lun.

com - Diario Las Últimas Noticias

http://www.lun.com/ediciones_anteriores/detalle/noticia.asp?idnoticia=...

ir directo a......

El Día | Política | Economía | Internacional | Sociedad | Deportes | Tiempo Libre | Cultura | Cartas | Editorial |

Su último trabajo estuvo concentrado en el nuevo mall de Melipilla

Enrique Marmentini: “Puedo decir que renací de las cenizas”
Mauricio Ruiz M. Jueves 10 de Octubre de 2002

El ex empresario salió ya de la depresión por la quiebra de su cadena de supermercados en 1997 y hoy es un cotizado asesor de centros comerciales.

No parece un hombre que hace cinco años perdió un imperio en la industria de los supermercados. Todos sus gestos, palabras e incluso los malos recuerdos de la quiebra de los Marmentini Letelier rematan con una sonrisa serena, que muestran a alguien feliz y en paz con su vida.

“Lo perdí todo. Quedé sin casa, auto e incluso me separé”. Esos fueron los efectos que soportó Enrique Marmentini de la quiebra de su cadena de supermercados.

“Se puede decir que renací de las cenizas. Pasaron los tiempos complicados, porque ahora, con las asesoría para centros comerciales, me ha ido bien”, comenta Enrique Marmentini, el consultor de 49 años que negoció con las empresas que se ubican en los 68 locales del nuevo Mall Leyán Plaza de Melipilla (ver recuadro). El ex empresario recuerda que le costó superar emocional y económicamente la pérdida de los supermercados que cimentó junto a su amigo y ex socio, Ismael Letelier. Con él se inició como emprendedor, vendiendo dulces en un kiosco ubicado en las afueras de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Chile, cuando era estudiante de Economía. En 1978, con algunos ahorros, y el capital que se consiguieron con algunos familiares, arrendaron un local en San Camilo, donde instalaron una sucursal de confites para mayoristas. Pero, como era mucha gente la que llegaba para comprar al detalle se concentraron en ese mercado. Fue el inicio del Marmentini Letelier de Manuel Montt con Providencia. “Una verdadera revolución, con los bajos precios como nuestra mayor ventaja”, recuerda el ex empresario. Avance explosivo El avance fue explosivo y en 1990 ya sumaban 10 locales y más de 1.500 trabajadores. También fue el año de la separación con su socio Ismael, quien en estos momentos es un próspero empresario en el rubro de ventas de automóviles. “Seguimos siendo amigos e incluso hemos ideado hacer algo juntos, pero no nos hemos decidido”, se apresura en responder Marmentini. Ahora en solitario, en la década del 90 comenzó a dar la lucha a otras cadenas de supermercados que ingresaban a esta industria. Más y más inversión para modernizarse y extender la cadena a 19 establecimientos, incluso con un local en Bolivia. El endeudamiento fue el principal conducto para financiar la osadía de convertirse en uno de los grandes supermercadistas. Pero la máquina, finalmente, le pasó la cuenta. En 1997, cuando solicitó la quiebra de supermercados Marmentini, tenía una deuda con sus proveedores de 30 millones de dólares. “Hicimos todo lo posible por responder; primero vendimos doce locales a Santa Isabel y nos quedamos con nueve más pequeños, pero no resistimos. Lo perdí todo”. -¿Qué significa perder todo?

1 de 2

05-09-2006 22:29

lun.com - Diario Las Últimas Noticias

http://www.lun.com/ediciones_anteriores/detalle/noticia.asp?idnoticia=...

-Es quedar en cero. Perder casa, auto; me separé entremedio también y, entre paréntesis, he rehecho mi vida, con una nueva pareja (la sicóloga Patricia Escobar), que me ayuda en mis consultorías. Ese negocio se inició gracias a los contactos que dejó en el mundo empresarial, especialmente de los centros comerciales, desarrollando proyectos fuera del país, en Punta Arenas, Curicó y, ahora, en Melipilla, que “es una de las iniciativas más importantes en mi nueva etapa por la inversión de 12 millones de dólares que involucra”. -Pasó de ser jefe, dueño de una empresa, durante toda su vida a empleado en la asesoría a empresarios. ¿Cuál función ha sido la más difícil? -Cada función tiene sus dificultades. Si eres responsable, las dos cosas son complejas. No tengo ningún problema en ser empleado o ser jefe, lo importante es hacer bien las cosas. -¿Y qué cosas no se hicieron bien en los supermercados Marmentini? -Crecer más allá de lo que se podía. Después de cinco años uno tiene una perspectiva más madura para verlo y creo que fue un error. Eso me ha servido ahora para evaluar bien, para poder dar a terceros esa experiencia, para que no les pase lo mismo. -¿Y cuándo esos conocimientos los utilizará en una empresa propia, como inversionista? -No lo veo como una perspectiva real, porque para competir, como grupo económico, se necesita mucho capital. Me gusta estar ligado como consultor y asesor. De hecho, ahora estamos armando una consultoría más especializada en retail y en la investigación y desarrollo del área de Recursos Humanos. No es que no quiera ser empresario, pero no es un tema que me tenga trastornado.

¡Por fin escaleras mecánicas!
Está ubicado al costado de la Plaza de Armas de Melipilla y le faltó poco para que sus cuatro niveles alcanzarán la altura de la Catedral de la ciudad. En sus 22 mil metros cuadrados construidos, el Mall Leyán Plaza tendrá una oferta de 65 locales, una tienda ancla MegaJohnsons, el supermercado San Francisco, patio de comidas y tres salas de cine, estacionamientos subterráneos y las primeras escaleras mecánicas de Melipilla. La inversión total asciende a 12 millones de dólares, de los cuales el 30% fue financiado con capital propio del empresario local Moisés Leyán Carcur, quien cambia radicalmente de rubro, tras 33 años en el ámbito supermercadista. El mall, que abre las puertas al público hoy y que generará 500 nuevos puestos de trabajo, fue inaugurado ayer por el alcalde de Melipilla, Fernando Pérez, el gobernador de la provincia Roberto Teplizky y todos los ediles de las comunas aledañas (María Pinto, Peñaflor, Talagante, San Antonio, entre otros). Este proyecto inmobiliario, el más importante de los últimos 50 años, se suma a los grandes avances que ha logrado la provincia de Melipilla en el último tiempo. Tras la inauguración de la Autopista del Sol, se espera contar pronto con un tren rápido que una Santiago con Melipilla, una clínica privada y una universidad.

2 de 2

05-09-2006 22:29