CASOS DE GÉNERO EN EL LENGUAJE ESCRITO

NUEVA TECLA EN LOS TECLADOS HISPANOHABLANTES

ø

Si puedes controlar las historias que se cuentan y el lenguaje en el que se cuentan, no necesitas de soldados en las calles, si puedes controlar a las personas en sus mentes y en su imaginación no necesitas reprimirlas de forma física. (‘Psywar –the real battlefield is your mind’)

Ya lo dijo Confucio, cuando sus discípulos le preguntaron que por dónde empezaría si de gobernar un país se tratara… Confucio les respondió: “Mejoraría el lenguaje” Asombrados, sus discípulos le dijeron que esa respuesta nada tenía que ver con su pregunta. ¿Qué significaba mejorar el lenguaje? Y entonces aclaró: “Si el lenguaje carece de precisión, lo que se dice no es lo que se piensa. Si lo que se dice no es lo que se piensa, entonces no hay obras verdaderas. Y si no hay obras verdaderas, entonces no florecen el arte ni la moral. Si no florecen el arte y la moral, entonces no existe la justicia. Si no existe la justicia, entonces la nación no sabrá cuál es la ruta: será una nave en llamas y a la deriva. Por esto no se permitan la arbitrariedad con las palabras. Si se trata de gobernar una nación, lo más importante es la precisión del lenguaje”.

La tecla propuesta es " ø " , "(X)"- (una "X" dentro de una "O", o círculo) → ø

Esta tecla viene a acabar con la discriminación de sexos literaria por la cual en cualquier texto al referirse a personas siempre -excepto contados casos- se da preferencia al género masculino a la hora de expresarse lírica o prosaicamente pluma en mano o dedos en teclado.

La arroba @ representando una „a‟ y una „o‟ al mismo tiempo es su familiar más cercano conocido, concretamente su padre o más bien su madre, o quizá su abuelastrø, en cualquier caso pariente suya. El problema con la arroba @ es que ha perdido parte de su simbolismo originario -hubo una época en la que internet no existía y la informática tenía menor o ninguna relevancia- para pasar a designar, principal y específicamente aunque no únicamente, el ámbito informático internauta, quedando relegada su función primaria y primigenia. Esa elección de la arroba @ para representar al ámbito internauta podría verse como un tipo de

conspiración en la que el Homo-Tecnológicus macho, descubriendo que su preponderancia fálica estaba a punto de caer en el abismo del olvido, puso en marcha esta urdida estratagema de corromper a la arroba @ otorgándola un nuevo y poderoso simbolismo que ahogara al anterior referido a la igualdad de género, para aguantar el chaparrón y darse un poco más de tiempo antes de su inevitable caída. Además al haber situado a la @ arroba dentro del teclado fuera de sus teclas 'naturales' más habituales, es decir, que hay que pulsar la tecla Alt. + la tecla 2 para insertarla, ha quedado tremendamente restringida a sus usos informáticos específicos, y su hermoso pasado y motivo de nacimiento ha quedado prácticamente relevado al terreno mitológico.

No se propone, obviamente, con esta tecla “ ø ”, la preponderancia fémina, lo cual traería otra serie de problemas asociados, relegando al macho a un sutil o descarado segundo plano en los asuntos públicos o sociales, como algunøs expertøs dicen que ocurrió en la historia no oficialmente registrada, más que por varias estatuillas encontradas, vestigios, en homenaje a las diosas de la fertilidad, cosechas, y leyendas relacionadas. Aunque no oficialmente reconocido o consensuado, así dicen aquélløs que sucedió en una supuesta sociedad matriarcal pasada. Ahora, con el presivible y paulatino derrumbamiento de la sociedad patriarcal, es fundamental que nuestro lenguaje sea representativo de nuestras esperanzas. El lenguaje está vivo y ha de evolucionar a nuestra par. De hecho, lo hará, porque es una de sus funciones, quizá la principal, la de comunicar, mostrar a løs demás y a nosotrøs mismøs, lo que pensamos, lo que sentimos. La academia, y demás instituciones oficiales, son las últimas en reaccionar, es la gente, las personas, las que han de cambiar, de crecer, de evolucionar. Además, ni siquiera se le sugiere, por motivos evidentes. (No harían ni caso).

Por tanto, con esta propuesta, que es para la gente, personas que apoyamos la igualdad de sexos, o mejor dicho igualdad de género, que a pesar de que, evidemente no son iguales, pese a quien pese, sus oportunidades de identificarse con un texto, de introducirse en una historia literaria, si debieran ser las mismas, de esta manera éstas no se verían menguadas, asimismo tampoco supondría ningún percance en cuanto a esas oportunidades para el género literario actualmente dominante y preferente, el masculino, más que por tener que acostumbrarse a utilizar esta nueva tecla en su teclado en la escritura, y su vista en la lectura, al igual que el femenino. Muy probablemente costará algún trabajo a muchøs acostumbrarse a leerlo o escribirlo, y quizá aún más a algunøs aceptarlo.

A todas luces igualdad no es la palabra ideal, faltaría encontrar una palabra que designara mejor este concepto, más apropiadamente, algunøs han propuesto la palabra "equidad", aun respetando esa visión, es posible que aún no se haya encontrado la palabra. Si alguien tiene alguna idea a este respecto sería de agradecer que la utilizara, así quizá pudiera difundirse.

Esta propuesta viene a cubrir esa necesidad en el ámbito literario -e informático por ende-, otra cosa es el lenguaje hablado, por razones evidentes, tales como la imposible pronunciación de la “ø” ,

o de la “x” entre consonantes-. Solucionar este asunto en ese ámbito llevará más quebraderos de cabeza cuando la comunicación sea comunicación verbal, caso en el cual aunque la mayoría de la audiencia sea femenina, generalmente se opta por usar como genérico el masculino. Para estos casos se ha propuesto el uso de la terminación desinencial "-e", la letra "E" para su uso como genérico, incluso se ha propuesto su uso como neutro en palabras con ambos géneros. No es difícil prever que aun en caso de que se promocionase esta opción la aplicación verdadera de ese cambio léxico llevará su tiempo, y más para no profesionales, es decir para no profesionalos o no profesionalas, del entorno lingüístico.

En el lenguaje del imperio de la época en que nos ha tocado vivir, sobrevivir o malvivir, según los casos, resuelven esta situación, al igual que en nuestro lenguaje, -cuando se tiene en consideraciónpor medio de escribir ambos géneros, esto es, he/she, him-his/her, y para ambos géneros el plural neutro they/them/their. Su preocupación a este respecto es notablemente menor ya que en su lenguaje los artículos y los participios de los verbos carecen de género, donde løs hispanohablantes tenemos más trabajo, no así en los pronombres personales que en nuestro lenguaje podemos omitir sin suprimir ni un ápice la comprensión. Sin embargo, hay por hacer si queremos proporcionar a todøs las mismas, o equitativas, oportunidades sin discriminación, sin distinción, en este caso, de género. También podríamos seleccionar con más tino las palabras que utilizamos en nuestro lenguaje escrito para escoger únicamente palabras sin género, o con género neutro, pero esta no parece una solución que represente una mejora ya que así perderíamos la riqueza de nuestro maternal/paternal/fraternal, en definitiva familiar y poético idioma.

-Para ilustrar el asunto, un ejemplo:

· Escritura angloparlante considerada: Yesterday, when she/he woke up, she/he was dissatisfied, didn't know why, just an odd and unusual feeling. She/he went to his/her job, like any other day. She/he was fired. Somehow, he/she knew that it will happen sooner or later. She/he was really upset, angry and hungry, for a while. Today she/he laugh, not in vain, is alive, understanding what does involve that, and decides what to do with her/his time, not for somebody else own interest, but for him/herself.

· Escritura castellana considerada: Ayer, cuando despertó, estaba insatisfecha/o, no sabía por qué, sencillamente un sentimiento raro e inusual. Fue a su trabajo, como cualquier otro día. Le/la despidieron. De alguna manera sabía que tarde o temprano ocurriría. Estuvo verdaderamente descontenta/o, enfadado/a y hambrienta/o, por un tiempo. Hoy ríe, no en vano, está vivo/a, entendiendo lo que eso implica, y decide lo que hace con su vida, no por el interés de cualquier otro/a, sino por sí misma/o.

· Escritura castellana ox (X)-(x), - letra/tecla "ø" en sustitución de las desinencias de género - : Ayer, cuandó se despertó, estaba insatisfechø, no sabía por qué, sencillamente un sentimiento raro e inusual. Fue a su trabajo, como cualquier otro día. Le despidieron. De alguna manera sabía que tarde o temprano ocurriría. Estuvo verdaderamente descontentø, enfadadø y hambrientø, por un tiempo. Hoy ríe, no en vano, está vivø, entendiendo lo que eso implica, y decide lo que hace con su vida, no por el interés de cualquier otrø, sino por sí mismø.

· Escritura castellana , - letra/tecla "e" en sustitución de las desinencias de género: Ayer, cuandó se despertó, estaba insatisfeche, no sabía por qué, sencillamente un sentimiento raro e inusual. Fue a su trabajo, como cualquier otro día. Le despidieron. De alguna manera sabía que tarde o temprano ocurriría. Estuvo verdaderamente descontente, enfadade y hambriente, por un tiempo. Hoy ríe, no en vano, está vive, entendiendo lo que eso implica, y decide lo que hace con su vida, no por el interés de cualquier otre, sino por sí misme.

Es cierto que en un inmediato principio se verá algo raro, pero al poco tiempo, en cuanto la vista se acostumbre, será considerablemente mejor para ambos géneros, y también para ambas dedicaciones, løs lectores y løs escritores. Desde aquí, el mayor reconocimiento y agradecimiento a esøs rarøs, innovadores, furtivøs, a quienes se ha tachado de locøs, de combativøs, incluso de rufianes, aisladøs de todo pero caminando a nuestro lado, el tiempo ha seguido su curso y se han curado las heridas, ahora, con ánimo pero sin prisa, recogemos vuestro legado, pero no construiremos estatuas en vuestro honor, ya se aprendió lo suficiente del pasado.

Lo principal necesario para que esta propuesta tenga vigor es que una cantidad suficiente de personas empiece a utilizarla, especialmente, pero no únicamente, si esas personas que se suman a la propuesta son escritores profesionales, o semiprofesionales o 'amateurs', de cualquier ámbito. Ya que la tecla propuesta no se encuentra en los teclados estandarizados, al menos por el momento (aunque sí en muchos procesadores de texto en el menú 'Insertar' – 'Insertar símbolo'), se propone mientras dura esta situación, y de hecho muchøs ya utilizan, el uso de la 'x' (equis) en su lugar para las funciones anteriormente descritas, optando idealmente por esta nueva tecla mencionada por una cuestión casi estética de semejanza tanto a una 'o' -género masculino, como a una 'a' género femenino.

Por tanto cualquiera que tenga en consideración estos motivos tenga a bien utilizar la tecla mencionada para referirse a personas o seres vivøs de ambos géneros, cuando el género se desconoce, es indeterminado, o entre løs receptores se hallan ambos representados. Evidentemente no supone ninguna afiliación política o religiosa, como ha quedado patente en el texto esta propuesta no procede de ninguna asociación pro-feminista, ni es una apología libertaria venida a menos, y como se verá por la firma al final del texto tampoco se busca ningún reconocimiento, ni se

trata de una proclama de una organización con ánimo lucrativo, ni de una con intereses más o menos ocultos. Consiste sencilla y claramente, en captar la realidad palpable ante nuestros ojos, orejas, y narices, y la conveniencia de hacer algo útil e inteligente al respecto, de manera que todøs puedan participar de ello sin menoscabo, en este caso, hacia su género. Aunque no sea fácil, no estamos soløs, aunque seamos una minoría sin ninguna representación, la presumible oposición a esto también lo es, y llegará el momento en que no se pueda ignorar, ni negar, ni hacer burla de ello, -como dice la famosa frase. Para ese momento, será mejor tener alguna experiencia, y alguna esperanza. Mientras tanto, la mayoría por gracia o por desgracia, suelen poner sus capacidades a la tutela de intereses ajenos, que pueden ir o no en su mejor interés, en la mayoría de los casos esas disyuntivas parecen pasar desapercibidas.

El lenguaje, la palabra, es pensamiento o sentimiento expresado, escrito o proclamado, gracias a los nuevos medios tecnológicos puede llegar a miles de personas, introduciéndoles a nuevos conceptos, o haciéndoles ver una parte de la realidad que hasta entonces, por algún motivo, habían ignorado o quizá olvidado, o haciéndoles imaginar por un momento paisajes, personajes e historias de ensueño. Asimismo puede prevalecer durante miles de años tallado en piedra, o simplemente en el recuerdo. Démosle el respeto y el honor que se merece, por todøs, pero principalmente por nosotrøs.

Srø. X.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful