Informe de cobertura y eficiencia interna del sistema educativo

Arturo Miranda Blanco Gonzalo Pacheco Lay Lima – Perú 1999

Tabla de contenidos Introducción I. Aspectos conceptuales 1.1.Revisión de la literatura 1.2.Definiciones básicas 1.2.1. Definiciones sobre escolarización 1.2.2. Las tasas de escolarización 1.3.Modelos matemáticos de cálculo de las tasas de escolarización de cálculo 1.3.1. Sobre el numerador 1.3.2. Sobre el denominador 1.4.Definiciones básicas de eficiencia del sistema educativo 1.5.Modelo matemático para el cálculo de la eficiencia interna interanual 1.6.Análisis costo - efectividad: forma alternativa de medir la eficiencia interna 1.6.1. Medición de la efectividad cualitativa del sistema educativo 1.6.2. Indicadores de costo - efectividad II. Tasa de escolarización: población escolar y demanda escolar por educación 2.1.La escolarización por edades simples 2.1.1.Tasas de escolarización por edades simples, 1993 2.1.2.Tasas de escolarización por edades simples, 1997 2.2.Tasas de escolarización por niveles educativos según tipo de déficit, 1993 y 1997 2.3. La escolarización por niveles educativos 2.3.1.Evolución de las tasas de escolarización en educación inicial, 1993 - 1997 2.3.2.Evolución de las tasas de escolarización en educación primaria de menores, 1993 - 1997 2.3.3.Evolución de las tasas de escolarización en educación secundaria de menores, 1993 - 1997 III. Definición de variables e indicadores de la eficiencia interna de la educación pública 3.1. Eficiencia interna interanual: promoción, repetición y deserción 3.1.1.Evolución de las tasas de promoción en educación primaria de menores 1993 - 1997 3.1.2.Evolución de las tasas de repetición en educación primaria de menores 1993 - 1997 3.1.3.Evolución de las tasas de deserción en educación primaria de menores 1993 - 1997 3.1.4.Evolución de las tasas de promoción en educación secundaria de menores 1993 - 1997 2

3.1.5.Evolución de las tasas de repetición en educación secundaria de menores 1993 - 1997 3.1.6.Evolución de las tasas de deserción en educación secundaria de menores 1993 - 1997 3.1.7.Eficiencia interna interanual en educación primaria de menores por grados de estudio 1993 -1997 3.1.8.Eficiencia interna interanual en educación secundaria de menores por grados de estudio. 3.2.Eficiencia anual: aprobados, desaprobados y retirados al finalizar el ejercicio educativo 3.2.1.Tasa de aprobación en educación primaria de menores 3.2.2.Tasa de desaprobación en educación primaria de menores 3.2.3.Tasa de retiro en educación primaria de menores 3.2.4.Tasa de aprobación en educación secundaria de menores 3.2.5.Tasa de desaprobación en educación secundaria de menores 3.2.6.Tasa de retiro en educación secundaria de menores 3.3.Diferencias entre las tasas de aprobados, desaprobados y retirados y las tasas de promoción, repetición y deserción. Conclusiones Recomendaciones Anexo Estadístico Bibliografía

3

Introducción El presente informe tiene como objetivo general revisar y organizar la estadística referida a la cobertura y eficiencia interna del sistema educativo, en apoyo al establecimiento de una línea de base para el sistema de planificación y evaluación de impacto del Sector Educación y del programa MECEP, según los términos de referencia elaborados por el MED. El documento esta organizado en tres capítulos. En el primero los aspectos conceptuales son desarrollados a partir de las definiciones básicas, la revisión de la literatura respecto de los temas de cobertura y eficiencia; y, los modelos de cálculo que utiliza el MED y la UNESCO. En el segundo capítulo se presenta las evolución de las tasas de escolarización por edades simples y niveles educativos, asimismo, se hace una comparación de los indicadores elaborados por el MED y la UNESCO sobre la base a la metodología utilizada. En el capítulo tercero se establece la diferencia entre la eficiencia interna anual e interanual; se describe la evolución de las tasas para el periodo de 1993 a 1997 y se plantea alternativamente indicadores de costo - efectividad. Finalmente, se incluyen las conclusiones y recomendaciones resultado de la descripción y análisis de las metodologías para el cálculo de los indicadores de cobertura y eficiencia interna del sistema educativo Una de las principales características de los sistemas educativos latinoamericanos es el importante aumento de la cobertura de sus sistemas educativos, fenómeno que se expresa en un mayor acceso y retención de alumnos en la educación escolar. Superado el problema de la cobertura se presenta el reto de mejorar los estándares de la calidad medidos en términos de mayores y mejores aprendizajes. En la actualidad no se dispone de información para elaborar indicadores que nos permitan saber con exactitud cual es la evolución de los resultados obtenidos en términos de su costo – efectividad, o de, los efectos en cuanto a la cantidad, equidad y calidad de los aprendizajes de los niños/as y adolescentes que asisten a las escuelas publicas, asimismo, no se registran los impactos (externalidades) que genera la educación escolar en los ámbitos locales y regionales. 4

A pesar de esta limitación, la descripción y el análisis de los indicadores de cobertura (tasas de escolarización) y de eficiencia interna interanual recogidos para la educación pública (tasas de promoción repetición y deserción) nos permiten conocer aproximadamente, cual es la situación de la educación peruana en términos de procesos y resultados cuantitativos. A partir de la publicación de los resultados del Censo Escolar de 1993 (MED:1995), se tiene la posibilidad de contar con datos censales después de dos décadas. Esto ha permitido que las estadísticas básicas que en adelante se han venido elaborando, ganen en oportunidad y consistencia. La calidad de la información estadística de base, redunda positivamente en la elaboración de los indicadores de cobertura y eficiencia interna de la educación. Es por ese emotivo que consideramos relevante presentar los referidos indicadores de 1993 en adelante. Para terminar, agradecemos de manera muy especial a la empresa consultora SASE y a los miembros de la Unidad de Estadística del ministerio de Educación. A pesar de su valiosa colaboración, los errores u omisiones que aún subsisten en el desarrollo capitular, son de nuestra entera responsabilidad.

5

I.

Aspectos conceptuales*

En esta sección se presentan el «estado del arte» sobre los temas cobertura escolar, eficiencia interna anual e interanual. Asimismo, se hace una presentación formal, literal, gráfica y matemática de los modelos de cálculo de las tasas de escolarización (global, bruta y neta) y eficiencia interna interanual (promoción, repetición y deserción). 1.1.Revisión de la literatura Los informes sobre el efecto de las tasas de repetición y deserción en la tasa de escolarización revelan que los sistemas educativos de la región atienden -casi en su totalidad- a la demanda educativa del nivel básico. En el documento Educación en las Américas, (OEA 1998:13), por ejemplo, se afirma lo siguiente: «Los sistemas educativos de América Latina y el Caribe han logrado superar el acceso casi universal a la educación básica (...).» Esta constatación, sin embargo, presenta matices cuando se incorpora los efectos de la extraedad en la tasa de escolarización. El mismo informe da cuenta que la tasa neta de escolarización para la población de 7 a 12 años (educación primaria) de la región es 93%. Esta tasa, cuando se le incorpora el efecto extraedad, sufre sustantivas modificaciones. Así, la tasa bruta de escolaridad para el mismo grupo de edad supera el 100%. Esto implica, en términos exactos, la ocurrencia de la realidad siguiente: «(...) hay más alumnos en los seis grados de primaria que población en edades de 7 a 12 años (…).» Alarcón (1995:35) señala que tres son los factores que provocan -de manera inmediata- el atraso escolar: «(…) ingreso tardío a la educación primaria, la repetición y el abandono o retiro temporal de la escuela (…).» Empleando cifras del Censo Nacional de Población 1993, él mismo revela que en el Perú «(…) el 39% de la población entre 6 a 14 años que asiste a primaria está en condiciones de atraso (…).» En secundaria las cifras son casi similares; es decir, «(…) 42 de cada 100 adolescentes entre 12 a 19 años (…) están atrasados (…).» En ambos niveles educativos, la tasa de atraso escolar es mayor cuando ésta corresponde a la zona rural. En el Perú, desde 1995, se aplica una nueva metodología para el cálculo de la promoción, repetición y deserción; y, se difunden tasas para la Primaria y Secundaria de Menores de los centros educativos de gestión estatal. Esta presentación difiere de sus homólogas del último lustro de los ochenta, en tanto que incorpora la variable demográfica para la medición de la eficiencia interna.
*

Capítulo elaborado por Gonzalo Pacheco Lay en colaboración con Arturo Miranda Blanco.

6

Con esta acción, la administración educativa actual no sólo colocaba sobre la mesa de discusión el tema de cómo calcular las tasas de promoción, repetición y deserción, sino además nos recordaba la vinculación que debían tener los indicadores educativos con las variables demográficas y educativas. Doce años antes, Schiefelbein (1980) había tocado la clarinada de alerta: «(…) Los resultados indican que el actual nivel de repitencia (sic) es mucho mayor para América Latina que lo que muestran las cifras oficiales publicadas (…).» Basaba su trabajo en la revisión y comparación de las distintas fuentes de información (Ministerio de Educación y Oficina de Censo), y en el reconocimiento de que dicho efecto en el sistema estadístico del país, tarde o temprano, originaría en éste una revisión. De acuerdo con Ministerio de Educación (ME 1993:2), «(…) la información estadística fue perdiendo su nivel de confiabilidad y oportunidad, de tal forma que en 1990 se encontraba en situación de colapso. El sistema estadístico del Sector Educación prácticamente había sido desactivado (…).» Para corregir los errores antes señalados, el Ministerio de educación diseñó el método de las magnitudes globales. De acuerdo con él, «(…) planteamos una metodología para proyectar, medir la deserción y estimar el déficit sobre la base de magnitudes globales que, a nuestro entender, son de fácil obtención y menos propensas a ser sobredimensionadas.» Orihuela (1992). En efecto, el excesivo aumento en las magnitudes de ciertos indicadores -por ejemplo, la tasa de deserción- fue la punta del iceberg sobre la cual se desarrollaba toda una práctica estadística que generó, en el entender de las autoridades educativas del presente gobierno, desconfianza e inoportunidad. La metodología de Orihuela ha sido pensada para facilitar la proyección de variables e indicadores educativos seleccionados empleando técnicas de la modelística. En ese sentido, sirve como un instrumento para las proyecciones de las metas de atención. Saavedra y otros (1996), por su parte, publican también las tasas de escolarización bruta y neta, tanto para Primaria como para Secundaria de Menores. En este trabajo la información corresponde a la Encuesta Nacional de Niveles de Vida 1994. De acuerdo con la investigación realizada, los autores concluyen que «(…) (l)as distintas definiciones para el cálculo de las tasas de escolaridad muestran que si bien la cobertura en educación primaria es bastante elevada, en secundaria la cobertura tiene margen para futuros incrementos. Asimismo, existe una baja cobertura educativa en áreas rurales en todos los niveles. En ningún caso se encuentran diferencias importantes por género. 7

Además, la diferencia entre las tasas de escolaridad brutas y netas -principalmente en secundaria- revela el gravísimo problema de atraso y repitencia escolar en el país.» Lo relevante del trabajo desarrollado se sustenta en las presentación de las mencionadas tasas de acuerdo con algunas características relevantes del país, como son grado de desarrollo (Lima Metropolitana, otras áreas urbanas, rural) y género (hombre, mujer). No obstante la evidencia empírica de las tasas bruta y neta de escolarización, los resultados a nivel de la región comparados con los nacionales son diferentes. La Tabla A muestra lo antes dicho. Tabla A Tasas bruta y neta de escolarización, varios años (En tanto por ciento) Nivel Organización Región/País Tasa educativo bruta Primaria de Ministerio de Perú 122.0 menores Educación (6 a 11 años) OREALC Latinoamérica y El Caribe 110.7 Secundaria de Ministerio de Perú 111.1 menores Educación (12 a 16 años) OREALC Latinoamérica y El Caribe 45.8 Fuente : OEA (1998), Orihuela (1996a). Elaboración : Gonzalo Pacheco Lay.

Tasa neta 90.4 84.4 84.8 36.1

De los resultados mostrados en la Tabla A, la siguiente interrogante resulta pertinente: ¿Es posible que el Perú presente para la Secundaria de Menores tasas brutas y netas de escolarización superiores hasta en algo más de dos veces, en promedio, que las de la región Latinoamericana?. Como veremos en la sección siguiente, las tasas así calculadas no son comparables: Las variables empleadas por ambas organizaciones educativas, una nacional y otra supranacional, no son las mismas.

8

1.2.Definiciones básicas El sistema educativo peruano tiene dos formas de prestación del servicio: la escolarizada y la no escolarizada. La forma escolarizada se imparte a través de los centros educativos en donde las labores se desarrollan de manera presencial. La forma no escolarizada se lleva a cabo mediante programas educativos que hacen uso flexible de las posibilidades y el tiempo del estudiante. La actual estructura del sistema educativo peruano comprende los niveles de educación inicial, educación primaria, educación secundaria y educación superior (ver tabla B). La nueva estructura en etapa de implementación incluye, también, el nivel de bachillerato (científico tecnológico y científico humanístico). Tabla B Perú: estructura del sistema educativo Forma Escolarizada Forma no escolarizada Niveles Modalidades Niveles Modalidades Educación inicial Cuna Educación Cuna inicial Jardín Jardín Educación primaria Menores Educación Menores primaria Adultos Adultos Educación secundaria Menores Educación Adultos secundaria Adultos Educación superior Educación superior no universitaria • Formación magisterial • Tecnológica • Artística Educación universitaria Educación ocupacional Educación ocupacional Educación especial Educación especial Elaboración: Arturo Miranda Blanco Existen las modalidades de estimulación temprana (cuna) y aprestamiento en lectoescrituta (jardín), en el nivel de educación inicial. Asimismo, las modalidades de menores y adultos en los niveles de primaria y secundaria. De la misma forma, la modalidad de educación superior no universitaria que comprende la formación magisterial, tecnológica y artística; y, la educación universitaria, en la educación superior. Por último, las modalidades de 9

ocupacional (CEOs) y la educación especial se imparten independientemente del nivel educativo de los estudiantes. 1.2.1.Definiciones básicas sobre escolarización Es importante que distingamos escolarización de escolaridad. Por lo primero se entiende al acto de estar incorporado al sistema educativo: matriculado en algún nivel bajo cualquier forma o modalidad. Por lo segundo se entiende el año y nivel de educación aprobado en un momento dado. La medición de la escolarización se calcula mediante la tasa de escolarización, definida como "un número que indica la proporción de la población demográfica que se encuentra incorporada al sistema educativo. Puede ser expresada en tanto por ciento, en tanto por uno o en tanto por cuanto."(Orihuela: 1996a). Por consecuencia, los dos conceptos básicos son: La población demográfica definida como el subconjunto de la población total ubicada en el intervalo de edad “0-24 años” que, de acuerdo a lo normado, debe estar matriculado en alguno de los niveles anteriormente mencionados. Si nos fijamos en la Tabla C, que ilustra el conjunto de definiciones que presentamos a continuación, este concepto corresponde a la denominación matemática: POBj. La población escolar total que se refiere al número total de alumnos que se encuentran efectivamente matriculados al 30 de junio de cada año en algún nivel del sistema educativo. Matemáticamente denominado, según puede verse en la Tabla C, como MTj. Las tasas de escolarización se pueden calcular por edades simples, por cohortes de edad, por grados y, finalmente, por niveles educativos. Lo más común es hacerlo por niveles educativos, para hacer lo cual es necesario incorporar el concepto de “edad normativa”. La población escolar matriculada en la edad normativa y el nivel correspondiente es aquella que, de acuerdo con lo normado por el Ministerio, se ubica en el nivel correspondiente a la edad que posee1. Su denominación genérica al interior de la Tabla C es Mj y, para los efectos del ejemplo utilizado, comprende a las edades ubicadas entre 6 y 11 años (M6+..................+M11). Por consecuencia, esta definición de una edad normativa para cada nivel correspondiente da origen al fenómeno de la “extraedad” que, en términos
1

Las edades correspondientes a cada uno de los niveles educativos es la siguiente: Nivel educativoEdad normativaEducación inicialDe 0 a 5 años de edadEducación primariaDe 6 a 11 años de edad Educación secundariaDe 12 a 16 años de edadEducación superior De 17 a 24 años de edadSistema educativoDe 0 a 24 años de edad

10

genéricos, significa estar matriculado en un nivel educativo que no corresponde a la edad normativa y que, en términos específicos, puede significar: a) haber sido exportado hacia otros niveles no correspondientes o b) haber sido importado de otros niveles no correspondientes hacia el nivel educativo que se pretende estudiar. Si nos referimos a la población exportada entonces deben distinguirse dos situaciones: La población escolar matriculada en un nivel inferior al establecido normativamente para su edad. Su denominación genérica al interior de la Tabla C es MDEj y, para los efectos del ejemplo utilizado, comprende a las edades ubicadas entre 0 y 5 años (MDE0+....… +MDE5). La población escolar matriculada en un nivel superior al establecido normativamente para su edad. Su denominación genérica al interior de la Tabla C es MEEj y, para los efectos del ejemplo utilizado, comprende a las edades ubicadas entre 12 y 25 a + años (MEE12+....… +MEEk). Si nos referimos a la población importada, definida como la población escolar matriculada en el nivel educativo que pretendemos estudiar y que proviene de una edad normativa no correspondiente, entonces su denominación genérica al interior de la Tabla C es MTSj y, para los efectos del ejemplo utilizado, comprende a los estudiantes de las edades 0-5 años + las edades 12-25 a + que se encuentran matriculados en el nivel correspondiente a las edades 6-11 años. En la Tabla C MTSj corresponde a la sumatoria de MTS6+… +MTS11).

11

Tabla C Definiciones vinculadas al fenómeno de la escolarizacion en educación primaria de menores Edad 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 a + Población Demográfica Matrícula P.M. MDE0 MDE1 MDE2 MDE3 MDE4 MDE5 M6 M7 M8 M9 M10 M11 MEE12 MEE13 MEE14 MEE15 MEE16 MEE17 MEE18 MEE19 MEE20 MEE21 MEE22 MEE23 MEE24 MEEk MTj = MDEj+Mj+MEEj Matricula totala

POB6 POB7 POB8 POB9 POB10 POB11

MTS6 MTS7 MTS8 MTS9 MTS10 MTS11

POBj
a

MTSj

Referido a todos los niveles educativos. Elaboración : Gonzalo Pacheco Lay

12

1.2.2.Las tasas de escolarización La práctica de la medición en el tema de la escolarización ha generado tres tipos de tasas sobre cuya forma de cálculo no existe consenso entre la OREALC de la UNESCO y la UEE del MED. Estas tasas son: a) la tasa neta de escolarización (TNE); b) la tasa bruta de escolarización (TBE) y c) la tasa global de escolarización (TGE) que compara la población escolar total respecto de la demanda total y que, conviene remarcar, no es utilizada por la OREALC. Para entender las discrepancias es necesario comenzar por exponer dos nuevos conceptos: la demanda y el déficit educativo. De acuerdo con OREALC la demanda educativa es igual al total de la población demográfica ubicada en la edad normativa y el nivel correspondiente (POB6+ … +POB11 si nos referimos a la educación primaria de menores) y el déficit educativo está constituido por la diferencia existente entre el total de la demanda y el total de la población matriculada en la edad normativa y el nivel correspondiente (M6+ … +M11). Para la UEE del MED, la demanda educativa es igual a la suma de la matricula en edad normativa y nivel correspondiente (M6+ … +M11) más el déficit. Definiéndose al déficit como la diferencia registrada entre el total de la población demográfica ubicada en la edad normativa y el nivel correspondiente (POB6+ … +POB11) y el total de la población matriculada en el nivel estudiado (MTS6+ … +MTS11). Ahora bien, como la medición de la escolarización supone a los conceptos de demanda y déficit educativo, las fórmulas correspondientes variarán según los conceptos que utilicemos. Si hacemos uso de la propuesta de OREALC obtendremos tasas de escolarización menores ya que el concepto implícito de déficit es mayor; en cambio, si hacemos uso de la propuesta de la UEE del MED, las tasas de escolarización serán mayores porque la “extraedad importada” pasa a ser considerada como una matricula legítima. De esta manera, la tasa neta de escolarización que compara la población escolar total matriculada en un nivel dado con respecto de la demanda total para ese mismo nivel puede ser: a) según la OREALC: el resultado de dividir la matricula total en la edad y el nivel correspondiente (M6+ … +M11) entre el total de la población demográfica ubicada en el intervalo de la edad normativa correspondiente al nivel estudiado (POB6+ … +POB11). b) según la UEE: el resultado de dividir la matricula en edad normativa y nivel 13

correspondiente (M6+ … +M11) entre esta misma matricula (M6+ … +M11) más el déficit en esa edad y nivel {(POB6+ … +POB11)- (MTS6+ … +MTS11)}. En el caso de la tasa bruta de escolarización, que resulta de comparar el total de la población escolar que estando ubicada en la edad normativa para un nivel dado se encuentra matriculada en cualquier nivel con respecto de la demanda total para ese mismo nivel, las respectivas fórmulas son las siguientes: a) Para la OREALC: el resultado de dividir la matrícula total (M0+ … +Mk) entre el total de la población demográfica ubicada en el intervalo de la edad normativa correspondiente al nivel estudiado (POB6+ … +POB11). b) Para La UEE: el resultado de dividir la matricula total (M0+ … +Mk) entre la matricula en la edad normativa y el nivel correspondiente (M6+ … +M11) más el déficit en esa edad y nivel{(POB6+ … +POB11)- (MTS6+ … +MTS11)}. Definidas en términos matemáticos, las fórmulas propuestas por ambas instituciones son las siguientes:

14

Tabla D Fórmulas de las tasas bruta y neta de escolarización según instituciones Ministerio de Educación Tasa bruta
k

OREALC Tasa bruta
k

MTj,n,t
j=i ------------------------------------k k k j=i

MTj,n,t
-------------------------------------------k

Mj,n,t +
j=i j=i

POBj,t -

MTSj,n,t
j=i j=i

POBj,t
En MT, para todo n = 0,1,2,3,4.

En MT, para todo n = 0,1,2,3,4. En M, para todo n = 0,1,2,3. En MTS, para todo n = 0,1,2,3.

Tasa neta
k

Tasa neta
k

Mj,n,t
j=i ----------------------------------------------------------------------------k k k j=i

Mj,n,t
-------------------------------------k

Mj,n,t +
j=i j=i

POBj,t -

MTSj,n,t
j=i j=i

POBj,t
En M, para todo n = 0,1,2,3.

En M, para todo n = 0,1,2,3. En MTS, para todo n = 0,1,2,3.

Elaboración : Gonzalo Pacheco Lay.

15

A estas tasas la UEE agrega la tasa global de escolarización (TGE) que relaciona la matrícula total en un nivel dado. Es decir, la sumatoria de todas las edades en todos los niveles. La fórmula propuesta es:
k

MTj,n,t
j=i ------------------------------------------------------------------------------k k k

MTj,n,t +
j=i j=i

POBj,t j=i

MTSj,n,t

En MT, para todo n = 0,1,2,3,4. En MTS, para todo n = 0,1,2,3.

16

1.3.Modelos matemáticos de cálculo de las tasas de escolarización Durante los últimos años, el ministerio de Educación ha producido -y difundidometodologías que permiten calcular las tasas de escolarización. Los cálculos presentados están referidos a Educación Inicial, Primaria y Secundaria de Menores. Las variantes que presentan las tasas de escolarización, según la misma organización, son las siguientes: Global, bruta y neta. Como más adelante observaremos, las variantes de las referidas tasas están en función de la extraedad escolar y del tipo de déficit de atención. Por ello, resulta explicable las diferencia en los estimados que presentan los trabajos realizados por el Ministerio de Educación y la Oficina Regional de Educación para América Latina y El Caribe (OREALC). La Tabla H presenta en forma resumida las fórmulas empleadas por ambas organizaciones. En el caso de la tasa de escolarización bruta, de acuerdo con MED (1996), la fórmula es la siguiente,
k

MTj,n,t
j=i

TEBn,t
k j=i

=

----------------------------------------------------------------------------k k

Mj,n,t +
j=i

POBj,t j=i

MTSj,n,t

Donde: TEBn,t = Tasa de escolarización bruta del grupo n2 en el período t. MTj,n,t = Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. Mj,n,t = Matrícula normativa de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. POBj,t = Población de la j-ésima edad en el período t. MTSj,n,t = Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. Según, TEB, para todo n = 0,1,2,3. En MT, para todo n = 0,1,2,3. En M, para todo n = 0,1,2,3. En MTS, para todo n = 0,1,2,3,4.

2

Cuando n=0, Educación inicial; n=1, Primaria de Menores; n=2, Secundaria de Menores; n=3, Superior; y n=4, otras modalidades educativas.

17

En el caso de la tasa de escolarización neta, de acuerdo con MED (1996), la fórmula es,

k

Mj,n,t
j=i

TENn,t
k

=

----------------------------------------------------------------------------k k

Mj,n,t +
j=i j=i

POBj,t j=i

MTSj,n,t

Donde: TENn,t Mj,n,t POBj,t MTSj,n,t

= = = =

Tasa de escolarización neta del grupo n en el período t. Matrícula normativa de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. Población j-ésima edad del individuo en el período t. Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t.

Según, TEB, para todo n = 0,1,2,3. En M, para todo n = 0,1,2,3. En MTS, para todo n = 0,1,2,3,4.

Y la tasa de escolarización global es,

k

MTj,n,t
j=i

TEGn,t

=

----------------------------------------------------------------------------k k k

MTj,n,t +
j=i

POBj,t j=i

MTSj,n,t
j=i

Donde: TEGn,t MTj,n,t POBj,t MTSj,n,t

= = = =

Tasa de escolarización global del grupo n en el período t. Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. Población j-ésima edad del individuo en el período t. Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t.

Según, TEB, para todo n = 0,1,2,3. En MT, para todo n = 0,1,2,3. En MTS, para todo n = 0,1,2,3,4.

18

1.3.1.Sobre el numerador La extraedad escolar afecta el nivel de la tasa de escolarización del nivel educativo. Las formas que puede tomar la extraedad escolar son dos: a) por debajo del límite inferior de la edad normativa; y, b) por encima del límite superior de la edad normativa. Esto implica que la matrícula total del nivel educativo presenta tres bloques definidos, según las edades de los estudiantes. En términos generales,
k k k k

MTj,n,t =
j=i j=i

MDEj,n,t +
j =i

Mj,n,t +
j=i

MEEj,n,t

Donde: MTj,n,t = Matrícula de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. MDEj,n,t = Matrícula de la j-ésima edad (debajo del límite inferior de la edad normativa) del estudiante del grupo n en el período t. Mj,n,t = Matrícula normativa de la j-ésima edad del estudiante del grupo n en el período t. MEEj,n,t = Matrícula de la j-ésima edad (encima del límite máximo de la edad normativa) del estudiante del grupo n en el período t.

La extraedad escolar, entonces, se presenta en el sistema educativo cuando MDEj,n,t + MEEj,n,t > 0 Pero cuando, MDEj,n,t + MEEj,n,t = 0 se presenta la siguiente situación: MTj,n,t = Mj,n,t Esto implica que la matrícula del nivel educativo se encuentra comprendida -en su totalidad- dentro de los límites de la edad normativa y, por tanto, sería indiferente emplear la tasa bruta de escolarización (TBE). En este escenario, la tasa neta de escolarización (TNE) captaría la situación presentada. A la inversa, en realidades educativas que presentan altas tasas de repetición e ingreso tardío al sistema educativo, el mejor indicador sería la tasa bruta de escolarización (TBE).

19

1.3.2.Sobre el denominador Lo anotado líneas arriba acerca de las diferencias entre las tasas brutas y netas de escolarización, según las dos organizaciones, se hallan en el denominador. Depende, fundamentalmente, del tipo de déficit de atención que se emplee. La Tabla E presenta las dos brechas o déficit de atención. Tabla E Tipos de déficit de atención Tipo Fórmula
k k

D1
En M, para todo n = 0,1,2,3.

POBj,t j=i

Mj,n,t
j=i

k

k

D2
En MTS, para todo n = 0,1,2,3,4.

POBj,t j=i

MTSj,n,t
j=i

Elaboración : Gonzalo Pacheco Lay. La brecha de tipo D1 (véase la tabla E), es la diferencia entre la población demográfica en edad normativa para el nivel (POBj), y la población escolar matriculada en la edad normativa y nivel educativo correspondiente (Mj). De otro lado, la brecha de tipo D2, es la diferencia entre la población demográfica en edad normativa para el nivel (POBj), y la población escolar matriculada en el nivel educativo y que proviene de una edad normativa no correspondiente (MTSj)

20

1.4.Definiciones básicas de eficiencia del sistema educativo Se entiende por eficiencia interna de la educación a los resultados de un grado o nivel educativo medido en términos de producto y productividad, es decir, cuánto produce el sistema educativo y en qué tiempo. De manera más sencilla, se refiere a la cantidad absoluta y relativa de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que son promovidos de grado o nivel; repiten de año o ,en el peor de los casos, "desertan" del sistema educativo formal. Para una mejor compresión de la eficiencia interna es necesario distinguir entre la eficiencia anual e interanual. En el primer caso "la eficiencia interna anual comprende el proceso productivo durante el ejercicio educativo anual, es decir desde abril hasta marzo del año siguiente, cuyo resultado final, tiene tres componentes: aprobados desaprobados y retirados. De estos tres componentes, son los aprobados quienes constituyen logros del sistema (producto terminado); los restantes se consideran cómo pérdida. Es decir se habrá evaluado o verificado la capacidad de producción anual del sistema, nada más." (Orihuela:1993), en el segundo "(...) la eficiencia interna interanual comprende el proceso productivo interetapas: entre un ejercicio educativo anual y el siguiente. La medición de este fenómeno se hace preferentemente a nivel nacional"(ibíd). Las variables de la eficiencia interna anual se definen de la siguiente manera: Aprobado es el alumno que al término del ejercicio educativo ha logrado los objetivos que señalan las normas vigentes y está apto para ser promovido al grado inmediato superior. Desaprobado es el alumno que al término del ejercicio anual no ha logrado aprobar el grado. Retirado es el alumno que durante el año académico ha sobrepasado el límite de inasistencias y se le considera no apto para la evaluación final. Las variables de la eficiencia interna interanual son las siguientes: Promovido es el alumno que ha ratificado su matrícula en el año inmediato superior al estudiado el año anterior.

21

Repitente es el alumno que ha ratificado su matrícula en el mismo grado en que estudió en el ejercicio educativo anterior, por no haberlo aprobado, o por haberse retirado del sistema educativo. Desertor es el alumno que luego de haberse matriculado y estudiado en un ejercicio educativo anual, no ratifica su matrícula en el ejercicio educativo siguiente, independientemente de haber aprobado o desaprobado el grado o haber sido declarado retirado. A partir de la relación porcentual de cada una de estas variables (número de: aprobados, desaprobados, retirados, promovidos, repitentes y desertores), frente a la matrícula, esto es, al número total de alumnos matriculados al 30 de junio de cada año se calculan las respectivas tasas de eficiencia interna anual o interanual, según sea el caso. Como dijimos líneas atrás, se utiliza el concepto de eficiencia interna para referirse a la producción y productividad del sistema educativo. Las tasas normalmente usadas para estos fines son: Para la eficiencia interna anual: Tasa de aprobación: número de aprobados de un año dado sobre la matrícula total en ese año. Tasa de desaprobación: número de desaprobados de un año dado sobre la matrícula total en ese año. Tasa de retiro: número de retirados de un año dado sobre la matrícula total en ese año. Para la eficiencia interna interanual: Tasa de promoción: número alumnos de promovidos de un año dado sobre la matrícula total en ese año. Tasa de repetición: número de alumnos que repiten de un año dado sobre la matrícula total en ese año. Tasa de deserción: número de alumnos que desertan de un año dado sobre la matrícula total en ese año.

22

De otro lado, la eficiencia interna puede ser medida, también, en términos de producto o número de egresados por nivel educativo (cohorte). Tabla F Diagrama de flujos de la cohorte 1993 - 1999 (hipotética) Grados 1º 2º 3º 4º 5º 6º Años 81 1993 1994 1995 1996 29 1997 1998 1999 Elaboración: Arturo Miranda Blanco Las flechas indican lo siguiente: Tipo de flecha Indicador Promoción Repetición Deserción 39 514 54 431 30 386 1000 132 787 32 74 38 51 591 15 674 39

La tablas F y G nos permiten conocer la evolución a través de los grados, y en el tiempo, de un grupo de estudiantes que ingresa al nivel de educación primaria en un año dado. Asimismo, la tabla F nos permite saber cual es el número de años promedio que resulta necesario para lograr que éstos egresen. La lectura de la información de la cohorte hipotética presentada en la tabla F, nos dice que el 39% de los niños que ingresan a la educación primaria de menores concluyen el nivel en seis años, es decir, sin repetir ningún grado. 23

24

Tabla G Producto educativo y beneficio social Naturaleza Eficiencia interna. Cuantificable Tasas de promoción, repetición y deserción Cualificable Interacción positiva, comunicación horizontal, asimilación comprensiva, transformación y reproducción cognitiva Elevación del nivel cultural, disposición al trabajo, participación eficaz y eficiente en la economía Resultados Productos educacionales

Incremento de la producción productividad e ingresos de la población. Elaboración: Arturo Miranda Blanco

Eficiencia externa

Beneficios sociales

En la medida que no se evalúan los sistemas de aprobación los indicadores utilizados para medir la eficiencia interna nos dicen poco o nada sobre la calidad de la educación, aún cuando algunos autores afirman que altas tasas de repetición pueden ser causas y/o efectos del deterioro de la calidad del servicio educativo (Schiefelbein y Wolff: 1993). Asimismo, la tasa de repetición y/o deserción es un indicador aproximado del desperdicio de recursos por duplicación del costo unitario. Por lo general la eficiencia interna mide los productos educativos no monetarios que se dan al interior del sistema. La eficiencia externa mide el producto monetario de la educación que se da fuera del sistema, es decir, en el mercado de trabajo. Es pertinente aclarar que el producto educativo da lugar al beneficio de la educación, y es generalmente expresado en términos monetarios.

25

Tabla H Beneficios sociales y privados de la educación de naturaleza económica Naturaleza Directos Sociales Incremento en el producto por los mayores ingresos generados por la escolaridad adicional. Privados Incremento de los ingresos personales debido a la escolaridad adicional.

Indirectos

Externalidades o beneficios externos: efectos económicos sociales y políticos debido al incremento de la escolaridad. Elaboración: Arturo Miranda Blanco

Los beneficios de la educación pueden ser: a) Beneficios sociales directos medidos por el incremento de los ingresos debido a un mayor nivel de educación formal. O sea, el incremento de la producción obtenida por la sociedad. Beneficios sociales indirectos medidos por el incremento de los ingresos de personas distintas de las que recibieron educación formal; y por último, Beneficios privados directos expresados en el aumento de sueldos y salarios.

b)

c)

Además de lo anterior, existen beneficios de la educación que no pueden ser mensurables, menos aún, en unidades monetarias como son: los efectos sociales y políticos debido al incremento de la escolaridad. Si se opta por la definición de eficiencia que se refiere a la minimización en el uso de los recursos para obtener un producto de calidad estándar, o de eficacia, que es alcanzar las metas en cuanto a los productos planteados, resultaría que, las tasas de promoción, repetición y deserción serían indicadores de eficacia interna del sistema, al igual que el ingreso promedio obtenido según el nivel educativo alcanzado por un individuo sería un indicador de eficacia externa del sistema. Asimismo, la eficiencia interna debería ser expresada en términos de efectividad frente a los costos medios. Finalmente, el sistema no generaría eficiencia externa. En la siguiente sección se desarrolla matemáticamente la definiciones de eficiencia interna del sistema educativo 26

1.5. Modelo matemático para el cálculo de la eficiencia interna interanual En el cálculo de las tasas de transición las variables corresponden a dos momentos en el tiempo (t, t+1). En ese sentido, tal como opina Orihuela (1995), no es válida las sinonimías siguientes: aprobado con promovido y desaprobado con repitente. A continuación presentamos las fórmulas utilizadas para estimar las tasas de promoción, repetición y deserción. Ecuaciones para Primaria de Menores: • Cálculo de la Promoción.
t

P

t+1 g

=

P

t+1 g+1

Donde: P = Promoción. t = Supraíndice de tiempo (expresado en año). g = Subíndice de grado de estudio (1,2,3,4,5).

Ecuación de la promoción del 6º de Primaria de Menores:
t

P t+1
6

=

At
6

Donde: A = Aprobados.

27

• Cálculo de la repetición
t

Rt+1
g

=

R

t+1 g

Donde: R = Repetición.

• Cálculo de la deserción
t

D t+1
g

=

MT

t g

-( P

t+1 g+1

+ R

t+1 g

)

Donde: D = Deserción MT = Matrícula total.

Deserción para el 6º de Primaria de Menores:
t

D t+1
6

=

( DE

t 6

+ RE

t 6

)-R

t+1 6

Donde: DE = Desaprobados. RE = Retirados.

Ecuaciones para Secundaria de Menores: • Cálculo de la Promoción.
t

P t+1
g

=

P

t+1 g+1

Donde: P = Promoción. t = Supraíndice de tiempo (expresado en año). g = Subíndice de grado de estudio (1,2,3,4).

28

Ecuación de la promoción del 5º de Secundaria de Menores:
t

P t+1
5

=

At
5

Donde: A = Aprobados.

• Cálculo de la repetición
t

R t+1
g

=

R

t+1 g

Donde: R = Repetición.

• Cálculo de la deserción
t

D t+1
g

=

MT

t g

-( P

t+1 g+1

+ R

t+1 g

)

Donde: D = Deserción MT = Matrícula total.

Deserción para el 5º de Secundaria de Menores:
t

D t+1
5

=

( DE

t 5

+ RE

t 5

)-R

t+1 5

Donde: DE = Desaprobados. RE = Retirados.

29

• Estimación del Total
t

T

t+1 g

=

t

P

t+1 g

+ t D t+1 +
g

t

R t+1
g

• Cálculo de la tasas de promoción, repetición y deserción Tasa de promoción
t t

P
t

t+1 g

p

t+1 g

=

x 100

T

t+1 g

Donde: p = Tasa de promoción

Tasa de repetición.
t t

R
t

t+1 g

r

t+1 g

=

x 100

T

t+1 g

Donde: p = Tasa de repetición.

Tasa de deserción
t t

D t+1
g t

d

t+1 g

=

x 100

T

t+1 g

Donde: p = Tasa de deserción.

30

1.6.

Análisis costo - efectividad: forma alternativa de medir la eficiencia interna

El análisis costo - efectividad de un proyecto educativo mide la eficiencia interna del mismo y se calcula comparando los costos con el rendimiento. Por lo tanto, es necesario tener una medida exacta de ambas variables. 1.6.1. Medición de la efectividad cualitativa del sistema educativo Para compensar la diferencia existente entre las evaluaciones de cada centro educativo se propone medir la efectividad del sistema educativo (nacional, regional, local o por centro educativo), a través de la aplicación de una prueba universal que permita medir los logros de los alumnos en lo que se refiere a objetivos de aprendizaje (rendimiento), y en otros casos, para la medición de sus habilidades para el aprendizaje. En algunos países de América Latina se aplican pruebas estandarizadas dentro de las actividades que regularmente realizan los Ministerios de Educación. Si asumimos al rendimiento de los alumnos como indicador de producto, podemos decir que éste depende de las variables de contexto, de insumo y de proceso. Es decir, el rendimiento de los alumnos es la variable dependiente y las variables independientes pueden ser atribuidas al contexto; a los insumos que se utilizan en la escuela; y, a los procesos que se dan al interior de la misma. Por lo tanto puede ser explicada de la siguiente manera: R = f{I,P,C} Donde: R = resultado o producto I = insumos P = procesos C = contexto El modelo propuesto explica que cualquier variación en el rendimiento de los alumnos (producto) puede ser atribuida a la intervención en la escuela. En este caso puede ser a la dotación de materiales educativos (insumos); a la aplicación de una nueva metodología (procesos); o a un programa de desayunos escolares (contexto). Si se trata de un proyecto educativo puntual podemos elaborar un diseño experimental generando un grupo de control y efectuando mediciones antes y después en las variables independiente y dependiente. 31

Para tal efecto se constituyen al azar dos grupos, uno el experimental y el otro de control. Luego de constituidos los grupos se procede de la siguiente manera: a) b) Se hace en ambos grupos una medición "antes" (o medición pre-test) para verificar la homogeneidad entre los grupos. Se aplica la variable independiente (o variable experimental denominada también de tratamiento) en el grupo experimental y no en el grupo de control. Se hacen mediciones después (post test) en ambos grupos. Se comparan las diferencias "antes-después" en ambos grupos. Si la diferencia del grupo experimental es significativamente mayor que la diferencia en el grupo de control quiere decir que el tratamiento experimental tiene un efecto en la variable dependiente.

c) d)

Los pasos anteriores pueden resumirse en la siguiente tabla: Tabla I Diseño experimental con un grupo de control y mediciones antes y después en las variables independiente y dependiente Grupo Asignación Pre test Experime Al azar O1 ntal Control Al azar O3 Elaboración: Arturo Miranda Blanco Tratamiento X Post test O2 O4 Comparación O1-O2=d1 O3-O4=d2

Las "O" indican mediciones; la X, la aplicación del tratamiento experimental y las "d" las diferencias en las mediciones "antes - después". De lo anterior podemos decir que, una medida de efectividad del sistema educativo es el logro de los objetivos del mismo, medidos a través de la metodología expuesta, en otras palabras, de la lectura de las mediciones "antes - después" podemos evaluar la efectividad o la no efectividad del mismo. Por lo tanto la "d" puede ser interpretada como un índice de efectividad. 1.6.2. Indicadores de costo - efectividad 32

Una de las formas de hallar un indicador de eficiencia es dividiendo los logros obtenidos (índice de efectividad) entre los costos de la siguiente forma: índice de efectividad \ costo medio = índice de eficiencia La otra forma es hallar los costos por unidad de logro, dividiendo los costos del sistema educativo entre el índice de efectividad; de la siguiente manera: costo medio\ índice de efectividad = costo por unidad de logro El primer cociente nos permite medir la eficiencia relativa del proyecto. Cuanto mayor sea el cociente más eficiente es el mismo. El segundo indicador nos muestra el costo de cada unidad de logro, lo cual nos permitirá hacer comparaciones entre niveles educativos y determinar entre sí el "menos costoso". Cuanto menor es este indicador "más eficiente es el nivel educativo". Otro indicador de eficiencia del proyecto resulta de la relación entre el costo del nivel y el costo sistémico, que en este caso es el gasto público en educación según nivel o modalidad a la cual este referido. Este indicador se obtiene de la siguiente forma: costo medio del nivel\ costo medio sistémico = eficiencia relativa del gasto Este ratio nos explica en cuanto aumentaría el costo medio público la mejora en un nivel educativo. Cuanto más pequeño sea este índice más eficiente será la mejora en el nivel. Como hemos visto, los indicadores de costo - efectividad nos da como resultado un beneficio único. Con más de un camino se llega a una misma meta (por ejemplo: una unidad de rendimiento producida por un grupo de alumnos). Y en ese sentido el beneficio puede ser expresado en cualquier unidad (ejemplo: unidades de rendimiento). El propósito de este método es hallar la forma más barata y eficiente de hacer algo (ejemplo: encontrar la forma menos costosa y más eficiente de producir una unidad de rendimiento). 33

1.7.Diferencias conceptuales y procedimentales entre las tasas de promoción repetición y deserción, y los indicadores de costo - efectividad La eficiencia es una preocupación que afecta también al sector educativo, en la medida que es necesario maximizar los resultados de la función educativa en el largo plazo, y obtener los mayores logros de la intervención de los programas focalizados, en el corto plazo. Para tal efecto las tasas de promoción, repetición y deserción, nos permiten conocer cual es el "desperdicio" de recursos, en términos del porcentaje de matriculados que no logran ser promovidos, pero no expresan el óptimo de rendimiento escolar. Por el contrario, los indicadores de costo - efectividad permiten establecer la relación entre insumos y resultados; entre costos medios y unidades de rendimiento; por lo tanto, se ajusta en mayor medida a la definición de eficiencia.

34

II.

Tasa de escolarización: población escolar y demanda escolar por educación

Una de las formas de medir la cobertura del sistema educativo es a través de la tasa de escolarización, que se define "...como la proporción de la población demográfica que es atendida en alguno de los niveles y modalidades del sistema educativo formal. En otros términos, es parte de la población demográfica que los agentes educativos logran incorporar al sistema educativo." (Orihuela: 1996). Las variables a considerar para el cálculo de las tasas de escolarización son la población demográfica y la población escolar. La primera tiene como fuente de información el IX Censo de Población y las proyecciones elaboradas por el INEI; la segunda, el Censo Escolar 1993 y los registros estadísticos del Ministerio de Educación (Estadísticas Básicas). La idea principal que gira en torno a medir la escolarización es saber cual es el avance del sistema educativo respecto de la demanda de la sociedad. Si bien es cierto las cifras permiten conocer la dimensión cuantitativa del fenómeno, no explican por sí solas, cuáles son los determinantes de las variaciones en esta demanda por educación formal durante los últimos años. 2.1.Tasas de escolarización por edades simples Presentan la relación entre la población demográfica y la población escolar, que incluye a la matrícula en todos los niveles y modalidades por edades de 0 a 24 años. Esta distribución muestra, la cobertura de tal forma que la gráfica en forma de campana expresa los mayores "déficits" en los extremos y la mayor escolarización alrededor de los promedios. Respecto de la población en edad potencialmente escolarizable (de 0 a 24 años de edad), habría que considerar si es que ésta es el referente más adecuado para diseñar una política expansión de la cobertura del servicio educativo (Ibíd) , en tanto que los aludidos "déficits" en los extremos expresan el porcentaje de personas que no estudian y no han terminado sus estudios obligatorios (educación básica). En las páginas siguientes comparamos la distribución de la escolarización y el "déficit" de los años 1993 y 1997 por edades simples.

35

2.1.1.Tasas de escolarización por edades simples, 1993 Para el análisis de la población escolar y demanda educativa por edades simples presentamos el gráfico 1 con información referida al año 1993 (ver cuadro 17).

Si observamos las cifras concernientes a la tasa de escolarización, se constata que en 1993 hay 13´075,076 habitantes en el intervalo de edad de 0 24 años, de los cuales, 7´836,410 están matriculados en un centro o programa educativo. Es decir, el 58.1% de los peruanos entre las edades de 0 y 24 años se encuentran incorporados al sistema educativo en cualquiera de sus niveles y modalidades. Asimismo, un gran número de niños se matriculan en los centros y programas educativos a partir de los 3 años (34.5%) y con mayor fuerza a los 6 años (82.4%), llegando a su nivel máximo de escolarización a la edad de 9 años (93.3%). En adelante las tasas decrecen de manera constante, para finalmente llegar a los 24 años con 14.8%. Del mismo modo, en el gráfico 1 es posible apreciar, que las tasas de escolarización más bajas se encuentran en los extremos, esto es, en el grupo de 0 a 2 años de edad con 2.6% y alrededor de los 24 años de edad. El primer caso se 36

puede explicar por la insuficiencia de nidos y cunas; en el segundo, puede deberse a que estos sujetos hayan culminado sus estudios sus estudios secundarios y hayan optado por ingresar al mundo del trabajo.

Como podemos ver en el gráfico 2, las cifras referentes a la tasa de escolarización en 1997 presenta algunas variaciones respecto de 1993 (ver cuadro 21).

En el año 1997 se mantiene sin mayor variación la distribución normal de la escolarización. Se constata que hay 13´533,737 habitantes en el intervalo de edad de 0 24 años, de los cuales 8´232,722 están matriculados en un centro o programa educativo. Esto hace que la tasa de escolarización para el grupo de edad de 0 a 24 años se incremente a 60.8%. De la misma forma que en 1993, los niños ingresan al sistema educativo al cumplir los 3 años (43.0%), la escolarización casi se duplica a los 5 años (79.0%) para llegar a su nivel más alto a los 9 años (95.2%)3. En adelante las tasas
3

El aumento de la escolarización observado en los primeros años obedece "...entre otras causas,

decrecen, para finalmente llegar a los 24 años con 13.8%. En el periodo 1993 a 1997 la matricula aumentó en 635,710 nuevos estudiantes, lo que significó un incremento del 8.4%, porcentaje superior al crecimiento de la población en el grupo de edad de 0 a 24 años que fue de 458,611 habitantes, es decir, de 3.5% (INEI:1995b). Al igual que en el caso anterior, en el grupo de edades que corresponde a la educación básica (primaria y secundaria), la matricula se incrementó en 376,486 nuevos estudiantes, lo que significó un aumento del 7.2%, porcentaje superior al crecimiento de la población en el grupo de edad de 6 a 16 años que fue de 162,419 habitantes, es decir, de 2.7% (Ibíd).

a la creciente demanda de las madres que trabajan para que la sociedad colabore en el cuidado y atención de sus hijos y al interés en reducir el fracaso escolar en la educación primaria." (Schiefelbein y otros:1995).

La comparación de las tasas de escolarización en educación inicial entre los años 1993 y 1997 presentan diferencias mínimas por efectos de cálculo, ya sea éstas elaboradas sobre la base de la metodología del MED ó la OREALC de la UNESCO.

Mediante la lectura del gráfico 3 (ver cuadro 1) se comprueba que en 1993, la tasa de escolarización (neta y bruta) para la educación inicial se sitúa alrededor del 26.0%. En 1997 este mismo indicador se incrementa a 32.0%. De otro lado, las diferencias entre las tasas calculadas por el MED y la UNESCO no son significativas, en tanto que ambas experimentan un crecimiento promedio en el periodo de 1993 a 1997 de 1.2 puntos por año. Independientemente de la metodología empleada, la tasa de escolarización en educación inicial explica el dinamismo en el aumento de la matrícula experimentado en el nivel entre los años 1993 y 1997, tanto en los centros educativos de educación inicial (CEI), como en los programas no escolarizados

(PRONOEI). En el gráfico 4 (ver cuadro 1) podemos constatar que, en la educación primaria de menores se presentan diferencias entre las tasas de escolarización según modo de cálculo.

En la educación primaria de menores la tasa neta de escolarización en 1993 era de 90.4% (MED) y 88.7% (UNESCO). En 1997 este mismo indicador fue de 93,2% (MED) y 91.3% (UNESCO). Como se observa existe una diferencia 1.7 y 1.9 puntos, respectivamente, entre una y otra metodología de cálculo. En 1993 las tasas brutas de escolarización eran de 122.0% (MED) y 119.6% (UNESCO); y, en 1997 de 126.4% (MED) y 123.8% (UNESCO). De la misma forma, se aprecia una diferencia 2.4 y 2.6 puntos en cada año. La evolución de los indicadores en el periodo 1993 a 1997, según modalidad de cálculo, es ligeramente favorable a las tasas que calcula el MED (ver cuadro 1). En este caso, las diferencias según tipo de cálculo son más evidentes y obedecen,

como se explica en el capítulo I, al tipo de déficit considerado en el denominador de cada fórmula empleada. En la educación secundaria de menores se observa que las tasas de escolarización según tipo de cálculo experimentan diferencias considerables (ver gráfico 5).

En 1993 las tasas netas de escolarización para la educación secundaria de menores fueron de 84.8% (MED) y 50.9%(UNESCO), como podemos ver presentan una diferencia de 34 puntos. Estos mismos indicadores en 1997 fueron de 90.3% (MED) y 55.6% (UNESCO), como se ve la diferencia se mantiene en el periodo de estudio (ver cuadro 1). En el mismo nivel educativo, las tasas brutas de escolarización en 1993 fueron de 111.1% (MED) y 66.7%(UNESCO). En 1997 éstas fueron de 118.5% (MED) y 72.9%(UNESCO). Las diferencias entre las tasas de escolarización (neta y bruta) en educación secundaria de menores, que calcula el MED y la OREALC de la UNESCO, presentan enfoques distintos respecto del déficit de atención. Para 1997, en el

primer caso, el déficit neto en términos absolutos es de 271,171 (10.0%) adolescentes y jóvenes no matriculados, mientras que en el segundo es aproximadamente 1´203,999 (44.4%). En el mismo año, la escolarización calculada por el MED no registra déficit bruto en términos absolutos, es más, presenta una tasa superior al 100%, mientras que la escolarización calculada según la metodología de la OREALC de la UNESCO presenta un déficit absoluto de 453,542 (27.1%) adolescentes y jóvenes que no están matriculados en la educación secundaria. Lo anterior no hace sino dar respuesta a la interrogante planteada en el capítulo primero. La tasa de escolarización calculada con el denominador que utiliza el MED (déficit de atención) dificulta las comparaciones internacionales, en tanto que presenta diferencias sustantivas con los resultados obtenidos en base a la metodología utilizada por la UNESCO.

Es necesario recordar que, las tasas de escolarización por niveles educativos nos permiten conocer cual es el avance de la cobertura en la educación inicial, primaria y secundaria de menores, a diferencia de la tasa de escolarización para el intervalo de edad de 0 a 24 años, que no distingue los niveles y modalidades educativas y que, por consecuencia, incluye en su cálculo a toda la estructura del sistema educativo. A continuación presentamos la evolución de estos indicadores por niveles educativos para el periodo de 1993 a 1997, los mismos que tienen como fuente la Unidad de Estadística del MED.

Las tasas de escolarización en educación inicial que corresponden a los niños ubicados entre las edades de cero (0) a cinco (5) años son relativamente bajas en comparación con otros niveles; a pesar de esto, en el periodo de análisis han observado un crecimiento lento pero sostenido.

En el gráfico 6 se constata que, las tasas de escolarización (global, bruta y neta) guardan una diferencia mínima entre sí por lo que el crecimiento entre 1993 y 1997 de cualquiera de las 3 tasasfue de aproximadamente 6.0 %; es decir, la cobertura creció a una tasa promedio anual de 1.2%. Esto significa que en el periodo de estudio se incorporaron un poco más de 208,000 niños al nivel de educación inicial (ver cuadro 1). En el mismo lapso las tasas de escolarización se incrementaron de 34.5% a 43.0 % (8.5 puntos adicionales) en la edad de tres años, de 52.0% a 64.3% (12.3 puntos adicionales) en la edad de cuatro años; y, de 6937% a 78.6% (8.9 puntos adicionales) en cinco años. Este crecimiento se explica por el avance en los programas de articulación inicial - primaria que leva a cabo el Ministerio de educación.

La afirmación anterior merece recordar el siguiente comentario, que se refiere al nivel de América Latina, pero que bien cabe al caso peruano: "La educación preescolar (inicial) aparece como el sector más dinámico no sólo en los aspectos cuantitativos sino también en cuanto a la atención personalizada y a la articulación entre las modalidades formal y no formal, la intersectorialidad y la interdisciplinariedad (Schiefelbein y otros:1995).

En la educación primaria de menores existe una gran diferencia entre las tasas bruta y neta de escolarización, inducida por el fenómeno de la extraedad, que se expresa en niños matriculados con edades que están por encima, o por debajo de la edad normativa, lo que es consecuencia del ingreso tardío al primer grado y/o a la alta repetición. Este nivel se caracteriza por su alta cobertura, en virtud a esto el crecimiento de las tasas de escolarización en los años de 1993 a 1997 es bajo.

En el gráfico 7 podemos observar que, la tasa neta de escolarización se incrementó entre 1993 y 1997 más lentamente que la tasa bruta: 2.8% Vs. 4.4%. Es decir, el primer indicador varió positivamente en promedio 0.6% anual, mientras que el otro, en 0.9% promedio anual (ver cuadro 1). Lo anterior implica que, mientras la población demográfica en el intervalo de edad creció en 64,240 personas (1.9%), la matrícula en edad normativa aumentó en 151, 795 alumnos (5.0%). La diferencia entre el crecimiento poblacional y la matrícula en educación primaria de menores determina la evolución favorable de las tasa de neta de escolarización y la reducción del déficit en el nivel de 9.4% en 1993 a 6.6% en 1997. A pesar de esto, en la actualidad se estima que 224,836 niños en edad escolar para la primaria de menores no se encuentran matriculados en ningún centro o programa educativo del sistema. Si bien es cierto la definición de calidad educativa se relativiza en función de diferentes expectativas que se generan alrededor de la demanda por el servicio educativo, la brecha existente entre el número de años que los alumnos están matriculados (y asisten a clases) y los grados que han aprobado en la escuela, es un indicador de calidad (alta o baja) de la enseñanza y el aprendizaje Schiefelbein y Wolff:1993).

Al igual que en caso anterior, las tasas de escolarización en educación secundaria de menores que consideran edades de doce (12) a dieciséis (16) años, se presentan relativamente altas, de la misma forma, explican la presencia de matriculados en el nivel que tienen edades por encima de la edad normativa.

En el gráfico 8 (ver cuadro1) se constata que, la tasa neta de escolarización sufrió un incremento de 5.5%, mientras que la tasa bruta aumentó en 7.3%, lo que implica un incremento promedio anual en las tasas de 1.1% y 1.5% respectivamente. En otras palabras, mientras la población demográfica en el intervalo de edad creció en 98,179 personas (3.7%), la matrícula en edad normativa aumentó en 224,690 alumnos (10.1%). La diferencia entre el crecimiento poblacional y la matrícula en educación secundaria de menores explica, también, la evolución favorable de la tasa de neta de escolarización y la reducción del déficit en el nivel de 15.2% a 10.1%. A

pesar de esto, en 1997 unos 271,171 adolescentes y jóvenes en edad escolar para la secundaria de menores no se encuentran matriculados en ningún centro o programa educativo del sistema. El mayor crecimiento de la escolarización en secundaria respecto de primaria, esta asociado al hecho de que en esta última este cercana a la universalización con tasas superiores al 90%. Las diferencias entre la tasa bruta y neta de escolarización en educación secundaria de menores se explican, también, por el creciente acceso y retención de adolescentes y jóvenes en el sistema educativo, asimismo, este aumento de la cobertura va acompañado con un bajo resultado académico de los alumnos (Schiefelbein y Heikkinen :1991).

Tal como se mencionó en el capítulo I la eficiencia interna del sistema educativo es medida al finalizar el ejercicio educativo anual o, en su defecto, resulta de la comparación entre un ejercicio educativo y otro. A la primera se le conoce como eficiencia anual y a la segunda como eficiencia interanual. Asimismo, es pertinente señalar que para medir la eficiencia interanual solo se cuenta con información relativa a los centros educativos de gestión estatal, mientras que para medir la eficiencia anual se tiene información desagregada por departamentos y tipo de gestión (estatal y privada).

La eficiencia educativa interanual se calcula mediante tres tasas, a) la tasa de promoción que es producto de la división del número de alumnos promovidos de un grado a otro entre la matrícula; b) la tasa de repetición que se obtiene como el cociente del número de alumnos que se matrícula en el mismo grado al año siguiente, respecto de la matrícula en el año anterior; y finalmente, c) la tasa de deserción que es el resultado de dividir el número de alumnos que no se matriculan al siguiente año respecto de la matrícula en el año anterior. La principal preocupación en torno a la eficiencia se centra alrededor del fenómeno de la repetición, en la medida que se considera a éste como un indicador de rendimiento deficiente y ,por lo tanto, de baja calidad en el sistema educativo (OREALC - UNESCO: 1992). Hay que tener presente que, dadas las características particulares de la educación inicial, no se calcula la eficiencia interna para este nivel, y sólo se mide para los niveles de educación primaria y secundaria de menores. Para el cálculo de los indicadores de eficiencia interna se ha considerado la información del Censo Escolar 1993, y a partir de 1994, las Estadísticas Básicas que produce y difunde el MED a través de su Unidad de Estadística. En las páginas siguientes presentamos indicadores de eficiencia interanual para el período de 1993 a 1997.

Entre 1993 y 1997 el número de alumnos de educación primaria de menores que se promovieron de grado se incrementó en 399,698 estudiantes (ver cuadro 22).

Como podemos comprobar en el gráfico 9, en el período de análisis la tasa de promoción aumentó de 78.6% en 1993/92 a 85.0% en 1997/96. Es decir, experimentó un crecimiento de 6.4%. a una tasa promedio anual de 1.3 %. La evolución positiva de la tasa de promoción en la educación primaria de menores está asociada a un mayor acceso, retención y cobertura del sistema educativo, por lo tanto, es necesario contar con indicadores, que de manera complementaria, nos permitan conocer cuales son las causas y/o efectos de esta mayor eficiencia, en la medida que, si bien es cierto, este aumento de la promoción puede estar asociado a un mejoramiento de la calidad, también, se debe a cambios en los criterios de evaluación introducidos por el programa de articulación inicial primaria. De hecho, las estadísticas por si solas no dan una explicación suficiente al respecto. En estos casos, oara obtener un análisis satisfactorio se sugiere trabajar con mayores niveles de desagregación, esto es, por grado de desarrollo: urbano, rural, urbano marginal; por género; percentil de ingresos, etc.

Durante este periodo el número total de repitentes en primaria de menores disminuyó en 147,631 alumnos por lo que, como puede verse en el gráfico 10, la tasa de repetición se redujo de 15.5% en 1993/92 a 11.5% en 1997/96, o lo que es lo mismo, experimentó un descenso de 4.0% a una tasa promedio anual de 0.8 %.

Existen razones suficientes como para afirmar que la elevada repetición se debe a la baja calidad de los insumos y procesos de enseñanza y aprendizaje que se realizan en la escuela; asimismo, debe indicarse que la baja repetición no es evidencia suficiente del buen funcionamiento del sistema educativo, en la medida que no existe una relación simple entre repetición y bajo rendimiento, ya que esta puede variar según tiempo y espacio Si bien es cierto, se observa una baja en la repetición, el indicador no refleja la real dimensión del fenómeno, en cuanto habría que saber en que medida este descenso

en las tasas obedece a razones estrictamente pedagógicas.

En este periodo el número de alumnos que desertaron del sistema escolar se redujo en 79,820 (ver cuadro 22).

En el gráfico 11 es posible ver que, la tasa de deserción disminuyó de 5.9% en 1993/92 a 3.5% en 1997/96, esto es, se redujo en 2.5% a una tasa promedio anual de 0.5%. La tendencia observada demuestra el aumento en la capacidad del sistema en retener a los niños y niñas en las aulas, por lo tanto, sería importante conocer cuántos de estos "desertores" son temporales y cuántos permanentes, asimismo, en qué medida este fenómeno está determinado por factores endógenos o exógenos al sistema educativo.

El número de alumnos de educación secundaria de menores que se promovieron de grado entre los años 1993 y 1997 fue de aproximadamente 247,610 (ver cuadro 23).

87 86 86 85 85 84 84 83 83 82 1992/1993 1993/1994 1994/1995 1995/1996 1996/1997

De la lectura del gráfico 12 se constata que, la tasa de promoción aumentó de 82.1 en 1993/92 a 86.2% en 1997/96, o sea creció en 4.1% a una tasa promedio anual de 0.8%. Al igual que en el nivel anterior, se observa una evolución positiva de la promoción que está asociada a su vez, a la mayor escolarización en el rango de edades de doce (12) a dieciséis (16) años. De la misma forma, el aumento de la cobertura en los primeros años del sistema escolar presiona sobre el nivel secundario generando así una mayor demanda por educación escolar.

Entre 1993 y 1997 el número de alumnos que repitieron de grado se redujo en 15,278.

10.3 10.1 9.9 9.7 9.5 9.3 9.1 8.9 8.7 8.5 1992/1993 1993/1994 1994/1995 1995/1996 1996/1997
Como resultado de la observación del gráfico 13 (ver cuadro 23) podemos afirmar que, la tasa de repetición se redujo de 10.1% a 8.7%, esto es, en 1.4%. a una tasa promedio anual de 0.3%. A partir de la lectura de las cifras se comprueba que, la repetición en educación secundaria es más alta que en primaria, la que podría estar asociada a: problemas que los adolescentes arrastran desde el nivel primario; metodologías de enseñanza y aprendizaje inadecuadas; y, la heterogeneidad de edades en el salón de clases Schiefelbein y Wolff:1993).

De 1993 a 1997 el número promedio de alumnos que se desertaron del sistema escolar experimentó un decrecimiento de 29,568 adolescentes y jóvenes (ver cuadro 23).

En el gráfico 14 se constata que, la tasa de deserción disminuyó de 7.8% en 1993/92 a 5.1% en 1997/96, es decir en 2.7%, en otras palabras, tuvo una reducción promedio anual de 0.5%. Algunos autores afirman que la deserción en educación secundaria obedece, mas que a razones de orden socioeconómico y cultural, a las expectativas que sobre el nivel tienen los adolescentes, asimismo, a la consideración de que este es un nivel de transito hacia la universidad. En tal sentido, para el que no tiene expectativas de educación superior, simplemente la educación secundaria pierde sentido y la abandona, como veremos más adelante, alrededor de los primeros años.

En esta oportunidad se toma en cuenta la eficiencia interanual de 1992/1993 y es la que presentamos a continuación.

Como vemos en el gráfico 15 (ver cuadro 22), en 1992/1993 la tasa de promoción más alta se registra para el sexto grado (90.8%), mientras que la tasa más baja se da para el primer grado (65.1%). En lo que a tasas de repetición se refiere, es también en el sexto grado, que se observa una cifra relativamente favorable (4.1 %), de otro lado, es en el primer grado, que se registra la más alta tasa de repetición del período (27.8%). Finalmente, la tasa de deserción más baja se da en el sexto grado (5.1%), asimismo, la tasa más alta se observa en el primer grado (7.2%).

Como vemos en el gráfico 16 (ver cuadro 22), en 1996/1997 la tasa de promoción más alta se registra para el sexto grado (93.2%), mientras que la tasa más baja se da para el segundo grado (80.5%). En lo que a tasas de repetición se refiere, es también en el sexto grado, que se observa una cifra relativamente favorable (3.8 %), de otro lado, es en el segundo grado, que se registra la más alta tasa de repetición del período (16.5%). Finalmente, la tasa de deserción más baja se da en el sexto grado (3.0%), asimismo, la tasa más alta se observa en el primer grado (4.2%). Los indicadores de eficiencia interna se expresan de manera más clara mediante la observación cohorte teórica 1992/1993, es decir, tomando las tasas de promoción repetición y deserción por grados de estudio de manera tal que cada una se asuma como se ocurriera en el año subsiguiente. De ser así, ingresarían 859,672 niños al primer grado y egresarían del nivel 460,699, es decir, 53.6%. La evolución favorable de los indicadores de eficiencia interna interanual, va de la mano con el traslado de los valores mínimos de las tasas de promoción, repetición y deserción, del primer al segundo grado de educación primaria de menores. Este cambio obedece a la modificación de los criterios de evaluación aplicados por el programa de articulación inicial - primaria, para el primer grado.

En la educación secundaria de menores se puede efectuar el mismo ejercicio en tanto que presenta las mismas características en lo que a resultados educativos se refiere.

La observación de los resultados educativos en términos de eficiencia presentada por grados de estudio (ver gráfico 17 y cuadro 23), nos permite saber que en 1992/1993 los indicadores más favorables se dan en el último grado, el caso contrario se observa en los primeros grados, y es así que la tasa de promoción más alta resulta en el 5º con 88.8%, mientras que la más baja se da en el 1º con 76.0%. En lo que a tasas de repetición se refiere, también en el 1º resulta la más alta (16.6%) y la más baja en el 5º (4.6%). Finalmente, la tasa de deserción más alta se observa en el 3º (8.7%) y la más baja en el 5º (6.8%).

Al igual que en la primaria se presenta cohorte teórica 1992/1993, en esta se observa que 383,592 adolescentes y jóvenes al primer grado de secundaria y egresan del nivel 227,339, esto es, el 59.3%. La observación de los resultados educativos de la términos de eficiencia presentada por grados de estudio (ver gráfico 16 y cuadro 23), nos permite saber que en 1996/1997 los indicadores más favorables se dan en el último grado, el caso contrario se observa en los primeros grados, y es así que la tasa de promoción más alta resulta en el 5º con 92.1%, mientras que la más baja se da en el 1º con 82.2%. En lo que a tasas de repetición se refiere, también en el 1º resulta la más alta (13.0%) y la más baja en el 5º (3.6%). Finalmente, la tasa de deserción más alta se observa en el 3º (5.6%) y la más baja en el 5º (4.3%).

En la educación secundaria de menores la repetición sigue representando una dificultad a superar por el sistema. Como lo demuestran las cifras (ver cuadro 23), la más alta repetición se observa en el primer grado (60% mayor que en el segundo grado), lo que estaría dando la señal que existen problemas de articulación entre los niveles de primaria y secundaria de menores.

En educación secundaria de menores, también se observa una evolución favorable de la eficiencia interanual en términos relativos y absolutos. Por el contrario los valores máximos y mínimos se mantienen en quinto y primer grado, para la promoción y repetición; y, en quinto y tercer grado para la deserción. Finalmente si relacionamos el número de egresados de secundaria (227,339) con los ingresantes al primer grado de primaria (859,672), concluimos que de cada 100 alumnos que ingresan al primer grado sólo 28 logran completar su educación básica (primaria más secundaria), haciendo la salvedad que estamos considerando los datos de un solo año (cohorte teórica), sabiendo que para construir la cohorte real es necesario contar con una serie histórica de 11 años.

Para el análisis de la eficiencia interna en la educación básica por departamentos, tomamos en cuenta los porcentajes de aprobados, desaprobados y retirados correspondientes al ejercicio educativo anual de 1992, información obtenida del Censo Escolar de 1993 en la forma escolarizada, para los niveles de educación primaria y secundaria en la modalidad de menores. En este sentido es importante recordar que, en páginas anteriores, se explicaron las diferencias conceptuales entre la eficiencia interna anual expresada mediante las tasas de aprobados, desaprobados y retirados; y eficiencia interna interanual medida a través de las tasas de promovidos, repitentes y desertores. El análisis de las cifras concernientes a la eficiencia interna anual permitirá conocer cuál es la distribución de los resultados educativos según el criterio espacial (por departamentos), y por tipo de gestión (estatal y no estatal). En la educación primaria de menores los resultados del ejercicio educativo anual medidos en términos de porcentaje de aprobados (ver cuadro 24), favorecen a los departamentos ubicados en el litoral como son Tacna (89.1%) y Moquegua (86.8%). De otro lado el mayor porcentaje de desaprobados y retirados se ubica en el Sur Andino, en los departamentos de Apurímac (35.7%) y Huancavelica (34.2%). Asimismo, en promedio, la educación no estatal presenta mejores resultados educativos que la educación estatal, con 92.9% y 76.4% de aprobados, respectivamente. Desde la misma perspectiva, en la educación secundaria de menores los resultados del ejercicio educativo anual (ver cuadro 25), son favorables a los departamentos ubicados en el litoral fronterizo como son: Tacna (87.6%) y Tumbes (89.8%). Asimismo, el mayor porcentaje de desaprobados y retirados se encuentra en el Sur y Centro Andino, en los departamentos de Apurímac (23.3%) y Huánuco (29.0%). Finalmente en la educación secundaria de menores, también, la educación privada arroja resultados educativos más eficientes que la educación pública con tasas de aprobación de 90.2% y 80.3%. De hecho el "fracaso escolar" expresado en las tasas de desaprobación y retiro se presenta en todos los departamentos y tipos de gestión, pero éste afecta a la educación pública en las zonas de menor desarrollo relativo, lo cual expresa una situación de iniquidad.

Los alumnos que aprueban el año escolar no necesariamente son promovidos, en tanto que para ser considerado como tal, debe realizarse la matricula en el año siguiente.

El gráfico 19 (ver cuadro 24) muestra las tasas de aprobación (en porcentajes) tanto para centros y programas educativos de gestión estatal y no estatal. En el primer caso la tasa más alta de aprobación se presenta en el departamento de Tacna (87.9%) y la más baja en Apurímac (64.2%). En los centros de gestión privada la tasa más baja es en Cajamarca (80.7%), pero la más alta es en Ucayali (98.3%).

Al igual que en el caso anterior, el número de alumnos que desaprueban el año escolar no coincide necesariamente con el número de niños que repiten el año

25

20

Porcentajes

15

10

5

0

Mediante la lectura del gráfico 20 (ver cuadro 24) podemos comprobar que, la tasa más alta de desaprobación en la educación primaria (pública) se presenta en el departamento de Amazonas (18.7%) y la más baja en Tacna (7.7%). En el sector privado este mismo indicador en su nivel más alto se observa en el departamento de Apúrimac (12.1%) y el más bajo en Ucayali (0.6%).

Este indicador expresa el porcentaje de alumnos que se retiran antes de terminar el año escolar. Evidentemente, que no necesariamente estos niños son considerados desertores del sistema, en la medida que al matricularse en el mismo grado el año siguiente pasan a la condición de repitentes.

18 16 14
Porcentajes

12 10 8 6 4 2 0

En el gráfico 21 (ver cuadro 24) observamos que, en el sector público la tasa más alta de retiro en escuelas primaria es en el departamento de Huancavelica con 18.2%, asimismo el menor retiro se da en el departamento deTacna (4.4%). Otro es el caso de las escuelas privadas en donde el mayor retiro se da en el departamento den Cajamarca (10.0%) y el menor en Moquegua (0.9%).

A través de este indicador podemos saber cual es el porcentaje de niños y adolescentes que aprueban el año escolar.

A partir de la información presentada en el gráfico 22 (ver cuadro 25), es posible saber que en los centros educativos públicos del nivel secundario la tasa más alta de aprobación se observa en el departamento de Tumbes (88.8%), asimismo, la mas baja en el departamento de Huánuco (69.4%). De otro lado, en los colegios privados, la tasa más alta de aprobación se presenta en el departamento de

Tumbes (97.1%), mientras que la más baja se da en el departamento de Amazonas (81.3%).

Mediante las tasas de desaprobación estamos en condiciones de conocer cual es el porcentaje promedio de niños y adolescentes que no logran aprobar el número de cursos necesarios para se promovidos al siguiente grado.

Al respecto el gráfico 23 (ver cuadro 25) nos dice que, la tasa más alta de desaprobación en educación pública es en el departamento de Ucayali (17.1%) mientras que la baja se presenta en el departamento de Tumbes (5.9%). En el caso de la educación privada, las tasas más altas de desaprobación de dan de manera simultánea en los departamentos de Huánuco y Amazonas con 10.2%, respectivamente, y la más baja en Apurímac, con menos de uno por ciento (0.6%).

Se consideran como retirados a los alumnos que por razones se inasistencia reiterada al centro educativo donde se encuentra matriculados, dejan de ser considerados como tal.

La información del Censo Escolar de 1993 (ver gráfico 24 y cuadro 25), dice que la tasa más alta de retiro en el sector educativo público se experimenta en el departamento de Huancavelica con 15.4%, asimismo, la más baja se da en el departamento de Tacna (4.1%). Caso contrario es en el sector privado en donde la tasa más alta de retirados se ve en el departamento de Amazonas (8.5%) y la más baja en el departamento de Moquegua (1.2%).

Como se explico en el capítulo I, los alumnos que prueba el año escolar no necesariamente son promovidos, en la medida que es condición necesaria para ser considerado como tal, matricularse al año siguiente en el grado inmediato superior. De la misma forma, los alumnos que son desaprobados de hecho no son repitentes, en tanto que para ser considerados así, tienen que matricularse al año siguiente en el mismo grado. Por último, los estudiantes que se retiran durante el año escolar pueden ser declarados desertores, siempre y cuando, no se matriculen al año siguiente en ningún centro o programa educativo.

En el gráfico 25 presentamos los indicadores de eficiencia anual e internual para la educación primaria de menores. Como se observa, el porcentajes de retirados (9.3%) es superior al de desertores (5.9%), asimismo, el de repitentes (15.5%) es mayor que la tasa de desaprobación. De otro lado, las tasas de aprobados y promovidos es la misma (78.6%). En tanto que las tasas se calculan sobre la base a la matrícula de 1992 y 1993 (Censo Escolar 1993), en términos absolutos el número de aprobados es menor

en 120,323 alumnos al de promovidos, asimismo, el número de desaprobados es inferior en 153,010 alumnos al de repitentes, por último, el número de retirados es mayor en 121,010 al de desertores. Para el caso de la educación secundaria de menores se observa de la misma forma los resultados en términos de tasas de aprobados y promovidos; desaprobados y repitentes; y, retirados y desertores.

En el gráfico 26 presentamos los indicadores de eficiencia anual e internual para la educación primaria de menores. Como se observa, el porcentaje de retirados (7.3%) es ligeramente menor al de desertores (7.8%), asimismo, el de repitentes (10.1) es menor que la tasa de desaprobación (10.6). De otro lado, las tasas de aprobados y promovidos es la misma (82.1%). En términos absolutos el número de aprobados es menor en 80,998 alumnos al de promovidos, asimismo, el número de desaprobados es inferior en 1,719 alumnos al de repitentes, por último, el número de retirados es menor en 15,941 al de desertores.

Al empezar este capítulo se hizo mención a la posibilidad de discriminar los tasas de aprobados, desaprobados y retirados según sean estos resultados educativos que se producen en centros de gestión pública o privada.

Los resultados educativos al finalizar el ejercicio educativo anual son claramente favorables al sector educativo privado. Como podemos ver en el gráfico 27, referido a la educación primaria de menores, la tasa de aprobados en la educación privada (92.9%) es superior en más de 16 puntos a la de la educación pública (76.4%), asimismo, la tasa de desaprobados en educación privada (3.6%) es inferior en un poco menos de 10 puntos a la de la educación pública (13.4%), de la misma forma, la tasa de retirados en la educación privada (3.5%) es menor en alrededor de 8 puntos a la de la educación pública (10.2%).

Al igual que en la educación primaria, en la educación secundaria de menores se establecen diferencias considerables entre los indicadores de eficiencia interna anual entre la educación pública y la educación privada.

Como podemos ver en el gráfico 28, referido a la educación secundaria de menores, la tasa de aprobados en la educación privada (90.2%) es superior en 10 puntos a la de la educación pública (80.3%), asimismo, la tasa de desaprobados en educación privada (6.4%) es inferior en un poco mas de 5 puntos a la de la educación pública (11.5%), de la misma forma, la tasa de retirados en la educación privada (3.4%) es menor en alrededor de, también, 5 puntos a la de la educación pública (8.2%). Los resultados expresados a través de los indicadores de eficiencia interna anual, al presentarse marcadamente favorables a la educación privada, estarían asociados a una mayor calidad del servicio educativo brindado por los centros educativos de gestión no estatal.

Sobre cobertura: a) De hecho existen diferencias en el cálculo de las tasas de escolarización por niveles educativos entre la UEE del MED y la OREALC de la UNESCO. En tal sentido, si usamos las tasas internacionales se pierde el valor de la comparación. Sin embargo, el mantenimiento de las tasas así calculadas por el MED permiten añadir otras dimensiones a la medición de la escolarización. La diferencia fundamental entre estos dos enfoques esta en la definición de demanda y déficit de atención en cada uno de los niveles educativos que presenta tanto el MED como la UNESCO.

b)

Sobre eficiencia: c) La definición de eficiencia que propone el MED se ajusta a lo que por lo general se conoce como eficacia, que se refiere a alcanzar las metas en cuanto a los productos o resultados planteados (promoción, repetición y deserción). Por el contrario la eficiencia se refiere a la minimización en el uso de los recursos para obtener un producto de calidad estándar (costo efectividad). La evolución positiva de los indicadores de eficiencia que presentan el MED generan dudas respecto de su pertinencia, en la medida que éstos por si solos no permiten saber si esto se debe a una modificación en las formas de evaluación, o a un mejoramiento real de la calidad del servicio educativo que se presta en los centros educativos de gestión pública. Las bases de datos con que cuenta el MED no permiten construir una cohorte real ni para la educación primaria de menores, ni para la educación secundaria de menores, en la medida que se cuenta con datos censales tan sólo para un solo año.

d)

e)

Sobre cobertura: a) Se debe optar por la metodología para el cálculo de la escolarización que propone la UNESCO, porque ella permite hacer comparaciones internacionales. A pesar de esto, es necesario considerar el cálculo de la tasa neta, bruta y global que propone el MED como un aporte al estudio de la escolaridad, precisando su importancia y especificando qué es exactamente lo que pretende medir. Si se entiende que lo principal es obtener comparabilidad no solamente en el tiempo sino también en el espacio, el concepto de demanda nacional (MED) debe acercarse al de demanda internacional (UNESCO).

b)

Sobre eficiencia: c) Para una medición más exacta de la eficiencia interna del sistema es necesario construir indicadores de costo - efectividad que nos permitan saber cual es la relación entre los resultados del sistema educativo, y los recursos empleados en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Si se quiere conocer la real dimensión del avance del sistema educativo en términos de calidad, las tasas de promoción, repetición y deserción debe ser complementadas con indicadores de rendimiento, que bien pueden ser el promedio de notas obtenido por los alumnos que lograron promoverse de grado y/o de nivel. Para la construcción de una cohorte es preferible la información censal. En tal sentido se recomienda la realización de un Censo Escolar cada cinco (5) años, y complementarlo con una encuesta nacional de educación (ENACED) que recoja datos que permitan construir indicadores de eficiencia y eficacia del sistema educativo.

d)

e)

(En porcentajes)
Educación inicial MED Global Neta Bruta Educación primaria de Global menores MED Neta Bruta Educación secundaria de Global menores MED Neta Bruta Educación inicial UNESCO Global Neta Bruta Educación primaria de Global menores UNESCO Neta Bruta Educación secundaria de Global menores UNESCO Neta Bruta 26.2 25.9 26.2 92.7 90.4 122.0 88.0 84.8 111.1 n.e.c. 25.5 25.8 n.e.c. 88.7 119.6 n.e.c. 50.9 66.7 27.1 26.8 27.2 93.0 90.8 122.3 85.5 81.5 109.3 n.e.c. 26.4 26.8 n.e.c. 89.4 120.4 n.e.c. 51.7 69.3 28.6 28.3 28.7 94.5 92.6 125.4 90.4 87.7 115.2 n.e.c. 27.9 28.2 n.e.c. 90.8 122.9 n.e.c. 53.1 69.7 30.4 30.2 30.5 94.6 92.7 126.7 91.3 88.7 119.2 n.e.c. 29.7 30.0 n.e.c. 90.9 124.1 n.e.c. 53.4 71.7 32.0 31.8 32.1 94.9 93.2 126.4 92.4 90.3 118.5 n.e.c. 31.2 31.6 n.e.c. 91.3 123.8 n.e.c. 55.6 72.9

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. n.e.c. = no existe el concepto

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolu % o o to 1.Población escolar en edad normativa. 3,472,7 100.0% 54 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 887,019 25.5% 887,019 25.8% 887,01 98.8% modalidad. 9 3.Población en edad normativa matriculada en otro 51,612 1.5% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 2,534,1 73.0% 2,534,1 73.8% sistema. Déficit (1-2-3). 23 23 5.Demanda adicionada o extrademanda. 10,372 0.3% 10,372 1.2% 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 3,431,5 100.0 14 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad 897,39 100.0 (2+5). 1 % 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 26.2% 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,421,1 98.5% 42 10.Población escolar en edad normativa (2). 887,01 98.8% 9 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9). 25.9% 12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1). 26.2%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela.

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar escolariza ción Absolut % Absolut % Absolu % o o to 1.Población escolar en edad normativa. 3,475,3 100.0% 48 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 918,769 26.4% 918,769 26.8% 918,76 98.8 modalidad. 9 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 52,358 1.5% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 2,504,2 72.1% 2,504,2 72.9% sistema. Déficit (1-2-3). 21 21 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 10,929 0.3% 10,929 1.2% 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 3,433,9 100.0 19 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad 929,69 100.0 (2+5). 8 % 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 27.1% 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,422,9 98.5% 90 10.Población escolar en edad normativa (2). 918,76 98.8 9 % 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9). 26.8% 12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1). 27.2%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela.

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolu % o o to 1.Población escolar en edad normativa. 3,477,1 100.0% 58 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 969,158 27.9% 969,158 28.2% 969,15 98.8 modalidad. 8 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 55,022 1.6% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 2,452,9 70.5% 2,452,9 71.4% sistema. Déficit (1-2-3). 78 78 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 11,353 0.3% 11,353 1.2% 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 3,433,4 100.0 89 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad 980,51 100.0 (2+5). 1 % 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 28.6% 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,422,1 98.4% 36 10.Población escolar en edad normativa (2). 969,15 98.8 8 % 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9). 28.3% 12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1). 28.7%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela.

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolut % o o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,477,8 100.0% 13 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,033,1 29.7% 1,033,1 30.1 1,033, 98.9% modalidad. 80 80 % 180 3.Población en edad normativa matriculada en otro 55,943 1.6% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 2,388,6 68.7% 2,388,6 69.6 sistema. Déficit (1-2-3). 90 90 % 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 11,717 0.3% 11,717 1.1% 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 3,433,5 100.0 87 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad 1,044, 100.0 (2+5). 897 % 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 30.4% 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,421,8 98.4% 70 10.Población escolar en edad normativa (2). 1,033, 98.9% 180 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9). 30.2% 12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1). 30.5%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,476,7 100.0% 31 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,086,1 31.2% 1,086,1 31.6% modalidad. 45 45 3.Población en edad normativa matriculada en otro 56,034 1.6% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 2,334,5 67.1% 2,334,5 68.0% sistema. Déficit (1-2-3). 52 52 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 12,905 0.4% 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 3,433,6 100.0 02 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,420,6 98.4% 97 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9). 12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

Población escolar Absolut % o 1,086,1 98.8 45 %

Tasa de Escolariza ción

12,905 1.2% 1,099,0 100.0 50 % 32.0% 1,086,1 98.8 45 % 31.8% 32.1%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,325,2 100.0% 87 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 2,949,0 88.7% 2,949,0 68.7% modalidad. 19 19 3.Población en edad normativa matriculada en otro 63,877 1.9% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 312,391 9.4% 312,391 7.3% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 1,028,8 24.0% 24 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 4,290,2 100.0 34 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,261,4 98.1% 10 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9).

Población escolar Absolut % o 2,949,0 74.1 19 %

Tasa de Escolariza ción

1,028,8 25.9 24 % 3,977,8 100.0 43 % 92.7% 2,949,0 74.1 19 % 90.4%

12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

122.0%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,344,2 100.0% 09 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 2,989,2 89.4% 2,989,2 69.0% modalidad. 03 03 3.Población en edad normativa matriculada en otro 51,761 1.5% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 303,245 9.1% 303,245 7.0% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 1,038,0 24.0% 96 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 4,330,5 100.0 44 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,292,4 98.5% 48 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9).

Población escolar Absolut % o 2,989,2 74.2 03 %

Tasa de Escolariza ción

1,038,0 25.8 96 % 4,027,2 100.0 99 % 93.0% 2,989,2 74.2 03 % 90.8%

12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

122.3%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,361,2 100.0% 67 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 3,052,0 90.8% 3,052,0 69.8% modalidad. 98 98 3.Población en edad normativa matriculada en otro 66,388 2.0% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 242,781 7.2% 242,781 5.5% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 1,080,2 24.7% 23 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 4,375,1 100.0 02 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,294,8 98.0% 79 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9).

Población escolar Absolut % o 3,052,0 73.9 98 %

Tasa de Escolariza ción

1,080,2 26.1 23 % 4,132,3 100.0 21 % 94.5% 3,052,0 73.9 98 % 92.6%

12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

125.4%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % a a 1.Población escolar en edad normativa. 3,376,4 100.0% 45 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 3,067,6 90.9% 3,067,6 69.2% modalidad. 12 12 3.Población en edad normativa matriculada en otro 68,734 2.0% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 240,099 7.1% 240,099 5.4% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 1,122,2 25.3% 84 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 4,429,9 100.0 95 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,307,7 98.0% 11 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9).

Población escolar Absolut % a 3,067,6 73.2 12 %

Tasa de Escolariza ción

1,122,2 26.8 84 % 4,189,8 100.0 96 % 94.6% 3,067,6 73.2 12 % 92.7%

12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

126.7%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 3,389,5 100.0% 27 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 3,093,8 91.3% 3,093,8 70.0% modalidad. 08 08 3.Población en edad normativa matriculada en otro 70,884 2.1% nivel y modalidad. 4.Demanda en edad normativa no atendida por el 224,835 6.6% 224,835 5.1% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda Adicionada o extrademanda. 1,101,2 24.9% 21 6.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 4,419,8 100.0 64 % 7.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 8.Tasa Global de Escolarización (7/6). 9.Demanda neta en edad normativa (1-3) ó (2+4). 3,318,6 97.9% 43 10.Población escolar en edad normativa (2). 11.Tasa Neta de Escolarización (10/9).

Población escolar Absolut % o 3,093,8 73.7 08 %

Tasa de Escolariza ción

1,101,2 26.3 21 % 4,195,0 100.0 29 % 94.9% 3,093,8 73.7 08 % 93.2%

12.Tasa Bruta de Escolarización (7/1).

126.4%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolut % o o o 1.Población escolar en edad normativa. 2,620,3 100.0% 96 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,333,8 50.9% 1,333,8 67.2% 1,333,8 76.3 modalidad. 33 33 33 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 888,881 33.9% nivel o modalidad. 4.Población en edad normativa no atendida por el 397,682 15.2% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda en edad normativa no atendida por el 238,609 9.1% 238,609 12.0% sistema. Déficit (1-2-3). 6.Demanda adicionada o extra demanda. 413,883 20.8% 413,88 23.7 3 % 7.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 1,986,3 100.0 25 % 8.Población escolar total en el nivel y modalidad 1,747,7 100.0 (2+5). 16 % 9.Tasa Global de Escolarización (8/7). 88.0% 10.Demanda neta en edad normativa (2+5). 1,572,4 60.0% 42 11.Población escolar en edad normativa (2). 1,333,8 76.3

33 12.Tasa Neta de Escolarización (11/10). 13.Tasa Bruta de Escolarización (8/10).

% 84.8% 111.1%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda total Población Tasa de normativa escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolut % o o o 1.Población escolar en edad normativa. 2,646,4 100.0% 19 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,367,3 51.7% 1,367,3 63.8% 1,367,3 74.6 modalidad. 42 42 42 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 968,992 36.6% nivel o modalidad. 4.Población en edad normativa no atendida por el 310,085 11.7% 310,085 14.5% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda en edad normativa no atendida por el sistema. Déficit (1-2-3). 6.Demanda adicionada o extra demanda. 466,441 21.8% 466,44 25.4 1 % 7.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 2,143,8 100.0 68 % 8.Población escolar total en el nivel y modalidad 1,833,7 100.0 (2+5). 83 % 9.Tasa Global de Escolarización (8/7). 85.5% 10.Demanda neta en edad normativa (2+5). 1,677,4 63.4% 27 11.Población escolar en edad normativa (2). 1,367,3 74.6

42 12.Tasa Neta de Escolarización (11/10). 13.Tasa Bruta de Escolarización (8/10).

% 81.5% 109.3%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en Demanda edad normativa total Absolut % Absolut % o o 1.Población escolar en edad normativa. 2,671,5 100.0% 96 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,419,2 53.1% 1,419,2 68.9% modalidad. 59 59 3.Población en edad normativa matriculada en otro 921,946 34.5% nivel o modalidad. 4.Población en edad normativa no atendida por el 330,391 12.4% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda en edad normativa no atendida por el 198,235 7.4% 198,235 9.6% sistema. Déficit (1-2-3). 6.Demanda adicionada o extra demanda. 443,469 21.5% 7.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 2,060,9 100.0 63 % 8.Población escolar total en el nivel y modalidad (2+5). 9.Tasa Global de Escolarización (8/7). 10.Demanda neta en edad normativa (2+5). 1,617,4 60.5% 94 11.Población escolar en edad normativa (2).

Población escolar Absolut % o 1,419,2 76.2% 59

Tasa de Escolarizac ión

443,469 23.8% 1,862,7 100.0 28 % 90.4% 1,419,2 76.2% 59

12.Tasa Neta de Escolarización (11/10). 13.Tasa Bruta de Escolarización (8/10).

87.7% 115.2%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolariza ción Absolut % Absolut % Absolut % o o o 1.Población escolar en edad normativa. 2,695,9 100.0% 61 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,438,3 53.4% 1,438,3 67.9% 1,438,3 74.4 modalidad. 56 56 56 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 951,777 35.3% nivel o modalidad. 4.Población en edad normativa no atendida por el 305,828 11.3% sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda en edad normativa no atendida por el 183,497 6.8% 183,497 8.7% sistema. Déficit (1-2-3). 6.Demanda adicionada o extra demanda. 495,372 23.4% 495,37 25.6 2 % 7.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 2,117,2 100.0 25 % 8.Población escolar total en el nivel y modalidad 1,933,7 100.0 (2+5). 28 % 9.Tasa Global de Escolarización (8/7). 91.3% 10.Demanda neta en edad normativa (2+5). 1,621,8 60.2% 53 11.Población escolar en edad normativa (2). 1,438,3 74.4

56 12.Tasa Neta de Escolarización (11/10). 13.Tasa Bruta de Escolarización (8/10).

% 88.7% 119.2%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Descripción de la variable o indicador

Demanda en edad Demanda Población Tasa de normativa total escolar Escolarizac ión Absolut % Absolut % Absolut % o o o 1.Población escolar en edad normativa. 2,718,5 100.0% 75 2.Demanda en edad normativa atendida en su nivel y 1,510,8 55.6% 1,510,8 70.4 1,510, 76.2 modalidad. 83 83 % 883 % 3.Población en edad normativa matriculada en otro 936,522 34.4% nivel o modalidad. 4.Población en edad normativa no atendida por el 271,170 sistema. Déficit (1-2-3). 5.Demanda en edad normativa no atendida por el 162,702 6.0% 162,702 7.6% sistema. Déficit (1-2-3). 6.Demanda adicionada o extra demanda. 472,099 22.0 472,09 23.8 % 9 % 7.Demanda total para el nivel y modalidad (2+4+5). 2,145,6 100.0 84 % 8.Población escolar total en el nivel y modalidad 1,982, 100.0 (2+5). 982 % 9.Tasa Global de Escolarización (8/7). 92.4% 10.Demanda neta en edad normativa (2+5). 1,673,5 61.6% 85 11.Población escolar en edad normativa (2). 1,510, 76.2

883 12.Tasa Neta de Escolarización (11/10). 13.Tasa Bruta de Escolarización (8/10).

% 90.3% 118.5%

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Modelo: Pedro Orihuela

Edades Simples Perú 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

Población demográf ica 22,740,1 59 594,025 583,012 578,959 575,665 572,411 568,682 564,812 560,861 556,752 552,410 547,752 542,700 537,191 531,154 524,503 517,424 510,124 501,112 489,743 476,784 463,653 450,069 436,942 424,871

Poblaci Tasa de Déficit ón Escolarizac Absoluto % Escolar ión 7,836,4 34.46 14,903,749 65.54 10 7,700 1.30 586,325 98.70 15,980 2.74 567,032 97.26 22,582 3.90 556,377 96.10 198,44 34.47 377,222 65.53 3 297,70 52.01 274,710 47.99 1 396,22 69.67 172,457 30.33 5 465,43 82.41 99,374 17.59 8 506,05 90.23 54,807 9.77 4 514,17 92.35 42,576 7.65 6 515,18 93.26 37,230 6.74 0 509,11 92.95 38,639 7.05 3 502,93 92.67 39,765 7.33 5 479,63 89.29 57,555 10.71 6 468,97 88.29 62,180 11.71 4 453,48 86.46 71,016 13.54 7 426,08 82.35 91,338 17.65 6 394,53 77.34 115,593 22.66 1 348,94 69.63 152,166 30.37 6 275,82 56.32 213,916 43.68 7 208,79 43.79 267,994 56.21 0 196,88 42.46 266,773 57.54 0 139,03 30.89 311,032 69.11 7 109,73 25.11 327,208 74.89 4 82,358 19.38 342,513 80.62

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.

Edades Simples Perú 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 - 29 30 - 34 35 - 39 40 y + Intervalo de edad 0-2 3-5

Población Población Tasa de Déficit demográf Escolar Escolarizaci Absoluto % ica ón 23,130,3 8,008,928 34.63 15,121,39 65.37 23 5 592,193 7,870 1.33 584,323 98.67 581,850 16,332 2.81 565,518 97.19 578,657 23,079 3.99 555,578 96.01 576,277 202,812 35.19 373,465 64.81 573,982 304,255 53.01 269,727 46.99 572,389 404,948 70.75 167,441 29.25 568,722 475,685 83.64 93,037 16.36 564,692 517,195 91.59 47,497 8.41 560,318 525,496 93.79 34,822 6.21 555,621 526,522 94.76 29,099 5.24 550,399 520,321 94.54 30,078 5.46 544,457 514,007 94.41 30,450 5.59 538,897 490,195 90.96 48,702 9.04 534,171 479,298 89.73 54,873 10.27 529,647 463,470 87.51 66,177 12.49 524,500 435,466 83.03 89,034 16.97 519,204 403,217 77.66 115,987 22.34 511,499 356,628 69.72 154,871 30.28 500,277 281,899 56.35 218,378 43.65 486,705 213,386 43.84 273,319 56.16 473,097 201,214 42.53 271,883 57.47 459,028 142,098 30.96 316,930 69.04 445,426 112,150 25.18 333,276 74.82 432,995 84,171 19.44 348,824 80.56 421,322 62,546 14.85 358,776 85.15 1,927,72 128,591 6.67 1,799,131 93.33 2 1,650,43 56,265 3.41 1,594,174 96.59 9 1,364,25 31,366 2.30 1,332,889 97.70 5 4,991,58 28,447 0.57 4,963,135 99.43 2 1,752,70 0 1,722,64 8 47,280 912,014 2.70 1,705,420 52.94 810,634 97.30 47.06

0-5 6 - 11 12 - 16 17 - 24 25 y + 0 - 24

2,295,03 7 3,344,20 9 2,646,41 9 3,730,34 9 9,933,99 8 13,196,3 25

959,295 3,079,225 2,271,647 1,454,093 245,220 7,764,260

41.80 1,335,742 92.08 85.84 264,984 374,772

58.20 7.92 14.16 61.02 97.53 41.16

38.98 2,276,256 2.47 9,688,778 58.84 5,432,065

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.

Edades Simples Perú 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 - 29 30 - 34 35 - 39 40 y +

Población Población Tasa de Déficit demográf Escolar Escolarizació Absoluto % ica n 23,531,7 8,189,567 34.80 15,342,134 65.20 01 590,827 9,528 1.61 581,299 98.39 581,055 22,616 3.89 558,439 96.11 578,500 29,405 5.08 549,095 94.92 576,781 215,629 37.38 361,152 62.62 575,172 322,508 56.07 252,664 43.93 574,823 424,493 73.85 150,330 26.15 571,453 496,982 86.97 74,471 13.03 567,576 524,727 92.45 42,849 7.55 563,264 528,820 93.88 34,444 6.12 558,585 529,526 94.80 29,059 5.20 553,283 522,737 94.48 30,546 5.52 547,106 515,694 94.26 31,412 5.74 541,735 499,217 92.15 42,518 7.85 537,887 490,749 91.24 47,138 8.76 534,661 477,934 89.39 56,727 10.61 530,705 456,654 86.05 74,051 13.95 526,608 416,650 79.12 109,958 20.88 519,833 367,057 70.61 152,776 29.39 509,081 289,363 56.84 219,718 43.16 495,661 217,184 43.82 278,477 56.18 482,247 195,027 40.44 287,220 59.56 468,379 138,967 29.67 329,412 70.33 454,814 110,898 24.38 343,916 75.62 442,218 84,368 19.08 357,850 80.92 430,255 64,001 14.88 366,254 85.12 1,969,28 125,158 6.36 1,844,130 93.64 8 1,696,66 56,610 3.34 1,640,056 96.66 6 1,405,23 31,657 2.25 1,373,579 97.75 6 5,148,00 25,406 0.49 5,122,596 99.51 2 1,750,38 2 1,726,77 6 61,550 962,631 3.52 55.75 1,688,832 764,145 96.48 44.25

0-2 3-5

0-5 6 - 11 12 - 16 17 - 24 25 y + 0 - 24

3,477,15 8 3,361,26 7 2,671,59 6 3,802,48 8 10,219,1 92 13,312,5 09

1,024,179 3,118,486 2,341,204 1,466,865 238,831 7,950,734

29.45 92.78 87.63 38.58 2.34 59.72

2,452,979 242,781 330,392 2,335,623 9,980,361 5,361,775

70.55 7.22 12.37 61.42 97.66 40.28

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.

Edades Simples Perú 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 - 29 30 - 34 35 - 39 40 y +

Població n demogr áfica 23,946,7 79 590,015 580,677 578,496 577,119 575,868 575,638 572,697 569,293 565,485 561,327 556,592 551,051 546,186 542,625 539,570 535,794 531,786 525,450 515,694 503,582 491,383 478,778 465,978 453,362 440,867 2,016,40 9 1,741,70 4 1,451,72 9 5,311,62 4 1,749,18 8

Población Tasa de Escolar Escolarizació n 8,324,28 5 10,612 25,173 32,655 237,799 354,307 441,943 501,481 528,396 532,518 533,226 526,404 520,315 508,358 501,949 490,553 468,988 426,805 373,969 291,422 216,126 187,999 133,607 106,609 81,099 61,577 120,927 54,909 30,541 24,293 34.76 1.80 4.34 5.64 41.20 61.53 76.77 87.56 92.82 94.17 94.99 94.58 94.42 93.07 92.50 90.92 87.53 80.26 71.17 56.51 42.92 38.26 27.91 22.88 17.89 13.97 6.00 3.15 2.10 0.46

Déficit Absoluto % 15,622,494 579,403 555,504 340,697 222,812 133,925 74,157 44,301 36,775 32,259 34,923 36,277 42,693 44,237 52,072 70,582 108,989 157,817 234,028 299,568 315,583 357,776 372,169 384,879 391,785 319,940 1,961,500 1,711,163 1,427,436 1,427,436 65.24 98.20 95.66 58.89 38.61 23.26 12.88 7.74 6.46 5.70 6.22 6.52 7.75 8.10 9.60 13.08 20.34 29.68 44.54 58.09 62.67 72.81 77.73 82.60 86.42 72.57 97.28 98.25 98.33 98.33

0-2

68,440

3.91

1,688,832

96.55

3-5 0-5 6 - 11 12 - 16 17 - 24 25 y + 0 - 24

1,728,62 5 3,477,81 3 3,376,44 5 2,695,96 1 3,875,09 4 10,521,4 66 13,425,3 13

1,034,04 9 1,102,48 9 3,142,33 9 2,396,65 2 1,452,13 4 230,670 8,093,61 5

59.82 31.70 93.07 88.90 37.47 2.19 60.29

764,145 2,375,324 234,106 299,309 2,422,960 10,290,796 5,331,698

44.21 68.30 6.93 11.10 62.53 97.81 39.71

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.

Edades Simples Perú 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 - 29 30 - 34 35 - 39 40 y + 0-2 3-5 0-5 6 - 11

Población demográfic a 24,371,04 3 589,405 580,385 578,401 577,174 576,081 575,284 572,862 570,132 567,100 563,773 560,006 555,654 551,484 547,804 544,169 539,897 535,221 529,026 520,715 510,819 500,644 490,148 478,673 466,090 452,790 2,067,057 1,786,063 1,502,468 5,481,718 1,748,191 1,728,539 3,476,730 3,389,527

Población Tasa de Escolar Escolarizació n 8,466,31 34.74 1 11,020 1.87 26,145 4.50 33,951 5.87 248,298 43.02 370,656 64.34 452,108 78.59 505,097 88.17 531,799 93.28 535,949 94.51 536,662 95.19 529,814 94.61 525,371 94.55 517,056 93.76 512,476 93.55 501,696 92.19 479,836 88.88 436,341 81.53 381,467 72.11 296,808 57.00 219,885 43.05 191,205 38.19 135,850 27.72 108,337 22.63 82,381 17.67 62,514 13.81 122,630 5.93 55,581 3.11 30,868 2.05 24,509 0.45 71,117 1,071,06 2 1,142,17 9 3,164,69 1

Déficit Absoluto % 15,904,73 2 578,385 554,240 544,450 328,876 205,425 123,176 67,765 38,333 31,151 27,111 30,192 30,283 34,428 35,328 42,473 60,061 98,880 147,559 223,907 290,934 309,439 354,298 370,336 383,709 390,276 1,944,427 1,730,482 1,471,600 5,457,209 65.26 98.13 95.50 94.13 56.98 35.66 21.41 11.83 6.72 5.49 4.81 5.39 5.45 6.24 6.45 7.81 11.12 18.47 27.89 43.00 56.95 61.81 72.28 77.37 82.33 86.19 94.07 96.89 97.95 99.55 95.93 38.04 67.15 6.63

4.07 1,677,074 61.96 657,477 32.85 2,334,551 93.37 224,836

12 - 16 17 - 24 25 y + 0 - 24

2,718,575

2,447,40 4 3,948,905 1,478,44 7 10,837,30 233,589 6 13,533,73 8,232,72 7 2

90.03

271,171

9.97 62.56 97.84 39.17

37.44 2,470,458 10,603,71 7 60.83 5,301,015 2.16

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.

(cifras relativas y absolutas)

Total 1º 2º 3º 4º 5º 6º

1.00 0.23 0.18 0.17 0.15 0.14 0.13

1.00 0.23 0.18 0.17 0.15 0.14 0.13

78.58 65.07 77.15 79.23 84.22 85.28 90.80

15.46 27.76 17.63 15.03 10.19 8.42 4.11

5.96 7.17 5.22 5.74 5.59 6.30 5.09

85.00 85.74 80.48 82.61 87.21 88.44 93.18

11.50 10.05 16.45 14.01 9.51 7.86 3.83

3.50 4.21 3.07 3.37 3.28 3.70 2.99

Total 1º 2º 3º

3,494,418 819,214 646,052 580,804

3,666,996 2,745,5 540,863 208,033 3,145,4 393,232 128,212 22 90 859,672 533,062 227,414 58,738 737,083 86,397 36,192 677,958 498,429 113,899 33,724 545,621 111,524 20,813 609,488 460,171 87,295 33,338 503,498 85,389 20,540

4º 5º 6º

521,265 488,066 439,017

547,009 439,009 512,170 416,222 460,699 398,628

53,117 41,095 18,044

29,139 477,046 30,748 452,963 22,346 429,279

52,021 40,257 17,645

17,942 18,950 13,775

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. (1) Censo Escolar 1993 (2) Estadísticas Básicas 1997

(cifras relativas y absolutas) Grados Matrícula 1993 1997 Total 1.00 1.00 1º 0.26 0.26 2º 0.22 0.22 3º 0.19 0.19 4º 0.17 0.17 5º 0.16 0.16 Grados Matrícula 1993 1997 Total 1,458,590 1,661,354 1º 383,592 436,916 2º 316,780 360,817 3º 279,628 318,500 4º 251,251 286,178 5º 227,339 258,942

Promoció n 82.08 76.01 81.25 82.31 85.94 88.75 Promoció n 1,196,80 2 291,568 257,384 230,162 215,925 201,763

1993 Repetici Deserci ón 10.08 ón 7.84 16.60 7.39 10.16 8.59 9.02 8.67 6.36 7.70 4.60 6.65 1993 Repetici Deserci ón 147,521 ón 114,267 63,676 28,347 32,185 27,211 25,222 24,244 15,980 19,346 10,458 15,118

Promoció n 86.20 82.17 86.45 87.29 89.82 92.07 Promoció n 1,444,41 3 359,014 311,926 278,019 257,045 238,408

1997 Repetici Deserci ón 8.70 ón 5.10 13.02 4.81 7.96 5.59 7.07 5.64 5.17 5.01 3.60 4.33 1997 Repetici Deserci ón 132,243 ón 84,698 56,887 21,016 28,721 20,170 22,518 17,963 14,795 14,338 9,322 11,212

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa.(1) Censo Escolar 1993 (2) Estadísticas Básicas 1997

Departame ntos Amazonas Ancash Apurímac Arequipa Ayacucho Cajamarca Callao Cusco Huancaveli ca Huánuco Ica Junín

Total

T o t a l E s t a t a l N o e s t a t a l Aprobad Desaproba Retirad Total Aprobad Desaproba Retirad Total Aprobad Desaproba Retirad os dos os os dos os os dos os 100.0 71.6 18.3 10.1 100.0 71.0 18.7 10.3 100. 86.3 8.1 5.6 0 100.0 73.0 15.2 11.9 100.0 71.8 15.8 12.4 100. 91.1 5.3 3.6 0 100.0 64.3 18.9 16.9 100.0 64.2 18.9 16.9 100. 81.5 12.1 6.4 0 100.0 86.5 7.7 5.8 100.0 84.5 8.7 6.8 100. 93.9 3.7 2.4 0 100.0 65.8 17.2 17.0 100.0 65.2 17.5 17.3 100. 89.2 4.7 6.0 0 100.0 72.1 16.2 11.7 100.0 72.0 16.3 11.7 100. 80.7 9.2 10.0 0 100.0 88.2 6.5 5.4 100.0 86.1 7.9 6.0 100. 93.4 2.8 3.8 0 100.0 71.1 15.5 13.4 100.0 69.8 16.3 14.0 100. 91.8 3.9 4.2 0 100.0 65.8 16.3 17.9 100.0 65.3 16.5 18.2 100. 82.8 9.3 7.9 0 100.0 67.9 15.7 16.4 100.0 66.7 16.3 17.0 100. 90.4 3.9 5.6 0 100.0 85.6 8.0 6.4 100.0 84.7 8.6 6.7 100. 91.8 4.0 4.2 0 100.0 79.3 10.1 10.5 100.0 78.3 10.7 11.0 100. 92.4 3.0 4.5 0
123

La Libertad Lambayequ e Lima Loreto Madre de Dios Moquegua Pasco Piura Puno San Martín Tacna Tumbes Ucayali Total :

100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0

80.7 83.9 88.0 69.7 79.9 86.8 77.3 78.5 79.4 74.0 89.1 84.6 69.8 78.5

10.8 9.8 7.1 22.1 10.8 7.6 11.1 13.6 9.2 15.9 6.9 10.7 17.6 12.1

8.5 100.0 6.3 100.0 4.9 100.0 8.1 100.0 9.3 100.0 5.5 100.0 11.6 100.0 7.9 100.0 11.4 100.0 10.0 100.0 4.0 100.0 4.7 100.0 12.5 100.0 9.4 100.0

78.6 82.6 85.5 68.6 79.7 85.3 75.1 77.0 78.7 73.7 87.9 83.8 69.6 76.4

12.0 10.5 8.8 23.0 10.8 8.5 12.3 14.7 9.6 16.2 7.7 11.4 17.8 13.4

9.4 100. 0 6.8 100. 0 5.7 100. 0 8.4 100. 0 9.4 100. 0 6.2 100. 0 12.6 100. 0 8.4 100. 0 11.7 100. 0 10.1 100. 0 4.4 100. 0 4.8 100. 0 12.6 100. 0 10.2 100. 0

91.7 90.1 94.1 88.3 85.7 97.4 89.2 94.0 90.8 86.9 95.9 94.6 98.3 92.9

4.1 6.3 2.8 8.5 8.7 1.7 4.4 3.1 3.0 4.1 2.5 1.4 0.6 3.6

4.2 3.6 3.1 3.1 5.5 0.9 6.3 2.9 6.2 9.0 1.7 4.0 1.1 3.6

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Censo Escolar 1993.

124

Departame ntos Amazonas Ancash Apurímac Arequipa Ayacucho Cajamarca Callao Cusco Huancaveli ca Huánuco Ica Junín

Total

Total Estatal No estatal Aprobado Desaprobad Retirado Total Aprobad Desaproba Retirados Total Aprobad Desaproba Retirad s os s os dos os dos os 100.0 80.1 8.3 11.6 100. 80.0 8.2 11.8 100.0 81.3 10.2 8.5 0 100.0 78.4 11.7 9.9 100. 77.2 12.3 10.5 100.0 90.4 5.5 4.1 0 100.0 76.7 8.9 14.3 100. 76.6 9.0 14.4 100.0 94.5 0.6 4.8 0 100.0 85.0 11.0 4.0 100. 82.2 13.2 4.6 100.0 91.3 6.1 2.6 0 100.0 76.7 11.6 11.7 100. 76.1 11.9 12.0 100.0 84.5 8.6 6.9 0 100.0 77.2 11.3 11.5 100. 77.0 11.4 11.6 100.0 87.1 5.2 7.7 0 100.0 83.6 11.3 5.1 100. 80.6 14.0 5.5 100.0 90.7 5.1 4.2 0 100.0 80.0 11.4 8.5 100. 78.6 12.3 9.1 100.0 88.7 6.4 4.9 0 100.0 75.3 9.8 14.9 100. 74.5 10.0 15.4 100.0 86.5 6.7 6.8 0 100.0 71.0 15.4 13.6 100. 69.4 16.0 14.5 100.0 84.3 10.2 5.5 0 100.0 83.9 10.0 6.2 100. 83.1 10.4 6.5 100.0 90.0 6.4 3.6 0 100.0 82.7 8.6 8.7 100. 82.2 8.9 9.0 100.0 87.4 6.6 6.0 0
125

La Libertad Lambayeq ue Lima Loreto Madre de Dios Moquegua Pasco Piura Puno San Martín Tacna Tumbes Ucayali Total :

100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0

84.1 83.6 83.1 80.1 77.7 85.7 79.3 86.3 79.6 80.8 87.6 89.8 73.8 82.0

8.9 10.4 11.5 12.3 12.3 10.4 9.2 6.3 9.0 9.5 8.8 5.4 16.6 10.6

7.0 100. 0 6.0 100. 0 5.3 100. 0 7.6 100. 0 10.0 100. 0 3.9 100. 0 11.5 100. 0 7.5 100. 0 11.4 100. 0 9.7 100. 0 3.6 100. 0 4.8 100. 0 9.6 100. 0 7.4 100. 0

83.3 83.1 80.3 79.1 77.5 83.7 77.7 85.4 78.8 80.5 86.3 88.8 73.0 80.3

9.2 10.6 13.5 12.7 12.4 11.8 9.4 6.5 9.4 9.6 9.6 5.9 17.1 11.5

7.5 100.0 6.4 100.0 6.2 100.0 8.2 100.0 10.1 100.0 4.6 100.0 12.8 100.0 8.1 100.0 11.8 100.0 9.9 100.0 4.1 100.0 5.3 100.0 9.9 100.0 8.2 100.0

89.9 87.1 90.7 86.1 89.7 94.2 85.3 92.3 89.0 85.4 92.9 97.1 95.3 90.2

6.6 9.7 6.3 9.9 2.9 4.7 8.2 4.7 4.6 7.7 5.6 1.6 3.0 6.4

3.5 3.2 3.0 4.0 7.4 1.2 6.5 3.1 6.4 6.9 1.5 1.4 1.7 3.5

Fuente: Ministerio de Educación/ Oficina de Planificación Estratégica y Medición de Calidad Educativa/ Unidad de Estadística Educativa. Censo Escolar 1993.

126

1990

Educación, una mirada hacia adentro: analfabetismo, repitencia y deserción. Lima, IPP (Serie Aula de Cristal Nº2). Lima.

1995a 1995b

Atraso y deserción escolar en niños y adolescentes. Lima. Perú: estimaciones y proyecciones de población por años calendario y edades simples. Lima - Perú.

1995

Censo Escolar 1993. Lima - Perú.

1998

Educación en las Américas. Calidad y equidad en el proceso de globalización

1992 1993 1996a

Proyección, deserción y déficit por el método de las magnitudes globales. Ministerio de Educación. Dirección de Estadística. Lima. Indicadores educativos, un análisis crítico y propositivo. FOMCIENCIAS. Revista Peruana de Ciencias Sociales Vol 3 Nº2. La Escolarización, tratamiento y análisis. Ministerio de Educación, Oficina de Planificación estratégica y medición de la calidad educativa, Unidad de Estadística Educativa. Lima - Perú. Eficiencia Interna en el Sistema educativo, tratamiento y análisis de la eficiencia interna anual e interanual. Ministerio de Educación, Dirección de Estadística Educativa, Fondo de Naciones Unidas para la Infancia UNICEF. Lima - Perú.

1996b

1986

Metodología para determinar el grado eficiencia de un centro educativo. III Curso Multinacional de Planificación y Supervisión de la educación. Ministerio de Educación, Oficina de Presupuesto y Planificación Educativa. Organización de Estados americanos, Programa Regional de Desarrollo Educativo. Lima - Perú.

1996

Inversión en calidad de la educación pública en el Perú y su efecto sobre la fuerza de trabajo y la pobreza. Grupo de Análisis para el Desarrollo GRADE. División de Programas Sociales. Departamento de Programas Sociales y Desarrollo Sostenible. Banco Interamericano de Desarrollo BID. Washintong D.C..

1995

Calidad de la educación, desarrollo, equidad y pobreza en la región, 1980 - 1994. Boletín del proyecto principal de educación en América Latina y el Caribe Nº38.

1991

Perú: acceso, permanencia, repetición y eficiencia de la educación básica OREALC.

1993

Repetición y rendimiento inadecuado en escuelas primarias de América Latina. Magnitudes causas, relaciones y estrategias. Boletín del proyecto principal de educación en América Latina y el Caribe Nº30.

1992

Situación Educativa de América Latina y el Caribe, 1980 - 1989. Santiago - Chile.

128

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful