Arquiurbanismo Los mejores ejemplos de arquitectura se están librando en situaciones donde la realidad tensiona las definiciones tipológicas hasta

llegar a cuestionar las relaciones establecidas entre forma y función. Estos nuevos escenarios requieren invenciones arquitectónicas que resultan fructíferas a muchos niveles, pues ayudan a los agentes promotores —bien sean públicos o privados— a liberarse de prejuicios y a repensar la ciudad huyendo de soluciones ya conocidas. Por otro lado, estos casos extremos obligan a los arquitectos a huir de soluciones burocráticas o catalogadas, separarse de falsos funcionalismos e intensificar su actitud proyectiva. En muchas ocasiones, esta tensión es el fruto de una relación programática nueva o de una situación urbana límite, aunque no siempre sea éste el caso. En el proyecto de Carles Muro y Charmaine Lay los requerimientos de los programas y la situación urbana no hacían necesaria una operación unitaria, ni una invención tipológica. Las demandas funcionales podrían haberse resuelto sin mayores problemas mediante un sistema de agregación de piezas independientes utilizando las clásicas técnicas de collage. Sin embargo, esta ciudad construida de fragmentos se sustituye por una organización sustentada en correlaciones entre las diversas entidades que la conforman. Es de suponer, por tanto, que el principal mecanismo de intensificación de efecto arquitectónico se concentre en esta operación voluntaria de interrelación entre piezas aparentemente autónomas. Una visita al mercado de Inca no deja indiferente. El proyecto ambiciona trascender la condición objetual del edificio del mercado y se despliega para configurar la experiencia arquitectónica del visitante urbano en todas las direcciones: hacia el subsuelo con el aparcamiento; perimetralmente con el mercado, el acceso al aparcamiento, la pérgola y el edificio de oficinas; hacia el horizonte con el pavimento que continúa el existente; y hacia el cielo con la rampa que conecta todas las piezas. Durante la evolución del proyecto —desde la propuesta de concurso hasta la versión construida— ha ido persistiendo una voluntad de conformar una estructura de relaciones entre los diferentes programas que funcionase más como una propuesta unitaria que como una agregación de entidades independientes. El proyecto hace uso de otros muchos recursos y de decisiones notables, y refleja una serie de actitudes de los arquitectos: optimismo en su capacidad transformadora —no existe proyecto sin investigación—, voluntad de explicar sus proyectos desde diferentes ópticas —visiones complejas— y una capacidad para absorber sus propios

La condición diagramática de la propuesta hace legible un esquema hasta el punto de convertirlo en la imagen del proyecto. y éste no sería el mismo sin el edificio de oficinas. se extiende para hacerse infinita y conectar el acceso al aparcamiento con el edificio. El proyecto abraza la nueva plaza de una manera literal y no permite su disolución o fusión con los espacios adyacentes. la funcionalidad y la experiencia espacial del aparcamiento se intensifica con diversos recursos: color. Se recurre a la figuratividad abstracta sin referencias cargadas de sentido. continuidad de los materiales. el proyecto no deja margen a la duda: quiere construir un escenario donde se desarrolle lo público y lo preexistente permanezca como un observador de lo nuevo. pedagógico. se diferencia y se modula mediante el cerramiento de fachada ajustable según la necesidad. No es casual que este proyecto apueste por lo público.errores sin que condicionen la calidad general de conjunto. sino de coherencia formal. todos se amalgaman para modular de una forma clara y sintética un fragmento del espacio público de Inca. los gestos formales más retóricos se producen en ese esfuerzo por conseguir el efecto deseado. puesto que sus autores tienen una visión estratégica de su actividad —no son “casuales” u ocurrentes—. tan solo conexiones voluntarias. El aparcamiento no sería igual sin la cinta que lo une con el mercado. sino como una visión personal sobre lo público—. De las muchas lecturas posibles me interesa destacar la capacidad de explorar el potencial urbanístico de la arquitectura. Invención desarrollada a través de variaciones de elementos vinculantes a la tipología proyectada: la cercha de madera de la cubierta del mercado no es ajena al tipo. la propuesta se compone de diversas tipologías que navegan entre la autonomía funcional de cada una de ellas y su dependencia estructural y espacial. la persiana que ventila no se rediseña. Desde la perspectiva de los programas. Esta voluntad de continuidad del proyecto constituye uno de los momentos más delicados y difíciles. En la propuesta del mercado para Inca despliegan una visión totalizante del espacio urbano. la planta de las oficinas no se compromete. de ser explícito. son ambiciosos en su trabajo hasta la obsesión —rehúyen la burocracia— y son pedagógicos y públicos en su trabajo —no entienden su actividad como una proyección personal. quien no arriesga. prolifera y se ubica de manera estratégica. no se equivoca. señalética. la pérgola pública de la plaza no se distorsiona. Cada caso se resuelve con una visión inventiva. que a su vez es inseparable del mercado. . sino que se reinventa al colocarla inclinada para permitir así la entrada de luz y resolver la distribución espacial. Todos estos mecanismos se ejecutan con una voluntad de dejar un registro.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful