You are on page 1of 1

OBJETIVO: Ganar una mano al ser el primer jugador a deshacerse de todos sus naipes, y al final, acumular 100 puntos

para ganar el juego. PREPARACIÓN: (A) Distribuir las 80 fichas entre los jugadores, lo más que pueda. (B) Mezcle los naipes bien. (LOS COMODINES NO SE USAN EN ESTE JUEGO) C) Reparta SIETE naipes a cada jugador, con las caras hacia abajo, un naipe a la vez, hacia la izquierda de la persona distribuyendo los naipes. (D) Cargue el centro de control con un naipe en cada uno de los espacios con lengüeta. Cada naipe debe estar con la cara hacia arriba debajo de la lengüeta. A este punto no coloque los naipes en el espacio para Reyes. Si se ven los Reyes debajo de las lengüetas, deben permanecer allí hasta que el jugador los transfiera en su juego normal. (E) Coloque los naipes restantes con la cara hacia abajo en el pot para fichas creando una pila de naipes. (F) Los jugadores tomarán los naipes que se repartiendo y los tendrán en sus manos en forma de abanico. El juego está preparado correctamente para comenzar a jugar. JUEGO: Para comenzar cada turno, cada uno de los jugadores colocará una ficha en el espacio para fichas. El jugador a la izquierda de la persona que distribuye los naipes comienza primero colocando un naipe o naipes que puede jugar en los espacios con lengüetas de los Reyes, y haciendo cualquier otro movimiento posible. Los naipes jugados en todos los espacios deben jugarse en colores alternados (Rojo, Negro, Rojo o Negro, Rojo, Negro), y la secuencia debe ser menor que la carta sobre la que se juega (K, Q, J, 10, 9, etc, a As que es menor.) El palo del naipe no tiene importancia. Si se distribuye el Rey al jugador o se retira de la pila de naipes, el jugador debe colocarlo inmediatamente en un espacio vacío para un Rey. (Diagrama B). El jugador también tiene el privilegio de mover el Rey que podría estar en el espacio con lengüeta del espacio original para Reyes. Si se descubriera que usted tiene un Rey en sus manos y no lo juega en su primera oportunidad, debe pagar una multa de 3 fichas y colocarlas en el espacio para fichas. Los juegos a los espacios para Reyes deben comenzarse con Reyes y no se podrán mover los naipes de los espacios de los Reyes. Usted puede mover todos los naipes de un grupo de un espacio con lengueta a otro espacio con la condición de que se pueda jugar el naipe que está debajo. Cuando quede libre el espacio con leng¸eta, usted puede colocar un naipe de su elección de sus manos. En su turno, el jugardo puede continuar si es posible hacer jugadas, pero no está forzado a hacer la jugada que no desee, excepto para una jugada forzada de Reyes. Si el jugador no hace un juego por lo menos, debe colocar una ficha en el espacio para fichas. Al final de cada turno, el jugador retira el naipe superior de la pila de naipes. Si el jugador no retira el naipe en su turno, el jugador debe pagar una ficha de multa al espacio para fichas. Si el naipe es un Rey, debe jugarlo inmediatamente y no podrá sacar un naipe nuevamente del montón. Después de que un jugador gana una mano por ser el primero de deshacerse de sus naipes, los demás jugadores pondrán una ficha en el espacio para fichas por cada una de las tarjetas restantes en sus manos. El ganador de la mano recibe todas las fichas del pot y anota la cantidad de fichas para su puntaje. Cada ficha corresponde a un punto. Se recogen todas las fichas a distribuirse para la próxima mano a jugar. El primer jugador que acumule 100 puntos es el ganador del juego. NOTA: Los naipes se colocan en los espacios para Reyes de manera que cubran completamente los naipes debajo. (Ver diagrama A) Los naipes se colocan en los espacios con lenguetas de manera que el naipe inferior vaya debajo de las lenguetas y los naipes adicionales se apilan de manera que siempre se deje el naipe inferior y el naipe superior expuestos. No se tienen que ver otros naipes.