You are on page 1of 1

10 LA VANGUARDIA

POLÍTICA

MIÉRCOLES, 14 ENERO 2009

Repercusiones de la guerra en Gaza Las relaciones diplomáticas

as manifestaciones del fin de semana en Barcelona y Madrid han incrementado la presión popular en España contra la operación militar que el ejército de Israel está llevando a cabo en Gaza. La participación del PSOE en ellas, con el término genocidio en las pancartas, ha tensado las relaciones bilaterales entre ambos gobiernos. El embajador israelí expone a La Vanguardia el estado actual de esas relaciones. ¿Cómo se vive a tantos miles de kilómetros lo que está sucediendo en Gaza? Habría que empezar por redefinir la pregunta, porque los sucesos no están ocurriendo solamente en Gaza, sino también en territorio de Israel, donde medio millón de ciudadanos se encuentran bajo un ataque constante con misiles y cohetes desde la franja. Para nosotros es otra experiencia lamentable, otra demostración de que hay todavía actores en la región que no quieren aceptar la existencia de Israel en medio de un mundo musulmán que le rodea. Una de las preguntas que todo el mundo se hace ahora es cuándo concluirá la operación militar. Creo que cuando lleguemos a un punto donde consigamos el objetivo muy modesto de poner fin al lanzamiento de cohetes y a asegurar que ese fin sea duradero. No queremos apresurarnos en un alto el fuego que pueda terminar en el corto plazo y nos obligue a seguir con la operación más tarde. No puedo poner fecha, pero el primer ministro ha dicho estos días que estamos muy cerca de conseguir este objetivo. Otras veces su ejército optó por ataques aislados sobre objetivos muy concretos. ¿Por qué esta vez una invasión terrestre después de varios días de bombardeos? También en esta ocasión hemos optado por objetivos militares. Lo que sucede es que Hamas, de forma intencionada y cínica, está usando a población civil como protección, como escudo. Por lo tanto resulta muy difícil distinguir muchas veces a los terroristas de los ciudadanos civiles. Por supuesto, hay que lamentar cualquier pérdida de vida civil. Pero déjeme decirle que no conozco ninguna guerra en la historia de la humanidad en que no hubiese pérdidas de vidas inocentes. ¿No teme Israel haberse convertido en un Estado agresivo a ojos de la opinión pública, en nuestro caso, la española? Efectivamente hay un segmento mayoritario que tiene esa perspectiva, pero creo que hay también bastante entendimiento por cierta parte de la opinión pública de que Israel no hace otra cosa más que ejercer su derecho a defenderse. Escucho muchas veces la crítica de que Israel tiene ese derecho a defenderse, pero no debe hacerlo de esta forma. Nos acusan de hacerlo de forma desproporcionada. Pero esa gente (ayer mismo lo hizo el presidente del Gobierno en una entrevista radiofónica) no propone otra fórmula. ¿Cuál es, a su juicio, la causa

L

LUIS IZQUIERDO Madrid

“Zapatero sabe hasta dónde puede llegar”
Raphael Schutz, embajador de Israel en España
L O S P U E N T E S C O N L A M O N CL O A

“El Gobierno sabe cuáles son nuestros puntos sensibles; el diálogo no está roto” “La acusación de ‘genocidio’ es generadora de actitudes violentas”
L A S M A N I F E S T A C IO N ES

de ese rechazo que parece ser más intenso del que se percibe en otros países europeos? Veo algún elemento de frivolidad a la hora de emitir un juicio sin conocer la realidad sobre el terreno. Quisiera recordar que, después de este largo periodo de calma, Israel advirtió a Hamas durante una semana que no podía tolerar una situación en que algunos días llegaban a lanzarse 80 cohetes. Ningún gobierno podía tolerar un ataque así contra su población y precisamente han sido los ciudadanos quienes han exigi-

zaron y participaron en la gran manifestación en Madrid. Ya dijimos ese mismo día a través de un comunicado que toda esa gente utilizaba un doble rasero, pues no salió a la calle cuando se atacaba a ciudadanos israelíes en sus casas con cohetes. En cuanto a las relaciones con el PSOE, yo diría que es muy cercana y fluida, un diálogo muy abierto con el Gobierno español. Tengo la sensación de que el Gobierno está muy preocupado y quiere contribuir a la solución del problema. Pero para hacerlo hay que tomar posi-

ciones con un cierto grado de equilibrio. ¿Y cuál es la posición ahora? En las conversaciones que yo mantengo tengo la sensación de que este equilibrio existe. Es cierto que hay elementos del partido gubernamental que salen a la calle y rompen ese equilibrio, aunque he recibido de parte de círculos del Gobierno la garantía de que las pancartas que aludían al genocidio y demás barbaridades fueron en contra de su voluntad. El partido se limitó a otros lemas. Pero es obvio que no nos ha gustado. Rodríguez Zapatero exhortó directamente a Israel a parar el ataque. Mi principio es que lo que tengo que decirle al Gobierno se lo digo directamente a ellos y no a través de los medios de comunicación. ¿Adónde nos conduce ese tipo de pronunciamientos? No veo el futuro inmediato con pesimismo en ese terreno. Con buen trabajo de ambas partes podemos asegurar que las relaciones sigan siendo fluidas, que el diálogo continúe. No siempre te-

El embajador Raphael Schutz en su despacho de la embajada de Israel en Madrid durante la entrevista

DANI DUCH

“La agresividad contra Israel es propulsada desde algunos medios de comunicación” “Los que nos acusan de ‘desproporción’ no nos explican cuál es su alternativa” “No conozco ninguna guerra en la que no hubiese pérdida de vidas inocentes”
M U E R T E D E C IV IL ES EN G A ZA L A C R ÍT I C A M Á S E XT EN DIDA

¿ A N T I J U D A ÍS M O?

do al gobierno israelí que haga algo. No veo aquí fórmulas mágicas. Han preguntado si no se podía haber realizado una operación de comandos con la última tecnología. Yo estoy absolutamente seguro de que se ha hecho todo lo que se pudo para dirigirse estrictamente a los terroristas, pero no siempre es posible. En la fachada del edificio donde está la embajada se ven varios cristales rotos durante la manifestación del domingo. Sí, fue de una violencia que no merece mayor explicación. Es una conducta de exaltados que, debo decir, ha sido promocionada desde algunos medios de comunicación. Esos sentimientos no nacen de la nada. Algunos columnistas tomaron una línea virulenta contra Israel más allá de una crítica legítima en el contexto de lo que está sucediendo. El término genocidio es responsable de la violencia desatada en ese encuentro. Entre los convocantes de la protesta estaba el PSOE. Algunos elementos suyos organi-

EL RETO

Cómo mejorar la imagen de Israel en España
]“No hay un camino cor-

to ni rápido –expone el embajador Schutz–. Hay que hacer un trabajo de pedagogía a largo plazo. Los mandatarios israelíes que llegan a España y la embajada deben hacer su trabajo sabiendo que es una cuestión que precisa de que la gente joven crezca conociendo cuál es la idiosincrasia de Israel, cuáles son sus problemas. Es importante que los niños estudien el holocausto y sepan el origen de su creación como Estado. La Casa de Sefarad-Israel ayudará en esta labor”.

nemos que estar de acuerdo en todo. Incluso con EE.UU. tenemos algún desacuerdo aunque es nuestro gran aliado. Lo importante es saber conducirnos en los puntos adecuados. ¿Cree entonces que la situación ya se ha normalizado? Espero que sí. Moratinos está en Israel y le reitero que en estos días hemos tenido contactos muy intensos para entender por dónde pasan las sensibilidades del uno y del otro. Y espero que lo más pronto posible podremos ver que este momento delicado ya está superado. De sus palabras parece deducirse que ha recibido unas ciertas garantías de que este tipo de pronunciamientos no volverán a repetirse. No quisiera entrar en detalles, pero el Gobierno español conoce bien cuáles son nuestros puntos sensibles, Zapatero sabe hasta dónde puede llegar. Y que continuamos con ese diálogo para salir adelante y seguir con esa colaboración que hasta ahora ha sido muy fructífera para ambos.c