You are on page 1of 12

MODELOS ÁTOMICOS Y CONFIGURACIÓN ELECTRÓNICA

1. INTRODUCIÓN
Con este tema comenzamos la parte del curso dedicada a la Química. La Química es la ciencia que estudia las sustancias, su estructura, sus propiedades y las reacciones que las transforman en otras sustancias Desde la Antigüedad, el ser humano se ha cuestionado de qué estaba hecha la materia. Unos 400 años antes de Cristo, el filósofo griego Demócrito consideró que la materia estaba constituida por pequeñísimas partículas que no podían ser divididas en otras más pequeñas. Por ello, llamó a estas partículas átomos, que en griego quiere decir "indivisible". Sin embargo las ideas de Demócrito sobre la materia no fueron aceptadas por los filósofos de su época y hubieron de transcurrir cerca de 2200 años para que la idea de los átomos fuera tomada de nuevo en consideración. Las ideas que triunfaron fueron las de Aristóteles que estableció que los elementos eran cuatro: tierra, aire, agua y fuego y un quinto elemento que constituía el cielo, el éter. Estas ideas se trasmitieron por oriente y durante la Edad Media los alquimistas trataron de convertir sustancias en oro y encontrar el elixir de la eterna juventud. Esto evidentemente es imposible, pero sus esfuerzos dieron con el descubrimiento de numerosas sustancias. Puede decirse que la química nace como ciencia a finales del siglo XVIII y principios del XIX, con la formulación por Lavoisier, Proust y Dalton, tras la experimentación de numerosos procesos químicos, de las llamadas leyes clásicas de la química: 1. En el siglo XVIII, Antoine Lavoisier, considerado el padre de la química moderna, estableció la ley de la conservación de la masa. En ella se dice que no se produce un cambio apreciable de la masa en las reacciones químicas.

2. La ley de la composición definida o constante. Esta ley, establecida en 1801 por el químico francés Joseph Proust, nos dice que un compuesto contiene siempre los mismos elementos en la misma proporción de masas. O expresada de otra manera, cuando dos elementos se combinan para dar un determinado compuesto lo hacen siempre en la misma relación de masas. 3. La ley de las proporciones múltiples. Formulada por el propio Dalton, se aplica a dos elementos que forman más de un compuesto: Establece que las masas del primer elemento que se combinan con una masa fija del segundo elemento, están en una relación de números enteros sencillos.

2. MODELOS ATÓMICOS

MODELO ATÓMICO DE DALTON En 1808, Dalton publicó su teoría atómica, para explicar estas leyes. Estas ideas sobre el modelo atómico de la materia han servido de base a la química moderna. Los principios fundamentales de esta teoría son: 1. La materia está formada por minúsculas partículas indivisibles llamadas átomos. 2. Hay distintas clases de átomos que se distinguen por su masa y sus propiedades. Todos los átomos de un elemento poseen las mismas propiedades químicas. Los átomos de elementos distintos tienen propiedades diferentes. 3. Los compuestos se forman al combinarse los átomos de dos o más elementos en proporciones fijas y sencillas, dando lugar a moléculas.

MODELO ATÓMICO DE THOMSON La primera evidencia de la existencia de partículas subatómicas y por tanto de que los átomos no eran indivisibles como postulaba la teoría atómica de Dalton, se obtuvo de los estudios de la conductividad eléctrica de gases a bajas presiones. Los gases son aislantes para voltajes bajos, sin embargo, frente a voltajes elevados se vuelven conductores. Cuando en un tubo de vidrio que contiene un gas se hace parcialmente el vacío y se aplica un voltaje de varios miles de voltios, fluye una corriente eléctrica a través de él. Asociado a este flujo eléctrico, el gas encerrado en el tubo emite unos rayos de luz de colores, denominados rayos catódicos, que son desviados por la acción de los campos eléctricos y magnéticos. Mediante un estudio cuidadoso de esta desviación, J. J. Thomson demostró en 1897 que los rayos estaban formados por una corriente de partículas cargadas negativamente, que llamó electrones.

De este descubrimiento dedujo que el átomo debía de ser una esfera de materia cargada positivamente, en cuyo interior estaban incrustados los electrones.

Se trata del modelo conocido informalmente como el pudín de pasas, según el cual los electrones eran como 'pasas' negativas incrustadas en un 'pudín' de materia positiva. MODELO ATÓMICO DE RUTHERFORD Los experimentos llevados a cabo en 1911 bajo la dirección de Ernest Rutherford modificaron las ideas existentes sobre la naturaleza del átomo. Rutherford bombardeó una fina lámina de oro con núcleos de helio. Observó, mediante una pantalla fluorescente que la mayoría de ellas atravesaba la lámina metálica sin cambiar de dirección; sin embargo, unas pocas eran reflejadas hacia atrás. Éste era un resultado completamente inesperado, incompatible con el modelo de atómo macizo existente.

Mediante un análisis de los hechos, Rutherford planteó que el átomo contenía núcleo cargado positivamente, situado en el centro del átomo de oro. De esta forma dedujo que la mayor parte del átomo es espacio vacío, lo que explicaba por qué la mayoría de las partículas que bombardeaban la lámina de oro, pasaran a través de ella sin desviarse. De esta forma el átomo está formado por dos partes: núcleo y corteza. El núcleo es la parte central, de tamaño muy pequeño, donde se encuentra toda la carga positiva y, prácticamente, toda la masa del átomo. La corteza es casi un espacio vacío, inmenso en relación con las dimensiones del núcleo. Aquí se encuentran los electrones con masa muy pequeña y carga negativa. Los electrones están ligados al núcleo por la atracción eléctrica entre cargas de signo contrario.

DESCUBRIMIENTO DEL PROTÓN Y EL NEUTRÓN Hasta el descubrimiento del electrón, no tenía sentido buscar una partícula subatómica positiva, pero de hecho el protón podía haberse descubierto antes que el electrón, puesto que el físico alemán Eugen Goldstein (1850-1931), al estudiar los rayos catódicos, observó en 1886, que

empleando un tubo de rayos catódicos modificado, con el cátodo perforado, pasaban unos rayos catódicos y podían ser estudiados en su avance hacia una pantalla, situada detrás del cátodo, y en la cual producían una fluorescencia característica. Los denominó rayos canales. En 1895 el francés Jean Perrin demostró que los rayos canales consistían en partículas cargadas positivamente, pues sufrían desviaciones hacia la placa negativa de un campo eléctrico externo al que podían ser sometidos. A estos rayos J.J. Thomson les dio, en 1907, el nombre de rayos positivos. Los rayos canales o positivos están constituidos por iones positivos y dependen del gas encerrado en el tubo. Si el gas es hidrógeno, la relación carga/masa es la mayor de todas las encontradas para los rayos positivos, lo cual sugirió que el ión positivo del átomo de hidrógeno era otra partícula subatómica: el protón, denominado así por Ernest Rutherford en 1914. El descubrimiento del electrón y del protón permite asignar un carácter neutro ala materia desde el punto de vista eléctrico, si los átomos contienen igual número de protones que de electrones. Por otra parte, estas partículas tienen carga y su detección en campos eléctricos y magnéticos es sencilla. Era por ello difícil descubrir una partícula subatómica sin carga. Posteriormente al descubrimiento del protón se realizaron diversas pruebas consistentes en someter a los átomos de distintos elementos químicos ligeros como el berilio, a bombardeos de partículas alfa. De este modo se originaba la emisión de un cierto tipo de radiación. En 1932 el inglés James Chadwick (1891-1974) demostró que la mejor manera de explicar los efectos producidos es suponer que las partículas alfa provocan la expulsión de partículas neutras del núcleo del átomo de berilio. Dicha partícula recibió el nombre de neutrón, por carecer de carga eléctrica, siendo su masa similar a la del protón. Tras el descubrimiento de estas dos partículas subatómicas el átomo quedaba estructurado en un núcleo donde se encuentran los protones y los neutrones y una corteza donde se encuentran los electrones.

ESPECTROS ATÓMICOS Y MODELO ATÓMICO DE BOHR En 1860, los físicos alemanes Bunsen y Kirchhoff descubrieron que cada átomo, al ser calentado emite una luz de colores característica, los espectros atómicos. En el siglo XVII, Isaac Newton demostró que la luz blanca visible procedente del sol puede descomponerse en sus diferentes colores mediante un prisma. El espectro que se obtiene es continuo; contiene todas las longitudes de onda desde el rojo al violeta, es decir, entre unos 400 y 700 nm (1 nm -nanómetro- = 10-9 m). En cambio la luz emitida por un gas incandescente no es blanca sino coloreada y el espectro que se obtiene al hacerla pasar a través de un prisma es bastante diferente. Es un espectro discontinuo que consta de líneas o rayas emitidas a longitudes de onda específicas. Cada elemento (es decir cada tipo de átomos) posee un espectro característico que puede utilizarse para identificarlo. Por ejemplo, en el del sodio, hay dos líneas intensas en la región amarilla a 589 nm y 589,6 nm.

Uno de los espectros atómicos más sencillos, y que más importancia tuvo desde un punto de vista teórico, es el del hidrógeno. Cuando los átomos de gas hidrógeno absorben energía por medio de una descarga de alto voltaje, emiten radiaciones que dan lugar a 5 líneas en la región visible del espectro:

El modelo atómico de Rutherford no podía explicar estas emisiones discretas de radiación por los átomos. Además presentaba el inconveniente de ser inestable: Según la física clásica una carga en movimiento emite continuamente energía por lo que los electrones radiarían energía continuamente hasta "caer" en el núcleo, con lo que el átomo se destruiría. En 1913 Bohr publicó una explicación teórica para el espectro atómico del hidrógeno. Basándose en las ideas previas de Max Plank, que en 1900 había elaborado una teoría sobre la discontinuidad de la energía (Teoría de los cuantos), Bohr supuso que el átomo solo puede tener ciertos niveles de energía definidos. Bohr establece así, que los electrones solo pueden girar en ciertas órbitas de radios determinados. Estas órbitas son estacionarias, en ellas el electrón no emite energía. Los saltos de los electrones desde niveles de mayor energía a otros de menor energía o viceversa suponen, respectivamente, una emisión o una absorción de energía electromagnética (fotones de luz). Sin embargo el modelo atómico de Bohr también tuvo que ser abandonado al no poder explicar los espectros de átomos más complejos. La idea de que los electrones se mueven alrededor del núcleo en órbitas definidas tuvo que ser desechada. Las nuevas ideas sobre el átomo están basadas en la mecánica cuántica, que el propio Bohr contribuyó a desarrollar.

Ya en la década de 1920 se propuso, gracias a los esfuerzos de Schrödinger, Heisenberg y el propio Bohr, el modelo mecánico-cuántico, que da explicación al comportamiento de los átomos. MODELO ATÓMICO ACTUAL (MODELO MECANO-CUÁNTICO) Aunque el modelo atómico de Bohr tuvo un gran éxito porque conseguía explicar los espectros atómicos discontinuos, tenía muchas limitaciones. Por ejemplo el modelo no explicaba por que el átomo está cuantizado ni por que algunas propiedades se repiten periódicamente. Este modelo no tardó en ser superado por el avance de una nueva rama de la física, la mecánica cuántica o mecánica ondulatoria El modelo actual fue expuesto en 1925 por Heisenberg y Schrodinger. Los aspectos más característicos de este modelo es que se basa en dos teorías:

• •

Dualidad onda-partícula: L. de Broglie propuso que las partículas materiales tienen propiedades ondulatorias, y que toda partícula en movimiento lleva una onda asociada. Principio de indeterminación: Heisenberg dijo que era imposible situar a un electrón en un punto exacto del espacio. No podemos saber simultáneamente la posición y la velocidad

Las ecuaciones del modelo mecano-cuántico describen el comportamiento de los electrones dentro del átomo, y recogen su carácter ondulatorio y la imposibilidad de predecir sus trayectorias exactas. Así establecieron el concepto de orbital, región del espacio del átomo donde la probabilidad de encontrar un electrón es muy grande.

Böhr, en su modelo atómico, habla de órbitas; pero el modelo mecano-cuántico actual habla de orbitales, ¿cuál es la diferencia? Órbita: cada una de las trayectorias descrita por los electrones alrededor del núcleo. Orbital: región del espacio alrededor del núcleo donde hay la máxima probabilidad de encontrar un electrón. Características de los orbitales: • La energía está cuantizada. • Lo que marca la diferencia con el modelo de Böhr es que este modelo no determina la posición exacta del electrón, sino la mayor probabilidad de encontrar al electrón
• •

El comportamiento de los electrones dentro del átomo se describe a través de los números cuánticos. En el modelo mecano-cuántico actual se utilizan los mismos números cuánticos que en el modelo de Böhr, pero cambia su significado físico (orbitales). Dado que los electrones se comportan como ondas los números cuánticos salen de la resolución matemática de la función de ondas aplicada al átomo. Hay cuatro números cuánticos:
• •

• •

Principal (n): energía del electrón, toma valores del 1 al 7. Secundario (l): subnivel de energía, sus valores van desde 0 a (n-1). Por razones históricas, los valores de 0, 1, 2 y 3 de l se designan por las letras s, p, d, f, respectivamente. Magnético (m): orientación en el espacio, sus valores van del -l a +l. Espín (s): sentido del giro del electrón sobre su propio eje, sus valores son el -1/2 y +1/2.

Los números cuánticos se encargan del comportamiento de los electrones, y la configuración electrónica de su distribución. Para saber como se distribuyen los electrones hay que tener en cuenta las siguientes reglas:

- El principio de exclusión de Pauli (1925) dice que en un átomo no puede haber más de dos electrones con los mismos números cuánticos. Lo que significa que encada suborbital solo puede haber dos electrones, uno con espin +1/2 y otro con espin -1/2.

3. ESTRUCTURA ACTUAL DEL ÁTOMO
En el átomo distinguimos dos partes: el núcleo y la corteza. - El núcleo es la parte central del átomo y contiene partículas con carga positiva, los protones, y partículas que no poseen carga eléctrica, es decir son neutras, los neutrones. La masa de un protón es aproximadamente igual a la de un neutrón. Todos los átomos de un elemento químico tienen en el núcleo el mismo número de protones. Este número, que caracteriza a cada elemento y lo distingue de los demás, es el número atómico y se representa con la letra Z. - La corteza es la parte exterior del átomo. En ella se encuentran los electrones, con carga negativa. Éstos, ordenados en distintos niveles, giran alrededor del núcleo. La masa de un electrón es unas 2000 veces menor que la de un protón. Los átomos son eléctricamente neutros, debido a que tienen igual número de protones que de electrones. Así, el número atómico también coincide con el número de electrones. La suma del número de protones y el número de neutrones de un átomo recibe el nombre de número másico y se representa con la letra A.
A Z

X

Aunque todos los átomos de un mismo elemento se caracterizan por tener el mismo número atómico, pueden tener distinto número de neutrones. Llamamos isótopos a las formas atómicas de un mismo elemento que se diferencian en su número másico. Las propiedades de los elementos dependen, sobre todo, de cómo se distribuyen sus electrones en la corteza. La configuración electrónica del átomo de un elemento corresponde a la ubicación de los electrones en los orbitales de los diferentes niveles de energía. Aunque los conocimientos actuales sobre la estructura electrónica de los átomos son bastante complejos, las ideas básicas son las siguientes: 1. Existen 7 niveles de energía o capas donde pueden situarse los electrones, numerados del 1, el más interno, al 7, el más externo. 2. A su vez, cada nivel tiene sus electrones repartidos en distintos subniveles, que pueden ser de cuatro tipos: s, p, d, f. 3. En cada subnivel hay un número máximo de electrones que admite. Este número es: 2 en el s; 6 en el p; 10 en el d y 14 en el f. El orden en el que se van llenando los niveles de energía lo muestra el diagrama de Moeller:

4. LA TABLA PERIÓDICA
A medida que aumentaba el número de elementos químicos que iban siendo descubiertos, surgió la necesidad de ordenarlos de alguna forma. La historia de esta clasificación y ordenación es compleja y extensa en el tiempo. Pero fueron el ruso Mendeleiev (1834-1907) y el alemán Meyer (1830-1895) quienes descubrieron de forma independiente y casi simultáneamente que si se ordenan los elementos por orden creciente de masa atómica se observa que se repiten periódicamente ciertas propiedades (Ley periódica). Si los elementos, ordenados por masas atómicas, los colocamos en una tabla, se obtiene el Sistema Periódico. Los elementos están colocados en filas horizontales y columnas verticales. El trabajo de Mendeleiev es importante porque se atrevió a dejar huecos en la tabla, de modo que elementos que pertenecían a la misma columna tuvieran propiedades semejantes. De ese modo predijo las propiedades de los elementos que faltaban, estos fueron descubiertos más tarde, coincidiendo sus propiedades, con las previstas; fue una verificación de la ley periódica. Al ordenar los elementos por número creciente de masa atómica se observaban algunos errores en la ley periódica. Hoy en día clasificamos los elementos por orden creciente de número atómico en lugar de masa atómica. Las columnas de la tabla se denominan grupos, y las filas períodos. El Sistema Periódico actual presenta 18 grupos o columnas y 7 filas o periodos. El orden de los elementos en la tabla periódica se corresponde con su configuración electrónica, esto es, con el orden y lugar de los electrones en sus orbitales. Al analizar la configuración electrónica de los átomos de los elementos situados en el mismo período, se comprueba que tienen sus electrones en el mismo nivel de energía. Los átomos de los elementos que pertenecen a un grupo tienen la misma configuración electrónica externa (en el último nivel). Según esta estructura en grupos y períodos, la tabla queda dividida en cuatro bloques fundamentales: s, p, d y f.

El bloque s corresponden a los metales alcalinos y alcalino térreos y el bloque p a los no metales. Los elementos del bloque d se denominan elementos de transición y son todos metálicos. El bloque f está integrado por los elementos de transición interna, que son también metales, la mayoría obtenidos por síntesis artificial.

5. El ENLACE QUÍMICO
Denominamos “enlace” a la unión entre dos o más átomos para formar una molécula. Para que dos átomos se enlacen tienen que obtener un ‘beneficio” de su unión. ¿Cuál es este beneficio? Parecerse a los gases nobles. Los gases nobles son los elementos del grupo 18 y nunca se unen con otros átomos, porque ya están son los más estables energéticamente. Para conseguir este objetivo los átomos pueden unirse unos con otros de tres formas diferentes: enlace iónico, enlace covalente y enlace metálico. Enlace iónico: En este enlace se unen iones de carga opuesta. Un METAL desea perder electrones y se pone de acuerdo con un NO METAL, que lo que desea es ganar electrones. Iones Un ión es un átomo que ha ganado o perdido electrones. Hay dos clases de iones: ANION: Es un ión de carga negativa, debido a que gana electrones. Los NO METALES son elementos que tienen tendencia a ganar electrones. Cl (Z=17): 1s2 2s2 2p5 3s2 3s5 Cl +1e  Cl-1

CATION: Es un ión de carga positiva, debido a que pierde electrones. Los METALES son los elementos que tienen tendencia a perder electrones. Na (Z=11): 1s2 2s2 2p5 3s1 Ejemplo de enlace iónico:
Na+1 Cl-1

Na -1e  Na+1

Propiedades de los compuestos iónicos: En los compuestos iónicos los iones están ordenados formando una red cristalina como la de la izquierda. No hay verdaderas moléculas.

-

Estos compuestos son rígidos, y se parten al golpearlos. Las temperaturas de fusión y ebullición son muy altas. No hay cargas eléctricas libres, por lo que no conducen la electricidad. Excepto fundidos o disueltos, ya que entonces los iones van a moverse libremente. Suelen ser solubles en agua.

Enlace covalente: En la naturaleza existen oto tipo de compuestos que están formados por la unión de elementos no metálicos. Puesto que ninguno de los no metales quiere dar electrones, ¿Cómo es posible que se unan? Sólo pueden completar su última capa compartiendo los electrones necesarios. Esto significa que cada átomo presta uno o varios electrones al otro átomo, de modo que los electrones compartidos pertenecen a la vez a los dos átomos. Ejemplo: Cl (Z=17): 1s2 2s2 2p5 3s2 3s5
Cl Cl

Existen dos tipos de sustancias covalentes: moleculares y atómicas Las sustancias covalentes moleculares forman un grupo muy amplio de sustancias. Incluye muchos sólidos, casi todos los líquidos y los gases. Sus átomos se agrupan en forma de moléculas como el agua. Las sustancias covalentes atómicas son un grupo reducido de sustancias sólidas formadas por átomos que construyen una red cristalina, como el cuarzo o el diamante. Son sustancias muy dura, insolubles y con puntos de fusión muy elevados.

-

Enlace metálico: Los metales son elementos que tienden a desprenderse de los electrones que les sobran. Pero en un metal sólido o líquido los átomos están todos unidos unos con otros. ¿Qué beneficio obtienen de esta unión? Que así pueden desprenderse de sus electrones, que se mueven libremente entre los huecos.

-

Como los átomos metálicos se colocan muy juntos y ordenados en una red cristalina, su densidad es muy alta. Como sus electrones de valencia tienen libertad para moverse, son buenos conductores de la corriente eléctrica y del calor.

-

Por otro lado, los metales son dúctiles (se pueden fabricar alambres) y maleables(se pueden fabricar láminas), porque los átomos pueden cambiar de posición fácilmente sin romper el enlace que los mantiene unidos. El punto de fusión es bastante más bajo que el de ebullición. No son solubles y a temperatura ambiente son todos sólidos menos el Mecúrio.

EJERCICIOS:
1) Señala las diferencias entre el modelo atómico de Thomson y Ruterford. 2) Indica El número de protones, electrones y neutrones de los siguientes elementos: a) b) c) d) e)
50 26 40 19

Fe K Ba Al Al

111 56 28 13 27 13

3) Indica si las siguientes afirmaciones son verdaderas o falsas y justifica tu respuesta: a) El modelo atómico de Rutherford es el siguiente: b) En el núcleo de los átomos hay protones de carga positiva y neutrones sin carga. c) En el enlace iónico se comparten electrones d) El número másico se representa con la letra A e) El átomo
17 8

O: tiene 17 neutrones y 8 protones

f) La configuración electrónica del Cr (Z=26) es: 1s2 2s2 2p6 3s2 3p6 4s2 4d6 4) Representa simbólicamente este átomo: Sodio (11 protones y 23 neutrones), Plata (47 protones y 53 neutrones), Silicio (14 protones y 14 neutrones). 5) Realiza las configuraciones electrónicas de los siguientes elementos e indica donde estarán situados en la tabla periódica (grupo y periodo). a) b) c) d) Manganeso (Z=25) Potasio (Z=19) Xenón (Z=54) Fósforo (Z=15)

6) Escribe la configuración electrónica de los siguientes elementos. Indica si tienden a perder o a ganar electrones y que tipo de iones formarían. Ejemplo: Cloro (Z=17) Cl (Z=17): 1s2 2s2 2p5 3s2 3s5 Cl +1e  Cl-1 El cloro tenderá a ganar un electrón para ser como el Argón

a) Magnesio (Z=12) b) Bromo (Z=35) c) Yodo (Z=53) d) Argón (Z=18) 7) Indica que criterio has seguido para la ordenación del sistema periódico actual. 8) Si el berilio forma con el oxígeno el óxido de berilio, BeO ¿Qué fórmula podemos esperar para los óxidos de magnesio, calcio y estroncio? 9) Describe las diferencias que existen entre un átomo una molécula y un ión. 10) Razona si pueden ser iónicos o no estos compuestos: - Un líquido muy soluble en agua - Un sólido que conduce la electricidad en estado sólido - Un sólido soluble en agua que funde a 600 ºC 11) Busca en el diccionario las definiciones de los metales de: maleabilidad y ductilidad. 12) Busca en el diccionario las definiciones de los compuestos iónicos de: fragilidad y dureza. 13) Describe que tipo de enlace presentarán estas sustancias: potasio, K; fluoruro de sodio NaF; Dióxido de nitrógeno, NO2; y cloruro de litio, LiCl. 14) El cloruro de potasio es una sustancia iónica. Indica que propiedades es probable que tenga.