Someone else still falling

Someone else still falling

1

A Guillermo Arévalo Pedraza, In memoriam.

Ese dolor en el pecho. Certero, como un juramento sin cumplir. Luz diurna, Que cede ante el horizonte negro.

Hubo una llamada. Que se multiplicó por cien, Por mil. Y oídos omisos. Como si los criminales Fuéramos nosotros.

No se puede esperar. ES IMPOSIBLE ESPERAR. Mejor, con los propios medios, Ir en el coche A toda rueda, A encontrarse de frente Con el tiempo terreno que llega a su fin.

Francisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Someone else still falling 2
Porque allá vimos otros ojos, Los ojos de quien tuvo miedo al igual que nosotros, Quien tuvo también la infame certeza De que se lucha día tras día en soledad Y sin gemidos ni sollozos ni compasiones, Es una lucha y nada más. Es la provocación contestada con empeño, El ataque certero contra quienes no deben alzar la cerviz.

El otro miraba Hacia la tierra que era su tierra Y no le querían permitir el regreso Ni la libertad Ni la dignidad. Querían, pensaban quitarle Hasta el último resabio de humanidad, Por eso los ganchos Que hurgaban entre los matorrales.

Sólo tenemos piedras. ‘Rocks’, dicen allá Según la fementida conveniencia que todos conocemos. Ellos no tienen reparos Y usan sus armas, Para eso las compraron, Francisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Someone else still falling
Para eso los subsidios, para defender la nación que un misterioso Dios Bendice todos los días desde las caras de sus dólares malditos.

3

Pero los ojos no cesaron en momento alguno de buscar El regreso al país, a la tierra, Donde a pesar de los pesares Las piedras -‘Rocks’, dicen ellosPueden hacer una clase de justicia Que ellos nunca conocerán.

De este lado, nuestra sangre Derramada florece. De aquel lado, sólo podemos observar Cómo la decadencia mítica Transforma la piedra en plomo Especie de Midas venido a menos.

Eso es el vecino país, Una torre hecha de viento, Una marea de minúsculos pedazos de papel, Un arsenal de gusanos y sanguijuelas Perfeccionadas en el arte de arrasar toda vida.

Porque ellos no pueden -aunque quisieranFrancisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Someone else still falling
Compartir ni su suerte, Ni su futuro hueco y muerto, Ni su tierra ya reseca y marchita Ni su simiente, infectada con algo que no curan Ni las ventas por catálogo ni las transacciones por e-commerce.

4

Defienden lo que jamás fue suyo.

La tierra que han robado A los Padres Ancestrales, Profanando, hiriendo, asfixiando, En la crustácea vindicación del presente.

Persisten, Piensan que las volutas espirales De sus propias caracolas Tienen un centro muy cercano al infinito.

Y dan otra vuelta Y otra vuelta Y otra vuelta Y otra vuelta Hasta fallecer, Exhaustos En la felicidad del mareo desorientado.

Francisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Someone else still falling 5

No es menester Detener el llanto. Ni buscar algo más eficiente que las piedras -‘Rocks’, dicen ellos, pero nadie les hace casoNi responder ofensa con ofensa, Ni agravio con agravio.

La tentación es mucha: Un muerto por un muerto.

Pero… Nosotros no ensalzamos la muerte, Nosotros glorificamos la vida: Allí donde ellos fracasan, Allí donde ellos no comprenden, Allí estamos nosotros.

Peleando la lucha contra lo evidente O la complaciente sumisión of the rest of the world.

Francisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Someone else still falling 6
Eso que no comprenden, Eso que menosprecian, Que advierten como debilidad Indefensa Es lo que hace posible Que las rocas -‘piedras’ decimos nosotrosSirvan para activar sus sofisticados sistemas de defensa, Para evidenciar la obtusa concepción del mundo, Y del universo. Incurables de grandeza. Crónicos en su inferioridad.

Alguien más, a lo lejos Sigue cayendo [y esta vez no somos nosotros].

De este lado del río El verde pasto aún florea.

Francisco Arriaga. México, Frontera Norte. 07 de Septiembre de 2012
Francisco Arriaga © 2012. Todos los derechos reservados.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful