You are on page 1of 6

INDICE

INDICE.................................................................................................................................................. 1 Nuevo material para construcción en zonas sísmicas......................................................................... 2 Diseñan una nueva vivienda resistente a sismos ................................................................................ 3 Prototipos rellenos de adobe y ladrillo hueco ................................................................................ - 4 Antecedentes ...................................................................................................................................... II Bibliografía ......................................................................................................................................... III

1

Nuevo material para construcción en zonas sísmicas

En la industria de la construcción la mayoría de las casas se hacen de manera tradicional: tabique pegado a mano con una mezcla de cemento y arena para formar un muro. Con la idea de renovar este sistema una investigación mexicana propone emplear tecnología innovadora en la elaboración de viviendas de interés social en zonas sísmicas. La propuesta es construir los muros con una estructura de concreto reforzado para lo cual es necesario emplear una malla tridimensional de alambre de acero de alta resistencia y dentro de ésta habría una serie de barras de poliestireno (polímero termoplástico) como centro del muro, explicó el doctor Agustín Orduña Bustamante de la Universidad de Colima (UCOL), titular de la investigación. “La idea es colocar este panel y en ambos lados dejar una separación de dos centímetros de largo para poner otras dos secciones de yeso que tendrían la función de ser una cimbra y la base del acabado”, explicó el especialista en ingeniería civil. A nivel experimental se ensayaron muestras de 35 centímetros de la base por 35 de altura, se midió su comportamiento en pruebas de comprensión diagonal y axial para determinar la resistencia y capacidad de deformación a fin de estimar el comportamiento de muros de este material sujetos a sismos. La UCOL plantea sustituir la mampostería habitual en la construcción de casas habitación de interés social por dicha malla, pues de acuerdo a los primeros resultados de la investigación la nueva tecnología propuesta es de mayor resistencia a la tradicional. Los primeros resultados de la investigación del comportamiento de la malla tridimensional arrojan que esta estructura tiene una mejor entereza frente al material que se acostumbra a emplear en Colima para la construcción de casas habitación.
2

Por el momento, la construcción del muro con la nueva tecnología a nivel laboratorio resulta de mayor costo económico frente a la usual, ante ello los investigadores buscan reducir el precio de la nueva implementación. En un futuro la UCOL ensayará esta tecnología con muros a escala natural, por lo que, en la Facultad de Ingeniería de esta casa de estudios ya existe una estructura que permitirá hacer los ensayos. Aunado a este trabajo se diseñará un equipo que mida de manera automática la deformación en el muro y que sea capaz de mandar los datos a una computadora. La idea original de esta propuesta fue del doctor Juan Tejeda Jácome, sin embargo, Orduña Bustamante tomó el proyecto y con ayuda de sus alumnos de maestría caracterizaron las mamposterías que consistió en definir qué materiales se usan en los sistemas de construcción en una región de Colima. Finalmente dijo que el proyecto planea un sistema “altamente industrializado”, con el fin de reducir costos, sin que merme la calidad de las viviendas. También deben de cumplir con todos los requisitos en cuanto preceptos arquitectónicos, consideraciones bioclimáticas y de espacios, y lo más importante es que el material sea para una de las zonas más sísmicas del país, que es Colima. Este proyecto fue financiado por el Fondo Sectorial de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y el Conacyt. Además del titular de la investigación también participaron los Maestros Ramiro Licea y Francisco Ventura, el doctor Guillermo Roeder, técnicos de laboratorio de la Facultad, el alumno de maestría Fernando Trujillo, los de licenciatura Ignacio Cabellos y Luis Rincón. (Agencia ID

Diseñan una nueva vivienda resistente a sismos
16 julio, 2012 Comunicación UPM 3 Comments

Investigadores de la UPM ensayan con éxito un nuevo sistema para construir viviendas resistentes a terremotos, de gran interés para países del tercer mundo con actividad sísmica.
3

Como resultado de un trabajo realizado por investigadores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se ha desarrollado y ensayado un nuevo sistema constructivo, el Sistema de Albañilería Integral (SAI). Los resultados de estos ensayos muestran que una vivienda construida con este sistema permanece estable sin grietas significativas y, una vez reparadas las grietas, es capaz de seguir resistiendo sismos más severos. Muchas de las viviendas existentes en zonas sísmicas de bajos recursos económicos están construidas con adobe, ladrillo hueco o bloque de hormigón. Todos ellos son materiales que han demostrado no ser adecuados por sí solos para la construcción de viviendas antisísmicas. Con esta idea, se abordó un proyecto1 para ofrecer a las sociedades en vías de desarrollo una solución constructiva alternativa a la actual, que dé garantías de fiabilidad frente a desastres naturales y que tenga el mínimo coste. El sistema desarrollado (SAI) utiliza unas armaduras prefabricadas realizadas con unas varillas de acero, muy ligeras y fáciles de colocar a mano, entrelazadas entre sí, que se cruzan en las tres direcciones del espacio para armar los muros y los forjados que luego se rellenan con escombros, adobe, tapial, ladrillo o bloque para conformar las paredes, pudiendo incorporar sólo una tablazón sobre el forjado para dar rigidez al conjunto.

Prototipos rellenos de adobe y ladrillo hueco
Para verificar la seguridad de este nuevo tipo de edificación para su construcción en zonas sísmicas del tercer mundo, se han ensayado distintos tipos de prototipos realizados con el sistema SAI: dos de ellos a escala ½, uno relleno con adobe y el otro con ladrillo hueco, y un tercer prototipo a escala real. Los ensayos se han realizado en el Laboratorio de Estructuras Antisísmicas de la Pontificia Católica Universidad del Perú (PUCP) en Lima, bajo la dirección de los investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Belén Orta, Rosa Bustamante y José María Adell, y los resultados obtenidos demuestran las grandes posibilidades del sistema constructivo propuesto. El SAI ofrece un sencillo sistema de construcción de viviendas con unas tipologías adaptadas a la forma de vida de la localidad en la que se quiera aplicar y con costes mínimos de ejecución. Presenta una fácil opción de autoconstrucción, ya que no requiere hormigón y utiliza materiales autóctonos, lo que resulta de gran interés para los países en desarrollo. Además, este
-4-

sistemaconstructivo alternativo posibilita reconstruir las viviendas derruidas por un seísmo con la seguridad necesaria ante cualquier otra catástrofe posible.

Antecedentes
Durante tiempos históricos se tiene conocimiento de terremotos que han ocasionado destrucción en ciudades y poblados de todos los continentes de la tierra. Un elevado porcentaje de los centenares de miles de víctimas cobradas por los sismos, se debe al derrumbe de construcciones hechas por el hombre; el fenómeno sismo se ha ido transformando así en una amenaza de importancia creciente en la medida en que las áreas urbanas han crecido y se han hecho más densas. Las soluciones constructivas más duraderas han sido aquellas capaces de resistir las acciones externas y del uso; entre las acciones externas, en vastas extensiones de nuestro planeta, deben incluirse las acciones sísmicas.

Hasta hace poco, las soluciones adoptadas para resistir las acciones sísmicas se desarrollaron esencialmente analizando los efectos de los terremotos en las construcciones, sin el apoyo teórico de causas y características de los sismos, ni de información cuantitativa sobre la naturaleza de los movimientos del terreno. Un ejemplo de adaptación progresiva a las sacudidas telúricas, lo constituye las edificaciones de la segunda capital de Guatemala, hoy mejor conocida como Antigua. Algunas de sus edificaciones, monumentos en la actualidad, han resistido con daños moderados las acciones de los sismos en una de las zonas más activas de Centro América, durante varios siglos; las soluciones constructivas, con muros de 4 y 5 m de grosor, bóvedas de 60 cm de espesor, contrafuertes, columnas de esbeltez reducida, etc., fue el resultado de un proceso de prueba y error durante los siglos XVI, XVII y parte del XVIII.

La incorporación y desarrollo de la Resistencia de Materiales en el proyecto de las edificaciones facilitó la predicción cuantitativa del estado de tensiones en las construcciones. De igual modo la aplicación de procedimientos de análisis y la incorporación del acero en la construcción, incrementaron sensiblemente la seguridad en las edificaciones. mediados del presente siglo, los problemas específicos de la Ingeniería Sísmica progresivamente dejan de ser resueltos en base a observaciones y comienza a desarrollarse una disciplina fundamentada sobre bases científicas, con un cuerpo organizado de conocimientos, programas de investigación para entender ciertos problemas no resueltos y una fértil interacción entre ciencias básicas de un lado (geofísica, sismología), y la experiencia de ingenieros proyectistas y constructores por el otro.

Capacidad de predicción
La idea prevalente sobre el vocablo predicción es el de un pronunciamiento determinístico sobre un evento futuro de naturaleza no determinística tal como la magnitud, sitio, día y hora de un futuro sismo. Una revisión sobre este aspecto y sus implicaciones de prevención, permite afirmar lo siguiente: II

a) No se poseen aún teorías generales en base a las cuales se puedan hacer predicciones confiables sobre futuros sismos. De una manera general, la predicción debe verse como una probabilidad condicional a ser revisada a medida que se produce nueva información.1 Para ello se requiere como mínimo:

1

Lo dicho también es aplicable a algunos aspectos de la Ingeniería Sismorresistente. La mayoría de los Códigos de diseño y mapas de zonificación sísmica, que en su momento representaron la mejor predicción sobre las acciones de diseño antisísmico se han ido ajustando en el transcurso del tiempo y es previsible que año sufran modificaciones. Con frecuencia estos cambios están motivados, justificados y/o aceptados, como consecuencia de los efectos constatados de un determinado terremoto.

b) La estrategia más eficiente para limitar las pérdidas materiales, es la de proyectar y construir utilizando racionalmente los conocimientos de la Ingeniería Sismorresistente.

c) La experiencia demuestra que una vez admitida una predicción, es posible tomar medidas de defensa civil que reduzcan sustancialmente el riesgo de pérdidas de vidas así como de cierto tipo de pérdidas indirectas.

A los fines de la Ingeniería Estructural interesa enfocarnos en la capacidad de pronosticar la respuesta y el desempeño de edificaciones existentes bajo la acción de sismos. Es decir, dada una edificación ubicada en cierto escenario sísmico, evaluar las consecuencias de esa exposición. El esquema operativo de los algoritmos diseñados para tal evaluación es el que se da en el cuadro

Bibliografía
colima, u. d. (2011, junio 16). google. Retrieved septiembre jueves, 2012, from google: www.google.com

III