1 y ahora he aquí que ahora se da vuelta como un guante el tiempo quizá vaya a comerse a sí mismo qué hacer de lo desconocido

a veces todo es diferente de los estados que fueron los nuestros hasta el pero uno percibe estados acerca de los cuales uno no posee la experiencia una cosa el azul el viento otra la desgracia que llega a nuestra espalda el día se cepilla y se raspa hacemos como si debería servir de vuelta luego cae la tarde y la noche borra la novedad una miseria viene a oprimirnos la garganta y mientras la voz se quiebra buscamos dónde ha quedado ese ahora que habíamos arrojado como un ancla algo ha estallado no sabemos si acá o acá adentro afuera una estupidez flota bajo los hombros un deseo de estar fuera de uno de ser el tú que mataría la impostura de ser un viviente abreviado por adelantado hemos sin embargo bien mezclado el uno al otro los demasiado tarde los demasiado temprano tentado de trenzar los contrarios de sembrar de olvido los recuerdos la lengua remonta el curso del vocabulario elevando palabras una espuma en la punta algunos remolinos verbales una estela donde el pensamiento súbitamente no es más que una arruga recorriendo la superficie 2 y ahora he aquí ha llegado el tiempo de mirar aquello que no se puede ver es una dirección un llamado un apetito el deseo de algo un temblor al borde de los ojos el gusto de lo insaciable tal es así que en caso de que la aparición tomase forma su rechazo haría arrojar los ojos sobre ella y ahora surge el miedo de que venga a fuerza de insistencia la cosa que no sería imagen sino carne en descomposición la carne podrida de pensamientos muertos o aquella que fermenta al fondo de la descarga humana en el lugar mismo en donde el poema busca escarbar restos a fin de que las palabras tomen a través de sus curvas y sus trazos todo el vejestorio carnal el estiércol de nuestro sentido y suba entonces el largo croar de los huesos la palabra física que sueña el cuerpo cansado del viento de la palabra una suerte de grito un estertor en la garganta cerrada por el tiempo o por esta angustia el pobre tributo pagado al ejercicio del conocimiento y ahora como una cicatriz enrollada en la boca el recuerdo busca a qué herida se quedó colgado 3 y ahora qué hacer con la nada en donde respiran las palabras en tanto que las cosas multiplican sus formas en el espacio y que la vida remueve sus arrugas o las repliega en el fondo del corazón

por todos lados una ilusión plana que uno querría cambiar en certidumbre vaho de vaho nos han prevenido pero quién creer en el humo uno intenta vuelta a vuelta la lengua el sueño la pluma y el cuchillo luego la cabeza se va a sumergir entre las salazones de la literatura a veces algunas pequeñas sombras dan al pasar un poco de gusto al aire un peligro misterioso perfuma su huella una amargura una falta luego la boca palidece por haber acogido esos residuos de sensaciones en vez de hacer imágenes o bien ese endeble susurro sobre los labios sin embargo un soplo sobre la sien suscita el deseo de creer aún un poco de creer que ahora hará surgir desde ahora el Tú y su reserva de rostros suficiente para extraviar el tiempo pero para qué lo interminable si la vida no se juega otra vez cuando la hierba haya crecido sobre la lengua encontraremos quizá la articulación del misterio entre los restos de una frase 4 y ahora alguien atraviesa la cabeza una forma un recuerdo un transeúnte que ha perdido su rostro o bien los malabarismos de una sombra querrías palpar eso tocarlo para que vuelva la materia por qué no te atreves a decir la carne como si un cuerpo no pudiese surgir en ti como si todos los espectros no pudiesen volver más que como corrientes de aire y ahora miras del lado de ese vocabulario personal el de los nombres que una vez por todas se han declarado propios pequeños esqueletos suspendidos en algún espacio privado de porvenir sueñas un instante con la pólvora dicha con simpatía un polvo una sustancia capaz de hacer del presente con la pérdida con lo bajo pero qué es el lodo del tiempo esa cosa ni siquiera sucia aún cuando chorrea entero de la muerte un acto acuérdate un acto que de un momento a otro nos arroja a lo impensable en tanto la carne hormiguea sobre los huesos y rápido va hacia la nada los nombres pueden siempre volver a servir pasar de tal a tal otro al que sigue dos fechas alcanzan para limpiar un nombre para nuevo uso así el apellido y el propio se reciclan en medio de la ausencia 5 y ahora como un espejo ofrecido a los vapores del mercurio esperas a que venga en el día la imagen latente bajo lo crudo un sobresalto de sombra o esa cosa inasible presente por todos lados no la vida que va en ti sin ti escondida en su corriente una especie de Norte misterioso que tira hacia él siempre el corazón intentas en vano orientar la huella luminosa o el pliegue el temblor predisponiendo el espesor carnal para devenir pensativo pero el pensamiento olvida al instante sobre qué terreno él se eleva la cabeza no sigue aparentemente lo que ella ha sin embargo proyectado un abismo está bajo la formación de las palabras una boca invertida

en la cual la apertura es sin cesar velada por la sombra de las ideas no sabemos lo que mata la intención primera o bien la come sentimos tan sólo flotar en el espacio el borde de un por aquí un lugar huidizo que la lengua a veces acaricia inconcientemente un silencio pone una pequeña duda en la garganta luego cae y no sabemos por qué lado se ha perdido ni siquiera si ha dado una señal porque el coraje falta súbitamente para mirar hacia lo desconocido 6 he aquí que muerdes en el ahora el puño elevado contra el tiempo y eso no tiene mayor efecto que si golpeases una ilusión sin embargo ese gesto es un acto aunque bata la nada pero estamos acaso seguros de la nada desde que la observación crea la realidad los ojos se van a tocar el movimiento que no ven han envejecido a su retorno y no ven con alta definición un temblor un dolor tantos lapsus la lengua deviene torcida querría cabalgar el lenguaje y hacerle el amor ella absorbe de sí misma la saliva a fin de que húmedas sean las letras los nervios de la garganta para bañarlas una a una del jugo bucal pero apenas salidas de los labios ellas se alinean y hacen el juego del tiempo es acaso a fin de significar que la carne acá no es necesaria ni razonable siquiera en vista de cierta pesadez ficticia no contaremos más con la llegada súbita de un milagro silábico ni con el cerrojo del punto final de hecho tan poco definitivo ninguna cosa verbal puede atajar el arrebato de la separación aunque la soledad someta toda la vida bajo los hombros 7 y ahora este ahora quiere hacer una muralla en el presente pero he aquí que la vida se entromete y pasajera reclama un pasaje su voz da miedo siempre se interroga y quiere mascar sentido alguien mira avanzar el desastre y se pregunta por qué toma una palabra otra las pone al lado luego espera dios se disolvió en el misterio del mundo y el cielo azul todo andaba mejor sin el pequeño cadáver de la realidad cómo enterrarla en ella misma mientras la bóveda del pensamiento no es más que el aire soplado en el aire la pérdida en forma perpetua continúa la muralla de ahora no construye más que un brocal en torno al vacío el cuerpo de un Tú flota por el muy viejo poder de un sueño interno el sueño que ese agujero al corazón de cada vida es como una pupila dirigida hacia algún afuera alguna orilla del paraíso perdido que experimenta un ojo al contemplar el vacío su espacio inagotable imagina que se marchita ese órgano inútil y que la cabeza también no es más que una nube derritiéndose en el polvo de las sílabas .

roger roderón la historia donde son despedidos los nombres blanca mueca y bajo el pétreo revés de los labios desecho de viento gesto yacente no hay sino palabras mauleras en nuestras lenguas untadas con nada un dedo en el ojo x recuerdos destrozados you never know what is enough unless you know what is more than enough nada se dice jamás y siempre es nada decir tanta sombra sobre sombra reír o escribir un naufragio en el fondo de la garganta y la pupila desborda a ras del ojo momento del estrechamiento abatir el raudal hablar esperar parapetarse uno interroga un fantasma la mano se desdobla black wind from one place to another se oscurece la cara entre el tú ese deseo que la boca come mira cae el frío quédate aquí es la hora poder de párpados .

ah si las encías se cerrasen ¿creeríamos conocer que agonía gangrena esperanza? the body thinks against itself oh espejo una frase ahí se hiela dudo de la muerte y no puedo morir más lejos sobre cada página falta una página oculta quizá bajo palabras el terror delante de sí mismo a quién hablar ahora a quién contar la desnuda noche en el tiempo y los huesos talk is so difficult el cuerpo no le bastaba ser ni manejar el enigma ni conocer sin sueño dormir y hallar la cabeza enferma por ver el cielo ¿hace buen tiempo? maleza de uñas escalada la mirada encajonada ¡zas! sobre sí mismo .

..uno tiene mucho yo y nervios memoria memoria espina al fondo del ojo you’re not there not where you are la palabra primera. contra lengua al retoño remachada rompiendo sus destrozos rehuyendo rayando su papel la escritura produce contra ella misma se las juega agujero de aire y yo imaginaba que mi boca iba a sangrar manducación de maneras para despuntar poses soplador soplido sufrimiento siempre buscando el extremo el alfabeto inmóvil luego más realidad o la maquinación impublicable no noche el vacío cercando la cara come el libro otro tiempo un yo ha crecido en tu voz todo es lectura repetición a partir del fin terquedad . oh cómo decir eso.

tú se disgrega en tú pero al fin que el poema renazca terrible transeúnte insuflado a la lengua juan dónde nuestra morada es más que un eco ¿un cruce del nombre? la nuca ya está rígida mucho abismo en los hombros atravesar el vértigo eso nos falta y ese sol que aún desciende en el círculo estrecho especie y escritura como una doble raza hay muchos colores pero bien no van ¿tenemos suficiente saliva para lavar el movimiento y la superficie? escalera abajo la mano toca agua amarga nuestra pizarra es blanca lo que viene después no viene más nos asedia prisa precipicios los renueva delante de la nada y sin embargo esa construcción de signos ¿ves cómo comen la sombra? alrededor de ellos nuestros rostros ofrecen demasiadas líneas .

las últimas veces incluso abandonan la celada de la lengua olvida uno carga su boca donde hay vacío mezcolanza de vivos y muertos se piensa en libros anegados de palabras cerramos los ojos y se extingue el otro fuego nos atraviesan las nubes algunos dedos en línea una mesa de piedra de qué serviría el trabajo germinas entre los labios nada más que un agujerito y el golpe de suerte aquí nosotros y después lo inacabado cortina de mundos blancura de la ley de modo que nuestra mirada se desentierre una anatomía por rehacer no es noche sino la noche del hueso íntimo vértebras decías vértebras uno vierte aún un poco de savia mira retoñan ojos en ojos sin que lo vivido aumente una pupila-útero x veces plena la mano coge la pluma y embalsama para terminar de otra manera faltaría lavar el cuerpo de una raza entonces la lengua secaría .

del hoy habría en cantidad del tú que da reflejos ¿eso es posible? qué interesa una voz desdentada antes de la caída todos los dientes duelen queda sin embargo este horizonte entintado de rojo y que se hace piel aliento aceite de aire vuelo conmovido en nosotros una vida busca su rueda y que arrolle al fin su propio sentido hendeduras fragmentación invocatoria conocer callarse descubre necesidad ya tantos muertos dentro de nosotros lo innumerable se asfixia decía no abras la carta sino segará el instante y vi el sol de los muertos enrojecer sus párpados nadie tiene uñas tan agudas como para coserse la boca murmullo y todo el aire habla .

un apilamiento de alfabetos que arrullan la semilla toda de lengua recubre el mundo se ahueca en lo sucesivo lo crudo turba subjetivos menudillos quizá demasiada cabeza en cabeza un asado de saña [rabia] al mirar esta carne de nuevo en la página alteridad unión trayecto siempre vuelto a empezar con su nombre uno hace fuego llamarada mental reduce las diferencias en el cerebro tierra bajo tempestad nada que se pueda narrar uno se comió todo lugar desnuda noche ahora en ojos transplantada y en sí cada cosa parece repetición inútil en tal caso hacer terrible usura trago rebevido siempre edificar con aire con lengua de juego no queda sino la isla cerebral nervio al nervio batalla invisible sosia de sombra .

orificio de muertos fulgor fulgor eyaculación negra regreso y los signos por los suelos titubeando tu testa bueno sería recoger la respiración del cerebro hay leyenda en suspenso infancia nueva analógica esta muerte paisaje y ruta idea delante de la puerta alrededor sólo existe fermentación mueca bello barro laxante para el vocabulario ah qué mundo siempre limpio en la página aquí comienzan las figuras donde el nombrar se horroriza ritual la memoria entrada del verdadero teatro como si el secreto que lo manipula reflejase el suceso de atravesar se trata esta frontera que uno no ve aún de la tabla al papel rigidez de la ley desembolso a la sintaxis y la retina osa acoger diálogo de los muertos negación luego velocidad triunfos riesgos y la cifra .

semejanza con la faz mental todo es alarma íntima de vaho osamenta espejo-noche llevando los motivos vocablo y quien pene por cerebro dice: regresa el doble ha comido su infinito boca no es más nada sino herida en cierne bruno sólo una mirada rebelde y rechazo un grito en el ojo no en la cabeza nos la agrietaron mas lo imaginario entonces tacha interna juego del retorno original embestida del mito necesitamos tierra para producir allí aire revelación-revolución un poco de estupor fijo y de todo la equivalencia en lo negativo está el comienzo de realidad leer entre los ojos .

sombra el rostro niega hace falta desollarlo vender su similitud y sembrar dientes en todo sitio rígidos son los nervios sobre la costura de cimas iluminadas cualquier trabajo viene del lado de la infancia maquinaria de abajo se desgarra se desgarra se desgarra neutralizando la forma tan rápido es todo quizá menos que un grito el gusto del tiempo como muerte en la lengua es una ala la sombra inmóvil y en lo bajo erran los estertores si un nombre habitas para qué el cuerpo no hay ni trasplante ni cópula siempre dos especies y esa húmeda hondonada para cavar ojos cuchillo sueño de un libro donde el fin habría comido el hambre es menester mirar la muda x veces golpearse la frente en cada creador un mimo cuando la escritura se deviene mercancía filo de sentido no hay dos maneras de estar desnudo lucha toda historia escrita incesante de clases vida y muerte asimismo .

cuerpo y texto haber producido su mano qué recurso y de la separación de los dedos viene la gramática que pauta un cambio igualmente se recortan gestos de lo conocido sobre tabla de carnicero adelante el nombre y lo anónimo detrás cascajos y lo olvidado aprendido no otra cosa que espantapájaros para hombres trabajamos desesperándonos un cadáver tengo sobre los hombros y sobre el rostro vaho por devenir ah qué es lo que dices de lo de dos caras sólo basta una palabra todo está en la boca aquí se quisiera beber en su cráneo espesa noche bajo las sílabas locura o frasco se enjuagó las heces todo trazo pide aún de lo mismo ahora dónde ir sino detrás de sí reír de la huella que se guardó para ver si las palabras seguían sobre el cuerpo nuestra sombra tiene hambre de nosotros cercenarás el límite o más bien romperás el tazón caído del cielo gangrena es lo que se conserva .

y qué interesan las estupendas horas resbalón en herida sería necesario hablar del individuo el truco dualista y moral bueno para el servicio pero si mordemos la mirada para llevar bajo el diente transparencia la poesía es solamente la liberada lengua como vivir por siempre de restos se está en el momento de captura mano en la fisura de la trampa mala suerte si lo de dentro cae cara al sol vive quien a lo homogéneo se opone cuerpo puro no hay vencer el partido y reemplazarlo por el organismo lo inimaginable es la única real vida gran error si es sólo eyección en lo de dentro caso por caso del texto ninguna palabra es superior en un libro para que yo acaezca en lugar de eso la estaca siempre es el peligro risible peligro de tenerlo en el culo y después cuando está en el interior nada de defensa escritura al fin íntima sangrante esta punta donde se vuelve físico el lenguaje .

¿es lo inverso de una lengua? tocas tu tú todo lo de fuera dentro y los labios hendidos hablar ruina la palabra uno tiene un hueco no hay medio de decir ni nacimiento ni muerte todo está entre los dos escritura que no sabe mastico sombra hablando de mí vivir es tenerse uno está en la mira por sí mismo otra representación por favor si negamos el Sentido en el sentido entonces no quedaría más que lo imaginario cuerpo sin marca y que no haría ver humedad siempre la lengua olvida la boca un libro igualmente se abre dime ¿se es lo que el otro no es un exceso de haz y envés x veces invertido? en lo que nos separa actúa el reencuentro ninguna amistad sin negación las palabras no son de nadie más vale no identificarse con nada incluso consigo mismo queda todo lo que no es el resto y es .

inmensidad entera donde reírse juntos a carcajadas andrés donde todo nos falta no hemos sido valerosos del lado del exilio realidad realidad y qué más al carajo el número del orden hoy día es faz que leva anclas nada más no tenemos sino que sacarnos los ojos en silencio en la estación no entraré jamás dices aquí se liquida saber no saber qué cojudez soy yo esta huella rápido un poco de hueso y que cierren mis agujeros las palabras hacen eso muy mal tal pura pérdida y para reír ah dime qué hay hay aullidos en la carita de la poesía odiar su pareja es una resaca en la mañana suave suave una lengua cambia de piel para ir de A a A mira al frente se necesita tener la edad de lo que se hace para hacerlo si el tiempo se convierte en su propio vestigio ponerse una palabra sobre cada diente y apretar .

no soy sino una mano entre otras me hablan de lo que yo olvidé puede ser que la hora venga para traer de nuevo lo conocido a lo desconocido al giro de una frase un lienzo de pared el balbuceo incendia la gramática voz de viento blanco quédate dice ¿el pasado está siempre por llegar? el todo por el todo uno digiere su doble caída adelante y tú te regocijas de lo inevitable aún no estamos en el mundo y las palabras hacen sombra conocer el artículo de las cosas en eso uno coge frío un grito sacado a flote mata su boca entonces de los estropicios la extensión inunda no provocar la suerte espíritu no hay más que un signo detrás un humo y lo que sigue error dulce error se hace tiempo entre las palabras lluvia negra cae no estiremos la mano al cáncer es como un puñado de polvo húmedo .

y cuando se ha barajado las cartas ve dice el cadáver y la gelatina blanca y algo que no es más tuyo si hay que escoger escojamos la lógica del fantasma en punta tengo los nervios estás vivo sí o no ah la luz fría no nos hiela juego de palabras doble yo escribanía ay la larga inmovilidad atada al tiempo vacío ni entrada ni salida y sin embargo nos producen estertor en la espalda opresión del lenguaje socorro de larvas siempre poder de la visión escribe Mallarmé a Redon bien misteriosa simpatía ilumina con claridad que conoce sólo lo insulso ordinario de la existencia y qué síntesis cruelmente abreviada Mi admiración al gran Mago y obstinado buscador de un misterio que sabe no existir y que perseguirá para siempre para eso del duelo de su lúcida desesperación puesto ha sido la Verdad tortura horda de osamentas de las cuales emerge la muerte lenta no se tiene más olvido para tachar todo falta que la cabeza para siempre desborde un grito entre dos conmociones todo nos recalca la vergüenza en el taller oscuro y uno quisiera escupir su lengua donde siempre la moral reina no otra cosa que cuerpo cercenado cercenado cercenado .

de la memoria ironía en plena tarea de asesinar decir que se resistió un truco horror nos enmohece la historia es necesario que continúe comiendo la vida por qué no contra-comer la historia un hombre desentierra su inocencia estaba cansado de su todo trazado destino si no había carencia para qué tenemos la boca ese nido por lo imaginario y el alfabeto busquemos un rito-cuchillo muchas veces nos han hecho la jugada del sentimiento no sea nuestro nombre aserrando espacio mental ruptura precipicio de huesos castañeteando los dientes hasta no poder tener una palabra en el hocico y el contenido se larga primera o no una carta es un recuerdo poesía a la vez mi ahí y mi allá lejos el blanco bebe en la fuente allí el presente se exprime palabra por palabra antipalabra no hay fondo sino el deseo de entrar en sí .

y ves nos volvemos mendigos y ya se nos muestra con el dedo aquí en el país del sentido todo hace bah la realidad palabra extraña el orden produce la irrealidad desmoralicémonos y buenas noches desviación contribuye a lavar la lengua con mano de pelo corto y largo pedazo de sexo aventajado eso me da placer abre un poco más las piernas no perdamos una gota tú no llegas siempre a deshacerte de tu calambre él tirita se diría que le han dado látigo hasta matarlo no tiene tiempo con trabajo palabra se quiebra rompe con el saber y conoce lo desconocido pero por qué dos entonces decir no no terminaremos nunca falta que seamos dos hacer rápido y por qué dos si no porque aquel que habla siempre es el otro frío dices tú mira la locura hacer volteretas nos han robado lo que continuaba .

hay lugar para el bandazo en cada palabra el silencio que se respeta rompe el silencio escribir para conmover escribir olvidamos ya un espejismo con otro espejismo entonces escribir aún y bajo la mano sentir la ruina superar el lenguaje manipulando el lenguaje gris claridad de la garganta en la sombra del tú silencio despierta buena cosa la cosa que uno hace cosa en la punta de la lengua queremos las criaturas sin posteridad .