ALERGIAS FISICAS A LOS MEDIOS FISICOS

FOTOSENSIBILIDAD

Es la piel que reacciona anormalmente a la luz. Una reacción puede ocurrir unos cuantos minutos después de la exposición. Esto tiende ser un problema para las personas que participan en deportes, tales como natación, surfing, navegación, tenis o esquí sobre agua en los meses calientes. La forma más común es llamada erupción poliforme a la luz, o envenenamiento con sol. SIGNOS Y SINTOMAS FRECUENTES Erupción roja o rosada en la piel, algunas veces con ampollas pequeñas, en áreas expuestas a la luz solar. La erupción puede picar o arder.

CAUSAS Los síntomas son provocados por la exposición al sol (luz ultravioleta). No se conoce porque el cuerpo desarrolla esta reacción. La exposición a la luz solar puede ocurrir a través de un cristal (tal como en un automóvil) o a través de ropa delgada. Algunas personas reaccionan también a la luz del día en el invierno. Las cabinas de bronceado son una fuente de luz ultravioleta.

ALERGIAS FISICAS
Alergia al sol Se cree que se debe a que la epidermis no tolera las proteínas que se generan al recibir la radiación solar. Quienes la padecen presentan pequeñas ronchas en la piel, comezón excesiva y en el peor de los casos quemaduras, aún cuando se porte ropa adecuada o bloqueador solar.

Urticaria aquagénica o alergia al agua

Es una alergia poco frecuente que ocurre después de estar en contacto con agua, a cualquier temperatura y en cualquier condición. En los casos graves hasta el contacto de los propios fluidos corporales puede desatar la reacción. Este padecimiento complica seriamente el cuidado e higiene personal de quienes la padecen.

Alergia al calor Las personas intolerantes a las altas temperaturas pueden presentar ronchas, sudoración excesiva y hasta alucinaciones. El prurito, las manchas en la piel y la urticaria son los síntomas más comunes de la alergia física. En algunas personas, las vías respiratorias se contraen y se hace difícil respirar. Una fuerte reacción a la exposición solar (fotosensibilidad) puede provocar urticaria y manchas en la piel. La fotosensibilidad también puede originarse por el uso simultáneo de varios medicamentos, o por sustancias alergénicas aplicadas sobre la piel. Las personas muy sensibles al calor pueden desarrollar una enfermedad llamada “urticaria colinérgica”: pequeñas zonas que pican intensamente, rodeadas por un halo de piel enrojecida. Este tipo de urticaria también aparece a causa del ejercicio físico, el estrés emocional o cualquier otra actividad que produzca sudoración. Las personas muy sensibles al frío pueden presentar urticaria, inflamación de la piel, asma, secreción y congestión nasal si se exponen a el. Tratamiento: La mejor forma de afrontar una alergia física es prevenirla evitando lo que tiende a causarla. Las personas que presentan síntomas alérgicos en la piel deben prestar atención a las características y calidad de los cosméticos o cremas que utilizan (si no son hipoalergénicos y oftalmológicamente testeados no hay que usarlos). Los antihistamínicos como defenhidramina, ciproheptadina o hidroxicina alivian el prurito o picor. La ciproheptadina tiende a dar mejores resultados en la urticaria provocada por el frío y la hidroxicina en la causada por el estrés. Las personas muy sensibles a la exposición solar deben usar cremas con factor de protección solar y evitar lo máximo posible exponerse al sol.

ALERGIA AL FRIO

La urticaria a frigore, también llamada urticaria al frío o alergia al frío, es una reacción ante la exposición a estímulos fríos tales como viento, bajas temperaturas, lavado o inmersión en agua fría, contacto con objetos fríos o ingestión de bebidas o alimentos fríos. También se han descrito casos de urticaria a frigore tras picaduras de insectos, infecciones virales, estrés, cambios de alimentación, etc. La urticaria a frigore o alergia al frío es una afección poco común. Se estima que representa menos del 3% de las urticarias crónicas y aunque puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente en adultos jóvenes. La urticaria a frigore o alergia al frío se manifiesta con brotes agudos de habones rojizos en la piel (o rash cutáneo), que producen picor y otros síntomas que pueden incluir: fiebre, malestar general, dolor de cabeza, abdominal, de articulaciones, entre otros. Aunque las lesiones pueden aparecer durante la exposición al frío, lo normal es que broten transcurridos 10 a 30 minutos de haber cesado éste, durante el recalentamiento de la piel. Existen diferentes tipos de urticarias o alergias al frío: familiares o adquiridas (si existen o no antecedentes familiares) y típicas o atípicas (según el resultado obtenido de las pruebas de contacto con el frío). Otra forma clínica pero menos frecuente, es la llamada urticaria por frío refleja, en la cual aparece una erupción diseminada tras la exposición generalizada a bajas temperaturas, pero no con la aplicación de frío local. Diagnóstico de la urticaria a frigore o alergia al frío. La prueba más utilizada para confirmar el diagnóstico de urticaria a frigore o alergia al frío es el “test del cubito de hielo” que consiste en aplicar hielo en el antebrazo del paciente durante 5 minutos y pasados 10 minutos observar si hubo o no reacción. Si la prueba es negativa pero se sospecha de esta patología, se puede realizar otra prueba que consiste en la inmersión de la mano y antebrazo en agua fría a 5 -10ºC durante 5

min. Si la alergia es positiva, el brazo se tornará rojo e hinchado a los minutos de sacarlo del agua. En ciertas circunstancias también se puede llevar a cabo la exposición total al frío, haciendo permanecer al paciente durante unos minutos en una habitación a muy baja temperatura. Tratamiento de la urticaria a frigore o alergia al frío El tratamiento de la urticaria a frigore o alergia al frío consiste generalmente en el uso de antihistamínicos que ayudan a aliviar los síntomas pero no previenen futuras reacciones. También se utilizan tratamientos de inducción de tolerancia al frío, en los que gradual y progresivamente se expone al paciente a bajas temperaturas. Dicho tratamiento se efectúa en un medio hospitalario y bajo cobertura con antihistamínicos. Factores Como acabamos de indicar, los factores que influyen en su aparición son esencialmente los mismos capaces de provocar una reacción alérgica a otros niveles (ácaros, polvo doméstico, plumas de pájaros, medicamentos, alimentos y colorantes alimentarios, pinturas, esmaltes, agentes físicos, etc). Síntomas El angiodema se suele localizar preferentemente en la cara (párpados, lóbulos de las orejas), tubo digestivo y respiratorio (lengua, glotis), extremidades superiores e inferiores (dorso de manos y pies), genitales ( bolsa escrotal de testículos, labios mayores y menores de la vulva). Más frecuentemente en labios y orejas. Son de comienzo brusco y el enfermo, más que picor, refiere quemazón punzante. Se aprecia al despertar, lo que alarma al enfermo. Suele desaparecer aproximadamente a las 72 horas sin dejar ningún tipo de marca. Muy importante es saber que existe un tipo de angiodema que puede incluso llegar a ser mortal sino se actúa con rapidez. Nos referimos al “angiodema faríngeo” que suele producir ronquera, estridor (ruido al inspirar) y sensación de ahogo (disnea), y que requiere tratamiento inmediato urgente.

BIBLIOGRAFÍA: http://www.sineljefe.com/ http://www.asteriscos.tv diccionario.medciclopedia.com/a/2008/alergia-física/