You are on page 1of 7

Las partes del cuerpo trabajan juntas para que todo el cuerpo

gane

La importancia de trabajar como un cuerpo nunca debe ser pasada por alto. El
trabajo como cuerpo siempre producirá más que cualquier esfuerzo realizado por
un individuo y más que el trabajo en equipo.
El trabajo en equipo hará que cada líder sonría a gusto, pero el trabajo como
cuerpo hará que el líder y su gente sean más que vencedores en cada aspecto de
la vida. Hay dos palabras importantes que componen la frase “trabajar en un
cuerpo”, una de ellas es la palabra. “Cuerpo” que según el diccionario; dice que es
“un conjunto de las partes que forman un ser humano”.
Pero también significa un conjunto de personas que, por ejercer una misma
profesión o desempeñar una misma actividad, forman una unidad. Si lo vez, son
varias partes del cuerpo trabajando por el beneficio del cuerpo entero y no
solamente para cumplir y satisfacer las necesidades de cada una las distintas
partes. Es interesante que la Biblia nunca nos compara con un equipo, sino que
nos compara o mejor dicho ejemplifica o simboliza como un cuerpo.

Hay otro significado que dice que un cuerpo diferentes partes que van unidad unas
a otras, pero que no pueden ser consideras independientes. Como cristianos y
como iglesia somos llamados el cuerpo de Cristo y no el equipo de Cristo. Cuando
Dios llama a las distintas partes para formar una sola unidad no tiene en mente un
equipo, sino un cuerpo que funciona con el mismo sentir y propósito para cumplir
un solo objetivo.

“Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los
miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.
Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o
griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo
Espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si dijere el pie:
Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Y si dijere
la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Si
todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde
estaría el olfato? Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en
el cuerpo, como él quiso. Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría
el cuerpo?
Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. Ni el ojo puede
decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo
necesidad de vosotros. Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más
débiles, son los más necesarios; y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos
dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos
decorosos, se tratan con más decoro. Porque los que en nosotros son más
decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más
abundante honor al que le faltaba, para que no haya desavenencia en el cuerpo,
sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. De manera que
si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro
recibe honra, todos los miembros con él se gozan. Vosotros, pues, sois el cuerpo
de Cristo, y miembros cada uno en particular.” 1 Corintios 12:12-27

El mundo, y la gente inconversa puede captar bien el concepto de lo que es un


equipo, porque un equipo significa dos o más personas juntas con un propósito o
dos o más animales amarrados o atados al mismo implemento, si puedes
imaginarte a dos animales atados juntos que están atados al mismo implemento
con una misma meta o una dirección en común, los cuales solo pueden caminar
en unidad y en armonía, por la fuerza porque tienen un yugo de madera y un lazo
que los obliga a caminar y estar juntos, el equipo tiene ese mismo enfoque la
obligación, pero el cuerpo tiene el enfoque en la voluntad dispuesta es decir,
cuando hay trabajo como cuerpo hay solamente una voluntad. Hay diversas partes
pero existe un solo objetivo esto es, que el cuerpo gane.

El trabajo en equipo es que el mundo inconverso usa para expresar unidad y


armonía, hay varías voluntades, conciencias y objetivos diferentes que sus
motivaciones internas tienen al individualismo, es decir, que busca su propio
beneficio. John C. Maxwell dice:”por lo general cuando colabora con otros,
usted gana, ellos ganan, y el equipo gana”. Lo interesante es que el doctor
Maxwell declara que, “por lo general”. Es decir, trabajan en equipo para que gane
su equipo pero todavía hay motivaciones y deseos personales por recibir
conocimiento o crédito de alguna manera.
Si trabajamos en equipo es posible que perdamos, pero el funcionar como cuerpo,
no es posible perder nunca.

En el trabajo de equipo las partes involucradas, tienen una esperanza secreta de


ganar y avanzar para el beneficio de si mismo.
Si el equipo gana, que excelente, pero existen pensamientos tales como: “espero
que me reconozca por mi esfuerzo”. El trabajo como cuerpo opera de manera
muy diferente. El trabajo como cuerpo funciona cuando entre todas las partes
solamente hay una voluntad, una conciencia, todos sin ninguna motivación
individualista. No hay esperanza secreta de recibir posiblemente un momento de
gloria o reconocimiento propio. Solamente existe el esfuerzo de cada parte
obrando o funcionando para que el cuerpo avance y gane.
****
Cuando hay trabajo como cuerpo
Hay solamente una voluntad
****

“Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté
de buen ánimo al saber de vuestro estado; pues a ninguno tengo del mismo
ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros. Porque todos buscan lo
suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús. Pero ya conocéis los méritos de él, que
como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio” Filipenses 2:19-22

Pablo pudo confiar en Timoteo porque era un hombre que no estaba buscando sus
propios intereses. Al soltarlo, Timoteo le dio todo, como un hijo a un padre. Su
motivación fue agradar apoyar y avanzar el evangelio en Cristo; no para formar su
propio plan de gloria personal. Rabino Harold Kushner. Dice: “El propósito de la
vida no es ganar. El propósito de la vida es crecer y compartir. Cuando mires
atrás, a todo lo que ha hecho en la vida, hallara mas satisfacción en las
alegrías que ha traído a las vidas de otras personas que en las ocasiones en
las que el las supero y las derroto”. Timoteo, y otros pocos personales en toda
la Biblia anduvieron con la mentalidad de Cuerpo seguramente le dio mucha,
mucha satisfacción y alegría a Timoteo de ver lo que hizo con su vida, llenó los
corazones de muchas personas.

En el trabajo en equipo, uno puede ser mas débil, por ejemplo; en una yunta uno
de los animales pueden ser mas débil, pero debido a que están atados juntos,
ellos hacen un esfuerzo combinando en lugar de un esfuerzo individual. Ellos solo
pueden empezar juntos y terminar juntos, pero cuado se les saca el yugo van a
sus lugares y sus vidas son distintas. Pero con Timoteo no fue de esa manera.
Cuando Pablo estaba preso Timoteo anduvo igual de fiel, como si estuvieran
juntos. En cambio en el trabajo como cuerpo no hay un primero ni segundo lugar
solo hay un cuerpo. “Para los miembros que colaboran, ayudarse uno a otros
es mas importantes que competir unos a otros”. John C. Maxwell. Cuando el
dedo chico de la mano duele, el ojo no dice, “ya se acabo mi trabajo, ya son las
5:00 p.m. me voy a casa para comer”

No, el ojo se fija en el dolor y en donde le duele al dedo, solo hay un enfoque
principal, y ese es completar juntos el trabajo y mantenerse unidos todo el tiempo.
No tengo nada en contra en el trabajo en equipo, en muchos de mis libros hablo
en el trabajo en equipo pero cuando hay algo mayor debemos enfocarnos en eso,
camino mas alto. Cuando, “El cuerpo” de Cristo empiece a funcionar como cuerpo
y menos como equipo, vamos a ver mas resultados conforme lo que Dios ha
planteado desde el principio

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que
habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que
estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.” 1
Corintios 1:10

Nadie puede esperar esto de un equipo. Cuando vez a los equipos de deportes
más exitosos en sus distintas disciplinas veras que en estos equipos también
están quienes desean y están mas interesados en su propio beneficio que en el de
su equipo, pero en el trabajo como un cuerpo esto no puede entrar en su mente.
La otra palabra de “trabajo” la una están importante como la otra, la palabra
trabajo. El diccionario Webster define como “la sustancia de un esfuerzo físico o
mental para vencer los obstáculos y alcanzar un objetivo o resultado” para que
pueda ser considerado trabajo debe haber un esfuerzo físico y mental de parte del
individuo lo que significa que puede usar fuerza física y mental por un periodo de
tiempo, entonces debe concentrar ese esfuerzo para vencer obstáculos. Para
formar un buen equipo, formalmente se tiene que pagar a las personas por el
servicio.
****
Para que pueda ser trabajo
debe haber obstáculos para vencer
****

La verdadera prueba para entender las motivaciones de los individuos y su


compromiso al triunfo no se trata de billetes, sino de su disponibilidad para trabajar
sin recompensa. Por favor, lee muy bien lo que no dije. No dije, “no pagés a
nadie”. Cuando alguien desea trabajar con nosotros en el mismo ministerio
hacemos un esfuerzo extra para recompensarle, pero la verdadera prueba para
conocer y entender sus verdaderas motivaciones es, si hará lo que hace, pero sin
recibir pago. Te digo que en el mundo y en algunos lugares entre los cristianos, es
muy difícil entender este concepto.
Para que pueda ser trabajo, debe haber obstáculos para vencer. Por ultimo, se
debe alcanzar un objetivo o resultado deseado. Cuando ponemos estas dos
palabras juntas, se convierte en unas de las fuerzas más poderosas que el
hombre pudiera conocer. Veamos las dos palabras en conjunto. Trabajo como
cuerpo: un conjunto de personas que, por ejercer una misma profesión o
desempeñar una misma actividad, (o el mismo propósito) forman una unidad
para llevar a cabo un esfuerzo físico o mental para vencer obstáculos para
alcanzar un objetivo o resultado deseado. Así como Dios quiere que
caminemos.

“de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se
ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento
para ir edificándose en amor. La nueva vida en Cristo Esto, pues, digo y requiero en el
Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,
teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que
en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda
sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.
Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido
por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En cuanto a la pasada manera
de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y
renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en
la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada
uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.” Efesios 4:16-24

La torre de Babel es un gran ejemplo de la fuerza del trabajo en equipo. Aunque


los motivos de la gente no eran los correctos. Ellos ejemplifican un gran esfuerzo
que el equipo hace para vencer los obstáculos y alcanzar un objetivo y resultado.
Pero, no lo hicieron como un cuerpo, porque quisieron conquistar, y algunos
desearon ser superiores a otros. “Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y
una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos
esparcidos sobre la faz de toda la tierra.” Génesis 11:4
Aquí vemos como Dios respondió a sus esfuerzos, como equipo. “dijo Jehová: He
aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la
obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.” Génesis 11:6

Con el trabajo en equipo las cosas que serán imposibles en el liderazgo serán las
cosas necesarias para beneficiar al cuerpo y avanzar en el reino de Dios, en lugar
del reino del individualismo. Siempre y cuando las motivaciones de la gente sean
honestad y verdaderas y sobre todo le den honor a Dios y glorifiquen a Jesucristo,
esto es cuando hay un verdadero trabajo como cuerpo.

El primer ingrediente esta aquí en Deuteronomio 2:1-6 “Luego volvimos y


salimos al desierto…” Moisés entendió el trabajo como cuerpo, pero el pueblo
solamente entendió el trabajo en equipo. Él, como el encargado del pueblo
terrenalmente hablando, sabía que la combinación del esfuerzo mental y físico de
cada una parte de un cuerpo que es lo que necesitaría para sobrevivir por
cuarenta años en el desierto, pero eso no se dio. Porque elfuelo de Dios sólo le
interesó juntarse para quejarse y burlare de sus autoridades y de Dios. Esto fue
por el beneficio del cuerpo, por eso los que salieron de Egipto no entraron a la
tierra prometida.
Si te das cuenta Moisés escribió: “Volvimos”. Su concepto de trabajo como cuerpo
fue que toda la gente volvió junta. Moisés pudo entender y captar lo que Dios le
había revelado. Al entender la importancia de trabajar en unidad como un cuerpo,
estaremos listos para abrazar nuestras diferencias, porque sabremos que son
estas diferencias, las que nos hacer un cuerpo. Si fuéramos todos iguales
entonces no seriamos un cuerpo, sino un equipo.

El apóstol Pablo también entendió el trabajo en equipo. Parece que él


constantemente tenía gente clave cerca de él en todo tiempo. En Colosenses 4:12
él menciona algunas personas como compañeros de trabajo en el reino de Dios.
La palabra compañeros de trabajo viene de la palabra griega, soon-er-gos, que
significa colaborador compañero de labor, ayudante con el que e labora. El apóstol
Pablo era un experto en entrenar y equipar a otros continuamente para trabajar
juntos como cuerpo y no solamente como un equipo.

Dios le dio al apóstol Pablo el entendimiento espiritual sobre te concepto que


nosotros somos el cuerpo de Cristo y hay muchos como los israelitas, que no
entendieron ni captaron que solamente cuando vivimos, respiramos y trabajamos
como un cuerpo, ganamos y entraremos en nuestra tierra prometida. Para ganar,
uno no necesita un equipo como más gente, sino una gente con más
entendimiento del trabajo como un cuerpo.

Todo el éxito en el ministerio en el cuál Pablo estaba involucrado, se debía a que


este ministerio no estaba basado en los esfuerzos de un solo hombre. Su éxito fue
un esfuerzo combinado de varias personas. Cuando repartimos oportunidades la
responsabilidad entre otros, todo el cuerpo gana, “Los líderes encuentran la
forma de que el equipo gane”. John C. Maxwell Aun cuando hay circunstancias
difíciles, cuando trabajamos como un cuerpo todos ganan. Los del cuerpo
ministerial del apóstol Pablo vencieron obstáculos juntos para alcanzar su principal
objetivo. Su objetivo era ir a todas las naciones y predicar el evangelio y lo
lograron gracias al trabajo como un cuerpo.

**** Cuando repartimos la responsabilidad entre todos, todo el cuerpo gana****

El que lleva la correspondencia a las iglesias era igual de importante como el que
predicaba el mensaje. “Entonces entraron en discusión sobre quién de ellos sería
el mayor. Y Jesús, percibiendo los pensamientos de sus corazones, tomó a un
niño y lo puso junto a sí, y les dijo: Cualquiera que reciba a este niño en mi
nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió;
porque el que es más pequeño entre todos vosotros, ése es el más grande.”
Lucas 9:46-48

No importa cuál parte del cuerpo eres. Las partes más pequeñas pueden ser las
partes más importantes, esto es conforme Dios está viendo el asunto. Por eso
como cuerpo, no debemos preocuparnos de los reconocimientos personales, sino
que cuerpo gane.

Nunca he participado en ningún equipo que no quiere ganar. Todos los equipos, ya
sean matrimonios, colaboradores, amigos o los equipos deportivos quieren ganar.
Todos los equipos trabajan juntos para ganar. Pero es el trabajo del cuerpo quien
tiene la vista más alta y más cerca al corazón de Dios, las partes del cuerpo tienen
un objetivo en común y es el de ganar. Cuando empiezas a formar un equipo o
cuando quieres fortalecer a que todo el cuerpo gane, no solamente algunas
partes. Recuerda que el trabajo como cuerpo, en la perfecta unidad, que producirá
los resultados de un liderazgo poderoso. Tu liderazgo necesita trabajar como un
cuerpo para que pueda ser un verdadero liderazgo poderoso.

Los matrimonios más fuertes, así como los negocios más sólidos, los mejores
amigos y aún el equipo de deportes más exitosos, todos ellos ganan através del
trabajo en equipo, pero nosotros como cuerpo de Cristo que hemos sido llamados
por su nombre para anunciar el evangelio que son las buenas nuevas de la
salvación, ganamos solamente como cuerpo cuando trabajamos como un cuerpo.

Empieza a formar un cuerpo poderoso de liderazgo que trabajará unido para llevar
algo grandioso a cabo. Si quieres saber como empezar a formar un cuerpo de
colaboradores exitosos, aquí te damos algunas sugerencias que te pueden ayudar
para comenzar:

1. Trabaja con personas que tiene una perspectiva positiva de la vida


para trabajar en armonía y junto a otras personas en un equipo.
Pregúntales acerca de las experiencias de trabajar en equipo en un pasado.
Por ejemplo en su matrimonio, sus trabajos, cualquier trabajo que
desarrollaron como voluntarios, que fue lo que hicieron, además si han
participado en algún equipo de deportes. Pregúntales su opinión acerca de
lo que es un equipo y lo que es un cuerpo.
2. Forma tu cuerpo con personas clave que tenga la habilidad de
adaptarse y ser flexibles. Los jugadores sólidos de un cuerpo son
aquellos que harán lo que sea necesario para asegurarse de que el cuerpo
gane. Harán todo lo posible para avanzar, sin impórtales quien va a recibir
toda la gloria y el reconocimiento. Todo cuerpo ne4cesita de personas que
tienen la habilidad de adaptar y hacer los cambios necesarios en sus vidas,
en sus actitudes, hábitos y habilidades. La manera más adecuada para
hacer dónde está cada y habilidades. La manera más adecuada para ver
dónde está cada uno, es ponerle a cada uno la prueba de ver qué tan
flexible son. Te vas a sorprender al ver que realmente son pocos los que
tienen la habilidad buscar primeramente el reino de Dios, pero estos son los
que sin duda alguna, tú deseas que trabajen contigo.
3. Forma tu cuerpo con personas motivadoras y que tengan iniciativa y
se pongan en acción: El cuerpo ganador es el equipo en el cuál los
jugadores se motivan el uno al otro. El apoyo verbal o emocional y físico es
importante para la vida, la salud y el éxito de cada cuerpo ganador. Si
sientes que algún miembro de tu cuerpo es negativo y no ofrece soluciones,
entonces es probablemente sea tiempo de cambiar miembros. Puede ser
aquello