You are on page 1of 7

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES FACULTAD DE HUMANIDADES ESCUELA DE EDUCACIÓN PROGRAMA DE PROFESIONALIZACIÓN DOCENTE

Propuesta de los diálogos del Filosofo Séneca como estrategia en el fortalecimiento de los dicentes en la búsqueda estoica de la sabiduría, la justicia, el deber y una actitud ecuánime, en la educación

Guerrero Carlos Yorman Barrios Ninoska Lizbeth Ferreira Elizabeth Pérez María Gabriela Valero Adeliana

EQUIPO N° 1 CI: 10.714.285 CI: 13.577.842 CI: 11.463.252 CI: 14.936.378 CI: 13.524.398

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo mostraremos que la Filosofía, se explica y se define como una ciencia del conocimiento de las cosas por sus causas. Y la Historia se define como una ciencia de narración verdadera de los sucesos, hechos que han surgido en el proceso de la humanidad.

De esta manera explicaremos el término de la Filosofía e Historia, para introducirnos en el conocimiento de los primeros filósofos y con su ayuda comprender la peculiar naturaleza del saber que ellos inauguraron y todavía hoy nosotros buscamos poseer. Esta es la principal enseñanza de los filósofos y es por esta razón que la filosofía sólo puede entenderse en el sentido que ellos dieron, como búsqueda de la verdad, aspiración a conocer del modo más profundo desde las primeras causas en la totalidad de las cosas.

Objetivo General Proponer utilizar los diálogos del filosofó Séneca, la Providencia y la firmeza del sabio para el fortalecimiento de los dicentes en la búsqueda estoica de la sabiduría, la justicia, el deber y una actitud ecuánime, en la educación.

Es importante resaltar al filósofo Séneca, su interés por enseñar haciendo que el ser humano descubra por medio de sus experiencias introspectivas y estrospectivas la importancia de la vida y que cada situación que les sucede es parte de su aprendizaje de los conceptos filosóficos sostenidos por el estoicismo.

Es aquí donde haremos referencia de como aplicar los diálogos de Séneca en la educación, estimulando a los estudiantes a ser estoicos, en la búsqueda de la perfección o excelencia, ”Se marchita la virtud sin adversario: entonces se ve cuan grande es y cual es su poder, cuando muestra lo que es capa de resistir” (Séneca 2003:10) esta aspiración no podría concretarse en la vida terrenal, buscando la aproximación a este ideal determinando que el hombre posee una capacidad natural para conocer la virtud, y poder

establecer la conducta que fuese la más justa mostrando en los estudiantes que la moral estoica es importante a las necesidades de la vida ya que esta los hace más fuertes con experiencias que muchas veces son trágicas,

duras, pero que están en su esencia afloran características de un perfeccionamiento en la educación para así poder competir con un alto grado de conocimientos y poder enfrentarse a cualquier adversidad dando un estado emocional en el que la virtud deberá imponerse. Hoy en día se considera que la educación es un proceso permanente pero estos no pueden ser del todo fácil “La tarea de enseñas consistirá en una toma de conciencia personal en el acoplamiento del individuo con el mundo y los demás” (Gusdorf 1977:24), .es aquí donde se hace énfasis en primer lugar en la educación familiar, por su naturaleza, se produce, se forja a lo largo de la vida misma, y en un segundo lugar colocaremos a la educación escolar mostrando su gran importancia en el fortalecimientos de conocimientos, pero estos deben tener ciertas dificultades y que por la

exigencia muchas veces impuesta ó espontánea puedan superar todos los devenires de la vida y la educación extendiéndose en sistemas educativos con nuevas tendencias para algunos muy difícil y para otros fácil pero este sistema educativo no excluye, busca dar la oportunidad a todos aquellos que deseen desarrollarse en el ámbito educativo sin importar su condición, edad como una limitante en el aprendizaje.

La familia y la escuela comparten un objeto común; la formación integral y armónica del niño a lo largo de los distintos períodos del desarrollo humano y del proceso educativo, estas dos agencias de socialización aporta la integración en la sociedad. Indiscutiblemente, estos sistemas de influencias necesitan converger para garantizar la estabilidad y el equilibrio para una formación adecuada del ser humano.

Aprendemos para la vida, y no para escuela. (Seneca, 2003:13) Este aforismo sintetiza la finalidad de la educación para Séneca. Después de analizar esta afirmación podemos señalar que en la educación se ve reflejada cuando los docentes son exigentes para con los estudiantes y muchos ven esa exigencia como algo negativo y no como experiencias que les va a permitir integrarse, devolverse y enfrentarse a diferentes situaciones de la vida.

Sin embargo otros no se dejan abatir por la presión que obtengan del docente sino llegan a superarla y ha convertirla en un aprendizaje, a partir de allí podemos comparar lo planteado en el dialogo la providencia “Quede claro para ti eso mismo sobre la divinidad: no mima al hombre bueno, lo pone a prueba lo endurece la prepara para ello” (Séneca 2003: 9), Se pude

demostrar por medio de este dialogo que el docente debe poner a prueba a los estudiantes endurecer sus conocimiento y lo preparándolo para la vida, social, cultural su espacio.

Consideramos que los estudiantes deben ser como los atletas cuidar sus conocimientos, fortalecerlos para competir de una forma sana con los que están a su nivel académico, incluso a un nivel superior para medir su capacidad y determinar que debe mejorar.

Un buen docente no complace en todo a sus estudiantes, busca que ellos investiguen, maduren y afloren sus conocimientos, enseñarles que cuando una persona se equivoca o no acierta debe entender que errar es de humanos y rectificar es de sabios.

En el dialogo Seneca intenta explicar a Lucilio por qué no debemos considerar los males que nos pasan como una desgracia, sino que por el contrario debemos considerarla como útil desde el punto de vista individual. Al igual sucede en la educación cuando tenemos desaciertos es preciso llevarlos a la reflexión para determinar las posibles fallas y reconocer el porqué de estos desaciertos Seneca afirma: “Nada me parece mas triste que una persona a quien nunca le ha ocurrido una desgracia” (Seneca, 2003:13)

Esta afirmación se escucha dura y en el caso de no analizarlo con visión critica pensaríamos que séneca esta fuera de si, que esta demente. Pero enseñar a vivir no significa, simplemente, para Séneca, preparar para la vida social, significa también enseñar a vivir bien, honestamente, conforme a la virtud prepararse para la vida consiste en la formación del carácter

individual o formación moral (desarrollo de la voluntad orientada al bien) para la participación responsable en la vida social. Podríamos concluir, reafirmando los diálogos de Seneca se han

puesto en manifiesto por su genialidad en abordar y determinar la vida en sus diferentes diálogos ya que muchos de ellos pueden ser incluidos como tema de estudio, sirviendo estos para poder determinar y discernir la personalidad del ser en su entorno social, sacándole el máximo provecho a situaciones que para algunos son la contrariedad, el absurdo, lo que no debe ser pero que al final es parte de una realidad que crea conciencia en los seres que la educación constituye el medio fundamental para hacer posible

el desarrollo integral de las sociedades, y permite estar alerta y preparado para los grandes cambios que día a día experimentamos en los diversos campos de la vida humana. Es aquí donde la Filosofía de la Educación pretende una comprensión fundamental, sistemática y crítica del hecho educativo. Lo propuesto por Seneca nos lleva a reflexionar sobre nuestra labor como docentes ya que debemos centrarnos en formar estudiantes con espíritu de constancia capaz de enfrentarse a las diferentes adversidades A modo de reflexión creemos que Séneca dejo diferentes legados en sus escritos totalmente acordes a la realidad de una época en Roma, pero acertados en la que actual, vivimos con sus obra, lo más apreciable este excelente e interesante filosofo Séneca nos hablase a nosotros, hombres ocupados en nuestro entorno, nuestro tiempo, entre el trabajo, los compromisos, las compras, el ocio y el descanso, ¿Por qué no aprovechar estas interesantes y acertados diálogos que el filosofo Séneca nos deja como legado? Es donde reafirmamos que el secreto de vivir está en el saber

Fuentes de Información y Apoyo Textos: 1954: Séneca Luccio, “De la Brevedad de la Vida”, Buenos Aires, Argentina 2007: Huneeus Pablo. “La Cultura Huachaca”, Stgo. Chile Sitios web http://es.wikipedia.org/wiki/Séneca#Or.C3.ADgenes_y_juventud http://filosofia.laguia2000.com/general/biografia-de-seneca http://filosofia.idoneos.com/index.php/328460 http://www.biografiasyvidas.com/biografia/n/neron.htm