De Cuento en cuento me narro diverso Editor general Colectivo Sentimos Diverso Co edición IDPAC-CONSORCIO ASTRAEA Comité

editorial Laura Gisselle Vargas Latorre Diana Castellanos Leal Ibonne Moreno Carolina López Ponce Corrección de estilo Laura Gisselle Vargas Latorre Diana Castellanos Leal Diseño y armada digital Carolina López Ponce Carátulas Carolina López Ponce Primera edición 1400 ejemplares año 2007 Impreso en Colombia por Editorial Bochica Ltda. Texto de circulación restringida y distribución gratuita, prohibida su venta y reproducción.

ASTRAEA

4

H

“En el lienzo del cuerpo se van pigmentando las ensoñaciones, se van escribiendo biografías individuales y colectivas, se van tejiendo lazos afectivos, se da vida y voz a los antiguos, se rememoran contextos y personas vivas o muertas, se resignifican prácticas sexuales y el cuerpo se consagra en ritos y rituales como un templo…”
Cupatitzio Piña Mendoza, psicólogo social especialista en culturas juveniles, en su libro “Cuerpos posibles Cuerpos modificados. Tatuajes y perforaciones en jóvenes urbanos”, texto ganador del Premio Nacional de la Juventud en 2003.

El proyecto “De cuento en cuento me narro diverso” propone la realización de tres canelazos literarios en los cuales, a través de talleres psicoemocionales, corporales y de arte terapia, se incita a una producción escrita que revela la vivencia cotidiana de la sexualidad, el cuerpo y la diversidad, por parte de jóvenes de diferentes localidades de Bogotá, priorizando aquellos que hacen parte de la población LGBTI. Dicho proyecto nos permitió, como Colectivo Sentimos Diverso, afianzar una metodología de trabajo que nos identifica frente a otras organizaciones tanto juveniles como pertenecientes al sector LGBTI. Los Canelazos Literarios se desarrollan con unos componentes claros, específicos que permitían encaminar la experiencia corporal a la manifestación artística y/o escrita:

H

5

Prólogo

Un componente de actividad corporal, dirigida a “despertar” el cuerpo, tomar conciencia y control de él, reconocer sus partes y órganos, palpar la piel misma y percatarse de su vivencia física y emocional. Un componente manual/plástico, con el cual materializar la figura humana propia, comenzando por un acto de reconocimiento corporal el cual se representa con materiales que, a su vez, incitan emociones y sensaciones en su contacto (texturas y volúmenes), en su gama cromática, olor, sabor, sonido y lo que éste narra del objeto, su material y de quien lo manipula. El permitirse narrar por el objeto, darle voz a la creación es una de las apuestas principales dentro de este componente. Un componente lúdico, que nos permite el reconocimiento y la apropiación del cuerpo de cada individu@ en la socialización con el cuerpo del /la otr@. Es el reconocer los recorridos corporales y emocionales que se experimentan en el contacto con otr@ diferente “a mí”, con un cuerpo que no es el mío. Un componente de producción escrita. Luego de concienciar a cada individu@ sobre su cuerpo y sobre las manifestaciones de éste ante cada emoción y sentimiento, se incita a que el cuerpo mismo se narre en su cotidianidad, en su vivencia real;

6

H

haciendo uso de los diferentes géneros literarios y manifestando los redescubriendo corporales producidos por las dinámicas realizadas. Estos componentes están atravesados por un acto artístico (un saludo poético, un performance o una instalación) que ejemplifican la temática a tratar en cada canelazo, y un pequeño conversatorio que busca generar el debate sobre el cuerpo individual y colectivo desde las diferentes lecturas de las artes plásticas, la literatura, las ciencias sociales y los imaginarios culturales. Las tres temáticas correspondientes a los tres canelazos literarios realizados fueron: • “Las rutas de las emociones”; el descubrimiento de los recorridos emocionales y sentimentales en el cuerpo propio y en el encuentro con el/la otr@. Realizado en la Localidad de Usme con alumnas de los grados 9º, 10º y 11º del Colegio Monteblanco, en el marco de la Semana por la Paz de dicha localidad. • “Calor escrito en cuerpo de vela”; en el reconocimiento del calor corporal y la transmisión de éste en el cuerpo del/la otr@. Realizado en la Localidad de Kennedy, en la Casa de Igualdad de Oportunidades; permitió la producción escrita de epístolas que dan cuenta del calor activo y pasivo que se manifiesta dentro del cuerpo.

H

7

“Con- Tacto en el papel”, canelazo literario realizado en la Localidad de Candelaria y cuyas dinámicas se orientaron al reconocimiento del “rostro posible”, la vivencia y la memoria de éste como confidente de la cotidianidad de su dueñ@. Dicha memoria se materializa en la creación de objetos de poder quienes son, en esta ocasión, los que tienen voz y narran a su portador/a.

Estas temáticas, todas relacionadas con la experiencia del cuerpo, atravesaron la ciudad y le permitieron a los jóvenes reconocerse en su cotidianidad, expresado por medio de la producción escrita que recopila y expone este libro de bolsillo. Esta experiencia de convocar a la escritura y la narración del cuerpo diverso (no sólo en su sexualidad sino en su emoción, su sensación y su construcción misma), es un sueño hecho realidad para este colectivo juvenil que se manifiesta en el transitar, redescubrir, reconstruir y repensar la identidad, puesto que sentimos diverso. Nikita Dupuis

8

H

Las Rutas de las emociones

Con- tacto en el papel Calor escrito en cuerpo de vela

Nuestros mejores canelazos

H

65

9

Contenido
11 45 57

Amor Dolor Deseo Rabia Respeto

10

H

Las rutas de las emociones

“Existe en ti y en mí un mapa: Lleno de rutas inesperadas, Que se crea y se recrea cuando sientes y deseas; Y con tus sensaciones lo dibujas y recorres, Caminando por tu piel hasta encontrarte con la mía y mi mirada”

H

11

Sensación de tristeza

L

a tristeza es una sensación de vacío que altera tu corazón con un poco de dolor, sientes que estás solo, que nadie puede apagar esta tristeza. Empieza por tu pecho, recorre tus brazos y piernas, va hasta tu cabeza, que te hace recordar todo lo que te entristece y llega a tu corazón. Cuando estás triste quisieras salir corriendo y dejar todo atrás, No saber de nada ni de nadie. Por lo normal cuando lloras piensas que tu tristeza va saliendo Pero esto provoca que sientas más y más tristeza Por aquellos recuerdos que muchas veces han sido de experiencia en tu vida, Pero fueron muy dolorosos uno tras otro. Cuando estás triste, todo tu ser, todo lo que eres se encuentra en un estado pesado, como que algo te falta y tu cuerpo está sin alientos, no quiere moverse, quisiera que lo abrazaran y lo consintieran, para que nunca se sintiera solo. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

12

H

Deseo

E

l deseo es nacer de nuevo, Sentir la sensación de estar con esa persona que amamos. Recorre nuestro cuerpo, Ayuda a que nos sintamos bien con nosotros mismos; Aprender de otras personas, querer, amar y soñar. Mi boca, mi corazón, mis ojos y mis manos son el deseo de estar en paz. Expreso mis sentimientos, Ayudo a que mi cuerpo se llene de deseo Hasta el punto de explotarlo y con ese mismo deseo, poder decirlo sin sentir miedo a expresarlo. Angie Churque Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme.

H

13

Rabia
ue un sentimiento que despertó en mí Toda esa rabia y, a la misma vez, tristeza Que llegó a mi corazón, Luego pasó por mis manos, me hizo temblar las piernas y se aceleró la respiración, y lentamente se entristeció mi alma y desahogué llorando. Luego con un nudo en la garganta y mirándome al espejo, decía que este mundo y su gente cada día cometían más injusticias y mentían sin saber el daño que nos hacían, pero sé que mi orgullo es muy grande y seguiré adelante. María Becerra Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

F

14

H

Dolor

E

s un sentimiento que se refleja en mi rostro. Que baja a mis pupilas, haciendo que mis párpados queden como un trozo de piedra. Luego se apodera de mis piernas y brazos, no permitiendo que cumplan con sus labores; gotando mis ganas de caminar. Luego baja por mi pecho, Presionando y subsionando las ganas de seguir adelante, Sintiendo un gran desánimo. Mis lágrimas son la única forma de desahogarme, Pero mi orgullo no permite que esto suceda Pero después pienso En que debo seguir y que nada ni nadie impedirá que cumpla mis sueños. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme.

H

15

¿Cómo es mi cuerpo cuando siente dolor?

E

l dolor en mi cuerpo comienza por mis piernas y levemente sube hasta mi estomago, ahí se siente como punzadas, como si mil cuchillos fueran atravesando mi estomago y siguieran su camino hasta mis brazos, de allí hace un rápido recorrido en mi cabeza, donde mi cerebro trabaja apresuradamente para tratar de entender por qué me pasa eso. Y una punzada empieza a recorrer mi nuca Y termina en mi frente, allí, y si cuento con suerte, el dolor viaja a mis ojos, donde lo expreso derramando lágrimas y así se va... …No por completo pero sí levemente. Y si no cuento con suerte ese dolor se convierte en rabia e impotencia que llega a mis manos y avanza a mi corazón, afectándolo de tal modo que cada vez se hace más duro y que tarde o temprano esa dureza lo apretará tanto que dejara de latir. Estudiante del Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

16

H

Amor Alegría Tristeza Rabia Impotencia

H

Pasión

17

Amor Alegría Tristeza Rabia Impotencia

Pasión Amistad Tranquilidad Paz

18

H

Amor

M

i corazón pidió a gritos tu amor, Y cuando al fin pude encontrarlo, Mi corazón se cegó y murió mi amor. Tengo ganas de llorar, Pero no lo haré porque mi corazón Todavía sirve para amar, Aunque hay heridas en mi alma, Puede más mi corazón. Abre las puertas de tu corazón, Que lo más hermoso y maravilloso de tu vida Es amar profundamente, Pero sobretodo vivirlo hasta el final. Nunca odies sin antes amar. Jannice Novoa Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme.

H

19

Tristeza

L

a tristeza deambula por mi cuerpo Y se apagan mis ojos; Se ve mi rostro pagado Con una mirada decaída y un poco histérica. La tristeza deambula por mi cuerpo también en mis manos y mis pies porque camino lento sin ganas de, tal vez, estar en este mundo. La tristeza hace que nazca en mí Otro ser diferente. La tristeza se ve reflejada en mi vientre Porque, cuando estoy triste, Siento una presión fuerte. A pesar de estar triste Puedo seguir adelante. Estudiante del Colegio Monteblanco- Localidad de Usme.

20

H

Nervios Frío

Amor Dolor Deseo Rabia Respeto

H

21

El dolor a veces deambula

E

l dolor a veces deambula por mi cuerpo Y se apodera de mis manos Y las adelgaza, Y las envejece, Y al mirarlas sólo logro distinguir Sus temblorosos huesos Sudando un frío ansioso El dolor a veces deambula por mi cuerpo Y sube por mi pecho Presionándolo como un bloque de cemento Y dificultando el movimiento del diafragma al respirar, Por ello debo levantar mi cuello Y aspirar con fuerza y profundidad Para no detener el impulso vivo. El dolor a veces deambula por mi cuerpo Y se apodera de mi cuello, Y se entretiene haciendo nudos ciegos Reteniendo mi saliva en la boca, Y al no dejarla tragar, mi mandíbula se endurece, Se tensan mis encías hasta presionar mis dientes, Unos con otros y hacerlos sangrar. El dolor a veces deambula por mi cuerpo Y sube a mi rostro, Y apaga mis ojos Y los vuelve perezosos al mirar. Unos ojos que sólo desean Cerrarse definitivamente Y no observar más.

22

H

Unos ojos que sufren porque Ya hace mucho tiempo No logran llorar, Pero sienten que cada lágrima permanece Quieta e inmóvil detrás de ellos, Sin encontrar una salida para escapar. Hace tanto que no lloro, Pero mientras no pueda sacar Este mar de dolor Que deambula por mi cuerpo, El nudo ciego Seguirá apretando con furia mi garganta Hasta que el sufrimiento y la histeria lo reviente Acabando con mi respirar. Nikita DupuisColectivo Sentimos Diverso
Amor Alegría Tristeza Rabia Pasión

H

23

T rabajo que se presentó hoy nos O bsequio un gran aprendizaje para sentirnos L entamente bien. También E s mostrada la cara de gente con R espeto, tolerancia y muchas ganas de enseñar y A prender de los jóvenes, lástima que unas N iñas trabajan con una “gaminero”. Pienso que C ada una aprendió a conocerse así misma y ser menos I gnorante cada día, y A prendió a convivir con los demás.
Claudia Zuluaga, Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

24

H

A lguien que M olesta con O bsesión, tiene R abia profunda
Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

25

Amor

E

l amor que yo siento nace de lo más profundo de mi pecho Alborotando todo mi cuerpo, Causando grandes y desconocidas sensaciones Que, aún siendo desconocidas, me causan alegría, La cual se refleja en mi rostro y Aún más, en mi ojos, Por los cuales sale el reflejo de una luz llena de felicidad, Que alimenta mi alma, corazón Y atraviesa mi cuerpo, haciéndole modificaciones Que danzan a una nueva estructura de vida. El amor nace de mi pecho, alterando poco a poco El ritmo de mi corazón, Y luego desplazándose a mi vientre, El cual se llena de un hormigueo, Llegando a mis manos que empiezan a sudar Y se sienten temblorosas. Poco a poco estas sensaciones invaden todo mi cuerpo, El cual se siente extraño de sentirlas Y quieren expresarlas con un abrazo, beso o palabra Pero que a veces, cuando por temor o falta de decisión, No lo hago, sé que se notan en mis ojos Ya sea con su brillo o lágrimas Que llegan a brotar por tanta emoción. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

26

H

La Rabia

L

a rabia, al recorrer mi cuerpo, se expresa en un gran impulso de sentimiento por dentro de mi ser, afectando mi pecho, mi alma, que me hace reaccionar de una manera muy distinta a las otras sensaciones. Recorre por mis manos, Al llegar a ellas las hace tronar y endurecer; El puño, tratando de sacarla con gran explosión Y dirigirla a alguien, Al pasar por todo el cuerpo y sentir esa sensación tan absurda siente al cuerpo como un instrumento para que esta sensación se exprese de mejor manera. La rabia es un sentimiento muy confuso Al tratar de evadir muchos otros sentimientos confusos, Y tratar de distraer a mucha gente, de confundir los demasiados sentimientos. Este sentimiento así sea uno De lo que nunca quisieras sentir, Es bueno que lo sientas porque, Al ser humano, Todos tenemos derecho a expresar lo que sentimos. Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

27

Tristeza

C

uando estoy triste me siento sola, Quisiera todo lo que hay alrededor mío, Hasta con mi cuerpo, Siento ganas de coger cualquier cosa Con la cual me pueda hacer daño Y no me importa si a mi cuerpo le duele. Cuando siento que lo que estoy haciendo No es lo correcto, Comienzo a apretar las manos pero las siento duras; Quiero gritar pero hay algo que no me deja, Siento como un nudo en la garganta, Quiero salir corriendo, Pero todo me tiembla; Quiero hablar con alguien y decirle lo que siento Pero, cuando estoy al frente de aquella persona, No puedo. Pienso que lo que voy a decir No le va a gustar Y siempre me quedo callada Y cuando no puedo hacer lo que quiero La única manera que encuentro Es llorar o contarle lo que puedo A una amiga, A un diario. Flor Alexis- Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

28

H

Respeto Risa Odio Tolerancia

Amor Dolor Deseo Rabia

H

29

Desilusión
e sentido varias desilusiones Pero sólo una de ellas es la que me ha dejado marcada y es ésta misma la que me ha dejado sentir cómo es el recorrido de las desilusiones en mi cuerpo. Comienza mi corazón a palpitar más rápido, Luego sube por mi pecho y se queda dando mil y una vueltas, Y nudos en mi cuello, Me quedo pensando y recordando Todas aquellas palabras que hicieron Aparecer esta desilusión tan grande. Se demora mucho rato Y luego la desilusión se dirige a mis ojos Pero es muy difícil llorar, Sólo se me enrojecen los ojos Y siguen los nudos en la garganta, Y en ese momento me lleno de valor Y pienso sólo en querer olvidar Y respiro profundo… Yesika Alejandra Carrillo- Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

30

H

Amor

E

s un sentimiento que poco a poco recorre mi cuerpo. Todo empieza en mi corazoncito Que late, late, late sin parar Y todo ese amor lo va esparciendo Poco a poco por mi cuerpo, Se concentra en el pecho, Pasa por el estomago, Sigue hasta mis pies; Se devuelve lentamente, Poco a poco, al corazón. El sentimiento de amor luego descubre un nuevo camino Que va hacia la cabeza Hace un recorrido en zigzag Y baja lento, Pero abajo encuentra uno salida donde expresa ese sentimiento y lo grita diciendo “Te Amo”. Nuryta Barón- Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

31

Amor…

T

ú, estrella muy alta Que se encuentra en un lugar oculto, Tú, estrella lejana Que a veces nos haces sufrir Y a veces alegra nuestro corazón. Amor, la palabra más sabia del universo, La palabra más agradable Que al escucharla sentimos mariposas O un jardín lleno de rosas pero muchas veces sentimos espinas que son dolorosas. Pero bueno, el amor es capaz de mover montañas, Hasta el propio cielo, Y amor es el sentimiento que ahora Estoy sintiendo por una personita Que me hace sentir todo. Amor Es la fuente de inspiración Y lo amo como a nadie más amaré; Amar es sólo una vez, Alegría Es resto es sólo un “te quiero”.
Tristeza

Angie GonzálezEstudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

Rabia Impotencia

32

H

Feliz: Triste
oy, un día como cualquier otro, La tristeza le dijo a alegría: “Podemos celebrar este día tan especial Al realizar nuestro sueño de estar los dos juntos Y poder decir que los dos estamos felices Porque pudimos compartir este día tan frío Y entre los dos nos podemos dar calor de amigos Y poder compartir lo que nosotras Nunca habíamos compartido todo este tiempo. Podemos tener en cuenta al resto de nuestros compañeros Y realizar los momentos que nunca pudimos realizar Con la pasión y el deseo que podemos distinguir Como buenos compañeros que somos”. Leidy- Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

H

33

Amor
oy, como un día cualquiera, El amor le escribió a la alegría Y le confesó su sentimiento. Hay amores que duelen y otros que llegan a matar. Pero otros dan alegría, Dan confianza, dan pasión y satisfacción. El amor es un sentimiento que se puede expresar De muchas maneras: Con una mirada, con un abrazo, Con una caricia, con un beso. Pero al no ser expresado Se siente tristeza, dolor, miedo y hasta rabia; El amor es uno y llega cuando uno menos lo espera. María- Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

34

H

Tristeza que Recorre todo mi cuerpo y la Impotencia que se Siente porque la realidad existe, y También hay que enfrentarla pero mis Emociones no me dejan Zumban mi corazón y mis ojos y Ala tristeza que siento nadie la sabe, sólo yo y
nadie más. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

H

35

Cuando mi cuerpo siente…

C

uando mi cuerpo siente tristeza cambia totalmente, Un frío intenso se apodera de él: Empieza en mis ojos que se apagan, Ese brillo y la alegría que tienen desaparece, Los vuelve vidriosos. Pasa a mi pecho y es cómo si llegara un remolino, y todas las cosas hermosas que hay en él se acaban; todo se llena de recuerdos, detalles que nos marcan, que oprimen muy fuerte mi pecho, y todo lo hermoso que nos hizo sonreír hoy sólo nos hace llorar;
Risa Odio Tolerancia

36

H

es una sensación tan deprimente y cada segundo que pasa, mi cuerpo tiene una transformación, es algo tan extraño que, al final, lo único que en verdad se quiere es un abrazo muy fuerte pero sin ninguna palabra. La tristeza es un sentimiento Que nos quita la risa, Opaca nuestros ojos, Hace que nuestro cuerpo se sienta débil, Cansado, agotado y, peor aún, Sin ganas de seguir adelante Pero al final y, muy adentro de nosotros, Sabemos que una luz que no se cansa de alumbrar Y nos da ánimo para continuar.
Amor Dolor Deseo Rabia Respeto

Lina RamírezEstudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

37

La alegría que siento

C

ada día cuando despierto y, Al saber que conmigo siempre estará mi madre, Siento alegría. Esa alegría que se encuentra muy escondida, De repente se acumula en mi estómago Y poco a poco va saliendo, Pasa por mi corazón hasta expresarse en mi boca. Siempre al iniciar el día Pienso y digo a mi madre: “yo soy muy afortunada, tengo casa, alimento, familia, Amigos, estudios Y tengo mi cuerpo en perfecto estado”. No puedo quejarme, tengo todo lo necesario para vivir Y simplemente mi futuro está sólo en escoger La carrera correcta, poner mi empeño y ser mejor persona. Miro a mi madre y la alegría que siento sale Y solamente le digo “Gracias”, Porque la persona , la parte positiva y mis sentimientos buenos Han sido gracias a ella y a mi familia. “Te doy gracias, gracias y gracias, mamá”. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

38

H

Tristeza

A

l ver que mi corazón, de cierto modo, no es correspondido…

Cuando veo a la persona que un día logró cautivar mi corazón, mi alma y mi vida entera, hoy ya no está a mi lado. Cuando mis ojos lloran porque, en ciertos momentos, me siento sola y no encuentro a alguien con quien deshogarme. El recordar momentos que fueron felices pero que a su paso no sólo dejaron huellas de felicidad sino de tristeza también. Recuerdos que perturban mi mente Y mi alegría. Estudiante Colegio MonteblancoLocalidad de Usme

H

39

Alegría
upongo que la alegría es algo inevitable ya que uno es conciente de las personas que existen alrededor. Mi alegría comienza por la boca, cuando me río, en la cabeza cuando recuerdo cosas y personas agradables, en el estomago, que por tanto reírme ya me duele. También en todo mi cuerpo cuando estoy disfrutando con alguien que me agrada mucho. La alegría no sólo es la risa sino el sentimiento que tienes cuando estás disfrutando algo. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

S

40

H

La Tristeza

L

a tristeza primero se siente en mi corazón para luego recorrer mis manos, para empuñar porque se reprimen mis lágrimas; luego recorre mis piernas para llegar a mi cabeza y luego a mis ojos, para salir mis lágrimas. Lágrimas causadas por este sentimiento que duele mucho, que al sentirlo, todo mi cuerpo se tensa, se estresa con ganas de llorar pero llorar mucho con gritos y sacar mi tristeza de mi corazón y de mi cuerpo. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

H

41

Tristeza- Impotencia
igue ahí silenciosa pero presente, atrapada, impaciente, quiere gritar, llorar pero la detiene un nudo en el pecho. Aparece, deja sin palabras, expulsa miradas como rayos de luz, fuertes como el sol, penetrantes como el aire que calma cuando es necesario. Luego un frío por mis manos, tiemblan mis piernas y me doy cuenta que la forma de liberarme es hablar. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

S

42

H

C

uando mi cuerpo experimenta el amor se siente tranquilo, relajado, consentido, mi corazón está tranquilo, late más rápido pero calmado, le permite a mi mente pensar con tranquilidad, a mi cara relajarse, a mis labios expandirse, a mis brazos y mis manos, acariciar y abrazar, a mi vientre vibrar, a mis piernas correr. Estudiante Colegio Monteblanco- Localidad de Usme

Amor Alegría Tristeza Rabia Impotencia

H

Pasión

43

44

H

Con-tacto en el papel
“Descubre las palabras que esconden los surcos de tu piel, Devela los sonidos que produce tu cuerpo al plasmarse sobre el papel, Narra las intensidades que los sentidos atesoran como fieles confidentes, Y con oraciones encadena cada emoción provocado en tu ser.”

H

45

46

H

El Guerrero de la Ternura

C

on este fusil de amor busca el guerrero liquidar todo rastro de tristeza con una ráfaga de abrazos, matar el dolor, la ira escondida tras tu pecho, el pecho de este mundo, cada rama, cada semilla, cada bala. En la batalla eterna del amor, de los ojos abiertos, de la respiración profunda, amar, dar amor como disparos, disparar, detonar bombas atómicas de compasión, degustar cada muerte como la última. Bombardear de ternura cada pueblo, cada rancho; infectar de alegría cada suburbio, cada esquina; sacrificar en honor de los corazones cada destello de oscuridad, cada rincón de frontera, amar es como matar, dar amor es matar, pero de vida. Carlos AlayónAsistente Canelazo Localidad de La Candelaria

H

47

ra febrero de 2005. Yo estaba tranquila, en un almacén de muebles dormidos, el único de nuestra clase en esa calle, rústicos, olor fuerte, frescos, listos para manchar con nuestros bordes. Ella llegó pero no sola, venía con ella, la otra. Me buscaba para ella en apariencia, pero en realidad era para ellas, las dos. Mi precio estuvo bien, para su gusto y posibilidad, pero nadie preguntó si ella o ellas estaban bien para mi gusto. Mucho menos se me indagó sobre mi compatibilidad con este colchón, cuyo nombre desconozco y que por ser mudo no puede pronunciarlo y dármelo a conocer por sí mismo. Total, finalmente entendí que era para ella, no para ellas. Pues ella, sólo ella, ha entablado relación real conmigo, ya que pocos como ella, entienden que soy más que un soporte de cuerpos que dormitan. Ella, a veces me acaricia, a veces posa con ternura su rostro como si alcanzara a sentir que le abrazo y abraso, y sólo una vez, con mucho dolor y rabia, me golpeó fuerte (golpes recibidos en realidad por el colchón anónimo). Ella, la otra, se fue, y me quedé entonces sólo con ella y ella conmigo. Entre las dos decidimos quién más puede acostarse en mí, a excepción de una gata con uñas muy largas que nunca pide permiso para treparse. Ese es mi día tras día, recibirla y soltarla, conservar sus secretos, los secretos de su cuerpo y el latir de su corazón, cuidar su sueño en las noches oscuras, y bajar mi temperatura para en la mañana recordarle que es hora de levantarse, y... seguir, seguir, seguir... con mis pies gordos y fuertes siempre firmes en el suelo, para no dejar que sus sueños se caigan. V.20.07 Catalina León-Colectivo Sentimos diverso

E

Ellas las dos, ella la otra, ella en mi madera

48

H

Soy un Tótem
n objeto de adorar y reobservar detenidamente. Anudado a mi pecho nocivo y culposo, se encuentran los tres poderes que encaminan el vivir de quien me carga: La roja pasión, que me hace profundo pero de la cual sus esquirlas son las que más daño me han causado. El odio, fuerza poderosa, pero que los ojos de mi amada niegan su existir. Y la doble arma de la culpa, verde y repugnante que divide el amor y el odio, y de la cual mi amada se ha acogido para subsistir. Alrededor del lazo de la nocividad y el asco se encadenan las semilla de la vida, promulgando vida fortuita, lástima que aquel nudo ciego y un bloque de tierra marchita las pretende ocultar. A mis costados, las espadas de doble filo: La madre de mi amada y su maldición apuntando al odio y hacia fuera: la libertad. La espada del guerrero libre, de aquel que toma el conflicto y se asume como soldado. Morir en la gloria, ese es el sueño de mi amada, morir por honor, probando la sangre aún caliente de su cuerpo y atada a su eterno amuleto: La cruz. Nikita Dupuis- Colectivo Sentimos Diverso

U

H

49

A

na lucía siempre nos ha buscado. Cuando era niña, pasaba tardes enteras con nosotras, Sentada en un bordecito del patio de la casa de sus abuelos; En esa época usaba unos vestidos muy bonitos de lacito, Otros que al paso de las horas se iban poniendo sucios y arrugados. Recordamos mucho sus pies, pequeños, morenitos, Correteando por el patio, Siempre descalzos, llenos de florecitas que caían del árbol de mango… Recordamos sus pies y también sus manos, En esas largas horas nuestras en el patio, Ella se levantaba la falda y se dedicaba, concienzudamente, A brillarnos, Nosotras reíamos juguetonas, Con las cosquillas que su tacto producía en nuestro cuerpo Redondo, transparente y frío. Ana Lucía pensaba que en nuestro interior Habitaba una genio, igualitica que la del programa de televisión, Tenía fe en que si nos brillaba bien, allí ante sus ojos, En medio de un humo multicolor, Aparecería radiante y mágica una genio Vestida de velos y sedas. Era tanta su convicción que pronto trajo consigo a su hermanita Y así las dos niñas nos pasaban de mano en mano Y realizaban su ritual Mientras decidían cuáles serían sus tres deseos.

50

H

Nunca estuvimos rotas, ni rayadas, fuimos sus joyas, Joyas de vidrio rellenas de figuritas de papel, Fuimos sus piedras preciosas y su conexión con un mundo que hicimos cierto En la sencillez de cada tarde, Y al que ella vuelve cuando quiere volver a ser niña. Asistente Canelazo Localidad de la Candelaria

H

51

L

a suave brisa que roza mi rostro en una esplendorosa mañana soleada Me recuerda que estoy más viva que nunca. Agradezco a Dios cada segundo de existencia con todo lo maravilloso que me regaló en su creación, para que fuese el bálsamo de mi felicidad. Tengo mis sentidos completos y ellos me permiten percibir el entorno del cual disfruto y en el cual me deleito: El sol como fuente principal de energía, que mueve el planeta Y que todos los días sin falta sale para bueno y malos; El aire y el agua representados por el espejo y la bola de cristal, Que son necesarios para que mis pulmones se oxigenen Y mi corazón lata y mi vida continúe. La especie viviente del mar, concha o caracol, Que me recuerda que la vida, como tal, tuvo su cuna allí Y luego de muchos años de evolución culminó en el ser humano Como dueño y administrador de todo lo existente. Las flores representan la majestuosidad mágica de la naturaleza Con su verde salpicado o matizado de múltiples colores, Y agradables y frescos olores que sensibilizan y alegran mi estadía transitoria por el universo. El arcoiris con sus gamas rojas, naranjas, amarillas, verdes, azules, Añiles y violetas,

52

H

Que aparecen como resultado de la descomposición de la luz blanca A su paso fugaz entre la gotas de agua. Este objeto mío representa los 4 elementos que para mí son esenciales, Para la subsistencia de la vida: 1) 2) 3) 4) El sol o energía El aire y el agua El mar como cuna de la vida La luz y sus diferentes manifestaciones

La vida, es general, es un regalo maravilloso, cada día es una oportunidad de empezar de nuevo y conquistar todo lo soñado, es cuestión de tomar con firmeza nuestros mejores pinceles y colores para dibujar el paisaje del cual queremos disfrutar nosotros mismos. SUVIARAsistente Canelazo Localidad de La Candelaria.

H

53

veces te escucho riendo a carcajadas, A veces llorando, otras veces renegando, Regañando a alguien más, Gimiendo de placer: He tenido que escuchar tus conversaciones por horas, Repitiendo diez mil veces “te quiero”. Cuido tu sueño y muchas veces, aferrándote a mí, te escucho, te abrigo, Pues sé que sólo sobre mí te sientes realmente cómoda, Aunque a veces sufro tu ausencia en las noches cuando no llegas, Pues el frío me invade. Tengo la certeza que nadie te conoce como yo, Pues he sido testigo de tus secretos más profundos, De tus angustias, de tus alegrías y de tus placeres; Por eso yo, tu cama, te espero por largas horas Para ser en quien descanses. Asistente Canelazo Localidad de La Candelaria

A

54

H

H

55

56

H

Calor escrito en cuerpo de vela
“Soy calor de cuerpo, calor en tu cuerpo, escrito con fuego. Soy fuego líquido que te recorre y te escribe Fluyendo de ti hacia el otro y la otra. Deja que convoque tu memoria, que refleje tus imágenes y proyecte tu sombra. Provócame y dale flujo a mi voz”.

H

57

sta noche removiste la memoria de mi piel… removiste el recuerdo de mis poros por los que tras vencer el miedo hace cuatro años dejé que otro calor femenino, como yo, me traspasara. Un calor femenino igual que yo, que me despertó y me hizo encontrarme existente. Soy calor que solo, no despierto. Ella me despertó, y en forma de calor, juntas, hicimos un cuerpo, un cuerpo de mujer que ya no está en mí y quisiera aún encontrarlo. Ella y su calor partieron. Pero hoy tú, cálida presencia, me haces descubrir que no muero, sólo duermo y tú, a través de piel, te acercas, me palpas, me despiertas. Si me lees, encuentras aquí agradecimiento. Porque tú, calor, fuiste consuelo, tranquilizaste mi tristeza, me ayudaste a desatascarme en este duelo con el que pelo porque no me hiele otra vez. Soy calor frágil y fácil y tú, cálida llegada, me ayudaste a sostenerme en mi devenir que justo ahora, fluye lento y sin rumbo cierto. Por lo pronto, sostenme así, sostenme… sostenme para que no me extinga, para que no me derrumbe. Ya que me descubrí calor, quiero seguirlo siendo, aunque el suyo, el de ella, ya no esté. Truncadamente en una noche fría, Calorina Legión. Asistente Canelazo piloto

E

Cálida presencia, potente y enérgica llegada:

58

H

AC:
lama, eso eres, una llama que se niega morir ante este adiós. El frío de afuera que ahora nos cobija, ahora nos mata por dentro, llenando todo el vacio de este cuerpo que era tú casa, tu familia, tu placer, tu dicha, tu refugio, tu esperanza. ¿Qué vamos a hacer ante tamaña soledad? Tú calor aunque lejano, persiste en mi cuerpo, persiste anunciándome que nada puedo hacer para borrármelo, para desdibujarme la existencia después de ti. Esa llama me quema, no me deja vivir, porque te amaba (hablo en pasado, como si eso tal vez me sirviera de algo), si te amaba completamente… y no fue suficiente para continuar volando contigo, pero ahora es suficiente para seguir sufriendo. Y ahora veo tus manos recorriendo otro cuerpo… como ya habías decidido recorrer otros, olvidándote de mí. ¿Por qué? Ahora el daño es para ti y para mí una presencia inútil, como este amor, que ya no nos reencuentra, como el calor sordo, que sigue quemando y no puede evitar. Fuego, ese gran descubrimiento de la humanidad. Asistente Canelazo piloto

L

H

59

staba dormido y desperté con un roce, Con un susurro… toqué un cuerpo blanco, oleoso que se levantaba Como un árbol al sol; Como el abrazo de tres seres recubiertos en cera. Ahí estaba, y me uní a su brazo… Separándolos en eso que fuimos: una luz, una gota, un océano que despertaba. Me torné como una gota, me volví un ser danzante, Una esfera, el alba sobre el mar azul, Una esfera rojiza, amarillenta, azulosa o verdosa, Y pasé a sus ojos y brillé en memorias, Evoqué, desaté, percibí… que era como el agua; Fluía en tus ríos, llegaba rojo y me volvía sinuoso, tranquilo, en una gota serena y furtiva que colgaba entre esas palmeras negras}que se agitaban en la caricia de tu mirar. Estuve en ti, y te vi violeta, Estuve en ti, y te vi profunda; Estuve… y te abracé y palpité en tu pecho. Te llamé desde lo profundo, cálida, oscilante oscuridad de tu secreto… Y pregunté: ¿me viste?, ¿me sentiste? O solo jugabas conmigo por desatarme una sonrisa Mientras te perdías en tus pensamientos. Esta fue mi visita, este fue mi abrazo de danzante salamandra… Que ahora palpita en ti. Para ti… (Seas quien seas, unión de arena, agua y todo lo que en tú mundo esté) El calor que alguien percibe Hoy tu mano me acarició como nunca lo había hecho antes. Años de es espera que ya se volvió infinita… pero en el frío de

E

Estaba dormido…

60

H

esta Bogotá cada día más inhóspita, tu mano me alborotó el pelo, secó mis lágrimas y se quedó a escuchar el latido de mi corazón adormecido. Que daría por unas horas de encuentros, de miradas sin barreras ni recriminaciones de palabras silenciosas, de amor sin cobrar, de infinito bajo el cielo. Tal vez en otra vida. Asistente Canelazo piloto

S

Con amor…

oy el calor. No tengo un dueño, no tengo una dueña. Quiero ser libre, quiero compartir. Vibro con otro calor, crezco con él. Le temo a la extinción. No quiero llenarme de frío. No deseo la distancia. Pero no quiero sobrecargarme, Si ardo demasiado me agotaré. Asistente Canelazo piloto

H

61

Querida A:
Sabes que es estar en un cuerpo frío?, ¿lo que es ofrecer resistencia, sentir que no vas a poder tomarte la totalidad del otro?... pero no, qué vas a saberlo, tu que siempre te dejas llenar de mí hasta volverte mi vehículo, tu que te vuelves una invasión de mí y hace que todo, yo, lo cubra. Hay momentos en que siento cómo mi presencia es bondad y mi ausencia es una secreta perdida, hay momentos en que invado, en que abro todo, en que domino; hoy, sentí ese rechazo en un cuerpo, el rechazo de mi presencia (que soy la presencia). Hoy sentí también el placer de mi llegada y el límite exacto entre mi ser y eso que llaman frío; sentí esta lucha, esa danza, ese extremo, ese juego de mi fuerza y mi fragilidad, de mi presencia y mi ausencia, y fue bueno. Tú no conoces esa ausencia, tu no conoces el que yo no esté –invades tanto, sacas tanto hacia fuera-. Tu eres calor y entonces no puedo jugar a que un frío me saque, no puedo jugar a ser fugaz por un momento. Me gusta eso, visitar ese otro cuerpo frío y sentir que había una lanza y un límite; pero tú eres calor que pronto no habrá más que ese exceso, que un fuego, no el de una danza de vela aino la llama que desaparece. Quiero ser ese placer, esa vida inmóvil. Temo la totalidad de mi (calor completo) en tu cuerpo quiero ser un poco de frío. Asistente Canelazo piloto

¿

62

H

M

e abrazo entre miles de infiernos Pero en tus manos encuentro mi cielo Ven sobre mi cuerpo Ven sobre mis muertos Vuelve mis días un sueño eterno Dame la ausencia de tus palabras Y los gritos de tu alma Desgarra la carne de mi cuerpo A cambio te doy mis delirios Mis deseos Te doy mi infierno Que es tu cielo… Fernanda Carolina CubidesS Suescún (Malena 342) Asistente Canelazo piloto

H

63

A

lgunas veces deseo ser aquella llama que se apaga y desaparece para siempre Sucumbir en un soplo del tiempo Dejar de abrazarte con mi dulce fuego Pero después te busco desesperadamente Porque se que sin tu luz se perderían mis horizontes Cada beso tuyo se sumerge en mi cuerpo y no deseo nada mas Cada caricia me llena de gozo Y desearía nacer y morir en un instante Temo no poder expresarte con palabras aquello que ahora me inunda Pero se que tu y yo nos entendemos de otra forma Con el lenguaje del cuerpo, del alma De los latidos y las lágrimas Te adoro, te añoro, te amo, Simplemente porque tu cuidas mi alma Para así nunca perder la llama que encendiste en mi, El día que decidí mirarte por segunda vez. Viviana Stella Ortega Barrera (Jordana) Asistente Canelazo piloto

64

H

Nuestros mejores Canelazos
Ingrávido Danzante Desnudo y Profano Va el humo del quinto cigarrillo Dibujando tu silueta. N.J. (canelazo Olores y sabores)

H

65

El perfume

C

hupar tu vida sobre los labios, No es quererte en la muerte. Chupar tu vida, amante, Para que lenta mueras De mí, de mí que mato. Para agotar tu vida Como una rosa exhausta. Color, olor: mis venas Saben a ti: allí te abres. Ebriamente encendido, Tú me recorres toda, Toda mi sangre es sólo Perfume. Tú me habitas, Aroma arrebatado Que por mí te despliegas, Que como sangre corres Por mí: ¡que a mí me pueblas! Erika. Asistente canelazo Olores y sabores

66

H

Agridulce

N

o soy poeta, soy aventurera. No tengo espíritu poético Ni romántico ni sombrío, Más bien crítico, imperativo. Guiándome por el inconformismo, Tratando de llegar a la perfección. La perfección en esos olores y Sabores de mi existencia. Esa existencia inconforme Desde mi infancia con olores Y sabores a gelatina, Gelatina artificial, que Rompen lo natural de la Inocencia libre y espontánea, Espontánea libertad que Se acaba con las superficies Secas y rasposas, Rasposas como los pasos En las superficies de las Piedras y en los pasos De los pies desnudos, fríos, Heridos y cansados. Cansados por el paso del Tiempo blanco y el Tiempo negro, tiempos Sin sabores, sabores amargos De la vida y la adultez Dura, fuerte y amorfa.

H

67

Amorfa, pero también tan dulce Como el recuerdo De la gelatina de Fresa tranquila, feliz y libre. No soy poeta, soy aventurera. Cecilia Santofimio Asistente canelazo Olores y sabores

Olores sensuales

T

us senos tienen sabor a frutas frescas Tus labios tienen sabor a chicle picante Tu piel fragancia a rosas Tu presencia me da la sensación de Libertad, como el viento que trae el Aroma del bosque al medio día. Tu salida es como morfina o (ilegible) pura Que me adormece los labios y la lengua Y de la sensación de frescura en la boca. Alberto Najas T. Asistente canelazo Olores y sabo

68

H

Tango y seducción
(Creaciones colectivas)

L

a venganza, dulce compañía de la esperanza; ángel que me agarra y me amarra tras la dulce agonía de mi alma.

Moriría solamente si tu corazón supiera que cada día y noche renazco para ti. El placer del baile encierra las almas atormentadas. El corazón del amante perdido, encerrado en la cárcel, en la eternidad de unos labios perdidos, en el sexo desgarrado de palabras satanizadas. Sutileza, seducción y asesinato lento y suave, Del paso y su ahogo sobre la sombra, Fusión carnívora entre un violín agonizante, Y el deseo resucitado del cuerpo hecho fuego.

H

69

T

us ojos enlagunados, reflejo de aquel felino que se te llevó el alma al probar tus lágrimas.

La seducción y el movimiento de los cuerpos, narra la historia de la esencia de las almas. Amor, pasión y sensualidad, la combinación mortal para entender los sentimientos. La cuchilla que internaron en tu cadáver, que desde el momento en que naciste está clavada. Tango pasión, expresión brutal y discronía de amor. Mírame nuevamente, esta vez cerraré los ojos para sentir tu mirada quemarme las entrañas y desearte más y más. Arráncame desde adentro el alma, toma mi sangre y vive en mí, devórame sin clemencia. Morir por tu pasión sería el castigo divino que alimentaría mi alma. La elegancia con que te mueves, el sentir de tu mirada, la pasión con la que sollozas... he ahí la real seducción. Amor, pasión y traición: el mejor veneno para revivir un corazón. Bandoneón de fuego, bandoneón del pecado.

70

H

Y mis dulces dioses, cada paso seductor me hace estremecer y vibrar de emoción. Sólo pido un abrazo por favor... Andrés: roble muerto; Simonne: hoja seca; Giovany: acacia de sombra. Remueve mis entrañas, revive mis placeres, toca mi cuerpo.

U

n cuchillo es la fatal noticia de una traición,

E

l calor de tu cuerpo Que evoca mi instinto asesino.

Tibia pasión de mi piel cuando siente que la tuya está cerca Y me arropa con tibia dulzura. Los labios y su curiosidad, la carne y la pasión, Se mezclan con la sangre hirviente en un éxtasis de placer y dolor... El amor rompe hasta el límite de la muerte. Nuestro amor rompe las barreras, va más allá de la muerte.

H

71

Un fantasma
ilencios resuenan en lo profundo del foso de mi existir. El quejido de miles de mis muertes, trémulas y dulces memorias extraviadas en los suaves versos ya espectrales en mi mente y labios. Vislumbro el cofre frío y vacío donde guardaba vuestras esmeraldas, reliquia perdida de mis musas y melancolía. Mi boca aún te recuerda en sabores fríos, lo que algún tiempo no muy lejano y no muy cercano, fueron las mieles de mi delirio y perdición. Y vanamente intento romper el hábito que me agobia, Tus manos ausentes al igual que vuestra voz silente. Es la dulce agonía que se clava en mí día a día. Cada noche que te amo un por siempre que ahora es un nunca. Renaciendo en el alma del tango, La primera danza de nuestras danzas coquetas y pudorosas. Aferrándome a vuestros obsequios e infructuosamente en ellos no siento vuestra alma. Entonces miro la luna, esa que aún es nuestro secreto y entiendo que vuestro halo no es más que un espectro de mis más dulces y amargas memorias. Dentro, muy dentro, aún os siento, sin estar aquí tu cuerpo o sentimiento, sólo estando lo que mi mente reclama real, pero ya no lo es… Pues el amor que por vos siento es el fantasma de mi tormento. Diego Ortiz Asistente canelazo Los fantasmas del amor.

S

72

H

Tu fantasma Segunda versión
diferencia de Benedetti que carece de monstruos Yo tengo un fantasma Que se parece a vos, Me habla como vos, Sonríe como vos. En las noches se mete En mi lecho Y se escuda en mi pecho Para olvidar todos los miedos Pero tan pronto sale el sol Se desaparece Dejándome en la incertidumbre Total… Lástima que no fueras vos Mujer divina Quien habitara en mi lecho Y en mi pecho En cada anochecer Para espantar tus miedos… Alguna vez espero encontrarte Verte a los ojos…

A

H

73

Y al preguntarme tú: ¿Cómo estoy? Responderé: Pregúntale a tu fantasma, Que él me conoce como quisiera que me conocieras vos. Alexandra Franco Asistente canelazo Los fantasmas del amor.

74

H

C

reí olvidarte Después de llorarte Días y noches enteros Donde invoqué Tu nombre, buscando Salvarme… Creí olvidarte en el Alba triste en que Te recordé con rabia Tras sentirme excluida De tu memoria. Creí olvidarte En la taciturna Tarde en que decidiste Dar fin al lazo Que nos unía. Creí olvidarte Y hoy sentada aquí Te reconozco y leo En esta tinta azul. Te doy por última vez vida Para por fin olvidarte. Para por fin de ti Salvarme Mi traviesa fantasma De amor… María Isabel-Asistente canelazo Los fantasmas del amor. (escribió tras su firma: “¡Porque vale la pena sentir diverso!”)

H

75

Los fantasmas del amor
marte a ti es un error, dice un amigo, quien cree que ser feliz es estar libre, y se pierde del matiz que da lo “incierto”, y así te recuerdo, y aunque “sé que tal vez nunca estarás sentada a mi lado, sé que también nunca te irás”. Los fantasmas son sólo recuerdos, vagos, quizás vacíos, y son sólo lo que tú hayas hecho, lo que hace que nunca se vayan. Sé que quererte es un error y aún más grande es vivir en el pasado, sostenerse de un recuerdo, pero sé que cuando aprenda a vivir con tu ausencia, y me acostumbre a tener tu sombra a mi lado, sé que ese día te irás. Cientos, y quizás miles de poetas, escritores, o simplemente sentimentalistas experimentados, han intentado catalogar el amor, pero... ¿quién me puede hacer palpar o enseñar cómo olvidar tu recuerdo, tu fantasma? Sólo el tiempo alejará lo que mi mente y tus recuerdos hacen que te sienta tan a mi lado y que quizá yo no quiera sentir que te irás. Andrés. Asistente canelazo Los fantasmas del amor.

A

76

H

i mi vida es producto de todos esos recorridos y sentires que a veces creo amor; si es también resultado de vacíos que se quedan en sus ojos y en sus brazos, ¿por qué y para qué pensar en olvidarlos en vez de superarlos, y continuar los días construyendo esa muerte que se espera? Esa muerte que toma forma y cuerpo con la reunión de todos los ojos, los dorsos, los brazos, los labios, los... de a quienes he amado, con quienes nos hemos amado... Quizá el fantasma desaparezca cuando llegue la muerte con todos esos momentos, cuando regresen en un solo momento y en un solo cuerpo dispuestos a abrazarme; tal vez le reconozca; así, el batallón de fantasmas vendrá reunido, así vendrá la muerte y tendrá sus ojos. Diego Asistente canelazo Los fantasmas del amor.

S

H

77

En el espejo…

M

e sorprendí mucho al verte ayer… No te esperaba, o más bien nunca imaginé tenerte tan cerca… tan mío. Me miraste a los ojos y vi por un momento tu felicidad… Quería decirte muchas cosas, pero las palabras como las lágrimas se me enredaron en la garganta y en el alma. Por fin los dos frente a frente… y me di cuenta de que es verdad lo que dice la gente: te pareces tanto a mí, que me convencí que siempre hemos sido uno solo. Ya no se me hace indiferente tu mirada, tu sonrisa, tus palabras, tus gestos o tu corazón… porque son los mismos que hacen parte de mí. Te vi y vi tu tristeza… y sé cuan solo te debes sentir. Nadie es tu amigo, ni siquiera yo que llegué a amarte tanto; nadie te extraña, ni siquiera yo, que llegué a odiar los momentos en que estaba contigo y a disfrutar con ansias el poco tiempo que me dedicabas. Nadie admira lo que haces, ni siquiera yo, que jugaba a que eras el héroe de todas mis historias. A nadie amas, ni siquiera a mí, que sueño con volverte amar.

78

H

Me ahoga la melancolía, y sólo puedo llorar lo que tu no has llorado. ¿Qué quedan de tus sueños? Has buscado la felicidad por caminos desconocidos y te perdiste en medio de la oscuridad, de tus tristezas. Me consume la nostalgia cuando pienso que te estas muriendo en vida. Yo ya dejé mis lamentos, pero ahora quiero escuchar los tuyos. Mi mano te espera, quiero que vuelvas… a ser mi padre. Ayer te vi… y fue un sueño. Te vi como siempre quise que fueras. Ayer caminaba y pensaba en mi vida y en mis sueños. Ayer pensaba en ti… y te sabia lejano. Ayer, casi sin querer, te encontré al mirarme en un espejo… Z. L.

H

79

80

H

Astraea