Colombiana y universal, aparentemente ingenua y profundamente analítica, la obra del colombiano Fernando Botero ha merecido un reconocimiento unánime.

Artista de formación autodidacta, en su pintura se pueden rastrear las influencias de su etapa florentina, especialmente en el recurso a modelos de inspiración renacentista (le influye la obra de Ucello y de Piero della Francesca). Mucho más acorde con su carácter y sus raíces, hay también en su obra una fuerte presencia de la pintura colonial y popular de la Colombia del siglo XIX, además de la influencia de la escuela muralista. En el esmero preciosista de su técnica pictórica se encuentra la presencia de los grandes pintores del barroco español y la fuerte personalidad de Goya.

Fernando Botero El rasgo más peculiar de su personalidad creadora, que hace fácilmente reconocibles sus cuadros, es su particular concepción y expresión de los volúmenes: hace que las figuras protagonistas de sus lienzos sufran un agrandamiento que resulta desmesurado para el reducido espacio pictórico en que se las hace habitar. La imagen deformada que lleva su pintura al terreno de lo grotesco es el componente de humor crítico que expresan sus lienzos. Conjugando gigantismo y humor, sus monstruos sobrealimentados, de vientres hinchados y actitudes rígidas, son una crítica sarcástica a la sociedad actual. Por otra parte, esta pintura de lo feo se combina con un gran virtuosismo técnico, percibiéndose en el trasfondo de sus obras la pintura de Velázquez y de Goya. Desde finales de la década de 1950, Botero fue "engordando" sus volúmenes y desalojando fondos y perspectivas ante el arrollador e incontenible ímpetu de aquéllos. Se vale de una pincelada cada vez más refinada y de un dibujo "pictórico" en cuanto moldea la forma en lugar de delimitarla, estableciéndose al mismo tiempo como un sensible y rico colorista. "Posteriormente, su pincelada -en un principio enfatizada y concreta, permitiendo entrever la estructura del cuadro- va haciéndose menos notoria, al tiempo que sus figuras, objetos y frutas van adquiriendo una opulenta sensualidad, no sólo con la amplificación sino con la aplicación cuidadosa y delicada del pigmento. Sus perspectivas son a veces arbitrarias, como lo es la escala de las figuras, que varía de acuerdo a su importancia temática y compositiva", escribió Eduardo Serrano.

semana. si alguien tiene ideas y piensa. CONCEPTO DE BELLEZA DE BOTERO. Sus pinturas tienen dos fuentes primordiales: sus puntos de vista estéticos y el mando latinoamericano en el cual creció. pues yo hago lo mismo con las naranjas y los plátanos y no tengo nada contra esas frutas".com/cdb/doc/impreso/9148597 El arte. Arte es deformación. En arte. según Botero.com/nacion/bravo-maestro/1743363.com/catrecillo/2012/04/05/fernando-botero-el-artista-nuestro/ La obra de Botero se puede entender como el producto de una tremenda habilidad en el oficio de la pintura y la escultura. el cree en el arte directo y que no necesita explicaciones como el arte antiguo. Según Botero no hay significados ocultos. http://www. no hay nada que entender en sus pinturas.elespectador. El estilo de Botero es caracterizado por explorar el volumen y la sensualidad. Para Botero la sensualidad es la fuente principal del placer y constituye la contribución del artista a la realidad. el pintor dijo: "Deformación sería la palabra exacta. no tiene otra salida que deformar la naturaleza. su mayor virtud es perpetuar la memoria http://blogs. sumado al conocimiento perfecto de la técnica y a una .aspxhttp://www.milenio. mis temas son satíricos a veces.La casa de Amanda Ramírez (1988) La polémica sobre lo feas y grotescas que pudieran parecer las figuras de Botero se ha ido disipando con los años. pero la deformación no lo es. En cuanto a la cuestión caricaturesca. no puede producir cambios políticos en la sociedad.

aun cuando haya estado fuera del país durante un tiempo tan prolongado. El arte para Botero no es un medio sino un fin. En sus palabras: “Uno debe ser fiel a sus raíces. Su procedimiento. sólo entonces puede llegar al corazón de todos los pueblos del mundo… Yo soy el más colombiano de los artistas colombianos. Ha dicho el pintor que los elementos subconscientes se materializan cuando el artista tiene la intención de pintar una obra clara estilísticamente. Goya. La relación de los elementos que aparecen en sus pinturas es silenciosa. sin dejar a un lado el reconocimiento constante que ha hecho de los maestros en este campo. aunque no esté de moda. Si uno quiere crear cosas que realmente signifiquen algo para su gente. Son volúmenes con cualidades táctiles. la misma cara. Todas sus obras son como naturalezas muertas. porque ellos tratan de seguir las modas internacionales en el arte. Su técnica es producto perfeccionado del estudio cuidadoso por medio de la copia.manera genial y particularísima de entender el arte. todos deben tener el mismo cuerpo. la perfección de las superficies y de las formas son una parte importante del ideal de belleza”. los elementos se relacionan en un diálogo preciso de color y forma para lograr el máximo de plasticidad. la manera como trabaja es como la de los pintores abstractos: sus figuras crecen y decrecen hasta acomodarse en el espacio. Fernando Botero reconoce que creció con la idea de que el arte debe ser bello y que no ha podido deshacerse de esa idea. debe primero ser honesto con el medio de la pintura y luego consigo mismo. El aporte de Botero a nuestra cultura es inmenso. Él se siente el pintor más colombiano de todos y así lo creemos nosotros. las figuras no piensan sino que posan. La obra de Botero aunque siempre reconocible ha ido cambiando con el tiempo.” . y estar al servicio de otros propósitos. los pintores italianos del Trecento y del Quattrocento. de la pintura de Velázquez. Botero dice que: “En Latinoamérica. es obra poética subyugada a un estilo. He permanecido más colombiano que los pintores que viven en Colombia. Como en el arte egipcio.

no tanto en los temas que se pintan sino en la forma como se pintan. es poseer un lenguaje: “Básicamente el problema reside en el lenguaje que se use en la pintura. es decir. el humor. que parecen ser atemporales. lo que considero lo latinoamericano”. la armonía y la sensualidad. No se puede decir que han salido directamente del plano del lienzo a la tridimensionalidad. Las esculturas de Botero no necesitan ni contexto ni explicación ni conocimientos para ser disfrutadas. sino formas voluptuosas que transmiten sensualidad . que no imitan.glits. Son creaciones extraordinarias. La Historia del arte es la historia de los arquetipos exitosos. cierta aproximación directa y brutal al tema que existe en el arte colonial y en el precolombino.com/vernoticiasanteriores.php?artid=110220&relacion=dossierpol itico&criterio= A Fernando Botero le fascina explorar la sensualidad sobre el óleo y le asombra que exista la ilusión de una forma voluptuosa sobre una superficie plana. . producen resonancias en los otros sentidos como el tacto y el oído y satisfacen el gusto por la belleza. Botero es un artista grande que ha encontrado una manera de ponernos en la historia.Ser latinoamericano dice.mx/blog/power-players/65-anos-dentro-del-arte-80-de-vida-fernando-botero http://www. http://www. En sus esculturas la representación le aporta a la realidad: le añade aspectos emocionales y culturales. por lo cúbico como plasticidad total. pues no están en sus cuadros de la misma manera que en el espacio real. Así que cuando pinta no mira señoras gordas posando.dossierpolitico. no temen a la monumentalidad ni a los arquetipos. Es cierta pasión por la forma. aunque recuerden otras esculturas de la Historia del arte.