Personalidades Criminales: Perfil Psicológico de Asesinos Seriales y Secuestradores Hablando de criminología, se ha comprobado que existe una estrecha relación

entre las conductas delictivas (homicidios y secuestros) y los traumas psicológicos del delincuente en cuestión. La principal característica de los trastornos psicóticos es que poseen un grado variable de desorganización de la personalidad. En la conducta homicida podemos destacar los aspectos de: descontrol, marcada insensibilidad y sadismo, descarga de impulsos primitivos y destructivos donde predominan elementos psicopatológicos confusionales y psicóticos. Entre los asesinos y secuestradores se pueden distinguir dos tipos: los paranoides psicóticos ( esquizofrénicos) y los psicópatas. ESQUIZOFRENIA a) Caracteres: Uno de los trastornos más graves de la personalidad. La conducta puede ser retraída, regresiva, y extravagante. Se caracteriza por un proceso de desorden y deterioro mental. Se presenta en la mayoría d los casos delirios de grandeza, celos, místicos y de persecución, ya que el defenderse de los que lo espían o lo controlan. Presenta graves problemas de memoria, amnesia o una marcada hipoamnesia como consecuencia también del delito. Se presenta desorientación espacio-temporal, alucinaciones pudiendo ser: agresiva conducta visuales, auditivas, olfativas, pero por lo general predominan las visuales. La afectividad en el psicótico está alterada por lo que la conducta aparece de pronto, de manera impulsiva e inesperada. Realizan sus actos de manera repetida, dentro de una misma criminal, sin que tengan un fin coherente. Adquiere características infantiles, incoherentes, a veces formales, con repetición de palabras y con palabras nuevas. ceremoniales y un vocabulario que incluye de invención de individuo siente que debe

Compensa con el acto delictivo. estudioso. meticuloso. esta situación de minusvalía recuperando su narcisismo. Algunas conductas psicopáticas pueden parecer ilógicas (visto desde afuera). distante. solitario en sus decisiones. El secuestrador. Ordenado. agradable. introspectivo. Percibe a las personas como objetos que pueden facilitar tanto como dificultar la obtención de la meta deseada. puede terminar matando a sus víctimas por la misma razón de satisfacción. no distingue lo bueno de lo malo y por consiguiente. sin amigos. a) Perfil: El asesino serial y el secuestrador eligen cuidadosamente a sus víctimas seleccionando la mayoría de las veces a personas del mismo tipo y características. se han burlado de él. ha sido rechazado sexualmente o ha cuestionado su masculinidad. El asesino serial que por lo general se observa. son sistemas de razonamiento distintos. reservado. tímido.PSICOSIS: a)Rasgos Generales: Podemos dividir los rasgos psicopáticos en tres grupos: los derivados de satisfacer necesidades distintas al común: los derivados de la cosificación de las personas: los actos psicopáticos graves: los actos psicopáticos graves: Un psicópata no es consciente de sus actos. Son lógicas distintas. que ataca generalmente a las mujeres. su egocentrismo y su vanidad hasta estar convencido de su poder al llevar a cabo sus delitos y escapar de las investigaciones policiales por ser más inteligente . es un varón. pero es perfectamente lógica para él. no es responsable de sus acciones. ASESINOS SERIALES Y SECUSTRADORES El homicida serial es el prototipo del criminal puro que mata sólo por el placer que le produce el sufrimiento ajeno. hipobúlico. pulcro. a su vez. de buenos modales. Suele ser fácilmente descartado como sospechoso por su historia de persona pasiva que no reacciona frente a la violencia. Es particularmente propenso a delinquir cuando ha sufrido una pérdida en su autoestima.

debido a su afán de protagonismo y celebridad. se excita mucho. En el desarrollo normal. han sufrido un infancia traumática debida a malos tratos físicos o psíquicos. en tanto ésta cumpla con las expectativas y motivaciones que requiere el victimario. Planean el crimen meticulosamente. suelen confesar más crímenes de los que en realidad han cometido. en cuanto suelen ser recordatorios de algún hecho de significación personal. Pero para el psicópata . b) Niñez: Muchos de los casos de asesinos seriales y secuestradores. adquiere la seguridad que le falta y el impulso sexual asume el control de sus acciones. En el momento del crimen. Por lo general son mucho menos violentas y raramente cometen un homicidio de carácter sexual. no tiene piedad por sus víctimas ni está preocupado por las connotaciones morales de sus actos a los que alude sin mayor resonancia afectiva. o un “extraño". Una vez capturados. Por lo general luego del hecho no tiene remordimientos.Tras una fachada distante existe una profunda agresividad que no puede expresar. Circunstancias de lugar y tiempo. El momento del día o la hora tiene que ver con el cumplimiento de un ritual que satisface las necesidades del actor. por lo que tienden siempre a aislarse de la sociedad. Son metódicas. la que consideran culpable y tratan de vengarse de ella exteriorizando tanto odio y violencia contenidos. el chico crea lazos amorosos con su madre. . se transforma. Análisis de la víctima y el victimario En el examen de la víctima se debe tener en cuenta: b) La edad: No suele ser determinante para ser víctima de un delincuente serial o secuestrador. Imagina escenas que luego interpreta en sus agresiones. los asesinos y secuestradores están obsesionados con fantasías sexuales desde mucho tiempo antes de la realización de los asesinatos. la madre es tomada como un " predador " agresivo. y muy cuidadosas. Para algunos autores. Las mujeres representan tan sólo el 11% de los asesinos en serie y secuestros. el aniversario de algo que se tiene que reivindicar o vengar.

por lo general viuda y dominante. Difícilmente el delincuente serial presa la imagen del perverso. traumatismos. . b) Predeterminados Las lesiones producidas. éste la arremete en el lugar que encuentra más apropiado a sus propósitos. b) Motivacionales del acto violento para satisfacer las necesidades agresivas (golpes. estrangulamiento. La vestimenta. etc. o como forma omnipotente de vanidad y delincuencia. suelen ser puntillosos y cumplidores. Ocupación En las mayorías de los casos los delincuentes seriales y secuestradores tienen trabajos efectivos y se comportan en ellos en forma responsable.Los escenarios de los sucesos delictivos pueden ser variados y concordantes con la psicodinamia delictiva del delincuente. de personalidad inmadura e inestable. por lo contrario. también leyendas que son como la firma identificatoria del autor. confusiones. 30 a 40 años. mordeduras. La vestimenta forma parte del ritual que tiene un simbolismo particular para el agresor. Características habituales. siempre utiliza el mismo atuendo. hasta homicidios etc. razón por la cual. Estado civil Predominan los solteros. es. jefes o autoridades reconocimiento u buenas referencias. violaciones. descuartizamiento. C) Ensañamiento como lesiones punzo cortantes múltiples. golpes de cráneo.) a través de heridas. a) Ocasionales Son aquellos lugares en que la víctima aparece en un momento no buscado pero que dadas las circunstancias y el hecho de cumplir con las necesidades del victimario. La vestimenta que luce el delincuente suele ser siempre la misma cuando realiza el acto agresivo. como si fuera un “uniforme de combate”. obteniendo de los dueños. se muestra saludable seductor y educado. un individuo que en el ámbito social se comporta en forma cordial. dependientes emocionalmente y habitualmente hijos únicos que conviven simbióticamente con su madre. Aspecto psicofísico.

se frustran y hasta pueden llegar a descontrolarse. Utilizan el medio de movilidad que mejor se ajusta a sus necesidades delictivas. Premeditan cuidadosamente los hechos y se toman todo el tiempo que sea necesario para cumplir con el ritual que satisface necesidades. y mucho más sofisticadamente en su automóvil. Lo usual es el empleo de un arma blanca. etc. No es habitual encontrar que la reiteración de actos delictivos sean el producto de conductas irrefrenables o compulsivas en estos delincuentes. Medios de movilización. pero es habitual que controlen sus impulsos para lograr sus objetivos y no se exponen desaprensivamente a ser atrapados (como ocurre con los impulsivos) salvo que en la lucha u obstinación por cumplir con el ritual del plan elaborado egocéntricamente o por presentar un franco desafío con la autoridad. . o eventualmente. El asesino serial y el secuestrador actúan casi siempre siguiendo un ritual. moto. ya sea para amenazar. confiterías. Pueden ir a pie. Sólo si fracasan en su plan por algún imponderable. se expongan a ser atrapados en un juego peligroso de vanidad y omnipotencia. la calle.Entre los mecanismos utilizados con más frecuencias por los delincuentes seriales y secuestradores se encuentran: Armas utilizadas. dar muerte a su víctima. vehículos públicos (sobre todo si allí viaja la víctima y desciende con ella). dentro de una misma zona a la que estudia puntillosamente y que tiene una significación especial dentro de todo el contexto delictivo. lugares de recreación como bailes. Planificación y lugar de acecho. Lugar de elección del ataque. En este último caso es frecuente la utilización de la asfixia mecánica o los golpes en el cráneo. intimidar. las circunstancias de encuentros ocasionales con la futura víctima. de allí lo infrecuente de la utilización de armas de fuego. El sujeto secuestrador o delincuente serial suele actuar en silencio. Modus operandi. Los lugares de acecho suelen ser los vehículos públicos. en bicicleta. donde reúne y tiene preparados los elementos que requiere su plan.

se han observado también formas más sutiles. Psiquiatría general y especial. Jaspers. Gredos. Madrid. 1969. Gredos. J. Bibliografía H. 1958. Reichardt. Labor. págs.. Binder. Madrid. siendo una conducta premeditada. .C. 1959. Madrid. M. Beta. anterior a la ejecución del acto delictivo propiamente dicho. la coacción etc. Psicopatología general. Constitución y carácter. 234283. K. Madrid. Weitbrecht. el engaño. Psiquiatría general y especial. 1963.En general se realiza a través del ataque sorpresivo o el traslado de la víctima bajo amenaza de arma al lugar que tiene establecido para consumar el hecho.J. Kretschmer. "Reacciones y desarrollos psíquicos anormales". en: M. E. Buenos Aires. como la seducción. Reichardt. Gredos. 234-283. 1958. Manual de psiquiatría. págs. No obstante.