Los Documentos de Trabajo del CONAPRED representan un medio para difundir los avances de la labor de investigación en estudios y para

recibir comentarios sobre su posible publicación futura. Se agradecerá que éstos se hagan llegar directamente a la Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Dante 14, séptimo piso, Col. Anzures, Del. Miguel Hidalgo, CP 11590, México, D.F., TEL. 52 03 36 49; o a las direcciones de correo: dceron@conapred.org.mx y lalvarezm@conapred.org.mx Producción a cargo de las y los autores, por lo que tanto el contenido como la redacción son responsabilidad suya. Este documento fue realizado por Rafael de la Garza Talavera, a solicitud de la Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas.

Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas Documento de Trabajo No. E-14-2008

UNIVERSITARIOS EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA”
Diciembre de 2008

“DISCRIMINACIÓN A LAS Y LOS JÓVENES

© Derechos Reservados 2009 COLECCIÓN ESTUDIOS 2008 Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación Dante Núm. 14, Col Anzures. Del. Miguel Hidalgo. CP 11590, México, D.F. Se permite la reproducción total o parcial del material incluido en esta obra bajo autorización de la institución y siempre que se cite la fuente completa.

2

Directorio

Perla Patricia Bustamante Corona Presidenta José López Villegas Director General Adjunto de Estudios, Legislación y Políticas Públicas José Luis Gutiérrez Espíndola Director General Adjunto de Vinculación, Programas Educativos y Divulgación Vilma Ramírez Santiago Directora General Adjunta de Quejas y Reclamaciones María José Morales García Directora de Coordinación Territorial e Interinstitucional José Luis Páez Caballero Director de Administración y Finanzas Maria Elena Martínez Guerrero Directora Jurídica, Planeación y Evaluación

Programa de Estudios 2008 José López Villegas Director General Alejandra Rojas Pérez Directora de Programa Diana Paola Cerón Ruiz Coordinadora académica Lillian Valerie Alvarez Melo Coordinadora administrativa Diana Paola Cerón Ruiz Lillian Valerie Alvarez Melo Editoras de sección

3

Síntesis del documento

La presente investigación tiene como objetivo conocer la percepción de la discriminación entre las y los jóvenes estudiantes de tres universidades localizadas en el Distrito Federal (UNAM), Veracruz (UV) y Oaxaca (UM). Se puede afirmar que las personas encuestadas identifican a la escuela como uno de los espacios en donde la discriminación se ejerce regularmente; que son las y los compañeros de clase el grupo que más se identifica como reproductor de la discriminación; y que la mayoría de las personas encuestadas desconoce a las instituciones encargadas de recoger y gestionar las denuncias de hechos discriminatorios, tanto al interior de las universidades como fuera de ellas.

Las recomendaciones producto de la investigación apuntan a sistematizar la investigación de la percepción que las y los jóvenes en México tienen de la discriminación incorporando a la Encuesta Nacional de la Juventud preguntas relativas al tema; formulando un programa que a partir de la creación de una red de investigación en las universidades públicas del país que documente, clasifique y difunda hechos discriminatorios entre la población estudiantil, y al mismo tiempo sirva para la promoción de la no discriminación. Para ello es necesario recomendar a las universidades del país a reformar sus normas y reglamentos internos para sancionar hechos discriminatorios en su interior.

Síntesis curricular del investigador Rafael de la Garza Talavera es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública (UNAM); maestro en Estudios Políticos y Sociales (UNAM), y candidato a Doctor en Ciencias Políticas y Sociales (UNAM). Actualmente se desempeña como profesor-investigador de El Colegio de Veracruz Es profesor invitado en la Universidad Autónoma ‘Benito Juárez’ de Oaxaca, la Universidad

Mesoamericana y la Universidad de Xalapa. Impartió cursos de licenciatura en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM por quince años. 4

INDICE GENERAL

Introducción General..........................................................................................7

Capítulo 1 Discriminación y juventud .............................................................11 1.1.La discriminación como concepto .................................................................12 1.2. La juventud como categoría sociológica ......................................................17 1.3. Globalización y juventud ..............................................................................21 1.4. El desarrollo de los estudios sobre la juventud en América Latina y en México. ...............................................................................................................26

Capítulo 2 La Discriminación y la juventud en la UNAM (Campus Ciudad Universitaria) .....................................................................................................38 2.1. La discriminación fuera de la universidad ....................................................38 2.2. La discriminación en la universidad .............................................................41 2.3. La discriminación; concepción y perspectivas sociales ..............................46 Capítulo 3 La Discriminación y la juventud en la Universidad Veracruzana (Campus Xalapa)..............................................................................................50 3.1. La discriminación fuera de la universidad ....................................................50 3.2. La discriminación en la Universidad.............................................................55 3.3. La discriminación: lenguaje y perspectivas sociales ...................................62

Capítulo 4 La discriminación y la juventud en la universidad mesoamericana.................................................................................................66 4.1.La discriminación fuera de la universidad .....................................................66 4.2.La discriminación en la universidad ..............................................................70 4.3. La discriminación; concepción y perspectivas sociales ..............................77 Recomendaciones ............................................................................................80

5

Conclusiones ....................................................................................................83

Glosario .............................................................................................................88

Bibliografía:.......................................................................................................91

Anexos...............................................................................................................93

6

Introducción General

La discriminación hacia la juventud es un hecho social que tiene un enorme impacto en las relaciones sociales de las sociedades contemporáneas, obstaculizando el desarrollo económico y social de éstas.

Al ser sujetos de la discriminación de manera cotidiana, las y los jóvenes la consideran natural y parte del proceso de aprendizaje para convertirse en personas adultas autónomas y productivas. A diferencia de la discriminación a otros grupos sociales, la discriminación que enfrentan, reafirma en la juventud la certeza de que ésta es consustancial a la cultura y un precio a pagar para eventualmente convertirse en sujeto de derechos y obligaciones.

Del universo de la juventud, las y los estudiantes universitarios representan una minoría pero, al mismo tiempo, son el grupo con mayor posibilidad de ocupar los puestos de liderazgo en las distintas esferas de la vida pública y privada de una sociedad determinada. La discriminación hacia y desde las y los jóvenes universitarios en México, en particular la que se da en las universidades públicas, ha sido un fenómeno poco estudiado y que provoca la formación de una serie de estigmas que obstaculizan el ejercicio pleno de sus derechos. Por eso, concentrar esfuerzos en éste grupo puede redituar, no sólo en el ámbito educativo sino sobre todo en la sociedad en su conjunto.

Al ocupar posiciones clave en la estructura social, los profesionistas pueden convertirse en promotores de la no discriminación en sus espacios laborales pero también en sus familias, en las asociaciones a las que pertenezcan, etc. De lo contrario, desde sus posiciones de liderazgo reforzarán la idea de que la discriminación es un fenómeno natural y la ejercerán sin darse cuenta, fortaleciéndose el círculo vicioso que va de tolerar la discriminación de manera pasiva para luego ejercerla de manera activa.

7

En este sentido, las universidades conforman uno de los espacios donde la discriminación hacia la juventud es considerada como el precio que hay que pagar para mantenerse dentro de ellas, lo que contribuye a desprestigiarlas frente a la juventud.

Cualquier persona que haya pasado por el sistema público de educación podría describir la manera en que algunos profesores y profesoras, así como las propias compañeras y compañeros someten a las y los alumnos a una variedad de humillaciones que van desde la burla por su ignorancia hasta su aspecto personal o las ideas que profesa. Y sin embargo resulta difícil lograr que las o los estudiantes denuncien estos hechos, por considerarlos parte del proceso educativo.

Las consecuencias de lo anterior es la limitación y obstaculización del ejercicio de los derechos fundamentales.

Con respecto al trato, en el exterior de las universidades, puede mencionarse que existe la percepción de que las y los egresados de escuelas universidades públicas, en particular de la UNAM, son discriminados en su intento por ingresar al mercado laboral por empresas que los consideran problemáticos.

Por lo tanto, resulta de vital importancia estudiar el fenómeno de la discriminación en las universidades, para identificar sus causas, los espacios en los que se reproduce y las y los agentes que la promueven. Sólo así será posible realizar un diagnóstico que sirva de base para diseñar e implementar programas que enfrenten el problema, así como políticas públicas y normas legales que impidan la discriminación de las y los jóvenes estudiantes en las universidades públicas del país y limiten el ejercicio del derecho a la expresión, al trabajo y a la participación.

8

Para la elaboración de esta investigación se tomaron en cuenta los siguientes aspectos metodológicos:

Identificado el problema de la discriminación hacia y desde las y los jóvenes en México, se seleccionó la técnica de la encuesta, misma que estará orientada a proporcionar información amplia, de carácter estratégico y exploratorio, dado el nivel de desarrollo de las investigaciones sobre el tema.

Es de carácter descriptivo para poder identificar las características generales del problema por medio de porcentajes y promedios. Se aplicó a estudiantes universitarios (as) en tres ciudades del país: México, DF., Xalapa, Veracruz y Oaxaca, Oaxaca, para contar con evidencia empírica suficiente que permita realizar comparaciones del fenómeno en la capital y en las ciudades capitales de dos de los estados más pobres del país.

Las universidades en donde se aplicaría la encuesta serían la Universidad Nacional Autónoma de México (Ciudad Universitaria), la Universidad

Veracruzana, (Xalapa) y la Universidad Mesoamericana (campus Oaxaca). Ésta última es privada y servirá como punto de comparación para saber si existen diferencias importantes en la percepción de la discriminación entre las y los estudiantes de las universidades públicas y las privadas.

De cada universidad elegida para aplicar la encuesta se calculó una muestra representativa a partir de una fórmula genérica que contiene el tamaño del universo, la probabilidad de ocurrencia y de no ocurrencia, el margen de error y el nivel de confianza. Una vez definido el tamaño de la muestra se seleccionarán los sujetos de manera estratificada, de acuerdo a las carreras profesionales y el sexo, en cada una de las universidades seleccionadas. El tipo de selección fue aleatorio simple.

9

En este sentido, la investigación pretende contestar a las preguntas: ¿Cuáles son las razones y quienes son los agentes que las y los jóvenes universitarios perciben como fuentes de discriminación? y ¿Quiénes son las víctimas de la discriminación de la juventud? Con ellas se quiere comprobar si existe -y de qué tipo- discriminación, hacia las y los jóvenes estudiantes en los centros educativos, afectando tanto los derechos de ellos y ellas, como uno de los objetivos fundamentales de la educación universitaria: el respeto a la universalidad y la diferencia.

10

CAPÍTULO 1 DISCRIMINACIÓN Y JUVENTUD

La discriminación hacia y desde las y los jóvenes universitarios en México, en particular la que se da en las universidades públicas, ha sido un fenómeno poco estudiado, fomentando la formación de estigmas, estereotipos y prejuicios que obstaculizan el ejercicio pleno de sus derechos.

La juventud es un periodo de transición en la vida de las personas, en el cual se preparan para asumir las responsabilidades futuras de la etapa adulta. Posee características, necesidades y expectativas propias que varían de acuerdo al contexto y las condiciones políticas, económicas, sociales e históricas de cada sociedad.

La transición hacia la etapa adulta implica la idea de que la juventud debe aceptar ser objeto de discriminación con la promesa implícita de que cuando se llegue a una edad adulta podrá convertirse en sujeto discriminador, cerrándose un círculo vicioso que reproduce la ausencia de un reconocimiento de los derechos y capacidades de la juventud, y que se propaga en todos los ámbitos, particularmente el laboral.

El peso y la importancia de la juventud en nuestro país justifican plenamente el estudio del fenómeno de la discriminación, que los afecta de manera directa. De acuerdo con los datos estadísticos del II Conteo de Población, realizado por el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) en 2005, en términos porcentuales, la juventud mexicana en el 2005 (15 a 29 años) representa poca más de la cuarta parte de la población nacional (27%). Comparado con el resultado del 2000, su presencia ha disminuido en 1.5% mientras que los grupos de edad entre 30-44, 45-59, 60-74 y 75 y más, han aumentado en el mismo periodo de tiempo. Esta disminución se expresa

11

también en el crecimiento en la edad media de la población nacional, que ha pasado de 19 años para varones y 20 para mujeres en 1990, a 23 y 25 años respectivamente en 2005. Si bien la juventud ha disminuido su presencia en términos absolutos, sigue siendo, después de la franja de 0 a 14 años, la más importante.

GRÁFICO 1

Fuente: II Conteo de Población, Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática, México, 2005

1.1. La discriminación como concepto

Aunque se trata de una definición básica, la Real Academia de la Lengua Española (RAE) se refiera al acto de discriminar como el de “seleccionar excluyendo”, que no marca algún tipo de acción con intencionalidad. El hecho se refiere exclusivamente al acto de distinguir o separar determinadas cosas de

12

otras, basado en las preferencias o gustos particulares, sin que eso marque conductas excluyentes, de rechazo o soslayo.

Es, sin embargo, la segunda acepción utilizada por la RAE la que inserta la carga negativa inherente al fenómeno: “dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc.”1

En nuestro país, el artículo 4° de Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, señala:

“Se entiende por discriminación toda distinción, exclusión, limitación o preferencia fundada en la raza, el color, sexo, idioma, religión, opiniones, políticas o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica o el nacimiento, que tenga por finalidad o por efecto destruir o alterar la igualdad de trato”.2

La gravedad del fenómeno radica en que se inserta en las estructuras sociales, políticas y económicas de una sociedad y, sobre todo, en que se convierte en parte de la construcción cultural de ésta:

“… la discriminación es una conducta, culturalmente fundada, y sistemáticamente y socialmente extendida, de desprecio contra una persona o grupo de personas sobre la bases de un prejuicio negativo o un estigma relacionado con una desventaja inmerecida, y que tiene por efecto (intencional o no) dañar sus derechos y libertades fundamentales.”3

Real Academia de la Lengua Española. ww.rae.es Carbonell, Miguel “Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación Comentada”, Colección de Estudios, México, núm 4, CONAPRED 2007, p. 18. 3 Rodriguez, Jesús. “Un marco teórico para la discriminación”, Colección Estudios, núm 2, CONAPRED 2006, p. 36.
2

1

13

Se tienen entonces tres elementos básicos en la acción de discriminar: el origen o naturaleza, las formas y, finalmente, los efectos o consecuencias.

Dentro del origen o naturaleza de la discriminación se pueden encontrar tres factores: el estigma, prejuicio y el estereotipo.

Con respecto al estigma hay que mencionar que se atribuye a personas que poseen una marca o atributo que lo diferencia de los demás.

“Pero más que entender el estigma como una serie de atributos desacreditadores hay que pensarlo desde la relación entre atributo y prototipo, enfatizando que el atributo en si no implica lo ignominioso, sino su relación con el prototipo y la categoría con la que se compare. En suma, el estigma es una discrepancia entre la identidad virtual y la identidad social de los sujetos”.4

Inexperiencia, juventud, ignorancia, incapacidad y apariencia son algunos de los estigmas que recaen sobre las y los estudiantes universitarios, afectando sus derechos civiles, particularmente el de expresión y manifestación, y generando una enorme discriminación, tanto en el ámbito educativo como en el laboral.

Vinculado directamente con el estigma, el segundo factor causante de discriminación es el prejuicio, cuyo componente fundamental es “Una actitud hostil o prevenida hacia una persona que pertenece a un grupo, simplemente porque pertenece a ese grupo, suponiéndose por lo tanto que posee las cualidades objetables atribuidas al grupo".”5

4

Callejas Fonseca, Leopoldo y Piña Mendoza, Cupatitzio. “La estigmatización social como factor fundamental de la discriminación juvenil”, El Cotidiano, México, vol. 21, número 132, noviembrediciembre 2005, p. 66 5 Allport Gordon W. La Naturaleza del Prejuicio. Buenos Aires, EUDEBA, 1977, p. 22

14

Ligado a los anteriores, la discriminación se ve reforzada por el estereotipo, que la RAE define como: “Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable”, es decir como una creencia sobre determinadas personas o grupos que tiende a simplificar o generalizar a esa persona o los integrantes del colectivo.

Existen diversos grados de ‘formas’ o ‘acciones’ en que los prejuicios y estereotipos intervienen de manera negativa en la interacción social, generando discriminación, exclusión, maltrato y violencia:

a) La mayoría de la gente que tiene prejuicios suele hablar mal de determinada persona o grupo. Con amistades que piensan de igual modo y, a veces, también con otras personas. En cualquier momento expresarán su antagonismo libremente. Muchas personas no pasan nunca de este grado moderado de acción hostil.

b) Si el prejuicio es más intenso, lleva a las personas a evitar el contacto con las que pertenecen al grupo que le desagradan. En este caso la persona prejuiciosa no inflige algún daño directo al grupo que le disgusta, es ella la que carga con todo el peso de su aversión.

c) La persona con prejuicios lleva a la práctica la distinción, en detrimento de algún grupo. Emprende la tarea de excluir a todas las personas que forman parte del grupo en cuestión, de ciertos tipos de empleos, de una zona residencial, de iglesias u hospitales, o de negarles sus derechos políticos o educacionales, o de algún otro tipo de privilegios sociales.

d) En condiciones de alta tensión emocional el prejuicio puede conducir a actos de violencia o semiviolencia. Pueden ser acciones que van desde la agresión verbal, a la amenaza o a la violencia física.

15

e) El punto más alto de la acción negativa, es el aniquilamiento físico del otro.6

Por último, la discriminación tiene consecuencias determinantes en el acontecer de una sociedad. Además de corroer el tejido y la cohesión social, al ser un fenómeno estructuralmente establecido, posee fuentes de creación,

mecanismos de reproducción y perpetuación, y una marcada transversalidad, que

“… hace altamente probable que aquellas personas que posean una cualidad socialmente infravalorada enfrenten trato discriminatorio en prácticamente todos los ámbitos de su vida. Esta es una condición semejante a estar atrapados en una red que impide el acceso a los servicios básicos de formación de las capacidades y habilidades que les permitan competir exitosamente por las oportunidades socialmente disponibles, [lo que] incide en las expectativas de desarrollo de las personas discriminadas, por tanto, impacta su bienestar personal y emocional. En algunos casos, existen grupos sociales donde sus integrantes están condenados generacionalmente a vivir en la pobreza y exclusión, sin oportunidad de escapar a la transversalidad del trato discriminatorio.”7

Por transversalidad se entiende aquí como la manera en que la discriminación, experimentada como consecuencia de la pobreza, se refleja en otros espacios de la vida de las personas, como el laboral, el cultural, el educativo, etcétera. La discriminación, en este sentido, no se limita a un solo ámbito de la vida sino que los atraviesa todos.

6

Allport, Gordon Willard. La Naturaleza del Prejuicio, citado en, Martínez Aguayo, María Angélica “Los efectos políticos de la discriminación sociocultural en México”, Colección Estudios, Documento de Trabajo No. E-14-2007, CONAPRED 2007, p. 26 7 Martínez, Angélica “Los efectos políticos de la discriminación sociocultural en México”. Pág. 43

16

1.2. La juventud como categoría sociológica

La discusión con respecto a la pertinencia de considerar a la juventud como una categoría de análisis en América Latina ha tomado forma en los últimos veinte años, a pesar de que los estudios del tema comenzaron a figurar en el terreno de las Ciencias Sociales a partir de la década de los sesentas. Sin embargo, ya en los años treinta varios intelectuales como Ortega y Gasset, José Martí y Vicente Lombardo Toledano escribieron ensayos sobre la juventud8 inspirados por un grupo social que empezaba a distinguirse y a manifestar nuevas formas de ver el mundo y de vivir en él. No es casual semejante hecho, ya que si bien:

“… jóvenes siempre hubo mientras que juventud no, la juventud como fenómeno social en los términos occidentales… es un producto histórico que deviene de las revoluciones burguesas y del nacimiento y desarrollo del capitalismo”.9

Las relaciones sociales que sostienen la nueva forma de producir riqueza van a impactar en el tejido social tanto por la redefinición de los roles sociales como por el proceso irreversible de la individualización. Al singularizar a las y los integrantes de la sociedad, el capitalismo abre la puerta para que las tradiciones sean confrontadas con visiones particulares y de grupo, que terminarán por fragmentar a las comunidades tradicionales dando paso a las sociedades que conocemos hoy.

Para redefinir los roles sociales, el capitalismo renueva el proceso educativo y sus instituciones dando lugar al surgimiento de la escuela, tal como la conocemos hoy, o sea, como una institución que tiene el objetivo de preparar a la juventud para integrarse al mundo del trabajo. Tradicionalmente la educación
8

Pérez Islas, José Antonio. “Trazos para un mapa de la investigación sobre juventud en América Latina”, Papers México, num. 79, 2006, p. 148. 9 Balardini, Sergio. “De los jóvenes, la juventud y las políticas de juventud”, en Última Década, Chile, num. 13, septiembre 2000, p. 12

17

era atribuida a la Iglesia y a los talleres, pero conforme la especialización de la producción fue ampliándose fue necesario contar con instituciones

especializadas.

Por lo tanto, la escuela “… va a ser el foco del nacimiento de la juventud tal cual nosotros la conocemos.”10 Tal vez por eso tienda a confundirse o utilizarse de manera intercambiable las nociones de juventud y estudiante.

Para principios del siglo XX, el crecimiento de las universidades en América Latina fue evidente y en el periodo de las entreguerras ya se hablaba de la Generación Perdida11, compuesta por jóvenes críticos(as) de la realidad mundial, como Ernest Hemingway, o de intelectuales mexicanos(as) que cruzaron el Atlántico para impulsar al gobierno republicano en la guerra civil española, como Octavio Paz y Elena Garro.

Ya en los años cincuenta la juventud alcanzó una clara presencia en el mundo occidental, al amparo del Estado de Seguridad, que impulsaron decididamente la educación universitaria y generaron suficiente riqueza como para que las y los jóvenes tuvieran dinero suficiente para ser considerados sujetos de consumo.

Fue la década del surgimiento del rock and roll, de la generación beat y de la película Rebeldes sin causa, en donde la juventud estadounidense de la posguerra expresó el conflicto de vivir en un mundo donde no se les reconocía como parte importante de la sociedad y que se convirtió en objeto de culto.

10 11

Balardini, S. OP. CIT : p. 13 En un uso más general, se denomina Generación perdida a toda la generación de jóvenes que alcanzaron la mayoría de edad en los Estados Unidos durante o justo después de la Primera Guerra Mundial. En Europa se suele emplear la denominación de "Generación de 1914", es decir, el año en que comenzó la guerra. Además, el término "Generación Perdida" también se usa en ocasiones para designar a todos los jóvenes escritores modernistas.

18

De lo anterior se puede inferir que el primer elemento para construir el concepto juventud tiene que ver con el desarrollo de las sociedades y su historia. Es por eso que al hablar de juventud habrá que aceptar que:

“El concepto juventud tiene un carácter polisémico partiendo de la idea de que éste se construye histórica y socialmente; es decir, la idea de ‘ser joven’ varía en el tiempo y el espacio dependiendo de las características que asume cada sociedad.”12

Este primer elemento permite superar la noción limitada de que la juventud es el espacio que va del fin de la niñez al inicio de la edad adulta, noción proveniente de la psicología, que además utiliza el término adolescencia y juventud como sinónimos. La adolescencia se define por el desarrollo de procesos biológicos y fisiológicos que eventualmente culmina con el inicio de la adultez.

En la actualidad, la psicología ha reconocido que la adolescencia es una representación social que varía con el tiempo13 y que los procesos biológicos y fisiológicos deben ser valorados a la luz del contexto en el que se dan. Esto refuerza entonces la idea de que la juventud es una construcción sociohistórica.

Para dejar en claro las diferencias entre la visión psicológica y la sociológica, baste decir que para la primera la adolescencia debe ser estudiada a partir de la internalidad del sujeto, mientras que para la sociología la juventud “… es resultado de tensiones y presiones que vienen del contexto social,

fundamentalmente en lo relacionado con el proceso de socialización que lleva a cabo el sujeto y la adquisición de roles sociales…”14

12

Castillo Berthier, Héctor. “De las bandas a las tribus urbanas. De la transgresión a la nueva identidad social”, Desacatos, México, primavera-verano 2002. p. 60 13 Dávila León, Oscar. “Adolescencia y juventud: de las nociones a los abordajes”, Última Década, Chile, num. 21, diciembre 2004. p. 88. 14 Dávila León, Oscar. OP. CIT: p. 89

19

Por lo tanto para efectos de este trabajo la adolescencia será confinada al campo de la psicología:

… en la perspectiva de un análisis y delimitación partiendo del sujeto particular y sus procesos y transformaciones como sujeto; dejando a otras disciplinas de las ciencias sociales –y también las humanidades- la categoría de juventud…. donde a partir de sujetos particulares, el interés se centra en las relaciones sociales posibles de establecerse entre éstos y las formaciones sociales, en el trazar vínculos o rupturas entre ellos.15

En este sentido, si se acepta que la juventud está estrechamente relacionada con el contexto en el que se desarrolla, hay que aceptar entonces su naturaleza socio histórica como concepto. Esta premisa es fundamental para estudiar a las y los jóvenes ya que obliga a describir las transformaciones en las relaciones sociales que permitan enmarcarlos en su contexto particular. La definición que incluye las precisiones anteriores definiría a la juventud como:

…una franja de edad, un periodo de vida, en que se completa el desarrollo físico del individuo y ocurren una serie de transformaciones psicológicas y sociales, cuando éste abandona la infancia para procesar su entrada en el mundo adulto. Sin embargo, la noción de juventud es socialmente variable. La definición del tiempo de duración, de los contenidos y significados sociales de esos procesos se modifican de sociedad en sociedad y, en la misma sociedad, a lo largo del tiempo y a través de sus divisiones internas.16

La pregunta entonces es ¿Cuál es el impacto de las nuevas formas de producción de bienes entre las y los jóvenes?

Ibid, p. 87 Abramo, Helena W. Cenas juvenil. Sao Paulo, Scritta, 1994, p. 1 Citado en Dávila León, Oscar. OP. CIT: p. 92.
16

15

20

1.3. Globalización y juventud

Los grandes cambios que experimentan las sociedades contemporáneas como consecuencia de la conformación de un nuevo modelo de acumulación de capital han sido organizados bajo el concepto de globalización. Aquí se utilizará la definición del concepto desde su perspectiva política y social, o sea, se entiende a la globalización como una estrategia política que tiene como finalidad el crecimiento de la tasa de ganancia.

Las transformaciones del Estado contemporáneo se dan en un contexto de unificación económica a escala global acompañada de una creciente fragmentación social, económica y política, en la cual las naciones mantienen sus fronteras y compiten por ofrecer las mejores condiciones de inversión aun a costa de los niveles de vida de la población que gobiernan. En este sentido, la globalización es una nueva estrategia del capital para solucionar la crisis del Estado de seguridad.17

El Estado de seguridad se distingue por garantizar la supervivencia material de sus miembros, o dicho de otro modo, la reproducción de la mano de obra, de acuerdo a un pacto corporativo que congregaba a los factores de la producción en el marco de un sistema democrático nacional. Para lograrlo el Estado intervendrá cada vez más al interior de las sociedades procurando conformar una nación, un mercado nacional y un sistema político.

En realidad el Estado de seguridad corresponde con una fase del modo de producción conocida como fordista que pone en el centro la producción de bienes de consumo masivo para los mercados nacionales primordialmente. La crisis de dicha fase, expresada en la caída de la tasa de ganancia, dio lugar a una nueva fase de acumulación encabezada por el capital internacional que obligó a los Estados a reformarse y adaptarse así a las nuevas necesidades.
17

Hirsch, Joachim. OP. CIT: p. 89

21

Por su parte, el Estado nacional de competencia surge como respuesta a estas nuevas necesidades, desarticulando el viejo pacto corporativo y debatiéndose entre satisfacer las demandas externas o las internas. Como ya no es posible controlar la economía de acuerdo a objetivos nacionales, el peso de los grupos políticos internos se diluye frente al creciente poder de actores externos. Pero no por ello se dedica exclusivamente a administrar, aunque lo parezca, pues no se debilita ni deja de jugar un papel político preponderante al interior de las naciones.

Sin embargo, las relaciones con la sociedad se modifican sustancialmente y la participación política de la ciudadanía se aleja cada vez más de los canales institucionales, sobre todo porque no ven como prioridad apoderarse de las instituciones del Estado toda vez que ya no garantizan la solución buena parte de los conflictos, provocados y controlados por los organismos y corporaciones internacionales.

En este contexto la diversidad cultural se fortalece primero por la creciente incapacidad del Estado para homogeneizar a la población (la disminución del gasto social como causa principal); y después porque el creciente contacto con otras culturas hace posible apreciar la diversidad como valor. Las identidades culturales recobran fuerza como espacio de lucha y resistencia frente a la inexistencia de un proyecto nacional autónomo, otrora diseñado por los actores políticos nacionales, que logre el consenso interno.

El impacto sobre la sociedad en general y de las y los jóvenes en particular es profundo y diverso. Por ejemplo, las instituciones como la familia, la educación y el trabajo modifican radicalmente sus funciones. Las familias dejan de ser por un lado el espacio clave de la socialización y la práctica de valores pues se ve fragmentada debido a su incapacidad de proporcionar el sustento material para sus miembros. La familia tradicional (padre, madre, hijos) se debilita por la 22

aparición de nuevos grupos familiares que no se ajustan al modelo patriarcal. Mas aún, la tradicional solidaridad entre las generaciones de adultos y de jóvenes se rompe ya que en el caso de la “… seguridad social al pasar de un sistema de concepción solidaria intergeneracional a uno de capitalización personal… en donde mi ventura depende de mí, pero también quiere decir que si algo sale mal también dependió de mí.”18

Por su parte, la escuela deja de cumplir con la misión de ser un espacio en el que la juventud se prepara para incorporarse al mercado laboral y a la vida adulta. Por lo tanto,

La juventud en la sociedad moderna no puede ser entendida como un simple periodo de transición, sino como un propio ciclo vital, de capacitación, de formación, de decisión, ya que las determinaciones que se tomen durante ese lapso serán importantes y definitivas para lo que ocurra después.19

Esta idea de transición para caracterizar a la juventud también llamada moratoria, se caracteriza por “…un periodo de la vida en donde sus responsabilidades vacaciones…”
20

[de

la

juventud]

estaban

de

alguna

manera

de

es otra de las modificaciones provocadas por las nuevas formas

de producción de riqueza, que relacionada con el debilitamiento de la institución familiar empuja a la juventud a insertarse en el mundo laboral, tanto si estudia y sobre todo si no forma parte de alguna institución educativa. La enorme presión a la que se ven sujetos las y los jóvenes para colaborar en los ingresos familiares cancela en buena medida la idea de que la juventud es un periodo de preparación para la vida adulta.

18 19

Balardini, Sergio. “De los jóvenes, la juventud y las políticas de juventud”, p. 18. Castillo Berthier, Héctor. “De las bandas a las tribus urbanas…, p. 61. 20 Balardini, Sergio. OP. CIT: p. 20.

23

La ‘no linealidad’ de las transiciones a la vida adulta pone de manifiesto que ya no se da una relación de causa/efecto, de un antes y un después, y los modelos estandarizadores de las transiciones se han convertido en trayectorias desestandarizadas; que van configurando proyectos de vida diferenciados entre los jóvenes y su paso a la vida adulta.21

A lo anterior hay que agregar que la presión social para que la juventud devenga sujeto de consumo, completándose así el cuadro que explica el fin de la moratoria como un periodo de gracia para enfrentar el mundo de las responsabilidades de las personas adultas. Esto sin mencionar que en países como México, buena parte de las y los jóvenes pasan de la infancia a la adultez sin mayor trámite, como consecuencia de la marginación y la pobreza. Por lo tanto, hay que “convertir al periodo juvenil de un ‘pasar’ a un ‘estar’ con sus propias significaciones y estilos”22 y abordar su estudio partiendo de la premisa de que la juventud forma parte integrante del espectro social.

Mientras tanto, las y los jóvenes que logran llegar hasta la educación superior se encuentran con que las universidades se han convertido en lo que Ulrich Beck distingue como ‘estación fantasma’. Los estudiantes son los pasajeros en una estación abarrotada que esperan la llegada del tren, o sea el trabajo, y que puede que llegue o puede que no; de hecho cuando llega viene lleno y no hay posibilidad de subir a él. Al mismo tiempo, el empleado de la taquilla no se cansa de repetir que la persona que no cuente con boleto (con educación superior) no puede subirse al tren.23

La casi certeza de que las y los estudiantes universitarios de antes de la década de los ochenta conseguirían un trabajo estable y con posibilidades de jubilación, una vez concluidos sus estudios, es hoy algo difícil de concebir. Por lo tanto, el
21 22

Dávila León, Oscar. OP. CIT: p. 99. IMJ-CEJ “Problemas conceptuales de lo juvenil”, en Encuesta Nacional de Juventud. Documento Macro. México, agosto 200, p. 8. 23 Cfr. Beck, Ulrich. La sociedad de riesgo. Hacia una nueva modernidad, Barcelona, Paidós, 1998.

24

prestigio de la educación universitaria entre la juventud es mínimo y provoca incertidumbre y angustia acerca del futuro. Así es como la cancelación definitiva de la moratoria y la presión para asumir las responsabilidades de la vida adulta está siempre presente. Si a esto se suma el empobrecimiento de las familias y la necesidad de contar con fuentes alternativas de ingresos, la presión hacia las y los jóvenes es enorme.

Por otro lado, es necesario mencionar que aquí no se utilizará el término ‘juvenil’ por la sencilla razón de que la heterogeneidad de la juventud es innegable, debido sobre todo por la fragmentación social experimentada como

consecuencia del proceso de la globalización. No por ello se tiene que abandonar la idea de contar con un concepto que permita sistematizar su estudio. La inmensa mayoría de las y los jóvenes tienen mucho en común.

… podemos decir que sabemos que la mayoría de los pobres son jóvenes, e inversamente, podemos afirmar que la mayoría de los jóvenes son pobres… tenemos jóvenes de muy diversa condición social, y los hallamos de un extremo a otro de la sociedad, de un margen a otro, de la miseria al polo tecnológico. Sin embargo, nunca hay que olvidar que la mayoría de ellos, en particular hablando de nuestras sociedades latinoamericanas, son pobres.24

Aunado a lo anterior se asocia generalmente la rebeldía con la juventud.0

Sin embargo, este continuo cuestionamiento a la cultura hegemónica ha contribuido a la construcción de una serie de estigmas alrededor de la condición juvenil […] que han servido de base para la elaboración de un imaginario de lo joven ligado a la apatía, la inmadurez, y la falta de

24

Balardini, Sergio. OP. CIT: p. 11.

25

compromiso, cuando no, con la violencia, la delincuencia y el uso de drogas.25

Este estudio no comparte la idea de satanizar a la juventud por ser la punta del iceberg de un problema complejo que impacta a todos los niveles de una sociedad y que se caracteriza por la descomposición del tejido social y de sus instituciones tradicionales. Empero, es evidente que “esta complejidad es resultado de los cambios que se han venido produciendo en todos los ámbitos y niveles de actividades en el mundo, cuya consecuencia es que en la población joven es donde se acentúan las transformaciones pero también las exclusiones”26

Una vez definida brevemente la composición del concepto de juventud surge otra pregunta ¿Cómo se han desarrollado los estudios de la juventud en América Latina?

1.4. El desarrollo de los estudios sobre la juventud en América Latina y en México.

Las investigaciones sociológicas y humanísticas sobre la juventud en América Latina han tenido un desarrollo que va de la mano del desarrollo del concepto.

En términos históricos se pueden distinguir tres etapas que agrupan las características generales de las investigaciones sobre la juventud. La primera, como ya se mencionó, es la que va de 1930 a 1960 y que se compone fundamentalmente de ensayos. La segunda entre 1960 y 1980 se distinguió por el predominio de la sociología y que, a su vez, puede ser dividida en dos: los estudios dedicados a la juventud universitaria y los dedicados a las y los jóvenes
25

Callejas Fonseca, Leopoldo y Piña Mendoza, Cupatitzio. “La estigmatización social como factor fundamental de la discriminación juvenil”, p. 65 26 García Hernández, Juan Manuel. Jóvenes Mexicanos del siglo XXI. Encuesta Nacional de Juventud 2000. Durango. México, Instituto Mexicano de la Juventud, 2003, p. 28

26

de manera más general. La tercera etapa, que va de 1982 a 1986, y que Pérez Islas distingue como del Año Internacional de la Juventud, que se caracterizó por estudios sectoriales y cuantitativos acerca del empleo, la salud, la educación, etcétera. Y por el trabajo de campo, de corte cualitativo, que privilegió el estudio de la juventud marginada, estudiantil y la relación con el trabajo.27

A partir de la segunda mitad de la década de los ochenta los esfuerzos de las investigaciones se concentraron en organizarse como red de conocimiento para sistematizar las investigaciones, evitando repetir esfuerzos y retroalimentándose de los trabajos de todos. De ese modo definieron siete desafíos para la década de los noventa:

… desarrollar una estadística básica de primera mano; diversificar los análisis de sectores juveniles específicos; apoyar procesos de indagación en países con poca actividad; ampliar la cantidad de disciplinas involucradas en la investigación… para generar trabajos

interdisciplinarios; establecer relaciones con el campo de las políticas de juventud; generar espacios institucionales…. Y consolidar los avances teóricos de la materia.28

Para abordar tales desafíos se plantearon dos ejes que guiaran las investigaciones: el que se refiere a la exclusión y el que se refiere a las relaciones entre las dimensiones estructurales y su impacto entre la juventud.

Aunado a lo anterior empezaron a cobrar fuerza los análisis de las políticas públicas dirigidas hacia la juventud, el análisis demográfico a partir de fuentes secundarias, las cuales además de seguir trabajando con las segmentaciones tradicionales incorpora poco a poco temas como la migración y la música. Las

27

Pérez Islas, José Antonio. “Trazos para un mapa de la investigación sobre juventud en América Latina”, Papers, México, num. 79, 2006, pp. 148-149. 28 Pérez Islas, José Antonio. OP. CIT: pp. 149-150

27

temáticas más trabajadas fueron las áreas de sexualidad y salud reproductiva y las relacionadas con el trabajo y la ocupación.29

Desde otra perspectiva las investigaciones sobre el tema se pueden agrupar de acuerdo a siete aproximaciones teóricas:

… la juventud entendida como etapa del desarrollo psicobiológico humano, la juventud como momento clave para la integración social, la juventud como dato sociodemográfico, la juventud como agente de cambio, la juventud como problema de desarrollo, juventud y generaciones… y juventud como construcción sociocultural. 30

Una conclusión importante de lo anterior es que si bien la producción de los trabajos se distingue por la amplitud y diversidad, está bastante fragmentada y las discusiones entre las y los investigadores carecen de sistematización y continuidad.

Además de los estudios e investigaciones están las encuestas nacionales, que permiten tener acceso a datos específicos sobre la juventud. Antes sólo se podía tener una imagen demográfica del tema desde las encuestas generales de población. Empero, desde hace alrededor de veinte años, han ido apareciendo encuestas específicas en algunos países de América Latina aunque no con la frecuencia necesaria para comparar a la juventud a lo largo de los años. Países como Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia, México y Colombia han aplicado encuestas desde 1988. De entre ellos destaca Chile que ha realizado cuatro encuestas nacionales y México con una, en el año 2000, y la más reciente en 2005 (Encuesta Nacional de Juventud, realizada por el Instituto Mexicano de la Juventud, el Centro de Estudios de la Juventud y la Secretaría de Educación Pública)

29 30

Ibid, p. 151. Dávila León, Oscar. OP. CIT: p. 95.

28

El balance provisional según Pérez Islas apunta a cubrir una serie de lagunas y visiones para mejorar la calidad de las investigaciones sobre el tema. La más grave es que “… todavía no es posible hablar propiamente de un campo de conocimiento sobre juventud en AL, ya que, por lo general, entre los diferentes agentes vinculados a él no se construyen los mecanismos necesarios para desarrollarlo.”31

Las consecuencias son una tendencia hacia el empirismo, con poco desarrollo teórico y partiendo de una delimitación etaria que no es común para todos. Por otro lado, los investigadores recién llegados al tema no cuentan con un corpus teórico que sirva de base para empezar sus esfuerzos, aunque como se dijo antes, ya existe una serie de esfuerzos en esa dirección.

Las tendencias que se avizoran en el horizonte de los estudios sobre la juventud en América Latina tienen que ver con la migración, provocada por el debilitamiento de las instituciones tradicionales, el impacto de las nuevas tecnologías, la nuevas formas de los proceso de trabajo, las relaciones de género y el resurgimiento del pensamiento mágico-religioso y los nuevos símbolos utilizados por la juventud.32

En México los estudios sobre la juventud, hasta los años ochenta, se pueden clasificar en dos grandes enfoques: el sectorial, en donde predominaron temas como la educación y salud; y el enfoque sobre grupos juveniles específicos, sobre todo de estudiantes universitarios, para luego trabajar los estudios sobre la mujer y los ‘chavos banda’.33

31 32

Pérez Islas, José Antonio. OP. CIT: p. 163. Ibid, pp. 165-166 33 García Hernández, Juan Manuel. Jóvenes Mexicanos del siglo XXI. Encuesta Nacional de Juventud 2000. Durango. México, Instituto Mexicano de la Juventud, 2003, pp. 27-28.

29

Poco a poco han aparecido nuevas líneas de investigación, como la que trabaja con ‘culturas juveniles’, en sus dos vertientes: la relacionada con temas como el género y el territorio; y las que componen las identidades juveniles. Esta línea pretende abordar el tema desde las especificidades de la diversidad en la juventud para romper con la tendencia a considerar a la juventud como un grupo homogéneo.

Además está la línea que se ocupa de las expresiones ligadas a la música y a los cambios tecnológicos, sobre todo en el uso de internet. Las adicciones y la sexualidad son otros espacios en los que la investigación empieza a tomar forma mientras que las líneas tradicionales como la relación entre educación y empleo sigue siendo importante.

Por último estaría la que procura describir y comprender las nuevas formas de la participación política de los jóvenes frente al desprestigio creciente de las instituciones políticas tradicionales. Los problemas más notorios en las investigaciones sobre la juventud en México tienen que ver con que se siga utilizando de manera indistinta los conceptos de adolescencia y juventud y los problemas para conciliar los métodos cuantitativos y cualitativos. Aunado a lo anterior la ausencia de un mapa completo de la juventud, como consecuencia de la predominancia de estudios de jóvenes marginales o estudiantes que incluya estudios sobre la juventud rural, la que no estudia ni trabaja o la que migra hacia los Estados Unidos. 34

Por lo que toca a los estudios históricos sobre la juventud mexicana, se ha señalado que:

Pérez Islas, José Antonio. “Introducción”, Pérez Islas, José Antonio (coord.) Jóvenes una evaluación del conocimiento. La investigación sobre juventud en México.1986-1999. México, Instituto Mexicano de la Juventud, 2000, pp. 9-10. Este libro en su conjunto representa un esfuerzo por ofrecer una panorámica de los líneas de investigación que han tomado fuerza en los últimos años con respecto a los estudios sobre la juventud. Otros textos pueden ser consultados en http://cendoc.imjuventud.gob.mx/clr/libros/ para tener una idea más precisa de las temáticas y las posturas teóricas y metodológicas de las investigaciones.

34

30

“Han tenido como común denominador evaluar la relación, casi siempre conflictiva, entre los jóvenes como conglomerado social y el Gobierno; y se puede decir que la cuestión política ha sido el rasgo o enfoque distintivo de estos estudios. De hecho, este legado ha contribuido al estereotipo, que desde el centralismo se produce, a que se refieran a movimientos de lucha y protesta que tiene lugar en la Ciudad de México.”35

Esta tendencia ha influido para que en algunos casos los estudios sobre la juventud coloquen a las y los estudiantes como su actor privilegiado. Sin embargo, aquellos de nivel medio-superior y superior en México no son la mayoría, por lo que habría que ampliar el panorama hacia otros sectores de la juventud mexicana para contar con una visión más completa del problema.

Las

propuestas temáticas anteriores se podrían clasificar en dos nociones

conceptuales: las nuevas condiciones juveniles y las trayectorias de vida.

En la primera se pone el acento en:

“… replantearse la condición juvenil en este nuevo contexto y adentrase en el concebir a ésta como un conjunto de cambios a nivel de vivencias y relacionamientos de los jóvenes en un nuevo escenario social, que trae consigo ciertos elementos de ‘nuevas condiciones juveniles’, diferenciándolas de la ‘situación social de los jóvenes’36

La diferencia entre la condición y la situación es que la primera pone el acento en el contexto social, en constante transformación, y a los valores y la cultura de la juventud, mientras que la situación se refiere al estudio específico de la
35

García de Alba, Carlos. “Posfacio. Una visión histórica de los estudios de juventud en México”, Pérez Islas, José Antonio. Historia de los jóvenes en México, su presencia en el siglo XX. México, Instituto Mexicano de la Juventud, colección Jóvenes # 16, 2004. p. 393 36 Dávila León, Oscar. OP. CIT: p. 97.

31

manera en que la juventud vive en un tiempo y un especio específicos. En cierto sentido la condición pone el acento en lo general mientras que la situación está definida por lo particular.

En la segunda noción, la de las trayectorias de vida, la idea es concentrarse en el estudio de las transformaciones que sufren los modelos de transición de la juventud a la vida adulta, asumiendo que la juventud se define precisamente por ser esa etapa preparatoria para devenir adulto,37aunque descartando la idea de que dicho pasaje es una trayectoria lineal y definida previamente en términos del paso de la vida del estudiante al profesionista.

Por lo que refiere al tema de esta investigación, resulta notoria la ausencia de estudios que relacionan a la juventud con la discriminación, al menos por lo que toca a las y los jóvenes universitarios. Existen estudios que han indagado dicha relación pero para la juventud en general, o sea, entendida en términos de rango de edad.

Es el caso de la Consulta Infantil y Juvenil que realizó en todo el territorio nacional el Instituto Federal Electoral en 2003. Con una participación de poco más de tres millones de niñas, niños y jóvenes que fueron separados por rangos de edad y temas. El tema de la discriminación se aplicó al rango que va de los 14 a los 17, arrojando resultados que pueden servir de guía para definir algunas hipótesis para esta investigación. Sobre todo con respecto a la relación entre discriminación y democracia. La observación general del rango referido fue que:

“Si bien la mayoría de los participantes no se sienten discriminados, alrededor de 20% sí lo perciben. Además, los jóvenes señalan la discapacidad, la posición económica y el color de la piel como los principales motivos de discriminación. Esto es grave porque este sector,

37

Ibid, p. 98

32

cercano a la adquisición de ciudadanía, percibe una contradicción entre el valor de igualdad de la democracia y la desigualdad en la vida cotidiana. Sin embargo, es alentador que alrededor de la mitad de los participantes piensa que la discriminación debe combatirse con educación, respeto a la ley y tolerancia”.38

Se podría inferir que, en primer lugar, si bien la mayoría de las y los participantes no se considera objeto de la discriminación, eso no quiere decir que no la enfrenten, sino que probablemente no reaccionan al ser discriminados(as) porque lo consideran natural. Sin embargo, conforme se acercan a la mayoría de edad perciben con mayor claridad la discriminación. Por otra parte llama la atención que la educación sea percibida como arma fundamental para combatir la discriminación aunque la escuela sea, después de la calle, el espacio en donde la discriminación se percibe con mayor frecuencia.

Habrá que identificar quiénes son los(as) agentes discriminadores(as) en las escuelas para poder tener una idea más clara del problema y matizar la idea de que la educación, a secas, es la clave para combatirlo.

Otro dato interesante de la Consulta es el que se refiere a la comparación entre los estados de la república; aquellos que cuentan con mayor población indígena son en los que se percibe con más frecuencia la discriminación hacia las comunidades indígenas. En cuanto a las diferencias por región, “ser indígena” es señalado como motivo de discriminación con mayor frecuencia en Oaxaca (40.8%), Hidalgo (36.2%) y Guerrero (36.1%); las frecuencias más bajas se registraron en Sonora (26.7%) y Aguascalientes (26.4%).39

38 39

IFE/SEP/UNICEF. Consulta Infantil y Juvenil 2003, México. Ibídem.

33

Por último, en términos de ejercer la discriminación llama la atención que “En el análisis de las diferencias por sexo, resalta que las mujeres señalan 10% más que los hombres la discapacidad o enfermedad como motivo de discriminación.”
39

De lo anterior se desprenden varios elementos que deben ser considerados en cualquier investigación que relacione a la juventud con la discriminación. El primero que es necesario preguntarse cuáles son los lugares en donde se percibe con más frecuencia la discriminación y quiénes son los agentes que la reproducen; el segundo es la percepción de las y los indígenas como objeto de discriminación, por su estrecha relación con los conflictos culturales que se viven en México, sobre todo desde 1994 con el levantamiento indígena en Chiapas. Por último es necesario comparar la percepción de la discriminación, como sujetos y como objetos, entre las mujeres y los hombres.

Existe otra investigación, realizada en Chile dentro del Programa Observatorio de la Juventud, alojado en el Departamento de Estudios del Instituto Nacional de la Juventud y que desde 2003 han tenido como objetivo impulsar los estudios sobre el tema, difundir sus resultados y promover la actualización de la producción de conocimiento. En específico el trabajo de Rodrigo Asún (en el marco de la 4ª. Encuesta Nacional de Juventud) aborda el problema desde la perspectiva de la relación entre juventud y diversidad. A partir del hecho de que:

… las y los jóvenes son frecuentemente objeto de discriminación: sufren episodios regulares de maltrato en la locomoción colectiva, son descalificados por algunos adultos por sus producciones culturales… son discriminados a su vez por buscar empleos o vistos como peligrosos por lagunas personas, sobre todo cuando ala juventud se suma la pobreza o el habitar barrios populares…40

Asún, Rodrigo. “La difícil convivencia con la diversidad: Los jóvenes y la discriminación”, Revista Observatorio de Juventud, Chile, Año, 2, número 1, agosto 2005, p. 13.

40

34

Rodrigo Asún se pregunta por el grado de discriminación que perciben las y los jóvenes y en que medida discriminan a otros grupos sociales. Un dato relevante en términos de esta investigación es que las y los encuestados se han sentido discriminados, en primer lugar, por su condición de estudiantes, aunque varía un poco en relación al nivel de ingreso. En segundo lugar aparece la clase social, seguido por la edad y después por el lugar en donde vive. Éstos resultados señalan que la juventud chilena percibe como principal causa de la discriminación el ser precisamente jóvenes, entrelazada con su condición económica.41

La conclusión general del estudio apunta a que la relación entre juventud y discriminación posee “…una doble apariencia: como discriminados y como discriminadores, sufriendo y haciendo sufrir a otros la sensación de valer menos que los demás.”42

Tomando en cuenta lo anterior es evidente que los estudios de la relación entre la juventud y la discriminación son un espacio poco trabajado en América Latina y en México por lo que resulta prioritario iniciar el proceso exploratorio que siente las bases para investigar de manera sistemática dicha relación. Sólo de este modo se contará con un diagnóstico que posibilite el diseño y ejecución de políticas públicas así como el impulso a la legislación específica.

En suma, una investigación que tenga por objeto describir y analizar la relación entre las y los jóvenes y la discriminación debería considerar los alcances y límites del concepto juventud, el estado del arte del problema y las perspectivas en las que se inscribe el esfuerzo de la investigación. En otras palabras, el qué, el cómo y el por qué.

41 42

Asún, Rodrigo. “La difícil convivencia…, Gráfico 2, p. 15 Ibid, p. 19.

35

El concepto contiene entonces tres elementos clave para conformar una definición.

1. La juventud debe ser conceptualizada en términos históricos, sociales y culturales.

2. La enorme diversidad de las sociedades contemporáneas obligan a considerar a la juventud como un grupo social heterogéneo y por lo tanto se podría hablar de juventudes

3. La relación entre las juventudes y la educación, si bien no es aplicable a todo el universo, representa un elemento fundamental en los estudios en esta materia. Esto porque la escuela representa, en términos sociales, históricos y culturales, el espacio natural para la formación de los futuros ciudadanos y ciudadanas. Que la mayoría de las y los jóvenes no estén estudiando no es por que así lo deseen, sino que es una consecuencia de la marginación y la pobreza.

4. Los rangos de edad para definir a las juventudes tiene utilidad para los estudios demográficos pero pueden resultar arbitrarios y contrarios a la premisa que relaciona el concepto con el contexto social.

Por lo que respecta al estado del arte hay que apuntar que la relación entre juventud y discriminación está poco estudiada pero en ascenso, despertando el interés por las consecuencias sociales que dicho fenómeno acarrea.

Si consideramos que la escuela y la familia son las instituciones en donde se adquieren la mayor parte de los valores, pero además son las instituciones en donde se percibe más discriminación, podemos decir que la juventud actual esta aprendiendo y aprehendiendo a estigmatizar y

36

discriminar, quedando en segundo lugar el aprendizaje de la cultura política y la cultura cívica.43

Si la sociedad mexicana realiza desde hace varias décadas un enorme esfuerzo por democratizar las relaciones entre Estado y sociedad, es necesario contribuir desde distintas trincheras, entre las cuales destaca la lucha contra la discriminación en las instituciones educativas. Promover los valores

democráticos en sus programas académicos debe darse en espacios en los que no se reproduzca la discriminación, pues de otro modo se fomenta el cinismo y la simulación.

43

Callejas Fonseca, Leopoldo y Piña Mendoza, Cupatitzio. OP. CIT: p. 68

37

CAPÍTULO 2 LA DISCRIMINACIÓN Y LA JUVENTUD EN LA UNAM (CAMPUS CIUDAD UNIVERSITARIA)

A partir de una encuesta44 realizada en el campus de Ciudad Universitaria a estudiantes de licenciatura en el mes de octubre de 2008 se analizarán los resultados con el objeto de describir la percepción de la discriminación desde y hacia las y los jóvenes estudiantes.

La exposición de los resultados se dividirá en tres partes: la primera que atenderá las percepciones sobre la discriminación desde y hacia los (as) jóvenes en el espacio público y privado (calle, familia, amistades, trabajo); la segunda se concentrará en describir los resultados de la percepción de la discriminación en las universidades; y la tercera que se abocará a describir las percepciones con respecto al concepto de discriminación y como perciben su desarrollo futuro las personas encuestadas 2.1. La discriminación fuera de la universidad Con respecto al primer rubro, la percepción de la discriminación experimentada por las y los encuestados en general esta dividida casi en partes iguales, es decir, una parte reconoció haberse sentido discriminada mientras la otra mitad contestó lo contrario. (Gráfica 1)

44

Véase el anexo 1 para revisar el diseño de la muestra y el anexo 2 para el cuestionario aplicado.

38

Gráfica 1. ¿Alguna vez te has sentido discriminada o discriminado?

Sin embargo, al preguntar sobre las causas que generaron la discriminación, las mujeres identifican el sexo como la segunda causa (23.47 por ciento), seguida de la apariencia física, que comparten con los hombres en primer lugar (26.5 por ciento y 34 por ciento respectivamente). La tercera causa que comparten es la condición socioeconómica que es más pronunciada en los hombres con 22 por ciento que en las mujeres con 13.27 % (Gráfica 2)

Gráfica 2. ¿Por qué motivo te has sentido discriminada o discriminado?

39

Cuando se pregunta en qué lugares experimentan la discriminación parece confirmar que la apariencia física es la primera causa de la discriminación, ya que es la calle el espacio que las personas encuestadas identifican como el principal espacio en donde enfrentan la discriminación, seguido de la escuela y de los espacios a los que acuden para buscar trabajo. Son precisamente estos lugares en donde la apariencia física es evidente, estigmatizando a la juventud. (Gráfica 3).
Gráfica 3. ¿En qué lugares o en qué situaciones te has sentido discriminada o discriminado?

Resulta desalentador que la escuela sea identificada en segundo lugar como un espacio proclive a la discriminación, sobre todo por que este espacio tiene a la tolerancia como uno de sus valores centrales. Habrá que mencionar que las mujeres, al elegir la apariencia física como una de las principales causas por las que se sienten discriminadas se refirieron también a su estado físico, sobre todo por exceso de peso.45

45

El comentario surgió de varias estudiantes encuestadas que subrayaron que no era su forma de vestir sino su figura corporal a la que atribuyen el ser discriminadas.

40

Hay que señalar que, con respecto a la cuestión de las y los vecinos que no le gustaría tener, las personas encuestadas coinciden en identificar a las personas que han estado recluidas en una penitenciaría, a las personas drogadictas o alcohólicas y a las personas con preferencia religiosa como las que menos les gustaría tener como vecino (a) aunque como se mencionó antes, la primera opción fue la de ‘me da lo mismo’ (véase Gráfica 4).

2.2. La discriminación en la universidad Ahora bien, con respecto a la discriminación ejercida por las personas encuestadas parece haber una inclinación a la no discriminación, pues al preguntárseles acerca de sus preferencias para elaborar un trabajo escolar, el porcentaje principal de la respuesta elegida fue ‘me da lo mismo’. (Gráfica 5). En segundo lugar de preferencia destacan las personas de otros países, por lo que se puede inferir un alto grado de tolerancia de las personas encuestadas. 41

Gráfica 5. S tuvieras que realizar un trabajo escolar con otra persona, ¿con quien preferirías i colaborar?

Sin embargo, a la pregunta de ¿Quiénes discriminan más en tu universidad? la respuesta pone en duda la aparente tolerancia de las y los estudiantes de la UNAM ya que el principal grupo que se identificó fue precisamente a las y los compañeros de clase, seguidos muy de cerca por las autoridades

administrativas y un poco más alejados, el personal administrativo y los profesores (Gráfica 6).

42

Gráfica 6. De los siguientes grupos de personas, ¿quiénes discriminan más en tu universidad? Numéralos del 1 al 6

Esta respuesta confirma que la escuela es un espacio en donde la discriminación es percibida regularmente y en donde las y los propios compañeros son identificados como los (a) principales agentes discriminatorios. Con respecto a la pregunta ¿Has sido testigo de un acto de discriminación en tu universidad? el 52 por ciento de las personas encuestadas contestó que sí (Gráfica 7).
Gráfica 7. ¿Has sido testigo de algún caso de discriminación en tu universidad?

43

La causa principal a la que atribuyen el hecho es a la condición socioeconómica, con 26 por ciento, seguida de las opiniones, de la preferencia sexual y al origen étnico (Gráfica 8) Un dato relevante es el de que la segunda sea la referida a las opiniones, ya que expresa un importante grado de intolerancia por las opiniones diferentes en un contexto de diversidad y diálogo como lo es la universidad.

Gráfica 8. ¿C crees que fue la causa que motivó este acto de uál discriminación?

De acuerdo con los datos anteriores cabría esperar que las personas encuestadas conocieran el lugar, dentro de la universidad, al cual acudir para denunciar hechos discriminatorios. Sin embargo, es desalentador comprobar que el 100 por ciento de las personas encuestadas, al preguntársele si conocía una instancia interna para denunciar tales hechos contestó que no. No sorprende lo anterior pues no existe en la UNAM un organismo de este tipo. La Defensoría de los Derechos Universitarios no está en realidad orientada a prevenir la discriminación sino para proteger los derechos administrativos y académicos de la comunidad universitaria, en el mejor de los casos. 44

Lo anterior se refuerza con la pregunta de con que frecuencia se tocaba el tema de la discriminación en clase, si bien casi el 8 por ciento frecuentemente, el 48 por ciento contestó que

respondió que a veces y el 44 por ciento

contestó que nunca, de lo que se puede inferir que no es un tema que goce de la atención de los profesores universitarios o que se discuta por parte de las y los estudiantes. (Gráfica 9).
Gráfica 9. Con qué frecuencia se habla del tema de la discriminación en clase

Al plantearse si conocían una instancia fuera de la universidad casi la mitad de las personas contestó que no conocía una instancia a la cual acudir (40.9 por ciento ), mientras que el resto ubica a la Comisión Nacional de Derechos

Humanos (41.9 por ciento ) y, al final, al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación con el 17 por ciento (Gráfica 10).

45

Gráfica 10. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, fuera de la universidad, a la cual acudir para denunciar?

2.3. La discriminación; concepción y perspectivas sociales

En ese contexto no sorprende que el 52 por ciento de las personas encuestadas no conciba posible que en el futuro exista una sociedad sin discriminación contra casi un 27 por ciento que si lo considera posible y un 20 por ciento que no lo sabe. Si juntamos a los que no la conciben y a los que no lo saben el porcentaje es abrumador, reflejando un cierto pesimismo frente a las posibilidades de vivir sin discriminación (Gráfica 12)

46

Gráfica 12. ¿Consideras posible que exista en el futuro una sociedad sin discriminación?

Un dato interesante es que al pedírseles a las personas encuestadas que asociaran alguna palabra con discriminación las más recurrentes fueron ignorancia, prejuicio, desigualdad e intolerancia, de lo que se puede inferir que la promoción de su prevención podría contribuir a contener al problema a partir de precisar y difundir el significado del concepto. (Gráfica 13).

47

Gráfica 13. ¿Con cuál de las siguientes palabras asocias la discriminación? Elige tres

Finalmente y a pesar de que resulte muchas veces un lugar común el afirmar que el mercado laboral se muestra más dispuesto a contratar a las y los egresados de las universidades privadas, la mitad de las personas encuestadas consideró que las posibilidades de conseguir un empleo egresando de una universidad pública son las mismas frente a un 37 por ciento que opinó que no (Gráfica 14).

48

Gráfica 14. ¿C onsideras que al egresar de una universidad pública tendrías más posibilidades de conseguir un trabajo que si egresas de una universidad privada?

En suma el panorama no resulta muy alentador ya que resulta evidente que el problema de la discriminación se desenvuelve en la UNAM sin que exista una campaña de prevención ni órganos dedicados a monitorearlo y estudiarlo de manera sistemática. Este hecho resulta preocupante pues la principal universidad de México carece de una definición del problema a pesar de que una de su misión sea promover el respeto a la diversidad y tolerancia de las ideas y formas de ver el mundo, a través de la difusión, la enseñanza y la investigación.

49

CAPÍTULO 3 LA DISCRIMINACIÓN Y LA JUVENTUD EN LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA

(CAMPUS XALAPA) A continuación se describirán y analizarán los resultados de la encuesta46 aplicada en la Universidad Veracruzana, campus Xalapa, a las y los estudiantes de las licenciaturas impartidas47. La exposición de los resultados se dividirá en tres partes: la primera que atenderá las percepciones sobre la discriminación desde y hacia las y los jóvenes en el espacio público y privado (calle, familia, amigos, trabajo); la segunda se concentrará en describir los resultados de la percepción de la discriminación en las universidades; y la tercera que se abocará a describir las percepciones con respecto al concepto de discriminación y como perciben su desarrollo futuro las personas encuestadas.

3.1. La discriminación fuera de la universidad

Véase anexo 3 para diseño de muestra. La Universidad Veracruzana,en Xalapa ofrece carreras que fueron agrupadas en las siguientes áreas: técnica, humanidades, económico-administrativas, Ciencias de la salud, biológica agropecuaria y Artes. Par ver el detalles de las carreras véase anexo 4. La Universidad Veracruzana inició su existencia formal el 11 de septiembre de 1944. Su creación recoge los antecedentes de la educación superior en el estado de Veracruz al hacerse cargo de las escuelas oficiales artísticas, profesionales, especiales y de estudios superiores existentes en ese entonces dentro de la entidad.
47

46

50

Gráfica 1. ¿Alguna vez te has sentido discriminada o discriminado?
Si No No sé No Contesto

211; 55.97%

10; 2.65% 1; 0.27%

155; 41.11%

Casi la mitad de las personas encuestadas (44.1 por ciento) tiene la percepción de que fue discriminada contra el 55.9 por ciento que respondió lo contrario. Las causas mas importantes que las personas identificaron como origen de la discriminación fueron, en primer lugar, la apariencia física y la diversidad de opinión con un 22.5 por ciento; en segundo lugar el sexo y, en tercero, la condición socioeconómica.
Gráfica 2. ¿Por qué motivo te has sentido discriminada o discriminado?

51

Sin embargo, las opciones seleccionadas por hombres y mujeres muestran algunas diferencias, aunque en general coinciden en buena parte de los rubros, excepto en el sexo y en la condición socioeconómica. Las mujeres identifican al sexo, como factor de discriminación con mayor frecuencia que los hombres, mientras que éstos ubican a la condición socioeconómica más frecuentemente que las mujeres. El otro elemento que destaca es que los hombres identifican a las preferencias sexuales, a la condición de migrante y al VIH como causas de la discriminación, pero las mujeres no. A su vez, éstas últimas identifican exclusivamente al embarazo, el estado civil y a la discapacidad como causas de discriminación. En todo caso las coincidencias se dan en la apariencia física, las opiniones, la edad y su condición de estudiantes.

Gráfico 3. Comparativo de las causas de la discriminación

30 25 20 hombres % 15 10 5 0
ét ni co na cio sex na o sa lida lu d d ( em VIH ba ) c. ra zo So cio ed ec on ad ó es mic tu a di dia sc ap nt e pr ac ef id er a en re d cia lig s s ión ex ua le le s ng es ta ua do op civi in l io ap m nes igr ar ie an nc te ia fís ica

mujeres %

or ig en

52

Con respecto a los lugares en donde se han sentido discriminadas las personas encuestadas, destacan la calle y la escuela, seguidos de las amistades. Si se asume que las y los estudiantes socializan principalmente en la escuela se podría decir que la mitad de las respuestas apuntan a señalarla como el principal espacio de discriminación. No deja de ser relevante que en cuarto lugar se encuentre el espacio de búsqueda de trabajo.
Gráfica 4 . ¿En qué lugares o en qué situaciones te has sentido discriminada o discriminado?

Las diferencias en relación con el sexo son interesantes; mientras que los hombres identifican a la calle en mayor proporción que las mujeres, ellas señalan a la escuela como el espacio principal pero también eligen con mayor frecuencia la búsqueda de trabajo, la familia y las amistades.

53

Gráfica 5 Comparativo de lugares en que se ubica la discriminación
45 40 35 30 25 20 15 10 5 0 con en las en tu casa o amistades relaciones de con la familia pareja en la calle en la escuela al buscar trabajo en tu trabajo Hombres % Mujeres %

Respecto, a las preferencias en el tema de la vecindad con otros grupos sociales, las personas encuestadas colocaron a las personas ex reclusas en primer lugar, seguidos de las personas drogadictas o alcohólicas y a las personas con algún tipo de preferencia religiosa. En este aspecto hombres y mujeres coinciden en señalar a los grupos mencionados como los que menos les gustaría tener de vecinos o vecinas. Al comparar la primera y la segunda selección destacan las personas religiosas, que se ubican en el tercer y primer lugar respectivamente.

Hay que subrayar que a la mayoría de las personas encuestadas le da lo mismo quien sea su vecino o vecina.

54

3.2. La discriminación en la Universidad Lo mismo sucede al preguntárseles con quien les gustaría colaborar en un trabajo escolar. A la mayoría de las personas encuestadas le da lo mismo y, en el segundo sitio, mencionaron a las personas de otros países. En el último lugar quedaron las personas drogadictas o alcohólicas, que corrobora el resultado de la pregunta anterior, que ubica a dicho grupo en el segundo lugar de las personas que no les gustaría tener de vecino o vecina. Asimismo, resulta interesante destacar que las personas con preferencias políticas definidas y públicas, no tienen la simpatía de las personas encuestadas, lo cual se relaciona

55

con que uno de las principales motivos que se identifican como generadoras de la discriminación, o sea el de las opiniones.48
Gráfica 7. S tuvieras que realizar un trabajo escolar con otra persona, ¿con quien preferirías i colaborar?

En la pregunta relativa a las personas que más discriminan en la universidad la primera selección identifica a las y los compañeros de clase, seguido por las autoridades administrativas y, después, a las y los profesores. Empero, estos dos últimos sectores sumados no llegan a igualar a la primera opción.

Con esto se corrobora la respuesta relativa al lugar en donde se percibe mayor cantidad de discriminación, o sea, la escuela. En un contexto de autoritarismo y disparidad de igualdad de derechos, común a la mayoría de las instituciones de educación superior, la discriminación hacia las y los jóvenes estudiantes es la que menos consecuencias tiene en un contexto caracterizado por la ausencia de una cultura de la denuncia y la inexistencia de organismos internos que estén orientados a sancionar.
48

Véase gráfica 2.

56

Gráfica 8. De los siguientes grupos de personas, ¿quiénes discriminan más en tu universidad? Numéralos del 1 al 6

En todo caso, las autoridades administrativas son identificadas como agentes discriminadores, ya que son las responsables de que las y los estudiantes realicen todo tipo de trámites y gestiones, indispensables para su ingreso y permanencia en la institución.

Si bien la mayoría de las y los estudiantes encuestados admite que no se le ha negado o impedido un servicio por motivos de discriminación (84.05%), las personas que consideran que sí se les ha negado, señalan a las autoridades administrativas como las causantes.

57

En el segundo lugar se ubican, tanto a las y los compañeros de clase, como al personal de seguridad, lo que permite reiterar a las y los estudiantes, como agentes destacados de la discriminación en la universidad.
Gráfica 9. ¿Alguna vez se te ha impedido o negado algún servicio por motivo de discriminación en la universidad?

58

Gráfica 10. ¿Por quién?

Como se señala en la gráfica 11. casi el 60 por ciento de las personas encuestadas, en lo relativo a ser testigo de un caso de discriminación en la universidad, contestó de manera negativa, aunque las que contestaron afirmativamente ubicaron, como causa del hecho, en primer lugar a las opiniones, seguido de la condición socioeconómica, las preferencias sexuales y el origen étnico.

59

Gráfica 11. ¿Has sido testigo de algún caso de discriminación en tu universidad?

Gráfica 12. ¿Cuál crees que fue la causa que motivó este acto de discriminación?

En el tema relativo a la denuncia de actos discriminatorios, la mayoría de las personas encuestadas (90.7 por ciento) no conoce una instancia dentro de la universidad, aunque fuera de ésta, el 58.6 por ciento señala a la Comisión 60

Nacional de Derechos Humanos, el 37.3 por ciento al Ministerio Público y, finalmente, al CONAPRED un 4.05 por ciento.
Gráfica 13. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, dentro de la universidad, a la cual acudir para denunciar?

Gráfica 14. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, fuera de la universidad, a la cual acudir para denunciar?

61

En lo que se refiere a la frecuencia con la que se habla al tema de la discriminación en sus clases, un 49.07 por ciento señaló que a veces hay y finalmente un

referencias, un 45.33 por ciento dijo nunca se habla de este, 5.60 mencionó que se hacía frecuentemente.

Gráfica 15. Con qué frecuencia se habla del tema de la discriminación en clase

3.3. La discriminación: lenguaje y perspectivas sociales

Con respecto a las posibilidades de la existencia de una sociedad sin discriminación, poco más de la mitad (53.2 por ciento) de las personas, no la concibe; mientras que las que si lo hacen representan un 26.61 por ciento del total, casi al parejo de las que no lo saben.

62

Gráfica 16. ¿Consideras posible que exista en el futuro una sociedad sin discriminación?

Las palabras que más frecuentemente se asocian con discriminación fueron estereotipo, exclusión e ignorancia.

Gráfica 17. ¿C cuál de las siguientes palabras asocias la discriminación? on Elige tres

Por último, con respecto al futuro laboral, la mayoría de las personas encuestadas coinciden en responder que tiene las mismas posibilidades frente a 63

las y los egresados de las universidades privadas, pero la respuesta negativa supera a la positiva en poco más de seis puntos porcentuales. Este dato puede manifestar una confianza en la preparación profesional que se obtiene en la educación superior pública aunque una cuarta parte no vea con optimismo su capacidad para competir con las universidades privadas.

Gráfica 18. ¿C onsideras que al egresar de una universidad pública tendrías más posibilidades de conseguir un trabajo que si egresas de una universidad privada?

En suma y a reserva de realizar un análisis comparativo en las conclusiones de esta investigación, las y los estudiantes de la Universidad Veracruzana en Xalapa identifican a sus compañeras y compañeros como uno de los principales agentes discriminatorios. Desde la perspectiva de las personas encuestadas las causas tiene que ver con la apariencia física, las opiniones, la condición socieconómica y la preferencia sexual. En sentido inverso, los grupos sociales que son objeto de la discriminación estudiantil son las personas que han estado en la cárcel, alcohólicas y drogadictas, y las personas que profesan y promueven un credo religioso.

64

Asimismo, no conocen instancias en el interior de la universidad a la cual acudir para denunciar la discriminación, simple y sencillamente porque no existen, ya que afuera del campus el nivel de conocimiento aumenta, aunque las que afirman conocer las instancias señalen a la CNDH en primer lugar y al final al CONAPRED. El bajo nivel de discusión de temas relativos a la discriminación van de la mano del escepticismo con respecto a la posibilidad de vivir sin ella, hecho que se relaciona con la ignorancia y la exclusión.

65

CAPÍTULO 4 LA DISCRIMINACIÓN Y LA JUVENTUD EN LA UNIVERSIDAD MESOAMERICANA (CAMPUS OAXACA) A continuación se describirán y analizarán los resultados de la encuesta en la Universidad Mesoamericana, plantel Oaxaca.49 La exposición de los resultados se dividirá en tres partes: la primera que atenderá las percepciones sobre la discriminación desde y hacia los jóvenes en el espacio público y privado (calle, familia, amigos, trabajo); la segunda se concentrará en describir los resultados de la percepción de la discriminación en las universidades; y la tercera que se abocará a describir las percepciones con respecto al concepto de discriminación y como perciben su desarrollo futuro las personas encuestadas.

4.1. La discriminación fuera de la universidad Las respuestas referidas a la percepción de haber sido víctima de la discriminación, algo más de la mitad contestó que no, mientras que con 10 puntos porcentuales menos se agrupan a los que contestaron positivamente. Solo un poco mas del cuatro por ciento no contestó o dijo que no sabía.

49

La Universidad Mesoamericana en Oaxaca ofrece las siguientes licenciaturas: Administración, Administración Turística, Comunicación, Contaduría Pública, Derecho, Diseño Gráfico, Informática, Pedagogía y Psicología. Abrió sus puertas desde 1989, y es una de las instituciones públicas de educación superior con mayor antigüedad y prestigio en la ciudad. Véase anexo 5 para diseño de muestra

66

Gráfica 1. ¿Alguna vez te has sentido discriminada o discriminado?

Las personas que contestaron afirmativamente, seleccionaron a la apariencia física como la causa principal, seguida de las opiniones, la condición socioeconómica, la condición de estudiante y la edad. Si se suman las dos últimas se tendría que casi un 17 por ciento identifican la discriminación con la juventud. Si se suman las tres primeras se llega a casi un setenta por ciento. En términos de las diferencias entre las mujeres y los hombres, hay que señalar que la apariencia y la condición socioeconómica fueron las que mas seleccionaron las primeras mientras que para los segundos las opiniones fueron la opción más recurrente.

67

Gráfica 2. ¿Por qué motivo te has sentido discriminada o discriminado?

Al referirse a los lugares o situaciones en las que se han sentido discriminadas, las personas encuestadas seleccionaron con mayor frecuencia a la escuela, la calle y con las amistades, sumando entre las tres opciones casi un setenta por ciento. En cuarto lugar aparece la opción al buscar trabajo. Resulta interesante el que en el último lugar de las preferencias esté la opción de la relaciones de pareja, a contrapelo de la percepción de que es precisamente en ese contexto en donde se dan recurrentemente casos de violencia física. Tal vez frente a las otras opciones, las vínculos amorosos sean vistos como un espacio más libre y proclive a mantenerlos en un plano de mayor igualdad y respeto.

68

Gráfica 3. ¿En qué lugares o en qué situaciones te has sentido discriminada o discriminado?

Ahora bien, en lo relativo a la discriminación desde las y los jóvenes estudiantes, el primer lugar lo tienen las personas ex reclusas, seguidas de las drogadictas o alcohólicas y las que tienen alguna preferencia religiosa manifestada de manera pública; en cuarto lugar aparece la opción de no discrimina, es decir que les le da igual; en quinto aparecen las personas adultas mayores.

La segunda preferencia repite el patrón anterior, sólo que ahora son las personas drogadictas y alcohólicas las que encabezan las preferencias, seguidos de las ex reclusas, aunque en cuarto lugar aparecen las personas homosexuales, lesbianas, transexuales y travestis. Todavía en la tercera

preferencia se repiten las tendencias aunque con la incorporación de las personas con opiniones diferentes.

69

4.2. La discriminación en la universidad
Al invertir el sentido de la preferencia de lo negativo a lo positivo, las personas encuestadas se manifestaron por la no discriminación, seguida de lejos por las personas de otros países y las indígenas. Se confirma que las personas drogadictas y alcohólicas no gozan de la aceptación de las y los estudiantes de la Universidad Mesoamericana. Habría que mencionar que otro grupo de personas que quedó en penúltimo lugar es el de las personas en situación de pobreza, un poco por debajo de las personas homosexuales y lesbianas. El último lugar en preferencia fue el de las personas que militan en un partido político, abonando la idea de que la juventud universitaria tiene una visión peyorativa de la política.

70

Gráfica 5. S tuvieras que realizar un trabajo escolar con otra persona, i ¿con quien preferirías colaborar?

Ya en el ámbito escolar, las personas encuestadas identificaron a las y los compañeros de clase como el agente discriminador más activo, por encima de las autoridades administrativas. En la segunda y tercera preferencia, el primer lugar lo tienen las autoridades administrativas y el segundo las y los profesores, los cuales serán el primer lugar en la cuarta preferencia. Salta a la vista que la opción ‘ninguno’ aparece en el último lugar. Hay que subrayar que en la primera preferencia, las y los compañeros de clases casi rebasan a todas las opciones restantes, con lo que queda claro que las personas encuestadas no tienen dudas al respecto de quien es el principal agente discriminador en las escuelas.

71

Gráfica 6. De los siguientes grupos de personas, ¿quiénes discriminan más en tu universidad? Numéralos del 1 al 6

En el tema de la negación de servicios, la mayor parte de las personas encuestadas contestó que no, mientras que sólo uno de cada diez contestó que si.

72

Gráfica 7. ¿Alguna vez se te ha impedido o negado algún servicio por motivo de discriminación en la universidad?

Las personas encuestadas que contestaron afirmativamente, identificaron a las autoridades administrativas como las principales causantes de la negación de servicios, pero en segundo lugar aparecen las y los compañeros de clase. Sólo las y los profesores no fueron señalados.
Gráfica 8. ¿Por quién?

Con respecto a si las personas encuestadas han presenciado un acto de discriminación en su escuela, la mayoría contestó que no y sólo un poco más de la tercera parte contestó que sí.

73

Gráfica 9. ¿Has sido testigo de algún caso de discriminación en tu universidad?

Al referirse a las causas del hecho presenciado las respuestas van, en primer lugar por condición socioeconómica, que casi dobla a las segundas opciones, que son las opiniones y las preferencias sexuales y un poco más abajo por el origen étnico, el cual contrasta con que las personas de otros países no hayan sido objeto de la discriminación. Aquí habría que señalar que, por los resultados de la pregunta en cuestión, la cuestión étnica tiene un lugar relevante entre las causas de la discriminación, tal vez como consecuencia de la presencia importante en la sociedad oaxaqueña de distintas grupos étnicos

74

Gráfica 10. ¿Cuál crees que fue la causa que motivó este acto de discriminación?

En el tema de la denuncia, las personas encuestadas contestaron en su mayoría que no conocen ni dentro de la escuela ni fuera una instancia o institución a la cual denunciar. Un 80% no sabe a quien acudir en la escuela y casi un 60 por ciento le pasa lo mismo fuera de la escuela, ámbito en el que sólo el 8.4 por ciento identificó al CONAPRED como la instancia especializada para denunciar actos discriminatorios.

75

Gráfica 11. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, dentro de la universidad, a la cual acudir para denunciar?

Gráfica 12. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, fuera de la universidad, a la cual acudir para denunciar?

Resulta interesante mencionar que la mayoría de las personas encuestadas reconocieron que en el salón de clase se habla, a veces, de la discriminación mientras que el 37 por ciento señaló que nunca.

76

Gráfica 13. Con qué frecuencia se habla del tema de la discriminación en clase

4.3. La discriminación; concepción y perspectivas sociales
De las perspectivas para la existencia de una sociedad sin discriminación, la mayoría de las personas encuestadas no conciben una sociedad sin discriminación y sólo una cuarta parte le parece posible. En todo caso para el resto el futuro parece no favorecer a la sociedad sin discriminación.

77

Gráfica 14. ¿Consideras posible que exista en el futuro una sociedad sin discriminación?

Por último, las palabras estereotipo, exclusión e ignorancia son las palabras que con mayor frecuencia, las personas encuestadas, relacionan con discriminación. Se podría inferir de lo anterior que las y los estudiantes son conscientes de que su condición de jóvenes es precisamente la causa de la discriminación y que esta no se debe principalmente a la condición socioeconómica sino a las imágenes que la sociedad en su conjunto hacia la juventud.

78

Gráfica 15. ¿Con cuál de las siguientes palabras asocias la discriminación? Elige tres

En suma, las percepciones que sobre la discriminación tiene las y los estudiantes de una universidad privada en la ciudad de Oaxaca no difieren sustancialmente de los otros planteles, como se verá en las conclusiones que compararán los resultados. Sin embargo, una diferencia importante que se puede notar es que el nivel de consumo es un elemento importante en la sociabilidad de la universidad privada en cuestión. Pero más allá de eso, la identificación de las y los compañeros de clase como uno de los principales agentes discriminatorios parece ser la constante, así como el desconocimiento con respecto a las institución encargada de prevenir la discriminación.

79

RECOMENDACIONES
A partir de lo señalado se sugiere lo siguiente:

1. Es necesario conocer mejor y de manera más amplia el problema de la discriminación entre las y los jóvenes, no sólo en las universidades del país sino en la sociedad en general, promoviendo la colaboración entre el CONAPRED y el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) para incluir en la Encuesta Nacional de la Juventud preguntas relativas a la discriminación que permitan conocer mejor y de manera sistemática el problema.

2. En lo que respecta a las universidades públicas del país, se propone articular una red que recabe información relativa a la discriminación y al mismo tiempo promueva su prevención y eliminación. Cada universidad contará con una célula de trabajo, compuesta por estudiantes y coordinada por una o un profesor, que recibirán un estímulo económico o realicen su servicio social, la cual se encargará de monitorear cualquier situación que tenga que ver con la discriminación y la comunidad universitaria. Pero además dicha célula estará encargada de difundir y promover campañas contra la discriminación y servir como enlace para coordinar actividades como talleres, seminarios y conferencias. Toda la información recabada en las diferentes universidades será clasificada e incorporada a una base de datos que permitirá observar mejor el comportamiento de la discriminación y que será la base para la publicación de un boletín o reporte mensual que publique las información relevante. Dicho de otro modo el objetivo de la red gira alrededor de tres grandes rubros, información, conocimiento y comunicación de la discriminación en las universidades mexicanas.

Esto esfuerzo puede empezar con un grupo piloto de universidades que celebren un convenio con el CONAPRED para sistematizar el estudio del fenómeno por medio de varias tareas, como serían el ofrecer un espacio para

80

la denuncia, clasificación y análisis de los casos así como para promover por medio de una campaña permanente el respeto a la diversidad y concientizar a las comunidades universitarias de las consecuencias de la discriminación. Eventualmente las universidades podrán crear y apoyar investigaciones académicas que se ocupen del problema.

3. En lo relativo al problema de la ausencia de organismos universitarios para tratar el problema de la discriminación se podría recomendar a las instituciones de educación superior para incluir en su normatividad interna sanciones a las personas que discriminan, sean estas autoridades administrativas, académicos e investigadores como a los propios estudiantes.

Haciendo un balance general de la presente investigación habrá que reconocer que es necesario complementarla con estudios que utilicen el método cualitativo, recabando testimonios de las personas con discapacidad o son estigmatizadas por sus preferencias sexuales y políticas, por su condición socioeconómica o de salud, apariencia física, u origen étnico Las limitaciones de la investigación radican precisamente en que la técnica de la encuesta ofrece sólo el dato de un momento determinado pero no permite conocerlo como proceso, en su evolución y comportamiento. Por eso el método cualitativo, junto con un análisis sistemático y periódico de la discriminación hará posible la toma de decisiones adecuada para enfrentarla y concebir una sociedad libre de ella.

En todo caso la información recabada ofrece una visión útil para justificar la puesta en marcha de programas de difusión y de estudio sobre el tema ya que confirma la hipótesis general de esta investigación: la discriminación existe y se reproduce en las universidades encuestadas, como consecuencia de estar en un contexto social que discrimina de manera transversal en la sociedad mexicana. Intervenir en las universidades daría inicio a un proceso

81

de promoción y reproducción del derecho a la no discriminación entre las y los jóvenes mexicanos.

82

CONCLUSIONES
Al revisar y comparar los resultados de las encuestas en las tres universidades se encuentran más similitudes que diferencias. Entre las primeras destacan las siguientes:

1. El porcentaje de personas que perciben haber sido sujetas de discriminación: la UNAM con 48 por ciento%, la UV con 41% y la UM con 43 %

2. Los

espacios

en

los

que

se

ubicó

la

discriminación

son

fundamentalmente: la escuela, la calle y al buscar trabajo. En último lugar se identifica a las relaciones de pareja.

3. Con respecto a las preferencias de vecindad, las personas que han estado recluidas en la cárcel, las personas drogadictas y alcohólicas y las personas religiosas son las que menos les gustaría tener de vecinos(as). En sentido inverso, están las personas con discapacidad; las divorciadas y; las que se encuentran en condición de pobreza.

4. Sobre la colaboración para elaborar un trabajo escolar, el 70% o más de las personas encuestadas en las tres universidades les da lo mismo. El resto señala a las personas de otros países como la primera opción mientras que las últimas en las preferencias son las personas drogadictas o alcohólicas y las que militan en un partido político, seguidas muy de cerca por personas homosexuales o lesbianas.

5. Al señalar al grupo de personas que más discriminan en su universidad, las personas encuestadas coinciden en identificar a las y los compañeros

83

de clase (UNAM 42%, UV 48%, UM 49%) y después a las autoridades administrativas.

6. Las personas encuestadas coincidieron en identificar a la condición socioeconómica como la principal causa de los casos en que han sido testigos de discriminación, seguida de la preferencia sexual y el origen étnico.

7. Las personas encuestadas coinciden también en el desconocimiento de una instancia en el interior de las universidades públicas para denunciar casos de discriminación. Si bien las personas encuestadas en la universidad privada duplican el porcentaje al identificar una instancia interna para denunciar (UNAM, 9 por ciento; UV 9 por ciento; UM, 20 por ciento) el 80 por ciento restante es lo suficientemente alto para destacar la coincidencia con las otras instituciones educativas.

8. Al respecto de la frecuencia con que se habla en clase de la discriminación, las personas encuestadas de los tres planteles son similares.

9. Una sociedad sin discriminación no se concibe como posible para alrededor de la mitad de las personas encuestadas (UNAM, 52 por ciento; UV, 53 por ciento; UM, 25 por ciento;).

10. Al asociar discriminación con otra palabra, las personas encuestas coincidieron en señalar al estereotipo, la exclusión y la ignorancia con mayor frecuencia.

Por lo que toca a las diferencias, las más importantes son las siguientes:

84

1. A pesar de que en general las personas que se han sentido discriminadas coinciden en las causas, hay que señalar que una de cada tres personas que estudian en la universidad privada señalan a la apariencia física como la principal causa de discriminación contra dos de cada de diez en las universidades públicas. La causa probable de esta discrepancia puede residir en que en las universidades privadas la forma de vestir y el físico son más notorias dado el nivel socioeconómico de las personas que estudian en ellas. Asimismo mientras que en la UNAM una de cada diez personas identifica a las opiniones como causa de discriminación, en la UV y en la UM fue del doble. Aquí se podría señalar que el grado de politización o exposición a las cuestiones políticas en la UNAM es más alto por encontrarse en la capital del país.

2. En la cuestión de la vecindad, hay que mencionar que mientras que en la UV el 39 por ciento dijo darle lo mismo, en la UNAM es de 12 por ciento, y en la UM 9 por ciento. Una de las posibles razones de esta discrepancia puede residir en que buena parte de los estudiantes de la UV, a diferencia de las dos otras universidades, no son originarios de la ciudad de Jalapa, viéndose obligados a rentar un lugar para habitar, el cual cambia constantemente.

3. Otra diferencia importante es la relativa al conocimiento de la existencia del CONAPRED por parte de las personas encuestadas. Mientras que en la UNAM, el 17 por ciento lo señaló como la instancia responsable para recibir denuncias sobre actos de discriminación, en la UV y en la UM fue de 4 y de 8 por ciento, respectivamente. Este dato puede deberse a que el CONAPRED goza de más presencia en el Distrito Federal que en el resto de los estados de la república.

85

4. Por último, con respecto a las posibilidades de obtener un empleo egresando de una universidad pública o una privada, el 37% las personas encuestadas en la UNAM respondió que no eran las mismas y 13% que si, mientras que en la UM fue de 14% y 28% respectivamente. Esto demuestra que las percepciones con respecto al futuro laboral son más optimistas en las universidades privadas que en las públicas.

Por todo lo anterior se puede afirmar que las percepciones acerca de los grupos sociales que más discriminan a las y los jóvenes estudiantes universitarios encuestados y los lugares en que se reproduce la discriminación coinciden. Asimismo, los grupos sociales que son discriminados por la juventud universitaria encuestada coinciden en lo general.

Las diferencias, si bien no son tan recurrentes no dejan de apuntar a que las condiciones socioeconómicas y la localización de los planteles son las causas más importantes para explicar las discrepancias. Las diferencias tienen que ver, de acuerdo con los datos recabados a la pertenencia a una universidad pública o a una privada y a si están en provincia o en la capital de país.

En todo caso los resultados más relevantes de la investigación apuntan a señalar cuatro aspectos:

a) La mitad de las personas encuestadas reconoce haber sido sujetas de discriminación, identificando a la escuela y a la calle como los espacios más comunes. Aquí convendría señalar que, de acuerdo a los comentarios de las personas que levantaron la encuesta en campo, era común observar que muchas personas no

reconocieron haber sido discriminadas por temor a ser objeto de burla por parte de sus compañeros o por pudor frente a la o el encuestador. Por lo tanto el porcentaje de la percepción de la discriminación sería mayor si no existiese esa barrera, que impide

86

que las personas encuestadas manifiesten con sinceridad sus experiencias.

b) El asumir que la escuela es un espacio en donde la discriminación se reproduce y de que son los compañeros de clase los que más discriminan resulta preocupante porque la universidad debe ser un espacio que promueva la tolerancia y el respeto a las diferencias. Esto, aunado a la inexistencia de órganos especializados para recibir denuncias en el interior de los planteles completa un

panorama desalentador para el futuro en dichos espacios.

c) Otro dato que arroja la investigación tiene que ver con el grado de conocimiento que las personas encuestadas tienen de la existencia del CONAPRED, lo que contribuye a que el problema se agrave pues con el sólo hecho de conocer a la institución que busca prevenirlo y eliminarlo, se podría empezar a avanzar en el combate a la discriminación, reconociéndola como un problema social y sus consecuencias.

d) Se puede inferir que el escepticismo de las personas encuestadas con respecto a la existencia en el futuro de una sociedad sin discriminación tendría como origen no sólo la ignorancia del problema sino de considerarla como parte integrante de nuestra cultura y las relaciones sociales. El considerar a la discriminación como un hecho natural y normal, constitutivo de las sociedades contemporáneas puede ser el principal enemigo a vencer.

87

GLOSARIO Apariencia física: aquí se refiere no sólo a la forma de vestir o adornar el
cuerpo sino al peso corporal, color de piel y de cabello.

Discriminación: Toda distinción, exclusión, limitación o preferencia fundada en
la raza, el color, sexo, idioma, religión, opiniones, políticas o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica o el nacimiento, que tenga por finalidad o por efecto destruir o alterar la igualdad de trato.

Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con
carácter inmutable, con respecto a una persona o un grupo.

Estigma: es una señal o atributo que marca al portador como diferente a los
demás, es un atributo desacreditador ante el prototipo de una cierta categoría. Pero más que entender el estigma como una serie de atributos desacreditadores hay que pensarlo desde la relación entre atributo y prototipo, enfatizando que el atributo en si no implica lo ignominioso, sino su relación con el prototipo y la categoría con la que se compare. En suma, el estigma es una discrepancia entre la identidad virtual y la identidad social de los sujetos.

Juventud: se refiere a una franja de edad, un periodo de vida, en que se
completa el desarrollo físico del individuo y ocurren una serie de

transformaciones psicológicas y sociales, cuando éste abandona la infancia para procesar su entrada en el mundo adulto. Sin embargo, la noción de juventud es socialmente variable. La definición del tiempo de duración, de los contenidos y significados sociales de esos procesos se modifican de sociedad en sociedad y, en la misma sociedad, internas. a lo largo del tiempo y a través de sus divisiones

88

Moratoria: un periodo de la vida en donde sus responsabilidades de la juventud
estaban de alguna manera de vacaciones, mientras se llega a la edad adulta.

Opiniones: se refiere a la acción de expresar opiniones personales sobre
cuestiones sociales y políticas, independientemente de su carácter ideológico o cultural, y que pueden apartarse de las opiniones generalizadas y comunes entre la ciudadanía.

Personas religiosas: Se considera a todas las personas que profesan
públicamente una religión y promueven sistemáticamente su fe a los vecinos y a la sociedad en general.

Prejuicio: Una actitud hostil o prevenida hacia una persona que pertenece a un
grupo, simplemente porque pertenece a ese grupo, suponiéndose por lo tanto que posee las cualidades objetables atribuidas al grupo.

Transversalidad: La definición del adjetivo “transversal” según el Diccionario de
la Real Academia Española es: “Que se halla o se extiende atravesado de un lado a otro”. A menudo, la transversalidad se ha utilizado para calificar cuestiones que, por su naturaleza, no son susceptibles de ser tratadas en el ámbito de una única disciplina. Así, por ejemplo, se califica como transversales cuestiones referidas a la salud, la prevención de enfermedades o el cuidado del ambiente, por simple hecho de que para su adecuado tratamiento es necesaria la concurrencia de contenidos de disciplinas diversas como las ciencias naturales, las ciencias sociales, la ética, etc.

Estado de Bienestar: Atañe a lo que, genéricamente, se denominaría provisión
y satisfacción de ciertas necesidades consideradas básicas de carácter económico, educativo, sanitario, etc., sancionadas por las sociedades modernas desde instancias diversas, así privadas como públicas, al amparo del Estado como garante y regulador.

89

Generación beat: El grupo inicial estaba formado por Jack Kerouac, Neal
Cassady, William Burroughs, Herbert Huncke, John Clellon Holmes y Allen Ginsberg. En 1948 se unieron Carl Salomon y Philip Lamantia; en 1950 Gregory Corso; y en 1954 Lawrence Ferlinghetti y Peter Orlovsky. Este grupo, revitalizó la escena bohemia cultural norteamericana. Su energía se desbordó hacia los movimientos juveniles de aquella época (On the Road -En el camino, 1957- de Kerouac, asumió carácter de manifiesto universal de una juventud que quería huir de lo establecido), y fue absorbida por la cultura de masas y por la clase media hacia finales de los años cincuenta y principios de los sesenta.

Tasa de ganancia: Se refiere a un cálculo para que la ganancia ya obtenida no
disminuya con el tiempo. En la competencia dentro de la lógica capitalista, la última instancia de hegemonía se da en las estrategias para no reducir la tasa de ganancia. Muchas veces las empresas apelan a los Estados para asegurar este continuo. Un ejemplo son las estrategias para postergar el pago de impuestos o proyectos de re-inversión que suponen fomento o subvención al stock incorporado. Pero no sólo se trata de maquinaria y tecnología en materiales, sino también incentivos legales que apunten a flexibilizar el trabajo y los marcos normativos.

90

Bibliografía:
ALPÍZAR, Lydia y Marina Bernal. “La construcción social de las juventudes”, en

Última Década, no. 19, 2003.
ALLERBECK, y Rosenmayr. Introducción a la sociología de la juventud. Buenos Aires, Ed. Kapeluz, 1979. BALARDINI, Sergio (Comp.). La participación social y política de los jóvenes en

el horizonte del nuevo siglo. Buenos Aires, CLACSO, 2000.
BALARDINI, Sergio. “De los jóvenes, la juventud y las políticas de juventud”, en

Última Década, no. 13, 2000.
BOURDIEU, P. La juventud no es más que una palabra. México, Grijalbo, 1990. BRITO Roberto,“Hacia una sociología de la juventud”, Jóvenes.Revista de

Estudios sobre Juventud, cuarta época, año 1,núm.1, SEP, Causa Joven,
CIEJ, México, julio-septiembre 1996,pp. 24-33. CASTILLO BERTHIER, H., Zermeño, S., Ziccardi, A. Juventud popular y bandas

en la ciudad de México. México, UNAM, 1988.
CEPAL Y OIJ. La juventud en ibero América. Tendencias y urgencias. Chile, CEPAL/OIJ, 2004. CONAPO, Situación actual de las y los jóvenes en México. Diagnóstico

sociodemográfico, Consejo Nacional de Población, México, 2000
CONAPO. “Situación actual de las y los jóvenes en México. Diagnóstico sociodemográfico”, México, Noviembre, 2000. CUEVAS, Peras, Marcos. La juventud como categoría de análisis sociológico. México, IIS-UNAM, 2005. FEIXA, Carles y Yanko González. “Territorios baldíos: identidades juveniles indígenas y rurales en América Latina”, en Papers: revista de sociología, no. 79, 2006. FERNÁNDEZ Poncela, Anna M. Cultura Política y Jóvenes en el Umbral del

Nuevo Milenio, IMJ, SEP, IFE, México, 2004.
GARCÍA CANCLINI, Néstor.

Consumidores

y

Ciudadanos.

Conflictos

multiculturales de la globalización. México, Grijalbo. 1995. 91

GUILLÉN RAMÍREZ, Luz María. “Idea, concepto y significado de juventud”, en

Revista de Estudios sobre la Juventud. In Telpochtli, in Ichpuchtli. N° 5
(Nueva Época) enero-marzo 1985. KRAUSKOPF, Dina, Dimensiones críticas en la participación social de las

juventudes, Fondo de Población de Naciones Unidas, San José de Costa
Rica, 1999. LEVI, Giovanni y SCHMITT, Jean Claude. Historia de los jóvenes. Tomo I, España, Taurus. 1996. MANCHA Herrera, H. “Oaxaca”, en Jóvenes mexicanos del siglo XXI. Encuesta

Nacional de Juventud. México, IMJ, 2003.
MORENO, Amparo y Cristina del Barrio. La experiencia adolescente. A la

búsqueda de un lugar en el mundo. Buenos Aires, Editorial Aique, 2000.
PADILLA Herrera, Jaime Arturo (Compilador). La Construcción de l Juvenil, IMJ, SEP, IFE, México, 1996. PORTANTIERO, J.C. Estudiantes y política en América Latina. México, s. xxi, 1978. Rendón, Teresa, et. Al. Jóvenes. Una evolución del conocimiento. Investigación

sobre la juventud 1986 1999. México, IMJ, 2003.
RODRÍGUEZ Herrero, H. “Ser joven en Veracruz. Nuevos horizontes, nuevos desafíos. México”, en Jóvenes mexicanos del siglo XXI. Encuesta Nacional

de Juventud. México, IMJ, 2003.
SAGRERA, Martín. El edadismo contra ‘jóvenes’ y ‘viejos’. La discriminación

universal. Madrid, Editorial Fundamentos, 1992.
SALTALAMACCHIA, Homero. “La juventud hoy. Un análisis conceptual”, en

Revista de Ciencias Sociales. Puerto Rico.
SEP, IMJ, CIEJ. “Encuesta Nacional de Juventud 2000” México, Junio 2002. SEP, IMJ, CIEJ. Resultados preliminares de la Encuesta Nacional de la

Juventud. México, 2006.
VALENZUELA ARCE, José Manuel. “Culturas juveniles: identidades

transitorias”, en Revista de Estudios sobre Juventud N° 3 (Cuarta Época), Centro de Investigaciones y Estudios sobre Juventud. Causa Joven. México, 1996.

92

ANEXOS ANEXO 1
DISEÑO DE MUESTRA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO (Ciudad Universitaria)

Para la elaboración de esta investigación se van a tomar en cuenta los siguientes aspectos metodológicos: Identificado el problema de la discriminación hacia y desde las y los jóvenes en México, se ha seleccionado la técnica de la encuesta. La encuesta estará orientada a proporcionar información para contar con una descripción de las características del tema elegido, procurando establecer una introducción a la problemática de la discriminación en las universidades del país. De cada universidad elegida para aplicar la encuesta se calculará una muestra representativa a partir de la fórmula genérica que contiene el tamaño del universo, la probabilidad de ocurrencia y de no ocurrencia, el margen de error y el nivel de confianza.

Universo de estudio

Estudiantes de las licenciaturas impartidas en Ciudad Universitaria, tanto del turno matutino como vespertino. No incluye sistema abierto.

Objetivo del estudio

Describir y analizar la percepción de las y los jóvenes estudiantes en el doble rol de sujetos y objetos de la discriminación.

Población total Fecha de levantamiento Tamaño de muestra Tipo de selección

UNAM: 81144 Septiembre de 2008 382 Aleatorio simple

93

Técnica de levantamiento Nivel de confianza Margen de error

Encuesta 95 % 5%

94

ANEXO 2
ENCUESTA DISCRIMINACIÓN Y JUVENTUD (Universidades públicas) I. PRESENTACION

¡Buenos días! (tardes). Estamos realizando una investigación sobre la discriminación hacia las y los estudiantes universitarios en México, auspiciada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). ¿Nos permites unos minutos de tu tiempo? La información que nos proporciones es confidencial y se utilizará solamente para fines estadísticos, tu opinión es muy importante para nosotros ¡Gracias!

II. FILTRO: 1. Escuela: a) UNAM 2. Sexo: a) Mujer b) U. Veracruzana b) Hombre

3. Facultad: ______________________________ 4. Trabaja: a) SI b) NO

III. PREGUNTAS (solo una opción) 1. ¿Alguna vez te has sentido discriminada o discriminado? a) Si b) No Pasa a pregunta 4

c) No sabe d) No contestó 2. ¿Por qué motivo te has sentido discriminada o discriminado? a) Origen étnico civil b) Sexo c) Nacionalidad h) Ser estudiante i) Discapacidad n) Opiniones ñ) Migrante o) Apariencia Física g) Condición socioeconómica m) Estado

d) Condición de salud (VIH) j) Religión e) Embarazo k) Preferencias sexuales

95

f) Edad

l) Lengua

3. ¿En qué lugares o en qué situaciones te has sentido discriminada o discriminado? a) Con amistades especifique____________________ b) En tus relaciones de pareja c) En tu casa o con tu familia d) En la calle e) En la escuela f) Al buscar trabajo o g) En tu trabajo 4. ¿A quiénes no te gustaría tener de vecino o vecina? Elige cinco y numéralas en orden descendente a) Personas Indígenas b) Personas Pobres () c) Personas Adultas Mayores ( ) distintas () n) Personas con VIH m) Personas con opiniones () () k) Personas con discapacidad ( ) l) Personas divorciadas h) Otra

d) Personas de otros países ( ) () e) Personas religiosas () f) Ex reclusos () ()

ñ) Estudiantes

g) Personas Drogadictas / alcohólicas j)

()

Personas Homosexuales, lesbianas, transexuales, travestis ( )

5. Si tuvieras que realizar un trabajo escolar con otra persona, ¿con quien preferirías colaborar? a) Persona Homosexual / lesbiana b) Persona Indígena c) Persona Pobre d) Persona Drogadicta / alcohólica

96

e) Personas de otros países f) Militante de un partido político g) Me da lo mismo 6. De los siguientes grupos de personas, ¿quiénes discriminan más en tu universidad? Numéralos del 1 al 6 a) Compañeros o compañeras de clase b) Autoridades administrativas c) Personal de seguridad d) Profesores / profesoras e) Investigadores / investigadoras f) Otros ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )

7. ¿Alguna vez se te ha impedido o negado algún servicio por motivo de discriminación en la universidad? a) Si b) No (pase a la pregunta 9) c) No se (pase a la pregunta 9) 8. ¿Por quién? a) Compañeros o compañeras de clase b) Autoridades administrativas c) Profesores / profesoras d) Investigadores / investigadoras e) Otros 9. ¿Has sido testigo de algún caso de discriminación en tu universidad? a) Si b) No (Pasa a la pregunta 11) 10. ¿Cuál crees que fue la causa que motivó este acto de discriminación? a) Origen étnico Estado civil b) Sexo c) Nacionalidad h) Ser estudiante i) Discapacidad j) Religión n) Opiniones g) Condición socioeconómica m)

d) Condición de salud (VIH)

97

e) Embarazo f) Edad

k) Preferencias sexuales l) Lengua

11. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, dentro de la universidad, a la cual acudir para denunciar? a) b) Si Cual: ____________________ No

12. En caso de ser discriminada o discriminado en tu plantel, ¿conoces una instancia, fuera de la universidad, a la cual acudir para denunciar? a) Si a.1. CONAPRED b) No 13. Con qué frecuencia se habla del tema de la discriminación en clase a) Frecuentemente b) a veces c) nunca a.2. Otra (CNDH, MP, Policía)

14. ¿Consideras posible que exista en el futuro una sociedad sin discriminación? a) Si b) No c) No sabe

15. ¿Con cuál de las siguientes palabras asocias la discriminación? Elige tres a) Libertades Marginación d) Exclusión g) Prejuicio h) Estereotipo Respeto Otra_______________ 16. ¿Consideras que al egresar de una universidad pública tendrías más posibilidades de conseguir un trabajo que si egresas de una universidad privada? a) Si b) No c) Las mismas posibilidades i) Estigma j) Ignorancia k) e) Desigualdad f) Intolerancia b) Derechos c) Cultura d)

98

ANEXO 3
DISEÑO DE MUESTRA UNIVERSIDAD VERACRUZANA (campus Jalapa)

Para la elaboración de esta investigación se van a tomar en cuenta los siguientes aspectos metodológicos: Identificado el problema de la discriminación hacia y desde las y los jóvenes en México, se ha seleccionado la técnica de la encuesta. La encuesta estará orientada a proporcionar información para contar con una descripción de las características del tema elegido, procurando establecer una introducción a la problemática de la discriminación en las universidades del país. De cada universidad elegida para aplicar la encuesta se calculará una muestra representativa a partir de la fórmula genérica que contiene el tamaño del universo, la probabilidad de ocurrencia y de no ocurrencia, el margen de error y el nivel de confianza.

Universo de estudio

Estudiantes de las licenciaturas impartidas en el campus Jalapa. No incluye especialidades ni sistema abierto.

Objetivo del estudio

Describir y analizar la percepción de las y los jóvenes estudiantes en el doble rol de sujetos y objetos de la discriminación.

Población total Fecha de levantamiento Tamaño de muestra Tipo de selección Técnica de levantamiento Nivel de confianza

18,805 Octubre 2008 377 Aleatorio simple Encuesta 95 %

99

Margen de error

5%

100

ANEXO 4

UNIVERSIDAD VERACRUZANA DIRECCION GENERAL DE ADMINISTRACION ESCOLAR

AREA TECNICA 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 ARQUITECTURA CIENCIAS ATMOSFERICAS FISICA MATEMATICAS INSTRUMENTACION ELECTRONICA TOPOGRAFO GEODESTA INGENIERIA CIVIL INGENIERIA ELECTRONICA Y COM. INGENIERIA MECANICA ELECTRICA INGENIERIA NAVAL INGENIERIA QUIMICA QUIMICA AGRICOLA QUIMICO FARMACEUTICO BIOLOGO QUIMICO INDUSTRIAL INGENIERIA AGROQUIMICA INGENIERIA AMBIENTAL INGENIERIA EN ALIMENTOS

AREA HUMANIDADES 1 2 3 4 ARQUEOLOGÍA ANTROPOLOGÍA SOCIAL ANTROPOLOGÍA LINGÜÍSTICA ANTROPOLOGÍA HISTÓRICA 101

5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

CIENCIAS DE LA COMUNICACION DERECHO FILOSOFIA HISTORIA LENGUA INGLESA LENGUA Y LITERATURA HISPANICA PEDAGOGIA SOCIOLOGIA TRABAJO SOCIAL LENGUA FRANCESA ENSEÑANZA DEL INGLES

AREA ECON.-ADMINISTRATIVA 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ADMINISTRACION ADMONISTRACION TURISTICA CONTADURIA ECONOMIA ESTADISTICA INFORMATICA SISTS. COMPUTACIONALES ADMVOS PUBLICIDAD Y RELACIONES PUBLICAS RELACIONES INDUSTRIALES ADMINISTRACION DE NEGOCIOS INT GEOGRAFIA

12 GESTION Y DIRECCION DE NEGOCIOS

AREA CIENCIAS DE LA SALUD 1 2 3 QUIMICA CLINICA EDUC. FISICA DEPORTE Y RECREA. MEDICINA

102

4 5 6 7

NUTRICION CIRUJANO DENTISTA PSICOLOGIA ENFERMERIA

AREA BIOL.-AGROPECUARIA 1 2 3 4 BIOLOGIA AGRONOMIA MEDICINA VETERINARIA Y ZOOTECNIA ING. EN SIST. DE PRODUCCION AGROP.

AREA ARTES 1 ARTES PLASTICAS

2 FOTOGRAFIA 3 DISEÑO DE LA COMUNICACIÓN VISUAL 4 ARTES VISUALES 5 6 7 8 9 10 11 DANZA (Ciclo Preparatorio) DANZA (Ciclo Profesional) TEATRO EDUCACION MUSICAL MUSICA (Ciclo Iniciación) MUSICA (Ciclo Preparatorio) MUSICA (Ciclo Profesional)

103

ANEXO 5
DISEÑO DE MUESTRA UNIVERSIDAD MESOAMERICANA (campus Oaxaca)

Para la elaboración de esta investigación se van a tomar en cuenta los siguientes aspectos metodológicos: Identificado el problema de la discriminación hacia y desde las y los jóvenes en México, se ha seleccionado la técnica de la encuesta. La encuesta estará orientada a proporcionar información para contar con una descripción de las características del tema elegido, procurando establecer una introducción a la problemática de la discriminación en las universidades del país. De cada universidad elegida para aplicar la encuesta se calculará una muestra representativa a partir de la fórmula genérica que contiene el tamaño del universo, la probabilidad de ocurrencia y de no ocurrencia, el margen de error y el nivel de confianza.

Universo de estudio

Estudiantes de las licenciaturas impartidas en el campus Oaxaca

Objetivo del estudio

Describir y analizar la percepción de las y los jóvenes estudiantes en el doble rol de sujetos y objetos de la discriminación.

Población total Fecha de levantamiento Tamaño de muestra Tipo de selección Técnica de levantamiento Nivel de confianza Margen de error

1183 Octubre 2008 271 Aleatorio simple Encuesta 95 % 5%

104

“Discriminación a las y los Jóvenes universitarios en la educación pública” Colección estudios 2008 del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. La edición estuvo a cargo de la Dirección General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas del CONAPRED

105