TRES ESCUELAS DE ARTE EN CALI

ANÁLISIS DE SU ESTRUCTURA CURRICULAR ENTRE EL AÑO 2000 Y 2008

Seudónimo: PYME

PREMIO NACIONAL DE CRÍTICA Y ENSAYO: ARTE CONTEMPORÁNEO EN COLOMBIA. MINISTERIO DE CULTURA - UNIVERSIDAD DE LOS ANDES SANTIAGO DE CALI, ABRIL DE 2012

1

CONTENIDO

Pág.

0. INTRODUCCIÓN. 1. UN ACERCAMIENTO AL CONTEXTO HISTÓRICO DE LAS ESCUELAS 1.1.1900 A 1929: TRÁNSITO A LA MODERNIZACIÓN 1.2. 1929-1947: EL INICO DE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA 1.3. 1947-1960: LA EDUCACIÓN POPULAR 1.4.1961 – 1988: CONSOLIDACIÓN DEL IPC Y DE BELLAS ARTES 1.5. 1988 -2000. AMPLIACIÓN DEL LENGUAJE PLÁSTICO 1.6. 2001 – 2010: UNA NECESIDAD UNIVERSITARIA 1.7. A MANERA DE CONCLUSIÓN 2. UNA MIRADA HACIA EL CURRICULO 2.1. ANTECEDENTES LEGALES Y NORMATIVAS. 2.2. EL CURRICULO 2.2.1. ELEMENTOS DEL CURRICULO 2.3. CURRICULOS DE LAS ESCUELAS DE ARTE EN CALI. 2000 A 2008 2.3.1. INSTITUTO DEPARTAMENTAL DE BELLAS ARTES FACULTAD DE ARTES VISUALES Y APLICADA ARTES PLÁSTICAS

5 7 7 13 17 24 33 38 44 46 46 49 52 55

55

2

2.3.2. INSTITUTO POPULAR DE CULTURA ESCUELA DE ARTES PLÁSTICAS 2.3.3. UNIVERSIDAD DEL VALLE FACULTAD DE ARTES INTEGRADA DEPARTAMENTO DE ARTES VISUALES Y ESTÉTICA LICENCIATURA EN ARTES VISUALES 2.4. A MANERA DE CONCLUSIÓN 3.ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE LOS PLANES DE ESTUDIO. 4. CONCLUSIÓN. 5. BIBLIOGRAFÍA. ANEXOS - INSTITUTO DEPARTAMENTAL DE BELLAS ARTES. PROGRAMA DE ARTES PLÀSTICAS - RESOLUCIÓN No. 007 DE JUNIO DE 1998. - RESOLUCIÓN No. 017 DE FEBRERO DE 2008. 97 98 101 70 78 79 89 92 96 65

- UNIVERSIDAD DEL VALLE. LICENCIATURA EN ARTES VISUALES. - RESOLUCIÓN No. O77 DE NOVIEMBRE DE 1997. - RESOLUCIÓN No. 062 DE JUNIO DE 2000. - RESOLUCIÓN No. 032 DE ENERO DE 2004. 106 107 109 115

3

4

INTRODUCCIÓN Existe en las escuelas artísticas un sin número de actividades que son el resultado, muchas de ellas, de un proceso realizado al interior de un salón de clase, es decir, entre el diálogo profesor y estudiante; otras actividades son estructuradas con base a los objetivos del plan de estudios que van de la mano con la estructuración curricular que termina construyéndose a partir del aporte profundo de la comunidad educativa en la que participan estudiantes, docentes, directivos, rector, entre otros que se consideren pertinentes para la realización del proyecto educativo. De igual manera, la educación artística ha sido el resultado de diversas manifestaciones sociales, políticas, filosóficas, artísticas y económicas que a lo largo de la historia se han modificado dependiendo del complejo de cada época, por ejemplo, a partir de los sesenta en Colombia, la producción artística se concentraba en conceptos plásticos que fueron cambiando su paradigma gracias a diversos movimientos que infundieron la idea de arte contemporáneo. Para analizar el tema de la educación artística en Cali se hizo necesario plantearse un tema específico a desarrollar, la estructura curricular, tomando en cuenta que las características básicas de un currículo son la flexibilidad y la adaptación al medio como nos lo hace saber Ignacio Abdon Montenegro1. “Podemos afirmar que el currículo se puede concebir como un sistema teleológico, es decir un conjunto de elementos con su correspondiente conjunto de relaciones, orientados hacia un fin predeterminado. El carácter flexible está sustentado en su estructura con un alto grado de relaciones internas que permitan su navegabilidad y la definición de muchas rutas diferentes para su desarrollo. La flexibilidad guarda relación con su adaptación al medio, en la medida en que responda a las necesidades de la comunidad educativa y de su entorno. Esto último también lo hace pertinente”2. La estructura curricular contiene los fundamentos conceptuales, los objetivos de la educación, los actores del proceso y el plan de estudios. Los primeros cuatro componentes conforman la base teórica y el último el plan operativo el cual se puede concebir como la articulación coherente entre áreas y proyectos junto con el sistema de evaluación. Dado a que el diseño curricular es una estructura que se adaptan a un medio específico, a través de esta pude tener acceso a los objetivos fundamentales de tres escuelas de arte en Cali, la de Artes Plásticas en el Instituto Departamental de Bellas Artes,
1 2

Supervisor de Educación del Distrito Capital. Doctor en educación. MONTENEGRO, Ignacio Abdón. Gestión Pedagógica. Currículo de Educación Formal. Pág. 2.

5

la de Artes Plásticas en el Instituto Popular de Cultura y la Licenciatura en Artes Visuales de la Universidad del Valle3. Para realizar el análisis de estas tres escuelas de arte en la ciudad de Cali, se escogieron los siguientes focos de estudio: El primero hace un recorrido histórico con el objetivo de conocer el contexto social, cultural y económico en el cual fueron creadas y cómo han asumido los cambios en la producción artística a nivel nacional. Esto permitirá ver las necesidades de su creación y las prioridades en su proyecto educativo. Para el segundo capítulo se muestran algunos de los reglamentos, leyes y estatutos estipulados por la Constitución Política de Colombia, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Cultura, con respecto a los objetivos de la educación artística en diversos campos educativos como el formal, no formal y superior. De esta manera, ampliar el campo informativo y así realizar el respectivo análisis de la estructura curricular de las tres escuelas de artes plásticas y visuales de Cali en un lapso de tiempo de ocho años comprendido entre el año 2000 y 2008. El tercer capítulo desarrolla un análisis comparativo de las tres escuelas de arte, nombradas anteriormente con el objeto de evidenciar las diferencias y semejanzas que existen en su propuesta educativa, respondiendo a un pedido de educación artística en la ciudad. Este trabajo pretende realizar un aporte al sistema educativo artístico de la ciudad de Cali a través del análisis y reflexión de tres instituciones, para el cual se trazaron tres ejes fundamentales, el histórico, el social, cultural y político, y la estructura curricular.

3

Es importante mencionar que dentro de los parámetros de tiempo que se destinaron para realizar la investigación (2000 – 2008), no había oferta de Artes Visuales en la Universidad Javeriana de Cali.

6

1.

UN ACERCAMIENTO AL CONTEXTO HISTÓRICO DE LAS ESCUELAS.

La revisión de relación compleja entre lo artístico y lo social a nivel local y nacional, tiene como fin acercarse al contexto en el cual surgen las escuelas de artes plásticas y/o visuales en Cali, en las siguientes instituciones educativas: Instituto Departamental de Bellas Artes, Instituto Popular de Cultura y Facultad de Artes Integradas de la Universidad del Valle. Esta información pretende visualizar de manera amplia, el ámbito en que se crean y movilizan las escuelas con el objetivo de entender su necesidad y participación en el proceso social y cultural de la ciudad y también en la construcción y participación de la expresión artística a nivel local y nacional.

Para la organización del siguiente texto, retomaré parcialmente la cronología planteada por Edgar Vázquez Benítez en su libro Historia de Cali en el siglo XX. De esta manera, se hablará del período comprendido entre 1900 y 1929, 1929 a 1947, de 1947 a 1960, 1960 a 1988, 1988 al 2000 y del 2000 al 2010.

1.1.

1900 A 1929: TRÁNSITO A LA MODERNIZACIÓN.

“Comienza el siglo XX -y de qué manera- con la instalación de la maquinaria moderna del Ingenio Manuelita, inaugurada “el primer día del primer mes del primer año del siglo XX”… Como si se hubiese tenido el propósito de hacer de la primera y más vieja de nuestras centrales azucareras, la locomotora que debería arrastrar tras de sí al resto de las agroindustrias de la caña de azúcar e impulsar, en buena parte a través de ellas, a toda la región y a la ciudad por la vías de la modernización”. 4

El desarrollo industrial5de principios de siglo XX que se gestaba a nivel mundial, generó en el Valle del Cauca el incremento de máquinas y fábricas, y con ello el surgimiento de
4

ESCOBAR, Navia Rodrigo. 450 años de solidaridad. Cali 450 años. Fundación grupo 80, 1986. Pág. 50. Cali. En este desarrollo industrial, Estados Unidos cumple un importante papel, pues era el país capital en América, con mayor desarrollo y poderío económico. Pero su producción comenzó a ser tan alta que era superior a la demanda, por lo que se hizo necesario exportar y la mejor salida eran los países atrasados industrialmente. Esta concentración no sólo se realizó por medio de la industria sino también por los bancos, los cuales hacían préstamos a los gobiernos latinoamericanos para que con ellos implementaran su desarrollo.
5

7

nuevas clases sociales como la burguesía agro industrial, es decir, los dueños y patronos de las factorías y con ello surgen los obreros, aquellos que ponen al servicio de la industria su mano de obra.

Este desarrollo industrial generó la idea de modernización en el Valle6 y su implementación en Cali, lo que permitió el avance en medios de producción y comunicación y con ello cambios en la estructura social, política, económica y cultural de Cali. Cambios que eran necesarios para convertir a Cali, una población pequeña y rural, en un proyecto urbano de ciudad capital7 del departamento del Valle.

Cali inició su despegue a partir de la consolidación de un sector social agropecuario y comercial, igualmente con la construcción del Ferrocarril del Pacífico y la extensión de la infraestructura fluvial y luego vial.

“Con la llegada del ferrocarril a Cali (1915), y luego con la extensión de la red férrea a Cartago (1925), Armenia (1926) y Popayán (1926), no solo se interconectaron los poblados del Valle, sino también, los Departamentos de Caldas, Valle y Cauca. Se redujo el tiempo de trasporte y mejoró la seguridad de la carga movilizada… Disminuyeron los costos de trasporte de los artículos de consumo importados y fundamentalmente de los insumos introducidos a Cali cuyo abaratamiento permitió menores precios de los bienes producidos con ellos y/o mayores márgenes de ganancias. Es el caso del cemento importado cuya reducción de costo por transporte redujo el costo de la construcción en un momento en que se aceleraba en Cali la actividad constructora (1925-1929). A partir de 1910 comienza la utilización de la energía eléctrica no sólo para uso doméstico y alumbrado público, sino también, para los procesos productivos.
6

El Valle del Cauca se independiza del Departamento del Cauca y se nombra a Cali como ciudad capital gracias al Decreto 340 del 16 de abril de 1910. 7 Édgar Vásquez en su libro Historia de Cali en Siglo XX, presenta algunos planos estadísticos sobre el crecimiento de la ciudad. Por ejemplo la población de la cabecera municipal en 1910 era de 13.765 a 57.306 en 1928, pero esta estadística varía según la cobertura y consumo de agua la cual en 1922 es de 33.794 a 51.371 en 1928, siendo que la población atendida con el servicio de agua pasa de 13.354 a 38.653, es decir, una cobertura del 39,5% al 75,2% de 1922 a 1928.

8

Desde 1915 se desarrollan los montajes de algunas fábricas con mayores escalas, más intensivas en capital, de mayor productividad y con mejores formas organizativas y de mercadeo. El ritmo de crecimiento de esta industrialización incrementó la demanda de mano de obra asalariada dando lugar a cambios en la estructura social”8.

El aumento industrial trajo consigo el nacimiento de la masa obrera los cuales provenían del campo y otros lugares cercanos o lejanos de Cali. La gran cantidad de inmigrantes ocasionó la ocupación de tierras e invasiones de hacienda, generando así el aumento de la población y con ello la expansión física. Como consecuencia se construyeron nuevos barrios, como el Barrio Obrero que fue creado en junio de 1919. De igual forma se construyeron barrios para la nueva Burguesía o élite local como: Barrio el Peñón, Barrio Granada y Barrio San Fernando. Crecimiento de la ciudad en el periodo comprendido entre 1880 y 19309.

8 9

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 83. Ibib. Pág 139.

9

Cali no sólo crece físicamente, sino también en su infraestructura para convertirse en una ciudad capital. Por ejemplo se crea el periódico con entidad editorial llamado “Correo del Cauca”, también se crea la Sociedad de Mejoras Públicas del Cauca, se presta el servicio de la Biblioteca Centenario, se erige la estatua del Liberador en el Paseo Bolívar, al igual que la de Joaquín de Caycedo y Cuero, entre otras obras que comienzan a fortalecer la imagen de ciudad.

Paralelo a esta expansión urbana y a los primeros desarrollos industriales, durante estas primeras décadas el país vive un sin número de situaciones sociales importantes, como por ejemplo el surgimiento del movimiento de reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas, liderado por Manuel Quintín10 Lame. Este movimiento indigenista pretendía frenar la expansión de las haciendas y el despojo de sus tierras por los grandes terratenientes. De igual manera hay que mencionar a María de los Ángeles Cano, quien fue la primera mujer líder política de nuestro país, comprometida en defender los derechos civiles de la población y los derechos de los trabajadores asalariados, también encabezó la convocatoria y agitación de las huelgas obreras, la difusión de las ideas socialistas y la fundación del Partido Socialista Revolucionario. Para el año de 1928 los trabajadores de la bananera UnitedFriut Co.,11 en la Ciénaga (Magdalena), realizan una huelga por las pésimas condiciones de trabajo, la cual es reprimida de manera violenta por las fuerzas armadas colombianas, quienes abrieron fuego contra un número indeterminado de manifestantes, produciendo la muerte de más de mil personas, hecho que es reconocido con el nombre de “Masacre de las Bananeras”. Esta diversidad de acontecimientos sociales permite ver un complejo movimiento que haría necesario que los artistas de aquel entonces vuelvan su mirada a preocupaciones nacionales y locales.

Sin embargo, teniendo en cuenta las situaciones sociales, culturales, políticas y económicas planteadas, en términos generales, durante las primeras décadas del siglo XX el arte en Colombia continuó con una fuerte influencia académica, clásica y figurativa, donde la principal preocupación de los artistas nacionales era encontrar la perfección del oficio y su tradicionalidad. Esta búsqueda la realizaban a través de temáticas como el
10

Manuel Quintín Lame fue arrestado en 1915 junto con otros seguidores acusados por querer construir una república indígena. 11 LA UnitedFruitCompany era una multinacional estadounidense que se destacó en la producción y el comercio de frutas tropicales (especialmente plátanos y piñas) en plantaciones del Tercer mundo. Tenía muchísimo poder en países centroamericanos ya que, con la colaboración del gobierno estadounidense, ayudaba al derrocamiento del sistema democrático y a la implantación de dictaduras represoras en aquellos países que presentaban hostilidad a su actuación empresarial. (Fragmento extraído de http://es.wikipedia.org/wiki/United_Fruit_Company)

10

retrato, el paisaje, la narración familiar y vernácula, y el asunto histórico y religioso que demostraban el oficio académico y pacífico de aquel entonces12. Durante este tiempo algunos artistas tuvieron la posibilidad de viajar al exterior como por ejemplo Epifanio Garay, Acevedo Bernal, entre otros, quienes buscaban llegar a Europa con la intención de ser cada vez más especializados y civilizados en su oficio, esta influencia se recibe básicamente de Francia, España e Italia, en academias tradicionales, como la Academia de San Fernando de Madrid, la Academia Julien de París o la Academia de San Lucas de Roma. Curiosamente, muchos de los artistas nacionales y latinoamericanos que viajaron a Europa a realizar sus estudios, no se involucraron ni se acercaron al contexto vanguardista o modernista de ese momento, sólo los artistas que habían vivido en el contexto europeo o que se marcharon muy jóvenes al mismo, lograron aprehender los nuevos procesos de las imágenes o los nuevos conceptos. Sería el caso de artistas como Diego Rivera en México, Joaquín Torres-García en Uruguay y Andrés de Santamaría en Colombia.

Con respecto a las manifestaciones culturales o movimientos artísticos en Cali, se puede plantear que la situación es, al menos, incipiente o precaria. Sandro Romero, en su libro Sesenta Años Teatro Municipal de Cali, afirma:

“Hasta comienzo de los años cuarenta no se podía hablar en Cali de algún tipo de tradición continua en materia cultural. Los artistas de la época eran exóticos ejemplos aislados, los cuales representaban un inusitado grupo de bohemios locales, aferrados a mantener, aisladamente, el amor por unas manifestaciones que, muchas veces, no les pertenecían”.13

En cuanto a los espacios para el desarrollo de actividades artísticas y culturales, la situación no era muy diferente, carecía de escenarios adecuados y de la mínima infraestructura cultural.

“…la presentación de actos culturales en Cali, se había realizado en recintos que nunca ofrecieron las comodidades requeridas, y así, desde tiempo de la colonia, se escenificaban en la casa del cabildo o en lugares improvisados, hasta que se construyó el Teatro Borrero, en la carrera 4 con calles 10 y 11, pero un incendio lo
12 13

La clasificación de estos temas se pueden encontrar en el libro de Historia del Arte Colombiano. Tomo 10. ROMERO, Sandro. Sesenta Años Teatro Municipal Cali. Escenarios de Acontecimientos. Cali. 1987. Pág. 26.

11

destruyó unos años después. Así, hubo que utilizar el Circo Granada para ciertos espectáculos como danza”14.

Esto nos da a entender que para esa nueva estructuración de ciudad que se estaba creando, era necesario generar espacios culturales, que aportaran tanto a su imagen estructural como al fortalecimiento cultural. Hay que tener en cuenta que, para el avance de una población, es necesario planear no sólo su crecimiento industrial sino también su desarrollo social y este está ligado a su nivel de educación y alfabetización.

En este orden de ideas, el día 30 de noviembre de 1927 se inaugura el Teatro Municipal con la ópera “El Trovador” de la compañía italiana Bracale. La persona que dirigió la construcción fue Francisco Martínez, mientras que “los arquitectos lo fueron los doctores Rafael Borrero Vergara y Francisco Ospina. José Díaz ejecutó el dorado de los antepechos. Mauricio Ramelli, los frescos del plafond, Francisco Calderón Pérez, las instalaciones eléctricas”15. “Su telón original elaborado por G. Alessandrini de la Casa Peyron de Roma, al igual que los asientos importados de Austria, las cortinas y los artesonados encargados a la casa Henry Lefol de París. En el municipal con su luneta, dos pisos de palcos anfiteatro y galería todo está diseñado para el encantamiento”16

La magnífica construcción del Teatro Municipal, como bien lo dice el texto arriba citado, estaba diseñada para encantar, una clara estrategia visual. El nuevo problema que se planteaba, para la conformación de una actividad cultural y artística sólida y continua, era la ausencia de artistas. La ciudad no contaba con un número significativo y relevante de artistas, así que las presentaciones se daban por grupos que llegaban a Cali, desde diversas latitudes. Mejor dicho, había teatro pero no había espectáculos locales, ni un público suficiente para llenarlo.

En estas primeras décadas del siglo XX, otra interesante actividad artística realizada en la ciudad era el cine. Existían dos empresas dedicadas a la presentación de películas: la empresa Cine Universal y la empresa Cine Olympia que tenía el teatro Olympia (de propiedad de la Compañía Nacional de Cinematógrafo). En 1918 Donato Di Doménico
14 15

Ibib. Pág 56 Ibib. Pág 57 16 http://www.mincultura.gov.co/?idcategoria=18147

12

llega a Cali y en 1921 realiza el mediometraje Tierra Caucana que recoge algunas tomas de los carnavales de la ciudad. Igualmente inaugura en 1927 el Teatro Colombia. Entre 1921 y 1922 es realizado el largometraje María por el fotógrafo español Máximo Calvo con la dirección escénica del actor Alfredo del Diestro. El éxito de María estimuló la creación de empresas cinematográficas como la Colombia Film Company fundada en Cali en 1923. La empresa importó equipos y personal técnico y artístico de Italia, construyó un estudio en la calle 11 con carreras 11y 12 y produjo las películas Suerte y Azar (1925) y Tuya es la Culpa (1926), al igual que el cortometraje Tardes Vallecaucanas (1927).

De esta manera, el crecimiento de la ciudad, en cuanto infraestructura, población, transporte, comunicaciones, comercios y empresas, fue acompañado por un primer desarrollo de una infraestructura cultural, que prepararía el camino para los primeros programas de formación artística, como los de música y pintura en el naciente conservatorio de Cali.

1.2.

1929-1947: EL INICO DE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA.

En 1929 se produce en Estados Unidos, en Wall Street, el crack de la bolsa debido al sobreprecio de los valores que se cotizaban; esto generó la caída de los precios y la descapitalización de la banca, una crisis que afectó al mundo.

“El detonante principal fue, en realidad, la caída de los precios agrícolas del comercio internacional, y las restricciones del crédito. El patrón oro, para el valor de las monedas, dejó de tener sentido, y dejó de ser un sistema capaz de solucionar los problemas. Las economías no dependían ya del oro, sino de la capacidad industrial y de la posibilidad de hacer negocios y ganar dinero”17.

En Colombia se reduce el crédito externo, lo que significa que las ciudades, como Cali, se vean afectadas y con ello el “boom” de la construcción. Como ejemplo mostraré algunas estadísticas: Cali en el año de 1922 tiene 16.172 m² de área construida y pasa en 1928 a 160.454 m². Varias fueron las construcciones con objetivos comerciales y públicos, de recreación y cultura que se realizaron durante este “boom”, se encuentran entonces el Teatro Municipal, el Cuartel del Batallón Pichincha, el Edificio Otero, el Hotel Alférez Real,
17

http://www.pastranec.net/historia/contemporanea/crisisdel29.htm

13

el Teatro Jorge Isaacs, el Palacio Nacional, la Clínica Garcés, el Edificio de la Gobernación, el Club de Tenis, entre otras. Varias de estas edificaciones tuvieron un lento proceso de construcción dado a la crisis. Para 1929 el “boom” de la construcción se desplomó, tanto así que las área construida durante este año, solo fueron 68.939m², lo que significa un decrecimiento del 57.1% y para 1930 sólo llegó a 23.569 m².

La crisis económica afectó, además del renglón de la producción, a toda la economía en general. Así lo describe Vásquez:

“Ante el cierre del crédito externo el gobierno nacional suspendió las obras públicas. En el Valle se paralizó una serie de obras que venía adelantando el Ferrocarril... La empresa de los Ferrocarriles del Pacífico, en su plan de austeridad, licenció cien trabajadores e interrumpió la construcción del Palacio Nacional… El sector público, a nivel del departamento y del municipio y los Ferrocarriles con sede en Cali, generaban una alta proporción de empleo local. De tal manera que las nóminas tenían gran impacto en el desempleo”18.

Mientras que en 1928 se generaban 7.425 empleos, en 1929 bajó a 3.050 y llegó en 1930 sólo a 1.017, situación preocupante, pues como ya sabemos, la población cabecera en 1928 era de 57.306 habitantes. La crisis afectó a la totalidad de la población, detuvo momentáneamente el crecimiento vertiginoso de Cali y seguramente pospuso su desarrollo cultural.

A mediados de los años 30 el país comienza a recuperarse de la crisis económica, lo que permitió de nuevo la activación industrial tanto de empresas locales y nacionales, así como extranjeras, que ampliaron las posibilidades de inversión y producción. Por ejemplo en el Valle del Cauca desde el año de 1934 a 1944 se fundaron unas 101 empresas entre las que se encuentran la fábrica de tejidos “Punto Sport”, “Maizena S.A”, textiles “El Cedro”, “Croydon” y otras de capital extranjero como “GoodYear”, “Squibb”, “Cartón de Colombia” y “Syndney Ross”. La reactivación de la actividad constructora y el difícil proceso de importación, dan paso a la creación de la Empresa Cementos del Valle la cual inicia su proceso de producción en el año de 1941.
18

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 149

14

Dentro del proyecto industrial, generado por el capital nacional y extranjero, era necesario tener mano de obra capacitada, esto lleva a la creación del Instituto Técnico Industrial Antonio José Camacho y posteriormente a la Universidad Industrial del Valle que se crea en el año de 1945.

En este contexto de desarrollo industrial, comercial y urbano, en el mes de noviembre de 1932, por medio del acuerdo del Concejo de Cali, se creó la escuela de música o Conservatorio de Cali como iniciativa del músico vallecaucano Antonio María Valencia, quien con otros compañeros y amigos como Otto de Greiff, Susana López, Elvira Restrepo y Rosalía Cruz, lograron tal misión, a partir de un memorial apoyado por firmas recogidas en la ciudad, solicitando la creación de una escuela de música con un aporte inicial de 150 pesos. El proyecto del Conservatorio tenía varios puntos a sus favor, en primer lugar la ciudad contaba con los teatros Municipal e Isaacs, pero no existían museos, escuelas de arte (música y plástica) y orquesta sinfónica, que crearan una mayor conciencia cultural y artística que apoyara el proyecto de creación y estructuración de Cali como ciudad. Un segundo hecho favorable lo sustentaba Antonio María Valencia, hombre criado en el quehacer musical y quien en su juventud, gracias a sus capacidades musicales, obtiene por medio de la Gobernación del Valle del Cauca, el favor del Gobierno Nacional quien le otorga el subsidio mensual para que pueda cursar sus estudios musicales en el país de su preferencia, en su caso, la Schola Cantorum de París19. Años después, regresa a Colombia e ingresa como inspector general de estudios y profesor de piano en el Conservatorio Nacional de Música. Luego se instala en Cali para ser quien guíe, lidere y estructure el proyecto del Conservatorio.

Es así como, en 1932, comienza en Cali un proyecto que pretende profundizar y educar el componente cultural de la ciudad. En enero de 1933 inicia el funcionamiento del Conservatorio de música, sin embargo poco después, a Antonio María Valencia se le ocurre crear la Escuela Departamental de Bellas Artes que se realiza hacia 1936, cuando ceden un lote municipal para su creación en el barrio Centenario, lugar actual del Instituto.

19

Referencia tomada de Internet. http://usuarios.lycos.es/mincho/biografias/Valencia.htm

15

En 1933, Valencia se encuentra con el pintor Jesús María Espinoza quien llega de París tras haber terminado sus estudios en la Academia Julien, gracias a una beca ofrecida por el gobierno colombiano. Valencia le ofrece a Espinoza un espacio dentro del conservatorio para que realice unas clases, las cuales estuvieron dirigidas hacia el dibujo y la pintura. De este modo se da inicio a lo que será la escuela de Artes Plásticas en el Conservatorio. Tiempo después, Espinoza se encarga de involucrar otros artistas. Fue así como en 1938 se vincula el pintor yugoeslavo Roko Matjasic quien impulsa las clases de color, paisaje y pintura mural. Así mismo, se abrieron los espacios para modelado y escultura bajo la dirección de Gerardo Navia Cifuentes. Para el año de 1939 es inaugurado el edificio donde funcionaria la escuela de música, pintura y escultura, bajo una modalidad de educación no formal. “La escuela de Artes Plásticas acataba la enseñanza académica, haciendo hincapié en la habilidad manual y en la imitación de los modelos. Se acentuaba la formación en las proporciones, la composición y la perspectiva; asimismo, en la importancia de la naturaleza, elaborando bodegones o naturalezas muertas, pero también captando argumentos del natural en salidas de los alumnos con sus profesores a “paisajear”. La figura humana suscitaba un especial interés. Para ello se hacían estudios de rostro y del cuerpo, se practicaba el estudio de la anatomía y como ejercicio culminante se podía dibujar, pintar y modelar desnudos con modelos presenciales.”20

En lo que respecta al contexto nacional, a pesar de las estancias, enseñanzas y directrices de Andrés de Santamaría, quien hizo infructuosos intentos por acercar las artes del país a las tendencias modernistas y vanguardistas europeas, en los primeros dos decenios del siglo XX, el arte en Colombia y su academia, siguieron obedeciendo a una manera conservadora del hacer. Sin embargo, en los años treinta, un grupo de artistas tuvieron como fin la búsqueda de un arte propio sin necesidades de copiar y recrear estilos europeos; entre los pintores se encontraba Pedro Nel Gómez, Luis Alberto Acuña, Ignacio Gómez Jaramillo, Carlos Correa, Gonzalo Arias, y desde la escultura, José Domingo Rodríguez y Rómulo Rozo. Estos artistas conocidos con el nombre de “Los Nuevos” o “Bachués” realizaron sus indagaciones a través del factor lugar, es decir, explorando el medio geográfico y climático, los tipos de ambientes, la cultura y con ello lo étnico e histórico. Un arte con mirada nacionalista que buscaba acercar e involucrar más al pueblo a través de sus trabajos, en los cuales figuraban campesinos, indígenas, situaciones
20

GONZALEZ, Miguel. Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX. 2005. Pág. 25-26.

16

populares, entre otras, que demostraban su fuerte compromiso por estudiar lo que era más cercano a ellos, su tierra, su país. En este interesante proceso, algunos artistas viajaron a México con la intensión de retroalimentar su trabajo en la escuela mexicana, que hacia los años veinte fortalece su trabajo de mural, el cual toma el nombre de “movimiento muralista mexicano21”.

Estas influencias llegarán a Cali cuando años más tarde, el artista Carlos Correa ingresa al Conservatorio y asume en el periodo comprendido entre 1945 y 1950 la Dirección de la Escuela Departamental de Pintura. Así se abre una nueva brecha en el devenir del arte local, que es la introducción del sentido social y político de lo artístico, que coincide con la constitución de la clase proletaria en Cali y la creación de una nueva institución: El Instituto Municipal de Cultura Popular.

1.3.

1947-1960: LA EDUCACIÓN POPULAR

Un año después de la creación de Instituto Municipal de Cultura Popular, el 9 de abril de 1948 fue asesinado el líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, candidato a la Presidencia y uno de los gestores de la creación del Instituto Municipal de Cultura Populary de otras instituciones similares en el país. La muerte de Gaitán, desató por las calles de Bogotá diferentes enfrentamientos entre los partidos liberales y conservadores, entre el Estado y los alzados en armas, lo que dejó un saldo de cerca de 3.000 personas muertas o desaparecidas y más de 146 edificaciones destruidas, dejando la capital devastada. Estos hechos que se desataron con la muerte de Jorge Eliecer Gaitán se conocen como “El Bogotazo”22.

Se habla que a partir de los hechos del 9 de abril se da inicio a la época de La Violencia23, pues la muerte de Gaitán hizo patente la crisis de legitimidad del Estado, se acrecentó la diferencia entre liberales y conservadores, entre ricos y pobres, quienes se enfrentaron en
21

El Muralismo Mexicano hace parte de un proyecto de estado Nacional, inserto en programas de educación dirigidos, en aquel entonces, por el Secretario de Educación Pública, José Vasconcelos Calderón. 22 El fotógrafo Sady González realizó un excelente registro de lo ocurrido el 9 y 10 de abril, que son la prueba que revela la magnitud de los acontecimientos. 23 Algunos artistas entre ellos Alejandro Obregón, Enrique Grau, Alipio Jaramillo y Débora Arango decidieron reflejar a partir de la pintura aquellos fatídicos episodios ocurridos en abril de 1948. “Masacre 10 de abril” de Alejandro Obregón; “El tranvía incendiado” de Enrique Grau; “9 de abril” de Alipio Jaramillo; “Masacre del 9 de abril” de Débora Arango.

17

las ciudades y sobre todo en los campos, lo que provocó un desplazamiento masivo de los campesinos a las urbes de manera desprotegida y miserable. La muerte de Gaitán sólo fue el detonante de un sin número de inconformidades políticas, sociales y económicas que buscaron soluciones a través del levantamiento en armas. Es así como se crean las primeras guerrillas. Los liberales decidieron oponerse al gobierno y reaccionar contra las políticas injustas y los conservadores crearon un grupo armado denominado “los pájaros”. También surgieron grupos de campesinos independientes quienes se defendían frente al terror de los que estaban en el poder. En Cali la muerte de Jorge Eliecer Gaitán se manifestó a través de turbas que hicieron suspender las actividades, pero que a pesar de las diversas manifestaciones y saqueos no se presentó un acto tan caótico como en Bogotá. En el periodo comprendido entre 1944 y 1955 Cali se caracterizaba por la gran cantidad de empresas creadas, entre las cuales comenzaron a funcionar empresas de capital local y nacional como JGB, Frutera Colombiana (Fruco), Maderas Compresadas S.A, Industrias del Valle, entre otras. Este crecimiento industrial daba muestra de una ciudad próspera y apta para la recepción de los inversionistas extranjeros. Para esto era importante obtener un mayor progreso educativo y cultural, mejorar y ampliar la infraestructura vial, al igual que el acueducto y la energía, y las condiciones de salubridad y salud. Este encantador avance produjo una gran ola migratoria conformada en su mayoría por las personas desplazadas por la violencia, que hizo que se crearan invasiones hacia el sur y el occidente como Terrón Colorado y Siloé, lo que provocó una alta tasa de crecimiento demográfico.

En Cali, la población cabecera pasó de 135.552 en 1944 a 347.901 en 1955, es decir, creció el doble en poco más de un década; esto condujo a la creación de nuevos barrios, unos destinados a las clases económicas altas, como los barrios Versalles, Centenario, Juanambú, Santa Mónica, Santa Teresita, Santa Rita, entre otros, y por otro lado la construcción de barrios para las clases populares como la Playa, Caldas, Bretaña, Junín, Belalcázar, El Porvenir, Municipal, Villanueva, etc.

“En este periodo de rápida industrialización (1944-1955) se produjeron varios fenómenos importantes: cambios en la estructura industrial, cambios tecnológicos intensivos en capital que elevaron la productividad del trabajo, aceleración de la inmigración, nueva localización industrial, cambios en la cultura y la mentalidad de la población, intensificación de la invasión de tierras para uso residencial y expansión de la ciudad hacia el oriente. Mientras las inmigraciones regulaban los
18

salarios, la tecnología elevaba la productividad del trabajo. Así, pues, se amplió la tasa de ganancias y se aceleró el ritmo de la acumulación”24.

El desarrollo industrial dio mayores posibilidades de empleo, lo que implicó un crecimiento notable de la masa obrera que en su mayoría eran personas de escasos recursos económicos y bajo nivel educativo25.

En este ambiente de crecimiento industrial, de crecimiento urbano sobre todo con una gran población de desplazados del campo (cultura rural) y la constitución de un proletariado (cultura urbana), el 18 de diciembre de 1947, el Concejo Municipal de Santiago de Cali crea el Instituto Municipal de Cultura Popular, conforme al Acuerdo No. 450 del mismo año. Este instituto estaba “destinado al desarrollo de programas educativos y culturales para la educación cívica, historia patria, geografía para obreros de ambos sexos, con especialidad en urbanidad e higiene. Además de las materias indicadas, el Instituto propenderá al desarrollo de la cultura artística de las clases populares, mediante la ejecución de programas especialmente elaborados para tal fin” 26. El primer Rector de la Institución fue Gabriel Concha Manrique, quien hablaba desde el primer día de la creación del Instituto del “espíritu del pueblo”; “ese espíritu aprendido en las arengas de Gaitán y en el fervor por la Revolución de Octubre”. Como el Instituto era pensado para la clase obrera, se diseñó con un horario nocturno para posibilitar a los trabajadores el hecho de laboral en el día y estudiar en la noche27. En un principio el Instituto Municipal de Cultura no contaba con un lugar físico para su funcionamiento, así que por muchos años las clases se llevaron a cabo en locales prestados que no cumplían con las especificaciones deseadas, “el profesor Luis Aragón Varela28 recuerda cómo los alumnos tenían que movilizar las bancas de aquellas escuelas

24 25

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 191. A manera de ejemplo ilustrativo de este crecimiento, tomemos a una empresa abanderada y líder en Cali durante buena parte del siglo XX, la fábrica de Textiles Tejidos La Garantía, que se constituye en 1915 con 14 obreros, para tener 30 trabajadores en 1918, que aumentan en 1925 a 68 y en 1943 mil empleados y 25 obreros . 26 CASTILLO, César Artúro. El futuro es exigente. 50 años Instituto Popular de Cultura. Ediciones IPC. 1997. Cali 27 Actualmente el Instituto sigue funcionando como educación nocturna. 28 Acuarelista, estudió en Bellas Artes, al lado del maestro yugoslavo RokoMatjyasic. Fue el primer profesor de la escuela de Artes Plásticas del Instituto Popular de Cultura.

19

prestadas para dibujar y pintar y luego, una vez terminada la jornada, volver a poner en orden las aulas improvisadas como talleres de arte”.29

“…Lo cierto es que la cultura popular anda descuidada, relegada, como si pudiera impunemente aplazarse el problema primordial de la nación colombiana…Las dos fallas anotadas –ausencia de una cultura popular y de una cultura con sabor autóctono- se complementan. Menos mal que a veces se hacen intentos renovadores para remediar el problema. Por ejemplo, el Instituto de Cultura Popular de Cali. Obra sorprendente y de proporciones insospechadas ésta, a pesar del recato y del silencio en que viene laborando. Sin mayores apoyos oficiales –sólo cuenta con la ayuda, no lo bastante generosa tal vez, del municipio-, el Instituto de Cultura Popular está realizando una prodigiosa obra cultural en Cali. Los hijos del pueblo encuentran allí un medio para desarrollar sus facultades inéditas. La enseñanza es absolutamente gratuita. Es hermoso ver allí obreros que acaban de salir del taller o de la fábrica, con sus overoles todavía, entregados, con pasión y fe, a la pintura, a la música, al canto, a la escultura. Y se encuentran extraordinarios hallazgos de capacidades a las que sólo faltaba el estímulo y la dirección para manifestarse.”30

A finales de los años cuarenta se produce una transición del campo artístico nacional que dio el surgimiento al arte moderno colombiano. Hasta aquel entonces dos eran los movimientos que llevaban la batuta del movimiento pictórico y escultórico, uno ligado hacia el academicismo y el otro hacia lo que se conoció en América como la generación de americanistas, los cuales buscaban desde lo estético “lo propio y el descredito de lo foráneo – Europa y Estados Unidos- en lo que respecta a las manifestaciones de las vanguardias”31, pues para ellos el arte debe dirigirse a las mayorías rurales y urbanas, campesinos y obreros, a través de sus obras, en las cuales se incorporaban la estructura visual del entorno y utilizaba una iconografía tomada del imaginario o propio contexto. Como referente esta la pintura Naif o el grupo Bachué. Estos movimientos tuvieron una fuerte influencia del muralismo mexicano, pero a diferencia de este, no contaban con el respaldo de un programa político. “El discurso político sobre la nación se conformó sobre la creencia de que la cultura era una sola, la bogotana, basada en elementos morales y de
29 30

CHAVES, Marco Fidel. Pasado, Presente y Futuro del Instituto Popular de Cultura. Cali. 1984. Pág. 20. Ibid. Pág 37-38. Texto expuesto en un segundo editorial del Diario del Pacífico. Este Diario fue fundado en junio de 1925 y circuló hasta el 31 de agosto de 1956. 31 JARAMILLO, Carmen María. Una Mirada a los orígenes del campo de la crítica de arte en Colombia. Artes La Revista. Volumen 4. No. 7. Enero - junio. 2004. Pág. 17.

20

verdad”32. Para el gobierno colombiano dichas manifestaciones artísticas no eran bien vistas, pues estaban apoyadas por ideas socialistas y revolucionarias que iban en contra de su proyecto de identidad civilizada.

El Salón Anual de Artistas33, el cual se inicia en 1940, daba muestra de nuevas creaciones e intereses artísticos, el problema radicaba en que los fallos emitidos eran conservadores, lo que frenaba las propuestas renovadoras. La sociedad vivía una guerra bipartidista que estallaba de manera desbordada y violenta con la muerte de Jorge Eliecer Gaitán. “La situación de emergencia en el orden público (…), así como el desdén de los gobiernos conservadores por cualquier apertura hacia una actitud de vanguardia, suscita la aparición de los primeros brotes de la formulación de una propuesta de arte moderno que entra a dialogar con el arte internacional, y que se genera al margen de los certámenes oficiales”34. Algunos de estos salones fueron el Salón de artistas jóvenes, el Salón de los XXVI en 1948 y el Salón Nacional de arte Moderno en 1949

Estos Salones dejaban ver el interés de los artistas por el arte internacional y las problemáticas formales del momento. Por ejemplo, en 1949 el pintor Marco Ospina ofrece una exposición la cual evidencia el inicio de la pintura abstracta. Después, en 1952, en la Biblioteca Nacional se abre una exposición en la que, en su mayoría, los trabajos expuestos eran abstractos; el crítico Walter Engel expresa: “… una exposición que marca una nueva etapa en la vida artística del país, porque era la primera muestra primordialmente abstracta presentada en Bogotá: cerámicas de Alberto Arboleda y pinturas de Eduardo Ramírez Villamizar”35.Para los años cincuenta fueron varios los artistas abstractos entre ellos: Judith Márquez, Guillermo Silva Santamaría, Armando Villegas, Luis Fernando Robles, Edgar Negret y Guillermo Wiedemann. El trabajo de Wiedemann respondía a una abstracción más lírica y menos conceptual, dado esto a su tradición Alemana “una pintura relacionada con la primera parte de la obra abstracta de Kandinsky en Múnich (donde Wiedemann nació en 1905) y, al mismo tiempo, más fluida

32

LLERAS, Cristina. Arte, Política y Crítica. Politización de la mirada estética. Colombia, 1940 – 1952. Universidad Nacional de Colombia. 2005 33 Es importante mencionar que en 1886 Alberto Urdaneta realizó una gran exposición en Bogotá en el Claustro de San Bartolomé en donde mostró obras de artistas locales con algunas piezas de origen europeo. Esta muestra recibió el nombre de “Primera Exposición Anual de Bellas Artes” y se convirtió en el antecedente más remoto del “Salón Anual de Artistas Colombianos”. 34 JARAMILLO, Carmen María. Una Mirada a los orígenes del campo de la crítica de arte en Colombia. Artes La Revista. Volumen 4. No. 7. Enero - junio. 2004. Pág. 24. 35 Historia del Arte Colombiano. Salvat Editores. 1983. Tomo 10. Pág 1385.

21

por el medio ambiente tropical que por las lecciones formales de Europa”36, mientras que el de Villamizar quien trabajó junto con Marco Ospina, realizaron una abstracción geométrica la cual tuvo un gran desarrollo en París, a donde Villamizar viaja en 1950 por estancia de dos años y conoce la obra de Picasso y Brancusi y todas las manifestaciones abstractas del arte de vanguardia de principios de siglo. Así los considera Carmen María Jaramillo:

“La generación del medio siglo Obregón, Grau, Ramírez, Negret, Cecilia Porras, Judith Márquez, Lucy Tejada, Guillermo Wiedemann, Leopoldo Richter, y otros, busca establecer un intercambio con ese Modernismo que debió permanecer a la sombra durante los años treinta y principios de los cuarenta (…) estos artistas se abren al espíritu de la vanguardia, y en especial a los aportes de la abstracción”37.

Era tal el movimiento que en 1948 el artista Alejandro Obregón junto con Enrique Grau, Marco Ospina, Ignacio Gómez Jaramillo y Julio Abril, forman una especie de golpe de estado a la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, que pese al movimiento artístico del momento, seguían impartiendo la educación ligada al costumbrismo español. Esto lleva a que López de Mesa, rector de aquel entonces de la Universidad Nacional, nombre a Obregón director de la escuela y este inicia con la renovación del currículo.

“El grupo de jóvenes artistas se margina de participar en las dos escuálidas ediciones del Salón Nacional (1950 – 1952) que se llevan a cabo ente 1947 y 1956, quizás por encontrarse en la presidencia de Laureano Gómez, uno de los principales representantes de la mentalidad católica conservadora. Para Gómez, era “la tradición lo que contaba”, y “dentro de la tradición estaba España y en España la monarquía, la contrarreforma y el catolicismo, el clericalismo y el estado confesional, las letras y el arte del Siglo de Oro español y algo de los siglos XVIII y XIX”38

36

Ibib. Pág 1385-86. La influencia del “medio ambiente tropical” en los trabajos de Wiedemann se da al hecho de que al momento de su llegada a Colombia desembarca en Buenaventura y por lo general realiza muchos de sus trabajos en el trópico en ciudades como Melgar, Girardot, Purificación, Saldaña, el litoral pacífico, el Valle del Cauca e incluso Cartagena. 37 JARAMILLO, Carmen María. Una Mirada a los orígenes del campo de la crítica de arte en Colombia. Artes La Revista. Volumen 4. No. 7. Enero - junio. 2004. Pág. 28. 38 Ibib. Pág 30.

22

Los artistas colombianos de este periodo estudiaron con gran atención muchas de las prácticas pictóricas y escultóricas norteamericanas y europeas, como también las latinoamericanas como ejemplo Rufino Tamayo, Vicente Rojo, José Luís Cuevas (en México) y Joaquín Torres-García y la Escuela del Sur (Uruguay y Argentina). Pero es bien sabido que las diferentes manifestaciones artísticas plásticas deben ser mostradas, reconocidas y comercializadas, papel que cumplen tanto los museos, las galerías, revistas, catálogos o libros especializados. Esta gran influencia de los medios artísticos hace que en Colombia se genere el llamado Arte Internacional en el cual se destacan los trabajos desde la escultura y la pintura de artistas como Edgar Negret, Eduardo Ramírez Villamizar, Carlos Rojas, Beatriz González, Omar Rayo, David Manzur, Fernando Botero, Alejandro Obregón, Enrique Grau, entre otros, quienes estuvieron a la vanguardias de las escuelas y estilos presentes tanto en Europa como en Estados Unidos, movimientos que marcaron una fuerte tendencia a mediados del siglo XX, promovidos fuertemente por revistas especializadas en arte, galerías, museos, entre otras. De esta manera los artistas colombianos se vinculan y participan a las corrientes del arte internacional.

En este periodo de cambio en la producción artística colombiana, la crítica cumple un papel importante en la consolidación y validez del arte colombiano en la órbita internacional, además, comienza a consolidarse como una actividad especializada que recurre a argumentos propios del hacer plástico. Este cuerpo crítico estaba conformado por intelectuales colombianos como Luis Vidales, Jorge Gaitán Duran y extranjeros que residen en ese momento en el país como Walter Engel, Casimiro Eiger, Clemente Airó, Juan Friede, quienes se encargan de trascender los comentarios periodísticos, políticos o literarios que se daban hasta ese momento. Marta Traba llegó a Colombia en 1954 con fuertes conocimientos acerca del arte moderno los cuales fueron impulsados en su clase de historia del arte en la Universidad Nacional, su programa de historia emitido por televisión y sus fuertes críticas. Esta nueva idea de arte moderno fue promovida a través del Museo de Arte Moderno de Bogotá, el cual fundó.

Entre los años treinta, cuarenta y cincuenta, algunos artistas llegaron a Cali para estudiar, otros para vivir o trabajar como el caso de Edgar Negret (Popayán), quien realizó sus estudios básicos en la Escuela de Bellas Artes entre 1938 y 1943. También Hernando Tejada y Lucy Tejada (Pereira) quienes llegan a Cali a finales de los años treinta y en la cual realizan varias de sus producciones plásticas que se dieron a conocer de forma destacada en los años cincuenta, época en la que artista brasilera María Teresa Negreiros se establece en la ciudad (1954) y realiza algunas de sus producciones abstractas y expresionistas. Muchos fueron los artistas que iniciaron su carrera a partir de estas
23

décadas de movimiento artístico en la ciudad entre ellos está Omar Rayo, en los cuarenta y Pedro Alcántara quien regresa a Cali de la Escuela de Artes de Roma en 1950.

1.4.

1961 – 1988: CONSOLIDACIÓN DEL IPC Y DE BELLAS ARTES

En el año de 1971 se da la celebración de los VI Juegos Panamericanos, que para su preparación permite que se de mejoramiento en el desarrollo y embellecimiento del espacio público. Es importante anotar que en el año de 1954 se realizaron en Cali los VII Juegos Atléticos Nacionales para los cuales se construyeron las piscinas Olímpicas de San Fernando, también su Gimnasio Olímpico y además se realizó la ampliación del Estadio Pascual Guerrero. La buena organización de los VII Juegos Atléticos Nacionales fue reconocida con la premiación de la “Copa Fearnley 1955”. Este acontecimiento fue de gran importancia pues permitió que la ciudad se acreditara y de esta manera pudiera tener nuevas sedes para otros eventos los años siguientes como por ejemplo el XV Campeonato de Natación y Waterpolo.

En Cali durante los años sesenta, se presentan diversos disturbios uno de estos fue la ola huelguística que se dio por los enfrentamientos obrero-patronales. Igualmente, se da la lucha por la tierra y la vivienda, dado esto al incremento de la invasión de terrenos que suscitaron fuertes enfrentamientos entre las fuerzas del Estado y los invasores. “Ante la presión popular por la tierra y la vivienda, que se intensificó desde la década de los años cincuenta, el Instituto de Crédito Territorial (ICT) adelantó planes de vivienda para clases medias y populares”39. Hay que sumar el masivo movimiento estudiantil, que recurría a varias tendencias de la izquierda, por ejemplo los estudiantes de la Universidad del Valle exigían que se eliminara la injerencia de fundaciones extranjeras en la orientación académica e investigativa. Todo esto bajo un periodo de desaceleración de la economía y la industria local, más no la extranjera que siguió con la creación de empresas como Laboratorios Baxter (1956), Propal (1961), Johnson y Johnson (1962), entre otros, lo que permitió que el descenso en los ritmos de producción y empleo no fueran catastróficos.

Los Juegos Panamericanos fueron parte de un Plan General de Desarrollo que intentaba superar el limitado diseño físico y contemplar a un largo plazo las variables en la infraestructura de la ciudad con respecto a vías y servicios públicos e implementar la
39

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 268.

24

consciencia social a través de unas normas de urbanidad. Así se desprende del texto de Edgar Vásquez:

“En 1969, el gobernador Rodrigo Lloreda, presidente del comité organizador, se entrevistó con el presidente Carlos Lleras Restrepo, para buscar la financiación de los Juegos. El presidente aseguró los recursos a través de la expedición de la Ley 47 del 29 de abril de 1969. Según el gobernador, el enfoque general de problema de la financiación está íntimamente relacionado con la necesidad de hacer cuantiosas inversiones de orden social. La ciudad debía adecuar su infraestructura deportiva pero además, el sistema vial y el ornato de la ciudad”40.

Para el año de 1961 el Concejo de Cali que había creado el Instituto Municipal de Cultura Popular en 1947, lo convierte en el Instituto Popular de Cultura (I.P.C.), mediante el Acuerdo 005 de 1961 el cual establece al Instituto sólo como centro de enseñanza artística.

Artículo 1. Denomínese INSTITUTO POPULAR DE CULTURA, el organismo que hasta la fecha ha venido funcionando como INSTITUTO MUNICIPAL DE CULTURA POPULAR.

Artículo 2. Establécese el Instituto Popular de Cultura para el desarrollo de la educación artística de tipo extensivo, especialmente para las clases populares y con especialidad en artes plásticas (pintura, escultura, cerámica, dibujo comercial), teatro, música, danzas y cantos folklóricos.41

A nivel nacional el arte figurativo recobra fuerza hacia finales de los cincuenta y principio de los sesenta, sin que dejara de existir el expresionismo abstracto lo que genera un carácter híbrido en algunas de las producciones artísticas nacionales como el trabajo de Juan Antonio Roda quien trabaja en sus pintura los nexos entre la realidad pictórica figurativa y la abstracta. Una época además de marcadas ideas políticas como el trabajo del artista Pedro Alcántara Herrán quien expone en sus pinturas implicaciones sociales, políticas e históricas, influenciado por los pensamientos de la Revolución Cubana.

40 41

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 280 Ibib. Pág. 61.

25

Esta nueva década trae consigo influencias del arte moderno europeo y norteamericano, que da paso al surgimiento del ya mencionado “arte internacional” dado esto al interés y la necesidad de los artistas del momento en renovar los terrenos formales y conceptuales de la creación artística (pintura y escultura) con propuestas que no pretendían reflejar las vanguardias europeas y norteamericanas, sino generar planteamientos propios del arte moderno. Esto lo realizaron a través de un arte que no pretendía ser nacionalista pero si realista, muchas de las propuestas se concentraron en aspectos sociales y políticos, influenciadas sobre todo por la violencia política (violencia bipartidista entre liberales y conservadores) que desde los años cuarenta padecía el pueblo colombiano.

Marta Traba en su libro Historia Abierta del Arte Colombiano habla acerca de la década del sesenta y se refiere a ella como la década de la post-violencia y explica que este término no da por enterrado el fenómeno de la violencia sino que lo exhuma para, luego de hacerle la autopsia, diagnosticar las causas de su muerte. “Es la década en que ya se habla y escribe sobre la violencia con cierta perspectiva; y que la violencia esporádica se proyecta en el horrendo abismo de la violencia general; cuando la violencia se comenta y se reflexiona, y se alcanza a comprender entonces su verdadera identidad”42.

Durante la época se consolidan los trabajos en escultura, que fue en su mayoría abstracta, de Edgar Negret, Eduardo Ramírez Villamizar, Carlos Rojasy se evidencia el trabajo de Felisa Burzstyn43 y Bernardo Salcedo. En pintura se encuentran los trabajos de Omar Rayo, Carlos Rojas, Fanny Sanín, Armando Villegas, Manuel Hernández, Antonio Grass, David Manzur, Fernando Botero, Enrique Grau. El importante papel que cumplió el Museo de Arte Moderno de Bogotá el cual realizó cursos, conferencias y exposiciones entre las cuales se dio a conocer el trabajo de Beatriz González, Luis Caballero y Santiago Cárdenas, hacia finales de la década de los sesenta, años en los que inicia su carrera el artista Antonio Caro.

En los setenta se continúa desarrollando del trabajo que venía realizándose en los años sesenta y de esta manera evidenciar muchas de las problemática que surgieron en aquel entonces, pero al mismo tiempo genera el crecimiento de una generación de artistas que

42

Este fragmento fue encontrado en el libro “Pasado, Presente y Futuro del Instituto Popular de Cultura, en la página 68. 43 Llega a la escena artística colombiana en 1962, realizando esculturas a partir de chatarra manifestando un sentido de irreverencia y de libertad creativa muy estimulante para el momento.

26

explora y crea desde una concepción más contemporánea del arte, es decir, desde las corrientes o movimientos a nivel mundial más avanzados.

La escultura siguió su camino de la abstracción utilizando otros tipos de materiales como madera, chatarra o materiales catalogados como desperdicios y efímeros o en proceso de deterioro; se destacó el trabajo de John Castles y Ramiro Gómez. En pintura nuevos artistas se enfrentaron al arte no figurativo como Samuel Montealegre, Manolo Vellojín, Ana Mercedes Hoyos, Álvaro Marín, Margarita Gutiérrez; otros artistas realizaron un trabajo figurativo como Antonio Barrera, María Cristina Cortés, Cecilia Delgado y artistas de objetos varios como Diego Mazuera, Francisco Rocca, Mónica Meira, Juan Cárdenas, Gregorio Cuartas, María de la Paz Jaramillo, Ever Astudillo, Oscar Muñoz, entre otros.

Fue importante en los setentas la aparición de revistas especializadas en arte como fueron “Revista de Arte y Arquitectura en América Látina” dirigida por Alberto Sierra, “Sobre Arte” dirigida por los artistas Carlos Echeverri y Beatriz Jaramillo, y “Arte en Colombia” que en ese momento fue dirigida por Celia de Bribragher.

En esta década también se generan los principios del arte conceptual que venía ya dando sus primeros pasos a finales de los sesenta donde su mayor precursor es Antonio Caro, Luis Camnitzer expresa:

"Caro seguramente encaja en la corriente artística que desde 1960 se ha categorizado como conceptualismo. Pero también encaja en algo más vasto y culturalmente más importante. Caro se manifiesta en una forma muy particular de guerrilla visual. Cuidadosamente apunta para errarle a los blancos de tiro definidos y amados por la estructura de poder artística, del mismo modo que su voluntad de localismo es difícil de exportar."44

Movimiento que también influenció al artista Miguel Ángel Rojas45 quien participó en el momento de mayor interés por el movimiento conceptual a finales de la década de los setenta y principio de los ochenta.

44 45

http://www.lablaa.org/blaavirtual/todaslasartes/dibujo/dibujo9.htm#veinteuno Quien con Darío Morales, Alfredo Guerrero y Mariana Varela realizaron aproximaciones al realismo fotográfico.

27

En este acontecer artístico fueron importantes los eventos de las “Bienales”, que se realizaron en la ciudad de Cali y Medellín46, siendo la primera especializada en artes gráficas. Germán Rubiano Caballero dice:

“No deja de ser llamativo que Medellín tuvo el grupo más sólido de escultores, todos con formación en arquitectura (John Castles, Germán Botero, Alberto Uribe y RonnyVayda); Cali el conjunto más destacado de fotógrafos y cineastas (GertjanBartelsman, Fernell Franco, Carlos Mayolo, Luis Ospina, etc.) y Barranquilla muchos artistas 'avantgarde', siempre estimulados por Alvaro Barrios, dibujante experimental y artista conceptual”.

Estas manifestaciones artísticas fueron tan importantes que en 1973 el Museo de Arte Moderno de Bogotá realizó la muestra “Barranquilla, Cali, Medellín” que demostró como el arte nacional comenzaba a descentralizarse, lo que desembocó en una crítica al Salón Nacional ya que se había limitado a los artistas y jóvenes artistas de la capital y además provocó que en 1978 el proyecto Salón Nacional fuera evaluado. Esta exposición descentralizada pone en evidencia una nueva generación que, permiten señalar rasgos comunes, proponiendo en “proceso de experimentación y novedad, unida al creciente interés por el análisis de las condiciones sociales y culturales en las cuales se despliega la obra de arte. Inclusive se percibe que esa vitalidad difusa es mucho más significativa que la realización más o menos esporádica de los grandes eventos expositivos de los años anteriores”47.

En 1972 se crea el colectivo “Taller 4 Rojo”, integrado por los artistas Nirma Zárate, Diego Arango, Carlos Granada, Jorge Mora y más tarde se uniría Fabio Rodríguez. Grupo que realizó un trabajo diverso, entre ellos estaba la escuela de grabado, la revista “Alternativa” y la realización de serigrafías que evidenciaban su carácter político y crítico.

“Se escogían de manera colegiada temas sociales o hechos trascendentales que, de alguna manera, tenían un impacto en las estructuras socio-culturales y políticas del
46

La III Bienal de Arte de Medellín (1972) conocida como “La Bienal Educativa” realizó una división de cuatro secciones con el objetivo de que el público tuviera una mayor comprensión de la exposición. Las cuatro divisiones fueron: Arte Figurativo, Arte no figurativo o Abstracto, Arte Tecnológico y Científico, y Arte de Ideas. 47 FERNANDEZ, Carlos Arturo. Arte en Colombia 1981-2006. Universidad de Antioquia. Medellín 2007.

28

país. Las obras eran de carácter testimonial, y como tal, se daba curso a proyectos que tenían lugar más allá de los espacios institucionales del arte: se desarrollaron trabajos educativos y de organización gremial relacionados con la comunicación masiva, tales como afiches, pasacalles, pancartas para campesinos, indígenas y trabajadores. Para desplegar todas esas actividades desarrollamos estrategias interdisciplinarias. Recurrimos a investigaciones y estudios sociológicos, antropológicos, psicológicos y estéticos…Nos asociamos con grupos de teatro y de títeres, cineastas, médicos, historiadores, arquitectos, abogados, sociólogos, campesinos, indígenas y trabajadores; unidos todos bajo el concepto de investigar y conocer de primera mano la realidad colombiana y mundial”48.

En el contexto caleño se crean en los años sesenta los Festivales de Arte como idea inicial de Fanny Mickey, los cuales reunían varias manifestaciones artísticas como danza, teatro, artes plásticas, cine, fotografía y literatura, apoyados por talleres y seminarios. El objetivo de estos festivales era el de fomentar las diversas manifestaciones artísticas en la ciudad. “Este certamen anual fue organizado por la Escuela de Bellas Artes - con el propósito -de formar una imagen de la ciudad apropiada para el turismo y la inversión de capitales”49. Este festival fue acogido en 1986 por Proartes quien se encargó a partir de la fecha de su organización y en 1987 el festival logró su consolidación.

Miguel González en su libro “Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX”, menciona que un gran movimiento de exposiciones se realizaron en esta época los cuales fueron realizados en el Instituto de Bellas Artes, entre ellas están: Muestra del artista ecuatoriano Guayasamín (46 obras de su producción)(1962);Primer Salón Gran Colombiano de Pintura (participan artistas ecuatorianos, panameños, venezolanos y colombianos) (1963); Salón de Pintura y Escultura, al igual que la exhibición titulada “Dos mil años de Pintura China” (1964); Primer Salón Panamericano de Pintura (1965);Primer y Segundo Salón Bolivariano de Pintura (1966 –1967);Muestra del escultor nipobrasilero Yutaka Toyota (1970); Festival de Vanguardia realizado por el grupo de nadaistas50 (entre el año de 1964 y 1966).
48 49

http://www.museoarteeroticoamericano.com/giangranditallercuatrorojo.html CASTILLO, Cesar Arturo. El Arte y la Sociedad en la historia de Cali. Universidad del Valle. 1994 50 El Nadaismo surge a finales de los años 50’s e inicios de los 60’s en Medellín, a través del Manifiesto Nadaístaescrito por Gonzalo Arango. Este movimiento integró a escritores de toda índole (poetas, críticos, etc.) y a personas de diversas manifestaciones artísticas como el teatro, el cine y las artes plásticas. El Nadaísmo es el movimiento o la tendencia filosófica, social y cultural a favor de la “Nada”. La aspiración del nadaísmo era desacreditar el orden instaurado en aquella época y movilizar los estados pasivos de la sociedad y la cultura.

29

Para el año de 1968 fue inaugurado el Museo de Arte Moderno la Tertulia como resultado de una organización cultural que venía funcionando desde 1956 e inicia con el Salón Austral Colombiano de Pintura y en 1969 organizó el Salón de las Américas.

“En estos salones se pudieron ver las obras de los más connotados artistas latinoamericanos, que renovaron la visión de las artes visuales: el expresionismo figurativo y el abstracto, los trabajos ópticos y cinéticos, la abstracción y el informalismo. La academia que se practicaba en los recintos de pronto fue conmocionada por estos eventos internacionales que cuestionaban las definiciones y que necesariamente generaban preguntas con respecto a la determinación del arte y las condiciones de los artistas”.51

Dentro de este auge cultural de la Cali, en 1971 se abre Ciudad Solar, un espacio abierto a diversos lenguajes del arte entre ellas la producción plástica, la fotografía y el cine. El abrió espacios de exposición52 y galería, taller de fotografía, cine club y realizó el proyecto de la filmación “Angelita y Miguel Ángel”, una película de Andrés Caicedo. En esta misma época se reactiva la producción de cine, en los cuales se destaca el trabajo de Carlos Mayolo y Luis Ospina quienes realizan el documental “Oiga-vea”, a partir de los Juegos Panamericanos, de los cuales también Diego León Giraldo realizó un documental el cual tituló “Cali; Ciudad de América”. Las dos producciones con intensiones diferentes, el primero desde la crítica, el segundo desde la exaltación de la ciudad. Fueron cortos, medios y largometrajes realizados en la década de los setentas y ochentas como son “Agarrando Pueblo”, “Asunción” y “Rodilla Negra” de Mayolo. Para 1981, Luis Ospina produce “Pura Sangre” y en 1983 Mayolo realiza “Carne de tu Carne” y dirige “La Mansión de la Araucaima”, tiempo después, en 1985 hace el mediometraje “Aquel 19” que trata el tema del futbol y “Cali, cálido calidoscopio”, un documental sobre el tono rumbero de la ciudad. Pascual Guerrero por su lado trabajó en el largometraje “El Lado Oscuro del Nevado” y “Tacones”. Para este auge cinéfilo fue importante el papel que cumplieron los cineclubes en la llamada época dorada del cine en Cali o “Caliwood”, como en su momento se tituló a este auge fílmico.

51

GONZÁLEZ. Miguel. Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX. Secretaría de Cultura y Turismo de Cali. 2005. Pág. 34-35. 52 Tanto el artista Oscar Muñoz como el fotógrafo Fernell Franco realizaron sus primeras muestras o exhibiciones en Ciudad Solar.

30

En la galería de arte de Ciudad Solar se “exhibieron trabajos de Negret, Beatriz González, Feliza Bursztyn, Carlos Rojas, Santiago Cárdenas, Álvaro barrios, Juan Antonio Roda, Pedro Alcántara, Hernando Tejada”53. En este gran boom expositivo también participó la Galería del Club de Ejecutivos en la que se realizaron muestras de artistas colombianos y latinoamericanos. El fotógrafo Fernell Franco realiza su primera exposición en Ciudad Solar con la serie Prostitutas, un trabajo documental que surge de la investigación sobre la prostitución en Buenaventura. Oscar Muñoz fue otro artista que realizó su primera exposición en Ciudad Solar y participó en la III Bienal de Artes Gráficas. Tiempo también en que el artista Ever Astudillo realiza sus dibujos urbanos a lápiz, de barrios y calles y con ello la vida que estos contenían, vendedores, jóvenes, niños; una especie de documento o retrato del momento. María de la Paz Jaramillo (Manizales) después de haber culminado sus estudios en la Universidad de los Andes y haber participado en varios Salones Nacionales, llega a Cali en el año de 1976 y realiza su serie de la salsa, pinturas llenas de color y humor sarcástico algo a lo que ella denomino “una especie de kitsch latino americano”, las cuales retrataban la Cali rumbera y fiestera, con sitios como el Honka Monka, el Séptimo Cielo, El Escondite, El Abuelo Pachanguero, entre otros y como no el hasta ahora reconocidísimo Juanchito.

Durante la década de los setenta se realizan las Bienales de Artes Gráficas, organizadas por el Museo de Arte Moderno la Tertulia, con el ánimo de estimular e impulsar la creación gráfica, también para mostrar que tipo de tendencias se manifestaban en aquel entonces y con ello tener unas muestras que introducían inquietudes hacia el tema gráfico y su producción, esto apoyado con las diversas conferencias públicas o de prensa que realizaron los jurados. Estas Bienales permitieron que el Museo de la Tertulia realizara una colección de grabado de artistas nacionales y latinoamericanos. La primera Bienal de Artes Gráficas se realizó en 1971, la segunda en 1973, la tercera en 1976, mientras que la cuarta y la quinta se realizaron en 1981 y 1986 respectivamente.

Como consecuencia de las Bienales, en el Instituto Departamental de Bellas Artes, “los programas se incrementaron… Se sumó el dibujo publicitario que dio origen después al departamento de diseño gráfico. Igualmente, se institucionalizaron las clases de técnicas gráficas como la serigrafía y el grabado en metal, madera y linóleo.”54

53

GONZÁLEZ. Miguel. Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX. Secretaría de Cultura y Turismo de Cali. 2005. Pág. 53. 54 Ibib. Pág. 53.

31

Esta activación cultural permitió que en la década de los ochenta se estructurara el Plan de Estudios de Artes Plásticas en el Instituto Departamental de Bellas Artes tomando como base, en principio, modelos norteamericanos vanguardistas. Además se construye el Plan de Estudios de Diseño Gráfico, como respuesta a un movimiento gráfico (Bienales de Artes Gráficas) del momento. Esta gran estructuración de la escuela de artes permite que a finales de los ochentas se estructure un modelo curricular, que conforme a la Resolución No. 1419 dada por el Instituto Colombiano de Fomento para la Educación Superior (ICFES), fuera aprobado (15 de junio de 1988). De esta manera se formaliza la educación profesional en Bellas Artes otorgando el título Maestro en Artes Plásticas y Diseño Gráfico a quienes cursen y aprueben todo el pensum académico en los dos programas.

Mientras que Bellas Artes pasaba por un muy buen momento con todo el movimiento artístico de los años setenta y ochenta en Cali, el Instituto Popular de Cultura pasaba por una fuerte crisis enmarcada, como dice Marco Fidel Chávez:

“… dentro de la crisis general de la cultura en el cuatrienio del doctor Turbay Ayala55 cuando el Presidente entra en conflicto con personas que, en el terreno de la cultura, tiene prestigio nacional e internacional. Existe una animadversión franca contra los trabajadores de la cultura sospechosos de actividades subversivas. El poeta, el artista, el escritor, el pintor y el hombre de teatro frente a la escalada terrorista contra la cultura desatada desde la Presidencia, para congraciarse con un ejército que veía “subversivos” por todas partes, emprendía la vía de la “sobrepolitización”.”56

Esto origino el cierre temporal de la escuela de Artes Plásticas del Instituto Popular de Cultura. Sobre esta situación no hay mucha información, salvo que Marco Fidel Chávez, afirma que este cierre posibilitó la revisión de la estructuración de las escuelas y sus materias, pero no se hablan de estos cambios y sus consecuencias en la educación.

55

Durante el periodo de su presidencia, Julio Cesar Turbay realizó el Estatuto de Segurida con el objetivo de contrarrestar la actividad subversiva y del narcotráfico, estatuto que recibió muchas críticas y fue bastante polémico pues se dieron varías violaciones de los derechos humanos y el exilio de numerosos intelectuales entre ellos Gabriel García Márquez. 56 CHAVEZ, Marco Fidel. Pasado, Presente y Futuro del Instituto Popular de Cultura. Secretaria de Educación, Recreación y Cultura del Municipio de Cali. 1984. Pág 100.

32

1.5.

1988 -2000. AMPLIACIÓN DEL LENGUAJE PLÁSTICO.

En los setenta el boom de la salsa en Cali marcaría tanto el concepto de la ciudad como su estructura y cultura. Esto se da por el crecimiento de la rumba en los barrios populares que generan la creación de grilles, bailaderos y discotecas. Este boom rumbero llega a su época dorada en los años ochenta donde una gran cantidad de artistas de la salsa son invitados a dar conciertos en la ciudad, una ciudad que en ese momento se mostraba ostentosa y llena de derroche muy de la mano con el auge del narcotráfico.

Al igual que la salsa, el mundo del arte se vio igualmente beneficiado por el narcotráfico pues movilizó su comercio, logrando un incremento en la creación de galerías y con ello la demanda de compra y venta de arte. Pero este derroche, por así decirlo, de amplitud monetaria llegó a su fin en los años noventa cuando se incrementa la persecución del narcotráfico y en 1995 capturan a los hermanos Rodríguez Orejuelas los “patrones” del cartel de Cali, creado en la década del setenta.

Los narcotraficantes pasaron de ser unos delincuentes a unos magnates de la sociedad colombiana, convirtiéndose en dueños de varias empresas y bancos, pero con ello también creció la violencia57, las bombas, los sicarios y la descomposición social, pues habían creado una cultura de dinero fácil, una situación que golpeó y golpea aun fuertemente la sociedad. La adquisición de arte de los narcos trajo consigo algunas circunstancias no muy positivas. El movimiento de adquisición de arte por los narcotraficantes funcionó de varias formas, una de ellas fue comprar obras por nombre de artistas. Este gusto por algunas formas de arte hizo que varios artistas del momento crearan cuadros que satisfacían aquellas demandas estéticas narco, tanto así que estudiantes de primeros semestres ya vendían pinturas; esto ocasionó, de alguna manera, un retroceso en la concepción artística social pues se estaba creando una estética de gusto por el arte que se alejaba de los verdaderos intereses del arte y sus nuevas formas, pero al mismo tiempo el narcotráfico estaba creando un tipo de estética ostentosa en la ciudad que daba muestra de su gran poderío económico y social.

57

Entre muchos de los asesinatos que realizaron, el narcotráfico es el implicado más directo de la muerte de Luis Carlos Galán en 1989, quien se lanzó a la candidatura Presidencial de 1990, representando al partido Liberal.

33

“El narcotráfico alentó el despliegue de la sociedad de consumo: los autos modernos con vidrios polarizados, las poderosas camionetas, las veloces motos rodando por las calles de Cali se convirtieron en amenazas. Las lujosas residencias, la ostentosa ornamentación, el suntuoso amoblamiento pusieron al orden del día una nueva estética kitsch. Las “niñas-barbie” son sus ceñidos y brillantes vestidos y los jóvenes rudos y violentos sin normas distintas a su propia ley, completaron el marco de la corrupción”58.

Durante los años ochenta acontecieron hechos dolorosos. Uno de ellos fue el genocidio del movimiento político Unión Patriótica, el cual en principio se originó a partir de la idea de que la guerrilla pudiera institucionalizarse como un partido, de esta manera participar de las decisiones políticas del país, una posibilidad para dejar de ser un movimiento insurgente. Pero muchas de las personas pertenecientes a este grupo fueron perseguida y asesinadas59. Además, en 1989 es asesinado Luis Carlos Galán, candidato a la presidencia de la república por el partido liberal.

Una época en la cual los grupos paramilitares60 se fortalecieron y se da la toma del Palacio del Justicia por el grupo M-1961 en 1985. A partir de este número de hechos el presidente Virgilio Barco Vargas comienzan a hacer negociaciones de paz insistiendo en crear una Asamblea Nacional Constituyente para modificar la constitución y con ello permitir que se crearan otros partidos políticos diferentes a los tradicionales. Estas negociaciones permiten que en 1990 el movimiento M-19 realice la entrega de armas y se desmovilice para convertirse en el grupo político Alianza Democrática M-19. También fue la época de la incursión de las bombas y el terrorismo, que afectó la producción artística colombiana62, ya que fueron varios los artistas que trabajaron por medio de su expresión plásticas estas situaciones violentas que afrontaba el país y sus habitantes. Esto pude verse ejemplificado en diversos trabajos del momento como la pintura “El Palacio de Justicia” de Ethel Gilmour, la instalación “En memoria” de Enrique Jaramillo o los collage

58 59

VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Cali. 2001. Pág. 311. Ver documental “Memoria de los Silenciados: El Baile Rojo”. Yesid Campos. Colombia. 2003. 60 Los paramilitares se crearon en los años setenta con el objetivo de combatir a los grupos armados de la extrema izquierda. 61 Movimiento revolucionario que nació a partir del “fraude” electoral de las elecciones presidenciales del 19 de abril de 1970. El M-19 acusaba al sistema de haberle robado las elecciones al general Rojas Pinilla. 62 Beatriz González expresa en la entrevista que le hace el grupo El Vicio Producciones para su propuesta documental “Plástica”, que su trabajo se había dividido en dos, antes y después de la toma del Palacio de Justicia.

34

de Álvaro Barrios “Examen” y “Despertar” (1995) y la instalación de Doris Salcedo “Sin título” de 1990, entre otros.

En Cali, realizan sus estudios en Bellas Artes o pasan por ella, algunos personajes, que actualmente realizan su carrera como artistas, escritores o investigadores. Una carrera que comenzó desde los años ochenta entre ellos están Rosemberg Sandoval, quien ha realizado un trabajo muy importante desde el performance utilizando materiales “polémicos” como semen, sangre, partes de cadáveres, orines, huesos, vísceras, entre otra, materiales que guardan una estrecha relación con la acción. José Horacio Martínez quien comienza su carrera expositiva a finales de los ochenta y quien hasta el momento busca en el hacer bidimensional su expresión e investigación plástica. Cristina Llano quien después de haber incursionado en otras profesiones descubre que la pintura en su pasión y en ellas expresa temáticas ligadas con el erotismo, pero también lo violento y la muerte. Pablo Van Wong quien ha realizado un interesante trabajo desde la escultura partiendo del minucioso conocimiento que hay que tener sobre el material a utilizar. En 1990 llega Elias Heim y hacia mediados de los noventa se vinculan Juan Mejía y Wilson Díaz y para 1998 Bernardo Ortiz. Una generación, que en su mayoría se encuentra vinculada actualmente con las escuelas de artes plásticas y visuales de la ciudad y el país.

El apogeo del conceptualismo permitió abrir distintos modos de procedimiento artístico63 como el performance y las instalaciones64, al igual que el land art, arte povera, video65, entre otras, que permitieron ampliar el modo de expresión de las ideas a través del arte, las cuales se manifestaron en diversas exposiciones organizadas por Alvaro Barrios66, el
63

Algunos de estos movimientos de los años ochentas que comenzaron a ser definidos en términos como trans-vanguardia o neo expresionismo. 64 Dos de los artistas que incursionan en el ámbito del performance y las instalaciones que surgen en la década de los ochenta fueron María Teresa Hincapié y José Alejandro Restrepo, dos artistas que seguirán con su carrera artística desempeñando un importante papel en el desarrollo del arte nacional. 65 El video arte en Colombia comienza sus verdaderos pasos en los años ochenta, hay que recordar que sólo hasta la década de los cincuentas es que llega la televisión a nuestro país. En el año e 1976 el Centro Colombo Americano de Bogotá realiza una exposición titulada “Video arte” que comprendía la obra de artistas como Bruce Nauman, JhonBaldessari, Bill Viola, Nam June Paik, entre otros, exposición que había venía de la XIII Bienal de São Pablo. En las Bienales de Arte de Medellín también se recibieron algunas obras del video arte de artistas extranjeros. En 1978 el Salón Atenas organizada por el Museo de Arte Moderno de Bogotá se incluyeron dos trabajos en video, “In-pulso” de Sandra Isabel Llano y “Autorretrato” de Rodrigo Castaño. El camino del video arte se fue construyendo lentamente en la década de los ochenta hasta que en 1985 la Fundación Para las Artes Avanzadas realiza una convocatoria de videoarte colombiano y en 1986 se realiza en Medellín la I Bienal Internacional de video-arte MAMM organizada por el Museo de Arte Moderno. De esta manera se fue expandiendo la realización del videoarte en Colombia. http://bitio.net/vac/contenido/historia/aproximacion.html 66 Artista conceptual, dibujante y grabador, nacido en Cartagena, el 27 de octubre de 1945.

35

coloquio “Arte no Objetual y de Arte Urbano”, y la IV Bienal de Arte de Medellín (1981) la cual mostró una multiplicidad y variedad de trabajaos expuestos. Según Carlos Arturo Fernández en su libro “Arte en Colombia 1981-2006” dice que en aquella Bienal se exhibieron obras que se apartaban de los modelos o los intereses de las vanguardias artísticas, representando de esta manera un rechazo a los esquemas hegemónicos del arte internacional. Desafortunadamente muchos de los artistas que realizaron obras para esta década no siguieron en la escena artística del país.

Los años ochenta dejan grandes reflexiones acerca de la producción escultórica y pictórica, que se retoma en los años noventa, un auge de explosión de medios, técnicas y formatos, que parecen desbocarse y al mismo tiempo interpretarse de manera más consciente en el hacer artístico colombiano. Instalaciones, performance, video arte, arte con la tierra, fueron algunos de los medios que utilizaron los artistas de la época para expresar y comunicar sus ideas más ya no tanto sus habilidades técnicas; un legado del arte conceptual, que venía desarrollándose desde finales de los años sesentas y que fue atrapando el interés de los artistas y con ellos el de la producción artística colombiana.

Algunos de los artistas que realizaron producciones tridimensionales en los años noventa fueron Consuelo Gómez, Nadín Ospina, Beatriz Ángel, Cristóbal Castro, Doris Salcedo, María Fernanda Cardoso; artistas que realizan sus propuesta utilizando diversos tipos de materiales como maderas, fragmentos de máquinas, desechos industriales, resinas, poliéster, materiales orgánicos o naturales, mármol, hierro, muebles usados, animales disecados, entre otros, que dan muestra de la diversidad de superficies u objetos sobre o con los que se puede producir arte y de esta manera dar nuevos significados.

La realización de pintura abstracta se expuso a través de algunos artistas como Santiago Uribe Holguín, Marta Combariza, Luis Fernando Zapata, Jaime Franco, Camilo Velázquez, Teresa Sánchez, Luis Fernando Roldán, Jaime Iregui, Danilo Dueñas, Carlos Salas, León Trujillo, Carlos Torres, Armin Troger, trabajos realizados desde la investigación de superficies e intenciones espaciales. Con respecto a la creación bidimensional figurativa, Germán Rubiano Caballero expresa que esta producción estuvo más ligada a la evolución que venía trabajándose desde las producciones de Botero, Beatriz González, Miguel Ángel Rojas y Santiago Cárdenas que a las inclinaciones de las últimas modas internacionales. Algunos de los artistas que trabajaron esta vertiente fueron Carlos E. Serrano, Diego Mazuera, Lorenzo Jaramillo, Víctor Laignelet, Luis Luna, Raúl Cristancho, Ofelia Rodríguez y Carlos Salazar, artistas que trabajaron a partir de preocupaciones sobre las realidades
36

caóticas o problemáticas de la vida, pero también sobre las creaciones culturales y existenciales.

El arte conceptual de la época busco a través de diversos medios comentar y analizar la realidad sobre todo política del país y del mundo del arte. Preguntas acerca del papel del museo, del papel del arte, del artista y del público, llevaron a planteamientos acerca de la comunicación artística y cómo los entes anteriormente mencionados participan en ella, tratando de destruir las ideas preconcebidas acerca de los que es y de lo que no es arte, dejando una brecha abierta a la interpretación. Al respecto, Carlos Arturo Fernández manifiesta: “La historia del arte latinoamericano y colombiano estuvo marcada por la discusión acerca de la posibilidad de manifestar los propios procesos culturales aprovechando las formas y desarrollos de las vanguardias, en un lenguaje que pudiera llegar a todos”.67

En esta búsqueda de significados también se piensa en el público y como se genera el acto comunicativo entre artista-obra-espectador, de esta manera se dan cuenta que las personas pueden hacer una lectura de lo que observan. Esto permitió reflexionar sobre la importancia de la participación del público o espectador en las diferentes manifestaciones artísticas, lo que hace que se piense en nuevos espacios de interacción, con la necesidad de descentralizar el arte (museos y galerías) y ampliar la participación a nuevos públicos. A partir de esto se generan proyectos como la Bienal de Venecia (1994) la cual se realiza en el barrio Venecia en Bogotá, “las obras se realizan con los recursos que ofrece el barrio y a las experiencias de los artistas en el barrio”.68 También el proyecto “Ciudad Kennedy, memoria y realidad”, “Museo de la calle” del colectivo Cambalache, entre otros.

Otro aspecto importante de la década es la creación de colectivos, aunque ya se había visto este tipo de necesidad de agrupaciones en los años setenta influenciados por las ideas políticas socialistas que movilizaron la producción plásticas69, el teatro y la literatura. Varios motivos incentivaron la creación de colectivos en los noventa uno es que en ese “buscar diversas formas” encuentran que es sustancioso el trabajo grupal, pues como dice el dicho “dos cabezas piensan más que una”; cabezas con diferentes referentes, preocupaciones, prácticas, conocimientos, entre otras, que hacen posible el surgimientos
67

FERNANDEZ, Carlos Arturo. Arte en Colombia, 1981-2006. Universidad de Antioquia. Medellín. 2007. Pág 13. 68 Palabras de Franklin Aguirre en entrevista de El Vicio Producciones para “Plástica Colombiana: Arte Contemporáneo en Colombia”. 69 Un fuerte exponente es la agrupación Taller 4 Rojo.

37

del trabajo interdisciplinar, que se convierte en una ficha importante tanto en la creación de saberes como en la investigación y producción artística. Un segundo motivo es el cuestionamiento de los circuitos dominantes en la esfera artística que tienden a sectorizar los espacios expositivos, por lo que surge la necesidad de agremiación para la búsqueda y creación de nuevo y distintos espacios. La crisis económica participa también en la formación de estos colectivos, pues en los noventa, debido a la caída del narcotráfico se vio afectada la economía nacional y con ello el furor de venta de arte, lo que ocasionó el cierre de varias galerías y lugares expositivos, esto provocó que los artistas buscaran su autogestión70. Algunos de estos colectivos fueron: Grupo Nómada, Grupo A-Clon, Club Catódico, Casa Guillermo, Malas Amistades, Helena Producciones, Piedra Negra, entre otros.71 La actitud de realizar colectivos en los años noventa se extiende hasta nuestros días y se construye por la necesidad de proponer actividades artísticas alternativas con el sentido de movilizar y renovar la construcción plástica.

Estas situaciones de nuevas producciones y de cuestionamientos hacia el mundo del arte permean varias ciudades. En Cali el colectivo Helena Producciones realiza desde 1997 los festivales de performance. El colectivo ha venido desarrollando diversas actividades, entre ellas el festival, que potencializan su proyecto de investigación sobre el performance. “…el colectivo Helena Producciones, fundado en 1998, como una asociación independiente que ha materializado a través del tiempo investigaciones y curadurías, a través de formatos exhibitivos como exposiciones, experiencias televisivas, publicaciones impresas, talleres, etc.”72

1.6.

2001 – 2010: UNA NECESIDAD UNIVERSITARIA

Durante los años setentas se venían presentando algunos reclamos sobre la imagen central de los Salones Nacionales y pedían a cambio su descentralización, lo que permitiría, en principio, una mayor participación de artistas de todo el país. Partiendo de estas peticiones se decide realizar el “Salón abierto” como propuesta para el XXV Salón Nacional; la propuesta consistió en suprimir el jurado de admisión y dejar abierta la
70

La autogestión se convierte en un punto importante de los colectivos, fundaciones y asociaciones artísticas actualmente. La gestión artística es asumida por los mismos artistas que buscan no solo conseguir recursos para la realización, promoción y divulgación de su obra, sino también para lograr vínculos con las empresas públicas y privadas, pues a partir de la crisis económica de los noventas y la baja de ventas de arte los artistas buscan otra manera de organizarse económica y profesionalmente. 71 En la Colección de Ensayos sobre el Campo del Arte, compilación de ensayos del 2005, se puede encontrar el texto de Cesar Ernesto Agudelo, el cual realiza una revisión de los colectivos de los años noventas. 72 DIAZ, Wilson. Festival de Performance de Cali-Colombia. Helena Producciones. Cali. 2006

38

convocatoria, es decir, todos los artistas podían participar. Como es de esperar la muestra fue descomunal, pero permitió ver la necesidad de racionalizar la participación de los artistas de todo el territorio nacional. Para el XXVI Salón Nacional se crean los Salones Regionales en seis zonas del país y las muestras se reúnen en las siguientes ciudades: Medellín, Ibagué, Tunja, Cali, Cartagena y Bucaramanga. Los Salones Regionales en Colombia se formularon como “un instrumento primordial y central –aunque descentralizador- de una política pública en materia de artes visuales dirigida al estímulo de la creación, la circulación y la divulgación de la práctica artística, a través del fomento de espacios de exhibición y bolsas de trabajo asignadas en forma de becas y premios. Así mismo se planearon como un mecanismo para abrirse a la diversidad y al diálogo regional”.73 En este sentido la creación de los Salones Regionales responde a la necesidad de que el Salón Nacional cumpla su verdadera función, la de ser Nacional, y dejar de ser una jerarquización cultural y artística centralista, que sólo se muestra en Bogotá. Los primeros cuatro Salones Regionales se realizaron en 1976, 1978, 1980 y 1984, respectivamente, pero se vieron afectados por la crisis de los Salones Nacionales los cuales fueron suspendidos entre 1982 y 1986. Cuando se retoma el Salón Nacional en 1986, no lo hacen los Regionales, pero para continuar con el pedido de descentralización, deciden trasladar el Salón Nacional a otras regiones del país. Para el año de 1992 surgen, de nuevo, los Salones Regionales, un año después de la promulgación de la Constitución de 1991. Ramiro Osorio, director de Colcultura de aquel entonces dice: “Después de siete años se ha decidido revivir los Salones Regionales de Artistas… El actual salón regional es el producto de un cuidadoso proceso de selección efectuado en los V Salones Regionales de Artistas, llevados a cabo durante los meses de abril y mayo… Los regionales se insertan en la política de descentralización, uno de los programas banderas del actual Plan Nacional de Cultura… una manera de propiciar el encuentro y la confrontación de los creadores, estimular la producción y fomentar el debate en torno al arte en las distintas zonas del país. Como siempre, estas muestras, han dado lugar a diversas polémicas que resultan saludables: sacuden el medio, lo renuevan y permiten efectuar un análisis de lo que está sucediendo en la plástica a nivel local. Hoy puede observarse cómo nuestros artistas redescubren y

73

Catálogo. X Salones Regionales de Artistas. Ministerio de Cultura. 2004. Pág. 21.

39

consolidan una estética afianzada en valores locales; a la vez que manejan fluidamente un lenguaje de validez universal”74 El que los Salones Regionales resurgieran en los años noventa va más allá de un pedido del mundo del arte y sus necesidades por descentralizar un evento, Salón Nacional, pues se trata ya de un problema de interés y derecho nacional. Como se dijo anteriormente la Constitución de 1991 aborda el tema de la educación como un derecho fundamental de la población colombiana que abre sus paradigmas y da paso a la educación artística y cultural, siendo el arte un punto fundamental en la construcción y difusión de la cultura, lo cual se muestra claramente en el Artículo 67 y 70. A partir de estos artículos se fortaleces el tema de la educación y se crea la Ley 115 de 1994, Ley General de Educación, la cual cumple la función no sólo de hacer valer el derecho a tal ley, sino también de regular el Servicio Público de la Educación. Establece además que la educación artística y cultural es un área fundamental del conocimiento, por lo que hace necesario su inclusión obligatoria en todas las instituciones educativas del país75. Esta Ley hace énfasis en la educación del preescolar, básica, media, también la no formal e informal, igualmente para comunidades con limitaciones o capacidades excepcionales, adultos, grupos étnicos, campesina o rural y de rehabilitación social. En lo que respecta a la educación superior, esta es regulada por la Ley 30 de 1992, la cual se clasifica en Instituciones técnicas profesionales, instituciones universitarias o escuelas tecnológicas y universidades. Esta Ley tiene como principio desarrollar las potencialidades de las personas a través de un proceso constante que involucra la formación integral, con el objeto de lograr el pleno desarrollo académico y profesional. El Artículo 7 señala los campos de acción de la Educación Superior los cuales son: “El de la técnica, el de la ciencia, el de la tecnología, el de las humanidades, el del arte y el de la filosofía”. A partir de la crisis de los Salones Nacionales que se hizo evidente en el 37 Salón Nacional de 1998, surgen diversas cuestiones acerca de la labor cultural y plástica de los Salones. Andrés Gaitán que hizo parte del equipo organizador del 37 Salón Nacional dijo:

“Como muchos de los artistas seleccionados pasaban con una obra que se perdía en el espacio de Corferias, decidían añadir a su pintura o fotografía una instalación, y
74

OSORIO, Ramiro. V Salones Regionales. XXXIV Salón Nacional de Artistas. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura. 1992. Pág. 11. 75 Ver Articulo 23 de la Ley 115 de 1994.

40

así resultaron ciento veinte instalaciones cada una más grande que la otra buscando ser visibles y así llevarse el premio gordo. Yo estuve a cargo de la capacitación de los guías del Salón y esa capacitación fue un caos, porque no dan ganas de generar hipótesis o hilar una obra con la otra en un evento donde el espectador entra y se pierde y lo primero que pregunta es ¿quién ganó? ¡120 artistas, siete pisos! y ¿quién ganó? Tanta plata invertida en un evento tan aparatoso y grandilocuente para que la gente vaya a ver a uno o dos ganadores y al final no entienda nada… nos dimos cuenta de que el modelo del Salón (que se agotó hace cien años en Europa) ya no tenía razón de ser”76.

¿Qué estaban aportando los Salones nacionales sobre la problemática del arte contemporáneo y la manera en que el arte, a través de distintas muestras, reflexiona y construye historia77? Estas inquietudes permitieron que el Ministerio de Cultura diera inicio en 1999 a una serie de cinco investigaciones78 en diversos campos de las artes visuales con el objetivo de conocer y difundir el estado actual del arte en el país. De esta manera nace el Proyecto Pentágono. “Se pretendía que las investigaciones fuesen consecuentes con una selección de obras pero que, al mismo tiempo, pudiesen ofrecer de manera pedagógica, una mirada del arte, tanto a aquellas personas del medio artístico como a aquellas que no tiene una formación en el campo del arte. La exposición contaría con apoyos en textos y buscarían establecer una especie de recorridos que destacase e hiciese visible las problemáticas abordadas en las investigaciones”79. Después de las disertaciones el modelo de Salón Nacional cambia al de curaduría y con ello también los Salones Regionales. “Gracias a un acuerdo entre los consejos departamentales y municipales y los comités regionales (compuestos por instituciones, universidades, secretarías de cultura) se propuso cambiar el Salón como evento gigantesco llevado a cabo en un solo espacio, por una dinámica de procesos continuados a partir de curadurías que
76

Palabras de Andrés Gaitán citadas por Humberto Junca en la Revista Arcadia. Bogotá. Junio 20 de 2007. Pág. 32-33 77 Dentro de estas reflexiones históricas es importante mencionar la exposición “Ante América”, la cual se realizó justo en el aniversario 500 del descubrimiento de América. Esta exposición se hizo con el objetivo de mostrar la condición actual del arte de América Latina y de esta manera observar como las obras responden a una conciencia de América, su historia, sus conflictos y sus necesidades. 78 Los cinco puntos a investigar sobre la producción artística nacional fueron: Video y Fotografía; Arte del Cuerpo; Tridimensionalidad; Dibujo y Pintura; Diseño de moda y vestidos. 79 GAITÁN, Andrés. Del Termómetro al Barómetro –Una mirada a la estructura del Salón Nacional de Artistas-. Premio Nacional a la Crítica de arte. Ministerio de Cultura. Ediciones Uniandes. Bogotá. 2005.

41

trabajen en las regiones, investiguen y dinamicen la cultura del lugar. Es pensar al arte como un trabajo de campo, vivo y problemático si se quiere. Así también, además de artistas, se está impulsando a gestores, investigadores y curadores. 80” Con la entrada de la curaduría se ampliaron los campos de acción, con la idea de lleva a cabo más procesos de investigación y con ellos más trabajo comunitario, dando lugar a la interacción y construcción de saberes. Este cambio surgió de la intención de modificar la mirada sectaria de los Salones Nacionales y Regionales de Artistas y así pasar de ser sólo un evento para artistas a un evento con preocupaciones culturales e históricas con una proyección más amplia y de mayor difusión81. En este proceso de focalización cultural y artística por parte del gobierno nacional y la diversidad de manifestaciones artísticas permitieron que se creara y se colocara en marcha el proyecto de pregrado de “Licenciatura en artes visuales” en la Universidad del Valle – Cali.

“El programa académico de Licenciatura en Artes Visuales tiene su justificación tanto en los cambios de actitud de la sociedad colombiana hacia la cultura y las artes como en la creciente importancia que dentro de las diversas manifestaciones artísticas han adquirido las artes visuales (…) El programa de Pregrado en Artes Visuales responde a las exigencias sociales generales reconocidas por la Constitución Política de Colombia como por el Poder Legislativo. Dicho programa responde también, a las exigencias de la industria cultural que cada día gana posiciones en la economía y cultura del país. Su grado de desarrollo es tal que requiere ahora, para su funcionamiento, de artistas con flexibilidad conceptual, lingüística y técnica, que
80

Palabras de Javier Gil citadas por Humberto Junca en Revista Arcadia. Bogotá. Junio 20 de 2007. Pág. 3233
81

CERON, Jaime. Prácticas curatoriales, situaciones públicas del campo del arte. X Salones Regionales de Artistas. Ministerio de Cultura. 2004 Pág. 88. “La práctica curatorial implica una lectura
altamente sofisticada de la producción artística, apoyada en una construcción teórica en torno a un trabajo de campo (…) la actividad curatorial podría entenderse en realidad con una fase culminante de un proceso de aproximación entre las diferentes dimensiones del campo artístico que se puede identificar como formación, creación, investigación o producción de discursos, circulación y apropiación. Estos términos se denominan aquí dimensiones en el sentido de que cada uno de ellos agrupa instituciones, organizaciones, profesionales y prácticas sociales y culturales. De esta manera la práctica curatorial no implicaría necesariamente la realización de exposiciones, sino más bien el planteamiento de estrategias de inscripción pública de proyectos de articulación de dichas dimensiones”.

42

sobrepase los viejos programas de formación académica en artes plásticas… el programa propuesto supone una innovación histórica –y necesaria-, con respecto a los programas académicos tradicionales de Artes Plásticas ofrecido en nuestra ciudad”.82

El proyecto de Licenciatura en Artes Visuales83 justifica la realización del pregrado en la Universidad del Valle por varias razones. Entre ellas están los cambios artísticos y estéticos que se han venido presentando a nivel nacional e internacional que han llevado a que se amplíen las formas, formatos, técnicas y medios para la expresión artística visual84. Otro punto consiste en el impacto visual que tiene la sociedad actualmente lo que hace necesario plantearse esto como pregunta a nivel educativo (escolar y universitario) desde “elementos formativos relacionados con las artes visuales”85. Esto deriva en la necesidad de ver las Artes Visuales en función pedagógica y cognitiva pues genera procesos de reflexión y construcción del conocimiento para tratar de responder a los desafíos tecnológicos y socioculturales del siglo XXI. “Es necesario concebir la educación estética – y específicamente la de Artes Visuales – como componente sustancial, indispensable hoy más que nunca en los procesos de formación de los jóvenes (educación escolar e universitaria) en cuanto interactúan con los otros componentes (científico-natural, matemático, tecnológico, humanístico y científico-social) condicionándolos”86.Dentro de esta lógica de formación desde el campo del arte visual el programa de Licenciatura en Artes Visuales ve pertinente el hecho de que se haga en un campus universitario pues permite el contacto, la interrelación e interlocución con otros programas dentro de la universidad, entre ellos, el científico y tecnológico, que permitan acercarse más al conocimiento desde otras áreas.

A partir de estas necesidades y sugerencias que plantea el programa de pregrado de Licenciatura en Artes Visuales fue acreditado mediante la Resolución 1539 de 8 de junio
82

Programa Académico Licenciatura en Artes Visuales. Departamento de Artes Visuales y Estética. Universidad del Valle. Enero. 2001. 83 El Consejo Superior de la Universidad del Valle en su Resolución No. 077 de noviembre 11 de 1997, crea el programa Académico de Licenciatura en Artes Visuales con énfasis en creación artística, educación estética e historia del arte y estética de nivel de pregrado. 84 Es importante anotar que el concepto de “artes plásticas” se amplía, pues ya no se trata de pintura y escultura tradicional, sino de otros medios que permiten la expresión artística como el performance, el video, la instalación, etc., lo que hace que se comience a utilizar el término “visual” para referirse a estas nuevas formas de manifestación artística. 85 Programa Académico Licenciatura en Artes Visuales. Departamento de Artes Visuales y Estética. Universidad del Valle. Enero. 2001. Pág. 14. 86 Ibib.

43

de 2000 expedida por el Ministerio de Educación Nacional y registrado en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES), el día 11 de enero de 2001. De esta manera el programa de Licenciatura en Artes Visuales pasa a ser parte de la Facultad de Artes Integradas, creada por el Acuerdo 002 del 21 de abril de 1995 del Consejo Superior de la Universidad del Valle. Hacen parte de la Facultad de Artes Integradas la Escuela de Arquitectura, el Departamento de Música, Arte Escénicas, Comunicación social y más actualmente los Departamentos de Diseño y Artes Visuales y Estética.

1.7.

A MANERA DE CONCLUSIÓN:

La producción actual del arte nos invita a entrar en un campo de proceso de construcciones colectivas, el cual hace evidente la interacción y el intercambio de conocimientos que enriquecen los planteamientos o discursos y comienzan a entablar diálogos acerca de la función y participación del arte en su entorno social, político, cultural e histórico. En este proceso, ¿cuál es la participación de la educación artística? Como vimos en el texto, las escuelas de arte en Cali han surgido en momentos de cambio social y estructural de la ciudad, respondiendo y participando de los mismos. El caso de la constitución del Conservatorio, responde a una primera estructuración cultural de la ciudad que se venía dando a partir de la creación del Teatro Municipal, pero aunque este servía para presentaciones de grupos extranjeros como la Opera Bracale, no correspondía a las verdaderas necesidades artísticas que iban hacia la necesidad de una producción artística propia, que hicieran parte de la muestra y construcción de la autonomía citadina, ocupando, también, el lugar para la creación de una sociedad culta y su recreación. Por la ubicación espacial del Conservatorio en la ciudad y dado al gran lujo con el que se construyó el Teatro Municipal, se puede deducir que en aquel entonces la creación de estos espacios se sumó a una necesidad de la clase social alta, pues eran los mayores inversionistas del momento. Pero con el tiempo crecerías, al lado de la industria, la mano obrera y con ellos la población, debido esto a la cantidad de inmigrante de otras ciudades, que llegaban a Cali en busca de posibilidades de empleo y vivienda. Las empresas comenzaron a necesitar material humano calificado, esto hace que surja en 1945 la Universidad Industrial del Valle con énfasis en educación tecnológica. Pero otras necesidades educativas comenzaban a verse necesarias, como el cambio en las costumbres y la necesidad de bajar los índices de ignorancia, pues una ciudad en vías de desarrollo necesita ser una ciudad culta y educada. En este proyecto nace el Instituto Popular de Cultura, en aquel entonces Instituto
44

Municipal de Cultura Popular, que en sus inicios estaba destinado a programas educativos y culturales, con especialidad en urbanidad e higiene.

Esta necesidad de cultura hace parte de un plan de desarrollo citadino que comienza a convertirse en una muestra o exhibición de la ciudad y que abre sus puertas al turismo. No es gratuito entonces ver el gran auge cultural en Cali a partir de los años sesenta con los llamados Festivales del Arte, los Juegos Panamericanos, el boom del cine, la salsa, la creación del Museo La Tertulia, las Bienales de Artes Gráficas, la gran cantidad de exposiciones de arte latinoamericano, entre otras. Este diseño cultural permite que el Instituto Popular de cultura cambié su programa a educación sólo artística (1961) y que la Escuela de Artes Plásticas de Bellas artes apruebe su plan de enseñanza en 1988 y así dejar de ser educación no formal para convertirse en educación superior y profesional, como un salto cualitativo y de reconocimiento social. No olvidemos además que estudiantes de la escuela de artes plásticas de Bellas Artes como Edgar Negret, Oscar Muñoz, Fernell Franco, entre otros, estaban participando de una manera relevante en la construcción artística nacional; resultado que permitió dar fuerza al proyecto de cambio educativo en la escuela. El auge de exposiciones durante los setentas y ochentas permitió una reflexión mucho más amplia de la creación artística en la ciudad, con los nuevos estilos y conceptos que se estaban manejando en el momento, de esta manera se amplió la participación de Cali en el contexto artístico nacional. La nueva Constitución Política de 1991, declara la educación como un derecho de todo ciudadano y abre los campos del saber educativo, de igual manera declara el acceso a la cultura como derechos de los ciudadanos en igualdad de oportunidades. A partir de la Constitución de 1991 se crea la Ley 30 de 1992 que en su Artículo 7 especifica los campos de acción de la Educación Superior en el cual se encuentra el arte. Esto hizo posible, necesario y obligatorio, la creación de la Facultad de Artes Integrada en la Universidad del Valle en 1995 y con ello la creación del Departamento de Artes Visuales y Estética y la carrera de Licenciatura en Artes Visuales. De nuevo la escuela de arte en Cali, responde a un pedido de construcción social, esta vez a partir de leyes nacionales. Se puede deducir que la educación artística, y en el caso de esta investigación, la creación de escuelas de artes plásticas y visuales de Cali, forman parte de un plan de desarrollo económico, político y social que se ha venido implementando desde inicios del siglo XX como respuesta a un proyecto urbano, turístico y cultural ,igualmente obedeciendo a unas leyes y decretos nacionales.
45

2. UNA MIRADA HACIA EL CURRÍCULO El siguiente capítulo hace una revisión de los estatutos correspondientes a la educación artística, los cuales surgen a partir de la reforma en la Constitución de 1991 sobre el derecho a la educación y el fomento y promoción de la cultura por medio de varias áreas del conocimiento como el arte87. Esto se sustenta a partir de la creación de la Ley 115 o Ley General de Educación de 1994 que establece la educación artística y cultural como área obligatoria y fundamental del saber en la educación básica88, y la Ley 30 de 1992, que decreta el arte como un campo de acción dentro de la educación superior89. Estas leyes ofrecen claridades con respecto a los objetivos y el papel que desempeña la educación artística en la institución educativa y en la construcción social y cultural. Es por eso necesario conocer algunos parámetros importantes dados por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Cultura en lo que respecta a lineamientos o políticas, en lo que atañe a la educación y la educación en el arte a través de leyes y artículos, los cuales ofrecen una importante base para el análisis de la estructura curricular de las escuelas de artes plásticas y visuales del Instituto Departamental de Bellas Artes, Instituto Popular de Cultura y la Universidad del Valle, durante los últimos ocho años. 2.1 ANTECEDENTES LEGALES Y NORMATIVAS. En el año de 1997 se agrega la cultura al campo artístico como área fundamental del conocimiento y en esta misma época se crea la Ley General de Cultura (ley 397) de 1997, y con ello el Ministerio de Cultura a quien se le designó ocuparse de la formación y especialización de los creadores de todas las expresiones artísticas y culturales a través de todas sus direcciones, de igual manera promover la creación de programas académicos de nivel superior en el campo de las artes, en coordinación con el Ministerio de Educación Nacional. El Ministerio de Cultura también tiene la responsabilidad de orientar y fomentar el desarrollo de la educación artística no formal90 y señalar como centros de formación artística y cultural las casas de cultura. Vale la pena mirar detenidamente algunos de los artículos de la Ley General de Educación y sus modificaciones, en lo que respecta a la enseñanza de la cultura y las artes:

87 88

Constitución Política de Colombia 1991. Artículo 67 y 70. Ley 115 de 1994. Artículo 23. 89 Lay 30 de 1992. Artículo 7. 90 En la actualidad la “educación no formal” se denomina “educación para el trabajo y el desarrollo humano”.

46

ARTÍCULO 65. Formación cultural obligatoria. Se modifica el numeral 3º del artículo 23 de la Ley 115 de 1994, el cual quedará así: 3º. Educación artística y cultural. ARTÍCULO 66. Ministerio de Cultura. Créase el Ministerio de Cultura como organismo rector de la cultura, encargado de formular, coordinar, ejecutar y vigilar la política del Estado en la materia, en concordancia con los planes y programas de desarrollo, según los principios de participación contemplados en esta ley. Además, en la Ley General de Cultura, en su Artículo 64, se crea como organismo de implementación de sus políticas el Sistema Nacional de Formación Artística y Cultural91 (Sinfac) con el objetivo de “estimular la creación, la investigación, el desarrollo, la formación, y la trasmisión del conocimiento artístico y cultural”92, del cual forman parte todos los niveles de educación, pública y privada, que tengan actividades encaminadas a la educación, investigación, formación y extensión del arte y la cultura.

En lo que respecta a la educación artística, se realizó la debida investigación y redacción del documento de los Lineamientos Curriculares en Educación Artística (desde 1993 a 1997), revisado por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Cultura, del cual participaron diversos especialistas a través de un trabajo coordinado con “más de cuatrocientos maestros, artistas e instituciones interesadas en dar significado en el diseño curricular, al área de la Educación Artística. Simboliza acuerdos en torno a su función educativa en el contexto cultural colombiano y recoge tanto aportes conceptuales, como experiencias significativas para la comunidad educativa en general”93.

En el año 2000 se desarrolló el Plan Decenal de Cultura (2001 - 2010) el cual inició a partir de una convocatoria abierta a la ciudadanía de la cual participaron 23.000 de los siguientes encuentros: 570 foros municipales, 7 regionales, 32 departamentales, 4 distritales, 1 nacional y varios foros sectoriales. El propósito fundamental del Plan Nacional de Cultura consiste en formular políticas culturales que nacen a partir de las reflexiones y experiencias de personas de diversas comunidades con el fin de llegar a acuerdos que permitan construir unas políticas democráticas a lo que se denomina “ciudadanía democrática cultural”. Para una mayor
91 92

http://www.sinic.gov.co/OEI/paginas/informe/informe_54.asp Ley 397 de 1997. Ley General de Cultura. Artículo 64. 93 Serie de lineamientos curriculares. Educación Artística. Pág. 1.

47

sostenibilidad fueron creados unos lineamientos a cargo de Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes). Otro aspecto importante dentro de este marco de referencia de decretos y leyes fue la Conferencia Regional para América Latina y el Caribe con el tema “Hacia una Educación Artística de Calidad: Retos y Oportunidades”, la cual se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá del 28 al 30 de noviembre del año 2005. Este encuentro se realizó con la intención de promover la educación artística como un área de desarrollo cultural en el cual es fundamental el valor y la protección del patrimonio natural y cultural y el respeto por la diversidad94. Esta Conferencia dio como producto los propósitos de las políticas educativas y culturales las cuales se encuentran a manera de resumen en la Declaratoria de Bogotá sobre Educación Artística95. Todas estos encuentros realizados no sólo con las comunidades colombianas sino también con las internacionales, hicieron necesario crear unas políticas claras con respecto a la educación artística en el país, las cuales evidencian el importante papel que desempeña esta frente a la sociedad, la cultura y los individuos, los cuales se reconocen como seres integrales (corporal, emocional, simbólico, estético, práctico, etc.). Nace entonces el Plan Nacional de Educación Artística que recoge las recomendaciones que surgieron de las Jornadas Regionales de Cultura, los Consejo de Área Artística, del diagnóstico y el encuentro con expertos y responsables de la política educativa y cultural de América Latina y el Caribe con el objeto de potencializar y dar cuenta de la necesaria relación entre cultura y educación. Este Plan Nacional de Educación Artística comprendió el periodo de 2007 – 2010 y formuló como objetivo el “…valorar la educación artística en Colombia desde sus diferentes enfoques como una disciplina y área específica del conocimiento. Valoración que permita implementarla en los diferentes niveles y modalidades de la educación, consolidando su calidad y cobertura, definiendo su lugar y función al interior de las competencias básicas, ciudadanas y laborales”96. Estas políticas sientan una base importante dentro de esta investigación, pues a partir de ellas se da claridad a la participación del arte dentro de la educación nacional y cómo esta cumple una función importante dentro de la construcción social, cultural e histórica del país, sin olvidar también la construcción del ser como individuo, acatando unos
94

http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=28075&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html. Declaración de Bogotá sobre Educación Artística. Enero. 2006 95 Esta Declaratoria fue parte del proceso de preparación para la Cumbre Mundial sobre la Educación Artística de la Unesco que se celebró en Lisboa – Portugal en el mes de marzo del 2006. 96 Plan Nacional de Educación Artística 2007-2010. Ministerio de Educación Nacional. Ministerio de Cultura. Colombia.

48

parámetros que hacen posible su buen funcionamiento dentro de las instituciones educativas, y de esta manera garantizar su calidad y competencia, a través de una buena estructuración curricular.

2.2 EL CURRICULO La palabra currículo viene del término latín currículum, que significa “carrera”, “jornada”, “caminata”, esto nos da la idea de algo que tiene continuidad, secuencia o movimiento. Durante la primera mitad del siglo XX el currículo se convierte en un área específica de teorización e investigación, al mismo tiempo de la industrialización y los sistemas escolares masificados, en plena expectativa de progreso. Hacia mediados de siglo dentro de estas disertaciones y construcciones teóricas, las ciencias sociales comienzan a participar en la construcción curricular, lo cual permite cuestionar las prácticas pedagógicas. Este proceso histórico va ir concretizando y enriqueciendo el currículo el cual se irá formando como un instrumento en pro de la educación y todos los agentes que en esta participan. A continuación presento algunas de las definiciones dadas sobre currículo desde inicios del siglo XX97. - Caswell y Campbell, (1935): Currículo como un conjunto de experiencias que los alumnos llevan a cabo bajo la orientación de la escuela. - Bestor, (1958): Currículo como un programa de conocimientos verdaderos, válidos y esenciales, que se transmite sistemáticamente en la escuela, para desarrollar la mente y entrenar la inteligencia. - Inlow (1966), afirma que el currículo es "el esfuerzo conjunto y planificado de toda la escuela, destinado a conducir el aprendizaje de los alumnos hacia resultados de aprendizaje predeterminados". - Johnson (1967): "Currículo es una serie estructurada de objetivos del aprendizaje que se aspira a lograr. El currículo prescribe (o por lo menos anticipa) los resultados de la instrucción".

97

La siguiente información es tomada de la página web:http://html.rincondelvago.com/curriculo.html

49

- Wheeler (1967): "Por currículo entendemos las experiencias planificadas que se ofrecen al alumno bajo la tutela de la escuela". - Foshay (1969), define el currículo como todas las experiencias que tiene un aprendiz bajo la guía de la escuela. - Taba, Mc Donald (1974), concreta que el currículo es en esencia un plan de aprendizaje. - Stenhouse (1981): "Un currículo es una tentativa para comunicar los principios y rasgos esenciales de un propósito educativo, de forma tal que permanezca abierto a discusión crítica y pueda ser trasladado efectivamente a la práctica". - Beauchamp (1981): "Es un documento escrito que diseña el ámbito educativo y la estructuración del programa educativo proyectado para la escuela". - Dieuzeide (1983), entiende por currículo una “organización sistemática de actividades escolares destinadas a lograr la adquisición de un cierto número de conocimientos". - Zabalza (1987): "El conjunto de los supuestos de partida, de las metas que se desea lograr y los pasos que se dan para alcanzarlas; el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes,... que se considera importante trabajar en la escuela año tras año." - Coll (1987): "Entendemos por currículo el proyecto que preside las actividades educativas escolares, precisa sus intenciones y proporciona guías de acción adecuadas y útiles para los profesores que tienen la responsabilidad directa de sus ejecución." - Gimeno Sacristán (1988): "Currículo es el eslabón entre la cultura y la sociedad exterior a la escuela y la educación, entre el conocimiento o la cultura heredados y el aprendizaje de los alumnos, entre la teoría (ideas, supuestos y aspiraciones) y la práctica posible, dadas unas determinadas condiciones. El currículo es la expresión y la concreción del plan cultural que una institución escolar hace realidad dentro de unas determinadas condiciones que matizan ese proyecto". Es interesante observar como todas estas definiciones nos hablan, no sólo acerca de la evolución que ha presentado durante el siglo XX el currículo, sino también de aquellos
50

puntos importantes que comienza a involucrar, generando de esta manera, una idea de lo que este es. Partiendo de estas definiciones podría decir que el currículo es un conjunto, programa, plan o proyecto escrito, que contiene una estructuración tentativa, con unas metas y objetivos claros que organiza una institución educativa para precisar sus intenciones y compromisos frente a la educación de una población determinada. Siendo el concepto de currículo una concepción tan abierta que tiene la posibilidad de definirse o redefinirse a partir de unas necesidades específicas de una población llámese institución educativa, ciudad o país, es necesario contar con unos parámetros o políticas claras para su estructuración. En la Ley General de Educación (Ley 115) de 1994 en su Capítulo II, en el Artículo 76 define el concepto de currículo como: “el conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodologías, y procesos que contribuyen a la formación integral y a la construcción de la identidad cultural nacional, regional y local, incluyendo también los recursos humanos, académicos y físicos para poner en práctica las políticas y llevar a cabo el proyecto educativo institucional”. De esta manera se entiende que el currículo en nuestro país opta por la comprensión de la integralidad del ser, como personas que se interrelacionan en un contexto múltiple y que participa de su construcción social y cultural. Estas cualidades de la ley permiten concebir el currículo como un proceso de construcción y reflexión constante que abogue por la coherencia y claridad del proyecto educativo bajo un enfoque social, donde se reconoce y se dinamiza el contexto del cual se configuran. Siendo este el caso, es necesario que la construcción curricular sea un trabajo de participación, que permita la adecuada contribución a su estructura, la cual se espera sea flexible, pertinente y adaptada a su medio. En el proceso de su desarrollo, es decir, cuando se hace la práctica a través de las distintas actividades, es cuando se evidencia la pertinencia de dicho currículo, lo que se define como evaluación, que es un proceso de observación, diagnóstico y reflexión que tiene como objeto lanzar un resultado que permitirá conocer las ventajas y desventajas del diseño curricular y a partir de esto efectuar cambio o mejoras al mismo. Este diseño curricular debe responder a los principios y fines contenidos en el Proyecto Educativo Institucional o PEI, creado por la Ley 115 de 1994 en su Artículo 73 el cual dicta que "con el fin de lograr la formación integral del educando, cada establecimiento educativo deberá elaborar y poner en práctica un Proyecto Educativo Institucional en el que se especifiquen entre otros aspectos, los principios y fines del establecimiento, los recursos docentes y didácticos disponibles y necesarios, la estrategia pedagógica, el reglamento para docentes y estudiantes y el sistema de gestión".

51

La estructura del PEI se conforma, en esencia, de cuatro componentes98:  Componente de Fundamentación el cual debe responder a preguntas como: ¿Cuál es el concepto de educación que seguirá la institución educativa? ¿Qué modelo educativo desarrollará? Componente administrativo es el que define el personal necesario para llevar a cabo los objetivos del PEI como: Planta de docentes, administrativa y directiva, entre otros que se necesiten en su infraestructura. Componente pedagógico y curricular el cual define el enfoque pedagógico de la Institución, sus metodologías, plan de estudio, entre otros. Componente comunitario el cual se refiere a la relación de la Institución Educativa con el entorno, planteados a partir de proyectos que abarquen a la comunidad.

Para concluir, el currículo es una herramienta primordial dentro de la práctica pedagógica que intenta responder a unas preguntas básicas sobre ¿qué enseñar?, ¿cómo enseñar?, ¿cuándo enseñar? y ¿de qué manera evaluar?, de esta manera se busca planificar de forma pertinente y adecuada las diversas actividades académicas.

2.2.1 ELEMENTOS DEL CURRICULO Este título se enfoca en la necesidad de conocer cuáles son los componentes que integran o que hacen parte de la propuesta curricular. En la ley 115 de 1994 en el Artículo 76, el cual define el concepto de currículo permite, también, visualizar elementos de su estructura. Ignacio Abdón Montenegro, Doctor en educación y supervisor de Educación del Distrito Capital en su texto “Currículo de la educación formal”, menciona los elementos principales para la elaboración del currículo. - Fundamentos Conceptuales: Considera toda idea que apoye la labor educativa, las cuales pueden ser de carácter filosófico, científico, tecnológico y pedagógico.

98

La siguiente información se obtuvo de la http://www.colombiaaprende.edu.co/html/docentes/1596/fo-article-125469.pdf

página

web

52

- Objetivos de la Educación: En la ley general de educación se encuentran los objetivos con respecto a la educación básica, media, no formal e informal. Con respecto a los objetivos de la educación superior, estos se encuentran en la Ley 30 de 1992. - Actores del proceso: Los actores principales del proceso son los estudiantes, otros actores son los profesores, padres de familia, directivos y administradores, los cuales deben de cumplir unos roles específicos dentro del proceso educativo. - Estrategias o modelos pedagógicos: Es un conjunto de elementos que articula de manera coherente principios, actores, estrategias, recursos, condiciones y procesos a fin de incrementar la probabilidad para alcanzar los objetivos. Es recomendable que cada institución unifique sus modelos pedagógicos con el fin de ser más coherente con el proceso educativo. - Plan de estudio: La Ley General de Educación (Ley 115) en su Artículo 79 define el plan de estudios como “el esquema estructurado de las áreas obligatorias y fundamentales y de áreas optativas con sus respectivas asignaturas, que forman parte del currículo de los establecimientos educativos… dicho plan debe establecer los objetivos por niveles, grados y áreas, la metodología, la distribución del tiempo y los criterios de evaluación y administración”. El Plan de estudio articula las áreas sean estas obligatorias, fundamentales y optativas, con los proyectos99 pedagógicos planteados por la institución o estipulados por la Ley, si es el caso, y los sistemas de evaluación. Entre los aspectos que contiene el plan de estudios están los logros, competencias y conocimientos que los estudiantes deben alcanzar, a través de unos contenidos o temáticas las cuales son trabajadas en metas y desempeños. Es importante para un diseño curricular en artes, consultar los lineamientos curriculares sobre Educación Artística, en este se encuentran consignadas las reflexiones sobre el papel que desempeña la educación en el arte y el arte en la educación tanto en el campo formal, no formal como en el proyecto educativo institucional, un cimiento importante para la estructuración curricular y la formulación de los planes de estudio.

99

En el artículo 36 del decreto 1860 de 1994 habla acerca de la función que cumple el proyecto pedagógico dentro del plan de estudios.

53

El plan de estudios debe contener al menos: - La intención e identificación de los contenidos, temas y problemas de cada área, con las actividades pedagógicas. - La distribución del tiempo y las secuencias del proceso educativo. - Los logros, las competencias y conocimientos. - Criterios y procedimientos para evaluar el aprendizaje. - El diseño de planes de apoyo a estudiantes con dificultades. - La metodología para cada una de las áreas, señalando el material didáctico, textos escolares, laboratorios, ayudas audiovisuales, informática, y demás medios requeridos. - Indicadores de desempeño y metas Cada una de las área de conocimiento o materia planteados en la estructura educativa debe realizar el plan de estudios, de esta manera podrá observarse la pertinencia de sus contenidos con respecto al Proyecto Educativo Institucional. El plan de estudios define la calidad del programa educativo pues sobre este recae la responsabilidad de comprensión, práctica y desarrollo de conceptos por parte de los estudiantes, a través de una clara metodología que surge de unos objetivos claros trazados por el maestro o profesor, relacionados con las directrices del proyecto institucional. Los planes de estudios deben tener unos criterios claros de evaluación, pues lo que se busca es que esta contribuya significativamente al aprendizaje no sólo de los estudiantes sino también de los profesores. A través de la evaluación, se pueden optimizar los niveles de comprensión de los estudiantes como también realizar los ajustes necesarios al plan de estudios. La evaluación no es un tema que le competa sólo al plan de estudios, por el contrario es una necesidad dentro del sistema curricular, pues de esta dependen los avances o mejoramiento del mismo, analizar su funcionamiento, su infraestructura al igual que sus actores con el objetivo de generar mayor competencia, pertinencia y calidad educativa.

54

2.3 CURRICULOS DE LAS ESCUELAS DE ARTE EN CALI. 2000 A 2008 2.3.1 INSTITUTO DEPARTAMENTAL DE BELLAS ARTES FACULTAD DE ARTES VISUALES Y APLICADA La Facultad de Artes Visuales y Aplicadas del Instituto Departamental de Bellas Artes se estructura en dos planes de estudios, uno es el de Artes Plásticas y el otro de Diseño Gráfico. Para el año de 1998 la Facultad presenta una reestructuración curricular y realiza su Proyecto Educativo Institucional que obedece a un pedido de la Ley General de Educación de 1994 en su Artículo 6, que menciona que el diseño, ejecución y evaluación del PEI, debe realizarse con todos los participantes de la comunidad educativa, como lo estipula la Constitución en su Artículo 68. La construcción del PEI toma como referencia el Plan Decenal de Educación 1996-2005 entregado el 23 de febrero de 1996, que promovió el énfasis en la educación para la democracia, el desarrollo, la equidad y la convivencia. De esta manera, en la resolución 007 de 1998, que da marco legal al proceso de reestructuración de artes plásticas, se lee: “Qué la Facultad de Artes Plásticas, durante los periodos académicos comprendidos entre Abril de 1996 y Mayo de 1998, realizó el proceso de diseño y Construcción del Proyecto Educativo Institucional – PEI – con la participación a través de mesas de trabajo y talleres de estudiantes, docentes y directivos, el cual dio como uno de los resultados un proyecto de ajustes al Plan de Artes Plásticas. Que los ajustes al respectivo plan se fundamentan en el hecho de que la formación del Artista Plástico, debe ser eminentemente humanística, que le permita desarrollar una visión del mundo en forma holística, una formación técnica y tecnológica sólida en el saber especializado, articulada al desarrollo de proyectos de investigación y proyectos artísticos de alto nivel profesional, que respondan a las necesidades de desarrollo del país.100” Nombre del Programa: Artes Plásticas Título que se Otorga: Maestro en Artes Plásticas.

100100

Resolución 007. Por medio del cual se aprueban los ajustes y homologaciones al plan de estudios de Artes Plásticas de la Facultad de Artes Plásticas. Junio 4 de 1998.

55

ANEXO 1 PLAN DE ESTUDIOS DE ARTES PLÁSTICAS DEL INSTITUTO DEPARTAMENTAL DE BELLAS ARTES. Este contiene la justificación, objetivos, visión101, misión, marco filosófico102, marco pedagógico, aspectos curriculares103, estructura curricular, perfil profesional, campo ocupacional y malla curricular. Se presentan tres mallas curriculares: La primera corresponde al periodo de 1998 a 2004, la segunda es la que corresponde al periodo de 2005 hasta el 2008 y la tercera es una modificación en la estructura curricular aprobada por la Resolución No. 017 de Febrero 05 de 2008. La estructura curricular del Plan de Estudios de Artes Pláticas está conformada por dos grandes grupos: los núcleos y áreas. En los núcleos se agrupan los conocimientos y problemas de las áreas, y se dividen en tres grados de relevancia los cuales son: Núcleo Básico, Núcleo Exploratorio y Núcleo de Creación y producción. En el básico se introduce al estudiante al entendimiento del campo profesional a través de elementos que le permitan acercarse a las actividades propias del hacer artístico y del pensamiento crítico. En el Núcleo exploratorio el estudiante confronta su conocimientos a través de ejercicios en los cuales es necesario un proceso investigativo para la materialización de sus ideas. El Núcleo de creación y producción comprende una actividad comprometida con el entorno social y espacio para que el estudiante amplíe su perfil con respeto a la producción plástica. Las áreas se dividen en dos espacios que organizan el conocimiento, los cuales son: Área Expresiva y Área de Humanidades. El Área expresiva corresponde al “quehacer” es decir, instrumentación y ejecución. El Área de humanidades “reúne todos los componentes humanísticos, artísticos, filosóficos de profundización en el “saber” que complementan “el hacer” en la formación profesional del artista”104

101

En el plan de estudios de 1998 se presenta la visión pero de la Facultad de Artes Integradas, al igual que la misión. 102 El Marco Filosófico y Pedagógico es igual en el Plan de 1998 y en el de 2005. 103 Los Aspectos Curriculares no aparecen en el Plan de Estudios de 1998.
104

56

57

58

59

ANÁLISIS: La estructura curricular de 1998 muestra la descripción de cada materia en la que se especifican sus temas y objetivos. En lo que respecta a la materia “Análisis Literario” presente para el II y III no aparece dichas descripción pero se hace referencia a esta en la descripción de “Taller de Escritura”; estas dos materias hacen parte del complemento del Ciclo Básico, con las que se busca “incrementar la investigación y fortalecer el planteamiento creador”105. Aunque las materias “Diseño y Evaluación de Proyectos” y “Gestión de Proyectos” no son descritas de manera individual, en la página 43 del Plan Educativo Institucional, después de la descripción de “Análisis Literario” se especifica que estas dos asignaturas son herramientas que pretenden “brindar al artista lineamientos de base que le permitan promover su obra personal y aportar al especialista en gerencia cultural su proyecto viable de ejecutar”106. En la estructura curricular de 1998 y 2005 vemos un cambio en lo que respecta a las áreas. La malla del 98 divide en tres las áreas del conocimiento: Expresión, Nuevos Medios y Humanidades. En el área de expresión se encuentran las materias prácticas del ejercicio artístico plástico como dibujo, pintura, escultura, grabado, los Talleres del ciclo exploratorio con los cuales se busca que el estudiante encuentre su propia expresión artística y los Proyectos los cuales tiene un carácter de investigación y producción que puede ser individual o colectivo; las primeras asignaturas parten de las propuesta de un grupo de maestros y el segundo y tercero de los intereses del estudiante. El área de Nuevos Medios está focalizada en los conocimientos tecnológicos, herramientas útiles para el desarrollo de propuestas artísticas y que van de la mano con la incursión de estos medios en el mundo del arte. En la clase Computador I y II se manejan programas como Claris Word, Free Hand, PhotoShop y Painting. En lo que respecta al área de humanidades, las materias tienen como fin desarrollar el conocimiento intelectual del estudiante, su capacidad de análisis y reflexión con el cual el estudiante podrá sustentar de manera escrita y verbal su propuesta o proyectos plásticos. La malla curricular del 2005 presenta sólo dos áreas del conocimiento la de Expresión y Humanidades, presente de igual forma en la estructura curricular del 2008.El área Expresiva “corresponde a la instrumentación y ejecución conceptual del “quehacer” del
105

Plan Educativo Institucional. Facultad de Artes Visuales y Aplicadas. Instituto Departamental de Bellas Artes. Cali. 1998. Pág. 35. 106 Ibib. Pág. 44.

60

artista contemporáneo”107 y la de Humanidades “reúne todos los componentes humanísticos, artísticos, filosóficos de profundización en el “saber” que complementa “el hacer”” en la formación profesional del artista. Vemos entonces que el área de expresión asume el área de nuevos medios, lo que evidencia que existe un cambio en la concepción tecnológica, que deja de ser un fin en sí y se convierte en una herramienta o técnica más del que puede hacer uso el artista como medio de expresión. La importancia de este medio tecnológico puede evidenciarse con el aumento de la materia Computador a cuatro niveles y el aumento de herramientas como el manejo del programa Corel Draw, Ilustrator y la plataforma de MAC. Además la materia Computador pasa a formar parte del Núcleo Exploratorio y no del Básico como en la malla de 1998, pues es precisamente en el Núcleo Exploratorio donde se quiere que el estudiante logre identificar la aplicación práctica de sus ideas. Otro aspecto importante por anotar en lo que respecta a la estructura curricular es el aumento de materias audiovisuales. Como podemos observar, en la malla de 1998 sólo se veía la materia de video y documental, la malla del 2005 amplía el lenguaje audiovisual dándole la oportunidad al estudiante de enfocar su expresión a través de unos medios distintos a los tradicionales de las artes plásticas. Surgen entonces materias como Lenguaje Visual en el que se tocan los aspectos gramaticales y sintácticos de la producción audiovisual, aparece además Edición (comprensión y ejecución de ediciones) y Animación (implementación del ámbito gráfico-artístico, manejo de técnicas digitales de animación). Estas materias aparecen como electivas de la carrera y no como obligatorias. Se puede ver que surgen nuevas áreas, algunas obligatorias y otras electivas en la malla del 2005. Como obligatorias aparece “Práctica Social” que tiene como objetivo que lo estudiantes “desarrollen proyectos de mejoramiento social, de conocimiento en artes o de mejoramiento de la calidad de vida de los diferentes estratos sociales del Departamento”108, de esta manera responde al objetivo número cinco de la escuela el cual consiste en generar investigaciones que posibiliten el desarrollo personal y social de la comunidad. Otra materia obligatoria es “Crítica” (prerrequisito Estética Urbana), que busca que los estudiantes realicen juicios de valores en cuanto a los diferentes discursos del arte,

107

Plan Educativo Institucional. Facultad de Artes Visuales y Aplicadas. Instituto Departamental de Bellas Artes. Cali. 2005. Pág. 35. 108 Ibib. Pág. 58.

61

respondiendo a un componente analítico de la educación artística y al perfil ocupacional de la carrera. En lo que respecta a las nuevas electivas están: “Técnicas Pictóricas” en I semestre, que sirve como fortalecimiento a materias obligatorias del Núcleo Básico como “Color” y “Pintura”. En el Núcleo de Creación y Producción se encuentran las electivas de “Proyecto de Pintura, Escultura, Grabado y Video”, y la electiva de “Seminario”. Existe un cambio paradójico en lo que respecta al “Taller de Fotografía” que de estar en el VI semestre en 1998, pasa al III semestre en el 2005. Un cambio aunque drástico en lo que respecta al tiempo, tiene continuidad con las clases de fotografía (que además estaban ubicadas en III y IV semestre en 1998 y pasa a estar en I y II semestre en 2005). El “Taller de Fotografía” que debería estar en el Núcleo Exploratorio con los otros talleres se encuentra en el Núcleo Básico. Dentro de la estructura del 2005 aumentan los niveles de dibujo y se plantean como secuenciales, lo que permite ver la importancia de este medio con relación a los objetivos del Núcleo básico el cual pretende reunir varios elementos (teóricos, metodológicos, históricos) para que el estudiante se introduzca y comprenda los campos del trabajo en las Artes Plásticas. Disminuyen a siete semestres las electivas de inglés y se elimina el toefl. Con respecto a los cambios realizados en la estructura curricular de 2005 en el 2008, es importante anunciar algunas consideraciones que hicieron posibles dichos cambios. Esto se encuentra en la Resolución No. 17 de febrero 5 de 2008. Que dice: “Que se ha detectado un exceso de horas presenciales en algunos talleres, lo que trae como consecuencia una alta carga de trabajo presencial total del estudiante, lo que reduce las horas para trabajo autónomo del estudiante y preparación y elaboración de sus diferentes trabajos y proyectos. Que el número de horas presenciales de las asignaturas obligatorias no permiten que los estudiantes tengan autonomía y libertad para la elección de las asignaturas del componente flexible. Que el número total de créditos que exigen los planes de estudio de la Facultad de Artes Visuales y Aplicadas implica una dedicación en tiempo que no se ajusta a la realidad y verdadera posibilidad de dedicación para un pregrado.

62

Que toda reducción o ajuste en las horas presenciales de una asignatura implica también una reducción del número de créditos de la misma”. Esta Resolución recoge un gran número de situaciones internas que corresponden a la evaluación institucional y propone varias soluciones, consignados en algunos de sus artículos. En el Artículo Primero, las materias de Dibujo I, II y III, Técnicas Pictóricas, Color, Pintura, Escultura, Grabado, Taller de Escultura, Video, que tenían una intensidad horaria de 8 horas y 4 créditos pasan a 6 horas con 3 créditos. En lo que respecta a la materia de Proyecto I, II y III, de 10 horas y 5 créditos pasa a 8 horas con 4 créditos. Esto me lleva a ver que las materias similares, que hacen parte de la malla curricular del 2005, como Dibujo II no tiene la misma intensidad horaria que Dibujo I y III, lo que hace que también sean los créditos más bajos. Es decir, Dibujo I y III con una intensidad de 8 horas con 4 créditos, mientras que Dibujo II con una intensidad horaria de 4 horas y 2 créditos. Partiendo de que es una materia obligatoria y que Dibujo I es prerrequisito de Dibujo II y este a su vez de Dibujo III, se supone que deberían de tener la misma intensidad horaria y por ende de créditos. En el Artículo Tercero de la Resolución No. 017 dice reducir el número total de créditos para optar al título de Maestro en Artes Plásticas exigiendo 151 créditos de asignaturas obligatorias y 29 créditos de electivas, para un total de 180 créditos. Pero esta cantidad de créditos es igual en total a los que se exigen en el proyecto curricular del 2005, pero cambia los créditos obligatorios (131) y electivos (49). ¿Cuál es la reducción total de créditos si son iguales en el 2005 y 2008? En el Artículo Cuarto se cambian las denominaciones de algunas materias como: Computador I, II, III y IV por Informática I, II, III y IV; Edición por Edición de Video; Animación por Multimedia; Proyecto I, II y III por Proyecto de Investigación Plástica; Documental I por Documental; Documental II por Proyecto Documental; Seminarios por Reflexión de Arte Contemporáneo. El Artículo Quinto anuncia las materias que pasan a ser electivas como: Técnicas Pictóricas, Taller de Fotografía, Serigrafía, Edición de Video, Reflexiones sobre Arte Contemporáneo, materias que aparecen también como electivas en la malla curricular de 2005. Materias obligatorias que pasaron a ser electivas son: Proyecto de Investigación Plástica, Análisis Literario, Psicología y Semiología. A esto se articula que los estudiantes deben de cursar por lo menos un semestre de Proyecto de Investigación Plástica y un semestre de Reflexión Sobre Arte Contemporáneo. Con respecto a estas dos últimas
63

materias se exige una especificación de los proyectos y temas en cada uno de los semestres con el objetivo de ser acreditadas. El Decimoprimer Artículo dice que la asignatura de Ingles pasa a ser obligatoria en sus VIII semestres, un interesante cambio, que va en miras de su proceso de acreditación voluntaria. Existen otros cambios importantes en esta nueva estructura curricular que no aparecen expuestos en la Resolución 17 como es la transformación de varias electivas a materias obligatorias es el caso del taller de Dibujo, el Taller de Escultura, el Taller de Grabado y el Taller de Pintura, así como Fotografía II, Lenguaje Visual, Informática de la I a la IV (antes Computador), Análisis de Medios y Análisis Cinematográfico, Proyecto de Pintura, Proyecto de Escultura, Proyecto de Grabado, Proyecto de Video, Proyecto Documental y Multimedia. Aunque es extraño que no esté condensado en la Resolución 17 este tipo de cambios también es inconsistente la clase de Documental ya que, como se señaló anteriormente, el Artículo Cuarto de la Resolución No. 17 hace el cambio de nombre de la asignatura Documental I por Documental y Documental II por Proyecto Documental. Además, en la descripción que se hace de esta materia habla del documental como “pieza de expresión, identificando su origen e importancia histórica, social, cultural del documental, interactuando con la realidad y produciendo aplicaciones que involucren el elemento social como materia de expresión”109. Me pregunto entonces, dentro de la lógica de que Proyecto viene luego del Taller como sucede en Pintura, Escultura y Grabado y si, según la Resolución 017, Documental II es Proyecto Documental, ¿por qué este aparece en la Malla Curricular antes que Documental que es la materia que reemplaza a Documental I? Si tomo como referencia lo numérico, esto no tendría lógica. Además, ¿por qué es una materia obligatoria Proyecto Documental y Documental, que sería prerrequisito lógico de la anterior, una electiva? Con respecto a los ajustes de la estructura curricular del 2008 no se cuenta con mucha información, solo con el físico de la estructura y la Resolución No. 17.

109

Ibib. Pág. 57.

64

2.3.2 INSTITUTO POPULAR DE CULTURA ESCUELA DE ARTES PLÁSTICAS La presentación del siguiente Plan de Estudios hace parte de un proyecto del Instituto Popular de Cultura por convertir su escuela de Artes Plásticas en Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales (educación no formal)110. En ese documento se recogen muchas de las experiencias, deseos e ideas que han venido desarrollando el Instituto Popular de Cultura, desde el año 2000. ANEXO 2. PLAN DE ESTUDIOS DE TÉCNICO LABORAL EN ARTES PLÁSTICAS Y VISUALES DEL INSTITUTO POPULAR DE CULTURA. Este contiene la justificación, objetivo general, misión, visión, perfil profesional, perfil ocupacional, estructura curricular y malla curricular. NOMBRE DEL PROGRAMA: Programa académico de Técnico laboral en Artes Plásticas y Visuales . TITULO A EXPEDIR: Técnico para el trabajo y el desarrollo humano en Artes plásticas y visuales. MODALIDAD: Nocturna. Este Plan de Estudios intenta desarrollar las habilidades analíticas y técnicas para que el estudiante enriquezca su producción de obras a partir de tres Ciclos (1. Básico y de fundamentación, 2. Profundización y experimentación, 3. Énfasis y proyección a la comunidad) y tres Áreas (1.Lenguaje plástico visual, 2. Técnico laboral, 3. Contextual ciudadano y de gestión). El área de Lenguaje Plástico Visual desarrolla competencias de lectura y organización de elementos gráficos, tridimensionales y espaciales, incluyendo el lenguaje del video. El área Técnico Laboral desarrolla y amplíala habilidad en el manejo de los elementos técnicos de esta manera ampliar la percepción y sensibilización en boga de la construcción de nuevos lenguajes plásticos y expresivos. El área Contextual Ciudadano y de Gestión tiene como objetivo propiciar proyectos de construcción social que abarca un proceso de producción y desarrollo dentro de la que se denomina práctica artística.

110

Al no contar con el proyecto de Plan de Estudios de Artes Plásticas, se realiza el ejercicio de análisis de su estructura curricular a partir del presente plan.

65

66

ANÁLISIS: En la estructuración del Plan del Estudios del programa académico de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales del Instituto Popular de Cultura, me propone una pregunta sobre el título a expedir “Técnico para el trabajo y el desarrollo humano en Artes Plásticas y Visuales” y el tiempo en que se tarda un estudiante en obtener el título, tiempo similar al de un estudiante en una carrera de pregrado. Con respecto a esto es importante anunciar que la Ley General de Educación en su Artículo 36 define la Educación No Formal como “la que se ofrece con objeto de complementar, actualizar, suplir conocimientos y formar, en aspectos académicos o laborales”111. Este Artículo está reglamentado por el Decreto 114 de 1996, que manifiesta lo siguiente: Artículo 13. Las instituciones de educación no formal expedirán certificados de aptitud ocupacional a las personas que cursen y culminen satisfactoriamente cualquiera de los programas que ofrecen en los campos señalados en el artículo 4o. de este Decreto y que tengan la duración mínima dispuesta en el artículo 14 del mismo. Para su validez sólo se requerirá su expedición y registro por parte de la institución de educación no formal a quien se le haya otorgado autorización para el funcionamiento del programa. Artículo 14. En desarrollo de lo dispuesto en los artículos 42 y 90 de la Ley 115 de 1994, los certificados de aptitud ocupacional, serán los siguientes: 1. Certificado de Técnico que se otorga a quienes hayan cursado y culminado satisfactoriamente un programa en el campo laboral, con una duración mínima de mil (1.000) horas, en una institución estatal o privada autorizada para ofrecer educación no formal. 2. Certificado de conocimientos académicos que se otorga a quienes hayan cursado y culminado satisfactoriamente un programa en el campo académico, con una duración mínima de trescientas veinte (320) horas, en una institución estatal o privada autorizada para ofrecer educación no formal. 3. Certificado para la validación que se otorga a quienes hayan terminado en una institución educativa debidamente autorizada, un programa para la validación de
111

Ley General de Educación. Artículo 36.

67

niveles, ciclos y grados de la educación formal, con la duración mínima que establezca el Gobierno Nacional en el reglamento de validación. 4. Certificado en promoción comunitaria que se otorga a quienes hayan cursado y culminado satisfactoriamente un programa en el campo de la participación ciudadana y comunitaria, con una duración mínima de trescientas veinte (320) horas, en una institución estatal o privada autorizada para ofrecer educación no formal. Los programas de educación no formal en los campos académico, laboral y de participación ciudadana y comunitaria de duración inferior a la estipulada en este artículo pero superior a ciento sesenta (160) horas, no requerirán de registro ante la Secretaría de Educación Departamental o Distrital y sólo darán lugar a una constancia de asistencia. Si retomo el Artículo 14 del Decreto 114 de 1996 sobre las horas mínimas ofrecidas y las comparo con las obras ofrecidas por el programa de Técnico laboral en Artes Plásticas y Visuales del Instituto Popular de Cultura, se puede observar que hay una carga excesiva de horas; 3840 horas distribuidas en 10 semestres, cuando las exigidas por la ley son como mínimo 1.000 horas, 1640 si le sumamos el certificado de conocimientos académicos y el de promoción comunitaria. Otro aspecto interesante para analizar dentro de este proyecto curricular se encuentra en la presentación inicial del título “Programación” el cual enuncia que fue un trabajo elaborado por docentes. Según el Artículo 6 de Ley General de Educación, que nace del Artículo 68 de la Constitución Política de Colombia, menciona que dentro de los proyectos institucionales debe participar la comunidad educativa la cual está conformada por estudiantes, profesores, padres de familia, egresados, directivos y administradores. De manera aparente este proyecto parece realizado sólo por un grupo de docentes, ya que no se enuncia la participación de otro tipo de personas que hagan parte de la comunidad educativa. En lo que respecta al segundo párrafo de la Justificación, dice “incidir, transformar y desarrollar el campo cultural de la región, para cuyo desempeño busca formar artistas con dominio técnico, flexibilidad conceptual y alto nivel crítico”112. Si bien la educación es un proceso de formación personal, cultural y social, la ley General de Educación señala por medio de su Artículo 38 que la oferta de la educación no formal puede ofrecer programas
112

Programa Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales. Instituto Popular de Cultura. Año 2009. Pág. 2.

68

en formación laboral en artes y oficios. Si observamos el campo ocupacional propuesto en este proyecto curricular (pág. 4) vemos que su nivel es muy elevado tratándose de educación Técnica para el Trabajo en Artes Plásticas y Visuales, además su perfil ocupacional propone como resultado a artistas con capacidad de trasformar la estética de la época, como orientadores de procesos en entidades educativas y comerciales, como orientador, director y evaluador de proyectos y trabajos pedagógicos. Se propone un perfil de egresado profesional con capacidades para la valoración crítica en diversas manifestaciones artísticas, con dominio para la práctica curatorial, con aplicación de métodos de investigación del campo interdisciplinario del arte. Surge una pregunta ¿estáncontenidas estas competencias dentro de la malla curricular? El Decreto 2888 de 2007 el cual reglamenta la creación, organización y funcionamientos para instituciones que ofrezcan Educación para el trabajo y el desarrollo humano estable en su Artículo 11 que: Los programas de formación laboral tienen por objeto preparar a las personas en áreas específicas de los sectores productivos y desarrollar competencias laborales específicas relacionadas con las áreas de desempeño referidas en la Clasificación Nacional de Ocupaciones, que permitan ejercer una actividad productiva en forma individual o colectiva como emprendedor independiente o dependiente. La denominación de los programas de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano debe estar asociada a la Clasificación Nacional de Ocupaciones (C.N.O.) que administra el Sena en concertación con las Mesas Sectoriales. La C.N.O. sugieren nombres a partir de una aproximación al campo ocupacional del país113. Si se compara la propuesta del Programa de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales (2009) del Instituto Popular de Cultura con los requisitos nombrados en el Artículo 17 del Decreto 2888 de 2007, se puede observar que el proyecto carece de estructuración y no cumple con todos los requisitos de aprobación. Este mismo Decreto 2888 en su Artículo 21, permite que estudiantes de educación media (grado 10 y 11) puedan acceder a la educación para el trabajo y el desarrollo humano, lo que contradice el numeral uno de los requisitos del programa Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales, que exige el título de bachiller.

113

Ver los requisitos básicos para obtener el aval de los programas. Artículo 17 del Decreto 2888 de 2007.

69

Es importante enunciar que este proyecto de educación Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales no fue aprobado por la Secretaría de Educación Municipal, pero a finales del 2009 se realizó una nueva restructuración que logró, en el 2010, dicha aprobación. De esta manera la escuela de artes plásticas y visuales del Instituto Popular de Cultura funciona actualmente como Educación para el Trabajo y Desarrollo (educación no formal).

2.3.3UNIVERSIDAD DEL VALLE FACULTAD DE ARTES INTEGRADA DEPARTAMENTO DE ARTES VISUALES Y ESTÉTICA LICENCIATURA EN ARTES VISUALES Como se dijo anteriormente, el programa de Licenciatura en Artes Visuales surge en el marco de las leyes y normativas que desde los años noventa proponen la formación artística como obligatoria en el ámbito universitario. En la presentación del documento que lo sustenta, se lee: “El Programa de Pregrado en Artes Visuales responde a las exigencias sociales generales reconocidas por la Constitución Política de Colombia como por el Poder Legislativo. Dicho programa responde también, a las exigencias de la industria cultural que cada día gana posiciones en la economía y cultura del país. Su grado de desarrollo es tal que requiere ahora, para su funcionamiento, de artistas con flexibilidad conceptual, lingüística y técnica que sobrepase los viejos programas de formación académica en artes plásticas”114. ANEXO 3. PLAN DE ESTUDIOS DE LICENCIATURA EN ARTES VISUALES DE LA UNIVERSIDAD DEL VALLE. Contiene justificación y marco conceptual, perfil profesional, perfil ocupacional, estructura curricular del año 2001 y su cambio a partir de la Resolución No. 032 de enero de 2004. NOMBRE DEL PROGRAMA: Licenciatura en Artes Visuales. TITULO A EXPEDIR: Licenciado en Artes Visuales. MODALIDAD: Diurna.
114

Programa Académico de Pregrado. Licenciatura en Artes Visuales. Departamento de Artes Visuales y Estética. Facultad de Artes Integradas. Cali. 2001. Pág. 10.

70

El Plan de Estudios de Licenciatura en Artes Visuales estructura su currículo en dos Ciclos, el de Fundamentación y el de Profesionalización. El objetivo del primer ciclo busca asegurar que el estudiante “fundamente su propia carrera profesional de manera amplia y con una visión interdisciplinaria dentro de la opción artística y en relación con otros campos del conocimiento distintos del arte con el fin de proporcionar una formación integral”115. Este desarrollo de sujetos activos se hace a través de una debida orientación. El Ciclo de profesionalización es orientado hacia la formación del Licenciado en Artes Visuales y su saber artístico y pedagógico, permitiendo a través de las electivas que los estudiantes complementen su formación.

115

Ibib. Pág. 24.

71

72

73

ANÁLISIS. Al analizar la estructura curricular del Pregrado de Licenciatura en Artes Visuales y entrar a observar la descripción que se desarrolla en cada una de las materias para encontrar una conexión entre las áreas, me encuentro con que varías descripciones son demasiado genéricas. Es por ejemplo el caso de la asignatura Proyectos, Estética I y II y Seminario Tecnológico Permanente (Seminario Técnico Tecnológico). En el primer caso no se especifica cuáles serán los niveles de producción de los siete proyectos (Proyecto I, Proyecto II, … Proyecto VII), además tanto en el Ciclo de Fundamentación como en el Ciclo de Profesionalización su descripción es exactamente igual. Entonces ¿cómo se diferencian estos dos niveles con una materia que trata sobre la propuesta investigativa-expresiva del estudiante, cuando sabemos que se encuentra en un proceso de desarrollo de conceptos, de análisis y de construcción artística?

En el caso de la clase de Estética I y II se habla sobre que el estudiante “reflexiona acerca del origen, naturaleza y funcionamiento de la relación estética que el hombre establece con su entorno natural y artificial”116, pero no específica desde que contexto o época, siendo este el punto cómo se relacionaría esta asignatura con las clase de Historia y de Pedagogía, cuando por ejemplo Historia del Arte I y II, que coinciden en tiempo con las Estéticas, abarcan el arte en las sociedades Arcaicas del Medio Oriente y el “surgimiento de los reinos egipcios, las ciudades estados griegos y los imperios Asirios, Persas, Helénicos, Romano y Bizantino”117 y el surgimiento de estados prehispánicos como el Maya, Azteca, Chibcha e Incas. En lo que respecta al Seminario Tecnológico Permanente dice que “el estudiante explorará diversas facultades o formas de habilitar que interviene en las formalizaciones y las numerosas relaciones de estas con las ciencias, las nuevas tecnologías y con las otras artes”118. Si observamos dentro de toda la estructura curricular no se determinan unos contenidos técnicos o tecnológicos que le permitan al estudiante acercarse a unas herramientas básicas de las Artes Visuales, que, como se puede leer en la Presentación de este proyecto de Plan de Estudios, se basa en el concepto de la Multimedia 119. Siendo este Seminario el único, que como materia obligatoria, permite acercarse a la exploración de diferentes medios tecnológicos (como su mismo nombre lo indica), es necesario que se
116

Licenciatura en Artes Visuales. Departamento de Artes Visuales y Estética. Facultad de Artes Integras. Universidad del Valle. Cali. 2001. Pág. 30. 117 Ibib. Pág 40. 118 Ibib. Pág 43. 119 Ibib. Pág. 7.

74

especifiquen sus temáticas, de esta manera podría evidenciarse algunos de los posibles focos del lenguaje visual que propone el Plan de Estudios. En la Resolución No. 062 de junio 8 de 2000, se muestra una primera estructura curricular la cual cambia en el año 2004 por medido de la Resolución No 032. Estos son algunos de los cambios.   El Taller de Artes visuales de I a VII pasa a ser Proyectos I a VII En el Ciclo de Fundamentación se veía en primer y segundo semestre Estética I y II, y Estética III se veía en el Ciclo de Profesionalización en quinto semestre. A partir del 2004 las Estéticas I, II y III pasan a formar parte del Ciclo de Profesionalización en el quinto, sexto yseptimo semestre respectivamente. Mientras que en primer semestre aparece una clase de Introducción a la Estética. La clase de Introducción a la Pedagogía que se veía en segundo semestre pasa a cuarto semestre en 2004. Las clases de Dibujo I y II que se veían en tercer y cuarto semestre pasan a segundo y tercer semestre, aumentando Dibujo III para cuarto semestre en 2004. La asignatura que tenía como nombre Lengua Extranjera se vuelve Inglés. La clase de Seminario Tecnológico Permanente pasa a ser Seminario Técnico Tecnológico, que además de estar en los mismos semestres de tercero a sexto, se extiende hasta séptimo. Psicología que se veía en séptimo semestre pasa a décimo semestre. Aumenta los niveles de la clase de Historia del Arte hasta V y VI, que se ve en noveno y décimo semestre respectivamente. Se suma la clase de Semiótica del Arte en noveno semestre. De seis Pedagogías en el 2000 bajan a cinco en 2004. Pedagogía V y VI tenían como objetivo la práctica pedagógica y sólo hasta décimo semestre se hablaba de Trabajo de Grado. A partir del 2004 la clase de Pedagogía V realiza un taller tutorial para el trabajo de grado, en este mismo semestre (IX) se da Trabajo de Grado y
75

 

 

 

empata con la clase de Continuación de Trabajo de Grado en décimo semestre. En lo que respecta al trabajo de grado, podemos ver un cambio positivo, pues no queda este para último semestre si no que se fundamenta desde dos áreas en noveno semestre, pero entonces ¿qué pasó con la práctica docente?  Un aspecto importante por mencionar en estos cambios es que aumentan los créditos. En el año 2000 el total de créditos obligatorios y electivos para lograr obtener el título era de un total de 145, para el 2004 el total de los créditos aumenta a 168. Es importante anotar que la materia de Proyecto I al VII pasa de 3 a 4 créditos, de igual manera sucede con la clase de Seminario Técnico Tecnológico. En la estructura curricular que se muestra en el flayer informativo del programa, muestra que se realizó a partir de la Resolución 032 de 2004, pero hay una inconsistencia con respecto a la clase de Sociología del Arte. Esta clase, aparece en la Resolución en el VIII semestre como parte del Ciclo de Profesionalización, pero en el flayer del programa académico aparece en el IV semestre, Ciclo de Fundamentación.

Revisando la Resolución No. 77 de 1997, por la que se crea el programa de Licenciatura en Artes Visuales y comparándola con la Resolución No. 062 de junio 8 de 2000, surge una duda con respecto a la manera en que se describen y leen los énfasis. Para dar a conocer tal situación citaré fragmentos de las resoluciones mencionadas. La Consideración número 4 de la Resolución No. 062, dice: “Que el Consejo Superior de la Universidad del Valle en su Resolución No. 077 de noviembre 11 de 1997, creó el Programa Académico de Licenciatura en Artes Visuales con énfasis en Creación Artística, Educación Estética e Historia del Artes y Estética del nivel de pregrado de la Facultad de Artes Integradas”. En la presentación de la Resolución No. 077, se lee: “por la cual se crean los programas académicos de “Licenciatura en Artes Visuales con énfasis en: Creación Artística o Educación Estética o Historia del Arte y Estética”. ¿En qué momento cambian los programas académicos de Licenciatura en Artes Visuales con énfasis en creación artística o estética o historia del arte y estética, y se convierte en un programa que contiene todos estos énfasis? Si revisamos la justificación del programa académico con fecha del 2005 podemos observar que en la página 16 menciona la “necesidad de formar expertos profesionales en Historia del Arte y Estética que puedan, mediante la reflexión teórica sistemática y la docencia a nivel de secundaria y de universidad, aportar mayor claridad conceptual acerca de las Artes Visuales y los procesos
76

de creación y recepción”120. Esto de alguna manera responde a lo que se expresa en la Resolución No. 062, pero no da claridad sobre el cambio de una carrera que pretendía ofrecer diversos énfasis o una que los ofrece todos en el curso del pregrado. Otro punto tiene que ver con el Perfil profesional. En la estructura curricular del 2004 dice que el Programa Académico tiene como propósito formar Licenciados en Artes visuales capacitados para “investigar, valorar y contribuir a conservar el patrimonio artístico de la región y el país”. Me pregunto, ¿cuál es el acercamiento y el conocimiento del estudiante de Licenciatura en Artes Visuales al patrimonio artístico de la región y el país? Para contestar esta pregunta se revisaron las propuestas de las diversas asignaturas y se encontraron aspectos muy interesante como el caso de Pedagogía I, II y III que tiene unos fundamentos interesantes sobre enfoque teórico y prácticos de la pedagogía en Colombia, como también el análisis de diversas instituciones y medios culturales que cumplen un papel de formación en el campo artístico como museos, centros educativos, periódicos, revistas, programas televisivos o de radio, entre otros. Pero como vemos se trata de analizar la función de las instituciones, lo que no responde a un ofrecimiento de conocimiento del patrimonio artístico regional y nacional. Las materias que se pueden acercar a este ofrecimiento serían las de historia y estética. Al revisar las diversas propuesta de la clase de Historia del Arte, se pone en evidencia que ninguna de ellas se focaliza un acercamiento a este tipo de conocimientos, sólo en Historia IV que tiene como temática “Del Renacimiento al Romanticismo” dice que se hará una revisión paralela de los fenómenos del Arte Colonial Republicano de América Latina con los fenómenos acontecidos en el intermedio entre el Renacimiento y el Romanticismo. ¿Qué pasa con el conocimiento del movimiento artístico colombiano? ¿Qué pasa con la historia del arte en Colombia? Aunque la clase de Estética III hace revisión a lo estético en la sociedad contemporánea, dice que se hará énfasis en la colombiana y el resto de América Latina, el problema está en que los estudiantes no poseen referentes del arte latinoamericano y colombiano que le permitan comprender los aspectos estéticos contemporáneos de América Latina. Esto me permite fundamentar aún más el primer punto que mencioné en este análisis que tiene que ver con la relación de las asignaturas. Además, el pregrado de Licenciatura en Artes Visuales se ofrece en un contexto particular, ciudad y país, que tiene su propia historia del arte, que se nutre, no sólo de los movimientos artísticos europeos sino también con preocupaciones sociales, políticas y económicas del país que provocan y movilizan la construcción artística del mismo.
120

Ibib. Pág. 16.

77

2.4 A MANERA DE CONCLUSIÓN En este capítulo se plantea un ejercicio de lectura y análisis de las estructuras curriculares de tres escuelas de arte en Cali. Primero se realiza un recorrido por el campo de las leyes, que permiten dar un panorama de lo que cobija la educación en arte y dando de esta manera bases para su estructuración. Al revisar cada uno de las propuestas curriculares, puede observar una gran necesidad de responder a las leyes y decretos estipulados, como también de responder a unas exigencias del actual movimiento del arte plástico y visual, pero sobre todo apostándole a una creación cultural en la ciudad y de esta manera apuntar a una participación notable en el proceso de creación artística nacional, pero es necesario hacer una revisión más profunda sobre el actual panorama del arte y la cultura en el país y de ciudad, de esta manera podrá ejercerse un mejor análisis de las ofertas y las demandas y así crear unos énfasis educativos fuertes por cada escuela. Fueron varios los puntos negativos que se enunciaron como resultado de este ejercicio de análisis de las estructuras curriculares, los cuales evidencias cuestionamientos sobre el ofrecimiento de la carrera y lo que se puede leer a partir de la malla o estructura curricular. A pesar de lo delicado del ejercicio es importante nombrar el papel fundamental que en materia de educación cumple tanto el proceso como la evaluación; estos dos parámetros ofrecen unos puntos de análisis que serán las bases para cambiar o modificar aquellas falencias en pro de la optimización del plan de estudios. Es importante para este proceso tener en cuenta a los diversos participantes de la comunidad educativa, de esta manera podrá nutrirse el proyecto educativo y podrán fortalecerse los compromisos de cada una de las partes. Se pudo observar que las tres escuela (Artes Plásticas de Bellas Artes, Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales del I.P.C. y Licenciatura en Artes Visuales de Univalle) muestran propuestas que han sido sujetas a procesos de evaluación, a esto se debe por ejemplo, el cambio de las estructuras curriculares, las cuales tienen como fin acercarse, cada vez, al proyecto del plan y de esta manera responder a unas especificidades del entorno artístico, social, económico, cultural y político de la ciudad y del país.

78

3. ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE LOS PLANES DE ESTUDIO. El siguiente capítulo tiene como objetivo plantear un análisis comparativo entre las tres escuelas de artes plásticas y visuales de la ciudad, a partir de cuadros que extraen información de los proyectos educativos, de esta manera hablar sobre las semejanzas y diferencias en sus ofertas educativas. Estos cuadros comparativos se realizan a partir del último proyecto o planteamiento del plan de estudios y la última malla o estructura curricular. Se revisarán las horas, las materias, los perfiles profesionales y ocupacionales.

COMPARACIÓN DE HORAS POR SEMESTRE EN LAS TRES INSTITUCIONES.121
TOTAL DE HORAS POR SEMESTRE –MATERIAS OBLIGATORIAS I II III IV V VI VII VIII XIX X

SEMESTRES Artes Plásticas (Bellas Artes)122. Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales (I.P.C.)124 Licenciatura en Artes Visuales (Univalle)125

TOTAL HORAS 3376

416

480

368

384

448

304

336

240

240

160
123

384

384

384

384

384

384

384

384

384

384

3840

304

256

320

368

272

272

272

96

208

160

2528

121

Nota: Las horas que se presentan se hacen tomando la sumatoria del número de horas por semanas multiplicadas por 16, que es el número aproximado de semanas por semestre. 122 Las horas que aparecen en el área de Artes Plásticas de Bellas Artes, corresponde a la estructura curricular de 2008. 123 Aunque en la malla curricular la materia de Monografía y de Tesis o Diplomado no aparece su intensidad horaria, existe una especificación con respecto a los créditos que dice que un crédito equivale a una hora de clase, una hora de acompañamiento docente y una hora de trabajo individual, es decir que un área con 3 créditos debe de tener 3 horas de clase magistral y 6 de trabajo independiente. Se tomarán 3 horas de clase. 124 Esta información corresponde al creado por la escuela de artes plásticas en su proyecto de transformación a educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano. 125 Las horas que aparecen en Licenciatura en Artes Visuales de la Universidad del Valle, corresponden al flayer (anteriormente expuesto) del Programa Académico en el cual aparece la estructura curricular por ciclos.

79

PLAN DE ESTUDIOS Artes Plásticas (Bellas Artes). Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales (I.P.C.) Licenciatura en Artes Visuales (Univalle)

CREDITOS OBLIGATORIOS 155 150 144

CREDITOS ELECTIVOS 25 ----24

TOTAL CREDITOS 180 150 168

Observaciones: ●Como se puede observar en el cuadro, las horas del programa de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales (educación no formal), exceden las horas totales de Artes Plásticas y Visuales del Instituto Departamental de Bellas Artes y la Universidad del Valle, entidades de Educación Superior. Además se presentan modalidades educativas diferentes, unas diurnas (Bellas Artes y Univalle) que se inscriben de esta manera porque amerita un tiempo completo del estudiante con el fin de que asuman durante los semestres las clases magistrales y electivas y las horas de trabajo individual por clase. Mientras que la educación en el I.P.C., es de modalidad nocturna, de 6:30 p.m. a 9:30 p.m., tomando como referencia que la hora cátedra no equivale a una hora sino a 45 minutos. Este planteamiento de horario se debe a la clara convicción de su proyecto inicial en los años cuarenta y es de prestar un servicio educativo en un horario pertinente al sector obrero. Al revisar el Decreto 114 de 1996, se puede concluir que la estructura curricular propuesta por el I.P.C como Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales no podría ser exequible, lo que ameritaría una evaluación a la cantidad de horas y asignatura que propone partiendo del punto de que es Educación para el Trabajo en un horario nocturno (3 horas diarias). Es además importante que se tome como punto fundamental, para la construcción del proyecto, el componente histórico del Instituto Popular de Cultura, que es ofrecer un servicio educativo para “obreros de ambos sexos126”, que plantea la posibilidad de trabajar en el día y estudiar en la noche. La intensidad horaria que se propone en la malla curricular pone en duda y en riesgo el tiempo de los estudiantes en su debido proceso educativo. ● En lo que respecta a las horas de Artes Plásticas de Bellas Artes con las Licenciatura en Artes Visuales de Univalle, existe una diferencia final de 848 horas, es decir casi 85 horas de diferencia por semestre.
126

Acuerdo No. 450 de 1947

80

Se puede decir que la carga académica de Artes Plásticas es 848 horas más alta que la de Licenciatura en Artes Visuales, lo que podría suponer:

ARTES PLÁSTICAS Mayor tiempo de las materias obligatorias Mayor trabajo en clase Menor trabajo autónomo Menor posibilidad de ver electivas Mayor trabajo en clase + mayor trabajo fuera de clase = menor tiempo para investigar.

ARTES VISUALES Menor tiempo de las materias obligatorias Menor trabajo en clase Mayor trabajo autónomo Más posibilidad de ver electivas Mayor trabajo en clase + mayor trabajo fuera de clase = suficiente tiempo para investigar.

Podría conjeturar que la carrera de Licenciatura en Artes Visuales con un tiempo menor de 848 horas con respecto a la carrera de Artes Plásticas de Bellas Artes, tiene la posibilidad de plantear su carrera de pregrado a 8 semestres. Pero según el Decreto 272 de 1998 (con el cual se articula el programa de Licenciatura en Artes visuales, ver Resolución 062, Consideración 5), en su Artículo 8, específica que los pregrados en Educación, es decir las licenciaturas, tiene una duración mínima de cinco años, en modalidad presencial diurna. Como estoy planteando un estudio a manera de supuesto, guiándome básicamente en los proyectos del plan de estudios y en las estructuras curriculares, podría decir, con respecto a la tabla arriba expuesta, que puede ser excesivo el trabajo guiado del estudiante en el pregrado de Artes Plásticas de Bellas Artes. Recordemos que en la Resolución No. 017 de febrero de 2008, por la cual se cobija la actual estructura curricular de este pregrado, dice en las consideraciones, en el segundo párrafo que “se ha detectado un exceso en horas presenciales en algunos talleres, lo que trae como consecuencia una alta carga de trabajo presencial total del estudiante, lo que reduce las horas para trabajo autónomo del estudiante y preparación y elaboración de sus diferentes trabajos y proyecto”. Aunque esta Consideración se toma sólo para las clases de talleres, puede notarse la importancia que se le da al trabajo autónomo, esto me llevó a hacer la sumatorias de horas por semestre de la estructura curricular de 2005 y me di cuenta que su total era de 2768 horas. Si lo comparamos con la actual estructura curricular podemos darnos cuenta que hay un aumento de 608 horas, lo que hace cuestionable el tiempo que se le da al estudiante para su trabajo autónomo. El decreto 2566 de 2003, en el artículo 19 específica, que tanto para los programas de pregrado y de especialización, una hora académica en la que se encuentra la guía directa
81

del profesor supone dos horas adicionales de trabajo independiente. Con base en esto voy a multiplicar las horas anteriormente expuestas por 3, ya que es 1 hora de trabajo presencial más dos horas de trabajo autónomo, que es igual a 3 horas totales de trabajo. Esto da un total de: Artes Plásticas: 3376 x 3 = 10128 horas de trabajo Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales: 3840 x 3= 11520 horas de trabajo Licenciatura en Artes Visuales: 2528 x 3= 7584 horas de trabajo Como podemos ver, el pregrado de Licenciatura en Artes Visuales tiene un horario de trabajo moderado, lo que por el contrario parece excesivo en las demás, sobre todo porque aquí estamos solo realizando la sumatoria total de los materias obligatorias, es decir que faltan sumar las horas de las materias electivas127, que también implican un aumento de la carga y responsabilidades académica y del tiempo de trabajo. A partir de las comparaciones planteadas puedo decir que tanto el número de horas obligatorias del Plan de Estudios de Artes Plásticas de Bellas Artes y del Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales, es excesivo y deja poco tiempo relativo para el trabajo autónomo del estudiante. Sin embargo, existe la posibilidad que las horas obligatorias estuvieran divididas en dos y que una parte fuera bajo la guía del profesor y otra parte fuera trabajo individual. Como este estudio sólo realiza el análisis de la estructura curricular o malla curricular con el proyecto del plan de estudios, correspondería a otra investigación indagar en la implementación de los procesos académicos, pedagógicos y didácticos, evaluando además los resultados.

CUADRO COMPARATIVO DE LOS PERFILES PROFESIONALES Y OCUPACIONALES PERFIL PROFESIONAL (Bellas Técnico Laboral en Artes Licenciatura en Plásticas y Visuales (I.P.C.) Visuales (Univalle)

Artes Plásticas Artes).

Artes

Desde una visión holística, el egresado podrá desempeñarse en campos de la creación artística, la investigación estética e histórica del arte, la
127

-Tendrá conocimiento y -Desempeñarse como formación en las diferentes artista en el campo visual. modalidades básicas de las artes plásticas y visuales. -Dirigir, orientar y evaluar procesos pedagógicos en las -Poseerá capacidad para la artes visuales.

Las materias de electiva no aplica para el Plan de Estudios de Técnico Labora en Artes Plásticas y Visuales.

82

crítica, la dirección artística y aquellas áreas en las cuales se requiere la creatividad y sensibilidad del artista en permanente compromiso con el desarrollo social.

valoración diversas artísticas.

crítica de las manifestaciones -Hacer crítica sobre los diferentes procesos de producción en las artes -Tendrá dominio en la visuales. práctica curatorial de procesos artísticos y -Ampliar y fortalecer el culturales. sistema de educación media en el campo de las -Poseerá conocimientos y artes visuales. capacidad para la aplicación de métodos de investigación -Investigar, valorar y del campo interdisciplinario contribuir a conservar el del arte. patrimonio artístico de la región y el país. -Poseerá formación en estrategias pedagógicas para su crecimiento personal y en proyección social y cultura.

Artes Plásticas Artes).

PERFIL OCUPACIONAL (Bellas Técnico Laboral en Artes Licenciatura en Plásticas y Visuales (I.P.C.) Visuales (Univalle)

Artes

-Ejercer su profesión en el -Como artista realizará su campo de la creación y labor creadora e incidirá con producción artística. sus obras en las trasformaciones estéticas de -Curaduría: Investigación, la época. curaduría, elaboración y montaje de una -Ejercerá su actividad de exposición. orientador de procesos en entidades educativas y -Investigación plástica, comerciales, públicas y estética, historia del arte, privadas, de acuerdo con las proyectos de ejecución características y exigencias artística, individual y de del medio sociocultural. cobertura social. -En el campo investigativo -Crítica: Elaboración de orientará, dirigirá y evaluará ensayos y textos críticos proyectos y trabajo de orden y/o analíticas sobre los pedagógico, artístico y

El Licenciado en Artes Visuales es docente en artes visuales cuya actividad laboral se ubicará también en el campo investigativo (Estética, Historia y Crítica del Arte), creativo y en el diseño y puesta en marcha de proyectos pedagógicos artísticos.

83

temas del arte o sobre la estético que surjan como obra de otros artistas. necesidades del entorno social. -Dirección Artística: Organización y ejecución de eventos de carácter artístico. El perfil ocupacional y el perfil profesional, dan muestra de una serie de herramientas que cada uno de los planes de estudio ofrece a sus estudiantes para desempeñarse, sea como profesionales o técnicos laborales, en el campo de las artes plásticas y visuales. Si observamos (alejándonos un poco de lo que cada una de las instituciones contiene en su estructuración curricular y de lo que puede o no funcionar) el paralelo de los perfiles entre los planes de estudios de estas tres instituciones, de proyectos aparentemente diferentes, evidencian unas finalidades semejantes. A los tres le interesa el campo de la crítica, el trabajo comunitario, el ejercicio artístico, la investigación y elaboración de proyectos, el compromiso social, cultural y pedagógico. Entonces, ¿cómo pueden tres planes de estudios, ubicados en lugares distintos, con especificaciones históricas y sociales distintas, tener unos perfiles con tantas coincidencias? Esto puede ser muestra de una pulsión actual o una necesidad actual del arte nacional y local. Si bien recordamos la activación artística local es más o menos corta, un boom que inicia con gran relevancia, a partir de los años 60, es decir, hace 50 años, tiempo desde el cual el artista ha asumido nuevos roles y nuevas maneras en su hacer artístico, sin olvidar la importancia que da la nueva Constitución Política de 1991, al papel que juega el arte en la educación. Estos perfiles profesionales parecen responder a una gran cantidad de pedidos de la realidad artística en la actualidad. Un artista que diseña y realiza proyectos, que se autogestiona o que gestiona, que realiza o participa de exposiciones, que participa con su crítica en espacios de la web, revistas, periódicos, etc. Un artista “todero”, que al mismo tiempo trata de responder a toda una institución artística, que además parece funcionar como por booms, por ejemplo el de la curaduría(entonces todos hacemos curadurías), o al trabajo comunitario(entonces todos realizan trabajos con comunidades), entre otras. Marcadas tendencias expuestas a partir de los Salones Regionales o el Salón Nacional. La cuestión sería preguntarse si cada uno de esos perfiles que se especifican en los cuadros de arriba, se cumplen de manera profesional, responsable, ética y comprometida no sólo con el hacer artístico (mediada en su mayoría por la cantidad de exposiciones, proyectos, curadurías, etc.) sino en la construcción cultural de la ciudad y el país. ¿Cuál es
84

el papel que desempeña las artes plásticas y/o visuales en la ciudad de Cali? Esta importante tarea correspondiente a cada institución, debe ser la base fundamental en lo que respecta a la oferta de la carrera, pero al mismo tiempo debe de encargarse de su proyección. ¿Cuál es el objetivo de las escuelas de arte en la ciudad? Dentro de este punto es importante prestar la debida a tención a los procesos de evaluación, de igual manera el realizar sondeos y estadísticas que permitan observar el contexto y su movilización artística, es decir, realizar las debidas investigaciones que permitan garantizar no sólo su proyecto educativo sino el futuro profesional y laboral de sus estudiantes.

CUADRO COMPARATIVO DE LOS CICLOS O NUCLEOS DEL PROCESO EDUCATIVO

CICLO I

CICLO DEL PROCESO EDUCATIVO (Bellas Técnico Laboral en Artes Licenciatura en Artes Plásticas y Visuales Visuales (Univalle) (I.P.C.) NÚCLEO BÁSICO BASICO Y DE CICLO DE (3 primeros semestres) FUNDAMENTACIÓN FUNDAMENTACIÓN (4 primeros semestres) (4 primeros semestres) Área De Expresión Técnico Laboral Introducción al diseño, Dibujo I, II y III, Color, Dibujo I a IV, Pintura I y II, Proyectos I a IV, Pintura, Grabado, Introducción Introducción a la estética, Escultura, Fotografía I y II, tridimensional I y II, Historia del Arte Informática. Anatomía I y II, Moderno, Historia del Área De Humanidades Introducción Arte Contemporáneo, Lógica, Antropología, Taller gráfica,Grabado I, Dibujo I a III, Seminario de Lecto-escritura, Fotografía I técnico tecnológico (III y Fundamentos de la Lenguaje Plástico Visual IV semestre), Teoría de la Semiología, Metodología Color I y II, Descriptiva Percepción del color, de la Investigación I, Perspectiva I y II, sociología, Inglés I a IV, Historia del Arte I a III, Comunicación Visual I y II, Inglés de I a III Composición I y II. Artes Plásticas Artes).
Contextual Gestión Ciudadano y

CICLO II

Historia del Arte I a IV, Literatura I y II, Estética I y II NÚCLEO EXPLORATORIO PROFUNDIZACIÓN Y CICLO DE (3 semestres IV a VI) EXPERIMENTACIÓN PROFESIONALIZACIÓN (4 semestres V a VIII) (6 semestres V al X) Área De Expresión Técnico Laboral Historia del arte I a VI, Taller de dibujo, Taller de Dibujo V a VIII, Pintura III Proyectos V a VII, Estética Escultura, Taller de a VI, Escultura I a IV, I a III, Pedagogía I a V, Grabado, Taller de Pintura, Cerámica I, Grabado II y Seminario Técnico 85

CICLO III

Video, Lenguaje Visual, III, Serigrafía I, Fotografía Tecnológico, Semiótica Informática II al IV. II y III, Video I. del arte, Trabajo de Área De Humanidades Lenguaje Plástico Visual Grado, Psicología del arte, Sociología, Estética Clásica, Continuación de trabajo Estética Contemporánea, Contextual Ciudadano y de grado. Análisis de medios, Análisis Gestión Historia del arte V a VIII, cinematográfico, Metodología de la Sociología del arte I y II, de la investigación II, Arte del Metodología Investigación I a III Siglo XX, Análisis arte contemporáneo, Arte en Latinoamérica, Inglés IV a VI. NUCLEO DE CREACIÓN Y ÉNFASIS Y PROYECCIÓN PRODUCCIÓN. A LA COMUNIDAD. (3 semestres VII a IX. El X (2 semestres IX y X) semestre es para trabajo de grado)
Área De Expresión Técnico Laboral

Proyecto pintura, Proyecto escultura, Proyecto grabado, Proyecto Video, Proyecto Documental, Multimedia, Práctica social

Escultura énfasis I y II, Video y Fotografía énfasis I y II.
Lenguaje Plástico Visual

Pintura énfasis I y II, Serigrafía énfasis I y II, Área De Humanidades Estética urbana, crítica, Investigación Plástica I y II gestión de proyectos, Arte Contextual Ciudadano y en Colombia, Inglés VII y Gestión Historia del arte IX y X, VIII, Monografía. Trabajo de grado I y II

Podemos observar que existe una clara diferencia entre la escuela de Bellas Artes, I.P.C y Univalle. Mientras que las dos primeras estructuran su nivel de proceso en tres ciclos expresados de manera vertical, atravesados por unas áreas que permiten identificar con claridad unas líneas del conocimiento, la escuela de la Universidad del Valle plantea su estructura sólo de manera vertical dividida en dos ciclos el de Fundamentación y Profesional que dan una visión general del conocimiento. Partiendo de esta diferencia de ciclos, decidí dividir en tres ciclos el cuadro comparativo, ya que dos de las tres instituciones se estructuran de esta manera. En el primer ciclo (básico o fundamental) podemos ver que el Plan de Estudios de Artes Plásticas de Bellas Artes tiene una duración de 3 semestres en las cuales ven 10 materias técnicas, 8 teóricas y 3 niveles de inglés, para un total de 21 materias. El Plan de Estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales fundamenta su ciclo a partir de los
86

primeros 4 semestres en las cuales ven unas materias técnicas (12), otras teórico-prácticas (8) y unas teóricas (8), para un total de 28 materias. El Plan de Estudios de Licenciatura en Artes Visuales desarrolla su ciclo fundamental en los cuatro primeros semestres con 7 materias teóricas, 9 teórico-técnicas y 4 niveles de inglés, para un total de 20 materias. En el segundo ciclo tenemos que el Plan de Estudios de Artes Plásticas se divide en 3 semestres en los cuales ven 9 materias teórico-prácticas, 9 teóricas y 3 niveles de inglés, para un total de 21 asignaturas. El Plan de Estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales divide este segundo ciclo en 4 semestres en el cual ven 19 materias técnicas y 9 materias teóricas, para un total de 28 asignaturas y en lo que respecta a el Plan de Estudios de la Licenciatura en Artes Visuales, su segundo y último ciclo se divide en 6 semestres en los cuales ven 16 materias teóricas, 6 teórico prácticos y 2 trabajos de grado para un total de 24 asignaturas. El tercer ciclo en el plan de estudios de Arte Plásticas, ocupa los últimos cuatro semestres con 7 materias teóricas -prácticas, 5 teóricas, dos niveles de inglés y tesis, para un total de 15 materias. El tercer ciclo para el plan de estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas, ocupa los dos últimos semestres con 6 materias técnicas, 2 teórico-prácticas y 2 teóricas para un total de 10 materias128.

NÚMERO DE MATERIAS POR PROGRAMA
Artes Plásticas (Bellas Técnico Laboral en Licenciatura en Artes Artes). Artes Plásticas y Visuales (Univalle) Visuales (I.P.C.) Cantidad de materias

Materias Técnico y teórico-prácticas Materias teóricas. Trabajo de Grado. Inglés Total Materias.

26 22 1 8 57

47 19

15 23 2 4 44

64

En la tabla podemos observar que en lo que respecta al Plan de Estudios de Técnico Laboral en Arte Plásticas y Visuales como al de Artes Plásticas existe una demanda alta, en horas, en lo que corresponde a las materias técnicas, es decir que provee al estudiante un
128

En la malla curricular del Plan de Estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas en el Ciclo de Énfasis y Proyección a la Comunidad existen varias materias que se muestran pero que no tienen cantidad horaria ni créditos, por lo que no son tomadas en cuenta en el análisis de este capítulo.

87

conocimientos amplio en el uso de la materia (barro, pigmentos, programas, etc.) y sus maneras de producción, que va desde los formas tradicionales (pintura, grabado, escultura) a las modernas y contemporáneas (serigrafía, fotografía, video, herramientas digitales como el Corel Draw, Photoshop). Esto permite evidenciar la importancia del hacer, es decir, escuelas que tienen como foco ser formadoras de artistas, proceso que va de la mano con el conocimiento teórico, que le permite al estudiante no sólo visualizar su proceso productivo desde un punto de vista subjetivo-personal, sino también desde un punto subjetivo-contextual. En lo que respecta al Plan de Estudios de Licenciatura en Artes Visuales se puede observar que su mayor número de clases se concentra en las materias teóricas, en relación con la historia, la pedagogía y la estética. Se puede decir que la formación está más ligada al conocimiento artístico desde los conceptos, vistos en este caso a través de lo teórico. Si bien existen unas clases llamadas Proyectos y Seminarios Técnicos Tecnológicos, no se especifica su contenido, ni se articulan unas técnicas visuales, lo que hace que, aunque este conocimiento del hacer sea importante, pasa a un segundo plano. El plan de estudios de artes visuales de la Universidad del Valle ofrece Licenciados capacitados para la enseñanza en Educación Media129,que se fundamenta a través de las clases de pedagogía dándole al estudiante herramientas para el diseño, programación, realización y evaluación de talleres. Pero entonces, ¿dónde queda la especificación técnica? Los colegios abordan sus clases de artes desde áreas específicas, algunos los llaman artes plásticas haciendo énfasis en conocimientos en la pintura, dibujo y escultura; otros llaman clase de artes a las manualidades; artes visuales es el nombre que se le da a las clases que enseñan a sus estudiantes fotografía y video; clase de diseño es la materia que enseña el uso de herramientas digitales (Photoshop, Corel, Pain, etc), mientras que otros llaman clase de artes plásticas a aquello que se pueda hacer a través de los diversos medios anteriormente nombrados. Es importante construir un campo de relaciones entre lo que es el conocimiento técnico y el pedagógico, por ejemplo preguntarse los aportes, que permiten las técnica artísticas, en relación con el desarrollo físico, mental, emocional, psicológico de los estudiantes. Si la base fundamental de la carrera de artes en la Universidad del Valle, es de vital importancia que existan unas especificaciones más detalladas de las materias técnicas o tecnológicas, pues estas tienen que ir amarradas a la estructura fundamental del plan que

129

En el Plan de Estudios se especifica como enseñanza para bachillerato.

88

es la clase de pedagogía y así dar respuestas a sus múltiples cuestionamientos sobre la enseñanza del arte en la educación media y sus campos de acción130. Otro punto importante dentro del análisis del cuadro es la inclusión de la materia Inglés tanto en el Plan de Estudios de Artes Plásticas de Bellas Artes como en el de Licenciatura en Artes Visuales de la Univalle. Las instituciones de educación superior deben promover y exigir el aprendizaje de un segundo o tercer idioma como parte de las actuales acreditaciones.

4. CONCLUSIÓN Este trabajo formuló un ejercicio de análisis de la estructura o malla curricular de tres planes de estudio en artes plásticas y/o visuales de la ciudad de Cali,el cual inicia con un recorridohistórico y luego reglamentario en donde se resaltan y revisas algunas de las leyes que cobijan dichas instituciones como la Ley General de Educación.Este interesante proceso permitió visualizar, agrandes rasgos, el contexto artístico de Cali desde inicios del siglo XX y la función que han desempeñado las instituciones académicas de arte en el desarrollo cultural de la ciudad a través de la oferta y demanda educativa. A través del desarrollo de los capítulos se observó que los proyectos de educación artística no especifican, dentro de su Plan de Estudios, qué son las Artes Plásticas y/o Visuales; parecen dar por sentado dicho conocimiento. Si observamos las mallas curriculares de Artes Plásticas y Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales, se evidencia que las dos ofrecen una gran cantidad de técnicas tradicionales y de nuevos medios como el video. En el caso de Bellas Artes su ofrecimiento se amplía mucho más a través de las clases de informática y multimedia; materias que han aumentado el tiempo de cátedra si comparamos la estructura curricular del 2008 con la de 1998. Teniendo en cuenta que la malla curricular de Artes Plásticas tiene gran cantidad de materias que coinciden con la malla de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales, ¿qué hace que una sea artes plásticas y la otra artes plásticas y visuales? En el caso de Licenciatura en Artes Visuales, ¿qué se específica dentro de su malla curricular que exponga que se trata de artes visuales y no de artes plásticas? ¿Hay un límite entre las artes plásticas y las artes visuales?

130

En este proceso es importante el análisis de los Lineamientos Curriculares en Educación Artística diseñado por el Ministerio de Educación y revisado por el Ministerio de Cultura.

89

Esta incógnita se refuerza con el análisis realizado en el último capítulo, en el cual se comparan los perfiles profesionales y ocupacionales y se observan las semejanzas entre las ofertas de cada programa. Esto evidencia que no existe una determinación, una delimitación y especificación en la formación, pues el egresado de los tres programas tiene, en teoría, la capacidad de generar proyectos, hacer crítica, trabajar en el campo de la investigación, realizar curadurías y además participar de proyectos educativos. Estas semejanzas no permiten determinar la diferencia entre lo que es artes plásticas y artes visuales. Una diferencia significativa entre la Licenciatura en Artes Visuales y la de Bellas Arte e I.P.C. está en que el egresado de Univalle puede desempeñarse como educador. Esto se puede ver a partir del gran énfasis que tiene la materia de pedagogía en la carrera, lo que le posibilita ofrecer un artista-educador, pues lo provee de herramientas necesarias para tal fin. En este sentido, no es lógico que el Plan de Estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales ofrezca que el egresado posea formación en estrategias pedagógicas cuando no se presenta una clase que promueva dicho conocimiento. Después de haber realizado el análisis de estos tres planes de estudio, considero que en lo que respecta al de Artes Plásticas de Bellas Artes existe claridad en el sentido de la formación de artistas tratando de estar a la vanguardia con nuevos medios técnicos y tecnológicos para la producción (aunque no sea claro el punto de cuándo es artes plásticas y cuándo es artes visuales), situación que obedece a su misión; pero es importante prestar mayor atención al tiempo de trabajo individual y el de hora cátedra, pues es necesario fortalecer el trabajo autónomo de los estudiantes pues lo acerca a su futuro individual profesional. Otro punto de revisión son los perfiles, algunos de ellos son ambiciosos y no se encuentran en la estructura curricular o son temas densos que requieren un desarrollo más específico del mismo como por ejemplo la curaduría como campo ocupacional. Los curadores no se hacen sólo tomando una clase o un talle llamado curaduría. Con respecto al Plan de Estudios de Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales, se trata de un proyecto de buenas intenciones pero olvida varios aspectos importantes, entre ellos los puntos básicos para la realización de un proyecto en educación para el trabajo y el desarrollo humano. Además de ser un proyecto con falencias de tiempo, excesiva carga académica y de visualización de las necesidades del medio y del público al que se dirige, el cual debería ser la base fundamental de su oferta, es un proyecto incompleto y carente de un análisis minucioso del entorno.

90

Referente a Licenciatura en Artes Visuales existe una interesante oferta que va de acuerdo al crecimiento de artistas que se desempeñan actualmente como educadores de artes en colegios, debido esto a la promulgación en educación artística que realiza la constitución de 1991 y que evidencia la necesidad de plantear programas para formar artistas educadores, inicio fundamental de la creación del pregrado de Licenciatura en Artes Visuales. Dentro del análisis del programa se evidencio que al interior de los planteamientos del Plan de Estudio y la malla curricular, no se visualiza una descripción concreta de las herramientas técnicas o tecnológicas, lo que permitiría: Conocer algunos de los focos del hacer; crear una ideas más cercana de por qué se trata de una carrera que toma como nombre “artes visuales” y no “artes plásticas”; reflejar los vínculos entre las clases técnicas y pedagógicas en el desarrollo de los planteamientos de la problemática de la enseñanza del arte y su participación de los procesos educativos en el rango de la educación media, lo que hace necesario la revisión y el análisis de los Lineamientos Curriculares en Educación Artística. Es importante mencionar, de manera general, que la construcción y proyección de un currículo debe estar en la obligación de analizar y aportar al campo al cual pertenece, tomando como base fundamental el contexto y su fundamento histórico, y así participar de un proyecto en construcción o en movimiento llamado ciudad. Como en el caso de las tres instituciones parte de esta investigación las cuales perteneces a momentos políticos, históricos y culturales diferentes, lo que permitió que se crearan a partir de proyectos y necesidades particulares, pero que actualmente, parecen estar encaminados en la igualdad de preocupaciones en la diversidad de los focos del hacer de las artes visuales. Finalmente espero que este trabajo pueda servir como referencia a alguna otra investigación sobre el tema del currículo de arte en Cali o ser útil dentro de los procesos de evaluación de los respectivos planes de estudios mencionados. La revisión a profundidad del funcionamiento de cada una de las escuelas de artes plásticas y/o visuales, corresponde a un estudio profundo y detallado de los diversos puntos del proyecto curricular el cual se apoya de la constante evaluación y la participación de la comunidad a la que pertenece.

91

5. BIBLIOGRAFÍA CAPÍTULO 1  Arte y Violencia en Colombia desde 1948. Museo de Arte Moderno de Bogotá. Editorial Norma. Bogotá. 1999.  Artes. La Revista. Universidad de Antioquia. Volumen 4. Número 7. Enero – junio de 2004.  CASTILLO, César Arturo. CHAVEZ. Marco Fidel. CASTILLO, Cesar Arturo. 50 años Instituto Popular de Cultura. Ediciones I.P.C. Cali. 1997.  CASTILLO, Cesar Arturo. El Arte y la Sociedad en la historia de Cali. Universidad del Valle. 1994.  Catálogo. 39 Salón Nacional de Artistas. X Salones Regionales de Artistas. Ministerio de Cultura. 2004.  CHAVES, Marco Fidel. Pasado, Presente y Futuro del Instituto Popular de Cultura. Cali. 1984.  CHÁVEZ, Marco Fidel. Historia abierta del Instituto Popular de Cultura. 50 años Instituto Popular de Cultura. Ediciones IPC. Cali. 1997  ESCOBAR, Navia Rodrigo. 450 años de solidaridad. Cali 450 años. Fundación grupo 80. Cali. 1986.  FERNANDEZ, Carlos Arturo. Arte en Colombia 1981-2006. Universidad de Antioquia. Medellín 2007.  Festival de Performance de Cali-Colombia. Helena Producciones. Cali. 2006.  GAITÁN, Andrés. Del Termómetro al Barómetro –Una mirada a la estructura del Salón Nacional de Artistas-. Premio Nacional a la Crítica de arte. Ministerio de Cultura. Ediciones Uniandes. Bogotá. 2005.

92

 GONZALEZ, Miguel. Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX. 2005.  GONZALEZ, Miguel. FRANCO, Fernell. Apuntes para una historia del arte en el Valle del Cauca durante el siglo XX. Secretaria de Cultura y Turismo. Marzo. Cali. 2005.  Historia del Arte Colombiano. Salvat Editores. Bogotá. 1983.  LLERAS, Cristina. Arte, Política y Crítica. Politización de la mirada estética. Colombia, 1940 – 1952. Universidad Nacional de Colombia. 2005.  OSORIO, Ramiro. V Salones Regionales. XXXIV Salón Nacional de Artistas. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura. 1992.  Plástica. Arte Contemporáneo en Colombia. Ministerio de cultura. El Vicio Producciones. Bogotá. 2005.  Revista Arcadia. Bogotá. Junio 20 de 2007.  ROMERO, Sandro. Sesenta Años Teatro Municipal Cali. Escenarios de Acontecimientos. Cali. 1987.  TORRES, Carlos Fernando. Arte en los noventas. Universidad Nacional de Colombia. Escuela de artes plásticas. 2004.  VÁSQUEZ, Édgar. Historia de Cali en el siglo 20. Artes gráficas del Valle Editores e impresores. Cali. 2001.

CAPÍTULO 2    
Constitución Política de Colombia 1991. Declaración de Bogotá sobre Educación Artística. Enero. 2006 Ley 30 de 1992. Ley 115 de 1994. 93

 

Ley 397 de 1997. Ley General de Cultura Plan Educativo Institucional. Facultad de Artes Visuales y Aplicadas. Instituto Departamental de Bellas Artes. Cali. 1998. Plan Educativo Institucional. Facultad de Artes Visuales y Aplicadas. Instituto Departamental de Bellas Artes. Cali. 2005. Plan Nacional de Educación Artística 2007-2010. Ministerio de Educación Nacional. Ministerio de Cultura. Colombia.

Programa Académico de Pregrado. Licenciatura en Artes Visuales. Departamento de Artes Visuales y Estética. Facultad de Artes Integradas. Cali. 2001. Programa Técnico Laboral en Artes Plásticas y Visuales. Instituto Popular de Cultura. Año 2009. Serie de lineamientos curriculares. Educación Artística.

INTERNET   
http://html.rincondelvago.com/curriculo.html http://www.colombiaaprende.edu.co/html/docentes/1596/fo-article-125469.pdf http://www.sinic.gov.co/OEI/paginas/informe/informe_54.asp

 http://es.wikipedia.org/wiki/United_Fruit_Company)  http://www.mincultura.gov.co/?idcategoria=18147  http://www.pastranec.net/historia/contemporanea/crisisdel29.htm  http://usuarios.lycos.es/mincho/biografias/Valencia.htm  http://www.latinartmuseum.com/marta_traba.htm

94

 http://www.lablaa.org/blaavirtual/todaslasartes/dibujo/dibujo9.htm#veinteuno  http://bitio.net/vac/contenido/historia/aproximacion.html  http://www.museoarteeroticoamericano.com/giangranditallercuatrorojo.html

95

ANEXOS

96

ANEXO 1 PLAN DE ESTUDIOS DE ARTES PLÁSTICAS INSTITUTO DEPARTAMENTAL DE BELLAS ARTES.

97

98

99

100

101

102

103

104

105

ANEXO 2 LICENCIATURA EN ARTES VISUALES UNIVERSIDAD DEL VALLE.

106

107

108

109

110

111

112

113

114

115

116

117

118

119

120

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful