You are on page 1of 4

Diversas formas de

pensar
Formación Ética y Cívica en la Escuela
Primaria
Por: Karla Cittlalic Acevedo Hernández
H.- Matamoros Tamaulipas, a 16 de Diciembre del 2008
INTRODUCCION

Diversos autores han escrito sobre las formas de enseñanza y las
características de un maestro en la educación cívica, a continuación se
enlistaran las diferentes características de la enseñanza de los alumnos
de acuerdo a la forma de pensar de los diferentes autores.

DESARROLLO

Carlos A. Daniel
Rafael Ramírez Célestin Freinet
Carrillo Delgadillo

Que son
Diferentes a lo
capaces de
que ellos
hacer las cosas
fueron en su
como ellos
Percepción época, nada de
quieren,
sobre los niños la forma de
necesitan
pensar de ellos
castigos para
es como la de
que se porten
los niños ahora
bien

Tranquilo,
harto, con Debe tener una
excelentes Patriota, personalidad, Entregado a su
Características métodos de entregado a su tener una labor y no con
del maestro enseñanza amor por el preparación una forma de
pero con poco país para dar las pensar antigua
manejo de la clases
disciplina

Guiar el
progreso social
No con la
hacia las metas
De acuerdo a pedagogía
de la libertad,
Las formas de un horario o al vieja, no con
paz y
trabajo comportamient lecciones o con
fraternidad
o de los niños sermones, ni
entre los
con ejemplos,
hombres y los
pueblos

Los premios y Son entregados Todo debe ser
los castigos por algún buen guiado en base
desempeño de
los niños o
para mantener
a la moral
un buen
comportamient
o

En cuanto a las expresiones que manejan los autores acerca de la
moral, como dice Célestin Freinet “La moral no se enseña, se vive” lo
cual tiene toda la razón en sus letras, porque no solo basta con enseñar
con ejemplos o con lecciones o sermones, sino que se tiene que vivir,
dicen que nadie experimenta en cabeza ajena, así que para poder decir
que somos personas morales tenemos que vivir así, moralmente.

“Enseñar la moral es bueno, es necesario sin duda; pero no es
bastante: la escuela no llena su misión, sino educando moralmente al
niño. (…) Hay maestros que, cuando dan su clase de moral, creen que
educan moralmente a la infancia. ¡Pobres ciegos! Esto en palabras de
Carlos A. Carrillo, quien sabe lo que dice o más bien escribe, uno no
aprende con solo leer, adquirimos únicamente la teoría, al no
experimentar o poner en práctica nos deja un poco alejados de la
realidad. Es necesario así, que el niño practique lo que aprenda y que el
maestro no se encierre en una burbuja de plática, sino que permita que
el niño actúe moralmente.

CONCLUSION

Cada persona piensa diferente, los autores antes mencionados
describen lo que en su momento creyeron conveniente, aunque afirman
que los niños y su forma de pensar han cambiado con el paso de los
años. En las frases no queda mucho que decir, simplemente que
necesitamos practicar, ser o actuar de acuerdo a lo que se nos enseña y
que esta enseñanza no solo quede en la teoría.

BIBLIOGRAFIA
Carrillo, Carlos A. (1964), “Disciplina”, “Inconvenientes de los premios” y
“Moral. Algunos pensamientos sueltos”, en Artículos Pedagógicos, 2º ed.,
México, SEP/Instituto Federal de Capacitación del Magisterio (biblioteca
pedagógica de perfeccionamiento profesional) pp. 124-128, 317-318,
435-437.

Delgadillo, Daniel (1992), “La instrucción cívica y el patriotismo” , en
Vicente Fuentes Díaz y Alberto Morales Jiménez, Los grandes educadores
mexicanos del siglo XX, 2º ed., México, Editorial del Magisterio “Benito
Juárez”, pp. 177-179.

Ramírez Castañeda, Rafael (1966), “El maestro de civismo y sus
responsabilidades más sobresalientes”, en Obras completas de Rafael
Ramírez, t. II, Jalapa, Dirección General de Educación Popular-Gobierno
del Estado de Veracruz (biblioteca del maestro veracruzano, 14), pp.
449-454.

Freinet, Célestin (1972), “La formación moral y cívica a principios de
siglo” y la “Moral no se enseña, se practica”, en La educación moral y
cívica, Barcelona, Laia, pp. 7-17.

Karla Cittlalic Acevedo Hernández
Oaxaca 47 Col. Esperanza
Karla_acevedo1@hotmail.com