You are on page 1of 18

´ ´ CONSTRUCCION DE CUADRADOS MAGICOS A PARTIR DE GEOMETR´ IAS FINITAS1

Milton Rodr´ ıguez Santos
Profesor Universidad del Tolima Ibagu´, Colombia e

milrod33@mixmail.com
Resumen El objetivo fundamental de este Trabajo es elaborar un algoritmo generador de cuadrados m´gicos de orden cinco, mediante aplicaci´n de resultados obtenidos en a o geometr´ finita. ıa

1.

Metodolog´ ıa

2 El punto de partida ser´ el espacio af´n A(Z5 ). Construiremos una geometr´a sobre el cona ı ı 2 ı a junto Z5 , a partir de la estructura de espacio af´n; introduciremos nociones b´sicas tales como punto, recta, plano y paralela. Adem´s, proporcionaremos un modelo gr´fico para a a ilustrar esta “nueva geometr´a”. Posteriormente definimos cuadrado m´gico como una ı a funci´n, con el fin de investigar —en el lenguaje matem´tico de las funciones— las causas o a 2 de aquella ((magia)). Estas funciones m´gicas tendr´n dominio Z5 y, por algunas caraca a ter´ ısticas encontradas, en su estudio se infiltrar´n resultados obtenidos en la geometr´a a ı finita construida. As´ se logra, finalmente, demostrar unos teoremas que fundamentan un ı algoritmo que permite construir m´s de 10.000 cuadrados m´gicos de orden cinco. a a

2.

Introducci´n o

Los cuadrados m´gicos son ordenaciones de los n´meros enteros 1, 2, . . . n2 en un cuadrado a u de n casillas de lado, de tal forma que la suma de los elementos de cada una de sus filas, columnas y diagonales d´ el mismo resultado. La siguiente figura muestra un cuadrado e m´gico de orden tres. a 8 3 4 1 5 9 6 7 2

Figura 1. Cuadrado m´gico de orden tres. a Construir este cuadrado s´lo requiere un poco de habilidad calculista y algo de desocuo paci´n. Pero tratar de elaborar, por ensayo y error, un cuadro de orden cinco es una labor o
1

Ponencia presentada en el XV encuentro de geometr´ y III de aritm´tica. ıa e

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

m´s complicada. Como dato de inter´s sabemos que existen 880 cuadrados m´gicos de a e a orden cuatro. Por otro lado, la geometr´ finita es, a grandes rasgos, la disciplina que estudia nociones ıa geom´tricas sobre un conjunto finito de puntos. e Este Trabajo mostrar´ c´mo aplicar elementos de una geometr´a construida sobre un a o ı espacio af´ finito para elaborar un algoritmo que permita construir cuadrados m´gicos ın a de orden cinco. Contendr´ los siguientes cap´tulos: Una Geometr´a Plana Finita, Estudio a ı ı de los Cuadrados M´gicos y Algoritmo Generador de Cuadrados M´gicos. a a En este estudio se introdujo, por comodidad, algunos t´rminos nuevos2 ; adicionalmente, e se demostraron varios resultados novedosos3 , los cuales soportan matem´ticamente el a algoritmo presentado en el Trabajo. En este cap´ ıtulo se proporcionan elementos algebraico-geom´tricos para abordar el estudio e de los cuadrados m´gicos. El componente fundamental es el campo Z5 . En 1.1 se estudia a 2 ı a el espacio af´ A(Z5 ). En 1.2 se construye el plano af´n sobre Z5 y adem´s se presenta un ın modelo gr´fico que ilustra la geometr´a resultante. a ı

3.

2 Espacio af´ A(Z5 ) ın

2 En este secci´n estudiamos brevemente el espacio vectorial Z5 sobre Z5 , el espacio af´n o ı 2 A(Z5 ) y las transformaciones lineales y afines.

3.1.

Espacio vectorial

El conjunto de las clases residuales Z5 = {0, 1, 2, 3, 4} con la suma y producto m´dulo o 2 5 tiene estructura de campo ([3], p´g. 109). Por consiguiente, el conjunto Z5 = Z5 × Z5 a dotado con las siguientes operaciones (x1, x2 ) + (y1, y2 ) = (x1 + y1, x2 + y2) α(x1, x2 ) = (αx1 , αx2 ), α ∈ Z5
2 tiene estructura de espacio vectorial ([3], p´g. 124). Evidentemente, los elementos de Z5 a se denominan vectores y los de Z5 , escalares. En lo sucesivo se omitir´ el “sobrerrayado” a para los elementos de Z5 .

3.2.

Espacio af´ ın

Esta secci´n se desarroll´ con base en [5], cap. 5. o o Definici´n 1. Sea A un subconjunto no vac´o de un espacio vectorial V. Se dice que A o ı es un espacio af´ con espacio diferencia V, y se escribe A(V), si para cualquier par de ın − → puntos P y Q de A esta asociado un vector P Q: − → Para todo P ∈ A y todo V ∈ V existe un unico Q ∈ A tal que V = P Q; ´
2 3

Entre ellos, rectas m´gicas, funci´n m´gica y transformaci´n m´gica. a o a o a Teoremas 8, 10, 11, 11.1, 12, 13, 14 y 15.

304

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

− → − → − → Dados tres puntos P, Q, R ∈ A se cumple P Q + QR = P R. La dimensi´n del espacio A(V) se define como la dimensi´n de su espacio diferencia. o o − → Un espacio vectorial es, en si mismo, un espacio af´n donde P Q = Q − P ([5], p´g. 96). ı a 2 Para los fines de nuestro estudio consideraremos el espacio vectorial Z5 como el espacio 2 af´ A(Z5 ). ın Definici´n 2. Se dice que A0 (V0 ) es un subespacio af´n de A(V) si A0 ⊆ A y A0 (V0 ) es o ı espacio af´ ın. − → ı Teorema 1. Si A0 (V0 ) es un subespacio af´n, entonces V0 = {P Q : P, Q ∈ A0 }. Demostraci´n. Ver [3], p´g. 97. o a Un subespacio af´ ın A0 es la traslaci´n de un subespacio o ([3], p´g. 98). En otras palabras, A0 = P + V0 = {P + V0 | V0 ∈ V0 }. a vectorial V0

Definici´n 3. Sea X = {X1 , X2 , . . . , Xn } un subconjunto del espacio af´ A(V) se llama o ın n combinaci´n af´ de X a toda expresi´n de la forma k=1 αk Xk donde n αk = 1. o ın o k=1 El conjunto de todas las combinaciones afines de X se llama generado af´n de X y se ı representa por aff(X ).

3.3.

Transformaciones

Sean V y W espacios vectoriales sobre un mismo campo y T : V −→ W una transformaci´n lineal. La funci´n T restringida al dominio A ⊆ V se llama restricci´n de T en A y se o o o En el siguiente teorema, escribe T |A . −→ − −→ − NA (T ) = {X ∈ A(V) | T (X) = O donde A(V) = {XY | X, Y ∈ A}; el vector XY = Y −X es la resta en V. Teorema 2. T |A es inyectiva si y s´lo si NA (T ) = O o Demostraci´n. Se debe probar que o I. T |A es inyectiva =⇒ NA (T ) = O II. NA (T ) = O =⇒ T |A es inyectiva. I. Por hip´tesis, existe un unico X ∈ A tal que T (X) = O; mientras que por linealidad, o ´ T (O) = O. Luego, NA (T ) = {O}. II. Sea X, Y ∈ A. Recu´rdese que X − Y ∈ A(V). Si T (X) = T (Y ), por linealidad, e T (X − Y ) = O de donde X = Y . Luego, T |A es inyectiva.
2 Teorema 3. Sea {e1, e2 } una base para Z5 . Dados los elementos arbitrarios U1 y U2 de 2 2 2 ´ o Z5 , existe una unica transformaci´n lineal T : Z5 −→ Z5 tal que T (ei) = Ui ; i = 1, 2.

305

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

Demostraci´n. Ver [1], p´g. 55. o a
2 Sean B = (e1, e2 ) y B = (e1 , e2 ) dos bases ordenadas para Z5 . Toda transformaci´n o 2 2 lineal T : Z5 −→ Z5 da origen a una matriz 2 × 2 cuyas filas son los vectores T (e1) y ´ o T (e2) en base B . Esta se llama representaci´n matricial de T respecto a las bases B, B y se denota por [T ]B,B . Este Trabajo unicamente utilizar´ la base can´nica: B = B = ´ a o a ((1, 0), (0, 1)) y se omitir´ los subindices en [T ]B,B . Se puede demostrar ([1], p´g 57) que a si [T ] = (αij )2×2 , entonces la imagen mediante T de cualquier punto X = (x1, x2 ) es

T (x1, x2) = (α11x1 + α21x2 , α12x1 + α22 x2) Usualmente esta relaci´n se escribe como el producto matricial T (X) = XA, donde A = o [T ]. Cabe anotar que si T es biyectiva entonces det[T ] = α11α22 − α21 α12 = 0.
2 2 Definici´n 4. Una transformaci´n af´ es una funci´n M : Z5 −→ Z5 que preserva o o ın o las combinaciones afines

Teorema 4. M es una transformaci´n af´ si y s´lo si M(X) = T (X) + H, donde H es o ın o un vector y T es una transformaci´n lineal. o Demostraci´n. Ver [5], p´g. 72. o a

4.

Plano af´ sobre Z5 ın

2 En esta secci´n se construye una geometr´a a partir del espacio af´n finito A(Z5 ). o ı ı

4.1.

Rectas y puntos

Para hacer geometr´a necesitamos conocer sus elementos fundamentales. ı
2 o a Definici´n 5. Los subespacios afines de A(Z5 ) de dimensi´n 0, 1 y 2 se llamar´n puntos, o rectas y plano, respectivamente. 2 Naturalmente, el plano es el conjunto Z5 y los puntos, sus elementos. La recta l que pasa por los puntos P = Q es ([3], p´g. 99) el generado af´n de P y Q, esto es, l = aff(P, Q). a ı

Teorema 5. Si l es una recta, los siguientes enunciados son equivalentes: 1. l = aff(P, Q) 2. l = {X = P + tV | t en Z5 } 3. l = {(x, y) | αx + βy + γ = 04 }.
4

(recta af´n) ı (recta vectorial) (recta cartesiana)

− − → − − → Esta ecuaci´n se puede obtener con det(X, P Q) = det(P, P Q). o

306

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

Demostraci´n. Es consecuencia de la definici´n de recta. o o − → Dada la recta l = aff(P, Q), el vector P Q se llama direcci´n de la recta. N´tese que el o o − → − → conjunto V0 = L(P Q) es el generado lineal de P Q. Definici´n 6. Dos rectas son paralelas si no tienen puntos en com´n. o u Definici´n 7. Se llamar´n horizontales y verticales a las rectas paralelas a aquellas de o a direcci´n (1, 0) y (0, 1), respectivamente. Las oblicuas seran aquellas que no sean horizono tales ni verticales. Obs´rvese que, por ejemplo, si M est´ dada por M(x, y) = (3x + 4y, x + 2y) entonces e a M[{(1, 3), (1, 1), (3, 0)}] = {(0, 2), (2, 3), (4, 3)}. En lo sucesivo, para indicar que una funci´n f transforma el conjunto A en el conjunto B, escribiremos f(A) = B. o Teorema 6. Las transformaciones afines biyectivas transforman rectas en rectas y paralelas en paralelas. o ı o Demostraci´n. Sea M una transformaci´n af´n biyectiva. Por definici´n 3, o M[aff(P, Q)] = aff[M(P ), M(Q)]. Luego, M transforma rectas en rectas. Sean l m dos rectas; por biyectividad de M, M(l ∩ m) = M(l) ∩ M(m) y como l ∩ m = ∅, entonces M(l) ∩ M(m) = ∅. Por lo tanto, M(l) M(m). A manera de motivaci´n mencionaremos algunos resultados (v´ase [3], p´g. 107), an´logos o e a a a los de geometr´a cl´sica, que son v´lidos en esta geometr´a af´n: ı a a ı ı Dada una recta existe por lo menos un punto que no esta sobre ella. Dos puntos distintos determinan una unica recta. ´ Por un punto exterior a una recta pasa una unica paralela. ´ Dos rectas no paralelas se intersectan en un unico punto. ´

4.2.

Modelo gr´fico a

2 El plano Z5 ser´ representado por dos segmentos perpendiculares (en sentido a usual) e interceptados en sus extremos iniciales. Cada segmento tendr´ cinco unidades a de longitud, donde cada unidad identificar´ un elemento de Z5 . Llamaremos eje X al a segmento horizontal y eje Y, al vertical (ver figura 1). -Gr´fica de puntos. Para graficar un punto (x, y) ubicamos sus componentes x e y en los a ejes X e Y , respectivamente; luego, se procede a hallar la intersecci´n de sus proyecciones o como muestra la figura 2. -Gr´fica de rectas. Motivados por la gr´fica de las rectas (que evidentemente es la a a gr´fica de sus puntos, ver figura 3) introducimos la siguiente definici´n. a o

Definici´n 8. Se llamar´n rectas visibles a las horizontales, verticales y a las rectas o a aff((0, 0), (4, 4)) y aff((4, 0), (0, 4)). Obs´rvese que en la gr´fica de estas rectas todos sus e a puntos est´n “conectados” entre s´. Las ecuaciones cartesianas de las dos ultimas rectas a ı ´ de la definici´n son y = x y y = 4 − x. o 307

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

4 3 2 1 0

Y

X 0 1 2 3 4

2 Figura 2. Gr´fica del plano Z5 . a

4 3 2 1 0

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .................................. . . . . . 2) . . (3, . . . . . .................................. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 0 1 2 3 4

4 3 2 1 0

.................................. (1, 4) .................................. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 0 1 2 3 4

Figura 3. Gr´fica de puntos. a

5.

Estudio de los cuadrados m´gicos a

En esta secci´n se estudian los cuadrados m´gicos de orden cinco en t´rminos de funciones, ø a e con el fin de descubrir misterios presentes en su construcci´n. En 2.1 presentamos un o “nuevo” concepto matem´tico de estos cuadrados. En 2.2 se demuestran teoremas que a facilitan la construcci´n de cuadrados m´gicos de orden cinco o a

6.

Cuadrados m´gicos a

Definici´n 9. Un cuadrado m´gico de orden n es una distribuci´n de los n´meros enteros o a o u 1, 2, . . . , n2 en un cuadrado de n celdas de lado, de tal manera que los elementos de cada una de sus filas, columnas y diagonales sumen un valor constante. Teorema 7. El valor constante de la suma de las filas, columnas y diagonales de todo cuadrado m´gico de orden cinco es 65. a Demostraci´n. La suma de todos los elementos 1, 2, . . . , 25 de un cuadrado m´gico de o a orden cinco es 325. Estos n´meros est´n distribuidos en cinco filas (o cinco columnas) u a 308

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y=2

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 x=4

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y = 4x

4 3 2 1 0 0 1

y = 2x + 4

2

3

4

Figura 4. Gr´ficas de rectas. a

y como todas tienen igual suma, entonces para cada fila (o columna) sus componentes suman 65. Esto indica que la constante del cuadrado m´gico de orden cinco es 65. a
2 o o Definici´n 10. Sea J : Z5 −→ Z2 la inyecci´n can´nica J (x, y) = (x, y) y sea h : Z2 −→ o Z una funci´n cualquiera. Llamaremos funci´n entera a la composici´n o o o 2 f = h ◦ J . La funci´n h se llamar´ generatriz de f. N´tese que h ◦ J : Z5 −→ Z. o a o def

La representaci´n gr´fica de una funci´n entera consistir´ en asignar a cada punto (x0, y0 ) o a o a a o el valor f(x0, y0 ). Esta gr´fica es, como podemos ver (figura 2.2), una distribuci´n de 25 n´meros enteros en un casillero de cinco celdas de lado. Esta caracter´ u ıstica sugiere la siguiente definici´n. o Definici´n 11. Se llamar´ funci´n m´gica a toda funci´n entera cuya representaci´n o a o a o o gr´fica sea un cuadrado m´gico de orden cinco. a a 309

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y=3

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y=1

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y =x+4

4 3 2 y = x+1 1 0 0 1 2 3 4

Figura 5. Gr´fica de rectas paralelas. a

Teorema 8. La funci´n entera f es m´gica si y s´lo si o a o cod(f) = {t ∈ Z | 1 ≤ t ≤ 25} f es biyectiva Si l es una recta visible, entonces
P ∈l

f(P ) = 65.

Demostraci´n. Por la definici´n 11, una funci´n entera f es funci´n m´gica cuando su o o o o a gr´fica es un cuadrado m´gico de orden cinco El codominio de f es {1, 2, . . . , 25} = {t ∈ a a Z | 1 ≤ t ≤ 25} porque ´stos n´meros se distribuyen en los cuadrados m´gicos; como no e u a existen casillas con elementos iguales, la funci´n debe ser biyectiva. o 310

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y = 3x + 4

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y = 3x + 2

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y = 2x + 3

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 y = 2x + 1

Figura 6. Otras rectas paralelas.

Puesto que las filas, columnas y diagonales del cuadrado son rectas visibles entonces, por el teorema 7, afirmamos que: Las im´genes, mediante f, de los puntos sobre una recta a visible suman 65. Simb´licamente, o f(P ) = 65, si l es recta visible.
P ∈l

Por otro lado, si la funci´n f no cumple alguna de las condiciones de este teorema, entonces o su gr´fica no es un cuadrado m´gico. a a El teorema anterior ((reduce)) el problema de construir cuadrados m´gicos de orden cinco a a la b´squeda de funciones enteras que cumplan las condiciones all´ enunciadas. u ı 311

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

M1(x, y) = (4x + 3y, x + y + 2) 4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 4 3 2 1 0 0 1 2 3 4

M2 (x, y) = (3x + 4y, x + 2y) 4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 4 3 2 1 0 0 1 2 3 4

Figura 7. Efectos de algunas transformaciones afines biyectivas sobre rectas

7.

Buscando los misterios de la magia

En esta secci´n se investigar´ las propiedades de algunas funciones involucradas en la o a construcci´n de cuadrados m´gicos de orden cinco. Para empezar se identificar´ con un o a a nombre especial a las funciones enteras que cumplen las dos primeras condiciones del Teorema 8. Definici´n 12. Se llamar´ funci´n semim´gica a toda funci´n entera g biyectiva con o a o a o codominio {t ∈ Z | 1 ≤ t ≤ 25}. Si g esta dada por un polinomio de grado uno, entonces 312

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

17 23 4 10 11

24 5 6 12 18

1 7 13 19 25

8 14 20 21 2

15 16 22 3 9

Figura 8. Un cuadrado m´gico de orden cinco. a

4 3 2 1 0

13 10 7 4 1 0

19 16 13 10 7 1

25 22 19 16 13 2

31 28 25 22 19 3

37 34 31 28 25 4

Figura 9. Gr´fica de la funci´n entera f(x, y) = 6x + 3y + 1. a o

se denominar´ semim´gica simple. a a Naturalmente, las funciones m´gicas son un subconjunto de las funciones semim´gicas, a a y este ultimo tiene 25! elementos (aproximadamente 15 cuatrillones!!!). En el presente ´ Trabajo s´lo se estudiar´n las semim´gicas simples. o a a Teorema 9. Sea M una transformaci´n af´ biyectiva. La composici´n g ◦ M es funci´n o ın o o semim´gia si y s´lo si g es funci´n semim´gica. a o o a Demostraci´n. Es consecuencia de las definiciones de composici´n e inyectividad (Aclao o 2 2 raci´n: Debemos probar que g ◦ M : Z5 −→ Z es inyectiva si y s´lo si g : Z5 −→ Z es o o 2 2 inyectiva, sabiendo que M : Z5 −→ Z5 es biyectiva.)
2 2 − − → Ejemplo. Si las funciones Z5 − → Z5 − Z estan dadas por g(x, y) = 7x + 3y + 6 y M(x, y) = (x + y, 2x + 1) entonces la composici´n f = g ◦ M viene dada por f(x, y) = o M g

313

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

7(x + y) + 3(2x + 1) + 6, donde los subrayados identifican el c´lculo aritm´tico m´dulo a e o cinco: as´ el valor de f(1, 4) es 9. ı, Definici´n 13. Sea g una semim´gica simple y M una transformaci´n af´n biyectiva. Si o a o ı g ◦ M es una funci´n m´gica, la funci´n M se denominar´ transformaci´n m´gica. o a o a o a Seg´n esta definici´n, para construir algunas funciones m´gicas —y, en consecuencia, u o a cuadrados m´gicos— es necesario hacer la composici´n de semim´gicas simples y transfora o a maciones m´gicas. Las dos siguientes subsecciones est´n dedicadas a hallar caracter´sticas a a ı de estas funciones.

7.1.

Hacia las semim´gicas simples a

Teorema 10. La funci´n entera f(x, y) = ax + by + c es inyectiva si y solo si o 2 (|a/d| , |b/d|) ∈ J (Z5 ), donde d = mcd(a, b) = 0. / Demostraci´n. Ver [4], p´g. 26. o a Teorema 11. La funci´n entera f(x, y) = ax + by + c tiene como codominio a o {t ∈ Z | 1 ≤ t ≤ 25} si y solo si |2a + 2b + c − 13| ≤ 12 − |2a| − |2b|. Demostraci´n. Ver [4], p´g. 26. o a Corolario 11.1. Si f(x, y) = ax + by + c es una funci´n entera con codominio o {t ∈ Z | 1 ≤ t ≤ 25}, entonces |a| + |b| ≤ 6. Demostraci´n. Por el teorema anterior tenemos 0 ≤ 12 − |2a| − |2b|, que es equivalente a o |a| + |b| ≤ 6. Teorema 12. La funci´n entera f(x, y) = ax + by + c es semim´gica simple si y solo si o a |a| − 3 = 2 |a| + |b| = 6 2a + 2b + c = 13. Demostraci´n. Ver [4], p´g. 27. o a

7.2.

Hacia las transformaciones m´gicas a

Las siguientes rectas deben el nombre a su relaci´n con la constante m´gica del cuadrado o a de orden cinco (ver teorema 13). Definici´n 14. Se llamar´n rectas m´gicas a las rectas oblicuas y a las rectas dadas o a a poraff((2, 0), (2, 2)) y aff((0, 2), (2, 2)). Las ecuaciones cartesianas de ´stas dos ultimas e ´ son x = 2 y y = 2, respectivamente. 314

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

Teorema 13. Sea g una semim´gica simple. La recta m es m´gica si y solo si a a g(Q) = 65.5
Q∈m

Demostraci´n. Sea m una recta. Por el teorema 5, m = {(x(t), y(t)) | t en Z5 } donde x, y o ı son funciones de Z5 [t] determinadas por x(t) = ρ1 + tν1 y y(t) = ρ2 + tν2; as´ surge la identidad
4 4

g(Q) = a
Q∈m t=0

x(t) + b
t=0

y(t) + 5c

(1)

Sea g(x, y) = ax+by+c una semim´gica simple. Por el teorema 12, tenemos 10a+10b+5c = a 65. Esta igualdad junto con la identidad (1) aseguran que Q∈m g(Q) = 65 siempre y cuando
4 4

x(t) =
t=0 t=0

y(t) = 10.

(2)

Luego, la demostraci´n se reduce a probar que: o I. m es m´gica =⇒ relaci´n (2) a o II. relaci´n (2) =⇒ m es m´gica. o a I. Sea m una recta m´gica. Si m es oblicua, x(t) y y(t) son biyectivas (porque a ν1 = 0, ν2 = 0) forzando la validez de (2). Si m es horizontal ((2, 2) ∈ m), entonces x(t) es biyectiva y y(t) es constante igual a 2, implicando la igualdad (2). Similarmente, si m es vertical, (2) conserva su validez. II. Sup´gase m no es recta m´gica. Por la definici´n 14, m es una horizontal o vertical que o a o no contiene a (2, 2). Si m es horizontal entonces y(t) es constante diferente de 2, porque (2, 2) ∈ m; luego 4 y(t) = 10. Similarmente, si m es vertical 4 x(t) = 10. Esta / t=0 t=0 contradicci´n indica que la suposici´n inicial es falsa, por lo tanto concluimos que m es o o recta m´gica. a As´ queda demostrado el teorema. ı Teorema 14. Una transformaci´n af´ es transformaci´n m´gica si y s´lo si lleva las o ın o a o rectas visibles en rectas m´gicas. a Demostraci´n. Ver [4], p´g. 29. o a Teorema 15. La transformaci´n m´gica M esta dada por M(X) = T (X) + H, donde y o a α11 α12 [T ] = ( α21 α22 ) y H = (β1, β2 ), si y solo si [T ] es no singular con entradas no nulas. Si la j-´sima columna de A tiene elementos opuestos o iguales, entonces βj = 2 ´ e o βj = α1j + 2, j = 1, 2, respectivamente.
5

El s´ ımbolo Σ hace referencia a la suma usual en los reales.

315

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

Demostraci´n. Ver [4], p´g. 30. o a El objetivo general del Trabajo se convirti´, seg´n la definici´n 11, en la b´squeda de o u o u funciones m´gicas. La definici´n 13 dice que algunas funciones m´gicas son composiciones a o a de semim´gicas simples y transformaciones m´gicas. Estas ultimas est´n completamente a a ´ a determinadas por los teoremas 12 y 15, respectivamente. En el siguiente cap´tulo se elaı borar´ un algoritmo generador de cuadrados m´gicos de orden cinco en t´rminos de las a a e operaciones usuales entre n´meros reales. u

8.

Algoritmo generador de cuadrados m´gicos a

Este cap´tulo est´ orientado al dise˜o de un algoritmo generador de cuadrados m´gicos ı a n a de orden cinco. Su soporte matem´tico esta dado en el cap´tulo anterior. a ı
2 Funciones de dominio Z5

Funciones enteras 

 +  

 

 

Q Q 

Q Q

Q Q

Transformaciones afines

Q s Q

Semim´gicas a simples
Q Q

?

?

Transformaciones m´gicas a 


Q  o Q Composici´n  Q  Q  Q  Q

Funciones m´gicas a Figura 10. Diagrama de funciones relacionadas con la construcci´n de cuadrados m´gicos. o a

?

9.

Algoritmo de Milton

El siguiente es un procedimiento genera cuadrados m´gicos de orden cinco. Las operaciones a aritm´ticas formuladas en el algoritmo son las usuales entre n´meros enteros. e u Primer paso. Dibujar un casillero cuadrado de cinco casillas de lado y rotular sus columnas y filas como muestra la siguente figura. Identificamos con (x, y) la casilla ubicada en la columna x con fila y

316

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4

Segundo paso. Construimos las matrices M = ( m11 m12 ) y N = (n1 n2 ) con elementos m21 m22 de {0,1,2,3,4} que cumplan las siguientes condiciones: M no tiene entradas nulas y det M no es m´ltiplo de 5. u Si en la j-´sima columna de M sus elementos suman cinco o son iguales, ene ´ tonces nj = 2 o nj = m1j + 2, j = 1, 2, respectivamente. Tercer paso. Seleccionar los n´meros a, b, c que satisfagan: u |a| = 5 o 1. ´ |b| = 6 − |a|. c = 13 − 2(a + b). Cuarto paso. Con los valores escogidos en el segundo y tercer paso, construir la funci´n o f(x, y) = a(m11x + m21y + n1 ) + b(m12x + m22y + n2 ) + c . Las operaciones subrayadas se calculan en m´dulo cinco. o Quinto paso. En el casillero del primer paso, ingresamos cada valor f(x, y) en la casilla (x, y). De esta forma obtenemos un cuadrado m´gico de orden cinco. a

10.

El algoritmo en acci´n o
19 15 7 3 6 2 23

24 20 11 8 4

25 16 12 13 1 9 5

21 17

22 18 14 10

Figura 11. Cuadrado m´gico generado por f(x, y) = (x + 2y) + 5(4x + 2y) + 1 a

317

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

9

20

1 7

12 23 18 4

15 21 16 22 3 2 8

13 24 10 19 5 6 11 17

14 25

Figura 12. Cuadrado m´gico generado por f(x, y) = −5(3x + y + 4) + (x + 4y + 2) + 21 a

13 4

7

1

25 19

23 17 11 10 8 2 21

20 14 6 5

24 18 12 9 19

22 16 15

Figura 13. Cuadrado m´gico generado por f(x, y) = −(x + y + 3) − 5(x + 3y) + 25 a

12 16 25 9 1 23

4

8 5

13 17 21

10 14 18 22 2 6 3 15 19 7 11

20 24

Figura 14. Cuadrado m´gico generado por f(x, y) = 5(x + y + 3) + (4x + 3y + 4) + 1 a

Conclusiones
La geometr´a construida sobre un espacio af´n finito (conjunto finito) definiendo los puntos, ı ı rectas y planos como subespacios afines tiene propiedades an´logas a la geometr´a vectorial a ı 2 y cartesiana de R . Algunos cuadrados m´gicos de orden cinco pueden ser estudiados mediante la aplicaci´n a o de resultados obtenidos en ´stas geometr´as finitas. e ı La construcci´n de cuadrados m´gicos puede ser traducida a la terminolog´a de las funo a ı ciones biyectivas entre conjuntos finitos. 318

´ ´ Construccion de cuadrados magicos a partir de geometr´ finitas ıas

Bibliograf´ ıa
[1] APOSTOL, T., Calculus. Vol 2. Revert´: Espa˜a, 1988, 814 p. e n [2] FARRAR, M., History of Magic Squares. [En l´ ınea] [24 de noviembre de 2003]. Disponible en: http://www.markfarrar.co.uk/msqhst01.htm — 4 Kb. ´ [3] LENTIN y RIVAUD., Algebra Moderna. 3 ed. Madrid: aguilar, 1971. 512 p.
2 o [4] RODR´ IGUEZ, M., Aplicaci´n de una Geometr´a Finita en Z5 a la Construcci´n de o ı Cuadrados M´gicos de Orden Cinco. Tesis de Grado. Unversidad del Tolima. Ibagu´, a e 2004.

[5] SPINDLER, K., Abstract Algebra with Applications. Vol I. Marcel Dekker: New York, 1994, 756 p. [6] WARD, D., Magic Squares. [En l´ ınea] [Abril de 2003]. Disponible en: http://www.halexandria.org/dward090.htm — 119 Kb.

Anexos Breve historia de los cuadrados m´gicos6 a
El cuadrado m´gico m´s antiguo se conoci´ en China alrededor del 2200 A.C. La leyenda a a o dice que el emperador Yu vio a orillas del r´ Amarillo un cuadrado m´gico 3 × 3 grabado ıo a en el caparaz´n de una tortuga, lo mand´ a copiar en una tablilla de barro y se le llam´ el o o o “lo-shu”. Para los chinos, los n´meros pares e impares son, respectivamente, el principio u femenino y masculino del universo. En el cuadrado encontrado se distribuyen armoniosamente ambos principios, por esta raz´n atribuyeron propiedades m´sticas a tales objetos. o ı Aunque ´ste puede ser el primer expediente, parece probable que en otras culturas, como e la hind´, jugaron con n´meros para tratar de hacer cuadrados m´gicos. u u a En occidente, los cuadrados m´gicos aparecen por primera vez en el a˜o 130 D.C. en los a n trabajos de un astronomo griego llamado Te´n. o Durante la edad media, en Europa los cuadrados m´gicos eran patrimonio exclusivo de a los representantes de las pseudo-ciencias, los alquimista y los astr´logos. Los usaban para o predecir el futuro, curar enfermedades y como amuletos para prevenir maleficios. Incluso en algunas cortes europeas se grababan cuadrados m´gicos en los platos para evitar a posibles maleficios a los comensales. En las obras atribu´das a Paracelso, aparecen reı comendaciones respecto a algunos cuadrados que podr´an ser usados como talismanes. A ı comienzos del siglo XVI, Cornelius Agrippa construy´ cuadrados m´gicos de ordenes 3 al o a ´ 9, los cuales asoci´ a los planetas Saturno, J´piter, Marte, Sol, Venus, Mercurio y Luna, o u respectivamente.
6

Recopilaci´n de [2] y [6]. o

319

Memorias XVI encuentro de geometr´ y IV de aritm´tica ıa e

En 1514, Durero pint´ en su obra “Melancolia” un cuadrado m´gico 4 × 4. Tambi´n, o a e Benjamin Franklin jug´ con la construcci´n de cuadrados m´gicos en 1736- 1737. Entre o o a los matem´ticos famosos que en los siglos XVI al XVIII se ocuparon de los cuadrados a m´gicos debemos mencionar a Stieffel, Fermat, Pascal y Euler. En el siglo XIX, impora tantes avances fueron obtenidos por Lucas, Tarry y Rouse Ball. Finalmente, en el siglo XX, la atenci´n de los matem´ticos que se ocuparon del tema, se centr´ en la estruco a o tura y la contabilizaci´n de los cuadrados, obteni´ndose grandes resultados. El n´mero de o e u cuadrados m´gicos de un orden dado es, todav´a un problema sin soluci´n. Es importante a ı o resaltar que no se han encontrado m´todos generales para construir cuadrados m´gicos e a de cualquier orden.

320