You are on page 1of 5

IDENTIDAD NACIONAL * ESTADO En su sentido amplio se considera como la integración del territorio, la población y el sistema jurídico-político que

lo rige. * NACIÓN La Nación, a diferencia del Estado, no necesita de un territorio. El concepto de Nación, tal como lo define el Diccionario de la Lengua Española es el “conjunto de personas de un mismo origen étnico y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común”. En este sentido, y como ejemplo, podemos citar al pueblo, a la nación hebrea, quien como nación deambuló y se asentó, durante muchos años, en variadas regiones del mundo hasta que, en 1948, por resolución de las Naciones Unidas, se constituyó en Estado soberano en el territorio que hoy ocupa Israel. * PATRIA El concepto de Patria está por encima de Estado y de Nación. Cabanellas, en su Enciclopedia de “Derecho Usual”, lo define “En el más noble orden de los sentimientos”, como “el conjunto sagrado de la tierra, la vida presente y las grandes aspiraciones del país y del pueblo al que unen el nacimiento o la sangre de los padres”. * IDENTIDAD NACIONAL La identidad nacional se entendería como un conjunto de rasgos que, al prevalecer dentro de una sociedad, permiten distinguirla de las demás. Como un denominador común que brinda sujeción y arraigo a quienes comparten una misma tierra y una misma historia. Como una comunidad de creencias, valores y mitos básicos”.

En mi criterio, identidad nacional es la conjunción de valores materiales, inmateriales y morales y de los intereses de una nación, cuyo conocimiento, amor y defensa hacen solidario, en tiempo y lugar, para la vida y para la muerte, al núcleo poblacional que la conforma.

Identidad Nacional. Son los valores materiales, inmateriales, morales y espirituales y los intereses de una nación. Su conocimiento, amor y defensa hacen solidarios en tiempo y lugar, para la vida y para la muerte, al núcleo poblacional que la conforma. La Doctora Maritza Montero (licenciada en Psicología por la Universidad Central de Venezuela, Magíster en Psicología por la Universidad Simón Bolívar y Doctora en Sociología por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de la Universidad de París) nos define la Identidad Nacional “como el conjunto de significaciones y representaciones, relativamente permanentes a través del tiempo, que permite a los miembros de un grupo social compartir una historia y un territorio común, así como otros elementos socioculturales, tales como lenguaje, religión, costumbres e instituciones sociales y reconocerse como relacionados los unos a los otros biológicamente. Esta identidad incluye las relaciones con aquellos que aparecen que no viven suscribiendo estas condiciones, es decir, los extra nacionales, poseedores de una identidad diferente.” Componentes de la Identidad Nacional. |La Historia: Un pueblo sin pasado es un pueblo sin historia, y sin duda la Historia aporta ese elemento que hace conocer cómo se territorio del país para alcanzar la Libertad y la| |Justicia. | | |forjó lo que hoy existe como país, sus luchas y las Batallas que se libraron en el

|También permite conocer el pensamiento y la labor de los |

|

|venezolanos que se conocen como Los Libertadores de Venezuela Elementos constitutivos de la identidad nacional El territorio: La importancia geopolítica de un territorio es innegable, no solo por los recursos que para el bienestar y la sobrevivencia de la población pueda tener, sino por otras circunstancias tales como la salida y el acceso a relaciones comerciales y culturales. Nuestro territorio, de acuerdo con lo establecido en constitución de la republica Bolivariana de Venezuela, Artículo 10: “es el que le correspondía a la capitanía general de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbítrales no viciados de nulidad”. Incluye el mar territorial, la plataforma continental, la zona marítima contigua y el espacio aéreo. Con respecto al territorio es conveniente recordar el mandato constitucional: artículo 13: “el territorio nacional no será ser jamás cedido, traspasado, arrendado, ni en forma enajenado, ni aún temporal o parcialmente, a estados extranjeros u otros sujetos de derecho internacional”. Convendría añadir a dicho artículo, la frase de “ni a intereses extranjeros”. La republica Bolivariana de Venezuela como del conocimiento público, ha sido víctima del despojo de kilómetros en su superficie, agua y mar. ¡Cuanta riqueza hemos perdido o dejado de disfrutar! Por ello, es vital para la nación Venezolana que nosotros, sus hijos del presente, pongamos especial esfuerzo por preservar la extensión y sobre todo la calidad de nuestro territorio y realizar todos los actos

lícitos que nos permitan recuperar, total o parcialmente, nuestra tierra usurpada en tratados de dudosa legitimidad. Ejemplo de ello es preservar nuestra integridad espacial, tierra y mar, en el golfo de Venezuela y en el territorio Esequibo. Pasado Histórico. Indudablemente que uno de los elementos que hace sentir identidad nacional al venezolano es su glorioso pasado histórico LA IDENTIDAD NACIONAL EN EL CONTEXTO HISTÓRICO “La historia es la disciplina que estudia el pasado de los hombres y presenta un cuadro de sus acciones de carácter social. Representa para la humanidad lo que la memoria para la persona; responde a la universal necesidad de conocer los propios orígenes, de comprender su evolución, de asegurar la identidad profunda de los seres por encima de su diversidad y a través de su evolución; ella, es el nexo de toda personalidad”. Halkin, León. Iniciación a la Crítica Histórica. Enseñamos historia porque su aprendizaje satisface la necesidad que tiene el hombre de conocer su pasado, su origen, su desarrollo, su evolución y sus culturas, es como ya hemos afirmado, “la memoria de la humanidad”. El conocimiento histórico permite comprender que no solo somos parte de una familia y de una nación, sino que también somos parte de la especie humana que habita en este planeta, organizados en un conjunto de pueblos y naciones y relacionados por factores económicos, políticos, sociales, culturales, científicos y tecnológicos que hacen de la humanidad una sola. El estudio de la historia permite descubrir cómo la humanidad ha llegado a ser una sola y apreciar el movimiento indetenible de ella, con las diferencias que introducen las dimensiones de espacio y tiempo. En síntesis la historia es importante porque permite el conocimiento del pasado de la humanidad, facilita la comprensión del presente y porque pone a disposición del

hombre experiencias y conocimientos que le permiten hacer proyecciones del futuro. La Historia no es sinónimo de pasado. El pasado es lo que ocurrió. La Historia es la investigación que explica y da coherencia al pasado. Por ello, plantea cuestiones fundamentales sobre el pasado, desde el presente, en tal sentido, es una reflexión de gran contemporaneidad, por eso, susceptible de compromiso. La Historia debemos estudiarla dentro de su contexto, de lo contrario se corre el riesgo de hacer análisis errados y caer en anacronismos sin fundamentos de ningún tipo. El contexto histórico lo integran dos grandes dimensiones: tiempo y espacio, y, cuando a éstas le agregamos el hombre actuando en sociedad, tenemos el escenario histórico completo, el cual es dinámico. Para comprender los hechos y situarlos en su contexto, es necesario saber ubicarlos en una secuencia temporal y utilizar las convenciones cronológicas adecuadas. Por otra parte, los hechos ocurridos en el tiempo nunca pueden explicarse de manera aislada, ellos tienen sus causas y consecuencias. De modo similar, para poder contextualizar históricamente los hechos, debemos considerar los rasgos de las formaciones sociales y estar conscientes de las motivaciones humanas que hubo en referencia con los acontecimientos. Tampoco es posible contextualizar el pasado sin comprender que los acontecimientos históricos tienen, generalmente, más de una causa y diversas consecuencias, y que, tanto las causas como las consecuencias pueden ser de naturaleza muy diferente.