DEBATE POR LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS

Normalización VS Legalización
Volver Estamos llegando al momento en que tarde o temprano la confrontación de los defensores de la legalización y los partidarios de la normalización. Muchos os estareis preguntando que diferencia hay entre ambas palabras o posturas. Aquellos que defenden un situación legal del cánanbis están potenciando la creación de un monopolio en torno a la producción y distribución del cannabis, es más por regla general SOLO defienden un uso médico y compasivo, de ahí que de ser así el mercado negro y el autocultivo penado continuaría. Otra cosa es ya que en el momento de realizar la ley también se contemple el uso lúdico o recreacional además el autocultivo libre entonces estariamos hablando de Normalización pues podremos elegir la opción que queramos dependiendo de nuestra situación. No nos engañemos de momento el poder de las empresas textiles, farmaceúticas, tabacaleras, papeleras, narcos, politicos corruptos, etc., son muy fuertes y dificiles de contrarestar por la aún muy mermada indrustría cañamera y los grupos antiprohibicionistas. A pesar de todo, los últimos cinco años estan demostrando un gran avance normalizador y cada dia la cuña que arremete contra estas empresas y los prohibicionistas que las sustentan les está haciendo más mella y tengamos por seguro que solo es cuestión de un breve periodo de tiempo el que caiga el telón censurador. Claro está y sobra el decir que el primer paso para que la prohibición de todas las drogas caiga, pasa por la normalización del cánnabis, hecho que daria pié a la legalización de muchas drogas y la normalización de otras más. A continuación unos textos antiprohibicionistas interesantes:

POR UNA POLÍTICA DIFERENTE EN MATERIA DE DROGAS
Los dos mayores riesgos de una política son los saltos en el vacío, los cambios no basados en una reflexión suficiente, y, en el otro extremo, la inercia rutinaria de no querer revisar una política por puro reflejo conservador del "más vale malo conocido...". La política prohibicionista y represora en materia de sustancias psicotropas que dura más de 30 años en todo el mundo tiene todos los visos de no querer ser revisada en un futuro

desequilibrios de los presupuestos policiales que. sino de empeorar la situación de partida. la ONU adopta la Convención Única en materia de estupefacientes. ha convertido a éstos en pequeños traficantes que necesitan reclutar a nuevos consumidores para financiar su propio abastecimiento. no se reprime el consumo y no se trata al drogadicto como a un delincuente. Quizá lo único parcialmente salvable de la actual política sobre las drogas es la faceta educativa.000 millones de dólares (según la ONU). deslizamiento hacia Estados gendarmes. en particular en lo que a la heroína se refiere. contribuyendo a una disminución drástica del consumo de heroína. sobrecarga del sistema judicial. a pesar no sólo de fracasar en sus objetivos (la erradicación del tráfico y consumo de las drogas). Pero el alto precio. en el aspecto judicial y penal cabe preguntarse sobre el coste-beneficio del prohibicionismo y la represión: hacinamiento en las cárceles. han contribuido en los últimos tiempos al rechazo juvenil al uso indiscriminado de drogas. como es obvio. Científicos. A principios de los años sesenta. Aunque en algunos pocos países. Como ocurrió en su día con el alcohol en EEUU. cualquier tipo de control sanitario de las sustancias psicotropas en circulación. la prohibición de las drogas es responsable del nivel elevadísimo del precio de las mismas. impiden dedicar recursos a otros fines. Las campañas sobre las consecuencias del consumo de sustancias psicotropas. intelectuales. con un enorme poder de infiltración. judiciales. Por no hablar del recurso al robo y la prostitución. la de permitir la perpetuación de la situación actual). como es el caso de la Junta Militar de Haití. económicos y de medios de comunicación. una especie de prima de riesgo que el traficante cobra. aun siendo ridículos en comparación con las mafias. donde se imponen las tesis prohibicionistas. Más de dos tercios de los delitos cometidos en las ciudades están relacionados con la droga. sobre todo entre los menores. Treinta años después. lo que les permite incidir sobre decisiones políticas (entre ellas. no representando un verdadero problema social. la prohibición relega a los consumidores de droga a la marginalidad y aumenta los riesgos de difusión de enfermedades infecciosas. derribar Gobiernos o sostener regímenes cómplices. corriendo paralelo al endurecimiento de las legislaciones nacionales. Sin embargo. en 1961. lejos de ser un obstáculo insalvable para los consumidores.próximo. capacidad corruptora e incluso desestabilización de medios políticos. . cuya frecuentísima adulteración y la ignorancia sobre las dosis no letales son las causas habituales de morbimortalidad entre los consumidores. entre ellos España. producto del tráfico ilícito de drogas. Por otra parte. el consumo de drogas se limitaba a grupos restringidos de Europa y EEUU. que se ha reunido recientemente en Roma. Tan grandes márgenes de beneficio representan tal atractivo que se hallarán siempre personas dispuestas a afrontar riesgos tan bien pagados. que no cesarán de avanzar hasta la adopción de la Convención de Viena de 1988. Asimismo. políticos. han constituido la Liga Internacional Antiprohibicionista. Cada vez se oyen más voces autorizadas clamando por un cambio de la actual política sobre las drogas. La ilegalidad impide. prostituir mercados. Es la consecuencia de la criminalization tax. penalistas. nos encontramos con una gigantesca red mundial de mafias y criminalidad organizada que maneja más de 500.

sin embargo. especialmente el Convenio de Viena de 1988. Esta es histórico-científica y encierra el siguiente mensaje dirigido al legislador: si castigas con penas excesivamente graves no conseguirás disuadir al hipotético delinuente. ¿Qué consecuencias tiene ese mensaje? En 1988 se endurecieron en España las penas para los delitos de tráfico de drogas. si dan el primer paso. cabe extraer una enseñanza ética. Por ignorancia o mala fe.prestigiosos periódicos como The Economist o The Independent. algunas de tales agravaciones pueden alcanzar la nada despreciable pena de veintitrés años y cuatro meses de cárcel y 225 millones de multa. Médico. el riesgo de una interpretación incorrecta no debe hacer callar a los que piensan que la política actual sobre las drogas necesita una profunda revisión en todo el mundo. se han pronunciado en línea editorial contra la prohibición. el deslizamiento hacia la histeria demagógica es muy fácil en este terreno. En el marco de esa nueva política se avanzan conceptos como la reducción de los daños relacionados con la droga (drug related harm reduction) o reglamentación del cannabis y sus derivados similar a las existentes para el tabaco y el alcohol: venta libre. cada vez son más numerosos los magistrados y profesores de Derecho Penal que creen urgente una revisión a fondo de la actual política en materia de drogas. Y. Diputado Socialista. personalidades como Milton Friedman y Joseph McNamara lideran el llamado Llamamiento a Bill Clinton para que se detenga la "guerra contra la droga". DESPENALIZACIÓN DE LAS DROGAS. no termina de arrancar un debate serio y con mayor participación sobre el tema. bien considerando que los hechos no están probados. En Estados Unidos. en El País. último eslabón del prohibicionismo. escrito por el marqués de Beccaria en 1764. por otra parte. Luis Yáñez-Barnuevo. respectivamente. que ambos ¡habían fumado porros hacía 20 años! El movimiento antiprohibicionista está trabajando en propuestas concretas de revisión de las convenciones internacionales. conscientes de que la nueva estrategia no puede hacerse en un solo país. Además. de estar contribuyendo así a la extensión del consumo. En España. Ya vimos en las campañas presidenciales peruana y norteamericana cómo sus adversarios utilizaron como gran argumento contra Vargas Llosa y Bill Clinton. El premio Nobel Gabriel García Márquez encabezó un manifiesto en el mismo sentido promovido por la revista Cambio 16. o las encuestas que dan mayoría a los partidarios de la pena de muerte no deben hacer cambiar la convicción abolicionista. Los partidos políticos temen ser acusados. en la actualidad se ha demostrado que si los jueces sienten que una pena es desmesurada. con prohibición absoluta de publicidad y venta a menores. la Ley de seguridad ciudadana de 1992 considera infracción administrativa no sólo el consumo o el tráfico de drogas en lugares . Así como el miedo a la reacción de una opinión pública reacia a la llegada de demasiados emigrantes no puede hacer bajar la guardia frente a la xenofobia y al racismo. UNA PROPUESTA Del libro De los delitos y las penas. texto clásico de Derecho Penal. regulándose diversas agravaciones. bien imponiendo una pena inferior. emplean diversos mecanismos para eludirla.

traficantes o consumidores de drogas. La corrupción se enseñorea de todo. El sindicato del crimen es omnipotente. lo van a seguir siendo por mucho que aumenten las penas o sanciones para estas conductas. cambiemos intoxicación debida al alcohol por toxicomanía y drogodependencia. como es la necesidad que sienten algunos de evadirse mediante el consumo de alcohol o de drogas. muertes a balazos por muertes derivadas del Sida. o bien se impone de mala fe. algunas leyes penales son criminógenas. y siguen ocurriendo. o ampliar los objetivos de actuación (como los atracos a bancos). cambiemos un Al capone que se considera a sí mismo como un benefactor social y que no alcanza a comprender cómo la sociedad finalmente se vuelve contra él. el producto prohibido genera colosales beneficios. cuyos bolsillos se rellenan de esas ganancias. Ley Seca por los artículos 344 y siguientes del Código Penal español. enero de 1920. y puede haber muchas almas hipócritamente prohibicionistas. . Por curioso que parezca. en efecto. el poder y la impunidad de la banda dominante obliga a la apertura de nuevos mercados donde invertir los excedentes (como la prostitución o las apuestas). porque todos las hemos contemplado en las películas sobre el Chicago de los años veinte. El paralelismo entre esos sucesos y los que recientemente han ocurrido en España. o de droga adulterada o con excesiva pureza. corrupción política y policial por corrupción policial y política. Eliot Ness y sus «Intocables» lograron detener a Capone con la acusación de delito fiscal. Con el tiempo. tráfico y consumo) está prohibido. ¿acaso va a evitar que existan productores. Cambiemos alcohol por drogas. Cuando todavía se oyen voces a favor de agravar estas penas. De otro lado. Volstead introduce la decimoctava enmienda a la Constitución. Pero posiblemente la prohibición absoluta también obedezca a razones poco confesables. ¿la cadena perpetua? Y todavía quiero formular otras preguntas: ¿acaso va a evitar ese mayor rigor punitivo las ochocientas muertes que provoca anualmente en España el tráfico y consumo de drogas?. que prohíbe la elaboración o el tráfico de cualquier bebida embriagante. De manera que todo el ciclo de la droga (producción.públicos. El día 17 de enero de 1920 nace la llamada «ley seca». J. traficantes y consumidores de drogas? Mi opinión es que no. de carácter estrictamente económico. por un Laureano Oubiña que —en el juicio «Nécora»— contesta con sorna e incluso chulería a las preguntas del Fiscal. Cuando se prohíbe bajo pena algo que es difícilmente controlable por los instintos humanos. porque es consciente de que domina un imperio y que las pruebas contra él son escasas. sino además que otros toleren estas conductas. que provocan más delitos que los que evitan. es decir. Las consecuencias de semejante norma son sobradamente conocidas. Es posiblemente ingenua porque la comisión de los delitos de traficar o consumir alcohol o drogas se va a seguir produciendo y además con tendencia a crecer. la prohibición absoluta de estos productos o bien es ingenua. Estados Unidos de América. Irónicamente. al no ser el mercado del alcohol ni ilegal ni transparente. surje el fenómeno de los gángsters para controlar tan suculento pastel. es revelador. El diputado A. uno se pregunta cuál es el nuevo castigo que se propone: ¿la pena de muerte?. Al Capone o Johnny Torrio por Manuel Caharlín (alias «El Patriarca») o Laureano Oubiña. Mi opinión es que los que quieran seguir siendo productores. ante el acicate añadido de entrar en la esfera de lo oculto y clandestino. necesidad que está insertada en las raíces de muchas culturas.

se dice sólo una verdad a medias. no probarlo? Más aún: ¿por qué no intentar convencer a los restantes Estados de que tal política no es una postura enloquecida y sin sentido. Es preciso probar un nuevo modelo que combine una represión relativa. Unos Estados enmudecen porque consiguen una buena porción en el reparto de las tierras polacas. o sí se persigue esa despenalización. Esta política es la que se corresponde con la imagen de una sociedad democrática. Cuando se argumenta que la despenalización de las drogas no se puede efectuar aisladamente por España. pues. tendería a disminuir el número de mafias y grupos criminales organizados. Los costes económicos. sociales y humanos de esta nueva política despenalizadora serían menores que los que se derivan del actual criterio de la total represión. Una de dos: o no se persigue la despenalización de las drogas. Todos callan y la Sociedad de Naciones languidece. o ante el silencio de otros que no intentan convencer de lo contrario a la comunidad internacional. sino una razonable y razonada en argumentos históricos? Aprendamos. al menos. . el Estado español ha apoyado con todo su ímpetu los tratados internacionales que abogaban por una mayor represión. porque entonces sería el paraíso de los toxicómanos. que continúan aferrados a la solución de la represión absoluta en materia de drogas.Otro hito histórico. por drogarse o no. sino que más bien se ha acobardado ante la infundada crítica —procedente sobre todo de EEUU— que nos tildaba de país liberalizador en materia de drogas. Y puesto que este fracaso es evidente. Es cierto que existe el riesgo de que aumente la presencia de traficantes o consumidores (ésta es la verdad). la lección de Ginebra en 1939 o de Panamá en 1989 y evitemos el silencio. seres libres que optan por fumar o no. ¿por qué no tener la valentía de declararse a favor de la política de la despenalización?. 1939. En el sector de la producción de drogas desaparecería la confrontación —tan hipócrita. ¿por qué. es decir. libre y conscientemente. Y esto (aquí nos encontramos con el porcentaje de mentira) no lo ha hecho el Estado español. en ella el Estado no debe tutelar a sus ciudadanos hasta el punto de prohibirles lo que aquél considera que es nocivo para la salud. la mínima necesaria. En el sector de la distribución. como la URSS. lo coherente es proponerla y defenderla en los foros internacionales. Pero también es cierto que se adopta firmemente la política de la despenalización. y una liberalización controlada de las drogas. Ginebra. tan de nuestros días— entre países productores y países consumidores. y entonces la postura española es coherente. ¿Qué lección podemos entresacar hoy de aquel silencio de la Sociedad de naciones y de otros elocuentes silencios de la comunidad internacional? Creo que alguna. y entonces no es coherente que en el marco internacional no se promueva esa política. Otros Estados se sienten impotentes. Ante la inmovilidad de algunos Estados. Y por liberalización controlada entiendo que la Administración se encargue de distribuir y suministrar drogas a aquellos individuos que. asiste muda e impotente a la invasión de Polonia por las tropas alemanas guiadas por Hitler. creada en 1919 por el Tratado de Versalles con el objetivo de mantener la paz mundial. efectivamente. La Sociedad de Naciones. Conclusión. por ingerir o no. hay que reconocer la dura realidad de que el sistema de la prohibición omnicomprensiva ha fracasado estrepitosamente. sino que las personas son adultos socialmente hablando. asuman los riesgos que se derivan del consumo. entiendo el castigo penal del fomento del consumo de drogas entre jóvenes discapacitados e individuos sometidos a un proceso de deshabituación. Y en el sector del consumo. Por represión relativa. por si fuera poco.

Ha habido tiempo de sobra para comprobarlo. y que. No se corresponde con esa imagen de la sociedad democrática que deja al arbitrio del individuo cuáles son las vías de escape que desea adoptar. seguirían produciéndose en gran medida los mismos efectos que en la actualidad española o con la Ley seca. etc. Recientemente Carlos López Riaño ha propuesto despenalizar el tráfico de hachís. y a la sombra del tratado. Asimismo. y por consiguiente podían mandar tropas a . es lógico pensar que la demanda entraría en una curva decreciente. en El Mundo. y las de enfermedades vinculadas a las drogas (Sida. y le declaró la guerra armada. y de llevarla a sus extremos con las tentativas constantes de involucrar a Cuba en el tráfico de drogas y la invasión de Panamá para secuestrar al general Noriega. o la defensa de los derechos humanos. Que sea por tanto el individuo consciente y maduro el que decida si quiere consumir droga. más que la droga misma. APUNTES PARA UN DEBATE NUEVO SOBRE LAS DROGAS Creo que el primer paso para una solución realista del problema de las drogas en el mundo es reconocer el fracaso de los métodos con que se están combatiendo. Al mismo tiempo. Si con la propesta de López Riaño las restantes drogas se mantienen incluidas bajo la prohibición. Antonio Cuerda. El presidente Bush había de continuarla. En Colombia la primera acción de esa guerra fue revitalizar un tratado de extradición que había sido firmado entre los dos países atrás para combatir el cultivo y tráfico de marihuana. y que nunca se había puesto en práctica. cuando proclamó la cocaína como uno de los Satanes más útiles para su política de seguridad nacional. Querría añadir una reflexión sobre el objeto de esta liberalización controlada. los que han causado. serían menos los reclusos condenados por delitos patrimoniales o por tráfico de drogas. como tantas veces lo han sido ciertas ayudas económicas y humanitarias.). hepatitis. complicado o agravado los males mayores que padecen tanto los países productores como los consumidores. Son esos métodos. Con esa divisa publicitaria. Estados Unidos podían demostrar que narcotraficantes y guerrilleros eran la misma cosa. En realidad esos métodos fueron impuestos por el presidente Ronald Reagan en 1982. la embajada norteamericana en Bogotá empobreció la lengua castellana con un neologismo: narco-guerrilla. Al cabo de 11 años hay razones de sobra para creer que ambos presidentes sólo pensaban en los intereses de sus gobiernos y que su guerra contra la droga no ha sido mucho más que un instrumento de intervención en América Latina. siempre claro está que no dañen a los demás.igualmente se rebajarían las cifras de muertes por sobredosis o por adulteración. consecuentemente. que comportaría una disminución de los delitos contra la propiedad ejecutados para disponer de medios con los que proveerse de droga. pero siempre bajo el control de la Administración.

al cabo de 11 años amargos. Sin embargo. con sus escasos recursos y sus millares de muertos. en cambio. ni un policía de Estados Unidos está preso por tráfico de droga. Sin embargo. en privado. la industria del secuestro. El presidente Betancur. La única opción contra la droga. Los traficantes de cocaína. Los sucesivos gobiernos de Colombia impidieron el envío de tropas norteamericanas para luchar al mismo tiempo contra el tráfico y las guerrillas. Pero la intolerancia se impuso sobre cualquier otra alternativa. el estado de perversión social propio de toda guerra. ha exterminado numerosas bandas y sus cárceles están repletas de delincuentes de la droga. repatriar sus enormes capitales e invertirlos en el país con todas las de la ley. y todo ello dentro de una violencia sin precedentes. que inauguró su Gobierno con una propuesta de perdón y olvido a las guerrillas. Una droga más perversa que las otras se introdujo en la cultura nacional: el dinero fácil. y ningún capo ha sido identificado. En fin. Los países consumidores. desmantelar sus bases de procesamiento y comercialización de la cocaína. a partir de entonces. la corrupción generalizada. Sólo querían ser juzgados en Colombia sin que les fuera aplicada la extradición. Ni siquiera aspiraban a la amnistía general propuesta por el Gobierno a las guerrillas. ni un guardia de aduana ni un vendedor callejero. y también allí fomenta la criminalidad y la corrupción a todos los niveles. Fue un soplo de esperanza para los anhelos de paz de una nación castigada por una guerra interna de más de 30 años. Llegado el caso. En Estados Unidos. Toda posibilidad de acuerdo fracasó en el embrión. Colombia. lo cual sólo es posible con redes de comercialización y distribución internas muchísimo más grandes y eficientes. Ofrecieron al nuevo Gobierno retirarse del negocio. Belisario Betancur. se apresuraron a responder sin ser llamados. por un sabotaje evidente que lo descalificó antes de tiempo e intimidó a la opinión pública con versiones alarmistas. contra quienes no había aún cargos graves. que no vale la pena aprender a leer y a escribir. Por lo menos cuatro capos de los más grandes están presos y el más grande de todos se encuentra acorralado. El resultado. se abastecen a diario y sin problemas 20 millones de adictos. es la delincuencia a gran escala. fue la guerra santa del presidente Ronald Reagan. por supuesto. Pues la prohibición ha hecho más atractivo y fructífero el negocio de la droga.Colombia con el pretexto de combatr a los unos y apresar a los otros. que se vive mejor y más seguro como sicario que como juez. los Estados Unidos se comportan como si no lo supieran. pero el Gobierno de Colombia se vio obligado a negar cuanquier participación en el acuerdo. que ha fomentado la idea de que la ley es un obstáculo para la felicidad. sufren por igual las graves consecuencias de esa guerra. el terrorismo ciego. consideró que la propuesta era estudiable dentro de su política de paz. . Nadie puso en duda que detrás de aquel fracaso fulminante estaban los intereses de Estados Unidos. cualquier colombiano podía ser extraditable. La guerra contra la droga entró de inmediato en contradicción con la política de paz del nuevo presidente de entonces.

No es que hayamos ganado la lucha contra la misma. En ciertos aspectos. Un mundo sin drogas no es posible ni deseable. por supuesto. incluso parece que algunos sectores hubieran dado un salto atrás de veinte años en sus planteamientos. superar la parálisis. que quienes sufrimos las consecuencias terribles de la guerra nos quedemos después sin los beneficios de la paz. da la impresión de que una parte de la izquierda vasca está utilizando eso de "seguimos adelante con nuestro propio debate" para posponer indefinidamente sus contradicciones. la polémica sobre la droga no debería seguir atascada entre la guerra y la libertad. aunque sí muy probable. los mínimos de los que partimos a la hora de abordar la cuestión serían: 1. Por tanto. Asumir lo evidente.ej. Pues no sería justo. aquí también da la sensación de que la cuestión no ha avanzado mucho en este tiempo. Es decir. la discusión apenas ha cambiado. El desvío significa marear la perdiz (p. en Cambio16 DROGAS Y DERECHOS: MÁS ALLÁ DEL DEBATE Hace tiempo que el debate sobre la legalización de las drogas está en punto muerto. sino que no hay respuesta consistente a nuestros argumentos. Es hora de que demos un paso más allá de este debate. La razón es simple: la discusión la ganaron hace tiempo los enemigos de la prohibición. pero hay algunas cosas que. En los últimos diez años. La práctica de la ebriedad es consustancial . a estas alturas. hemos tenido varias veces la rara ocasión de debatir largamente sobre drogas en general y sobre legalización en particular y. por desgracia. consideramos fuera de discusión y que tienen implicaciones claras en el terreno de la práctica política. con compromisos serios de los países consumidores para con los países productores. desde el comienzo de los años 20. que podríamos llamar "contestador automático" y "desvío de llamada". Y. si tú hablas de drogas ellos hablan de drogodependencias) para no llegar nunca al fondo del asunto. sino agarrar de una vez al toro por los cuernos y centrarse en los diversos modos posibles de administrar la legalización. De hecho. El contestador consiste en responder siempre con los mismos argumentos (repetidos sin cesar desde 1912). mientras la guerra contra las drogas se profundiza y los problemas aumentan. Gabriel García Márquez. primero en Egin y luego en Gara. Es decir: que nos suceda lo que a Nicaragua. poner término a la guerra interesada. se hable de lo que se hable. el discurso oficial utiliza dos mecanismos. Para defenderse.Puestas así las cosas. que sólo puede definirse por un acuerdo universal con los Estados Unidos en primera línea. No se trata de que no haya que seguir intercambiando ideas.. perniciosa e inútil que nos han impuesto los países consumidores y afrontar el problema de la droga en el mundo como un asunto primordial de naturaleza ética y de carácter político. De esta manera. que en la guerra era la primera prioridad mundial y en la paz ha pasado a ser la última.

la cuestión de la legalización. La distinción entre drogas legales e ilegales carece de base científica. aportando.a la naturaleza humana. reales o ficticias. en todas las culturas y épocas. la que se comercializa con menos restricciones. sino radicalmente libertario. más que por las propias drogas. Las evidencias de ello son tantas y tan conocidas que no vamos a insistir. Los estudios comparativos muestran que el alcohol es la droga de uso social más peligrosa y. La legalización resuelve los problemas de la ilegalidad. producir y vender drogas a adultos tampoco puede ser castigado. de una vez y con urgencia. un planteamiento neoliberal. Es necesario seguir profundizando en estas políticas. Desde esta perspectiva. que son muchos. qué pasos vamos a dar para llegar hasta allí y qué dificultades vamos a encontrar por el camino. acabar con la situación de ilegalidad. 2. el principal problema no son las drogas. como principal medida. 3. hablamos de defender un derecho inalienable y acabar con una guerra mundial que causa daños inmensos. así que la idea de reducir al mínimo los daños relacionados con las drogas implica. La decisión de consumir drogas o no y con qué sustancias hacerlo forma parte del derecho de cualquier persona adulta al control del propio cuerpo y al libre desarrollo de la personalidad. En consecuencia. Drogarse es un derecho. sino plantearnos cómo queremos que sea la alternativa en lo concreto. En consecuencia. sino su ilegalidad. Este no es. ¿Por qué no cae la prohibición? . ningún proyecto colectivo que pretenda restringir derechos inalienables es realmente liberador ni alternativo. pero nadie ha dicho nunca que sea la panacea. los daños que reducen suelen estar causados por factores directamente relacionados con la ilegalidad. Y abordarla no significa seguir dándole vueltas. cuya superación no puede traer sino una reducción de los problemas y un aumento de las libertades. De hecho. aún así. pero insuficientes. 4. Las políticas de reducción de daños son imprescindibles. El libre uso de drogas es un derecho individual inalienable que no tiene más límite que el respeto a los derechos de otras personas y que no puede ser puesto en entredicho por la existencia de mayorías morales. como algunos pretenden. La guerra contra las drogas causa más daño que las drogas mismas. en general. pero desde la idea de su constante superación. No hay la menor excusa para no abordar. las drogas actualmente ilegales nunca podrán causar más daño que el que provoca ahora el alcohol. más elementos positivos que negativos. es absolutamente falso que exista un "discurso que pone en la legalización de las sustancias el medio para acabar con todas las consecuencias negativas de los consumos y con las drogodependencias". 6. En conclusión. Nadie tiene legitimidad para imponer una determinada dieta farmacológica a los ciudadanos. sino más bien al contrario. Por cierto. Por tanto. o por supuestos conflictos con intereses colectivos. 5. Aplazar la legalización sólo aumenta el daño que sufren los millones de víctimas de esta guerra.

facilidades para el control social. lo lógico sería esperar que. txosnas y similares. sólo que sus objetivos son muy distintos de los que declaran sus promotores. generaciones enteras nacieron y murieron junto a ella sin que cayera nunca. pero mantiene importantes puntos en común con el pensamiento único en materia de drogas: la falsa percepción de las drogas como una infección capaz de propagarse por sí sola por el cuerpo social. que critica lo que hay pero no propone nada distinto. Esto no sería posible sin la existencia de lo que podríamos llamar "prohibicionismo vergonzante". Sin embargo.Si la prohibición es un fracaso evidente y carece de base. sino de poder. sino que refuerzan su liderazgo mundial al tomar decisiones de obligado cumplimiento en todo el mundo a través de los organismos de la ONU responsables de la lucha contra las drogas. Pero no va a ser así. porque el fracaso de la prohibición es sólo aparente: la guerra contra las drogas funciona. porque ya es así). pero lo que la sustenta es precisamente la cantidad de grupos y personas que obtienen beneficios de que las cosas estén así. Y no sólo hablamos de dinero. estas circunstancias no explican por sí solas la inmutabilidad de la políticas oficiales. pasando por servicios secretos y grupos paramilitares. Pero claro. la prohibición de drogas es como la torre de Pisa. el negocio consiste precisamente en que esté torcida. que se aceptan o rechazan en función de un criterio que suele ser el del "chauvinismo farmacológico". un discurso ambiguo pero claramente enraizado en la doctrina oficial. etc. En este sentido. el uso de las drogas como chivo expiatorio de otros problemas y la utilización de dos raseros distintos para medir la bondado maldad de las drogas. Por si fuera poco. que no sólo poseen importantes sectores económicos que viven directamente de la guerra contra las drogas. sobre todo en esta época festiva. carentes de control democrático y sospechosos de corrupción. Desde industrias farmacéuticas hasta sectas camufladas. También hay muchas razones para creer que la prohibición de drogas es insostenible. a estas alturas. su venta está justificada porque tiene la loable intención de recaudar dinero para los respectivos movimientos. vistas las escasas contradicciones que provoca el hecho de venderlo por millones de litros en tabernas. la lista sería interminable. . Pensamos que buena parte de lo que hemos leído a lo largo de este debate entra de lleno en esta forma de prohibicionismo de baja intensidad. país o grupo) y las malas las de los demás. aunque el consumo de esta droga dura también puede conducir a la "ruina moral y la destrucción física". El prohibicionismo vergonzante no dice que haya que prohibir las drogas (entre otras cosa. Ahora. De hecho. que no se considera "droga". la han enderezado. por fin. consistente en creer que las drogas buenas son las que toma uno mismo (o las que se usan en la propia cultura. de las que aparece misteriosamente exento el alcohol. Todo el mundo sabe hace siglos que la torre tenía que caer en algún momento. Esta forma de pensar se halla extendida en buena parte de la izquierda de todo el mundo y está en la raíz de su indiferencia y pasividad a la hora de hacer causa común con quienes sufren la consecuencias de la prohibición. como la Ley Seca. Aún así. como sucede en estos momentos gracias al Plan Colombia. terminara por abolirse. influencia. la aplicación de esas normas le permite intervenir militarmente sobre el terreno. El principal beneficiario de la actual situación son los Estados Unidos. pero no del todo y es que. la famosa teoría de la "estrategio diseñada y puesta en marcha por los Estados" es insostenible sin la aceptación previa de los principios antes citados: "la droga" (sic) se introduce y extiende por Euskal Herria como un virus y es la responsable de la desmovilización de la juventud debido a sus cualidades perniciosas.

siguiendo la misma tónica que en años anteriores. aunque también se beneficien de ella. cosa que cualquier proyecto soberanista debería tener en cuenta. una confrontación política y de políticas en torno a lo que se conoce como "la guerra de la droga". y. en lógica consecuencia. lo que obliga a diseñar una estrategia a la medida de la realidad a la que nos enfrentamos. En efecto. generando inseguridad y enormes contradicciones a muchas gentes de la propia base de esa parte de la izquierda vasca. la defensa de los derechos individuales) al avance del proyecto político independentista y a la eficacia de determinados métodos de lucha. como decimos. El siguiente paso es definir cómo queremos que sea la alternativa y las maneras más efectivas de que se vaya haciendo realidad. así como la peligrosidad en la lucha contra el narcotráfico. la prohibición de drogas es una de las mayores imposiciones contra nuestra soberanía personal y nacional. está generando un amplio debate. si de verdad queremos hacer algo distinto y a la medida de nuestra realidad. dado que. se entiende que se lleguen a afirmar cosas tales como que los "trapitxeros" (al parecer. se suele dejar de lado otro factor clave: las decisiones que afectan a la salud y los derechos de toda la humanidad que no las toman. y la comunicación presentada al Parlamento por la Comisión Europea. Vistos los problemas que origina. el origen de esta violación de nuestra soberanía no son realmente los Estados español o francés. Tales afirmaciones son falsas. se aboga. El referido informe de Naciones Unidas constata que en el último año. la cantidad de personas a las que afecta y la manera en que se gestiona. en la que se pretende definir la política a seguir en materia de drogas para los próximos años. Las leyes que provocan la mayoría de los problemas relacionados con las drogas ilegalizadas en Euskal Herria se aprueban en Nueva York.Si este planteamiento es tan difícil de superar es porque es el que mejor encaja en una visión del fenómeno que supedita cualquier otra consideración (incluida. Sólo desde esa perspectiva. continuar con la política de intolerancia. Por otra parte. Mikel Isasi. no ya las personas afectadas. consumo y terapia que se ha ido tejiendo en torno a las drogas prohibidas. de forma que en pocas materias tenemos las manos tan atadas como pueblo. del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas. se han incrementado la violencia y la delincuencia. como en este caso. Pero debe hacerlo de una manera muy distinta a lo acostumbrado. distribución. todos) están "involucrados en la lucha contra Euskal Herria". se exige casi. como en el tema de las drogas. criminalizadoras y refuerzan el discurso oficial. represión y victimización de millones de personas implicadas en la cadena de producción. en Gara DROGAS: UN NECESARIO CAMBIO DE RUMBO El informe recientemente publicado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. se ha producido un marcado aumento del consumo de sustancias prohibidas. convertidos en un fin en sí mismos. los gobiernos y parlamentos se limitan a aplicar las directrices que elabora un complejo entramado internacional que actúa fundamentalmente en niveles institucionales que quedan casi fuera de nuestro alcance y que obedecen a sus propios ritmos y prioridades. sino ni siquiera los Estados. al hablar de la cuestión de la soberanía nacional. .

charlando de inmensos movimientos de capitales negros blanqueados. año tras año. y no me cabe duda acerca de la existencia de elementos claros de diferenciación entre drogas de riesgo o alto riesgo y otras sustancias que. como es el caso del hachís (el eslabón más débil de la cadena de sustancias prohibidas). Así. Más bien —de continuar con la actual política de intolerancia y represión—. no es menos dramático el hecho de que nuestras sociedades se ven forzadas a andar este camino con una venda en los ojos. y por el contrario. ni generan dependencia ni son nocivas. policías y militares corruptos. según revelan los informes farmacológicos más desideologizados o los informes gubernamentales encargados a comisiones de expertos desde el siglo XIX hasta la actualidad. Y sin embargo. ha demostrado no ser la vía que conduce a la superación del problema. se asemeja a una (involuntaria quizá) conspiración perversa de estos expertos y dignatarios. a la especulación monetaria. Sin ser un experto en farmacología. que en su ingenua y utópica ceguera quizá consigan que este abismo se vaya llenando. la senda de la prohibición.Es obvio que el camino emprendido desde que se inició. que permite a los grandes narcotraficantes pasearse por . manteniendo o incrementando sus desestabilizadores y repugnantes beneficios. camellos de poca monta. perseguidos. por parte de los burócratas y responsables políticos de Naciones Unidas. tienen derecho a que no se les sustraigan los conocimientos más elementales para poder enfrentarse a sus propias responsabilidades como seres humanos adultos y libres. marginados. El binomio represión-ignorancia. disfrutar de un buen cigarro y un excelente whisky. a los conflictos bélicos. enfermos. de mayor número de seres humanos muertos. trabajadores sociales y sanitarios frustrados. y un largo etcétera de miserias. que recibirán el miedo como único legado para enfrentarse al problema del uso y abuso de sustancias psicotrópicas. más caos a heredar por parte de las generaciones jóvenes. El empeño en no rectificar. una vez lleno el abismo. Es precisamente en Europa donde deberíamos poder iniciar una reconducción que se transforme en un cuerpo de legislación adaptado a la realidad y a las tradiciones liberales de nuestra sociedad. tintada de moralina. acabando con la hipocresía. estrechamente ligados al tráfico de armas. producirá más compulsión hacia el consumo. Si el resultado de la política sugerida es bastante trágico. como resultado. participo del acervo común de cuanto la comunidad científica ha divulgado sobre sustancias psicoactivas. encarcelados. el floreciente negocio de la prohibición permitirá a los que lo controlan sentarse en la cumbre. bajo los auspicios de Naciones Unidas y en el marco de los acuerdos de Ginebra de 1963. prostituidos. sobre la base de reconocer con honestidad el fracaso y los peligros de la actual política. mayor nivel de endogamia entre usuarios y vendedores de drogas de distinto nivel de riesgo y. creo que ya va siendo hora de que al menos los Gobiernos europeos inicien en el marco comunitario un cambio de políticas respecto a este tema. de continuar como paradigma de referencia en la política de lucha contra la drogadicción. No cabe duda de que estos representantes de variadas familias mafiosas celebrarán la reafirmación política prohibicionista (que tan buenos resultados les está dando) como un éxito más que les garantiza seguir cortando el bacalao. este camino conduce a un abismo cada vez más profundo. inductores arrepentidos. Para concluir.

en paralelo al "complejo militar-industrial". cerca de 18. como burros con orejeras. Castaneda.650 millones. sino la legalización que permitiría controlarlas mejor y reducir la criminalidad que conllevan. de rechazo que empuja a la marginación y a la delincuencia. un coste social que pocos partidos políticos están dispuestos a afrontar. Aprovechemos los positivos y sigamos discutiendo. es decir. desde la defensa de las libertades y desde el pragmatismo. y la de Clinton en 2000. Esta cifra vale tanto o tan poco como otras. hasta los expertos y las fuerzas que persiguen la narcoproducción y el narcotráfico. se pronunció a favor. ¿No afirmó no hace tanto un general estadounidense que "la guerra contra las drogas es la única que tenemos ahora mismo disponible" para justificar los gastos militares? Un estudio de la RAND Corporation llegó a la conclusión de que aplicar el prohibicionismo cuesta 15 veces más que los tratamientos para lograr la misma reducción en costes sociales del consumo de drogas. aunque con un aumento previsible del consumo dado su abaratamiento. por la corrupción que entraña. La Administración Nixon gastó 65 millones de dólares en la guerra contra la droga en 1969. Y no nos equivoquemos: los anuncios de capturas por la policía significan que está entrando mucho más. desde los propios productores y traficantes. en El País. Se llega a situaciones absurdas como la de EEUU con el plan Colombia. con el que financia a las dos partes en una guerra civil: al gobierno para luchar contra la narcoproducción y de . No sigamos engañándoles. semanario liberal. Jorge G. Como intelectual. y.000 millones de dólares. La ilegalización de algunas de ellas ha generado tal tráfico de dinero que se está convirtiendo en uno de los mayores riesgos para la seguridad ciudadana. El ejemplo holandés es un banco de pruebas con bastantes resultados positivos y algunos discutibles. para las democracias. por encima del comercio del petróleo. con el que guarda relación. delincuentes a causa de la droga. LEGALIZARLAS The Economist. algunos consumidores…) y mientras permitimos también que se siga matando a nuestra juventud a golpes de sobredosis y adulteraciones. Sería un fraude casi criminal seguir. Las víctimas de la guerra de la droga y sus familias se merecen información y un debate serio.la calle y por los puertos deportivos mientras llenamos las cárceles de sus víctimas (los pequeños vendedores y traficantes. Naciones Unidas sitúa los ingresos de la industria ilícita de la droga en cerca de 500. Lo importante es que en su derredor se ha creado toda una red de intereses para mantener la prohibición. y no sólo para los llamados narcoestados. Es necesario plantearse con seriedad no ya la despenalización. José Mª Mendiluce. defendió de nuevo poco antes de la pausa de agosto la legalización de las drogas. pero desde que es canciller de México tales propósitos han quedado olvidados. la de Reagan en 1982. incapaces de cambiar de rumbo.000 millones. 1. en lo que alguno ha llamado el "complejo drogo-industrial".

Ello detendría en el acto la riada de pequeños y grandes delitos que los drogatas . como Suecia.y a éstos a través de la demanda de drogas en EEUU. Estados en la UE tajantemente antidrogas.paso contra las guerrillas –ambos elementos están estrechamente vinculados. con las condiciones razonables del caso. por sobredosis o imprudencia. las dosis de droga demandada por los ciudadanos. Otros han abierto la mano. El producto estaría garantizado contra adulteraciones y sería tan seguro —y dañino— como indicara exactamente en el prospecto. el siguiente. pero también en Colombia que ve en la prohibición una de las raíces de sus profundos males. 3. De inmediato se detendría la sangría de muertos provocados por el consumo de droga. Pero Europa. Algunos expertos en la materia. la legalización. Armonizar las legislaciones nacionales sería un primer paso. aunque estabilizada. en este caso para reducir. El precio de venta de la droga sería una fracción de los feroces precios actuales de la droga clandestina. Algún muerto habría. creen que la legalización se hará primero en EEUU (donde crece el apoyo a tal medida) o no se hará. lo que puede desplazarlo al triángulo de oro en el sureste asiático o a Colombia y países vecinos. hay efectos globo de carácter geopolítico. el Gobierno español despenalizara el consumo y comercio de drogas. Aunque a algunos pueda parecerles chocante. que no entran en estas consideraciones. LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS ¿Qué pasaría si. pero la riada de jóvenes asesinados con porquería en sus venas se detendría de inmediato. Las farmacias. en un gesto de cordura y de coraje sin precedentes. Así los talibán han prohibido en las zonas que controlan en Afganistán el cultivo del opio. uno de los aspectos más oscuros de la globalización. en El País. en parte. donde algunos Estados han dado pasos importantes. adulterada hasta el ladrillo. Bélgica y Portugal han seguido a Holanda en su política liberal hacia las drogas blandas. que es la que hoy se vende en el mercado nacional. como en otras materias. ésta podría ser una contribución de Europa a la gobernabilidad global. autorizando su venta libre en las farmacias o estancos del país? Pasarían varias cosas: 1. Andrés Ortega. lo cual puede explicar los renovados llamamientos para la legalización de esta droga en estos Estados. a precio también razonable. 2. La legalización es una medida que no se puede tomar en un solo país. expenderían. La situación está cambiando: la producción de marihuana en EEUU y Canadá representa ya más de la mitad del consumo local. en esta "única multinacional del Tercer Mundo". Excluyendo las drogas de diseño. pero sí en un área ya extensa y poblada como la Unión Europea. Hay. como el profesor Carlos Resa en España. puede marcar el rumbo. sin embargo. como alguno define la producción y comercio de droga ilegal.

y contra el que han fracasado en todo el mundo. En Estados Unidos. el consumo legalizado de drogas aumentaría ligeramente. que es el terrorismo. Pero un cierto aumento del consumo es casi seguro. Habría algunos jóvenes más enganchados. mejoraría la justicia y policía común de nuestras calles. Puestas así las cosas. lo astronómico del precio es el resultado de la prohibición. Si pocos roban para comprarse cerveza. poner término a la guerra interesada. adormilados y soñadores. sino agarrar de una vez al toro por los cuernos y centrarse en los diversos modos posibles de administrar la legalización. Sin embargo. 5. con sus escasos recursos y sus millares de muertos. 4. en cambio. pero no habría muertos. Con ello podría financiar masivamente programas de rehabilitación y de prevención del consumo de drogas. es decir. bien pocos lo harían para comprarse dosis a precio normal. y hasta quedarían recursos humanos para luchar contra esa lacra.actuales cometen para poder financiar su vicio. Sólo los puritanos extremos temen que la legalización traería consigo una drogadicción masiva. quizás para la producción en cadena. El Estado cobraría un fuerte impuesto sobre las drogas vendidas. no la muerte. 6. no de la droga. Con ello se reduciría el déficit público. Igualmente podría dedicar parte de ese impuesto a financiar escuelas de educación profesional para una juventud como la nuestra que hemos condenado al paro y a la droga entre todos. Al respecto conviene no olvidar que el coste original de la droga es bien bajo. la polémica sobre la droga no debería seguir atascada entre la guerra y la libertad. como hace con alcoholes y tabacos. Es decir. etc. y fomenta la criminalidad y la corrupción a todos los niveles. que es el más rentable del planeta. lo cual sólo es posible con redes de comercialización y distribución internas muchísimo más grandes y eficientes. ha exterminado numerosas bandas y sus cárceles están repletas de delincuentes de la droga. Colombia. perniciosa e inútil que nos han impuesto los países consumidores y afrontar el problema de la . Millares de funcionarios —policías. Pero sólo el consumo.— quedarían de inmediato liberados de la imposible tarea de impedir su tráfico. Por lo menos cuatro capos de los más grandes están presos y el más grande de todos se encuentra acorralado. MANIFIESTO A FAVOR DE LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS La prohibición ha hecho más atractivo y fructífero el negocio de la droga. aún vigente. se abastecen a diario y sin problemas 20 millones de adictos. como ocurrió al abolir la prohibición norteamericana del alcohol a principios de los años 30. poco útiles. aduaneros. Cambio16. Juan Tomás de Salas. los Estados Unidos se comportan como si no lo supieran. Posiblemente. jueces y oficiales.

Miguel Ríos. con compromisos serios de los países consumidores para con los países productores. Pues no sería justo. Ana Miranda. Y. Fernando Savater. Josep Mª Flotats. Xavier Rubert de Ventós. Es decir: que nos suceda lo que a Nicaragua. Raimón. Fernando Sánchez Dragó. aunque sí muy probable.. Antonio Escohotado. Lourdes Ortiz. por supuesto. Àngel Colom. Joan Manuel Serrat. Terenci Moix. El Gran Wyoming. entre otras muchas personas. Asumido por el semanario Cambio16 y suscrito por Carlos Fuentes.droga en el mundo como un asunto primordial de naturaleza ética y de carácter político. Manuel Vázquez Montalbán. Luis Bofill Leví. Guillermina Mota. que quienes sufrimos las consecuencias terribles de la guerra nos quedemos después sin los beneficios de la paz. Mario Onaindía. Gabriel García Márquez. que sólo puede definirse por un acuerdo universal con los Estados Unidos en primera línea. que en la guerra era la primera prioridad mundial y en la paz ha pasado a ser la última. en Cambio16 . Luis Antonio de Villena. Rosa Montero. Jesús Ferrero. y Javier Bosch.