You are on page 1of 3

¿Cómo afectamos

los maestros?
Formación Cívica y Ética en la
Escuela Primaria I
Por: Karla Cittlalic Acevedo Hernández

16/12/2008
INTRODUCCION

Dentro del aula, ocurren situaciones con los niños, los
maestros o los mismos compañeros, dentro del programa se
plantean tres situaciones, en cada una se responde a
diferentes preguntas las cuales son ¿Cómo impactan las
actitudes del maestro en los niños?, ¿En qué casos se
estimula o inhibe la confianza en los alumnos? Y ¿Cómo se
manifiesta la formación en valores en estos relatos?

DESARROLLO

En la primera situación el maestro mantiene castigado a
dos alumnos, de pie y ayuda a otros a resolver problemas,
ocurre dentro de estas explicaciones que uno de los alumnos
castigados le corrige al maestro uno de los problemas, el
maestro enojado trata de hacer bien el problema, pero el niño
demuestra el error del profesor. Respondiendo a la primera
pregunta puedo decir que la actitud del maestro no ayuda en
nada a los alumnos y menos al momento de realizar los
ejercicios él, esto no permite que los alumnos emitan sus
opiniones e inhibe a los niños a no querer participar. No
existe el respeto, la tolerancia y libertad ya que ninguno
puede expresarse ya que teme ser castigado.

En la segunda el maestro se muestra atento a muchas
actividades dentro del salón, pero sin poner la debida
atención a los trabajos de los niños o en si a los niños,
hablando mal del trabajo de los alumnos, haciéndolos sentir
inútiles, esto me hace pensar que no es justo no poner la
debida atención a los alumnos y mucho mas avergonzarlos
frente a los demás niños. Todos son independientes y trabajan
de forma diferente, se le tiene que orientar y dejar que solo
salga adelante.

En la tercera situación, el maestro de muestra amable,
ofrece confianza y seguridad a un alumno al ayudarlo o más
bien orientarlo a su trabajo, un problema de matemáticas
hace que muchos niños se mantengan inquietos queriendo
ayudar a resolver ese problema, pero el de forma cortés deja
que el alumno se valga de su conocimiento, es así como debe
ser la enseñanza, este maestro fomenta la confianza, ayuda y
no castiga por que le falló un numero en matemáticas, le
inspira para seguir adelante.

CONCLUSION

Es necesario saber que debemos ser fomentadores del
trabajo de los niños, no dejar pasar las actitudes de ellos y
más, el mostrarles la atención que requiere cada quien. Para
así darles la confianza que necesitan para salir adelante.

BIBLIOGRAFIA

Luna Elizarraras, Maria Eugenia (1997), Los alumnos como
referente básico en la organización cotidiana del trabajo en el
aula, México, DIE, Cinvestav-IPN (tesis, 21) pp. 50-51, 63 y
158.