LOS VALORES Y LA VIDA EN SOCIEDAD

La familia durante las diferentes épocas (México prehispánico).

La educación entre los pueblos del México antiguo fue esmerada, primero en el seno de la familia y luego en los templos-escuelas, donde los niños y los jóvenes adquirían los conocimientos necesarios para desempeñar el papel social que se les había designado. Le daban gran importancia a la herencia legada por los antepasados, a la comprensión de valores religiosos y sociales, su enseñanza y utilización. En todos los grupos humanos de ahora y de siempre, la educación consiste en la transmisión de los valores que permiten que cada grupo humano se reproduzca, es decir, que se conserve y siga siendo igual. Entre los valores que transmitían estaban la formación del carácter y la afirmación del dominio de sí mismo, la abnegación y los buenos modales. Procuraban que ninguna persona fuera soberbia o presuntuosa, descortés, malcriada o atrevida en el hablar, y si algún funcionario decía palabras de burla le llamaban tecucuecuechtli, que significa "Provocador de risa". Se inculcaba la cortesía. Los templos-escuelas eran como casas colectivas de varones o de mujeres en donde los internos llevaban una vida muy disciplinada para su formación moral, participaban en el servicio religioso, adquirían conocimientos y sobre todo formaban su moral, todo ello en función de las ceremonias y del trabajo productivo. Colaboraban en las siembras colectivas y en la construcción de canales. En las casas de enseñanza también se daba preparación militar, con la que se les formaba para la guerra. Sus méritos de valor eran premiados con ascensos en la jerarquía militar. Los templos-escuelas más comunes fueron el dedicado al dios Tezcatlipoca llamado Telpochcalli, en el que predominaba la enseñanza militar, y el dedicado a Quetzalcóatl o Calmécac, en el cual se daba prioridad a la educación religiosa, filosófica y científica. El cuicacalco o cuicacalli era la escuela del arte, donde se enseñaba música, canto, danza y pintura.

LA FAMILIA Y LA MORAL PERSONAL. LA EDUCACION DE NIÑOS Y JOVENES: Los padres eran los primeros responsables en la formación de la niñez y la juventud. Enseñaban su propio oficio a los hijos, y de esta manera les heredaban su profesión y la convivencia en un barrio en el que todos ejercitaban las mismas técnicas. La verdad y la humildad ocupaban un lugar preponderante en su sistema de valores; la verdad sobre todo en el actuar, fuera en la vida cotidiana, la política, la religión o la guerra; la conducta toda debía ser verdadera. Especificaban lo que consideraban vicios o virtudes. Censuraban la embriaguez y el uso de yerbas estupefacientes. Apreciaban la discreción y la mesura al hablar, caminar, vestir y comer.

a llevar carga sobre la espalda. el parto o la defunción. llenos de metáforas y de afecto. LOS "LIBROS DE CONSEJOS" O HUEHUETLATOLLI : Una costumbre muy arraigada entre los hombres del México prehispánico eran los consejos que los padres decían a sus hijos. el ingreso o la salida del temploescuela. por ejemplo.tareasya. y también los acostumbraban. Fuente consuldata: http://www. la llegada del niño a la edad de la razón. el matrimonio. Otros discursos eran para amonestar a los nobles y al pueblo con el fin de fortalecer una moral rígida y el sacrificio destinado al bienestar común. sus formas de cortesía. En ellos se encuentran con claridad sus valores morales.com.mx/index. Estos discursos. acostumbraban a los niños desde los cinco o seis años de edad a realizar trabajos ligeros para evitar la pereza y el ocio. daban a los niños una gran seguridad para la vida y se decían sólo en situaciones solemnes como el nacimiento. su sentido del humor y el efecto de la burla. el conocimiento del embarazo.php/tareas-ya/secundaria/historia/culturasmesoamericanas/1963-Moral-y-vida-social-durante-el-México-prehispánico.El trabajo era uno de sus más preciados valores.html .