La vida por un gol

Era un día de lo más tranquilo a las puertas de la selva. El aire soplaba
fresco porque las nubes se encargaban de engañar al sol; tampoco había
amenaza de lluvia y el trabajo se había dado bueno por la mañana. En
conclusión una tarde ideal para pasear a la orilla del río !ri"amola# para jugar
con los niños a tirarse agua o si no# charlar entre risas con las mujeres
indígenas de !an"int$.
%ero# &qu' mala coincidencia( a diez mil "ilómetros de ese escenario
primaveral# ya bien entrada la noche# el espectáculo y la emoción del futbol
enfrentaba a los dos eternos rivales. )asi una final donde se jugaban muchos
intereses y valores indiscutibles casi todos a nivel de retrasados mentales#
pero en el primer mundo# la vida supermoderna no da para mucho más. )asi
todos están en eso.
E*tranjero en esta hermosa y apacible comarca a las puertas de la selva#
se dejó llevar por la tentación futbolera que llegaba desde esos diez mil
"ilómetros de lejanía# seis unidades de diferencia horaria y un primer mundo
casi olvidado para 'l. )asi todo olvidado# menos esa afición balomp'dica que
la heredó desde pequeñito; ni siquiera esos miles de "ilómetros de distancia
mitigaban la emoción tan grande que sentía por ese combate a balón rodante y
a calzón puesto.
+llá# tan lejos# absolutamente nadie se acordaba ya de 'l# pero e*tranjero
en tierra ngobe# a$n tenía su alma forofera puesta en la lucha balomp'dica
entre los dos eternos rivales. ,no de ellos era el suyo el quipo de su eterna
afición y fervor. -iempre lo llevó por sus países viajeros como un precioso
tesoro. + veces le regalaba pasajeras alegrías# y a veces# enormes disgustos;
pero. &con algo tenía que distraerse en este aburrido escenario a las puertas
de la selva(
+unque no había televisión en ese lugar# sí le alcanzaba la onda corta
de una radio e*terior; y a ella se apegó como una lapa nuestro sufrido fanático
para la emoción no caben distancias. +ferrado a las e*citadas voces de los
locutores en aquel lejano campo de futbol# se olvidó por completo del tranquilo
mundo en derredor.
-u equipo comenzó ganando la contienda el corazón se le llenó de
satisfacción# y subió alto# muy alto; pero luego empató su rival el corazón dio
un bajón repentino; cuando el eterno enemigo se adelantó al equipo de su vida#
el corazón ya no aguantó más# y se fue cayendo# cayendo y cayendo en un
pozo oscuro y sin fondo. /e hecho# sus oídos no alcanzaron a escuchar el
pitido final del partido entre los dos eternos rivales.
+l día siguiente algunos vecinos lo encontraron con la radio en marcha y
el pulso detenido para siempre. 0adie supo el motivo de su muerte# en medio
de la selva. 1 los eternos rivales# a diez mil "ilómetros de distancia# siguieron
con sus competiciones balomp'dicas como ya es habitual en ellos.
0unca supieron que alguien# allá a lo lejos# lejísimos# murió sufriendo por
su causa.
25 – urtarrila - 2012-01-26
Kankintú
Asteazkena
En el día de un clásico entre el Barcelona-R. Madrid en el Nuevo Campo de la ciudad condal.
xabierpatxigoikoetxeavillanueva