You are on page 1of 4

Necesitamos saber… ¿de verdad!?

Jesús Bezanilla
Valladolid. 19 septiembre 2012. Unas veces parece alcanzarnos un rayo deslumbrante, del tipo satori (ver grafía japonesa en cabecera que he obtenido de Wikipedia, por aportar dinero para sostener este invento ¡al menos 10 euros de nada!). Otras, más de ordinario, parecemos cocer al baño maría, proceso alquímico por cierto. En cualquier caso la previsión nos hace trabajar mentalmente para avanzar el alcance de las situaciones futuras. Y en trabajando de ese modo parece como que nuestra visión se focaliza de algún modo.
No quiero ser dado a prejuzgar, al menos lo intento. Es curioso, porque esto podría decir que dejo las cosas llegar sin más, pero es que tampoco me gustan las sorpresas. Enfrentado a una nueva aventura de cambio personal tan radical uno intenta acomodarse en nuevos procesos mentales sin llegar a definirlos del todo o haciendo limpieza de otros que de ningún modo serán ya útiles. Hay algo que yo no hago: no busco información expresa, pues eso seria como prejuzgar la situación en la que me encontraré, y en estos cambios tan radicales prefiero ir con mente despejada y alerta. estoicos con su ataraxia… quizás… quizás sea un camino. Tendría que refrescar mis lecturas de juventud de los “Diálogos” de Lucio Anneo Séneca (magníficos por cierto, yo tengo una edición de editorial Tecnos del año 1986 con gran traducción de Carmen Codoñer) Pero será mejor tirar de internet. Encuentro esta cita en www.editorial-na.com . Revista Esfinge. Estoicismo para la vida. Filosofía.Esfinge núm 37 Julio-Agosto 2003. Rafael Carbó.

“LA FELICIDAD: TRANQUILIDAD DEL ALMA. Para el estoico, el bien supremo en la vida es la felicidad, y ésta consiste en la tranquilidad del alma: la "ataraxia". Pero esta tranquilidad no es una actitud de pasividad estéril e insensible, sino, más bien, es un estado en el que el sabio estoico ha superado las circunstancias que vienen del mundo exterior, y controlado las excitaciones provocadas por los sentidos en su relación con ese mundo exterior. El sabio es dueño de sí, imperturbable; no se deja arrebatar por nada. Para ello sólo hay un camino: el poder de la razón, y así coAsí, van sucediendo cosas que alertan tu modo mo el Universo tiene una inteligencia que pode percibir. Una de ellas ha sido ver con el inicio de ne orden en la naturaleza, también el hombre curso los nuevos libros de texto de mis hijos. Otra ha que quiere alcanzar la sabiduría tiene que consido la lectura de un libro de Popper. Otra ha sido el seguir el orden en su vida por medio de su retraso en el inicio del nuevo proyecto razón, pues ésta es una parte de la Razón vital. Esto ultimo te va sumiendo en un Universal. Así se comprende mejor la estado de tristeza permanente debido en El sabio estoico ha insistencia de estos filósofos cuando recoparte al desgaste mental que se ha ido superado las circuns- mendaban vivir de acuerdo con la Naturarealizando en la preparación frente al tancias que vienen leza: "vivere secundum naturam". cambio. Y compruebo que algo de todo del mundo exterior La tristeza... ¿Por qué no somos esto hay. Yo me he movido últimamente felices? Cada uno debe andar ese camien un parámetro personal que no es el no tan personal y voluble. No se si como decía Johnansia de conocimiento. Intento moverme más en el son en su cuento “El príncipe de Abisinia” es impoámbito etéreo de la sabiduría, pero es muy difícil. sible ser feliz, no me atrevo a tanto. Puede que los Tengo otros parámetros personales acerca de mi im-

posibilidad de alcanzar una felicidad estática, pero esos hoy no vienen al caso. Por tanto no llegando a la sabiduría, me enredo en el conocimiento. ¡Cuánta gente ni tan siquiera sospecha que NO es lo mismo! ¡NO es lo mismo! Pero hay que ver durante cuantos años nos engañan. Incitándonos a estar al día, informados (otra diferencia mundial hasta el conocimiento), en proceso eterno de formación continua.

debería trabajar una verdadera educación. Además asumimos otro modelo falso: el conocimiento es acumulativo. NO LO ES. Otra cosa es asumir el conocimiento anterior a nosotros e incluso utilizarlo, pero no siempre mas conocimiento implica mas verdad.

Popper

Los libros de colegio

Llegó el tiempo de que los niños falsación, la única volviesen a la rutina del colegio. Los viejos ritos que te marcan para toda la vida: posible demostración En estas estaba cuando me he el rencuentro con los compañeros y protopado con Karl R. Popper: “La resabsoluta ponsabilidad de vivir” (1985) Traducfesores, el ver la nueva clase, el ver los nuevos libros, el forrarlos,… Y me asaltó ción de Concha Roldán. Paidós. Barceel pensamiento mientras ojeaba los libros al ayudar a lona, 2012. Es un autor sobre el que he dado vueltas en forrar. el tiempo (tengo otros con los que me sucede parecido), En este punto me sorprendió la cantidad de matemirándolo de lejos sin atreverme a meter el diente. Este ria que puede dársele a un joven de quince años. Y esta libro es magnífico. Son conferencias y escritos, publicacantidad de conocimiento, de obligado examen, renovados con 83 años. Me encantaría citar y citar, en especial da de forma ampliada cada nuevo año, creo que marca del capitulo 4. de forma indeleble para toda la vida y aún agrava la Según él, Popper, lo importante en nuestro métoenfermedad mental cuanto mas se incida en ello. La do de conocimiento es nuestra capacidad de eliminación sensación de que nunca lo sabemos todo, de que nunca de las teorías erróneas. Es decir que nuestra labor mas importante no es elaborar o asumir modelos del mundo, sabremos todo lo necesario, de que no estamos preparados, de que nunca lo estaremos; termina por adueñarse si no la de ponernos a prueba constantemente para avede nosotros, haciéndonos inútiles infelices manipulariguar si nuestros modelos son falsos. Él dice falsos pues procedemos por comprobación por falsacion, la bles. única posible demostración absoluta. La otra demostraEl conocimiento es infinito (la erudición es su ción, la de validación por conformidad, no es posible de enfermedad extrema), infinito y perecedero, y llegar a forma absoluta, pues no se obtiene la prueba al cien por cien en la vida normal. Puede haber un caso que nos percibir esto, de algún modo, termina por liberarnos de su maldición. No hace falta tanto conocimiento para invalide y no lo hayamos encontrado aún. No estaremos desenvolverse en la vida, ni en su aspecto personal, ni seguros nunca de la certeza total de nuestro conocien el aspecto profesional. Más de una vez en mi vida miento. profesional he descubierto que un “gran” problema que Si queremos buen conocimiento procedemos me acuciaba se citaba, como de pasada, en una sola mediante el método de la falsación. Es un proceso dololínea de mis libros de texto y sin darme una solución roso, pues de normal supondrá contradecirnos. Nuestro completa. Había que terminar de andar el camino en método de conocimiento nos hace infelices. Por tanto el soledad basándose en esquemas mencarácter de todos los sabios y eruditos es tales trabajados duramente. Un entrataciturno, reservado, serio. Es inevitable y mado realizado aparentemente a base no mejora con los años. Y eso cuando NO de conocimiento, pero ese conocidevienen en auténticos cascarrabias que miento conlleva una estructura mental se maldicen enfadados con el mundo al aparejada. La formación también es comprobar que todo esta mal, que muy conformación y deformación. pocas cosas están en su sitio correcto. De resultas de luchar por averiguar intelecHay otro problema añadido a la tualmente como y porque funcionan las acumulación de este conocimiento: cosas, nos encontramos en la situación de que nos hace precavidos; y de esta criticar las cosas como son, creyendo en precaución nacen los miedos, nos como deberían de ser. hace menos arrojados, menos valientes. Es curioso pues debería ser lo Otra consecuencia es que nos contrario. Todo este conocimiento volvemos más bien reactivos que proactinos hace hacer planes y previsiones, vos ante la vida. Es como si necesitarenos da cierta información del futurimos saber que hay al otro lado del seto ble, y esta información se basa más en para saltar, y por tanto esperamos. La las posibles trabas y problemas que en ignorancia solventa este problema y, al no la seguridad de encontrar soluciones. Es esto en lo que tener estructuras mentales que probar, deja sin más que

Camino. Andar. Tarde o temprano comenzamos a andar camino, a nuestro albedrío. Y comenzamos a plantearnos cosas y a Procedemos por buscar soluciones a los problemas que comprobación por la vida nos ofrece.

15. Tanto el saber innato (…) como el saber adquirido por medio del aprender activo, están basados en expectativas. Expectativas no cumplidas se experimentan como dificultades, Con la edad adulta, bien adulta, comenzamos a como problemas, los cuales conducen a probar cuestionar todas estas cosas. Una de las consecuencias de nuevo; por lo tanto, al aprender activo –al es la de dejarse ir, la de esperar que las intuiciones terinvestigar. minen por conformarlo todo en nuestro interior. El resto (…) de pensamiento racional vuela con ello, se acomoda, lo 18. Esto está muy estrechamente relajustifica. Como si quisiéramos alcanzar una ignorancia cionado con la fuerte necesidad de descubrir sustanciada, pues en el camino hemos descubierto denuestro entorno, de aprender sobre él, esto es, de masiadas cosas. Es una ignorancia querida. Es un dejarsaber. Así se llega en las asociaciones se ir sin buscar prejuzgar. No todo es humanas a los mitos, a los brujos, a los pensamiento positivo, ni todo es posible, Saber –saber seguro– sacerdotes. Y así se llega a un conflicto ni todo pensamiento sale de nosotros. es una palabra vacia interior que puede reforzar todo esto: se llega al sentimiento no confesado de La vida sigue sucediendo y debeque en realidad no sabemos nada o samos lidiar con ella. Queremos la felicibemos muy poco. Puesto que la necesidad de dad y de algún modo Johnson tenía razón: la felicidad seguridad –o de la seguridad por medio de los en si misma, como idea platónica pura, es inalcanzable. camaradas, de los que nos ayudan– es fuerte, se La pregunta es ¿podemos dejar la vida estar sin mas? volverá también fuerte la necesidad de tener un ¿Dejar la vida llegar y suceder? ¿Alcanzar un estado de dogma común y de sugestionarse recíprocamente cierta placidez en ello? la verdad de ese dogma. Se trata de una necesidad de sugestión. Se tema la falta de seguridad, y Seguramente podamos. Podemos si no llegamos el dogma se convierte en creencia fanática. a querer nada, a aceptar lo que sucede sin cuestionarlo (…) hasta su última circunstancia intentando encontrar ese Yo soy todo antes que un adversario de conocimiento interiormente sustancial a ello. Puede ser la religión. Mi religión es la doctrina de la exceuna mezcla: hindu, zen, budista, estoico,... Conocimienlencias del mundo; de la libertad y de la fuerza to místico puro. Relajación ante la vida que va sucecreativa de seres humanos maravillosos. Del diendo sin mas. horror, del sufrimiento, de los desesperados que podemos socorrer. De lo mucho bueno y malo Citaré a Popper que me parece mejor, aunque un que ha sucedido en la historia de la humanidad y poco asaltadamente. Comenzaré en su página 99 e iré que siempre vuelve a suceder y que todavía suceavanzando: de. “4. No sabemos, sino que conjeturamos. (…) Aunque el saber científico natural no es ningún Por todas partes se quiere persuadir a saber, es el mejor que poseemos en ese terreno. los jóvenes –y demostrarlo con razones intelecLo denomino saber conjetural –mas o menos tualistas y también con ayuda del arte moderno_ para consolar a aquellos que quieren un saber de que viven en un infierno. ¿Qué consecuencias seguro y creen no poder prescindir de él. tiene esto? Los niños necesitan de hecho guías y Estos son efecto, los seres humanos modelos, dogmas y un orden fijo. Si embargo, peligrosamente necesitados de sugestión, las permás tarde, los seres humanos jóvenes que han ido sonas a quienes les falta el valor para vivir sin creciendo pueden y deben comenzar a liberarse seguridad, sin certeza, sin autoridad, sin un guía. de los guías, de los dogmas, de las ideologías de Quizá podría añadirse: son los seres humanos los “sabios”. Es muy fácil. No os dejéis convenque se han quedado anclados en la infancia. cer –por supuesto tampoco por mi. Los demás pueden necesitar amigos, (…) confidentes; o seres humanos a quienes se admiLa necesidad de sugestión supone un ra, porque se puede ver en ellos un ejemplo; o gran poder. Pero también la verdad, si se lucha quizá porque han tenido un rendimiento extraorpor ello. dinario. (…) suelen suspirar a menudo por una autoridad (…). Pero ésta no existe; pues saber – IV saber seguro– es una palabra vacia. Ciencia es búsqueda de verdad. Pero En lo precedente quería intentar mostrar verdad no es verdad segura. las raíces gnoseológicas, biológicas y teórico(…) lingüísticas de nuestra peligrosa propensión a las Sólo seguridad absoluta significaría ideologías y los dogmas. Y una de las raíces de saber genuino. No superamos, salvo quizá con esa propensión es, lisa y llanamente, la cobardía. trivialidades, las suposiciones. Ahora bien, yo también soy cobarde y no pretenLa ciencia es búsqueda de la verdad, no do ni aparentar un cierto valor ni exhortar a nadie búsqueda de seguridad. a la realización de hechos heroicos. (…) las cosas sucedan, y por otro lado tampoco tiene miedo alguno a enredar con cosas que no sabe.

(…) conducirá en primer lugar a los intelectuales, quienes en su mayor parte tienen la mejor voluntad, a volverse algo más modestos y a no intentar representar ningún gran papel de guías. Ninguna nueva ideología, ninguna institución de una nueva religión. En lugar de eso: “Algo más de modestia intelectual”. Nosotros los intelectuales no sabemos nada. Tanteamos. Aquellos de entre nosotros que son científicos deberían volverse un poco mas modestos y, sobre todo, menos dogmáticos. Si no, la ciencia se queda en el camino –la ciencia, que pertenece a lo mas grande que la humanidad ha creado, y a lo más esperanzador. Los intelectuales no saben nada. Y su inmodestia, su arrogancia, constituye el mayor impedimento de la paz sobre la tierra. La mayor esperanza reside en que, si bien son arrogantes, no son tontos para no darse cuenta de esto. Seguiremos cometiendo errores. Pero queda la esperanza de que la siguiente hipótesis quizá pudiera ser verdadera (…) Quisiera acabar pidiéndoles de nuevo que no me crean una sola palabra y que sean conscientes de que yo, por todos los buenos espíritus, no quiero concluir con una charanga.

Sólo quería mostrarles los grandes peligros que se esconden en las ideologías, y llamar la atención sobre la peligrosa necesidad de saber, de creencia y de sugestión recíproca, que parece ocultarse en nuestra biología evolutiva y en nuestra estructura gnoseológíca y en nuestro lenguaje.” No es lectura para niños o jóvenes. ¿Cómo decirles esto y que lo comprendan de algún modo sin correr serio peligro? Pero también vi nuestra situación actual de crisis económica. Vi esa sugestión colectiva, y vi el dogma establecido en mi mismo. Lo vi en muchos niveles y aspectos. Lectura para adultos. Compradlo. Estudiadlo. Que bien lo resumió Shakespeare: ¡Ser, o no ser, esa es la cuestión!—¿Qué debe más dignamente optar el alma noble entre sufrir de la fortuna impía el porfiador rigor, o rebelarse contra un mar de desdichas, y afrontándolo desaparecer con ellas?