You are on page 1of 5

I

Nombre: Patricio Cordova. Curso: Primero ‘A’. Fecha: 20 de Septiembre del 2012. Facultad: Arquitectura. Titulo: Innovaciones Tecnológicas. Desarrollo. La Ciudad en el cielo de Tokio. Alojaría 35.000 residentes y albergaría 100.000 trabajadores, estudiantes y visitantes. Esta ciudad de la era del espacio en el cielo podría sonar a ciencia ficción pero responde algunas preguntas acerca de dónde podrían vivir los seres humanos cuando nuestras ciudades con mayor cantidad de gente se vuelvan aún más densamente pobladas.

La arquitectura ‘verde’. Una práctica habitual en antiguos medios rurales, es ahora una tendencia en auge, una forma de reconciliar nuestras grises y poco sostenibles ciudades con la naturaleza, convirtiendo nuestros edificios en parcelas vegetales con los consiguientes beneficios a diversas escalas: mayor eficiencia y ahorro energéticos,

I

II
regulación de temperaturas, impacto estético, oxigenación, absorción, filtrado y almacenamiento de agua de lluvia… Tanto que ciudades como Portland y Oregón, en EEUU, ofrecen incentivos para promoverla, y países como Alemania, Suiza o Austria, entre otros, la han convertido en ley. Hablamos aquí de arquitectura ‘verde’ bajo el concepto de integración de espacios vegetales en estructuras mobiliarias e inmobiliarias, y no en el de edificios ‘inteligentes’ o ‘ecológicos’, que hacen uso de nuevas tecnologías y de energías alternativas para contribuir igualmente a una mejora de las condiciones de habitabilidad y de respeto al medio ambiente. Hablamos de tejados verdes, de terrazas y fachadas sembradas según técnicas y tecnologías que se desarrollan a un ritmo vertiginoso y con las cuales es ya posible lograr un perfecto drenaje, controlar las raíces, distribuir el agua y, en definitiva, hacer posible este ‘milagro’ urbano con todas las garantías.

Un edén en Nueva York. Aunque es sólo un proyecto, muchos ven en este tipo de construcciones el futuro de la sostenibilidad de las grandes ciudades. Lo que ves en la imagen se llama Dragonfly (libélula), es obra del arquitecto VincentCallebaut y está pensado para construirse en Nueva York. Se trata de una granja vertical de 600 metros de altura que, en sus 132 plantas, acoge 28 campos de cultivo diferentes para frutas, verduras y hortalizas de temporada, así como oficinas, laboratorios de investigación y zonas de ocio. El concepto pretende recrear una especie de invernadero gigante capaz de aprovechar la energía solar durante los meses fríos y de conseguir que en verano las plantas aporten lo necesario para refrescar el ambiente. La idea de su creador es conseguir un edificio autosuficiente mediante la acumulación de agua de lluvia para el riego; convertir en abono los desechos vegetales; y producir agua y comida para sus habitantes y toda la electricidad necesaria a partir de paneles solares y molinos.

II

III

KHAN SHATYRY ENTERTAINMENT CENTRE Está localizada en Astana, cuenta con una altura de 200 metros convirtiéndola en el punto más alto de la capital. Albergado en un área de 100,000 metros cuadrados la cual también incluirá parques públicos como espacios de entretenimiento.

III

4

Elaborado en respuesta al duro clima en verano e invierno utiliza una red de cable cubierto de ETFE (mismo que se utilizo en el estadio mundialista alemán Allianz Arena) el cual permite la entrada de luz para espacios interiores mientras resguarda a gente del clima externo.

Los jardines flotantes. Un SPA diseñado por AnneHoltrop en colaboración con la firma de arquitectura ecológica Studio Noach y el botánico Patrick Blanc, es otro de los más recientes proyectos verdes, que tiene como objetivo, más que construir un edificio, generar un paisaje, por lo cual la imagen exterior del proyecto es la de un gran jardín flotante que invita a jugar sobre sus colinas recubiertas con diferentes tipos de flores y vegetación. Al interior de sus colinas, -Thefloatinggardens- albergará las áreas privadas del SPA, como son los baños, saunas y salas de masajes. Lo que en el interior funciona como paredes y techo, al exterior se lee como una sinuosa topografía, de diferentes tamaños y alturas. La intención es que las personas que visiten el SPA puedan recorrerlo literalmente de arriba abajo y de manera continua, sin perder en ningún momento el contacto con el agua, la vegetación y la arquitectura.

Linkgrafía. http://www.tudiscovery.com/extremeengineering/home.shtml http://www.arq.com.mx/noticias/Detalles/10624.html#.UFqOTI1lRVU http://www.dtlux.com/dolcevita/arteyarquitectura/articulo/un-eden-en-nueva-york-proyecto-dragonfly

4

5

5