Síntesis Estudio

“Necesidades y Uso Potencial de las Nuevas Tecnologías vinculadas a Internet en Microempresas y Pequeñas Empresas Chilenas”

Este resumen da cuenta de las características generales, principales resultados, conclusiones y propuestas del estudio “Necesidades y Uso Potencial de las Nuevas Tecnologías vinculadas a Internet en Microempresas y Pequeñas Empresas Chilenas”, ejecutado por Alcalá Consultores Ltda. a solicitud del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE.

a) Los principales objetivos del estudio fueron:

i) ii)

Dimensionar el valor que le asignan las micro y pequeñas empresas al uso de Internet. Conocer las áreas en las que eventualmente se concentra la mayor demanda por conocimiento y uso de Internet. Generar recomendaciones para un diseño de políticas de capacitación dirigidas al sector

iii)

La metodología del estudio apeló al uso de técnicas cuantitativas (encuesta telefónica) y cualitativas (grupo de discusión). La muestra de la fase cualitativa estuvo conformada por un Grupo de Discusión de microempresarios y otro de pequeños empresarios.

b) Principales Resultados

i)

Hay una realidad claramente diferenciada entre las micro y pequeñas empresas en cuanto a sus prácticas informáticas (equipamiento computacional y uso de la red). Entre las microempresas un 23% tiene computador y sólo un 4,7% usa Internet. En cambio un 75% de pequeñas empresas tiene computador y 58% usa Internet. En la actualidad, Internet tiene para los consultados un nivel de importancia que irá creciendo en el futuro (91,2% de los micro y pequeños empresarios tienen esta percepción). Esta relevancia es creciente en tanto existe la percepción de que todos se integrarán a la Red en un futuro próximo, razón por lo cual “estar adentro” garantizaría una cuota de participación en los beneficios potenciales de este medio tecnológico. La expectativa real de poder utilizar Internet tiene directa relación con el uso y conocimiento de ella. A mayor uso y conocimiento, menores expectativas de poder utilizar Internet como herramienta para la empresa. Por lo anterior se constituyen expectativas que se diferencian entre micro y pequeños empresarios, dados sus desiguales niveles de uso y conocimiento de la Internet. El desconocimiento de Internet implica su idealización. Esto ocurre predominantemente entre los no usuarios, quienes presentan altas expectativas sobre el crecimiento (el que no está “no podrá crecer”) y una mayor asignación de funciones a la Red, lo cual se plasma en la creencia mayoritaria de que ocurrirá cierto reemplazo virtual de las relaciones con los clientes (51%).

ii)

iii)

iv)

Con relación a lo anterior podemos decir, de acuerdo al análisis de datos cuantitativos, que siendo fundamental el uso y conocimiento de Internet en el grado de importancia que se le otorga, también es un factor influyente el tipo de empresa del que se trate. La postura “realista” de algunos microempresarios centrada solamente en la afirmación general “Internet ayuda al éxito de la empresa”, sin otorgar relevancia a otras funciones del medio, se transforma en una característica importante de este sector, independientemente de su utilización o no de la Red. Por otra parte, la percepción de acceso actual a la Red se encuentra asociada al uso actual y efectivo de tecnología informática (computador o Internet). A mayor uso, predomina una visión de mayor integración de las empresas a las nuevas tecnologías de la información. El futuro, en el caso de las microempresas, se encuentra asociado a sus propias expectativas de integración, en tanto posibles actores específicos beneficiados por el desarrollo tecnológico en curso. El desconocimiento es el problema principal que presenta Internet (en términos cuantitativos: 63%). Es posible diferenciarlo entre los no usuarios y usuarios efectivos en los siguientes términos: los primeros tienen un desconocimiento que se asocia a la totalidad del sistema y se basa en la inexperiencia (desde la cual se construye la idealización); los segundos tienen un desconocimiento de funciones particulares vinculadas a una mayor especialización del sistema para la eficiencia empresarial. Con todo, los empresarios consultados tienen una alta disposición a usar Internet en el futuro (74,2%). Los usos potenciales se relacionarían principalmente con sistemas de información (21,8%) y gestión (14,1%). Es decir, se connotan por funciones generales que constituyen un marco para posibles aplicaciones específicas, no identificadas en tanto en todos los casos se desconocen aplicaciones específicas de la Red al desarrollo empresarial y sectorial (en este punto destaca la categoría “otras aplicaciones”, con un 19%). La disposición a invertir en capacitación relacionada con Nuevas Tecnologías Informacionales se encuentra diferenciada según tipo de empresa: en general, los pequeños empresarios invertirían (51,3%) y los microempresarios no invertirían (46,5%). A nivel general, las empresas encuestadas presentan de modo predominante un índice de aceptación de nuevas tecnologías medio y bajo (de acuerdo a la aplicación del Indice de Aceptación de Nuevas Tecnologías en microempresas y pequeñas empresas construido para este estudio).

v)

vi)

vii)

viii)

ix)

c) Recomendaciones Los pequeños y medianos empresarios consultados en general atribuyen una elevada importancia a Internet, sobre todo en términos de futuro. Sin embargo, en gran medida muestran desconocimiento de las aplicaciones concretas que permitirían aprovechar al máximo los beneficios concretos de este medio. Teniendo en consideración que lo central de este estudio es el hallazgo de un “tensionado” juego entre altas expectativas y desconocimiento manifiesto, en el diseño de políticas y estrategias de acercamiento de las unidades productivas a la Red debe tenerse en consideración los siguientes puntos: i) Impulsar una coordinación interinstitucional que permita construir una línea articuladora de acceso y capacitación de uso para la micro y pequeña empresa. Es decir, una política que combine la creación de condiciones de acceso vía precio u otras medidas, y apoyo que potencie la inversión ya realizada en la conexión adquirida o disponible. Estimular la interconexión entre empresas afines o entre estas e instituciones pertinentes, estimulando el surgimiento de relaciones virtuales permanentes que aumenten la eficiencia y el ahorro de tiempo en la gestión.

ii)