You are on page 1of 9

Ciencia y Tecnología en el Siglo XIX

Hugo R. Martin

El escenario social a comienzos del Siglo XIX 1 A comienzos del siglo XIX, la mayoría de la población europea estaba formada por campesinos y en el continente americano, la agricultura predominaba principalmente en los Estados Unidos, hasta que se produjo el triunfo del norte industrialista sobre el sur agrario y esclavista en la Guerra de Secesión que tuvo lugar entre 1861 y 1865. La lentitud con que se realizaba el comercio internacional y se propagaban los cambios derivados del avance en los conocimientos científicos y nuevos desarrollos tecnológicos en aquella época, se reflejaban en economías regionales sujetas a los ciclos impuestos por las buenas o malas cosechas. Esta situación mantuvo vigencia hasta mediados del siglo XIX, momento en que la crisis económica desatada entre 1846 y 1848 fue, probablemente, la última crisis cuyas causas pueden ser reconocidas como predominantemente agrarias en la historia del hombre. La Revolución Industrial Este fue un periodo histórico comprendido entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, en el que Inglaterra en primer lugar, y el resto de Europa continental después, sufrieron el mayor conjunto de transformaciones socioeconómicas, tecnológicas y culturales de la historia de la humanidad desde el Período Neolítico. La economía basada en el trabajo manual fue reemplazada por la industria y la manufactura, comenzando con la mecanización de las industrias textiles y el desarrollo de procesos relacionados con el hierro y sus aplicaciones. El aumento de la producción y la disminución del tiempo en el que esta se realizaba dieron lugar a la producción en serie, modalidad que consiste en la sustitución de tareas complejas, por varias operaciones simples que pueda realizar cualquier obrero sin necesidad de una alta calificación. De este modo la reducción de los costos de producción y el aumento de la cantidad de unidades producidas, permitieron una reducción relativa de precios para llegar a los mercados masivos de consumo de todo el mundo. La Revolución Industrial tuvo lugar principalmente durante la segunda mitad del Siglo XIX. Aunque hubo muchos desarrollos tecnológicos durante la época (ver Tabla al final de estas líneas), en ella se suelen distinguir dos etapas diferenciadas por los profundos efectos sociales que se dieron a partir de invenciones relacionadas con las mejoras en el conocimiento de los fenómenos físicos de la Termodinámica y la Electricidad. En lo referido a las tecnologías que se destacan en cada una, la que se conoce como Primera Revolución Industria, tuvo como elemento determinante la Máquina de Vapor (1803) y sus aplicaciones al transporte y la producción
1

Segunda Revolución Industrial – Planeta Sedna

industrial. En cambio, la denominada Segunda Revolución Industrial tiene como elementos técnicos destacados al Telégrafo, el Teléfono y el Motor Eléctrico. La Primera Revolución Industrial 2 La máquina de vapor Una máquina de vapor es un motor de combustión externa que transforma energía térmica en energía mecánica a través de una masa de agua. En esencia, el ciclo de trabajo se realiza produciendo vapor de agua en una caldera, el que por expansión en un cilindro empuja un pistón. Mediante un mecanismo de biela, el movimiento lineal alternativo del pistón se transforma en un movimiento de rotación que acciona, por ejemplo, las ruedas de una locomotora, o el rotor de un generador eléctrico. Una vez alcanzado el final de carrera del pistón el émbolo retorna a su posición inicial y expulsa el vapor de agua, para iniciar nuevamente el ciclo. En aquella época, la máquina de vapor se utilizó extensamente para mover máquinas y aparatos tan diversos como bombas, locomotoras, motores marinos, etc. Las modernas máquinas de vapor utilizadas en la generación de energía eléctrica no son ya del tipo de émbolo, sino que son atravesadas por un flujo continuo de vapor y reciben la denominación genérica de turbinas de vapor. En la actualidad la máquina de vapor alternativa es un motor muy poco usado salvo para servicios auxiliares, ya que se ha visto desplazado especialmente por el motor eléctrico en la maquinaria industrial y por el motor de combustión interna en el transporte. Las locomotoras y los barcos a vapor En el ámbito de las comunicaciones, se dieron profundos cambios. George Stephenson inventó la locomotora en 1814 y, luego de años de pruebas, se realizó en 1825 el primer viaje en un tren de pasajeros entre las ciudades inglesas de Stockton y Darlington. A partir de entonces, el parlamento inglés comenzó a aprobar la instalación de miles de kilómetros de vías férreas. La más importante fue la que unió los centros industriales de Liverpool y Manchester. El tren revolucionó la circulación de mercaderías. Mientras que un carro tirado por caballos o mulas podía llevar hasta una tonelada de mercadería, los trenes podían trasladar más de mil. Esto abarató los costos y amplió los mercados. También, por esta época se duplicó la capacidad de los barcos para transportar cargas y se redujo notablemente el tiempo necesario para cruzar el Atlántico. En 1838, el “Sirius” y el “Great Western” fueron los primeros barcos de vapor en cruzar el océano. La misma travesía que en 1820 llevaba unas ocho semanas, a fin de siglo demandaba solo una. Consecuencias de índole social
2

Wikipedia, Desarrollo científico tecnológico en el siglo XIX

Los adelantos originados en el uso de la Máquina de Vapor, mejoraron paulatinamente la calidad de vida de una población, lo que se reflejó en un aumento de la natalidad y una disminución de los índices de mortalidad. En el año 1800 la población europea era de unos 190 millones de personas, cantidad que se había duplicado un siglo después, a pesar de que millones de europeos habían emigrado hacia las llamadas “zonas nuevas”, como Australia y la Argentina. Los países de mayor industrialización registraron un mayor aumento de la población. Entre 1850 y 1890, Gran Bretaña pasó de 21 a 33 millones de habitantes; Alemania de 34 a casi 50; Bélgica de 4 a 6. En cambio, en los países con menor desarrollo industrial, el aumento demográfico fue menor, como fueron los casos de Francia que pasó de 36 a 38 millones y de España que incrementó su población desde 15,7 a 17,6 millones. La Segunda Revolución Industrial A partir de 1870, comenzaron a producirse una serie de cambios en la industria, tan importantes, que la mayoría de los historiadores hablan de una Segunda Revolución Industrial. En esta el protagonismo científico tecnológico correspondió a una serie de inventos relacionados con la electricidad, que marcarían el inicio del desarrollo de estas tecnologías a partir de la invención del Telégrafo, el Teléfono y el Motor Eléctrico. También un nuevo concepto económico comenzó a tomar importancia en el vocabulario político de la época: el capitalismo. Para la consolidación del desarrollo industrial, fue necesario el encuentro entre los sectores productivos y financiero. Los dueños de las fábricas necesitaban recursos económicos para instalar o ampliar sus empresas y construir líneas ferroviarias o buques. Los financistas fueron haciéndose imprescindibles y dominaron el mercado, al que le dieron un nuevo impulso. A diferencia de la primera, esta segunda revolución fue el resultado de la unión entre la ciencia, la técnica y el capital financiero. La Electricidad, el Telégrafo y el Teléfono La electricidad comenzó a ser empleada en la producción en el año 1867, cuando W. Siemens aplicó el Dínamo, un aparato que produce electricidad, a la industria. Pocos años después, en 1879, Thomas Alva Edison fabricó la primera lámpara eléctrica y la transformó en un producto industrial de su propia fábrica: la Edison Company, conocida después como General Electric Company, la primera empresa mundial de electricidad. Otro adelanto de gran importancia para la época representó el telégrafo en 1837, cuando Samuel Morse ideó un código que permitía en muy poco tiempo, transmitir textos completos a través de un sistema de cables eléctricos. En 1866, se tendió un cable telegráfico interoceánico entre Inglaterra y los Estados Unidos. Años más tarde, el italiano Guglielmo Marconi completó las

investigaciones de Heinrich Hertz sobre la transmisión telegráfica, a través de las ondas eléctricas de la atmósfera y concretó la invención del telégrafo inalámbrico. En 1876, Alexander Graham Bell inventó el teléfono, revolucionando el mundo de las comunicaciones. Aunque su difusión fue muy lenta y limitada, en un principio, a las ciudades más importantes de los países centrales. El motor eléctrico El Motor Eléctrico fue inventado en 1821 y se basa en las leyes establecidas por M. Faraday, según las cuales, si un conductor por el que circula una corriente eléctrica se encuentra dentro de la acción de un campo magnético, éste tiende a desplazarse perpendicularmente a las líneas de acción del campo magnético. El conductor tiende a funcionar como un electroimán debido a la corriente eléctrica que circula por el mismo, adquiriendo de esta manera propiedades magnéticas que provocan, debido a la interacción con los polos de un bobinado exterior, un movimiento circular que se observa en el eje del motor. La utilización de motores permitió el avance de industrias tales como la imprenta mediante el uso de máquinas rotativas, la elaboración de alimentos, el transporte mediante el uso de tranvías y trenes eléctricos y hasta artefactos que luego serían de amplio uso doméstico, como el fonógrafo, el tocadiscos, etc. Conclusiones i Los conocimientos sobre la Termodinámica y la Electricidad, junto al petróleo y sus derivados como combustibles y al acero como materia prima, fueron los elementos que permitieron la Revolución Industrial. Por este motivo el nuevo paradigma de la segunda mitad del Siglo XIX se puede asociar a la revolución en las comunicaciones alámbricas y en los medios de transporte, las cuales fueron precedidas por importantes avances en los conocimientos de la física sobre la Termodinámica y el Electromagnetismo. Esencialmente se puede afirmar que el dominio de las energías provenientes de los procesos relacionados con el calor y la electricidad, inauguraba por entonces toda una nueva época en el desarrollo de la sociedad moderna. Los principales efectos sobre el orden social de la época fueron: En el orden científico, el estado se hizo cargo de los gastos de la investigación científica y las instituciones universitarias se convirtieron en corporaciones científicas cuyo fin fue la investigación. Las ramas del saber se especializaron, mientras que en la

producción se organizó una división del trabajo En el orden político, se produjo un paulatino ascenso de los Estados Unidos de América y de Japón, convertidos en grandes potencias económicas. En el orden socio-económico, la burguesía afirmo su papel de clase dirigente, nació el capitalismo industrial y los monopolios y apareció el colonialismo, ya que los principales Estados obtuvieron de sus colonias las materias primas que necesitaban para producir sus productos.

ANEXO I DESARROLLOS TECNOLÓGICOS DEL SIGLO XIX

• • • • • • • • • • • • • • • • •

Pila (batería eléctrica) (Italia. 1800. Alessandro Volta) Telar Jacquard (Francia. 1800. Joseph Marie Jacquard) Telar de patrones (Francia. 1801. Joseph Marie Jacquard) Cocina de gas (Austria. 1802. Zachaus Winzler) Locomotora de vapor (Inglaterra. 1803. Richard Trevithick) Botón a presión o automático (Dinamarca. 1807. Bertel Sanders) Conservación de alimentos (Francia. 1810. Nicolas Appert) Alimentos enlatados (Inglaterra. 1810. Peter Durand) Prensa de imprimir (Alemania. 1810. Frederick Koenig) Gato hidráulico (1812. Joseph Bramah) Locomotora ferroviaria (Inglaterra. 1814. George Stephenson) Espectroscopio (1814. Joseph von Frauenhofer) Lámpara de seguridad (Inglaterra. 1815. Sir Humphry Dhabi) Estetoscopio (1816. René Laënnec) Bicicleta (Alemania. 1816. Karl D. Sauerbronn) Revólver (1818. Elisha Collier y Artemis Wheeler) Galvanómetro (Alemania. 1820. Johann Salomón Cristoph Schweigger)

• Higrómetro (Inglaterra. 1820. J.F. Daniell) • Motor eléctrico (Inglaterra. 1821. Michael Faraday) • Electroimán (Inglaterra. 1823. William Sturgeon) • Cemento Pórtland (Inglaterra. 1824. Joseph Aspdin) • Impermeable (Inglaterra. 1824. Charles McIntosh) • Segadora (1826. Patrick Bell) • Cerillas de fricción (Inglaterra. 1827. John Walker) • Negativo fotográfico (1827.William Henry Fox Talbot) • Daguerrotipos o fotografías (1827. Joseph Nièpce y L. Daguerre) • Máquina de coser (Francia. 1829. Barthélemy Thimonnier y Walter Hunt) • Sistema Braille para ciegos (Francia.1829. Louis Braille) • Cortadora de pasto (1830) • Dinamo (Inglaterra. 1831. Michael Faraday) • Transformador (Inglaterra. 1831. Michael Faraday) • Fósforos (Francia. 1831. Charles Sauria) • Telégrafo (Inglaterra. 1837. Samuel Morse, William Cooke y Charles Wheatstone) • Cosechadora (1838. Varios) • Bicicleta (Inglaterra. 1839. Kirkpatrick MacMillian) • Martillo hidráulico (Inglaterra. 1839. James Nasmyth) • Sello de correos (Inglaterra. 1840. James Chalmers) • Buques con casco de hierro (1840) • Tarjeta navideña (Inglaterra. 1843. Henry Cole) • Código Morse (1844. Samuel Morse) • Anestesia (1844. Horace Wells) • Algodón, pólvora (Alemania. 1846. Christian Frederich Schönbein) • Saxofón (1846) • Hormigón (Francia, 1849. F. J. Monier) • Algodón mercerizado (Inglaterra. 1850. John Mercer) • Oftalmoscopio (Alemania. 1851. Hermann Ludwig Ferdinand Helmholtz) • Dirigible no rígido (Francia. 1852. Henri Giffard) • Giróscopo (Francia. 1852. Jean Bernard Leon Foucault) • Jeringuilla (1853. Charles Pravaz) • Ascensor (1854. Eli Otis) • Abrelatas (Inglaterra. 1855. Robert Yates) • Fósforo de seguridad (Suecia. 1855. J. E. Lundstrom) • Jeringuilla hipodérmica (Inglaterra. 1855. Alexander Wood) • Mechero de gas Bunsen (Alemania. 1855. Roberto Wilhelm Bunsen) • Anilina, primer colorante sintético (Inglaterra. 1856. William Perkin) • Acero (Inglaterra. 1856. Herny Bessemer) • Espectroscopio (Alemania. 1859. Gustav R. Kirchhoff y Robert W. Bunsen) • Acumulador (1859. Gastón Planté) • Sumergible (1859. Narcis Monturiol) • Máquina esquiladora (1860) • Linóleo para suelos (Inglaterra. 1860. Frederick Walton) • Motor de gas (Francia. 1860. Étienne Lenoir) • Pasteurización (Francia. 1860, Louis Pasteur) • Horno eléctrico (Inglaterra. 1861. William Siemens) • Fotografía en color (1861. James Maxwell) • Plásticos (1861. Varios) • Cirugía antiséptica (Inglaterra. 1865. Joseph Lister) • Rotativa (1865. Varios) • Dinamita (Suecia. 1865. Alfred Nobel) • Torpedo (1866. Robert Whitehead) • Pila seca (Francia. 1868. Georges Leclanché) • Grapadora (1868. C.H. Gould)

• Máquina de escribir (1870) • Frigorífico (Francia. 1870. George Claude) • Margarina (Francia. 1871. H. Mège-Mouriés) • Chicle (1872. Thomas Adams) • Máquina de escribir (1873. Cristopher Latham Sholes) • Gelinita (explosivo) (1875. Alfred Nobel) • Teléfono (1876. Alexander Graham Bell) • Fonógrafo (1877) • Micrófono (1878. David Hughes) • Motor de cuatro tiempos (Alemania. 1879. Karl Benz) • Caja registradora (1879. James Ritty) • Bombilla o ampolleta, lámpara eléctrica de incandescencia (1879. Thomas Edison) • Tren eléctrico (Alemania. 1879) • Patín de ruedas (Inglaterra. 1880. J. Walters) • Estufa de gas (1880. Sigismund Leoni) • Tranvía (1881. Werner von Siemens) • Central hidroeléctrica (Inglaterra. 1881) • Plancha eléctrica (1882. Henry W. Seely) • Pluma estilográfica (1884. Lewis Edison Waterman) • Linotipia (1884. Ottmar Mergenthaler) • Turbina de vapor (1884. Charles Parsons) • Disco de Nipkow, televisión (Alemania. 1884. Paul Gottlieb Nipkow) • Rayón, nitrocelulosa (Francia. 1884. Conde Hilaire Bernigaud de Chardonnet) • Turbina de vapor multieje (Inglaterra. 1844. Charles Algernon Parsons) • Hormigón (1867. Joseph Monier) • Fonógrafo (1877. Thomas Edison) • Motor de gasolina (1884. Gottlieb Daimler) • Motor de combustión automóvil (Alemania. 1885. Karl Benz) • Submarino eléctrico (España. 1885. Isaac Peral) • Motocicleta (1885. Gottlieb Daimler) • Morfología de neuronas (España. 1887. Santiago Ramón y Cajal) • Llanta neumática inflable (Inglaterra. 1887. J. B. Dunlop) • Gramófono (1888) • Kinetoscopio (Inglaterra. 1888. William Kennedy Dickson, junto a T. A. Edison)) • Cinematógrafo (1888. Louis Aimé Le Prince) • Tocadiscos (Alemania. 1888. Emile Berliner) • Turbina de vapor (Suecia. 1889. Carl Gustaf de laval) • Teléfono de monedas (1889. William Gray) • Rayón, cuproamonio (Francia. 1890. Louis Henri Despeissis) • Estetoscopio (Francia, 1891. René Laennec) • Goma sintética (Inglaterra. 1891. Sir William Augustus Tilden) • Cocina eléctrica (1891. Carpenter Electric Company) • Planeador (Alemania. 1891. Otto Lilienthal) • Botella de vacío (Inglaterra. 1892. James Dewar) • Termo (Inglaterra. 1892. James Dewar) • Estufa eléctrica (1892. Rookes Evelyn Bell Corp. y Herbert Dowsing) • Motor Diesel (Alemania. 1892. Rudolph Diesel) • Rayón, viscosa (Inglaterra. 1892. Charles Frederick Cross) • Célula fotoeléctrica (Alemania. 1893. Julius Elster y Hans F. Geitel) • Radio (Italia. 1895. Guiglielmo Marconi) • Cinematógrafo (Francia. 1895. Louis y August Lumière) • Telegrafía sin hilos (Italia. 1895. Guiglielmo Marconi) • Máquina de afeitar (Francia, 1895. King Camp Gillette) • Neumáticos (Francia. 1895. Hermanos Michelin de Clermont Ferrand) • Rayos X (Alemania. 1895. Wilhelm Conrad Roentgen)

• Rayón, acetato (Inglaterra., 1895. Charles Frederick Cross) • Taxímetro (Alemania. 1896) • Tubos de rayos catódicos (1897. Ferdinand Braun) • Aspirina (Alemania. 1897. Felix Hoffman y Hermann Dresser) (principio activo en 1853 por Karl Gerhard) • Grabadora de sonidos (1898. Valdemar Poulsen)

i

Fuente Consultada: HISTORIA - El Mundo Contemporáneo - Felipe Pigna