Por la Refundación del Estado Plurinacional y el Buen Vivir Nosotras y nosotros somos hijos, herederos del legado histórico

de lucha y resistencia de los abuelos y abuelas mayas. Grandes hombres y mujeres que incansablemente lucharon por la construcción de un verdadero futuro para los pueblos. Históricamente hemos luchado en contra de todo tipo de sistema de dominación política, económica e ideológica, contra todo tipo de explotación, colonización, racismo y despojo. Fundamentalmente hemos sido guardianes de los bienes naturales y por ellos luchamos por la defensa y recuperación de la Madre Tierra y el Territorio. Es en ese largo caminar de luchas y resistencias, que la juventud de los pueblos originarios estamos discutiendo, reflexionando y articulando nuestras luchas, en el marco del “Oxlajuj Baqtun” como el momento de un nuevo amanecer para los pueblos. Sin embargo vemos como el Estado de Guatemala atenta contra la vida y el desarrollo de los pueblos, especialmente contra la juventud a pesar de haber ratificado tratados, declaraciones y convenios internacionales en materia de derechos de los pueblos indígenas para el reconocimiento histórico, político y jurídico de nuestros derechos los cuales se violentan de manera sistemática. El presidente impulsa “Reformas Constitucionales” que solamente representan profundizar el modelo económico neoliberal, reduce el papel del Estado, por esa razón rechazamos las reformas porque buscan la privatización de bienes y derechos del pueblo como la educación, la salud, bienes naturales y territorio. Profundiza la militarización de las comunidades, criminalización y represión de los movimientos comunitarios, organizaciones campesinas, indígenas, populares y sus liderazgos, irrespeta las Consultas Comunitarias, los derechos de las mujeres, los derechos colectivos de los pueblos indígenas simplemente para garantizar el libre mercado y la explotación de los bienes naturales.

El gobierno sigue apostando al modelo de desarrollo inhumano con base en la explotación indiscriminada de los bienes naturales, el capitalismo e impone la minería a cielo abierto, hidroeléctricas, megaproyectos, los monocultivos como palma africana y caña de azúcar, explotación de petróleo entre otras. Es evidente entonces que el mal llamado modelo de desarrollo y democracia es para beneficio de unos pocos y no para los pueblos, nuestros abuelos y abuelas entendieron que este Estado fue creado para beneficiar y proteger los intereses de los grandes ricos de este país y resguardar la riqueza de los grupos de poder, por eso nos han heredado un legado de lucha por la refundación del Estado Plurinacional y el Buen Vivir como modelos propios para los pueblos. Por eso desde la juventud de los pueblos originarios, especialmente desde la juventud Maya estamos recuperando la memoria histórica de nuestros abuelos y abuelas, sus luchas y resistencias, porque comprendemos que ese es nuestro caminar. Es en este momento que estamos colocando nuestras miradas, demandas, reivindicaciones y acciones de manera colectiva. Por eso es que este 19, 20 y 21 de septiembre estaremos representantes de la juventud de los pueblos de los cuatro puntos cardinales reunidos en la ciudad de Chimaltenango en el Congreso Nacional de Juventud discutiendo, compartiendo y reflexionando sobre como debemos Refundar el Estado Plurinacional y el Buen Vivir. Consejo de Juventud de la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej

Iximulew Kej, Oxlajuj Noj. Guatemala 19 de septiembre 2012.