Organización Social en el Tahuantinsuyo Existieron clases sociales con intereses económicos, políticos e ideológicos diferentes y contradictorios.

La clase dominante y la clase dominada. 1.      2.      Clase explotadora: Incas Orejones Militares Sacerdotes Funcionarios Clase explotada: Hatunrunas Purej Yanacunas Acllas Hipijcunas

La Realeza Inca: Máxima autoridad a la cual se le veneraba como a un dios y a la cual nadie podía mirar a los ojos La Coya: La esposa del Inca El Auqui: Era el príncipe heredero, era elegido entre todos los hijos del Inca, que eran numerosos por cierto. Además también por sus dotes: valentía, coraje, astucia. Las dotes guerreras fueron muy importantes y de igual manera los religiosos .El auqui desde el momento de su designación era preparado para gobernar ejerciendo el correinado con su padre el inca .El auqui designado usaba una masca pacha de color amarillo y era educado para las labores de gobierno con los Amautas (profesores) más destacados en los Yachayhuasis. Panacas Reales: Primeras generaciones de cada Panacas (parientes) La Nobleza Nobleza de Sangre: Conformado por un cerrado de familiares y parientes del inca, que se hallaba en la cumbre de la organización social a este grupo se le encomendaba todas las altas funciones de gobierno en el ámbito religioso y militar. Poseían muchos privilegios, las personas pertenecientes a esta estrato social tenían que estar preparados en el ámbito físico, moral e intelectual pues debían demostrar sus capacidades y virtudes para el ejercicio del gobierno .Debido a

estas condiciones y a la preparación que reciban, llegaron a constituir una verdadera aristocrática. Nobleza de Privilegio: Estaba conformada por los personajes más sobresalientes del pueblo que habían destacado en el desempeño de sus funciones y que a criterio del inca y de su representantes en el imperio, eran ascendidos a nobles. Fueron muchos los que ascendieron a esta nobleza como por ejemplo los amitas mas destacados en sus labores educativas, los administradores ilustres que eran llamados Quipucamayoc, guerreros que demostraron su valentía y arrojo en el campo de batalla y ganaron territorios para el imperio incaico. Nobleza advenediza o nobleza de provincia: Los curacas eran los nobles que gobernaban a los campesinos organizados en comunidades (ayllus). Su instrucción se realizaba en el Cuzco. Eran los responsables de recibir los tributos de los ayllus, que luego entregaban al Estado incaico. La nobleza advenediza estaba conformada por aquellos curacas sometidos al poder incaico que juraron fidelidad y sometimiento al Sapa inca. El Pueblo Incaico Era la clase inferior en esta jerarquía ,pero no por eso la más deprimida y la mas explotada .Los hatunrunas que eran pertenecientes a esta clase conformaban los ayllus ,vivían cómodamente por el fruto de sus trabajo y los principio de reciprocidad y redistribución implantados en el imperio. El ayllu era la comunidad de campesinos unidos por vínculos familiares, que tenían antepasados en común y habitaban un mismo territorio, conformado por 200 a 300 personas. El Estado entregaba tierras a cada comunidad para su subsistencia. Anualmente, un funcionario local asignaba parcelas a cada familia según el número de sus componentes. Pero los campesinos no eran propietarios de las tierras y estas parcelas eran trabajadas colectivamente por todos los miembros de la comunidad. El ayllu debía entregar fuertes tributos en productos y en trabajo al Estado y a los curacas. Trabajaban de forma colectiva. Esta clase social estaba conformada de los hatunrunas, los mitimaes, los yanaconas y los piñas. Los Hatunrunas: Hatunruna era el hombre común del imperio incaico perteneciente a un ayllu con derechos y obligaciones que se dedicaban a las labores de agricultura. Los hatun eran la base del imperio incaico de ellos dependía los principios incaicos de reciprocidad y redistribución se sabe que los incas exportaban

productos de un ayllu para llevarlos a otros ayllus necesitados por desastres naturales, en el imperio existían un sin número de ayllus distribuidos proporcionalmente. Los hatun runas pertenecientes a un ayllu tenían vínculos de sangre, económico, religioso, lingüístico. Los ayllus siguen existiendo hoy en día, son las denominadas comunidades campesinas. Los Mitimaes o Mitmacuna: Significa "el que se va". Fueron grupos de familias separadas de sus comunidades por el Imperio Inca y trasladadas de pueblos leales a conquistados o viceversa para cumplir funciones económicas, sociales, culturales, políticas y militares. Ninguna otra política afecto tanto la demografía y conjuntos étnicos andinos como ésta de los mitimaes. Se llega a afirmar que hasta una cuarta parte de la población del imperio fue reasentada (trasladada para colonizar regiones deshabitadas o enseñar a los naturales la cultura Inca) La función política y estratégica más común de estos desplazamientos fue la necesidad del imperio incaico de dividir a las poblaciones que suponían una amenaza a las elites incaicas, de esa manera estos reasentamientos servían para debilitar el peso de una población para la resistencia. Yanaconas: Eran grupos de servidores domésticos que desempeñaban labores en la casa del inca y de la nobleza por extensión en el Imperio Inca se refería a los pueblos que efectuaban compromisos de servidumbre, era el nombre que recibían los sirvientes del Incas. Tenían a su cargo el cuidado del ganado de los nobles, la pesca, y estaban dedicados a otros trabajos, como la alfarería y la construcción, además del servicio doméstico de la clase alta. Hubo yanaconas recompensados por sus servicios al imperio, algunos llegaron a ser generales incas por sus habilidades militares y muy apreciados por el Inca. Estaban integrados por todos aquellos individuos pertenecientes a tribus vencidas a quienes se les perdono la vida con la finalidad de convertirlos en elementos útiles al imperio, la condición de yanacona se transmitía de padre a hijo por eso el termino de sirvientes perpetuos . Los Piñas: Bueno el nombre lo dice todo, eran prisioneros de guerra peligrosos enviados a trabajar en los cocales de la Ceja de Selva, en condiciones muy duras, ya que eran castigados por haberse revelado al poder Inca.

Índice