LUCES DE LO OCULTO Preguntas con Respuestas

Centro Lusitano de Unificación Cultural
Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN

Para descargar de Internet: “ELEVEN” – Biblioteca del Nuevo Tiempo Rosario – Argentina Adherida a: Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu

www.11argentina.com

NOTA PREVIA
Con la publicación de esta “Luces de lo Oculto”, se ofrece al mundo un importante instrumento de estudio y esclarecimiento de innumerables y actuales cuestiones. Debemos a la superior inspiración del Maestro Koot-Hoomi las respuestas que son dadas en este libro a las más de cuatrocientas preguntas que lo integran. Fue, evidentemente, necesaria la colaboración de discípulos que, en el Plano Físico (y con plena consciencia), sirvieron de mediadores para registrar por escrito las corrientes emitidas por aquel maravillosamente sabio y amantísimo Maestro. Esos mismos discípulos, no sólo formularon sus propias preguntas como, también, reunieron y coordinaron todas aquellas que, a lo largo del tiempo, fueron hechas – oralmente o por escrito – por otros diferentes hermanos, siendo, entonces, todo el conjunto sometido a la apreciación del Maestro para obtener las respectivas respuestas. (Las notas a pié de página son de la autoría de los intermediarios y editores, a excepción de las que están firmadas con la referencia K.H., o sea, Koot-Hoomi). Como puede constatarse, son muy variados los niveles de complejidad de los temas abordados. Ellos van desde la simple (pero pertinente) pregunta que se enraíza en lo cotidiano de la existencia humana, hasta las vastas referencias de carácter filosófico o metafísico, pasando por el acercamiento a las Leyes Universales y a la Ciencia Esotérica en general de una forma más meditativa (incluyendo consideraciones de carácter más definidamente técnico). La heterogeneidad de los temas, empero, lejos de constituir un obstáculo, representa claramente la garantía de que ésta es una obra para todo tipo de lectores, dado que difícilmente alguien puede no tener interés, por lo menos, por parte de los temas tratados.

PRÓLOGO
La sistematización de concepciones filosóficas en una secuencia de pregunta/respuesta es un método practicado desde la Antigüedad y al que, periódicamente, muchos recurren para facilitar la comprensión; desde las obras platónicas hasta los diálogos de Berkeley, pasando por los libros de codificación espiritual de Allan Kardec, por la “Clave de la Teosofía” de Helena Blavatsky, hasta ejemplos más recientes (habiendo en los ejemplos citados diversos grados de mérito y perfección). Aprovechamos para agradecer la preciosa colaboración de los muchos discípulos que se prestaron a formular útiles y valiosas preguntas tanto para éste como para los anteriores libros de preguntas/respuestas editados por C.L.U.C. En muchas de esas preguntas, ya estaba contenido el valor de la respuesta, lo que nos complace considerar públicamente. Este trabajos es, justamente, ofrecido a los que buscan algo más que respuestas simplistas o devaneos agradables; a los que quieren Saber, conocer la Verdad para, de esa manera, Amar y Servir más lúcida y universalmente. Sólo Nos queda aconsejar e incentivar una amplia divulgación y una cuidada reflexión de esta obra, lo que constituirá, a Nuestro ver, un incomparable bien.

KOOT-HOOMI 1
P) ¿Qué es Dios? R) Es el Ser Absoluto, Eterno, Increado y, en Sí Mismo, Infinito e Incondicionado. Es Aquél que, por Ser, permite que todas las cosas sean. Es la Causa de todas las Causas, la Esencia de todas las existencias. De Él, cíclicamente, promana un rayo (un fragmento de su inagotable y perpetua Esencia) que da origen a todos los Universos en manifestación; es Él que les da el Ser, es Él la Fuente de donde brotan y a donde, por fin, retornan; es su punto absolutamente sintético, irradiante y reabsorbente y, sin embargo, aún así, permanece más allá de ellos como incesante movimiento (que, a la vez, es eterna e inalterable quietud). Como Logos O Verbo encarnado, es el Poder que sostiene los mundos, el Amor que lo justifica y la Inteligencia que contiene el Plano por el que se construyen y evolucionan en cadencia cíclica; es la Vida y la Substancia de todo cuanto existe (el Padre y la Madre Universales); es la garantía de la consumación evolutiva de todas las unidades de vida, en las cuales está inmanente y que, por eso mismo, ineludiblemente retornarán a la Casa Eterna

de toda la Alegría y toda la Paz; es e amoroso, el sublime Sacrificio: Él está crucificado en el Universo entero, en todas las criaturas, hasta que todo sea redimido y todas las partes vivan y expresen la Gloria del Uno.

2
P) ¿Puede ser probada la existencia de Dios? R) Si no hubiera Dios, que es el Puro e Increado Ser, vosotros no seríais, ni nada sería. No estaríais haciendo esa (o cualquier otra) pregunta, ni vuestro corazón palpitaría de Vida, ni tendríais el Aliento y la Identidad que no podéis negar. He ahí la prueba.

3
P) ¿Dónde está Dios? R) Dios está en todo como esencia pura, eso es, como Ser, como Presencia y Potencia de Vida; está dentro de vosotros (donde Lo tenéis que encontrar), está en todos los seres a vuestro alrededor (donde igualmente Ser revela), está en todo cuanto existe (y que sólo puede existir porque Él es). En verdad, todo el Universo se contiene en Su prodigiosa Mente, como un pensamiento que adquirió forma. Él penetra, alienta y sustenta el Universo entero con un fragmento de Sí Mismo (como Dios inmanente, o mejor, en su Naturaleza Inmanente, que es la que podéis conocer) y, mientras permanece (como Dios Transcendente e Inefable) más allá de toda manifestación. Aludimos, como muchos de vosotros habréis constatado, a un pasaje de Bhagavad Gita (IX,4-5), libro sagrado de Oriente. No obstante, podéis encontrar la misma enseñanza aquí repetida en las Sagradas Escrituras del Cristianismo (por ejemplo, Actos XVII, 25-28 o I, Corintios, III, 16, etc.) e, inclusivamente, en el Corán (II, 115 o XVII, 43-44. por ejemplo).

4
P) Pero, por ejemplo: ¿Cómo puede estar Dios en las piedras, si en ellas no existe Vida? R) Incluso en las piedras existe actividad, palpitación de vida. Si así no fuese, no serían posibles las asociaciones moleculares, las combinaciones de los elementos por atracción simpática o magnética. Si todo fuese inerte, si no hablase la inteligencia selectiva de la naturaleza, si no hubiese respuesta en consonancia a las Leyes Universales (que son expresión evidente de Dios), no veríamos tales relaciones, tal movimiento multicolor, generador y anunciador de vida.

5
P) ¿Hay en otros lugares del Cosmos, elementos químicos diferentes de los existentes en la Tierra? R) Sí, por ejemplo, existen universos físicos con materia más vieja, digamos así, con mayor número de años de evolución y que poseen elementos químicos no generados en ésta, no obstante, vastísima área galáctica del Universo Macrocósmico en el que se incluye nuestro sistema solar.

6
P) ¿Habrá en el futuro menos referencia a Dios? R) Tal vez se hable menos de Dios (cumpliéndose el mandamiento de no invocar Su Nombre en vano, o sea, para las pequeñas cosas de la personalidad separatista) pero, en contra partida, será mucho más comprendido (en términos científicos y menos devocionales) y vivenciado interiormente, de acuerdo con el progreso evolutivo de la Humanidad. Gradualmente, las concepciones antropomórficas de la Divinidad se irán extinguiendo, restaurándose la prístina Religión-Sabiduría sobre bases científicas y, simultáneamente, entretejidas en la vivencia universalista del Amor.

7

P) ¿Cuál es el verdadero Nombre de Dios? R) Como Dios Transcendente, que permanece más allá de cualquier condicionalismo, limitación o relatividad, Él es (El) Innombrable. Como Logos Manifestado, Su Nombre es el Sonido, El Verbo que crea, sostiene, (y, por fin, disuelve) los mundos. Quien llega a conocer totalmente ese Sonido, el verdadero Nombre de Dios, se vuelve plenamente Uno con Él, y se sumerge en el Gran, Gran Silencio. Sólo la Divinidad Ella-Misma puede, pues, emitir por completo Su Nombre Oculto; cada entidad diferenciada en el espacio y en el tiempo, sin embargo, es un ínfimo (microscópicamente ínfimo) fragmento de ese Sonido, cuya emisión tiene el tiempo de duración del Universo.

8
P) ¿Quiere decir, entonces, que el Nombre de Dios no es Jehová? R) Con certeza que no. Jehová es un nombre atribuido al Espíritu de Raza del pueblo judío, esto es, a una Entidad Suprafísica, del Reino Dévico (un dios, pero no Dios), que tutela (y, al mismo tiempo, se alimenta) con las energías del referido pueblo.

9
P) ¿Quién es el Logos Planetario? R) Es una Gloriosa Entidad cuyo cuerpo de expresión es un planeta, del cual constituye la Divinidad o la Palabra encarnada. En relación a cada planeta, el respectivo Logos (o Dios Planetario) ejecuta el Plano Mayor del Logos del Sistema Solar del que el planeta hacer parte, imprimiéndole, no obstante, Su específica cualidad o tónica-llave, especialmente, de Rayo. El Logos Planetario es el Ser que vitaliza, agrega y cualifica toda la substancia de un planeta; es el Divino Pensador que mantiene la portentosa forma mental en la que está contenida todo el recorrido evolutivo de ese planeta (traducido en todos los actos de todas las “criaturas” que en él se integran); es el Padre de todas las entidades que tienen su campo evolutivo en el planeta y que, por eso, son átomos del Ser Logoico, del que promanan.

10
P) La Entidad llamada Señor del Mundo, ¿es el Logos Planetario? R) No. El Señor del Mundo (también llamado el Anciano de los Días o Melquisedec) es el supremo Líder del Gobierno Oculto (la Gran Fraternidad Blanca) de nuestro planeta y el reflejo más puro y directo de la Voluntad Divina, del Propósito del Logos Planetario que, de esa forma, encarna.

11
P) ¿Por qué se da la existencia universal? R) Para hacer posible la vivencia del Amor, en las más diferentes formas, entre todas las partes que integran el Gran Todo. Ese es el motivo por el que la Unidad se desdobla en la diversidad que en su Seno estaba contenida como mera latencia; cuando la Esencia se torna existencia (el-modo-de-ser-externamente), la diversidad se manifiesta pero, en última instancia, dentro de los límites de la Unidad (por lo que todos llegaremos a asumir la Consciencia de la Unidad), Reparad bien que el Amor, que es relación, implica diversidad.

12
P) ¿Qué es el Hombre? R) Es un Yo Divino, una Centella o Mónada de la (en la) Divinidad Universal, un Ser Espiritual que, para realizar ciertas experiencias y desdoblar las formas de expresión de la Consciencia Divina que tiene latente, está envuelto en formas materiales. A medida que el trabajo evolutivo del Ser Humano se va completando, las formas son reabsorbidas en el Hombre Espiritual que las emanó y él, a su vez – habiendo manifestado a través de sí la Gloria de la Luz Divina -, retorna al Centro Divino del Universo, el Gran Espíritu en el que todos los Espíritus son contenidos y comulgan. Así, el Hombre constituye una línea de unión entre la Materia y el Espíritu, durante el

largo ciclo en el que el Espíritu (para tomar Consciencia objetiva de sí propio) se refleja en las formas materiales.

13
P) ¿Fueron realmente creados por Dios: el Universo, el Ser Humano y todos los seres? R) Sí, si por eso se entiende que es Dios que les da el Ser – la posibilidad de Ser – de su propio Ser. Pero si, por crear, se entiende “darles el ser, a partir de la nada”, entonces, la respuesta es negativa. El Universo y todos los seres que lo pueblan (incluyendo al Ser Humano) participan eternamente de la Eterna Substancia Divina, que es todo cuanto existe, o mejor, todo cuanto Es. La Voluntad Creadora Divina es el primordial Querer colectivo de todos los seres – y no se excluye ninguno – que en el Ser Divino tienen su Raíz, su primera y última morada, su Patria Divina. Así, diremos antes que Dios, Fuente de toda Vida y de todo Ser hace fluir – o emanar – los universos (y los seres que en ellos se manifiestan) para la cíclica peregrinación por los mundos de la Forma, al final de la cual regresan al reposo en el Gran Todo. En cada nuevo ciclo, partiendo de niveles más elevados y alcanzando expresiones finales mucho más excelsas, nuevamente las miríadas de entidades que se abrigan en el Todo Divino despiertan para el Trabajo del Espíritu con la Materia (en la Materia y a través de la Materia). Siempre que eso acontece, la Divinidad concibe y mantiene inmaculado el Plano del nuevo Cosmos, mientras innumerables huestes de seres espirituales ejecutan ese Plano, constituyendo una serie de maravillosas jerarquías de constructores de mundos y formas. De este modo, es Dios el Supremo Arquitecto, Conservador y Sintetizador del Universo; son innumerables las legiones de seres que trabajan bajo su Protección y Aliento, para ejecutar su Plano; todas las entidades existentes en el Universo tienen Ser porque Dios Es (eternamente) y, así, permiten que sean; por consiguiente, todas esas entidades son eternas y, por eso, apenas sus formas externas (pero no su verdadero Ser, espiritual) son creadas en el espacio y en el tiempo. En resumen: mucho más que Creador, Dios Es el Ser de todos los Universos y de todas las individualidades.

14
P) ¿Cuál es el sentido de la Vida? R) La progresiva manifestación de las potencialidades de la Consciencia Divina, de la que todos tienen, interiormente, una indestructible semilla.

15
P) ¿Qué es o en que consiste el Espíritu? R) El Espíritu es la Esencia Divina, una, indivisible e inmortal (que en sí misma y en su propio Plano) no tiene ni cuerpo ni forma. Podemos decir que “sobrevuela” sobre el hombre mortal, pues apenas su emanación de luz (A través de Buddhi, el Principio – o nivel de consciencia-existencia – intuicional, vehículo de Átma o Espíritu), - sus rayos – penetra y anima los cuerpos humanos. Habitualmente, sin mucho rigor, usamos las palabras “Espíritu o Mónada” como sinónimos.

16
P) ¿Qué es o en qué consiste el Alma? R) El Alma del Hombre procede del Alma Universal (Anima Mundi, Aether o Alaya). Es una realidad perenne y constituye durante un largísimo ciclo de experiencias, la directa expresión de la Mónada (o Espíritu), que es eterna. Después de eso, se asocia o retorna al Espíritu Universal, en el cual se consuma y forma una Unidad. La plenitud de individualidad (que jamás cesa) es plenitud de Universalidad (o Unidad). En otra perspectiva, podemos decir que el Alma (o Yo Superior) está compuesta de Átma o Voluntad Espiritual, Buddhi o Intuición y Manas Superior o Mente Abstracta (que se expresan respectivamente por Poder, Amor-Sabiduría y Actividad Creadora). Es el resultado de la unión entre el Padre Espíritu y la Madre Materia, siendo la mediadora entre la Mónada (la unidad divina inmortal) y la Personalidad (la naturaleza interior, externa y mortal). Constituye, en el Hombre, la sede de la Conciencia, su principio sensible y aquello que

evoluciona a lo largo de múltiples encarnaciones, hasta ser reabsorbida gloriosamente en el Espíritu, del que emanó.

17
P) ¿Existen “Almas-gemelas”? Si cada ser humano es una Unidad – la Mónada – que se desdobla en una Trinidad – el Espíritu, el Alma y la Personalidad -, ¿Cómo se justifican las Almas-gemelas? ¿Qué función, desempeñan en nuestra evolución? R) Todas las Almas tienen un principio o tendencia de unificación entre sí y sólo la forma externa les da un temporal sentimiento de separatividad. Algunas Almas tienen entre sí lazos más profundos, forjados a lo largo de tiempos pasados y/o como consecuencia de ser del mismo Rayo y, por eso, tienen una mayor solidaridad evolutiva, una jornada común más larga y más íntima. No obstante, cuando Nos referimos a “algunas Almas”, no queremos referirnos a dos – como especie de matrimonio – ni poner más leña en la hoguera de la ilusión tejida alrededor de romances de pretendidas Almas-gemelas. Aprovechamos para repetir afirmaciones ya hechas en respuestas anteriores: el Alma es hija de la relación entre el Espíritu (o Mónada) y la Forma; la Mónada es la unidad divina inmortal, la centella divina que participa del Fuego Divino (o Gran Todo) y en el que, por eso mismo, todas las otras Mónadas individualizadas están representadas. De este modo, lo importante es que aprendamos a amar todo y a todos – el Todo en todos y a todos en el Todo.

18
P) En terminología esotérica, ¿qué es o en qué consiste la Personalidad? R) La Personalidad (de la raíz persona, o sea, “máscara”), es el Yo inferior, a través del cual el Alma se manifiesta, en cíclicas encarnaciones. Está compuesta por el Cuerpo Mental (a través del cual el Hombre se expresa en términos de pensamientos concretos o analíticos), por el Cuerpo Emocional o Astral (el vehículo de los sentimientos y de los deseos) y por el Cuerpo Físico, en sus contrapartes: etérica (invisible para la mayoría de vosotros) y densa (constituida de elementos del estado sólido, del estado líquido y del estado gaseoso).

19
P) ¿Es posible enunciar y dar una idea de los grados jerárquicos que el hombre común tiene que recorrer hasta el tope de la evolución asignada para este Sistema? R) Sí. Enumeraremos esos peldaños en el Camino Ascendente con un breve comentario: Aspirante al Discipulado – Es el individuo que recientemente comenzó a distinguirse de la generalidad de la Humanidad, volviéndose un hombre de ideales. Probacionario (o Discípulo en Prueba) – Uno de los Maestros de Sabiduría, con mayor vínculo kármico y/o de Rayo con el individuo, consideró llegado el momento de poner a prueba su aptitud para recibir Su especial estímulo y para volverse un servidor consagrado. Por eso, durante un tiempo, con el obvio consentimiento del Alma del individuo, lo coloca en una situación probatoria y lo deja al cuidado (en los Planos Internos) de un discípulo Suyo más avanzado. Periódicamente, no obstante, trabaja más directamente con el Probacionario, derramando sobre él Su energía bendecidora y verificando los progresos efectuados. Discípulo Aceptado – Alcanzados los requisitos esenciales, el individuo es aceptado como discípulo del Maestro y pasa a integrar Su Grupo de Alumnos, que son necesariamente servidores del Plano Evolutivo. Esa unión existe, nuclearmente, a nivel del Alma. A partir de entonces, el discípulo empieza, a prepararse para recorrer el Camino de la Iniciación. 1ª Iniciación – En colaboración con el Maestro, el discípulo realizó un gran esfuerzo de perfeccionamiento que lo eleva muy por encima de la Humanidad común (incluyendo la mayoría de los llamados “espiritualistas”) (Sobre este asunto ver también la respuesta nº 398). El motivo justo, el control fundamental sobre el cuerpo físico y un gran desenvolvimiento del cuerpo mental constituyen los requisitos que llevan a una condición vibratoria suficiente para que (en los Planos del Alma) el miembro de la Jerarquía Oculta conocido por Instructor del Mundo (Sobre este tema, ver igualmente las respuestas nº 33 y 270), le otorgue definidamente esta iniciación. 2ª Iniciación – En esta iniciación, que es legitimada por el mismo Hierofante (el Instructor del Mundo), el discípulo alcanzó un dominio muy grande del cuerpo emocional (sublimando sus sentimientos y haciendo de ellos el vehículo del Amor, propio del Alma) y,

simultáneamente, alcanza una significativa coordinación de su vehículo Búdico o Intuicional. Su capacidad de Servir es inmensamente estimulada y su influencia comienza, ocultamente, a resonar en el mundo. 3ª Iniciación – Habiendo superado sus últimas tentaciones – en las que se enfrentó con la naturaleza del Yo Inferior, ampliamente energetizada, en centenas de encarnaciones – el discípulo subyuga toda la Personalidad al imperio del Alma (por lo menos como principio fundamental) y, en la luz superior, se transfigura. Eleva a una extraordinaria cima sus potencialidades mentales y consigue tocar las alturas de la consciencia átmica (el Principio de la Voluntad Espiritual), estableciendo por primera vez una definida ligación con la Mónada. En la ceremonia iniciática de este grado, el oficiante es el Propio Señor del Mundo. 4ª Iniciación – Representa la Gran Renuncia a todo sentimiento de separatividad. El Alma, habiendo crucificado toda noción de separatismo, se entrega en las manos de su Padre Celestial, El Espíritu o Mónada. A este grado evolutivo llegó Jesús en la encarnación que sirvió de vehículo al Maestro Universal, el Cristo Maitreya. 5ª Iniciación – En este grado, el iniciado superó toda la imperfección humana y se integra plenamente como ciudadano del Quinto Reino Evolutivo – el Reino de las Almas Libres -. Se volvió un Maestro de Sabiduría. Tiene acceso a una extraordinaria Revelación de la Magnitud del Plano Evolutivo y dispone ahora de un formidable Poder Espiritual, lo que distingue claramente la Gloria de un verdadero Maestro, mismo en comparación a un discípulo avanzado (sin embargo, hasta un Maestro es un discípulo de un Maestro más evolucionado). Después de esta iniciación, el Maestro puede aún elevarse, en actual Manvantara (un largo ciclo evolutivo), a cuatro grados más sobre los cuales, en un libro que no es específicamente dedicado a este tema, no Nos parece adecuado ocuparnos. Efectivamente, tales iniciaciones corresponden a etapas evolutivas muy distantes de los niveles en los que se encuentran la mayoría (incluso totalidad) de vosotros.

20
P) ¿Es posible que una persona sea un discípulo aceptado y, a la vez, un agnóstico? R) Sí, del mismo modo como existe un gran porcentaje de personas que son estudiantes de la Filosofía Esotérica y/o que frecuentan los medios ocultistas, y no son discípulos (o ni siquiera probacionarios) de ningún Maestro de la Jerarquía. El vínculo existente entre un Maestro y un discípulo tiene que ver con la presencia anímica del individuo, con su evolución real a nivel del Alma, y no, propiamente con aspectos externos de una de sus personalidades encarnativas. Además, en una dada encarnación, el individuo puede tener una vivencia ética correcta, una existencia que constituya un ejemplo positivo para sus semejantes, una enorme utilidad en términos grupales y, no obstante, no estar ligado a una religión o no haber manifestado inclinaciones definidas para el estudio del ocultismo. Eso acontece, por no existir, en el cerebro físico, memoria concreta de lo que ocurre propiamente en el Plano del Alma.

21
P) Es posible ser un iniciado y, al mismo tiempo, un agnóstico? R) Sí, eso puede acontecer con iniciados del 1º grado y, más raramente del 2º grado, durante toda o parte de una encarnación física. Os puedo dar un ejemplo, que tal vez os sorprenda, que tiene que ver con un hombre recientemente desencarnado: Carl Sagan. Es un iniciado de 1º grado y, no obstante, fue agnóstico.

22
P) ¿Por qué no tenemos una evidencia de la verdadera Realidad que nos guíe y que, además, evitaría que nos perdiésemos en las falsas realidades? R) En el nivel en el que sois absolutamente libres, porque sois puros Espíritus, habéis escogido encarnar en mundos de materialidad, perdiendo la evidencia de la Realidad y envolviéndoos en la irrealidad para que, iluminándola y sublimándola, pudieseis transmutarla en Realidad. Ese despertar de consciencia es justamente lo que estáis, peldaño a peldaño, conquistando, con vuestro propio esfuerzo evolutivo. Porque sois Hijos de Dios, no os podéis verdaderamente perder, tan sólo experimentar muchos caminos (aprendiendo con todos ellos). Algunos os alejan temporalmente, otros os conducen por una vía más directa para la

auténtica Realidad; pero ese es el proceso que escogisteis – en cuya elección habéis participado -. Y, de cualquier modo, nada puede evitar eternamente el retorno a la Luz Eterna.

23
P) Creo poder afirmar que la mayoría de nosotros, Humanidad, sentimos una inmensa soledad y un abismo que nos separa de Vosotros, a quienes llamamos Maestros; un abismo entre nuestra pequeñez y la voz firme y brillante que sospechamos allá en lo Alto, donde estáis. ¿Por qué este abismo y este terrible silencio que nos amarga? R) No estáis solos, discípulos amados. La Jerarquía es el símbolo vivo, la inquebrantable garantía de eso mismo. No existe ese abismo entre nosotros, pero si un entrelazar de manos, en una inmensa fila ininterrumpida por donde pasa una portentosa corriente de Amor y la afirmación de la Presencia Divina. El Amor no se ve con los ojos físicos pero vibra y se hace sentir. Abrid vuestros corazones y aprended a sentir; a ver con los ojos del Espíritu. La Realidad Divina – de la que todos somos partícipes – y el Amor de Dios – que nos une – son susurrados en el Universo, de corazón en corazón, por una larga cadena, una larga Jerarquía que procede del Ser Supremo y se va ampliando a través de Dioses Menores, Maestros y Discípulos, hasta llegar a la Humanidad común, continuando ininterrumpidamente a través de todas sus graduaciones y proyectándose aún para los Reinos Inferiores (Animal, Vegetal y Mineral). Cada ser del Universo es un pequeño escalón en esa inmensa escalera de Jacob, haciendo ligación entre lo que está inmediatamente encima y lo que está inmediatamente abajo. Por eso, Nuestros Discípulos son Nuestros Hermanos más jóvenes y, sin embargo, vuestros hermanos mayores; y los intermediarios, en vuestro mundo, de las realidades de los Cielos (los Planos Superiores). En verdad, una parte de vosotros – vuestro auténtico “Yo” – habita en esos Cielos; pero sabemos cuan necesario es un enorme esfuerzo para percibir y vivenciar esa realidad -. Sólo con esfuerzo, sólo con un gran esfuerzo de perfeccionamiento, os volvéis más sutiles, más leves y cristalinos, de forma a poder elevaros y entrever una realidad superior. La conquista es ardua y lenta; pero, Nuestro Amor está con vosotros y Nuestra fuerza hermana, también. Acordaros: en todo el Universo, de Mundo para Mundo y de Reino para Reino, el lenguaje del Amor es la garantía de la continuidad y del fluir Universal; de la donación del Ser, de la comunión de las criaturas. Hasta los Reinos debajo de vosotros se benefician de ese enlace y su seguridad y su afirmación de existencia dependen naturalmente de vosotros. Ninguna unidad de vida, por ínfima que sea, puede estar sola: todas integran la sublime Identidad Divina.

24
P) Si es por la Voluntad Divina que el Uno se desdobla cíclicamente en Universos manifestados, ¿por qué el dolor y el sufrimiento son necesarios para el Retorno a su seno? R) En la densificación de la energía universal que es la venida a la Manifestación de los mundos, el dolor es el camino más directo y mas fiel para la Ascensión, para el retorno a la Patria Divina. El Dolor desnuda al ser, puliendo y revelando las potencialidades del Alma aprisionada en la carne; agudiza y despierta la sensibilidad, la percepción y la capacidad de comunión con el mundo (y con vuestros compañeros de jornada evolutiva) que, de otro modo, permanecerían escondidas por la lasitud que deviene de un débil, limitado y engañoso “bien-estar”. El dolor es la inevitable conciencia de la limitación; y es esa conciencia la única que puede incitar a la superación de esa misma limitación. Como Yoes Divinos, nosotros mismos lo asumimos y aceptamos, cuando nos dispusimos al largo viaje por los mundos de la forma, con todas las experiencias y relaciones que en ellos es posible experimentar.

25
P) El dolor es vivido en la Tierra de un modo muy agudo y dramático. ¿Es esa experiencia particular en nuestra Humanidad? y en este caso, ¿por qué? o ¿es vivida de la misma forma por otras “Humanidades” de otros planetas? R) Todas las Humanidades tienen una vivencia de sufrimiento, en el sentido de conciencia limitada (porque está envuelta en formas relativas) pero, en nuestro Sistema

Solar, el dolor es vivido de una forma más amplia y aguda en tres planetas, o mejor, en tres esquemas planetarios: los de Saturno, Marte y (aún más) la Tierra. Es resultado de una particular experiencia en la línea del 3º Rayo (y, de cierta manera, de los 6º y 4º Rayos) que permite desenvolver preciosos atributos de consciencia, aunque de manera también especialmente penosa. Esta información ya había sido transmitida por el Maestro Djwhal Khul a través de la obra escrita en colaboración con Alice Bailey, (especialmente en el 2º volumen de “Un Tratado sobre los Siete Rayos)

26
P) ¿Qué se entiende por Ola de Vida? R) En ocultismo, esa expresión tiene más que una acepción. Sin embargo, la más reconocida es la que se refiere a la exteriorización y a la expansión del Logos en los diversos Planos de la Manifestación de Su Universo, a través de un proceso trifásico, si así lo podemos definir. La 1ª Ola de Vida constituye la exhalación del “Aliento” del Tercer Logos, Brahma (de la raíz sánscrita “brih”, que expresa el sentido de expandir, crecer o fructificar), o El Espíritu Santo, llenando el “Gran Vacío” e imprimiendo en la substancia la capacidad o potencialidad de respuesta a la Vida interna o a la Consciencia. La 2ª Ola de Vida es la expresión y el impulso del Segundo Logos, Vishnu o el Hijo, que agrega los átomos primordiales (los paramanus), consubstanciando la Forma, a través de cuyo moldaje y fricción, lentamente, despuntara la Consciencia. Da así nacimiento a la Esencia Monádica. La 3ª Ola de Vida es la emanación y el derramamiento de la Vida del Primer Logos, Shiva o el Padre, que posibilita a las Mónadas la autoconciencia, conduciéndolas al pasaje por la condición humana rumbo a la Omnisciencia y a la Plenitud.

27
P) ¿Por qué encarnamos? R) Para aprender ( a través de las experiencias que cada nueva existencia proporciona), amar, evolucionar y servir.

28
P) Si existe la reencarnación, ¿quiere eso decir que yo podría ser un perro en una vida futura? R) No. El ser humano comparte con los animales la misma naturaleza física fundamental, así como muchos instintos (que forman su subconsciente), pero se distingue claramente de esos hermanos más jóvenes por: Ser auto-consciente, lo que deviene de Tener el Principio Mental activado (aunque muy poco en las primeras etapas) y, así, un cuerpo mental definidamente constituido y formalmente organizado, lo que le permite Tener una ligación individualizada entre el Espíritu (que es pura unidad) y las formas materiales (diferenciadas y separadas) y, así Tener un Alma individual, en cuanto que la evolución animal se procesa a través de las llamadas Almas-Grupo (o, mejor, de las Almas colectivas, teniendo en cuenta que se trata de una consciencia colectiva y, no, de una consciencia grupal, en su sentido superior, propia de la evolución súper-humana). Consecuentemente, es imposible anular tales conquistas evolutivas, regresando al Reino Animal (ocultamente, el 3º Reino de la Naturaleza, que precede a la entrada al 4º Reino, el Reino Humano). Además, representaría efectivamente (como ya alguien lo hizo notar muy bien) la negación del propósito de las reencarnaciones, que son sucesivas oportunidades de aprendizaje evolutivo. Mismo cuando no existe, en una particular encarnación, algún progreso, mismo cuando se cometen las más viciosas acciones (físicas, emocionales o mentales) y se genera un pesado Karma negativo, no existe la regresión evolutiva para el Reino Animal.

29
P) Si existe la reencarnación, ¿Por qué no recuerdo vidas anteriores?

R) En el final de cada reencarnación (cuando se descarta la Forma), la suma de experiencias concretas se sublima y se subsume, de Plano en Plano, hasta su impresión final en el Alma (Esta codificación de datos experimentales de cada encarnación es recopilada en cada átomo simiente de los cuerpos inferiores del hombre, transfiriéndose de Plano en Plano hasta la absorción en el Alma). El Alma es mucho más que la Personalidad reencarnativa; ésta es apenas una expresión suya, un aspecto suyo que no la representa en plenitud. Así, cada vez que el Alma envía un rayo suyo (un brazo suyo) a la reencarnación, sólo traéis al Mundo Físico la síntesis y la esencia motivadora e impulsora de un propósito definido y muy particular, relativo a la nueva existencia. La memoria definida de vidas pasadas quedan en el dominio del Alma, a la cual no tenéis normalmente acceso, porque permanece en su propio Plano. Físicamente no tenéis recuerdos de vidas pasadas ya que no disponéis del(os) mismo(s) instrumento(s) físico(s) – expresamente el cerebro – de esas otras vidas. No obstante, en cada nuevo nacimiento, traéis latentes todas las capacidades – tan diferentes de individuo para individuo – que habéis desarrollado en encarnaciones anteriores. Y esas potencialidades – y no la memoria de hechos concretos – son lo verdaderamente importante.

30
P) ¿Qué hay de verdad en los métodos actualmente tan de moda, que afirman hacer posible la regresión de consciencia a vidas pasadas? R) Por lo expuesto en la pregunta anterior, comprenderéis que, a menos que el ser humano sea tan evolucionado que pueda por sus propios medios, elevarse a los Planos y a la Consciencia del Alma, ese camino de regresión de la consciencia no es viable, mucho menos por medios exteriores, por dirección ajena, como si fuese posible truncar la Naturaleza para obtener un “pasaporte” para Planos que de hecho y por norma son inaccesibles a la consciencia común de la Humanidad presente. Por regla general, lo que ocurre en esas sesiones supuestas de regresión de consciencia, bajo la dirección o estimulación astralizante del inductor u orientador, es la dramatización, onírica y simbólica, de medios o deseos ocultos y/o reforzados, que por veces conduce también a la sintonización, por afinidad o simpatía, con determinadas imágenes plasmadas en la Luz Astral (la más baja y desvirtuada expresión del Akasha), resultado de las vivencias de cualquier entidad.

31
P) ¿Por qué, entonces, tanta gente en los medios espirituales parece acordarse o saber de sus encarnaciones pasadas? Y en estos casos, ¿Cuál es el motivo por el qué, entre tan numerosas encarnaciones de cada uno y tan vastas posibilidades espacio-temporales, casi siempre se tiende a referir y enfatizar una supuesta vida en la antigua Atlántida (regla general, como altísimos dignatarios) o en el círculo restricto y muy próximo del Señor Cristo, en Su vida en Palestina, 2000 años atrás? R) La respuesta que daremos, casi con seguridad, va a ser considerada dura por algunos de los lectores de este libro. No obstante, no podemos dejar de decir la verdad. Sólo de esa forma os podemos ser útiles. Por el contrario, cometeríamos una falta si os diésemos a entender una supuesta bondad o corrección sobre aquello que, realmente, es errado e ilusorio. En verdad, son los hechos que son poco agradables – no la respuesta que, simplemente, los describe. Muchos de los llamados “espiritualistas” se envuelven con demasiada facilidad en las redes de la ilusión y en fantásticos enredos. Es así, por la inmadurez de su consciencia, por la relatividad de su desenvolvimiento evolutivo, por su excesiva polarización astral. El interés que manifiestan por el espiritualismo es provechoso en términos evolutivos y, en muchos aspectos, es útil para el mundo de su alrededor; no obstante, se encuentran todavía demasiado a merced de convicciones fantasiosas y continuará así hasta que conquisten un real sentido de las proporciones, un conocimiento riguroso de las Leyes Ocultas y, al final, una más elevada focalización de su consciencia. En muchos casos, esas ilusiones son sinceramente vividas y los que navegan en ellas se engañan a sí mismos; en otros casos, sin embargo, se inventa deliberadamente (para colorear la existencia o por puro exhibicionismo) y se finge para el exterior (juzgando, lo que de este modo actúan, que están seguros por la imposibilidad de comprobar la realidad o falsedad de sus afirmaciones). Obviamente, estos últimos casos asumen una mayor gravedad en términos éticos.

Muchas veces, esas fantasías (acariciadoras del ego, en el sentido inferior) son casi de una patética puerilidad, propia de “Almas-jóvenes”, que giran y giran entre remolinos de agradables emociones, de coloridas ilusiones, de juegos pseudo-espirituales. No obstante, cuando se tiene un temperamento devocional y no existe un sentido de las proporciones y una exigencia de rigor, puede fácilmente creerse que se fue protagonista de aquello o hizo parte de aquellos con cuyas vidas (históricamente conocidas) se siente mayor identificación; puede fácilmente “encarnarse” papeles de personajes que satisfagan o correspondan de alguna manera a su necesidad emocional – “espiritual”, a su necesidad de afirmación personal, a su necesidad de fomentar y dar apariencia de realidad a sueños y quimeras. En estos términos, existen en el mundo centenas o millares de supuestos Lázaros, San Pedros, Marías Madalenas, Verónicas, Pilatos, Marías Antonietas, Hierofantes de los Templos de la Atlántida (otro tema que ejerce una enorme fascinación) y una infinidad de reyes, héroes, santos y mártires. Dicho esto, hacemos una observación: existe una ínfima minoría de individuos que, efectiva y realmente, tienen (algunas) reminiscencias de vidas pasadas.

32
P) Algunos hermanos con videncia parece que tienen la capacidad para “vernos” en tiempos y ambientes diferentes del actual e interpretan esas visiones como encarnaciones pasadas. Estando la información sobre nuestras encarnaciones guardada en los Planos del Alma, ¿Quiere eso decir que esos hermanos se consiguen elevar fácil y conscientemente a esos Planos? R) La memoria individual de esas encarnaciones anteriores es la que está guardada en los Planos del Alma. No obstante, las imágenes correspondientes a los acontecimientos ocurridos en el Mundo Físico quedan impresas magnéticamente (como calcadas), en los registros Akashicos. Aún así, es inviable para quien no haya alcanzado una elevada iniciación distinguir que individualidades protagonizaron esas vivencias. En la etapa actual, poquísimos son los seres humanos que alcanzaron ese nivel consciencia – y los que lo alcanzaron, ciertamente no se dedicarían a devaneos y afirmaciones gratuitas, generalmente contraindicadas para aquellos a quienes personalmente se dirigen. Es, con todo, relativamente frecuente la visión de imágenes fragmentarias y casuales en la llamada Luz Astral (Sobre la Luz Astral, ver respuesta nº 37), y, para eso, no es necesario tener una preparación especial o un grado evolutivo prominente. Es, entonces, fácil y habitual ceder a la tentación de hacer deducciones precipitadas y atribuir éste o aquel personaje al particular hermano con el que se relacionan en ese momento.

33
P) ¿Qué es exactamente Shamballa? ¿Qué relación tiene con la llamada Jerarquía de los Maestros de Sabiduría o Gran Fraternidad Blanca? R) Shamballa es el núcleo central y supremo de la Jerarquía Oculta o Gran Fraternidad Blanca de nuestro planeta. Es el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida y la residencia oculta de los dirigentes superiores del Gobierno interno de la Tierra: el Señor del Mundo y Aquellos que con Él directamente cooperan (los tres Budas de Actividad y los tres Kumaras esotéricos). Igualmente se asientan en Shamballa los cuatro Señores del Karma Planetario. (Sobre este tema, ver igualmente la pregunta/respuesta nº 82). Los restantes miembros de la Jerarquía están divididos por tres Departamentos, cuyos jefes mantienen contacto permanente con Shamballa. Esos tres Seres – habitualmente conocidos por los Tres Grandes Señores – hacen, pues, el puente o ligación con Shamballa (digamos que son el círculo más externo de Shamballa y el círculo más interno de la Jerarquía, en su sentido restricto, que no incluye Shamballa). Son ellos: El Manu, que suministra a la Humanidad las energía del 1º Aspecto – o Poder Logoico; El Bodhisattva o Instructor del Mundo, que dirige el 2º Departamento y es el representante del 2º Aspecto – El Amor-Sabiduría de Dios. El Mahachoan, (Maha=Grande, Choan= Director, Jefe, Señor), que preside el 3º Departamento, al representar el 3º Logos – la Inteligencia Creadora de Dios.

34
P) Conozco algunas organizaciones que se denominan Fraternidad Blanca. ¿No os

parece posible que se confundan tales organizaciones humanas con la Gran Fraternidad Blanca, en el sentido oculto y riguroso? R) Está claro que la Gran Fraternidad Blanca o Jerarquía Planetaria de la que hablamos no es una organización humana. Está por encima de cualquier institución de vuestro mundo, mismo de aquellas que pueden estar por ella inspiradas, beneficiarse de su energía bendecidora o servir a sus propósitos. No obstante, puede haber quien, por insuficiente entendimiento, la identifique con organizaciones que adoptan este nombre, por lo que tal adopción debería ser evitada; y ni siquiera nos referimos aquí a los casos, obviamente mucho más graves, en los que los movimientos que usan esa designación constituyen verdaderos fraudes, grandes montajes o toscas ilusiones.

35
P) Mucha gente se auto proclama iniciado de tal o cual grado. ¿Qué es y qué no es un iniciado? R) Iniciado es aquel que fue de los irreal para lo Real (correspondiendo su grado iniciático a la medida en que ya efectuó esa reconducción); es aquél que recorre, consciente y determinantemente, las etapas finales del camino evolutivo humano y, al mismo tiempo, comienza a penetrar en el Quinto Reino de la Naturaleza, el Reino de las Almas Libres (del que se torna miembro, de pleno y definitivo derecho, al alcanzar la 5ª iniciación); es aquél que está realizando, con resoluta Voluntad, el proceso de unificación entre la naturaleza inferior y la naturaleza superior, progresivamente polarizándose en éstas y dominando aquella, de ese modo ampliando la continuidad de la actividad consciente; es aquel que, sucesivamente, conquista una (más) amplia expansión de consciencia y que tal hecho reconocido, legitimado y potenciado por la Jerarquía Oculta (y no por ninguna organización humana, sea cual fuere), resultando de ahí la adquisición de un creciente poder de penetrar en los misterios del Ser y de servir al Plano Divino; es aquél que adquiere la capacidad de ver más allá de la superficie de las cosas y de los seres y de penetrar en la realidad interior, alcanzando la Luz de la Sabiduría del Alma – de su Alma y de la Súper Alma en la que todas las Almas individuales están unidas; es aquél que, básicamente, deja de ser llevado por las circunstancias externas y, progresivamente, pasa a dirigir los acontecimientos del mundo. En una respuesta anterior, (conferir nº 19), recordé algunos datos esenciales sobre las cinco iniciaciones que llevan al Hombre a alcanzar el grado de Maestro de Sabiduría y tal vez sea útil volver a considerarla. En el sentido verdaderamente esotérico, un iniciado no es aquél que, simplemente, ve u oye “cosas”, ni aquél que estudió rudimentariamente la Ciencia Espiritual (ignorando su maravillosa vastedad), ni aquél que recibió este o aquel grado en escuelas (organizaciones humanas) dichas iniciáticas y que, por regla general, son dirigidas por individuos que ni siquiera llegaron a discípulos aceptados, aunque sean, a veces, bien intencionados. Además, la verdadera iniciación oculta, en cuanto ceremonia y en cuento hecho esencial, siempre tiene lugar en los niveles superiores del Plano Mental (en las primeras iniciaciones) o en Planos aún más elevados. Conforme ya referimos y enfatizamos, sobre todo en el 3º Volumen de las “Las Nuevas Escrituras” (“El Tiempo de las Multitudes), es un espectáculo lamentable y angustiante – y lleno de ilusión y espejismo – la repetición exhaustiva de las palabras “iniciación” e “iniciático” que se da en algunos círculos pseudo-esotéricos. La pretendida iniciación corre el tremendo riesgo de vulgarizarse tanto cuanto lo llegó a ser en el pasado, cuando los antiguos Misterios se fueron corrompiendo hasta su completa degeneración. Al comienzo del Siglo II de nuestra Era, cualquier persona podía ser “iniciada” – hombres, mujeres y niños de paupérrimo conocimiento y cultura y de cualquier condición moral -, a cambio de favores o de dinero.

36
P) ¿Qué es el Akasha? R) Es la electricidad oculta y el Alma de la Naturaleza. Es la Matriz del Universo, a partir del cual se diferenció. El paño de fondo (el substrato) y el potencial donde se desenvuelve y teje toda la animación del Cosmos manifestado. Es también el alkaest de los alquimistas y la base y el agente de toda la magia operativa.

37
P) ¿Qué es la Luz Astral? R) Es el aspecto inferior del Akasha (en cuanto la Anima Mundi es su aspecto superior). En el hombre corresponde al Linga-sharira o Cuerpo Etérico (también llamado a veces. Cuerpo Vital). A través de este compuesto aúrico que infunde y llena su complejo biofisiológico, el hombre se comunica con su correspondiente universal – la Luz Astral – pudiendo leer en ella las proyecciones de acontecimientos ahí impresas. La Luz astral es el envoltorio sutil de nuestro globo (y sistémico-planetario, en general) en que se impregnan todas las emanaciones morales y físicas que provienen del Mundo Físico y donde el mago, el chamán o los videntes inferiores leen exclusivamente sus vaticinios y premoniciones.

38
P) ¿Tiene la Kundalini alguna relación con el Akasha? R) Sí, en el fondo son una y la misma cosa. En el hombre es aquella fuerza creadora vital – el poder ígneo de la vida, el fuego serpentino – que yace latente (en el chakra Mûladhâra o Fundamental, situado en la contraparte etérica de la base la columna vertebral) y que emerge, en el debido momento según la natural evolución de su consciencia, cuando él se dedica al desenvolvimiento espiritual, encarnación tras encarnación.

39
P) ¿Qué es la telepatía? R) En vuestro plano de existencia, es un fenómeno de comunicación impresiva y sutil favorecido por la transmisión de las ondas eléctricas del pensamiento a través de la esencia etérea denominada Luz Astral.

40
P) Si en una dada encarnación fueron establecidos lazos profundamente afectivos entre personas con una muy diferente posición en la escala evolutiva, ¿será eso razón suficiente para encontrarse en otras existencias? R) Las diferencias evolutivas entre vosotros, por muy grandes que sean ahora, no tendrán importancia al final de este Kalpa, (Sobre el significado de Kalpa, ver la respuesta nº 285), de este gran periodo de manifestación universal. Aquello que conocéis como tiempo y distancia sólo es relevante desde el punto de vista de la pulverización de las múltiples personalidades encarnativas. Como Entidades Espirituales, todos nos reuniremos de forma armoniosa y equilibrada, en plenitud de consciencia, en el Seno de Aquél que nos dio Vida, y al Cual todos retornaremos por fin. Ved: el tiempo es finito y, por eso, mensurable. Sólo la eternidad es inmensurable e infinita. Todo lo que acontece en la esfera temporal de los mundos formales es finito; pero la proyección de vuestro ser en la eternidad es el Alma – y ésta tiene ligación real e indisoluble con todos los seres que alguna vez – en algún momento y en algún lugar – comenzasteis a amar. Sí, el verdadero Amor es vivido por vuestra Alma, si bien que, en este largo recorrido terreno, a través de la multiplicidad de encarnaciones. Sólo el Alma sabe amar. Cuando amáis, es vuestra Alma que habla en vosotros. A través del Amor, una parte de vosotros quedará en el ser amado y de él hará parte para siempre; a través del Amor, una parte del ser amado vive en vosotros y será parte de vosotros mismos para toda la eternidad. Todos nos fundimos e identificamos más y más – por medio del Amor – hasta la perfección final. En realidad, el Amor es la esencia y la fuerza cohesiva, la línea de menor resistencia del Universo y todos los seres sienten inexorablemente el apelo que los integrará progresivamente en la Plenitud del Ser. Por eso, no receléis: independientemente de cualquier diferencia y distancia que exista en el presente, el Amor siempre os guiará para una reunión cada vez más vívida y consolidada con todos - ¡ todos! – los seres que amáis.

41

P) ¿Existe alguien completamente ignorante, insensible o incapaz de aprender? R) No, en verdad, todos, a su escala, en cualquier nivel de consciencia que estén, poseen la facultar de lograr el conocimiento, el gusto de aprender, la posibilidad de sentirse sorprendidos, sensibilizados o extasiados ante la grandeza de las cosas que vislumbran y que presienten que todavía hay para saber. Todos los seres son contemplados con la bendición de lo Divino, todos son importantes y tienen Su reconocimiento. Todos los escalones en la Caminada son igualmente importantes, exigen esfuerzo y son difíciles de subir; por eso, para Dios, en el relativo lugar que cada uno de Sus hijos va ocupando en la larga y ardua subida, todos son igualmente sabios y meritorios – y, sobre todo, amados – cuando conquistan un paso más.

42
P) Así como otras muchas personas que conozco, casi toda mi vida me sentí inmersa en un estado de depresión o tristeza indefinida, quiero decir, sin razón aparente (por lo menos en la mayor parte de los casos). ¿A qué se puede deber esta situación, que me parece común a tantas personas? R) Muchos de vosotros tenéis reminiscencias más o menos profundas de situaciones dolorosas del pasado – no Nos referimos únicamente a esta existencia, sino sobre todo a vidas anteriores – y eso os provoca una reacción instintiva de miedo, preocupación y ansiedad, una predisposición al sufrimiento, que desde luego por si sola, genera ese mismo sufrimiento que vuestra sensibilidad teme. Por otro lado, aquellos que desenvolvieron una consciencia más sutil se vuelven necesariamente más sensibles al enorme, al tremendo dolor que se vive en la Tierra. Efectivamente, milenio tras milenio, el mundo se fue llenando de sufrimiento, de repetidos e incontables – tantas veces agudísimos – sentimientos de dolor, sea de los seres humanos sea de los animales. Vuestra atmósfera psíquica se encuentra saturada de ellos. A medida que vais rompiendo vuestro caparazón de egoísmo, no podréis dejar de sentir esa opresión que os angustia. Con el tiempo, transformáis esa angustia en anhelo de Servir (lo que muchos de los lectores de esta obra estarán haciendo)y ese bien querer será la fuerza magnética que atraerá cada vez más oportunidades de volveros constructivamente útiles. Entonces, vendrá el día en el que esa tristeza se transmutará en una lúcida alegría – mucho más fuerte, intensa, profunda y sublime que la engañosa alegría (más bien euforia) de los que todavía no despertaron para la sensibilidad al dolor del mundo.

43
P) ¿Debemos tener esperanza? R) Porque Dios, Suprema Bondad y Suprema Realidad, es el Fundamento, la Fuente de Vida y de Ser, la Energía y la Substancia, el Principio y el Fin del Universo (en el cual está inmanente), debemos tener más que esperanza: debemos tener absoluta confianza en que “el Bien porfía y el Mal desespera”(1) y que el dolor es temporal pero el Amor no tiene fin; la ilusión es pasajera pero la Realidad es Eterna (2). Cita de “Las Nuevas Escrituras, Vol. IV – Enseñanzas de Maitreya. Cita de “Siete Llaves”.

44
P) ¿Qué es la Fe? R) Sin duda que mucho de lo esencial que respondería a esta pregunta esta ya contenido en dos afirmaciones que, por eso, pensamos útil recordar. Así, hace dos mil años, el iniciado San Pablo (encarnación de Aquél que es hoy, como sabéis, el Maestro Hilarión, Choan del 5º Rayo) se expresó de esta manera: “La Fe es la substancia de las cosas que ansiamos y la substancia de las cosas que no se ven”. Eso hace parte de la Epístola a los Hebreos, del Nuevo Testamento. Más recientemente, en la introducción del Libro del Mañana, (El libro del Mañana integra el 1º volumen de “Las Nuevas Escrituras”), el Maestro Saint-Germain, Choan del 7º Rayo que colorea la Nueva Era que está comenzando, proyectó más luz sobre este tema, al afirmar. “La Fe no es la aceptación ciega de lo que no se entiende ni interesa entender más sí la evidencia de la verdad que se impone cuando intuición ilumina el intelecto, purificando los sentimientos y orientando la acción”. Añadiremos que la Fe es el confiado amparo en la Justicia y en la Bondad del Plano Divino, es la impetuosa afirmación de la Voluntad del Bien, es la consciencia de la

continuidad y el Poder de la Vida que crea, sustenta y renueva todas las cosas, es la determinación de actuar correctamente en todas las circunstancias, superando todos los calculismos, recelos y apariencias.

45
P) ¿Por qué los científicos logran descubrimientos de enorme complejidad (hasta niveles abstractos) en el dominio de las Leyes Físicas y de la Técnica pero, hasta los más osados, no son capaces de investigar con la misma aptitud las Leyes de la Sabiduría Esotérica que, igualmente, se pueden desvelar y profundizar? R) En todos los Planos de la Manifestación existen dos componentes complementarios e indisociables: la naturaleza interna y la naturaleza externa de los seres, de las cosas y de los fenómenos; el centro y la cáscara; las Leyes morales y las Leyes orgánicas. El ser humano continúa más polarizado en lo externo que en lo interno de las cosas (incluso cuando investiga y eleva su pensamiento a dominios más abstractos), continúa más focalizado en el nivel de los efectos que en las causas profundas y en las leyes morales – que constituyen el núcleo y la raíz de todas las cosas sensibles y ponderables -. Es comprensible que así sea, porque es más difícil ponderar y mensurar los niveles de mayor sutileza y espiritualidad que el mundo de la apariencia objetiva. No obstante, si los investigadores pusiesen el mismo énfasis en su investigación, ciertamente que muchas de las Leyes espirituales estarían perfectamente demostradas y la Ciencia Esotérica estaría implantada, divulgada y legitimada ante el vulgo. Caminamos para ese deseable encuentro e identificación entre la llamada investigación de los científicos del mundo y la Ciencia sin Edad (la Sabiduría Perenne de los Místicos).

46
P) ¿Es o no es fundamental la Moral? R) La Moral es fundamental en el mundo de las causas. En el futuro, los seres humanos se relacionarán con las Leyes Morales de un modo científico. Entonces, el mundo será más ordenado y, también, necesariamente más pacífico.

47
P) ¿Cómo ve la Jerarquía los actuales sistemas jurídicos, en los que se permite la práctica profesional de abogados que forjan las más enmarañadas coartadas y las más deshonestas versiones, resultando de ello grandes perjuicios para quien se encuentra dentro de la razón o, incluso, la condena de inocentes para satisfacer los deseos de venganza o los más bajos intereses económicos o de otros tipos de egoísmo, a los que (a cambio de dinero) esos mismos abogados sirven? R) Se trata, evidentemente, de situaciones lamentables. Los actuales sistemas jurídicos, en gran medida consecuentes con la inmadurez del Ser Humano, se caracterizan, desde luego, por una indebida importancia de la justicia y de la verdad formales sobre la Justicia y la Verdad substanciales. Es importante decir que el mantenimiento de exagerados formalismos sirve a los intereses socio-profesionales de algunos y no por eso (y hasta por eso mismo) deja de ser éticamente reprobable, además de generadora de protestas generalizadas contra el Sistema por parte de los ciudadanos esencialmente honestos y de las personas de bien. Se suma que los duelos escritos y verbales, que todos los días se dan en millares de salas de tribunales esparcidas por todo el planeta, tienen una ferocidad semejante – aunque a un nivel más sutil porque es psicológico – a las que caracterizaban los duelos físicos de antaño, siendo frecuentemente espectáculos lamentables y que producen vibraciones de bajo tenor en los mundos psíquicos (astral, y mental inferior). La actual súper abundancia legislativa es causa de la mayor confusión para la casi totalidad de los ciudadanos, que difícilmente pueden conocer y conformarse con tantas normas jurídicas (siendo una enorme proporción de ellas, además, simple letra muerta) y representa una consecuencia del exagerado predominio de la menta analítica y separatista, desprovista de amor y de capacidad de síntesis. Superada esta fase, la prodigalidad actual será reconducida a un número comparativamente muy reducido de preceptos sintéticos y de aplicación general y universalizante; la capacidad, adquirida por el Hombre del Futuro, de ligar y relacionar lo abstracto y lo concreto, los conceptos generales y las situaciones particulares, volverá innecesaria la presente exageración de normas jurídicas. Algunos pioneros con visión más amplia y pensamiento abstracto, podrán comenzar a trabajar en la formulación de esos principios jurídicos generales, sintéticos y.... simples. Estará en causa, naturalmente, una mayor coincidencia entre Derecho y Ética. Más tarde, cuando la verdadera ciencia esotérica esté firmemente establecida en vuestro

mundo, la admisión de los titulares de ciertos cargos fundamentales en el sistema jurídico (especialmente los que desempeñarán la función de juez), así como la selección de los que, en los casos necesarios (comparativamente muchos menos que ahora), representarán a las partes en litigio, será hecha en la base no sólo de las capacidades mentales, de la madurez ética, del sentido de equilibrio y reflexión de los individuos (requisitos mínimos e indispensables) como, también, de los respectivos condicionamientos astrológicos y, sobre todo, de Rayo. Por ejemplo: un juez deberá tener marcadamente (y en adecuada combinación) cualidades de los 4º, 7º y 5º Rayos (por este orden de importancia), siendo, por el contrario, poco recomendables aquellos que tengan un predominio del 1º y, sobre todo, del 6º Rayo (cuyas cualidades, por supuesto, son de suma importancia en otras áreas de la actividad humana).

48
P) ¿Es la Democracia la forma de Gobierno ideal? R) No, si bien que, actualmente, es la mejor posible, teniendo en cuenta que en el mundo humano no existen todavía los medios rigurosos y científicos de determinar (y hacer evidente) una escala de valores de verdadera sabiduría, de Voluntad de Bien y de justa Autoridad.

49
P) ¿Cómo se explica la existencia de tantos y diferentes regímenes totalitarios y dictatoriales en el Siglo XX? R) Por la fuerte influencia del 7º Rayo (Orden, Liberación, Magia, Ceremonial) y, aunque en menor escala, del 1º Rayo (Voluntad, Poder, Propósito, Gobierno). En verdad, se dio en este siglo la intersección entre el final de la Era del 6º Rayo – que culmina en el subciclo del respectivo 7º sub-Rayo – y el comienzo de la Nueva Era del 7º Rayo – que se inicia con el subciclo del 1º sub-Rayo. Bajo el amparo del 7º Rayo es importante conciliar adecuadamente la Libertad y el Orden, como ya se explicó en varios otros libros, expresamente “Las Nuevas Escrituras,Vol.I” y “Palabras de Oro”. El libertinaje y el orden impuesto (externa y arbitrariamente) representan vivencias desvirtuadas de esos dos polos. Cuando a ese orden pervertido se suman impulsos, negativamente filtrados, del 1º rayo y, en vez de la Autoridad natural y legítima, se manifiesta el autoritarismo déspota, en vez de la lúcida Voluntad y del determinado Poder de afirmación de Bien, se manifiesta la tiranía y la violencia, surgen consecuentemente sistemas dictatoriales y de uniformación impuesta por la fuerza.

50
P) ¿Será posible saber si la lucha por el poder político continúa a funcionar apenas como terreno propicio para las disputas o deseos de personas de menor valor o dignidad, o ya existe un número suficiente de seres humanos en el mundo que, por vivenciar la consciencia crística, por saber que tienen la fuerza interior y el saber exigidos, y por sentir las dificultades propias del momento particular que vivimos, están disponibles para asumir la espinosa tarea de elevar a los hombres al nivel que el Reloj Cósmico hoy les indica? R) En la mayor parte de los participantes en los procesos políticos de todos los países no existen motivaciones claramente altruistas y puntos de vista suficientemente amplios. Aún así, una minoría de los agentes políticos capaces de recoger alguna (o mucha, en ciertos casos) inspiración superior han representado una fuerza suficiente para poder considerar que, en los últimos años (especialmente, desde 1985), las alteraciones políticas a escala internacional presenta un saldo muy positivo. Eso, además, ha sido expresado por la Jerarquía en libros anteriores.

51
P) ¿Existen actualmente responsables gubernamentales unidos para el Bien Común, una especie de Red de Luz Planetaria de la actividad política, inspirada por la Jerarquía? En caso afirmativo, ¿tienen ellos posibilidades de tener éxito, teniendo en cuenta que la atmósfera emocional y mental, que la Humanidad crea, debe ser hoy más luminosa y pura que la de antes?

R) Existe una sintonía entre diversos responsables gubernamentales que se rigen por motivaciones esencialmente justas, aunque esa sintonía sólo exista de una manera totalmente clara y libre de contradicciones en los Planos Internos. A nivel de su consciencia física, su relación (condicionada por distintas circunstancias) es mucho menos fácil pero, como explicamos en la respuesta anterior (y conforme la Jerarquía ya expresado en otras ocasiones), el resultado de su acción debe verse con un optimismo realista.

52
P) Estando la Tierra caminando para la unidad de todos los pueblos, ¿no supondrá un atraso en el proceso de unificación del Planeta el florecimiento de pequeños países y la división de países en regiones administrativas, situaciones éstas que se están dando en diferentes puntos del globo? R) La Evolución no se procesa linealmente; está hecha de pequeños flujos y reflujos, en una progresión en espiral. A semejanza del modo como se consigue fijar un punto corrido de costura, (Por medio del llamado “punto-pie-de-flor” (punto cadeneta), también en los procesos evolutivos de la consciencia colectiva de la Humanidad lo que afirma y consolida la progresión es, de hecho, esos aquí referidos (como tantos otros) pequeños y aparentes retrocesos. De cualquier manera, llamamos la atención para lo que, sobre el asunto aludido en la pregunta, fue clarificado por el Señor Cristo-Maitreya en el texto titulado “Política” del 4º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”, (Enseñanzas de Maitreya), expresamente en los siguientes pasajes sobre el proceso de unificación planetaria: “Debe, mientras, ser hecho con el máximo respeto posible por la libertad propia de cada individuo, de cada región, de cada país, y siempre con una atenta consideración por la idiosincrasia de cada uno”. En muchos casos, la mejor forma de contribuir para la unificación y la solidaridad global (evitando el surgimiento de rivalidades y odios reprimidos pero no superados) puede ser, justamente, el reconocimiento más formalizado e institucionalizado de esas especificidades, correspondiendo a una idea de descentralización. Por lo demás, la verdadera unificación jamás puede ser alcanzada a través de la dominación, de la tiranía, de la represión económica o militar. La unidad de la que hablamos es una unidad basada en la libertad y en la participación; en la suma enriquecedora de las diversidades y no en su eliminación (menos aún, por medios impuestos o artificiales). No preconizamos un mundo a un solo color pero, si, una armónica policromía”.

53
P) El mundo tiene una imagen de los Estados Unidos de América como de una potencia rica y poderosa, ¿Puede considerarse que los E.U.A. indican al mundo el modelo que la civilización del futuro llegará a ser? R) Ya actualmente, cualquier nación que presente una población en la que convivan, por una parte, la mayor abundancia, lado a lado con la más externa pobreza es, intrínseca e inexcusablemente, una nación pobre, no importa que exista un alto porcentaje de individuos ricos. (Esta misma afirmación es enteramente verdadera si sustituimos “nación” por “planeta” e “individuo” por “país”, “región” o “continente”). La opulencia de unos al lado de la pobreza de otros es una indignidad y son ciegos los que creen que tal situación puede ser perpetuada sin graves convulsiones para todos: ricos y pobres. Es, en verdad, indigno el país que eso sustenta, fomenta y permite. El índice de progreso de una de una civilización viene dado, en gran medida, por la capacidad de gestionar y distribuir equilibradamente la riqueza y los recursos básicos; de saber crear y hacer respetar las normas que induzcan a una real justicia – de todos y para todos -. Actualmente, los países de Europa (en especial del Norte) caminan más rápidamente para ese modelo.

54
P) ¿Cómo se debe interpretar el reciente funeral, con todas aquellas ceremonias, de la Princesa Diana de Inglaterra? R) Todos los Ceremoniales constituyen medios capaces de congregar poderosísimas energías y de generar una verdadera y transcendente comunión entre todos los que son envueltos por ellos. Eso acontece de manera especial cuando están repletos de Vida (o de Espíritu, lo que, en cierto sentido, es decir lo mismo); sin embargo, cuando están destituidos

de esa autenticidad interior o se redujeron a la letra muerta, sus efectos son muy limitados (pudiendo, en ciertos casos, constituir un mero y ridículo formalismo). En el caso del funeral de Diana, las ceremonias celebradas no se limitaron a ese formalismo destituido de alma ni consistieron (básicamente) en un gratuito derroche de dinero público o en un exhibicionismo desproporcionado (como tantas veces ocurre). Por el contrario, tuvieron alma e impulso vivaz, belleza interior y verdadera comunión. Diréis, sin embargo, que si se tratara de una persona de mucha mayor nobleza de alma pero con menos brillo social, no habría tales manifestaciones. Es indudablemente verdad; no obstante, la Humanidad es lo que es y debemos tener la actitud de realismo necesario para valorar, aprovechar y potenciar lo que de bueno pueda existir. Pensad un poco: ¿por qué tantas y tan prolongadas reacciones, multitudinarias y a escala planetaria? En muchos casos, es cierto, por motivaciones superficiales, fútiles y mórbidas; pero, más allá de eso (y sobre todo), porque la generalidad de las personas están cansadas de sus existencias grises, ordinarias y mediocres y no saben salir de esa condición. Más que llorar la muerte de una mujer, lloraban por la falta de sentido de sus vidas o, simplemente, manifestaban una conmoción mucho mayor que la relativa a aquel acontecimiento. Hubo implícita una voluntad de embellecer, de dar sentido y grandeza, de dar color y magia a todas esas vidas banales. Más aún: hubo un anhelo de comunión, de “todos juntos un día”, (cita de “Las Nuevas Escrituras”, Vol. IV – Enseñanzas de Maitreya), de congregación alrededor de algo que no tenía relación con intereses personales y de lo que se quiso evocar el lado más hermoso y altruista. Cualesquiera que hayan sido los méritos o deméritos de Diana, el hecho de haberse realzado y hasta exagerado su vertiente más humana, altruista y generosa (que sin duda tuvo y constituyeron un Servicio), revelan una predisposición para el Bien, un germen de buena voluntad, lo que es de la mayor importancia. Esa reacción en cadena, esencialmente buena, fue aprovechada – y potenciada – por la Jerarquía (sobre todo por dos Maestros del 4º Rayo), como medio para la manifestación abarcante del Amor Crístico. Se generó, así, una portentosa energía que, por conmover interiormente, superó (o impidió que se formasen) barreras y resistencias. Se construyeron, colectivamente, formas mentales luminosas alimentadas con la fuerza de muchos y, por extraño que tal pueda parecer a algunos de vosotros, eso sirvió muy útilmente a la actual Manifestación Crística. Nos gustaría que meditasen sobre esto y que releyesen lo que hemos dicho sobre “El Tiempo de las Multitudes” y sobre la naturaleza de la Nueva Manifestación Crística.

55
P) ¿Arrepentirse de un error neutraliza el karma negativo que de ahí naturalmente devendría? R) La Ley del Karma trata con energías, energías que corresponden y subyacen a acciones consumadas y que, en un tiempo futuro, se convertirán y condensarán en nuevos hechos y situaciones objetivas. Podemos, pues, traducir Ley del Karma por Ley de Causa y Efecto. Cuando una entidad se arrepiente sinceramente de una falta cometida, se pone en marcha una definida energía que alterará el cómputo (o saldo) de sus acciones generales. A eso corresponderá una compensación en el impulso natural para la activación de un cierto orden de acontecimientos relacionados con la falta referida. Efectivamente, la Naturaleza no desperdicia energía; con el arrepentimiento, la necesidad de corregir una acción no correcta a través de una experiencia de sufrimiento dejó, por lo menos en parte, de existir, porque el reequilibrio energético y el aprendizaje ya se produjeron.

56
P) ¿El Karma puede hacer sentir sus efectos en la vida que está transcurriendo o sólo en vidas posteriores? R) El Karma se hace sentir (muy) predominantemente en vidas futuras pero, en algunos aspectos, también, desde luego, en la misma encarnación en la que las causas fueron sembradas. Cuanto más elevados o profundos son los niveles a los que afecta el Karma, más tiempo tardan en producirse plenamente sus efectos (así como una ola mayor implica una formación más larga); pero, por otro lado, cuanto más aguda es la capacidad de comprensión y aprendizaje, relativamente más rápido es el desdoblamiento del Karma. Por eso, el Karma más definidamente físico es aquel que más se tiende a recoger en la misma vida en que es sembrado; con todo, a medida que el ser humano va evolucionando, también

el Karma de carácter más sutil o psicológico puede ser (aunque en parte) agotado en la misma vida. Tened en cuenta, no obstante, que una situación pude no ser necesariamente consecuencia de un error (en caso de Karma negativo) o manifestación de una virtud (en caso de Karma positivo) vividos en la actual encarnación, aunque parezca tener ese nexo directo. Lo que si ocurre, es que se producen, en esa existencia, resultados kármicos de acciones – físicas, emocionales o mentales – llevadas a cabo en vidas anteriores pero que, como corresponden a características enraizadas, tienden a repetirse.

57
P) ¿Tiene el mismo peso y las mismas consecuencias, en la Justicia Kármica, el mismo error cometido por personas de grados evolutivos diferentes? R) No, de ninguna manera. La verdadera justicia tiene en cuenta el motivo, las circunstancias, el grado de conocimiento y de consciencia del agente y, además, una inmensidad de factores que no se pueden exhaustivamente enumerar (que corresponden a las mil y una circunstancias concretas posibles). En síntesis: para niveles de consciencia diferentes, responsabilidades, conclusiones y resultados igualmente distintos.

58
P) En algunos grupos supuestamente espirituales, y que proliferan por el mundo, se extiende la idea de que existirán seres privilegiados que serán salvados de una inminente hecatombe por extraterrestres de una condición espiritual superior, ¿Será realmente así? R) Si aconteciera una catástrofe a escala mundial, como en esos medios auguran, la supuesta “salvación”, en términos meramente físicos y limitados a una específica encarnación, sería irrelevante para la Evolución real del ser – del Hombre Interno o Espiritual -. Obviamente, la vida no va a desaparecer de este planeta físico, por lo menos durante muchos (y muchos...) millares de años. Que quede claro: no habrá ningún “fin del mundo” ni nada parecido. Ojalá que llegase, si, el final del mundo viejo, de los valores caducos, estrechos, egoístas y separatistas. Y afirmaciones como la referida en la pregunta están repletas de egoísmo y separatividad (pretendidamente espirituales) y, claro, de sensacionalismo gratuito, que en nada contribuyen – por el contrario – para la construcción de un mundo mejor, que tendréis que construirlo vosotros mismos. Como uno de Nuestros discípulos muy bien sintetizó: el nuevo mundo se construirá con manos humanas – divinamente inspiradas, pero con manos humanas -.

59
P) ¿Qué es MIZ TLI TLAN? R) Nada.

60
P) ¿Tiene el 8 de Agosto de 1988 algún significado especial para la evolución de nuestro planeta? R) No, no tiene ningún significado especial.

61
P) ¿Es verdad que los antiguos magos talantes emprendieron trabajos que implicaban mutaciones genéticas no sólo de animales, como también en los seres humanos, y como consecuencia de los cuales se originaron las razas blanca, amarilla, roja y negra? R) No. El objetivo evolutivo esencia de la 4ª Raza Raíz era el desenvolvimiento del cuerpo y la consciencia astrales (o sensorial-emocional) y, por consiguiente, su polarización no había superado todavía ese nivel. Conforme a eso (y a pesar de lo que fue transmitido incluso por literatura valiosa y básicamente creíble), no sería natural que los atlantes hubieran desenvuelto técnicas que sólo se consiguen con una gran destreza y un agudo desarrollo del cuerpo mental (que en ellos, como se desprende, era todavía incipiente y amorfo). Es verdad que entre ellos se encontraban, ocasionalmente, seres de otras evoluciones

(distantes de la masa humana, del mismo modo como Aquellos a quienes llamáis Maestros se encuentran por en cima del hombre común); no obstante, su papel al lado de la Humanidad de entonces se caracterizó por un estímulo energético a niveles básicamente astrales, como se les permitía, casi en exclusiva, en la etapa evolutiva de la Humanidad de aquel tiempo.

62
P) Por lo que parece esbozarse, partir de una información imprecisa conlleva el riesgo de errores exponenciales. ¿Es así? R) En muchos casos, tales afirmaciones y veredictos (a veces simples errores de interpretación) se establecen firmemente como pre-supuestos y se desdoblan en cadenas sucesivas, con contornos cada vez más alejados de la verdad original. Frecuentemente, se vuelve casi imposible retroceder, desenredar el hilo de la madeja y llegar al punto de partida. No obstante, la consciencia humana es limitada y, por eso, aunque ese riesgo pueda ser minimizado, no puede ser evitado, mismo cuando Nos servimos de los más adecuados intermediarios.

63
P) ¿Qué pasa, cuando con la mejor intención, creemos en premisas erróneas? R) Esa misma buena intención, que es Amor, acabará por reconduciros, más adelante, al camino de la realidad. No perdisteis el tiempo, porque, al final, tuvisteis una oportunidad de agudizar vuestro discernimiento y de ampliar vuestra comprensión (que es mucho más importante que la creencia) y, mientras, habréis actuado amorosamente. El Amor es la mayor Verdad del Universo y en él reside el merecimiento kármico que os proporcionará el medio de desvanecer equívocos e ilusiones.

64
P) Si fuera absolutamente necesario matar a un ser humano como único medio para impedir la masacre de inocentes perpetrada por él, ¿Sería eso considerado legítimo por la Jerarquía? R) Sí, si la motivación de ese acto fuera absolutamente no egoísta y defensiva (luego, destituida de ofensividad). Constituye un caso excepcional, que justifica una solución sólo excepcionalmente admisible. Se trata de, ante la inevitabilidad presente de un mal, optar determinadamente por un mal menor. Está en causa, al final, un justo sentido de las proporciones, basado en un bien fundamentado sentido ético y del deber. Mismo así, y sobre todo, en tal situación, ese acto extremo debería ser llevado a cabo con la más amorosa consciencia posible.

65
P) En el campo de las Artes, ¿Cuál es el que tiene mayor influencia positiva en la vida de las personas? R) Todas son importantes y todas pueden constituir una abundante fuente de inspiración. No obstante, la música influencia y sensibiliza a la mayoría de las personas, incluso a las menos cultas o más embrutecidas, lo que no se da tan fácilmente en todas las otras Artes. Por otro lado, por alguna razón el oído es el sentido más antiguo, el primero que se sensibilizó y desarrolló, (Lo que comenzó a ocurrir ya en la 1ª Raza-Raíz. (K.H.)). En el largísimo recorrido evolutivo humano, después del descenso a la materialidad, la primera interacción con la naturaleza fue auditiva. Más tarde, (En la 3ª Raza-Raíz, (K.H.)), surgió la visión y con ella, y su perfeccionamiento, se desenvolvieron otras ramas del Arte, especialmente, la Pintura, la Escultura y la Arquitectura (a través de las cuales también fue posible vislumbrar las potencialidades creadoras del genio humano).

66
P) ¿Es algo negativo la llamada música Rock? R) Depende de los casos, hasta por la amplísima diversidad de expresiones ya incluidas en este concepto. Existen muchas aberraciones, que no constituyen nada más que la

manifestación de instintos primarios; existen temas que podemos considerar neutros, correspondiendo a la madurez psicológica media de la Humanidad; existen igualmente ( en esa, como casi en todas las formas musicales) creaciones constructivas, inspiradas y hasta geniales y sublimes. Mal y bien utilizada, es claramente una expresión musical de la Era de la Electricidad y, de cualquier manera, permitió una liberación energética sin precedentes en ese campo. Tiene latente una potencia que, incluso, siendo tantas veces pésimamente utilizada, está llena de virtualidades, que se continúan (y continuarán) a desdoblar y a combinar. Ya dio una importante contribución para la aproximación entre los pueblos, así como importantes momentos de comunión y solidaridad planetaria (Como por ejemplo, el “Live Aid”, en 1985). Por eso, ni una adhesión primaria y exclusivista ni un rechazo prejuicioso y absurdamente conservador son actitudes equilibradas. Derivan de un conocimiento imperfecto (o limitado).

67
P) ¿Qué es la música de las esferas? R) Es la “Canción del Universo”, la Armonía y la relación matemática entre todos los cuerpos siderales, unidades colectivas de vida. Es el batir misterioso y unísono de todos los corazones de ese Universo, la pluralidad, la infinidad de todas las notas-clave. En una sintonía sin par, preñada, propulsora y glorificadora de vida. Es el número (la esencia oculta) de todas las cosas creadas, en vibrante sintonía.

68
P) La utilización del color con criterio parece ser un útil instrumento para la salud. ¿Es ésta una más de las exageraciones o mitos que circulan actualmente? R) No. De hecho, la llamada “cromoterapia” puede ser de gran utilidad en el reequilibrio de la salud, sobre todo cuando los métodos de su aplicación irradiante, generalizada o localizadamente, se desenvuelvan de forma más amplia y perfecta. En vuestra esfera – el Mundo Físico – se encuentra todavía en un estado poco más que inicial (habiendo, claro, errores técnicos y aplicaciones incorrectas) pero su valía es indiscutible.

69
P) En los medios ocultistas es común oír críticas al uso de ropas oscuras, especialmente marrones y negras. ¿Tiene eso alguna consistencia? R) De manera general, es preferible que sean claras, principalmente para aquellas personas que puedan presentar más fragilidad psíquica. No obstante, y particularmente en invierno, la mayoría de las personas las puede utilizar sin el menor daño. El color, a nivel físico, es una energía muy densificada y sin tono. Solamente cuando es activada, particularmente por la luz potente del Sol, se vuelve más sutil, radiante e incisiva. Hay, ciertamente, mucha superstición y especulación sobre ese tema. El marrón abunda en la naturaleza. Es el color de la tierra y de los troncos de los propios árboles, que no tienen, obviamente, nada de negativo. En cuanto al negro... el propio Maestro Saint-Germain, en su última encarnación sobre la Tierra, se vestía habitualmente de negro (y dorado) y Él, ciertamente, no estaba influenciado por las fuerzas de las tinieblas...

70
P) ¿Actúa correctamente el discípulo que da mucha importancia a su vida profesional? R) No, excepto en los casos, actualmente muy raros, en que la actividad profesional le permita un verdadero y amplio campo de servicio. En la mayoría de los casos, la profesión es una simple cuestión de la personalidad, que debería ser tomada como la manera de garantizar la subsistencia del discípulo en causa (y de los que de él, económicamente, puedan depender) y ser desempeñada con sobria eficiencia, de manera a no gastar indebidamente la energía que debe ser canalizada para el servicio al Plano. Es verdaderamente a eso – Servir al Plano, Servir a Dios, al Maestro, a la Humanidad y a todos los seres – a lo que el discípulo debe dar gran importancia (no apenas en teoría sino en una práctica continua y consistente). Otro modo de actuar no es apropiado con la condición de discípulo de los Maestros de la Gran Fraternidad Blanca.

71
P) En algunos pasajes de diferentes libros superiormente inspirados, como por ejemplo las obras de Alice Bailey y, más recientemente, las del Centro Lusitano e Unificación Cultural, la Jerarquía ha hecho un vehemente apelo para la canalización de dinero para el Servicio. ¿ De qué manera, aquellos que quieren disponibilizar esos medios financieros, pueden darles una utilización provechosa? R) Lo más importante es que exista el impulso de dar e, infelizmente, eso aún es muy raro. Muchas veces, se manifiesta esa voluntad de dar y se pregunta “¿A qué o a quién puedo dar mi contribución?” por simple hipocresía; aclarada la pregunta, aparecida la oportunidad, es ahí que la contribución es negada o retrasada indefinidamente, excepto si se destina a compensar cualquier (supuesta) protección al yo personal. Por el contrario, aquellos que tienen el verdadero deseo de dar, siempre encuentran los medios y los fines para hacerlo. A éstos, no obstante, justamente porque tienen ese impulso, es justo que les facilitemos el camino ayudándolos a tener más rápidamente una noción de los campos en los que, de esa manera, pueden ser útiles. Así, enunciaremos a continuación algunas de las áreas en las que la carencia de medios financieros es habitualmente sentida y en las que el auxilio monetario puede constituir un magnífico servicio. Para que un grupo esotérico, con una actividad verdaderamente importante en la revelación y expansión de la luz, pueda llevar adelante su trabajo, es necesario efectuar incontables pagos, sobre todo, cuando eso implica ediciones. La amplitud de la difusión de ese nobilísimo trabajo (que tiene como objetivo sanar todas las causas de todos los males y de todas las miserias) está condicionado por la existencia o por la carencia – generalmente carencia – de medios financieros. Por ejemplo: regalar libros como éste, no sólo da a quien recibe la posibilidad de acceder a una luz más amplia, sino que, también, aporta fondos para quien (casi siempre con dificultades y luchando contra todo género de obstáculos) publica esas obras. Innumerables organizaciones filantrópicas, realmente meritorias, luchan con las mayores dificultades económicas para poder llevar adelante sus actividades de asistencia a los más necesitados o para continuar a mantener valores nobles en las relaciones entre los seres humanos (o entre los seres humanos y otros seres vivos, incluyéndose ahí el planeta como un todo). Muchas otras organizaciones semejantes podrían ser creadas, si esos medios financieros fuesen disponibilizados. Hay muchos planes bien elaborados, cuya ejecución tendría mucha importancia. De resto, los organismos bajo tutelas gubernamentales raramente dejan de beneficiarse en la administración de los fondos existentes; por otro lado, muchos esoteristas (como otras personas sin una religión en particular) canalizan sus dádivas, para fines (digamos así) caritativos, para iglesias instituidas (o entidades bajo su control) que, beneficiándose de eso, abusivamente, se presentan como detentoras exclusivas del sentido filantrópico (aunque retengan incontables fortunas...) y, así, de la respetabilidad social. De esa forma, van perpetuando su control sobre las conciencias. Al debido momento, surgirán instituciones bancarias (que remunerarán los depósitos de la misma forma que los otros) y cuyos beneficios serán canalizados para fines que promuevan el Bien General. Podéis ayudar a su surgimiento y consolidación. Ya existen algunas tentativas y experiencias en este ámbito. Un mayor profundamiento y perfeccionamiento vendrá en un futuro próximo. Otro frente de gran importancia es la creación de medios de comunicación social (o espacios definidos y regulares en los ya existentes) donde las ideas más nobles puedan ser libre y claramente expresadas por quien tiene la verdadera legitimidad para hacerlo. Eso no ha acontecido (o, por lo menos, raramente). Incluso las revistas dichas esotéricas tienen, casi invariablemente, un predominio (o exclusividad) de ingredientes indeseables. Para que el objetivo aquí propuesto pueda ser alcanzado, es necesario que haya quien aporte el dinero imprescindible y sepa tener el justo sentido de la jerarquía del valor de las cosas. Pueden también ser canalizadas aportaciones para hacer más asequibles las comidas vegetarianas (variando y aumentando sus ingredientes), los productos naturales, los juguetes verdaderamente constructivos, etc. Y para agilizar los respectivos circuitos de distribución. Lo mismo debe ser dicho en relación a la promoción y sustentación de mejores métodos pedagógicos. Para desencadenar toda una serie de movimientos de exteriorización y unificación de lo

más noble que existe en el Alma humana – el Día del Perdón, (sobre el Día del Perdón o de la Reconciliación, léase “Las Nuevas Escrituras” Vol. IV – “Las Enseñanzas de Maitreya”y “Palabras de Oro”.), por ejemplo, - y de la construcción de un Nuevo Mundo – especialmente, el inicio del trabajo para el posterior establecimiento de la Fraternidad de las Naciones y de un Gobierno Mundial, así como las iniciativas ecuménicas e interculturales a todos los niveles, también son necesarias grandes sumas de dinero. Ellas tienen que surgir de algún lado; pensad bien quien debe y quien puede (y en que medida) contribuir para todas esas cosas.

72
P) Dice el Ocultismo que el discípulo se va capacitando a leer progresivamente, las Leyes y Misterios de la Naturaleza en el Akasha. ¿Cómo o por donde comenzar? R) El ser humano está, de hecho, literalmente inmerso en la Anima Mundi (el Alma del Mundo o Akasha) y es por ella animado, vivificado y lleno. No obstante, durante mucho tiempo, no sabe comunicarse e iluminarse con su esencia y de ella – del Alma del Mundo – extraer los significados. Veamos la siguiente imagen: el Alma individual está ligada al Alma del Mundo como un lago lo está relativamente a un determinado océano que lo alimenta. En el presente caso, los dos caudales se comunican en una base subterránea – más profunda y más interna. Así, aunque en la superficie parezcan desconectados e independientes, el lago y el océano, en realidad, están profundamente ligados y las mareas del Océano tienen inevitablemente su reflujo y su repercusión en el lago. El hombre necesita, pues, aprender a adentrarse en su interior para encontrar ese canal sumergido (y, por eso mismo, oculto); necesita acceder a las profundidades de la consciencia, allí donde reside el camino para el Océano de la Vida. Comúnmente, a eso se llama meditar: llegar a lo más íntimo de nosotros mismos, progresivamente a lo más íntimo que nos va siendo posible. Se trata de un trabajo silencioso, de quietud – y de constancia. Esta meditación a la que hago referencia es una meditación de todos los días, de todas las horas, de todas las situaciones: es un nuevo paradigma existencial. Preguntaréis: ¿Cuál es el móvil y cuál es la substancia con la que nos relacionamos, primeramente, en la meditación? Podemos decir simplemente que la respuesta vendrá, la dirección se encontrará y la substancia será reconocida cuando completéis esa búsqueda interior con las bases de un estudio serio de la Filosofía Oculta (en buena parte ya disponible en literatura fidedigna), de la observación de los fenómenos de la naturaleza y, sobre todo, de las respectivas Leyes, así como de la deliberada utilización, cuidada y perseverante, de la mente y del discernimiento. En esa base, poco a poco, veréis iluminarse los pequeños y grandes significados. Evidentemente, esa comprensión tiene innumerables niveles o capas, de diferentes complejidades y profundidades. Basta el sentido común para admitir la imposibilidad de entender inmediatamente toda la vastedad del sistema universal y toda la extraordinaria gama de sutilezas e Inter.-relaciones. Un largo y continuo esfuerzo – de muchas y muchas vidas – es, en verdad, necesario. Lo que importa, sin embargo, es que no continuéis retrasando vuestra búsqueda y que sepáis perseverar, evitando las fórmulas simplistas e (inevitablemente) ilusorias.

73
P) ¿Por qué se permitió en el pasado a los monjes tibetanos dedicar íntegramente sus vidas a la propia evolución y “salvación” – siguiendo así, a mi ver, una vía egoísta – en vez de dedicarse, aunque fuese en parte, a la ayuda altruista y a enseñar a la Humanidad en general? R) En ese pasado, el nivel de consciencia a que había llegado un número razonable de miembros de esas cofradías (por un lado) y el nivel en el que se encontraba la media de la Humanidad (por otro lado), así como los respectivos lenguajes mentales, eran de tal forma dispares que los intercambios directos y objetivos serían prácticamente infructíferos. Así, la irradiación energética, resultado de la continuada polarización de la consciencia de esos monjes en niveles elevados, constituía prácticamente la única forma de beneficiar a la generalidad de las personas. Hoy, que el conocimiento en el mundo está más y mejor distribuido, que se apreció un considerable desenvolvimiento mental de la Humanidad y el nivel de consciencia global es mucho más homogéneo, no se justifican ya la proliferación de cofradías religiosas de

conocimiento estancados ni los métodos de total reclusión y aislamiento.

74
P) ¿Es loo mismo un tulku que un lama tibetano? R) No, rigurosamente, Tulku es la designación tibetana que caracteriza una entidad (generalmente un lama) capaz de transportar momentáneamente la consciencia de otro ser de elevada estatura espiritual, actuando como su intermediario.

75
P) ¿Cuándo viajamos (físicamente) el Alma se mueve con el cuerpo? R) No; Lo que se traslada es el vehículo (el cuerpo físico) a través del cual el Alma se manifiesta. Lo que muda, pues, no es la localización del Alma (además ella no tiene localización física) pero, si, el mecanismo por el que ella se puede expresar. Es algo semejante a la situación en la que, al dislocaros con una radio portátil, en ella captáis, en distintos lugares, la transmisión de una estación emisora que, naturalmente, no se está moviendo.

76
P) A veces oigo hablar o leo la alusión a los “Planos paralelos” pero no estoy segura de saber muy bien su exacto significado. ¿Podéis enseñarme algo sobre ese tema? R) Los Planos llamados paralelos o, con otra designación, los Planos internos son Mundos secuenciales de existencia, de consciencia y de densidad vibratoria (o sutileza vibratoria, sí se consideran en sentido ascendente) pero que, a la vez, se interpenetran. Para ilustrar esta explicación, tomemos como ejemplo una esponja: en ella pueden coexistir, ocupando un mismo espacio, materias de diferentes densidades y características. Existe la materia en estado sólido - la esponja propiamente dicha -, que puede contener un líquido. Éste a su vez contiene gases, y éstos contienen éter. Así es con los mundos de diferentes densidades, del más material a los más sutiles, de aquel donde transcurre la vida física del hombre a las esferas superiores donde ascenderá (y donde, por lo menos a algunas de ellas, se traslada durante el sueño o después de la muerte física).

77
P) Es la levitación un fenómeno posible? ¿Son reales las alusiones relativas a levitaciones de santos y místicos? R) Algunos relatos corresponden a la realidad, otros son falsos y, otros fueron mal interpretados; de cualquier modo, el fenómeno es posible y vamos, escuetamente, a describirlo: En la inmensidad del Cosmos manifestado, las polaridades (positivo/negativo) son factores relativos. En la Tierra, el núcleo planetario es positivo y atrae a toda la materia circundante. Todo lo que en ella exista, orgánico e inorgánico, es atraído para ese centro de gravedad. Todo en nuestro planeta presenta, pues, una polaridad negativa en relación a ese centro. No obstante, existe una energía más poderosa que el propio núcleo, y que engloba y envuelve a la propia Tierra. Es una energía intersideral, imponderable para vosotros, desconocida para los físicos, pero que puede ser “manoseada” y utilizada. Los santos y los místicos que referisteis, algunos de ellos, inadvertida e inconscientemente, otros con conocimiento y voluntad propia, atrajeron (a través de su aspiración devocional) y absorbieron en sí esa energía, resultando de ahí una contra fuerza en relación a la fuerza gravitacional y posibilitando así el fenómeno de levitación.

78
P) ¿Es verdad que la Llama Violeta quema el Karma? R) Evidentemente que no. El Karma es una Ley Divina, impresa en la substancia de todo cuanto existe: la Ley de Retribución o Causa-Efecto (o también podemos decir de Equilibrio Universal). ¿Cómo podría una Ley Divina ser quemada? Lo único de verdad que subyace en la afirmación: “La Llama Violeta quema el Karma” es que el uso altruista, como Servicio, del Fuego Transmutador del 7º Rayo genera realmente

una Karma meritorio que compensa parte del saldo kármico negativo. Tal, sin embargo, ocurre (en mayor o menor medida) con cualquier actitud o acción de tenor positivo.

79
P) ¿No se debe considerar idólatra o pagana la práctica común de utilizar símbolos y objetos ritualísticos (velas, altares, espadas, inciensos), así como las imágenes de los Maestros. R) No está todavía al alcance de todos la adoración y la focalización en lo Divino en su Naturaleza más abstracta, invisible y real. Así, se vuelve más fácil y eficaz la canalización de la energía del pensamiento para objetos concretos, referencias simbólicas de las realidades superiores. Eso puede ser hecho, desde que no se pierda la noción de equilibrio y que se trata de símbolos que evocan realidades y, no, realidades por sí mismas. En relación al uso de objetos ritualísticos, tenemos que recordar que estamos en la Era del 7º Rayo – del Ritual y de la Magia – y que el uso de esos objetos de valor ceremonial es legítimo y debido en la llamada Magia Blanca o Consagrada.

80
P) ¿Está la Humanidad atrasada, en términos evolutivos, en relación a lo que habrá de esperarse para la presente etapa? R) No; en media. Existen variadísimos niveles en términos evolutivos en el Cuerpo Colectivo de la Humanidad. Muchas clases de individuos están separadas entre sí, por millares de años en lo que respecta al grado de madurez de su consciencia. Lo que significa, principalmente, que fueron llegando a la individualización – pasando del Reino Animal para el Reino Humano – en ciclos temporales muy distintos (hay que considerar también los atrasados o repetidores de la Cadena Lunar y que fueron los últimos a llegar a la Manifestación física en esta 4ª cadena, por lo que se encuentran más adelantados, inevitablemente, en relación a los demás). Sin embargo, esas distancias no representan demasiado en la real inmensidad del periodo de manifestación integral de todo el Esquema Planetario. En términos generales, la Humanidad recién superó el vértice o mitad del recorrido programado para este largo ciclo evolutivo, teniendo en cuenta que ahora se encuentra en la 5ª Sub-raza de la 5ª Raza del 4º Globo de la 4ª Ronda de la presente cadena, (Se trata aquí siempre de categorías septenarias (sub-Razas, Razas, Globos, Rondas, Cadenas)). Muchos seres ya se adelantaron definitivamente en el camino, algunos ya transpusieron las fases más decisivas y son ellos los motores de la evolución global. Sería óptimo que eso hubiera acontecido con todos; no obstante, el nivel evolutivo medio de la Humanidad es el normal y esperado para esta fase del recorrido. Al contrario de lo que algunas especulaciones apuntan, con una cierta gratuidad y dramatismo, no hay motivos para ninguna clase de alarma, aunque, desde luego, cuanto mejor sería si todos se adelantaran en el Camino y, así, se incentivara el trabajo de autoperfeccionamiento, individual y colectivo.

81
P) Tengo la idea de que existe mucha fantasía en ciertas afirmaciones sobre humanidades intraterrestres y que se confunde frecuentemente supuestos habitantes del interior de la Tierra física con habitantes de los Planos más internos, en el sentido de mundos más próximos al centro causal de nuestro planeta. ¿Qué podéis decir sobre esta opinión? R) Que ella es esencialmente correcta.

82
P) Creo igualmente que, cuando se afirma que Shamballa, (ver igualmente pregunta nº 33). Existen en la substancia del 2º Éter, hay un cierto equívoco y que, en realidad, se trata del 2º Éter Cósmico, o sea, el llam R) En rigor, si. No obstante, siempre de acuerdo con la ley de las analogías, (El gran principio hermético “Como es arriba es abajo”), existe, una correspondencia (como mera proyección) en el 2º Subplano del Plano Etérico del Mundo Físico.

83
P) Leí alguna vez en un libro, que se hablaba de viajes astrales a Shamballa y de contactos (y diálogos) con Maestros del Gobierno Oculto del Planeta ¿Son posibles esas situaciones? R) Técnicamente son posibles pero debemos aclarar que son, también, muy poco probables, ya que los Maestros (y, más aún, lo que tienen “asiento” en Shamballa) trabajan y actúan en Planos superiores a ese mundo ilusorio que es el Plano Astral. Sí, el Plano Astral, es el mundo de las sombras, de las imágenes fantasmagóricas, de las fantasías, (Ver también respuesta nº 85), y, tristemente, ¡hay tantas en tantísimos libros y declaraciones supuestamente espiritualistas!

84
P) ¿Son útiles los trabajos con concentraciones a partir de proyecciones conscientes? ¿ Cuáles son las ventajas y desventajas de los mismos? R) En la mayor parte de los casos, implican peligros graves y, por eso, preferimos recomendar la abstención de esas prácticas, que sólo deberían ser efectuadas cuando el individuo estuviese verdaderamente seguro de que puede controlar todo el proceso o si se encontrara concientemente ligado y bajo la protección directa de un Maestro ( o de un Alto iniciado especializado en ese campo) Si tenéis, innatamente, la capacidad de hacer esas proyecciones conscientes, podéis seguir cautelosamente y, así, actuar con más libertad en los Plano sutiles, conservando la memoria de tales vivencias (memoria que puede tener muchos y diferentes grados de claridad y autenticidad). Si no se dan las rarísimas condiciones arriba descritas, existen muchos inconvenientes que, con un elevado grado de probabilidad, pueden surgir de esas tentativas: el peligro de no poder reintegraros en el cuerpo físico (sobreviniendo perturbaciones y desequilibrios psicofisiológicos o, eventualmente una desencarnación prematura), el peligro de desvitalizar sucesivamente ese cuerpo físico, el peligro de enredaros en los más diversos tipos de alucinaciones astrales, etc.

85
P) Se dice, en algunos libros esotéricos fidedignos, que el Plano Astral es un mundo de intensas emociones, sensaciones y percepciones, pero lleno de ilusión. ¿Podéis aclararnos mejor esas afirmaciones? R) El Mundo Astral es uno de los Planos Universales de mayor densidad o materialidad, sólo superada por el Plano Físico. Acordaros que, sólo en este 7º Plano Cósmico, existen 5 Mundos de superior sutileza y espiritualidad, en una progresión exponencial, (De lo más denso para lo más espiritualizado, esos Mundos o Planos son los siguientes: Mental, Intuicional, Átmico (o de Voluntad Espiritual), Monádico y Divino). El Mundo Astral está especialmente poblado de formas de deseo o ansiedad creadas por la desvirtuada respuesta, de la consciencia humana-animal físicamente encarnada, a las corrientes energéticas e impulsos que provienen de mundos superiores. Tales respuestas crean una pseudo-realidad, una proyección cinematográfica (como adecuadamente ya fue descrita en los libros de Alice Bailey), una atmósfera de imágenes ilusorias con la cual, sin embargo, la mente separatista – egoísta y engañosa – del hombre común se identifica plenamente (o casi plenamente). Por la naturaleza vibratoria de aquel Plano, las imágenes allí plasmadas adquieren intensa plasticidad, movilidad, “desdoblamiento” en términos temporales, y una cierta forma de impresionabilidad. Allí, comparando con el Plano Físico, todo es intenso y vertiginoso: los colores, los movimientos, los contornos y los contrastes de las formas, una percepción superior o aprehensión dimensional de los elementos y de las cosas, una penetración cognitiva diferente en lo que respecta a los llamados tattvas (como el olfato, la sensación táctil, etc.) y hasta las vibraciones mentales (sentidas de forma aguda e incisiva). Sin embargo, la actividad que se expresa y desenvuelve es fugaz. Las impresiones, en esa materia inmensamente plástica, son superficiales y actúan casi sin dejar rastro. Por otro lado, las sensaciones, los deseos y las emociones personales se desvanecen rápida y fácilmente, como cosas ilusorias que básicamente son.

Así, el Plano Astral es, de hecho, el Mundo de las formas desvirtuadoras de la Realidad, de las siempre mutables imágenes ilusorias, fascinantemente ilusorias. Es ese fascinio y esa continua mutabilidad que vuelve la ilusión astral mucho más difícil de disipar que la ilusión física.

86
P) Pero, entonces, ¿Por qué se da tanta importancia, en el Espiritismo, al Plano Astral? R) En el Espiritismo, la acepción de la palabra “Astral” es diferente, no existiendo, por regla general, la noción rigurosamente explícita de los diferentes Planos o Mundos de la substancia (y de la respectiva Jerarquía). Se hizo la opción de, prácticamente, hacer sólo la distinción entre Mundo Físico y el llamado Más Allá, en éste, habitualmente, considerándose sólo el Alto Astral y el Bajo Astral.

87
P) ¿A que corresponde, en la clasificación y en la terminología esotérica lo que los espiritas llaman “perispirito”? R) Al Cuerpo Etérico.

88
P) ¿Pueden existir en el 1º Subplano del Plano Astral, o en otro Plano, seres conocidos por los Magos Negros que no aceptaron encarnar desde la Prehistoria o de la Atlántida? R) Antes de nada, una observación: la identificación entre el Ciclo Atlante y aquello que designáis por “pre-historia” debe ser evitada, pues no existe (nada más lejos) una total coincidencia. En cuanto a lo esencial de la pregunta, es verdad que existen, en el Plano Astral y en el Plano Mental Inferior, magos negros (o hermanos de la sombra) que desde hace milenios no encarnan físicamente, algunos de ellos desde los tiempos de la Atlántida.

89
P) La designación Satán, que los Magos Negros utilizan antes o después de un nombre propio, tiene alguna relación con el hecho de ser de la Pre-historia o de la Atlántida? R) No, Además, el sentido original subyacente en la palabra Satán fue totalmente deformado por ciertas teologías, al ignorar los profundos conceptos metafísicos de la Sabiduría sin Edad. No entra en la naturaleza necesariamente sintética de las respuestas de este libro elucidar este tema pero podéis encontrar sobre él referencias muy clarificadoras en “La Doctrina Secreta”, de Helena Blavatsky. También Nos parece importante referir que, aunque a veces sea útil llamar la atención para la actuación de las fuerzas negativas (para que pueda existir una correcta actitud de precaución, discernimiento y lucidez ante sus ataques), puede, por otro lado, ser peligroso y contraproducente la excesiva ocupación de la mente en especulaciones acerca de la actividad de los llamados Magos Negros. Así, los discípulos son, simultáneamente, aconsejados a evitar la repetición mental y la pronunciación oral en determinadas consideraciones y solamente y solamente a ocuparse de ellas cuando estén centrados en niveles superiores a los del Plano Mental Concreto. Esa equilibrada abstención se destina a evitar que se creen corredores o canales energéticos que, por alguna afinidad (aunque meramente formal) con los deseos de los hermanos de la sombra, les dé la posibilidad de actuar. Por eso, también Nuestra reticencia a ocuparnos ampliamente de estos temas; diciendo siempre, sin embargo, para permanecer atentos y vigilantes.

90
P) ¿Es cierta la descripción de que el 1º Subplano del Plano Astral es una oscuridad con pocas variaciones luminosas de color gris y marrón agrisado, y que es una dimensión donde las emociones son plasmadas y crean una realidad aparente compuesta de materia plástica viscosa, húmeda y con espacios llenos de podredumbre y olores nauseabundos? R) La referida descripción puede considerarse adecuada para sugerir las condiciones de

los Subplanos inferiores del Plano Astral (y, más aún, del 1º Subplano, empezando a contar desde el interior). Es importante recordar, que tales imágenes no se deben absolutizar; en verdad, son apenas las correspondencias posibles, en vuestros códigos cerebrales, para comprender mundos existenciales y de substancia que vuestros sentidos no perciben. Recordad también que todo el Plano Astral (o Emocional), incluso en los niveles más sutiles, es un mundo de ilusiones, el mundo de las sombras de las realidades vivientes en los Planos del Alma, conforme fue aludido en una respuesta anterior. (nº 85).

91
P) ¿Es verdad que existen seres de elevada consciencia espiritual, los cuáles, por su grado de evolución, hacen Servicio directo en ese Subplano, trabajando para la mudanza de la consciencia de los hermanos ahí situados, ayudándoles en la ascensión para otro Subplano? R) Los seres con gran evolución espiritual trabajan, normalmente, en el Plano Mental. No obstante, hay algunos que, de manera voluntaria, llevan a cabo un Servicio directo en el Plano Astral, especialmente en sus niveles inferiores, ayudando a los seres humanos ahí aprisionados a despertar a una consciencia más elevada y, por otro lado, transmutando las formas tenebrosas creadas en la substancia de ese Mundo por la incesante corriente de deseos y emociones de bajo tenor proyectadas por la Humanidad.

92
P) Este Servicio, ¿hace parte del grado siguiente de evolución para los que alcanzaron la 5ª iniciación? R) Sólo en algunos casos excepcionales.

93
P) En este Servicio, ¿es siempre deseable la formación de equipos de tres seres, con características predominantes del 1º y 2º Rayo? Si es así, ¿Cuál es el principio de manifestación del tercer elemento? R) Cuando existen tales equipos de tres seres (que es el modelo ideal pero que no siempre es posible reunir, dado que la “cosecha es grande y los trabajadores son pocos” y están ocupados en muchos y muy distintos servicios), el tercer elemento debe exteriorizar la energía cualitativa del 7º Rayo (Transmutación y Liberación).

94
P) En esos equipos de tres seres, si uno de ellos está encarnado en el Plano Físico, ¿ puede estar colaborando en el mismo objetivo? R) Si, puede (aunque haya muchos otros trabajos importantes para hacer, lo que no dejaremos de repetir).

95
P) Después del natural arrepentimiento y del cambio de consciencia en la ascensión del 1º subplano para otro Subplano del Plano Astral, ¿es exacta la descripción de la aparición de una luz intensa que rasga la oscuridad, acompañada de ángeles de color azul y dorado? Y a continuación, ¿proyectan los ángeles partículas luminosas que envuelven, limpiando y vistiendo de blanco, a todos los hermanos preparados para ello? R) Más que exactas, esas descripciones pueden considerarse como imágenes simbólicas que se adecuan a los códigos cerebrales de la generalidad de la Humanidad y que aluden al paso de los niveles inferiores (y, no, apenas del más inferior de todos) del Plano Astral para niveles más elevados, en el proceso de desencarnación.

96
P) ¿Podemos afirmar que los extraterrestres y los intraterrestres se mostrarán claramente a la Humanidad y nos prestarán ayuda en los acontecimientos difíciles que se

vivirán en el periodo de la mudanza del milenio? R) No podemos afirmar que en el periodo de transición del milenio se mostrarán (los extraterrestres y los intraterrestres) claramente a la Humanidad porque eso no ocurrirá. No obstante, todo es solidario en el Cosmos y seguramente que algunos de los intraterrestres (en el sentido de habitantes de los Planos más internos o sutiles de nuestro Planeta) continuarán ayudando a la Humanidad físicamente encarnada. Entre tanto, pensad primero en el Servicio que podéis y debéis prestar, pensad primeramente en las oportunidades que se presentan en este cambio de ciclo y, no, en los momentos difíciles; no os olvidéis que la evolución terrestre es un asunto kármico... de los terrestres y que la Jerarquía Planetaria no está a la deriva, esperando desesperadamente ayudas extraterrestres; acordaros, finalmente, que la Humanidad necesita desenvolver una consciencia planetaria antes de que pueda vivenciar una consciencia interplanetaria, pues todo es gradual en la Naturaleza.

97
P) Los nuevos telescopios y naves espaciales no consiguen detectar vida en los planetas hasta ahora estudiados. ¿Será porque sus posibles habitantes viven en un nivel vibratorio diferente del nuestro? ¿Será que no hay mismo vida en ellos? ¿Cuáles son aquellos en los que existe vida orgánica? R) En el Cosmos existen habitantes en todos los grados de manifestación y consciencia. A su debido tiempo, la ciencia en la Tierra llegará a ese reconocimiento. En cuanto a su localización e identidad la Ciencia Esotérica y sus Guardianes autorizados – por motivos que tienen que ver con las iniciaciones Mayores – siempre Se guardaron de pronunciarse claramente sobre esta materia. Así seguirá hasta el momento en que se determine lo contrario. Sin embargo, en lo que respecta a Nuestro Sistema Solar, nos gustaría recordar que, en el conjunto de globos de las actuales Cadenas Planetarias que en él se desenvuelven, sólo una pequeña proporción tiene materia física densa y que, incluso cuando es así, puede ese particular globo encontrarse en un periodo de sueño o de reposo, no manifestándose en él, entonces, la Ola de Vida (y esos periodos de reposo son más extensos que los de actividad). Para quien tenga una idea clara de la intrincada concepción sistémica de los Esquemas Planetarios, Cadenas, Globos, Rondas y Periodos Mundiales, esta alusión, sólo por si misma, ya dirá muchísimo...

98
P) Los llamados platillos voladores: ¿Son de origen extraplanetario y están pilotados por hermanos extraterrestres? En caso afirmativo ¿Cuál es el motivo por el que vienen hasta nosotros? ¿Actuaron alguna vez en beneficio de nuestra Humanidad? ¿Hace cuántos años que visitan nuestro Planeta? ¿Pertenecen a nuestro sistema planetario o son oriundos de otros sistemas? ¿Qué energía utilizan esas naves interplanetarias para recorrer distancias tan grandes? R) Por motivos que expusimos en la respuesta anterior; porque no queremos alimentar más fantasías y alineaciones alrededor de los OVNIS; y además porque no pertenecen al ámbito de este libro aclarar que pueden existir seres vivos (como les llamáis) en condiciones totalmente diferentes de las que conocéis en el Plano Físico de la Tierra – tan diferentes que si os diésemos algunos ejemplos os parecerían un simple delirio -, preferimos dejaros apenas dos semillas de reflexión: Si determinados seres que tengan habitualmente su cuerpo de expresión más denso constituido de una substancia más sutil que la de este Globo, lo quisieran conocer y experimentar más definidamente, necesitan utilizar vehículos y/o instrumentos con el grado de materialidad correspondiente al mundo a contactar y/o explorar, aunque para eso tengan que proceder a una temporal precipitación o materialización. El interior de una pequeña roca puede constituir, a su escala, para seres (no obstante) con consciencia semejante a la vuestra, un hábitat o un Universo tan grande como, para vosotros, es aquel en el que vosotros os encontráis y al que tenéis la costumbre de referiros; ciertos fenómenos eléctricos pueden representar, para algunos seres (con una consciencia similar a la vuestra), algo análogo a vuestra respiración....(etc.).

99

P) En determinada literatura ocultista se menciona frecuentemente la extradición de humanos que contrajeron grandes deudas kármicas, ante la Humanidad y el planeta, para otros sistemas planetarios de inferior condición evolutiva. Lo anteriormente expuesto, en la respuesta a la pregunta (nº 80), sobre si existe un atraso en la evolución media de la Humanidad en relación a lo que era esperado, parece desajustado con la gravedad relativa de tales errores de la Humanidad. ¿Son o no son inminentes esas extradiciones? R) No, realmente, no tienen consistencia esas afirmaciones. En el actual punto, evolutivo de la Humanidad, no se tomarían esas medidas de excepción, ni la Humanidad reunió aún poder y conocimiento suficiente para que alguien pueda suponer un obstáculo o un peligro reales para la evolución del colectivo. Por mucho mal que efectivamente se pueda hacer en la actualidad, él opera predominantemente en lo externo del mundo físico y no sobrepasa ni afecta sino la realidad temporal de las vidas encarnativas en curso. Por otro lado, es importante recordar que las unidades de vida que constituyen la Humanidad son parte integrante de la vida y del cuerpo del Logos Planetario, no siendo, pues natural y normal esa trasmigración presentada, de modo tan gratuito, en cierto tipo de literatura. Se llevará a cabo todavía, durante mucho tiempo, una natural transmutación de todas esas imperfecciones existentes y un reequilibrio energético de esas unidades de vida. Eso se realizará en el seno del Logos en el que son centellas de Su propio resplandor y células de Su propio cuerpo de manifestación – o sea, el Logos de nuestro Planeta.

100
P) Siendo así; ¿Es lícito llegar a la conclusión que no existen seres humanos oriundos de otros planetas o galaxias (se alude mucho a provenientes de Mercurio, de Sirio, de las Pléyades, de Orión) encarnados actualmente en el seno de la Humanidad para proseguir aquí definitivamente su evolución? R) Efectivamente. La Humanidad ha nacido toda del Seno de nuestro Dios, el Logos Planetario terrestre – Aquel en cuyo Seno nacemos, “vivimos, no movemos y tenemos nuestro Ser”, (Actos, XVII,28).

101
P) Pero, los Señores Kumaras, que vinieron a la Tierra hace 18 millones de años, ¿No eran seres provenientes de Venus (de su Plano Etérico, según creo)? ¿No prueba eso que es posible y permisible aglutinar otras civilizaciones planetarias extrañas a la propia? R) Los Kumaras no encarnaron en el seno de la Humanidad terrestre. En realidad, ellos estuvieron entre nosotros en misión de auxilio, pero no encarnaban en cuerpos humanos. Los planetas son seres naturales e incluidos en esquemas universales que se rigen por Leyes Biológicas abarcantes e inconmensurablemente amplias. Esa economía ciertamente no puede ser perturbada aleatoriamente; hay leyes ocultas que hacen posible que todo el Cosmos se relacione en perfecto equilibrio y armonía. En este tema de la transmigración e incorporación de seres de otras esferas planetarias en la Tierra, existen algunas raras excepciones, la principal de las cuales es la de los “atrasados de otras Cadenas”(1). Sin embargo, esa excepción y esa transferencia son materialmente reales apenas durante el periodo de resurgimiento de la Ola de Vida (donde pasan a estar englobados), después del Pralaya. (1). Los seres que quedaron definitivamente para atrás en cada Cadena evolutiva y, así en cada Manvantara planetario. Esos seres, por su atraso en relación a los demás hermanos, no pueden todavía proseguir en la Senda Evolutiva e integrarse en nuevos niveles, que de ellos exigirán esfuerzos imposibles y capacidades encima de las ya objetivamente generadas; son, así, una especie de repetidores en un ciclo o año escolar, teniendo que repasar y, al final, pasar pruebas sobre la materia específica necesaria para ese grado académico, (K.H.) Sobre este tema, ver también la respuesta nº 173.

102
P) ¿Se puede considerar, entonces, que los atrasados (o “suspendidos”) de la Cadena anterior no son legítimos o genuinos miembros (células) del tronco común de la presente Humanidad? R) No, no es exactamente así. Esa integración (o aglutinación) se da durante una Pralaya (esto es, un periodo de reposo, o noche universal) y consiste en una total identificación y

asimilación de esas unidades de vida a un núcleo congregativo mayor y con cuyos parámetros vibratorios existe sintonía y una fundamental equiparación de nivel. Por consiguiente, todos son genuina y homogéneamente hermanos en esta Humanidad.

103
P) ¿Cómo se lleva a cabo la referida asimilación? R) Durante un Pralaya todos los elementos se sedimentan (literalmente, hacen una pausa) y comunican, entonces, verdaderamente entre si. En un Pralaya, todo está íntimamente, genuinamente unido. Todo es uno, incluso objetivamente. Después del recomienzo (el nuevo despertar de un Día de Manifestación), todas las esencias de vida, todos los elementos se reorganizan formalmente y vuelven a sus puntos (lugares) particulares en el Orden del Universo. El inconmensurable patrón o escala de valores y de vibraciones es regulado, expresado y establecido, iniciándose el movimiento y la actividad.

104
P) Esa descripción parece contradictoria con la idea convencional de “Caos” asociada al Pralaya. ¿Podéis aclarar el sentido del “Caos” durante un Pralaya? R) En verdad, esotéricamente, “Caos” significa el Orden más profundo, el Ser (el imo) y el éxtasis de/en lo Inmanifestado. Es la Noche, el No-Ser (en sentido esotérico) que es Ser Absoluto. Los múltiples Pralayas, o mejor, los Pralayas menores, son réplicas, en diferentes escalas, de ese transcendente aprendizaje de Interiorización – si así podemos decirlo – del Único Ser (el Dios Uno). “Caos” pretende expresar al Ser o a los seres totalmente desprovistos de la(s) envoltura (s) o Forma(s) – cualesquiera que sean, mismo hasta las más sutiles. De ahí la idea exotérica de “Caos” como mera no organización de las Formas.

105
P) ¿Qué sucedería si “técnicamente” fuese posible a un ser de nuestra Cadena terrestre emigrar para otro planeta? Después de la muerte, ¿dónde reencarnaría? R) Volvería para la Tierra, su planeta de origen. El Alma está ligada por el hilo imperecedero de la Vida – como cordón umbilical – Al Ser Planetario Terrestre (Dios Padre o el Logos Planetario).

106
P) Si, hipotéticamente, aunque absurdo, fuese posible que se emparejasen y tener descendencia, ¿qué seres (de que origen) encarnaban esos cuerpos? R) Seres anímicamente pertenecientes al Alma universal de ese otro planeta. 107 P) El “círculo-no-se-pasa” que posee cada unidad de vida, como un hombre, un planeta o un sistema solar, de verdad, y en lo que respecta al Cosmos y, más concretamente, a los planetas del sistema solar, no impide el paso en términos físicos para su exterior, como lo demuestran los viajes interplanetarios. ¿Cómo se explica esta aparente contradicción con lo que sustenta en ocultismo? R) El “círculo-no-se-pasa” o, tal vez mejor, el “capullo intraspasable” se refiere esencialmente a los Planos arûpa (o sin forma).(En ocultismo, se entiende por tal los Planos superiores al Mental concreto. K.H.). Esto quiere decir que la forma puede ser transpuesta pero que el Alma está siempre ligada y es indisociable del Todo Logoico que le dio y sustenta la vida. Realmente, su vida es la vida del Logos, es substancia de Su substancia, participa de Su naturaleza y tal es duraderamente inmutable. Sólo mucho más tarde, en su trayectoria evolutiva universal, se puede fundir con otras inteligencias siderales; y mismo así, a través de la identificación y de la unión del propio Logos con Sus Hermanos del Cosmos, semejantes en todo a Sí. Estas fusiones, cada vez mayores y más abarcantes, se situarán en esferas también cada vez más elevadas (inconcebibles para cualquier humano), hasta la fusión y la reabsorción finales en el término de cada Manifestación de lo Absoluto.

108
P) ¿Pero pueden los Maestros desempeñar funciones en diferentes planetas del Sistema Solar? R) Sí, expresamente a partir de la 6ª iniciación (lo que está totalmente de acuerdo con lo anteriormente expuesto).

109
P) ¿Podéis decirnos algo sobre la manera en que el discípulo, en su trabajo, puede aprovechar la acción de la Ley del Karma? R) El hombre que aspira a la Sabiduría aprende a conocer las mareas y los influjos cósmicos. De acuerdo con esos influjos, y para que no haya desperdicio y resistencias de energía, él sabe cuando debe ser activo y cuando debe permanecer pasivo. A veces, la marea está alta y la Naturaleza es pródiga, burbujeante y activa, derramando su vigor y sus secretos para el ser que con ella comulga. El discípulo debe de estar absolutamente sintonizado y conectado para aprovechar la oportunidad y recibir el inherente impulso. Después, debe operar constructivamente. Debe siempre devolver a la Naturaleza, energéticamente – a través de acciones benéficas – lo que de ella recibió. Si la Naturaleza le benefició con la llamada suerte y con agradables sucesos y oportunidades, él debe asumir su gratitud y retribuir esa dádiva, irradiando en el medio ambiente acciones útiles, creaciones altruistas, en un esfuerzo propio de Servicio. Si, por el contrario, las circunstancias le son adversas y parecen agredirle, necesita transmutar esas energías y sublimar sus reacciones. Es necesario que haya una comunicación y un intercambio de polaridades entre el sujeto y la acción, entre el sujeto y el medio ambiente o los seres que le rodean. Necesitamos, entonces, aprender a reconocer las influencias polarizantes: todo aquello que produce o despierta estímulo en nuestro ser, sea en el bueno o en mal sentido, sea provocando agrado, sea resultando dolor. De todos esos estímulos podemos extraer mucha energía útil y aplicarla en un trabajo de verdadera creatividad. Así, una regla importante a tener presente: todos los estímulos tienen que ser convertidos en combustibles para la acción. Si recibimos y no damos, nos saturamos de la energía que es transmitida por aquello que nos llega y que, de ese modo, se condensa y es pernicioso para nosotros. El resultado siempre aportará alguna correspondencia energética en la forma de un acontecimiento dañino. La Naturaleza ajusta en todo momento los puntos de equilibrio y repone energía donde ésta fue sustraída; de este modo, opera en nosotros y a nuestro alrededor, produciendo matemáticamente los fenómenos. (Es por esto que los estimulantes químicos, en la relativa medida del grado de su potencia, causan daño si su intrínseca energía no puede ser utilizada útil y creativamente. Es frecuente que muchos pensadores – escritores, filósofos, científicos – fumen cigarro tras cigarro o tomen varias tazas de café cuando están en su fase creativa. En esa altura, constatan que tanto el café como los cigarros no les hacen el daño que la misma cantidad les haría si no estuviesen tan activos. En las drogas estupefacientes, no hay utilización psicofísica capaz absorber y dar utilidad a cargas tan elevadas de dicha energía. Ésta se vuelve contra el consumidor, destrozándolo). Aquellos que juzgan poder recibir los buenos augurios, disfrutando de lo que consideran ser la buena fortuna sin compartirla con la Naturaleza, sin hacer un bien equivalente (sea en la forma subjetiva de la adopción de comportamientos conscientemente positivos, sea en la forma de un desempeño elaborado y correcto en el trabajo, sea en la innumerables formas de donación en términos materiales, sea en la gratitud íntimamente asumida ante una lectura útil, sea en la prestación de un Servicio altruista al Bien Común), siempre se les cobrará con intereses el aporte original. Por consiguiente, es absolutamente vital estar consciente en el acto de recibir, en los innumerables momentos de recibir para, a la vez dar. La Ley del Karma se traduce en la articulación energética entre Dar y Recibir. Particularmente en la vida del discípulo, hay una constante manipulación de energía. Cuanto más consciencia existe, más energía se mueve. Cuantas más responsabilidades se adquirieron, más energía es atraída. En este caso, el dar tiene una importancia fundamental para un verdadero equilibrio y estabilidad y para mantener desobstruido el camino del progreso. En cuanto la creatividad sea la piedra angular en la vida del discípulo, en cuanto laboriosamente él construye – y hace de eso el acto permanente de su vida -, está inflamado por la energía divina y un chorro cada vez más poderoso fluye constantemente para sí. En

tanto esté cubierto por esa energía, se mantendrá fuerte e inmune a las vicisitudes del mundo; se volverá un luchador – el guerrero de luz – al que nada fatídico o inevitable puede alcanzar, porque la Naturaleza está en armonía con él, protegiéndole y robusteciéndole.

110
P) Siendo el Servicio, especialmente en lo que concierne a la divulgación de la Sabiduría Esotérica, tan importante para el Mundo, ¿por qué razón la Jerarquía de los Maestros no facilita los medios para que eso se realice sin los obstáculos de costumbre? R) La Ley no puede ser violada en ninguna circunstancia, ni en aquellas que parece ser justificado el favorecimiento de ciertos medios para alcanzar los benéficos fines que tienen en vista. Kármicamente, es por manos humanas que tienen que ser facilitados los medios necesarios para la construcción de las obras que conducirán a la Redención de la propia Humanidad, a la elevación de su consciencia. Mientras, todo se da de acuerdo con una amplísima y sabia visión (de la que la Jerarquía es capaz) y se confía en que los verdaderos discípulos del mundo lleven – van llevando – a buen término (y en el ritmo preciso) esta titánica tarea. Esa confianza no está basada en un anhelo inconsistente. Al contrario, se sabe que un verdadero discípulo incorpora, en una particular proporción, el Plano al que sirve; por consiguiente, tiene en sí mismo la poderosa afirmación de la Voluntad Superior. Esa Voluntad dirigida al Bien lo torna un poco nuclear de considerable poder de atracción de los medios que, en la justa y legítima medida, van posibilitando y concretizando ese Plano. De hecho, un verdadero discípulo – un servidor consagrado – acumula un determinado tipo de energía que se vuelve atractiva y que hace gravitar a su alrededor, gradualmente, los medios indispensables y necesarios (y sólo esos). No me refiero apenas a los medios financieros sino a toda la gama de recursos (humanos, operativos y materiales) que pueden ser necesarios para llevar por delante el trabajo de el/los Maestro/s. Esto no impide, por otro lado, que sea ardua la resistencia ofrecida por las fuerzas que siempre se oponen al avance de la Luz, dificultando de esa manera la abertura del Camino predestinado. Por eso, todos tienen el deber de consciencia de aliviar la pesada carga transportada por los que asumen la responsabilidad de los grandes Servicios. En este aspecto, os remito especialmente para las consideraciones hechas a propósito de la canalización de recursos financieros para la difusión, en el mundo físico, de la Obra de los Maestros. (Respuesta nº 71).

111
P) Del punto de vista Ocultista. ¿tiene algún significado el concepto del “pecado original” (así como el de la consiguiente caída)? R) Estaba previsto y era/es natural que los hombres caminaran gradualmente de la ignorancia y la oscuridad virginales – inherentes a la interioridad más profunda en el Seno de la Materia-Madre, hasta donde el Espíritu penetró – hacia el desenvolvimiento de la lucidez mental, de la comprensión y, por fin, de la Sabiduría. Ese camino, implica el despertar del discernimiento mental y el desenvolvimiento de la inteligencia individual. En las primeras fases de ese despertar, pueden cometerse errores (llamémosles “pecados”) que son propios de la juventud evolutiva. Sin embargo, esos mismos errores acaban por constituir un medio de aprendizaje y son un mal necesario para que el individuo se haga adulto y sea capaz de afirmar una voluntad propia – que más tarde se identificará con la Voluntad Superior. Tal es, efectivamente, indispensable en la Senda de Ascensión y Retorno a la Divinidad. La “caída”, más tarde definidamente identificada a la idea de pecado, es la representación simbólica del descenso del Espíritu a la Materia, en la primera etapa de la Manifestación Divina, a la que se llama el “arco involutivo” o “arco descendente”. Eso conduce, es verdad, a un alejamiento de los niveles donde brilla, fulgurante, la Luz Divina, y a una consciencia de limitación y de separatividad. No obstante, en el arco evolutivo, la consciencia va redespertando para la Llamada de lo Alto, elevándose, nivel tras nivel, a expresiones de mayor luminosidad, cuyo rastro va iluminando los propios mundos inferiores a cuyas entrañas había descendido. Por otro lado, se va reunificando con todas las partes en las que, aparentemente, el Todo se había dividido. Esa reunificación es fuerza y obra del Amor. Al final de la peregrinación por los mundos materiales, el Espíritu regresa con una consciencia más amplia, desdoblada en muchas situaciones y en muchos niveles vibratorios y enriquecida con las innumerables formas de relación que estableció en los mundos de la diversidad.

112
P) Los matrimonios antiguamente, y hasta hace bien poco tiempo, se celebraban a edades muy jóvenes y con frecuencia se oye decir que “antiguamente los jóvenes maduraban antes”. ¿No es incongruente o contradictorio con lo que sustenta el Ocultismo respecto a que la Humanidad en general ha progresado? R) En el pasado, la media del nivel de consciencia alcanzado en una existencia era muy inferior a la de nuestros días. La vida de entonces, en términos de su expresión de consciencia, se caracterizaba por una gran inercia, por una gran ausencia de estímulos y exigencias, sobre todo mentales. Por eso, no es de extrañar que, incluso en un pasado relativamente reciente, se considerase que una joven de 15 o 17 años ya estaba suficientemente desenvuelta, manifestando la plenitud de sus potencialidades en ese estadio de vida y alcanzando la madurez. Verdaderamente, poco más tendría la oportunidad de desenvolverse (incluso porque la media de vida era muy corta).

113
P) Actualmente, entonces, ¿cuál es la edad más apropiada para casarse o para cualquier otra importante decisión que pueda exigir una reflexión o madurez equivalente? R) Es muy variable de persona para persona pero, en general, no antes de los 21 años y, tanto más, cuando una unión de esa naturaleza implica la posibilidad (con la consiguiente responsabilidad) de tener hijos. Biológicamente, los hombres y las mujeres pueden tenerlos desde mucho antes; sin embargo, el correcto desempeño de los deberes de educación, acompañamiento y asistencia requieren mucha más madurez.

114
P) ¿Cuál sería el camino o la actitud a tomar por un matrimonio cuya evolución espiritual fuese substancialmente diferente? R) Depende. Si existiese amor, en alguna(s) de su(s) innumerables formas y/o respeto entre ambos, si el miembro más evolucionado ayuda al otro a elevarse y éste, a su vez, le ayuda a liberarse de los grilletes de los deberes materiales cotidianos, deben probablemente continuar juntos. Si no existen todas esas situaciones, la solución puede pasar por seguir caminos separados; lo que no quiere decir que necesariamente tenga que suceder, ya que depende de muchas circunstancias psicológicas y materiales, sea del matrimonio, sea de terceros.

115
P) ¿Es el matrimonio un sacramento? R) Son raros los casos que así es. No obstante, existen matrimonios – formalizados o no – que constituyen verdaderos lazos sacralizados.

116
P) ¿Será la energía atómica, la energía del futuro? ¿En qué áreas? R) La investigación de la realidad infra-atómica (o intra-atómica) es un camino irreversible. Representa una inmensidad de posibilidades y de virtualidades que se expande para el futuro, aguardando el progreso de la Humanidad. No podemos (ni importa) delimitar las áreas concretas de su utilización porque, con el tiempo, ella modificará esencialmente la vida en el Planeta.

117
P) ¿Se puede dar un ejemplo de un peligro real, que atente contra la vida de la Tierra, o de cualquier otro planeta que sea o que haya sido fértil? R) Si. Que quede claro que es sólo un ejemplo. De la misma manea que ahora verificamos la fragilidad de la capa de ozono, debido, especialmente, a la acción compleja y excesiva de la polución, el cinturón de radiaciones

(denominado Van Allen) que envuelve y protege el planeta también se puede deteriorar peligrosamente (en esta caso, por ejemplo, con el nefasto efecto de las propagaciones nucleares a gran escala). Igual que un globo que, a través de un agujero va perdiendo gas, la tensión protectora que él impone al planeta se fragilizará y desgastará, dejando escapar – lenta pero progresivamente – fluidos y elementos que son vitales para el equilibrio del ecosistema. En ese caso, esa “despresurización”, a pesar de lenta, podía iniciar un efecto en cadena, con repercusiones progresivamente más grandes e intensificadas. Si eso aconteciese, podía desencadenarse una aspiración progresiva de fluidos y vapor de agua para el espacio exterior. Ese hecho, a la vez del aumento de temperatura (promovido desde luego por la desertificación de los continentes y demás fenómenos suficientemente expuestos por los ecologistas), intensificaría el deshielo polar. Este deshielo, de un modo progresivo y durante un periodo relativamente largo, provocaría un aumento de los niveles oceánicos. En el transcurso de este proceso, el aumento de temperatura al que se aludió contribuiría para una evaporación compulsiva y, consecuentemente, para una presión en el cinturón de radiaciones. Verdaderamente, si se rompiese gravemente el equilibrio de tensiones reinantes – asegurado por el cinturón de radiaciones -, la Tierra acabaría por perder sus mares (lentamente al principio, pero exponencialmente).

118
P) ¿Tienen alguna relación, las catástrofes naturales y, en particular, las inundaciones y las irregularidades climáticas, con las imprudencias cometidas por los seres humanos? R) Si, considerablemente. Es obvio que la Naturaleza reacciona a las violaciones de sus delicados equilibrios y de sus majestuosas leyes. Necesitáis aprender a colaborar con ella y ella colaborará con vosotros.

119
P) Leí en algún lugar que grandes áreas de nuestras costas marítimas se inundarían debido al deshielo y a la dislocación del eje de la Tierra. Si eso fuera verdad, ¿Cuáles serían esas áreas y los respectivos países? R) La verdadera Sabiduría no acepta el determinismo rígido y fatídico. En términos científicos, pueden considerarse posibilidades en base a tendencias ya establecidas. De hecho, si la Humanidad persiste en su comportamiento de atentar contra el equilibrio ecológico, el nivel de las aguas tenderá a subir, o mejor, continuará subiendo como se confirma con lo que está sucediendo en los últimos años. Será útil hablar del tema moderadamente – sin exageraciones ni sensacionalismos – con la finalidad de reflexionar y prevenir. Nos referimos a una prevención general y no, apenas, de algunos que “creen” (en amenazas y profecías catastróficas). No obstante, es habitual y lamentable, en los medios espiritualistas, la ocupación excesiva, de manera gratuita y mórbida, en determinismos catastróficos. El atribuir las referidas catástrofes a la oscilación del eje terrestre es una razón inconsistente. Esa oscilación existe y siempre existió: es un fenómeno geofísico absolutamente natural; se trata de un movimiento de características cíclicas, muy lentamente expansivo y, después, contractivo.

120
P) En cada vía encarnativa, en el descenso a la encarnación, ¿cuándo ancora el Alma en el cuerpo físico? R) El Alma ancora definitivamente en el cuerpo físico cerca del 6º mes de gestación, o sea, a 2/3 del periodo de gestación integral. Ese hecho obedece a una ley numerológica que rige mucho de los más importantes fenómenos vitales que se dan en los niveles macro y microcósmico. Su clave (2/3) es la misma que corresponde al número alegórico bíblico 666 (el cual mantiene una relación con la unidad) y cuyo significado y función están ampliamente descritos en el libro “En el Templo del Espíritu Santo”, (Abril 1992). En esa clave, la Unidad Trina – unión del Espíritu, Alma y Cuerpo – corresponde a la

1+1+1 3 , así, el “Hombre Pleno”, aquel que se elevó e identificó con el Alma, suma de 1+ 1 representa la fusión de 3 , o sea, 0,666, (Como queda claro, la interpretación
generalizada sobre este número representa una desvirtuación, (peor todavía, una inversión) de su sentido original. K.H.) Esto se identifica simbólicamente con el hecho de que la redención del hombre se procesa por la activación del chakra cardiaco – el núcleo del ser y la sede del amor – situado, en términos corporales y energéticos, a 2/3 del huevo aúrico humano. Verdaderamente, la cifra 2/3 configura la clave de la vida y, frecuentemente, supone un puente de transición o ligación: 2/3 = 0,666 = relación con el diafragma, que separa los chakras inferiores (con íntimas correspondencias con la personalidad) de los chakras superiores (con correspondencias con el Alma o Yo Superior), los cuales proveen al hombre del flujo y la continuidad de la verdadera Vida, cuando están en coordinación y armonía, y elevados a su condición superior. A su vez, cada uno de los dos primeros tercios, en el periodo de gestación, engloba también una subdivisión triple: los tres primeros meses corresponden sucesivamente, con el pasaje por los tres Reinos Elementales, en el Arco descendente, en cuanto que los tres siguientes recapitulan el pasaje por cada uno de los tres Reinos Sub-humanos, esto es, el Reino Mineral, el Reino Vegetal y el Reino Animal, en el Arco descendente. El 6º mes corresponde a la etapa en que el ser conquista su individualidad, un Alma, la condición humana. Así, representando la gestación una unidad compuesta (trifásica), a 2/3 de su proceso se da el acoplamiento y el inicio de la integración del ser real – el complejo Átma, Buddhi y Manas (Voluntad Espiritual, Intuición, Mente Superior). Hasta ahí (6º Mes), el feto puede ser considerado como una extensión biológica del organismo de la propia madre (si bien que, corporalmente, el completar de los 2/3 corresponde a la creación del puente o ligación entre Ser Superior y su instrumento en el Mundo Físico, dándose verdaderamente la plena incorporación (o encarnación). De hecho, el Universo y las unidades que lo constituyen, representa un gigantesco holograma. Un inmensurable encadenamiento de réplicas y correspondencias impregnan todo el Cosmos. El Hombre (el Microcosmos) reproduce en sí las numerosas etapas retrospectivas de su larga peregrinación por los mundos y, por otro lado, reproduce ( a su nivel microcósmico) escalas sucesivamente mayores de comportamientos y diseños en la Manifestación evolutiva del Macrocosmos: “Lo que está Arriba es como lo que está Abajo” – y “El Todo está potencialmente en cada una de sus partes”.

121
P) Siendo así, ¿Puede el aborto ser (hasta el 6º mes de gestación) un acto justificable o legítimo? R) No podemos decir que sea legítimo y tampoco debemos alentarlo, todo lo contrario. En el actual estado de desenvolvimiento civilizacional, psicológico y científico de la Humanidad, digamos que puede ser comprensible en casos extremos. Jamás, no obstante, puede abordarse livianamente o como medio para evitar aburrimientos o trabajo; si fuera así, entonces, se trataría de un acto nauseabundo. Es importante recalcar que entre los progenitores y el no nacido existe, necesariamente, un lazo kármico muy anterior a la propia concepción y que el aborto voluntario muy difícilmente dejará de ser un acto de desamor (o de no amor).

122
P) De cualquier manera, ¿no constituye el aborto una violación de las Leyes del Karma? R) No, ya que, en rigor, las Leyes Kármicas son inviolables, o sea, el Karma siempre actúa. Cuando mucho, podía ser una tentativa de alejar su aplicación. En ese caso, lo que realmente se da es una interacción con la Ley de Causa y Efecto, lo que conduce a un reajuste de saldo kármico, que tiene que considerarse en todos los niveles: individual, familiar, grupal, humano, etc. Lo que es más importante considerar en el tema del aborto (como en todas las situaciones) es si se pone en causa o, por el contrario, si se actúa por el principio del Amor.

Es esa la motivación que tiene que ser ponderada, más allá de cualquier fundamentalismo (religioso, político-social) o de “derechos de la mujer de disponer de su cuerpo”.

123
P) La eutanasia, ¿es siempre en reprobable en términos morales? R) No, en casos de absoluta excepción y dentro de ciertos parámetros. Puede se admisible y un acto de Amor y de solidaria compasión cuando ya no existe la menor esperanza de rehabilitación física o psicofisiológica y el ser humano en causa está condenado a una progresiva intensidad de dolor y aflicción. En ciertos casos, puede, incluso ser un acto que promueva y devuelva alguna dignidad al sufrido moribundo; el problema, en el actual estado evolutivo de la mayoría de la Humanidad, es que, en la mayoría de los casos, es todavía dudoso determinar esos parámetros de justicia, de si es adecuado y de si es legítimamente razonable y solidario. Evidentemente, todo evoluciona y se adapta, incluso el desenvolvimiento, la lucidez y el alcance de la consciencia; consecuentemente, también se van alterando las reglas de conducta y la capacidad de comprensión de las Leyes por parte de la Humanidad. Lo que ayer era indiscutiblemente reprobable, puede hoy o mañana estar sustentado en otra forma de entender e insertado en otro contexto (o en otros conocimientos científicos) que mudan totalmente el escenario, las premisas y las circunstancias donde transcurre la gran acción universal. Existe, también, aquello que puede tenerse como “prejuicio espiritual”, pariente muy próximo de la superstición: ambos impiden una visión más clara y pueden, muchas veces, constituir un obstáculo a una solución equilibrada. En esta particular situación que estamos ponderando, es importante tener presente que la Vida no se confina a la existencia física (y, mucho menos, a una existencia física); ella prosigue y hay que saber reconocer cuando está ya en curso su transición para otros Planos (o sea la llamada muerte), donde su consciencia estaría más polarizada en los Mundos inmediatos que en el Mundo Físico, donde ya nada más recoge, excepto una inútil agonía. No hemos querido evitar una respuesta directa; sin embargo, queremos dejar absolutamente claro la extrema delicadeza y vulnerabilidad de las situaciones implicadas y la necesaria exigencia de mayor solidez ética y del más exigente rigor en la ponderación de todos los factores que incluyan la difícil decisión a tomar. En esta afirmación y en esta perspectiva no hay, de ningún modo, cualquier incentivo para generalizar la acción de la eutanasia, ni para una liberación indiscriminada.

124
P) Siendo la droga uno de los principales azotes de la Humanidad, ¿cómo ven los Maestros la liberación de la droga? R) Ese es un asunto cuyo arbitrio os compete exclusivamente. Es la Humanidad la que tendrá que ponderar las distintas posibilidades y probar sucesivas aproximaciones a un método que, dentro de lo posible, se muestre eficaz, porque no existen medios milagrosos radicales e inmediatos de acabar con ese flagelo. Los factores subyacentes y las implicaciones de la toxico-dependencia son innumerables y, como (en gran medida) su naturaleza es psicológica (y no apenas física), no existe un padrón único que defina la solución. Como estrategia de disuasión de las tremendas razones económicas que se encuentran por detrás del fenómeno y que inducen y potencian su subsistencia, la liberación del consumo es una medida que puede, sí, debilitar extraordinariamente esos intereses. Eso, no obstante, solamente puede tener éxito con una amplia concertación internacional. Por otro lado, si los que son dependientes de su consumo obtienen la droga de forma reglamentaria, en instituciones médico-estatales, podrán disponer, paralelamente, de alguna especie de asistencia clínica más humanizada; la marginalidad es un factor de peso y que ha contribuido mucho para la caída, sin retorno, de innumerables consumidores. Ante todo, sin embargo, debemos establecer claramente, en términos sociales, que los consumidores son casi siempre, meras víctimas y que los verdaderos criminales, por regla general, están de incógnito y gozan de una sobrada impunidad, a costa de los que se arrastran andrajosos, sin esperanza y sin rumbo.

125
P) ¿Sería razonable dar de “mano besada” a la Humanidad todo tipo de conocimientos que, por alguna razón, hasta hoy han permanecido ocultos? ¿Está ella preparada para poseerlos sin hacer mal uso de ellos? R) El ser humano, en muchos casos (dependiendo del grado de consciencia conquistado) no tiene capacidad para lidiar ciertas realidades, sin sufrir daños y, sobre todo, sin repartir desgracias a su alrededor. Por eso, la verdad y el conocimiento tienen que ser dados progresivamente; por eso hay (y habrá) siempre una parte del Conocimiento que es velada. Tened en cuenta, que es la Jerarquía – y, no, cualquier orgullo humano pseudoiniciático – quien realmente se encuentra en condiciones de decidir eso.

126
P) Las verdades parciales, alejadas del contexto original, a veces aparentan ser pequeñas falsedades. ¿Pueden considerarse mentiras? R) La formulación mitológica, las figuras simbólicas de las cosas sutiles e, incluso, su personificación son verdades parcialmente (o imprecisiones relativas) hasta hoy respetadas y utilizadas por la Jerarquía como instrumento para ayudar y facilitar la explicación de los significados más abstractos, imposible de ser (de otra manera) reconocidos y trabajados por la consciencia de la Humanidad todavía joven. La enseñanza cosmogónica, antroposófica y teúrgica, en los antiguos Misterios, era igualmente dada bajo la forma de representaciones alegóricas. Toda la mecánica evolutiva Celeste era comunicada simbólicamente. Sin embargo, en las fiestas populares (exotéricas) alusivas a los Misterios, esas representaciones tendían a ser tomadas al pie de la letra. Sólo los iniciados conocían su verdadero significado. Realmente, eso continúa a pasar con el simbolismo y con el lenguaje místico de todas las religiones. No se trata de una mentira pero, si, de la mayor aproximación a la verdad que las circunstancias permiten.

127
P) ¿Tienden las ciencias físicas exotéricas a aproximarse a los conocimientos de la Ciencia Esotérica? R) Sí, aunque con un lenguaje diferente. Actualmente, algunos físicos se aventuran ya en deambulaciones más sutiles e integracionistas, insertando sus conclusiones y observaciones en contextos mucho más vastos y universales y formulando conceptos que asumen la identificación con los de las Filosofías Religiosas y Cosmogonías más antiguas de la Historia de la Humanidad. A eso corresponde de alguna manera (aún insuficiente) el esfuerzo de algunos esoteristas (discípulos de los 3º, 5º y 7º Rayos) en usar un lenguaje y una sistematización adaptada a los esquemas mentales y metodológicos de los científicos de las áreas exotéricas.

128
P) En esta fase, parece que la Ciencia se está aproximando más a la esencia de las cosas que las religiones tradicionales. ¿Es así? R) En gran medida, si (de acuerdo, además, a lo expuesto anteriormente). En un cierto sentido, las cúpulas de la comunidad científica constituyen un cuerpo de iniciados. Me gustaría que (re)consideraseis atentamente lo que, algunos años atrás, os transmití, sobre este asunto, en el Capítulo VII (“El Rasgar de los Velos del Templo”) del 3º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”. (Vol. III – “El Tiempo de las Multitudes”).

129
P) ¿Tiene algo que ver la Ciencia Oculta con convicciones supersticiosas? R) No puede tener. Por el contrario, la Ciencia Oculta considera la superstición una enorme fuente de males y un gran obstáculo a la evolución. La liberación de todo tipo de supersticiones – religiosas, de comportamiento, políticas, sociales, etc. – es uno de los pasos

previos a cualquier definido progreso en la Senda Oculta.

130
P) ¿Puede tener algún efecto práctico el temor supersticioso en relación a este o aquel objeto? R) Puede ser que sí, especialmente cuando existe una fragilidad psicológica. En la medida que el supersticioso recela de determinado objeto, se focaliza en él, creando un lazo energético y quedando relativamente a su merced. Se debe ejercitar la reflexión, la autodeterminación y la emancipación de tales dominaciones. No os pueden hacer mal si no les dais fuerza, si dejáis de creer, si no os dejáis alinear, si permanecéis conscientes y lúcidos.

131
P) ¿Qué se debe pensar de las consultas sistemáticas que muchos hacen de las llamadas “artes adivinatorias”, a través de los búzios y conchas, del tarot, de las hojas de té, de videntes astrales, etc.etc.? R) Básicamente, no son benéficas (tampoco inofensivas). Tienden a inhibir la libertad y el ahondamiento de la consciencia. Con más frecuencia de lo que se imagina, influyen en la persona (particularmente en las naturalezas más vulnerables o sensibles) marcando un cierto determinismo, introduciendo (o mejor fijando) en el paño de fondo del psiquismo del consultante un padrón de interferencia correspondiente a las circunstancias vaticinadas (mismo que éstas puedan ser aleatorias, totalmente imaginadas o sin ningún fundamento); como resultado de eso, se crea un cierto condicionamiento y una mayor fragilidad. En verdad, crean fácilmente alguna dependencia que, con la continuidad, acaba por liar al individuo en una especie de torbellino demente. Pueden permitir conexiones astrales o astralizantes pero en nada ayudan al desenvolvimiento de una verdadera espiritualidad. Por el contrario: impiden ese desenvolvimiento, al mantener a las personas agarradas al psiquismo ilusorio, a la superficialidad fenoménica. Son prácticas de profanos. (De pro = antes, y fanum = templo, o sea, los no-iniciados, a quien no pertenece la entrada al templo).

132
P) ¿Es lícito y razonable que muchos católicos, aún hoy, consideren idólatras o impíos a todos los otros miembros de religiones que no sean la suya? R) De manera ninguna. Es un lamentable sectarismo, que es pariente próximo del fanatismo e hijo de la ignorancia y del prejuicio. ¿Cuántos cristianos conocen la verdad de que gran parte de sus dogmas y ritos son idénticos (a veces copias más o menos fieles o distorsionadas) de los adoptados en las religiones – dichas paganas – que precedieron, temporalmente, al Cristianismo? Bien pocos, de hecho; en caso contrario, estaría más generalizada una noción de amplio ecumenismo (no restringido a las Iglesias Cristianas). Sin embargo, el hecho de considerar idólatras, ateos o impíos a todos aquellos que no sean seguidores de su propia religión no es una pretensión exclusiva de las Iglesias Cristianas. Tristemente, todas las formas e instituciones religiosas exotéricas tienen a cultivar un sentimiento y una convicción semejantes.

133
P) ¿Existirá algún día una religión universal? R) En verdad, siempre existió. Ella será reconocida por los hombres (pues es eso que falta) a medida que, en la luz de la consciencia unificadora del Alma, comprendan que existe una Ciencia Eterna, una Sabiduría Interna (Esotérica) que recorre “todos los tiempos y lugares”, (Cita de la Invocación Universal, incluida en “Las Nuevas Escrituras, Vol. IV – Enseñanzas de Maitreya”), y que constituye el tronco común de donde han surgido todas las religiones exotéricas – simples ramas del inmenso árbol de la Vida. (Que conlleva ramas artísticas, científicas, políticas, etc. K.H.).

134

P) ¿No es ridículo hablar de una nueva Manifestación Crística? R) ¿No se repiten los días y las noches, el sueño y la vigilia, las estaciones del año, la necesidad de alimentaros (y su satisfacción), los giros terrestres alrededor del Sol, los movimientos cardíacos, las inspiraciones y expiraciones? ¿Por qué sólo en el pasado podría haber manifestaciones crísticas (o, peor aún, una sola vez), en centenas y centenas de milenios de historia humana? ¿Se acabó vuestra necesidad de vislumbrar más luz? ¿Se agotó la Compasión de las Esferas Superiores?. Con certeza que no. La Manifestación Crística de nuestros días es algo tan natural – porque representa una Ley Divina – como las que ocurrieron en idénticas confluencias cíclicas del pasado. Solamente cambian las formas concretas con las que se reviste, en exacta correspondencia con las alteraciones de las circunstancias propias de la Humanidad de cada época.

135
P) ¿Han cumplido satisfactoriamente su papel mediador entre la Jerarquía y la Humanidad los doce apóstoles grupales del planeta (tal y como fueron descritos en la introducción del 2º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”)? ¿Ha habido necesidad de que el Gobierno Interno de la Tierra hiciese reajustes (nuevas llamadas debido a auto-exclusiones) en relación a su operatividad y eficacia en el mundo de los hombres? R) Los Núcleos Apostólicos de la Nueva Dispensación han cumplido de modo satisfactorio el papel que les fue confiado en los Planos Internos. Su acción no es perfecta (ni podría ser) pero ha sido muy relevante y positiva, a pesar de las inevitables y previsibles dificultades con las que sus más genuinos, dedicados y constantes intérpretes han tenido que debatirse. En muchos casos su tarea ha sido titánica y, de forma global, progresivamente más eficaz. Nuestra bendición y Nuestra gratitud acompañan a los trabajos efectuados, que son de una importancia capital. Obviamente, siempre son necesarios algunos reajustes en la ejecución concreta de los planos. Tales reajustes constituyen situaciones puntuales de adaptación a la mutabilidad de las circunstancias y, además, de clarificación, de preservación de lo esencial y de aumento de eficacia. Por lo demás, sobre este asunto de los Núcleos Apostólicos, no tenemos, por ahora, nada que añadir a lo que fue dicho (con tanta elevación y transparencia) por Mi Gran Hermano Maitreya – el Maestro Universal – en el 4º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”, libro de cuya importancia, una vez más, queremos dar testimonio. (Sobre el tema aquí en causa, conferir el mensaje de fecha 20 de Enero de 1996, incluido en las páginas 147 a 152 de la 1ª edición de la referida obra).

136
P) ¿El nivel de consciencia de la Humanidad es apto para recibir e incorporar los planos del Cristo? R) Los planos del Cristo son adaptados al nivel de consciencia relativo de la Humanidad. Evidentemente, cuanto más elevado sea ese nivel, más lejos y más alto – más profundo – se puede llegar.

137
P) ¿Cómo se va a manifestar el Cristo en el Medio Oriente, más concretamente entre israelitas y palestinos? ¿Cómo va a ser en China? R) De la misma manera que en todos los puntos del planeta. La Nueva Manifestación Crística es Universal y nos gustaría que no fuese necesario repetir que no implica apariciones ni milagros. Creo que no es necesario, en este momento, añadir nada a lo que ya dije en el 4º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”.

138
P) En el actual momento que atravesamos, la entrada en la Nueva Era, cuando el trabajo más importante es el relacionado con la Manifestación Crística del Señor Maitreya, ¿por qué muchos hermanos desencarnados que orientan el trabajo de casas espíritas parece que no tienen conocimiento de esa Manifestación? ¿No es ella generalizadamente conocida en todos los Planos superiores al Plano Físico Denso?

R) Para responder a esta pregunta, es necesario hacer la distinción de tres tipos fundamentales de centros espíritas. Los que constituyen un fraude. Son muchos, infelizmente. Los que, a pesar de tener dirigentes y/o miembros bien intencionados, son meramente (o casi totalmente) víctimas de ilusiones, aunque puedan hacer un trabajo asistencial (y, en cierta medida, de apoyo psicológico) loable. Son muchísimos. Los que trabajan sobre bases más serias y reales. También aquí es importante distinguir diferentes situaciones: En algunos grupos (pocos, es cierto) se habla de la Nueva Manifestación Crística o, por lo menos, es insinuada o reconocida (puede que con la terminología muy particular del Espiritismo y, generalmente, identificando al Cristo con Jesús, Su sublime vehículo en la Manifestación de la Era de Piscis y del 6º Rayo); En otros grupos, no existen, en los mecanismos de los mediums, los códigos mentales o lingüísticos (Ver respuesta nº 380), para inculcar tal realidad sin deformaciones tan grandes que el resultado sea contraproducente; En otros casos, es un cierto tipo de orgullo personalista de los mediadores que cierra las puertas al reconocimiento de realidades que implicarían también, consecuentemente, el reconocimiento de más amplias sabidurías. Éste es un problema muy serio. En otro tipo de grupos, el trabajo que se lleva a cabo por medio de ellos es útil en términos evolutivos y, no obstante, no incide (ni por aproximación) sobre ese tema que – siendo de extraordinaria y capital magnitud – no agotaría, de manera ninguna, aquello que puede y debe ser dicho. Por lo demás, acordaros que hay muchos impulsos y trabajos (de pequeña o gran amplitud) que contribuyen para las Manifestaciones Avatáricas o que son consecuencia de ellas y que, sin embargo, no son referidas expresamente en ellos. Finalmente, hay muchos casos de manifestación de entidades del Plano Astral que son bien intencionadas pero carentes de Conocimiento y, más aún, de Sabiduría – ya que ésta no depende de estar desencarnado pero, si, del nivel del progreso evolutivo. Tales entidades, también en relación a la Nueva Dispensación Crística, tienen una escasa y nublada consciencia. Del mismo modo como vosotros podéis desconocer totalmente (o, por lo menos, en gran medida) acontecimientos del mundo físico – así como tantos y tantos datos de diferentes ciencias – también muchos habitantes del Plano Astral, mismo cuando se benefician del proceso transmutador de energías que acompaña al descenso Avatárico a los Mundos de la Forma, desconocen lo esencial de por qué y cómo. Reparad que, si esas entidades tienen un peso específico (una densidad vibratoria) que las retiene en el Mundo Astral y que las ha impedido acceder a niveles superiores, es justamente porque su consciencia no es muy elevada. Obviamente, cuanto más elevado es el nivel vibratorio en la jerarquía de los Planos y Subplanos, más generalizado y perfecto tiende a ser el conocimiento de las actuales Expresiones Avatáricas.

139
P) En relación a las profundas mudanzas habidas en los últimos 12 años, ¿cubrieron, o no, las expectativas de la Jerarquía? ¿A qué niveles se dieron los avances mayores y donde hubo un mero “marcar el paso?” R) Destacamos que el referido periodo de 12 años abarca temporalmente desde el año (1985) en que fue dado el impulso para la fase inicial de la Nueva Manifestación Crística (fase que cesa, justamente ahora, al cabo de esos 12 años, dando lugar a un nuevo ciclo en el ámbito de la misma Manifestación) y en el que, consecuentemente, se iniciaron todas las profundas mudanzas mencionadas; y que de hecho, ya es posible confirmarlas inequívocamente. Pensad bien en esto. Como término medio, los avances que se realizaron están dentro de lo esperado. Atendiendo a las circunstancias, puede decirse que los resultados más satisfactorios se dieron a nivel político internacional – por mucho que eso pueda sorprender a muchos de vosotros – y en el ámbito global de todo tipo de Comunicaciones (entre pueblos, entre religiones, entre áreas de conocimiento) y de Circulación de energía e información. A pesar del notable trabajo realizado, especialmente, por medio de este particular impulso de Enseñanza y Trabajo Esotérico y de algunos otros estudios e investigaciones hechos con indiscutible seriedad (así como el laborioso servicio anónimo de un importante número de obreros), los resultados más preocupantes se registran en el ámbito de los medios llamados espiritualistas y esoteristas, donde existe (para lo que es de esperar) demasiada inercia (en términos de Saber y de Servir), falta de discernimiento, vanidades, personalismos, inconsecuencias, fantasías y reacciones típicamente piscianas.

140
P) ¿Es verdad que, por la precipitación de la Manifestación Mesiánica en los tres Planos de expresión humana (Mental, Astral y Físico), el Plano Físico está sufriendo más directamente los efectos del aumento de vibración, transformándolo en el mayor reducto de las energías negativas que actúan en los otros Planos? R) Sí, de acuerdo con lo expuesto en el 3º volumen de las “Nuevas Escrituras”, especialmente en la introducción y en el Capítulo III, y que puede sintetizarse en la siguiente cita: “importantes fuerzas negativas fueron precipitadas de los Planos más sutiles (donde ejercían su acción) para poder pasar a actuar sólo en los Planos más densos (el Astral y el Físico). Ahí, su acción, aunque más sensible y con una repercusión más inmediata en el Mundo Físico, es, sin embargo, menos poderosa. Efectivamente, cuanto más se aleja de la Fuente cualquier expresión de Vida, más débil es su energía y más restringida se vuelve su acción”.

141
P) Por éstas y por otras razones, ¿podemos considerar que el Plano Astral y el Plano Físico se mezclan cada vez más, confundiendo a la Humanidad en este final de ciclo, haciendo que las actitudes parezcan cada vez más egoístas? ¿Estaremos en un proceso final de expurgación y de auto-selección? R) En cuanto a la primera parte de la pregunta, la respuesta es afirmativa (resaltando, además, la correcta colocación de la palabra “parezcan”; efectivamente, se trata, una vez más, de hacer salir a la luz del día las realidades, tanto positivas como negativas, que estaban ocultas). Este tema merece ser atentamente considerado. En cuanto a la Segunda pregunta, apenas la palabra “final” impide que se dé también una respuesta totalmente afirmativa: existe, actualmente, un proceso de expurgación acelerado – pero no final, porque no acaba aquí la Evolución -; existe un proceso de auto-selección, porque el Hombre es, más allá de todos los condicionalismos, el tejedor de su Destino – pero ese proceso siempre existió y continuará existiendo.

142
P) ¿Cómo fue posible la propagación del fenómeno hipnótico colectivo del pueblo alemán que hizo posible la 2ª Guerra Mundial? R) Es evidente, y ya sabido, que el pueblo alemán había generado las circunstancias kármicas facilitadoras de esos tristísimos hechos y que, por otro lado, esa predisposición fue aprovechada y ampliada por poderosas Fuerzas Negras. Sin embargo, hay otros factores a considerar. Por ejemplo: Alemania es un territorio cuyas características magnéticas son singularmente poderosas. Efectivamente, en su subsuelo existen enormes yacimientos de hierro. El pueblo alemán (como otros pueblos del globo) está, pues, continuamente expuesto a la influencia de un foco de imantación considerable, vehículo de influencias poderosas – tanto en lo bueno como en el mal sentido. En el buen sentido, ese hecho le ha servido como vía de canalización inspirativa de los mayores filósofos y de los más brillantes músicos y escritores de la cultura occidental; en el aspecto negativo, tiende a reforzar una dureza de comportamiento, que en diversas ocasiones asumió una feroz vertiente bélica. La combinación de los Rayos que especialmente condicionan Alemania (4º Rayo del Alma y 1º Rayo de la Personalidad) facilita también la eclosión de expresiones conflictivas y agresivas cuando son inducidas por un envolvimiento de encantamiento legendario y mítico. La expresión voluntariosamente marcial es así mismo energetizada por las influencias astrológicas de Aries y Marte que inciden sobre la misma nación.

143
P) Con alguna frecuencia asistimos a la difamación de la Teosofía por parte de los medios de comunicación, atribuyéndole causas (o algunas causas) ocultas del Nazismo. A pesar de que sepamos que se trata de calumnias y de un uso especulativo y sensacionalista del tema, ¿hubo, de hecho, algún germen de motivación o de teorización ocultista por detrás del desvarío que supuso, la segunda guerra mundial?

R) En relación a la Teosofía como Sabiduría Divina (o como Eterna Sabiduría), nada de más opuesto pude haber al Nazismo, por lo que es imposible que exista cualquier nexo de causalidad. En lo que respecta a la Teosofía en cuanto filosofía expuesta por la Sociedad Teosófica, relacionarla de cualquier manera con el Nazismo constituye una incalificable calumnia y afronta contra Helena Blavatsky o Annie Besant, extraordinarias mujeres y discípulas, cuya vida, obra y legado literario representa una portentosa lucha por un mundo asentado en principios radicalmente diferentes de los propugnados por aquel sistema ideológico, político y militar – radicalmente diferentes y, evidentemente, muchísimo superiores. Tan superiores, que también superan incomparablemente los dudosos principios y/o la casi increíble ignorancia de los inventores de semejantes infamias. Apelamos, pues, a la defensa y la reposición de la verdad en relación a este asunto – apelamos a aquellos que no tienen las manos sucias por la práctica de idénticas calumnias contra otros discípulos de Nuestra Fraternidad. Por lo demás, es evidente que un fenómeno tan negro como el del Nazismo tuvo por detrás poderosas fuerzas ocultas del lado de la Sombra, como sucedió en relación a otras tenebrosas manifestaciones en el dominio político, social, económico y religioso a lo largo de la Historia, unas de menos, otras de idéntica o casi idéntica gravedad. Por ejemplo, los periodos de totalitarismo, obscurantismo y fanatismo religioso correspondieron a tremendas prácticas de Magia Negra. En un mundo relativo (diferenciado en Espíritu y Materia), en todo existe la luz y la sombra y, así, una dualidad de caminos: el del Mal y el del Bien. Por eso, Nuestra Enseñanza siempre sobrepuso y siempre sobrepondrá A la solidez ética y la vivencia (necesariamente altruista y universalista) del Amor a cualesquier técnicas y prácticas formales.

144
P) Las múltiples razas existentes en el globo tienden hoy a difundirse por todos los continentes. ¿Qué resultados traerá, en un futuro breve, en términos de racismo y xenofobia? R) Esperamos que pocos (y nos gustaría que ninguno).

145
P) A finales del 2º Milenio y durante el principio del próximo .¿Sufrirá la Humanidad con acontecimientos ligados a un anti-Cristo, o sea, a más una organización humana sectaria y prepotente apoyada por magos negros y dirigida por un hombre, un líder? ¿Es verdad que ese líder nació en el Medio Oriente, en medio de los conflictos de intolerancia entre Israel y Palestina? Cuándo se revele, ¿tendrá la edad de 30 años y su reino de opresión y de dolor durará tres años más, utilizando la misma edad y el simbolismo de la vida de Jesús Cristo hace 2000 años? ¿Es verdad que él se presentará como un hombre bello, alto, de cabello rubio, ojos claros y dulce, y que confundirá a los hombres llamándose Cristo? ¿Se hará seguir, a través de manifestaciones públicas, de curas y de otros milagros, siempre con el apoyo de un gran número de magos negros? ¿Es verdad que él ayudará, protegerá y marcará a aquellos que le sigan y no tendrá piedad con aquellos que no crean en él? ¿ Tendrá el apoyo de varios gobiernos y de varias naciones y usará todos los medios de información? Esa marca, que podemos llamar la “marca de la bestia”, será una especie de cartón que ligará a todos los seguidores de la organización en base a una filiación controlada y manipulada? Ese anti-Cristo, que tanto confundirá a la Humanidad y la hará sufrir, ¿ aparecerá como el salvador del mundo cuando sucedan determinados acontecimientos catastróficos físicos en la Tierra y el Hombre se encuentre confuso y desorganizado económica y socialmente? R) No podemos confirmar tales situaciones dado que nada indica que van a ocurrir en esos precisos términos. Lo que, si, podemos decir es que existen innumerables mistificaciones (algunas de ellas altamente tenebrosas) y recordar, como tantas veces ya lo hicimos, que no os dejéis engañar ni impresionar por las apariencias, por el aspecto físico o por demostraciones externas pseudo-milagrosas.

146
P) ¿Será correcto decir que el anti-Cristo es verdaderamente una creación de la Humanidad por ésta pensar, actuar y sentir contrariamente a los principios del Amor?

R) También es eso. No obstante, en términos esotéricos, representa sobre todo la fuerza ilusoria del 2º Rayo, cuando se expresa desvirtuadamente (esto ya fue clarificado por Mi hermano Djwhal Khul en “Un tratado sobre Magia Blanca” de Alice Bailey). Hay además otro significado de anti-Cristo pero que preferimos no explicar, dado que podría confundir a muchos de los lectores de este trabajo.

147
P) Creo poder deducir de algunos pasajes del libro “El Séptimo Círculo – La Corona de la Libertad”, que se localizan entre las páginas 115 y 117 de la edición original en Portugués, que se pueden forjar pensamientos-forma que, adquiriendo suficiente nitidez, fuerza y permanencia en el Plano Mental, pueden un día, en un futuro distante, llegar a constituir seres como del tipo de los humanos. ¿Es admisible esta deducción? R) Si, es verdad; Las Mónadas Humanas constituyen una Jerarquía Creadora, siendo (o llegando a ser) su labor predominantemente productiva en el Plano Mental. Los pensamientos engendrados por los seres humanos, si fueran suficientemente organizados y alimentados por sucesivas efusiones imaginativas (o ideaciones constructoras) en un mismo sentido, pueden, de hecho, adquirir independencia y un cierto tipo de animismo. En una Cadena futura, podrán constituir formas animadas por Entidades Espirituales, de manera semejante a como, en el pasado, también los seres llamados Pitris Lunares, a partir de la proyección de sus cuerpos astrales, engendraron los gérmenes de lo que es la Humanidad presente en esta Ronda.

148
P) ¿Es por eso que nuestra responsabilidad es tan grande, en lo que respecta a la cualidad de nuestros pensamientos? R) No es (solamente) por eso pero también por eso. En verdad, los efectos provocados, en la substancia del Plano Menta Inferior y del Plano Astral, por los pensamientos que emitís y la consecuente influencia que ejercen en vuestros semejantes se hace sentir ya hoy – benéfica o perniciosamente.

149
P) Cuando un ser humano no tiene Rayos pares, principalmente el del Amor (2º Rayo), en su constitución, ¿no constituye eso un peligro y, de cierto modo, una injusticia, ya que puede restringir su capacidad de ser caritativo, compasivo y amoroso? R) Todos nosotros, que tenemos nuestro campo evolutivo en este sistema solar, somos como pequeñas células del Logos Solar. Ora, sabemos que Él está bajo la portentosa energía del 2º Rayo – el Rayo sintético de este particular Universo y la gran Cualidad Divina que a todo impregna. Todos los Rayos de nuestra constitución no son, pues, sino sub-Rayos de aquel Rayo Mayor; por eso, por principio, todos nosotros tenemos innatamente propensión y capacidad de Amar. Por otro lado, cualquier diferencia existente en las influencias de los Rayos bajo los cuales se manifiesta cualquier ser nunca podría suponer o implicar una injusticia: todos los Rayos son importantes y que prevalezcan unos sobre otros en una encarnación tiene siempre razones kármicas (forjadas en el pasado) y representa seguramente la mejor y más provechosa fórmula para nuestra evolución (y, a partir de cierta altura, para nuestra utilidad como Servidores). Además, considerando la integral constitución oculta del Hombre y el hecho de haber el Rayo Monádico, el Rayo del Alma, el Rayo de la Personalidad, el Rayo del Cuerpo Mental, el Rayo del Cuerpo Emocional y el Rayo del Cuerpo Físico, es rarísimo (no habrá un caso en un millón) que, en una encarnación, no exista al menos un Rayo Par, en alguno de esos niveles. Por ejemplo, la gran mayoría de los cuerpos emocionales de la Humanidad pertenece al 6º o al 2º Rayo (por este orden cuantitativo).

150
P) Cuando asisto a manifestaciones de maldad o de estupidez humana, no consigo reprimir un sentimiento de repudio mezclado con una cierta aversión por la persona que está actuando de esa manera. Se que esta última tendencia (de aversión) es reprobable e intento combatirla pero, verdaderamente, no consigo sentir ningún lazo o expresión de Amor por esa

persona. ¿Qué debo hacer? R) Debéis, por un lado, tener bien presente que ese sentimiento de alguna manera odioso, que abrigáis no es correcto ni beneficioso para nadie; por otro lado, alimentar reiteradamente, la voluntad de superarlo a través de la Comprensión y del Amor por quien actúa de manera errada. En verdad, todos los seres son dignos de Amor, incluso cuando sus actos y comportamientos sean deplorables. Afianzandoos en esa convicción y perseverando en vuestro esfuerzo, acabaréis por enraizar la consciencia necesaria. Reparad que, por regla general, lo que contactáis es la superficie o apariencia de las cosas y de las personas. Muchas veces, esa superficie (en el caso de los seres humanos, la llamada “Personalidad”) es extremadamente frágil, carente, ignorante, inmadura e, incluso, enferma – y por eso actúa de forma disparatada, insensata, maliciosa y cruel. Sin que tengan hoy consciencia de eso, ¡¿por cuántas contrariedades y por cuántos sufrimientos – por cuántas vidas de fricción y de dolor – tendrán todavía que pasar tales individuos hasta que sus seres se coordinen, se armonicen y se vuelvan capaces de responder a la Sabiduría y al Bien Querer?! Cuando consigáis penetrar hasta lo más íntimo de cada uno, cuando aprendáis a lidiar con la transparencia de las cosas y de los seres y su máscara exterior y temporal ya no constituya una barrera de separación, fácilmente seréis sensibles a la debilidad y a la ceguera de los que hoy os repugnan con sus malévolas conductas; por eso, estableceréis con ellos un lazo verdadero de identificación y unión, por donde espontáneamente fluirá una corriente de afabilidad y de real ayuda.

151
P) ¿Por qué la iglesia rechaza tantos testimonios de visiones y de hechos milagrosos? R) La prudencia, la sensatez, el equilibrado rigor son valores positivos y necesarios y determinan una valoración cautelosa y ponderada sobre la autenticidad o el valor de acontecimientos o procesos considerados paranormales. Esto es válido para cualquier entidad, individual o colectiva y, si (o cuando) la iglesia adopta tal actitud, no existe nada censurable. Lo que, si, es lamentable es que, en el pasado, en tantas y tantas situaciones, la iglesia haya actuado precisamente al contrario, acogiendo los más absurdos supuestos y dando su beneplácito a innumerables falsedades y falsificadores; que, aún hoy, incentive (o, por lo menos, consienta) fenómenos de alineación, cuando eso sirve a sus intereses; que rechace testimonios probablemente inspirados sólo por que no caben en la estrechez de su limitada teología o de sus conveniencias mundanas.

152
P) La iglesia católica romana condena el control de natalidad. ¿Cómo encara la ciencia Esotérica ese problema? R) En la Naturaleza existen leyes biológicas precisas que determinan numéricamente el equilibrio de las poblaciones, sean humanas sea animales o vegetales. Cuando el hombre, a través del avance científico y técnico, consiguió prolongar el nivel medio de vida, la población mundial creció desmesuradamente. Por eso, el ecosistema biológico del planeta actúa inteligentemente – pero, en apariencia, despiadadamente – procurando (re)establecer el equilibrio. El objetivo perseguido es la estabilización de Especies fuertes (en este caso, el Género Humano); así se determina la selección natural y se apuran y evolucionan las potencialidades y los factores genéticos. Si no hay control racional del número de individuos a nacer, la naturaleza se encargará (como e SIDA, y otras que surgirán cuando se encuentre la cura para ésta), sea a través de catástrofes naturales o de otros medios. Muy especialmente en los países asiáticos, es, de hecho, una auténtica desgracia la generación caótica y la superpoblación de seres humanos destinados (con una gran probabilidad) al hambre y a la enfermedad. El hombre debe regular inteligentemente la natalidad teniendo en cuenta sus posibilidades de sustento y salubridad. En este aspecto, por su rigidez represiva, la iglesia se comporta incoherentemente. En la práctica, la teoría pseudo-moralista que se opone al control de natalidad no evita lo graves problemas, con numerosas implicaciones que asolan a la Humanidad y que repercuten en el planeta como un todo. El planeta es un ser unitario – una gigantesca unidad colectiva – y sólo puede contener un número determinado de individuos de cada especie, bajo grave riesgo de desequilibrio simbiótico del todo. Si aleatoriamente se alteran las condiciones vigentes, se provoca inevitablemente algunas especie de ruptura en la cadena que interliga y sustenta a

los seres. La realidad suprafísica y la presión centrípeta / centrífuga para la encarnación es concordante y no se divorcia de las realidades biológicas existenciales del planeta. Todo está previsto superiormente, obedeciendo a números y a ritmos que configuran el proceso armónico y ordenado de la Manifestación; no obstante, el hombre debe saber cooperar inteligentemente, determinando y proporcionando oportunidades, en el Plano Físico, para una evolución digna. Sin duda que el control de natalidad debería hacerse de manera natural y sin duda que muchos de los métodos contraceptivos son, en si mismos, indeseables y nocivos para el equilibrio energético-fisiológico. En el pasado, los ciclos naturales no habían sido perturbados y el control de natalidad era asegurado naturalmente. Los desequilibrios del ser humano (sea en el extremo de gratificación licenciosa de los sentidos, sea en el extremo de inhibición traumatizante y patológica) acabaron pro provocar un tal desorden en las funciones sexuales que se vuelve casi inevitable recurrir a los métodos anticonceptivos artificiales – hasta el día en el que el equilibrio sea restaurado. Entre tanto, hay que saber enfrentarse a los hechos (en vez de ignorarlos) y, sin perder el sentido de lo ideal, hacer lo mejor posible en cada circunstancia.

153
P) Para las iglesias cristianas, el sexo antes del matrimonio es considerado pecado, así como lo es, para algunas congregaciones religiosas, el sexo sin fines de reproducción. ¿Qué tiene que decir la Ciencia Espiritual sobre este tema? R) Cuando existe Amor y respeto mutuo, las relaciones sexuales prenupciales no tienen nada de pecaminoso (la eventual falta de madurez necesaria es otra cuestión, que no tiene nada que ver con cualquier concepto de “pecado”). De nuevo nos encontramos con los maleficios del prejuicio espiritual basado en la superstición. En un mundo progresivamente culto e inteligente, hay que recapitular todos los pre-supuestos, inclusivamente los morales, adecuándolos a los tiempos y sometiéndolos a la luz de la razón, del equilibrio y del sentido común. Este tipo de prejuicio, el espiritual, es el que más inhibe y paraliza al ser humano. En el hombre, los estigmas subterráneos del miedo y los factores supersticiosos tienen un papel inhibidor de la manifestación de su consciencia de auto-determinación, de la libre valoración de lo que es real y correcto. El miedo en abstracto, con vagos contornos intangibles de amenaza del castigo divino por la práctica de un pecado, actúa de manera particularmente represiva obnubila la consciencia y el discernimiento. La Humanidad atravesó un pantano de obscurantismo durante largos siglos de la Era que ahora está terminando. Numerosas secuelas le quedaron de esos tiempos de represión, distorsión y aniquilamiento de los verdaderos valores. Necesita reflexionar con madurez sobre los valores éticos, encontrando el justo camino de equilibrio entre un rígido moralismo, formal y superfluo e incluso traumatizante (luego, innecesario e indeseable) y un insensato libertinaje y amoralidad (que hoy predomina e igualmente os aprisiona en oscuros laberintos psicológicos). El estado ideal es el del ejercicio de una libertad responsable, consciente y auto-controlada de acuerdo con una noción de orden superior. Específicamente en lo que respecta a la práctica de las relaciones sexuales sin ser para fines de procreación, ningún puritanismo impuesto (por no importa cualquier Iglesia o Entidad) puede honestamente resolver las situaciones. Cuando se preconiza esa supuesta castidad, la función neuro-psicológica no puede ni debe ser subestimada. La ciencia médica reconoce el carácter equilibrante, en términos fisiológicos y funcionales, de la sexualidad. En la media de la población, la práctica sexual normal y equilibrada (deseadamente asumida con dignidad, afecto y respeto) eleva determinadas opresiones energéticas que, de otra manera, podrían manifestarse en forma de predisposición a la agresividad. Si esa energía compulsiva no fuera utilizada en la combustión de cualquier tipo de acción o de esfuerzo (por ejemplo de trabajo físico o mental), podría pervertirse y producir desequilibrios dañinos para la salud y para la sociedad. La abstinencia impuesta por dictámenes o circunstancias ajenas pueden constituir un grave factor de bloqueos para quien, por un particular grado o especial designio evolutivo, no pueda sublimar y utilizar creativamente las energías mantenidas en tensión. En relación a esos decretos extremistas de algunas iglesias, se debe aclarar que no existe ninguna razón forzosa para que el Amor tenga que ser, en cualquiera de sus manifestaciones, rebajado – antes, por lo contrario, las relaciones sexuales pueden (deben) ser expresión de Amor. Independientemente de ser o no dirigido a la procreación en la

práctica de las relaciones sexuales, él puede ser noble, edificante y espiritual. El hombre no debería reducirlo a la expresión más ínfima, a la de la pura animalidad; debería, si, nivelarse y elevarlo a un padrón de dignidad, de sentido de responsabilidad y de respeto en toda su conducta.

154
P) Si el color blanco es tan puro y espiritual, ¿por qué la Iglesia Católica romana no lo adoptó para la sotana que sus sacerdotes usan como hábito? R) En primer lugar, es importante aclarar que el llamado color blanco de vuestros tejidos no es más espiritual que otros colores, especialmente el amarillo, el azul y el violeta. La sotana es la copia y la heredera del hábito de los sacerdotes de Mithra, la “hierocarace” (llamada así por tener el color de los cuervos “corax”). Además, se verifica lo mismo con las restantes vestimentas y piezas de adorno ritualístico, incluso de los propios Papas con sus mantos, sandalias, tiaras, anillos, todos ellos reproducciones de otros altos prelados, como el Rey Sacerdote de Babilonia, los Hierofantes de Isis, los sacerdotes de Anubis (éstos con la tonsura, la parte alta de la cabeza rapada). También, las pilas bautismales son otra herencia del paganismo; se encontraban, como hoy (pero entonces con los nombres de favisses y aquimanaria ), a la izquierda del Portal, donde los candidatos a los antiguos Misterios pasaban por la prueba de agua. Igualmente, los altares de ahora son la correspondencia directa de la Ara Máxima de la Roma pagana, así como el sagrario lo es del Pyx (la caja o tabernáculo donde lo equivalente a lo que hoy llamáis “Santísimo Sacramento” era guardado). Damos estos ejemplos en defensa de la lúcida afirmación de que ninguna religión tiene la legitimidad exclusiva; aún más, que no pierde nada sino que acrecienta su legitimidad por compartir con otras presentaciones de las mismas realidades esenciales. Aún en relación a la opción del color negro para los hábitos litúrgicos en la Antigüedad (posteriormente perpetuada), eso no era de extrañar ya que el negro, ausencia de color, se identificaba con la trascendencia de la materialidad y, por otro lado, también tenía connotación con el Seno Divino – la Mater Matrix – que nos envuelve y abraza en Su Regazo Inmortal – más allá de cualquier color relativo.

155
P) El sentido esotérico de “Resurrección” ¿se refiere a la resurrección de la carne? R) No. Significa “resurgimiento” (del latín ressurrectio) en otro Plano superior de existencia – no en el carnal. Significa la elevación (o transmutación) de la substancia-energía de los cuerpos inferiores (especialmente, el físico) por la acción espiritualizadora del Alma (el Cristo Interno), configurándose en ella, (Ver también respuesta nº 334). Infelizmente, ese sentido original se perdió en las nociones religiosas exotéricas (o profana).

156
P) Un número grande de personas consideradas cultas aceptaron como correctos principios crueles y absurdos sustentados por algunas iglesias instituidas – como, por ejemplo, la idea de un Dios susceptible de sentimientos de ira y de venganza, las nociones de infierno y de limbo, la interpretación literal de la llamada “resurrección de los muertos”, la teoría de un pecado original practicado por antepasados remotos y por el que continuaríamos a sufrir el castigo, aunque no existiésemos cuando fue cometido (lo que sería lo mismo que ser punidos por un delito cometido por un antepasado nuestro de hace millares de años). Etc, etc. ¿Cómo se explica esto? R) De hecho, la mayor parte de los (impropiamente) llamados fieles de las religiones oficiales pasa liviana y desinteresadamente por encima de las grandes cuestiones espirituales, limitándose a una práctica religiosa superficial y basada en motivos supersticiosos – obtener beneficios personales o prevenir eventuales castigos o desgracias. Por eso, ni siquiera pondera la teología que, supuestamente, acepta. En la mayor parte de los casos, la desconoce, pura y simplemente. La ignorancia religiosa es tremenda y casi ilimitada. Aquello a que se llama Cultura, por regla general, no es más que un barniz de fachada y que no depende de ningún especial desenvolvimiento mental y, mucho menos, espiritual – por lo que la generalidad de las personas que se consideran cultas (por tener este o aquel

título académico o por haber leído algunos libros considerados convenientes) comparte la misma ceguera y el mismo alejamiento de cualquier reflexión más profunda. Cuando mucho, se interroga sobre las posiciones políticas o sobre los pronunciamientos relativos, por ejemplo, al uso (o no) de métodos anticonceptivos asumidos por la congregaciones religiosas – o sea, sobre las cuestiones más externas e inmediatas.

157
P) ¿Existen hoy, en el seno de la Iglesia Católica Romana, hombres a los que podamos considerar santos? ¿y sabios? ¿trabajan en ella discípulos de los Maestros de Sabiduría? R) Salvando la relatividad de lo que se puede considerar “santidad” y “sabiduría”, podemos responder que sí. Obviamente, la proporción es muy pequeña pero representa un número con cierto significado, una vez que se cuentan por centenares de millones los seguidores de la referida iglesia. Teniendo en cuenta esa importancia, desde luego que la Jerarquía le da debida atención, destacando varios discípulos para trabajar en ese ámbito, con el fin de intentar inducir a los mejores caminos posibles (dadas las circunstancias). No obstante, es evidente que no es ahí – ni en ninguna religión exotérica – que se pueden encontrar los hombres más sabios o más santos.

158
P) ¿Y en las llamadas Iglesias Protestantes? R) La respuesta es básicamente la misma.

159
P) ¿Qué balance se puede hacer de los casi 20 años del actual Papa Juan Pablo II? R) Hubo muchos aspectos en los que no se avanzó – lo que, cara a las exigencias actuales, es esencialmente negativo. En otros campos tuvo un contributo de real utilidad. Es el caso, por ejemplo, de algunas significativas iniciativas ecuménicas y de una o de otra afirmación más osada y certera sobre los nuevos tiempos (dando voz a alguna media luz de conocimiento canalizado para el Vaticano); del reconocimiento (aunque incompleto e imperfecto) de los errores del pasado; de la correcta denuncia sea de las mentiras y atrocidades de la mayor parte de los regímenes comunistas, sea de los perniciosos y alienantes efectos del llamado (y con propiedad) capitalismo salvaje (y en general, de los excesos y perversiones del neo-liberalismo). El saldo puede considerarse razonablemente positivo, aunque decepcionante en algunos aspectos particulares.

160
P) Me parece que existen movimientos aparentemente renovadores en el seno de la Iglesia que, no en tanto, acaban por limitarse a transmitir una ilusión de mudanza, perpetuando los mismos errores fundamentales (de acuerdo con la máxima “es preciso modificar alguna cosa para que todo continúe igual) ¿No será así? R) En la mayor parte de los casos, si. Existen sin embargo, excepciones (una y otra, muy rara, con real importancia). De cualquier modo, sería especialmente lamentable que estudiantes de esoterismo se dejasen engañar (o fascinar) por los nuevos envoltorios de los viejos errores, retrocediendo al nivel de la simple creencia (o, mismo, superstición) y que cambiasen el Camino de la Sabiduría por el simple “menos malo” (cuando mucho, “más o menos”).

161
P) ¿Cómo se puede comprender que la iglesia – representada en muchos de sus miembros eclesiásticos – apoye las corridas de toros, con toda la carga de sufrimiento gratuito para los animales, con el pretexto de “ser una tradición y hacer parte de la cultura popular a preservar...”, como ocurre en Portugal y, sobre todo, en España? R) Se trata, según los casos, o de una lamentable capitulación (para no perder sus “prosélitos” o de una insensibilidad o de una adhesión a prácticas absurdamente crueles.

162
P) ¿Por qué existen cada vez más asumidamente en el mundo homosexuales y sociedades que los representa y legitiman? ¿No se está traicionando el concepto tradicional del sentido de la familia y a poner en peligro el propio hecho natural de su existencia? R) Se justifica alargarnos un poco en esta cuestión. Lo hacemos con la mayor comprensión por los que tendieron para la homosexualidad (sobre todo aquellos, que son un importante porcentaje, caracterizados por una especial sensibilidad) y como un esfuerzo para ayudarlos a superar esa situación – que comprendemos pero que no podemos dejar de desincentivar; como un esfuerzo para evitar su arrastramiento y desequilibrar favorablemente la relación de pesos de los que balancean en un momento capital. El fenómeno homosexual es un fenómeno de naturaleza básicamente psíquica. Proporcionalmente, raros son hoy los casos congénitos de anomalía de tipo hormonal. Por regla general, el cuadro psíquico que retrata el homosexual es el de una persona vulnerable y sensible, muchas veces (y, sobre todo, en la fase crucial de la infancia o de la adolescencia) presentando un temperamento tímido y receloso de las condiciones en general asfixiantes del mundo que le envuelve. Él (o ella) se siente desencuadrado en la sociedad que le rodea y atraído (precisamente en esas líneas de menor resistencia que constituyen su fragilidad o hipersensibilidad psíquicas) por una egrégora más abarcante y crecientemente poderosa. Con esa egrégora construida alrededor de los que desenvuelven tendencias homosexuales – y cuyos imprecisos contornos instintivamente le sugieren “afabilidad”, “sinceridad”, “fidelidad”, “seguridad” – se cree identificado y hermanado. En gran medida, este creciente y numeroso grupo transexual (que, hasta hace pocos años, era marcadamente marginal e incógnito, en las sociedades) se originó, en términos singulares, en la insatisfacción y sentimiento de rechazo cara a los individuos del sexo opuesto. Representa la comprensible rebelión acumulada de varias generaciones – en particular de este último siglo – ante una situación en la que se exacerbó un elitismo tipológico de la apariencia, en lo que concierne a los conceptos de “femineidad” o de “masculinidad” reinantes en las sucesivas épocas. De manera insospechada, esa elección de padrones de belleza (aleatorios y absurdos) acabó por cobrar su precio, llevando a la marginalización y al sufrimiento multitudes incontables y generando una incontenible frustración y una sorda rabia. (Era importante que todos reflexionasen sobre esto). Al agregar la contraparte psíquica de personas afinizadas por ese mismo sentimiento de injusticia y de marginalidad (pero, no necesariamente, que se relacionen o conozcan en el Plano Físico), se fue destacando y moldeando un grupo (con características comunes) diseminado por el mundo. O sea, el de los homosexuales. Esa inmersión dio fuerza a cada uno de los individuos que lo integran, al facultar una referencia colectiva. Verdaderamente, la frustración y el miedo de verse recusado o sin tanto éxito en la comunidad o entre los seres por quienes se siente afecto representa una trauma que se viene agudizando, multiplicando e instalando definitivamente en el seno del “psiquismo colectivo” humano. Ese echo genera una fuerza y un impulso que no sabéis medir y que la sociedad, principalmente en las últimas décadas, subestimó. Ningún acto, ningún pensamiento, ninguna exhalación emotiva es independiente, inconsecuente y puramente individual. El medio ambiente registra la carga eléctrica funcional, contribuyente y compulsivamente magnética del conjunto. La adhesión a estos grupos fuertemente gregarios – cuyos integrantes están unidos subjetivamente por un solidario comportamiento contestatario (exteriormente manifestado en asumir la inversión o la confusión de sus polaridades) – viene a aliviar la tensión global acumulada. Es una de las formas de las que la Naturaleza colectiva se sirve para agotar y, a largo plazo (por más extraño que pueda parecer), equilibrar energías. Muchas personas (especialmente jóvenes no preparados e inseguros) se les adhieren momentánea y casi inadvertidamente por un sentimiento de confusión (o de ilusión emocional-mental), que se instala y se vuelve definitivo. En esos casos, pueden darse consecuencias más concretas y cristalizantes, “la función sigue el pensamiento” – he ahí un importante axioma ocultista. De hecho, la excesiva polarización (mental y comportamental) en ideales y contenidos energéticos desfasados de la normalidad (en este caso, asumiendo formas pervertidas de la polaridad sexual) acaban, con el tiempo, por alterar el funcionamiento del organismo psicofisiológico antes considerado sano, determinando una química radicalmente distinta y pudiendo, progresivamente, llegar a modificar la genética y los rasgos fisionómicos – tipológicamente afeminados o masculinizados. No es, pues, de admirar que las taxas hormonales se alteren y que todo el

organismo llegue a asumir características invertidas de polaridad. Todo el Universo, todo en el mundo natural, obedece a la Ley de las Polaridades. Todo posee una polaridad que es complementaria de otra, que es complementaria de algo. Si no acontece así, hay un extravío, una irregularidad en la armonía y en los ritmos de la Naturaleza. Debéis evitar tales situaciones – combatiéndolas con determinación y coraje – porque ellas, inevitablemente, son portadoras de sufrimiento. Es importante recordar que en individuos del sexo opuesto, el verdadero Amor no depende de la consumación sexual. Lo mismo obviamente (y con más razón) debe pasar con el amor entre seres del mismo sexo. El hombre no es un animal irracional; la psique se educa. Por chocante y desproporcionada que pueda parecer la comparación, pensad bien: ¿ os permitís cuestionar la legitimidad o ilegitimidad moral que representa el incesto? Amar a un hijo, amar a un hermano, es sublime. En sí mismo, el verdadero Amor es puro y sin obligaciones; no se tiene que corporizar – no se tiene que mezclar – con prácticas desvirtuantes (cuando así son). En toda la Naturaleza (incluso en los niveles más subjetivos) la trinidad está patente, constituyendo también la mejor garantía de estabilidad de todos los fundamentos. La familia no puede ser la excepción. ¿Es razonable destituir a la familia de su innata autenticidad, de su capacidad de generación de vida, de su continuidad? Juzgamos que la respuesta es evidente y radica en las leyes naturales.

163
P) ¿Se puede concluir, de ese modo, que las condiciones homosexuales o bisexuales no tienen nada que ver con la identificación o la proximidad de la condición de “divino hermafrodita”? R) El “divino hermafrodita” para el que la Humanidad tenderá un día, aún muy lejano, será etérico, no físico-denso; por consiguiente, tal condición no supondrá dos órganos sexuales polarmente complementarios porque, simplemente, tales órganos no existirán en esa fase de la Evolución humana.

164
P) Esa condición humana (en un futuro lejano) corresponderá a la conquista de nuevos atributos y poderes, completamente desconocidos para la Humanidad actual. ¿Será así? R) Así será. En esos tiempos, la Humanidad tendrá el poder de kriyâshakti – el poder consagrado de la mente iluminada – y lo utilizará creativamente.

165
P) ¿Existen discípulos homosexuales? R) Si, aunque debemos reiterar lo poco aconsejable de esa condición (homosexualidad). Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen defectos (probablemente) invisibles y/o sobre los cuales no se manifiesta la crítica social (como, por ejemplo, la arrogancia, la frialdad, la insensibilidad, el egoísmo) pero que son de idéntica o, incluso, mayor gravedad. Los Maestros consideran el interior de cada individuo – no la superficie de las cosas o la apariencia social. Por eso, en la llamada de atención para evitar las tendencia homosexuales, no es la falsa e hipócrita moral común que consideramos.

166
P) ¿Para cuándo se prevé la eterización de la Humanidad? R) En el punto ascendente que corresponde con aquel que, en el arco descendente, se dio la densificación del cuerpo físico, o sea, en el umbral de la 6ª Ronda (que estará en el mismo Plano de vibración del final de la 2ª, tiempo en el que los seres dejaron de ser etéricos, esto es, pasaron a tener un cuerpo físico denso, de mayor materialidad que el cuerpo etérico). Eso ocurrirá de aquí a decenas de millones de años (estamos a poco más de la mitad de la 4ª Ronda).

167

P) Se dice que ya existen en el Planeta individuos que pertenecen a la nueva 6ª subRaza. ¿Es verdad? R) Si. Los primeros grupos de individuos representativos de la nueva sub-Raza ya surgieron, comenzando paulatinamente a expandirse por el globo.

168
P) ¿Cuánto tiempo tardará la maduración total de esa 6ª sub-Raza? R) La 6ª sub-Raza de la 5ª Raza-Raíz alcanzará el auge de su manifestación dentro de 100.000 años aproximadamente.

169
P) ¿Estarán superpuestas las 6ª y la 7ª sub-Razas? R) Sí, como aconteció siempre con las anteriores y acontecerá con las futuras. Obviamente, esa superposición (también como siempre) es apenas parcial. Faltan todavía largos milenios para el advenimiento de la 7ª sub-Raza que, naturalmente, completará su ciclo de manifestación posteriormente a la 6ª sub-Raza.

170
P) ¿Tienen todas las Razas la misma longevidad? R) No. Las primeras Razas tenían una duración mayor de vida, ya que la evolución se da más lentamente cuando la consciencia está aún muy difuminada.

171
P) A medida que las Razas van evolucionando, ¿van dejando de existir las Razas anteriores? Por ejemplo: cuando los seres de la 5ª sub-Raza de la 5ª Raza-Raíz pasen para la 6ª sub-Raza y los de la 4ª sub-Raza de la 5ª Raza-Raíz pasen para la 5ª sub-Raza, ¿dejará de existir la 4ª sub-Raza y así sucesivamente? ¿existen todavía seres de sub-Razas anteriores a la 4ª sub-Raza de la 5ª Raza-Raíz? R) Aunque no lleguen a coexistir las siete Razas, existe una superposición de los ciclos de manifestación de varias Razas sucesivas. Actualmente, existen no sólo hombres de todas las sub-Razas surgidas de la 5ª Raza –Raíz como, también, seres humanos de la 4ª RazaRaíz (aún numéricamente mayoritaria) e, incluso, algunos escasos restos de la 3ª Raza. Por lo demás, parte de esta pregunta fue aclarada en otra respuesta. (nº 163. Esta aparente repetición, aunque parcial, de preguntas se debe al hecho de haber sido presentadas por diferentes personas).

172
P) ¿Por qué razón no se encuentran vestigios materiales de las brillantes civilizaciones de la Raza Atlante? R) En primer lugar, es importante aclarar que existe una gran dosis de exageración (incluso invención) en cuanto a las realizaciones alcanzadas en el pasado atlántido. La 5ª Raza-Raíz llegará (y ya llegó) más lejos que los más altos intelectuales y científicos de la 4ª Raza-Raíz o Raza Atlante (tanto más que los 3º y 5º Rayos, predominantes en la 5ª Raza, son los grandes impulsores de las líneas de desenvolvimiento mental y del conocimiento objetivo); las 6ª y 7ª Razas-Raíz excederán en mucho cualquier vivencia de Espiritualidad alcanzada en tiempos de la Atlántida. En segundo lugar, tenemos que decir que, aunque una gran parte de la Humanidad pertenezca a la 4ª Raza-Raíz, ésta tuvo su inicio en tiempos muy lejanos (en verdad, hace cerca de ocho millones de años), por lo que difícilmente podrían haber llegado hasta hoy sus vestigios más antiguos... Se añade a eso, además, que los principales escenarios territoriales donde se desenvolvieron las más importantes civilizaciones propiamente atlántidas (previas al advenimiento y expansión de la 5ª Raza-Raíz) quedaron sumergidos (a la vez, emergieron buena parte de las superficies terrestres actuales), por lo que los posibles vestigios se encuentran sepultados a enormes profundidades oceánicas. En tercer lugar, es también verdad que algunos descubrimientos arqueológicos que

podían haber traído luz sobre el asunto fueron propositamente ocultados o deformados y, en otros casos, mal interpretados (por razones de prejuicios considerados bien sustentados y básicamente intocables). Sin embargo, poco a poco, el hombre se dará cuenta de cuanto más antigua y compleja es su historia, del mismo modo como, cada vez más, está retrasando en el tiempo el surgimiento de sus antepasados.

173
P) Se puede saber qué acontecerá a mediados de la 5ª Ronda, a la altura del llamado “Día del Juicio”? R) Se hará un gran balance de los saldos kármicos y de la evolución alcanzada por cada una de las individualidades que constituyen esta Humanidad y se efectuará una separación entre aquellas que seguirán su evolución en esta 4ª Cadena hasta el fin de la 7ª Ronda y aquellas que, teniendo un excesivo atraso relativo, esperarán por las que integran la ola de vida siguiente y que, básicamente, serán la Humanidad de la 5ª Cadena. Entonces, los retrasados de la Humanidad de esta 4ª Cadena dejarán de ejercer una fuerza involutiva en ese colectivo y, en contrapartida, llegarán a ser (después de un tiempo de espera o Pralaya) los más avanzados de esa otra Humanidad venidera (ahora recorriendo la etapa animal). Reparen que la referida separación, como cualquier otra, es temporal, ya que todos nos reencontraremos en el glorioso Día de la consumación evolutiva cósmica o en algún nivel de reunificación previo. Esa separación (que jamás debe considerarse en términos desamorosos) es simultánea a una gran selección en el Plano Mental – el 5º Plano – y, consecuentemente, en el uso del pensamiento – el 5º Principio (Manásico o Mental) – trabándose ahí la definitiva batalla (en lo que a esta 4ª Cadena respecta) entre las Fuerzas de la Luz y las Fuerzas de la Sombra. Reparad que aludimos a acontecimientos que ocurrirán en el futuro, del que nos separan millones de años.

174
P) ¿Habrá también un “Día del Juicio” en la 5ª Raza-Raíz? R) Si, aunque de muchísima menor dimensión. Además, lo mismo acontecerá respecto a la 5ª sub-Raza (o a la 5ª sub-Raza de cualquier Raza-Raíz), lógicamente con significado y efectos aún más restringidos. El 5º Rayo es el Rayo de la selección Divina y, siendo el principal regente de los ciclos y niveles de consciencia con la misma correspondencia numérica – la 5ª Cadena, la 5ª Ronda, la 5ª Raza-Raíz, la 5ª sub-Raza, el 5 Principio -, su naturaleza se expresa en todos ellos.

175
P) ¿Llegará un momento en que en todo el Universo ya no existan algunos Planos de Manifestación, como el Plano Astral y el Plano Físico, por ejemplo? R) Sí. Al final del Gran Manvantara todos los Planos se van progresivamente subsumiendo. Toda la suma de experiencia y de consciencia resultante en ellos acumulados, así como toda su potencialidad vital ascenderán y residirán en los Planos sucesivamente ascendentes, hasta la asunción y reabsorción finales.

176
P) ¿Llegará el ser humano algún día a ser físicamente inmortal? R) No. Además esta respuesta devienen natural y necesariamente de la anterior.

177
P) En el libro “Concepto Rosacruz del Cosmos”, de Max Heindel, en una parte del Capítulo XI, se dice, en síntesis que: la forma actual del ser humano es diferente de la que tuvo en el pasado y de la que tendrá en el futuro; el hombre del futuro se redondeará nuevamente, se convertirá en una esfera, lo que proporcionará más facilidad para moverse en todas las direcciones y para combinar movimientos simultáneos. ¿Puede ser aclarada esta afirmación? R) En cuanto el hombre sea provisto de un cuerpo físico denso, éste se mantendrá

básicamente con la configuración idéntica a la que presenta en estos días. En un futuro distante, como se sabe, él se moverá en otras esferas y con otros vehículos de una condición superior y correspondiente nivel. Lo que el autor del citado libro – cuyo valor fundamental no se pone en causa – realmente capto de los Planos Superiores representaba, realmente más, la expresión simbólica de la creciente interiorización (o capacidad de polarizarse en los Planos Internos) del ser humano, doblándose sobre sí mismo y volviéndose para su esencia. Ocurre con alguna frecuencia, a autores-mediadores de los Planos Internos, que tienden a formalizar o concretizar demasiado aquello que apenas se reviste de un sutil significado simbólico o metafórico. Hasta los más entrenados intermediarios no están exentos completamente de padrones humanos de funcionamiento mental y/o cerebral.

178
P) En aquellas ocasiones en que se encuentran cuerpos humanos que, después de la muerte física no se descomponen, ¿tiene eso algo que ver con la santidad o existe alguna otra razón que desconocemos? R) Evidentemente, no tiene nada que ver con la posible santidad de su utilizador en la vida física. Una vez está finalizada, el hombre pasa (como se sabe) para otros Planos y, cuanto más verdaderamente santo fuera, menos ligado quedará a la tierra, a la materia física (o a cualquier tipo de cascarón astral); al contrario, de buen grado (natural y conscientemente) obedecerá la Ley y canalizará sus energías para cumplir su propia finalidad en cada Plano por el que pasa en su camino ascendente. Además, sería absurdo que se preocupara en evitar la descomposición del cuerpo físico, ya que eso le obligaría a polarizarse y a potenciar su atención continua y su vitalidad en la absurda tentativa (no más que eso) de mantener la cohesión entre las partículas constituyentes del instrumento abandonado. Esos fenómenos se deben a factores diversos y siempre comprensibles a la luz de la razón científica ya desvelada: por ejemplo, las causas químicas concretas del lugar donde ha sido enterrado el cuerpo, favorables a una conservación más prolongada; a determinados factores externos de temperatura y humedad; a causas químicas internas del propio cuerpo, como pueden ser, una particular constitución química de los huesos y tejidos corporales debida quizás, a la absorción frecuente, durante la vida, de determinados elementos de difícil corrupción, etc, etc.... Lo que casi siempre ocurre (como ampliamente se ha confirmado) es que, a posteriori, se inventan o fantasean supuestas santidades de carácter de los que ocuparon los cuerpos para justificar que, después de su muerte, éstos no se descompusieran según los moldes comunes.

179
P) ¿Cuándo se desenvolvió el lenguaje? R) Nuestra Humanidad sólo desenvolvió el lenguaje en el actual Globo (D o 4º) de la actual Ronda, y sólo lo perfeccionó en la 4ª Raza-Raíz (o Raza Atlante).

180
P) ¿No sería más correcta la expresión “Siete Radiaciones” para designar las realidades habitualmente denominadas “Siete Rayos”? R) Es, efectivamente, una nomenclatura más adecuada, ya que expresa mejor la continuidad y abarcamiento de la emanación de esas corrientes energético-cualitativas que el término “Rayo” (que puede inducir al error de considerarlo un fenómeno esporádico, puntual, fugaz y restringido, lo que de ninguna manera es, como ya sabéis)

181
P) Existe algún grupo espiritualista que sostiene que ahora los Rayos son doce (y no siete), porque hemos entrado en una Era de mudanzas radicales, ¿Puede ser así? R) Obviamente que no. Los Rayos tienen una correspondencia con toda una constitución universal septenaria (tanto en el Microcosmos como en el Macrocosmos), de la que son una de sus representaciones. La majestuosa perfección del sistema universal (a su vez, reflejo

del Todo manifestado cósmicamente) no está sujeta a aleatorias mudanzas bajo la euforia sensacionalista de las exageraciones de la New Age.

182
P) ¿Es de alguna manera arbitrario el Plan del Logos para la Manifestación del Sistema Solar? O sea, ¿es una elección Suya cómo podía ser otra cualquiera? R) No. El Logos Solar se identifica con la Ley Universal, la personifica y la aplica en el transcurso de un Periodo de Manifestación. Nada en el universo es arbitrario; es, si, la expresión de la Ley Una, el desdoblamiento de la prodigiosa concepción, omniabarcante, del Dios Uno.

183
P) Se dice en el Volumen IV de “Las Nuevas Escrituras” (Enseñanzas de Maitreya), que desde Junio de 1997 hasta Junio de 1998 la Humanidad vive un sub-ciclo bajo la particular influencia del 1º Rayo. ¿De que manera podemos aprovechar las energías características de este sub-ciclo para ayudar mejor a la evolución individual y grupal (o, simplemente, cómo podemos aprovechar ese tiempo para ayudarnos mejor individual y colectivamente)? R) Aunque ya estemos en medio de ese sub-ciclo al dar esta respuesta, la pertinencia y el valor de este tema no se han alterado, ya que la respuesta es igualmente aplicable a lo que queda de ese periodo y a cualesquier otros (pequeños o grandes) ciclos del 1º Rayo. Esta Radiación Divina induce al arranque, al impulso creador de cualquier obra y por otro lado, a la destrucción de las formas o de cualquier tipo de bloqueos. Siendo así, se debe aprovechar la especial influencia de esa energía cualificada para despertar iniciativas que corresponden a un Propósito de Bien, para superar obstáculos indeseables (para el mismo Propósito de Bien) y para descartar las formas excesivamente cristalizadas y que, por eso, impiden la libre y adecuada circulación de la Vida Divina – con su maravillosa capacidad renovadora.

184
P) ¿Van a acabar las guerras, los robos y la criminalidad en general en la Nueva Era del 7º Rayo y de Acuario? R) No, dado que todavía estará muy, muy lejos de la Humanidad completar su ciclo evolutivo y muchas imperfecciones aún subsistirán incluyendo las que generan situaciones de ese tipo. Sin embargo, el colectivo de la Humanidad dará un importante paso al frente (como efecto y, a la vez, como causa del progreso de cada uno de sus miembros, en la relatividad de cada nivel), por lo que tales manifestaciones tenderán a disminuir en cantidad y en intensidad, después de este periodo transitorio que estamos pasando. Además, visto que el 7º Rayo tiene una poderosa influencia sobre el Plano Físico – el 7º Plano -, de acuerdo con la Ley Universal de Correspondencias, la transformación que se operará sobre las condiciones de vida en ese Plano será mucho más acentuada que en una Era de influencia de otro Rayo.

185
P) Estamos muy cerca del final del milenio, del final de un ciclo, en relación a lo que se han dicho muchas cosas, tanto por las religiones como por grupos espirituales, sobre acontecimientos proféticos. ¿Por qué se dan en la sociedad actitudes cada vez más egoístas cuando, por otro lado, se puede constatar que hay una mayor atracción por lo oculto? R) Antes de nada, es muy importante aclarar que estamos en el final de un ciclo (o mejor de varios ciclos) y en el inicio de otros, pero ese echo es independiente de ser el final de un milenio, aunque exista esa coincidencia. En estos periodos de transición cíclica de Eras, existe una gran intensidad energética, que estimula todo aquello sobre lo que tiene influencia – tanto los aspectos positivos (he ahí una oportunidad), como los aspectos negativos (he ahí también los riesgos inherentes). Sin embargo, acordaros que hemos afirmado repetidamente: la atracción por lo oculto tanto puede ser motivada por un puro y altruista anhelo de encontrar las verdades más profundas y utilizarlas constructiva y benévolamente (y entonces el individuo seguirá adelante por el Camino del Discipulado), como por motivos meramente superficiales o egoístas (no

habiendo ahí nada de positivo sino todo lo contrario).

186
P) Conozco muchas personas que dicen tener interés por las cuestiones ligadas a la espiritualidad pero, cuando tomo la iniciativa de presentarles alguna literatura verdaderamente constructiva y seria, dicen que es demasiado difícil para su comprensión. Constato, por otra parte, que aceptan sin la menor resistencia la literatura más pueril o incluso fraudulenta sobre materias pseudo-ocultistas. ¿Cómo se puede comprender eso y qué debo hacer para sensibilizarles para una vía más útil y razonable? R) De hecho, la mayoría de las personas permanece en un enorme letargo y no se encuentra apta para emprender el menor esfuerzo de verdadero y útil aprendizaje. Es más fácil aceptar una literatura ligera e incluso fantasiosa – literatura a “metro”, como se dice frecuentemente en vuestro mundo – que nada añade, antes dispersa y aleja de una consistente y real posibilidad de llegar a la Sabiduría. Sobre todo, es más atractivo para ellos la promesa de una satisfacción inmediata de intereses personales y, tantas veces egoístas. No obstante, si estáis delante de personas que, aunque puedan manifestar alguna ingenuidad, denotan un mínimo de honesta predisposición para el estudio y para aprender, será tal vez posible (por lo menos, merece siempre la pena intentar) sensibilizarles para la necesidad de vencer resistencias y de prepararse para un verdadero pero valioso y compensador esfuerzo de aprendizaje. La auténtica Sabiduría no se puede alcanzar sin ese esfuerzo y eso es una realidad que todos deben de tener presente. ¿Por qué no se ve en esa dificultad la señal de su importancia y profundidad, la prueba de un valor que no se pude subestimar ni dejar de tener en consideración? ¿Por qué se debe preferir la facilidad irreal y mediocre a la dificultad de lo que es digno, bello y verdaderamente útil? ¿Por qué se debe dar fuerza a las ilusiones, a las mistificaciones, a la perpetuación de la ignorancia y recusar el esfuerzo de conquista de algo verdaderamente sólido y creíble? Confrontad, decidida y amablemente, a las referidas personas, con estas preguntas e indicadles la adecuada literatura básica – pero seria y legítima.

187
P) ¿Tienen todos la misma capacidad de aprendizaje de los fundamentos y del sistema general de la Sabiduría Oculta? R) Potencialmente, si. Sin embargo, los grados en los que esa potencialidad se encuentra o no activada difieren muchísimo. La edad real de todos los miembros de la Humanidad es muy diversa: el número de encarnaciones y, por tanto, de oportunidades de aprendizaje en este Plano, es muy distinto. Luego, existen naturales desproporciones en los niveles de comprensión. Así, más allá de toda pretensión que ya tantas veces reprobamos, es verdad que sólo se deben de dar los conocimientos, en número y nivel cualitativo, que cada uno sea capaz de asimilar. No es separatismo sino pragmatismo. De nada sirve presentar elementos que, después, el individuo no pueda trabajar en su interior, asociándolos y con ellos formando un todo coherente y lúcido. Muchas de las enseñanzas ocultas son totalmente abstrusas para gran parte de los seres humanos porque su substancia e instrumentación mental son todavía insuficientemente maduros. En el momento, pueden hasta (aparentemente) ser comprendidos pero más tarde se desvanecen en la memoria, al no encontrar sustentación o su lugar correlativo en una consciencia escasamente expandida.

188
P) Pero entonces, ¿cómo podemos hablar, también en términos esotéricos, del “Tiempo de las Multitudes”? R) Es necesario tener en cuenta la siguiente relatividad: la congregación de las energías y el trabajo constructivo de mil o dos mil individuos mínimamente lúcidos tiene más peso e influencia que una multitud de veinte millones de necios. Aunque una multitud sea mayor que la otra, ésta es mucho más importante y preciosa – y, claro, más difícil de reunir. Sin embargo, eso se está consiguiendo progresivamente, como habéis podido constatar, y es obvio que la fuerza conjunta de millares es incomparablemente mayor que la fuerza dispersa de decenas de nivel semejante.

189
P) ¿Qué debe hacer una persona sin especial Conocimiento Esotérico para integrarse constructivamente y ser de alguna utilidad en el ámbito de la sociedad, de la que hace parte? ¿Tiene que tener forzosamente una profesión productiva? R) No tiene forzosamente que tener una contribución material o profesional. Debe, por encima de todo, suponer una presencia positiva (mismo que esta acción no sea aún constante) en el núcleo donde se desenvuelve. Debe, con su presencia y sus comportamientos, estimular a los semejantes en la dirección del bien, influenciándoles de manera a que, a su vez, adopten hábitos justos y comunitariamente correctos. Debe transmitir afecto, especialmente a los niños, así como a los animales y a todos los que se muestren indefensos o fragilizados. Es inconmensurablemente más importante transmitir amor, establecer lazos de solidaridad y promover valores justos y constructivos que tener una profesión materialmente productiva.

190
P) Cuál es la nota-llave de la Humanidad? R) La nota LA, del punto de vista de la Personalidad. La MI del punto de vista del Alma.

191
P) ¿Existe la “vida espiritual” y la “vida material”? R) La vida es Una y sólo la limitación y el egoísmo del hombre separa la “vida espiritual” o (“la vida oculta”) de la “vida material” y tiende a considerar la Espiritualidad una cosa para los tiempos libros (o algo a lo que se recurre cuando surgen problemas), no comprendiendo que la Divinidad se manifiesta en todo y, así, hay que sublimar los aspectos materiales de la existencia, transformándolos en un campo de servicio y condiciéndolos a su espiritualización. Por eso, no os engañéis, pensando que podéis ser espiritualistas una vez por semana o media hora al día y, el restante tiempo, sumergiros en la rueda de vuestro egoísmo o en el confortable adormecimiento e inercia que caracteriza a tantos.

192
P) Asumiendo que está en las manos de los hombres la responsabilidad de su conducta, ¿acertamos al afirmar que se debe dejar testimonios escritos de posibles acontecimientos proféticos, como avisos para reflexionar, para mudar comportamientos y para, así, comprobar la justicia del Plan Divino como un verdadero Acto de Amor para con la Humanidad?. R) Ciertas profecías pueden cumplir – y cumplen efectivamente – ese propósito. En términos globales, sin embargo, existe en los medios dichos “espiritualistas” un exceso de afirmaciones de carácter catastrófico, que lamentablemente corresponden a una mórbida satisfacción con las desgracias (regla general, de los “otros”, de los que “no se salvan”...) y no a un propósito verdaderamente constructivo.

193
P) El libre albedrío es un resorte fundamental que impulsa a la Humanidad para la Evolución. ¿Habrá conquistado la Humanidad, en este final de ciclo, una consciencia espiritual suficientemente significativa en un número razonable de seres, que pueda lanzarla para una Nueva Era, sin que sea necesario pasar por sufrimientos kármicos profetizados para el final del milenio? R) Siempre hubo y continuará a haber sufrimientos kármicos. En el momento en que finalizan ciertos ciclos (astrológicos y de Rayo especialmente) que coinciden con el final de este milenio y el principio del próximo, hay un especial ajuste kármico colectivo, controlado por Seres de elevadísima Sabiduría. Eso ha sido así y seguirá ocurriendo (sea en relación al Karma negativo, sea en relación al Karma positivo). No Nos parece necesario decir más, ya que la especulación sobre el tema ha sido mucha, haciéndose muchas afirmaciones muy exageradas y disparatadamente sensacionalistas. Actuad lo mejor que podáis, ahí radica vuestra consciente contribución para el Plan Evolutivo y dejad la “preocupación” de la gestión

del Karma de la Humanidad a las elevadas Entidades que de eso cuidan amorosa y desapasionadamente.

194
P) ¿Cómo se puede entender que la Humanidad, por su perfeccionamiento, esté dando un paso importante para la Nueva Era cuando asistimos a un aumento del materialismo y a una mayor carrera en los negocios, que atraviesan un gran momento de crecimiento y euforia? R) Antes de nada, es conveniente aclarar lo siguiente: en un cierto sentido, la Nueva Era existe por sí, como conjunto de nuevas influencias cíclicas. La Humanidad puede aprovechar más o menos correctamente esas nuevas influencias y la oportunidad de dar un paso hacia delante, especialmente en este inicio de Era en que (como en todas las otras Eras) las energías del Rayo que predominará en el Nuevo Ciclo (en este caso, como sabéis, el 7º Rayo) son estimuladas por una poderosa Dispensación Crística – las abundantes energías del Amor-Sabiduría que descienden sobre los mundos humanos. El 7º Rayo tiene un fuerte impacto sobre el Plano Físico y sus respectivas energías (del mismo modo, por ejemplo, el 6º Rayo tiene impacto sobre el Plano Emocional, y el 5º Rayo incide fuertemente sobre el Plano Mental Inferior). Ofrece una oportunidad de dominar, sublimar y utilizar ese Mundo y esas energías para fines superiores (y, entonces, pueden precipitarse en el Plano Físico las realidades de las Esferas más elevadas); sin embargo, cuando sus influencias son recibidas y vivenciadas de manera incorrecta y desvirtuada, puede ocurrir que se manifieste una mayor identificación y un mayor envolvimiento negativos con las cosas del Mundo Físico (al final, una práctica materialista). Entre tanto, os dejo una palabra de esperanza: el actual interés colectivo de la Humanidad con los asuntos financieros (luego, con la energía monetaria), aunque actualmente vivido bajo la forma de un egoísmo envilecedor, puede acabar por conducir al aprendizaje de un modo más correcto y equilibrado de relacionarse con el dinero, lo que permitirá resolver muchos problemas de ese mundo Físico. Si no fuera así (o en la medida en que no es así), las entidades colaboradoras de los Señores del Karma no dejarán de desencadenar los medios correctores necesarios y la Jerarquía tomará los adecuados posicionamientos. Reparad que el dinero corresponde predominantemente a manifestaciones energéticas de los 3º y 7º Rayos y que, como ya se dijo, puede ser muy bien canalizado – aunque, hasta el momento, hayamos asistido a una utilización mayoritariamente negativa.

195
P) ¿No debería haber una legislación que estipulase imperativamente incluir un porcentaje fijo de deficientes físicos, total o parcialmente activos y útiles, en las empresas y en otros puestos de trabajo? R) Sí, sería ideal que hubiera programas estatales que subvencionaran a las empresas para el fin referido, de esa manera canalizando fondos, normalmente usados para remarcar su deficiencia, para fines globalizantemente constructivos y que les restituiría la legítima utilidad y comparticipación social (así como un sentimiento de mayor integración y dignidad). Es importante decir que en algunos países ya hay aplicaciones en ese sentido.

196
P) ¿Cómo se explica, en la actualidad, la utilización exagerada y abusiva, tanto en la vida personal como en los negocios, de la magia negra, en lo que supone una falta de amor y la utilización de todos los medios para alcanzar los propios fines? R) Estamos en la Era del 7ª Rayo y, en otro sentido, en la Edad del Espíritu Santo (3º Rayo). Sobre este asunto, me gustaría recordaros lo que quedó expresado en el Capítulo VIII del 3er Volumen de “Las Nuevas Escrituras” – “El Tiempo de las Multitudes” -. La Magia es un atributo predominante del 3º y 7º Rayo; de ahí su actual énfasis, desde su uso más elevado, altruista, luminoso (la Magia Blanca), pasando por grados intermedios, hasta su uso egoísta, para intereses personales o intenciones malévolas (la Magia Negra). Como una gran parte de la Humanidad se encuentra todavía en estados evolutivos caracterizados por el egoísmo personal y por la falta de Amor, muchos acaban naturalmente por utilizar de forma negativa las influencias vigentes.

197
P) ¿Es verdad que todos aquellos que practica magia negra, para controlar o modificar la vida de otros, adquieren una deuda kármica para con los otros y para consigo mismos? R) Sí, generan una deuda kármica para con las víctimas de esa práctica porque es una actitud irrespetuosa e (invisiblemente) agresora (o que, por lo menos, lo intenta ser); generan, para sí mismos, un pesadísimo karma negativo que retarda su proceso evolutivo y que sólo podrán transmutar al aprender el valor del respeto por la libertad de los otros y, encima de todo, el valor supremo del Amor.

198
P) A veces nos parece irrisoria, por ejemplo, la utilidad de andar 100 metros para echar un pequeño papel en una papelera. En la inmensidad del tiempo y del espacio en el Universo, ¿podemos estar seguros que nuestras insignificantes contribuciones para un orden, un equilibrio y una justicia mayores tiene peso determinante? R) Ningún micro-segundo es prescindible en la Eternidad. Ni el más pequeño grano de vida o de substancia podría desaparecer del Universo sin que su equilibrio se rompiese o sin comprometer el hecho de pequeños órdenes, de la pequeñas cosas ordenadas entre sí.

199
P) ¿Los vertederos sanitarios representan una efectiva solución contra la polución? ¿ pueden traer consecuencias graves en el futuro? R) No constituyen una solución ideal; cuando mucho, suponen un paliativo. Necesariamente repercuten en las aguas residuales y en la saturación de los terrenos, sobre todo a largo plazo. Podemos entenderlos como un mal menor – digamos que son basureros controlados – pero de modo alguno evitan los problemas, de gran importancia, que resultan de la polución generalizada y diversificada. También, son ineficaces para volver inócuos muchos productos altamente tóxicos y no degradables. Sin embargo, no existen soluciones ideales para un problema tan vasto y grave producido por la mano del hombre; el único camino posible es intentar encontrar males progresivamente menores.

200
P) ¿No se debería incluir en la enseñanza oficial una asignatura obligatoria de reglas y comportamientos cívicos? R) Sin duda que sí. La Educación es la base de la Civilización. La Escuela no se puede limitar a instruir; debe también – y sobre todo – educar, despertar valores éticos y creativos. Nótese que digo “despertar”, del mismo modo como podría decir “promover”; eso no significa imponer pseudo-valores basados en sectarismos políticos o religiosos o, ni siquiera, en conveniencias sociales egoístas y superficiales. Ejemplificando: la bondad es un valor intemporal (aunque las formas que pueda asumir sean temporales); usar este o aquel uniforme es un valor mutable, basado meramente en conveniencias sociales (aunque, no sea irrelevante considerar, con respeto y discreción, el efecto que lo que se viste causa a terceros). La juventud posee de forma característica un enorme flujo de energía. Es, por tanto, idealmente en esa fase que se debe aprender a saber como utilizarla y dirigirla de forma correcta. La ausencia de valores en su uso puede llevar a muchos excesos que, inevitablemente, y de manera generalizada, provocan resultados perniciosos – inmediatos y, muchas veces a largo plazo. Estamos en un punto crucial del cambio. Los jóvenes han agotado su ansia impetuosa en toda variedad de extremismos; así, se tenderá en breve al aprecio de nuevas costumbres, de mayor delicadeza y de mayor discreción. Eso ayudado por determinados estímulos basados en una Codificación de reglas de conducta adaptadas a los nuevos tiempos (una formulación ética científica, demostrable, independiente, sin prejuicios y, por eso, universal), sellará una nueva etapa de franco progreso. El orgullo y la vanidad que hoy se canalizan para la apariencia externa se transformarán en padrones estéticos más elevados, los de actuar correcta, solidaria y bellamente. Tendremos ahí un nuevo sentido estético, mucho más sano. Nuevamente, “ser educado” constituirá un motivo de honra pero en términos mucho más

reales y profundos (en vez de la superficialidad banal y hasta exhibicionista que ha predominado). Obviamente, una sólida formación cívica (prestando pruebas adecuadas) debería también ser un requisito fundamental e indispensable para quien desee dedicarse a la enseñanza.

201
P) ¿Sería posible indicar cuáles pueden ser las materias consideradas fundamentales para la formación integral del Hombre y que, en este momento, podrían ser utilizadas en alternativa a las asignaturas actualmente obligatorias? ¿Cómo podría realizarse la introducción a la Biosofía?. (Sobre el concepto de Biosofía, puede ser consultado el libro “Palabras de Oro” del Centro Lusitano de Unificación Cultural). R) Para dar una respuesta completa a estas preguntas, nos tendríamos que alargar mucho, lo que no cabe en el contexto de este libro. En respuesta a otras preguntas que se relacionan con el mismo tema ya introdujimos algunos elementos. Sin embargo, una respuesta completa será dada en otros libros elaborados bajo Nuestra inspiración (pero dejados, en gran medida, a la coordinación y al trabajo más concreto de discípulos encarnados), especialmente en “Introducción a la Biosofía” y “Contribuciones para una Nueva Educación”.

202
P) ¿Se incorporará la Biosofía a la enseñanza escolar? Si es así, ¿incluirá las 7 Leyes Espirituales de la Vida (sin nombrar la palabra religión)? R) En cuanto a la primera pregunta, la respuesta es: si, pero no es posible que eso suceda a corto plazo (por lo menos generalizada y ampliamente). En cuanto a la 2ª pregunta es: si, también.

203
P) ¿Cómo se deberá actuar para que los niños tengan acceso a escuelas que pongan en práctica métodos pedagógicos correctos? ¿Bastará con sensibilizar a los que tienen el poder político y el de los medios de comunicación? R) Es necesario presentar y divulgar lo más ampliamente posible esos métodos, crear y/o apoyar las escuelas que los pongan en práctica y hacer (por una cuestión de pragmatismo) los necesarios y adecuados puentes con el sistema instituido, implicando eso también sensibilizar a las entidades con poderes de decisión.

204
P) La “Rebelión” de los verdaderos profesores, ¿consistirá en no pactar con la política educativa de los poderes oficialmente instituidos, por medio de la adopción de prácticas pedagógicas correctas, aunque sea llevada a cabo al margen del poder y de la mayoría de los profesionales de la educación?. En caso afirmativo, ¿será posible integrar más tarde, en las escuelas secundarias y superiores, a los jóvenes que hayan frecuentado esa deseada “Escuela Nueva”? En otras palabras, ¿existe ya, un plan de articulación, de Inter.-ligación entre todos los niveles de la enseñanza (del primario al superior) y de éstos a la vida activa adulta, de manera que, simultáneamente, se pueda intervenir equilibradamente en el cambio gradual de las instituciones y se proporcione a las nuevas generaciones los instrumentos para su autodeterminación y para su plena realización? R) Todavía no existe en el mundo físico, de forma completa, el plan al que se alude en la última parte de esta pregunta (o conjunto de preguntas). Es deseable que él sea presentado y puesto en práctica. Esto responde a las dos primeras interrogaciones.

205
P) ¿Existen hoy (en las estructuras del poder político del mundo) técnicos con el conocimiento y la sabiduría suficientes para comenzar las reformas necesarias para la colocación de los cimientos de la Nueva Educación? R) Existen algunos con esas condiciones o, por lo menos, con las suficientes para ser

inspirados, desde los Planos sutiles, por discípulos de Maestros más ocupados con ese sector de trabajo. Sin embargo, son todavía insuficientes, por lo que el avance (que existe...) ha sido lento. Continúa predominando el triste concepto de utilitarismo inmediatista y economicista.

206
P) Una de las alternativas inmediatas con vistas a una nueva y más correcta educación, ¿no debería pasar por una rigurosa y consciente selección de los propios agentes educativos, los profesores? R) Sí, debería. Sin embargo, aún así, subsistirá el problema de la aptitud de quien hiciera la selección – aptitud que no puede depender sólo de títulos académicos o de un conocimiento tecnicista pero si, sobre todo, de la cualidad humana intrínseca. En la misma línea, los criterios de selección necesitarán ser correctamente definidos y eso implica la ponderación de la grandeza del alma, de la sensibilidad, de la adaptabilidad (o maleabilidad), de la capacidad de amar y, evidentemente, de la claridad de pensamiento del candidato a profesor.

207
P) ¿A qué se debe la multiplicidad de las enfermedades tradicionales de la infancia, como el sarampión, las paperas, la varicela, etc.? R) Casi todas esas enfermedades tienen un denominador común: el plomo. Ese es un vehículo de expulsión de acumulaciones hereditarias sutiles y latentes. Generalmente, esas manifestaciones eruptivas son importantes pues constituyen el medio del que la naturaleza se sirve para desprenderse de cargas hereditarias indeseables, permitiendo al nuevo organismo, tanto cuanto posible, quedar libre y neutro para la integración del “Yo” (que se da gradualmente durante el recorrido de la infancia a la adolescencia).

208
P) Se oye frecuentemente que “los niños de la Nueva Era que ya están naciendo, vienen más adelantados y son más evolucionados...” ¿Tiene eso algo de verdad? R) Desde luego que no, presentado en esos términos. Es una frase hecha y repetida de manera irreflexiva. El progreso evolutivo se hace a través de una larguísima serie de reencarnaciones. Si, en la última reencarnación, los niños que ahora nacen no eran especialmente evolucionados – como se comprueba por lo que el mundo, en correspondencia con la relatividad de la evolución humana, ha sido hasta hoy - ¿por qué motivo, al nacer en la actualidad, serían “adelantadísimos”? Sin embargo, en medio de la exageración de esas afirmaciones, existe un fondo de verdad, asentado en dos tipos de razones: Las condiciones bajo las que nacen ahora esos niños se caracterizan por una mayor intensidad de estímulos mentales y, en los más diversos aspectos, por todo un movimiento muy acelerado y estimulador. Luego, es mucho más rápidamente despierta y potenciada la capacidad mental que, latentemente, disponen. Están comenzando, ahora, a encarnar un mayor número de seres humanos que, al menos en alguna encarnación, ya desenvolvieron alguna actividad mental mínimamente (casi siempre, apenas mínimamente) significativa, como resultado del proceso de generalización de lo que acostumbramos a llamar “la Santa Obra de la Educación”.

209
P) ¿Pero no están encarnando ahora un conjunto de almas que se encontraban en una especie de Pralaya y que hace mucho que no encarnaban? R) En algunos casos es así, pero se trata de un número muy pequeño – en verdad, pequeñísimo en proporción. Aunque lleguen a tener un impacto definido en la marcha de los asuntos humanos (porque tiene más influencia un hombre despierto que cien mil en estado de letargo), no justifican la afirmación global de que “los niños que nacen en la Nueva Era son adelantadísimos”. La Nueva Era no es una panacea milagrosa; es solamente (lo que ya es mucho) un

nuevo ciclo regido por nuevas influencias, que ofrecen renovadas (y muy importantes) oportunidades evolutivas y de transformación en el Mundo Físico. (Ver también, las respuestas nº 184 y 194).

210
P) En una dada existencia, ¿cuándo queda patente plenamente, en los vehículos de manifestación, la proyección encarnativa del Ser-Real? R) Ese es un proceso gradual. Hasta cerca de los 7 años (marco correspondiente a la efectiva coordinación del cuerpo físico) el niño es naturalmente virgen y prácticamente exento de cualquier mácula provenientes de actos pasados. Él es aún el “guarda avanzado”, el reflejo (si bien que en su forma más material y terrena) de la explosión de Luz expandida en la Tríada Superior en cada Propósito encarnativo. Progresivamente, van madurando y ganando definición sus cuerpos astral (básicamente de los 7 a los 13/14 años) y, después, mental (normalmente en el septenario siguiente), de acuerdo al aporte – los gérmenes o estigmas tendentes que se imprimieron en sus átomos permanentes – traído de vidas anteriores. Los niños son verdaderamente puros, representan una espléndida dádiva y un sublime Himno de los Cielos. Las más elevadas inspiraciones se pueden recoger a través de ellos. El mundo tiene un enorme deber de gratitud y de protección amorosa para con los niños. Por su virginidad innata, son inmensamente permeables y con capacidad de respuesta a las influencias externas. Por esa razón, debéis tener el mayor cuidado para no envilecer y deformar esa naturaleza, moldeándola inadvertidamente con vuestras emanaciones e impulsos menos deseables. Cada expresión o influencia perniciosa, a la que sujetáis al niño, acarrea consigo el despertar de un largo sueño y el estímulo (por la Ley de Simpatía) de sus características negativas desenvueltas en el pasado. Por el contrario, si lo rodeáis de buenos efluvios, influencias y ejemplos (no sólo de actos, también de sentimientos y pensamientos), contribuiréis para fortalecer las cualidades positivas que, a su vez, tendrán (en cierta medida) el poder de ahogar, atrofiar o neutralizar las simientes de cualidad inferior.

211
P) Suponiendo que el factor conocido por “suerte”, “fado”, o “destino” por la mayoría de las personas no interviene en el tema de la educación, ¿podemos llegar a la conclusión que todos los casos de delincuencia, criminalidad, toxicodependencias, alcoholismo y otras manifestaciones anti-sociales o de degradación humanas tienen incuestionablemente el sello de la responsabilidad paterna?, o sea, ¿podemos tener la certeza que, si los padres se hubieran empeñado en asumir amorosa, consciente y humildemente la educación de sus hijos como una misión prioritaria e ineludible, éstos se verían más libres de esas “calamidades”? O ¡Habrá, de cualquier manera – admitiendo razones kármicas – la posibilidad de desvíos y degeneraciones? R) Existirá esa posibilidad pero será mucho menor. Tened en cuenta que existe un karma individual pero existe también karma de naturaleza más colectiva – familiar, nacional, humano, planetario – que repercute en cada una de las unidades que en él participan y relativamente al cual, en cada momento, podéis contribuir para hacerlo más positivo.

212
P) Se puede verificar que entre dos hijos criados de la misma manera y sujetos a las mismas influencias, su carácter temperamental y sus tendencias difieran radicalmente. ¿ Cómo y por qué ocurre eso? R) Tal depende de las diferentes constituciones a nivel de Rayos, de las diferentes influencias astrológicas y, desde luego, de los distintos grados evolutivos y de la diversidad de experiencias y líneas de desarrollo y aprendizaje en muchas encarnaciones anteriores, con el consecuente legado kármico. Como de alguna manera ya fue aludido en respuesta anterior, (Nº 210), los niños traen el bagaje hereditario de su propia Alma manifestada en sus (nuevos) cuerpos mental y emocional aún incipientes pero cuyas potencialidades latentes van despertando para una nueva realidad. Muchos de los comportamientos y actitudes perceptibles a través de indicios son reproducciones de su antiguo carácter, al finalizar la anterior reencarnación.

213
P) ¿Es posible, a nivel de educación, ayudar a superar esas tendencias de comportamiento, cuando ellas sean negativas? R) Si. Al final de la encarnación anterior, esas tendencias habrían dado lugar a hábitos y automatismos bien establecidos y cristalizados y, por eso, difíciles de dominar y alterar. Cuando pueden volver a despuntar y a manifestarse en la nueva encarnación, en un complejo corporal mucho más plástico, moldeable y con capacidad de respuesta (porque es joven), es más fácil llegar a gobernar o a eliminar tales predisposiciones o tendencias. Esos gérmenes viciosos están meramente latentes en los cuerpos mental y emocional. Si no son estimulados (por la Ley de simpatía o sintonía vibratoria), tienden a atrofiarse, si son compensados por influencias de distinta naturaleza (más correcta), tienden a desaparecer o a sublimarse. Es importante, pues, que estéis atentos para percibir cuando se puede y se debe introducir la adecuada influencia, a veces sutil, así que se manifieste o se insinúe en el niño cualquier impulso desfavorable o nefasto.

214
P) ¿Cómo se explica el aprendizaje del vocabulario en los bebés? R) Debido a la virginidad de sus cuerpos inferiores, los bebés son muy permeables a la actuación de las corrientes energéticas y frecuencias de naturaleza más sutil – especialmente, de la mente abstracta. En esa fase, el ser humano se encuentra en el momento de su vida física en el que es más vívida y privilegiadamente susceptible de reconocer esas corrientes, porque no se encuentra todavía envuelto y embotado por las capas progresivamente elaboradas del pensamiento concreto y de la correspondiente verbalización. Es también por eso que la telepatía es más fácil, en términos relativos, en la infancia. En ese periodo, pues, el bebé reconoce los objetos y los significados en su forma esencial, por un fenómeno de transmisión como si fuese por osmosis, a través de los éteres que reflejan las realidades arquetípicas del Plano Causal (o Mental Abstracto), raíz de todas las cosas y fenómenos en el Mundo Físico. Se habitúa, entonces, como vimos, a identificar primero los objetos en su forma matricial o esencial (de forma abstracta) y, después, a percibir su correspondiente exteriorización verbal – en uno de los códigos lingüísticos (idiomas) existentes y específicamente adoptado en su medio.

215
P) ¿A que edad pueden los niños comenzar a meditar? R) Tenemos, obviamente, que generalizar – por lo que habrá muchos casos específicos en los que la respuesta tendría que sufrir una adaptación. Así, por regla general ( y, sobre todo, para los occidentales), los niños no deberían comenzar a meditar antes de los 13/14 años. Hasta ahí, la práctica de una saludable reflexión, introspección y, sobre todo, el desenvolvimiento de la imaginación creadora son suficientes (y, además, sublimemente importantes). También por regla general, mismo desde los 14 a los 21 años (aproximadamente), la meditación debe realizarse con un cuidado muy especial (ya que un especial cuidado es siempre y en cualquier momento recomendable). Eso implica, especialmente, evitar las meditaciones muy largas o bajo cualquier estado de euforia o excesiva intensidad emocional (lo que, además, nunca permitiría llevar a cabo una verdadera meditación). Sobre todo, procurad que los jóvenes que se dediquen a esas prácticas estén perfectamente integrados en el mundo (aunque, claro, con referencias superiores). Evitad todo tipo de imposición y ayudadles para que no se vuelvan externamente inhibidos o, mucho menos, rígidos, afectados y pretenciosos. Es importante, que, de ese modo, se complemente la riqueza interior con una adecuada y natural expresión externa.

216
P) ¿Cómo debemos preparar y enseñar a los niños a funcionar en grupo de manera positiva, como cada vez más y mejor se requiere en esta Era entrante del 7º Rayo?

R) Primero es necesario preparar a los niños para el equilibrio de su propia individualidad, o sea, ayudarles a fortalecer el carácter e inculcarles la autoconfianza y autodeterminación (dentro de lo posible y razonable para su corta edad). No se puede contribuir efectivamente en la formación de un grupo ni hacer parte de él armónicamente si no se ha conseguido primero una estabilidad propia así como una autoestima y una confianza saludables. Por lo demás, el individuo con una armoniosa madurez psicológica está naturalmente apto para desenvolver una consciencia grupal. En la infancia, en todo el proceso de aprendizaje, es tan importante saber reproducir lo que de bueno y justo se observa alrededor, como el saber disfrutar y tener confianza en participar con las ideas, las opiniones y las sugestiones de carácter personal, sin recelos, sin subestimarse, sin inseguridad, pero si con la pródiga riqueza de quien contribuye activa y valiosamente para el bien general. El grupo siempre sale perdiendo cuando las partes sólo sabe actuar y responder al llamamiento gregario, cuando se agreden y subyugan entre si o cuando se intimidan o inhiben en lo que respecta a tener ideas propias y diferentes de los demás. En el verdadero grupo, la vivencia grupal es armónicamente multicolor. Después es necesario demostrar el valor de la verdadera solidaridad, de la respetuosa identificación con los sentimientos y con las circunstancias de otras personas; es necesario demostrar que todos salen beneficiados con esa comunión con esa empatía, con esa ausencia de cualquier complejo de superioridad o de inferioridad. Sobre todo es importantísimo recalcar siempre lo odioso que es ridiculizar y abusar de la debilidad ajena (e incluso recalcarla, aunque sea con una indiscreta atención), porque, además, nadie esta exento de situaciones menos loables o menos agradables, de las cuales puede, igualmente, ser víctima. Se trata, al final, de estimular todos los impulsos de cooperación, de fraternidad, de coparticipación de responsabilidades y bienes, de evitar cualquier manifestación de separatismo, competitividad, desprecio o arrogancia. Ésta debería ser, al final, la prioridad de las prioridades en el proceso educativo. Lo subrayo enfáticamente y pido a todos los educadores que lo tengan en cuenta. Es una base fundamental para un mundo mejor.

217
P) ¿Cómo podemos o debemos estimular la capacidad de verdadero afecto en un niño? R) Ante todo (y como es obvio), rodeándole de Amor; por otro lado, también, potenciando el diálogo, tanto en sus aspectos lúdicos como en los más definidamente constructivos y educativos. Es importante saber ayudar a liberar al niño; que él aprenda a expresar su realidad interior y a gustar de una confraternización sincera. Cuando sea posible, puede ser muy útil confiarle (vigiladamente) el cuidado de un animal doméstico. Es una manera muy digna de estimular el impulso de proteger y la capacidad de amar abnegada y desinteresadamente.

218
P) Según algunos psicólogos, la edad de 3 años es crucial para la definición del temperamento y de la capacidad de relacionamiento de los niños. En el caso que se manifieste demasiada introversión y timidez, lo que puede ser una carga muy difícil de llevar en la vida, ¿qué se puede o debe hacer? R) La capacidad de exteriorización y de expresión de los sentimientos y de las ideas puede ser facilitada (posibilitando así la liberación de las ansiedades) a través de un medio simple y accesible en esa edad: la expresividad a través del trazo, del dibujo. Promover ese ejercicio – demostrando, los educadores, la atención, el interés y el aprecio por él – es vitalmente importante. A través del esfuerzo para buscar la correspondencia entre los trazos e imágenes con las ideas, el cerebro infantil se organiza, genera estructuras y se disciplina, capacitándose consecuentemente para la exteriorización espontánea de su mundo interior y para la relación natural con el mundo que le rodea. La estimulación de la motricidad equilibrada del organismo como un todo también se beneficia con eso. Supone ese ejercicio una gimnasia plástica, coordenadamente mental y motora. El dibujo constituye, así, una importante actividad didáctica y estructurativa en la fase primaria de la infancia. Estimula la imaginación creativa y el desarrollo armonioso del cortas cerebral. En el hemisferio derecho del cerebro, reside (del punto de vista de la expresión física) la capacidad de reconocimiento, de sensibilidad estética y de perspectivas creativas (así como

la potencialidad de respuesta a la intuición emergente). En el hemisferio izquierdo, reside la potencialidad del pensamiento concreto, crítico o analítico. Entre los dos fluye una continua comunicación, proporcionada a través de un complejo conjunto de nervios (el cuerpo calloso), en un matrimonio potencialmente perfecto entre creatividad y análisis (1). De su perfecto equilibrio resulta una personalidad bien formada, sana, integrada y alineada. Para eso, es necesario ejercitar ambos y dibujar permite hacerlo adecuadamente. Obviamente, encontramos innecesario repetir aquí la importancia prioritaria del acompañamiento afectivo y del fomento del diálogo (que implica expresión) a todos los niveles que se presenten posibles, así como del cuidado en generar confianza y desvanecer recelos – especialmente el recelo de fallar o de ser despreciado. Siendo principios válidos en todos los casos, asumen una importancia capital donde existe una timidez reveladora de una especial sensibilidad interior. (1) El funcionamiento cerebral se procesa en diferentes niveles o franjas estructurales. Así, complementariamente a esta particularización o delimitación, el cerebro funciona también bajo una estructura de fondo con padrón holográfico – pero eso necesita una explicación más amplia y profunda que obviamente no puede caber en el contexto de este libro. K.H.

219
P) ¿Qué repercusiones tendrá en el futuro toda la violencia presentada en muchos programas infantiles en la televisión? R) Presenciar tales imágenes puede perturbar desastrosa y brutalmente la salud y el equilibrio psicológico del niño, futuro adulto. Muchos traumas fuertemente enraizados y tortuosos pueden sembrar la vida de esos niños, con múltiples e imprevisibles resultados según los temperamentos, las sensibilidades, las situaciones y las oportunidades deparadas en el transcurso de sus vidas. Constituye un verdadero crimen exponerles a esas atrocidades, claras violentaciones de su tierna sensibilidad. Ciertamente, muchas desvirtuaciones y muchos peligros surgirán de tales exposiciones. Un carácter se moldea en la infancia y las distorsiones y liviandades inculcadas por esas imágenes son maléficos con una repercusión y un peso que no se pueden estimar. El simple sentido común debería bastar para entender cuan dramáticos resultados pueden devenir y, lógicamente, como podrían evitarse. Es urgente que eso sea hecho – y dejar de recurrir al sofisma hipócrita de la censura o de los límites a la libertad de expresión para evitar que se pongan límites al actual estado de cosas. ¿Deberían ser consentidos los homicidios, las injurias y las difamaciones graves? ¿Deben dejar de ser objeto de censura criminal por entenderse como “libertad de expresión”? ¿No son derechos fundamentales el derecho a ser niño y el derecho al equilibrio psicológico y a una vida sin traumas? ¿Qué es lo que verdaderamente se pondría en causa con justas y sensatas normas restrictivas: la libertad de expresión o intereses económicos asociados a bajos instintos y tendencias?

220
P) ¿Cuáles son realmente las causas de la pederastia? ¿Tiene alguna relación con la destrucción de la Atlántida? R) La causa fundamental de la pederastia es el gran egoísmo e inmadurez psicológica de una significativa parte de la Humanidad. Incluimos en esa parte no solamente a aquellos que son, concretamente, los agentes de tales prácticas como, también, a los que, en las mismas circunstancias, serían capaces de actos de semejante gravedad y, además, a todos aquellos que contribuyen para el ambiente de degradación en el que esas situaciones son posibles. El deseo egoísta es, en sí mismo, insaciable. Hasta extirpar su raíz, resurgirá siempre en nuevas formas, así que las anteriores estén saciadas. En la ola desenfrenada de satisfacción del deseo egoísta, gran parte de la Humanidad, habiendo probado innumerables tipos de sensaciones, necesita renovar su ilusión, incluso que para tal recurra a las formas más sucias y perversas. Sólo una nueva polarización de la consciencia – en niveles más elevados y, por tanto, menos egoístas – podrá detener esa descontrolada locura. No existe ninguna relación especial entre la pederastia con el aniquilamiento de la Atlántida. Por lo demás, se debe reflexionar sobre la excesiva fascinación por la Atlántida – en algunos casos, revelando esto una afinidad con el reforzamiento astral (emocional) que se vivió en la Raza Atlante – y en la consiguiente tendencia a revalorizar esa época pasada de la evolución humana, como si en ella se encontrase la causa de todo o casi todo (o, según

algunos puntos de vista, la cima del progreso humano). Nuestra afirmación no se destina particularmente al discípulo que formuló la pregunta pero, si, a una generalidad de personas (lo mismo que todas las respuestas que integran este libro).

221
P) ¿Qué balance se puede hacer de toda la producción cinematográfica realizada a lo largo de este siglo? R) Exponemos separadamente los aspectos positivos y los aspectos negativos y dejamos para el final una valoración global? Los aspectos positivos son, ante todo, la conquista de más de un campo en el dominio de la comprensión y utilización de las leyes de la naturaleza, en niveles relativamente ya sutiles; el medio de información, de expresión de conocimiento y de ideas que, a veces, ha supuesto; la capacidad estética y dramática de algunas producciones realmente constructivas; la virtualidad de combinar distintas expresiones artísticas (o sea, de diferentes ramas del Arte); el modo como a través de las imágenes conmoventes e impresionantes, de los diálogos y de la música, se ha ayudado a inculcar o a despertar sentimientos de ternura, de solidaridad y de justicia; el vehículo de unión de los pueblos que ha representado (como, por ejemplo, lo ha hecho la música). Los aspectos negativos son, evidentemente, el culto a la violencia gratuita, a los instintos más primarios a la marginalidad mórbida; el abuso y la explotación obscena de sexualidad; la exaltación de lo banal e incluso el envilecimiento de valores justos; el excesivo ascendente de determinada civilización (la americana), con sus luces pero también con sus sombras, que (voluntaria o involuntariamente) predominantemente han promovido; las cantidades inimaginables de dinero utilizadas en producciones mediocres o, incluso peor, altamente nocivas; un cierto tipo de alineación generado alrededor de las estrellas e ídolos que se vuelven modelos estereotipados (generalmente insensatos) de apariencia y conducta. Desde luego, no pretendemos ser exhaustivos en nuestra enumeración. En término medio – y considerando, pues, lo que es la media de la Humanidad -, podemos decir que, a pesar de todo el balance es levemente positivo. Más que eso, tendrá un lugar importante en la Nueva Cultura que está despuntando y estamos convencidos que el saldo de las próximas décadas – con todos los medios nuevos que están surgiendo, y agotado, por exceso, el primario gusto – será mucho más claramente positivo.

222
P) Si, ocultamente, se afirma que el “Ego” (en el sentido de Yo Superior o Alma), en el Plano Físico, se ancora y habita en la hemoglobina sanguínea, ¿tiene algún fundamento el repudio manifestado por algunos grupos religiosos (y basado, supongo, en alguna interpretación de escritos bíblicos) en relación a las transfusiones de sangre? R) No, no tiene ningún fundamento lógico ni justificación interpretativa. La sangre puede ser vehículo del Ego, pero no es el Ego. Cuando se desliga del complejo orgánico se reconvierte en átono y sin ningún estigma de individualidad, a no ser la de los caracteres genéticos, que corresponderán, ciertamente, a diferentes tipos (y condicionarán técnica y biológicamente las variedades posibles de transfusiones). Después de la transfusión, se asimila al nuevo organismo y se activa etéricamente por el nuevo poseedor, siendo apta para adherirse a esa nueva personalidad. Así, dar sangre es un acto útil y generoso; recibirla, no perjudica nada al receptor. Podemos decir que es incluso un símbolo de comunión y comparticipación. En cualquier caso, queremos matizar que el Ego (o Alma) no habita en la hemoglobina y, si, un rayo emanado de si, ya que el Alma no puede descender abajo del Plano Mental Abstracto.

223
P) La sal integral (que se dice que contiene todos los oligoelementos de la naturaleza y nutrientes necesarios al equilibrio físico del hombre) ¿debe administrarse a los enfermos de cáncer, estén o no en fase terminal, así como a los que sufren otro tipo de enfermedades? ¿ Se trata realmente de un equilibrador del organismo humano? ¿Es aconsejable también para los enfermos de hipertensión arterial? R) La sal integral, en cantidades moderadas, puede ser considerada un alimento y un

aliado de la salud. Es obvio, sin embargo, que se desaconsejara en diversos estados patológicos, diferenciando caso a caso, según la etiología de la enfermedad. En los casos cancerígenos, debido a la intensificada insuficiencia respiratoria de las células, es desaconsejada. Aunque es menos dañina que la sal refinada y desmineralizada también está contraindicada en los casos de hipertensión, así como en la generalidad de las enfermedades cardiovasculares, renales, reumáticas, dérmicas y muchas otras.

224
P) ¿Es lícita la manipulación genética de los cereales, por ejemplo, la soja trangénica? R) En muchos aspectos, éste es un tiempo clave y de fuerte transición, especialmente en relación a esta situación; la manipulación genética alimentar constituye una irreversible tendencia para el futuro. Sin embargo, traerá diversos inconvenientes (en lo que respecta a la fragilización y desvitalización de los alimentos) que sólo podrán suplirse por la capacidad de adaptación de los seres que, en ese futuro, se servirán de tales alimentos. Se trata, al fin y al cabo, del funcionamiento de la ley de selección natural; sólo los más fuertes se adaptarán sin el mínimo daño, desenvolviendo en si nuevas condiciones biológicas de adaptación a las fuentes nutritivas disponibles. Podemos decir que ellos los motores y los padres de una nueva fisiología genética humana – que, aunque siempre esté en evolución, está ya comenzando, en este momento, a sufrir grandes aceleraciones en su mutabilidad.

225
P) ¿Si tendemos para una cultura biológica de los productos de la tierra (sin pesticidas y/o fertilizantes), se dejará de practicar el monocultivo? En caso afirmativo, ¿se hará la producción de alimentos en terrenos más reducidos? ¿Se producirá un movimiento inverso al actual, una migración del hombre de las zonas industriales para las zonas rurales? ¿Se dará un cambio profundo en la enseñanza, o sea, en el tipo de profesiones a elegir en el plan de estudios? ¿Se dará también un cambio en la economía? R) Infelizmente, el rumbo vertiginoso y generalizado por el cual se encaminó el ser humano no permite afirmar que la tendencia sea “para un cultivo biológico... sin pesticidas ni fertilizantes”, aunque este último tipo de agricultura fuese preferible.

226
P) ¿Debe nuestra alimentación tender para una dieta exclusivamente vegetariana o es admisible una orientación lacto-ovo-vegetariana? R) Esta última es admisible – incluso para los que se encuentran en el Camino del Discipulado -, sobre todo cuando las dificultades propias de la vida cotidiana hacen difícil una alimentación rigurosamente vegetariana. Verdaderamente, en gran parte de los países, aún no existen hábitos, estructuras y modos de vida que faciliten (o por lo menos no dificulten seriamente) el vegetarianismo puro (que, sin duda, es el mejor sistema). Por otro lado, existen muchos productos en el reino vegetal con riquísimas propiedades alimenticias pero que aún no fueron reconocidos como tal, o, cuando ya son, no están incluidos dentro de los círculos de distribución que los hagan fácilmente accesibles.

227
P) ¿Se confirma o no que, a nivel mundial, los organismos que representan a los profesionales de la salud defienden los intereses de las grandes industrias farmacológicas, en detrimento de la salud de la población? ¿Será esa una de las causas del rechazo de los médicos occidentales en adoptar técnicas terapéuticas utilizadas por la medicina oriental, por ejemplo la acupuntura, en vez de las peligrosas anestesias. R) Muchos de esos organismos – y muchas personas en esos organismos – actúan movidos por ese motivo. Eso es, evidentemente, lamentable. Sin embargo, sería una injusticia si no dijéramos que, también en muchos casos, sus actos están exentos de corrupción. En lo que respecta, en particular, al rechazo o al escepticismo con respecto a las terapias orientales o, en general, a las llamadas terapias alternativas, es verdad que el prejuicio, el

orgullo injustificado o la defensa de los intereses (materiales y de clase) son importantes causas de esta actitud. Al mismo tiempo, sin embargo, existe, como razón, la prudencia que, incluso, aunque sea exagerada (y poco ejercida en otras situaciones), hace más comprensible la postura de algunos profesionales conscientes que (simplemente) no pudieron profundizar en los conocimientos de los referidos métodos terapéuticos.

228
P) Se ha dicho en ciertas revistas médicas que el uso de preservativos es insuficiente para prevenir y evitar el contagio del SIDA, ya que el látex con que ellos son fabricados contienen pequeños agujeros por lo menos 50 veces mayores que el virus (HIV). ¿Se puede confirmar ese estudio? Siendo la respuesta afirmativa – lo que autentificaría y reforzaría el reiterado apelo de la Jerarquía para la necesidad de que el Hombre altere radicalmente su comportamiento desequilibrado en el dominio sexual -¿con qué objetivo continúan los responsables a difundir “slogans” para promover el uso de ese medio para evitar la enfermedad? R) Aunque los aludidos agujeros puedan ser mayores que el virus HIV, son, sin embargo, ínfimos para dejar pasar el flujo seminal (o las secreciones vaginales) donde están los virus. Como se sabe, estos microorganismos tienen su hábitat en un medio cohesivo, en el medio acuoso seminal que contiene tensiones magnéticas específicas. Ellos no pueden, pues, salir de esas esferas globulares magnéticas. Así, dada la contextura y viscosidad características de ese líquido, no existe ningún riesgo en cuanto a la propagación de ese virus a través de agujeros de esa naturaleza. Lo que dijimos, sin embargo, de manera alguna pone en causa la necesidad – que reafirmamos – de haber una alteración del comportamiento sexual desequilibrado de la gran mayoría de la Humanidad. En ese aspecto, el azote del SIDA constituye también un factor de reflexión para la Humanidad, del que muchos ya han recogido las lecciones que la Naturaleza siempre tiene para ofrecer. Del mismo modo, los movimientos de solidaridad que, cara a esa enfermedad, se han generado, son (en general) síntomas de un progreso colectivo y que tienen Nuestro verdadero aprecio.

229
P) La esclerosis múltiple causa sufrimientos horribles para quien la padece y el efecto más grave que provoca, además de los dolores, es la paralización progresiva del cuerpo. ¿ Podemos decir que esta enfermedad kármica tiene como objetivo comprender el valor y la importancia del cuerpo físico y el respeto por la Vida por parte del enfermo, cuando éste, en vidas anteriores, la despreció? R) Así es realmente, en esa como en muchas enfermedades.

230
P) ¿Esta enfermedad es hereditaria? ¿Cómo se puede entender la actitud de los que, sabiendo eso, se casan y tienen hijos? R) En cuanto al casamiento, no hay nada que criticar, si el otro cónyuge tiene conocimiento de la enfermedad y, a pesar de eso, se casa voluntariamente. En cuanto a los hijos, ahí si, el portador de esa enfermedad actuará más altruísticamente al abstenerse de concebirlos.

231
P) En relación a la misma pregunta, ¿se prevé su erradicación en un futuro próximo? R) Actualmente no hay indicios consistentes que permitan prever ese resultado a corto plazo. Por lo demás, lo verdaderamente importante será conseguir eliminar las causas que permiten que haya enfermedades (cualquier enfermedad, sobre todo las más graves, y no apenas una en particular). En cuanto esas causas existan, se puede encontrar cura para esta o aquella enfermedad pero otras continuarán a existir y otras nuevas surgirán.

232
P) ¿Es aprobada Superiormente la clonación de animales?

R) Es importante aclarar que la clonación animal no se opone a la necesidad de incorporación; es un medio que la puede proporcionar. Como técnica, forma parte naturalmente del ámbito de las incursiones evolutivas de la especie humana, las cuales, necesaria y previsiblemente, interactúan en los Reinos que les son inferiores. Evidentemente, hay límites éticos para toda actuación humana pero, desde que se cumplan esos requisitos éticos, no existe desaprobación superior ante esas nuevas posibilidades que nacen. Cara a los avances de la Ciencia en estos dominios, la Humanidad en general, y los responsables políticos y religiosos en particular, deben evitar cualquiera de estos extremos: la liviana, irreflexiva y triunfalista adhesión o el conservador y supersticioso conservadurismo. Entre tanto, la ciencia se encontrará con enormes dificultades y graves inconvenientes si (o cuando) hace exclusiva la clonación en una línea sucesoria. Eso se verificará a largo plazo (al cabo de algunas generaciones), expresándose en una disminución de la fuerza vital y de la capacidad inmunológica. El método que ahora se presenta a los científicos del mundo fragmenta o subdivide (progresivamente) las virtualidades energéticas que, en cada especie, sólo se mantienen incólumes y progresan en términos genéticos si son potenciadas (o nutridas) por la unión de dos polaridades opuestas intactas.

233
P) ¿Es aprobada Superiormente la donación de órganos? R) Sí. La materia debe servir y ser útil para el Espíritu (o Vida Interior). Nos gustaría añadir algunas notas: Las prácticas abusivas, que en este campo se han observado, no ponen de manera alguna en causa el principio de que tal donación es lícita y, más que eso, loable. Al integrarse en un nuevo organismo, acaba el órgano donado por impregnarse de las características de la vitalidad que pasará a animarlo, o sea, de la vitalidad del todo en el que se englobará. En el futuro, poco a poco, surgirán conocimientos y métodos que harán innecesarios los transplantes de órganos tal y como ahora se practican.

234
P) En el futuro, en los trasplantes de órganos, ¿serán utilizados órganos sintéticos (producidos artificialmente)? R) Sí, La Ciencia trabaja en ese sentido.

235
P) ¿Qué dicen los Maestros sobre la congelación de cuerpos físicos muertos, realizada por científicos americanos, pensando en su revitalización en el futuro? R) La verdadera muerte ocurre cuando el hilo de la vida,(También llamado sutrâma o cordón plateado), es cortado y el Alma (con los vehículos más sutiles) se separa del cuerpo físico. Aunque éste sea animado maquinal o artificialmente e incluso sea mantenido intacto por cualquier método técnico, no es posible reconectar el “YO” – el verdadero ser – con su antiguo instrumento. Incluso si en el futuro se adquirieran conocimientos que pudieran poner en actividad ese cuerpo, no sería nada más que un “robot” mecanizado y sin Alma. Sin embargo, podemos decir que, si, cada vez están más cerca técnicas de rebajamiento de temperatura de cuerpos de seres aún físicamente vivos (sin que haya lesiones cerebrales y, en general, a nivel celular) que permitirán múltiples intervenciones prácticas en el campo de la medicina (ventajosamente en el campo de la cirugía). También serán de gran utilidad en las situaciones ocasionales en las que sea necesario suspender (temporalmente) la actividad biológica asegurando, sin embargo, el mantenimiento de la vida hasta que sea posible su asistencia eficaz (por ejemplo, en caso de accidentes graves en los que, en términos logísticos, no fuese posible inmediatamente una adecuada intervención clínica).

236
P) ¿Es el Hombre parte integrante del Reino Animal, tal como lo enseña la Biología? R) Orgánica y funcionalmente, se puede considerar así. Sin embargo, en términos reales (integrales) pertenecen, como es evidente, a Reinos distintos – con niveles de consciencia y con objetivos evolutivos claramente distantes entre si. Como en todos los Reinos de la

Naturaleza, lo que, en verdad (del punto de vista de la Ciencia Espiritual), los distingue, son los parámetros en los que se encuadran sus conciencias. Sobre este tema, os remitimos a los elementos aportados en una de las respuestas a propósito de la reencarnación, (nº 28), que la consideramos suficiente para un libro de esta naturaleza.

237
P) ¿A qué se debe la semejanza entre los cuerpos humanos y los de los simios? R) Los cuerpos de los simios son derivaciones, o mejor, degeneraciones de cuerpos hace mucho abandonados por la Humanidad, (O sea, en los cuales la Humanidad dejó de encarnar. K.H.), más concretamente, en las primeras sub-Razas de la 4ª Raza-Raíz (cuando la Naturaleza todavía buscaba el prototipo de aquello que llegaría a constituir el cuerpo del hombre futuro – el actual). De la misma manera que el cuerpo del ser humano registra frecuentemente alguna degeneración cuando se dan cierto tipo de enfermedades cerebrales, así esos cuerpos, en el transcurso de muchas eras, sufrieron una mutación degenerativa en correspondencia al ajuste con el embrutecimiento evolutivo de esos simios antropoides. En términos anímicos, las entidades que habitan actualmente esos cuerpos simiescos son aquello que Helena Blavatsky consideró en “Isis sin Velo”, “como.... una rama bastarda (de los hombres), insertado en su propio tronco, antes de alcanzar la perfección final”, quiere decir, son entidades que al final de la 3ª Ronda ya habían alcanzado el Reino Humano pero que, ya en esta 4ª Ronda, en las últimas fases de la 3ª Raza, se bestializaron uniéndose a animales y constituyendo monstruosidades (los llamados sátiros, medio hombres medio animales, de los que nos hablan confusamente algunas fábulas). Esos seres se encuentran en un estado intermedio entre el Reino Animal y la Humanidad de cuyo curso evolutivo se desviaron (representado una excepción a la regla).

238
P) ¿Cuándo y en que circunstancias fue delineada la morfología del hombre? R) Ya en esta 4ª Ronda y en este Globo D (o sea, el 4º que es nuestra Tierra), los Pitris Lunares ( progenitores de nuestra Humanidad) segregaron sus dobles etéreos de las formas que habían adoptado para su uso en la 3ª Ronda. A partir de este propósito sutil, fueron, entonces, desenvueltas las formas que, evolucionando y consolidándose (adquiriendo más densidad, más materialidad), se convirtieron en los actuales cuerpos físicos densos del hombre.

239
P) ¿Piensan los animales? R) Los animales superiores (especialmente aquellos que están más próximos a la convivencia humana) tienen esbozos de pensamientos rudimentarios. Por relámpagos, ellos vibran en los Subplanos inferiores del Plano Mental, aunque todavía no tengan un cuerpo mental organizado (como ocurre con los seres humanos). Entretanto, filosóficamente, todo el Orden inherente a la Naturaleza es Pensamiento ordenado e informe; todo el orden manifestado es substancia (biológica) del Pensamiento Divino, como se dice en el libro “En el templo del Espíritu Santo”. En los mundos manifestados, la interrelación e interacción de los elementos es expresión del Pensamiento ordenador que dio origen a la naturaleza visible, múltiple pero cohesiva, que nos rodea y de la que somos hechos.

240
P) ¿Hay entonces, elementos (en el sentido de la materia elemental) en todos los Planos? R) Sí. La Esencia elemental corresponde a la Vida-Forma (o Espíritu-Materia) del 2º Logos (o 2º Aspecto Divino), universalmente presente. La elementariedad es condición y substancia de base de todos los Planos de Manifestación, si bien que, hasta el momento, con vistas a facilitar vuestro entendimiento y vuestra sistematización (y atendiendo a la relativa comprensión de la mayor parte de los estudiantes de la Ciencia Espiritual, incluso de los más dedicados) se haya aceptado convencionalmente hacer referencia a tres Planos o Mundos

Elementales (con las esencias elementales mental, astral y física).

241
P) Algunas personas, observadas a la luz del conocimiento de la Astrología, parecen estar fuera de los padrones apuntados por sus datos personales (lugar, fecha y hora de nacimiento, etc.). ¿Por qué? R) Las características tipológicas, sea en el campo de la Astrología, sea en el campo de la Numerología, sea en el de otras ciencias paralelas, afectan a diferentes octavas. En la Astrología, por ejemplo, lo que comúnmente se conoce son las escalas o padrones medianos, subordinados a un nivel equivalente de la consciencia anímica. En otras palabras, la Astrología convencional trata únicamente de las influencias astrológicas al nivel de la “Personalidad” – el nivel más bajo o periférico del verdadero “Yo”. A medida que un individuo, por su progreso evolutivo, va transfiriendo su focalización de la consciencia de la Personalidad para el Alma (a cuyos influjos progresivamente responde), los factores polarizados en los organismos siderales reducen proporcionalmente su acción. Es verdad que la mayoría de la Humanidad está absolutamente condicionada por los impulsos más periféricos del “Yo” – o sea, su consciencia está polarizada en todavía niveles muy densos, está esclavizada por la apariencia fenoménica, está bajo el dominio de las circunstancias externas y materiales. Sin embargo, especialmente en el Camino del Discipulado, el individuo comienza a liberarse de ese yugo y a conducirse por valores e influencias superiores (del Alma). En casos así, la Astrología común no se encuentra a la altura de poder trazar coordenadas fieles ni un perfil de tendencias y actuaciones en consonancia. Evidentemente, la verdadera individualidad pre-existe al momento del nacimiento de una determinada Personalidad encarnante; ella es comparativamente estable y no se encuentra sujeta a las oscilaciones cíclico-temporales que determinan las influencias que marcarán a la Personalidad. Cuando, pues, el discípulo transfiere la polarización de su consciencia para el Alma, sólo la Psicología Esotérica y la Astrología Esotérica puede aportarle referencias seguras y colaborantes en el Camino Evolutivo que con determinación está escalando.

242
P) ¿Cómo se explica que un amor tan profundo y vivido puede nacer y nos una a ciertos animales (especialmente a los animales dichos superiores como el perro, gato, caballo, delfín o incluso a los conejos, las aves, etc.), perteneciendo ellos a un Reino de la Naturaleza del cual nos separa “eternidades” y, por tanto, siendo lógico que la comunicación y la comunión fueran casi nulas? R) Esos seres del Reino Animal, por su natural condición incipiente y virginal en las esferas inferiores del Plano Mental, no tejen artificios ni elaboran capas que puedan camuflar, como en el caso de los humanos, su verdadera naturaleza anímica. (Como sabéis sus Almas-Grupo radican en el Kâma-Manas). Ellos se presentan naturalmente puros y, por otro lado, por su inocencia y poca preparación, están expuestos y desprotegidos. Esa misma condición se expresa en los niños, que fácilmente nos inspiran los más nobles sentimientos – y, desde luego, el mayor de todos; el Amor. Por extraordinario que pueda parecer, en vuestro mundo de apariencias, las comunicaciones de orden subjetiva (sin el pesado lastre de las influencias y de las máscaras físicas) son las más reales, intensas y duraderas. Es ese tipo de comunicación que natural y espontáneamente se da, sea con los niños sea con algunos animales, permitiendo establecer verdaderos y fortísimos lazos de afecto, desprovistos del interés y de la astucia que caracterizan gran parte de las relaciones entre los hombres. Aprovechamos para reafirmar que, cuanto más débil y desprotegido, más el ser (cualquier criatura que sea) merece nuestra atención, nuestra solidaridad y nuestro respeto.

243
P) Teniendo en cuenta que los animales no poseen Alma individual (apenas Alma Grupal), ¿será qué algún día y de alguna manera nos reencontremos, por razón del Amor que nos une? R) Los niveles que nos separan son temporales e ilusorios. Un día, en el mundo de lo

Real, todos – y todo – viviremos unidos, en Plenitud. El Amor es el único lazo inmortal. Da vida y permanencia a todo lo que por él (y en él) se identifica y se funde. Los animales pueden, también ellos, sentir y vivir el amor. Y, por él y a través de él, ascenderán y tendrán un lugar en el corazón de todos los otros seres – porque el Hilo del Amor es imperecedero y enlaza la Creación y todas las criaturas.

244
P) ¿Están pasando, actualmente, animales para el Reino Humano? R) Hay animales que están destacando y emancipando su “parte” de alma del Alma Colectiva a la que pertenecían y a responder al acorde o llamada de la Mónada, propiciando esto la formación de su cuerpo causal. Sin embargo, actualmente, las puertas de entrada efectiva para el Reino Humano están cerradas. La última Mónada Humana encarnó al principio de la 4ª Raza-Raíz. Los referidos animales, que ahora alcanzan la individualización, permanecerán en una especie de Devachan o de Pralaya, esto es, en un estado beatífico, celestial, de sueños con sueños, en un mundo de reposo. Al final de esta 4ª Cadena serán conducidos para la 5ª Cadena (donde se dará su etapa evolutiva humana) por los Shistas o “progenitores”, los más avanzados entes de esta Humanidad al terminar la presente Cadena.

245
P) ¿Qué aconteció (y por qué) a mitad de la 3ª Raza-Raíz (Raza Lemuriana) con la destrucción de un elevado número de seres del 3er. Reino de la Naturaleza (Reino Animal)? ¿Fue después de esa situación que (en el tiempo de la 4ª Raza-Raíz, la Atlante) los hombres fueron destruidos por los animales? R) Cíclicamente (y no sólo en ese tiempo referido), la vida animal sufrió enormes bajas debidas a cataclismos naturales y a alteraciones ambientales y climáticas irreconciliables con la sobrevivencia de determinadas especies. En cuanto a la situación referida en la segunda parte de la pregunta, nada digno de mención extraordinaria aconteció en esa fase y en ese sentido. La relación kármica entre los humanos y los animales es compleja, justamente por las muchas y recíprocas destrucciones sufridas entre ambos (con alterna predominancia).

246
P) ¿Qué actitud debemos tomar en relación a la castración de los animales? R) Debe ser evitada, por ser cruel, egoísta y antinatural. En el futuro, con las nuevas condiciones que advengan de los reajustamientos civilizacionales resultado de un más amoroso sistema de valores, dejarán de existir tales cosas, excepto cuando esté en causa indiscutibles, relevantes e insuperables cuestiones sanitarias (y mismo en esos casos, se usarán los métodos menos dolorosos y despreciables).

247
P) (Aunque esos problemas parezcan ajenos al campo esotérico, también deben ser considerados en la lucha por un mundo mejor) ¿Se puede dar una palabra de incentivo y de esperanza a todas las organizaciones que luchan por la disminución del sufrimiento de los miembros de los Reinos Animal y Vegetal? R) Ante todo, debemos aclarar que en el reino vegetal no existe propiamente sufrimiento, en sentido semejante al que los seres humanos experimentan y consideran como tal (sobre esta cuestión, ver igualmente la respuesta nº 255). Sin embargo, la práctica generalizada, arbitraria, gratuita o egoísta de destrucción de especies vegetales constituye un triste y bárbaro desprecio e ingratitud por la Madre-Naturaleza, con consecuencias bastante nocivas. En cuanto a la crueldad o insensibilidad para con los animales, sobre todo para con aquellos que, por el mayor refinamiento del sistema nervioso, son más capaces de experimentar sufrimiento, supone síntoma de embrutecimiento, (Que aquellos que desprecian una actitud filosófica ante la vida consideran “ser práctico y objetivo”.K.H.), y salvajismo (y consecuentemente, una negación de la superioridad humana con la que, abundantemente, se pretenden justificar estas actitudes). A medida que el ser humano va desenvolviendo su capacidad afectiva y de identificación con el dolor ajeno, esas prácticas irán desapareciendo – hasta, un día, extinguirse. Los que, ya antes de que eso ocurra (y ante la actual situación), luchan por un

comportamiento más digno del ser humano con sus hermanos del Reino Animal y del Reino Vegetal, desempeñan un trabajo altruista que merece la mayor consideración y, en muchos casos, la asistencia o, puntualmente (en los casos más amplios o pioneros), la intervención directa de discípulos de Maestros. Se trata, de hecho, de una contribución para un mundo mejor.

248
P) ¿Cómo se explica que el aprendizaje adquirido por un pequeño número de animales de una especie en cautiverio se manifieste, en un plazo relativamente corto, en animales de la misma especie que habitan en otros puntos del planeta? R) El Alma-Grupo de cada especie animal preside sus mecanismos y determina la activación del instinto. Como sobrevolando sobre cada unidad de vida, el Alma-Grupal (o Alma Colectiva) faculta los movimientos migratorios, los mecanismos de defensa, el aprendizaje de la adaptación al medio natural, la colaboración organizativa (por ejemplo, en las colmenas de las abejas), etc. Tomemos las siguientes imágenes tradicionales, anteriormente inspiradas a otros discípulos, y que aquí se repiten por su enorme claridad y expresividad. Imagínese los dedos de una mano que, en simultáneo, estuviesen introducidos en una placa de cartón agujereada (que impide ver la mano como un todo). Aparentemente, en el lado más externo, ellos no tienen ninguna relación especial entre sí; a pesar de pertenecer a una misma especie, aparentarían diferencias y serían absolutamente independientes. En realidad, sin embargo, su verdadera raíz e impulso para la manifestación subyacería, ocultamente, del otro lado del cartón. De cualquier manera, en ese mundo aparente y disociado de la raíz que los une, cada información es procesada y transmitida para el otro lado – un pinchazo por ejemplo, o cualquier otra sensación táctil. Y en todo momento el conjunto se beneficia de las informaciones recogidas y reencaminadas para cada unidad. Así ocurre con el Alma Colectiva animal. El Alma Grupal puede ser comparada a un enorme cántaro de agua incolora (en el Mundo Anímico), del que se retiran pequeñas cantidades individuales que van a procurar experiencias en el mundo externo (los animales englobados en el Alma-Grupo); cuando cada porción regresa al manantial colectivo, va incorporando color y substancia, contribuyendo con su propia tonalidad y con sus propios ingredientes, conseguidos a través de la particular experiencia. De la progresión de esas simbiosis y combinaciones, van siempre surgiendo (viniendo a la encarnación) seres que detentan el producto de las nuevas y últimas experiencias adquiridas.

249
P) ¿Qué es el instinto? R) El instinto es el atributo de los elementales mental, emocional y físico. Resumiendo, es el funcionamiento de la consciencia de este agregado (como “Elemental del Yo”), (Sobre el Elemental del Yo, ver también la respuesta nº 307), resultado de la repetición cristalizada en automatismo. Constituye la consciencia adquirida pero ya colocada (por su completa metabolización) debajo de los niveles donde se focaliza la atención actual del individuo.

250
P) Siendo así, ¿podemos afirmar que el instinto y la intuición tienen un distinto origen? R) Si, sin ninguna duda, (En otra parte de este libro se explica lo que, en Ocultismo, se entiende por intuición, ver respuesta nº 385).

251
P) ¿Podemos también decir que el instinto pertenece a la zona del subconsciente, el intelecto al consciente y la intuición al supraconsciente? R) En lo que respecta a la Humanidad, sí.

252

P) Siendo el subconsciente la “región” de la consciencia ya convertida en automatismo, ¿ podemos deducir que el supraconsciente abarca los niveles de consciencia que se encuentran por encima de aquellos en los que habitualmente funcionamos? R) Evidentemente que sí.

253
P) La auténtica clarividencia es una constante en las personas evolucionadas? O sea, ¿ puede suceder que una persona sea evolucionada y no sea clarividente? R) Los llamados poderes superiores son despertados por orden diferente de persona a persona, dependiendo de varios factores pero, principalmente, del Rayo del Alma a que pertenezca la individualidad. Por ejemplo, los individuos pertenecientes a la línea de los Rayos impares despiertan más fácilmente la clarividencia que la clariaudiencia; con individuos de Almas de Rayos pares se da precisamente lo contrario. De cualquier manera, la (clari)videncia en el sentido e “ver cosas” invisibles al hombre común (físicamente encarnada) no es, en si misma, un poder superior y, por eso, hay muchos discípulos e iniciados (mismo casi a nivel del Maestro) que no disponen de ella o que, por lo menos, solo la tienen parcialmente despierta. Frecuentemente, además, la clarividencia astral, cuando es inconsciente, incontrolada y anterior a un sólido desarrollo mental y a un adecuado sentido de las proporciones, es un factor de ilusión, de vanidad y de imprudencia; luego, es (al final) no sólo inútil como también indeseable, siendo un gran error darle especial importancia, como algunos hacen (siempre seducidos por el fenómeno). Existe, sin embargo, una clarividencia mucho más elevada y – esa si – característica necesaria a los individuos realmente evolucionados: la capacidad de penetrar y ver lo más íntimo, la capacidad de “ver” los arquetipos de-lo-que-debe-ser (pre-existentes en los mundos superiores, en los niveles del Alma) y, de ese modo, anticipar (y comenzar a construir) el futuro evolutivo de la Humanidad.

254
P) ¿Cómo se explican ocultamente las “sintonías casuales” de descubrimientos científicos, creaciones artísticas, etc., en diferentes partes del mundo (no habiendo, evidentemente, ninguna relación física entre las personas envueltas)? R) Los pensamientos, especialmente los más definidos y potentes se imprimen en el llamado inconsciente colectivo de la Humanidad y en la Ánima Mundi (de la que participan todas las Almas individuales). De este modo, cuando existen afinidades en las polarizaciones del pensamiento y objetos de atención o de estudios comunes, es posible la identificación y el acceso a esa lectura en el manantial común. Muchos investigadores presiente y aceleran el resultado último de su investigación justamente por este fenómeno, sin que tengan consciencia de estar a recoger un pensamiento (digamos así) ajeno.

255
P) ¿Las especies del Reino Vegetal padecen sufrimiento cuando son recolectadas o cortadas, o cuando son destruidas por el agua o por el fuego? R) La sensación de dolor es provocada por impulsos nerviosos y depende de un sistema organizado comunicador y sensibilizador de esos mismos impulsos nerviosos y táttvicos. Los especimenes del Reino Vegetal no poseen ese sistema orgánico y, si, indicios rudimentales que registran sensaciones vibrátiles desprovistas de dolor pero que les estimulan su propia capacidad de consciencia y de correlación con el medio que les envuelve. No es por eso, evidentemente, que se debe destruir o pisotear la vegetación. Hacerlo de manera gratuita supone una barbaridad (como toda violencia o agresividad innecesaria), un atentado al equilibrio reinante y a la Vida manifestada de acuerdo con los designios superiores y, para vosotros, básicamente insondables – esto es, de acuerdo al espléndido Plan Divino. Amar a Dios debe significar amar y respetar a todas las expresiones de Su Vida y a todas las formas por las cuales se manifiesta Su Propósito Universal.

256
P) Si, cuando contemplamos el cielo a la noche, observamos imágenes del pasado, estrellas y constelaciones que ya no se encuentran en el plano visual que nos llega y pueden

hasta ya no existir, ¿cómo se explica su influencia directa en el campo de la Astrología? R) Es una pregunta realmente importante y que pone de relieve una objeción que, con mucha frecuencia y razonabilidad, es colocada a la validez de la Astrología pero que tiene una respuesta (aunque no suele ser considerada ni siquiera por los mismos astrólogos). La imagen visible que nos llega de la situación de un astro o constelación, corresponde al foco o punto de llegada – real – de su energía (o de la energía de un determinado campo sideral, figurativamente representado por esos astros o constelaciones). En verdad, la luz emanada de ellos es una proyección de su realidad, una parte de si mismos – e, incluso distendida y viajando por los tiempos y los espacios, su influencia se mantiene viva y auténtica.

257
P) ¿Qué son los agujeros negros? R) Son sistemas estelares moribundos en el mundo físico, lo que significa el proceso de su pasaje a una dimensión superior. Cuando la condensación de su masa y la intensidad de la gravedad se vuelven muy grandes, todo lo que está bajo su rayo de polarización es aspirado y proyectado para su centro gravitacional, incluso la propia luz. Al final, todo es absorbido, dejando el mundo físico y pasando a otra esfera de existencia. Aunque oscuro a la percepción visual, físicamente es posible detectar un “agujero negro” pues su presencia gravitatoria puede ser mensurada.

258
P) ¿Aparecerá algún invento para reducir o acabar con los desastres aéreos? R) Sí. También surgirán diversas medidas, en cuanto a la construcción de los vehículos y respectivos materiales, en cuanto a los medios de control de su locomoción y en cuanto a las vías por las que circularán, para reducir substancialmente (a medio plazo, a casi nada) los accidentes con automóviles que – recordemos – provocan un número muchísimo mayor de víctimas que los accidentes aéreos.

259
P) ¿Amenazan al sistema ecológico los pantanos que se están construyendo por todas partes? R) Si, a largo plazo.

260
P) ¿Por qué el agua de los ríos es dulce y el de los mares salada? R) El agua de los ríos representa, en el mundo físico, las energías impolutos del espíritu – neutras y vírgenes. Por lo menos, originalmente es así. Las aguas marinas son saladas porque acumulan, desde las Edades, la historia y la memoria de los hombres y del Planeta. La sal es la emoción cristalizada. Es el solvente que proviene del mundo de las emociones condensado en el mundo físico – porque lo anima el Astral es la contraparte de vuestro mundo, como su exhalación, (Aunque, como Plano Vibratorio y “Lugar” (Loka) o “región” en el espacio dimensional, el Plano Astral anteceda al Físico, o sea, haya surgido primero en la progresiva densificación o precipitación de los Mundos. K.H.). Efectivamente, el Plano Astral es producto de toda la imaginación y sensación de la vida animada del planeta físico; por eso, esotéricamente, se dice que él (Plano Astral) “no existe”, que es el mundo de la fascinación ilusoria. En verdad, el agua más pura es la incolora, inodora y leve. El agua de los mares es salada porque, desde el principio de los tiempos, adquirió determinadas características, una carga peculiar. Es cáustica y, sin embargo, también es purificadora; es como agua ígnea donde se subliman y aquietan todos los tormentos y todos los deseos. Es el útero de la Gran Madre, que va dando vida y nutriendo su inmensa prole. En esta respuesta podéis constatar, una vez más, como la esencia de los significantes, el mundo internos de los significados – el alma de las cosas, en otras palabras – tiene representación en todos los mundos y, así, también en el mundo físico. La Ley de las correspondencias está presente en todos los Planos y niveles del Universo.

261
P) ¿Es verdad que la Tierra corre el grave riesgo de su desertificación? R) Sí. De verdad, si no son tomadas medidas efectivas, dentro de relativamente pocos años, cerca de un tercio de los terrenos de cultivo serán destruidos. Por todos los lados se siente la desertificación de las florestas, la acelerada erosión y las sorprendentes inundaciones que destruyen enormes extensiones de suelo fértil, el desvío aleatorio del curso de los ríos, la masificación de la construcción urbana y de los grandes aglomerados de asfalto – con resultados, en conjunto, desastrosos. La polución en general, así como las lluvias ácidas, determinan igualmente la precariedad de toda una vastedad de equilibrios ecológicos e, incluso, la esterilidad en lo que respecta a numerosas formas de vida animal y vegetal, acuática y terrestre (en las que se incluyen microorganismos vitales para esos mismos equilibrios). Dicho esto, es importante tener presente que, en las regiones desvastadas, la Naturaleza puede necesitar de centenas, a veces millares de años para reconstruir el suelo fértil que se perdió. Esquematizaremos sintéticamente la importancia de la manutención de este suelo vivo: El humus o suelo cultivable promueve la vida de los microorganismos nutrientes necesarios al ciclo de la vida vegetal/animal. Resultado de la recuperación del equilibrio de la vida vegetal, el aire se volverá más puro y respirable. Sólo un suelo fértil puede, con eficacia, retener el agua necesaria en las estaciones secas. Sólo un suelo plenamente vivo puede resistir satisfactoriamente la erosión. Sólo un suelos con estas características puede alimentar lógicamente a la creciente población del planeta.

262
P) Cara a los preocupantes datos sobre las alteraciones climáticas en el planeta, los gobernantes de los países más responsables por esa situación muestran gran resistencia a adoptar medidas eficazmente restrictivas a la contaminación (especialmente, de las emisiones de dióxido de carbono), ¿Cómo debemos interpretar esa actitud? R) Claramente supone una gran irresponsabilidad, una visión inmediatista y miope y una injustificable sumisión a los tiránicos intereses económicos, a nacionalismos estrechos o a preocupaciones electorales.

263
P) ¿Está amenazada la producción de oxígeno del planeta? R) La capa de aire respirable, especialmente el oxígeno, que existe alrededor del planeta no es ilimitada – y, de hecho, en los últimos años, se ha atentado mucho contra la reserva y la producción naturales. Es de conocimiento general que la tremenda contaminación actual, así como la creciente desertificación, constituyen graves peligros para el mantenimiento de ese equilibrio. Sin querer incurrir en exageraciones o dramatismos, es importante testimoniar la urgencia de tomar medidas preventivas urgentes y necesarias.

264
P) En los libros de C.L.U.C. hay muchos elementos poéticos y místicos. Se dice, por ejemplo, que “Las Nuevas Escrituras, Vol.I “ es un libro metafórico. ¿Hasta donde llega el valor y la utilidad de tales fórmulas literarias? R) Muchos de los libros del C.L.U.C. tienen, de hecho, esas características, especialmente la serie de “Perlas de Luz”, así como “Semillas del Jardín de Morya”, “Palabras de Oro” y el “Séptimo Círculo”. En cuanto a “Las Nuevas Escrituras, Vol.I”, es realmente un libro tejido de parábolas y de un simbolismo riquísimo e inspirador. Así como “Las Nuevas Escrituras, Vol.II” – este con un contenido muchísimo más profundo y de superior formulación esotérica -, transmite una maravillosa cantidad de energías transformadores a través de su contenidos místico. Esta actuación y transmisión subjetiva de energías tienen un papel definidamente estimulador de la voluntad evolutiva y facilita, de manera excepcional, la penetración y

comprensión más abstracta del Orden de las cosas, del Universo y de los Seres.

265
P) Recientemente leí, con agradable sorpresa, en un libro de Agni Yoga (del Maestro Morya y de Helena Roerich), concretamente en “Hojas del Jardín de Morya II”, un pasaje muy sugestivo que me pareció que aludía claramente a la Gran Festividad Espiritual que, actualmente, se realiza en la Luna Llena de Junio y a la referencia que ella representa. El pasaje es el siguiente: “Hubo un tiempo en el que mismo cien guerreros ya eran considerados una fuerza. Después, mil ya eran un ejército. Tiempo después, cien mil guerreros conquistaron el mundo. Más tarde, se levantaron millones, y ellos también modificaron la órbita del espíritu. Así, Yo convocaré, bajo el estandarte del espíritu, un billón. Esta será la señal de Mi ejército. ¡Tened en cuenta cuando este augurio sea cumplido y siete banderas sean afirmadas!” ¿Podéis afirmar si de hecho hubo esa profética alusión (el libro mencionado data de 1925) y si, por tanto, ¿es correcta la relación que establecemos entre el citado pasaje y el Ritual de Junio? R) Numerosas afirmaciones de libros verdaderamente inspirados tienen una pluralidad de sentidos, y ese es el caso de la obra y de la cita referida; uno de los sentidos alude de hecho a los grandes eventos que tendrían lugar en este final de siglo en relación a las Celebraciones Ritualísticas ligadas al Plenilunio de Junio. El Ritual que organizáis en el Plano Físico confirma, de hecho, una maravillosa representatividad de las actuales Ceremonias realizadas en los Planos Superiores. Además, supone una referencia pionera (y, por eso, si, perdurará en la Historia) de la Liturgia de la Era del 7º Rayo y del Tiempo de las Multitudes; constituye una sublime expresión de belleza espiritual y formal, así como una rarísima vivencia de comunión fraternal; constituye un vehículo a través del cual es posible derramar poderosísimas energías – realmente de transmutación y elevación – y manifestar correspondientemente en el Plano Físico la jubilosa aurora de una Nueva Edad. Cada vez más así deberá ser. Reparad que no es hábito Nuestro hacer referencia explícita a organizaciones humanas (mismo cuando, como es el caso, son llevadas adelante bajo superior inspiración). Difícilmente, por ejemplo, Nos referiremos a una conferencia o a una reunión... Sólo una excepcional importancia – como es el caso del referido Ritual – puede justificar una alusión directa. Cara al texto del citado libro, debe subrayarse el simbolismo de los estandartes y la fuerza en ellos presente (plasmación de cada una de las cualidades divinas que impulsan la senda evolutiva) e, implícitamente, la potenciación de las definidas intenciones de evolución espiritual asociada a cada símbolo, congregadas por millares de personas. Este año de 1998, millares de estandartes en variados núcleos diseminados en prácticamente en todos los cuadrantes de la Tierra, se agitaron y celebraron en simultáneo la emergencia, completamente nueva en el planeta, de un sentido de unidad de la Vida y del Amor, de un Nuevo Tiempo, de una Nueva Tierra. Fue un acontecimiento notable – y, no obstante, continuará a crecer, como señal magnífica de la progresión de los efectos congregadores y multitudinarios de la Nueva Manifestación Crística. (Más información sobre este evento puede ser encontrada en las páginas finales de este libro).

266
P) A juzgar por los ejemplos anteriores de apadrinamiento de la fundación de grandes obras o escuelas esotéricas (expresamente, de la Sociedad Teosófica, por los Maestros Koot-Hoomi y Morya, así como de la obra de Alice Bailey y de la Escuela Arcana, por los Maestros Koot-Hoomi y Djwhal Khul) pienso que los mismos o algún otro Miembro de la Jerarquía habrán fomentado y bendecido el surgimiento del Centro Lusitano de Unificación Cultura. ¿Podéis decirnos Quién ha sido? R) El Patrón del surgimiento del Centro Lusitano de Unificación Cultural fue el Maestro Serapis, de acuerdo con el plan más vasto establecido por el Señor Maitreya. Aquellos que conocéis por Morya, Koot-Hoomi y Saint-Germain le han dedicado (uno de ellos, conforme el particular momento) una especial atención – obviamente, en lo que dice respecto a las grandes líneas de desenvolvimiento, ya que, de los pormenores más objetivos, un Maestro no se ocupa. Me parece importante recordar que al surgimiento y/o desenvolvimiento de las otras

organizaciones referidas, también fue dada una definida atención por otros Maestros además de los indicados en la pregunta (aunque es verdad que esos fueron los principales responsables por el impulso). Por ejemplo, en el inicio de la Sociedad Teosófica, también el Maestro Júpiter, el Maestro Serapis, el Maestro Hilarión, el Maestro Djwal Khul y, mismo, el Mahachoan y el Maestro Saint-Germain le dedicaron un particular interés.

267
P) ¿Cuál es el Rayo a que obedecer el impulso predominante de la misma organización y obra (del C.L.U.C.)? R) Al 3er. Rayo.

268
P) Si se continúa a adulterar el Conocimiento Sagrado a través de la avalancha de literatura pseudo-ocultista sin sentido ni fiabilidad, ¿qué ocurrirá con el Esoterismo (como ciencia seria que pretendemos presentar a los ojos del mundo)? R) A pesar del avance mental conquistado por la generalidad de la Humanidad, el riesgo que se corre hoy en día es el de, una vez más, la Luz de La Eterna Sabiduría tener que recogerse a su interioridad a su Cámara Secreta – velado, como siempre lo fue, por los guardianes de la Jerarquía – y quedar en posesión terrena de sólo un número muy restringido de personas. De todas las veces que una parcela substancial de Conocimiento Sagrado fue desvelada, muchos, no preparados, sucesivamente la fueron profanando y adulterando con sus conjeturas y divagaciones y también con sus múltiples escenificaciones fraudulentas (dando origen a los mitos exotéricos, muchos de los cuales llegaron hasta nuestros días). La Exteriorización de la Jerarquía (anunciada desde principios de siglo) que, actualmente, se manifiesta en el mundo a través de la acción orientada y concertada de discípulos encarnados, tiene por objetivo proteger esa parcela de la Enseñanza que se puso al descubierto, desenvolviéndola y divulgándola con seriedad, y controlar los efectos de los ya esperados desvíos por parte de los profanos. No obstante, y debido a la extrema facilidad actual de generación y circulación de esas fantasías (proporcionada por la vasta literatura existente y por el enorme desenvolvimiento de los medios de comunicación), que producen todo tipo de equívocos y alineaciones, el trabajo de Nuestros discípulos es muy arduo y, a partir de cierto punto, realizado en terreno hostil. Es preferible, para la mayoría de los “curiosos”, ir rodando alegre y despreocupadamente por el camino fácil y seductor del sensacionalismo y de la fascinación, incluirse en el sueño del protagonismo de una historia de héroes y elegidos o de extraterrestres salvadores de los “fieles”, escuchar y aceptar a todo tipo de milagreros, demagogos y pseudo-curanderos que emprender un estudio serio y sistemático de las Leyes Universales – lo que implica un trabajo arduo, continuo y abnegado. Si no se consigue poner orden en el desvarío que impera, si se mutilan irremediablemente las Verdades Eternas, si todo tipo de absurdos valen como axiomas, entonces... de nuevo sucederá lo mismo que, simbólicamente aconteció con Excalibur, siglos atrás. La Sabiduría será abstraída a su Seno más oculto, esperando la hora de un nuevo despertar en el mundo de los hombres.

269
P) Los “falsos Cristos” son muy visibles en la creciente proliferación del pseudoesoterismo. Ante la notable carencia de discernimiento de (muchas...) personas bienintencionadas que son pasto fácil para las fuerzas que están por detrás de este fenómeno, ¿ qué medios (legítimos y eficaces) deberán ser preferentemente utilizados por las personas más conscientes de lo que verdaderamente está pasando? R) Es necesario proclamar la realidad de lo que pasa y presentar el Esoterismo con bases serias y exhaustivamente fundamentadas; sustituir (y promover la sustitución de) la creencia por comprensión y el sensacionalismo pseudo-espiritual por Ciencia Espiritual; ocuparse de Saber y Servir, en vez de pensar en salvaciones personales (o sectarias) y prodigios milagreros; dar fuerza y apoyo a las Obras fundamentalmente serias y sabias, y no reforzar (con vuestra presencia, vuestra energía y vuestro incentivo o vuestro dinero) a las que se caracterizan básicamente por la ilegitimidad y por la promoción personalística.

270
P) ¿Confirmáis que es el Maestro Koot-Hoomi quien confiere actualmente la primera y segunda iniciación? R) Si, en cualidad de uno de los instructores del Mundo (actualmente)

271
P) Si, actualmente, una gran parte de las individualidades más reconocidamente autorizadas de las sociedades cultas se identifican con determinadas religiones instituidas (particularmente con el Cristianismo) y asumen con naturalidad su creencia en la aparición de ángeles mensajeros, en la autoría divina de la Biblia y, en la manifestación de la voz del propio dios Jehová, ¿por qué razón, en esos mismos medios de cultura, ridiculizan, contestan y se muestran escandalizados con la razonabilidad actual de los escritos inspirados? ¿Cómo es posible que el dogma tenga aún hoy tanta fuerza y su adhesión se presenta tan paradójicamente irracional? R) La hipocresía, la comodidad, las conveniencias de imagen en términos, especialmente de respetabilidad y de honorabilidad, son una constante en las esferas sociales del mundo actual. Por otro lado, existe también, en muchos casos, una oscura y vaga superstición, a la vez que una incapacidad de pensar por sí; se adoptan las convenciones generales e instaladas de pensar sin cuestionarse la razonabilidad de esos pre-“supuestos”. Sobre este aspecto, me remito para lo que dije en la respuesta anterior, (nº 156). Sólo muy recientemente, en la Historia, la mayor parte de la sociedad humana se dedicó a la lectura y a la escritura. Este hecho, aparentemente poco relevante, determinó radicalmente la alteración de su polarización mental. En términos de consciencia, un amplio nivel, completamente nuevo, se alcanzó y, actualmente, empieza a ser posible el replanteamiento de los conceptos en términos muy amplios. En ese replanteamiento se incluye, obviamente, la definición y la objetividad de una nueva forma de vivir la religión – de religarse con el lado oculto o invisible de la naturaleza -. Eso mismo ya hacen a larga escala los científicos, trabajando en lo que antes, para todos, era definidamente abstracto e imponderable.

272
P) Actualmente proliferan las novelas de fondo más o menos esotérico. ¿Os podéis pronunciar sobre su utilidad y sobre su valor didáctico? R) Su valor didáctico es casi siempre muy reducido. En cuanto a su utilidad, depende: para quien nada sabe de los temas esotéricos, puede ocasionalmente, ser un medio de comenzar a despertar el interés (lo que sería beneficioso si hubiera la suficiente consistencia para encaminar hacia un estudio serio y verdadero); para quien ya tuvo la posibilidad de tener algún contacto con las enseñanzas esotéricas legítimas, la lectura de tales novelas puede suponer un factor de distracción y de dispersión de lo esencial, al dejarse llevar por la fantasía vana y la ilusión de facilidad (lo que impedirá un trabajo realmente serio, sólido y constructivo). La responsabilidad de los que (teniendo el deber de un discernimiento superior y sentido de las proporciones) contribuyen para que esta última situación ocurra es muy grande.

273
P) ¿Por qué en la historia de todos los movimientos y sociedades espirituales se mezclan siempre elementos oscuros? R) Donde hay luz, existe, inevitablemente, sombra. En este caso concreto, la gran afluencia de luz superior atrae inevitable y proporcionalmente, en los mundos de la forma, la reacción de las fuerzas opuestas que, siempre o casi siempre, tienen medios para inmiscuirse íntimamente – lo que es debido a la inmadurez psicológica de la Humanidad y a su Karma colectivo -. Al contrario, cuando el trabajo de la luz no existe o es muy poco relevante, no se levantan, naturalmente, tantas oposiciones.

274

P) Podemos certificar que los grandes Movimientos esotéricos, así como importantes Escuelas de Pensamiento de la actualidad tienen una vida útil más corta que, comparativamente, las Escuelas de Misterios del pasado. ¿A qué se debe este hecho? R) En el pasado, cuando la Masonería y otras Órdenes Esotéricas (por ejemplo, la Orden del Tempo o la Orden Martinista) todavía manifestaban alguna representatividad de los Planos Superiores, tomamos a nuestro cargo muchos de los impulsos que por aquellos canales podían fluir, haciendo posible la implantación objetiva de algunos legítimos ideales en el Plano Físico. Estaba en vista el establecimiento de pilares de fuerza diseminados por el mundo que, a través de los tiempos que seguirían, posibilitasen una dirección más apropiada y segura para la Humanidad. Sin embargo, por más pujantes y dignificantes que sean las Organizaciones, todas ellas tienen su debido tiempo de utilidad y de vida en el Mundo físico. Nada en los Mundos formales es eterno; puede, simplemente, servir e incorporar cierta(s) etapa(s) en el desenvolvimiento del Plano de la Evolución, del Plan Divino para nuestro planeta. Literalmente todo – se trate de un hombre, de un dios, de un planeta, de un sol o de una galaxia – posee vehículos inferiores (o formas) para cumplir, integradamente, el Propósito del Ser Eterno. Por eso, cuando sus vehículos de Manifestación van dejando de servir para los progresivos modos de cumplir el ideal, el Ser que los utiliza necesita abandonarlos. De esas formas, entonces, queda solamente un temporal cascarón. Decimos “temporal”, porque aún detenta, por (apenas) algún tiempo, la mayor o menor vitalidad conferida – impresa en la materia elemental polarizada – por la entidad que en esa sustancia organizada, (Una forma es, justamente, substancia organizada para servir de vehículo a una energía vital), había encarnado. Analógicamente, así es con el Alma y la Forma de cualquier Organización. Entre tanto, en el caso de algunas poderosas iglesias y de la Masonería sólo muy lenta y arduamente es posible desactivar – no el ser, el Propósito superior e inicial sino, la forma descartada, el cascarón ya ficticiamente animado. Consideremos el caso particular de la Masonería. Heredó un excelso y genuino contenido de las antiguas Escuelas de Misterios de Egipto y de Grecia (cuando éstas constituían verdaderos Emporios entre Cielos y Tierra); fue, durante largas generaciones, depositaría y contenedora hermética de muchos secretos, no sólo de los niveles subjetivos como también, en simbólica correspondencia, de los niveles más densos y objetivos. Con el tiempo, sin embargo, la forma fue quedando vieja, reseca e incapaz de conservar la vitalidad esencial, el aliento superior y legitimado por el Espíritu. Entre tanto, se le había adjudicado mucho poder, permaneciendo impreso en ella a través de ciertas prescripciones mantenidas rigurosamente durante siglos. Es el caso del juramento de secreto al que eran obligados sus miembros (incluso para protegerse de los diversos tipos de fanatismo y persecución), que fortaleció mucho la tenaz impermeabilidad y poder consagrador de aquel gran canal de energías; es el caso de la constancia y del ritmo de los preceptos ritualísticos y de la pronunciación repetida de ciertas palabras y fórmulas de poder; es el caso de la magnetización de las muchas Logias diseminadas por el mundo, en todos los cuadrantes del planeta. La Gran Guerra Mundial (en sus dos fases: 1914 – 1918 y 1939 –1945) fue aprovechada en el sentido de definidamente providenciar la disipación de aquellas energías (que aún mantenían activo el cascarón de algunas importantes Sociedades Secretas), a través de la quiebra y declinación del ritmo, de la compulsiva desobligación de las mentalizaciones y fórmulas que todavía prestaban vitalidad y mantenían cohesionados a sus intervinientes, de la interrupción de la magnetización e invulnerabilidad de las Logias (como envoltorios estancados que eran, donde se congregaban y acumulaban poderosamente cierto grado de energía, de manera ininterrumpida). En el lejano pasado, fue posible a algunas organizaciones asegurarse una prolongada vida efectiva porque, generalmente, el campo de consciencia de la Humanidad planetaria era todavía muy inerte. Los miembros de estas organizaciones se destacaban, entonces, enormemente de la masa común de las poblaciones y les unía un fuerte vínculo de complicidad que les permitía superar las eventuales divergencias. En los últimos dos siglos (después de la Revolución Francesa), paralelamente a las crecientes divergencias suscitadas por la agudización del individualismo, se evolucionó, no obstante, para una mayor homogeneización de los niveles de consciencia de la unidad humana. Estos factores contribuirán para alterar radicalmente la organización interna de los movimientos esotéricos, introduciendo conflictos y luchas por el poder, resultando de eso que ahora las mismas tengan una vida, comparativamente, bastante corta. Sus integrantes transportan consigo una mayor carga y presencia individual, y las diferencias y desarmonías, traducidas en dispersión, son tremendamente más marcadas. Hoy, por regla general, una unidad colectiva – portadora de un ideal, de una doctrina, de una filosofía – sólo tiene vida

plena y legitimada en cuanto permanece en la vida física su(s) mentor(es), fundador(es) o polo(s) director(es). Él gestiona, aglutina y dinamiza la acción, exteriorizando digna y fielmente el Propósito; después, poco tiempo después de partir, se da la disgregación y, hasta, a veces, la adulteración de lo esencial de su mensaje. Lo que verdaderamente importa es que la Sabiduría (Espiritual) no es propiedad de ningún individuo, de ninguna organización, de ninguna escuela, de ninguna religión. Si se detuviese en un receptáculo, cualquiera que sea, se cristalizaría y desvirtuaría. Por eso, no es posible ni razonable pretender que ella siga envuelta en un mismo cuerpo físico (en este caso, de cualquier Sociedad Secreta y Organización Espiritual). Hoy, más que nunca (por las razones expuestas), ella circulará y crecerá libremente, pasando de “mano” en “mano”, quiere decir, de grupo de Servidores en Grupo de Servidores – que compartirán y entregarán la antorcha del fuego sagrado de peldaño en peldaño – cuyas características (y detentores temporales), en la Gran Marcha, serán forzosamente diferentes y plurales.

275
P) ¿Las antiguas Escuelas de Misterios también se acabaron porque se pervirtieron? R) Sí, además como ya referimos en la anterior respuesta, (nº 35). La última a corromperse fue la de Eleuseis (se mantuvo intacta e impoluta hasta el final del siglo IV de la Era Cristiana).

276
P) Me gustaría que fuese aclarado el siguiente asunto: ¿está finalizando un Kali Yuga (Edad Negra) y comenzando (o, por lo menos, aproximándose) un Satya Yuga (Edad de Oro)? O ¿estamos apenas en el inicio de un Kali Yuga que se prolongará algunas centenas de millares de años? R) Ambas sustentaciones son conciliables y, cada una de ellas, en un sentido, verdaderas. Efectivamente, existen ciclos menores dentro de ciclos más amplios que, a su vez, pueden ser aún sub-ciclos de ciclos más vastos. Esto fue referido en “La Doctrina Secreta” por Helena Blavatsky, que también dijo – y con toda propiedad – que cualquier Edad o ciclo es subdivisible hasta el infinito. Así, cada una de las Edades habitualmente referidas son apenas sub-ciclos de una Edad Mayor; y, en cada una de ellas, se suceden cuatro subEdades, cada una de ellas subdividida en cuatro periodos temporales más restringidos, etc. Por ejemplo, en una Edad Negra existen varias sucesiones de sub-Edades de Oro, de Plata, de Bronce, de Hierro, (por otro lado aún, dentro de cualquier periodo cíclico, por ejemplo de una Ronda, de una Raza-Raíz o de una sub-Raza, existen las referidas cuatro Edades). En este sentido, en cierta dimensión cíclica, estamos todavía en el inicio de un Kali-Yuga; en otro ciclo más restringido, estamos en el punto de transición entre un Kali-Yuga y un Satya-Yuga; en el más vasto de todos los ciclos (sea planetarios sea sistémicos), estamos cerca del final del Tretâ-Yuga (Edad de Plata)

277
P) Algunas personas estudiantes de la Ciencia Espiritual sostienen que, dado que estamos en pleno Kali-Yuga, ciclo que se prolongará durante miles de años, no es posible que, en el presente o en el futuro próximo, la Humanidad dé un gran paso evolutivo en frente y que, también por ese motivo, sería pura ficción hablar de una Nueva Manifestación Avatárica en nuestros días. ¿Qué podéis decir sobre esas afirmaciones? R) Ha habido una generalizada incomprensión del significado de los cuatro Yugas. Como algunos ya percibieron, si se interpreta superficialmente, la caracterización de esos ciclos y el respectivo orden de sucesión – Edad de Oro, Edad de Planta, Edad de Bronce y Edad de Hierro – supondría que el decorrer del tiempo conduciría de la pureza a la degeneración, lo que implicaría negar la realidad (o, hasta más, la posibilidad) del progreso evolutivo. Es constituiría, al final, la representación misma del fracaso del Plan Divino. La analogía de los cuatro Yugas con las cuatro estaciones del año terrestre puede, tal vez, daros un sentido más preciso del significado que está subyacente: El Satya-Yuga o KritaYuga (Edad de Oro) corresponde a la Primavera; el Tretâ-Yuga (Edad de Plata), al Verano, el Dwâpara-Yuga (edad de Bronce), al Otoño; el Kali-Yuga (Edad Negra), al Invierno. La Primavera tiene la maravillosamente bella potencia del renacimiento y puede ser considerada más confortable que el invierno; ¿pero será realmente mejor? En verdad, cualquiera de las

estaciones es necesaria y se suponen recíprocamente; notaréis que, si la Primavera significa reinicio, el Verano significa fructificación, el Otoño significa madurez y el Invierno (en su rudeza exterior) significa recogimiento interior (a un estado más subjetivo y profundo) y el consecuente planeamiento de nuevas semilleras, de nuevos florecimientos, de nuevos frutos que oportunamente se recogerán. Así, pues, el Kali-Yuga constituye un ciclo de duras condiciones externas, de confrontación con la rudeza de las cosas objetivas, del alejamiento de la vida fácil de la juventud – y, no obstante, en él están implícitas la especial sabiduría de la vejez, una vivencia más reflexionada y más profunda, la oportunidad de conquistar una espiritualidad más auténtica, porque es más interior (lo que siempre resulta de la sensibilización obtenida a costa de la experiencia y del dolor). De este modo, es justamente en el Kali-Yuga de la apariencia que la Humanidad alcanza el Krita-Yuga de la consciencia. En cuanto a no poder existir Manifestaciones Avatáricas durante el Kali-Yuga (Edad Negra o Edad de Hierro), basta recordar que ya ocurrió múltiples veces desde la muerte de Krishna, data en la que tradicionalmente se marca el inicio del vigente Yuga (aunque ese marco y esa caracterización, en un cierto sentido, se apliquen solamente a una parte del planeta, el mundo oriental); por lo demás, siguiendo la línea de pensamiento de las referidas personas – que remarcan la vertiente negativa de la Edad de Hierro – se diría, entonces, que es en esta particular Edad que más se hacen (o harían) necesarias las Manifestaciones Avatáricas.

278
P) ¿Cómo se podrá caracterizar esta época, considerada clave o de giro en el recorrido histórico de la Humanidad? R) Es, efectivamente, el comienzo de una Era absolutamente inédita y revolucionaria en la Historia de la Humanidad y puede describirse sucintamente en dos tópicos – universalidad y comunión (o comunicación), (Claramente testimoniada en la explosión tecnológica de las telecomunicaciones, de la informática, del Internet, de los transportes – Multi-utilitarios y ultrarápidos -, como también en la generalizada utilización de una lengua común – en este caso el inglés -, en el camino para una moneda única, en la lucha universal por los derechos del hombre, etc, etc. K.H.). En este momento la Humanidad emerge en el interior de una gran ola que se levanta en este océano de la vida y, quizás, no se da cuenta del torbellino, de la revolución (comparativamente inmensa) que se genera en torno suyo y que culminará en su expansión liberadora en una grande y desconocida “playa”. Este giro, traducido en la adquisición de innumerables modos de contacto e interligación entre todos los seres de la Tierra, os conducirá, de hecho, para un nuevo mundo, para una nueva vivencia en términos de consciencia y humanismo. Es esta visión la que se escapa a los que se consumen en un pesimismo negativista (que, a veces, corresponde a la proyección de su propio estado interior). Acordaros que un Maestro (o mismo, un hombre notablemente evolucionado) está siempre dotado de un realismo que, del punto de vista aparente, puede ser considerado optimista. Ese superior optimismo – que es realismo – se asienta en el Conocimiento íntimo de la irresistible fuerza evolutiva universal.

279
P) ¿Cómo ve la Jerarquía el comportamiento exclusivista y separatista de algunas etnias, en relación a los restantes miembros de la Humanidad? R) Cuando, en un organismo, un agregado de células tiende a la autonomía y a la independencia, crea su propio “capullo”, que es entonces descartado por el todo. Se comporta como una excrecencia o un nódulo que tiene que ser extirpado o disuelto para que no perturbe el equilibrio, la homogeneidad y el funcionamiento sintonizado globales. El orgullo y la auto segregación raciales suponen un severo riesgo para los propios y un tremendo obstáculo para su Evolución. La recusa de estos pueblos a mezclarse (principalmente, por el matrimonio) con los restantes seres de la Humanidad, los lleva a una tremenda cristalización donde muy difícilmente pueden penetrar y fluir los impulsos y las emanaciones de carácter psicológico que resultan del trabajo colectivo de la Consciencia humana.

280
P) A pesar de la enorme tendencia consumista y, de un modo general, profana y de intereses que se manifiesta en la época de Navidad, aún así, ¿no es el saldo positivo en las muchas pequeñas acciones individuales de buena voluntad e incluso en las acciones concertadas de ayuda internacional a los más desfavorecidos? R) Si. Efectivamente, la Navidad impulsa generalizadamente a las mentes y a los corazones para una actitud de mayor benevolencia, tolerancia y hasta altruismo manifestado en la capacidad de dar. Se pensará que todavía es proporcionalmente ínfima esta motivación y esta acción tan puntuales, lo que no deja de ser verdad; multiplicadas innumerablemente (como de hecho son), potencian las buenas voluntades y estimulan a las conciencias para una apertura más amplia al “bien”. En medio de la carrera desenfrenada que se vive en ese mundo, cada vez que alguien se detiene en su camino y repara “con los ojos de ver” en el dolor y en la debilidad ajenas, el mundo se dignifica y progresa. Y ese es, en verdad, un acontecimiento que se repite con mayor agudeza y con mayor frecuencia en la época navideña (y que aún compensa el grosero y vergonzoso materialismo predominante). “Muchos pocos hacen muchos” dice una máxima popular – y estos impulsos, que débilmente despuntan y se yerguen, no son, de manera ninguna, de menospreciar; mejor, hay que fortalecerlos e incentivarlos, acogiéndolos con calor y reconocimiento y procurando que se amplíen y continúen a lo largo del tiempo.

281
P) ¿Qué es el Graal? R) Esotéricamente es el cuerpo causal de la Humanidad. Es la Taza en la que podemos recibir (de lo alto) para dar (a los que están más abajo). Es el virtuoso receptáculo de los frutos de la progresión evolutivo humana. Puede tomar – y toma – muchas formas. Su substancia es Luz.

282
P) ¿Qué es la Alquimia? R) En términos muy sintéticos, diremos que es una manipulación del Akasha, de ahí resultando la transmutación de un determinado estado de ser (relativo al individuo o a objetos) en otro orden superior. Bajo el punto de vista estrictamente operativo en la materia externa, es la búsqueda del espíritu oculto que subyace e impregna la materia inorgánica.

283
P) Todos los sistemas filosófico-esotéricos que conozco tienen coincidencias fundamentales entre si, expresamente en términos de septenarios, con excepción (creo), en algunos aspectos, del sistema décuplo de la Cábala. ¿Podemos de alguna manera corresponder el septenario tradicional de aquellas filosofías con el denario cabalístico? R) Las diez Sephirot cabalísticas se constituyen en los llamados 7 Palacios. En el primero, encontramos la Tríada Suprema, Kether, Chokmah y Binah; Chesed, Geburah, Tipharet, Netzach y Hod forman respectivamente el segundo, el tercero, el cuarto el quinto y el sexto Palacio; Yesod y Malkuth, conjuntamente, corresponden al séptimo Palacio (en el Zohar está enunciación está hecha en el orden inverso, de “abajo” para “arriba”, y bajo el punto de vista del hombre o “Microcosmos”. Los Palacios representan Planos de existencia, moradas angélicas, que guardan alguna relación con los Planos tradicionalmente considerados en la Gupta-Vidyâ oriental, en la Teosofía, en la Antroposofía o en cierta literatura rosacruciana). Por otro lado, el número sephirothal puede desdoblarse en : tres estados subfísicos – los Tres Reinos Elementales – del descenso del espíritu a la materialidad; cuatro estados físicos – mineral, vegetal, animal y humano; y tres estados suprahumanos que conducen al hombre al Nirvana (y que corresponden, en la espiral evolutiva, a los tres estados, atrás referidos, de la elementaridad). En las Leyes de Manu (ancestral Código que procede del primer Manu, el Seños Svâyambhuva) se lee que Brahmâ creó primeramente los 10 Señores de la Existencia o los

10 Prajâpatis (3+7), las Fuerzas Creadoras que presidieron la formación de los mundos y que, a su vez, dieron origen a los 7 Manus. En el Panteón hindú, el Logos bipolar es Brahmâ, el Creador (uno de los aspectos de la Trimûrt), cuyos 7 Hijos, “nacidos de la Mente”, son los 7 Grandes Constructores. A semejanza, en el Zohar, tenemos la Tríada Suprema (en Sí, una Unidad) referente al Espíritu, al Hombre espiritual o Macrocosmos. En los mundos formales, los 7 Constructores son los 7 Prajâpatis o los 7 Principios progenitores.

284
P) ¿Va a ser el Maestro Morya el próximo Manu? R) Si, considerando en términos de Raza-Raíces. Es pertinente aclarar, sin embargo, que existen otras atribuciones para la palabra “Manu”, refiriéndose siempre a la Entidad que gobierna cada uno de los Manvantaras que, en su conjunto, constituyen un Kalpa. Así, existe un Manu (o “Progenitor”) para cada Cadena Planetaria, para cada Ronda Global (aparte del más habitualmente referido Manu de cada Raza-Raíz). Por ejemplo, el Manu que preside la presente Ronda es el señor Vaivasvata (el mismo nombre tiene el Manu progenitor de nuestra actual Raza ariana). El que inaugurará la próxima Ronda será el señor Dacha-Sâvama.

285
P) ¿Qué es un Kalpa? R) La designación Kalpa tiene varios significados pero todos ellos representativos de un larguísimo ciclo temporal. Es, generalmente, considerado un “Día” y una “Noche” de Brahmâ, o sea, el periodo de una exteriorización completa de Mundos, a la que sigue su consumación y su reabsorción. Así, e identificado con el término de Mahamanvantara, corresponde al periodo de tiempo de siete Cadenas de Mundos de un esquema Planetario, las cuales, a su vez, comprenden siete Rondas (revoluciones o vueltas) a los llamados siete Globos.

286
P) ¿Será en el tiempo de la 5ª Raza-Raíz o de la próxima (la 6ª) que la Tierra ascenderá al estatuto de Planeta Sagrado de nuestro Sistema Solar? R) Este es un tema que ha dado pie a equívocos, debido a la duplicidad de sentidos posibles para la expresión “Planeta Sagrado”. En uno de los sentidos, que es aquel que se ha vulgarizado, pero que es el menos profundo e importante en términos realmente esotéricos, la condición de Planeta Sagrado depende de que el respectivo Logos haya alcanzado determinado grado de evolución cósmica (digamos, la 5ª Iniciación Cósmica, aunque esta afirmación sólo tenga un ligero sentido simbólico para vosotros). Algunos Logoes Planetarios (y respectivos esquemas) tienen ese estatuto, otros no, pero lo alcanzarán. El Logos Planetario Terrestre (por más gloriosa y exaltada que sea Su Consciencia, incluso comparada con la de un Maestro), sólo de aquí a muchos millones de años – lo que es muchísimo del punto de vista humano pero no del punto de vista de la medida temporal de la Divinidad Planetaria – alcanzará ese nivel. Lo que, si, está aconteciendo es un determinado alineamiento de la Tierra con los Planetas Sagrados. Mientras, en el sentido más riguroso y esotérico, los Siete Planetas sagrados equivalen a los siete chakras principales, (Por ejemplo, el Chakra cardiaco del Sistema Solar es Venus; la Tierra tiene una (mera) correspondencia, en un nivel inferior, con ese planeta (y por eso de alguna manera, con el respectivo chakra sistémico), a los siete Principios o a los Siete Rayos de nuestro Sistema Solar. Ocupan determinada posición en el seno del Logos Solar, siempre en una escala septenaria. En este sentido, siempre hubo y siempre habrá, apenas, siete Planetas Sagrados (en los cuales la Tierra no se incluye), que son y permanecerán los mismos desde el inicio de este Gran Día de Manifestación del Sistema Solar hasta su final. Por lo expuesto, se comprenderá que la Tierra no es ni nunca será un Planeta Sagrado (en el sentido profundo) pero integrará, si, un Todo progresivamente más armonioso. De un modo general, los hombres no adquirieron aún la capacidad de elevarse con dignidad y conscientemente a una Unidad Mayor, una Unidad Colectiva. Con todo, no muy distante, llegará un día en que ellos crecerán, de hecho y de derecho, en esos mismos moldes

(correspondiendo así al referido alineamiento con los Planetas Sagrados). El Día del Perdón – y la Semana de la Reconciliación en la que se incluye – podrán dar una gran contribución para ese último efecto.

287
P) ¿Qué opinión tiene la Jerarquía sobre la existencia de la pena de muerte en algunos Estados y sobre las campañas, a veces desencarnadas, para su restablecimiento en los países donde fue abolida?. R) Consideramos esos hechos muy negativos. Significa que seres humanos se arrogan un derecho que legítimamente no tienen; supone el ejercicio de una venganza – en frío – que no sólo nada tiene de pedagógico, constructivo o ejemplar como además retira, al Sistema que la permite y usa, la superioridad e inmunidad moral en que, supuestamente, también debería estar basado el poder de punir. Decir que el recurso a la pena de muerte representa algo semejante a la legítima defensa es un sofisma inaceptable: cualquier sistema jurídico mínimamente fundamentado pone límites (de legitimidad, proporcionalidad y oportunidad) al uso del derecho de defensa. Dejemos, pues, perfectamente claro: ningún país se puede considerar civilizado (ni presentarse, de manos limpias, a defender los derechos humanos) manteniendo o introduciendo tal pena en su legislación.

288
P) Los jueces pueden hoy ejercer su función con cada vez menor edad. ¿Serán suficientes las pruebas curriculares o será necesario una específica madurez psicológica y experiencia de vida? R) Un cargo de tanta responsabilidad no puede depender apenas del conocimiento del derecho positivo y de la técnica jurídica. Requiere una gran destreza y maleabilidad en el reconocimiento de las situaciones y en el modo de lidiar con ellas. Sólo puede desempeñarse cabalmente cuando las emociones maduraron y armonizaron, cuando se adquirió un humanismo proveniente del conocimiento y de la vívida experiencia de las múltiples variables que demarcan y están por detrás del palco de la vida, cuando se substituyeron las certezas inmediatistas y precariamente fundadas por una duda saludable y por la ponderación sensata de la relatividad de las cosas. Como aún no tenéis medios para valorar con seguridad la edad del Alma, el mejor criterio para facilitar las referidas condiciones es el de la edad física (de la que también depende la proporción en que ya se actualizaron las potencialidades innatas). Los preceptos de los Sabios de la Antigüedad sobre el especial respeto debido a los más ancianos constituía un principio particular de nobleza y dignidad que, infelizmente, se va perdiendo. Entre tanto, en relación aún a la pregunta presentada, está claro que la actual situación es consecuencia de la necesidad de haber más jueces, y esa, a su vez, es fruto de la hipervaloración de los sistemas jurídicos de la actualidad, tal como vimos en una respuesta anterior. (Nº 47).

289
P) Para el propósito de, más fácil y rápidamente alcanzar y establecer la Paz, ¿cuál sería la actitud en la que deberían empeñarse los hombres? R) Para que haya un definido progreso en ese sentido, los seres humano deberán alterar radicalmente su mentalidad en materia de comportamiento, integración y cooperación sociales. Es necesario recompensar y reformular los modos de convivir y de relacionarse – estableciendo correctas relaciones humanas, para usar las palabras tantas veces repetidas por Mi Hermano Djwhal Khul, (En los libros escritos por Alice Bailey). Se considera normal que, desde la infancia, se esté condicionado e instigado a competir. Todos los ejemplos, todas las prácticas cotidianas apuntan en esa dirección: es preciso rivalizar, es preciso prevalecer; es preciso ser más que los semejantes; es preciso ser más listo; es preciso derrotar; es preciso tener más poder; es preciso tener más dinero; es preciso ser más atractivo; es preciso tener ropas mejores; es preciso tener más éxito; es preciso tener más recursos; etc, etc... Es todo un exceso de influencias, de imposiciones, de presiones y de luchas que conducen apenas a una irónica meta: la infelicidad, la insatisfacción, la pulverización del ser, la locura... la competitividad a cualquier precio, los conflictos, a la

guerra... Es obvio que este comportamiento es propio de una incivilización y de una adolescencia psicológica colectiva de la Raza Humana. En el día a día es sólo él que prevalece, es sólo él que reina, es sólo él que gobierna, dirige y domina al hombre – como si éste fuera un sonámbulo o un ser irracional. Urge, pues, alterarlo y, para eso, es desde luego necesario una nueva práctica educativa. Por lo demás, sobre este tema de la Paz y sus requisitos, les remito a las maravillosas e insuperables palabras contenidas en el último Capítulo del libro “Siete Llaves”. Edición del Centro Lusitano de Unificación Cultural)

290
P) ¿Cómo se debe encarar el exterminio de algunas especies de animales parasitarios (como cucarachas, ratones o insectos) en alguna medida nefastos o desagradables o incluso causantes de enfermedades? R) Cuando queréis erradicar un virus o una bacteria también os enfrentáis a la necesidad de exterminar (eliminar) la vida – o antes, manifestaciones formales de vida (y no la vida, en sí misma) que suponen un riesgo para la salud o para la higiene básica de vuestras vidas. Le economía organicista de la naturaleza siempre impone una cierta lucha y un valor superior de algunas especies sobre otras. Claro, sin embargo, debéis absteneros de cualquier destrucción gratuita y procurar cultivar un sentimiento amoroso en relación a todos los seres, cualquiera que sea la forma en que se revistan. En ese aspecto, el ejemplo del Jainismo (con su respeto por todos los seres vivientes) es grandioso – aunque difícil o imposible de realizar en las actuales circunstancias.

291
P) ¿No sería más correcto hacer coincidir el año cronológico con el año solar? R) Sin duda que sí. Sería una expresión de afinidad con los ritmos cíclicos de la Naturaleza, lo que constituye un importante re-aprendizaje necesario para la Humanidad. Por otro lado, sería una referencia universal, ajena a cualquier sectarismo o imposición de tipo religioso, cultural o imperialista.

292
P) Una de las tónicas del 7º Rayo es la Libertad, ¿podéis decir algo más de lo ya dicho al respecto? R) Un camino abierto y seguro para la Libertad comienza por el aprendizaje de la obediencia interna. Hablamos de la obediencia en el sentido superior de la palabra – o sea, la adhesión, la apertura y la adaptabilidad a la Verdad y a la Ley imprimidas en nuestro Ser Real - , que nos conduce por la vereda de la liberación de toda la presión y de todo dolor (siendo éste sinónimo de la resistencia a la Ley y al Orden). Es esa Verdad y ese Orden (que nadie externamente os impone, sino que los asumís por comprensión interna) que verdaderamente os libertarán de todas las cadenas, de todas las apariencias, de toda ilusión, de todo separatismo.

293
P) El llamado libre albedrío individual, concedido desde el principio de los tiempos a la Humanidad, ¿es de hecho totalmente libre o está de alguna manera condicionado? R) Está condicionado por la incapacidad (de la mayoría de los humanos) de sobreponerse a las circunstancias, al encadenamiento de pensamientos, sentimientos y sensaciones inducidos (como reacción) por estímulos externos, al juego de las apariencias fenoménicas, a la sucesión temporal de las cosas. Existe puramente en los niveles de la consciencia donde se ven claramente los efectos de las causas a sembrar y todas las causas de los efectos ya dados – en suma, en los niveles transpersonales de la consciencia.

294
P) ¿Es la Astrología, o cualquier otra ciencia de adivinación, taxativa o rigurosa en sus pronósticos? ¿Puede, por ejemplo, predecir el momento de la muerte de una persona?

R) No. La Astrología apunta tendencias: por ejemplo, momentos de abertura y expansión o momentos de dificultad y de lucha. Estas épocas difíciles, con todo, pueden procurarse vivir de la mejor, más prevenida y más constructiva manera posible, tal como se pueden aprovechar mejor las influencias que puedan ser consideradas favorables. No es posible, por los medios que conciernen a la Astrología y de los que dispone, prever (de modo inequívoco y perentorio) el momento de la muerte; eventualmente, sí, un momento crítico, del que puede resultar la muerte. De cualquier manera, es extremadamente negativa y desaconsejable la práctica de la Astrología que vaticine acontecimientos insuperables o inapelables porque pueden dejar en el individuo marcas devastadoras que lo acompañarían durante toda esa existencia física. La Astrología no es, ni debería ser, una ciencia del “fatalismo”. De verdad, el hombre posee el llamado libre albedrío, si bien que éste será tanto más libre, poderoso, definido y determinante, cuanto más consciente sea el individuo (y, por consiguiente, más elevadamente polarizado). Las emanaciones que provienen de los diversos astros considerados como condicionantes en la Astrología se consubstancian – o se reúnen – en el Plano Etérico, actuando en el hombre en su correspondiente vehículo, el llamado “Linga-Sharîra” (Cuerpo Etérico o Cuerpo Vital). Esos fluidos sólo pueden, por tanto, operar sobre la naturaleza más inferior del hombre. Cuanto más evolucionado o, por otro lado, cuanto más polarizado esté en su naturaleza superior o espiritual, menos poder tienen esos influjos. Evidentemente, existen influencias astrológicas que provienen de cuerpos celestes o de globos invisibles (suprafísicos); sin embargo, aunque tales condicionantes sean, realmente, los de mayor importancia esotérica, no pueden ser considerados por la Astrología común, aunque ésta sea seria.

295
P) ¿Pueden considerarse exactos los términos y los fundamentos en los que se basa la actual Astrología? R) Depende del sentido que proyecte esa “exactitud”. Por ejemplo: la atribución de las reconocidas influencias astrológicas a las tradicionales fuentes astronómicas no es correcta; sin embargo, es representativa de determinados polos o cuadrantes siderales, esos sí, con verdadero significado y razonable exactitud. La Astrología es una ciencia que se orienta y tiene como base el establecimiento de divisiones diversamente caracterizadas en un mapa estelar. Esos sectores son fuente de específicas influencias (en otro tiempo catalogadas por quien de ellas tenía un legítimo conocimiento) a las que se convencionó atribuir nombres con referencia expresa a constelaciones. No es vitalmente importante la literalidad de esa atribución y, sí, el reconocimiento de la naturaleza energética-cualitativa de cada uno de esos cuadrantes. Por otro lado, insistimos que la Astrología común es una astrología de la “Personalidad” (esto es, del aspecto más externo del ser). Su realidad y exactitud tienen que ver definidamente con el índice de polarización de los individuos: en su “capa” más externa (o su aspecto inferior) o en niveles más elevados (cuando ya desenvolvieron un vínculo substancial con el Alma). También tenemos que recordar que la Astrología está basada en la Ley de los Ciclos; sus llaves proceden, precisamente, de ese fundamento. Su sistematización (en términos de correspondencias y encuadramientos), descubierta y profundizada a lo largo de siglos, es hoy muy razonablemente satisfactoria.

296
P) ¿Qué son los espíritus Planetarios? R) Son los Dhyân-Chohâns que rigen los diferentes globos (de los más sutiles a los más materiales) que pueblan el Cosmos; son los Principios, las 7 Jerarquías predominantes que animan los Planetas; son los Ángeles de las Esferas; los Anuphanim de la Cábala, los Arcángeles (con sus huestes) del Cristianismo. Colectivamente, consubstancian la Inteligencia Divina actuando y gobernando los mundos, de acuerdo con la Ley (Divina). En un cierto sentido, el más elevado Espíritu Planetario es el que, en Ocultismo, se designa por Logos Planetario, (Sobre el Logos Planetario, ver pregunta/respuesta nº 9). En nuestra evolución, los Espíritus Planetarios incluyen desde los Pitris Lunares (o Barhichads), que originaron y posibilitaron la evolución monádica y, más tarde, la evolución física (a partir de la exudación de sus Chhâyâs o sombras, con las cuales moldearon los

cuerpos inferiores del hombre, imprimiendo e impregnando en ellas substancia de cada Plano Formal), a los Mânasa-Dhyânis o Pitris Agnichvâttas, que confirieron al hombre la inteligencia y la consciencia, constituyendo, en esta Ronda, el nexo entre el Espíritu y la Materia.

297
P) Las dinastías Solar y Lunar, que caracterizaron dos importantes ramas raciales de la India antigua, ¿tienen que ver con la distinción filial de Pitris Solares y Pitris Lunares? R) De alguna manera sí. La intervención de ambas Jerarquías (Pitris Solares y Lunares) tuvo resultados distintos en diferentes tipos de hombres, de diferentes niveles evolutivos y cuya rueda de encarnaciones en esta Ronda se inició también en tiempos marcadamente distantes entre sí. Esa diversidad de resultados dio origen a dos principales ramas dinásticas que se extendieron a la India antigua y a sus primitivos gobernantes (en épocas muy remotas). Las dos dinastías mencionadas fueron la Ayodhyâ, o Sûrya-vansa (la solar), a cuyo linaje perteneció Rama, y la de Yadu, o Chandra-vansa (la lunar), a ña que pertenecieron Krishna y Gautama.

298
P) ¿Eran todos los individuos canonizados por la Iglesia altamente evolucionados? R) No. Algunos, de hecho, tenían un prominente grado evolutivo – el caso, por ejemplo, de San Pablo o de Santo Albano; otros, tenían apenas un nivel evolutivo un poco por encima de la media de la Humanidad, se encontraban en el Camino Probacionario o cerca de su ingreso; otros, mientras, representaron incluso ejemplos de la mayor deshonestidad (como aquellos que contribuyeron para la consciente desvirtuación de la pureza original del Cristianismo o para la falsificación de la historia de las concepciones religiosas), de lamentable oscurantismo (aquellos que impidieron el progreso mental, científico, artístico y filosófico del género humano) o del más cruel fanatismo (de lo que el martirio de Hypatia por los verdugos conjurados por “San” Cirilo de Alejandría constituye un expresivo ejemplo, aunque tantas veces ocultado y omitido...)

299
P) ¿Cómo debemos encarar las prácticas de auto-flagelación practicadas, sobre todo en el pasado, por místicos de diversas religiones? R) No es una práctica que recomendemos, sobre todo en el estado de desenvolvimiento ya alcanzado por la Humanidad y, especialmente, por aquellos que recorren el Camino del Discipulado. Corresponde, en gran medida, a una respuesta exagerada y desvirtuada (por escasez de comprensión mental) a las influencias del 6º Rayo predominantes en el Ciclo que acabamos de cerrar. La Jerarquía preconiza, si, la vía del desenvolvimiento equilibrado, lúcido y consciente, que implica control – es cierto – pero también comprensión y respeto por el cuerpo físico (así como por el cuerpo emocional), haciéndole aliado, o sea, instrumento útil para el Servicio en vuestro mundo. Constatamos que muchos seres humanos, que se consideran civilizados y de mente abierta y avanzada, continúan a auto-flagelarse por motivos mucho más gratuitos y disparatados, por ejemplo para responder a dictados de la moda y a conceptos rígidos (y absurdos) de elegancia o belleza corporal. Pensad bien en eso...

300
P) Si alguien abandona la vida dedicada a la espiritualidad, cambiándola por una vida mundana, y tiene la oportunidad de tener una buena situación financiera para satisfacer sus deseos materiales, eso ¿se debe al hecho de, anteriormente, haberse dedicado al trabajo espiritual? R) Probablemente, no. Se debe, seguramente, a razones kármicas, que pueden abarcar un amplísimo espectro de situaciones, pues cada individuo es un caso.

301
P) Me gustaría hacer una pregunta pero antes deseo aclarar que carece de cualquier connotación racista: una vez que la raza blanca fue la última en aparecer sobre la Tierra y es, por tanto, el resultado de la evolución de otras y de millones de años. ¿existen discípulos de la Jerarquía encarnados en cuerpos de otras razas? R) Evidentemente que existen. Por lo demás, en el concepto ocultista de Raza-Raíz, no hay ningún compartimiento para la raza blanca. En lo que llamáis raza blanca tanto están encarnados individuos de la 5ª como de la 4ª Raza-Raíz. Además, como sabéis, un individuo puede tener, hereditariamente, un cuerpo físico característico de la 5ª Raza-Raíz y encontrarse en términos de madurez psicológica, en la 4ª Raza-Raíz (y viceversa).

302
P) Todavía en relación a la pregunta anterior: Pienso, por ejemplo, que Martin Luther King era, claramente, un discípulo. ¿Podéis confirmar ese hecho? R) Sí. Era no sólo un discípulo como, hasta, un iniciado.

303
P) ¿Por qué en las últimas generaciones los individuos son más altos que anteriormente? R) Son varios los factores que han contribuido para eso. No obstante, citaremos uno: la menor vitalidad del aire y del medio ambiente, debidos a la polución. Los organismos tienden, por eso, a un impulso y aun esfuerzo acrecentado en el sentido de la luz solar. Fruto del impacto ambiental, lenta pero inexorablemente, surgen alteraciones en la genética humana.

304
P) ¿A que se debe el insomnio crónico? R) A diversas causas. Entre ellas, no obstante, debemos destacar las arritmias del llamado ciclo circadiano, las cuales se deben a disfunciones – sub o sobre estimulaciones – de la glándula pineal (o epífisis).

305
P) Yo creo que, en los medios dichos esotéricos, se exagera y mitifica la importancia y el significado de los sueños, atribuyéndoles generalmente interpretaciones y vivencias transcendentales localizándolas en el Mundo Astral o hasta incluso en el Mundo de las Almas. ¿Podéis aclarar este asunto? R) En la Humanidad común, los sueños son generalmente producto del instrumento biofisiológico (mejor psicofisiológico) del “Yo”. No es el “YO” (el Alma) que sueña; es su instrumento automatizado y temporalmente autonomizado. De este modo, en tal proceso de automatismo, los sueños son secuencias de imágenes e impresiones sensoriales de enorme vivacidad, plasticidad, movilidad y policromía, activadas por inducción de una referencia singular (o de varias mezcladas en cadena), cuya carga simbólica (retirada de los acontecimientos cotidianos) pueda, bajo algún aspecto, tener impresionado al individuo. Algunas veces, situaciones vividas u observadas durante el estado de vigilia pueden, durante el sueño, evocar (aunque indirecta u abstractamente) otros acontecimientos, emociones o sentimientos latentes. Imágenes (o secuencias de imágenes) de alguna manera relacionadas pueden entonces surgir, despertadas o emergidas para esa realidad onírica por resonancia simpática (magnética). Una inconmensurable pluralidad de códigos energéticos, correspondientes a cada acontecimiento e información registrados en la memoria cerebral, constituye el manantial de donde surten y se conforman los escenarios del sueño. Los sueños son, pues, asociaciones y desfiles de imágenes o sensaciones que emergen de la vasta reserva de la memoria cerebral y cuyos códigos de frecuencias vibratorias tienen alguna relación entre sí. Tales referencias de imágenes almacenadas y significados simbólicos pueden, así, yuxtaponerse o injertarse nuclearmente, debido a una diversidad de afinidades magnéticas, siguiendo ordenadas líneas e incluyéndose en padrones cuya lógica

aparente se escapa, con frecuencia, al “Yo” despierto y controlador. Son apenas como el producto o la almagama de residuos de una máquina pensante. Entre tanto, los sueños pueden presentar partes impresivas y locuaces de absoluta razonabilidad y lógico encadenamiento, a la vez de imágenes saturadas de imprecisiones o aberraciones, amputaciones o sentidos distorsionados, contextos enajenados, etc. Eso es debido a que el mecanismo, sin el control del “Yo”, sólo funciona parcialmente con automatismos razonables. De cualquier manera, lo que, por regla general, sobresale y configura la nota característica de los sueños, es la síntesis o suma de intereses que subyacen a la actividad de la vigilia o, en otros casos puntuales, la fantasía o la divagación en torno a algún suceso exterior que suscitó la curiosidad, el interés o, hasta, el miedo o repudio de la persona – o sea, manifestaciones de psiquismo inferior – constituyen la razón y el motor que inducen el rumbo del sueño y colorean el ambiente en que éste se desarrolla. Cuando el “Yo” regresa de la actividad de los mundos donde se focaliza durante las horas del sueño, pasa a través del filtro que el propio contenido neurocerebral y, ahí – cual espectador absolutamente ajeno – de pronto toma conocimiento de las deambulaciones de su instrumento físico (frecuentemente, se sorprende, algunas veces, se inquieta y, por fin, se identifica con ellas, como si fuera él mismo que las vivenciara). En verdad – aunque esto os pueda parecer extraño -, no hay mayor filtro inhibidor de los verdaderos recuerdos de las vivencias nocturnas del Alma (en Planos Superiores) que la grosera urdimbre de la actividad eléctrica del mecanismo fisiológico (con todos sus sedimentos emocionales y hormonales), cuando es despojado del control del “Yo” pensante.

306
P) ¿Por qué razón, en ese caso, hay tanta cantidad de testimonios de sueños llamados premonitorios? R) En el mundo fenoménico existen varios niveles de aprensión de la realidad. En el estado de reposo (de una cierta interiorización), los mecanismos del “Yo” son menos impresionados por la apariencia y por la Forma – y, consecuentemente y en contrapartida, más sensibles a una lectura de las esencias y de los contenidos reales que habitualmente yacen latentes en el interior del ser. En otras palabras: cuando en reposo, los mecanismos del “Yo” pueden más fácilmente ver el interior, lo que subyace por detrás de las formas, de los acontecimientos y de las cosas – y que, a la luz del día, es obnubilado por el torbellino de sensaciones de los mundos externos (aunque el complejo cerebral, al captar aquellas impresiones más subjetivas e internas, las convierta, a su vez, en una codificación o lenguaje ideográfico propios: en representaciones simbólicas y desfile de imágenes). Los sueños son, pues, registros ideográficos de símbolos reales o fantasiosos. Sin embargo, son apenas producto de un mecanismo falible, porque la mayor parte de las veces está simplemente desligado del orientador y controlador: el “Yo”. La máquina puede leer con fidelidad algún registro codificado que representa una determinada realidad; puede deambular caóticamente, cual mono juguetón en su jaula; o puede, hasta, mezclar las dos situaciones. Puede así, a veces, interpretar más (fácilmente) situaciones que a la visión cotidiana se presentan camufladas por las muchas capas de deseo y de formas astrales que siempre constituyen gruesos caparazones obstructores de la realidad. En otros casos, es el verdadero “Yo” que lee, como en un sistema de espejos (en el plasma llamado Akashico), los puntos de confluencia (de un futuro próximo) donde conducen o para donde tienden determinadas líneas (o rumbos energéticos) de personas o acontecimientos – tal como un metereólogo puede leer o interpretar las líneas y coordenadas de tendencias de las condiciones atmosféricas próximas. No obstante, la forma como el Alma y el cuerpo mental (su intermediario) transfieren esas vivencias para el mecanismo físico podrá, eventualmente, adulterarlas, frecuentemente mezclando con otros símbolos residuales y distorsionados del complejo orgánico cerebral. Por fin, son muy raros los casos en los que interviene la acción o la revelación premonitoria de un agente o entidad externos – y, mismo en este caso, tal revelación puede ser mal interpretada.

307
P) ¿Puede considerarse que, por detrás y coordinando y articulando las potencialidades de esa contraparte “instintiva” del Alma, existe también una especie de entidad con vida propia e independiente? Si es así, ¿es esa entidad que, a veces, en los escritos ocultistas, es

citada como “elemental del Yo”? R) Sí. De hecho es ese el complejo orgánico, compuesto de la substancia de los llamados “tres mundos”(Mental inferior, Astral y Físico), al que se acostumbra llamar “elemental del Yo”. Él subsistirá incluso después de la muerte física, en cuanto quede alguna vitalidad acumulada y dotada por los influjos anímicos del Verdadero “YO”.

308
P) ¿Es esa contraparte del “Yo”, heredera y depositaria de todas sus características y tendencias, la que suele aparecer en las sesiones espiritistas? R) Frecuentemente, así es. Tales “espectros” (también llamados “cascarones”), temporalmente dotados de la vitalidad de la verdadera entidad desencarnada, pueden aparecer en las sesiones mediúnicas y articular, con perfecta y natural habilidad, los conocimientos, las memorias y los propios atributos y características psíquicas y temperamentales en ellos aún impresos. Con la relativa autonomía y consciencia de que aún están dotados, no se reconocen como ajenos e independientes a la propia entidad que desencarnó, representándola casi a la perfección y, muchas veces, respondiendo fidedignamente a las cuestiones que le puedan ser presentadas.

309
P) Todo eso, ¿puede decir que aquello que durante el sueño muchas veces pensamos que son encuentros astrales con seres queridos que ya desencarnaron, al final, no pasa de sueños y divagaciones del sistema emotivo-cerebral? R) Depende. En ciertos casos puede tratarse, de hecho, simplemente, de evocaciones e imágenes de los seres amados, forjadas por el sentimiento de su falta. En otros casos, más aislados, se puede tratar de encuentros reales cuya esencia es después transferida para el cerebro y transformada en códigos de imágenes referenciales. Sea como fuere, se dan muchos más auténticos contactos, particularmente en el Plano Astral pero también en el Plano Mental, que aquellos que suelen pasar e imprimirse en la consciencia cerebral y de los que, por tanto, conserváis la memoria. Más aún: en el Plano de las Almas jamás existe separación – permanecéis inalterablemente unidos con todos aquellos a los que amáis, independientemente de estar físicamente encarnados.

310
P) ¿Hay alguna manera de distinguir las dos situaciones? R) No hay manera estricta de aplicar padrones rigurosos para esa distinción. Sin embargo, la intensidad y la claridad que fluyen de la vivencia común memorizada, la substancia de ese contacto que se presupone establecido y la coherencia de sentido que encierra son señales que pueden ayudar a discernir.

311
P) En la vida física, se tiene, a veces, la sensación del funcionamiento de una especie de “doble” en nosotros, que puede cumplir, con notable pericia y de forma automática, determinados papeles sin que nuestro eje principal tenga la mínima conciencia de ellos. Es el caso por ejemplo, de cuando conducimos un coche y momentáneamente nos abstraemos del destino que llevamos. Podemos, entonces, recorrer un largo recorrido, pasando etapa tras etapa por un trayecto distinto pero que conocemos de memoria, como si quien condujera fuese un “piloto automático”. ¿Corresponde a esa contraparte de nosotros mismos el denominado “elemental del Yo”? R) Sí. Esa contraparte (o elemental del “Yo”) es como un calco del Alma en la materia, moldeándola y dejando surcos por donde corren y se generan “líneas de menor resistencia” o automatismos. Es la elementariedad de la naturaleza, con toda su virtualidad intrínsecamente dotada de inteligencia (..pero absolutamente inerte en cuanto no se encuentra en contacto y al servicio del espíritu. K.H.), que, llamada para la actividad específica y formando el organismo biológico, responde a los impulsos y a la impresividad eléctrica y espiritual que la polariza. Son esos impulsos que generan un carácter, que rasgan los caminos, que expresan tendencias, que conforman hábitos. Sin duda que ese mecanismo, inseparable del ser humano, es sumamente útil y un

auxiliar precioso. Él es regido y está subordinado a un macro reloj biológico – los ritmos de la Madre-Naturaleza – y es en él que (en una escala ajustada y proporcional) están imprimidos los llamados ciclos circadianos, que regulan la economía vital. Está también bañado y en permanente connotación con la llamada memoria de la Naturaleza, siendo por eso permeable y sensible a la acción de la Evolución en términos globalizantes y genéticos (la Ley de la Evolución de las Especies, insertada en la gran Ley de Expansión o Sinergia Universal).

312
P) De cualquier manera, la lectura e interpretación de los sueños como medio de acceso a un psiquismo reprimido y de diagnóstico de desequilibrios emocionales, ¿puede considerarse un método útil? R) Sin duda. De hecho, no se puede menospreciar su papel para interpretar e identificar las situaciones de desajuste emocional – traumas, miedos represivos, angustias, frustraciones y toda una larga serie de bloqueos y enredos psicológicos, muchas veces tremendamente oscuros y arraigados. En los sueños, el individuo tiende a mostrar indicios y a reproducir libremente (con gran vivacidad y movilidad plásticas) escenarios y símbolos en cuyo contenido puso o habitualmente pone gran énfasis en la vida interna y en la vida práctica; tales representaciones, por regla general, se construyen de forma maquinal, sin ningún freno inhibidor de cualquier tipo – sea mora, sea de (in) conveniencias particulares, sea de coherencias de contextos, sea de encuadramientos estéticos, sea de convenciones de cualquier tipo, sea de inclusión en padrones de carácter psicológico. Esto, especialmente, posibilita una lectura bastante independiente (libre de prejuicios) de sus estados y comportamientos psicológicos, de las eventuales alteraciones o disfunciones temperamentales, de las tendencias, de los anhelos, de las peculiaridades de su naturaleza personal – aquello que está más polarizado, aquello que es el motor de su vida práctica, sus afectividades y, en fin, de cierto modo, el grado de integración de su Personalidad por el Alma. En un estado atento y progresivo, se puede trazar un perfil más o menos fiel del verdadero carácter de un individuo, de sus tendencias más íntimas y camufladas, de sus horizontes y anhelos (salvaguardando, sin embargo, que todo eso se encuentra siempre en mutación, de acuerdo con el natural desenvolvimiento de la consciencia y de la experiencia acumulada cotidianamente). Repetimos, no obstante, que no se debe extrapolar el significado y la importancia de los sueños. Ellos son indicadores útiles de cómo puede estar, en un dado momento, vuestro psiquismo afectivo pero, por regla general, nada más que eso. Supone incluso un peligro y causa de daños la exagerada fantasía y el marcado énfasis que actualmente se ponen en las interpretaciones pseudo-transcendentales (frecuentemente con sentencias inapelables e incuestionables) de los sueños y de sus personajes también supuestamente transcendentales.

313
P) ¿Cuándo se debe dar crédito a la posibilidad de que un cierto registro durante el sueño corresponda a una experiencia o intervención directa del propio “Yo” en las esferas superiores? R) Sólo el propio desarrollo evolutivo proporcionará los medios para determinarlo. Sin embargo, existen algunos indicativos para saber distinguir lo que fue un mero sueño de una experiencia real al nivel del Alma. Por ejemplo: el acto del despertar, después de un vívido registro de imágenes coherentes y significativas, sin ninguna sensación de transición del sueño para la vigilia, frecuentemente implica la memorización de un acontecimiento real. Por otro lado, la vibración y la propia aura “ambiental” – una especie de levedad y de casi transparencia indescriptibles – en la que se desenvuelven las acciones y en la que se expresan los significados, apuntan igualmente para una fuerte posibilidad de que la experiencia haya sido real. Sin embargo, por regla general, en el hombre común, los cuerpos de la Personalidad no están perfectamente integrados y alineados con el Alma, lo que determina alguna obstrucción y dificultad. Después, existen muchas impurezas y sedimentaciones fluídicas exhaladas de la actividad de los diferentes cuerpos. Todo eso contribuye para impedir que la comunicación de símbolos, imágenes y demás informaciones de los Planos de la Vida Real pueda procesarse con fidelidad. Esa discontinuidad origina, a su vez, la sobreposición (a veces incoherente y caótica) de imágenes autónomamente

producidas por los instrumentos del Yo, si bien que los temas tengan, inevitablemente, algún punto de contacto. Sólo en etapas avanzadas del Discipulado es ya posible la libre comunicación entre Planos, resultando de la impetuosa e irresistible importancia del chorro de vivencias y significados energéticos que provienen de los Planos de la Realidad Superior, rompiendo, diluyendo y neutralizando los diques obstructores de la substancia instrumental de la Personalidad. Los cuerpos de la Personalidad estarán, entonces, perfectamente afinados y prestos a responder a la nota-llave del Alma. En la Humanidad común puede ocurrir ocasionalmente, a través del sueño, uno u otro definido contacto con las realidades superiores pero, por ahora – tenemos que desmitificar lo que tanto se deformó y vulgarizó -, eso no es de manera ninguna regla.

314
P) Una vez que la Senda Evolutiva es el recorrido de la ascensión del Alma, si ella estuviera en la etapa de aspirante o de discípulo en prueba, y siendo esos grados evolutivos aún tan “pobres”, ¿cómo es qué el Alma puede estar en esas etapas y, simultáneamente, ser, para la Personalidad en la que encarnó, la fuente inspiradora a la que se llama Maestro Interno? R) El Alma es, en su propio Plano, el radiante Ángel Solar, un glorioso núcleo de luz y de consciencia – de un nivel inmensamente superior al de la Personalidad. Durante largas etapas, sin embargo, la manifestación de sus poderes en los mundos inferiores se encuentra como adormecida, en un estado de latencia. Es poco a poco que ella, volviendo la potencia en acto, definidamente comienza a ocupar los vehículos inferiores y, en el Camino del Discipulado, a imponerles su dominio, su maestría. En gran medida, esa capacidad activa de moldear sus cuerpos de manifestación y, así, las circunstancias de los Mundos de la Forma – en ellos (cuerpos y mundos) derramando la luz superior – es justamente lo que está en causa en la Senda Evolutiva. Lo que acontece en las etapas de aspirante y de discípulo en prueba es que la Personalidad comienza a abrirse a una inspiración (la del Alma) que proviene de los Planos más elevados y, así, a admitir su maestría.

315
P) ¿Es verdad que: ¿a medida que la “guardia avanzada” de la Humanidad – representada por los iniciados de diversos niveles y grados – rasga caminos y asciende a Planos sucesivamente más elevados, simultáneamente, se cierran detrás sí niveles vibratorios más densos (anteriormente ocupados por los miembros más atrasados de la Raza Humana)? R) Así es. El cuerpo colectivo de la Humanidad mantiene en su seno una fuerte cohesión, como si estuviese envuelto en una membrana. Se comporta como un envoltorio vibrátil que, en su totalidad, se mueve e impulsa para “adelante” y para “arriba”. La fuerza de proyección delantera arrastra a la totalidad – y, así, a cada una de sus partes relativas – para peldaños más elevados, por lo que ningún ser humano deja de beneficiarse con el progreso de las vanguardias de la Humanidad, que repercute en cadena.

316
P) En los numerosos cultos populares de todo el mundo, desde las religiones hindúes a la cristiana, desde África a América del Sur (en este caso, con las populares manifestaciones y prácticas del Candomblé y de la Umbanda), ¿por qué parece que las personas consiguen “los favores de los cielos” al hacer promesas y todo tipo de dádivas y sacrificios a figuras santificadas que, claramente, no pasan de ficciones? R) Todo lo que la memoria fotográfica es capaz de retener y todo lo que la imaginación concibe adquiere una forma con substancia en la Luz Astral, (Sobre la Luz Astral, ver la respuesta nº 37), -y, cuanto más repetida y hábilmente la imaginación lo haga, más definida y potente se torna en esa forma. Existen numerosas formas de las iconografías de las diversas religiones y cultos plasmadas en los éteres, como resultado de los pensamientos y sentimientos de devoción repetidos, generación tras generación, por una gran multiplicidad de personas. En tiempos pasados, la Humanidad tenía la capacidad de ver (psíquicamente) con

mucha facilidad esas idealizaciones e imágenes del psiquismo colectivo, por lo que naturalmente tendía mucho a adorar y a dar culto a la inmensa pléyade de personificaciones de fuerzas que – en verdad – tenía como dioses. Todo tipo de ofrendas eran entonces dirigidos para esos focos de energía, volviéndolos fuertísimos y contribuyendo para conferirles autonomía – como un “alma” prestada. Son esos (nombradamente) los genios que asisten a los magos en las operaciones dadas como mágicas. De este modo, si bien que la forma divinizada puede no ser real – porque nació de la imaginación – la fuerza que la consubstancia seguramente que si es, por lo que produce efectos. Algunos de ellos, se traducen en la satisfacción de pedidos efectuados por los que evocan tales energías ; de este modo, se continúa a alimentar formas ilusorias y también la corriente de egoísmo (pretendidamente) espiritual, siempre basado en “dar para recibir” (para el yo separado). Este tipo de intereses representa una completa desvirtuación del genuino sentimiento religioso y de cualquier vivencia real de espiritualidad.

317
P) ¿Acompaña también el Reino Animal al Reino Humano en lo que respecta a las Rondas, Cadenas, etc.? R) Sí. La Tierra se encuentra en la 4ª Ronda y el 4ª Cadena y, con ella, todas las unidades de vida que habitan en su seno, cualquiera que sea el Reino (descendente o evolutivo) que se encuentran recorriendo. Lo mismo, obviamente, acontece en los otros Esquemas Planetarios (con la diferencia que no están, en todos los casos, en la 4ª Ronda de la 4ª Cadena).

318
P) ¿Cuándo alcancen el estadio humano, los animales serán más evolucionados de lo que somos nosotros? R) Sí. Todo evoluciona en el Universo, incluso los propios niveles substanciales donde se procesa la Evolución. Toda la materia elemental se sublima y, por consiguiente, propicia(rá) una relación con la Vida (que la anima) capaz de construir una consciencia más amplia. Así acontece en la sucesión de todos los Reinos evolutivos.

319
P) Cuando los animales alcancen el estadio Humano, en otro Manvantara, ¿encarnarán también en cuerpos físicos densos, como ahora ocurre? R) No. En la etapa siguiente (análoga al de la Consciencia Humana), su cuerpo más denso y el ambiente (Plano o Mundo) de mayor materialidad en el que se moverán (en que encarnarán) será el Etérico.

320
O) ¿Cuál es el nivel o Plano más alto al que un ser humano que desencarnó asciende en el proceso post-mortem? R) Al Plano Causal, (Los niveles superiores (o abstractos) del Plano Mental), dependiendo del grado evolutivo y/o elección del individuo la duración de la permanencia en esos niveles.

321
P) Una de las sombras – de las más aterrorizantes – que pesan sobre nuestra pequeñez humana es el hecho de, después de la muerte, poder perder a nuestros amores particularizados, a aquellos a quienes nos unen lazos especiales de afecto. ¿Qué podéis decir sobre eso? R) Para el hombre común, la realidad, en todo su esplendor, del Amor Universal – en el que se reunirán y consubstanciarán todos los amores de todas las encarnaciones, sin incompatibilidades, sin rebajamientos ni diluciones – es incomprensible. No obstante, él es la más grandiosa de las certezas. Es verdaderamente Pleno e indescriptiblemente vívido y Real.

322
P) Al estatuto de Maestro (por ejemplo, un Maestro de la 5ª Iniciación), ¿corresponde la misma suma o grado de Sabiduría actualmente que en un pasado lejano? R) No. En el pasado se llegaba a ese nivel, en términos comparativos, con menor grado de Sabiduría. Evidentemente, que, desde entonces, los que alcanzaron el nivel de Adepto en ese pasado más lejano continuaron a evolucionar exponencialmente y, hoy, permanecen al frente de sus Pares recién llegados al estatuto de Maestros de Sabiduría. Por lo demás, el grado iniciático que corresponde a esta meta va cambiando, en sentido progresivo, de ciclo para ciclo, (ver respuestas nº 393 y 394): en la época atlante, se alcanzaba el Maestrado con la 4ª Iniciación; en el futuro (en plena vigencia de la 6ª Raza-Raíz), un ser humano se tornará verdaderamente, un Maestro de Sabiduría al alcanzar la 6ª Iniciación (que implicará requisitos superiores a los que ahora son necesarios para obtenerla).

323
P) Me parece extraña la afirmación dada en un libro (“Un Tratado sobre los Siete Rayos”, Vol. V – Los Rayos y las Iniciaciones), transmitido por Alice Bailey e inspirado por el Maestro Djwhal Khul de que, en la Crucifixión, el Maestro Jesús había pasado por la 3ª y 4ª Iniciaciones y el propio Cristo-Maitreya (apenas) por la 5ª y luego a seguir por la 6ª (en el mismo tiempo de la Crucifixión). ¿Es correcta esa afirmación? R) Efectivamente, no; se trata de una sustentación incorrecta y sin fundamento. La Obra mencionada (ese libro en particular y, también, todos los que provienen de la misma fuente) merece todo el respeto y una enorme gratitud por la valiosísima utilidad que ha tenido (y continuará a tener) para un numeroso grupo de estudiosos y servidores dedicados. Los libros de Alice Bailey constituyen, evidentemente, uno de los más notables y perfectos patrimonios de la Sabiduría Oculta y se distinguen a distancia de las incontables mistificaciones o manifestaciones de ignorancia que, con el (ilusorio) rótulo de Esoterismo, proliferan por el mundo (y en los que tantos se concentran y pierden). Sin embargo, y a pesar de básicamente fidedignos y coherentes, tienen, como todas las obras de intervención humana, algunas imprecisiones e imperfecciones (además de la referida, tenemos, por ejemplo, algunas infelices consideraciones sobre la bomba atómica de Hiroshima patentes en el libro “La exteriorización de la Jerarquía”, los pronósticos, claramente incumplidos, sobre las futuras escuelas de meditación y sus localizaciones o, aún, sobre ciertos escenarios de la evolución mundial, etc.). Como es obvio, esas imprecisiones se deben a la intermediaria (indiscutible y extraordinariamente valiosa en términos globales) y, no, al Maestro que la inspiraba. En cuanto a la afirmación en causa, es suficiente aclarar lo siguiente: el Señor CristoMaitreya tenía, ya entonces, la 7ª Iniciación; Jesús encarnó con la 3ª Iniciación pero ya próximo del grado siguiente; que alcanzó esa existencia (para, luego después, como Apolonio de Tiana, llegar a la 5ª Iniciación), (Lo que además, es justamente referido en otro libro de Alice Bailey: Iniciación Humana y solar” K.H.); no se alcanzan simultáneamente dos iniciaciones, ya que la conquista de cada nuevo grado iniciático implica inevitablemente y sin excepciones, el apurado y acumulativo esfuerzo evolutivo de capacitarse para tal.

324
P) Dado que el nivel medio de consciencia de la humanidad ni siquiera corresponde al grado de discípulo en prueba, ¿cómo se explica el abismal avance de los Maestros en relación a los restantes hermanos de la Humanidad? R) La gran mayoría de los llamados Maestros de Sabiduría, así como un gran número de iniciados y discípulos del mundo, son miembros “repetidores” de la anterior Cadena (la 3º Cadena, habitualmente llamada “Lunar”). Pura y simplemente, tienen almas más viejas. Es verdad, no obstante, que unos individuos aprovechan mejor las oportunidades evolutivas (y progresan más rápidamente) que otros (El nivel medio de la Humanidad no corresponde al de Probacionario ni, tampoco, aproximado de eso).

325
P) Cuando un ser alcanza los grados de Maestría, ¿Domina todas las materias y técnicas

que van siendo exploradas y sistematizadas por los científicos del mundo? R) No. Las referencias del conocimiento científico existen primero como leyes subjetivas. A los hombres les cabe teorizarlas convencionando sistemas y fórmulas que las expliquen y traduzcan en el mundo objetivo, así como hacerlas que les correspondan y adecuen técnicas de funcionamiento que sirvan a los múltiples propósitos prácticos del progreso y comodidad humanos. No es forzoso que un Maestro acompañe, punto por punto, los pormenores de las investigaciones ya efectuadas, de los resultados obtenidos, de las leyes objetivamente desveladas y de las codificaciones adoptadas, así como las múltiples posibilidades tecnológicas que se van conquistando. Básicamente, los Hermanos Mayores dominan las Leyes de la Naturaleza en sus aspectos subjetivos y superiores; sólo cuando se concentran en las miríadas de vertientes posibles de la aplicación del conocimiento, Ellos se ponen a la par de las innovaciones en el foro científico humano. Conforme a esto, ejemplificándolo, podrá haber discípulos (por ejemplo de los 5º o 7º Rayos) que se especializaron más definidamente en una determinada materia de las llamadas ciencias exactas (bien entendido, en términos externos y formales) más que un Maestro (por ejemplo, del 2º o 6ª Rayo). Existen infinitas posibilidades de aplicación, exteriorización y derivación (o subdivisiones), en términos teóricos y prácticos, de las Leyes ocultas e íntimas de la Naturaleza y, también, de sus códigos interpretativos más nucleares y originales. Ningún ser se dedica a acompañar exhaustivamente estas innumerables posibilidades y cada una de ellas encontraría siempre, en el mundo material, infinitas correspondencias y alternativas. No obstante, en la globalidad y en lo esencial, cualquier individualidad con la 5ª Iniciación (con más razón, un Maestro de grado más elevado) comprende innatamente y domina todas las ciencias y métodos cognitivos desenvueltos por la Humanidad y, si quisiera o necesitara, actualizaría rápida y ampliamente el conocimiento a un nivel más concreto, técnico y objetivo.

326
P) Cara a las afirmaciones o deducciones erróneas por parte de los humanos en el dominio de las llamadas ciencias exactas, ¿Un Maestro sabe siempre, de inmediato, que esas premisas son incorrectas? R) No siempre. En algunos casos, apenas cuando un Maestro se focaliza definidamente en la esencia de esas deducciones y en su trazado en los registros Akashicos, se percibe la evidencia de la imprecisión.

327
P) Los Maestros, ¿se dedican exclusivamente a enseñar o también aprenden y estudian? R) También continúan a expandir su conocimiento de las Leyes e interrelaciones universales, ampliándolo a Mundos (o, digamos así, Cosmos) cada vez más vastos y abarcantes. Desempeñan además, evidentemente una específica selección de trabajos ocultos (o esotéricos), como receptores de las más elevadas energías, sus transformadores y (después de transformadas) emisores (o redistribuidores) para los que se encuentran más abajo en la inmensa escalera de Jacob. Son ellos, por excelencia, los Magos Blancos del planeta y la fuente inspiradora de todos los verdaderos progresos de la Humanidad.

328
P) Dicen algunos libros de Ocultismo que el hombre asciende a los reinos Celestiales y deja de encarnar cuando agota su Karma. Siendo así, ¿Los Maestros no generan Karma? R) El hombre liberado (que se volvió Maestro) agotó el Karma respecto a vínculo con los Mundos de la Forma. No obstante – y en cualquier Plano de Existencia -, en cuanto exista actividad, continuará a haber Karma. Todas las causas generan efectos; solamente varía su cualidad, su amplitud y su naturaleza esclavizante o liberadora. Por eso, un Maestro (o hasta un Logos) está igualmente bajo la Ley del Karma – aunque conociéndola e identificándose con ella mucho más perfectamente que el hombre común.

329

P) Se dice, comúnmente, que los Maestros ya superaron el sufrimiento, que adquirieron la serenidad y conquistaron la Bienaventuranza. Por otro lado son llamados “los Maestros de la Compasión”. ¿Es verdad que los Maestros ya no sienten dolor? R) Realmente, no es así. Los Maestros se sobreponen al dolor personal, que transmutaron en Amor Universal, pero tienen una sensibilidad muchísimo mayor que el hombre común, especialmente la sensibilidad al dolor de todos sus hermanos. Sólo los pseudo-espiritualistas – los espirituales “de plástico”, como un discípulo, muy sugestivamente llamó – pueden pensar que el Camino de la Espiritualidad anula (en lugar de ampliar) tal sensibilidad; en verdad, los que piensan así, se pierden en la contemplación de sí mismos (de su yo separado) limitando (en vez de expandir) su noción de la realidad. Contrariamente, la noción y la consciencia del “Yo” de un Maestro se amplió hasta incluir una miríada de otros seres. Así, Él es plenamente consciente del inmenso dolor del mundo y lo socorre sin ningún cálculo frío y egoísta – sino de modo sabio, lúcido y sereno.

330
P) Si los Maestros saben que la verdadera edad de cada individuo (la edad del Alma) dista inmenso entre unos y otros, que el número de las encarnaciones en esta Tierra es muy diverso y que, por tanto, es muy normal para muchas personas ser materialistas, insensatas, inmaduras, egoístas, etc. ¿Por qué razón, entonces, parecen amonestar a quién así se comporta? R) Por la misma razón por la que los padres, como educadores que son, a pesar de saber de la tierna edad de sus hijos y de la normalidad de muchas de sus erradas actitudes, saben que los deben reprender con el fin de moldear las tendencias y resistencias al orden y al correcto comportamiento, e indicarles el camino debido y la justicia del bien.

331
P) Cuando un Maestro así lo elige, ¿en qué consiste y como se da la materialización de los cuerpos dichos inferiores para Su uso en beneficio del mundo? R) Es utilizado un mâyâvi-rûpa (literalmente, cuerpo ilusorio) construido con el poder de la Voluntad. (Kriyâ-Sakti, el poder creador del pensamiento, K.H.). Es un cuerpo de materia mental y/o astral, transitorio, que puede consolidarse y volverse aprensible en el Plano Físico. En esos casos, con frecuencia es utilizado por el Maestro la apariencia de su última encarnación entre los hombres.

332
P) ¿Cómo se entiende que el Señor Gautama, que en Su última estadía entre nosotros pasó al estado de Buda – y, por consiguiente, antes de ese episodio, era ya Bodhisattva –, no recordará Su Misión ni tuviese consciencia de Su estatuto espiritual en la juventud de Su vida física? R) El más alto iniciado – mismo un Maestro de Sabiduría – cuando pasa por el nacimiento se sumerge, se somete y pasa a través de los “velos del olvido”. Todo ser que desciende a los mundos de la forma – literalmente los infiernos – es obnubilado y entorpecido por ella, dejando para atrás, inevitablemente, la enorme extensión e integral pureza de sus virtualidades. La materia física (o, mismo, la Kama-Manásica), como ya tantas veces aludimos, es una urdimbre grosera, un filtro que no deja traspasar la Gloria de lo Real. Ahí abajo, sólo llega el brazo extensible, más alejado y dilacerado, de la Realidad. Podemos comparar la Realidad y su manifestación en la Forma – el ser fulgurante luminoso y su sombra – con el retrato de vivos colores y definidos contornos (por un lado) y la casi inexpresividad de su negativo (por otro lado). Mismo en el caso de un Maestro, mismo en el caso de un Ser tan puro y glorioso como Nuestro Señor Gautama, antes de que Él readquiriera, antes de que yerga y actualice la suma (posible en ese Plano Inferior) de sus potencialidades, transcurrirá algún tiempo cronológico. La construcción, el despertar y el perfecto ajuste de la forma a los designios del yo Espiritual y Radiante no es tarea instantánea. Es para evitar o minimizar esta limitación que, muchas veces, los Grandes Avatares se sirven de vehículos de discípulos ya previamente preparados, trabajados y afinados vibratoriamente para ese fin – como fue el caso del Señor Cristo-Maitreya, dos mil años atrás,

cuando se manifestó a través de la forma de Jesús. Ese, sin embargo, no fue el caso del príncipe Sâkyamuni – lo que más extraordinario y portentoso hace Su redespertar. Su reerguirse de la condición humana (con la que se puede, plenamente, re-identificar) a la consciencia super-humana, que exponenció hasta niveles nunca antes alcanzados.

333
P) ¿Fue el Señor Shankaracharya una reencarnación del señor Buda Gautama? R) No, no fue. Sin embargo, el Señor Gautama – en este caso, no integralmente – tomó cuenta (cubriéndole espiritualmente) del gran sabio Shankaracharya, de manera semejante a como el Señor Maitreya tomó posesión del instrumento físico de Su discípulo Jesús.

334
P) ¿Tiene alguna consistencia la tradición, referente a Cristo-Jesús, del descenso a los infiernos y de la resurrección al tercer día? R) Todos los verdaderos (altos) iniciados “descendieron a los infiernos” y resucitaron al tercer día. La resurrección de los muertos al tercer “día” tiene como significado y correspondencia simbólico-esotérica la apoteosis del ser iluminado: la dominación y la elevación de la consciencia. Plano tras Plano – Físico, Astral y Mental -, hasta su liberación de los mundos de la Forma, de los Reinos mortales. En los misterios de la Antigüedad, esta realidad corresponde a determinados pasos del candidato a la iniciación. Éste era llevado en descenso a lo profundo de una cripta, de donde resurgía, triunfante y redentor de toda la naturaleza inferior, al tercer día (porque es tríplice tanto la naturaleza inferior como el Yo Superior). La tradición construida alrededor del Gran Avatar de la Era Cristiana no difiere en nada esencial de las tradiciones referentes a otros Grandes Avatares precedentes: Orfeo, Krishna (en los aspectos referidos, como en tantos otros), Apolo o Gautama. Eso sólo prueba la Magna Verdad – por eso mismo Universal – de la que todos son dramática y sublime expresión: la Eterna Sabiduría y el Camino de la Ascensión a recorrer en ella.

335
P) El Maestro Dhruva, Ex – instructor de nuestro bien amado Maestro Koot-Hoomi, ¿es la misma Entidad que gobierna bajo la égida de la Estrella Polar? R) No, son distintas Entidades. Tal vez venga a propósito, primero, referir que el nombre de Dhruva es un epíteto que designa las cualidades de firme, inviolable, determinado, fijo. Bajo estas características es denominado el gran Rishi, “El Señor de la Estrella Polar”, el bendecidor de las sucesivas Razas que desde el principio de los tiempos han poblado y poblarán la Tierra. Incide en nuestro Globo y en sus frutos evolutivos con la pródiga Fuerza sustentada de Su Amor (Aliento); regula el movimiento pendular del Planeta y, también, los ciclos y subciclos circadianos a éste relacionados y que permiten el anabolismo de los seres. El Maestro Dhruva, al que se refiere la pregunta, fue de hecho el instructor del Maestro Koot-Hoomi y, al mismo tiempo, fu Él propio discípulo del Señor Maitreya (hasta los Maestros son discípulos de otros Maestros más elevados, como ya hemos dicho).

336
P) ¿Existen errores en todas las obras (incluso en las del Centro Lusitano de Unificación Cultural)? R) Si, ya que todo lo que pasa por manos humanas – y eso acontece con cualquier libro aunque sea inspirado – no puede dejar de contener máculas e imperfecciones. Ya la mente humana – y, mucho más vuestras palabras – son relativas y, por tanto, un inevitable factor de desvirtuación. Por otro lado, es imposible mantener siempre el más elevado nivel vibratorio en todos los momentos de captación y reproducción inspiradas de conceptos – en gran medida, por las condiciones adversas (justamente en términos vibratorios) del medio ambiente biopsíquico generado por la Humanidad. La propia capacidad receptiva de los mediadores (como ya se afirmó en le introducción del 4º Volumen de “Las Nuevas Escrituras”), (Enseñanzas de Maitreya), también va, ella propia, aprimorándose y tornándose más vasta. En relación a esto, compárese, por ejemplo, dos obras de Helena Blavatsky: “Isis sin Velo” y “La Doctrina Secreta” (escrita algunos años más tarde e incomparablemente más

perfecta y completa). Así, incluso las obras más valiosas no son totalmente perfectas y los más honestos, auténticos y elevados mediadores – justamente por esa elevada cualidad, consciencia y anhelo de exactitud – son los primeros a declararlo y a prevenir en relación a esa inevitabilidad. Sólo los inconscientes pueden pensar o actuar de otro modo. Por eso, al preguntar, por ejemplo, ¿tienen errores las obras de Helena Blavatsky, de Annie Besant, de Rudolf Steiner, de Max Heindel, de Alice Bailey, de Pietro Ubaldi o del C.L.U.C. (por hablar sólo de producciones de los últimos 100 años)?, debemos responder: sí, tienen algunos, pero la gran diferencia que presentan, en relación a tantos y tantos libros mediocres o nefastos, es que los errores son la excepción, en cuanto que la clara y valiosa sabiduría, utilidad y fuerza inspirativa supone la regla. Así, cuando en este trabajo se llama la atención – en las preguntas o en las respuestas – para esta o aquella imprecisión de esas obras más importantes (que, entonces, se nombran) es justamente porque son ellas las que valen la pena.

337
P) En un libro anterior publicado por C.L.U.C se dijo que el número de individualidades que constituye nuestra Humanidad (encarnada y desencarnada) es aproximadamente de 18 billones. Esa cifra está en contradicción con las afirmaciones hechas a través de los libros de Alice Bailey (bajo inspiración de uno de los Maestros de Sabiduría) y de obras de autores teosofistas que acercan a la cifra a 60 mil millones (vulgarmente, 60 billones). ¿Cómo se explica tal disparidad? R) La información contenida en el libro “Los Nuevos Diálogos Herméticos, Vol.I” (a que se refiere la pregunta) está incorrecta. Se explica por el lapsus humano de quién escribió físicamente una gran parte de ese libro (como, además, infelizmente, y por la misma razón también se verifican otros errores, imprecisiones o insuficiencias en varios otros trozos del mismo libro. Si reparáis bien, tales imprecisiones han sido ya clarificadas y puestas en su lugar.

338
P) Pido disculpas por la intromisión, si así fuera considerado, pero en casos, como ese, en que se confirmen imprecisiones o errores más o menos graves, ¿por qué razón la Jerarquía permite que tales libros (o tales pasajes) se hagan públicos, incluso con el riesgo de comprometer la credibilidad del resto del Mensaje? R) Ese es un asunto del fuero y de la competencia humanas, en el que la Jerarquía no puede interferir. Aspiramos siempre a que las informaciones y las enseñanzas sean siempre correcta y fielmente interpretadas y transmitidas pero eso no siempre se puede conseguir. Igualmente, aquí, los Maestros no se pueden sobreponer al Karma personal, grupal y humano que rige esas condiciones – y reparad, sobre todo, que las limitaciones existentes devienen principalmente del Karma global de la Humanidad. Lo mejor posible es, realmente, lo mejor posible en cada estadio evolutivo y kármico de la Humanidad. Las condiciones de mediación son muy especiales; todo el proceso es muy sutil (en términos subjetivos) y las circunstancias envolventes (en el dominio físico) son, a veces, difíciles, complejas y dramáticas. Mismo en el caso de un grupo con esta misión, de enorme responsabilidad, otorgada por la Jerarquía, hubo, al principio, los siempre inevitables problemas,(En verdad, eso siempre aconteció, en el pasado, cuando había una pluralidad de elementos humanos envueltos. Cuando una obra, desde el inicio, se queda a cargo solamente de un discípulo, puede haber (y necesariamente hay) algunas imperfecciones resultado de las limitaciones humanas; pero, si es verdad que existen menos virtualidades o potencialidades en ese trabajo solitario, también existen menos contradicciones y obstáculos intrínsecos K.H.). Pero se trató, como ya dijimos, apenas de algunos problemas dispersos, que afectaron esencialmente las tres primeras ediciones del Centro. El más ampliamente afectado fue, de hecho, “Los Nuevos Diálogos Herméticos, Vol. 1”. Hoy, y desde hace mucho, ese problema está plenamente superado, ya que hasta la propia constitución del grupo inicial fue filtrada, quedando presentes y activos los elementos verdaderamente representativos de Nuestro Mensaje. Por eso, actualmente, los caminos son auspiciosos, las imprecisiones han sido puestas en su lugar, las tónicas fundamentalmente fueron salvaguardadas, clarificadas y profundizadas y el trabajo se desdobla en la amplia profusión con la que fue superiormente planeada.

339
P) ¿Podemos considerar como verdadero que fue el Arcángel Gabriel que se reveló y guió a Mahoma? ¿Por quién fueron inspirados los versículos del Corán? R) Digamos que fue bajo la superior protección y en el campo energético de las huestes angélicas de Gabriel que Mahoma fue guiado e inspirado – pero no directamente por el Arcángel Gabriel.

340
P) El contenido del Corán nos parece demasiado contundente, amenazador y agresivo. ¿ Cómo puede considerarse uno de los Libros Sagrados? R) Es un libro sagrado por la capacidad transmutadora (sacralizadora) que, justamente, sólo los Libros Sagrados pueden tener. Él, como todos los Libros Sagrados, transporta una energía global que no se puede entender diseccionando las partes separadas o meramente analizando el contenido concreto de los versículos. Su contenido (que fue, realmente amputado, K.H.) fue el más adecuado posible – y siempre acontece así con la Revelación Divina, que se tiene que adaptar a las circunstancias de cada tiempo y cada lugar, como inequívoca y bellamente es ilustrado por la tradición oriental de los Avatares de Vishnu. Se suma que, para los destinatarios del Corán (previamente definidos, en su tipismo, por la Jerarquía Oculta), el lenguaje del que se reviste no tiene la connotación que le dais. Además, su forma es exaltadamente poética y el gran error (que infelizmente continúa prevaleciendo) es el de interpretarlo literalmente – al contrario de lo hacen, por ejemplo, los sufíes. No obstante, es evidente que existen otros Libros Sagrados con una filosofía más profunda y una ética más sublime (lo que no es el caso, por ejemplo, de la casi totalidad del Antiguo Testamento)

341
P) Siendo, el islamismo, como parece que es, una religión con preceptos crueles, bélicos y desamorosos, ¿cómo se explica que, después de su surgimiento, haya dado origen a una próspera civilización y avanzada cultura (para la época)? R) En relación al pre-supuesto patente en esta pregunta, os remitimos para la respuesta anterior. En cuanto a los avances de la civilización y cultura registrados, especialmente en los Siglos VIII y XIII, en el periodo de gran expansión territorial de los pueblos islámicos, se asientan en dos tipos de fundamentos: La expresión y el desenvolvimiento del impulso superior que dio origen a esa nueva religión y del que el pionero humano no sólo fue Mahoma como, también (muchísimo) su yerno Alí. Tenemos aquí el signo de la Voluntad Divina y la evidencia de la razón de ser de la Revelación Islámica; La conquista de vastas extensiones territoriales condujo a que se incluyeran dentro de la llamada civilización islámica hombres de verdadera grandeza de Alma que, sin embargo, expresarían esa cualidad bajo cualquier otra situación político-religiosa predominante.

342
P) ¿Era Mahoma un Iniciado? R) Sí; tenía la 2ª Iniciación. Fue Ramakrishna en la última encarnación y es hoy un Maestro de Sabiduría (aunque de los más recientes), trabajando en la esfera del 4º Rayo.

343
P) Sin embargo su práctica de vida y muchos de los preceptos que instituyó no nos parecen muy elevados (y con el debido respeto) no comprendemos como puede ser divinizado por los pueblos islámicos, ¿será que tenemos ideas equivocadas al respecto? R) En verdad, incurrís en un error al decir que Mahoma es “divinizado” por los seguidores de la religión islámica. Ellos Le consideran como un Profeta que, consumando todos los anteriores, es el Profeta por antonomasia; le reverencian como mensajero de la Palabra Divina; pero no lo ven como Dios (en eso son más sensatos que la generalidad de los cristianos...) o como un modelo perfecto de virtudes. Además, en varios versículos del Corán

resalta la extraordinaria, la inigualable pureza de Jesús. Por otro lado, la tradición sufí subraya, si, la estatura espiritual de Alí (yerno de Mahoma) y de los imans que le siguieron. Durante la existencia de Mahoma, su grandeza de Alma (por eso fue escogido para aquella Misión) estaba circunstancialmente condicionada por la civilización en que vivió – y era importante que pudiera identificarse con ese medio, para que a través de él se expresara el mensaje adecuado a determinados pueblos en particular. De cualquier manera, tenía aún 3 iniciaciones que pasar hasta alcanzar el grado de Maestro.

344
P) Aunque la Biblia sea considerada un libro sagrado, ¿no es verdad que el Antiguo Testamento (especialmente) presenta pasajes que revelan y parecen justificar comportamientos gratuitamente crueles, mezquinos y muy poco éticos? R) Sí. En verdad, más allá de un simbolismo básico y esencial que aún puede descubrirse, por quien tenga (y en la medida en que tenga) las claves necesarias, muchos pasajes del Antiguo Testamento, si son analizadas imparcialmente, de manera alguna pueden considerarse espiritualizantes, consistentes o constructivos. En cuanto al Nuevo Testamento, su contenido es, obviamente, mucho más sublime, a pesar de las muchas desvirtuaciones introducidas a lo largo de los tiempos, de las secciones excesivamente milagrosas acopladas a posteriori y de la manifiesta irrelevancia de algunas epístolas (en contraste con las generalmente sabias y elocuentes palabras que contienen las cartas de San Pablo). De cualquier manera, y en síntesis, no existen formas escritas originalmente perfectas ni mismo en los llamados libros sagrados. Después hay que considerar las desvirtuaciones de forma y de sentido, los desvíos de las múltiples y sucesivas adaptaciones lingüísticas y traducciones e, incluso, algunas veces, las alteraciones deliberadas.

345
P) Si hasta la literatura espiritualista seria (que merece nuestra máxima gratitud y respeto) hay o puede haber alguna interferencia de la Personalidad del intermediario, ¿qué actitud debemos tomar ante lo que leemos? R) Quien recibe la inspiración definida y dirigida a partir de los Planos Superiores es, con certeza, un individuo de superior condición al nivel de consciencia, discernimiento y sensatez y, consecuentemente, esas naturales interferencias y mezclas, de principio, no serán desastrosas ni gravemente alejadas del contexto global. Esto, claro, concierne a aquella literatura que ya dio irrefutables pruebas de credibilidad y que intervino útilmente en vuestro crecimiento espiritual. De cualquier manera, el tamiz de vuestra apreciación y capacidad selectiva, desenvuelta crecientemente, hará que retengáis apenas lo razonable y justo, teniendo una sana reserva en cuanto a lo restante que deberá esperar para una mejor aclaración. Debéis usar siempre vuestra propia valoración de las informaciones obtenidas a través de esas lecturas. Hacedlo seriamente e inteligentemente – sin caer en el extremo de credulidad ni en el extremo de liviandad y del autoconvencimiento personal. En el fondo, vuestro verdadero Ser, que lidia con las realidades a nivel esencial, sabrá distinguir; solamente vuestro yo más externo (la Personalidad) es susceptible de confundirse. Como es evidente, cuanto más os perfeccionéis y más sepáis relacionaros con vuestro Yo más profundo (el Alma), más seguros estaréis en todas las situaciones, incluyendo ésta que se plantea.

346
P) ¿Cuál es el motivo para las tantas dificultades y obstáculos para la afirmación y difusión de la Enseñanza Sagrada? ¿Por qué tanta oposición, hasta, por parte de grupos que dicen, todos ellos, al servicio de la Luz? R) No es de extrañar que un mundo que se asienta en la ignorancia, en el egoísmo, en la insensibilidad y en la competición material ofrezca las mayores resistencias a la expansión de valores superiores y, por eso, consecuentemente, a las obras que los conllevan. En todas las épocas y grupos también hay, de hecho, los que (considerándose defensores de las leyes y de las verdades superiores), en la práctica, no hacen más que obstaculizar el movimiento verdaderamente vivificador de los Portadores de la Luz para su particular época.

Hoy, por ejemplo, prestad atención a vuestro alrededor: algunos, pareciendo que desenvuelven un trabajo correcto y honesto, difundiendo las Verdades Eternas transmitidas en libros escritos en un pasado, simplemente se sirven de ellas (declarándose, de forma abusiva, sus legítimos intérpretes o dilectos servidores) para, a los ojos ajenos, permitirse el derecho y la oportunidad de alejar las atenciones de las Veta de Luz que brota – del Río de Luz que pueda correr -, en ese momento, casi a su lado. Pueden, hasta, rendirse al culto del pasado de una Obra espiritual reciente y de la memoria de fundadores de Movimientos espirituales ya desencarnados (aunque, en su momento, nada o muy poco hicieron para ayudar y/o difundir ampliamente su trabajo); pero no soportan tener a su lado legítimos y valiosos pioneros todavía vivos. A veces, en medio de una aparente bondad e ingenuidad, propagarán la insidia en medio de sus propios grupos, desviarán a sus miembros de esa (incómoda) difusión de la Luz y los perseguirán incansablemente. Por mucho que esto os pueda confundir, la razón es simple y se dice en pocas palabras: la ambición y la vanidad y el culto a la personalidad está, por regla general, en proporción inversa del verdadero valor intrínseco y de la genuina capacidad creativa. Cara a esto, queda pensar, claramente, que ninguno de vuestros actos es neutro. Todos pueden reforzar la difusión de la luz o (por el contrario) aquello que la obstaculiza.

347
P) Conocí personalmente una persona cuya fisonomía – especialmente rasgos y expresión del rostro – se parece muchísimo a un determinado maestro. Sólo posteriormente supe que se le atribuye la filiación a ese mismo Maestro. ¿A qué se debe el fenómeno que creo ver manifestado en esa semejanza? R) Es un caso aislado, quiere decir, que no se manifiesta con frecuencia. De cualquier manera, en ese caso referido, se debe a un fenómeno de “espejismo” a nivel subjetivo. La polarización y devoción del discípulo a su Maestro le llevaron a absorber las emanaciones y la expresividad fluídicas y a reflejar las líneas energéticas de ese mismo Maestro. La expresión del rostro, en particular, refleja las tendencias y el cuadro específico o padrón de una realidad esencial – básicamente, la nota-llave de la individualidad en cuestión. También existen casos (aunque mucho más raros) en que se da un fenómeno contrario: un individuo con tendencias definidamente malévolas tiene un rostro que presenta cierta semejanza con la apariencia de un Maestro que está en las antípodas de su acción. (Obviamente, siempre existe un abismo, una inmensa disconformidad entre una tendencia malévola y la naturaleza de cualquier Maestro que sea. No obstante, hay actuaciones negativas que son más definida y exactamente lo opuesto de las especiales cualidades virtuosas de determinado Maestro). Eso resulta de la combinación entre las energías negativas de los niveles astral-etéricos (en la frontera entre el bajo astral y el físico etérico) y la deliberada acción de Magos Negros que moldean un rostro con esas características, para lanzar la confusión o para intentar envilecer lo que es digno de reverencia. Sin embargo, existe obviamente algo imposible de reproducir: la gloriosa luz, la profundidad del mirar, el Poder, el Amor y la sutileza de expresión de un verdadero Maestro.

348
P) Pero si, naturalmente, los Magos Negros no tienen contacto con los Maestros, ¿cómo pueden conocer Sus apariencias? R) Lo que los Magos de la Sombra hacen, en los referidos casos, es calcar las imágenes existentes en el Plano Astral, creadas en la substancia de ese Mundo por los sentimientos de devoción de Discípulos o Probacionarios de los Maestros. En algunos casos, tienen también alguna memoria de imágenes proyectadas realmente por los Maestros para desvanecer acciones malévolas de esos mismos Magos Negros. Reparen que aludimos a esta cuestión con el propósito de recordaros que existen entidades negativas capaces de moldear una forma que, por tener alguna semejanza con la apariencia (presente o pasada) de un elevado Ser, puede inducir al error a los incautos, aunque sean bien intencionados.

349
P) A lo largo de mi vida, en estos medios ocultistas, ya oí a personas con presunción asumir que estaban preparando a otras personas para la primera, la segunda e incluso para

la tercera iniciación. ¿Qué debemos de pensar al respecto? R) La Iniciación (cualquiera de ellas) no depende de técnicas adquiridas sino de una vivencia de las leyes y preceptos morales y de la consiguiente polarización de la consciencia en niveles elevados. Nadie prepara a nadie para la iniciación; esa es una tarea exclusiva del particular, con la colaboración y la luz superior de su Maestro Interno. Mismo un verdadero Maestro de Sabiduría – algo muy distinto de las pretenciosas personas y/o ignorantes que proclaman tales cosas – sólo puede ayudar a prepararse a Su discípulo para esta o aquella iniciación. (Sobre el tema de la iniciación, ver igualmente las preguntas nº 19, 35, 396, 397 y 398).

350
P) ¿Cuál es la cualidad moral que más acelera la evolución? R) La compasión, en términos individuales y colectivos. En un análisis meramente psicológico, la compasión representa la amorosa ligación entre lo alto y lo bajo; apela al desenvolvimiento de la Voluntad del Bien, de la Sabiduría para iluminar el mejor camino de la solidaridad (corolario inevitable de la Compasión) y de la inteligencia para actuar adecuadamente en conformidad con esa luz. El propio Logos evoluciona a través del dinamismo y de la sinergia de las unidades de vida que lo constituyen. Él trazó un Propósito y un Plano para su propia esfera de Manifestación: El Amor. La forma de evolución escogida por Él para éste particular Manvantara es Amor – al que corresponde una potenciación y una eficacia en la forma de conseguir una definición de Su Consciencia, constituida por miríadas de seres, en diferentes niveles y variables en Su Naturaleza vibratoria. Esa relación, esa ligación entre todos los niveles de consciencia y de vibración, suscita la cohesión del todo. Eso, técnicamente hablando, es posible por la compasión. El Logos Se sirve de ese medio para hacer posible esa interligación efectiva y cohesiva, que promueve la expansión de Su Consciencia y – en Él – de todos los seres que de Sí hacen parte y que en Sí tienen su existencia. La compasión implica un profundo dolor moral, una lacerante dádiva y abdicación de sí mismo, derramándose en el centro de su compasión y de su amor. En todos los Planos, la iluminación y la Evolución están constituidas de estas pequeñas – grandes y sucesivas lapidaciones. Así como el diamante, el ser irradia después de haber sido dilacerado y bruñido en el fuego de las probaciones.

351
P) Si la Mónada (el Espíritu Inmortal) tiene su raíz en el Plano Monádico, que es apenas el 2º Subplano del Plano Cósmico Inferior, ¿cómo es posible que algunas Entidades (por ejemplo, los Maestros de altísimas iniciaciones) puedan tener consciencia y actuar en otros Planos Cósmicos más elevados? R) En verdad, las Mónadas tienen su primera raíz en el seno de lo Absoluto y están primordialmente diferenciadas en el Ser Supremo (La Gran Unidad Cósmica), en el más elevado de los Planos Cósmicos. Cuando se hace referencia a la relación de las Mónadas al 2º Subplano del 7º Plano Cósmico (o inferior), eso corresponde a sus emanaciones hipostáticas en vuestro particular ciclo evolutivo, en cuanto estáis confinados al Dhyanipâsha o Círculo-no-se-pasa-planetario. O sea: durante el ciclo evolutivo humano, las Mónadas sólo están, aunque tenuemente, involucradas en ese proceso a partir del 2º Mundo de este Plano Cósmico para abajo; sin embargo, a partir de las fases supra-humanas de desenvolvimiento de las Consciencias, despertáis vuestro Ser en Planos (progresivamente) más elevados.

352
P) ¿Qué papel cumplen las Mónadas en el ámbito de toda la prodigiosa Manifestación Universal? ¿Por qué este largo viaje por los mundos objetivos? R) El propósito de la materialización y, así, del pasaje por la existencia en los mundos objetivos es el de la adquisición de consciencia y el llenar (con esa misma consciencia actualizada) la inmensa tela cósmica – el paño de fondo energético donde la actividad universal se proyecta e imprime. Consiste en la actualización gradual y ordenada de una determinada suma o acumulación de la sabiduría inmanente y latentemente imprimidas en

las miríadas de códigos (Unidades de Vida o Mónadas) de la Génesis Macrocósmica – o sea, en el programa o Plano particular para cada Manifestación Cósmica. Al principio de cada una de esas Manifestaciones (el llamado “Un Día de Brahmâ”), esos códigos están consignados en un punto desdoblante – que se destaca del Orden Absoluto del Mundo o, en otras palabras, de “Dios Transcendente” – que contiene potencialmente el Universo entero. Microscópicamente hablando, el hombre sólo cumple su papel de interveniente activo en ese Macroproceso cuando exterioriza de sí (o actualiza) la cuota de Energía-Sabiduría que representa y que incorpora. En verdad, él exhibe, desdobla o manifiesta – intelectual o verbalmente (por eso, formalmente) – lo que antes era totalmente abstracto. Y con eso – con ese acto de consolidación del Conocimiento – añade piedra a piedra a la escalera de la Evolución. Si él no elaborase definidamente cada pensamiento concreto o cada verbalización (otra forma de corporación) de una idea, todo permanecería en las esferas germinales o arquetípicas, aguardando indefinidamente la correspondiente materialización. En cuanto no lo haga, él no sabrá – él no tendrá consciencia – que sabe determinada cosa. Únicamente lo constatará cuando lo haya exteriorizado de sí o haya exhibido formalmente las abstracciones que recoge en los mundos arupa (amorfos o supra formales) y que, de esa manera, metaboliza y, sistemáticamente, “sedimenta” y cumple. Cada imagen plasmada a través de la formulación de un pensamiento de ese orden (un pensamiento más objetivo) se convierte, a su vez, en guía para la acción y en un apelo y fomento de nuevas cadenas de ideas a concretizar. (Por otro lado, esas intelectualizaciones o verbalizaciones de las ideas constituyen, a su vez, bases, pilares, puntos orientadores para nuevas acciones). El ser está, de ese modo, en constante autoinducción para la cooperación activa e inteligente en el Orden Universalmente Manifiesto.

353
P) ¿Qué es el Tiempo? R) Reducir para los mecanismos de comprensión y para el lenguaje humano un concepto de ese orden no es una tarea posible de cumplir. No obstante, intentaremos dejar una fórmula que pueda sugerir ese concepto y que se le adecúe, aunque sea relativamente. El Tiempo es una exhalación del Espacio. Es el Espacio en movimiento – o, bajo otro punto de vista, la secuencia de los estados de consciencia que de ese movimiento resulta, permitiéndose así el desdoblamiento de la consciencia Absoluta (No-Tiempo o Eterno-ahora o, aún, la co-esencia de Sujeto y Objeto).

354
P) Entonces, ¿el Tiempo tiene que ver con el movimiento “respiratorio” del Ser Universal? R) Sí. El Tiempo es movimiento rítmico que hace posible la Evolución – la evolución de la consciencia a la par de la evolución dinámica de los mundos y de otras expresiones siderales.

355
P) ¿Qué es el Espacio? R) Es la matriz incorpórea y la potencialidad del Akasha, (ver respuesta nº 36), Es el vacío (el gran continente universal) a llenar por el recorrido (por el germinar) de la Evolución y por la substanciación de la Consciencia.

356
P) ¿El Tiempo se proyecta en línea recta? R) No. El Tiempo es una expresión dinámica secuencial pero oscilatoria, ondulatoria y, podemos decir, espiralada.

357
P) ¿Tiene densidad el Tiempo? R) Sí. Densidad no constante, manifestada en la Ley de los Ciclos.

358
P) ¿Se puede deducir que el Tiempo y el Espacio son indisociables? R) Sí. Son dos caras “de la misma moneda”. Tiempo y Espacio son atributos de la Vida manifestada, si bien que el Tiempo está más relacionado con la Consciencia. En términos absolutos, el Tiempo es la exteriorización dinámica de un dado orden (o padrón) matricial estático – El Plano para cada Mahakalpa, (Una era o Edad – o Cien años Universales – de Brahma; uno de los más largos ciclos de manifestación). En el se desenvuelven “sub-tiempos” – el resultado de distintas concretizaciones ondulatorias del Espacio – produciéndose “Consciencia” En último análisis, los “sub-tiempos” y los “sub-espacios” (en los diferentes desdoblamientos o dimensiones universales) son el resultado de la contractibilidad de la materia inherente a cada Plano y cada graduación, (Del latín gradus = peldaño) o Subplano, con las respectivas y particulares características y cualidades vibratorias (sinónimo de niveles de consciencia).

359
P) ¿Pueden ser vistos como dos polaridades del Único Ser? R) Si. El Tiempo es incisivo y el Espacio es abarcante – positivo y negativo en un abrazo total.

360
P) Se dice que no hay Tiempo fuera de esta dimensión a la que estamos sujetos en el Plano Físico. ¿Es correcta esa afirmación? R) Solamente en el sentido de “vuestra noción de tiempo”. Habrá siempre Tiempo en cuanto haya Manifestación, en cualquier Mundo que sea. La Manifestación se extiende en el Espacio, por medio o a través del Tiempo. Su expresividad, su “medida”, la manera como es concienciado es lo que puede ser diferente de Plano para Plano. En verdad, el Tiempo terrestre (por ejemplo) es medido en función de la velocidad media de aprehensión del “Entendimiento”, de la “consciencia” (la Savia, el contenido y el significado de la Vida) por parte de las unidades colectivas que integran y consubstancian el Logos. Eso mismo determina el relativo lugar gravitacional de la Tierra en torno al núcleo solar (de su posicionamiento en el Seno de la Consciencia Sistémica). Si no hubiese Tiempo en los Planos Superiores al vuestro, el Alma, por ejemplo, no tendría el impulso periódico de volver a encarnar.

361
P) ¿Puede haber dislocación en el Espacio prescindiendo del Tiempo? R) Depende: si cuando se habla en Espacio, se está refiriendo al substracto o matriz del Akasha o Espacio substancial, diremos que prescinde del Tiempo. En ese caso, no habría propiamente dislocación: se trataría del perfecto “Estar” (el “Estar” abarcante, en plenitud; la cualidad de ubicuidad). Si se refiere al Espacio substancial, cosmológico – concretización o densificación del Akasha – no puede. El Tiempo, en cualquiera de sus dimensiones, es necesario para vosotros – a vuestra contraparte substancial – poder trasladaros o cubrir distancias.

362
P) ¿Qué es la electricidad? R) Ocultamente, es la sustancia del Espacio. Es la penetración y la vitalidad del Único Ser. Existe en muchos modos y grados de manifestación.

363
P) ¿Es el Soplo Divino? R) Sí. De cierto modo es el Animus o Spíritus que todo impregna y vivifica. Por eso, todos

los cuerpos animados y los que consideráis inanimados – pero que, en realidad, también son expresión de Vida – poseen electricidad.

364
P) ¿Qué es el magnetismo? R) Es una de las caracterizaciones o atributos de la electricidad. Es la energía de la interacción entre todo lo que Es (viviente).

365
P) ¿Es el Universo Infinito? R) El Universo, como Manifestación o Exteriorización objetiva del Dios Uno (de lo Inmanifestado o del Todo), es potencialmente infinito pero no de facto, ya que está subordinado a la Ley de los Ciclos (a los Flujos y Reflujos de esas mismas Manifestaciones Universales).

366
P) Se dice en algunos libros esotéricos, expresamente en los libros del C.L.U.C., que la Imaginación Creadora es privilegio de la polaridad femenina o negativa del Universo y que es complementaria de la Voluntad, como expresión positiva o masculina, prototipo del 1º Rayo. ¿Podemos, analógicamente, considerar la expresión del Espacio (abarcante, envolvente, algo estático e interiorizado sobre sí mismo) de alguna manera más relacionado con la Imaginación y el Tiempo (incisivo, más dinámico y exteriorizado de sí y para sí) más relacionado con la Voluntad? R) Esa es una exposición bastante abstracta pero que se podrá delinear, con propiedad, en la forma como se hizo. Nos alegramos por las diversas formulaciones aquí presentadas por primera vez por discípulos que se adentran en los dominios más abstractos del estudio de la Ciencia Esotérica. Es un ejercicio muy útil y valioso en los dominios del pensamiento abstracto, que alentamos vivamente.

367
P) En el libro “En el Templo del Espíritu Santo” se dice :”Dios, si “existiese”, sería..”. ¿ Quiere decir esto que Su existencia no es una realidad segura? O ¿tiene esa afirmación otro sentido? R) Dios es puro, absoluto, necesario e incuestionable Ser; está más allá de cualquier restricción, cualidad o afirmación caracterizadora. Ser significa mucho más que existir (que es, apenas, ser externamente o para el exterior). Así, Dios no existe (apenas) más, mucho más que eso, Es ilimitadamente.

368
P) En ese mismo libro hay muchas afirmaciones y disertaciones metafísicas. ¿Es un libro que cualquiera puede emprender su estudio con resultados satisfactorios? R) No completamente, sin otros estudios previos y tentativas de comprensión. Es un libro que ofrece importantes claves para el estudiante que quiere ir siempre más lejos en su comprensión de las leyes universales pero que exige una razonable elasticidad y madurez de pensamiento, así como un empeñado esfuerzo de interpretación en sus múltiples sugestiones y sutiles indicaciones. Aunque es una obra con muchas aplicaciones concretas y objetivas, es simultáneamente prolífera en semillas para meditar – cuyo aprovechamiento os puede estimular mucho el desenvolvimiento del pensamiento abstracto. En este aspecto cualquier estudiante medio puede beneficiarse con su lectura.

369
P) ¿A que puede corresponder, en el lenguaje y conceptos ocultistas, la “anti-materia”? ¿ Cómo se genera?

R) Equivale al Koilon, o vacío, esto es, el momentum preliminar al nacimiento de cada gran Plano de Manifestación y, en este caso específico, (Ya como reflejo inferior.. K.H.), al séptimo de ellos (al último y más denso, en el que habitáis). La anti-materia, en el Plano Físico, puede generarse temporalmente por medio de combustiones nucleares, después de lo que tenderá a la organización positiva de la llamada materialidad.

370
P) Si es posible, podéis explicarnos con más detalles, ¿a qué llama la Ciencia Oculta Koilon? R) El Koilon corresponde a los significados de vacío, de Éter primordial, de Mulaprakriti (la Matriz, Materia o raíz o Materia pre-Cósmica), de Tinieblas primordiales. (“En el principio...las tinieblas cubrían el abismo y el Espíritu de Dios Se movía sobre la superficie de las aguas”. Génesis,1,1-2). Es en el fondo, la negación de la propia Materia. En ese mar de negatividad (en el superior sentido de pura receptividad), el Tercer Logos (el Espíritu Santo, en la terminología cristiana) derramó Su Energía abriendo una inmensidad de puntitos o “burbujas” de luz – puntos o concretizaciones de Su Inconmensurable Consciencia. Así, en el Universo exteriorizado, la luz viene de esa presión energética que conduce a la formación “de las paredes” de las burbujas de Koilon, por tanto, del surgimiento del Aliento Divino o Espíritu Santo (el 3º Aspecto Logoico), que insufló o animó la Materia Virgen primordial, penetrando en ella (y a ella “presionando”). Tenemos aquí el profundo concepto cosmogónico del que la tradición de la concepción de la Virgen María por acción del Espíritu Santo (a imagen de todas las anteriores Vírgenes-Madres de Salvadores del Mundo) es un símbolo, del que generalmente se perdió la llave. Según esta imagen, la materia no consiste en nada más que en “agujeros” en ese Gran Vacío. A partir de la referida sustentación o presión continua en el seno del propio vacío es que se formarán las paredes de las referidas burbujas, paredes esas que constituyen la propia materia original, la materia en términos nucleares. De la multiplicación innumerable de esos núcleos primitivos de materia (al inicio muy difusa y sutil) derivaron los Planos y se formaron los Mundos de sucesiva y creciente densidad. Dentro de cada uno de esos Grandes Planos de Manifestación (septenaria), y por su turno, se extienden otros tantos sub-Planos, siendo siempre los primeros los de materia más pura (la llamada en esoterismo, substancia atómica). Sobre estas premisas, un átomo de la materia que conocéis está constituido de infinitos puntos de la Consciencia del Tercer Logos, sostenidos y mantenidos en cohesión, con una específica disposición y con una dada relación o dirección, por el segundo Logos (el Hijo o Vishnu), con el fin de servir al cumplimiento del Plano establecido para este Manvantara.

371
P) ¿Cuál es la razón por la que en Ocultismo todavía se utilizan tantos términos en sánscrito o hindúes? R) Sin dudar que, en otros aspectos, Occidente efectuó más definidos progresos, el hecho es que la tradición filosófica de Oriente tiene mayor antigüedad y penetración metafísica. Se puede, así, encontrar términos (más) adecuados para revelar toda una profusa riqueza de perspectivas, de conocimientos, de principios y de conceptos de la Ciencia del Espíritu y de todas sus sutiles diferencias y matices. En su mayor parte, hasta hace casi un siglo (en el extraordinario impulso para la difusión de la Sabiduría Esotérica inducido por Helena Blavatsky), pura y simplemente no existía, en las lenguas occidentales, una catalogación de palabras y expresiones mínimamente aptas para revestir la mayor parte de los conceptos esotéricos. Poco a poco, se realizó una correspondencia en términos – y, en ese aspecto, jamás será excesivo realizar el mérito de, sobre todo, Annie Besant y, más tarde, Alice Bailey – pero, aún así, continúan sin existir vocablos occidentales que representen con rigor algunos de los puntos más abstractos y profundos de la Cosmogonía Esotérica. Por otro lado, se verificó que en Occidente muchos términos sánscritos fueron adaptados a diferente nomenclatura por diferentes escuelas y autores, adquiriendo significados contradictorios que acabaron por generar una enorme confusión para quien lee las enseñanzas transmitidas por diferentes fuentes.

372
P) La mediumnidad, ¿es buena o mala? R) Depende de que mediumnidad se trate. Cuando lo que existe es una mediumnidad inconsciente, que subyuga al enfermo (porque, se trata de una enfermedad, en esos casos) a los caprichos y dictados de entidades y energías de bajo padrón ético y reducido a nivel vibratorio, es algo indeseable, tanto para el médium como en general (es casi siempre causante de sufrimientos, de ilusiones y de debilidad física y/o psicológica). En los casos (mucho más raros) en que es plenamente consciente, basada en un indiscutible equilibrio psicológico y una normal condición física, así como en una grandeza de alma y (preferentemente) en un adecuado substrato cultural que faculte los códigos y padrones lingüísticos y conceptuales necesarios para la transmisión de mensajes de contenido elevado por seres de correspondiente evolución espiritual, puede constituir un bien extraordinario. En todos los casos, no obstante, el discernimiento, la sensata prudencia y el renovado esfuerzo de alcanzar más luz, representan, actitudes altamente recomendables – y, en esto, jamás será suficiente el énfasis que se ponga.

373
P) Han sido dados a la Humanidad diferentes mantrams para ser utilizados como protección para aquellos que se dedican al servicio de orden espiritual, expresamente antes de la recepción de mensajes, de meditaciones profundas o de trabajos especiales. No obstante, sabemos que no son completamente eficaces. ¿Cómo nos debemos proteger en los casos de manipulaciones causadas por obsesiones, por magia negra o por proyección mental de energías negativas? R) Debemos protegernos creando y manteniendo un estado vibratorio elevado que, por no tener ninguna afinidad con ellas, sea inmune a la actuación de fuerzas de tenor negativo o involutivo. La entonación de los mantrams puede, puntualmente, ayudar a ese propósito; no obstante, lo más importante sólo adviene de un, cotidianamente, renovado esfuerzo evolutivo. Entre tanto, la evolución es progresiva, por lo que no conseguiréis, instantánea o rápidamente, haceros completamente invulnerables. Por eso, debéis mantener una actitud de humildad, de vigilancia y de adecuada prudencia – que no impide la verdadera creatividad. Nos gustaría aprovechar la pregunta para escribir algunas palabras sobre el recitar de fórmulas mántricas: todo lo que sean técnicas, verbalizadas o corporales, destituidas de una profunda y real espiritualidad, de un perfeccionamiento ético y de una vivencia práctica del Amor, supone pura idolatría y “letra muerta”. Refuerza el autocentramiento egoísta y atrofia el progreso espiritual, la expansión de la Sabiduría y el Amor. Expresamente, la repetición exhaustiva de fórmulas de encantamiento, rosarios o decretos – como letanías adecuadas a entendimientos limitados pero, no, para quien pretende ser un estudiante de la auténtica Ciencia Espiritual – conduce, en un círculo energético cerrado, al aprisionamiento y a la cristalización astrales (o, incluso, a visiones y sensaciones alucinógenas), en detrimento de la real expansión y sublimación de la Consciencia.

374
P) ¿Cómo podemos prevenir o detectar las ilusiones que creamos y diferenciarlas de las verdaderas experiencias internas? R) Únicamente con la luz de la propia experiencia acumulada por el Alma. También aquí, nada puede sustituir al necesario y gradual aprendizaje, vida tras vida, estudio tras estudio, situación tras situación. Sólo la profunda, vasta y repetida reflexión filosófica – por eso mismo, indispensable – acabará por conducir a una distinción segura.

375
P) ¿La Jerarquía incentiva el aprendizaje y la práctica de la psicografía? R) En verdad, en verdad, no. Cuando tal comunicación se deba realmente dar, ella acontecerá natural e inapelablemente. De ninguna manera debe ser forzada artificialmente. El alentar esa práctica indiscriminada, con la consiguiente proliferación de los que se creen psicógrafos – y psicógrafos legitimados por la Jerarquía – es una de las principales causas de la tremenda vulgarización de la literatura pseudo-ocultista y de la consiguiente

expansión de las mayores ilusiones y de los más graves engaños. En verdad, son rarísimos los individuos que, de hecho, y técnicamente hablando, son capaces de un real (y mínimamente fiable) contacto con los Planos del Alma. Antes, el ser humano ha tenido que traspasar y dominar satisfactoriamente todas las etapas, todos los grados, todos los Planos y subplanos anteriores a ese nivel de consciencia. Las enseñanzas de los Maestros de la Jerarquía ciertamente que no se reducen a ciertas afirmaciones pueriles y (como tantas veces ocurre con las tales obras dichas psicografadas) manifiestamente incoherentes y destituidas de cualquier contenido superior al que cualquier ser humano físicamente encarnado, con una lucidez media, podría expresar. Una útil y legítima psicografía no significa pasar para el papel ningún éxtasis devocional, conjeturas o divagaciones que se os ocurran y que, a pesar de su insubstancialidad (por bien intencionadas que sean), frecuentemente (pero incorrectamente) llamáis “intuición”, (Sobre lo que realmente significa “intuición”, ver la respuesta nº 385). No significa adherir incondicionalmente a pálpitos o “sensaciones muy fuertes”, que creéis que provienen de Arriba. Es mucho más que eso y sólo puede realmente existir si dieron muchos y esforzados pasos en el Camino de la comprensión e identificación con las Leyes y las Causas superiores. Reconocer estas verdades son diligencias que no agradarán a muchos. Tenemos, sin embargo, el deber de sensibilizar a todos de la ventaja de no desperdiciar esfuerzos y de canalizar la atención y las energías para la tarea verdaderamente compensatoria de estudiar y comprender, de manera sistemática, la Ciencia Oculta y de, en su luz diáfana, servir lúcida, equilibrada y desinteresadamente al bien común.

376
P) ¿Puede un Maestro de Sabiduría responder a toda y cualquier pregunta formulada por un discípulo? R) No. Le está vedado hablar sobre un número muy diverso de temas o, por lo menos, sobre determinados niveles -–los más elevados y esotéricos – de un mismo tema. No obstante, si el discípulo llega ahí por sí mismo, el Maestro puede y debe confirmar la realidad de su entendimiento. En este caso, aún así, podrá eventualmente pasar a ser vedado a ese tal discípulo el hacer pública la cuestión en causa. Este impedimento se debe a que muchos de los temas invocados solo pueden tratarse de la manera debida y ampliamente – y, sobre todo, sin graves riesgos – en los diferentes grados de iniciación, cuando la consciencia del discípulo está apta para relacionarse con la realidad subjetiva o con el sentido más profundo y esencial de cada expresión simbólica.

377
P) Un discípulo encarnado, ¿puede en sus horas de sueño físico, inspirar o transmitir mensajes psicográficos a otras personas encarnadas? R) Si.

378
P) ¿Cuáles son los requisitos imprescindibles para poder escribir un libro verdaderamente inspirado? R) Es necesario, por parte del mediador, un arduo y moroso trabajo previo, de muchas vidas. Es necesario, primeramente, tener arrancado y proyectado de sí, de las propias entrañas del ser, las energías más vitales y saber dirigirlas a un objetivo supra-personal y al mismo tiempo integrado en el Cosmos. Es necesario, en gran medida, abdicar de sí para prestarse a “diluirse” en el Todo. Es necesario que la construcción del Antakarana – el puente energético que liga la conciencia de la Personalidad a la consciencia del Alma – se haya llevado hasta un punto muy avanzado y que esa construcción haya demostrado su firmeza y estabilidad. Esto, muy pocos, entre los hijos de los hombres, ya lo hicieron.

379
P) En un libro inspirado, ¿es constante la corriente de pensamiento transferida para el discípulo intermediario? R) No. El flujo de transmisión de las corrientes mentales sufre (o puede sufrir)

perturbaciones e interrupciones de variados tipos y diversas causas – algunas más propiamente debidas al intermediario, otras generadas por las condiciones adversas del pesado medio ambiente psíquico terrestre. Cuando eso acontece, el receptor llena esas lagunas o cortes de corriente con el substrato energético del tema que le llega, en el cual está concentrado y que tiene entre manos. El arregla los fallos y completa los sentidos con elementos de su propia cosecha, de su propio manantial (que, por regla general, por su propio estatuto cualificado, ha de ser coherente y fiable), que está sintonizado y en simbiosis con el Maestro y otro elevado emisor – la fuente original – de las comunicaciones.

380
P) ¿Podría cualquier concepto científico avanzado, proveniente de los Planos Superiores, ser transmitido? o ¿encontraría alguna limitación en su trayectoria? R) Cualquier concepto – científico, filosófico o de cualquier tipo que sea – sólo puede ser transmitido en la medida en que la capacidad receptiva del intermediario humano lo permita. En este caso, sería preciso que el receptor dispusiera, en su memoria cerebral, de la terminología adecuada e imprescindible para presentar la teoría en términos comprensibles; sería preciso, además, que ese mismo receptor tuviera un vivo y definido interés por el tema y la suficiente formulación mental a su alrededor para que, entonces, se pudieran “colocar la piedra en la punta de la pirámide”, a través del descenso de una inspiración superior. Cara a lo expuesto, queda claro que el intermediario necesita siempre tener una gran plasticidad mental y la capacidad de elevarse a niveles de abstracción donde la recogida de significados más profundos es posible. Evidentemente, se trata de una recogida en abstracto, puramente subjetiva; le cabe al operador la tarea – frecuentemente difícil – de su conversión a términos más concretos y objetivos. En esa transferencia algo – o, a veces, mucho – invariablemente se pierde; no obstante, tal es una condición sine qua non, que ningún intermediario puede evitar o dejar de lado. Es por eso que la llamada escritura automática (o, incluso, las demás recepciones mediúmnicas comunes) no tienen ningún valor especial. Nada realmente elevado, vasto e importante en términos universales puede ser transmitido de esa forma; así, no puede ser cualquier persona, sin preparación cualificada – sin la dirigida capacidad de esfuerzo mental, sin la aptitud de conciencia exigida, sin una base cultural suficientemente amplia -, la que se entrega a la ardua y compleja tarea de la escritura automática (“psicografía”, como comúnmente le llamáis).

381
P) ¿Todos los verdaderos discípulos receptores de libros inspirados vieron a su Maestro o a otros Maestros de la Jerarquía? R) No. No existe regla para eso. Hay ejemplos, inclusive, de discípulos que casi alcanzaron la Maestría y que, durante toda o la mayor parte de su vida (física) de servicio, no contactaron visual o conscientemente con el Maestro que los asistía. Eso no es, por tanto, indispensable o absolutamente relevante – y, en algunos casos, dependiendo del trabajo a desempeñar por el discípulo, puede ser mismo desaconsejable.

382
P) ¿Cómo podemos exponer el valor de este libro, así como la Autoridad que lo concibe, para el público en general? R) La autoridad es simplemente la de un filósofo o pensador cuyas afirmaciones pueden o no encontrar eco, adhesión y aceptación en el más íntimo de cada uno. El valor de este libro (como de cualquier otro) debe establecerse meramente en su contenido y no en la suposición de la existencia de una dada Autoridad por detrás, hecho del que os debéis abstraer, para poder enjuiciar de manera enteramente libre e incondicionada.

383
P) ¿Es verdad que hay algunos iniciados encarnados que pueden ver el interior de las personas comunes, conocer su carácter, motivaciones e intenciones? R) Sí, subjetivamente. Pueden ver la naturaleza esencial de la persona en la que ponen

su atención. Sin embargo, por regla general, poseen el rigor ético y escrúpulos de no convertir gratuitamente lo que captan en contornos demasiado objetivos. Por lo demás, tales iniciados están suficientemente ocupados en un profuso trabajo creativo como para tener predisposición para indagar situaciones concretas – salvo en circunstancias de efectivo riesgo que, por eso mismo, justifican esa atención más incisiva. Evidentemente, estos servidores son siempre naturalmente discretos; no hacen nunca alarde de sus ocultas virtualidades. Por el contrario, tienden a desvanecerlas a los ojos del mundo y a quitarles cualquier connotación personal.

384
P) ¿Existen muchos de esos seres encarnados actualmente? ¿Tienen alguna particularidad que los distinga de las restantes personas? R) Actualmente son escasísimos. Del punto de vista de la apariencia, son personas absolutamente comunes, sin ningún rasgo externo que las distinga a no ser por su amplia y multifacética consciencia y por una sensibilidad y sentido de equilibrio apuradísimos.

385
P) Pensamos que hay un cierto equívoco con el significado que comúnmente se da a la palabra “intuición”. ¿Podéis aclararlo? R) En lenguaje técnico ocultista, es la actuación consciente del 6º principio (contando del inferior al superior), esto es, Buddhi o Alma Espiritual. Es el Sabio Amor – Sabiduría amorosa – del Alma, el Amor Crístico o Razón Pura. Como se escribió en el libro “Siete Llaves” – de manera tan clara y perfecta que justifica su cita – es “...la capacidad cognitiva que permite aprehender, por comunicación directa, la verdad o naturaleza íntima de los seres, de los fenómenos, de las situaciones o de las cosas, y vivenciar un amor transpersonal, desinteresado, inegoista y dirigido al Todo en cada una de sus partes – y no apenas a algunas partes o personas”. Es el principio de unificación de la consciencia, de comunicación entre esencias (por eso, entre semejantes), que es realmente posible porque existe la Unidad de la Vida – y como, en “La Doctrina Secreta”, escribió Helena Blavatsky –”... la identidad fundamental de todas las Almas con el Alma Suprema”. Implica ese contacto íntimo y amoroso entre el Sujeto conocedor y el objeto conocido: tal como lo expresamos en la “Gran Síntesis”, a través de Pietro Ubaldi, (Considero que, de las obras del pasado,, ésta será aquella en la que mejor se clarificó el significado de intuición. Mientras, en la presente respuesta, juzgamos haber expuesto un concepto aún más amplio y abarcante, K.H.). Solamente entre semejantes es posible haber comunicación y, para comprender el misterio que existe en las cosas, debéis saber descender al misterio que está dentro de vosotros”. Para la generalidad de los seres humanos, la intuición representa la consciencia más sublime – y aún rarísima – a la que puede tener acceso por ahora, siendo un lamentable producto de la ignorancia y de la falta de rigor (al final, de insuficiencia o superficialidad de estudio de la Filosofía Esotérica) las referencias livianas y banales que, a propósito de cualquier fenómeno psíquico, se le hacen.

386
P) De una parte de la respuesta anterior, deduzco que la obra de Pietro Ubaldi fue inspirada por el Maestro Koot-Hoomi. ¿Fue así efectivamente? R) Fue, efectivamente, Aquel que los esoteristas conocen por Koot-Hoomi la fuente superior inspiradora de las noúres (corrientes mentales) captadas por Pietro Ubaldi. En algunos casos, como en “La Gran Síntesis”, fue una transmisión de ideas más directa; en otros libros, tuvo Pietro Ubaldi que llevar a cabo el trabajo de la concretización del ambiente conceptual que emanaba de la misma fuente. Me gustaría referir que, no obstante, el mismo autor era, en la época, discípulo del propio Cristo Maitreya (cuando Éste aún tenía algunos discípulos que no fueran, ellos mismos, Maestros en el sentido técnico y riguroso). Por otra parte, os recuerdo que encontraréis en los relatos y circunstancias de la vida del propio Ubaldi muchas alusiones a un contacto definido con la entidad designada por S. Francisco de Asís – efectivamente, una encarnación, en el Camino del Discipulado, de aquel que conocéis por Koot-Hoomi.

387
P) ¿Pero, por qué motivo Pietro Ubaldi no transmitió la noción de que tenía conocimiento de la existencia de los Maestros de la Jerarquía? R) El gran mérito de la obra de Pietro Ubaldi fue el de referir y aplicar los mismos conceptos fundamentales de la Gupta-Vidyâ (o Sabiduría Esotérica) oriental con una terminología distinta, menos exigente y, por eso, más comprensible para cierto tipo de mentalidades, más llamativa y susceptible de captar la adhesión del cristiano común (pero que anhela una luz más clara) y, sobre todo, de los espiritistas – lo que era muy importante pero que sólo parcialmente se consiguió, debido al sectarismo y al estrecho entendimiento de muchos de esos destinatarios. Así, se determinó providencialmente una forma de presentación de ciertas realidades superiores que pudiese ser aceptada por ese tipo de personas. Hablar de Cristo o hablar de “Su Voz” era aceptable; hablar de la Jerarquía de los Maestros de Sabiduría sería extraño y crearía resistencias o, entonces, una interpretación que tendería a reducir a los Maestros a simples espíritus más o menos bondadosos (teniéndose que evitar ambas cosas). No obstante, existen pasajes en los libros y en la correspondencia de Pietro Ubaldi que, si se observa atentamente, revelan una referencia a la Jerarquía y/o a la relación MaestroDiscípulo, que él no ignoraba en absoluto y de lo que, abstractamente, tenía pleno conocimiento. Así, en una carta dirigida a algunos hermanos sudamericanos, escribió Ubaldi: “Por encima de nosotros, que luchando y sufriendo sembramos, una falange de puros espíritus nos extienden los brazos para alentarnos y ayudar”. En el libro “Ascesis Mística”, (En el capítulo X de este mismo libro, se encuentra una referencia, con diferente forma terminológica, a los Planos de substancia universal y correspondientes Principios humanos de lo que se habla en las obras teosóficas, antroposóficas, rosacrucianas y de Alice Bailey, K.H.), se puede encontrar el siguiente pasaje: “Los seres se dividen y reúnen según jerarquías. Cada cual se pone, en virtud de su peso específico, en su nivel natural, inviolablemente. Ellos se ven, se hablan y se escuchan. Voces y luces, de Plano a Plano, descienden y suben: porque lo Alto tiene sed de darse, como el Plano inferior tiene sed de ayuda. Esta es la Ley que impera en toda parte y en todo nivel. Así todo se distingue por individuaciones inconfundibles y todo vuelve a reunirse y a hermanarse en la misma luz y en el mismo cántico. Al apelo del débil responde un eco bondadoso; gracias a la bondad de lo Alto, hay siempre una dádiva para ofrecer. Ayudarse recíprocamente, he ahí la Ley. La Luz irradia del Centro y transparece de esfera en esfera, a través de los seres que la componen”. En otra obra, “Las Noures”, se puede leer: “En lo Alto, como realidad objetiva y científica que yo siento, se encuentra un coro de jerarquías que gravitan, de esfera en esfera, en la gran luz de Dios; hasta los Planos inferiores se prolonga la jerarquía y la Tierra recibe las irradiaciones de lo Alto y es guiada”. Para finalizar, citaré de “Un Destino Siguiendo a Cristo” dos elucidativos textos: “Esta relación se puede comparar también a aquella que existe entre Maestro y Discípulo. Pero, en ningún caso, una de las personalidades se apropia de la otra y a ella substituye. Sin embargo, la diferencia de nivel evolutivo no impide la aproximación y la colaboración que se realizan siempre con el mayor respeto por la personalidad del otro. El Maestro transmite y fecunda, pero no se apropia por ese hecho del Discípulo, ni le substituye.”; Para mí, Cristo representa el ideal, el modelo que la evolución me presenta y propone que se realice en el retorno al Sistema. Podré decir: es mi tipo, como para otros individuos existen otros padrones, adaptados cada uno al propio temperamento y especialización personal. Visto que el discípulo del que Me sirvo para transmitir esta respuesta conoce ampliamente, y desde hace muchos años, la obra de Pietro Ubaldi, podrá el añadir otras citas del mismo autor donde se pueda entrever la alusión al concepto de la Jerarquía, (1) Del libro “Problemas del futuro”: En cada mundo hay un continuo descenso de seres superiores, que bajan de las esferas más altas... y, soportando infinitos dolores, enseñan, educan, revelan, dan testimonio de Dios. De Cristo para abajo. ¡Cuántos profetas, genios, héroes, mártires han traído a la Tierra la voz de los Cielos!; del libro “Problemas Actuales”: Hay, al fin, los espíritus superiores. Estos, raramente descienden a la tierra, que no es su mundo... Entonces, Él es un Maestro que viene para enseñar, y sufre solo por amor a la Humanidad. Con plena consciencia, Él escoge el tiempo, el lugar, la matriz en la que nacerá en la Tierra. Su encarnación es un acto de sacrificio. Su descenso a la prisión de la carne, apropiada a almas poco evolucionadas como las humanas, en su prisión más dolorosa. Por

estar Él tan adelantado en el camino de la evolución, ya se desligó de la rueda de la muerte y del renacimiento. El Plano de la vida humana ya fue por Él vivido, hace mucho tiempo, en un pasado muy remoto. Fruto de innumerables existencias de vida pura y recta, su mente es iluminada por la clara visión de la Ley, de la cual se torna obrero al servicio de Dios. Del libro “La Gran Batalla”: “Deben existir, pues mundos de mayor progreso, en los que el Evangelio, con sus principios de convivencia fraterna, debe constituir una posición ya alcanzada, una realidad vivida y no una lejana meta a alcanzar, una realidad futura. Los compañeros del evolucionado están en esos ambientes y la distancia espacial no puede impedir que ellos permanezcan espiritualmente vecinos. Él se mantiene en comunión con estas grandes colectividades espirituales...” y también “... en el Plano del evolucionado, el nivel de organización desconocido en el precedente estado inferior, hace del trabajador una colaborador, jamás un siervo; un compañero inteligente y de buena voluntad para sus superiores, todos igualmente interesados en el éxito de la misma obra”; del libro “Evolución y Evangelio”: “Así, podemos comprender la imagen bíblica de la escalera de Jacob como una intuición del proceso evolutivo. Los seres se encuentran escalonados en varias alturas, en cuanto Dios los aguarda en la Cima. Corresponde esto perfectamente a la concepción de la existencia en Planos superpuestos, desembocando la inferior en la Superior. Cada Plano representa una etapa de la transformación, en la que la evolución hace una parada. Es por eso que cada Plano es dirigido por una ley propia diferente, justamente porque representa una forma distinta de existencia, que así es por encontrarse más o menos distante de la meta final, que es Dios”.

388
P) ¿En qué porcentajes está desenvuelto el intelecto humano? R) La 5ª Raza-Raíz, más incisivamente, su 5ª sub-Raza indujeron el desenvolvimiento mental propiamente dicho de la Humanidad. Sin embargo, solamente en estas últimas generaciones el intelecto humano sufrió un considerable incremento de su potencialidad. Los niveles son muy variables del individuo para individuo, dependiendo del grado evolutivo, de las líneas de Rayo y, en el ámbito de una específica Personalidad, de los estímulos socioambientales, de la cultura de base, del mantenimiento de una definida actividad intelectual, etc. En términos globales, podemos decir que, considerando apenas el nivel de la menta concreta, la Humanidad no llegó aún al 25% de su potencialidad; que, considerando también la mente abstracta y su relación con la intuición (o razón pura), no alcanzó siquiera el 2% (en términos globales).

389
P) ¿Existe una forzosa correspondencia entre memoria e inteligencia? R) Si entendemos memoria en el sentido común, básicamente dependiendo del mecanismo físico, aunque bajo coordinación de la mente, la respuesta es no. Constituye claro, un precioso instrumento y base de la actividad intelectual pero es manifiesto que hay personas dotadas de mucha inteligencia y de poca memoria (embora sea preferible que las dos coexistan)y vice-versa. Un cuerpo físico del 3º Rayo (sobre todo si está coordenado por una mente del mismo Rayo y por un Alma del 2º Rayo) facilita una memoria tendencialmente más poderosa. Existe, entre tanto, una memoria más oculta o profunda, que es patrimonio del Alma. A esta memoria (que, básicamente, es independiente de la memoria física) tienen los individuos un acceso tanto más fácil y amplio cuanto mayor fuera su grado evolutivo (y luego, también, su inteligencia). Un verdadero iniciado va a buscar a esa memoria oculta su exponenciada capacidad para adaptarse a las más distintas circunstancias y para iluminar y agilizar su entendimiento sobre cualquier tema que le sea propuesto o que quiera descifrar.

390
P) ¿Cuándo alcanzará, nuestra Humanidad, su máximo desenvolvimiento mental? R) En términos globales, su potencialidad mental estará plenamente desenvuelta al final de la 5ª Ronda. A partir de ahí, el intelecto solamente se apurará como instrumento directo y consciente de los llamados 6º y 7º Principios (Buddhi o Intuición y Âtma o Voluntad Espiritual, respectivamente), que son superiores a él.

391
P) ¿Pueden tener los Maestros discordancias entre sí? R) En los Planos donde los Maestros tienen focalizada su Consciencia, se forma una armónica Unidad. Así, Ellos pueden (a pesar de su excepcional Sabiduría, son Seres relativos) tener irrelevantes diferencias de puntos (o prismas) de apreciación pero básicamente son uno en Su interpretación y vivencia de las realidades; sin embargo, cuando parcialmente “divergen” (en un sentido muy diferente de las divergencias humanas), no existe oposición y, si, complementariedad.

392
P) Se oye, a veces, que alguna persona sustenta que un Maestro puede tener millones de discípulos. ¿Qué podéis decir sobre estas afirmaciones? R) Es una afirmación totalmente insensata, revela una gran falta de sentido de las proporciones y una clara incomprensión del trabajo y de la naturaleza de un Maestro. Desde luego, conviene aclarar que, en este punto de la Evolución, no existen millones de discípulos, ni siquiera un número mínimamente aproximado (en verdad, no son más que unos pocos millares). Siendo así, mucho menos alguno de los Maestros, por Sí, solo, puede tener tal cantidad de discípulos. Por otro lado, un Maestro, aunque para vosotros represente un ideal de Perfección, no es un ser absoluto y omnipotente. Si tuviera millones de discípulos, ¿cómo podría cuidar útil y adecuadamente de todos y aún dedicarse a todos los otros trabajos, (sobre estos trabajos, ver la respuesta nº 327), que le están confiados.

393
P) En el futuro, cuando el conjunto de la Humanidad haya evolucionado considerablemente al punto de que la mayor parte haya alcanzado el nivel de consciencia equivalente al grado de discípulo aceptado, ¿cómo se procesará la aceptación de los mismos (en número tan grande) por parte de la Jerarquía de los Maestros? R) El vigente proceso tiene que ver particularmente con la 4ª y 5ª Razas-Raíz. Siendo cierto que todo evoluciona y se adapta en el Universo, también en este caso se aplicarán (en ese futuro todavía muy lejano) fórmulas adecuadas a las nuevas condiciones evolutivas de la Humanidad.

394
P) ¿Quiere decir que los niveles de consciencia que se van alcanzando y que hoy corresponden, cada uno de ellos, a sucesivas iniciaciones se conquistarán bajo otras formas o formalidades? R) Si. En un futuro todavía distante, los procesos iniciáticos que hoy caracterizan y acompañan esas conquistas de consciencia se alterarán muy significativamente (así como los actuales son distintos a los vigentes en ciclos pasados). Será necesario un más amplio nivel de consciencia para que un individuo se torne discípulo, para alcanzar la Iniciación, para llegar a ser Maestro de Sabiduría, etc. (Sobre esta cuestión, ver igualmente la respuesta nº 322).

395
P) ¿Existen actualmente (1997) Maestros encarnados en el Plano Físico Denso de nuestro planeta? En Caso afirmativo, ¿en qué locales geográficos? R) Existen algunos (pocos) Maestros de la 5ª Iniciación encarnados en cuerpo físico denso pero, en este momento, no sería conveniente dar datos sobre su localización, pues eso podría provocar ilusiones o, por lo menos, especulaciones que consideramos indeseables. Basta decir que habitan en varios continentes. Por lo demás, no podemos dejar de decir que, teniendo en cuenta la naturaleza de Su trabajo y Su comportamiento exotérico, sería imposible reconocerlos por signos externos. En Su vida externa, no son instructores o líderes espirituales, aunque sean verdaderos Sabios y Maestros Ocultos, actuando como tal de forma invisible y, sobre todo, en los Planos Internos.

La mayoría de los Maestros de la Jerarquía, sin embargo, ocupan un vehículo etérico como cuerpo más denso, no solo por la especial hostilidad de las condiciones vibratorioambientales de los tres niveles inferiores del Mundo Físico como, especialmente, porque en esta hora Su acción en los Subplanos etéricos Les permite inducir, catalizar, ampliar y trabajar de manera más adecuada la gran red energética con la que actualmente lidia la Humanidad, como resultado de su progreso en los dominios científicos.

396
P) En las últimas décadas hemos asistido a la aparición de varios Gurús Hindúes que aceptan (o incluso incentivan) ser objeto de las mayores honras y faustos. ¿Son ellos verdaderamente Mahatmas, Maestros o hasta Avatares, como pretenden? R) No, muy lejos de eso. Ningún verdadero Maestro se sienta en un trono a ser contemplado o adorado por sus (irreflexivos) seguidores; ningún verdadero Maestro se comporta como un milagrero o como un prestidigitador, con trucos propios de fakires (que super abundan en la India, como ya fue denunciado por Helena Blavatsky), con pseudomaterializaciones de joyas para impresionar a adoradores del dios-dinero, con patéticas y alienantes panaceas; ningún verdadero Maestro pretende movilizar legiones de devotos fanáticos para prestar cultos y honras a su persona.

397
P) Todos los líderes de las llamadas escuelas esotéricas, ¿son iniciados como habitualmente se pretende aparentar? R) No, por el contrario, poquísimos son aquellos que tienen ese estatuto y muchos no son siquiera discípulos o probacionarios. Reparad que Nos referimos aquí a la legión de Escuelas o Grupos que se autodenominan “esotéricos” o “iniciáticos” (o con calificativos semejantes) y que raramente merecen esos títulos. Si nos refiriésemos a Escuelas o Grupos auténticamente esotéricos (aquellos que tienen legitimidad en los niveles internos, una comprensión esencial del Plano en el que pueden colaborar, una Sabiduría fuertemente fundamentada y, además, un trabajo de alcance mundial), que aún son rarísimos, entonces la respuesta sería bien diferente: los pioneros que les dieron (o les dan) vida e impulso, luz y verdad, son siempre discípulos aceptados y casi siempre iniciados (por regla general, de las 2ª, 3ª o 4ª iniciaciones). Los líderes de las generaciones siguientes de esas mismas instituciones, normalmente, tienen un estatuto evolutivo menor (iniciados de 1º grado o, raramente, de 2º grado, en algunos casos; discípulos aceptados o probacionarios, en otros; niveles todavía inferiores cuando el impulso original se pervirtió completamente o casi por entero). Por lo expuesto, esperamos haber dejado patente, una vez más, cuan fuera de lugar están los pomposos y exhaustivos calificativos de “iniciáticos” de innumerables grupos, escuelas y organizaciones dichas “ocultistas”, así como la cantidad de organizaciones de dudosa utilidad que existen en el campo esotérico.

398
P) Se puede deducir por lo anteriormente expuesto que la iniciación es difícil de alcanzar, ¿es así? R) En el estado actual de la Humanidad, es inmensamente difícil de alcanzar, por eso es que tan pocos la alcanzaron, (Sobre este tema, ver igualmente la respuesta nº 19). Para conquistarla no basta el simple buen carácter o las tendencias caritativas; no basta una simple curiosidad o un estudio prolongado de la Ciencia Esotérica pero destituido de la verdadera comprensión interior; no basta cualquier tipo de erudición ni repetir reglas y preceptos de la llamada (tantas veces incongruente y abusivamente) “Tradición”. Es necesario (y me refiero sólo a la 1ª Iniciación) un notorio desenvolvimiento de la mente abstracta, una definida y comprobada consagración al servicio mundial, una capacidad de influir relevantemente (aunque de modo invisible) en el progreso evolutivo de la Humanidad, un poder adquirido de penetrar en la esencia de los seres y de las cosas – en resumen, una grandeza de alma, una luz interior, una Sabiduría práctica muy por encima de la media de la Humanidad (incluyéndose ahí la casi totalidad de los que deambulan por las organizaciones esotéricas, incluso hasta las mejores constituidas).

399
P) Pero Helena Blavatsky, Annie Besant, Rudolf Steiner, Max Heindel, Alice Bailey, Pietro Ubaldi, Helena Roerich, Sri Aurobindo, ¿no eran verdaderos iniciados? R) Si, todos los incluidos en esa relación son iniciados (aunque en grados diversos).

400
P) ¿Por qué hay tantas incongruencias (y, a veces, tan increíblemente chocantes) en la actitud y en los comportamientos a lo largo de la vida física de los mayores exponentes de la espiritualidad que nos dejaron (algunos de ellos) un legado espiritual y doctrinas (conceptuales) del mayor valor? R) Una energía impetuosa corre inevitable y constantemente por esos seres, en equivalencia a su potencia evolutiva, junto con el caudal inherente a la misión que cargan sobre sus hombros en la vida que transcurre. Con alguna frecuencia, sin embargo, en las primeras etapas de su vida, esa energía no es plenamente dominada y correctamente dirigida, pudiendo suscitar un temporal desequilibrio o exceso. Ese fue, paradigmáticamente, el caso de San Pablo. Entre tanto, incluso superada esa primera fase, pesada es la responsabilidad de los grandes Obreros del Espíritu y enorme la tensión necesaria para llevar adelante un trabajo de esplendorosa creatividad, de propósito vasto y abarcante, de tenor arrojado y pionero. Sin una portentosa energía propulsora, que pasa por ellos – y que el hombre común no conoce ni puede comprender – nunca su valiente y valioso trabajo podría llevarse a cabo. Tal energía, de voltaje eléctrico tan poderoso y continuo, arrasaría a casi la totalidad de los hombres, incluyendo al común de los espiritualistas que, viviendo en una relativa inercia y sin tales misiones, se pueden jactar de su (letárgica) flema y serenidad, (Pero raramente conservada cuando verdaderamente es puesta a prueba, K.H.), en el caso de los grandes servidores, se puede verter en un pujante y maravilloso Servicio pero, aún así, a costa de mucho sufrimiento y de una natural fricción con un medio circundante comparativamente denso e inerte (y, por eso, hostil y agresivo). Se hace, entonces, necesario aliviar esa tensión a través de las más diversas formas – no todas perfectas, claro (ya que tratamos de discípulos y no de Maestros).

401
P) Siempre que cambia la polarización de un centro (chakra) inferior del cuerpo etérico para el chakra superior correspondiente, ¿pasa el ser humano a vivenciar un nuevo y más elevado estado de consciencia? ¿Ese cambio está acompañado – o precedido – de dolor en el cuerpo físico? R) La referida mudanza es efecto (y, no, causa) de la conquista de un estado de consciencia más elevado pero, por otro lado, una vez concretizada, permite una más fácil, desimpedida y potenciada (reparad bien en cada una de estas palabras) vivencia de esa nueva consciencia. Tales procesos si se dan naturalmente, en el debido momento evolutivo, y en condiciones normales del cuerpo físico y de vitalidad del sistema nervioso, no implican dolor físico.

402
P) ¿No se reviste la palabra “ocultista”, a veces, de un significado poco agradable? A él o bajo su nombre se asocian todo tipo de curanderos, brujos, astrólogos y videntes de baja categoría, etc.. R) Es propio del ser humano desvirtuar el sentido de las más sublimes y sagradas palabras. Cualquier otra que se use en lugar de “Ocultismo” corre ese riesgo – en verdad, eso siempre aconteció. La única cosa que podemos y podéis hacer es continuar a esclarecer que el Ocultismo (o Esoterismo) es la ciencia del mundo interno de las causas, valores y significados, la ciencia del Alma de todas las cosas, que subyace y de donde derivan todos los fenómenos y formas externas; continuar a esclarecer y a poner de manifiesto que es una Sabiduría vastísima e insuperablemente seria y benefactora, que sólo puede asentarse sobre elevados y exigentes principios éticos y que, en su puro y original concepto, no se puede confundir con prácticas o pretendidos conocimientos de vulgares charlatanes que se aprovechan de la credulidad

ajena.

403
P) Para un mundo como el actual que, mayoritariamente, aún no tiene bases para interesarse definidamente por la Sabiduría Oculta, ¿cuál es el paso más importante y en qué hay que poner el énfasis para la elevación de las consciencias y para la mejora de las relaciones humanas? R) La encendida y tenaz lucha para erradicar el egoísmo; la presentación clara a las conciencias humanas de lo que son y de lo que significan muchas formas de egoísmo y de separatismo y la perspectiva de sus nefastas consecuencias de lo cotidiano, impidiendo la realización del bien general (y, en él, del propio bien individual). Más que la educación académica, más que el impulso al desarrollo de sus inteligencias, la educación ética, con fuerte incidencia en la cuestión del egoísmo y del bien de todos y de cada uno – cuestión vastísima y llena de implicaciones prácticas que reformularían, desde la base, el día de las poblaciones -, es el polo fundamental en la construcción de una saludable y equilibrada ciudadanía planetaria.

404
P) Cerca de un año después de que, en el Volumen IV de “Las Nuevas Escrituras” (Enseñanzas de Maitreya), el Señor Cristo-Maitreya haya presentado el plan del Día del Perdón (o semana de la Reconciliación) para el final de 1999, el Papa comenzó a aludir a la importancia del perdón y lo relacionó con la transición del milenio. Algo semejante ha sido presentado por el Dalai Lama. Por otro lado, también posterior a la publicación de aquel libro, se ha sabido que ha quedado marcado un “Congreso Mundial de Perdón y Reconciliación” (literalmente) para realizarse en Jerusalén, entre el 29 de Diciembre de 1999 y el 5 de Enero del 2000, reuniendo a cristianos del mundo. ¿Cómo se puede interpretar estos hechos aparentemente relacionados entre sí? R) Los contenidos transmitidos en los libros inspirados, incluso cuando no existe valor (u, otras veces, la necesaria prudencia) para aceptarlos pública y abiertamente, pueden llegar por vías inusitadas y que consideráis extraordinarias o improbables – y, de hecho, eso acontece -. La Mano Divina puede mover muchos más hilos que los que las pequeñas mentes humanas son capaces de ponderar... Cuando veis que las ideas expuestas en los libros son rápidamente reproducidas por líderes religiosos o pensadores de los campos sociales o económicos, transformadas en slogans políticos o en obras de vertiente artística, disponéis de un elemento más para reflexionar sobre su importancia y capacidad de influencia. Así también es en lo que respecta a la Semana de la Reconciliación. Los Maestros de la Gran Fraternidad Blanca y Sus discípulos más próximos, en un superior trabajo de Magia Blanca, conciben y precipitan sobre los mundos humanos poderosas formas mentales luminosas, cuyo contenido pasa a ser susceptible de ser captado (más o menos perfectamente) por diferentes personas, en cualquier punto del planeta. La maravillosa idea de la Semana o Día del Perdón es una de esas realidades. En los Planos más sutiles, puede ser vista como un inmenso y deslumbrante multicolorido y luminoso pensamiento-forma. Él es sostenido por la prodigiosa energía de Amor del Avatar Maitreya (ayudado por algunos Maestros del 2º Rayo) y alimentado por la energía de la cristalina dedicación de muchos discípulos y también, nominadamente, por todos los que, de corazón alegre y puro, se rejubilan con esa idea, al tomar contacto con ella a través de la lectura de la obra mencionada. Vale la pena recordar la afirmación de que estamos ante uno de los puntos capitales de la vigente Manifestación Crística (iniciadora de la Era de Acuario y del 7º Rayo).

405
P) Hasta hoy, ¿cuál fue el día y por qué, en el que colectivamente se dio la mayor contribución, por parte de la Humanidad, para la evolución planetaria? R) No podemos señalar individualmente un día pero podemos referir, en lo que respecta a los Planos del Alma, el presente ciclo de asunción del impulso para la desaparición de las discriminaciones raciales y de los separatismos tribales o nacionalistas (y, consecuentemente de civilizaciones y religiones); en relación al Mundo Físico, los grandes momentos colectivos de comunión y de voluntad universalista que, en este siglo, sobre todo, en los últimos años,

unieron multitudinariamente a los más diversos pueblos en un deseo de solidaridad y en un anhelo de un mundo más digno y más fraterno. Así fue, porque el separatismo es realmente el germen de todos los pecados, de toda ilusión, de toda lucha y de todo dolor, luego, no existe ningún bien más precioso que aquel que adviene de su superación. Entre tanto, miremos para el futuro y formulemos un voto, en el que está contenido una convicción – que, dentro de poco tiempo, verdaderamente, podamos responder a esa pregunta diciendo: “El Día del Perdón”. RESUMEN DE LOS LIBROS ANTERIORMENTE PUBLICADOS POR EL CENTRO LUSITANO DE UNIFICACIÓN CULTURAL. LAS NUEVAS ESCRITURAS, VOL. I – Obra compuesta por cinco libros (El Libro de la Anunciación, el Libro de la Invocación, el Libro del Mañana, el Libro de la Comunión, el Libro de las Estrellas) reunidos en un solo tomo. Fue publicado por primera vez en Abril de 1988, contando actualmente con la 5ª edición en lengua portuguesa. Esta obra ya ha sido publicada en castellano, francés e inglés. Libro de un universalismo sin par, profundamente inspirador y que apela a la intuición, toca y sensibiliza lo más profundo de nosotros. Al mismo tiempo que eleva, hace más evidente, más factible, la certeza del prometido Reino de Dios – el Cielo en la Tierra -. Contiene la gran Revelación de las próximas manifestaciones Avatáricas – principalmente del Cristo Maitreya – comenzando a desvelar todo un plano mesiánico, en sus modos, circunstancias tiempos y lugares. Dada la inminencia del reaparecimiento del Cristo (y del advenimiento de la Nueva Era) y la necesaria preparación para ello, diversos instrumentos de servicio son aquí proporcionados. Los diversos Maestros de Sabiduría y Seres de Luz que firman los casi 80 mensajes que integran esta obra aprovechan, además, la oportunidad para transmitir toda una serie de enseñanzas y de incentivos para evolucionar y servir.
Nº de páginas: 276

LA REENCARNACIÓN DESVELADA – Aparte de una breve introducción que presenta, en términos simples pero rigurosos, el concepto general de la Reencarnación, la forma en que es encarada por las diversas religiones y las consecuencias prácticas de su aceptación como realidad, está compuesta por la presentación de los transcursos encarnativos completos de 6 individualidades a lo largo de 2500 años. Fue publicada en Diciembre de 1998 y su 1ª edición está ya agotada.
Nº de páginas 196

NUEVOS DIÁLOGOS HERMÉTICOS – Esta obra está constituida por un conjunto de más de 300 preguntas formuladas por discípulos y respondidas – en términos simultáneamente clarificadores y sintéticos – por algunos de los Maestros de Sabiduría. Las cuestiones y respectivas respuestas versan sobre los más diversos temas, agrupados en nueve capítulos: De la Humanidad, Del Karma, De la Tierra y Del Cosmos, Del Logos, De la Sociedad, De la Salud, De la Ciencia, Del Cristo y De la Espiritualidad, De la Sabiduría Oculta y Otras preguntas. Aclara y presenta de una forma propositadamente simple y, al mismo tiempo exacta, diversos puntos de vista de la Eterna Sabiduría. Publicado en Junio de 1989, su 1ª edición ya está agotada.
Nº de páginas 128

SEMILLAS Y PERLAS – Es un volumen que engloba dos libros distintos: “Semillas del Jardín de Morya” y el Vol. I de “Perlas de Luz”. El primero está compuesto por una serie de más de 300 Semillas de Luz, de Sabiduría y Belleza. Ellas invitan a la meditación y están destinadas especialmente a desarrollar el pensamiento abstracto y la intuición. Llevan consigo, también, la energía de la Voluntad y del Sublime Entusiasmo que son característicos del Maestro Morya. “Perlas de Luz” es una colección de mensajes transmitidos a lo largo de los años a un pequeño número de discípulos por diversos Maestros de Sabiduría. Los innumerables temas abordados, aunque han sido dirigidos a individuos o a un pequeño grupo de discípulos, son de interés general y resultan profundamente inspiradores. En lengua portuguesa, fue publicado en Diciembre de 1989, contando ya con la 2ª edición. Está publicado en Castellano e inglés y será en breve en francés.
Nº de páginas 128

LA ESENCIA DEL ARTE – Editado en Junio de 1990, se trata de un ensayo filosófico sobre el Arte, en sus varios aspectos y está presentado en un lenguaje sintético y desprovisto de cualquier ostentación vana de erudición. A lo largo de sus 5 capítulos se ocupa de temas fundamentales, tales como: el proceso artístico e inspirativo; la definición del Arte; Realismo,

Subjetivismo y Objetivismo (enfrentando el problema gnoseológico, la teoría del conocimiento); la cuestión de los valores, nominadamente estéticos; la relación entre la Belleza y la Verdad, la Bondad y la Justicia y sus respectivas disciplinadas. Pero, sobre todo, revela el 2º Aspecto Macrocósmico y Microcósmico: el Hijo, el Verbo, la Luz, el Alma, el Cristo.
Nº de páginas 120

INTRODUCCIÓN A LA SABIDURÍA Y TÉCNICAS GRUPALES – Esta obra está compuesta de un conjunto de lecciones, de una gran elevación y profundidad, transmitidas por el Maestro Trasgo (o Teofrasto) acerca de la forma, existencia y modos de actuar y trabajar en grupos de servicio, considerados éstos como fundamentales y básicos para el real advenimiento de la Nueva Era. Está dispuesto en 20 capítulos teóricos y 10 prácticos, consiguiendo de igual manera alcanzar las alturas de mayor abstracción como presentar y solucionar problemas concretos y formas de acción en la vida grupal. Fue publicado en Diciembre de 1990 y está ya traducido y editado en lengua española.
Nº de páginas 136

LAS NUEVAS ESCRITURAS, VOL. II – Mensajes de los Avatares Invisibles – En esta obra se continua la revelación iniciada en el 1º Volumen de la misma obra, presentando en conceptos de la mayor profundidad y de exponencial sabiduría en un lenguaje radicalmente nuevo. Contiene un conjunto de enseñanzas del Avatar de Síntesis – Ajax – y del Espíritu de Paz – Azembor o Patanjali – los dos Grandes Seres que juntamente con Maitreya forman la Trinidad de los Avatares que vienen de la Casa del Padre y, en este final de siglo, están actuando en nuestro planeta en sintonía con el Avatar Grupal. Una extensa introducción, del Maestro Saint-Germain, hace una notable síntesis del desarrollo del Plan de la Jerarquía en los últimos siglos como en un futuro próximo. Es un libro absolutamente sin par, que presenta las enseñanzas de una nueva forma, en frases sintéticas de una profunda riqueza, con palabras rigurosamente escogidas, no solo reveladores de ideas y conceptos como, también, transmisoras de energía. Fue publicado en Junio de 1991, contando ya con la 3ª edición. Está ya traducido al español, inglés y francés.
Nº de páginas 176

PERLAS DE LUZ, VOL. II – De contenido idéntico al 1er. Volumen (incluido en Semillas y Perlas), añade, no obstante, mensajes que se hallan fechados, otorgando gran parte de ellos, muy recientes, un importante marco y estímulo para el Servicio, de acuerdo con el momento, las necesidades y el plan jerárquico del presente. Los distintos temas, muy universalistas, son abordados en un lenguaje vibrante e inspirador. En el final, se encuentran algunas notas que ayudan a conocer mejor y a reconocer a los excelsos Maestros que transmitieron las comunicaciones. Fue publicado en Octubre de 1991 en portugués y se encuentra ya editado en español.
Nº de páginas 176

EN EL TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO – Salió a la luz del día en Abril de 1992 y presenta una enseñanza de enorme profundidad con incidencia en las más diversas áreas: de la cosmología a la medicina, de la física a la ecología, de la química a la magia, de la genética a la numerología, de las manifestaciones avatáricas a la astrología, de la alimentación a la psicología y al desarrollo evolutivo. Retomando los diversos dominios del esoterismos, los aborda con un lenguaje moderno, pujante y policromado, incluyendo al mismo tiempo notables y nunca antes adelantados puentes para la llamada ciencia. Son, además, presentados innumerables consejos prácticos, especialmente sobre la salud. Constituye, así, un verdadero libro de texto (tal vez en la línea de “La Doctrina Secreta”, “Un tratado sobre el Fuego Cósmico” o “La Gran Síntesis”) que explica las leyes que rigen el mundo de la forma – el Templo del Espíritu Santo. Es el resultado del trabajo de algunos Maestros y discípulos bajo la orientación del Avatar de Síntesis. Acaba de ser editado en lengua española.
Nº de páginas 260

LAS NUEVAS ESCRITURAS, VOL. III – El Tiempo de las Multitudes – Editado en Octubre de 1992, completa y actualiza la revelación comenzada en los volúmenes anteriores de esta obra. En un lenguaje muy claro, describe y explica el proceso de las manifestaciones avatáricas, el descenso progresivo del Cristo Maitreya a los planos más densos y los

resultados ya verificados y previsibles, a nivel individual y colectivo. De una forma al mismo tiempo objetiva e impresionante diseca algunos de los problemas, obstáculos, ilusiones y conceptos erróneos que afectan a los medios espirituales para, presentando un nuevo camino, apuntar la necesidad de com-prender la naciente Edad del Espíritu Santo y de construir el Tiempo de las Multitudes - “de las multitudes a invocar y a canalizar la luz, a mover la marcha del planeta, a protagonizar un papel activo en la evolución, a formas una poderosa fuerza magnética precipitadora de los arquetipos y de las realidades preexistentes en los planos superiores..”. Para eso, son generosamente proporcionados varios consejos y sugestiones de índole práctica. Constituye este 3º volumen, en su conjunto, una referencia notable para un nuevo abordaje del esoterismo. Es un libro transmitido por el Maestro Kutumi (Koot-Hoomi) que contiene una introducción del Maestro Saint-Germain y algunas palabras finales de los Señores Ajax, Azembor, Maitreya y Gautama. Está editado ya en español, francés e Inglés.
Nº de páginas 208

PERLAS DE LUZ, VOL. III – Obra que ofrece más un con-junto de inspiradores e instructivos mensajes transmitidos por varios Maestros de Sabiduría, sobre una amplia variedad de temas. Revelando la misma belleza y elevación de las comunicaciones de los volúmenes anteriores, los mensajes incluidos en este tomo presentan, con todo, una mayor incidencia práctica. Fue publicado en Marzo de 1993 y está ya traducido al español, lengua en que será próximamente editado.
Nº de páginas 176

POEMAS MÍSTICOS – Es una antología de varias decenas de poemas de carácter espiritual, en la que se mezclan los trabajos de cuatro autores de estilos diferentes aunque complementarios. En su conjunto, revelan no sólo una visión inclusiva del mundo y el sueño de una Nueva Tierra, como representan el testimonio expreso de caminos recorridos y experiencias realizadas en el dominio del esoterismo. Este libro tiene, además, un Glosario de términos alquímicos y de otros símbolos esotéricos. Elaborado para facilitar la comprensión de uno de los poemas, puede, además proporcionar elementos que faciliten el acceso a la Filosofía Hermética. Fue publicado en Agosto de 1993.
Nº de páginas 176

NUEVOS DIÁLOGOS HERMÉTICOS, VOL. II – La Ley Universal del Amor – Publicado en Enero de 1994, este libro es profundamente esclarecedor e instructivo. De lectura fácil y atractiva, esta obra está constituida por más de 200 preguntas formuladas por discípulos y estudiantes de la espiritualidad y por las respuestas dadas por los instructores del Mundo: los Maestros Kutumi, Jesús y Lanto. El tema central de este 2º Volumen de los diálogos es el Amor, aborda sus más diversas implicaciones y consecuencias: desde la religión a la filosofía, del arte a la política, de la ética a la educación, de la ecología a la salud, de la alimentación a los hábitos sociales y cotidianos, etc.
Nº de páginas 128

INTRODUCCIÓN AL SUM – Una Nueva Palabra Sagrada – Además de la revelación de una palabra sagrada que se une a las primicias de un nuevo ciclo y que se destina a ser utilizada por discípulos en ciertos trabajos de Magia Blanca, se encuentra en este libro una síntesis del significado macrocósmico y microcósmico del sonido. A lo lago de la exposición, que se desenvuelve en siete capítulos, además de desarrollar los temas arriba referidos, son hechas muchas y variadas aclaraciones, resultando de todo ello el contenido profundamente instructivo de esta inspiradora obra, la que se debe al impulso de los Maestros Morya y Djwal Khul. Fue editado en Abril de 1994.
Nº de páginas 116

EL ADVENIMIENTO DEL HOMBRE UNIVERSAL – La base de esta obra es una conferencia del Centro Lusitano de Unificación Cultural a que se sumaron un peque Glosario, diversas notas enriquecedoras y una importante introducción. Se describe, a la luz de los conocimientos de que el Centro es depositario, todo un Trabajo de ámbito mundial, esotérico pero con repercusión exterior, que ha venido a ser hecho y que ya se revela en algunos de sus desarrollos futuros. Como corolario, se indica la dirección inequívoca del surgimiento del Hombre Universal, síntesis de razas, naciones, culturas, civilizaciones y caminos espirituales. Publicado en Octubre de 1994.

Nº de páginas 128

SIETE LLAVES – Vida, Muerte, Amor, Dolor, Trabajo, Salud y Paz, - son, indudablemente, cuestiones clave con las que la Humanidad se enfrenta hace milenios y milenios, y que resumen muchos de sus problemas y anhelos. Sobre esta base encuentra justificación este libro que aborda – sin pretenderlos agotar – los referidos siete temas. Oscilando entre una mayor sencillez – por ejemplo, los capítulos del Dolor y la Paz – y una mayor complejidad – los capítulos de la Vida y de la Salud -, el objetivo de esta obra es trasmitir consideraciones útiles y principalmente inspirativas, que puedan ayudar a muchos en el Camino de la Evolución, de la Sabiduría y del Amor. Cada capítulo está ilustrado por magníficos e inspirados trabajos de pintores portugueses y españoles. La 1ª edición portuguesa fue publicada en 1996 y la segunda en 1999. Está ya editado en Español, Francés e Inglés y Ruso y será próximamente en Alemán.
Nº de páginas 160

EL SÉPTIMO CÍRCULO – La Corona de Libertad – Editado en Octubre de 1995, es un libro verdaderamente sublime, de la mayor belleza y fuerza inspirativa, así como profundamente instructivo sobre aspectos y tónicas esenciales de la Nueva Era del 7º Rayo, proyectando la Sabiduría inmemorial de los Maestros de la Gran Fraternidad Blanca en el presente y en el futuro que habremos de construir. Es una obra de universalidad y de síntesis. Representa, al final, más una joya de la literatura oculta transmitida por el Amado Maestro Morya. Su importancia reside no sólo en lo que revela, explica, ilustra y propone como, igualmente en las semillas de reflexión y meditación que nos deja, asimismo como en el estímulo a la investigación y al estudio, al Servicio y a la evolución individual y colectiva, a los que maravillosamente induce. Está ya traducido y publicado en castellano, inglés y francés.
Nº de páginas 176

LAS NUEVAS ESCRITURAS, VOL. IV – Enseñazas del Cristo Maitreya – Como el propio nombre indica, esta obra está integralmente constituida por Enseñanzas (mensajes) del Señor Cristo Maitreya y cuenta con la introducción hecha por el Maestro Saint-Germain. Este libro actualiza y clarifica el desarrollo de la presente Manifestación Crística; nos ofrece el importante instrumento de servicio que es la “Invocación Universal”, esa maravillosa síntesis de la vivencia del Cristo interno y de las tónicas fundamentales de la Nueva Era; sobre todo, asienta ya muchos pilares y vigas maestras de la Nueva Cultura y de la Nueva Civilización, en los más diversos sectores. Se trata, consecuentemente, de un libro para todos: religiosos y esoteristas, políticos y economistas, artistas y hombres de acción, psicólogos y sociólogos, intelectuales y devotos, estudiosos de la Ciencia Espiritual o personas simples pero de buena voluntad. Es en resumen, una obra de utilísima e inagotable sabiduría, un verdadero tesoro de la literatura espiritual y, seguramente uno de los libros más importantes hasta ahora editados. La 1ª edición portuguesa fue editada en Marzo de 1996 y la segunda, en Marzo de 2000. Está ya también publicado en español y francés.
Nº de páginas 224

PALABRAS DE ORO – El título de esta obra sintetiza perfectamente la esencia de su contenido, porque verdaderamente son palabras de oro las que expresan y desarrollan los conceptos, las ideas y las realidades de cada uno de los 75 mensajes que forman el libro. En él se abordan muy diferentes temas, muchos de ellos atemporales y eternos, otros más expresamente actuales, pero todos iluminando con su áurea luz el Camino. También se presenta un nuevo concepto, la Biosofía que, de ahora en adelante, será frecuentemente utilizado, explicado y desarrollado. Otro punto muy importante de este libro, que ya fue introducido en “Las Nuevas Escrituras, Vol. IV”, es la gran oportunidad del “Día del Perdón” o Día de la Reconciliación. Incluye retratos de los Maestros Jesús, Koot-Hoomi y Morya. Publicado en Noviembre de 1996 en lengua portuguesa, se encuentra ya editado en Castellano.
Nº de páginas 176

PARA UN MUNDO MEJOR – Esta obra surge como recopilación de diferentes conferencias dadas por el Centro. En él, de una forma clara y sencilla se exponen las bases fundamentales del Sistema Esotérico y se ofrece la visión del Mundo Mejor que podemos construir en este nuevo ciclo que ahora se inicia.

Nº de páginas 128

LUCES DE LO OCULTO – Preguntas con Respuestas – Con la publicación de estas “Luces de lo Oculto”, es ofrecido al mundo más un importante instrumento de estudio y esclarecimiento de innumerables y actuales cuestiones. Le debemos al Maestro Koot-Hoomi la superior inspiración de las respuestas que en este libro son dadas a las más de cuatrocientas preguntas que lo integran. Fue, evidentemente, necesaria la colaboración de discípulos que en Plano Físico (y en plena consciencia) sirvieron de mediadores para registrar por escrito las corrientes mentales emitidas por aquel maravillosamente sabio y amantísimo Maestro. Esos mismos discípulos no sólo formularon sus propias cuestiones como, también, reunieron y coordinaron las preguntas que, a lo largo del tiempo, fueron colocadas – oralmente o por escrito – por muchos otros hermanos, siendo, entonces, todo el conjunto sometido a la apreciación del Maestro para obtener las respectivas respuestas. La heterogeneidad de los temas, lejos de ser un obstáculo, representa justamente la garantía de que ésta es una obra para todo tipo de lectores, dado que difícilmente alguien no tendrá interés, por lo menos, por algunos delos temas abordados. La 1ª edición portuguesa de este libro se ha agotado en 3 meses y, de la segunda, casi no restan ejemplares.
Nº de páginas 308

LAS NUEVAS ESCRITURAS, VOL. V – LA INVOCACION UNIVERSAL – En este libro, el Maestro Djwal Khul explica profusa y sabiamente toda la energía, toda la riqueza, todo el profundo sentido de la Invocación Universal, poniendo en relieve la importancia de este maravilloso instrumento de servicio. Simultáneamente, trata de importantes conceptos de la Enseñanza Esotérica que, naturalmente, van desfilando a medida que comentan los 17 versos de la Invocación Universal. Atendiendo a los previsibles diferentes tipos de lectores de esta obra, tres de las cinco partes que la constituyen son destinados muy especialmente a cada uno de los siguientes géneros de interesados: Agnósticos de buena voluntad y juicio imparcial; Espiritualistas de todos los Credos; Estudiosos de la Ciencia Espiritual. Todo el libro está impregnado de asectarismo y universalismo, maravillosamente entrelazándose en él – y superiormente encuadrado – innumerables perspectivas de la inteligencia investigadora y de la Espiritualidad del ser humano. De esta manera, queda claramente ilustrada la extraordinaria multiplicidad de medios a través de los cuales el Plano Evolutivo se va desenvolviendo y demostrada y documentada la existencia de una Sabiduría perenne y universal. Publicado en Abril de 1999.
Nº de páginas 174

DOS GRANDES PIONERAS – HELENA PETROVNA BLABATSKY Y ANNIE BESSANT – Justicia, identificación y gratitud constituyen la razón de ser de este libro, que habla de la vida, del trabajo, del ejemplo y del legado inmenso de dos grandes pioneras, de dos mujeres extraordinarias: Helena Blavatsky y Annie Besant. Publicado en Diciembre de 1999 Nº de páginas 98

COLECCIÓN OMNIA
MIRAR OCULTO – Es un libro de Arte, con una cuidada edición. Cuenta con la reproducción de cerca de 60 cuadros del talentoso pintor Mario Ferraz, cada uno de ellos con inspiradoras y hermosas citas pertenecientes a la amplia obra del Centro y que han sido escogidas por el artista. En sus cuadros se puede encontrar no sólo una potente luminosidad sino también todo un mundo simbólico que evoca realidades de los planos transcendentales. Se trata de una edición bilingüe Portugués – Español. Nº de páginas 120 PIETRO UBALDI: PROFETA DE LA NUEVA ERA – Reflexiones – En esta obra, el autor, de una forma vívida y revelando una profundidad conceptual, en un lenguaje fluido y coloquial, realza, desdobla y adapta algunas de las grandes formulaciones filosóficas y científicas de uno de los mayores pensadores del siglo XX: Pietro Ubaldi. Nº de páginas 400 POR EL CAMINO DE LAS HADAS –Ésta es una obra de maravillosa sensibilidad, en la cual Luisa Barreto, su autora, entrelaza la más delicada poesía con preciosas ilustraciones

(en todas las páginas del libro) en una edición de excelente calidad gráfica y a través de la cual es revelado el mundo sutil de los ángeles, de las hadas, de los gnomos, de los duendes, de las ondinas, de las salamandras, de los silfos... Siendo un libro para todos, abarca, especialmente, el universo infantil y juvenil y, en cualquier caso, supone una irrecusable invitación para despertar al Niño Divino que vive dentro de todos nosotros. Junto con el libro, se presenta también una cinta de casete con el mismo título y de la misma autora (acompañada por un grupo de músicos) y que contiene 25 canciones cuyas letras son parte de los poemas del libro. Nº de páginas 152 EN TIEMPOS QUE YA PASARON – Un libro de cuentos tradicionales adaptados y escritos en verso, por la misma autora de “Por el Camino de las Hadas” y con la misma maravillosa sensibilidad en las poesías y en las ilustraciones que llenan toda la obra. Incluye un CD con canciones y la narración de algunos de los cuentos. Publicado en Febrero de 2000 Nº de páginas 96 FIN * * *

Este libro fue digitalizado para distribución libre y gratuita a través de la red utilizando el software (O.C.R.) “OmniPage Pro Versión 11” y un scanner “Acer S2W”
Digitalización: Nascav (España) - Revisión y Edición Electrónica de Hernán.

Rosario - Argentina 20 de Diciembre 2003 – 09:00