativos que esten validados o acreditados, siempre que
garanticen la obtención de datos de calidad científica equivalente.
3. Los valores de los intervalos de confianza del 95 de cualquier medición, determinados en
los valores límite de emisión diarios, no superarán los siguientes porcentajes de los valores
límite de emisión:

Monóxido de carbono: 10 %

Dióxido de azufre: 20 %

Dióxido de nitrógeno: 20 %

Partículas totales: 30 %

Carbono orgánico total: 30 %

Cloruro de hidrógeno: 40 %

Fluoruro de hidrógeno: 40 %

ANEXO IV.
Valores límite de emisión para vertidos de aguas residuales procedentes de la depuración de
gases de escape.




ANEJOS


Sustancias contaminantes



1. Total de sólidos en suspensión tal como se definen en el Real Decreto-
ley 11/1995, de 28 de diciembre, por el que se establecen las normas
aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas y en el Real
Decreto 509/1996, de 15 de marzo, que lo desarrolla.

2. Mercurio y sus compuestos, expresados en mercurio (Hg).

3. Cadmio y sus compuestos, expresados en cadmio (Cd).

4. Talio y sus compuestos, expresados en talio (Tl).

5. Arsénico y sus compuestos, expresados en arsenico (As).

6. Plomo y sus compuestos, expresados en plomo (Pb).

7. Cromo y sus compuestos, expresados en cromo (Cr).

8. Cobre y sus compuestos, expresados en cobre (Cu).

9. Níquel y sus compuestos, expresados en niquel (Ni).

10. Zinc y sus compuestos, expresados en zinc (Zn).

11. Dioxinas y furanos, definidos como la suma de las distintas dioxinas
y furanos evaluados con arreglo al anexo I.
307
Valores límite de emisión
expresados en
concentraciones
en masa para muestras no
filtradas
95% 100 %
- -
30 mg/l 45 mg/l
0,03 mg/l
0,05 mg/l
0,05 mg/l
0,15 mg/l
0,2 mg/l
0,5 mg/l
0,5 mg/l
0,5 mg/l
1,5 mg/l
0,3 ng/l
Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente en materia de control vertidos al medio
acuático podrá autorizar exenciones respecto del total de sólidos en suspensión para
instalaciones de incineración existentes, siempre y cuando la autorización establezca que el 80 % de
los valores medidos no sea superior a 30 mg/l y ninguno de ellos sea superior a 45 mg/l.
ANEXO V.
Valores límite de emisión a la atmósfera.
a. Valores medios diarios.




ANEJOS 308


Partículas totales 10 mg/m³

Sustancias orgánicas en estado gaseoso y de vapor expresadas en carbono orgánico total 10 mg/m³

Cloruro de hidrógeno (HCl) 10 mg/m³

Fluoruro de hidrógeno (HF) 1 mg/m³

Dióxido de azufre (SO
2
) 50 mg/m³

Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO
2
), expresados como dióxido de 200 mg/m³ (*)
nitrógeno, para instalaciones de incineración existentes de capacidad nominal superior a 6
toneladas por hora o para instalaciones de incineración nuevas
Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO
2
), expresados como dióxido de 400 mg/m³ (*)
nitrógeno, para instalaciones de incineración ya existentes de capacidad nominal no
superior a 6 toneladas por hora
(*) Hasta el 1 de enero de 2007 el valor límite de emisión para el NO, no se aplicará a las
instalaciones que solamente incineren residuos peligrosos.
La autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del NO
x
para instalaciones de
incineración existentes:
1. De capacidad nominal no superior a 6 toneladas por hora, siempre y cuando la
autorización establezca unos valores medios diarios no superiores a 500 mg/m³ y ello
hasta el 1 de enero de 2008.
2. De capacidad nominal superior a 6 toneladas por hora pero no superior a 16 toneladas
por hora, siempre y cuando la autorización establezca unos valores medios diarios no
superiores a 400 mg/m³ y ello hasta el 1 de enero de 2010.
3. De capacidad nominal superior a 16 toneladas por hora pero inferior a 25 toneladas por
hora y que no produzcan vertidos de aguas, siempre y cuando la autorización
establezca unos valores medios diarios no superiores a 400 mg/m³ y ello hasta el 1 de
enero de 2008.
Hasta el 1 de enero de 2008 la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto de las
partículas para instalaciones de incineración existentes, siempre y cuando la autorización
establezca valores medios diarios no superiores a 20 mg/m³.
b. Valores medios semihorarios.




ANEJOS 309


(100%) A (97%) B

Partículas totales 30 mg/m³ 10 mg/m³

Sustancias orgánicas en estado gaseoso y de vapor expresadas en carbono 20 mg/m³ 10 mg/m³
orgánico total

Cloruro de hidrógeno (HCl) 60 mg/m³ 10 mg/m³

Fluoruro de hidrogeno (HF) 4 mg/m³ 2 mg/m³

Dióxido de azufre (SO
2
) 200 mg/m³ 50 mg/m³

Monóxido de nitrógeno (NO) y dióxido de nitrógeno (NO
2
), expresados como 400 mg/m³ 200 mg/m³
dióxido de nitrógeno, para instalaciones de incineración existentes de (*) (*)
capacidad nominal superior a 6 toneladas por hora o para instalaciones de
incineración nuevas
(*) Hasta el 1 de enero de 2007 el valor límite de emisión para el NO
x
no se aplicará a las
instalaciones que solamente incineren residuos peligrosos.
Hasta el 1 de enero de 2010 la autoridad competente podrá autorizar exenciones respecto del
NO
x
para las instalaciones de incineración existentes de capacidad nominal comprendida entre 6 y
16 toneladas por hora, siempre y cuando el valor medio semihorario sea igual o inferior a 600
mg/m³ para la columna A, o igual o inferior a 400 mg/m³ para la columna B.
c. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de 30
minutos y un máximo de 8 horas.

Cadmio y sus compuestos, expresados en cadmio (Cd).

Talio y sus compuestos, expresados en talio (Tl).

Mercurio y sus compuestos, expresados en mercurio (Hg).

Antimonio y sus compuestos, expresados en antimonio (Sb).

Arsénico y sus compuestos, expresados en arsénico (As).

Plomo y sus compuestos, expresados en plomo (Pb).

Cromo y sus compuestos, expresados en cromo (Cr).

Cobalto y sus compuestos, expresados en cobalto (Co).

Cobre y sus compuestos, expresados en cobre (Cu).

Manganeso y sus compuestos, expresados en manganeso (Mn).

Níquel y sus compuestos, expresados en níquel (Ni).

Vanadio y sus compuestos, expresados en vanadio (V).
Total 0,05 mg/m³ Total 0,1 mg/m³ (*)
0,05 mg/m³ 0,1 mg/m³ (*)
Total 0,5 mg/m³ Total 1 mg/m³ (*)
(*) Hasta el 1 de enero de 2007, valores medios para las instalaciones existentes a las que se
haya concedido la autorización de explotación antes del 31 de diciembre de 1996 y en las que
solamente se incineren residuos peligrosos.




ANEJOS 310

Estos valores medios se refieren a las emisiones correspondientes de metales pesados, así
como de sus compuestos, tanto en estado gaseoso como de vapor.
d. Todos los valores medios medidos a lo largo de un período de muestreo de un mínimo de
6 horas y un máximo de 8 horas. El valor límite de emisión se refiere a la concentración total de
dioxinas y furanos calculada utilizando el concepto de equivalencia tóxica de conformidad con
el anexo I.

Dioxinas y furanos 0,1 ng/m³
e. No podrán superarse en los gases de combustión los siguientes valores límite de emisión
de las concentraciones de monóxido de carbono (CO) (excluidas las fases de puesta en marcha y
parada):
1. 50 mg/m³ de gas de combustión calculado como valor medio diario.
2. 150 mg/m³ de gas de combustión en, como mínimo, el 95 % de todas las mediciones,
calculado como valores medios cada 10 minutos, o 100 mg/m³ de gas de combustión
en todas las mediciones, calculado como valores medios semihorarios tomados en
cualquier período de 24 horas.
La autoridad competente podrá autorizar exenciones para instalaciones de
incineración que utilicen la tecnología de combustión en lecho fluido, siempre y
cuando la autorización establezca un valor límite de emisión para el monóxido de
carbono (CO) igual o inferior a 100 mg/m³ como valor medio horario.




ANEJOS 311


ANEXO VI.
Fórmula para calcular la concentración corregida de emisiones de contaminantes en
función del contenido de oxígeno, de acuerdo con el artículo 16.

Es = [(21 - Os) / (21 - Om)] x Em
Es = concentración de emisión referida a gas seco en condiciones normalizadas y
corregida a la concentración de oxígeno de referencia, según la instalación y tipo de
combustible (artículo 16.1), expresada en mg/m³ (o ng/m³ para dioxinas y furanos).
Em = concentración de emisión medida, referida a gas seco en condiciones
normalizadas, expresada en mg/m³ (o ng/m³ para dioxinas y furanos).
Os = concentración de oxígeno de referencia, según lo señalado en el artículo 16.1 para
cada tipo de instalación, expresada en % en volumen.
Om = concentración de oxígeno medida, referida a gas seco en condiciones
normalizadas, expresada en % en volumen.
Las concentraciones Es así obtenidas serán las que deban compararse con los valores límite de
emisión, C total, establecidos en los anexos II y V.




ANEJOS 312

4.1.4 REAL DECRETO 2818/1998, DE 23 DICIEMBRE, SOBRE PRODUCCIÓN DE
ENERGÍA ELÉCTRICA POR INSTALACIONES ABASTECIDAS POR
RECURSOS O FUENTES DE ENERGÍA RENOVABLES, RESIDUOS Y
COGENERACIÓN.



La Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, establece los principios de un nuevo
modelo de funcionamiento que, en lo que se refiere a la producción, están basados en la libre
competencia. La Ley hace compatible este fundamento con la consecución de otros objetivos
tales como la mejora de la eficiencia energética, la reducción del consumo y la protección del
medio ambiente, por otra parte necesarios en función de los compromisos adquiridos por
España en la reducción de gases productores del efecto invernadero. Así establece para su
consecución la existencia de un régimen especial de producción de energía eléctrica, como
régimen diferenciado del ordinario. En este último, el esquema regulador es el mercado de
producción en el que se cruzan ofertas y demandas de electricidad y donde se establecen los
precios como consecuencia de su funcionamiento como mercado organizado.
El régimen especial ha venido siendo regulado desde el año 1980 por diversa normativa. Sin
embargo, la nueva Ley hace obligada la promulgación del presente Real Decreto para tratar de
adecuar el funcionamiento de dicho régimen a la nueva regulación e introducción de
competencia.
El presente Real Decreto desarrolla la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, con las
modificaciones que introduce la Ley 66/1997, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales,
Administrativas y del Orden Social, e impulsa el desarrollo de instalaciones de régimen especial
mediante la creación de un marco favorable sin incurrir en situaciones discriminatorias que
pudieran ser limitadoras de una libre competencia, aunque estableciendo situaciones
diferenciadas para aquellos sistemas energéticos que contribuyan con mayor eficacia a los
objetivos antes señalados.
Para alcanzar ese logro se establece un sistema de incentivos temporales para aquellas
instalaciones que requieren de ellos para situarse en posición de competencia en un mercado
libre.
Para las instalaciones basadas en energías renovables y de residuos el incentivo establecido no
tiene límite temporal debido a que se hace necesario internalizar sus beneficios
medioambientales y a que, por sus especiales características y nivel tecnológico, sus mayores
costes no les permite la competencia en un mercado libre.
Los incentivos que se establecen para las energías renovables son tales que van a permitir que su
aportación a la demanda energética de España sea como mínimo del 12 % en el año 2010 tal y como
establece la disposición transitoria decimosexta de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector
Eléctrico.
Asimismo, el presente Real Decreto establece un período transitorio suficientemente dilatado en el
que a las instalaciones acogidas a la regulación anterior continúa siéndoles de aplicación el
régimen que dicha regulación establecía.
En su virtud, a propuesta del Ministro de Industria y Energía, de acuerdo con el Consejo de
Estado, con aprobación del Ministro de Administraciones Públicas, y previa deliberación del
Consejo de Ministros en su reunión del día 23 de diciembre de 1998, dispongo:




ANEJOS 313

4.1.4.1 CAPÍTULO I.

4.1.4.1.1 OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN.
Artículo 1. Objeto.
El presente Real Decreto tiene por objeto:
a. El desarrollo reglamentario, en lo que se refiere al régimen especial, de la Ley 54/1997,
de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, en lo relativo a los requisitos y
procedimientos para acogerse al régimen especial, a los procedimientos de inscripción
en el Registro correspondiente, a las condiciones de entrega de la energía y al régimen
económico.
b. El establecimiento de un régimen transitorio para las instalaciones que en la fecha de
entrada en vigor de la Ley del Sector Eléctrico antes citada, estaban acogidas al Real
Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, sobre producción de energía eléctrica, por
instalaciones hidráulicas, de cogeneración y otras abastecidas por recursos o fuentes de
energía renovables.
c. La determinación de una prima para aquellas instalaciones mayores de 50 MW que
utilicen como energía primaria energías renovables no consumibles y no hidráulicas,
biomasa, biocarburantes o residuos agrícolas, ganaderos o de servicios, de acuerdo con
lo establecido en el artículo 30.5 de la Ley del Sector Eléctrico.
Artículo 2. Ámbito de aplicación.
1. Podrán acogerse al régimen especial establecido en este Real Decreto aquellas instalaciones de
producción de energía eléctrica con potencia eléctrica instalada inferior o igual a 50 MW, que
reúnan las siguientes características:
a. Instalaciones de autoproductores que utilicen la cogeneración u otras formas de
producción térmica de electricidad asociadas a actividades no eléctricas siempre que
supongan un alto rendimiento energético y satisfagan los requisitos que se determinan
en el anexo I.
Estos tipos de instalaciones se clasifican en dos grupos:
1. Instalaciones que incluyan una central de cogeneración, entendiéndose como
tales aquellas que combinan la producción de energía eléctrica con la
producción de calor útil para su posterior aprovechamiento energético no
eléctrico.
2. Instalaciones que incluyan una central que utilice energías residuales
procedentes de cualquier instalación, máquina o proceso industrial cuya
finalidad no sea la producción de energía eléctrica.
Tienen la consideración de autoproductores aquellas personas físicas o jurídicas que
generen electricidad fundamentalmente para su propio uso, entendiendo que esto es así si
autoconsumen en promedio anual, al menos, el 30 % de la energía eléctrica producida si su
potencia es inferior a 25 MW y, al menos, el 50 % si es igual o superior a 25 MW.
A los efectos del cómputo de autoconsumo a que se refiere el párrafo anterior se podrá
contabilizar el consumo de electricidad en aquellas empresas que tengan una
participación superior al 10 % en la titularidad de la planta de producción en régimen
especial.




ANEJOS 314

En cualquier caso, deberá existir un único perceptor de las primas, quien, además,
deberá disponer de los aparatos de medida necesarios para acreditar el cumplimiento de
las condiciones anteriores.
b. Instalaciones que utilicen como energía primaria alguna de las energías renovables no
consumibles, biomasa o cualquier tipo de biocarburante, clasificadas en los grupos
siguientes:
1. Instalaciones que utilicen únicamente como energía primaria energía solar.
Dicho grupo se subdivide en los dos siguientes:
1.1 Instalaciones que utilicen únicamente como energía primaria energía solar
fotovoltaica.
1.2 Instalaciones que utilicen únicamente como energía primaria para la
generación eléctrica, energía solar térmica.
En estas instalaciones se pueden utilizar combustibles para el mantenimiento de
la temperatura del acumulador de calor durante los períodos de
interrupción de la generación eléctrica.
2. Instalaciones que únicamente utilicen como energía primaria energía eólica.
3. Instalaciones que únicamente utilicen como energía primaria energía
geotérmica, energía de las olas, de las mareas y de rocas calientes y secas.
4. Centrales hidroeléctricas cuya potencia no sea superior a 10 MW.
5. Centrales hidroeléctricas cuya potencia sea superior a 10 MW y no supere los 50
MW.
6. Centrales que utilicen como combustible principal biomasa primaria,
entendiendo como tal el conjunto de vegetales de crecimiento menor de un
año, que pueden utilizarse directamente o tras un proceso de transformación,
para producir energía (recursos naturales y plantaciones energéticas). Se
entenderá como combustible principal aquel que suponga como mínimo el 90
% de la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico inferior.
7. Centrales que utilicen como combustible principal biomasa secundaria,
entendiendo como tal el conjunto de residuos de una primera utilización de la
biomasa, principalmente estiércoles, lodos procedentes de la depuración de
aguas residuales, residuos agrícolas, forestales, biocombustibles y biogás. Se
entenderá como combustible principal aquel que suponga como mínimo el 90
% de la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico inferior.
8. Centrales que utilizan energías incluidas en los grupos b.6 y b.7 anteriores,
junto con combustibles convencionales, siempre que éstos no supongan más
del 50 % de la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico
inferior. La electricidad generada por el combustible convencional sólo será
retribuida al precio de mercado a que hace referencia el artículo 24 de este Real
Decreto.
9. Centrales mixtas de los grupos anteriores del presente apartado.
c. Instalaciones que utilicen como energía primaria residuos no contemplados en el
párrafo b) anterior, que se clasifican en los siguientes grupos:
1. Centrales que utilicen como combustible principal residuos urbanos. Se
entenderá como combustible principal aquél que suponga como mínimo el 70
% de la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico inferior.




ANEJOS 315

2. Instalaciones que utilicen como combustible principal otros residuos no
contemplados anteriormente. Se entenderá como combustible principal aquel
que suponga como mínimo el 70 % de la energía primaria utilizada, medida
por el poder calorífico inferior.
3. Centrales que utilizan energías incluidas en los grupos anteriores, junto con
combustibles convencionales, siempre que éstos no supongan más del 50 % de
la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico inferior. La
electricidad generada por el combustible convencional sólo será retribuida al
precio de mercado a que hace referencia el artículo 24 del presente Real
Decreto.
d. Instalaciones de tratamiento y reducción de los residuos de los sectores agrícola,
ganadero y de servicios, con una potencia instalada igual o inferior a 25 MW. Estas
instalaciones deberán satisfacer los requisitos de rendimiento energético que se
determinan en el anexo I de este Real Decreto. Se clasifican en los grupos siguientes:
1. Instalaciones de tratamiento y reducción de los purines de explotaciones de
porcino.
2. Instalaciones de tratamiento y reducción de lodos.
3. Instalaciones de tratamiento y reducción de otros residuos no contemplados en
los grupos anteriores.
2. No podrán acogerse al presente Real Decreto aquellas instalaciones que a la entrada en vigor de
la Ley del Sector Eléctrico hubieran estado sometidas al régimen previsto en el Real Decreto
1538/1987, de 11 de diciembre, por el que se determina la tarifa eléctrica de las empresas
gestoras del servicio, salvo que hubieran permanecido sin producción durante los cinco años
anteriores a la solicitud de inclusión y superado el período de vida útil que dicha
reglamentación establecía y las instalaciones de los grupos definidos en el párrafo b) anterior
cuando su titular realice actividades de producción en régimen ordinario.
3. Se entenderán incluidas en el presente Real Decreto aquellas instalaciones acogidas al Real
Decreto 2366/1994, con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley del Sector Eléctrico.
No obstante, los titulares de estas instalaciones deberán solicitar al órgano competente la
adscripción a alguno de los grupos definidos en el presente artículo y la inscripción en el
correspondiente Registro, de acuerdo con el Capítulo II del presente Real Decreto.
Artículo 3. Potencia de las instalaciones.
1. La potencia nominal será la especificada en la placa de características del alternador,
corregida por las condiciones de medida siguientes, en caso que sea procedente:
a. Carga: 100 % en las condiciones nominales del diseño.
b. Altitud: la del emplazamiento del equipo(s).
c. Temperatura ambiente: 15 °C.
d. Pérdidas de carga: admisión 150 mm c.d.a.; Escape 250 mm c.d.a.
e. Pérdidas por ensuciamiento y degradación: 3 %.
2. A los efectos del límite de potencia establecido para acogerse al régimen especial o para la
determinación del régimen económico establecido en el Capítulo IV de este Real Decreto se
considerará que pertenecen a una única instalación cuya potencia será la suma de las potencias
de las instalaciones unitarias para cada uno de los grupos definidos en el artículo 2 de este Real
Decreto:




ANEJOS 316

a. Grupos a y d: instalaciones que sean propiedad del mismo o de diferentes titulares y
que tengan en común al menos un consumidor de energía térmica útil o que la energía
residual provenga del mismo proceso industrial.
b. Grupos b: para las instalaciones de los grupos b.1 que no estén en el ámbito de
aplicación del Real Decreto 1663/2000, de 29 de septiembre, sobre conexión de
instalaciones fotovoltaicas a la red de baja tensión, y los grupos b.2 y b.3, las que
viertan su energía a un mismo transformador con tensión de salida igual a la de la red
de distribución o transporte a la que han de conectarse. Si, como consecuencia de lo
expresado en el artículo 20.5 del presente Real Decreto, varias instalaciones de
producción utilizan las mismas instalaciones de evacuación, la referencia anterior se
entenderá respecto al transformador anterior al que sea común para varias
instalaciones de producción.
Para las instalaciones del grupo b.1.1 que se encuentren en el ámbito de aplicación del
Real Decreto 1663/2000, de 29 de septiembre, la referencia que en el párrafo anterior se
hace al transformador será sustituida por el inversor, o, en su caso, por el conjunto de
inversores trabajando en paralelo para un mismo titular.
Para las instalaciones de los grupos b.4 y b.5 las que tengan la misma cota altimétrica de
toma y desagüe dentro de una misma concesión hidráulica.
c. Para el resto de instalaciones, las que tengan equipos electromecánicos propios.

4.1.4.2 CAPÍTULO II.

4.1.4.2.1 PROCEDIMIENTO PARA LA INCLUSIÓN DE UNA INSTALACIÓN DE
PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA EN EL RÉGIMEN ESPECIAL.

4.1.4.2.2 SECCIÓN I. DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 4. Competencias administrativas.
1. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación sustancial, la
transmisión y el cierre de las instalaciones de producción en régimen especial y el
reconocimiento de la condición de instalación de producción acogida a dicho régimen
corresponde a los órganos de las Comunidades Autónomas con competencia en la materia.
2. Corresponde a la Dirección General de la Energía del Ministerio de Industria y Energía:
a. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación
sustancial, la transmisión y el cierre de las instalaciones de producción en régimen
especial y el reconocimiento de la condición de instalación de producción acogida a
dicho régimen cuando la Comunidad Autónoma donde esté ubicada la instalación no
cuente con competencias en la materia o cuando las instalaciones estén ubicadas en
más de una Comunidad Autónoma.
b. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación
sustancial, la transmisión y el cierre de las instalaciones cuyo aprovechamiento afecte a
más de una Comunidad, previa consulta en cada caso con la Comunidad Autónoma
donde se vaya a ubicar la instalación.
c. La inscripción o toma de razón, en su caso, en el Registro Administrativo de
Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica de las instalaciones reguladas en el
presente Real Decreto. La comunicación de la inscripción o toma de razón a la
Comisión Nacional del Sistema Eléctrico o, en su caso, al operador del mercado, a los
efectos de liquidación de las energías.




ANEJOS 317

3. Las anteriores competencias se entienden sin perjuicio de otras que pudieran corresponder a
cada organismo respecto a las instalaciones sujetas a la presente regulación.
Artículo 5. Autorización de instalaciones.
El procedimiento para el otorgamiento de autorizaciones administrativas para la construcción,
modificación, explotación, transmisión y cierre de las instalaciones a las que hace referencia el
presente Real Decreto, cuando sea competencia del Ministerio de Industria y Energía, se regirá
por las normas por las que se regulan con carácter general las instalaciones de producción de
energía eléctrica, sin perjuicio de las concesiones y autorizaciones que sean necesarias, de
acuerdo con otras disposiciones que resulten aplicables.
Artículo 6. Requisitos para la inclusión de una instalación en el régimen especial.
1. La condición de instalación de producción acogida al régimen especial será otorgada por la
Administración competente para su autorización. Los titulares o explotadores de las
instalaciones que pretendan acogerse a este régimen deberán solicitar ante la Administración
competente la inclusión de la misma en uno de los grupos a los que se refiere el artículo 2 de
este Real Decreto.
2. Para que una instalación de producción pueda acogerse al régimen especial se deberá
acreditar además del cumplimiento de los requisitos a que se refiere el artículo 2 de este Real
Decreto las principales características técnicas y de funcionamiento de la instalación.
Asimismo, deberá realizarse una evaluación cuantificada de la energía eléctrica que va a ser
transferida en su caso a la red.
3. En el caso de instalaciones incluidas en los grupos a) y d) del artículo 2 del presente Real
Decreto se deberán justificar los excedentes de energía eléctrica que se transfieran a la red, en
función tanto de su estructura y nivel de producción, como de sus consumos energéticos.
Asimismo se deberán acreditar las siguientes características de la instalación:
a. La máxima potencia a entregar con el mínimo consumo compatible con el proceso.
b. La mínima potencia a entregar compatible con el proceso asociado al funcionamiento en
régimen normal.
c. La potencia mínima a entregar compatible con las condiciones técnicas del grupo
generador, para los productores que no tengan proceso industrial.
d. El cumplimiento del rendimiento energético de acuerdo con el anexo I del presente Real
Decreto, para lo cual se debe elaborar un estudio energético que lo acredite,
justificando, en su caso, la necesidad del calor útil producido en los diferentes
regímenes de explotación de la instalación previstos.

4.1.4.2.3 SECCIÓN II. PROCEDIMIENTO DE INCLUSIÓN EN EL RÉGIMEN ESPECIAL.
Artículo 7. Presentación de la solicitud.
En el caso de las instalaciones para cuya autorización sea competente la Dirección General de la
Energía, la solicitud de inclusión en el régimen especial deberá ser presentada por el titular o el
explotador de la instalación, entendiendo por tal al propietario, arrendatario, concesionario
hidráulico o titular de cualquier otro derecho que le vincule con la explotación de una
instalación. Esta solicitud deberá acompañarse de la documentación acreditativa de los
requisitos a que se refiere el artículo anterior, así como de una memoria-resumen de la entidad
peticionaria que deberá contener:
a. Nombre o razón social y domicilio del peticionario.




ANEJOS 318

b. Capital social y accionistas con participación superior al 5 %, en su caso, y participación
de los mismos. Relación de empresas filiales en las que el titular tenga participación
mayoritaria.
c. Las condiciones de eficiencia energética, técnicas y de seguridad de la instalación para
la que se solicita la inclusión en el régimen especial.
d. Relación de las instalaciones acogidas a este régimen de las que sea titular.
e. Copia del balance y cuenta de resultados correspondiente al último ejercicio fiscal.
Artículo 8. Tramitación y resolución.
1. Cuando los documentos exigidos a los interesados ya estuvieran en poder de cualquier
órgano de la Administración actuante el solicitante podrá acogerse a lo establecido en el párrafo
f) del artículo 35 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común, siempre que haga constar la fecha y el órgano o
dependencia en que fueron presentados o, en su caso, emitidos.
En los supuestos de imposibilidad material de obtener el documento, debidamente justificada en
el expediente, el órgano competente podrá requerir al solicitante su presentación, o, en su
defecto, la acreditación por otros medios de los requisitos a que se refiere el documento, con
anterioridad a la formulación de la propuesta de resolución.
2. El procedimiento de tramitación de la solicitud se ajustará a lo previsto en la Ley 30/1992, y a
sus normas de desarrollo.
3. La Dirección General de la Energía resolverá sobre la solicitud en el plazo de seis meses. La
falta de resolución expresa en plazo tendrá efectos desestimatorios. No obstante, podrá
interponerse recurso ordinario ante la autoridad administrativa correspondiente.

4.1.4.2.4 SECCIÓN III. REGISTRO DE INSTALACIONES DE PRODUCCIÓN EN RÉGIMEN
ESPECIAL.
Artículo 9. Registro Administrativo de Instalaciones de Producción en Régimen Especial.
1. Para el adecuado seguimiento del régimen especial y específicamente para la gestión y el
control de la percepción de las primas, tanto en lo relativo a potencia instalada como a la
evolución de la energía eléctrica producida, la energía cedida a la red y la energía primaria
utilizada, se constituye en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción de Energía
Eléctrica a que se refiere el artículo 21.4 de la Ley del Sector Eléctrico, dependiendo de la
Dirección General de la Energía del Ministerio de Industria y Energía, una sección bajo la
denominación Registro Administrativo de Instalaciones de Producción en Régimen Especial.
2. El procedimiento de inscripción en este Registro constará de una fase de inscripción previa y de
una fase de inscripción definitiva.
Artículo 10. Coordinación con las Comunidades Autónomas.
1. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo anterior, las Comunidades Autónomas con
competencias en la materia podrán crear y gestionar los correspondientes registros territoriales.
2. Para garantizar la intercambiabilidad de las inscripciones entre el Registro Administrativo de
Instalaciones de Producción en Régimen Especial y los registros autonómicos que puedan
constituirse, así como la agilidad y homogeneidad en la remisión de datos entre la
Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas se establecen en el anexo III
del presente Real Decreto el modelo de inscripción previa y definitiva en el Registro. De
acuerdo con estos modelos se realizará la comunicación de datos por las Comunidades
Autónomas para la toma de razón de las inscripciones en el Registro dependiente de la




ANEJOS 319

Dirección General de la Energía, así como la transmisión a aquellas de las inscripciones que
afecten a su ámbito territorial.
Artículo 11. Inscripción previa.
1. La inscripción previa en este Registro se producirá de oficio una vez que haya sido otorgada la
condición de instalación de producción acogida al régimen especial.
Para ello, la Comunidad Autónoma competente deberá dar traslado, en el plazo de un mes, de la
inscripción de la instalación en el registro autonómico o, en su caso, de la resolución por la que
se otorga esa condición para la toma de razón de la inscripción previa en el Registro.
En el caso de que la condición de instalación acogida al régimen especial haya sido otorgada
por la Dirección General de la Energía se procederá en el plazo de un mes a su inscripción
previa.
2. La formalización de la inscripción previa dará lugar a la asignación de un número de
identificación en el registro, que será comunicado a la Comunidad Autónoma competente, al
objeto de que por ésta se proceda a su notificación al interesado. No obstante, la notificación
será efectuada por la Dirección General de la Energía cuando ésta resulte competente.
Artículo 12. Inscripción definitiva.
1. La solicitud de inscripción definitiva se dirigirá al órgano correspondiente de la Comunidad
Autónoma competente o, en su caso, a la Dirección General de la Energía del Ministerio de
Industria y Energía, acompañada del contrato con la empresa distribuidora. Esta solicitud
podrá presentarse simultáneamente con la solicitud del acta de puesta en marcha de la
instalación.
2. En el caso de que la competencia para la resolución de la solicitud corresponda a una
Comunidad Autónoma, ésta deberá dar traslado en el plazo de un mes de la inscripción
efectuada en el registro autonómico o, en su caso, de los datos precisos para la toma de razón de la
inscripción definitiva en el Registro de Instalaciones de Producción en Régimen Especial.
Cuando resulte competente, la Dirección General de la Energía deberá resolver sobre la
solicitud en plazo máximo de un mes.
3. La inscripción definitiva en este Registro, en la que constará el número de identificación en el
mismo, será comunicada a la Comunidad Autónoma que resulte competente, al objeto de que se
proceda a su notificación al solicitante y a la empresa distribuidora. No obstante, la notificación se
efectuará por la Dirección General de la Energía, cuando la instalación sea de su competencia.
Artículo 13. Plazo para la inscripción definitiva.
La inscripción previa de una instalación en este Registro será cancelada si transcurridos dos
años desde que aquélla fuese notificada al interesado, éste no ha solicitado la inscripción
definitiva. No obstante, no se producirá esta cancelación en el caso de que a juicio de la
Administración competente existan razones fundadas para que esta inscripción permanezca en el
Registro, lo que deberá comunicar, en su caso, a la Dirección General de la Energía
expresando el plazo durante el cual la vigencia de la inscripción debe prorrogarse.
Artículo 14. Actualización de documentación.
Los titulares o explotadores de las instalaciones inscritas en este Registro deberán enviar
durante el primer trimestre de cada año al órgano que autorizó la instalación una
memoriaresumen del año inmediatamente anterior, de acuerdo con el modelo establecido en el
anexo II del presente Real Decreto.
Asimismo, en el caso de las instalaciones de los grupos a) y d) del artículo 2 del presente Real
Decreto se remitirá un certificado de una entidad reconocida por la Administración competente,
acreditativo de que se cumplen las exigencias del anexo I del presente Real Decreto, debiendo




ANEJOS 320

notificar cualquier cambio producido en los datos aportados para la autorización de la
instalación, para la inclusión en el régimen especial o para la inscripción en el Registro.
Los órganos competentes de las Comunidades Autónomas remitirán la información a la
Dirección General de la Energía para su toma de razón en el Registro en el plazo de un mes
contado a partir de su recepción.
Artículo 15. Efectos de la inscripción.
1. La condición de instalación acogida al régimen especial tendrá efectos desde la fecha de la
resolución de otorgamiento de esta condición emitida por la autoridad competente. No
obstante, la inscripción definitiva de la instalación en el Registro Administrativo de
Instalaciones de Producción en Régimen Especial será requisito necesario para la aplicación a
dicha instalación del régimen económico regulado en el presente Real Decreto, con efectos
desde la inscripción definitiva en el registro autonómico, cuando corresponda.
2. Sin perjuicio de lo previsto en el número anterior, la energía eléctrica que pudiera haberse
vertido a la red, como consecuencia de un funcionamiento en pruebas, con anterioridad a la
inscripción de la instalación será retribuida a precio de mercado, según lo establecido en el
artículo 24 del presente Real Decreto, una vez efectuada dicha inscripción.
Dicho funcionamiento en pruebas deberá ser previamente autorizado y su duración no podrá
exceder de tres meses.
Artículo 16. Cancelación de las inscripciones.
Procederá la cancelación de la inscripción en el Registro Administrativo de Instalaciones de
Producción en Régimen Especial en los siguientes casos:
a. Cese de la actividad como instalación de producción en régimen especial.
b. Revocación por el órgano competente del reconocimiento de instalación acogida al
régimen especial o revocación de la autorización de la instalación, de acuerdo con la
legislación aplicable.
La Administración competente comunicará la cancelación o revocación así como cualquier otra
incidencia de la inscripción en el Registro a la empresa distribuidora y a la Dirección General de la
Energía para su toma de razón en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción en
Régimen Especial.

4.1.4.3 CAPÍTULO III.

4.1.4.3.1 CONDICIONES DE ENTREGA DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA PRODUCIDA EN
RÉGIMEN ESPECIAL.
Artículo 17. Contrato con la empresa distribuidora.
1. El titular de la instalación de producción acogida al régimen especial y la empresa
distribuidora suscribirán un contrato tipo, según un modelo que será establecido por la
Dirección General de la Energía, con una duración mínima de cinco años, por el que se regirán las
relaciones técnicas y económicas entre ambos.
En dicho contrato se reflejarán, como mínimo, los siguientes extremos:
a. Punto de conexión y medida, indicando al menos las características de los equipos de
control, conexión, seguridad y medida.




ANEJOS 321

b. Características cualitativas y cuantitativas de la energía cedida y, en su caso, de la
consumida, especificando potencia y previsiones de producción, consumo, venta y, en
su caso, compra.
c. Causas de rescisión o modificación del contrato.
d. Condiciones económicas, de acuerdo con el capítulo IV del presente Real Decreto.
e. Condiciones de explotación de la interconexión, así como las circunstancias en las que
se considere la imposibilidad técnica de absorción de los excedentes de energía.
f. Cobro de la energía entregada por el titular a la distribuidora que deberá producirse
dentro del período de treinta días posteriores de la emisión de la correspondiente
factura.
La empresa distribuidora tendrá la obligación de suscribir este contrato, incluso aunque no se
produzcan excedentes eléctricos en la instalación, en el plazo de un mes desde el momento en que
quede determinado el punto y condiciones de conexión, según lo establecido en el artículo
20.2 del presente Real Decreto.
Se remitirá copia de dicho contrato a la Administración competente, acompañando a la solicitud
de inscripción definitiva en el Registro a la que se refiere el artículo 12 del presente Real
Decreto.
2. La factura de la energía excedentaria cedida a la empresa distribuidora se realizará
mensualmente en un modelo de factura aprobado por la Dirección General de la Energía, que
recogerá las principales características para cada instalación de conformidad con lo dispuesto en
el presente Real Decreto.
Artículo 18. Derechos de los productores en régimen especial en sus relaciones con las
empresas distribuidoras.
En sus relaciones con las empresas distribuidoras los titulares de instalaciones de producción
acogidas a este régimen especial gozarán de los siguientes derechos:
1. Conectar en paralelo su grupo o grupos generadores a la red de la compañía eléctrica
distribuidora.
2. Transferir al sistema a través de la compañía distribuidora de electricidad su
producción o excedentes de energía eléctrica, siempre que técnicamente sea posible su
absorción por la red y percibir por ello el precio de mercado mayorista más los
incentivos previstos en el régimen económico de este Real Decreto.
3. Recibir en todo momento de la compañía distribuidora, siempre que se trate de un
cliente sometido a tarifa regulada, la energía eléctrica que sea necesaria para el
completo desenvolvimiento de su actividad, abonando la tarifa que le corresponda.
4. Acceder al mercado de producción de energía eléctrica, siempre que se trate de un
consumidor cualificado, para efectuar las compras de electricidad que precisen para el
desenvolvimiento de sus actividades, abonando los precios, peajes y costes de acceso
que corresponda en cada caso.
5. Acceder al sistema de ofertas en el mercado de producción de energía eléctrica o
formalizar contratos bilaterales físicos, en ambos casos por períodos anuales y previa
comunicación a la Dirección General de la Energía, Comunidad Autónoma donde esté
ubicada la instalación y a los operadores del sistema y del mercado.
6. Transferir energía eléctrica a las unidades consumidoras, de acuerdo con lo expresado
en el artículo 2 del presente Real Decreto.




ANEJOS 322

Artículo 19. Obligaciones de los productores en régimen especial.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 30.1 de la Ley del Sector Eléctrico, los titulares de
instalaciones de producción en régimen especial tendrán las siguientes obligaciones:
1. Entregar y recibir la energía en condiciones técnicas adecuadas, de forma que no se
causen trastornos en el normal funcionamiento del sistema.
2. Abstenerse de ceder a consumidores finales los excedentes de energía eléctrica no
consumida, excepto en el caso de que actúe de acuerdo con lo establecido en el artículo
18.5 del presente Real Decreto. No tendrán la consideración de cesión a abonados
finales, a estos efectos, la que se realice a otro centro de la misma empresa, a sus filiales,
matrices o a cualquiera de los miembros de una agrupación titular de la instalación,
que constituyen un autoproductor tal como se define en el artículo 2 de este Real
Decreto.
3. Utilizar en sus instalaciones la energía procedente de sus equipos generadores,
vertiendo a la red exclusivamente su energía eléctrica excedentaria definida en el
artículo 21 de este Real Decreto.
4. Satisfacer los peajes y tarifas de acceso por la utilización de las redes de transporte o
distribución en los casos siguientes:
a. Cuando actúen como consumidores cualificados y celebren contratos de
suministro de energía eléctrica.
b. Cuando suministren a otro centro de la misma empresa, grupo o matriz, a sus
socios industriales, filiales o a cualquier otro miembro de la agrupación titular
de la instalación con consumo situado en distinto emplazamiento que la planta
de generación. Estos peajes y costes incluirán los costes permanentes del
sistema en la parte proporcional que les corresponda, de acuerdo con la
normativa vigente en cada momento sobre acceso de terceros.
5. Los titulares de las instalaciones de los grupos b.6, b.7, b.8, c.1, c.2, c.3, d.1, d.2 y d.3,
definidos en el artículo 2 del presente Real Decreto con potencias superiores a 10 MW,
deberán comunicar a la empresa distribuidora, a título informativo, del régimen de
excedentes eléctricos previstos en cada uno de los períodos de programación del
mercado de producción de energía eléctrica. Deberán comunicarse las previsiones de
los 24 períodos de cada día con, al menos, treinta horas de antelación respecto al inicio
de dicho día.
Los titulares de las instalaciones de los grupos a.1 y a.2, definidos en el artículo 2 del
presente Real Decreto con potencias superiores a 10 MW, deberán comunicar a la
empresa distribuidora, con carácter obligatorio, el régimen de excedentes eléctricos
previstos en cada uno de los períodos de programación del mercado de producción de
energía eléctrica. Deberán comunicarse las previsiones de los 24 períodos de cada día con,
al menos, treinta horas de antelación respecto al inicio de dicho día.
Si las previsiones realizadas por los titulares de las instalaciones a que hace referencia el
párrafo anterior, se desviarán respecto a la producción real en una cantidad superior,
tanto al alza como a la baja, en un 5 %, el precio unitario a percibir por los titulares de
esas instalaciones por cada kWh vertido a la red del distribuidor, se reducirá en el
porcentaje que se obtenga de dividir el desvío real por la cantidad total de energía
entregada o, en su caso, será repercutido por el distribuidor según el coste que tenga
que soportar merced a estos desvíos.
Si los titulares de las instalaciones anteriores estuvieran conectados a la red de
transporte, deberán comunicar obligatoriamente dichas previsiones a Red Eléctrica de
España, Sociedad Anónima.




ANEJOS 323

Los titulares de las instalaciones de régimen especial que realicen ofertas de venta de
energía eléctrica a través del operador del mercado, no estarán obligadas a realizar la
comunicación a que se refiere este artículo.
Artículo 20. Conexión a la red.
1. Las normas administrativas y técnicas para el funcionamiento y conexión a las redes
eléctricas serán las establecidas por el Ministerio de Industria y Energía o por los órganos
correspondientes de las Comunidades Autónomas en el ámbito de sus competencias. Deberán
observarse los criterios que se exponen a continuación:
a. Los titulares que no tengan interconectados en paralelo sus grupos con la red tendrán
todas sus instalaciones receptoras o sólo parte de ellas conectables por un sistema de
conmutación, bien a la red de la empresa distribuidora o a sus grupos generadores, que
asegurará que en ningún caso puedan quedar sus grupos generadores conectados a
dicha red.
b. Los titulares que tengan interconectados en paralelo sus grupos con la red general lo
estarán en un solo punto salvo circunstancias especiales debidamente justificadas y
autorizadas por la Administración competente y podrán emplear generadores
síncronos o asíncronos. Las instalaciones de potencia superior a 5 MW dotadas de
generadores síncronos, en caso que la instalación ceda excedentes eléctricos a la red,
deberán estar equipados con sistemas de desconexión automática que eviten provocar
oscilaciones de tensión o frecuencia superiores a las reglamentarias y averías o
alteraciones en el servicio de la red.
Estos titulares deberán cortar la conexión con la red de la empresa distribuidora, si por
causas de fuerza mayor u otras, debidamente justificadas y aceptadas por la
Administración competente, la empresa distribuidora lo solicita. Las condiciones del
servicio normal deberán, sin embargo, ser restablecidas lo más rápidamente posible.
Cuando se dé esa circunstancia se informará al órgano competente.

c. La energía suministrada a la red de la empresa distribuidora deberá tener un lo
más próximo posible a la unidad. Los titulares conectados en paralelo con la red
deberán tomar las medidas necesarias para ello o llegar a acuerdos con las empresas
distribuidoras sobre este punto.

A los efectos del presente Real Decreto y para el cálculo del se tomará la energía
reactiva demandada cuando se entrega energía activa a la red.
d. En relación con la potencia máxima admisible en la interconexión de una instalación de
producción en régimen especial, dentro del ámbito de aplicación contemplado en el
artículo 2 de este Real Decreto, se tendrán en cuenta los siguientes criterios, según se
realice la conexión con la distribuidora a una línea o directamente a una subestación:
1. Líneas: la potencia total de la instalación conectada a la línea no superará el 50
% de la capacidad de la línea en el punto de conexión, definida como la
capacidad térmica de diseño de la línea en dicho punto.
2. Subestaciones y centros de transformación (AT/BT): la potencia total de la
instalación conectada a una subestación o centro de transformación, no
superará el 50 % de la capacidad de transformación instalada para ese nivel de
tensión.
Las instalaciones del grupo b.1 tendrán normas específicas que se dictarán por los órganos que
tengan atribuida la competencia siguiendo los criterios anteriormente relacionados.




ANEJOS 324

2. El punto de conexión de las instalaciones que entreguen energía a la red general se
establecerá de acuerdo entre el titular y la empresa distribuidora o transportista.
El titular solicitará a dicha empresa el punto y condiciones de conexión que, a su juicio, sea la más
apropiada. En el plazo de un mes, la empresa notificará al titular la aceptación o justificará otras
alternativas. El titular, caso de no aceptar la propuesta alternativa, solicitará al órgano
competente de la Administración General del Estado o de las Comunidades Autónomas la
resolución de la discrepancia, que deberá producirse en el plazo máximo de tres meses a contar
desde que le fuera solicitada.
3. Los gastos de las instalaciones necesarios para la conexión serán, con carácter general, a cargo
del titular de la central de producción, sin perjuicio, en caso de autoproductores, de lo dispuesto en
la normativa vigente sobre acometidas eléctricas.
4. Si el órgano competente apreciase circunstancias en la red de la empresa adquiriente que
impidieran técnicamente la absorción de la energía producida, fijará un plazo para subsanarlas.
Los gastos de las modificaciones en la red de la empresa adquiriente serán a cargo del titular de la
instalación de producción, salvo que no fueran exclusivamente para su servicio, en cuyo caso
correrán a cargo de ambas partes de mutuo acuerdo, teniendo en cuenta el uso que se prevé que
van a hacer de dichas modificaciones cada una de las partes. En caso de discrepancia resolverá el
órgano correspondiente de la Administración competente.
5. Siempre que sea posible se procurará que varias instalaciones productoras utilicen las mismas
instalaciones de evacuación de la energía eléctrica, aun cuando se trate de titulares distintos.
Los órganos de la Administración competente, cuando autoricen esta utilización, fijarán las
condiciones que deben cumplir los titulares a fin de no desvirtuarse las medidas de energía
eléctrica excedentaria de cada una de las instalaciones de producción que utilicen dichas
instalaciones de evacuación.
Artículo 21. Derecho de cesión de la energía eléctrica generada en régimen especial.
1. Los titulares de instalaciones incluidas en el régimen especial sólo podrán incorporar al
sistema la energía eléctrica excedentaria de la producida por sus instalaciones, salvo la
correspondiente a instalaciones incluidas en los grupos b.1, b.2, b.3, b.4 y b.5 del artículo 2 de este
Real Decreto, que podrán incorporar a la red la totalidad de la energía eléctrica producida, en
tanto no se alcance el 12 % del total de la demanda energética al que hace referencia la
disposición transitoria 16 de la Ley del Sector Eléctrico.
A estos efectos se considera energía eléctrica excedentaria la resultante de los saldos
instantáneos entre la energía eléctrica cedida a la red general y la recibida de la misma en todos los
puntos de interconexión entre el productor o el autoproductor y la citada red general.
Las instalaciones y equipos que consuman energía térmica producida por una instalación del
grupo a.1 de los definidos en el artículo 2 de este Real Decreto formarán conjuntamente con
dicha instalación, una unidad de autoproducción, con independencia de la titularidad de todas
ellas.
En los casos en que el consumidor o consumidores de la energía térmica útil no coincida
jurídicamente con el titular, se considerarán como excedentes eléctricos la resultante de los
saldos instantáneos entre la energía eléctrica cedida a la red general y la recibida de la misma en
todos los puntos de interconexión de la instalación y del o de los citados consumidores.
A estos efectos el consumo de la energía térmica útil de cada uno de los citados consumidores
debe ser al menos del 25 % de la energía térmica producida por la instalación.
En estos supuestos, cuando se produzcan situaciones deficitarias de energía eléctrica, su
adquisición podrá ser contratada directamente por cada uno de los consumidores o,
alternativamente, por el productor.




ANEJOS 325

2. Si el titular o explotador de una instalación acogida al régimen especial decide ceder, total o
parcialmente, sus excedentes a sus filiales, matrices, asociados o centros propios, incluso en
emplazamientos distintos, celebrando contratos bilaterales físicos o financieros, el derecho a la
prima se generará para la parte no cedida a los citados agentes.
3. En sistemas insulares y extrapeninsulares la Administración competente podrá limitar la
potencia total excedentaria de generadores acogidos a este Real Decreto, a un porcentaje de la
potencia horaria correspondiente demandada por el sistema aislado.
Artículo 22. Condiciones de la cesión de energía eléctrica.
1. La energía eléctrica cedida a las empresas distribuidoras de energía eléctrica, de acuerdo con el
artículo anterior, debe ser adquirida por la más próxima que tenga características técnicas y
económicas suficientes para su ulterior distribución. En caso de discrepancia, resolverá lo que
proceda, previo informe de la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico, bien el órgano
competente de la Administración Autonómica, o bien la Dirección General de la Energía del
Ministerio de Industria y Energía cuando sea de su competencia.
No obstante lo anterior, la citada Dirección General de la Energía podrá autorizar, a los efectos de
la correspondiente liquidación económica, que la empresa distribuidora más próxima pueda
adquirir la energía eléctrica de las instalaciones aunque ésta sobrepase sus necesidades, siempre
que la citada empresa distribuidora esté conectada a otra empresa distribuidora, en cuyo caso
cederá sus excedentes a esta última empresa.
2. La cesión de la energía excedentaria, dependiendo del tipo y potencia de la central y su
incidencia en el sistema eléctrico o en la zona que está ubicada, podrá estar condicionada por
necesidades de la compañía distribuidora a la que esté conectada, justificadas y aceptadas por la
Administración competente, tanto en el sistema peninsular como en los extrapeninsulares, o por
causas excepcionales o de fuerza mayor tanto de la misma red eléctrica como de la propia
instalación de producción.
3. Para las instalaciones interconectadas con la red eléctrica, será necesario un acuerdo entre el
titular y la empresa distribuidora, que se formalizará mediante un contrato comprensivo de los
extremos a que hace referencia el artículo 17 del presente Real Decreto.
4. Toda instalación de régimen especial deberá contar con un equipo de medida de energía
eléctrica que pueda permitir la facturación y su control de acuerdo con lo expresado en el
presente Real Decreto.
La medida se efectuará inmediatamente antes del límite de conexión con la empresa
distribuidora. En el caso de que la medida no se efectúe en dicho punto, el titular y la empresa
distribuidora deberán establecer un acuerdo para cuantificar las pérdidas que pudieran
producirse hasta tal punto, que correrán a cargo del productor. Dicho acuerdo deberá quedar
reflejado en el contrato que deben suscribir dichos sujetos.
Cuando varias instalaciones de producción en régimen especial compartan instalaciones de
conexión, seguirá considerándose el punto de medida para facturación el inmediatamente
anterior al punto de conexión con la empresa distribuidora. La energía así medida se asignará a
cada instalación de producción, junto con la imputación de pérdidas que corresponda,
proporcionalmente a las medidas individualizadas de cada instalación de producción, que se
efectuará con el correspondiente equipo de medida.

4.1.4.4 CAPÍTULO IV.


4.1.4.4.1 RÉGIMEN ECONÓMICO.
Artículo 23. Precio de la electricidad cedida a la empresa distribuidora por parte de las
instalaciones que no se acojan al régimen general de ofertas.




ANEJOS 326

Los titulares de las instalaciones con potencia igual o inferior a 50 MW inscritas definitivamente
en el Registro Administrativo de Instalaciones de Producción en Régimen Especial, no tendrán
obligación de formular ofertas al mercado mayorista para dichas instalaciones, pero tendrán el
derecho a vender sus excedentes o, en su caso, la producción de energía eléctrica a los
distribuidores al precio final horario medio del mercado de producción de energía eléctrica,
complementado, en su caso, por una prima o incentivo que tomará los valores recogidos en el
presente Capítulo.
Los titulares de las instalaciones con potencia eléctrica instalada superior a 50 MW acogidos al
Real Decreto 2366/1994 estarán obligados a realizar ofertas económicas al operador del
mercado para cada período de programación, a los efectos de verter sus excedentes de energía
eléctrica.
Estas instalaciones tendrán derecho a percibir por su producción o excedentes de energía
eléctrica el precio resultante del sistema de ofertas, más 1,5 pesetas/kWh en concepto de
garantía de potencia o la cantidad que se determine reglamentariamente.
Artículo 24. Definición de precio final horario medio del mercado de producción de energía
eléctrica para instalaciones exentas del sistema general de ofertas.
1. El precio final horario medio del mercado de producción de energía eléctrica es el precio
medio que en cada hora deben abonar los adquirentes de energía por comprar en el mercado de
producción de energía eléctrica y que es objeto de liquidación por el operador del mercado. A los
efectos del presente Real Decreto, este precio será el que, de forma provisional para los
adquirentes de energía, publique dicho operador del mercado antes del quinto día hábil del mes
siguiente considerado para la facturación.
2. El operador del mercado publicará, conjuntamente con lo anterior, dos precios medios.
El primero será el precio medio aritmético correspondiente al conjunto de precios horarios de
las ocho primeras horas de los días del mes de facturación. El segundo será el correspondiente
al resto de las horas de dicho mes. Ambos precios corresponderán respectivamente a los precios
valle y punta en el modelo simplificado de facturación a que hace referencia el apartado
siguiente.
3. Las instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW podrán tomar como precio de mercado
los precios valle y punta calculados mensualmente por el operador del mercado, de acuerdo con lo
expresado en el número anterior.
Artículo 25. Liquidación de las energías en régimen especial.
1. Los distribuidores que, en virtud de la aplicación de este Real Decreto, hayan efectuado
compras de electricidad a los titulares de instalaciones con inscripción definitiva a que hace
referencia el artículo 12 de este Real Decreto tendrán derecho a ser liquidados por las primas
satisfechas por este concepto. Para ello, el importe de los incentivos correspondientes a dichas
compras de energía será sometido al correspondiente proceso de liquidación de acuerdo con lo
establecido en el Real Decreto 2017/1997, de 26 de diciembre, por el que se organiza y regula el
procedimiento de liquidación de los costes de transporte, distribución y comercialización a
tarifa, de los costes permanentes del sistema y de los costes de diversificación y seguridad de
abastecimiento.
2. Para aquellos productores que hayan optado por el sistema de formular ofertas en el mercado
mayorista o a aquellos a que hace referencia el párrafo c) del artículo 1 de este Real Decreto, el
importe de los incentivos que les corresponda se percibirá como cantidad adicional a la
liquidación correspondiente al mercado mayorista efectuada por el operador del mercado.
Los importes de estos incentivos, que serán abonados por los distribuidores o, en su caso, por los
transportistas a los que están conectados, serán sometidos al proceso de liquidación
establecido en el referido Real Decreto 2017/1997.




ANEJOS 327

Artículo 26. Precio por la energía eléctrica entregada.
La retribución que los productores obtienen por la cesión de energía eléctrica proveniente de
instalaciones de producción en régimen especial será:

R = Pm + Pr ± ER
, siendo:
R = retribución en pesetas/kWh.
Pm = precio de mercado según lo especificado en el artículo 24 de este Real Decreto.
Pr = prima según lo establecido en la presente sección.
ER = complemento por energía reactiva, que será aplicado a la suma de Pm y Pr. Será el
considerado con carácter general en la normativa sobre tarifas, con la diferencia de que
si el factor de potencia de la energía cedida a la empresa distribuidora fuere superior a
0,9 el complemento será un abono para el productor y, si fuere inferior, un descuento.
Artículo 27. Primas para las instalaciones de autoproductores que utilicen la cogeneración u
otra forma de producción térmica de electricidad.
1. Las instalaciones definidas en el grupo a) del artículo 2 de este Real Decreto con una potencia
igual o inferior a 10 MW tendrán, durante un período de diez años desde su puesta en marcha,
una prima de 3,20 pesetas/kWh.
2. Las instalaciones de potencia superior a 10 MW pero igual o inferior a 25 MW tendrán prima
en tanto perdure el período transitorio al que hace referencia la disposición transitoria octava de
la Ley del Sector Eléctrico. Dicha prima será la que se deriva de la aplicación de la siguiente
fórmula:

Prima = a (40 - P) / 30
siendo a la prima correspondiente a instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW y P la
potencia de la instalación, expresada en MW. La prima debe expresarse mediante redondeo con
dos cifras decimales.
3. La prima a que hace referencia el apartado 1 anterior se actualizará anualmente por el
Ministerio de Industria y Energía de acuerdo con la variación interanual de los tipos de interés, de
la tarifa eléctrica para los consumidores sin capacidad de elección y del precio del gas,
ponderando las tres variables a partes iguales.
Artículo 28. Primas para las instalaciones de energías renovables no consumibles derivadas de la
biomasa y biocarburantes.
1. Las instalaciones de los grupos que se relacionan del párrafo b), del artículo 2 del presente
Real Decreto tendrán las siguientes primas:
b.1:
o b.1.1: Para las instalaciones con potencia instalada de hasta 5 kW, siempre que
la potencia instalada nacional de este tipo de instalaciones no supere la
potencia de 50 MW: 0,360607 €/kWh (60 pesetas/kWh).
Resto de instalaciones del grupo b.1.1: 0,180304 €/kWh (30 pesetas/kWh).
o b.1.2: 0,120202 €/kWh (20 pesetas/kWh).




ANEJOS 328

b.2: 5,26 pesetas/kWh.
b.3: 5,45 pesetas/kWh.
b.4: 5,45 pesetas/kWh.
b.5: La prima será la que se deriva de la aplicación de la siguiente fórmula:

Prima= b (50 - P) / 40
siendo b la prima correspondiente a instalaciones del grupo b.4, y P la potencia de la
instalación, expresada en MW. La prima debe expresarse mediante redondeo con dos
cifras decimales.
b.6: 5,07 pesetas/kWh.
b.7: 4,70 pesetas/kWh.
2. Las primas de los grupos b.2, b.3, b.4, b.6 y b.7 se actualizarán anualmente por el Ministerio de
Industria y Energía, teniendo en cuenta la variación del precio medio de venta de
electricidad, que se aplicará sobre la suma del precio de mercado y la prima. Para ello, el
Ministerio de Industria y Energía deberá, asimismo, estimar el precio de mercado medio anual. A
estos efectos se define precio medio de venta de electricidad como:

PM = I / E
, donde:
I = ingresos previstos derivados de la facturación por suministro de electricidad,
excluyendo el Impuesto sobre el Valor Añadido y cualquier otro tributo que grave el
consumo de electricidad.
E = energía suministrada prevista.
3. Las instalaciones de los grupos b.1.1, b.2, b.3, b.4, b.6 y b.7 podrán optar por no aplicar las
primas establecidas en los apartados anteriores y aplicar en todas las horas un precio total a
percibir de:
b.1.1: 0,396668 ó 0,216364 €/kWh (66 ó 36 pesetas/kWh), dependiendo de que se trate o
no de instalaciones de hasta 5 kW, de acuerdo con el apartado 1 del presente artículo.
b.2: 11,02 pesetas/kWh.
b.3 y b.4: 11,20 pesetas/kWh.
b.6: 10,83 pesetas/kWh.
b.7: 10,46 pesetas/kWh.
Estos precios se actualizarán con los criterios establecidos en el apartado anterior.
4. La retribución de las instalaciones del grupo b.9 se calcularán en proporción a las potencias
instaladas de cada grupo.
Artículo 29. Primas para las instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energía
procedentes de los residuos.
1. Las instalaciones del párrafo c) del artículo 2 del presente Real Decreto tendrán las siguientes
primas:




ANEJOS 329

Centrales que utilicen como combustible principal residuos sólidos urbanos, lodos de
depuradora o residuos industriales:
a. Para potencia igual o inferior a 10 MW: 3,70 pesetas/kWh.
b. Para potencia superior a 10 MW, pero igual o inferior a 50 MW, la prima será la que se
deriva de la aplicación de la siguiente fórmula:

Prima = d + (c - d) (50 - P) / 40
, siendo c la prima correspondiente a las instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW, d la
prima correspondiente a las instalaciones a las que hace referencia el artículo 31 del presente
Real Decreto, y P la potencia de la instalación, expresada en MW. La prima debe expresarse
mediante redondeo con dos cifras decimales.
2. Las primas se actualizarán anualmente de acuerdo con la variación interanual de los tipos de
interés y de la tarifa eléctrica para los consumidores sin capacidad de elección o con la variación
del precio de mercado cuando todos los consumidores sean cualificados ponderando ambas
variables a partes iguales.
Artículo 30. Instalaciones de tratamiento y reducción de los residuos de los sectores agrícola,
ganadero y de servicios.
1. Las instalaciones del párrafo d), del artículo 2 de este Real Decreto tendrán derecho a las
siguientes primas:
a. D.1: para instalaciones de potencia igual o inferior a 15 MW: 3,90 pesetas/kWh.
Para instalaciones de potencia superior a 15 MW pero igual o inferior a 25 MW, la
prima será la que se deriva de la aplicación de la siguiente fórmula:

Prima = e (35 - P) / 20
, siendo e la prima correspondiente a instalaciones de potencia igual o inferior a 15 MW, y P
la potencia de la instalación expresada en MW. La prima debe expresarse mediante
redondeo con dos cifras decimales.
b. D.2: para instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW: 3,90 pesetas/kWh.
Para instalaciones de potencia superior a 10 MW, pero igual o inferior a 25 MW, la
prima será la que se deriva de la aplicación de la siguiente fórmula:

Prima = f + (10 / 13 + 25 - P / 65)
, siendo f la prima correspondiente a instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW, y
P la potencia de la instalación expresada en MW. La prima debe expresarse mediante
redondeo con dos cifras decimales.
c. D.3: para instalaciones de potencia igual o inferior a 10 MW: 2,5 pesetas/kWh.
Para instalaciones de potencia superior a 10 MW pero igual o inferior a 25 MW, la
prima será la que se deriva de la aplicación de la siguiente fórmula:

Prima = g (40 - P) / 30
, siendo g la prima correspondiente a instalaciones de potencia igual o inferior a 10
MW, y P la potencia de la instalación expresada en MW. La prima debe expresarse
mediante redondeo con dos cifras decimales.




ANEJOS 330

2. Las primas se actualizarán anualmente por el Ministerio de Industria y Energía, de acuerdo con
la variación interanual de los tipos de interés, de la tarifa eléctrica para los consumidores sin
capacidad de elección y del precio del gas, ponderando las tres variables a partes iguales.
Artículo 31. Primas para las instalaciones de potencia instalada superior a 50 MW.
Las instalaciones que utilicen como energía primaria energías renovables no consumibles y no
hidráulicas, biomasa, biocarburantes o residuos agrícolas, ganaderos o de servicios, aun cuando
tengan una potencia instalada superior a 50 MW, tendrán derecho a una prima de 1
peseta/kWh. Estas primas estarán sujetas a las actualizaciones recogidas en el apartado 2 del
artículo 29 del presente Real Decreto.
No obstante lo anterior, estas instalaciones, de acuerdo con el artículo 23.1 de la Ley del Sector
Eléctrico, deberán efectuar ofertas económicas de venta de energía a través del operador del
mercado.
Artículo 32. Modificaciones de primas y precios.
Cada cuatro años se revisarán las primas fijadas en el presente Capítulo de este Real Decreto,
así como los valores establecidos para las instalaciones acogidas al Real Decreto 2366/1994, sin
perjuicio de lo establecido en la disposición transitoria octava de la Ley del Sector Eléctrico,
atendiendo a la evolución del precio de la energía eléctrica en el mercado, la participación de
estas instalaciones en la cobertura de la demanda y su incidencia sobre la gestión técnica del
sistema.
DISPOSICIÓN ADICIONAL ÚNICA. Instalaciones de potencia igual o inferior a 50 MW no
incluidas en el presente Real Decreto.
Sin perjuicio de la energía que pudieran tener comprometida mediante contratos bilaterales
físicos, aquellas instalaciones de potencia instalada igual o inferior a 50 MW y superior a 1 MW
que no les pudiera ser de aplicación el presente Real Decreto y aquellas a las que, transcurrido el
período transitorio a que hace referencia la disposición transitoria sexta de la Ley del Sector
Eléctrico no les fuera tampoco de aplicación, no estarán obligadas a presentar ofertas
económicas al operador del mercado para todos los períodos de programación, pudiendo
realizar dichas ofertas para los períodos que estimen oportuno.
Las instalaciones definidas en el párrafo anterior que pertenezcan a empresas vinculadas con
empresas distribuidoras a las que se refiere la disposición transitoria undécima de la Ley del
Sector Eléctrico podrán entregar su energía a dicha empresa distribuidora mientras perdure la
aplicación de dicha disposición transitoria, facturándola al precio del mercado a que hace
referencia el apartado 3 del artículo 24 del presente Real Decreto.
La energía de las instalaciones a las que se refiere el primer párrafo de la presente disposición
adicional, pero con potencia instalada igual o inferior a 1 MW, deberá ser adquirida por las
empresas distribuidoras de acuerdo con lo establecido en el presente Real Decreto y será
remunerada al precio de mercado simplificado al que hace referencia el apartado 3 del artículo 24
del presente Real Decreto.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA. Instalaciones acogidas al Real Decreto 2366/1994.
De acuerdo con lo previsto en la disposición transitoria octava de la Ley del Sector Eléctrico, las
instalaciones de producción de energía eléctrica que a la entrada en vigor de dicha Ley
estuvieran acogidas al régimen previsto en el Real Decreto 2366/1994, así como aquellas a las que
se refiere la disposición adicional segunda del citado Real Decreto mantendrán dicho
régimen en tanto subsista el período establecido en dicha disposición transitoria, no siéndoles de
aplicación el régimen previsto en el presente Real Decreto.
A cualquier ampliación de una instalación a las que hace referencia el primer párrafo de esta
disposición deberá serle de aplicación lo establecido en el presente Real Decreto. A estos efectos,




ANEJOS 331

la energía asociada a la ampliación será la parte de energía eléctrica proporcional a la potencia de
la ampliación frente a la potencia total de la instalación una vez ampliada, y las referidas a la
potencia lo serán por dicha potencia total una vez efectuada la ampliación.
No obstante, las instalaciones de producción a que se refiere esta disposición podrán mediante
comunicación expresa a la Dirección General de la Energía, quien dará traslado al operador del
mercado, optar por acogerse al régimen económico que les sea aplicable de acuerdo con el
presente Real Decreto.


Lo previsto en el apartado 5 del artículo 19 será de aplicación a los titulares de las instalaciones
acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, sobre producción de energía eléctrica, por
instalaciones hidráulicas, de cogeneración y otras abastecidas por recursos o fuentes de energía
renovables, si tuvieran una potencia superior a 10 MW.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA SEGUNDA. Aplicación de disposiciones anteriores.
En tanto el Ministerio de Industria y Energía no establezca nuevas normas técnicas para el
funcionamiento y conexión a la red de servicio público de estas instalaciones, continúa en vigor la
Orden del Ministerio de Industria y Energía de 5 de septiembre de 1985.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA ÚNICA. Derogación normativa.
Quedan derogados el Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, sobre producción de energía
por instalaciones hidráulicas, de cogeneración y otras abastecidas por recursos o fuentes de
energía renovables, así como cualquiera otra disposición de igual o menor rango en lo que se
oponga el presente Real Decreto, salvo lo especificado en la disposición transitoria primera.
DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA. Carácter del Real Decreto.
El presente Real Decreto tiene un carácter básico al amparo de lo establecido en el artículo
149.1.22 y 25 de la Constitución.
Las referencias a los procedimientos sólo serán aplicables a las instalaciones de competencia
estatal y, en todo caso, se ajustarán a lo establecido en la Ley 30/1992.
DISPOSICIÓN FINAL SEGUNDA. Sobre modificaciones posteriores de parámetros o valores.
Se faculta al Ministro de Industria y Energía para dictar disposiciones necesarias de desarrollo del
presente Real Decreto y la modificación de los valores o condiciones establecidas en sus anexos
si consideraciones relativas al correcto desarrollo de la gestión económica y técnica del sistema así
lo aconsejan.
DISPOSICIÓN FINAL TERCERA. Entrada en vigor.
El presente Real Decreto entrará en vigor el día 1 de enero de 1999.
Dado en Madrid a 23 de diciembre de 1998.
- Juan Carlos R. -
El Ministro de Industria y Energía,
Josep Piqué i Camps.

4.1.4.5 ANEXO I

4.1.4.5.1 Rendimiento mínimo para las instalaciones de producción




ANEJOS 332

1. El rendimiento de las instalaciones viene dado por la fórmula:

R = (E + V)/Q
Q = consumo de energía primaria, con referencia al poder calorífico inferior del combustible
utilizado.
V = unidades térmicas de calor útil demandado por la(s) industria(s), la(s) empresa(s) de
servicios o los consumidor(es) final(es) para sus necesidades. Se considera, para la evaluación de
la demanda de calor útil, los equipos consumidores de energía térmica, a los que abastecerá la
instalación de producción eléctrica en régimen especial, ubicados en uno o varios espacios y que
forman parte de los activos de la entidad consumidora.
E = energía eléctrica generada medida en bornes de alternador y expresada como energía
térmica, con un equivalente de 1 kWh = 860 kcal.
2. Se considera como energía primaria imputable a la producción de calor útil (V) la requerida por
calderas de alta eficiencia en operación comercial.
Se fija un rendimiento para la producción de calor útil del 90 %, que será revisado en función de la
evolución tecnológica de estos procesos
3. El rendimiento eléctrico equivalente (REE) de la instalación se determinará teniendo en
cuenta lo determinado en el número anterior por la fórmula:

REE = E/[Q-(V/09)]
Para la determinación del REE en el momento de extender el Acta de Puesta en Marcha, se
contabilizarán los parámetros E, V y Q durante un período ininterrumpido de dos horas de
funcionamiento a carga nominal. A los efectos de justificar el cumplimiento del REE en la
declaración anual, se utilizarán los parámetros E, V y Q acumulados durante dicho período.
4. Será condición necesaria para poder acogerse al régimen especial regulado en el presente Real
Decreto, en las instalaciones de producción de los grupos a) y d) del artículo 2 del presente Real
Decreto, que el rendimiento eléctrico equivalente de la instalación, promedio de un período
anual, sea igual o superior al que le corresponda según el combustible utilizado con la siguiente
tabla:

REE Porcentaje

Combustible líquidos en centrales con calderas 49

Combustible líquidos en motores térmicos 56

Combustible sólidos 49

Gas natural y GLP en motores térmicos 55

Gas natural y GLP en turbinas de gas y otras tecnologías 59
5. En las instalaciones que usen varios combustibles convencionales se aplicará a cada uno el
rendimiento mínimo exigido, en función de la energía eléctrica y de la energía primaria que les
sean técnicamente imputables.
Si se utilizara combustible convencional distinto de los recogidos en el número 4, se solicitará de
la Dirección General de la Energía el establecimiento del rendimiento mínimo exigido para dicho
combustible.




ANEJOS 333

6. Para la verificación del Rendimiento Eléctrico Equivalente, tanto para las instalaciones
existentes como nuevas, se instalarán equipos de medida locales y totalizadores. Cada uno de los
parámetros E, Q y V deberá tener como mínimo un equipo de medida.

4.1.4.6 ANEXO II




ANEJOS 334


4.1.4.7 ANEXO III

Central:
Nombre de la central ...
Tecnología (1) ...
Emplazamiento: Calle o plaza, paraje, etc ...
Municipio ...
Provincia ...
Grupo al que pertenece (artículo 2) ...
Empresa distribuidora a la que vierte ...
Número de grupos ...
Potencia nominal total en kW ...
Potencia nominal de cada grupo en kW ...
Hidráulica:
Río ...
Salto en metros ...
Caudal en m
3
por segundo ...
Térmica clásica:
Tipo(s) de combustible(s) ...
Titular:
Nombre ...
Dirección ...
Municipio ...
Provincia: ...
Fecha de inscripción (en el Registro Autonómico):
Provisional ...
Definitiva ...

(1) Hidráulica fluyente, bombeo puro, bombeo mixto, turbina de gas, turbina de vapor condensación, turbina de vapor
contrapresión, ciclo combinado, motor diesel, otros (especificarlos).
En ... ..... . a ... de ..... de 199.




ANEJOS 335

4.1.5 REAL DECRETO 436/2004, DE 12 DE MARZO, POR EL QUE SE ESTABLECE
LA METODOLOGÍA PARA LA ACTUALIZACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN
DEL RÉGIMEN JURÍDICO Y ECONÓMICO DE LA ACTIVIDAD DE
PRODUCCIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA EN RÉGIMEN ESPECIAL

En una sociedad moderna y avanzada como la española, el progreso científico y tecnológico va
naturalmente acompañado de una cada vez mayor sensibilidad social hacia el medio
ambiente. El concepto de desarrollo sostenible se erige así en uno de los elementos clave de la
política económica de cualquier Gobierno.
La actividad de producción de energía eléctrica, como los demás sectores industriales, no
puede ser ajena a estos planteamientos. El agua de nuestros ríos, la fuerza del viento o el calor
proveniente del sol son fuentes limpias e inagotables de producción de energía eléctrica que
deben ser fomentadas por los estamentos públicos.
Del mismo modo, las instalaciones que utilizan el biogás o la biomasa como energía
primaria para generar electricidad o las instalaciones de autoproductores que utilizan la
cogeneración de alta eficiencia energética, por su reducido grado de emisiones de gases de
efecto invernadero a la atmósfera y por su condición de generación distribuida, contribuyen
también al doble objetivo de proteger el medio ambiente y de garantizar un suministro
eléctrico de calidad a todos los consumidores al que se orienta la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre, del sector eléctrico, tal y como se indica en su exposición de motivos.
Para la consecución de este doble objetivo, entre otros mecanismos, la vigente Ley 54/1997, de
27 de noviembre, parte de la diferenciación de un conjunto de instalaciones de producción de
energía eléctrica que conforman el denominado régimen especial, las cuales disfrutan de una cierta
singularidad jurídica y económica frente al resto de instalaciones de producción integrantes
del llamado régimen ordinario.
Desde el punto de vista de la retribución, la actividad de producción de energía eléctrica en
régimen especial se caracteriza por la posibilidad de que su régimen retributivo se
complemente mediante la percepción de una prima, en los términos que reglamentariamente se
establezcan, para cuya determinación pueden tenerse en cuenta factores como el nivel de
tensión de entrega de la energía a la red, la contribución efectiva a la mejora del
medioambiente, al ahorro de energía primaria y a la eficiencia energética y los costes de
inversión en que se haya incurrido.
Este Real Decreto tiene por objeto unificar la normativa de desarrollo de la Ley 54/1997, de
27 de noviembre, en lo que se refiere a la producción de energía eléctrica en régimen especial,
en particular en lo referente al régimen económico de estas instalaciones. Se pretende con él
seguir el camino iniciado con el Real Decreto 2818/1998, de 23 de diciembre, sobre producción
de energía eléctrica por instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energía renovables,
residuos o cogeneración, con una ventaja añadida, como es el hecho de poder aprovechar al
propio tiempo la estabilidad que ha venido a proporcionar, para el conjunto del sistema, el
Real Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre, de metodología para la aprobación de la tarifa
eléctrica media o de referencia, para dotar a quienes han decidido o decidan en el futuro
próximo apostar por el régimen especial de un marco regulatorio duradero, objetivo y
transparente.
Para conseguirlo, se define un sistema basado en la libre voluntad del titular de la
instalación, que puede optar por vender su producción o excedentes de energía eléctrica al
distribuidor, percibiendo por ello una retribución en forma de tarifa regulada, única para
todos los períodos de programación, que se define como un porcentaje de la tarifa eléctrica

ANEJOS 336

media o de referencia regulada en el Real Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre, y que, por
tanto, indirectamente, está basada en el precio del mercado de producción, o bien por vender
dicha producción o excedentes directamente en el mercado diario, en el mercado a plazo o a
través de un contrato bilateral, percibiendo en este caso el precio negociado en el mercado, más un
incentivo por participar en él y una prima, si la instalación concreta tiene derecho a
percibirla. Este incentivo y esta prima complementaria se definen también genéricamente
como un porcentaje de la tarifa eléctrica media o de referencia, si bien posteriormente se
concreta, caso por caso, teniendo en cuenta los criterios a que se refiere el artículo 30.4 de la
Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del sector eléctrico.
Cualquiera que sea el mecanismo retributivo por el que se opte, el Real Decreto garantiza a
los titulares de instalaciones en régimen especial una retribución razonable para sus
inversiones y a los consumidores eléctricos una asignación también razonable de los costes
imputables al sistema eléctrico, si bien se incentiva la participación en el mercado, por
estimarse que con ello se consigue una menor intervención administrativa en la fijación de los
precios de la electricidad, así como una mejor y más eficiente imputación de los costes del
sistema, en especial en lo referido a gestión de desvíos y a la prestación de servicios
complementarios.
En cualquier caso, y aunque es indudable que esta nueva metodología para el cálculo de la
retribución del régimen especial, por la seguridad y estabilidad que ofrece, debe contribuir a
fomentar la inversión en este tipo de instalaciones, la plena consecución en 2011 de los
objetivos de potencia instalada previstos en el Plan de fomento de las energías renovables, en la
Planificación de redes de los sectores de electricidad y gas y en la Estrategia de ahorro y
eficiencia energética exige el esfuerzo de todas las Administraciones públicas, muy
singularmente el de las comunidades autónomas, a las que corresponde la competencia
exclusiva en determinadas materias directa e inmediatamente relacionadas con las energías
primarias empleadas por algunas instalaciones de producción de energía eléctrica en régimen
especial, como es el caso de la biomasa o el tratamiento de ciertos residuos asociados a
actividades agrícolas y ganaderas.
Por otra parte, el pasado 21 de febrero de 2004, se publicó en el Diario Oficial de la Unión
Europea la Directiva 2004/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de
2004, relativa al fomento de la cogeneración sobre la base de la demanda de calor útil en el
mercado interior de la energía y por la que se modifica la Directiva 92/42/CEE. Aunque en el
momento de iniciar el trámite de este Real Decreto aún no había sido publicada dicha
directiva, y asumiendo que deberá ser incorporada a la legislación española durante la
próxima legislatura, la vocación de regulación estable y perdurable en el tiempo de este Real
Decreto aspira a ser compatible, desde el momento de su publicación, con la normativa
comunitaria. En concreto, suavizando rigideces accesorias en cuanto a autoconsumos o
potencias instaladas, aspectos sobre los cuales la nueva directiva permite una flexibilidad
amplia, ya que da prioridad al fomento de la cogeneración sobre la base de la demanda de
calor útil para reducir la actual dependencia de los suministros energéticos del exterior.
El Real Decreto se estructura sistemáticamente en cuatro capítulos, a los que hay que añadir
siete disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria,
cinco disposiciones finales y seis anexos. El capítulo I define el alcance objetivo de la norma y
especifica las instalaciones que tienen la consideración de régimen especial, clasificándolas en
categorías, grupos y subgrupos; el capítulo II regula el procedimiento para la inclusión de una
instalación de producción de energía eléctrica en el régimen especial, allanando la relación de los
ciudadanos con las Administraciones públicas; el capítulo III, las condiciones de entrega de la
energía producida en régimen especial, habiéndose simplificado las modalidades de venta de la
energía, y el capítulo IV, el régimen económico, coherente y compatible con la citada
metodología para la aprobación de la tarifa eléctrica media o de referencia.
Con este Real Decreto se pretende que en el año 2010 cerca de un tercio de la demanda de
electricidad esté cubierta por tecnologías de alta eficiencia energética y por energías




ANEJOS 337

renovables, sin incrementar el coste de producción del sistema eléctrico, respecto de las
previsiones que sirvieron para fijar la metodología de tarifas en 2002.
Con esta aportación del régimen especial, será posible alcanzar el objetivo fijado en la Ley
54/1997, de 27 de noviembre, de conseguir que en el año 2010 las fuentes de energía renovable
cubran, al menos, el 12 % del total de la demanda energética en España.
De acuerdo con la disposición adicional undécima, apartado tercero, de la Ley 34/1998, de 7
de octubre, del sector de hidrocarburos, este Real Decreto ha sido sometido a informe
preceptivo de la Comisión Nacional de Energía.
En su virtud, a propuesta del Ministro de Economía, de acuerdo con el Consejo de Estado y
previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 12 de marzo de 2004,
dispongo:

CAPÍTULO I.
OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN.

Artículo 1. Objeto.

Este Real Decreto tiene por objeto:
a. La actualización, sistematización y refundición de las disposiciones reglamentarias
dictadas en desarrollo de las normas sobre régimen jurídico de la actividad de
producción de energía eléctrica en régimen especial recogidas en la Ley 54/1997, de 27
de noviembre, del sector eléctrico.
b. El establecimiento de un régimen económico duradero para las instalaciones acogidas
al régimen especial, basado en una metodología de cálculo de la retribución, objetiva y
transparente, compatible con la metodología para la aprobación o modificación de la
tarifa eléctrica media o de referencia, regulada por el Real Decreto 1432/2002, de 27 de
diciembre.
c. El establecimiento de sendos regímenes económicos transitorios, tanto para las
instalaciones acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, sobre producción
de energía eléctrica por instalaciones hidráulicas, de cogeneración y otras abastecidas
por recursos o fuentes de energía renovables, como para las acogidas al Real Decreto
2818/1998, de 23 de diciembre, sobre producción de energía eléctrica por instalaciones
abastecidas por recursos o fuentes de energía renovables, residuos o cogeneración.
d. La determinación de una prima complementaria para aquellas instalaciones mayores
de 50 MW, de acuerdo con lo establecido en el artículo 30.5 de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre.

Artículo 2. Ámbito de aplicación.
1. Podrán acogerse al régimen especial establecido en este Real Decreto las instalaciones de
producción de energía eléctrica contempladas en el artículo 27.1 de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre.
Dichas instalaciones se clasifican en las siguientes categorías, grupos y subgrupos, en
función de las energías primarias utilizadas, de las tecnologías de producción empleadas y de los
rendimientos energéticos obtenidos:
a. Categoría a: autoproductores que utilicen la cogeneración u otras formas de
producción de electricidad asociadas a actividades no eléctricas, siempre que
supongan un alto rendimiento energético y satisfagan los requisitos que se determinan
en el anexo I.
Tienen la consideración de autoproductor de energía eléctrica aquellas personas físicas o
jurídicas que generen electricidad fundamentalmente para su propio uso, es decir, cuando se
autoconsuma, al menos, el 30 % de la energía eléctrica producida, si su potencia instalada es




ANEJOS 338

inferior a 25 MW, y, al menos, el 50 % si su potencia instalada es igual o superior a 25 MW.
Cuando se trate de instalaciones de autoproducción que utilicen la cogeneración con alto
rendimiento energético como forma de producción de electricidad, el porcentaje de
autoconsumo referido será del 10 %, cualquiera que sea la potencia de la instalación.
A estos efectos, tiene la consideración de cogenerador aquella persona física o jurídica que
combina la producción de energía eléctrica con la producción de calor útil para su posterior
aprovechamiento energético.
Se considera autoconsumo la cesión de energía eléctrica que se realice a otro centro de la
misma empresa, a sus filiales, matrices o a cualquiera de los miembros de una agrupación
titular de la instalación.
En cualquiera de estos casos, deberá existir un único perceptor de las primas, quien,
además, deberá disponer de los equipos de medida necesarios para acreditar el cumplimiento de
las condiciones anteriores.

Esta categoría a se clasifica a su vez en dos grupos:
1. Grupo a.1 Instalaciones que incluyan una central de cogeneración. Dicho
grupo se divide en dos subgrupos:
e Subgrupo a.1.1 Cogeneraciones que utilicen como combustible el gas
natural, siempre que éste suponga al menos el 95 % de la energía
primaria utilizada, medida por el poder calorífico inferior.
e Subgrupo a.1.2 Resto de cogeneraciones.
2. Grupo a.2 Instalaciones que incluyan una central que utilice energías
residuales procedentes de cualquier instalación, máquina o proceso industrial
cuya finalidad no sea la producción de energía eléctrica.
b. Categoría b: instalaciones que utilicen como energía primaria alguna de las energías
renovables no consumibles, biomasa, o cualquier tipo de biocarburante, siempre y
cuando su titular no realice actividades de producción en el régimen ordinario.
1. Grupo b.1 Instalaciones que utilicen como energía primaria la energía solar.
Dicho grupo se divide en dos subgrupos:
e Subgrupo b.1.1 Instalaciones que únicamente utilicen como energía
primaria la solar fotovoltaica.
e Subgrupo b.1.2 Instalaciones que utilicen como energía primaria
para la generación eléctrica la radiación solar. En estas instalaciones se
podrán utilizar equipos que utilicen un combustible para el
mantenimiento de la temperatura del fluido trasmisor de calor para
compensar la falta de irradiación solar que pueda afectar a la entrega
prevista de energía. La generación eléctrica a partir de dicho
combustible deberá ser inferior, en cómputo anual, al 12 % de la
producción total de electricidad si la instalación vende su energía de
acuerdo a la opción a del artículo 22.1. Dicho porcentaje podrá llegar a
ser el 15 % si la instalación vende su energía de acuerdo a la opción b
del artículo 22.1.
2. Grupo b.2 Instalaciones que únicamente utilicen como energía primaria la
energía eólica. Dicho grupo se divide en dos subgrupos:
e Subgrupo b.2.1 Instalaciones eólicas ubicadas en tierra. e
Subgrupo b.2.2 Instalaciones eólicas ubicadas en el mar.
3. Grupo b.3 Instalaciones que únicamente utilicen como energía primaria la
geotérmica, la de las olas, la de las mareas, la de las rocas calientes y secas, la
oceanotérmica y la energía de las corrientes marinas.
4. Grupo b.4 Centrales hidroeléctricas cuya potencia instalada no sea superior a
10 MW.
5. Grupo b.5 Centrales hidroeléctricas cuya potencia instalada sea superior a 10
MW y no sea superior a 50 MW.




ANEJOS 339

6. Grupo b.6 Centrales que utilicen como combustible principal biomasa
procedente de cultivos energéticos, de residuos de las actividades agrícolas o
de jardinerías, o residuos de aprovechamientos forestales y otras operaciones
selvícolas en las masas forestales y espacios verdes, en los términos que
figuran en el anexo II.
7. Grupo b.7 Centrales que utilicen como combustible principal biomasa
procedente de estiércoles, biocombustibles o biogas procedente de la digestión
anaerobia de residuos agrícolas y ganaderos, de residuos biodegradables de
instalaciones industriales o de lodos de depuración de aguas residuales, así
como el recuperado en los vertederos controlados, en los términos que figuran
en el anexo II.
8. Grupo b.8 Centrales que utilicen como combustible principal biomasa
procedente de instalaciones industriales del sector agrícola y forestal, o mezcla
de los combustibles principales anteriores, en los términos que figuran en el
anexo II.
c. Categoría c: instalaciones que utilicen como energía primaria residuos con valorización
energética no contemplados en la categoría b. Dicha categoría se divide en tres grupos:
1. Grupo c.1 Centrales que utilicen como combustible principal residuos sólidos
urbanos.
2. Grupo c.2 Centrales que utilicen como combustible principal otros residuos no
contemplados anteriormente.
3. Grupo c.3 Centrales que utilicen como combustible residuos, siempre que
éstos no supongan menos del 50 % de la energía primaria utilizada, medida
por el poder calorífico inferior.
d. Categoría d: instalaciones que utilizan la cogeneración para el tratamiento y reducción
de residuos de los sectores agrícola, ganadero y de servicios, siempre que supongan un
alto rendimiento energético y satisfagan los requisitos que se determinan en el anexo I.
Todas las instalaciones pertenecientes a esta categoría tendrán una potencia instalada
máxima de 25 MW.

Dicha categoría se divide en tres grupos:
1. Grupo d.1 Instalaciones de tratamiento y reducción de purines de
explotaciones de porcino de zonas excedentarias.
2. Grupo d.2 Instalaciones de tratamiento y reducción de lodos.
3. Grupo d.3 Instalaciones de tratamiento y reducción de otros residuos, distintos
de los enumerados en los dos grupos anteriores.
A los efectos de la aplicación del grupo d.1, se entenderán como zonas excedentarias de
purines aquéllas en las que se producen sobrantes de purines respecto de su tradicional uso
como abono órgano-mineral de los cultivos, declaradas como tales por los órganos
competentes de las comunidades autónomas.
A los efectos de la aplicación del grupo d.2, se entenderán como lodos a aquellos residuos
que presenten las características siguientes:
o Concentración total de sólidos de al menos 10.000 partes por millón. o
Contenido de humedad entre el 40 % y el 99 %.
o Que pueda circularse o bombearse y que pueda presentar propiedades
tixotrópicas.
2. A los efectos de las categorías b y c anteriores, se entenderá como combustible principal
aquel combustible que suponga, como mínimo, el 70 % de la energía primaria utilizada,
medida por el poder calorífico inferior. Para el grupo b.8 de la categoría b el porcentaje
anterior será el 90 %.

Artículo 3. Potencia de las instalaciones.




ANEJOS 340

1. La potencia nominal será la especificada en la placa de características del grupo motor o
alternador, según aplique, corregida por las condiciones de medida siguientes, en caso que sea
procedente:
a. Carga: 100 % en las condiciones nominales del diseño.
b. Altitud: la del emplazamiento del equipo.
c. Temperatura ambiente: 15 o C.
d. Pérdidas de carga: admisión 150 mm c.d.a.; escape 250 mm c.d.a.
e. Pérdidas por ensuciamiento y degradación: tres %.
2. A los efectos del límite de potencia establecido para acogerse al régimen especial o para la
determinación del régimen económico establecido en el capítulo IV, se considerará que
pertenecen a una única instalación cuya potencia será la suma de las potencias de las
instalaciones unitarias para cada uno de los grupos definidos en el artículo 2:
a. Categorías a y d: instalaciones que tengan en común al menos un consumidor de
energía térmica útil o que la energía residual provenga del mismo proceso industrial.
b. Categoría b: para las instalaciones del grupo b.1 que no estén en el ámbito de
aplicación del Real Decreto 1663/2000, de 29 de septiembre, sobre conexión de
instalaciones fotovoltaicas a la red de baja tensión, y los grupos b.2 y b.3, las que
viertan su energía a un mismo transformador con tensión de salida igual a la de la red
de distribución o transporte a la que han de conectarse. Si varias instalaciones de
producción utilizasen las mismas instalaciones de evacuación, la referencia anterior se
entendería respecto al transformador anterior al que sea común para varias
instalaciones de producción.
Para las instalaciones del subgrupo b.1.1 que se encuentren en el ámbito de aplicación del
Real Decreto 1663/2000, de 29 de septiembre, la referencia que en el párrafo anterior se hace al
transformador será sustituida por el inversor, o, en su caso, por el conjunto de inversores
trabajando en paralelo para un mismo titular.
Para las instalaciones de los grupos b.4 y b.5, las que tengan la misma cota altimétrica de
toma y desagüe dentro de una misma ubicación.
c. Para el resto de instalaciones, las que tengan equipos electromecánicos propios.

CAPÍTULO II.
PROCEDIMIENTO PARA LA INCLUSIÓN DE UNA INSTALACIÓN DE PRODUCCIÓN DE
ENERGÍA ELÉCTRICA EN EL RÉGIMEN ESPECIAL.
SECCIÓN I. DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 4. Competencias administrativas.
1. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación sustancial,
transmisión y cierre de las instalaciones de producción en régimen especial y el
reconocimiento de la condición de instalación de producción acogida a dicho régimen
corresponde a los órganos de las comunidades autónomas.
2. Corresponde a la Administración General del Estado, a través de la Dirección General de
Política Energética y Minas del Ministerio de Economía, sin perjuicio de las competencias que
tengan atribuidas otros departamentos ministeriales:
a. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación
sustancial, transmisión y cierre de las instalaciones de producción en régimen especial
y el reconocimiento de la condición de instalación de producción acogida a dicho
régimen cuando la comunidad autónoma donde esté ubicada la instalación no cuente
con competencias en la materia o cuando las instalaciones estén ubicadas en más de
una comunidad autónoma.
b. La autorización administrativa para la construcción, explotación, modificación
sustancial, transmisión y cierre de las instalaciones cuya potencia instalada supere los




ANEJOS 341

50 MW, o se encuentren ubicadas en el mar, previa consulta en cada caso con las
comunidades autónomas afectadas por la instalación.
c. La inscripción o toma de razón, en su caso, en el Registro administrativo de
instalaciones de producción de energía eléctrica de las instalaciones reguladas en este
Real Decreto, así como la comunicación de la inscripción o toma de razón a la
Comisión Nacional de Energía, al operador del sistema y, en su caso, al operador del
mercado.
3. Se entiende por modificación sustancial de una instalación preexistente las sustituciones de
los equipos principales como las calderas, motores, turbinas hidráulicas, eólicas o de gas,
alternadores y transformadores, cuando se acredite que la inversión de la modificación parcial o
global que se realiza supera el 50 % de la inversión total de la planta, valorada con criterio de
reposición. La modificación sustancial dará origen a una nueva fecha de puesta en marcha a los
efectos del capítulo IV.
4. Las anteriores competencias se entienden sin perjuicio de otras que pudieran
corresponder a cada organismo respecto a las instalaciones sujetas a esta regulación.

Artículo 5. Autorización de instalaciones.
El procedimiento para el otorgamiento de autorizaciones administrativas para la
construcción, modificación, explotación, transmisión y cierre de las instalaciones a las que hace
referencia este Real Decreto, cuando sea competencia de la Administración General del Estado, se
regirá por las normas por las que se regulan con carácter general las instalaciones de
producción de energía eléctrica, sin perjuicio de las concesiones y autorizaciones que sean
necesarias, de acuerdo con otras disposiciones que resulten aplicables, que pudieran ser
previas a la autorización de instalaciones como en el caso de la concesión de aguas para las
centrales hidroeléctricas.

Artículo 6. Requisitos para la inclusión de una instalación en el régimen especial.
1. La condición de instalación de producción acogida al régimen especial será otorgada por la
Administración competente para su autorización. Los titulares o explotadores de las
instalaciones que pretendan acogerse a este régimen deberán solicitar ante la Administración
competente su inclusión en una de las categorías, grupo y, en su caso, subgrupo a los que se
refiere el artículo 2.
2. Para que una instalación de producción pueda acogerse al régimen especial se deberá
acreditar además del cumplimiento de los requisitos a que se refiere el artículo 2 las
principales características técnicas y de funcionamiento de la instalación.
Asimismo, deberá realizarse una evaluación cuantificada de la energía eléctrica que va a ser
transferida en su caso a la red.
3. En el caso de instalaciones incluidas en las categorías a y d del artículo 2.1, se deberá
justificar la energía eléctrica que se transfiera a la red, en función tanto de su estructura y nivel de
producción como de sus consumos energéticos. Asimismo se deberán acreditar las
siguientes características de la instalación:
a. La máxima potencia a entregar con el mínimo consumo compatible con el proceso.
b. La mínima potencia a entregar compatible con el proceso asociado al funcionamiento
en régimen normal.
c. La potencia mínima a entregar compatible con las condiciones técnicas del grupo
generador, para los productores que no tengan proceso industrial.
d. El cumplimiento de los requisitos que se determinan en el anexo I, según corresponda,
para las categorías a y d, para lo cual se debe elaborar un estudio energético que lo
acredite, justificando, en su caso, la necesidad del calor útil producido en los diferentes
regímenes de explotación de la instalación previstos.




ANEJOS 342

SECCIÓN II. PROCEDIMIENTO.

Artículo 7. Presentación de la solicitud.
En el caso de las instalaciones para cuya autorización sea competente la Administración
General del Estado, la solicitud de inclusión en el régimen especial deberá ser presentada por el
titular de la instalación o por quien le represente, entendiendo por tales al propietario,
arrendatario, concesionario hidráulico o titular de cualquier otro derecho que le vincule con la
explotación de una instalación. Esta solicitud deberá acompañarse de la documentación
acreditativa de los requisitos a que se refiere el artículo anterior, así como de una
memoriaresumen de la entidad peticionaria que deberá contener:
a. Nombre o razón social y domicilio del peticionario.
b. Capital social y accionistas con participación superior al 5 %, en su caso, y
participación de éstos. Relación de empresas filiales en las que el titular tenga
participación mayoritaria.
c. Las condiciones de eficiencia energética, técnicas y de seguridad de la instalación para
la que se solicita la inclusión en el régimen especial.
d. Relación de otras instalaciones acogidas al régimen especial de las que sea titular.
e. Copia del balance y cuenta de resultados correspondiente al último ejercicio fiscal.
f. Certificación expedida por el órgano competente de la comunidad autónoma
correspondiente, acreditativa de que se ubica en una zona excedentaria de purines,
cuando se trate de instalaciones del grupo d.1 del artículo 2.1.

Artículo 8. Tramitación y resolución.
1. Cuando los documentos exigidos a los interesados ya estuvieran en poder de cualquier
órgano de la Administración actuante, el solicitante podrá acogerse a lo establecido en el
artículo 35.f de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, siempre que haga
constar la fecha y el órgano o dependencia en que fueron presentados o, en su caso, emitidos.
En los supuestos de imposibilidad material de obtener el documento, debidamente
justificada en el expediente, el órgano competente podrá requerir al solicitante su presentación o,
en su defecto, la acreditación por otros medios de los requisitos a que se refiere el
documento, con anterioridad a la formulación de la propuesta de resolución.
2. El procedimiento de tramitación de la solicitud se ajustará a lo previsto en la Ley
30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del
Procedimiento Administrativo Común, y en sus normas de desarrollo.
3. La Dirección General de Política Energética y Minas notificará la resolución expresa sobre la
solicitud en el plazo de tres meses. La falta de notificación de la resolución expresa en plazo
tendrá efectos desestimatorios, de acuerdo al artículo 28.3 de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre. No obstante, podrá interponerse recurso de alzada ante la autoridad
administrativa correspondiente.
SECCIÓN III. REGISTRO DE INSTALACIONES DE PRODUCCIÓN EN RÉGIMEN
ESPECIAL.

Artículo 9. Registro administrativo de instalaciones de producción en régimen especial.
1. Para el adecuado seguimiento del régimen especial y específicamente para la gestión y el
control de la percepción de las tarifas reguladas, los incentivos y las primas, tanto en lo
relativo a la categoría, grupo y subgrupo, a la potencia instalada y, en su caso, a la fecha de
puesta en marcha como a la evolución de la energía eléctrica producida, la energía cedida a la red
y la energía primaria utilizada, las instalaciones de producción de energía eléctrica en
régimen especial deberán ser inscritas obligatoriamente en la sección correspondiente del




ANEJOS 343

Registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica a que se refiere el
artículo 21.4 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, dependiente del Ministerio de Economía.
2. El procedimiento de inscripción en este registro constará de una fase de inscripción
previa y de una fase de inscripción definitiva.

Artículo 10. Coordinación con las comunidades autónomas.
1. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo anterior, las comunidades autónomas podrán
crear y gestionar los correspondientes registros territoriales.
2. Para garantizar la intercambiabilidad de las inscripciones entre el Registro administrativo de
instalaciones de producción en régimen especial y los registros autonómicos que puedan
constituirse, así como la agilidad y homogeneidad en la remisión de datos entre la
Administración General del Estado y las comunidades autónomas, se establece en el anexo III el
modelo de inscripción previa y definitiva en el registro. De acuerdo con estos modelos, se
realizará la comunicación de datos por las comunidades autónomas para la toma de razón de las
inscripciones en el registro dependiente del Ministerio de Economía, así como la
transmisión a aquéllas de las inscripciones que afecten a su ámbito territorial.

Artículo 11. Inscripción previa.
1. La inscripción previa en este registro se producirá de oficio una vez que haya sido
otorgada la condición de instalación de producción acogida al régimen especial. Para ello, la
comunidad autónoma competente deberá dar traslado, en un plazo máximo de un mes, a la
Dirección General de Política Energética y Minas y a la Comisión Nacional de Energía de la
inscripción de la instalación en el registro autonómico o, en su caso, de la resolución por la que se
otorga esa condición para la toma de razón de la inscripción previa en el registro
administrativo, acompañado del modelo de inscripción del anexo III.
En el caso de que la condición de instalación acogida al régimen especial haya sido
otorgada por la Dirección General de Política Energética y Minas, se procederá a su inscripción
previa en un plazo máximo de un mes, contado desde la fecha de la resolución.
2. La formalización de la inscripción previa dará lugar a la asignación de un número de
identificación en el registro, que será comunicado a la comunidad autónoma competente, al
objeto de que por ésta se proceda a su notificación al interesado. Esta notificación será
efectuada por la Dirección General de Política Energética y Minas cuando se trate de
instalaciones para cuya autorización sea competente la Administración General del Estado.

Artículo 12. Inscripción definitiva.
1. La solicitud de inscripción definitiva se dirigirá al órgano correspondiente de la
comunidad autónoma competente o, en su caso, a la Dirección General de Política Energética y
Minas, acompañada de:
a. Contrato con la empresa distribuidora o, en su caso, contrato técnico de acceso a la red
de transporte, a los que se refiere el artículo 17.
b. Documento de opción de venta de la energía producida a que se refiere el artículo 22.
c. Certificado emitido por el encargado de la lectura, que acredite el cumplimiento de lo
dispuesto en el Reglamento de puntos de medida de los consumos y tránsitos de
energía eléctrica, aprobado por el Real Decreto 2018/1997, de 26 de diciembre.
La solicitud de inscripción definitiva podrá presentarse simultáneamente con la solicitud del
acta de puesta en marcha de la instalación.
En el caso de que se opte por la venta libre en el mercado, deberá acompañarse a la
solicitud de inscripción un documento acreditativo de haberse adherido a las reglas del




ANEJOS 344

mercado de que se trate o, en su defecto, acreditación de haber firmado un contrato bilateral.
2. En el caso de que la competencia para la resolución de la solicitud corresponda a una
comunidad autónoma, ésta, en el plazo de un mes, deberá comunicar la inscripción de la
instalación en el registro autonómico o, en su caso, de los datos precisos para la inscripción
definitiva en el Registro de instalaciones de producción en régimen especial a la Dirección
General de Política
Energética y MinasyalaComisión Nacional de Energía, según el modelo de inscripción del
anexo III, acompañado del acta de puesta en marcha definitiva definida en el artículo 132 del
Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte,
distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de
energía eléctrica.
Cuando resulte competente, la Dirección General de Política Energética y Minas deberá
resolver sobre la solicitud de inscripción definitiva en un plazo máximo de un mes.
3. La inscripción definitiva en este registro, en la que constará el número de identificación en
éste, será comunicada a la comunidad autónoma que resulte competente, al objeto de que se
proceda a su notificación al solicitante y a la empresa distribuidora. Esta notificación será
efectuada por la Dirección General de Política Energética y Minas cuando se trate de
instalaciones para cuya autorización sea competente la Administración General del Estado.

Artículo 13. Plazo para la inscripción definitiva.
La inscripción previa de una instalación en este registro será cancelada si, transcurridos dos
años desde que aquélla fuese notificada al interesado, éste no hubiera solicitado la inscripción
definitiva. No obstante, no se producirá esta cancelación en el caso de que a juicio de la
Administración competente existan razones fundadas para que esta inscripción permanezca en el
registro, lo que deberá comunicar, en su caso, a la Dirección General de Política Energética y
Minas y a la Comisión Nacional de Energía expresando el plazo durante el cual la vigencia de la
inscripción debe prorrogarse.

Artículo 14. Actualización de documentación.
Los titulares o explotadores de las instalaciones inscritas en este registro deberán enviar al
órgano que autorizó la instalación, durante el primer trimestre de cada año, una memoria-
resumen del año inmediatamente anterior, de acuerdo con el modelo establecido en el anexo
IV.
Asimismo, en el caso de las instalaciones de las categorías a y d del artículo 2.1 se remitirá un
certificado, de una entidad reconocida por la Administración competente, acreditativo de que
se cumplen las exigencias del anexo I para las instalaciones de las categorías a y d,
debiendo notificar cualquier cambio producido en los datos aportados para la autorización de la
instalación, para la inclusión en el régimen especial o para la inscripción en el registro.
En el plazo máximo de un mes, contado a partir de su recepción, los órganos competentes de
las comunidades autónomas remitirán la información, incluidas las memorias-resumen
anuales, a la Dirección General de Política Energética y Minas para su toma de razón en el
registro, con copia a la Comisión Nacional de Energía.

Artículo 15. Efectos de la inscripción.
1. La condición de instalación acogida al régimen especial tendrá efectos desde la fecha de la
resolución de otorgamiento de esta condición emitida por la autoridad competente. No
obstante, la inscripción definitiva de la instalación en el Registro administrativo de
instalaciones de producción en régimen especial será requisito necesario para la aplicación a




ANEJOS 345

dicha instalación del régimen económico regulado en este Real Decreto, con efectos desde el
primer día del mes siguiente a la fecha del acta de puesta en marcha definitiva de la
instalación.
2. Sin perjuicio de lo previsto en el apartado anterior, la energía eléctrica que pudiera
haberse vertido a la red, como consecuencia de un funcionamiento en pruebas, previo al acta de
puesta en marcha definitiva, será retribuida al 50 % de la tarifa eléctrica media o de
referencia de cada año, definida en el artículo 2 del Real Decreto 1432/2002, de 27 de
diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa eléctrica.
El funcionamiento en pruebas deberá ser previamente autorizado y su duración no podrá
exceder de tres meses.
Dicho plazo podrá ser ampliado por la autoridad competente si la causa del retraso es ajena al
titular o explotador de la instalación de producción.

Artículo 16. Cancelación de las inscripciones.
Procederá la cancelación de la inscripción en el Registro administrativo de instalaciones de
producción en régimen especial en los siguientes casos:
a. Cese de la actividad como instalación de producción en régimen especial.
b. Revocación por el órgano competente del reconocimiento de instalación acogida al
régimen especial o revocación de la autorización de la instalación, de acuerdo con la
legislación aplicable.
La Administración competente comunicará la cancelación o revocación, así como cualquier
otra incidencia de la inscripción en el registro, a la empresa distribuidora, a la Dirección
General de Política Energética y Minas y a la Comisión Nacional de Energía para su toma de
razón en el Registro administrativo de instalaciones de producción en régimen especial.

CAPÍTULO III.
CONDICIONES DE ENTREGA DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA PRODUCIDA EN RÉGIMEN
ESPECIAL.

Artículo 17. Contrato con la empresa distribuidora.
1. El titular de la instalación de producción acogida al régimen especial y la empresa
distribuidora suscribirán un contrato tipo, según modelo establecido por la Dirección General de
Política Energética y Minas, con una duración mínima de cinco años, por el que se regirán las
relaciones técnicas y económicas entre ambos.

En dicho contrato se reflejarán, como mínimo, los siguientes extremos:
a. Punto de conexión y medida, indicando al menos las características de los equipos de
control, conexión, seguridad y medida.
b. Características cualitativas y cuantitativas de la energía cedida y, en su caso, de la
consumida, especificando potencia y previsiones de producción, consumo, venta y, en
su caso, compra.
c. Causas de rescisión o modificación del contrato.
d. Condiciones económicas, de acuerdo con el capítulo IV.
e. Condiciones de explotación de la interconexión, así como las circunstancias en las que
se considere la imposibilidad técnica de absorción de los excedentes de energía.
f. Cobro de la tarifa regulada o, en su caso, el incentivo y la prima, así como el
complemento por energía reactiva por la energía entregada por el titular a la
distribuidora, que deberá producirse dentro del período de 30 días posteriores de la
recepción de la correspondiente factura.

La empresa distribuidora tendrá la obligación de suscribir este contrato, incluso aunque no




ANEJOS 346

se produzcan excedentes eléctricos en la instalación, en un plazo máximo de un mes desde el
momento en que quede determinado el punto y las condiciones de conexión, según la
regulación vigente.
Se remitirá copia de dicho contrato a la Administración competente, acompañando a la
solicitud de inscripción definitiva en el registro a la que se refiere el artículo 12.
2. Adicionalmente, en el caso de acceso a la red de transporte, se aplicará lo dispuesto en el
artículo 58 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, y deberá comunicarse el contrato
técnico de acceso a la red de transporte al operador del sistema y al gestor de la red de
transporte, así como a la empresa distribuidora.

Este contrato técnico se anexará al contrato principal definido en el apartado anterior.
3. La facturación a la empresa distribuidora se realizará mensualmente, en un modelo de
factura aprobado por la Dirección General de Política Energética y Minas, que recogerá las
principales características de cada instalación según lo dispuesto en este Real Decreto.
La empresa distribuidora tendrá la obligación de realizar el pago de todos aquellos
conceptos recogidos en este Real Decreto que le sean de aplicación, dentro del período máximo de
30 días posteriores de la recepción de la correspondiente factura. Transcurrido este plazo
máximo sin que el pago se hubiera hecho efectivo, comenzarán a devengarse intereses de
demora, que serán equivalentes al interés legal del dinero incrementado en 1,5 puntos. Dichos
intereses incrementarán el derecho de cobro del titular de la instalación y deberán ser
satisfechos por el distribuidor, y no podrán incluirse dentro de los costes reconocidos por las
adquisiciones de energía al régimen especial, a efectos de las liquidaciones de actividades y
costes regulados según establece el Real Decreto 2017/1997, de 26 de diciembre.

Artículo 18. Derechos de los productores en régimen especial.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 30.2 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, los
titulares de instalaciones de producción acogidas al régimen especial tendrán los siguientes
derechos:
a. Conectar en paralelo su grupo o grupos generadores a la red de la compañía eléctrica
distribuidora o de transporte.
b. Transferir al sistema a través de la compañía eléctrica distribuidora o de transporte su
producción o excedentes de energía eléctrica, siempre que técnicamente sea posible su
absorción por la red.
c. Percibir por su producción o excedentes de energía eléctrica la retribución prevista en
el régimen económico de este Real Decreto.

Artículo 19. Obligaciones de los productores en régimen especial.
Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 30.1 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, los
titulares de instalaciones de producción en régimen especial tendrán las siguientes
obligaciones:
a. Entregar y recibir la energía en condiciones técnicas adecuadas, de forma que no se
causen trastornos en el normal funcionamiento del sistema.
b. Abstenerse de ceder a consumidores finales los excedentes de energía eléctrica no
consumida, excepto en el caso de que actúe de acuerdo con lo establecido en el artículo
22.1.b. No tendrán la consideración de cesión a consumidores finales, a estos efectos, los
autoconsumos, es decir, la cesión que se realice a otro centro de la misma empresa, a sus
filiales, matrices o a cualquiera de los miembros de una agrupación titular de la
instalación, que constituyen un autoproductor tal como se define en el artículo 2.
c. Satisfacer los peajes y tarifas de acceso por la utilización de las redes de transporte o
distribución cuando actúen como consumidores cualificados y celebren contratos de
suministro de energía eléctrica.




ANEJOS 347

d. Todas las instalaciones con potencias superiores a 10 MW deberán comunicar a la
distribuidora una previsión de la energía eléctrica a ceder a la red en cada uno de los
períodos de programación del mercado de producción de energía eléctrica. Deberán
comunicarse las previsiones de los 24 períodos de cada día con, al menos, 30 horas de
antelación respecto al inicio de dicho día. Asimismo, podrán formular correcciones a
dicho programa con una antelación de una hora al inicio de cada mercado intradiario.
Si las instalaciones estuvieran conectadas a la red de transporte, deberán comunicar dichas
previsiones, además de al distribuidor correspondiente, al operador del sistema.
Estarán exentos de realizar todas estas comunicaciones aquellas instalaciones que opten por
vender su energía eléctrica libremente en el mercado.

Artículo 20. Cesión de la energía eléctrica generada en régimen especial.
Las instalaciones incluidas en el régimen especial incorporarán al sistema su energía
eléctrica excedentaria, salvo las incluidas en la categoría b del artículo 2.1, que podrán
incorporar a la red la totalidad de la energía eléctrica producida.
A estos efectos se considera energía eléctrica excedentaria la resultante de los saldos
instantáneos de la energía eléctrica intercambiada por la instalación con la red, a través de sus
puntos frontera, de acuerdo con el Real Decreto 2018/1997, de 26 de diciembre, y de sus
instrucciones técnicas complementarias.

Artículo 21. Condiciones de la cesión de energía eléctrica.
1. La energía eléctrica deberá ser cedida a la empresa distribuidora más próxima que tenga
características técnicas y económicas suficientes para su ulterior distribución. En caso de
discrepancia, la Dirección General de Política Energética y Minas o el órgano competente de la
Administración autonómica, resolverán lo que proceda, previo informe preceptivo de la
Comisión Nacional de Energía.
No obstante lo anterior, la Dirección General de Política Energética y Minas podrá
autorizar, a los efectos de la correspondiente liquidación económica, que la empresa
distribuidora más próxima pueda adquirir la energía eléctrica de las instalaciones aunque ésta
sobrepase sus necesidades, siempre que la citada empresa distribuidora esté conectada a otra
empresa distribuidora, en cuyo caso cederá sus excedentes a esta última empresa.
2. Para las instalaciones interconectadas con la red eléctrica, será necesario un acuerdo entre el
titular y la empresa distribuidora, que se formalizará mediante un contrato comprensivo de los
extremos a que hace referencia el artículo 17.
3. Toda instalación de régimen especial deberá contar con los equipos de medida de energía
eléctrica necesarios que permitan su liquidación, facturación y control, de acuerdo con lo
expresado en este Real Decreto y en el Real Decreto 2018/1997, de 26 de diciembre, y de sus
instrucciones técnicas complementarias.
En el caso de que la medida se obtenga mediante una configuración que incluya el cómputo de
pérdidas de energía, el titular y la empresa distribuidora deberán establecer un acuerdo para
cuantificar dichas pérdidas.
Dicho acuerdo deberá quedar reflejado en el contrato que deben suscribir ambos sujetos,
definido en el artículo 17.
Cuando varias instalaciones de producción en régimen especial compartan conexión, la
energía medida se asignará a cada instalación, junto con la imputación de pérdidas que
corresponda, proporcionalmente a las medidas individualizadas.




ANEJOS 348

CAPÍTULO IV.
RÉGIMEN ECONÓMICO.

SECCIÓN I. DISPOSICIONES GENERALES.
Artículo 22. Mecanismos de retribución de la energía eléctrica producida en régimen
especial.
1. Para vender su producción o excedentes de energía eléctrica, los titulares de instalaciones a
los que resulte de aplicación este Real Decreto deberán elegir entre una de las dos opciones
siguientes:
a. Ceder la electricidad a la empresa distribuidora de energía eléctrica. En este caso, el
precio de venta de la electricidad vendrá expresado en forma de tarifa regulada, única
para todos los períodos de programación, expresada en céntimos de euro por
kilowatio-hora.
b. Vender la electricidad libremente en el mercado, a través del sistema de ofertas
gestionado por el operador de mercado, del sistema de contratación bilateral o a plazo
o de una combinación de todos ellos. En este caso, el precio de venta de la electricidad
será el precio que resulte en el mercado organizado o el precio libremente negociado
por el titular o el representante de la instalación, complementado por un incentivo y,
en su caso, por una prima, ambos expresados en céntimos de euro por kilowatio-hora.
2. En el caso de que un titular elija la opción del apartado 1.b de vender la energía
libremente en el mercado, deberá observar las normas contenidas en la sección II de este
capítulo IV, y le será además de aplicación la legislación, normativa y reglamentación
específica del mercado eléctrico, en las mismas condiciones que a los productores de energía
eléctrica en régimen ordinario.
3. Los titulares de instalaciones a los que resulte de aplicación este Real Decreto podrán
elegir, por períodos no inferiores a un año, la opción de venta de su energía que más les
convenga, lo que comunicarán a la empresa distribuidora y a la Dirección General de Política
Energética y Minas, con una antelación mínima de un mes, referido a la fecha del cambio de
opción. Dicha fecha será el primer día del primer mes en que el cambio de opción vaya a ser
efectivo y deberá quedar referida explícitamente en la comunicación.
4. La Dirección General de Política Energética y Minas tomará nota de la opción en la
inscripción del Registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica y la
comunicará a la Comisión Nacional de Energía y, en su caso, a los operadores del sistema y del
mercado, a los efectos de liquidación de las energías.
5. La Dirección General de Política Energética y Minas actualizará en todo momento en el
Registro administrativo de instalaciones de producción en régimen especial la opción de venta de
cada instalación, comunicándola a la Comisión Nacional de Energía, al operador del
sistema y, en su caso, al operador del mercado.

Artículo 23. Tarifa regulada.
1. La tarifa regulada a que se refiere el artículo 22.1.a consistirá en un porcentaje de la tarifa
eléctrica media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto
1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa
eléctrica.
2. Para las instalaciones de la categoría b del artículo 2.1, el porcentaje a que se refiere el
apartado anterior estará comprendido dentro de una banda entre el 80 % y el 90 %, ambos
incluidos.

Las instalaciones del grupo b.1 podrán recibir un porcentaje superior a la banda anterior, de




ANEJOS 349

acuerdo al artículo 30.4.b) de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre.
3. Esta tarifa regulada será facturada y liquidada a la empresa distribuidora de acuerdo a lo
establecido en los artículos 17 y 27 de este Real Decreto.

Artículo 24. Prima.
1. La prima a que se refiere el artículo 22.1.b consistirá en un porcentaje de la tarifa eléctrica
media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto 1432/2002, de 27 de
diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa eléctrica.
2. Esta prima se fijará en función del grupo y subgrupo al que pertenezca la instalación, así
como de su potencia instalada.
3. Esta prima será facturada y liquidada a la empresa distribuidora de acuerdo a lo
establecido en los artículos 17 y 27 de este Real Decreto.

Artículo 25. Incentivo por participación en el mercado.
1. El incentivo por participar en el mercado a que se refiere el artículo 22.1.b consistirá en un
porcentaje de la tarifa eléctrica media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del
Real Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se
establece la tarifa eléctrica.
2. Este incentivo se fijará en función del grupo y subgrupo al que pertenezca la instalación, así
como de su potencia instalada.
3. Este incentivo será facturado y liquidado a la empresa distribuidora de acuerdo a lo
establecido en los artículos 17 y 27 de este Real Decreto.

Artículo 26. Complemento por energía reactiva.
1. Toda instalación acogida al régimen especial, en virtud de la aplicación de este Real
Decreto, independientemente de la opción de venta elegida en el artículo 22, recibirá un
complemento por energía reactiva. Este complemento se fija como un porcentaje de la tarifa
eléctrica media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto
1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa
eléctrica, en función de la categoría, grupo y subgrupo al que pertenezca la instalación, según se
establece en la sección III de este capítulo IV, y del período horario en el que se entregue la
energía. Dicho porcentaje se establece en el anexo V.
2. Este complemento será facturado y liquidado a la empresa distribuidora de acuerdo a lo
establecido en los artículos 17 y 27.
3. Sin perjuicio de lo anterior, las instalaciones que opten por vender su energía en el
mercado, según el artículo 22.1 b, podrán renunciar al complemento por energía reactiva
establecido en este artículo, y podrán participar voluntariamente en el procedimiento de
operación de control de tensión vigente, aplicando sus mecanismos de retribución.

Artículo 27. Liquidación de tarifas reguladas, primas, incentivos y complementos.
1. Los distribuidores que, en virtud de la aplicación de este Real Decreto, hayan efectuado
compras de electricidad a instalaciones acogidas al régimen especial tendrán derecho a ser
liquidados por la cuantía de las cantidades efectivamente desembolsadas en concepto de tarifa
regulada.
2. Los distribuidores que, en virtud de la aplicación de este Real Decreto, hayan efectuado
pagos de primas, incentivos y/o complementos a instalaciones acogidas al régimen especial




ANEJOS 350

tendrán derecho a ser liquidados por la cuantía de las cantidades efectivamente
desembolsadas por estos conceptos.
3. Los importes correspondientes a los conceptos expresados en los dos apartados
anteriores se someterán al correspondiente proceso de liquidación por la Comisión Nacional de
Energía, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 2017/1997, de 26 de diciembre, por el
que se organiza y regula el procedimiento de liquidación de los costes de transporte,
distribución y comercialización a tarifa, de los costes permanentes del sistema y de los costes de
diversificación y seguridad de abastecimiento.
SECCIÓN II. PARTICIPACIÓN EN EL MERCADO ELÉCTRICO E IMPUTACIÓN DEL
COSTE DE LOS DESVÍOS.

Artículo 28. Participación en el mercado.
1. El titular de una instalación acogida al régimen especial podrá participar en el mercado
directa o indirectamente, mediante un agente vendedor, que actuará como su representante.
La participación indirecta mediante un agente vendedor es posible tanto en la presentación de
ofertas en el mercado de producción como en la firma de contratos bilaterales o en la
negociación a plazo.
2. El agente vendedor deberá ser agente del mercado en el que vaya a negociar la energía de su
representado, para lo que tendrá que cumplir con los requisitos y procedimientos
establecidos para ello.
El titular de la instalación acogida al régimen especial que participe en el mercado
mediante agente vendedor no necesitará adquirir la condición de agente de dicho mercado.
3. El agente vendedor podrá presentar las ofertas por el conjunto de las instalaciones de
régimen especial a las que representa, agrupadas en una o varias unidades de oferta, sin
perjuicio de la obligación de desagregar por unidades de producción las ofertas casadas.
4. Los operadores principales del sector eléctrico, determinados anualmente por la
Comisión Nacional de Energía, de acuerdo con lo establecido en el artículo 34 del Real Decreto
Ley 6/2000, de 23 de junio, así como las personas jurídicas participadas por alguno de ellos,
sólo podrán actuar como agentes vendedores en representación de las instalaciones de
producción en régimen especial de las que sean titulares.
5. Los titulares de instalaciones de producción en régimen ordinario a las que no sean de
aplicación el artículo 41, así como las personas jurídicas participadas por alguno de ellos, sólo
podrán actuar como agentes vendedores en representación de instalaciones de producción en
régimen especial de las que sean titulares.

Artículo 29. Requisitos para participar en el mercado.
1. Para adquirir la condición de agente del mercado de producción, el titular de la
instalación o quien le represente deberá cumplir las condiciones establecidas en el Real Decreto
2019/1997, de 26 de diciembre, por el que se organiza y regula el mercado de producción de
energía eléctrica.
Su participación en los distintos mercados en los que se estructura el mercado de
producción la realizará en las mismas condiciones que el resto de productores de energía
eléctrica en régimen ordinario.
2. Independientemente de la modalidad de negociación elegida, los titulares o
representantes de las instalaciones que pretendan negociar su energía eléctrica libremente en el




ANEJOS 351

mercado deberán comunicarlo a la Dirección General de Política Energética y Minas.
3. El operador del mercado, en el plazo de dos semanas desde que se produzca el alta de
una unidad de oferta o cualquier modificación de ésta o de su agente vendedor, deberá
comunicarla a la empresa distribuidora, a la Dirección General de Política Energética y Minas y a la
Comisión Nacional de Energía.
4. Durante el período en el que la instalación participe en el mercado, quedarán en
suspenso las condiciones económicas del contrato de venta que tuviera firmado con la empresa
distribuidora, sin perjuicio de percibirse y liquidarse la prima complementaria, el incentivo
por participar en el mercado y el complemento por energía reactiva, según los artículos 24, 25,
26 y 27, quedando vigentes el resto de condiciones, técnicas y de conexión incluidas en el
contrato.
5. Para acogerse a la opción de venta a tarifa regulada, de acuerdo al artículo 22.1.a, el
titular de la instalación deberá comunicarlo a la empresa distribuidora, al operador de
mercado, a la Dirección General de Política Energética y Minas y a la Comisión Nacional de
Energía, con un mínimo de un mes de antelación a la fecha en que desee que se produzca su
aplicación, suscribiendo, en su caso, la correspondiente adenda económica al contrato con la
empresa distribuidora.
El operador de mercado procederá en este caso a suspender provisionalmente su derecho a
ofertar en el mercado, dando de baja su unidad de oferta.

Artículo 30. Solución de restricciones técnicas.
1. En caso de que, como consecuencia de la solución de restricciones técnicas, sea necesario
retirar energía del programa diario base de funcionamiento en algún período de
programación, quedarán exentos del proceso de retirada de energía aquellos tramos de
capacidad de producción de las unidades de oferta del régimen especial que hayan sido
ofertados a precio cero.
2. En el proceso de solución de restricciones técnicas, serán incorporados al programa base de
funcionamiento aquellos tramos de capacidad de unidades de producción del régimen
especial que hayan sido ofertados a un precio inferior al 70 % de la tarifa media o de
referencia. Dichas unidades deberán estar conectadas a alguna red de distribución que esté
conectada a un nudo de la red de transporte en el que el operador del sistema haya
identificado alguna restricción técnica.
3. En caso de que una instalación de régimen especial sea programada por restricciones
técnicas, obtendrá la remuneración asociada a este servicio más el incentivo, la prima y los
complementos correspondientes.
En este caso, el operador del sistema comunicará al operador del mercado, al distribuidor
correspondiente y a la Comisión Nacional de Energía el importe devengado por este servicio, así
como la energía cedida.
4. A los efectos oportunos de liquidación por parte de la Comisión Nacional de Energía, las
facturas de compraventa de la energía de estas instalaciones deberán incluir un apartado en el
que se especifique la energía que ha sido programada para solucionar restricciones técnicas en la
red de transporte.

Artículo 31. Cálculo y liquidación del coste de los desvíos.
1. A aquellas instalaciones de potencia superior a 10 MW acogidas al artículo 22.1.a que, de
acuerdo al artículo 19.4, tengan que comunicar sus previsiones de excedentes se les repercutirá un
coste de desvío por cada período de programación en el que la producción real se desvíe




ANEJOS 352

más de la tolerancia permitida respecto a su previsión. Dicha tolerancia será del 20 % para los
grupos b.1 y b.2 del artículo 2.1, y del 5 % para el resto de grupos del artículo 2.1.
El desvío en cada uno de estos períodos de programación se calculará como el valor
absoluto de la diferencia entre la previsión de excedentes y la medida correspondiente.
2. El coste de los desvíos de cada mes será el 10 % del resultado de multiplicar la tarifa
eléctrica media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto
1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa
eléctrica, por la suma de todos los desvíos de dicho mes que hayan excedido las tolerancias
fijadas en el apartado anterior. Dicho coste será incluido por dichas instalaciones en su
correspondiente factura a la empresa distribuidora.

SECCIÓN III. TARIFAS, PRIMAS E INCENTIVOS POR PARTICIPAR EN EL MERCADO.
Artículo 32. Tarifas, primas e incentivos por participar en el mercado para instalaciones de la
categoría a: autoproductores.
1. Instalaciones del subgrupo a.1.1 de no más de un MW de potencia instalada, para
incentivar la microcogeneración y las pilas de combustible de pequeño tamaño que actúen
como cogeneradores:
Tarifa: 90 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
2. Instalaciones del subgrupo a.1.1 de más de un MW y no más de 10 MW de potencia
instalada:
Tarifa: 80 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 30 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha.
Incentivo: 10 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 20 % a
partir de entonces.
3. Instalaciones del subgrupo a.1.1 de más de 10 MW y no más de 25 MW de potencia
instalada:
Tarifa: 55 % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la competencia
a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre,
y 50 % a partir de entonces.
Prima: cinco % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la
competencia a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre.
Incentivo: 20 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 15 % a
partir de entonces.
4. Instalaciones del subgrupo a.1.1 de más de 25 MW y no más de 50 MW de potencia
instalada:
Tarifa: 50 %.
Incentivo: 25 % durante los primeros 20 años desde su puesta en marcha y 15 % a
partir de entonces.
5. Instalaciones del subgrupo a.1.2 de no más de un MW de potencia instalada, para
incentivar la microcogeneración y las pilas de combustible de pequeño tamaño que actúen
como cogeneradores:
Tarifa: 90 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
6. Instalaciones del subgrupo a.1.2 de más de un MW y no más de 10 MW de potencia
instalada:




ANEJOS 353

Tarifa: 80 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 30 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha.
Incentivo: 10 %.
7. Instalaciones del subgrupo a.1.2 de más de 10 MW y no más de 25 MW de potencia
instalada:
Tarifa: 55 % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la competencia
a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre,
y 50 % a partir de entonces.
Prima: cinco % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la
competencia a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre.
Incentivo: 10 %.
8. Instalaciones del subgrupo a.1.2 de más de 25 MW y no más de 50 MW de potencia
instalada:
Tarifa: 50 %.
Incentivo: 10 %.

9. Instalaciones del grupo a.2 de no más de 10 MW de potencia instalada:
Tarifa: 60 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 10 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha.
Incentivo: cinco % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 10 % a
partir de entonces.

10. Instalaciones del grupo a.2 de más de 10 MW y no más de 25 MW de potencia instalada:
Tarifa: 55 % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la competencia
a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre,
y 50 % a partir de entonces.
Prima: cinco % en tanto subsista la retribución de los costes de transición a la
competencia a que se refiere la disposición transitoria sexta de la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre.
Incentivo: cinco % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 10 % a
partir de entonces.

11. Instalaciones del grupo a.2 de más de 25 MW y no más de 50 MW de potencia instalada:
Tarifa: 50 %.
Incentivo: cinco % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 10 % a
partir de entonces.
12. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando la categoría a alcance los 7100 MW de
potencia instalada, se procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas, primas e incentivos
expresados en este artículo.
Artículo 33. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría b, grupo b.1:
energía solar.
1. Instalaciones de energía solar fotovoltaica del subgrupo b.1.1 de no más de 100 kW de
potencia instalada:
Tarifa: 575 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 460 % a partir
de entonces.

2. Resto de instalaciones de energía fotovoltaica del subgrupo b.1.1:
Tarifa: 300 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 240 % a partir
de entonces.




ANEJOS 354

Prima: 250 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 200 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones de energía solar térmica del subgrupo b.1.2:
Tarifa: 300 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 240 % a partir
de entonces.
Prima: 250 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 200 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando el subgrupo b.1.1 alcance los 150
MW de potencia instalada, o el subgrupo b.1.2 alcance los 200 MW de potencia instalada, se
procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas, incentivos y primas expresadas en este
artículo.
Artículo 34. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría b, grupo b.2:
energía eólica.

1. Instalaciones del subgrupo b.2.1 de no más de 5 MW de potencia instalada:
Tarifa: 90 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

2. Resto de instalaciones del subgrupo b.2.1:
Tarifa: 90 % durante los primeros cinco años desde su puesta en marcha, 85 % durante
los 10 años siguientes y 80 % a partir de entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones del subgrupo b.2.2 de no más de 5 MW de potencia instalada:
Tarifa: 90 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

4. Resto de instalaciones del subgrupo b.2.2:
Tarifa: 90 % durante los primeros cinco años desde su puesta en marcha, 85 % durante
los 10 años siguientes y 80 % a partir de entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.
5. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando el grupo b.2 alcance los 13000 MW de
potencia instalada se procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas, incentivos y primas
expresadas en este artículo.
Artículo 35. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría b, grupo b.3:
geotérmicas y otras.

Instalaciones de no más de 50 MW de potencia instalada:
Tarifa: 90 % durante los primeros 20 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

Artículo 36. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría b, grupos b.4 y




ANEJOS 355

b.5: energía hidráulica.

1. Instalaciones del grupo b.4:
Tarifa: 90 % durante los primeros 25 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

2. Instalaciones del grupo b.5, de más de 10 MW y no más de 25 MW de potencia instalada:
Tarifa: 90 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones del grupo b.5, de más de 25 MW y no más de 50 MW de potencia instalada:
Tarifa: 80 %.
Prima: 30 %.
Incentivo: 10 %.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando el grupo b.4 alcance los 2400 MW de
potencia instalada se procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas, incentivos y primas
expresadas en este artículo.
Artículo 37. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría b, grupos b.6, b.7 y
b.8: biomasa.

1. Instalaciones del grupo b.6:
Tarifa: 90 % durante los primeros 20 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

2. Instalaciones del grupo b.7:
Tarifa: 90 % durante los primeros 20 años desde su puesta en marcha y 80 % a partir de
entonces.
Prima: 40 %.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones del grupo b.8:
Tarifa: 80 %.
Prima: 30 %.
Incentivo: 10 %.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando la suma de los grupos b.6, b.7 y b.8
alcance los 3200 MW de potencia instalada se procederá a la revisión de la cuantía de las
tarifas, incentivos y primas expresadas en este artículo.

Artículo 38. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría c: residuos.
1. Instalaciones del grupo c.1, centrales que utilicen como combustible principal residuos
sólidos urbanos:
Tarifa: 70 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 20 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 10 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.




ANEJOS 356

2. Instalaciones del grupo c.2, centrales que utilicen como combustible principal otros
residuos:
Tarifa: 70 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 20 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 10 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones del grupo c.3:
Tarifa: 50 %.
Prima: 20 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 10 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando el grupo c.1 alcance los 350 MW de
potencia instalada, se procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas, incentivos y primas
expresadas en el presente artículo.
Artículo 39. Tarifas, primas e incentivos para instalaciones de la categoría d): tratamiento de
residuos.

1. Instalaciones del grupo d.1:
Tarifa: 70 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 20 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 10 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.

2. Instalaciones del grupo d.2:
Tarifa: 70 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 20 % durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha y 10 % a partir
de entonces.
Incentivo: 10 %.

3. Instalaciones del grupo d.3:
Tarifa: 60 % durante los primeros 10 años desde su puesta en marcha y 50 % a partir de
entonces.
Prima: 10 %.
Incentivo: 10 %.
4. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40, cuando la categoría d) alcance los 750 MW de
potencia instalada se procederá a la revisión de la cuantía de las tarifas y primas expresadas en
este artículo.

Artículo 40. Revisión de tarifas, primas, incentivos y complementos para nuevas
instalaciones.
1. Durante el año 2006, a la vista del resultado de los informes de seguimiento sobre el
grado de cumplimiento del Plan de fomento de las energías renovables, se procederá a la
revisión de las tarifas, primas, incentivos y complementos definidos en este Real Decreto,
atendiendo a los costes asociados a cada una de estas tecnologías, al grado de participación del
régimen especial en la cobertura de la demanda y a su incidencia en la gestión técnica y
económica del sistema. Cada cuatro años, a contar desde 2006, se efectuará una nueva revisión.
2. Las tarifas, primas, incentivos y complementos que resulten de cualquiera de las
revisiones contempladas en esta sección entrarán en vigor el 1 de enero del segundo año




ANEJOS 357

posterior al año en que se haya efectuado la revisión.
3. Las tarifas, primas, incentivos y complementos que resulten de cualquiera de las
revisiones contempladas en esta sección serán de aplicación únicamente a las instalaciones que
entren en funcionamiento con posterioridad a la fecha de entrada en vigor referida en el
apartado anterior, sin retroactividad sobre tarifas y primas anteriores.
4. Se habilita a la Comisión Nacional de Energía para establecer mediante circular la
definición de las tecnologías e instalaciones tipo, así como para recopilar información de las
inversiones, costes, ingresos y otros parámetros de las distintas instalaciones reales que
configuran las tecnologías tipo.
5. Las revisiones contempladas en este artículo serán aprobadas por el Gobierno mediante
Real Decreto antes del 31 de diciembre del año en el que se efectúe la revisión conforme a lo
dispuesto en este artículo.
SECCIÓN IV. INSTALACIONES QUE SÓLO PUEDEN OPTAR POR VENDER SU
ENERGÍA ELÉCTRICA EN EL MERCADO.

Artículo 41. Instalaciones con potencia superior a 50 MW.
1. Las instalaciones con potencia eléctrica instalada superior a 50 MW descritas en el
artículo 30.5 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, que debido a lo elevado de su potencia
instalada no puedan incluirse en los grupos b o c, están obligadas a negociar libremente en el
mercado su producción o excedentes.
El Gobierno, previa consulta con las comunidades autónomas, para aquellas de estas
instalaciones que utilicen únicamente como energía primaria una energía renovable no
consumible y no hidráulica, incluidas las instalaciones eólicas ubicadas en el mar, podrá
determinar el derecho a la percepción de una prima complementaria equivalente al 30 % de la
tarifa eléctrica media o de referencia de cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto
1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el que se establece la tarifa
eléctrica, durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha.
Para el resto de estas instalaciones, el Gobierno, previa consulta con las comunidades
autónomas, podrá determinar el derecho a la percepción de una prima complementaria
equivalente al 25 % de la tarifa eléctrica media o de referencia de cada año definida en el
artículo 2 del Real Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre, y publicada en el Real Decreto por el
que se establece la tarifa eléctrica, durante los primeros 15 años desde su puesta en marcha.
2. Las cogeneraciones con potencia eléctrica instalada superior a 50 MW, incluidas las que
estaban acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, así como aquéllas a las que se
refiere su disposición adicional segunda, están obligadas a negociar libremente en el mercado su
producción o excedentes.
Aquellas de estas cogeneraciones que utilicen como combustible el gas natural, siempre que
éste suponga al menos el 95 % de la energía primaria utilizada, medida por el poder calorífico
inferior, y siempre que cumplan los requisitos que se determinan en el anexo I, tendrán
derecho a percibir el incentivo establecido en el artículo 32.4 por su producción o excedentes.
3. Todas estas instalaciones con potencia eléctrica instalada superior a 50 MW deberán estar
inscritas en la sección primera del Registro administrativo de instalaciones de producción de
energía eléctrica, con una anotación al margen indicando la particularidad prevista en el
párrafo anterior.
DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA. Instalaciones de tratamiento y reducción de
purines de explotaciones de porcino.




ANEJOS 358

1. En el plazo máximo de dos años desde la entrada en vigor de este Real Decreto, el
Gobierno, previo acuerdo con las comunidades autónomas afectadas, procederá a regular los
requisitos y condiciones particulares de las instalaciones del grupo d.1 del artículo 2.1.
El régimen económico de estas instalaciones tendrá en cuenta especialmente su
contribución efectiva a la mejora del medio ambiente, al ahorro de energía primaria y a la
eficiencia energética, y tendrá en cuenta los costes de inversión en que hayan incurrido, al
efecto de conseguir unas tasas de rentabilidad razonables con referencia al coste del dinero en los
mercados de capitales.
2. Las instalaciones de tratamiento y reducción de los purines de explotaciones de porcino
deberán presentar anualmente ante el órgano competente de la comunidad autónoma, como
complemento a la memoria-resumen a la que se hace referencia en el artículo 14, una auditoría
medioambiental en la que quede explícitamente recogida la cantidad de purines de cerdo
tratados por la instalación en el año anterior. El interesado deberá remitir al propio tiempo
copia de esta documentación a la Dirección General de Política Energética y Minas y a la
Comisión Nacional de Energía.
El incumplimiento de los requisitos de eficiencia energética que se determinan en el anexo I,
el tratamiento anual de menos del 50 % de la cantidad de purín de cerdo para la que fue
diseñada la planta, atendida la potencia eléctrica instalada, o el tratamiento de otro tipo de
residuos o productos distintos al purín de cerdo serán motivos suficientes para que el órgano
competente proceda a revocar la autorización de la instalación como instalación de producción en
régimen especial.

DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA. Garantía de potencia.
Tendrán derecho al cobro de una retribución por garantía de potencia aquellas
instalaciones acogidas al régimen especial que hayan optado por vender su energía libremente en
el mercado, de acuerdo con el artículo 22.1.b.
En lo referente a la retribución por garantía de potencia, a estas instalaciones les será de
aplicación la misma legislación, normativa y reglamentación, y en las mismas condiciones, que a
los productores de energía eléctrica en régimen ordinario.

DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA. Nuevas formas de contratación.
Los comercializadores de energía eléctrica podrán celebrar contratos de compraventa de
energía eléctrica con empresas autorizadas a comprar y vender energía eléctrica en países de la
Unión Europea o terceros países, así como con productores nacionales de electricidad, tanto en
régimen ordinario como en régimen especial, y con comercializadores de energía eléctrica.
DISPOSICIÓN ADICIONAL CUARTA. Complemento por continuidad de suministro
frente a huecos de tensión.
Aquellas instalaciones eólicas acogidas al grupo b.2, que cuenten con los equipos técnicos
necesarios para contribuir a la continuidad de suministro frente a huecos de tensión,
incluyendo la oportuna coordinación de protecciones, tendrán derecho a percibir un
complemento específico durante cuatro años.

Este complemento será equivalente al cinco % de la tarifa eléctrica media o de referencia de
cada año definida en el artículo 2 del Real Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre,
independientemente de la opción de venta elegida en el artículo 22 de este Real Decreto.
Dicho complemento será aplicable únicamente a las instalaciones eólicas que presenten ante la
empresa distribuidora y ante la Dirección General de Política Energética y Minas un
certificado del fabricante donde se demuestre que se ha instalado esta mejora de operación.




ANEJOS 359

La Dirección General de Política Energética y Minas tomará nota de esta mejora en la
inscripción del Registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica y la
comunicará a la Comisión Nacional de Energía, a los efectos de liquidación de las energías.
Este complemento será facturado y liquidado a la empresa distribuidora de acuerdo a lo
establecido en los artículos 17 y 27.
El operador del sistema deberá proponer un procedimiento de operación en el que se
regulen los requerimientos mínimos que han de cumplir las protecciones de las distintas
instalaciones y tecnologías de producción en régimen especial, a efectos de garantizar la
continuidad de suministro frente a huecos de tensión, estableciéndose asimismo un
procedimiento transitorio para la adaptación de las instalaciones existentes.

DISPOSICIÓN ADICIONAL QUINTA. Renuncia voluntaria a la prima.
Aquellos titulares que elijan la opción de venta del el artículo 22.1.b, de vender la energía
libremente en el mercado, podrán renunciar expresamente, si así lo desean, al derecho de
percepción de la prima definida en el artículo 24, por períodos no inferiores a un año.
Estos titulares mantendrán el derecho a percibir el incentivo y los complementos que le
fueran de aplicación antes de renunciar a la prima.
Durante todo el período de renuncia, la instalación deberá mantener la opción de venta del
artículo 22.1.b.
Los titulares de cogeneraciones que hayan renunciado expresamente a la percepción de la
prima de acuerdo a esta disposición adicional no estarán obligados a autoconsumir un
porcentaje mínimo de su producción de energía eléctrica durante el período de renuncia.
El titular deberá comunicar esta decisión a la empresa distribuidora y a la Dirección
General de Política Energética y Minas, con una antelación mínima de un mes, referido a la
fecha en la que la renuncia voluntaria vaya a ser efectiva. La Dirección General de Política
Energética y Minas tomará nota de esta renuncia en la inscripción del Registro administrativo de
instalaciones de producción de energía eléctrica y la comunicará a la Comisión Nacional de
Energía, a los efectos de las liquidaciones.
Para volver a ejercer su derecho de percepción de la prima, el titular deberá comunicar su
intención a la empresa distribuidora y a la Dirección General de Política Energética y Minas,
con una antelación mínima de un mes, referido a la fecha en la que la readmisión vaya a ser
efectiva. La Dirección General de Política Energética y Minas tomará nota de aquélla en el
registro administrativo correspondiente y la comunicará a la Comisión Nacional de Energía, a los
efectos de las liquidaciones.

DISPOSICIÓN ADICIONAL SEXTA. Tarifa media o de referencia en 2004.
La tarifa eléctrica media o de referencia para el año 2004, definida en el artículo 2 del Real
Decreto 1432/2002, de 27 de diciembre, tiene un valor de 7,2072 cE/kWh.
DISPOSICIÓN ADICIONAL SÉPTIMA. Instalaciones de potencia igual o inferior a 50 MW no
incluidas en el ámbito de aplicación de este Real Decreto.
Sin perjuicio de la energía que pudieran tener comprometida mediante contratos bilaterales
físicos, aquellas instalaciones de potencia instalada igual o inferior a 50 MW y superior a un
MW a las que no les pudiera ser de aplicación este Real Decreto y aquéllas a las que,
transcurrido el período transitorio a que hace referencia la disposición transitoria sexta de la
Ley 54/1997, de 27 de noviembre, no les fuera tampoco de aplicación, no estarán obligadas a
presentar ofertas económicas al operador del mercado para todos los períodos de




ANEJOS 360

programación, y podrán realizar dichas ofertas para los períodos que estimen oportuno.
Las instalaciones definidas en el párrafo anterior que pertenezcan a empresas vinculadas
con empresas distribuidoras a las que se refiere la disposición transitoria undécima de la Ley
54/1997, de 27 de noviembre, podrán entregar su energía a dicha empresa distribuidora
mientras perdure la aplicación de dicha disposición transitoria, facturándola al precio final
horario del mercado de producción de energía eléctrica en cada período de programación.
La energía de las instalaciones a las que se refiere el primer párrafo de esta disposición
adicional, pero con potencia instalada igual o inferior a un MW, deberá ser adquirida por la
empresa distribuidora a la que estén conectadas y será remunerada al precio final horario del
mercado de producción de energía eléctrica en cada período de programación.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA. Instalaciones acogidas al Real Decreto
2366/1994, de 9 de diciembre.
El régimen previsto en este Real Decreto no será de aplicación a las instalaciones de
producción de energía eléctrica que estuvieran acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de
diciembre, sobre producción de energía eléctrica por instalaciones hidráulicas, de cogeneración
y otras abastecidas por recursos o fuentes de energía renovables, a la entrada en vigor de la
Ley 54/1997, de 27 de noviembre, de acuerdo con su disposición transitoria octava, excepto lo
contemplado en esta disposición transitoria y en la disposición transitoria cuarta de este Real
Decreto.
A cualquier ampliación de una de estas instalaciones le será de aplicación lo establecido en
este Real Decreto.
A estos efectos, la energía asociada a la ampliación será la parte de energía eléctrica
proporcional a la potencia de la ampliación frente a la potencia total de la instalación una vez
ampliada, y las referidas a la potencia lo serán por dicha potencia total una vez efectuada la
ampliación.
No obstante, cualquiera de las instalaciones acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de
diciembre, podrá elegir vender su energía libremente en el mercado, según la opción del
artículo 22.1.b, y le será de aplicación, a partir de entonces, el régimen económico del capítulo IV,
en función de su tecnología y su potencia instalada. Dicha elección deberá realizarse por
períodos no inferiores a un año, lo que se comunicará a la empresa distribuidora y a la
Dirección General de Política Energética y Minas, con una antelación mínima de un mes,
referido a la fecha en la que el cambio de opción vaya a ser efectivo. Dicha fecha de cambio de
opción deberá quedar referida explícitamente en la comunicación. Finalizado este período,
podrán volver a acogerse al régimen económico del Real Decreto 2366/1994, de 9 de
diciembre, siempre que lo comuniquen con una antelación mínima de un mes a la empresa
distribuidora y a la Dirección General de Política Energética y Minas.
Asimismo, las instalaciones acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, podrán
optar por acogerse plenamente a este Real Decreto, mediante comunicación expresa a la
Dirección General de Política Energética y Minas. Una vez acogidos a este Real Decreto, las
instalaciones no podrán volver al régimen de origen.
Las instalaciones con potencia eléctrica instalada superior a 50 MW que hubieran estado
acogidas al Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, están obligadas a negociar libremente en
el mercado su producción o excedentes, de acuerdo al artículo 41 y al resto del capítulo IV.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA SEGUNDA. Instalaciones acogidas al Real Decreto
2818/1998, de 23 de diciembre.

1. A las instalaciones acogidas al Real Decreto 2818/1998, de 23 de diciembre, sobre




ANEJOS 361

producción de energía eléctrica por instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energía
renovables, residuos y cogeneración, afectadas por esta disposición transitoria segunda no les
será de aplicación la condición de estar instaladas en una zona excedentaria de acuerdo a lo
establecido en el artículo 2.1, grupo d.1.
2. Las instalaciones de producción de energía eléctrica acogidas al Real Decreto 2818/1998,
de 23 de diciembre, que, a la entrada en vigor de este Real Decreto, contaran con inscripción
definitiva en el Registro administrativo de instalaciones de producción en régimen especial,
dependiente del Ministerio de Economía, dispondrán de un período transitorio hasta el 1 de
enero de 2007, durante el cual no les será de aplicación el régimen económico general
establecido en el capítulo IV, salvo lo relativo al cálculo y liquidación del coste de los desvíos a
que se refiere el artículo 31 de dicho capítulo, que se regirá por la disposición transitoria
cuarta.
Estas instalaciones estarán inscritas con una anotación al margen, indicando la
particularidad de estar acogidas a un régimen económico transitorio, derivado del Real
Decreto 2818/1998, de 23 de diciembre.
A cualquier ampliación de una de estas instalaciones le será de aplicación lo establecido en
este Real Decreto.
A estos efectos, la energía asociada a la ampliación será la parte de energía eléctrica
proporcional a la potencia de la ampliación frente a la potencia total de la instalación una vez
ampliada, y las referidas a la potencia lo serán por dicha potencia total una vez efectuada la
ampliación.
No obstante, estas instalaciones podrán optar por acogerse plenamente a este Real Decreto,
mediante comunicación expresa a la Dirección General de Política Energética y Minas,
solicitando, en su caso, la correspondiente modificación de su inscripción en función de las
categorías, grupos y subgrupos a los que se refiere el artículo 2.1. Una vez acogidos a este Real
Decreto, las instalaciones no podrán volver al régimen económico descrito en esta disposición
transitoria.
3. También dispondrán del período transitorio establecido en esta disposición transitoria las
instalaciones de tratamiento y reducción de los purines de explotaciones de porcino que, a la
entrada en vigor de este Real Decreto, contaran con la financiación necesaria para acometer su
completa construcción.
Para ello, antes de que transcurran seis meses desde la entrada en vigor de este Real
Decreto, los titulares de estas instalaciones deberán presentar ante el organismo competente de la
comunidad autónoma correspondiente un certificado de una entidad de crédito que acredite que
han obtenido la financiación referida. De esta documentación el interesado deberá remitir al
propio tiempo copia a la Dirección General de Política Energética y Minas y a la Comisión
Nacional de Energía.
4. Durante el período transitorio, estas instalaciones cederán su producción o excedentes de
energía eléctrica a la empresa distribuidora. El precio de cesión cada hora será igual a la suma del
precio final horario del mercado de producción más una prima adicional.
Desde el primer día del mes siguiente al de entrada en vigor de este Real Decreto, las
cuantías de estas primas serán las establecidas en el anexo VI. Para los siguientes grupos, la
prima vendrá expresada según las correspondientes fórmulas:
a. Grupos a.1 y a.2, de potencia instalada superior a 10 MW pero igual o inferior a 25
MW: prima = a · (40 - P)/30.
b. Grupo b.5: prima = b · (50 - P)/40.
c. Grupos c.1, c.2 y c.3, de potencia instalada superior a 10 MW pero igual o inferior a 50
MW: prima = d + (c - d) · (50 - P)/40.




ANEJOS 362

d. Grupo d.1, de potencia instalada superior a 15 MW pero igual o inferior a 25 MW:
prima = e · (35 - P)/20.
e. Grupo d.2, de potencia instalada superior a 10 MW pero igual o inferior a 25 MW:
prima = f · [(10/13) + (25 - P)/65].
f. Grupo d.3, de potencia instalada superior a 10 MW pero igual o inferior a 25 MW:
prima = g · (40 - P)/30.
Siendo a la prima correspondiente al grupo a; b, la correspondiente al grupo b.4; c, la
correspondiente al grupo c; d, la correspondiente al grupo denominado artículo 31; e, la
correspondiente al grupo d.1; f, la correspondiente al grupo d.2; g, la correspondiente al grupo
d.3, y P, la potencia de la instalación, expresada en MW. Todos los grupos están expresados
según la notación del anexo VI.

El cálculo de las primas para las instalaciones de potencia inferior a los límites que se
establecen en los párrafos a, b, c, d, e y f anteriores se realizará considerando como potencia
instalada el límite inferior establecido en dichos párrafos.

5. Las primas correspondientes a los grupos a.1, a.2, d.1, d.2 y d.3 se actualizarán
anualmente por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, de acuerdo con la variación
interanual de los tipos de interés, de la tarifa media o de referencia y del precio del gas, con la
aplicación de la siguiente fórmula:

(Pa+1 + Ca+1) = (1+ (0,25 x TI + 0,5 x PG + 0,25 x TMR)) x (Pa +Ca).

Siendo:
Pa+1: estimación, para el año en el que se calcula la tarifa media o de referencia (a + 1)
de la media anual del precio final horario del mercado de producción. Será realizada
por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
Ca+1: prima de cada grupo para el año en el que se calcula la tarifa media o de
referencia (a+1).
TI: variación del Euribor a tres meses correspondiente al último mes cerrado previo a
la determinación de la tarifa media o de referencia para el año a+1 con respecto a la
misma fecha del año anterior (a-1).
PG: variación media anual de la tarifa firme de gas natural de un consumidor tipo de
40 Mte/año en el año móvil correspondiente al último mes cerrado previo a la
determinación de la tarifa media o de referencia para el año a+1 con respecto a la
misma fecha del año anterior (a-1).
(TMR): variación de la tarifa media o de referencia entre el año para el que se calcula
la tarifa media o de referencia (a+1) y el año actual (a).
Pa: media anual del precio final horario del mercado de producción en el año actual
(a).
Ca: prima de cada grupo para el año actual (a).
Las primas correspondientes a los grupos c.1, c.2 y c.3 se actualizarán anualmente por el
Ministerio de Economía, de acuerdo con la variación interanual de los tipos de interés y de la
tarifa eléctrica para los consumidores sin capacidad de elección, ponderando las dos variables a
partes iguales.
Las primas correspondientes a los grupos b.2, b.3, b.4, b.6 y b.7 se actualizarán anualmente
por el Ministerio de Economía, teniendo en cuenta la variación de la tarifa media o de
referencia, mediante la siguiente fórmula:

(Pa+1 + Ca+1) = (TMR) · (Pa + Ca)

siendo:
(TMR): variación de la tarifa media o de referencia entre el año actual (a) y el año




ANEJOS 363

próximo (a+1).
Pa: media anual del precio final horario del mercado de producción obtenido por el
conjunto de todas las instalaciones del grupo correspondiente, en los últimos 12 meses.
Pa+1: estimación, para el año próximo (a+1) y para cada grupo, de la media anual del
precio final horario del mercado de producción. Será realizada por el Ministerio de
Economía, de acuerdo con los datos del año actual (a) y a los precios de venta
estimados para las instalaciones de producción que participen en el mercado.
Ca: prima de cada grupo para el año actual (a).
Ca+1: prima de cada grupo para el año próximo (a+1).
En cualquier caso, el cociente entre (Pa+1+Ca+1) y la tarifa media o de referencia de cada
año deberá estar comprendido dentro de una banda entre el 80 % y el 90 %, ambos incluidos. De
no ser así, deberá corregirse la cantidad Ca+1 para que se respete dicha banda.
Todas las primas y actualizaciones deben expresarse en céntimos de euro por
kilowatiohora, mediante redondeo con cuatro cifras decimales.
6. A todas estas instalaciones les será de aplicación, sobre el precio de cesión de su energía, el
régimen del complemento por energía reactiva considerado con carácter general en la
normativa sobre tarifas. En este caso, si el factor de potencia de la energía cedida a la empresa
distribuidora fuera superior a 0,9, el complemento será un abono para el productor y, si fuera
inferior, un descuento.
Aquellas de estas instalaciones que opten por acogerse a este Real Decreto, de acuerdo con el
último párrafo del apartado 3 de esta disposición transitoria, podrán optar por permanecer
acogidas al régimen del complemento por energía reactiva considerado con carácter general en la
normativa sobre tarifas, hasta el 1 de enero de 2007. En este caso, si el factor de potencia de la
energía cedida a la empresa distribuidora fuera superior a 0,9, el complemento será un
abono para el productor y, si fuera inferior, un descuento.
7. Las instalaciones de tratamiento y reducción de los purines de explotaciones de porcino
afectadas por esta disposición transitoria deberán presentar anualmente, ante el organismo
competente de la comunidad autónoma, con copia a la Dirección General de Política
Energética y Minas y a la Comisión Nacional de Energía, como complemento a la
memoriaresumen del artículo 14, una auditoría medioambiental en la que quede recogida, al
menos, la cantidad de purines de cerdo tratados por la instalación en el año anterior.
El incumplimiento de los requisitos que se determinan en el anexo I, el tratamiento anual de
menos del 50 % de la cantidad de purín de cerdo para la que fue diseñada la planta, el
tratamiento de otro tipo de residuos o productos distintos al purín de cerdo, así como el hecho de
estar instalada la planta en una zona no excedentaria de purines, serán motivos suficientes para
que el órgano competente revoque la autorización de la instalación, de acuerdo con la
legislación aplicable.
A estas instalaciones no les será de aplicación lo dispuesto en este apartado hasta el 1 de
enero de 2005.
8. Vencido el período transitorio, las instalaciones que aún no se hayan acogido a este Real
Decreto migrarán automáticamente, manteniendo su inscripción y categoría en el
correspondiente registro administrativo, excepto para los siguientes grupos: el grupo a.1
migrará al subgrupo a.1.2; el grupo b.2, al subgrupo b.2.1, y los grupos b.6, b.7 y b.8, al grupo
b.8.

9. Quedan exceptuadas de esta disposición transitoria las instalaciones solares del grupo
b.1, que se entenderán automáticamente incluidas en este Real Decreto, manteniendo su
inscripción y categoría en el correspondiente registro administrativo.




ANEJOS 364

DISPOSICIÓN TRANSITORIA TERCERA. Conexión a la red.
1. En tanto el Ministerio de Economía no establezca nuevas normas técnicas para la
conexión a la red eléctrica de estas instalaciones, continúa en vigor la Orden del Ministerio de
Industria y Energía, de 5 de septiembre de 1985.

Asimismo, hasta entonces, deberán observarse los criterios siguientes:
a. Los titulares que no tengan interconectados en paralelo sus grupos con la red tendrán
todas sus instalaciones receptoras o sólo parte de ellas conectables por un sistema de
conmutación, bien a la red de la empresa distribuidora bien a sus grupos generadores,
que asegurará que en ningún caso puedan quedar sus grupos generadores conectados
a dicha red.
b. Los titulares que tengan interconectados en paralelo sus grupos con la red general lo
estarán en un solo punto, salvo circunstancias especiales debidamente justificadas y
autorizadas por la Administración competente, y podrán emplear generadores
síncronos o asíncronos.
Las instalaciones de potencia superior a cinco MW dotadas de generadores síncronos, en
caso que la instalación ceda excedentes eléctricos a la red, deberán estar equipadas con
sistemas de desconexión automática que eviten provocar oscilaciones de tensión o frecuencia
superiores a las reglamentarias y averías o alteraciones en el servicio de la red.
Estos titulares deberán cortar la conexión con la red de la empresa distribuidora si, por
causas de fuerza mayor u otras debidamente justificadas y aceptadas por la Administración
competente, la empresa distribuidora lo solicita. Las condiciones del servicio normal deberán, sin
embargo, ser restablecidas lo más rápidamente posible. Cuando se dé esa circunstancia se
informará al órgano competente.
c. La energía suministrada a la red deberá tener un cos lo más próximo posible a la
unidad. Los titulares conectados en paralelo con la red deberán tomar las medidas
necesarias para ello o llegar a acuerdos con las empresas distribuidoras sobre este
punto.
A los efectos de este Real Decreto y para el cálculo del cos , se tomará la energía reactiva
demandada cuando se entrega energía activa a la red.
d. En relación con la potencia máxima admisible en la interconexión de una instalación
de producción en régimen especial, se tendrán en cuenta los siguientes criterios, según
se realice la conexión con la distribuidora a una línea o directamente a una
subestación:
1. Líneas: la potencia total de la instalación conectada a la línea no superará el 50
% de la capacidad de la línea en el punto de conexión, definida como la
capacidad térmica de diseño de la línea en dicho punto.
2. Subestaciones y centros de transformación (AT/BT): la potencia total de la
instalación conectada a una subestación o centro de transformación no
superará el 50 % de la capacidad de transformación instalada para ese nivel de
tensión.
Las instalaciones del grupo b.1 tendrán normas específicas que se dictarán por los órganos que
tengan atribuida la competencia siguiendo los criterios anteriormente relacionados.
2. El punto de conexión de las instalaciones que entreguen energía a la red general se
establecerá de acuerdo entre el titular y la empresa distribuidora o transportista.
El titular solicitará a dicha empresa el punto y condiciones de conexión que, a su juicio,
sean los más apropiados. En el plazo de un mes, la empresa notificará al titular la aceptación o
justificará otras alternativas.

El titular, en caso de no aceptar la propuesta alternativa, solicitará al órgano competente de




ANEJOS 365

la Administración General del Estado o de las comunidades autónomas la resolución de la
discrepancia, que deberá dictarse y notificarse al interesado en el plazo máximo de tres meses a
contar desde la fecha de la solicitud.
3. Los gastos de las instalaciones necesarios para la conexión serán, con carácter general, a
cargo del titular de la central de producción, sin perjuicio, en caso de autoproductores, de lo
dispuesto en la normativa vigente sobre acometidas eléctricas.
4. Si el órgano competente apreciase circunstancias en la red de la empresa adquirente que
impidieran técnicamente la absorción de la energía producida, fijará un plazo para
subsanarlas. Los gastos de las modificaciones en la red de la empresa adquirente serán a cargo
del titular de la instalación de producción, salvo que no fueran exclusivamente para su
servicio; en tal caso, correrán a cargo de ambas partes de mutuo acuerdo, teniendo en cuenta el uso
que se prevé que van a hacer de dichas modificaciones cada una de las partes. En caso de
discrepancia resolverá el órgano correspondiente de la Administración competente.
5. Siempre que sea posible, se procurará que varias instalaciones productoras utilicen las
mismas instalaciones de evacuación de la energía eléctrica, aun cuando se trate de titulares
distintos. Los órganos de la Administración competente, cuando autoricen esta utilización,
fijarán las condiciones que deben cumplir los titulares a fin de no desvirtuarse las medidas de
energía eléctrica excedentaria de cada una de las instalaciones de producción que utilicen
dichas instalaciones de evacuación.
DISPOSICIÓN TRANSITORIA CUARTA. Comunicación de previsiones de producción e
imputación del coste de desvíos.
A las instalaciones incluidas en la categoría a del artículo 2.1 de este Real Decreto y en los
grupos d y e del Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, de potencia instalada superior a 10
MW, les será de aplicación lo dispuesto en los artículos 19.4 y 31 desde el momento de la
entrada en vigor de este Real Decreto.
A las instalaciones incluidas en el resto de grupos del artículo 2 de este Real Decreto y en el
resto de grupos del Real Decreto 2366/1994, de 9 de diciembre, de potencia instalada superior
a 10 MW, no les será de aplicación lo dispuesto en los artículos 19.4 y 31 hasta el 1 de enero de
2006.
La tolerancia del desvío será del 20 % para el grupo a del Real Decreto 2366/1994, de 9 de
diciembre, y del 5 % para el resto de los grupos de dicho Real Decreto.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA ÚNICA. Derogación normativa.
Quedan derogados el Real Decreto 2818/1998, de 23 de diciembre, sobre producción de
energía eléctrica por instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energía renovables,
residuos y cogeneración, el Real Decreto 841/2002, de 2 de agosto, por el que se regula para las
instalaciones de producción de energía eléctrica en régimen especial su incentivación en la
participación en el mercado de producción, determinadas obligaciones de información de sus
previsiones de producción y la adquisición por los comercializadores de su energía eléctrica
producida, el artículo 30.2.h del Reglamento de puntos de medida de los consumos y tránsitos de
energía eléctrica, aprobado por el Real Decreto 2018/1997, de 26 de diciembre, así como
cualquiera otra disposición de igual o inferior rango en lo que se oponga a este Real Decreto.
DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA. Modificación del Real Decreto 2019/1997, de 26 de
diciembre, por el que se organiza y regula el mercado de producción de energía eléctrica.
Se añade un apartado 4 al artículo 14 del Real Decreto 2019/1997, de 26 de diciembre, por el
que se organiza y regula el mercado de producción de energía eléctrica, con la siguiente
redacción: 4. Los mecanismos de imputación y retribución de los servicios complementarios serán




ANEJOS 366

establecidos mediante los correspondientes procedimientos de operación y las reglas de funcionamiento
del mercado. En el caso de la reserva de regulación secundaria, el pago de la banda de regulación
secundaria del sistema se imputará proporcionalmente a los distribuidores, a los comercializadores y a
los consumidores cualificados en función de la energía eléctrica que adquieran en el mercado de
producción.
DISPOSICIÓN FINAL SEGUNDA. Modificación del Reglamento de puntos de medida de los
consumos y tránsitos de energía eléctrica, aprobado por el Real Decreto 2018/1997, de 26 de
diciembre.
El apartado 1.a del artículo 3 del Reglamento de puntos de medida de los consumos y
tránsitos de energía eléctrica, aprobado por el Real Decreto 2018/1997, de 26 de diciembre,
queda redactado como sigue:
1. Fronteras de la red: a los efectos de este reglamento, tendrán la consideración de punto frontera de
la red:
a. El punto de conexión de generadores tanto en régimen ordinario como en régimen especial y
clientes cualificados con las redes de transporte o distribución. Constituye una única frontera
de generación-consumo el punto de conexión con la red de distribución de las instalaciones en
régimen especial excluyendo, cuando existan, los consumos eléctricos de las instalaciones que
aprovechan el calor útil generado, sin perjuicio del cumplimiento de los requisitos de
autoconsumo mínimo previstos para los autoproductores en la Ley 54/1997, de 27 de
noviembre, del sector eléctrico.

DISPOSICIÓN FINAL TERCERA. Carácter básico.
Este Real Decreto tiene un carácter básico al amparo de lo establecido en el artículo 149.1.22 y
25 de la Constitución.
Las referencias a los procedimientos sólo serán aplicables a las instalaciones de
competencia estatal y, en todo caso, se ajustarán a lo establecido en la Ley 30/1992, de 26 de
noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento
Administrativo Común.
DISPOSICIÓN FINAL CUARTA. Desarrollo normativo y modificaciones del contenido de los
anexos.
Se autoriza al Ministro de Economía a dictar cuantas disposiciones sean necesarias para el
desarrollo de este Real Decreto y para modificar los valores, parámetros y condiciones
establecidas en sus anexos, si consideraciones relativas al correcto desarrollo de la gestión
técnica o económica del sistema así lo aconsejan.

DISPOSICIÓN FINAL QUINTA. Entrada en vigor.
El presente Real Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín
Oficial del Estado.
Dado en Madrid, a 12 de marzo de 2004. -
Juan Carlos R. -



El Vicepresidente Primero del Gobierno y Ministro de Economía,
Rodrigo De Rato Y Figaredo.

ANEXO I.
Rendimiento mínimo para las instalaciones de producción.




ANEJOS 367
1. El rendimiento de las instalaciones viene dado por la fórmula:
R = (E + V)/Q

donde:
Q = consumo de energía primaria, medida por el poder calorífico inferior de los
combustibles utilizados.
V = producción de calor útil, equivalente a las unidades térmicas de calor útil
demandado por la(s) industria(s), la(s) empresa(s) de servicios o el (los)
consumidor(es) final(es) para sus necesidades. Se consideran, para la evaluación de la
demanda de calor útil, los equipos consumidores de energía térmica, a los que
abastecerá la instalación de producción eléctrica en régimen especial, ubicados en uno
o varios espacios y que forman parte de los activos de la entidad consumidora.
E = energía eléctrica generada medida en bornes de alternador y expresada como
energía térmica, con un equivalente de 1 kWh = 860 kcal.
2. Se considera como energía primaria imputable a la producción de calor útil (V) la
requerida por calderas de alta eficiencia en operación comercial.
Se fija un rendimiento para la producción de calor útil del 90 % (0,9) que podrá ser revisado en
función de la evolución tecnológica de estos procesos.
3. El rendimiento eléctrico equivalente (REE) de la instalación se determinará, considerando el
apartado anterior, por la fórmula:

REE = E/[Q-(V/0,9)]

Para la determinación del REE en el momento de extender el acta de puesta en marcha, se
contabilizarán los parámetros Q, V y E durante un período ininterrumpido de dos horas de
funcionamiento a carga nominal.
A los efectos de justificar el cumplimiento del REE en la declaración anual, se utilizarán los
parámetros Q, V y E acumulados durante dicho período.
4. Será condición necesaria para poder acogerse al régimen especial regulado en este Real
Decreto, en las instalaciones de producción de las categorías a y d del artículo 2.1, que el REE de
la instalación, en promedio de un período anual, sea igual o superior al que le corresponda según
la siguiente tabla:

REE
Tipo de combustible -
Porcentaje

Combustibles líquidos en centrales con calderas 49

Combustibles líquidos en motores térmicos 56

Combustibles sólidos 49

Gas natural y GLP en motores térmicos 55

Gas natural y GLP en turbinas de gas 59




ANEJOS 368



Otras tecnologías y/o combustibles 59

5. Quedan excluidos del cálculo del promedio de un período anual a que hace referencia el
apartado anterior los períodos horarios punta de los días pico correspondientes al tipo cinco de
discriminación horaria, de acuerdo con la clasificación de horas punta que se establece en el
apartado 7.1 del anexo I de la Orden ministerial de 12 de enero de 1995, por la que se
establecen las tarifas eléctricas. Por tanto, los valores de Q, V y E serán los correspondientes al
resto del período anual.
6. En las instalaciones que usen varios combustibles convencionales se aplicará a cada uno el
rendimiento mínimo exigido, en función de la proporción deQyE que les sean técnicamente
imputables.
7. Para la verificación del REE, tanto para las instalaciones existentes como nuevas, se
instalarán equipos de medida locales y totalizadores. Cada uno de los parámetros Q, V y E
deberá tener como mínimo un equipo de medida.

ANEXO II.
Biomasa que puede incluirse en la categoría b del artículo 2.1, clasificada por grupos.

A. Productos incluidos en el grupo b.6:
1. Cultivos energéticos: incluye la biomasa, de origen agrícola o forestal, producida para
fines energéticos mediante las actividades de cultivo, cosecha y, en caso necesario, procesado de
materias primas recolectadas. Según su origen se dividen en:
1.1 Cultivos agrícolas, de tipo herbáceo o leñoso, producidos en tierras de secano o regadío,
cuyo producto principal se destine a uso energético. Los géneros utilizados en este caso son:
Cynara, Brassica, Miscanthus y Sorghum, destacando las especies:
e Cynara cardunculus (cardo).
e Brassica carinata (colza).
e Miscanthus sinenesis (micanto).
e Arundo donax (gigante rojo). e
Sorghum sp. (sorgo forrajero).
1.2 Cultivos forestales, en zonas de regadío o secanos de alto potencial, con especies de
crecimiento rápido, comúnmente conocidas como especies de turno corto o rotación corta, cuyo
producto principal se destine a uso energético. Los géneros utilizados en este caso son:
e Eucalyptus (eucaliptos).
e Populus (chopos).
e Salix (sauces).
e Robinia.
2. Residuos procedentes de aprovechamientos forestales o actividades de jardinería y otras
operaciones selvícolas en las masas forestales y espacios verdes: la biomasa residual originada en
las actividades de producción, corta y procesado en monte de materias primas dentro del sector
forestal y jardinería, así como la derivada de los residuos producidos en las actividades de
cuidado, limpieza y mantenimiento de las áreas forestales y los espacios verdes. Según su
origen pueden ser:
2.1 Residuos de los aprovechamientos madereros de las masas forestales: las podas, los
trasmoches, las cortas diseminatorias, las cortas intermedias (clareos y claras), las cortas finales y
los residuos producidos en las labores de tratamiento y cuidado de jardines.
Los residuos susceptibles de este aprovechamiento energético proceden de los siguientes
géneros utilizados para aprovechamiento maderero:




ANEJOS 369

e Abies.
e Agnus.
e Betuna.
e Castanea.
e Corylus.
e Eucalyptus.
e Fagus.
e Fraxinus.
e Juniperus.
e Juglans.
e Larix.
e Picea.
e Pinus.
e Populus.
e Quercus.
e Ulmus.
También son residuos susceptibles de este aprovechamiento energético los procedentes de las
siguientes especies utilizadas en jardinería:
e Acer.
e Acacia.
e Aesculus.
e Cedros.
e Cupressus.
e Gleditsia.
e Platanus.
e Robinia.
2.2 Residuos de las operaciones selvícolas que se realizan con el fin de limpiar el monte
para defenderlo de incendios y plagas, favorecer las actividades de repoblación, los desbroces y
descuajes sobre el matorral, así como los residuos procedentes de las operaciones de
conservación y mantenimiento de espacios verdes.
Los residuos susceptibles de este aprovechamiento energético proceden de los géneros del
apartado 2.1 anterior más los siguientes géneros adicionales:
e Buxus.
e Chamaerops.
e Cistus.
e Clematis.
e Cotoneaster.
e Crataegus.
e Cytisus.
e Erica.
e Picus.
e Genista.
e Laurus.
e Lavandula.
e Ligustrum.
e Malus.
e Morus.
e Nerium.
e Phillyrea.
e Pistacia.
e Prunas.
e Pyrus.
e Retama.
e Rhamnus.




ANEJOS 370

e Sambucus.
e Sorbus.
e Tamarix.
e Thymus.
e Ulex.
3. Residuos de la actividad agrícola: biomasa residual originada en las actividades de
producción, cosecha y procesado de materias primas dentro del sector agrícola.

Según su origen se dividen en:
3.1 Residuos herbáceos como la paja del cereal y los residuos que se dejan en la tierra de
labor después de la recolección. Los residuos susceptibles de este aprovechamiento energético son
los siguientes:
iii. Residuos procedentes del cultivo de cereales: la paja de trigo, cebada, avena, centeno,
arroz, maíz, sorgo.
jjj. Residuos procedentes de producciones hortícolas: los residuos de cultivos de
invernadero.
kkk. Residuos de producción de frutos secos: las cáscaras de almendra, pistacho, girasol,
piñón, avellana y nuez.
lll. Residuos de producción del arroz: la cascarilla de arroz.
mmm. Residuos procedentes de cultivos para el sector agroindustrial: los residuos del cultivo del
algodón, el girasol y la colza.
nnn. Residuos de cultivos dedicados a la producción de legumbres para alimentación
humana o animal.
3.2 Residuos procedentes de las podas de especies leñosas. Los residuos susceptibles de este
aprovechamiento energético proceden de los siguientes cultivos:
e Olivar.
e Viñedo.
e Alcaparra.
e Algarrobo.
e Almendro.
e Avellano.
e Cítricos: limonero, mandarina, naranjo, pomelo, toronjo.
e Frutales: aguacate, albaricoque, cerezo, chirimoyo, ciruelo, higuera,
mango, manzano, melocotonero, níspero y peral.
e Nogal.

B. Productos incluidos en el grupo b.7:
1. Biogás: combustible gaseoso producido en la digestión anaerobia de materia orgánica
generada en las actividades de los sectores residencial, industrial y servicios, ya sea en
plantas de depuración o en vertederos.
2. Residuos de la actividad ganadera: biomasa residual originada en las actividades de
producción y cuidado de animales y el procesado de materias primas dentro del sector
ganadero, incluidos los residuos de las explotaciones de animales, extensivas o
intensivas, como gallinaza, purines o residuos cárnicos.
3. Estiércoles: biomasa residual originada en la limpieza y saneamiento de las heces de
los animales durante las actividades de producción en el sector ganadero y otros
relacionados con el mantenimiento de animales vivos.
4. Lodos procedentes de la depuración de aguas residuales: biomasa residual originada
en la aireación de los tratamientos biológicos de aguas residuales procedentes de
estaciones de depuración de aguas residuales urbanas, industriales, agroindustriales o
forestales.
5. Biocombustibles: combustibles líquidos o sólidos producidos a partir de materiales
6. orgánicos mediante procesos físicos y/o químicos para su uso energético.




ANEJOS 371

Se dividen en:
a. Líquidos: aceites y ésteres derivados de la producción de oleaginosas; aceites vegetales
modificados químicamente; alcoholes etílicos y el ETBE (Etil-Terc-Butil-Eter) obtenidos
a partir de productos agrícolas o de origen vegetal; bioetanol.
Especies productoras de materia prima para biocombustibles líquidos:
o Brassica napus (colza).
o Helianthus tuberosus (pataca). o
Helianthus annuus (girasol). o
Beta vulgaris.
o Triticum aestivum (trigo). o
Zea mays (maíz).
b. Sólidos: productos obtenidos mediante densificación y otros tratamientos físico-
químicos de residuos vegetales. Dentro de estos productos se incluyen los pellets, las
briquetas y las mezclas de biocombustibles sólidos.

C. Productos incluidos en el grupo b.8:
1. Residuos procedentes de las industrias del sector agroforestal: biomasa residual
originada en las actividades de producción y procesado de materias primas dentro de
las industrias del sector forestal y del sector agrícola, incluido el sector alimentario.

Los residuos susceptibles de este aprovechamiento energético son:
a. Residuos de lavado, orujos, alperujos y orujillos procedentes de la producción
de aceites de oliva y de aceites de orujo de oliva.
b. Residuos de la producción de aceitunas como los huesos de aceitunas y los
residuos de lavado.
c. Residuos de la extracción de aceites de semillas como el girasol o la colza,
como las cáscaras de la semilla o las tortas de residuos prensados.
d. Residuos de las industrias vinícolas y de alcoholes etílicos, como los orujos
desalcoholizados, orujillos, el residuo de los raspones y la granilla.
e. Residuos de industrias conserveras, como los huesos (melocotón, albaricoque,
ciruelas, cerezo, etc.), las pepitas (manzana, pera, etc.), o incluso las pieles y
rechazos.
f. Residuos de las industrias de cerveza y malta como el bagazo.
g. Residuos de las industrias de frutales cítricos (naranjo, mandarino, limonero,
pomelo, toronjo, etc.), como las productoras de zumos y cuyos residuos
incluyen pieles y pepitas.
2. Residuos procedentes de las industrias forestales de primera y segunda
transformación: las industrias de primera transformación son las industrias de
aserrado, de producción de chapa, chapa la plana, tableros contrachapados, tableros de
partículas, tableros de fibras, tableros alistonados y las de fabricación de pasta de
papel.
Las industrias de segunda transformación son las industrias relativas al sector del mueble, así
como las de puertas y carpinterías.
Los residuos susceptibles de este aprovechamiento energético son:
o Cortezas.
o Serrines.
o Recortes.
o Astillas.
o Virutas.
o Curros y cilindrados.
o Polvos de lijado, astillado y calibrado. o
Finos de astillado.
o Restos de tableros.
o Lejías negras.




ANEJOS 372

ANEXO III.
Modelo de inscripción en el registro.

Central:
Nombre de la central
Tecnología (1)
Emplazamiento: calle o plaza, paraje, etc. ..
Municipio ...
Provincia ...

Grupo al que pertenece (artículo 2) ...
Empresa distribuidora a la que vierte ...
Número de grupos ...
Potencia nominal total en kW ...
Potencia nominal de cada grupo en kW ...
Hidráulica:
Río ...

Salto en metros ...
Caudal en m³ por segundo ...
Térmica clásica:
Tipo(s) de combustible(s) ...
Titular:
Nombre: ...
Dirección: ...
Municipio: ...
Provincia: ...
Fecha de puesta en marcha: ...
Fecha de inscripción (en el registro autonómico): ...
Provisional ...
Definitiva ...

En ............ ..., a ... de ............ ... de 2 ...

(1) Hidráulica fluyente, bombeo puro, bombeo mixto, turbina de gas, turbina de vapor




ANEJOS 373

condensación, turbina de vapor contrapresión, ciclo combinado, motor diesel, otros
(especificarlos).

ANEXOIV. Memoria-resumen anual.




ANEJOS 374


ANEXO V.Complemento por energía reactiva.



Tipo de FP Energía activa y reactiva Bonificación %

Factor de potencia Punta Llano Valle

Inductivo. < 0,95 - 4 - 4 8

< 0,96 y 0,95
- 3 0 6

< 0,97 y 0,96
- 2 0 4

< 0,98 y 0,97
- 1 0 2

< 1 y 0,98
0 2 0

1 0 4 0

Capacitivo
< 1 y 0,98
0 2 0

< 0,98 y 0,97
2 0 - 1

< 0,97 y 0,96
4 0 - 2

< 0,96 y 0,95
6 0 - 3

< 0,95 8 - 4 - 4

El factor de potencia FP se obtendrá haciendo uso del equipo de medida
contadorregistrador de la instalación. Se calculará con dos cifras decimales y el redondeo se
hará por defecto o por exceso, según que la tercera cifra decimal sea o no menor de cinco.
Deberá mantenerse cada cuarto de hora, en el punto de conexión de la instalación con la red,
dentro de los períodos horarios de punta, llano y valle del tipo tres de discriminación horaria, de
acuerdo con el apartado 7.1 del anexo I de la Orden Ministerial de 12 de enero de 1995.
Los porcentajes de complemento se aplicarán con periodicidad cuarto-horaria,
realizándose, al finalizar cada mes, un cómputo del acumulado mensual, que será facturado y
liquidado según corresponda.




ANEJOS 375


ANEXO VI.Primas de las instalaciones a las que se refiere la disposición transitoria segunda
de este Real Decreto.

Primas
Grupo Tipo Instalación Potencia Prima
(MW) (Cent €/kWh)

a. a.1 y a.2 P 10
3,2424

b. b.2 2,7500

b.3 3,0373

b.4 3,0373

b.6 3,4224

b.7 2,5970

c. P 10 1,8244

Artículo 31 0,4935

d. d.1
3,2424

d.2 2,3729

d.3 1,5180




ANEJOS 376

4.1.6 INSTRUCCIONES PARA EL CÁLCULO DE LA ALTURA DE LAS
CHIMENEAS DE INSTALACIONES INDUSTRIALES PEQUEÑAS Y
MEDIANAS.



1. Objeto.
Las presentes Instrucciones tienen por objeto la determinación de la formula de calculo de
altura de las chimeneas industriales, pequeñas y medianas, con el fin de mejorar la dispersión de
contaminantes emitidos a la atmósfera a través de las mismas.

2. Ámbito de aplicación.
Las presentes Normas serán de aplicación, con carácter general, para las chimeneas que
evacuen los gases de instalaciones de combustión de potencia global inferior a 100 MW,
equivalentes a 86.000 termias por hora y para las chimeneas que emitan un máximo de 720 kg/h de
cualquier gas o 100 kg/h de partículas sólidas.
Además de las limitaciones señaladas, la formula de cálculo de la altura de chimenea se aplicara
solo en los casos en que el penacho de humos tenga un mínimo de impulso vertical convectivo, de tal
modo que se cumpla la siguiente expresión:














, siendo:
AT = diferencia en OC entre la temperatura de salida de humos en la boca de la
chimenea y la temperatura media de las máximas del mes más calido, en el lugar.
V = velocidad de salida de los gases en la boa de la chimenea, en metros segundo , H
= altura, en metros, será la formula propuesta para la chimenea.
S = sección interior mínima de la boca de salida de la chimenea, expresada en
metroscuadrados.
Independientemente del ámbito de aplicación de estas instrucciones en cuanto a volumen de
contaminantes, se efectuaran los estudios complementarios precisos sobre dispersión de
contaminantes y sobre elevación de penachos que estime el Ministerio de Industria, según el tipo y
localización del foco contaminante.

3. Características de construcción.

Las chimeneas se construirán a ser posible de sección circular y de forma que se logre una buena




ANEJOS 377

difusión de los gases y que no sobrepasen en el entorno del foco emisor los niveles de calidad del
aire admisible. Se tendrán en cuenta, asimismo, la función de la chimenea como elemento
auxiliar de la combustión, los posibles problemas de corrosión y medios para prevenirlos, así
como los diversos aspectos de tipo constructivo.

4. Formula de cálculo de la altura de la chimenea.

El valor H de la altura de la chimenea se hallara mediante la formula siguiente:



















DOCUMENTO Nº2
PLANOS

















PLANOS 378

ÍNDICE DE PLANOS

1. PLANO 1: VISTA LONGITUDINAL DE LA PLANTA.............................379

2. PLANO 2: VISTA AÉREA DE LA PLANTA..............................................380


















DOCUMENTO Nº3
PLIEGO DE CONDICIONES

















Índice 381


ÍNDICE




ÍNDICE... ................................................................................................................................................381
3.1 CONDICIONES GENERALES Y ECONÓMICAS. OBJETO DE LA
OBRA......................................................................................................... .....382
3.1.1 OBJETO DEL PLIEGO 382
3.1.2 DOCUMENTOS QUE DEFINEN LAS OBRAS 382
3.1.3 COMPATIBILIDAD Y RELACION ENTRE DICHOS DOCUMENTOS 382
3.1.4 DESCRIPCION GENERAL DE LAS INSTALACIONES 383
3.1.5 REPRESENTANTES DE LA ADMINISTRACIÓN CONTRATISTA 383
3.1.6 FACILIDADES 383
3.1.7 NORMAS GENERALES DE APLICACIÓN EN LAS OBRAS 384
3.1.8 DISPOSICIONES DE CARÁCTER PARTICULAR 384
MEDICIÓN, VALORACIÓN Y ABONO DE LAS OBRAS 385
3.2 CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS ............................ ... 388
3.2.1 MATERIALES GENERALES DE CONSTRUCCIÓN 388
3.2.2 EJECUCIÓN Y CONTROL DE OBRAS 417
3.2.3 DISPOSICIONES GENERALES 441





CONDICIONES GENERALES Y ECONOMICAS 382



3.1 CONDICIONES GENERALES Y ECONÓMICAS. OBJETO DE LA OBRA
El proyecto desarrollado consiste en el desarrollo de la instalación de una
planta de incineración de residuos sólidos urbanos con recuperación energética. Tiene
como objetivo asegurar la incineración de 103.000 toneladas anuales de residuos, el
45% de lo producido por una población de 500.000 habitantes así como generar
energía eléctrica.




3.1.1 OBJETO DEL PLIEGO
El presente pliego de Prescripciones Técnicas constituye el conjunto de las
condiciones que deben regir en la ejecución de las obras civiles, así como en lo
que se refiere a la construcción de las estructuras, al montaje, puesta en marcha,
mantenimiento y explotaci6n de los equipos mecánicos y eléctricos a instalar.
Las condiciones de este pliego, juntamente con los planos del proyecto,
definen los requisitos de las obras objeto del mismo.




3.1.2 DOCUMENTOS QUE DEFINEN LAS OBRAS

Las obras de este proyecto están definidas en el documento de planos.




3.1.3 COMPATIBILIDAD Y RELACION ENTRE DICHOS DOCUMENTOS

En caso de incompatibilidad entre lo detallado en las especificaciones de
los equipos y planos regirán las primeras; en lo que se refiere a las obras de
fábrica, se dará prioridad a lo que definan los planos, y en cualquier caso, a
aquello que permita la más correcta ejecución y el mejor funcionamiento de la
instalación.





CONDICIONES GENERALES Y ECONÓMICAS 383

3.1.4 DESCRIPCION GENERAL DE LAS INSTALACIONES

Para la descripción de las obras, este pliego se remite al conjunto del
proyecto, especialmente a la memoria y planos en donde se contienen
todos los detalles necesarios.




3.1.5 REPRESENTANTES DE LA ADMINISTRACIÓN CONTRATISTA

La administración estará representada en la obra por el Ingeniero
Encargado, o por sus subalternos o delegados, que tendrán autoridad
ejecutiva a través del libro de órdenes, ya que el Ingeniero Encargado constituye la
Dirección Técnica de la obra.
El Contratista estará representado permanentemente en la obra, por
persona o personas con poder bastante para disponer sobre cuestiones
relativas a la misma, debiendo estar vinculada dicha representación con persona o
personas con conocimientos técnicos de ingeniero.


3.1.6 FACILIDADES
El Contratista proporcionará al Ingeniero Encargado o a sus subalternos o
delegados, toda clase de facilidades para el replanteo, reconocimientos, mediciones y
pruebas de los materiales y equipos, con objeto de que pueda comprobar el
cumplimiento de las condiciones establecidas en este Pliego, permitiendo el acceso a
todas las partes de las obras, e incluso a los talleres o fábricas donde se
produzcan los materiales o equipos, o se realicen montajes parciales para las obras.












CONDICIONES GENERALES Y ECONOMICAS 384


3.1.7 NORMAS GENERALES DE APLICACIÓN EN LAS OBRAS

Junto con el Pliego de Condiciones Técnicas y por su carácter general, se
consideraran vigentes y de aplicación:


Ley de Contratos del Estado, texto articulado aprobado por Decreto 923 /
1965, de 8 de abril.
Reglamento General de Contratación, para la aplicación, de dicha Ley,
aprobado por Decreto 3354 / 1967, de 28 de diciembre.
Ley de Ordenación y Defensa de la Industria Nacional.
Pliego de Cláusulas Administrativas Generales.



3.1.8 DISPOSICIONES DE CARÁCTER PARTICULAR
Además de las disposiciones generales citadas en la redacción de este Pliego, se
han considerado las normas e instrucciones vigentes que a continuación se detallan:

Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares.
Instrucción para el proyecto y la ejecución de obras de hormigón en masa o
armado EH-82, aprobada por Real Decreto 2252 / 1982, de 24 de Julio.
Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para la recepción de cementos RC
/ 75.

Norma Básica MV-103 / 1972, para Estructuras Metálicas, de 12 de abril de 1972.

Normas UNE.
Norma Sismorresistente PDS-I, parte A, aprobada por Decreto 3209/ 1974, de 30
de agosto.
Normas de Pintura, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban
Terradas.

Instrucción EM-62, para Estructuras de Acero, del Instituto Eduardo Torroja.

Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Tuberías de Abastecimiento





CONDICIONES GENERALES Y ECONÓMICAS 385

de Agua, de 28 de julio de 1974.
Pliego de Condiciones Técnicas Dirección General de Arquitectura, de 4 de
junio de 1973.

Normas Tecnológicas de Edificación, del Ministerio de la Vivienda.
Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, aprobado por Decreto 2413 /1973, de
20 de septiembre, y sus instrucciones complementarias.
Reglamento Electrotécnico de Alta Tensión, aprobado por O.M. de 23 de febrero de
1949.
Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para obras de Carreteras y Puentes
PG.3/75, aprobado por O.M. de 6 de febrero de 1976.
Entendiéndose que estas Normas complementan el Pliego, en lo referente a aquellos
materiales y

unidades de obra no mencionados especialmente, y quedando a juicio del
Ingeniero Encargado dirimir las posibles contradicciones habidas entre ellas.




MEDICIÓN, VALORACIÓN Y ABONO DE LAS OBRAS

3.1.8.1 CRITERIOS
Se seguirán los siguientes criterios para valorar la obra ejecutada hasta un
determinado momento:
En obra civil, la que se deduce de las mediciones que se lleven a cabo a los
precios unitarios establecidos.
En equipos mecánicos y eléctricos, si se deben fabricar en taller especialmente
para esta instalación:

o 1. 0,35·P de su valor, siendo P el porcentaje correspondiente al
concepto de acopios y de progreso de la fabricación en taller de
la partida, hasta un máximo de 0,35, cuando esta terminada
totalmente y probada en taller.





CONDICIONES GENERALES Y ECONOMICAS 386


o 2. Otro 0,55 de su valor, añadir al anterior, cuando este instalada y
probada en obra.

En equipos mecánicos y eléctricos de fabricación de serie:

o 1. El 0,35 de su valor cuando estén acopiados en obra.

o 2. Otro 0,55, a añadir al anterior cuando estén instalados y probados
en obra.




RELACIÓN VALORADA Y CERTIFICACIÓN
Cada trimestre, a partir de la fecha de comienzo de las obras, la
dirección de las mismas formulas una relación valorada de las obras ejecutadas
durante el periodo de tiempo anterior. Dicha relación contiene las mediciones
efectuadas de acuerdo con los criterios presentados en el punto en el punto
anterior. El Contratista tendrá un plazo de 10 días para examinarla y dentro del
mismo deberá dar su conformidad o hacer los reparos que considere oportunos ante la
dirección de las obras.

Tomando como base la relación valorada indicada en el párrafo anterior, la
dirección de las obras expedirá la correspondiente certificación. Estas
certificaciones tendrán el carácter de documentos provisionales a buena cuenta,
sujetos a las certificaciones y variaciones que pudiera producir una valoración
posterior, no suponiendo tampoco dichas certificaciones aprobación ni recepción de las
obras que comprenden.

Para los correspondientes aumentos de obra se estará a lo que se hubiera
definido para la principal.

Una vez realizadas satisfactoriamente las pruebas de funcionamiento, y
previo a la recepción provisional se emitirá una certificación por valor del 10% del
presupuesto de ejecución por contrata de los equipos mecánicos y eléctricos, etc. Lo





CONDICIONES GENERALES Y ECONÓMICAS 387
que completara el pago limitado con anterioridad al 90% de su valor total, de
acuerdo con el criterio del punto.





3.1.8.2 PAGO DE LAS CERTIFICACIONES
Las certificaciones se abonaran al Contratista de acuerdo con la Ley de
Contratos del Estado y demás disposiciones legales vigentes.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 388



3.2 CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS

3.2.1 MATERIALES GENERALES DE CONSTRUCCIÓN

3.2.1.1 CONGLOMERANTES HIDRÁULICO
Los conglomerantes hidráulicos deberán cumplir las condiciones exigidas en el
Pliego de Condiciones para la recepción de Conglomerantes hidráulicos en
las obras de carácter oficial RC/75, las recomendaciones y prescripciones
contenidas en la Instrucción para el Proyecto de obras de hormigón, EH-82,
así como las que en lo sucesivo sean aprobadas con carácter oficial por el
Ministerio de obras Publicas y Urbanismo. Serán capaces de proporcionar al
hormigón las condiciones exigidas en el artículo correspondiente a este Pliego.

Transporte y almacenamiento en sacos:
Los sacos empleados para el transporte de cemento serán de plástico o de papel, en
cuyo último caso estarán constituidos por 4 hojas de papel como mínimo; y se
conservarán en buen estado, no presentando desgarrones, zonas húmedas ni fugas. A la
recepción en obra de cada partida, el Ingeniero Encargado examinará el estado de los
sacos, y procederá a rechazarlos o a dar su conformidad para que se pase a
controlar el material.
Los sacos empleados para el transporte de cemento se almacenarán en sitio
ventilado, defendido de la intemperie y de la humedad, tanto del suelo como de las
paredes del almacén; dejando corredores entre las distintas filas, para permitir el paso
del personal, y conseguir una máxima aireación del local. Cada 4 capas de sacos, como
máximo, se colocará un tablero o tarima, que permita el paso del aire a través de las
propias filas que forman los sacos.

A granel
El Ingeniero Encargado comprobará, con la frecuencia que crea necesaria, que del
trato dado a los sacos durante su descarga no se siguen desperfectos que puedan
afectar a la calidad del material; y, de no ser así, impondrá el sistema de descarga
que estime más conveniente.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 389
Cuando el sistema de transporte sea a granel, el Contratista comunicará al
Ingeniero Encargado, con la debida antelación, el sistema que va a utilizar, con
objeto de obtener la autorización correspondiente.
Las cisternas empleadas para el transporte de cemento estarán dotadas de medios
mecánicos para el trasiego rápido de su contenido a los silos de almacenamiento.
El cemento transportado en cisternas se almacenará en uno o varios silos,
adecuadamente aislados contra la humedad.
A la vista de las condiciones indicadas en los párrafos anteriores, así como de
aquellos otros referentes a la capacidad de la cisterna, rendimiento del suministro etc.,
que estime necesarias el Ingeniero Encargado, procederá éste a rechazar o a aprobar el
sistema de transporte y almacenamiento presentado.
El Ingeniero Encargado comprobará, con la frecuencia que crea necesaria, que
durante el vaciado de las cisternas no se llevan a cabo manipulaciones que
puedan afectar a la calidad del material, y de no ser así, suspenderá la operación
hasta que se tomen las medidas necesarias para que aquélla se realice de acuerdo con sus
indicaciones.

Recepción
A la recepción en obra de cada partida, y siempre que el sistema de transporte y la
instalación de almacenamiento cuente con la aprobación del Ingeniero
Encargado, se llevará a cabo una toma de muestras, y sobre ellas se procederá a
medir el rechazo por el tamiz 170 ASTM. Si no se cumplen las especificaciones
relativas a este ensayo, bastará con que se cumplan las relativas a la pérdida al fuego. En
el caso de no cumplirse ninguno de los dos ensayos, deberá rechazarse el cemento.
Con independencia de lo anteriormente establecido, cuando el Ingeniero
Encargado lo estime conveniente, se llevarán a cabo las series de ensayos que
considere necesarios para la aprobación de las de características reflejadas
anteriormente. En dicho caso, si la partida es identificable, y el Contratista presenta
una hoja de ensayos redactada por un laboratorio, se efectuarán únicamente los
ensayos que sean precisos para completar dichas series, si bien entendido que la





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 390
presentación de dicha hoja ya no afectará en ningún caso a la realización ineludible de los
ensayos tamizados por el tamiz 170 ASTM y eventualmente la perdida al fuego.
El cemento llegará a la obra a una temperatura inferior a 70 °C, si su manipulación se
va a efectuar por medios mecánicos, y si su manipulación se va a realizar a
mano, no excederá del mayor de estos dos limites:

40 °C.

Temperatura ambiente más 5 °C.
De no cumplirse los limites citados, deberá comprobarse, con anterioridad a su
empleo, que no presenta tendencia a experimentar falso fraguado.
Cuando el cemento haya estado almacenado, en condiciones atmosféricas
normales, durante un plazo igual o superior a un mes, se procederá a comprobar que las
condiciones de almacenamiento han sido adecuadas.
Para ello, dentro de los veinte días anteriores a su empleo, se realizarán los
ensayos de fraguado y resistencia mecánica a tres y siete días sobre una
muestra representativa del cemento almacenado, sin excluir los terrones que hayan
podido formarse.
De cualquier modo, salvo en los casos en que el nuevo periodo de fraguado resulte
incompatible con las condiciones particulares de la obra, la sanción definitiva acerca
de la idoneidad del conglomerante en el momento de su utilización vendrá dada
por los resultados que se obtengan al determinar, de acuerdo con lo prescrito en el
artículo 63, de la EH-82, la resistencia mecánica a veintiocho días del hormigón con el
fabricado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 391


3.2.1.2 ÁRIDO PARA MORTEROS Y HORMIGONES

3.2.1.2.1 ÁRIDO FINO
Se entiende por "árido fino" o arena, el árido o fracción del mismo que pasa
por un tamiz de 5 mm de luz de malla (tamiz 5 UNE 6050).

Condiciones generales
El árido fino a emplear en morteros y hormigón será arena natural, arena
procedente de machaqueo, una mezcla de ambos materiales u otros productos, cuyo
empleo haya sido sancionado por la práctica. Las arenas naturales estarán
constituidas por partículas estables resistentes.
Las arenas artificiales se obtendrán de piedras que deberán cumplir los
requisitos exigidos para el árido grueso a emplear en hormigones. Cumplirán, además las
condiciones exigidas en la "Instrucción para el Proyecto y ejecución de obras de
hormigón en Masa o Armado", aprobada por Real Decreto de 17 de octubre de 1980.

Granulometría
De acuerdo con el artículo 7 . 2 de la instrucción EH - 8 0 , al menos el 85 %
en peso del árido total será de dimensión menor que las dos siguientes
Los cinco sextos de la distancia libre horizontal entre armaduras.
La cuarta parte de la anchura, espesor o dimensión mínima de la pieza
que se hormigota.
La totalidad del árido será de dimensión menor que el doble de los límites
anteriores.

Calidad
La cantidad de sustancias perjudiciales que puede contener el árido fino no
excederá de los límites que a continuación se relacionan:
Terrones de arcilla : 1 % máximo del peso total de la muestra
(Método de Ensayo UNE 7133)
Finos que pasan por el tamiz 0,080 UNE 7050. 5% máximo del peso





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 392


total lo de la muestra (Método de Ensayo
-
UNE 7135).
Material retenido por e 1 tamiz 0,063 UNE 7050, y que flota en un
liquido cuyo peso especifico es dos: 0,5%, máximo, de la muestra (Método de
Ensayo UNE 7244).
Compuestos de azufre expresados en SO
4
, y referidos al árido seco:
1,20%, máximo, del peso total de la muestra (Método de Ensayo UNE
7245).
El árido fino estará exento de cualquier sustancia que pueda reaccionar
perjudicialmente con los álcalis que contenga el cemento (Método de
Ensayo UNE 7137).
Caso de utilizar escorias siderurgias como árido fino, se comprobará
previamente, que no contienen silicatos inestables ni compuestos ferrosos
(Método de Ensayo UNE 7243).
No se utilizarán aquellos áridos finos que presenten una proporción de
materia orgánica tal que, ensayados con arreglo al método de ensayo UNE
7082, produzcan un color más oscuro que el de la sustancia patrón.
Las pérdidas del árido fino sometido a la acción de soluciones de
sulfato sádico o magnesio, en cinco ciclos, serán inferiores al 10%, y al 15%
respectivamente (Método de Ensayo UNE 7136).

3.2.1.2.2 ÁRIDO GRUESO

Definición
Se define como "árido grueso", el árido o fracción del mismo que resulta
retenido por un tamiz de 5 mm de luz de malla (Tamiz 5 UNE 7050).





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 393


Condiciones generales
El árido a emplear en hormigones será grava natural o procedente del
machaqueo y trituración de piedra de cantera o grava natural u otros productos cuyo
empleo haya sido sancionado por la práctica. En todo caso, el árido se compondrá de
elementos limpios, sólidos y resistentes, de uniformidad razonable, exentos de
polvo, suciedad, arcilla u otras materias extraídas.
Cumplirá, además las condiciones exigidas en la "instrucción para el Proyecto y
ejecución de obras de hormigón en masa o armado", aprobada por Real Decreto de
24 de julio de 1982.

Composición granulométrica

Cumplirá las condiciones exigidas en el Artículo 7.2 de la citada Instrucción.
En todo caso, la fracción que pase por el tamiz 0,080 UNE 7050, será inferior al 1
%, en peso, del total de la muestra (Método de Ensayo UNE 7135).

Calidad
La cantidad de sustancias perjudiciales que puede contener el árido grueso no
excederá de los límites que a continuación se relacionan:
Finos que pasan por el tamiz 0,080 (UNE 7050): 1%, máximo del peso total de
la muestra (Método de Ensayo UNE 7135). Terrones de arcilla: 0,25%, máximo,
del peso total de la muestra (Método de Ensayo UNE 7135).
Material que flota en un liquido de peso específico dos: 1%, máximo, del peso
total de la muestra (Método de Ensayo UNE 7249).
Partículas blandas: 5 % máximo del peso total de la muestra (Método de
Ensayo UNE 7134).
El árido grueso estará exento de cualquier sustancia que pueda reaccionar
perjudicialmente con los álcalis que contenga el cemento (Método de Ensayo
UNE 7137).





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 394

Compuestos de azufre, expresados en SO4, y referidos al árido seco: 1,20%,
máximo (Método de Ensayo UNE 7245).
Caso de utilizar escorias siderurgias como árido grueso, se comprobará
previamente que no contienen silicatos inestables ni compuestos ferrosos
(Método de Ensayo UNE 7243).
Las perdidas de árido grueso sometido a la acción de soluciones de sulfato
sódico o magnesio, en 5 ciclos, serán inferiores al 12%, y al 18%, en peso,
respectivamente (Método de Ensayo UNE 7136).

El coeficiente de desgaste, medido por el Ensayo de Los Ángeles, será inferior a
40.
El coeficiente de forma no será inferior a 0,15 (Método de Ensayo UNE 7238).
AGUA A EMPLEAR EN MORTEROS Y HORMIGONES
Como norma general podrán utilizarse, tanto para el amasado como para el
curado de morteros y hormigones, todas aquellas aguas que la práctica haya
sancionado como aceptables, es decir, que no hayan producido eflorescencias,
agrietamiento o perturbaciones en el fraguado y resistencia de obras similares a las que
se proyectan.
Salvo justificación especial, deberán rechazarse las aguas que no cumplan las
condiciones siguientes:
Acidez (pH) superior a 5 (Para determinación del pH podrá utilizarse papel
indicador universal del pH, con la correspondiente escala de colores de
referencia.

Sustancias disueltas en cantidad inferior a 15 g/l (15.000 ppm).

Contenido en ión cloro, en cantidad inferior a 6 g/l (6.000 ppm).

Contenido en sulfatos, expresados en SO4, inferior a 1 g/l (1.000 ppm).

Hidratos de carbono: ni aun en cantidades mínimas.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 395
Sustancias orgánicas solubles en éter, en cantidad inferior a 15 g/l (15.000
ppm).
La toma de muestras y los análisis anteriormente prescritos, deberán
realizarse en la forma indicada en los métodos de ensayo UNE 7236, UNE
7234, UNE 7130, UNE 7131, UNE 7178, UNE 7132 y UNE 7235.
Las aguas selenitosas podrán emplearse previa autorización del Ingeniero
Encargado, únicamente en la confección de morteros de yeso.

3.2.1.3 ADITIVOS A EMPLEAR EN MORTEROS Y HORMIGONES

Definición
Se definirán como aditivos a emplear en hormigones y morteros los
productos, en estado solidó o liquido, que mezclados junto con los áridos y el
cemento durante el amasado modifican las características del hormigón o mortero,
mejorándolas o reforzándolas, y en especial alguna de las siguientes: fraguado,
plasticidad, impermeabilidad, inclusión de aire, cal liberada.
El empleo de aditivos podrá ser permitido por el Ingeniero Encargado, el
cual deberá aprobar o señalará el tipo a emplear, la cantidad y hormigones o morteros.
Los aditivos deberán tener consistencia y calidad uniforme en las diferentes
partidas y podrán ser aceptados basándose en el certificado del fabricante que
atestigüe que los productos están dentro de los limites de aceptación sugeridos. La
cantidad total de aditivos no excederá del 2,5% del peso del conglomerante.




3.2.1.3.1 ACELERANTES Y RETARDADORES DE FRAGUADO

Definición
Se definen como acelerantes y retardantes del fraguado y endurecimiento los
productos comerciales que aumentan o disminuyen la velocidad de hidratación del
cemento, utilizándose como reguladores del fraguado.
Condiciones Generales





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 396
Los productos más usados comúnmente son: como acelerador el cloruro
cálcico, y como retardantes sulfato cálcico, materias orgánicas, azucares, almidones,
caseína, celulosa, cloruros amonio-ferrosos y férricos, y hexametafosfato sádico.

Limitaciones de empleo
Solamente se emplearán, y siempre con la autorización del Ingeniero
Encargado, en condiciones especiales que lo aconsejen , y la cantidad de
acelerante no deberá exceder de la estrictamente necesaria para producir la
modificación del fraguado requerido. En cada caso, su empleo se ajustaría a las
condiciones fijadas por los ensayos de laboratorio y las recomendaciones del
fabricante.
3.2.1.3.2 PLASTIFICANTES
Definición
Se definen como plastificantes a emplear en hormigones hidráulicos los
productos que se aflaten durante el amasado, con el fin de poder reducir la cantidad de
agua correspondiente a la consistencia deseada.

Limitaciones de empleo
No se utilizará ningún tipo de plastificantes sin la aprobación previa y
expresa del Ingeniero Encargado, quien deberá dar las indicaciones para su empleo.

3.2.1.3.3 PRODUCTOS DE CURADO

Definición
Se definen como productos de curado a emplear en hormigones hidráulicos los
productos que se aplican en forma de recubrimiento plástico y otros tratamientos
especiales, para impermeabilizar la superficie del hormigón y conservar su
humedad a fin de evitar la falta de agua durante el fraguado y primer periodo de
endurecimiento.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 397

Condiciones Generales
Los productos filmógenos u otros análogos que se utilicen como productos de
curado, deberán asegurar una perfecta conservación del hormigón formando una
película continua sobre la superficie del mismo, que impida la evaporación de agua
durante su fraguado y primer endurecimiento, y que permanezca intacta durante 7
días al menos, después de su aplicación.
No reaccionarán perjudicialmente con el hormigón, ni desprenderán en
forma alguna vapores nocivos.
Serán de color claro, preferiblemente blanco, y de fácil manejo; y admitirán, sin
deteriorarse un periodo de almacenamiento no inferior a treinta días.
Limitaciones de empleo
No se utilizará ningún tipo de productos de curado sin la aprobación previa y
expresa del Ingeniero Encargado.




3.2.1.3.4 AIREANTES
Definición
Se definen como aireantes a emplear en hormigones hidráulicos los productos
que, durante el amasado, originan multitud de pequeñas burbujas de aire o gas, de
0,15 mm a 1 mm de diámetro; las cuales quedan en el interior de la masa y
permiten disminuir la dosificación de agua sin disminuir la docilidad del hormigón.
Condiciones Generales
Serán productos inorgánicos, proscribiéndose los compuestos orgánicos y
aquellos que contengan azufre, cualquiera que sea su forma.
La resistencia característica de los hormigones a los que se les haya añadido
estos productos deberá ser la especificada, no admitiéndose ninguna disminución de la
misma motivada por la presencia del aireante, puesto que en ese caso el Contratista
vendrá obligado a corregir por su cuenta la dosificación de cemento utilizada,
hasta alcanzar aquella resistencia.

Limitaciones de empleo





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 398
No se utilizará ningún tipo de aireantes sin la aprobación previa y expresa del
Ingeniero Encargado.
No podrá autorizarse el empleo de estos productos si no se cumplen las
condiciones siguientes:

El porcentaje de exudación de agua del hormigón que contiene la
adición no excederá del 65% de la exudación que produce el mismo
hormigón, fabricado sin la adición.
El hormigón con aire incorporado deberá presentar una resistencia
superior al 80% de la obtenida con el hormigón, que siendo en todo lo de análogo,
no contiene la adición que se ensaya.
En cualquier caso, la proporción de aireante no excederá del 4% en peso,
del cemento utilizado como conglomerante en el hormigón.

El empleo de estos productos se hará siguiendo las indicaciones del
Ingeniero Encargado.






3.2.1.4 MADERA PARA MOLDES Y ENCOFRADOS
Las maderas que se empleen en moldes y encofrados deberán estar secas,
sanas, con pocos nudos y vetaduras, y hallarse bien conservadas, presentando la
superficie adecuada para el use que se las destina.
Habrán sido cortadas en época oportuna y almacenadas durante algún
tiempo, no empleándose en las obras sino tres meses después, como mínimo, de
haber sido cortadas y desbastadas.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 399


3.2.1.5 MADERA EN INSTALACIONES AUXILIARES
La madera que se empleará en apeos, cimbras, andamios y de medios
auxiliares, deberá cumplir las siguientes condiciones:
Haber sido desecada al aire, protegida del sol y de la lluvia, durante un
periodo mayor de dos años.
No presentar signo alguno de putrefacción, carcoma, o ataque de hongos.
Estar exenta de grietas, hendiduras, manchas o cualquier otro defecto que
perjudique su solidez. En particular, contendrá el menor número posible de
nudos: los que, en todo caso, tendrán un diámetro inferior a la séptima
parte de la menor dimensión.
Tener sus fibras rectas y no retiradas, paralelas a la mayor dimensión de la
pieza.
Presentar anillos anuales de aproximada regularidad. Dar sonido claro por
percusión.




3.2.1.6 ENCOFRADOS

Definición
Se definen como obras de encofrados, las consistentes en la ejecución y
desmontaje de las cajas destinadas a moldear los hormigones, morteros o similares.

Su ejecución incluye las siguientes operaciones:
Construcción y montaje.
Desencofrado.

Materiales
Los moldes y encofrados serán de madera que cumpla las condiciones exigidas en
el apartado correspondiente, metálicas o de otro material que reúna análogas
condiciones de eficacia.

Condiciones Generales





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 400
Tanto las uniones como las piezas que constituyen los encofrados deberán
poseer la resistencia y la rigidez necesarias para que, con la marcha de
hormigonado prevista, y especialmente bajo los efectos dinámicos producidos por el
vibrado, caso de emplearse este procedimiento para compactar la pasta, no se
originen en el hormigón esfuerzos anormales durante su puesta en obra ni durante su
periodo de endurecimiento.
En general pueden admitirse movimientos locales de cinco milímetros como
máximo.
Para evitar la formación de fisuras en los paramentos, se adoptarán las
oportunas medidas para que los encofrados no impidan la libre retracción del
hormigón. Las superficies interiores de los encofrados deberán ser lo suficientemente
uniformes y lisas para lograr que los paramentos de las piezas de hormigón en ellos
fabricados no presenten defectos, bombeo, resaltos o rebabas de de 5 mm.
Tanto las superficies de los encofrados como los productos que a ellos se
pueden aplicar, no deberán contener sustancias agresivas a la masa del hormigón.
Los encofrados de madera se humedecerán antes del hormigonado, para
evitar la absorción del agua contenida en el hormigón, y se limpiarán
especialmente los fondos, dejándose aberturas provisionales para facilitar esta
labor. Las juntas entre las diversas tablas deberán permitir el entumecimiento de las
mismas por la humedad del riego o del agua del hormigón, sin que, sin embargo, dejen
escapar la pasta durante el hormigonado.
Podrán utilizarse desencofrantes para facilitar la separación de las piezas que
constituyen los encofrados, con las precauciones pertinentes, y previa
aprobación del Ingeniero Encargado.
Se autoriza el empleo de tipos y técnicas especializadas de encofrado,
cuyos resultados están sancionados por la práctica, debiendo justificarse la
eficacia de aquellos otros que se propongan y que, por su novedad, carezcan de
aquella garantía a juicio del Ingeniero Encargado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 401


3.2.1.7 APEOS Y CIMBRAS
Se definen como apeos y cimbras, los armazones provisionales que sostienen
un elemento de construcción mientras se esta ejecutando, hasta que alcanza
resistencia suficiente.

Su ejecución incluye las operaciones siguientes:
Construcción y montaje de la cimbra o apeo.
Descimbrado.






3.2.1.8 MATERIALES PARA FIRMES

3.2.1.8.1 PIEDRA PARA AFIRMADOS
La piedra será compactada y tenaz, no fiable, no blanda, no absorbente, ni
heladiza y completamente limpia de arcillas y partes descompuestas, no presentará
grietas, pelos y oquedades. Su densidad será, como mínimo, de 2,5 y tendrá una
carga de rotura por compresión superior a 800 kg/cm
2
.
Se machacará y clasificará fuera de la caja, estando comprendido su tamaño
entre tres y siete centímetros para la capa superior y menos de quince centímetros
para la inferior, con la tolerancia del 5 %.

3.2.1.8.2 RECEBO PARA AFIRMADOS
El recebo será arenisco , limpio de tierra y materias extraídas , y el
tamaño de sus elementos no será superior a 1 cm.

3.2.1.8.3 SUS-BASE GRANULAR
Se denomina sub-base a la capa de firme situado inmediatamente
debajo de la base y consistente en una o varias capas de materiales de tipo
granular que cumplen las condiciones exigidas en el siguiente apartado de
"materiales", extendidas y compactadas en la forma señalada en este Pliego y
con la forma y dimensiones que figuran en los planos, o con las





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 402
modificaciones que a la vista de las condiciones de la explanación definitiva
determine el Ingeniero Encargado.

Calidad
Los materiales serán áridos naturales o procedentes del machaqueo de
piedra de cantera o grava natural, arena, escorias o cualquier tipo de terreno exento
de arcilla, marga y otras materias orgánicas que cumplan las condiciones exigidas en
estos artículos y que no se desintegren al someterlas a ciclos alternos de humedad y de
secado.
No contendrán material vegetal ni orgánico de ningún tipo.
El material retenido en el tamiz número 40 ASTM (2 mm) tendrá un
coeficiente de desgaste en el Ensayo de Los Ángeles inferior a 50.

Plasticidad
El material que pasa por el tamiz número 40 ASTM (0,42 mm) ha de cumplir las
siguientes condiciones:
LL < 25
IP<6
El índice C.B.R. será superior a 20. El material tendrá un equivalente de arena
superior a 25.
El material que no reúna las anteriores condiciones no podrá ser utilizado
sin la autorización por escrito del Ingeniero Encargado si este estima oportuno
autorizar dicho empleo.




3.2.1.8.4 BASE DE ZAHORRA ARTIFICIAL
Se define como base , la capa de firme inmediatamente debajo del
pavimento . Base de zahorra artificial es una base en la que la granulometría del
conjunto de los elementos que la componen es del tipo continua y consistente en una o
varias capas compactadas de materiales total o parcialmente machacadas,
procedentes de graveras o canteras, que cumplan las condiciones exigidas
para ellos en este Pliego , extendidas y apisonadas en la forma ordenada
también en el presente Pliego. Las formas y dimensiones de la base serán las que
figuran en los planos con las modificaciones que determine el Ingeniero Encargado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 403

Calidad
Los materiales a emplear procederán de machaqueo y trituración de piedra de
cantera o grava, en cuyo caso deberán contener, como mínimo, un 50%, en peso, de
elementos machacados que presenten dos o caras de fractura.
El árido se compondrá de elementos limpios, sólidos y resistentes, exentos del
polvo, suciedad, arcilla y otras materias extrañas.El coeficiente de calidad, medido por el
ensayo de Los Ángeles, será inferior a 35.

Plasticidad
La fracción de árido que pase por el tamiz numero 40 ASTM (0,42 mm
cumplirá las condiciones siguientes:
LL < 2 5
IP<6

El equivalente de arena será superior a 30.
El material que no reúna las anteriores condiciones, no podrá ser utilizado sin la
autorización por escrito del Ingeniero Encargado, si éste estima oportuno autorizar dicho
empleo.

3.2.1.8.5 RIEGOS DE IMPRIMACIÓN
Se aplicarán riegos de imprimación sobre las capas de base. La dotación será de
un kilogramo de emulsión EAL-1, por metro cuadrado.

3.2.1.8.6 RIEGOS DE ADHERENCIA
Para riegos de adherencia se empleará la emulsión EAR-3. Se utilizarán
cuatrocientos gramos por metro cuadrado.

3.2.1.8.7 MEZCLAS BITUMINOSAS EN CALIENTE
Se define como mezcla bituminosa en caliente la combinación de áridos y un
ligante bituminoso, para realizar, la cual, se precisa calentar previamente los áridos. La
mezcla se extenderá y compactará a temperatura superior a la del ambiente.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 404
En todas las mezclas bituminosas, el ligante envuelve en película continua
todas las partículas minerales de los áridos.

Los ligantes bituminosos estarán entre los que a continuación se enumeran:
Alquitranes Tipo BQ-46.
Betunes asfálticos Tipos: B60-80,B80-100,B100-150.
Betunes asfálticos fluidificados Tipos: MC4, MCS, RC4.
El árido grueso es el que la fracción de árido mineral que queda retenida en el
tamiz 8 ASTM es del 85% en peso. Éste se compondrá de elementos limpios,
sólidos y resistentes, de uniformidad razonable y exentos de polvo, suciedad, arcilla u
otras materias extrañas.
El coeficiente de calidad medido por el ensayo de Los Ángeles será inferior a 35
si se va a emplear en capas intermedias o inferior a 30 si se emplea en capas de
rodadura.
La adhesividad con los ligantes bituminosos será suficiente a juicio del
Ingeniero Director de las obras.
El árido fino es el que su fracción retenida en el tamiz 8 ASTM es un 15% en
peso, máximo.
Este árido será arena procedente de machaqueo exenta de polvo, suciedad,
arcilla u otras materias extrañas.
En cualquier caso, la mezcla de áridos y filler deberá tener un equivalente de
arena superior a 40 si se trata de una capa de base o regularización, o superior a 45 si se
trata de una capa intermedia o de rodadura.
La adhesividad con los ligantes bituminosos será suficiente a juicio del
Ingeniero Director de las obras.
El filler es el producto mineral finamente dividido , que se adiciona a
las mezclas bituminosas, y cuya naturaleza y composición será aceptada por el
Ingeniero Director de las obras.
La curva granulométrica del filler estará comprendida dentro de los límites
siguientes:





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 405


TAMIZ ASTM CERNIDO PONDERAL ACUMULADO ( % )

30 100

100 90-100

200 65 - 100

En todo caso la mezcla de árido o filler deberá tener un equivalente de
arena superior a 40 si se trata de capa base o regulación, y superior a 45 si se trata de
una capa intermedia o de rodadura.




3.2.1.9 MATERIALES CERÁMICOS
Los ladrillos, tejas, rasillas, y de materiales cerámicos, procederán de tierras
arcillosas de buena calidad, desechándose los defectuosos o excesivamente cocidos. Las
superficies de rotura deberán ser absolutamente desprovistas de caliches, presentando
aspecto homogéneo con grano fino y compacto, sin direcciones de exfoliación,
grietas, ni indicios de poder ser atacados por la humedad. Golpeándolos dan un
sonido claro.
Los ladrillos tendrán la forma y dimensiones de uso corriente en la localidad,
siendo desechados los que presenten cualquier defecto que perjudique a su empleo en
obra y a la solidez necesaria. En los ladrillos prensados las aristas habrán de
conservarse vivas. Las tejas tendrán la forma y dimensiones de use corriente en la
localidad, deberán ser ligeras, duras, impermeables y estar exentas de cualquier
defecto perjudicial para la obra en que se empleen.
Los azulejos y baldosines, además de cumplir las condiciones anteriores,
deberán ser completamente planos y con el esmalte completamente liso y de color
uniforme.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 406



3.2.1.10 PINTURA
Los colores, aceites, barnices y secantes empleados en la pintura de
muros, madera o hierro, serán de primera calidad. La pintura para las
superficies metálicas se compondrá de minio de hierro finamente
pulverizado en aceite de linaza claro, completamente puro, cocido con
litargirio, protóxido de magnesio, hasta alcanzar un peso específico de 0,939.
El minio contendrá 75% por lo menos, de oxido de plomo y estará exento de
azufre.
Oportunamente se acordarán las superficies que se deben barnizar y los
requisitos que han de satisfacer los barnices.
Los materiales colorantes deberán hallarse finamente molidos,
empleándose aceite de linaza completamente puro y la pintura deberá
tener la fluidez necesaria para aplicarse con facilidad a las superficies,
pero suficientemente espesa para que no se separen sus elementos y
puedan formarse capas de espesor uniforme, bastante gruesas.
Las puertas, ventanas, armaduras y tableros de madera se pintaran a
óleo, teniendo cuidado de empastar antes los nudos o pequeñas
desigualdades que pueda presentar la madera.
Todos los hierros se imprimirán con dos manos de minio después de
haber limpiado el oxido que puedan tener. Sobre la imprimación se
extenderán dos manos de color al óleo.
No se extenderá ninguna mano sin que esté seca la anterior; cada una
habrá de cubrir por completo la precedente y será de un espesor
uniforme sin presentar ampollas, desigualdades ni aglomeraciones de
color.
Se empleará como secante el litargirio, u otras sustancias análogas,
siempre que sea necesario su uso, consentirá adicionarlo al aceite cuando
sea el plomo la base del color.
Los tonos y distribución de los colores se designarán oportunamente.
Las superficies que deben barnizarse llevarán, al menos, dos capas de
barniz.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 407


3.2.1.11 ACERO ESPECIAL EN REDONDOS

El acero que constituirá las barras redondas, satisfará las condiciones siguientes:
Carga unitaria de rotura: comprendida entre 3.400 y 5.000 kg/cm
2
.
Valor mínimo del límite elástico aparente o convencional: 2.200 kg/cm
2
.
Alargamiento mínimo proporcional, después de la rotura, no menos del
23%, medido este alargamiento entre señales cuya distancia inicial es de
cinco diámetros.
Las barras podrán doblarse en filo a 180° alrededor de otras del mismo
diámetro que la que se ensaya, sin que presenten grietas.
Las barras en las que se aprecien defectos de laminación, falta de
homogeneidad, manchas debidas a impurezas, sin necesidad de someterlas a
ninguna clase de pruebas, serán inadmisibles.
El acero dulce que se emplee no deberá admitir temple por enfriamiento
brusco desde el rojo oscuro.
Las barras redondas se suministrarán a largo fijo y no se admitirá ninguna
tolerancia en menos sobre las longitudes especificadas.




3.2.1.12 ACERO ESPECIAL CORRUGADO
Se definen de acuerdo con lo indicado en el Artículo 9.3 de la EH-82.
Los resaltos que forman el corrugado de la superficie de las barras serán de altura
no inferior al cuatro por ciento del núcleo de la barra. Se admiten estrías
longitudinales o hélices, siempre que la anchura total de todas estas estrías sea
inferior a la octava parte del perímetro nominal de la barra. La calidad de este acero será
soldable.
El cociente de la superficie de corrugación dividida por la separación entre
estrías está comprendido entro 1 y 4 décimas del diámetro nominal de la barra,
entendiéndose por superficie de corrugación el urea de la proyección sobre un plan
normal al eje de la barra, del trozo de espira a un paso de hélice.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 408
Estos aceros vendrán marcados de fábrica con señales indelebles para evitar
confusiones en su empleo. No se presentarán grietas, sopladuras ni mermas de
sección superiores al 5 % y deberán ser garantizados por la casa fabricante.

El modulo de elasticidad será igual o mayor de 2.100.000 kg/cm2.
Se entiende por límite elástico, la mínima tensión capaz de producir una
deformación permanente de 2 %, y por tensión de rotura la máxima obtenida en el
ensayo de rotura a tracción. Ambas determinadas como media aritmética de la mitad de los
valores bajos obtenidos en una serie de por lo menos seis ensayos.
Se podrán emplear las siguientes calidades de acero en redondos de alta
adherencia:

Clases Limite elástico f
y
Carga unitaria de

Designación
de kg/cm
2
. rotura fs en kg/cm
2
.

acero
No menor de: No menor de:
AEH 400N D.N. 4.100 5.300

AEH 400F E.F. 4.100 4.500

AEH 500N D.N. 5.100 6.100

AEH 500F E.F. 5.100 5.600

AEH 600N D.N. 6.100 7.100

AEH 600F E.F. 6.100 6.700

D.N.: Dureza natural. E.F.: Estirado en frío.




Alargamiento de rotura en relación fs/fy en
Clases de
Designación % o sobre base de ensayo.
acero
diámetros. No menor de:

No menor de:





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 409


AEH 400N D.N. 16 3,20

AEH 400F E.F. 12 3,05

AEH 500N D.N. 14 3,15

AEH 500F E.F. 10 3,05

AEH 600N D.N. 12 3,10

AEH 600F E.F. 8 3,05
D.N.: Dureza natural. E.F. : Estirado en frío.




3.2.1.13 FUNDICIÓN
La calidad de la fundición empleada para la fabricación de tubos, uniones,
juntas, piezas y cualquier otro cumplirá las condiciones prescritas en los apartados
correspondientes del Pliego Técnicas para Tuberías de Abastecimiento de Agua.






3.2.1.14 ACERO MOLDEADO
Será de grano fino, compacto pasta exenta de poros y rechupes,
completamente homogénea, sin escorias ni otros defectos.
Carga mínima de rotura a tracción 4 kg/mm
2
, y alargamiento mínimo
18 centésimas.
Limites de trabajo : a tracción , compresión y flexión , 1 . 0 0 0 kg /cm
2
; a
esfuerzo cortante, 800 kg/cm
2
.




3.2.1.15 ACERO LAMINADO
Será de grano fino , regular y homogéneo , superficie completamente
lisa y sana , sin grietas , hendiduras , faltas de material ni otros defectos que
perjudiquen el buen aspecto y solidez.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 410
Carga mínima de rotura: a tracción 4.000 kg/cm
2
. Alargamiento
mínimo antes de producirse la rotura: 22 centésimas. Posibilidad de encorvar
en frío una barra doblándola a ciento ochenta grados sobre otra de diámetro
1,5 veces mayor , sin que se agriete.



El acero empleado cumplirá las prescripciones de la Norma Básica MV




3.2.1.16 HORMIGONES
Los distintos tipos de hormigones que aparecen en los planos cumplirán todas las
condiciones y requisitos que marca la EH-82.




3.2.1.17 TORNILLOS, PERNOS REMACHES Y ROBLONES

Tornillos
Para las uniones atornilladas se emplearán tornillos ordinarios de calidad A-4-t, y
características según la Norma MV-106 / 1968.
La longitud de vástago no roscada será suficiente para los espesores de las
piezas a unir, debiendo coger la tuerca en todos sus kilos, al espárrago del tornillo.
El tipo de arandela a utilizar será el específico de cada perfil según indica la
Norma MV106/1 96 8 .




Pernos De anclaje

El acero a emplear en los pernos de anclaje será común Siemens F-622,
perfectamente soldable.
Los porcentajes de las diversas impurezas estarán comprendidas entre los
siguientes límites:





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 411


Carbono 0,05- 0 , 2 %

Manganeso 0,1- 0 . 4 %

Silicio 0,2

Azufre 0,04

Fósforo 0,05

Azufre + Fósforo 0,09


La resistencia característica será superior a 3.700 kg/cm
2
sin exceder de 4.500
kg/cm
2
. El alargamiento por rotura será igual o superior al 23%.
El límite elástico característico, a estos efectos, será la mínima tensión capaz de
producir una deformación remanente del 0,2%.



Remaches
Son los elementos de unión a manera de clavos gruesos y cortos, cuyo extremo se
ensancha después de colocado por percusiones en frío y que se emplea para coser
piezas metálicas por compresión entre sus cabezas.



Roblones
Se definen así los remaches cuyas cabezas se deforman en caliente. La calidad de
estos aceros será para remaches y roblones: A34 b, A34 c y A42 c.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 412



3.2.1.18 CHAPAS
Deberán obrar en poder del Director de obra los Certificados Numéricos de
garantía de Siderurgia de cada una de las chapas a emplear previamente al comienzo de
la fabricación en taller.
Caso de no existir el citado certificado, el Contratista deberá realizar a su costa los
ensayos necesarios a juicio del Director de Obra.






3.2.1.19 SOLDADURAS

Diferenciamos los materiales de aportación según los procedimientos de soldeo a
emplear.

Electrodos revestidos para soldeo manual
Se emplearán electrodos del tipo E-455BIX de acuerdo con la Norma UNE
14003.
Se pondrá especial cuidado para evitar que los electrodos básicos adquieran
humedad del medio ambiente, para lo cual se almacenan en un recinto cuya humedad
ambiente sea inferior al 50%, y la temperatura se mantenga 10 °C por encima de la del
exterior.

Materiales de aportación para soldeo con arco sumergido
Se empleará polvo, siendo tanto los electrodos como el fundente del tipo
"bajo contenido en hidrogeno".
Las características mecánicas del metal depositado serán como mínimo las
indicadas para el material base en el correspondiente artículo de este Pliego de
Condiciones.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 413



Materiales aportación para soldeo con atmósfera protectora

Las características mecánicas del metal depositado serán como mínimo las
indicadas para el material base en el correspondiente párrafo de este Pliego de
Condiciones.

3.2.1.20 BARANDILLAS METÁLICAS
Los aceros en barandillas metálicas cumplirán todas las condiciones
señaladas en la "Instrucción para estructuras de acero E.M.62 del Instituto Técnico
Eduardo Torroja de la Construcción y del Cemento".
Estará exento de grietas y sopladuras, y las mermas en sus secciones
serán inferiores al 5%.

3.2.1.21 TUBOS DE HORMIGÓN
Comprende las tuberías de hormigón prefabricado contenidas en el
Proyecto, así como cualquier otra del mismo tipo o diámetro que eventualmente
ordene el Ingeniero Director de las obras.
Los tubos deberán pertenecer a una marca con calidad aceptada por la
Administración y deberán ser sometidos a las pruebas que fije el Ingeniero Director de
las obras.



3.2.1.22 ARQUETAS Y POZOS DE REGISTRO
Esta unidad comprende la ejecución de arquetas y pozos de registro de
hormigón, bloques de hormigón, mampostería, ladrillo o cualquier otro
material provisto en el Contrato autorizado por el Ingeniero de Construcción.




3.2.1.23 IMBORNALES Y SUMIDEROS
Se define como imbornal la boca o agujero por donde se vacía el agua de
lluvia de las calzadas de una carretera , de los tableros de las obras de
fábrica o en general de cualquier construcción.
Se define como sumidero la boca de desagüe, generalmente protegida por





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 414
una rejilla que cumpla análoga función a la del imbornal, pero dispuesta de
forma que la entrada del agua sea en sentido vertical.



3.2.1.24 TUBOS PARA LA RED DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA
Los tubos para la red de distribución de agua cumplirán lo que dispone el
Pliego de Condiciones Técnicas Generales para las tuberías de
Abastecimiento de Agua, (B.O.E. de 2 de octubre de 1974).




3.2.1.25 MARCAS VIALES

Se definen como tales el balizamiento horizontal por medio de marcas viales
sobre el pavimento, para separación de carriles de circulación y las bandas continuas de
prohibición de adelantamiento con pintura reflectante, así como las reflectantes de color
blanco de separación de arcón y calzada.
El contratista deberá realizar el replanteo de las líneas a marcar,
indicando el Ingeniero Encargado los puntos donde empiezan y terminan las
líneas continuas de prohibición de adelantar.
El contratista deberá especificar el tipo de pintura, esferitas de vidrio y
maquinaria a utilizar, poniendo a disposición de la Administración las muestras de
materiales que se consideren necesarios en el Laboratorio. El coste de estos análisis
deberá ser abonado por el Contratista.

Los materiales empleados cumplirán lo especificado en los artículos 278 y 289 del
P.P.T.G. Se emplearán pinturas de la clase B (color blanco). El coeficiente de
valoración, W1, definido en el apartado 278.5.3 del PG-3 no será inferior a 6,8.

Para las bandas de 10 cm de ancho: 72 g de pintura reflexiva por metro lineal de
banda.
Las dosificaciones de las pinturas son las siguientes:
Para las bandas de 15 cm de ancho: 108 g de pintura reflexiva por metro
lineal de banda.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 415

Para las marcas de 20 cm de anchor 144 g de pintura reflexiva por
metro lineal de banda.
Para las marcas en flechas, isletas y pavimentos diferenciados: 720g de
pintura reflexiva por metro cuadrado de superficie ejecutada.
Para las bandas de 30 cm de ancho: 216 g de pintura reflexiva por
metro lineal de banda.
Las marcas viales reflexivas se medirán y abonarán, en todos los casos, por
metros cuadrados de superficie realmente pintada en obra.
El material será sólido a temperatura ambiente y de consistencia pastosa a 40°C.
El material aplicado no se deteriorará por contacto con cloruro sódico, cloruro
cálcico, y otros agentes químicos usados normalmente contra la formación de hielo en las
calzadas, ni a causa del aceite que pueda depositar el tráfico.
En el estado plástico, los materiales no desprenderán humos que sean tóxicos o de
alguna forma peligrosos a personas o propiedades.
La relación viscosidad/temperatura del material plástico, permanecerá
constante a lo largo de 4 recalentamientos como mínimo.
Para asegurar la mejor adhesión, el compuesto especificado se fundirá y
mantendrá a una temperatura mínima de 190 °C, sin que sufra decoloración al cabo de
cuatro horas a esta temperatura.
Al calentarse a 200°C, y dispersarse con paletas no presentará coágulos,
depósitos duros, ni separación de calor y estará libre de piel, suciedad, partículas
extrañas u otros ingredientes que pudieran ser causa de sangrado, manchado o
decoloraciones.
El material llevará incluido un porcentaje en peso de esferas del 20%, y
asimismo un 40% del total en peso deberá ser suministrado por separado.
El vehiculo consistirá en una mezcla de resinas sintéticas termoplásticas y
plastificantes, una de las cuales al menos será salida a temperatura ambiente. El
contenido total en ligante del compuesto termoplástico no será menos del 15%, ni
mayor del 30% en peso.
El secado del material será instantáneo, dando como margen de tiempo
prudencial 30 segundos, no sufriendo adherencia, decoloración o desplazamiento
bajo la acción del tráfico.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 416
Las microesferas de vidrio incorporadas en la mezcla, deberán cumplir con lo
establecido en la B.S. 3262, parte 3, párrafo 5, ya que todas pasan por el tamiz de 1,7
mm, y no mas de 10% pasarán por el tamiz de 300 micras (estos tamices cumplirán las
tolerancias permitidas en la B.S. 410).

No menos del 80% de estas microesferas, serán transparentes y
razonablemente esféricas, estando exentas de partículas oscuras y de aspecto
lechoso.

Las microesferas añadidas sobre la superficie de la marca, seguirán el
siguiente gradiente:

Tamiz B.S. % que pasa

1,70 mm 100

600 micras No menos de 85

425 micras No menos de 45

300 micras 5-30

212 micras No más de 20

75 micras No más de 5


El índice de refracción de las mismas no será inferior a 1,5 cuando se
determine según el método de inmersión utilizando benceno puro como liquido de
comprobación, según MELC 12.33.




3.2.1.26 SEÑALES DE CIRCULACIÓN
Comprende esta unidad la adquisición y colocación de pórticos, banderolas,
carteles de aluminio, señales reflectantes y postes metálicos.
Cumplirán lo especificado en el artículo 701 del P.P.T G. El empotramiento de los
postes metálicos se efectuará con hormigón tipo H-150. Los carteles y elementos





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 417
de sustentación deberán ser capaces de soportar, en condiciones adecuadas de
seguridad, una presión de viento de 200 kg/m
2
.

A efectos de medición y abono se establecen los siguientes criterios:
Las señales, pórticos y banderolas se abonarán por unidades, con
arreglo a su tipo, colocadas en obra.
Los carteles se abonarán por metros cuadrados, colocados en obra.
Los postes y sustentación de carteles y señales se consideran incluidos
en el precio de las distintas unidades. Los carteles de pórticos y
banderolas también se incluyen en el precio de estas unidades.




3.2.2 EJECUCIÓN Y CONTROL DE OBRAS

3.2.2.1 REPLANTEO
Una vez hayan sido adjudicadas definitivamente las obras, en el plazo de
treinta días hábiles, a partir de la fecha de dicha adjudicación definitiva, se llevará a
cabo el replanteo de los elementos principales de la obra.
El replanteo será efectuado por quien designe el Ingeniero Encargado, en
presencia del Contratista o sus representantes. El Contratista deberá suministrar los
elementos que se le soliciten para las operaciones entendiéndose que la
compensación por estos gastos esta incluida en los Precios Unitarios de las distintas
unidades de Obra.
El replanteo deberá incluir, como mínimo, los ejes principales de los
diferentes elementos que componen la obra, así como los puntos fijos o auxiliares
necesarios para los sucesivos replanteos de detalle y la referencia fija que sirva de
base para establecer las cotas de nivelación que figuren en el Proyecto.
Los puntos de referencia para sucesivos replanteos se marcarán mediante
sólidas estacas o, si hubiera peligro de desaparición o alteración de su posición, con
hitos de hormigón.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 418
Los datos, cotas y puntos fijados se anotarán en un Anejo al Acta de
Replanteo, el cual se unirá al expediente de la obra, entregándose una copia al
Contratista.
El Contratista se responsabilizará de la conservación de los puntos del
replanteo que le hayan sido entregados.




3.2.2.2 PROGRAMA DE TRABAJO
En el plazo que exija el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares a
partir de la fecha del Acta de Replanteo, el Contratista presentará al Ingeniero
Encargado el Programa de Trabajos para su aprobación, que incluirá los siguientes
datos:
Unidades de obra que integran el Proyecto y volumen de las mismas.
Determinación de los medios que serán utilizados en la obra, con
expresión de sus rendimientos medios.
Orden de ejecución de los trabajos.
Estimación en días - calendario de los plazos parciales de las diversas
clases de obra.
Valoración mensual y acumulada de las obras programadas sobre la
base de los precios unitarios.
Representación grafica de las diversas actividades, con su duración y el
orden de ejecución de las mismas.




3.2.2.3 EQUIPOS DE MAQUINARIA Y MEDIOS AUXILIARES
El Contratista queda obligado situar en las obras los equipos de maquinaria y
demás medios auxiliares que se hubiere comprometido a aportar en la licitación o en el
Programa de Trabajos.
El Ingeniero Encargado deberá aprobar los equipos de maquinaria y medios
auxiliares que hayan de ser utilizados para las obras.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 419
El Contratista deberá confrontar todos los planos que figuran en el Proyecto,
informando prontamente el Ingeniero Director de cualquier contradicción que
encontrase. De no hacerlo así, será responsable de cualquier error que pudiera
producirse por esta causa.
Las cotas en los planos se preferirán a las medidas a escala, y en cuantos
elementos figuren en varios planos serán preferentes.
El Contratista deberá ejecutar por su cuenta todos los dibujos y planos de
detalle necesarios para facilitar y organizar la ejecución de los trabajos. Dichos
planos, acompañados con todas las justificaciones correspondientes, deberá
someterlos a la aprobación del Ingeniero Encargado, a medida que sean necesarias,
pero en todo caso con la antelación suficiente a la fecha en que piense ejecutar los
trabajos a que dichos diseños se refieran. El Ingeniero Encargado dispondrá de un
plazo de siete días a partir de la recepción de dichos planos para examinarlos y
devolverlos al Contratista debidamente aprobados y acompañados, si hubiere lugar a
ello, de sus observaciones. Una vez aprobadas las correcciones correspondientes, el
Contratista deberá disponer en la obra de una colección de planos actualizados.
El Contratista será responsable de los retrasos que se produzcan en la
ejecución de los trabajos como consecuencia de una entrega tardía de dichos planos,
así como de las correcciones y complementos de estudio necesarios para su puesta a
punto.




3.2.2.4 INSTALACIONES DE LA OBRA
El contratista deberá someter al ingeniero encargado dentro del plazo que
figure en el plan de obra, el proyecto de sus instalaciones, que fijará la ubicación de la
oficina, equipos, instalaciones de maquinaria, línea de suministro de energía
eléctrica y cuantos elementos sean necesarios a su normal desarrollo. A este respecto
deberá ajustarse a las prescripciones legales vigentes. El Ingeniero Encargado podrá
variar la situación de las instalaciones propuestas por el Contratista.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 420
En el plazo máximo de dos meses, a contar desde el comienzo de las obras, el
contratista deberá poner a disposición del ingeniero encargado, y de su personal, un
local debidamente acondicionada y con la superficie suficiente, con objeto de que
pueda ser utilizado como oficina, laboratorio y sala de reunión de los directores de
obra. La ubicación de dicho local será aprobada por el Ingeniero Encargado.
Será facultativo del Ingeniero Encargado, al finalizar las obras, ordenar el
derribo del laboratorio y oficina de la Dirección, o por el contrario disponer que
cualquiera de ellos quede a disposición definitivas de la sociedad concesionaria.
Todos los gastos que deba soportar el Contratista a fin de cumplir las
prescripciones de este artículo estarán incluidos en los precios unitarios del Proyecto.




3.2.2.5 CONFRONTACIÓN DE PLANOS Y MEDIDAS
El Contratista deberá confrontar todos los planos que figuran en el proyecto,
informando prontamente al Ingeniero Director de cualquier contradicción que
encontrase. De no hacerlo así será responsable de cualquier error que pudiera
producirse por esta causa.
Las cotas en los planos se referirán a las medidas a escala, y en cuantos
elementos figuren en varios planos serán preferentes.
El Contratista deberá ejecutar por su cuenta todos los dibujos y planos de
detalle necesarios para facilitar y organizar la ejecución de los trabajos. Dichos
planos, acompañados con todas las justificaciones correspondientes, deberá
someterlos a la aprobación del Ingeniero Encargado, a medida que Sean necesarios,
pero en todo caso con la antelación suficiente a la fecha en que se piense ejecutar los
trabajos a que dichos diseños se refieran. El Ingeniero Encargado dispondrá de un
plazo de siete días a partir de la recepción de dichos planos para examinarlos y
devolverlos al Contratista debidamente aprobados y acompañados si hubiere lugar a
ello, de sus observaciones. Una vez aprobadas las correcciones correspondientes, el
contratista deberá disponer en la obra de una colección de planos actualizados.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 421
El contratista será responsable de los retrasos que se produzcan en la
ejecución de los trabajos como consecuencia de una entrega tardía de dichos planos,
así como de las correcciones y complementos de estudio necesarios para su puesta a
punto.

3.2.2.6 VIGILANCIA A PIE DE OBRA
El ingeniero Encargado podrá nombrar los equipos que estime oportunos de
vigilancia a pie de obra para garantizar la continua inspección de la misma.
El contratista no podrá rehusar a los vigilantes nombrados, quienes, por el
contrario tendrán en todo momento libre acceso a cualquier parte de la obra.
La existencia de estos equipos no eximirá al contratista de disponer sus
propios medios de vigilancia para asegurarse de la correcta ejecución de las obras y
del cumplimiento de lo dispuesto en el presente Pliego, extremos de los que en
cualquier caso será responsable.




3.2.2.7 EXCAVACIONES
Las excavaciones de todas las clases se ejecutarán siempre de acuerdo con los
datos que figuran en los planos del Proyecto o las modificaciones que el Ingeniero
Encargado crea conveniente hacer a la vista del terreno que se encuentre.
De estas modificaciones dará cuenta por escrito el Ingeniero Encargado al
Contratista.
No se podrá empezar ninguna excavación sin que previamente se haya
marcado su replanteo, con la aprobación del Ingeniero Encargado. El Contratista
deberá avisar tanto al comienzo de cualquier tajo de excavación como a su
terminación de acuerdo con los planos y órdenes recibidas, para que se tomen los
datos de liquidación y sea revisada por el Ingeniero Encargado, dando su aprobación si
procede, para la continuación de la obra.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 422
Cuando en la superficie de cimientos se encuentren grietas, se descubrirán y
limpiarán, en el caso de que sean practicables; en caso contrario, se rellenarán con
lechada de mortero de cemento. Si se encontrasen manantiales al hacer las
excavaciones, se dará cuenta inmediata al Ingeniero Encargado, debiendo el
Contratista seguir sus instrucciones y posteriormente durante el hormigonado,
taponando la salida de agua cuando así lo disponga. También dejará los dispositivos
que ordene para su ulterior reconocimiento y tratamiento mediante inyecciones de
cemento de las referidas grietas y manantiales.
En tiempo frío, deberá asegurarse que el terreno de sustentación no está
helado antes de efectuar las operaciones preparatorias para la colocación del
hormigón en él.
Cuando sea necesario efectuar agotamientos, y los precios del Cuadro de
Precios no incluyan esa operación, se aplicarán los precios contradictorios que se
aprueben. Para la instalación de los medios de agotamiento se atendrá a las
instrucciones que dicte el Ingeniero Encargado.




3.2.2.8 DESTINO DE LOS PRODUCTOS DE LAS EXCAVACIONES
El Contratista propondrá al Ingeniero Encargado la ubicación de las
escombreras para depositar los productos procedentes de excavaciones y desmontes
que podrán ser utilizados para la ejecución de terraplenes, previa autorización del
Ingeniero Encargado.

3.2.2.9 TERRAPLENES Y PEDRAPLENES
El Contratista propondrá en cada caso, y el Ingeniero Encargado aprobará la
procedencia de las tierras o productos a emplear para la ejecución de terraplenes o
pedraplenes.
Previamente a la ejecución de los terraplenes se quitará del terreno en que
hayan de asentarse toda clase de árboles, arbustos, maleza y raíces, ejecutando todas
las operaciones que el Ingeniero Encargado prescriba para la adherencia de las





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 423
tierras del terraplén con el terreno natural y para la estabilidad y permanencia de la
tierra empleada.
Para la consolidación de los terraplenes el Ingeniero Encargado dictará en
cada caso, y según sea el use a que el terreno vaya destinado, las normas oportunas
que serán de obligado cumplimiento por el Contratista. No se permitirá la
colocación, el afirmado, ni la ejecución de obra alguna sobre los terraplenes mientras
no se encuentren a juicio del Ingeniero Encargado, en las debidas condiciones de
consolidación.




3.2.2.10 RELLENO DE ZANJAS
Los materiales para relleno de zanjas en zona de tierra, se extenderán en
tongadas sucesivas de espesor uniforme y sensiblemente horizontales.
El espesor de estas tongadas será como máximo de 20 cm para lograr la
compactación exigida.
Los materiales de cada tongada serán de características homogéneas, y si no lo
fueran se conseguirá esta uniformidad mezclándolos convenientemente con los
medios adecuados.

3.2.2.11 AFIRMADO DE CAMINOS
El firme de los caminos estará constituido por las capas de base que indiquen
los planos y mediciones. Una vez extendidas, se pasará el cilindro compactador
cuantas veces sea necesario, rectificando la forma de la superficie si fuera preciso.
A continuación, se dispondrán las capas superficiales que figuren el Proyecto,
con el esmero indispensable para su perfecto acabado y para que quede bien unida
la superficie exterior, alternando con riego y pases de cilindro hasta completar la
consolidación. El peso el cilindro a utilizar deberá ser aprobado por el Ingeniero
Encargado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 424



3.2.2.12 MORTEROS
Los morteros se podrán fabricar a mano o a maquina. En el primer caso, la
mezcla de la arena con el aglomerante se hará en seco, no añadiendo el agua hasta
que se vaya conseguido un color uniforme en la mezcla; la manipulación se hará
sobre un tablero de madera o chapa. De hacerse a maquina, la duración del amasado
será la necesaria para que los granos de la arena estén completamente envueltos por el
conglomerante.
Se adoptarán las disposiciones necesarias para conseguir una dosificación
uniforme de los distintos componentes e igual a la deseada.
La arena se cubicará mediante cajones de volúmenes conocidos, sin apisonar. La
cantidad de agua que se precise se determinará previamente según lo requieran los
componentes, el estado de la atmósfera y el destino del mortero, de modo que se
obtenga capacidad necesaria para conseguir la máxima resistencia a los agentes
atmosféricos, con el grado de pastosidad necesario para una buena manipulación y
una adherencia perfecta, teniendo en cuenta los medios de transporte y de
colocación en la obra.
El Contratista atenderá las instrucciones que sobre el particular le den los
facultativos de la inspección de la obra. En las obras de importancia que requieran
gran cantidad de mortero podrá el Ingeniero Encargado exigir la mezcla del mismo
por medio de amasadoras mecánicas. No se confeccionará más mortero que el que
haya de emplearse en un tiempo inferior al que marca el comienzo de fraguado en el
cemento utilizado.

3.2.2.13 ENCOFRADOS
Los encofrados, sus ensambles, soportes y cimbras tendrán la resistencia y
rigidez necesaria para soportar el hormigonado, sin movimientos locales superiores a
tres milímetros, y de conjunto superiores a la milésima de luz, y deberán ser
aceptados para su empleo por el Ingeniero Encargado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 425
Los apoyos estarán dispuestos de modo que en ningún caso se produzcan
sobre la parte de la obra ejecutada, esfuerzos superiores al tercio de su resistencia en el
momento de soportarlos.
Las superficies interiores de los encofrados, antes de su empleo, deberán estar
bien limpias y aplicada una capa de aceite y otro revestimiento que evite la
adherencia del hormigón. serán lo bastante estancas para impedir los escapes de
mortero y de .cantidades excesivas de agua.
Los encofrados de paramentos. Y, en general, los de superficie vista, estarán
cepillados, con tablas bien machihembradas y bien ajustadas si son de madera y, en
todo caso, dispuestas de manera que la superficie del hormigón no presente
salientes, rebabas o desviaciones visibles. En las juntas de hormigonado, los
encofrados deben volver a montarse de forma que no se empleen ataduras de
alambre ni pernos empotrados en el hormigón. Si se emplean varillas metálicas para
apuntalar los tableros de encofrado de paramentos, dichas varillas se terminarán por lo
menos a cinco centímetros entre las tuercas del encofrado y la madera de la tabla, de
forma que, el alambre de dichas tuercas, quede siempre embutido cinco
milímetros como mínimo en el interior del hormigón. Los agujeros practicados por
estos motivos, se rellenarán con morteros de igual calidad al empleado en el
hormigón, inmediatamente después de quitar el encofrado, dejando una superficie lisa
mediante frote, con tela de saco.
No se admitirán en los planos y alineaciones de los paramentos y galerías
errores mayores de dos centímetros y en los espesores y escuadras de muros y
pilares solamente una tolerancia del uno por ciento en menos, y del dos por ciento en
más, sin regruesados para salvar estos errores.
Los enlaces de los distintos palos o elementos que formen los encofrados y
cimbras serán sólidos y sencillos, de manera que el montaje y desencolado pueden
hacerse fácilmente y sin dañar el hormigón, y que, en caso preciso, se pueda ir
encofrando de un modo progresivo, subordinándose siempre a la condición de que
el vibrado del hormigón pueda realizarse perfectamente en todos los puntos de la
masa.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 426
No se permitirá el empleo de ninguna clase de puntales de madera en el
interior del bloque a hormigonar, ni siquiera provisional, tanto si son para
contrarrestar el esfuerzo de los cercos de alambre en los paneles verticales, como
para soportar los inclinados, ni por otra causa.
Antes de empezar el hormigonado, el Contratista propondrá, a la aprobación
del Ingeniero Encargado, el sistema de sujetar, con las debidas garantías, los
encofrados y juntas, dimensiones de los tableros y montaje de los mismos.

3.2.2.14 CARACTERÍSTICAS DE LOS HORMIGONES
La mínima densidad que se admitirá para los hormigones será de dos enteros y
cuatro décimas, determinándose con probetas de hormigón que se emplee en las
distintas partes de obra.
Para su empleo en las distintas clases y de acuerdo con la resistencia
característica mínima, se establecen los tipos de hormigón que se indiquen en los
distintos planos que definen la obra.
En los hormigones que por su lugar de empleo hayan de ser impermeables, se
tendrá especial cuidado en conseguir una perfecta impermeabilidad que deberá
cumplirse sin desatender la condición de resistencia, especialmente en cuanto a las
juntas de hormigonado.
El Ingeniero Encargado dictará en cada caso las normas a seguir para que
consigan la resistencia e impermeabilidad necesarias y ejecutará para ello los
ensayos que estime convenientes, debiendo el Contratista facilitar los medios
necesarios para los mismos.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 427



3.2.2.15 FABRICACIÓN DE LOS HORMIGONADOS
El amasado del hormigón se hará en hormigoneras, quedando prohibido el
amasado a mano. La dosificación de los áridos y del cemento se efectuará por peso. En
el caso de que se dispongan pesadas acumulativas, el cemento se pesará
independientemente, echándose a la hormigonera por distinto conducto que los
áridos, para evitar su unión con la arena húmeda.
Se impedirá que la carga de la hormigonera con los materiales una vez
pesados se efectúe de golpe, debiendo entrar simultáneamente con un periodo de
afluencia aproximadamente igual para todos. No se cargarán las hormigoneras por
encima de su capacidad efectiva, recibiendo la totalidad de los materiales para una
sola amasada.
El agua que se necesite en la hormigonera para que la relación agua cemento
sea la prescrita en cada caso, dependerá de la humedad de la arena, debiendo tener en
la instalación de fabricación del hormigón el dispositivo necesario para poder
determinar de un modo rápido y eficiente esta humedad de la arena, con objeto de
conocer en cada momento la cantidad de agua que hay que agregar. Esta cantidad de
agua se medirá mediante un dosificador cuya descarga este prevista de forma que
un diez por ciento del agua necesaria preceda y otro diez por ciento siga a la
introducción de los materiales y el resto se añada uniformemente con ellos.
Las relaciones máximas de agua/cemento a emplear, salvo autorización
expresa y por escrito del Ingeniero Encargado, serán las siguientes:



En cimiento o alzados, 60%.
En hormigones para armar, 65%.
Los asientos máximos de los hormigones, después de depositado el
hormigón, pero antes de consolidado, serán las siguientes:





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 428


En cimientos alzados en masa, 60 mm.
En bóveda o revestimiento de galerías, 105 mm. En hormigones
armados, 80 mm.
El tiempo de batido que se precisa para cada amasado, se fijará de modo que
quede asegurada la estabilidad de la variabilidad del mortero y que se haya
alcanzado la consistencia prescrita. Como limite mínimo de tiempo se fijará el
necesario para que el tambor de sesenta revoluciones o cuarenta si la alimentación se
efectúa por cinta.
El paso del hormigón desde las hormigoneras a los recipientes que han de
transportarlos, cuando se utilicen hormigoneras de tambor no basculante, se
efectuará a través de una tolva que evite la disgregación de los elementos mayores
de diecinueve milímetros en el ultimo diez por ciento descargado de la masa, no
difiera mas de veinte por ciento del contenido en el primer diez por ciento
descargado. En la tolva de descarga de la hormigonera se acoplará el sistema para la
toma de muestras del hormigón fresco.




3.2.2.16 TRANSPORTE DEL HORMIGÓN
Los elementos empleados y el sistema utilizado para el transporte del
hormigón deben estar dispuestos de forma que se evite la disgregación y excesiva
exudación del hormigón, así como también aseguren que el tiempo que se invierta
hasta su colocación sea inferior al que determina el comienzo del fraguado.




3.2.2.17 PUESTA EN OBRA DE LOS HORMIGONES
La puesta en obra del hormigón se efectuará de manera que no se disgregue,
utilizando para ello los medios y procedimientos que sean mas apropiados,
evitándose en lo posible el movimiento lateral del hormigón durante las operaciones de
manejo y colocación, y limitando la altura de caída, cuando pueda producirse una
apreciable separación.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 429




3.2.2.18 CONSOLIDACIÓN DE LOS HORMIGONES


El hormigón debe ser colocado por vibración hasta el punto que no haya
duda en cuanto a su completa consolidación, se efectuará una vibración sistemática
que asegure su completa consolidación sobre todo en la parte en que se juntan las
amasadas.
El tiempo de duración del vibrado en cada punto lo indicará la textura del
hormigón, el sonido del vibrador y la sensación que produce en la mano del que lo
maneja, debiendo estar comprendido entre los cinco y quince segundos en cada
periodo. Cuando en un periodo total del vibrador se aprecie una refluxión excesiva
del mortero en el hormigón, se modificará su consistencia para que admita un
vibrado enérgico sin disgregarse.
Se emplearán vibradores de inmersión con amplia potencia y velocidad
superior a las siete mil revoluciones por minuto. No debe de depositarse el
hormigón con más rapidez de la que puedan consolidar debidamente los vibradores en
servicio.




3.2.2.19 CURADO DE LOS HORMIGONES
El curado del hormigón se efectuará manteniendo he medas sus superficies,
por lo menos durante quince días, mediarte riegos cuya frecuencia y duración fijarán el
Ingeniero Encargado, de acuerdo con la temperatura y humedad del ambiente. El
Contratista podrá proponer otra forma de curado, que será autorizada cuando así lo
crea conveniente el Ingeniero Encargado.
La temperatura del agua en el primer riego no será muy inferior a la que
tenga entonces la superficie del hormigón. Se evitarán las sobrecargas, vibraciones y
demás causas que puedan provocar la figuración del hormigón.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 430



3.2.2.20 DESENCOFRADO Y DESCIMBRADO
La retirada de apoyos y los trabajos de desmolde con encofrados de
sustentación y apeo, en vigas y demás estructuras, no podrán hacerse antes de
cumplir los plazos fijados por la vigente Instrucción. Para efectuar esta operación, se
precisará la autorización del Ingeniero Encargado, el cual determinará la forma de
proceder de acuerdo con las circunstancias de cada caso. La operación se efectuará
muy lentamente, empleándose cajas de arena, tornillos u otros medios previamente
autorizados por el Ingeniero Encargado.
Cuando se trate de apoyos y encofrados laterales, el Contratista se atendrá a las
normas dadas por el Ingeniero Encargado, según la temperatura y humedad del
ambiente, relación agua/cemento empleado y resultado de las probetas de ensayo,
con objeto de que el desencofrado se efectúe cuando convenga al curado del
hormigón y necesidades de la obra, sin la posibilidad de que sufra distorsiones o
danos por dicha causa.
No se enlucirán ni taparán los defectos o coqueras que aparezcan, sin la
autorización del Ingeniero Encargado, quien resolverá en cada caso la forma de
corregir el defecto.

3.2.2.21 HORMIGONADO EN TIEMPO FRÍO
La temperatura del hormigón al colocarlo y durante los primeros días, no
debe ser inferior a 5 °C. En tiempo frío, lo primero puede conseguirse calentando el
agua del amasado, los áridos o ambas cosas a la vez, teniendo en cuenta, que la
temperatura del hormigón saliendo de la hormigonera no debe ser mayor de la
estrictamente necesaria para alcanzar dicha temperatura mínima en la colocación.
Cuando para conseguir dicha temperatura mínima de colocación se precise dar al
hormigón una temperatura excesivamente alta, el Ingeniero Encargado suspenderá
el hormigonado.
La temperatura del agua de amasado será siempre inferior a la que pueda
provocar el fraguado instantáneo, procurando que el agua caliente no entre
inmediatamente en contacto con el cemento. Cuando se calienten los áridos se





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 431
procurará hacerlo con vapor de agua, para no secarlos excesivamente y evitar que se
cuarteen, para lo cual tampoco se someterán a temperaturas próximas a los 100°C.
Durante el fraguado del hormigón se evitará que adquiera temperaturas
inferiores al limite indicado, protegiendo su superficie contra la irradiación del calor,
pero de forma que no se produzca una desecación rápida, y evitando provocar
temperaturas muy diferentes en partes distintas de la masa de hormigón e
interrumpir la protección de una manera brusca que pueda producir un rápido
enfriamiento. El Ingeniero Encargado suspenderá el hormigonado cuando los
medios empleados para cumplir lo dispuesto en este artículo no sean
suficientemente eficaces.
Tanto los áridos como los baldes para transporte del hormigón, encofrados y
superficies sobre las que se ha de hormigonar, deberán estar exentos de masas
heladas, escarchas, hielo o nieve.




3.2.2.22 HORMIGONADO EN TIEMPO CALUROSO
El Ingeniero Encargado suspenderá el hormigonado cuando la temperatura
ambiente alcance los cuarenta grados centígrados, o siendo inferior se tema que la
temperatura del hormigón, al colocado sea superior a los treinta grados centígrados,
para evitar lo cual se procurará amasar con agua fría, regar los áridos, emplear
cemento no caliente y proteger las hormigoneras y demás elementos de la acción
directa de los rayos del sol, procurando intensificar los trabajos durante la noche y
redoblando las medidas para que el curado del hormigón sea el conveniente.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 432



3.2.2.23 HORMIGÓN ARMADO
En todo lo que, en las disposiciones de los artículos anteriores, no quede
claramente especificado sobre las particularidades de hormigón armado se cumplirá
para este lo dispuesto en la "instrucción para el proyecto y la ejecución de obras de
hormigón en masa y armado, de 24 de julio de 1984".




3.2.2.24 MAMPOSTERÍAS
Las fabricas de mampostería se ejecutará a baño flotante de mortero,
golpeando los mampuestos con el martillo, hasta el rebote; a fin de que no puedan
tener el menor movimiento, se colocarán de modo que las juntas no resulten
continuas en ningún sentido, y se evitarán las superficies de asiento muy regulares,
procurando, por el contrario, que estén erizados de mampuestos salientes,
enlazándose de la mejor manera posible con los mampuestos.
Una vez sentado el mampuesto sobre la capa de mortero, se procederá al
acunado, debiendo quedar los ripios embebidos en el mortero, quedando bien
agrupados y sin huecos. De trecho en trecho, se colocarán a tizón mampuestos de
mayores dimensiones que las corrientes en las demás zonas de las fábricas.
Los mampuestos se mojarán previamente; cuando se empleen en cimientos se
prepararan las zanjas dejándolas limpias y sin agua, pero bien humedecidas, y antes de
que se seque el regado se extenderá una capa de mortero que rellene todas las
desigualdades y que cubra dos centímetros, por lo menos, en la superficie de asiento,
colocándose sobre esta capa e inmediatamente los mampuestos.
En tiempo seco se regarán frecuentemente las mamposterías recientes para
prevenir una desecación demasiado rápida, y al reanudarse los trabajos, después de
interrumpidos, se limpiarán cuidadosamente las superficies de las partes concluidas.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 433



3.2.2.25 FÁBRICA DE LADRILLOS Y BLOQUES
El sentido en que han de ser colocados los ladrillos o bloques, depende del
espesor que debe tener el muro que se vaya a construir. Siempre se asentarán,
previamente mojados, a baño flotante de mortero, por hiladas horizontales, en
general en dirección perpendicular a la de los esfuerzos principales.




3.2.2.26 ENLUCIDOS
Los enlucidos, siempre que sea posible y principalmente cuando se trate de
hormigones, se aplicarán muy poco tiempo después de que haya fraguado el
mortero de las fábricas correspondientes, para lo cual se humedecerá la superficie de la
obra y se tenderá y comprimirá el mortero con la mayor regularidad posible. El
enlucido hidrófugo se hará en dos capas, con un espesor total de 12 mm.
Cuando haya que interrumpir el trabajo, se picarán y humedecerán, al
reanudarlo, las partes contiguas, para tener una unión perfecta. Después de
fraguado el mortero, se mantendrán los enlucidos constantemente húmedos,
mediante riego; en tiempo caluroso se guardarán hasta los quince días, pero que, en
todo caso, deberán prolongarse lo necesario, a juicio del Ingeniero Encargado, para
evitar la formación de grietas y desprendimientos por desecación rápida. También se
les protegerá contra heladas y calores excesivos, cubriéndose convenientemente.
Se levantará y rechazará todo el enlucido que no quede bien adherido a la
pared, o en el que presenten grietas de importancia o muy numerosas.

3.2.2.27 MONTAJE DE LOS ELEMENTOS METÁLICOS
El contratista montará las instalaciones por los procedimientos y con los
medios que estime más convenientes y acepte el ingeniero encargado de las obras, y
que Sean compatibles con la buena ejecución de las fabricas.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 434
Los andamios y medios auxiliares para el montaje deberán estar dispuestos
antes de comenzar el mismo, o se irán disponiendo conforme avance aquel, no
dando lugar a que se retrase la marcha de las obras.
Antes de proceder al montaje definitivo, el contratista controlará la posición
huecos, etc., viendo si la diferencia que existe entre su posición y la representación de
los planos le obliga a hacer alguna modificación.




3.2.2.28 PUERTAS Y VENTANAS
Las dimensiones de las puertas y ventanas serán las que constan para estos
elementos en los planos correspondientes.
Las puertas de entrada llevarán sus correspondientes cerraduras. Cada
puerta ira provista de su picaporte. Las ventanas irán provistas de fallebas.
Las puertas y ventanas irán sujetas al marco con bisagras de la longitud
conveniente según su importancia.
Todo el herraje será de construcción esmerada y se sujetará con tornillos,
prohibiéndose en absoluto el use de los clavos para este objeto.

3.2.2.29 VIDRIERAS
Los vidrios se colocarán en los rebajes practicados en las ranuras, con el
huelgo estrictamente necesario, sujetándolo con junquillo y masilla.




3.2.2.30 PINTURA AL ÓLEO
Se pintará al óleo toda la carpintería de taller. Se dará primero una mano de
imprimación, y antes de que esté completamente seca se enmasillarán con esmero
todas las faltas que tenga la madera. Luego de seca esta mano y antes de hacerse la
recepción provisional se dará la segunda y la tercera y la ultima al tiempo de la





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 435
recepción definitiva. El color de la pintura será el indicado por el Ingeniero
Encargado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 436



3.2.2.31 OTRAS PINTURAS
En las paredes interiores de las oficinas, laboratorio, pasillos, galerías, etc., se
empleará pintura al temple liso en paramentos horizontales y al temple picado sobre
los paramentos verticales, salvo que dispongan otra cosa las mediciones que figuren en
el proyecto.

3.2.2.32 OBRAS EN SUPERESTRUCTURAS

3.2.2.32.1 NAVE DE ALMACENAMIENTO DE RESIDUOS
Edificio con estructura metálica y muelle de descarga en hormigón armado.
Macizos diversos para el soporte de los equipos mecánicos, larguero periférico entre
macizos soportes de los pilares del edificio, techado en seco con canalón periférico
constituyendo acrotera, tubería de bajada de aguas en PVC con delfín metálico de
protección en la parte baja.




3.2.2.32.2 ESTRUCTURA SOPORTE DE LA CALDERA
Las estructuras (armazón) de los equipos se apoyan sobre macizos de
hormigón armado. Larguero periférico entre macizos soportando una pared
periférica de altura variable para respetar las reglas parasísmicas.
Enlosado con pendiente incorporada para la evacuación de aguas y redes de
saneamiento enterradas.




3.2.2.32.3 LOCALES TÉCNICOS Y ADMINISTRATIVOS
Estos locales serán realizados en hormigón armado. Los suelos serán de
hormigón. Las paredes estarán brutas de desencofrado cuidadosamente limpiadas y
revocadas. El exterior de los edificios será pintado.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 437


3.2.2.32.4 SALA DE LOS TRANSFORMADORES
Conductos secos cubiertos con losas de hormigón para el paso de los cables.
Fosa de recuperación de aceite debajo del transformador principal.




3.2.2.32.5 SALA DE LOS ARMARIOS ELÉCTRICOS

Falso suelo de losas para el paso de los cables.




3.2.2.32.6 SALA DE CONTROL Y LOCALES ADMINISTRATIVOS
La sala de control, así como los locales administrativos, estarán aislados
térmicamente, en conformidad con las normas correspondientes.
El suelo, adecuadamente lisado, estará cubierto con losas termoplásticas
pegadas. Falso suelo con losas o conductos empotrados para el paso de los cables.
Paredes pintadas.

Suelo de baldosas de gres para los locales húmedos (WC y duchas).

3.2.2.32.7 TALLER

Enlosado de hormigón armado.

3.2.2.33 OBRAS DE VRD

3.2.2.33.1 VÍAS



Vías realizadas en clase de trafico T4.
Bordillos y regueras de calzada.
Aceras.
Espacios verdes, suelo estabilizado u hormigonado, según las zonas.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 438





3.2.2.33.2 SANEAMIENTO

Evacuación de las aguas pluviales, recuperadas por las bajadas de
agua de los edificios y por las bocas de alcantarilla, situadas debajo de
las aceras. Canalización de PVC para diámetro igual o inferior a 250 mm;
para diámetro superior a 250 mm, las canalizaciones serán de hormigón
armado, con declive 0,5 hasta 1 %.
Evacuación de las aguas de la Planta conectada a la red de las aguas
residuales mediante canalización de cemento amiantado con
revestimiento interior de barniz anti - acido.
Evacuación de las aguas fecales a la salida de los edificios conectadas a
la red de alcantarilla de la zona, después de pasar por un sifón
desconectador.




3.2.2.33.3 ALIMENTACIÓN DE AGUA
alimentación de agua de la Planta, red de riego y red contra incendio.
Cañerías de hierro colado para diámetro superior o igual a 60 mm,
con juntas Express, y de PVC alta densidad para diámetro inferior a 60
mm.
Sala para contador. Válvulas y grifos, bocas e hidrantes de incendio y
bocas de riego.




3.2.2.33.4 FONTANERÍA, SANITARIO Y CALEFACCIÓN

Incluye:
evacuación de las aguas residuales.
Gritería.
Cañerías.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 439


Calorífugo.




3.2.2.33.4.1 EVACUACIÓN DE AGUAS RESIDUALES
Canalizaciones de PVC, evacuación por sifón, ventilación primaria en cabeza
de columna, y tubo bifurcado en pie de caída.



3.2.2.33.4.2 GRIFERÍA
• Llave de paso según norma NFE de aguas, tomillo interior, dos
manguitos de fontanería, cabeza de tomillo modelo de horca, tipo "de
edificio", con chapaleta móvil.
Llave de purga tipo horizontal, de latón, según norma NFE, cabeza de
tomillo interior fileteado 8/13.
Alimentación en agua: brida de conexión a 0,5 m de la fachada.
Alimentación de red contra - incendio interior: instalación completa de
la red contra - incendio, equipada con devanadera axial.



3.2.2.33.4.3 CAÑERÍAS
Los trazados y diámetros de las cañerías serán determinados en función de
los imperativos de paso, así como de los caudales necesarios y de las perdidas de
carga admisibles.
Las cañerías serán de acero calidad calefacción y los tubos serán nuevos y de
primera calidad.



3.2.2.33.4.4 3.2.2.33.4.4. CALORÍFUGO
Todas las cacerías que pasan por los locales no calentados, o que no
participan en la calefacción de los locales atravesados, serán calorifugazas con





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 440
cáscaras de lava de vidrio de fibras concéntricas, protegidas con envolturas de
aluminio.

3.2.2.33.5 ALUMBRADO INTERIOR

La instalación incluye:
La distribución y conexión en todos los puntos necesarios.
Los soportes de cables en zonas técnicas.
El empotramiento en las demás zonas.
La protección con tubos metálicos de los cables situados en zona con
riesgo.
Los conmutadores y enchufes serán empotrados en cajas fijadas con
tornillos.

3.2.2.33.6 ALUMBRADO EXTERIOR
El alumbrado exterior, realizado en conformidad con las normas de
Municipio, deberá además:
Garantizar en cualquier punto de circulación (vehículos y peatones)
una intensidad luminosa de 10 lux mínimo, y 40 lux cerca de los equipos y
a la entrada de los edificios.
Los postes de soporte, con una altura máxima de 12 m, serán de tipo
tubular y galvanizados, así como todos los accesorios y soporte
La puesta en marcha y parada del alumbrado será automatizada-en
función del grado de luminosidad exterior.
Todas las cajas estarán bajo manguitos en zanjas.

3.2.2.33.7 ESPACIOS VERDES
Explanación del terreno, aportación y arreglo de tierra vegetal sobre 30 cm de
espesor, encespedamiento y plantación de árboles, arbustos y macizos decorativos,
según el estilo existente.

3.2.2.33.8 VALLA





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 441
La valla, sobre todo el perímetro del terreno, estará constituida de postes de
acero en T, de 40, galvanizados y plastificados. Distancia de 2,50 m, con jabalcones
cada 25 m máximo. La alambrera, de 2 m de altura, será de acero galvanizado y
plastificado de 3mm, y alambre soporte de 5 mm.

3.2.2.34 OBRAS NO DETALLADAS EN ESTE PLIEGO
En la ejecución de las obras, fabricas y construcciones para las cuales no
existen prescripciones consignadas explícitamente en este Pliego, el Contratista se
atendrá a lo que resulte de los planos, cuadros de precios y presupuesto; en segundo
termino, a las reglas que dicte el Ingeniero Encargado y en tercer termino a las
buenas practicas seguidas en fabricas y trabajos análogos por los mejores
constructores.

3.2.3 DISPOSICIONES GENERALES

3.2.3.1 REPRESENTACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN
La Administración designará la Dirección Técnica de las obras, que por si o
por aquellas personas que designe en su representación, será la responsable de la
inspección y vigilancia de la ejecución de las obras, asumiendo cuantas obligaciones y
prerrogativas puedan corresponderle.

3.2.3.2 REPRESENTACIÓN DE LA CONTRATA
El Contratista deberá designar un Ingeniero perfectamente identificado con el
Proyecto, que actúe como representante ante la Administración en calidad de
Director de la contrata, y que deberá estar representado permanentemente en la obra
por persona o personas con conocimientos técnicos suficientes y poder bastante para
disponer sobre las cuestiones relativas a la misma.
Cuando en el desarrollo del contrato sea necesario que el Director de la
contrata o sus representantes deban firmar relaciones valoradas, actas o cualquier
otro documento, deberán llegar a la decisión que estimen pertinente en un plazo
inferior a los tres días, incluyendo en estos datos las posibles consultas que hayan de
realizar.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 442







3.2.3.3 PERSONAL DEL CONTRATISTA
El Contratista entregará a la Dirección Técnica, para su aprobación con la
periodicidad que este determine, la relación de todo el personal que este trabajando en
el lugar de las obras. Si los plazos correspondientes a determinados equipos e
instalaciones no se cumplieran y la Dirección Técnica considerase necesario y posible
acelerar el ritmo de estas obras mediante la contratación de una cantidad mayor de
personal, el Contratista vendrá obligado a contratarlo.
El Contratista estará obligado a velar por que el personal que tenga empleado
guarde una conducta correcta durante su permanencia en la obra y acatará cualquier
indicación que a este respecto le transmita la Dirección Técnica de las obras.

3.2.3.4 SANIDAD Y POLICÍA DE LA OBRA
El Contratista habilitará para el personal de la obra que lo requiera, los
servicios necesarios, dotados de las condiciones de higiene que establecen las
disposiciones vigentes. Además, con destino a las oficinas provisionales de la
Administración que se citan en este Pliego de Condiciones Facultativas, se instalarán
los elementos de saneamiento necesarios.
Estará, además, obligado a mantener en la obra todas aquellas medidas
necesarias para el decoro y perfecto estado sanitario de aquel lugar, debiendo
proceder al suministro de agua potable, a la eliminación de residuales y recogida de
basura y limpieza de los aseos de use común, de los caminos, pabellones y demás
servicios análogos.

3.2.3.5 DAÑOS Y PERJUICIOS





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 443
El Contratista será responsable de cuantos danos y perjuicios a personas y
bienes puedan ocasionarse con motivo de la ejecución de las obras, siendo de su
cuenta las indemnizaciones que por los mismos puedan corresponder.




3.2.3.6 OBRAS A EJECUTAR
Las obras se construirán con estricta sujeción al Proyecto de construcción
aprobado, debiendo la Dirección de la Obra aprobar específicamente cualquier
cambio que se lleve a cabo en el mismo durante la construcción, reflejándolo en un
Libro de Órdenes, que se llevará al efecto.
Es además obligación del Contratista, ejecutar cuanto sea necesario para la
buena construcción y aspecto de las obras, aún cuando no se haya expresamente
estipulado en las condiciones facultativas, siempre que, sin separarse de su espíritu y
recta interpretación, lo disponga por escrito la Dirección de las obras, en el citado
libro de órdenes.
Asimismo el Contratista habrá de ejecutar las oficinas provisionales de obra
necesarias para la Administración, aparte de las que él mismo necesite, antes de
cualquier otra construcción, sin que en ningún caso la superficie edificada por este
concepto con destino a la Administración supere los 20 m
2
.

3.2.3.7 PERIODO DE CONSTRUCCIÓN
El periodo de construcción será de 10 meses. Una vez efectuada la
adjudicación definitiva del concurso y formalizado el contrato en escritura pública, se
iniciará la fase de construcción de obras, levantándose el acta de replanteo de las
mismas en un plazo de un 1 mes a partir de la fecha de la firma de la escritura.
Durante este periodo se construirán todas las obras civiles y se fabricarán
todos los equipos mecánicos y eléctricos en taller, se enviarán a obra y se montarán
allí.
Se presentarán ordenadamente según el progreso de la obra, los documentos
de detalle en la forma y condiciones que establezca el proyecto de construcción.





CONDICIONES PARTICULARES Y TECNICAS 444
La dirección de las obras declarará oficialmente la fecha de la finalización de
esta fase, con el criterio de que algunos trabajos de mínima importancia pueden
efectuarse durante la fase siguiente silo considera conveniente.




3.2.3.8 PRUEBAS Y ENSAYOS
Todos los gastos necesarios para la realización de las pruebas y ensayos serán
de cuenta del Contratista y se hallarán comprendidos en los precios unitarios
ofertados.
Los ensayos y reconocimientos, verificados durante la ejecución de los
trabajos, no tienen otro carácter que el de simple antecedentes para la recepción. Por lo
tanto, la admisión de materiales, elementos o unidades, de cualquier forma que se
realice en el curso de las obras y antes de su recepción, no atenúa las obligaciones de
subsanarlos y reponerlos si las instalaciones resultarán inaceptables parcial o
totalmente, en el momento de la recepción.
La dirección de las obras designara a los técnicos que hayan de inspeccionar los
distintos elementos de la instalación tanto en fábrica como a pie de obra.
Asimismo, podrá designar otra entidad profesional de control para efectuar estas
inspecciones en nombre suyo; el Contratista tomará las medidas necesarias para
facilitar todo género de inspecciones.




3.2.3.9 PRUEBAS DURANTE LA INSTALACIÓN
Los representantes en obra de la dirección de la misma podrán realizar las
pruebas que consideren necesarias, una vez instalados los elementos "in situ",
debiendo el Contratista prestar el personal necesario siendo de su cuenta los gastos
correspondientes. De dichas pruebas se redactarán certificados firmados por los
representantes de la Dirección de la Obra, y del Contratista.





CONDICIONES PARTICULARES Y TÉCNICAS 445



3.2.3.10 RECEPCIÓN PROVISIONAL
Terminada la Construcción con aprobación de la dirección de la Obra con
resultado satisfactorio, se procederá a la recepción Provisional en la forma que
dispone la legislación vigente. Para ello deberán haberse cumplido las condiciones
siguientes:
Resultado satisfactorio de todas las pruebas realizadas.
Cumplimiento de todas las obligaciones contenidas en el contrato o
acuerdos posteriores.
Cuando, por cualquier causa imputable al Contratista, no procediese efectuar la
recepción, la Dirección Técnica suspenderá ésta y señalará un plazo prudencial para
obviar el obstáculo, caso de que fuera fácilmente subsanable. Si el obstáculo fuese
grave o de trascendencia, lo pondrá en conocimiento de la Seguridad