You are on page 1of 31

INTRODUCCION Desde los inicios de la historia de!

cimbrado, lo que ahora se conoce como métodos "tradicionales" de construcción de cimbras demostró ser un procedimiento que implicaba un enorme desperdicio, especial- mente en los casos en que no se lograba un considerable uso repetido de los materiales. En Gran Bretaña y Estados Unidos pronto se crearon compañías que vendían equipo patentado para cimbras. Se diseñaron algunos arreglos para cumplir con ciertos requerimientos de la cons- trucción, arreglos que se anunciaban con el nombre de "sistemas de cimbra" (sistems of formwork). En la actualidad, los diseños han mejorado y las compañías proveedoras del equipo se han multiplicado a tal grado que tan sólo en Gran Bretaña existen más de cien, cada una con sus propios elementos o arreglo del "sistema". Gracias a los productos europeos que han creado complejos y muy sofisticados arreglos de cimbras, se ha dado un gran impulso a este movimiento hacia la sistematización, ya que muchos de estos sistemas han incorporado alguna forma de operación mecánica para montar y retirar el equipo. Algunos arreglos del sistema de cimbras pretenden ser totalmente universales, ya que sus elementos se han diseñado para ser sujetados y ensamblados, formando moldes de columna o cimbras para muros o losas. Los sistemas no mecánicos están construidos de tal manera que puedan usarse amplias áreas de cimbra para muros, tableros o túneles para ambraT íosas o combinaciones de muros y losas. Los sistemas más sofisticados incorporan equipo manual, gatos, equipos de colado y de transporte que permiten que las unidades modulares sean manejadas con grúa de una a otra construcción, utilizando una cantidad mínima de mano de obra en los procesos de desmantelamiento y recolocación. Muchas compañías que ofrecen sistemas de cimbra también proporcionan un servicio de diseño, independientemente de la venta o alquiler del equipo a los contratistas. Se ha vuelto tan especializada la industria de los sistemas de cimbra patentados, que algunas compañías se mdedican exclusivamente a vender arreglos de tensores o elementos especiales para cimbra. Con objeto de que puedan operar eficientemente y de que sean capaces de hacer una selección inteligente entre la variedad de sistemas y elementos disponibles, los diseñadores de cimbras y los ingenieros de planeación deberán estudiar con todo cuidado los problemas del cimbrado y las ventajas que podrían obtenerse con el uso de un sistema en particular. QUE ES UNA CIMBRA? ES UN CONJUNTO DE OBRA FALSA Y MOLDES TEMPORALES QUE SIRVEN PARA SOPORTAR Y MOLDEAR LA CONSTRUCCIONB DE ELEMENTOS DE CONCRETO. EL MOLDE ES LA PARTE DE LA CIMBRA QUE SIRVE PARA CONFINAR Y A MOLDAR EL CONCRETO FRESCO DE ACUERDO A LAS LINEAS Y NIVELES ESPECIFICANDOEN EL PROYACTO DURANTE EL TIEMPO QUE ALCANCE SU RESISTENCIA PREFIJADA EN LA OBRA FALSA LO CUAL ES LA PARTE DE LA CIMBRA QUE SOSTIENE ESTABLEMENTEA LOS MOLDES EN SU LUGA EJEMPLO: CUÑAS, MADRINAS, PIES DERECHOS, ARRATRES, POLINES, BARROTES, CONTRAVIENTOS. ETC

MATERIAES PARA CIMBRA Todos los materiales que se discuten en este capítulo se han usado para moldear concreto. Algunos tienen amplia aplicación y son bien conocidos, y constituyen la base de distintas profesiones y oficios. Ocasionalmente se usan otros materiales donde las diversas exigencias de cimbrado o de moldeo garantizan su uso. Cuando un diseñador utilice algún material recientemente descubierto, o cuando use por primera vez un material ya existente, debe asegurarse de la conveniencia de usarlo. Debe efectuar pruebas, incluso hasta el límite de ruptura de los materiales, bajo condiciones similares a aquellas en las que intenta usarlos en la práctica. Al hacer esto, se pueden establecer y publicar lineamientos para informar a todos los interesados. Madera La madera, que es el material tradicionalmente usado para la construcción de cimbras y moldes, puede trabajarse y comprenderse fácilmente. Debido al rápido incremento en los costos de materiales básicos y a los efectos de la inflación, la madera ya no es un material barato. El diseñador se enfrenta ahora a problemas económicos para usar madera. Los materiales derivados de la madera y el triplay como materiales de recubrimiento, han proporcionado los mejores usos y han tenido gran impacto en los sistemas patentados de cimbra; éstos se analizan en otra parte de este libro. Actualmente aún se puede crear cimbra económica; además, _sLse maneja con cuidado, la madera puede usarse cientos de veces en marcos, estructuras y elementos similares. Aunque a primera vista puedan parecer relativamente poco durables, sería interesante observar las correderas y los apoyos a través de sus aplicaciones en distintas obras. La madera deberá comprarse en los tamaños comunes que pueden obtenerse aserrando a mano o a máquina. Muchos usos dependen de la uniformidad del espesor que tenga el material del armazón para generar una superficie plana de cimbra. En algunos casos se ha empleado mucho tiempo y esfuerzo para acomodar y acuñar los elementos, con objeto de solucionar diferencias de grosor. Idealmente, el material utilizado en cimbras debería estar graduado según su resistencia; con el advenimiento de las técnicas de graduación de resistencias mecánicas, esto se ha vuelto práctica usual en la realidad. Las propiedades mecánicas de la madera varían considerablemente con la temperatura y la humedad, y a pesar de que los cálculos puedan validar secciones muy delgadas para una aplicación específica, se recomienda que el diseñador "sobrediseñe" para situaciones en las que, por ejemplo, se emplean técnicas de vapor o de curado acelerado. Aunque puede suponerse, para propósitos de diseño, que la aplicación de carga sobre la cimbra será de corta duración, el diseñador debe tener en cuenta que la madera es a menudo sometida a esfuerzos considera-bles durante periodos largos cuando se usa como obra falsa. Cuando se manejan

fuerzas muy grandes, las características de apoyo pueden complementarse con la inclusión de grandes y gruesas arandelas de placa o madera dura, ya que son capaces de distribuir las fuerzas sobre un área mayor. Las perforaciones y las marcas desgastan pronto la madera. El diseñador inteligente dispondrá sus miembros estructurales de tal manera que se eviten perforaciones innecesarias. Los miembros gemelos evitan la necesidad de perforar y permiten mayor variación en las posiciones de sujeción. En obra, la madera puede fácilmente trabajarse a máquina utilizando herramientas de mano o sierras, aunque por el aumento del costo de la madera es necesario controlar estrictamente los cortes para evitar desperdicios. La madera puede habilitarse fácilmente en tableros para cimbra, y es ideal cuando se requiere para pocos usos en el cimbrado de columnas y vigas no estándar. Los ajustes en los paneles y en la estructura de la cimbra requieren de grandes cantidades de madera. También la madera puede utilizarse como base para paneles de triplay y aglomerados, y también como material de recubrimiento. Cuando los paneles se emplean como base para el aplanado y el acabado, rara vez entran en contacto con el concreto, por lo que se conservan fácilmente y pueden utilizarse varias veces. Si la madera se utiliza para tablero, ya sea que se leuden pocos usos o cuando se requieren acabados especiales, deben aplicarse aceites o aditivos desmoldantes para asegurar un desprendimiento perfecto de la superficie del concreto. Como la madera es muy absorbente, se recomienda aplicar un sellador a la superficie, con objeto de reducir la absorción. Esto es particularmente importante cuando se utilizan piezas de madera cortadas para obtener elementos de concreto con las huellas de la cimbra. Las diferencias de absorción producirán variaciones permanentes en el tono o en el color del concreto. El principal problema con la madera es la variabilidad inherente del material; por ejemplo, las variaciones en su sección y en sus dimensiones, ocasionadas por el contenido de humedad y por los esfuerzos a que están sometidos los tableros rígidamente fijados por medio de una humectación o un secado diferencial. Para colar superficies especiales utilizando tableros, es necesario sellar previamen-te las juntas para evitar manchas de hidratacion, marcas oscuras y decoloración a lo largo de las juntas. Podría pensarse que el machihembrado resuelve estos defectos, pero probablemente es más económico el uso de un empaque de hule espuma para retener la humedad y los finos. Como las piezas de madera, especialmente las de secciones grandes, se reducen en longitud al descabezar y ajustar los sobrantes, pueden utilizarse para hacer soportes y calzas. Los desechos de tableros pueden volverse a cortar para producir cuñas, teniendo en cuenta que se debe evitar el desperdicio. Aunque estas técnicas pueden hacer perder tiempo de supervisión, los ahorros que con ellas se obtienen pueden proporcionar rápidamente márgenes mayores que los costos principales. Debe recordarse, sin embargo, que cualquier reducción en la sección de la madera puede afectar seriamente sus características estructurales. Los yugos pueden clavarse, atornillarse o asegurarse con pernos, o utilizando tornillos y arandelas normales. El diseñador de cimbras y el analista de costos deben procurar incluir el

costo de estos aditamentos. Si se omite cualquier análisis o comparación de costo de determinada cimbra, todo carecerá de sentido. Es necesario mencionar un aspecto importante de seguridad: todo el personal de obra deberá asegurarse de que los clavos y las astillas que permanezcan en la maderad esprendida sean eliminados o aplastados una vez terminadas las operaciones de descimbrado. Se deberá controlar el consumo de madera e inspeccionar constantemente para impedir cualquier uso excesivo. Su uso se puede equilibrar con las ganancias cuando, por ejemplo, se consiguen fácilmente bonos para trabajadores a expensas del material. A menudo es más sencillo y rápido cortar nuevo material que volver a usar tableros ya existentes manchados de concreto. Laminas o películas de polietileno Como resultado de la fabricación de las laminas de polietileno, han evolucionado diversas tecnicas de construccion. El poilietileno se esta usando cada vez mas como un abarrera de vapor, e incluso como membrana impermeable. Puede usarse en lugar de cubrir el concreto, pues impide que penetren la arcilla y el polvo, los cuales de otra manera contamina- rían el acero de refuerzo, y puede utilizarse como forro alrededor de una sección de cimbra. A veces se ocasionan desperfectos cuando la lámina se arruga y queda atrapada debido al movimiento del concreto durante la compactación, pero pueden lograrse efectos interesantes en el concreto precolado cuando la lámina de polietileno se coloca sobre arena mojada o sobre algún mortero, ya que es posible moldear y obtener relieves. La superficie de concreto que así resulta tiene una textura lisa como de vidrio y su apariencia general es de alguna manera semejante a la textura acolchonada de los muebles tapizados. Las láminas de polietileno reducen la succión entre la superficie decontacto de la cimbra y el concreto fresco, y pueden usarse para lograr buenos efectos y acabados especiales cuando la cimbra se desprende tempranamente. Hule El hule especialmente preparado para vaciados se derrite dos veces y en su estado líquido se vacía en patrones o matrices hechos de distintos materiales. Los moldes de hule se emplean normalmente cuando se han de colar formas complicadas y cuando se tienen que reproducir esculturas o detalles clásicos. Debido al alto costo inicial del material, se suele usarlo en combinación con algún mortero u otro material secundario de moldeo en forma de recipiente, que resulte apropiado. En las técnicas que emplean morteros como materiales secundarios de moldeo, se cubre el modelo con una capa de arcilla y luego se envuelve con el mortero o el material secundario que se usa para formar un recipiente. El espesor de la capa de arcilla depende de la profundidad del detalle y de las cualidades del hule que se usará para vaciar el molde. De esta manera, el recipiente de mortero forma solamente un tosco envoltorio alrededor del modelo, dejando lugar para el vaciado del hule. El compuesto de hule

llena completamente el espacio entre el molde secundario y el modelo; debido al apoyo que ofrece el molde secundario, el hule es capaz de soportar la presión del concreto durante el proceso de colado efectivo. Cuando haya necesidad de vaciar varias veces, y en donde incluso el molde de hule muy flexible se tense demasiado por el estiramiento ocasionado durante el proceso de desprendimiento, puede vaciarse el molde en varias partes. Removiendo cuidadosamente las partes de la capa de arcilla en una secuencia predeterminada, y dividiendo así el molde en una serie de piezas independientes pue sigan siendo capaces de reinsertarse en el recipiente secundario, es psble peparar un molde compuesto cuyas partes se puedad desprender fácilmente del vaciado. Existe un sistema comercial que consiste en el uso de una película de hule muy delgada que se estira al vacio sobre un molde o sobre la superficie de una cimbra; después del colado, el molde o la cimbra pueden desprenderse inyectando aire a presión. Con esta técnica, la textura que resulta es elegante y se eliminan muchos de los defectos que aparecen cuando se cuelan formas complicadas aplicando técnicas más convencionales. Las películas de hule delgadas se usan también al vacío o con aire a presión para lograr texturas o incrustaciones de azulejos. Es posible conseguir láminas de hule pesado ya texturizadas para dar acabados decorativos a superficies de concreto. Las texturas incluyen diseños y motivos decorativos que, debido a sus características de tensión y contracción, pueden desprenderse fácilmente del concreto. El hule nervurado facilita la aplicación tanto de morteros para recibir azulejo o mosaico como de acabados de yeso Yeso El yeso, como el concreto, puede prepararse de manera sencilla utilizando el equipo y la experiencia que están al alcance del contratista o del fabricante de precolados. Se pueden construir moldes grandes sobre una armadura de lámina o de malla, a la vez que se puede obtener alta calidad en el acabado si el trabajo se ejecuta hábilmente. Para ciertas peculiaridades y detalles arquitectónicos, como nichos, pequeños domos, etc., el yeso puede sobreponerse al perfil usando plantillas de zinc reforzadas con marcos de acero o de madera. La superficie de un molde de yeso puede endurecerse cubriéndola con laca; el uso de un aditivo desmoldante asegura un desprendimiento impecable. Como en el caso de los moldes de concreto, se debe tener cuidado con las cimbras que se utilizan repetidamente, y los moldes deben separarse o unirse adecuadamente para facilitar el descimbrado. Plásticos expandidos Las espumas plásticas, como el poliestireno expandido o la espuma.de polietileno, constituyen materiales útiles para el cimbrado. No son ba ratos, especialmente si se usan únicamente para cimbrar vanos en muros o losas. En tales casos los bloques de espuma están cortados irregularmente y son introducidos a presión y precipitadamente a su lugar, y se encuentran colocados de tal forma en el emparillado que la única manera de desprenderlos es

rompiéndolos o disolviéndolos en el mismo lugar. Existen algunos materiales que pueden usarse para cubrir las espumas plasticas y formar asi un memebrana externa densa y lisa que permita el desprendimiento de la cimbra. Los moldes comerciales de espuma plasticas contiene un membran de plastico que hae a la superficie apropiada para la producción de un buen concreto aparaente y permite el uso repetido del molde Los plasticos expandidos viene listos para usarse con anclas para ortalamparas en prepaaciones para cajas de conexiones electricas y aditamentos de iluminación. La industria del concreto precolado emplea moldes desechables de espumas plásticas en la fabricación tanto de productos ornamentales para jardín como de mobiliario urbano. El abastecimiento de las espumas plásticas en grandes cantidades a menudo resulta ser un desperdicio; los patrones de corte o de figuras moldeadas son más económicos. Se usan grandes secciones de plásticos expandidos para moldear casetones y vanos en elementos de concreto estructural, como las vigas para puentes, pues resultan muy satisfactorias y se instalan rápidamente. Sin embargo, cuando se usan grandes secciones es necesario prevenir los desplazamientos laterales y los levantamientos. Cuando se aseguran los casetones, debe emplearse material laminado o residuos de madera para distribuir las fuerzas (que de otra manera se concentrarían en el lugar del tensor), ya que con ello se evita el corte de los tensores a través del casetón y se permite el desplazamiento del molde. Varias de las innovaciones más recientes en la producción de con.creto precolado se han desarrollado como resultado del uso de espumas plásticas. Existe un sistema de producción de casetones, cuando se producen losas precoladas aligeradas, que depende de la acción espumosa inducida por medio de una mezcla de resinas para llenar un recipiente plástico dentro de un molde. El molde formado puede ser producido continuamente en longitudes apropiadas para su inserción en las unidades del entarimado sobre una cama larga. Otro sistema de entarimado incluye piezas de espumas plásticas que están ligadas a planchas presforzadas para proporcionar un molde preparado para producir una cavidad en el concreto colado en obra como capa final. Debido a que algunos tipos de resinas pueden hacer espuma y pro- porcionar así una estructura de celdas cerradas, que es muchas veces el volumen de los componentes que no están mezclados y que endurece rápidamente y se fija, se pueden usar ventajosamente en la producción de "moldes instantáneos". Se coloca un patrón dentro de un recipiente adecuado, se mezclan las resinas y se vacían alrededor del patrón: en el transcurso de unos cuantos minutos se puede disponer de un molde rígido para llenarlo de concreto. De momento, el costo del material limita el uso de esta técnica para todos los productos que no sean los más pequeños y urgentes, aunque el creciente costo de otras alternativas está volviendo económicamente viable esta técnica. Madera contrachapada La madera contrachapada, una de sus formas conocida-comúnmente como triplay,

proporciona muchas ventajas al diseñador de cimbras. Los tamaños estándar de las hojas reducen las juntas en las superficies de recubrimiento, a la vez que las juntas a prueba del intemperismo y de altas temperaturas proporcionan suficiente resistencia al calor y ala humedad, lo cual hace del triplay un material adecuado para todas las aplicaciones de cimbra, incluso las más delicadas. A condición de que se observen las normas BS (British Standards and Codes of Practico) pertinentes, el triplay es un material que posee mejores propiedades mecánicas que la madera a partir de la cual se ha fabricado. Mediante el diseño experto, y teniendo en mente las propiedades mecánicas, el uso de cajas y tarimas en la construcción puede proporcionar soluciones económicas para la mayoría de los problemas relacionados con cimbras. Las ventajas de usar triplay se pueden aumentar con la adopción de técnicas de construcción a base de adhesivos o uniones roscadas que ameritan el uso de una construcción compuesta. Esto se vuelve evidente cuando, por ejemplo, se usa un recubrimiento de triplay en unión con elementos que tienen rebajes y molduras hechas a máquina. Cuando se pega o se enrosca, la resistencia alcanzada iguala a la de una sección de canal, y así se logra un rendimiento mecánico considerable. El uso del triplay proporciona superficies libres de juntas y combaduras, y cuando se recubre o se trata adecuadamente deja huellas de grano fino en la superficie final del concreto. Se pueden obtener numerosos usos, especialmente en los paneles con bastidor, a la vez que un solo hombre puede manejar convenientemente una hoja de triplay sin marco. Puede usarse más veces si el tratamiento incluye el sellado de los cantos, ya que éstos, por su textura, absorben más fácilmente la humedad. En lo posible se deberá minimizar el daño a los bordes, aunque las láminas de triplay pueden recortarse en obra. Todos los orificios y defectos pueden corregirse rápidamente utilizando selladores epóxicos; sin embargo, para la mayoría de las aplicaciones comerciales simplemente basta con introducir un tapón en el orificio para proporcionar un sello satisfactorio. Cuando se utilizan hojas de triplay es conveniente planear el cimbrado, aunque sea con simples diagramas que indiquen la ubicación de las hojas, con objeto de impedir el corte indiscriminado y el consecuente desperdicio. Después de que se haya utilizado varias veces el triplay para cimbrar concreto aparente, puede usarse para cimbra de acabado común, y como tercera etapa, las hojas pueden usarse para trabajo en el piso y finalmente para hacer tarimas y cimbras perdidas. Cuando sea posible deberán restringirse todos los ajustes que se hagan sobre hojas de triplay o contrachapados, y las superficies cortadas o taladradas deberán recubrirse antes de usarse, a fin de prevenir la absorción de humedad, la penetración de finos y la degradación local de las superficies. Una ventaja de] triplay consiste en que es posible doblarlo y asegurarlo a una cercha para el colado de superficies curvas onduladas. Es necesario cerchar fuertemente las láminas pesadas para mantener la curvatura, y deberá tenerse en cuenta la posibilidad de usar dos capas de triplay más delgado o una capa sobre un bastidor abierto de madera.

Recientemente algunos fabricantes han introducido enchapados con superficies texturizadas, cuyas caras dejan huellas y estrías en la superficie de! concreto. Puesto que estos tipos de enchapados proporcionan excelentes superficies, el diseñador debe estipular que se tenga cuidado con el proceso de limpieza y durante la aplicación de aceites o aditivos desmoldantes, pues de lo contrario se pueden acumular pequeñas partículas de concreto en las estrías y estropear así la apariencia del acabado final de la superficie. Deberán tenerse muchas precauciones con los detalles constructivos y asegurarse de que los cantos del triplay se emboquillen, o bien, diseñar juntas que dejen relieves en el concreto. Esto prevendrá la penetración y adhesión de la lechada a la superficie del concreto. Como el triplay es un material laminado, puede usarse como rigidizante de bastidores de acero o de madera. La lámina debe colocarse de manera que se obtenga la máxima ventaja de sus propiedades me- cánicas, y también se deben analizar las deflexiones potenciales. Es probable que se presenten situaciones en las que, debido al diseño y a la trabajabilidad de la mezcla, la flexibilidad del material sea tal que ocasione sacudimientos o vibraciones locales, estropeando así la superficie del concreto a pesar de que el triplay haya cumplido con las especificaciones concernientes a las deflexiones. Quizá resulten efectos similares, normalmente denotados por una alta incidencia de finos o incluso entradas de agua, a causa de juntas deficientemente rigidizadas que provocan vibración diferencial. Durante el diseño siempre deberá procurarse que haya una correcta fijación de los tableros de triplay a los bastidores y armazones, teniendo especial cuidado en las juntas, con objeto de que las deflexiones locales eviten el escape de finos o de humedad o la entrada de cuerpos extraños a las caras de contacto. En Europa, el triplay se usa comúnmente en la construcción de mol- des cuando se requiere una vibración masiva. Los moldes se fabrican usando las técnicas del laminado, considerando las características de la madera estructural; los moldes multilaminados de diez o más capas, que permiten fabricar hojas de 18 a 20 mm de espesor total, se laminan mediante presión y posteriormente se troquelan, a fin de darles las formas más exóticas que actualmente son populares en la construcción a base de elementos de concreto precolados. Amarres y sujeciones Hace muy pocos años se consideraba comúnmente a los clavos como formas baratas de sujeción en los trabajos de cimbra, pero actualmente es considerable el precio de un simple clavo de alambre, por lo cual es necesario un cuidadoso control de materiales para mantener los costos a un nivel económico. A menudo los amarres que se usan son demasiado pesados y técnicamente deficientes. Debido a que los clavos se han usado tradicionalmente para fijar materiales, en algunas ocasiones no se ha considerado ningún otro tipo de sujeciones, y a pesar de que los clavos pueden muy bien ser la solución correcta de sujeción, quizá se necesite que sean de diferente tipo o calibre. Los clavos de calibre pequeño, estriados o cubiertos de cemento, confieren gran resistencia a las

fuerzas de separación, mientras que los clavos más delgados y con cabezas más chicas proporcionan sujeciones más limpias y con desperfectos menos notorios en la superficie del concreto. Las máquinas engrapadoras o las engrapadoras neumáticas, con sus tasas de sujeción extremadamente altas en láminas y madera, son de utilidad cuando se necesita fijar un recubrimiento. El equipo moderno de engrapado es capaz de insertar clavos de 75 mm de diversos tipos, los cuales se usan en la fabricación de tableros y en la cimbra en general. Con un equipo portátil pequeño se pueden insertar, a gran velocidad, grapas hasta de 60 mm de longitud y proporcionar excelentes amarres para materiales laminados, con menor probabilidad de que haya separaciones. La pequeña indentación que queda en la superficie puede llenarse con resina La configuración de ciertas grapas es tal que puede obtenerse una sujeción del tipo "cola de milano", que presenta una alta resistencia al desprendimiento directo. Cuando se va a formar con materiales laminados, es indiscutible el uso de grapas para la fijación de éstos; las grapas se convierten en una elección automática puesto que hay menos desfiguración de la sección básica, en comparación con otras técnicas de sujeción. Los tornillos autorroscantes resultan útiles, ya que proporcionan sujeciones instantáneas de la madera o de los laminados con elementos de acero. Es necesario taladrar perforaciones guía para facilitar el atornillado, que puede ser manual o mecánico. Cuando la vibración constituye un factor clave en el diseño, un tornillo conocido como taptite produce un enroscado sumamente firme. Las anclas de balazo pueden usarse en las operaciones de cimbra, pero no para uniones primarias. Sin embargo, se usan para colocar bloques que sostiene puntales y contravientos, y pueden tambien emplearse para colocar tableros y estacas. Con respecto a los tornillos que se habrán de remover para reutilizarse, es aconsejable usarlos con arandelas planas y aplicar algún lubricante a la cuerda para facilitar el destornillado. En aplicaciones especiales es ideal hacer perforaciones-guía en las piezas que se han de asegurar. Los pernos son costosos y se necesita tener mucho cuidado al catalogar los amarres, con objeto de que se utilicen las longitudes y los diámetros más económicos. Cada detalle de las secciones debe complementarse con una lista de materiales de fijación y tornillería y sus cantidades exactas. [pic] Aglomerados Los aglomerados, que a menudo son despreciados como materiales de cimbra, han tenido durante mucho tiempo la imagen de ser materiales desechables de corta vida; sin embargo, el aglomerado templado con aceite de buena calidad puede proporcionar considerable número de usos (10 o 12 es un número de usos común). El detalle de los paneles de cimbras se debe efectuar cuidadosamente, prestando especial atención a los grosores del material de

recubrimiento y del armazón, donde cualquier diferencia se reflejaría en las superficies extremadamente lisas que resultan del recubrimiento con aglomerados. Si no se humedece adecuadamente antes de sujetarlo, el aglomerado tiende a moverse al entrar en contacto con el concreto, por lo que las sujeciones pueden causar problemas. La sujeción ideal es una estaquilla o grapa que se inserta ligeramente por debajo de la cara del aglomerado. El aglomerado resulta especialmente útil para cimbrar superficies moldeadas o circulares, puesto que cerchado y con sujeción múltiple, puede torcerse hasta formar curvas bastante cerradas. Mediante el uso del aglomerado en forma de tiras puede obtenerse una superficie que se aproxime a una doble curvatura. Para la fabricación de tapas simplemente se hacen registros para el paso del acero de refuerzo, pero esto requiere de un cerchado reforzado para evitar deflexiones locales y rupturas en los registros. El uso de cuñas para nivelar la cimbra constituye una práctica común en la construcción, y en determinadas ocasiones pueden utilizarse tiras del aglomerado si se necesita un material virtualmente no compresible. El reverso de los tableros aglomerados posee una superficie texturizada que puede aprovecharse ampliamente en ciertas aplicaciones de cimbras y moldes. La textura proporciona una buena solución para los retardantes que se usan en superficies verticales, y también es una excelente base para recibir la mezcla de arena y adhesivo cuando se preparan tableros de agregado expuesto, en donde el método empleado es el de transferencia; existen en el mercado diversos tipos de aglomerados que son también adecuados para esta aplicación. La naturaleza cohesiva del aglomerado y la ausencia de grano son útiles para proporcionar acabados estriados. Para formar estrías, el aglomerado puede cortarse y rebajarse en tiras con herramienta común. Es posible dejar las tiras ahogadas en el concreto o retirarlas con la cimbra, dependiendo esto de la separación entre los clavos con que se fijaron las tiras. Cuando existen amplias especificaciones para los acabados de super- ficie y cuando, por ejemplo, la cimbra ya tiene muchos usos, se pueden emplear tableros aglomerados para forrar las cimbras y mejorar así la superficie final. Los tableros aglomerados con acabado acanalado o texturizado proporcionan superficies decorativas al concreto, puesto que el bajo costo del tablero asegura que cuando ocurra algún desgaste sea posible reemplazarlo sin que ello represente un gasto excesivo. Acero El uso del acero en la fabricación de cimbras se debe_a alguna especificación o particularidad de la estructura de concreto. Además de los sistemas de cimbras de acero patentados, se escoge el acero, porque: 1. Se puede obtener de la cimbra una gran cantidad de usos.

2. Se pueden especificar tolerancias especialmente restringidas para el acabado del concreto. 3. Intervienen esfuerzos muy grandes. 4. Hay requerimientos especiales referentes a las condiciones de uso, zonas de marcas, etc. 5. Puede mecanizarse hasta cierto punto el sistema de cimbras. Cada uno de estos factores puede determinar algún aspecto de la construcción, por lo que es necesario que el diseñador de cimbras los tenga en cuenta. El acero se usa generalmente en secciones y placas estándar, según se compren, y es esencial especificar cuidadosamente el material laminado que se va a usar en recubrimientos. La fabricación de elementos de acero concierne al ingeniero o al soldador, especialmente cuando se usa una gran cantidad de soldadura. La habilidad para mantener la rectitud y para corregir las distorsiones que se producen con la soldadura, es específica en ciertas áreas de la industria de la construcción. El diseñador considerará antieconómico diseñar moldes de acero que no sean los más simples, sin consultar antes a un fabricante comercial. El diseño de una cimbra debe llevarse a cabo utilizando el equipo disponible para fabricarla y las técnicas propias del mismo. Inicialmente la compra de material es asunto de especialistas, y mientras la lámina comercial hasta de 6.3 mm de espesor generalmente produce superficies de concreto de buena calidad, las placas de mayor espesor pueden presentar defectos locales o problemas de corrosión o de escala. Las placas (conocidas como laminadas en frío y decapadas), a pesar de que aumentan el costo general, aseguran una mejor calidad de superficie; el fabricante especializado a menudo considera necesario inspeccionar las placas en el almacén con objeto de seleccionar las adecuadas. Dicha selección continúa cuando se cortan las láminas y las placas, y cuando el material que tenga desperfectos que puedan afectar las superficies del concreto se usa, por ejemplo, en la subestructura y en los refuerzos. Cuando las cimbras han de usarse esporádicamente, quizá debido a las etapas de un contrato, tal vez convenga galvanizarlas para evitar la oxidación que ocurre después de cada uso. Aunque el costo del galvanizado no es muy alto, el proceso implica el uso del chorro de arena, por lo cual debe considerarse el costo total, junto con los beneficios que se obtendrán en la obra. Las secciones de acero se usan a menudo como piezas completas, se les transporta de una obra a otra y se almacenan. Una advertencia: no es sorprendente encontrar en los almacenes de los contratistas materiales de segunda mano, y con la gran cantidad de piezas que se han fabricado a través de los años es posible que "se entregue una sección por debajo del estándar para un propósito específico. Esto ha causado anteriormente problemas en las obras, por lo cual deberá evitarse. La selección debe efectuarla una persona debidamente calificada antes de aprobar un pedido, verificando y anotando en una requisición los tamaños y las dimensiones de las secciones.

Una ventaja de las cimbras y los moldes de acero es su gran resistencia inherente, sobre todo cuando los miembros están soldados y constituyen parte integral de la cimbra. Otra ventaja es que las cimbras totalmente ensambladas, con sus refuerzos de acero ya colocados, pueden instalarse en su lugar, como, por ejemplo, en la construcción de vigas pesadas y de puentes. En las construcciones marinas los juegos completos de cimbras, ensamblados de manera similar, pueden instalarse en su posición adecuada. Con frecuencia las cimbras especiales de acero son pesadas, pero esto no representa u gran problema si se usan malacates o una grua viajera. El uso del acero generalmente reduce el numero de puntuales necesarios para retener una determinad masa de concreto; esto puede incluso convertirse en un factor a considerar en la selección de materiales. Aluminio Cuando se aumenta el equipo de carga y el peso de los componentes se convierte en factor importante, el aluminio tiene mucho que ofrecer al diseñador de cimbras. Su formula estructural lo hace poseedor de muchos de los atributos del acero dulce, y se usa ampliamente en los Estados Ubidos para construir cimbras de plataformas. [pic] Si se usa como material de recubrimiento pueden surgir algunos problemas debido a la reaccion con el concreto fresco causada pola presencia de humedad y álcalis. [pic] El aluminio se usa para moldes de tubería, para tarimas de azulejo en los procesos de estrusion y para colados de moldes con relieves complicados en los que el detalle fino impide el uso de madera. Los aditivos quimicos desmoldantes pueden usarse junto con el aluminio, y para mantener la corrosion de este a un minimo aceptable se aconseja remover del molde las pasta de cemento y los finos antes de almacenarlo. Con el uso de tornillos o pernos galvanizados se mejoran las uniones con otros materiales. [pic] Concreto El concreto puede mezclarse en obra o llevarse a ésta ya mezclado. Es relativamente barato y la mano de obra necesaria para manejarlo es fácil de obtener. Es estable, masivo y puede alisarse y colarse para lograr un acabado fino. Es excelente para la fabricación de moldes, lo cual se advierte en cualquier patio de colado o con los fabricantes de segmentos de túneles, y cuando se necesita la fabricación de elementos determinados para grandes obras de ingeniería civil, como las plataformas de perforación de pozos petroleros.

Para producir moldes de concreto se necesita un modelo hecho de madera, yeso, plástico o incluso de concreto, con el objeto de crear el primer molde. Cuando el producto final es una sección continua o de diseño modular, el molde puede ser colado en secciones usando conexiones postensadas para su ensamble ulterior. Pueden usarse moldes de concreto para solucionar problemas de contorno, geometría y textura, y si el concreto es de buena calidad, es posible economizar mucho en términos de los usos, ya que de un solo molde podrían obtenerse cientos de colados. Los moldes deben ser cuidadosamente fabricados en concreto muy compacto y de buena calidad, y las superficies de colado deben revestirse para enrasar cualquier imperfección; finalmente, toda la unidad debe curarse cuidadosamente. Aunque el concreto de alta resistencia no es esencia!, una pequeña inversión extra en la calidad dará sin duda un molde más durable. El peso del concreto puede facilitar el proceso de desmoldeo, a la vez que su masa realmente ayuda a mantener inalterables el contorno y la precisión. En algunas obras, el concreto mismo se ha utilizado como cimbra: si se dispone de grúas con suficiente capacidad de carga, se fabrican vigas de concreto precolado que después se transportan a la obra para utilizarlas en el cimbrado de vigas de concreto armado coladas en obra. En todos los casos, los aditivos desmoldantes son excelentes para desprender de los moldes de concreto, el concreto recientemente colado. Cada día es más competitiva la cimbra permanente de concreto hecha a base de losas o planchas precoladas, conservándose en su lugar como apoyo estructural o recubrimiento decorativo. La obra falsa es necesaria para asegurar la obtención de niveles satisfactorios y, en la construcción de losas, para soportar la carga de la capa superior de concreto fresco hasta que todo el sistema de la cimbra y la losa, o el relleno, se haga monolítico. Con la introducción reciente de cementos reforzados con vidrio (crv) y concreto reforzado con fibra, es probable que los sistemas de cimbra permanente se vuelvan más populares. Las secciones podrían ser más delgadas, pero se necesitará mayor atención y cudidado en el diseño de los sistemas de soporte. Una gran proporcion de los materiales reforzados con vidrio y fibra se produciran mediante un proceso de plegado húmedo; con estos materiales se fabricarán secciones particularmente esbeltas. Actualmente estos materiales se usan para colar superficies de agregado expuesto y para ello requieren de soporte adecuado. Plásticos Existen pocos materiales cuya tecnología tenga más que ofrecer al diseñador de cimbras que la de los plásticos. Ya su tecnología y producción han tenido gran impacto en los métodos de cimbrado y moldeado de concreto, Los laminados de vidrio y las hojas termoplásticos son materiales constantemente usados para producir superficies moldeadas complejas. Los contratistas y fabricantes de precolados usan resinas para colado y diversas fórmulas de materiales plásticos en la producción de moldes para formas de concreto complejas. Generalmente, los plásticos para, la fabricación de moldes pueden ser mezclados y modelados

por un experimentado comerciante del ramo, ya condición de que se sigan fielmente las instrucciones del fabricante deberán obtenerse buenos recubrimientos o moldes durables de plásticos Los recubrimientos prefabricados también se pueden obtener en diversas fórmulas, que varían desde materiales muy elásticos hasta materiales laminados rígidos. Deben seguirse cuidadosamente las instrucciones del fabricante referentes a los lubricantes, modo de empleo y espesores del material a utilizar. Los recubrimientos plásticos pueden usarse para producir superficies texturizadas o como un medio para transferir, sobre e! elemento de concreto, azulejos o materiales similares. En su forma simple los recubrimientos para colados se sujetan con cintas, ya sea sobre la cimbra o contra ella. Cuando han de colarse superficies exóticas empleando moldes con relieves profundos, o cuando las matrices para la transferencia de azulejos van a sujetarse a la cimbra, el colado debe hacerse hasta el acero de refuerzo, a! cual se enganchan las caras de contacto. Un útil procedimiento constructivo es el colado del recubrimiento en un material base postensado y lo suficientemente rígido para poder remacharse o atronillarse con la cimbra. Pueden usarse resinas en el molde completo o sólo en las partes del molde que, al removerlo, pudieran resultar dañadas. Las piezas de ensamble y los elementos pequeños que sean particularmente vulnerables, ya sea durante el proceso de colado o al efectuar el manejo o anclaje, pueden producirse fácilmente en obra, utilizando madera. Las matrices simples son suficientes para la producción de moldes de plástico que pueden usarse rápidamente para colados en serie. Las láminas termoplásticas pueden producir texturas y diseños en el concreto. Las láminas están generalmente disponibles sólo en tamaños restringidos, pero pueden soldarse o unirse las piezas individuales para formar tableros de tamaños adecuados. Las láminas termoplásticas dan una superficie vidriada al concreto, lo cual puede provocar fisuras; la superficie lisa e impermeable tiende a oscurecer parcialmente al concreto y, dependiendo del anclaje que se use, la flexibilidad de la lámina puede ocasionar problemas en el concreto. La limpieza con chorro de arena o el baño con ácido suave mejorarán la apariencia de las superficies moldeadas con láminas termoplásticas. Las láminas termoplásticas, como las de vinil, pueden moldearse por medio del calentamiento y el formado al vacío sobre un modelo adecuado, el cual puede estar hecho de yeso, resinas, madera o acero. Las láminas son bastante quebradizas, pero tienen la ventaja de ser baratas y fácilmente reemplazables. Cimbras rodantes. Cuando tiene que efectuarse en una obra el colado de una serie de elementos iguales, tanto como en sección como en longitudinales, se utilizan comúnmente las cimbras de tipo rodante.

La cimbra rodante es muy útil en la ejecución de una serie de trabajo durante la construcción de obras de entre ejes iguales y a otro caso especial amerite el estudio, proyecto y ejecución de este tipo de cimbras. En todos ellos en lugares de cimbras toda la superficies de cubrir se construye el modo de una sección solamente, la cual es montada sobre camiones, carros o estructuras horizontales, formadas generalmente por vigas y polines que quedan apoyadas en tubos o ruedas, permitiendo así deslizarse y colocarla en el claro siguiente y siguiendo este sistema de juegos de cuñas o cualquier otro dispositivo similar de colocar el molde en su posición definitiva antes de efectuar el colado una vez hecho el cual se retira, permitiendo de la superficie interior es pasada al claro siguiente para proseguir en esta forma al colado de la superficie. Cimbras deslizantes. Las cimbras tienen su mejor exponente en la cimbra utilizada para la construcción de chimeneas para lo cual se habilita un juego completo de cimbras de aproximadamente 1.5m de altura para todo el perímetro se efectúa el colado continuo sostenido y elevando la cimbra por medios gatos de tornillos ya sea manulares o eléctricos los cuales se apoyan barras de acero duro empotrados en la cimentación y queda unidos en la cimbra por medio de puentes convenientemente colados. Esta cimbra adapta una sección triangular truncadas, siendo mas ancha en su parte inferior con objeto de evitar que se pague al colado. Cimbras especiales. Pueden quedar comprendidas dentro este grupo aquellas cimbras que se ejecutan para colar formas que se aportan por completo de las anteriores descritas, tales como arcos, bóvedas y superficies cuyas diversas características. Para muchas de ellas el trabajo de moldeado es probablemente mas importante que el trabajo de colocado y el proyecto de las mismas debe hacerse estudiando perfectamente todos los detalles. En general tiene un costo sumamente elevado, dado que se necesita usar verdaderos carpinteros especializados en este tipo de trabajo. Cimbras de ladrillo Cuando trata de arcos de ladrillo para la formación de puertas, ventanas, etc. las cimbras se pueden hacer de ladrillo. A tal fin se utiliza una tabla de la misma longitud que la luz del arco. Dicha tabla se introduce entre las paredes o pilares que sirven de estribo y se apuntala con un virotillo.} Materiales complementarios

Existe en la actualidad una amplia gama de materiales auxiliares que, cuando se usan con materiales primarios de cimbra, pueden producir diversos acabados y formas. Estos incluyen: papeles impregnados, revestimientos y aceites. Quizá el material más ampliamente usado, y sin embargo el menos comprendido, sea el aceite para moldes o cimbras. La Cement and Concrete Association ha llevado a cabo amplias investigaciones sobre las formas de lograr acabados de superficie de alta calidad, y no hay duda de que la selección del aceite apropiado o del tratamiento correcto es de suma importancia. El tratamiento debe ser compatible con el material de que está hecha la cimbra y debe incluir un aditivo nivelador o humectante que sea capaz de lograr un revestimiento uniforme sobre la cimbra. Preferentemente, el aceite deberá estar en una emulsión que pueda extenderse en forma adecuada sobre la cimbra por medio de rodillo, cepillo o rociador. Las emulsiones a base de aceite que han de aplicarse en varias etapas son especialmente convenientes, ya que aseguran una película uniforme en toda la cimbra. Los aditivos químicos desmoldantes son útiles en la ejecución de acabados de alta calidad, ya que reaccionan con una película microscópicamente fina de! concreto para permitir el fácil desprendimiento de la cimbra. En la selección del aditivo químico debe considerarse su costo, aunque si se aplica con un rociador fino se puede recoger totalmente con una esponja (excepto una delgadísima película) y el tratamiento resulta económico. Además de mejorar la apariencia del concreto, esta técnica reduce cualquier tendencia a la retardación. Los tratamientos de superficies pueden efectuarse usando pinturas a base de hule plasticos y sustancias a base de poliuretano, así como una variedad de compuestos quimicos. Cada uno de estos materiales tendra alguna caracteristica que recomiende su adopción para un caso especifico, y obviamente el diseñador debera ser el juez que decida cual es el mejor. El material, cualquiera que se use, debera ser capaz de sellar la superficie de la cimbra y adherirse a ella, proporcionando una superficie sobre la cual se esparcirá el aceite o el aditivo desmoldante. El propósito del recubrimiento es mejorar o endurecer la superficiede la cimbra y reducir la absorción diferencia!, que de lo contrario afectaría grandemente la apariencia de la superficie de concreto. Debe seleccionarse cuidadosamente el lugar en donde se aplicará el recubrimiento del aceite y de los aditivos desmoldantes para evitar la transferencia de polvo al concreto, o cualquier deformación de éste. Los recubrimientos se usan a menudo para proporcionar una membrana o capa de desgaste sobre la superficie de plásticos expandidos. Anteriormente los plásticos expandidos tenían que considerarse para un solo uso o como material para un limitado número de usos. Sin embargo, y a condición de que el molde de poliestireno esté colocado a plomo y nivel, un recubrimiento pintado permite usarlo quizá cinco o seis veces como elemento aligerante o para registros simples. Las cintas que se adhieren a la mayoría de las superficies, como el acero, triplay, plásticos

reforzados con vidrio, etc., se usan para sellar las juntas en la superficie de contacto de moldes y cimbras, y sólo dejan una ligerísima huella sobre la superficie del concreto, siempre que las juntas no estén empapadas con aceite o aditivos desmoldantes. Los empaques de espuma de plástico, similares a los aislantes domésticos de corrientes de aire, pueden sellar las juntas de las secciones de la cimbra y tienen la ventaja de no dejar huellas en el concreto. Estos empaques evitan el goteo y previenen las manchas oscuras que a menudo aparecen en las juntas de la cimbra. Los sellos, a condición de que estén hechos a tope, pueden usarse muchas veces sin necesidad de reemplazarlos. El hule espuma y las secciones de plástico, los empaques de neopreno y los materiales semejantes en formas premoldeadas pueden utilizarse en nichos, surcos y rebajos, de tal manera que mediante una ligera compresión —debida al atornillamiento de la cimbra— aseguran la impermeabilidad para evitar el escurrimiento de lechada. Las extrusiones de plástico rígido y semirrígido se usan para tormar peculiaridades, ensambles y aristas en la superficie de contacto de la cimbra, y las extrusiones a gran escala pueden formar cuñas, espigas y juntas. Debido a la naturaleza del material plástico, estas extrusiones necesitan un mínimo de limpieza y lubricación; son también sumamente fuertes y resistentes a impactos. Las placas de plástico y acero y los remaches de distintas configuraciones pueden emplearse para tapar las perforaciones de tensores o anclajes en la superficie de la cimbra. Se fijan simplemente con martillo cuando los dientes del remache encajan en la cimbra y tapan permanentemente el orificio. Es evidente que la huella del tapón resultará visible en la superficie de concreto final, pero este defecto es común en el concreto comercial, el cual habrá de cubrirse o decorarse posteriormente. Los tapones ayudan a prevenir el goteo y a combatir la formación de agujeros y la pérdida de durabilidad. Otros materiales usados incluyen remaches y pernos de plástico y clavocotes diseñados para que se rompan al desprenderse la cimbra. El mastique se usa para adherir los clavocotes a la cimbra de tal manera que se desprendan en el momento de remover ésta. Cemento vitrorreforzado La introducción del cemento vitrorreforzado es un reciente desarrollo en la tecnología del concreto. Este material, que está hecho de mortero de cemento y fibra de vidrio, se produce en forma muy parecida a los plásticos vitrorreforzados. La inclusión de fibra de vidrio produce un material que puede modelarse en láminas delgadas, de perfil plano o moldeado, y que tiene bastante resistencia a los impactos. El espesor de las láminas puede ser regulado según lo requieran las diversas aplicaciones de ingeniería; en general, para las cimbras se usan de un espesor de 12 a 15 mm. El proceso exige la fabricación de un molde o recipiente adecuado, como para los plásticos vitrorreforzados; estos recipientes se producen generalmente con las mismas normas de exactitud y construcción que los moldes de concreto precolado, esto es, sin necesidad de

producir moldes de muy alta calidad, que sí son esenciales para el producto plástico. El concreto vitrorreforzado se ha usado principalmente para el recubrimiento de plafones entre las trabes de puentes; pero como los diseñadores han empezado a darse cuenta de su potencial, se está universalizando su uso en recubrimientos de columnas y trabes, y en sitios dondes se requiere de un contorno exacto, o de alta calidad en el acabado de la superficie. Un problema que han experimentado los fabricantes es la desconfianza, pues muchos usuarios posibles piensan que el material es semejante al asbestocemento, el cual a veces es quebradizo y se daña fácilmente. La lámina de concreto vitrorreforzado es normalmente más densa y su resistencia al impacto es mayor. Cuando tiene soporte adecuado es capaz de contener presiones del concreto, al mismo tiempo que le da el acabado de superficie apropiado. Como está compuesto de una rica mezcla de cemento, hay pruebas de agrietamientos en la capa de concreto vitrorreforzado, y se han presentado problemas de durabilidad al usarlo como material estructural. Sin embargo, cuando se utiliza como cimbra permanente se puede suponer que el concreto vitrorreforzado contribuye al "recubrimiento" del concreto que se requiere para la durabilidad y resistencia al fuego de una estructura. En condiciones normales (por ejemplo, en plafones de puentes) no debe haber gran dificultad con las diferencias que presenta el concreto vitrorreforzado y el concreto aue constituye el elemento estructural, Muchos fabricantes producen ahora el concreto vitrorreforzado únicamente como elemento de cimbra, por lo cual el material está ganando rápidamente aceptación general. Las ventajas del material para cimbra permanente pueden resumirse asi: • Produce acabados de superficie garantizados. • Los problemas de geometría pueden resolverse lejos de la obra. • Elimina la necesidad del andamiaje de acceso entre las trabes de puentes. • Los elementos pueden precubrirse con acabados como las resinas epóxicas y los poliuretanos. • Se pueden hacer arreglos seguros para la ubicación del refuerzo. • Los motivos modulares pueden repetirse de manera sencilla y barata. EQUIPO PARA LA CIMBRA Paneles para cimbra

Por lo general, los paneles utilizados para revestimiento son modulares y pueden estar forrados con acero o con triplay: las hojas de triplay a veces estan recubiertas con alinado plasticos que proporcionan una superficie impermeable y uniforme al concreto; estan diseñadas para que se manejen manualmente entre diferentes aplicaciones, mientras que la union con otros paneles adyacentes y con los largueros y madrinas que sean necesarios se realizan mediante diveroso tipos de sujetadores.Algunos fabricantes denominan "universales" a sus paneles, ya que son adecuados para el recubrimiento de columnas, muros o iosas. En algunos sistemas la colocación de losas exige la incorporación de elementos adicionales de vigas para usarlos en el plano del revestimiento. Los paneles patentados son un medio excelente para el cimbrado de superficies planas, mientras que algunos sistemas también sirven para muros curvos. Una de las ventajas de los paneles patentados es que pueden usarse individualmente como elementos de manejo manual, o combinados con largueros o madrinas para obtener grandes áreas para revestimiento que pueden ser manejadas con grúa entre uno y otro uso. Los paneles pueden emplearse con una gran variedad de arreglos de sujeción. A pesar de que los paneles de acero exigen que los tirantes se inserten en las juntas, en caso necesario pueden pasarse a través del revestimiento de los paneles recubiertos con triplay en la posición determinada por la configuración del concreto que se está colando. Conviene a los intereses del contratista minimizar la cantidad de perforaciones y arreglos que se lieven a cabo sobre la superficie del panel. A pesar de que pueden usarse largueros y bloques de relleno para tapar huecos, quedará sobre la superficie una pequeña huella. Cuando se alquilan los paneles, los costos se calculan según el tamaño de las perforaciones o de las aberturas practicadas sobre la superficie del panel durante el tiempo del alquiler. Para obtener e! mayor número de usos de los paneles para cimbra, se debe tener cuidado de limpiar las superficies y de aplicar el agente desmoldante adecuado antes de volver a usarlos. Es esencial, además, impedir que las esquinas de las secciones rayen la superficie de recubrimiento de otros paneles. Un manejo descuidado y un mal apilamiento pueden causar serios daños a las superficies, a tal grado que podrían ,impedir que se usaran nuevamente. Cuando se ensamblan grandes cuadros de paneles para ser manejados con grúa, se deben almacenar horizontalmente en enrejados para evitar tanto la destrucción de las juntas como la deformación de los paneles. Al armar esos paneles, enormal que las madrinas se apliquen a la parte superior del panel para darle rigidez y mantener la línea, dejando el borde inferior lo suficientemente flexible para que se conforme a la línea de la capa o del apoyo anterior. Así, el panel fabricado deberá almacenarse de manera que su borde interior no reciba una presión indebida. Los paneles de cimbra individuales ensamblados a largueros patentados ofrecen un soporte tal que pueden permanecer sobre una superficie plana antes de volver a ser usados, aunque deberá tenerse cuidado de asegurar que los paneles no salgan volando, especialmente desde los pisos superiores o desde una estructura de múltiples niveles.

Existen en el mercado paneles flexibles consistentes en láminas simples de acero que se ensamblan a costillas verticales, perforadas para permitir que se inserten las grapas de conexión. Estos paneles se usan junto con tubos de andamio moldeados, lo cual hace posible la formación de perfiles especiales. Las madrinas tubulares se usan para colar muros que sean circulares o geométricos en el plano; el uso de tales cimbras flexibles ofrece lo que es quizá el método más económico para el colado de muros circulares. También pueden usarse en los casos en que existe variación del radio o cuando hay cambios en la línea de un muro dentro de su longitud. Los resultados que pueden obtenerse de los paneles para revestimiento dependen en gran medida de las condiciones de éstos y para asegurar que se mantengan los estándares, deberán inspeccionarse los materiales en el momento de ser entregados. Las superficies dañadas los bordes deformes o el armazón de los ángulos pueden causar discordancias, por lo que deberán notificarse al proveedor los requisitos especiales referentes al acabado de la superficie desde el momento de ordenar el equipo. Abrazaderas para columnas Las abrazaderas (o yugos) para columnas son útiles para sujetar las cimbras de las columnas. La configuración normal es la de un conjunto de barras individuales de acero o en forma de T, perforadas y enganchadas de manera que se ajusten a diversas medidas de columnas. Pueden obtenerse en juegos que permitan su utilización en columnas cuadradas hasta de 1.2 m de lado; su sencillez las convierte en elementos de incalculable valor en toda construcción pequeña a base de marcos, y su funcionamiento es fácilmente comprendido por todo el personal. Ocasionalmente, las abrazaderas para columnas se usan para soportar los costados de las vigas, pero esto no es recomendable sino en los casos en que intervienen vigas más pequeñas o recubrimientos para juguetes laminados de acero, ya que localmente esto crea esfuerzos de flexión excesivos que pueden dañar al conjunto Elementos auxiliares Existen algunos pequeños alementos auxiliares de herraje que pueden ayudar al comerciante de cimbras a enfrentarse a los problemas que surgen de la construccion y del uso repetido de la cimbra. Se pueden cclavar pequeñas placas sobre las cars de las cimbras de triplay para cubrir lo orificios de los tirantes, pero tambien pueden usurase remaches simples de plasticos parecidos a los botones de graduado con el mismo proposito La cinta selladora que se adhiere a las caras de la cimbra aun cuando existan residuos de aceite o desmoldante de usos anteriores, puede ayudar a controlar los defectos de la superficie. Para el selldo de las juntas entre paneles tambien puede usrse una cinta similar que lleva una capa de espuma de celdas cerradas; incluso se usa para tablones de construccion de alta calidad.

[pic] Ciertos articulos de herraje, que a primera vista pareceria que habran de satisfacer una necesidad imaginaria, pueden resultar valioso para resolver lo que son problemas reales en la obra. Por ejemplo la mensula pequeña o la varilla roscada de manivela permite que las madrinas de acero o de madera se fijen a los largueros de un panel de cimbra, lo cual constituye normalmente un areglo burdo, pero la mensula o la varila ahorran el manejo excesivo de miembros de la cimbra muy importantes. El accesorio proporciona una conexión barata, rpida y segura que puede ahorrar horas de manejo en la obra. [pic] Largueros y sujetadores Estos elemntos pertenecen a dos categorías principales 1. La canal o miembro fabricado, utilizado normalmnet como componente dentro del sistema de revestimiento. 2. Un larguero o sujetador fabricado, de gran importancia, utilizado para proporcionar soporte externo para los arreglos de revestimiento. Por lo general, la canal siempre está ranurada para corresponder a, los arreglos de sujeción del sistema con el que habrá de usarse, y forma parte de la cubierta del revestimiento a la que se fija o se acopla en el mismo plano que los paneles modulares estándar de revestimiento. La canal sirve para tres propósitos. Primero, permite el ajuste de la longitud general de la cimbra; existen canales con diversos rangos de ancho, y esto es útil cuando el diseñador adapta el revestimientoal perfil del concreto. Los miembros para las esquinas, al igual que los ángulos internos y externos, facilitan la construcción de cimbras completas, incluyendo retornos y en algunos casos esquinas obtusas. Segundo, la canal puede usarse para. dar continuidad a la: línea de la cara vertical, y se obtiene en longitudes hasta de 3 m; es continua y rigidiza la trama de los paneles de cimbra ensamblados en su totalidad. Y tercero, cumple una función adicional al facilitar el uso de paneles estándar en cimbras ascendentes. En este caso, las canales se extienden por encima de un solo colado y los paneles intermedios se elevan de uno a otro colado entre los canales conductores largos que permanecen atornillados al concreto. Para mantener una línea vertical, las juntas en los miembros de canal a cada lado del muro se escalonan verticalmente, evitando así cambios de línea que podrían resultar de juntas coincidentes en la cana! o en las superficies contrapuestas. Los miembros de canal pertenecen al mismo plano que el arreglo de revestimiento estándar; de esta manera puede usarse una madrina horizontal para conectar paneles y mantener la línea de la cimbra.

Los largueros y sujetadores, que a menudo forman parte del revestimiento que está en contacto con el concreto, son bastante peraltados, proporcionando así un efecto rigidizante que se prolonga más allá de un solo colado o de una serie de colados. Por lo general, los largueros de trabajo pesado tienen suficiente longitud para permitir el colado de un piso de altura, utilizando el mínimo de tirantes que lo atraviesen. La configuración de un miembro variará según el proveedor; por ejemplo, algunos reproducen ia forma de la viga de arco y cuerda, mientras que otros son vigas simples de alma abierta; Pero todos son de acero, y muchos de ellos utilizan secciones angulares o de canal combinadas con barras y placas de acero dulce. Algunos sistemas utilizan la superficie de los largueros de trabajo pesado como revestimiento del concreto y para proporcionar orificios transversales para los tirantes. Los sujetadores pueden usarse con tubo de andamio, secciones laminadas de acero o algunas veces con madrina de madera; el uso más es cuando se fabrican las vigas, madrinas y paneles de revestimiento que se incorporan dentro de las cimbras grandes para ser manejadas por medio de una grua entre uno y otro uso. Cimbras de tableros El término "tablero" surgió como consecuencia de arreglos de cimbra enmarcados que se usaban para cimbrar los lechos inferiores de pisos y losas en declive. Las primeras versiones estaban ensambladas con tubos de andamio y accesorios utilizados junto con "castores" y dispositivos de nivelación. Los tamaños de los tableros estaban relacionados con el tamaño de los claros en la construcción de muros de carga para losas perimetrales, con losas de techo para tanques de agua y con otros casos en los que se podía obtener un considerable uso repetido de los arreglos modulares. Básicamente, los tableros eran cimbras para losas combinadas con grúas viajeras. En obras de ingeniería civil han surgido casos en los que áreas completas de cimbra para techos con tanques de agua se han colocado sobre el chasis de un camión para ser transportadas antes de volver a usarse, aunque fue necesario usar unos gatos especiales para inmovilizar las cimbras mientras se llevaban a cabo las operaciones de fijar el acero y colar el concreto. Los sistemas de cimbras de tableros recibieron gran impulso por el uso cada vez mayor de torres grúas para construcciones de muchos pisos y de células múltiples, a pesar de que durante algunos años solamente se usaron los tableros para la construcción de losas planas, en cuyo caso podían extraerse simplemente en el perímetro de la losa cimbrada. Sin embargo, los proveedores comerciales han introducido otras opciones y en la actualidad es posible extraer una cimbra de tablero de abajo de una losa que posea vigas y un muro de fachada sobre el piso inferior con un equipo estándar, lo que puede limitar la abertura a cerca de 1 m. Los tableros pueden elevarse y bajarse manualmente, aunque para grandes áreas de piso —y como un medio para reducir la mano de obra necesaria para llevar a cabo la extracción del tablero— se utilizan arietes hidráulicos. Los arietes son móviles y pueden

acoplarse a puntos especiales para los gatos en el sistema de soporte. El manejo de las cimbras de tableros se ha convertido en algo muy sencillo. El arreglo más simple es el del gancho "c", colocado de manera que pueda sostener al tablero desde un marco colgante en el claro bajo una losa recién colada, mientras se conectan la abrazadera y el gancho de la grúa en línea con el centro de gravedad del tablero. Este arreglo permite que la cimbra del tablero pueda retirarse fácilmente sin necesidad de ninguna operación intermedia de reizamiento. El sistema de reizamiento utilizado comúnmente para tableros muy grandes requiere de un control cuidadoso, especialmente respecto a la seguridad. Implica el movimiento del tablero fuera de una estructura, el descanso o apoyo temporal mientras es sostenido por la grúa, y el ajuste o traslado de cadenas o cuerdas hermanas para permitir la extracción continua de abajo de una losa de concreto recién colada. Durante el estado de "aterrizaje" temporal se requiere de especial cuidado para asegurar que no se impongan fuerzas hacia arriba debajo del concreto recién colado, de modo que los operarios no se desplacen sobre una superficie de tablero inclinada para mover las cuerdas. En ambos casos el diseñador tiene que considerar la resistencia de los puntos de ajuste para los ganchos o cuerdas, y debe proporcionar los accesorios y placas de apoyo necesarios. Deberán estar claramente marcados en el plano y sobre el equipo mismo de los tableros, ya que éstos pueden estropearse seriamente por malos arreglos de izamiento, dentro de los cuales se incluye el ajuste de los ganchos izadores. Durante los últimos años ha sido posible conseguir equipo importado que comprende desde componentes individuales para cimbra hasta tableros especializados y partes de sistemas de cimbra. Los sistemas más sencillos son los de cimbras para muros que se usan en el colado de muros de carga para losas perimetrales, los cuales poseen un sistema de puntos de soporte ahogados en el concreto, de manera que se pueden instalar directamente tableros suspendidos con rodillos, alcanzando los niveles mediante ¡a colocación exacta de la cimbra para el muro. Los tableros pueden bajarse y deslizarse sobre ruedas por medio de una grúa, debajo del claro de concreto recién colado, lo cual constituye una ventaja pues el piso que está bajo el tablero puede estar totalmente libre de obstáculos. Al colar los muros de carga también se cuelan los bloques de apoyo en la posición correcta; estos bloques sirven para colocar los miembros de acero que forman los apoyos y que controlan la altura del muro y el espesor de la losa del piso. Estos bloques tienen orificios a través de los cuales se pasan vari llas de sujeción para los paneles del muro, permitiendo que se efectúe algún pequeño ajuste en el espacio libre del orificio. Cimbra túnel y en forma de ángulo

A medida que ha aumentado la capacidad de las grúas en obras normales de construcción, se ha desarrollado una tendencia hacia la adopción de grandes paneles para cimbra túnel y en forma de ángulo. Las cargas de las grúas deberán optimizarse de manera que sean consistentes con su manejabilidad. Los grandes paneles que incluyen arreglos de contraventeo y de nivelación, y que son lo suficientemente estables como para sostenerse sobre la losa estructural en el momento de ser depositados por la grúa, proporcionan métodos de construcción muy económicos. Como es natural, se pierde la flexibilidad de los arreglos de cimbra más tradicionales, por lo que la cimbra se convierte en asunto del ingeniero de planeación e incluso del ingeniero de diseño, y quizá hasta sea necesario que el diseñador de estructuras considere aspectos particulares respecto a cómo habrán de transmitirse las cargas de las cimbras al interior de la estructura. Efectivamente, en algunas formas de construcción puede resultar necesario incorporar algún refuerzo adicional para facilitar el rápido desprendimiento de grandes tableros tipo placa, en cuyo caso es difícil asegurar la continuidad de soporte durante el descimbrado. Las cimbras túnel y en forma de ángulo, que se descimbran en forma de "L", pueden incluso aprovecharse para un soporte continuo, o bien, para un reapuntalamiento cuidadosamente controlado. Soportes de caballete pesados Al final de la Segunda Guerra Mundial se pudo disponer de una gran cantidad de equipo de punteo y de numerosos caballetes. Entre el equipo podían encontrarse estructuras de paneles Bailey, dinteles y lo que se Ñamaban caballetes militares. A pesar del alto costo de desarrollo en los años que siguieron, ahora se han modificado y perfeccionado hasta convertirse en lo que quizá constituya la más confiable unidad de soporte pesado para obras de ingeniería civil. Estas unidades fueron concebidas principalmente como partes de sistemas autoerigibles o erigibles manualmente, puesto que aseguran que al usar grúas y equipo normal de construcción puedan obtenerse altos índices de montaje. Debido a que fueron fabricadas con fines militares, las unidades de diseño modular podían usarse en arreglos de conjunto o de grupos, hasta el grado de poder soportar cargas muy pesadas; en donde intervenían grandes estructuras y componentes, las reacciones en las posiciones de apoyo eran muy grandes. Las unidades Bailey pueden usarse como miembros de extensión y para torres de soporte, y los caballetes, que son generalmente adoptados sólo para el propósito original con el que fueron diseñados (como soporte de torres), pueden utilizarse también para apuntalar y contraventear. Los sistemas de caballetes y de tableros se usan principalmente en cimbras, pero en la construcción de edificios pueden surgir aplicaciones en las que se deban soportar cargas pesadas sobre las aberturas de acceso: por ejemplo, en casos en los que el espacio es limitado resulta necesario usar grúas viajeras para dar soporte al equipo. En tales situa ciones se deberá consultar al proveedor respecto a las aplicaciones y al montaje, aunque para esto último las actividades acaban por consistir en el manejo del material y en la inserción de pernos y pasadores simples en las conexiones.

Secciones de acero usadas en la cimbra Las secciones de acero se usan algunas veces en la cabeza de los puntales o de las torres de soporte, a fin de facilitar la distribución de las cargas de construcción y del concreto que se aplican a la cimbra. Frecuentemente los materiales utilizados son de segunda mano, es decir, se han usado en una construcción anterior o provienen de un almacén en donde han estado almacenados durante algún tiempo. Puede ser peligroso usar estos materiales para cubrir zonas de trabajo, caminosde acceso o vías públicas. Es probable que los miembros de acero varíen en espesor o que estén por debajo de lo que exigen las normas. Cuando existan dudas, el diseñador deberá inspeccionar los materiales o, en el caso de trabajos aislados, designar a una persona calificada para que realice una inspección. Tirantes Además de la selección del revestimiento con respecto al acabado de la superficie, al mantenimiento de la línea de superficie y a la exactitud de la cimbra, pocos aspectos pueden, ser más importantes que la selección de los tirantes. Las presiones y las fuerzas que resultan de las operaciones de colado se transmiten a través del revestimiento hacia el esqueleto o subestructura, y después al tirante o al sistema de soporte. Un sistema de tirantes, además de resistir las fuerzas resultantes, puede diseñarse de tal manera que ayude a la colocación de la cimbra y proporcione soporte para el equipo auxiliar que se necesite en operaciones posteriores. Amarres Los arreglos de sujeción más simples incluyen calzas atornilladas que conectan a los largueros encima del concreto; los sistemas de cuñas asi arreglados utilizan apoyos de plafon para sostener las fuerzas y los tirantes de alambre torneados. [pic] Tirantes troncocónicos Las compañías que se especializan en estructuras de contención de agua y algunos sistemas patentados de sujeción, distribuyen un tirante de varilla troncocónico de un extremo al otro. Esto facilita la extracción del tirante de un concreto recientemente colado y elimina la necesidad de cualquier forma de casquillo. El perfil troncocónico del orificio transversal asegurará la obtención de un buen llenado cuando los orificios estén bien hechos y los tapones se trasladen del diámetro mayor al interior del orificio, antes de que se compacte el material sellador, ya sea por medios mecánicos o con vari llas. El afilamiento está orientado en tal forma que la presión del agua sobre el relleno tiende a mover el tapón hacia el interior del orificio. Idealmente los pernos troncocónicos deberán ser de sección sólida, y es indispensable que

sean retirados por medio de un extractor especial o mediante un gato aplicado a la rosca de mayor diámetro. Los intentos para mover el tirante por el extremo con menor diámetro provocarán una falla a causa de la flexión de la barra o del daño a la rosca. Tirantes de barras enroscadas Cuando se utilicen barras enroscadas en forma sencilla, éstas deberán corresponder en tamaño a la labor requerida con objeto de evitar el uso de cantidades excesivas de relleno entre el armazón de la cimbra y la arandela plana. Normalmente, unos 7.5 cm de rosca resultan suficientes en casi todos los casos de necesidad de ajuste. Las barras enroscadas de menos de 12 mm de diámetro pueden doblarse en una construcción normal y causar así dificultades y peligros si se incrustan en el concreto. Deberá tenerse mucho cuidado para asegurar que cualquier tipo de tirante se use de tal manera que no resulte objeto de alguna fuerza de flexión excesiva provocada por algún derrame o por la pasta, o incluso por el alineamiento defectuoso de los miembros estructurales que atraviese. Para evitar tales problemas se pueden utilizar arandelas y placas del tipo de junta de cojinete. El equipo comercial de tirantes transversales que resulta muy útil incluye aquellos que incorporan tuercas burdamente fundidas, las cuales son apropiadas para la configuración de barras indentadas como las que se usan para el presforzado.. Estos sistemas están frecuentemente equipados con tuercas de mariposas, que —debido a que una tuerca es mayor que la otra— evitan cualquier tendencia a desenroscarse a causa de la vibración. En los casos en que se emplean tirantes de varilla simples, la adhesión de un ala a una cara de una rosca cuadrada normal puede solucionar este problema. Cuando un tirante de varilla simple se incrusta debido a un manguito atascado o colapsado, un arreglo simple de extracción como el empleado para extraer clavos del embalaje puede ahorrar mucho tiempo y esfuezo. Tirantes con quiebres Algunos tirantes desechables están fabricados de tal manera que, al enrollarlos o doblarlos, puede romperse la parte del tirante que se proyecta más allá del espesor de la cubierta de acero. Algunos sistemas incorporan un arreglo cónico que forma un descanso perfecto en la superficie del concreto para facilitar el acoplamiento o el relleno en seco. Los tirantes con quiebres pueden usarse con secciones de cimbras individuales patentadas para manejarse manualmente o con ensambles fabricados, como las cimbras para muros transversales, las cuales se manejan con grúa. En este último caso se utiliza un tirante extendido para facilitar que el tirante se cierre antes de retirar la cimbra. Los tirantes con quiebres son desechables y su costo puede calcularse en relación directa con el colado por áreas; su bajo costo los hace especialmente aplicables para el concreto comercial en situaciones en las que las superficies están por debajo de los niveles

más altos de calidad. Los tirantes con quiebres se insertan en centros cercanos y en la cimbra para alturas normales, y necesitan sólo una madrina en la parte superior de la carga para mantener el grado de precisión que se requiere. El borde flotante del fondo puede descansar muy cerca del apoyo preformado y puede ajustarse a cualquier imprecisión local. Posiblemente desde el punto de vista del diseñador la única inconveniencia sea la de que los tirantes con quiebres, después que han cumplido su función de espaciar y sujetar cimbras, no contribuyen posteriormente al soporte de equipos y cimbras siguientes. Tirantes de espiral El tirante de espiral es muy recomendable para sujetar y espaciar, así como para procesos generales de construcción. El tirante de espiral y el ancla, como lo indican sus nombres, comprenden sockets de acero en espiral unidos por tirantes de barra de acero. Pernos de hembra y anclas de cola de cochino El perno hembra se pasa completamente a través del revestimiento y del armazón, y la fuerza del tensor se trasmite entonces a través de una arandela plana correspondiente (a veces es una arandela plana y una tuerca combinadas), de regreso a las madrinas .o a los puntales que forman parte de la estructura de la cimbra. Este hecho de pasar un ensamble completo a través del revestimiento de ambas cimbras resulta valioso en los casos en que de otra manera sería difícil el acceso para insertar y enroscar los componentes, debido a la posición del tirante dentro de la cimbra. El perno hembra puede usarse incluso como tirante y como separador si se utiliza un circlip (combinación especial de tuerca y arandela), la cual proporciona una adecuada conexión con el armazón de la cimbra. El perno hembra ofrece una ventaja en donde actúan cargas de tensión muy grandes, aunque deberá tenerse mucho cuidado de evitar la pérdida de componentes que se pueden usar dos o más veces, y puede usarse también para anclar cimbras de etapas sucesivas de colado o para asegurar equipos auxiliares y soportes temporales para operaciones posteriores. Hay un problema relacionado con el uso de piezas huecas enroscadas por dentro, que consiste en lograr un acoplamiento perfecto de la porción enroscada con la porción hembra. La capacidad de un tirante perno hembra puede fácilmente exceder la carga admisible que puede aplicarse a la madera sometida a compresión debajo de la arandela plana, y en estas condiciones podría ocurrir un aplastamiento. Sin embargo, generalmente esto no ocasiona problema alguno, ya que los tirantes más grandes se usan principalmente en los puntos donde los esfuerzos sobre la cimbra son de tal magnitud que exigen el uso de madrinas de acero o miembros de armadura. Una reciente innovación es un sistema que depende de adaptadores especiales, los cuales

permiten el uso de varillas deformadas para el cuerpo del perno hembra y para la porción que queda ahogada en el concreto. Con este sistema, que parece satisfacer una serie de necesidades del diseño de cimbras, se pretende que la varilla enroscada tipo "Acmé" facilite un enroscado rápido, que tenga alta resistencia y que pueda obtenerse en longitudes hasta de 6 m (estas longitudes resultan ventajosas en algunas aplicaciones de ingeniería civil). El sistema permite el uso de una técnica de casquillos ahogados o un arreglo de tirante completamente recuperable cuando se use un manguito adecuado a través del concreto. Sistemas de tirantes patentados Existe una serie de elementos, grapas, abrazaderas y arreglos que pueden usarse para sujetar el concreto; muchos de ellos dependen del uso de trozos de refuerzo o de varillas de configuración especial que actúan como tirantes transversales. Por limitaciones de espacio no es posible hacer un examen detallado de estos elementos, aunque el diseñador de cimbras deberá observar los siguientes aspectos al seleccionar materiales: • ¿Son los elementos lo suficientemente simples para que operarios no calificados los usen bajo malas condiciones climatológicas? • Si falla un resorte o una parte del mecanismo, ¿sigue bien sujeta la carga? • ¿Hay algunas partes sueltas que puedan desprenderse y perderse? • ¿Depende el mecanismo de un instrumento costoso para sujetarlo o retirarlo? A condición de que el equipo sea conveniente desde estos puntosde vista, puede muy bien resultar adecuado para la práctica de construcción con cimbras. Flejes Los flejes patentados han tenido amplio uso, en particular por parte de los contratistas. Los sistemas de flejes fueron desarrollados'óriginalmente para embalaje, pero ahora se usan también para sujetar cimbras como las utilizadas para el colado de columnas y vigas. Se usan también en la fabricación de moldes para elementos huecos, normalmente en unión con tiras de madera y materiales de plástico expandido o espumas plásticas. Es importante que se utilicen los flejes de manera que se explote su característica alta resistencia a tensión, la cual —junto con el fijado "instantáneo"— puede obtenerse mediante un instrumento para doblar o sujetar. Donde resulte posible, los arreglos de sujeción deberán lograr que la carga en forma de "tensión anular" se aplique axialmente a los flejes, y que los miembros de soporte en la cimbra estén dispuestos y configurados de tal manera que faciliten lo anterior. Para la rápida erección, en obra, de cimbras para columnas pequeñas de tipo comercia!, ios paneles pueden ensamblarse previamente en una caja completa que se deje caer en una sola pieza sobre el refuerzo de la columna. Los separadores de ruedas en los eslabones adyacentes

a la línea principal del refuerzo aseguran que se mantenga la cubierta en posición correcta. Para columnas mayores —por ejemplo, de 60 X 60 cm, o incluso mayores—, o en columnas con altura mayor que 2,4 m, resulta más práctico ensamblar los paneles alrededor de los apoyos, de los iniciadores y de la jaula de acero de refuerzo. Unos cuantos clavos en las esquinas de las cimbras las mantendrán correctamente ubicadas mientras se colocan los primeros flejes. La colocación de los flejes puede efectuarla un obrero, aunque obviamente se ahorra tiempo si los obreros trabajan por parejas. En todos los casos, los miembros de soporte deberán disponerse en forma tal que eviten cambios bruscos en la dirección de los flejes, permitiendo así una distribución uniforme de los esfuerzos. Con el uso de un instrumento apropiado, la acción normal de tensado resulta suficiente para que los soportes de bordes redondeados aseguren esta uniformidad, y permite así que la cinta funcione en forma óptima. Para columnas mayores, en las que se usan calzas horizontales, los miembros de soporte deberán ser diseñados para extenderse entre las esquinas de las columnas, y las calzas deberán tener una forma que proporcione unperfil liso alrededor del cual se colocarán los flejes. Cuando se usan puntales verticales, el tamaño de los miembros debe ser tal que el centro del panel, cuando se haya orientado, se proyecte más allá de la parte posterior del recubrimiento, estableciendo así el perfil redondeado que asegura la fácil colocación de los flejes y el desarrollo de un "sistema de tensión anular". Es poca la utilidad económica que se obtiene con el uso del fleje más pequeño disponible, y de hecho puede ser peligrosa la existencia de más de un tamaño de fleje en obra. La mayor dimensión de fleje que se utiliza en la industria de la construcción parece ser del orden "3/4 de pulgada X grado 031". A pesar de que pueden usarse más de una vez, esto no es deseable sino cuando se hayan empleado bajo supervisión muy estricta. Una deficiencia en la supervisión podría propiciar que un obrero tuviera que decidir si un fleje oxidado o torcido puede usarse de nuevo, con el resultado de que podrían emplearse accidentalmente piezas de baja calidad en posiciones importantes. Es necesario tener en cuenta una serie de factores cuando se compara el costo que implica el uso de un sistema de flejes con e] de otros métodos más tradicionales de sujeción de cimbras. Los flejes eliminan la necesidad de almacenar y dar mantenimiento a elementos como son las abrazaderas para columna, que se deben transportar del almacén a la obra. En caso de que este material sea alquilado, con frecuencia se retiene en, la obra durante más tiempo que el necesario, y en consecuencia se manejan doblemente o se pierden o sufren daños durante el periodo de almacenaje. Las abrazaderas para columna son especialmente difíciles de usar, y con frecuencia sus extremos salientes han causado accidentes de trabajo. Obviamente, las grapas que se usan con los flejes se desperdician; pueden perderse en grandes cantidades, mientras que las bandas o los flejes pueden desperdiciarse simplemente a causa de manejo inadecuado o de deficiencias en el almacenamiento. Sin embargo, generalmente ese equipo es fácil

de manejar entre cada uso, y como los minstrumentos no son voluminosos, pueden utilizarse muchas veces, a condición de que se mantengan limpios. Las compañías especializadas en proveer sistemas de flejes proporcionan este equipo a cambio de un depósito, y dan mantenimiento a los instrumentos según lo requiera el usuario. Deberá instruirse a los obreros que usen flejes acerca de los aspectos normales de seguridad, especialmente respecto de su manejo, con objeto de evitar accidentes. También se deberán tener en cuenta los problemas relacionados con la liberación repentina de fuerza cuando se sostienen las bandas en el momento de retirarlas. Los flejes pueden usarse para sujetar otros tipos de cimbra (tales como miembros de columnas y vigas), especialmente donde se está colando alguna especie de protección contra incendios alrededor de algunas secciones de acero. Cuando se usan bandas para esto, es esencial que se dé soporte a los costados de las vigas y a los fondos de las mismas, ya sea por medio de puntales ajustables o de un sistema de soporte patentado, en lugar de que sean suspendidas mediante flejes desde el miembros estructural. Esto evita el movimiento de las cimbras en caso de que las bandas penetren en la madera durante el colado. Debido a sus proporciones seccionales, las bandas o los flejes pueden pasarse a través de las juntas del revestimiento, lo cual es muy útil con la ubicación de moldes o conductos que de otra manera quedarían flotando. Como esto sólo se aplica a concretos no aparentes, los moldes se separan del refuerzo de acero, y éste a su vez es cuidadosamente soportado desde el costado o desde el fondo de la cimbra. Frecuentemente las cintas se pasan alrededor del molde hueco y a través del revestimiento, así como alrededor de algún miembro sólido del armazón donde se ajusta la grapa o el sello. En esta aplicación, y de hecho en cualquiera otra en la que se construyan o se aseguren moldes semirrígidos, los bordes y las esquinas sobre las que se disponen las cintas deberán reforzarse con tiras o con recortes de triplay o de tablero aglomerado, ya que éstos resisten cualquier tendencia al aplastamiento. Si no se hace esto, resultará alguna abertura deformada o un orificio mal colocado en donde el relajamiento causado por el aplastamiento haya permitido algún movimiento del molde. A la vez que debería notarse que los flejes que pasan a través del revestimiento son útiles cuando el concreto no va a ser aparente o expuesto, no existe razón alguna por la que, siempre que se forme una cavidad adecuada en el punto de salida de la superficie, los flejes no deban cortarse bajo la superficie para acatar las estipulaciones normales referentes a la cubierta. La cavidad deberá llenarse posteriormente, como en el caso de los tirantes de espiral o de los sistemas de sujeción que quedan ahogados en el concreto. Los flejes pueden usarse en unión con listones o tiras para unir piezas sueltas de plástico expandido o de cartón, formando huecos o conductos en el concreto, lo cual parece corresponder más a su papel como embalaje. Al hacer la selección de elementos de cimbras más pequeños, se trata de lograr un equilibrio

económico estable entre los grupos de soportes y su espaciamiento racional. Los sistemas de construcción que tienden a la adopción de sistemas de cimbra incluyen: a) un soporte para cimbras de pisos desde los miembros estructurales de acero, b) un soporte de cimbras para losa desde los muros transversales de concreto o acero, y c) correderas donde, sin obstrucciones de soportes, pueda mantenerse el acceso bajo la cimbra. BILBIOGRAFIA ▪ Cimbras: Materiales, Montajes y Accesorios J.G Richardson Tomo II ▪ Cimbras: Fallas Seguridad de la cimbra y descimbrado J.G Richardson Tomo IV ▪ www.cimbras.com.mx ▪ http://www.definicion.org/ ▪ http://www.arqhys.com/arquitectura/cimbra-tipos.html ▪ http://www.arquitectuba.com.ar/monografias-de-arquitectura/cimbras/