Material para el Coordinador 2012

Encuentro del pueblo de Dios
COORDINADORES DE GRUPO

1

Material para el Coordinador 2012

Nos preparamos para el encuentro…
Querido Coordinador: Con la alegría de compartir con vos esta misión a la que hoy nos invita nuestro Padre, queremos acercarte algunas sugerencias y herramientas para que juntos logremos de esta jornada un verdadero encuentro de los niños con Dios y sus hermanos. Desde ya agradecemos tu sí desinteresado y tu predisposición, y anhelamos que también VOS puedas encontrarte con Dios, empezando este camino de preparación hacia el Encuentro del Pueblo de Dios. Las herramientas que hoy te ofrecemos pretenden ser serviciales no solo para este encuentro sino para tu vida como animador/delegado/coordinador de niños.

1. LA FE DE LOS NIÑOS

“CREO SEÑOR, PERO AUMENTA MI FE” Lucas 17, 5 “La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la comunión con Dios. El hombre es invitado al diálogo con Dios desde su nacimiento, pues no existe sino porque, creado por Dios con amor, es conservado siempre por amor, y no vive plenamente según la verdad si no reconoce libremente aquel amor y se entrega a su Creador” CONCILIO VATICANO II, Gaudium et spes, 19,1

Animadores, catequistas, dirigentes, docentes y sobre todo y ante todo “la familia”, tenemos la maravillosa gracia de mostrar de múltiples maneras los caminos de esta vocación de la que nos habla el concilio Vaticano II. La vocación a la comunión con Dios.

2

Material para el Coordinador 2012 Esa llave que es la Fe, nos la da el mismo Dios Padre en el Bautismo. Cristo: puerta y camino. María: nuestro modelo y compañera en el camino. Los sacramentos: los vehículos. Preceptos y mandamientos: las señales. Y nosotros, allí, caminando junto a los niños, de la mano, dando y recibiendo, enseñando y aprendiendo. Porque la sociedad no está dividida por las etapas de la vida, la sociedad está constituida por todos los hombres de todas las edades, compartiendo todos con todos, aprendiendo todos de todos. Los niños en la vida de los pueblos constituyen la alegría y la esperanza. Y para los que nos dedicamos, por vocación, a ellos, representan el sentido de nuestra existencia. Acompañarlos en el camino de la fe requiere conocer algo de su psicología para no adelantar ni atrasar procesos. Es bueno, para nuestra tarea, investigar y acudir a quienes han trabajado desde las ciencias para conocer mejor las edades de la fe.

La mejor especialista : MARÍA

Se me ocurre pensar en quien está aún más allá de la psicología y la pedagogía: María, que en un momento de la historia en que los hombres se mataban despiadadamente en las guerras olvidando su destino divino, necesitó de tres hombres de fe, tres héroes que la ayuden a proclamar su mensaje. Tres misioneros valientes y audaces. Fieles, incorruptibles, capaces de guardar secretos. Los encontró, el 13 de mayo de 1917 se llamaban: Lucía, Jacinta y Francisco. Tenía 10, 7 y 9 años . Este acontecimiento, además de todas las connotaciones que encierran las apariciones de Nuestra Señora en Fátima, nos habla de las edades en que la fe se manifiesta de una manera plena, total y audaz. Dice el Padre Levy que los niños de estas edades ya comienzan a ver a Dios no sólo como el que nos ama y nos da, sino el que nos invita a darle y a amarlo.

3

Material para el Coordinador 2012 Los niños de 3 a 6 años

Están muy centrados en sí mismos, pero su yo ya empieza a criar brotes de socialización, a mirar a los demás, a captar cómo son, qué sienten, qué hacen, pueden, tienen y cómo los ven a ellos. Esto hace que se capten como un yo ante personas que ya pueden empezar a ver como un tú, y en un grupo familiar y escolar que pueden empezar a captar como un nosotros, donde cada uno es una persona distinta, capaz de enfrentamiento o colaboración. Este yo que emerge a la luz de la autoconcepción, del autoaprecio, es tierra buena para sembrar semillas de autocultivo. Estos niños tienden a ser buenos. Al hablarles de Dios, ellos sienten que es verdad, que es bueno, que armoniza con ellos; son como plantitas a las que les cae su riego, es lo que esperaban, es algo que necesitaban, que les da vida buena y bella. A Dios lo pueden ver como un papá bueno, como el Dios poderoso que hizo la naturaleza, como un Dios bueno amoroso que nos ha dado todo y por él estamos aquí. Gracias a él tenemos el cuerpo que tenemos y hay tantos lugares bonitos y variados.

Los niños de 7 y 8 años

Estos chicos, de 7 y 8 años ya pueden concentrarse en oración por algunos minutos y se los ve llenos de fe y de piedad. Pueden dominar libremente sus oraciones de petición y de agradecimiento. Pero claro este trabajo necesita una preparación previa. Si lo hacemos durante la misa solamente, veremos que a veces todos repiten algo parecido a lo que dijo el primero: “por mi abuelita que está enferma” e inmediatamente se enferman todas las abuelas de la parroquia. Los chicos pueden ya reflexionar sobre las necesidades más profundas de su entorno y llevarlos a tomar conciencia de ello es nuestra tarea. Sin dramatizar y sin golpes bajos. Es necesario destacar que además de las necesidades básicas de salud o de bienes materiales, los hombres están necesitados de Dios y de la compañía de María. Necesitados de conocer a Jesús para alcanzar la felicidad. Necesitados de sanar el corazón con la dulzura de Jesús, y de transformarse, convertirse en cristianos, en Jesús.

4

Material para el Coordinador 2012 Son capaces los niños de esta edad de dar gracias y de pedir perdón. Y son capaces sobre todo de comprender que lo que más quiere Dios es que seamos como su Hijo Jesús: personas para amar. Ya pueden definir qué es ser bueno y proponerse serlo. Pueden fomentar en ellos confianza y devoción en la virgen María. Tienen un corazón compasivo, pronto a ayudar.

Los niños de 9 y 11 años

Los chicos de esta edad están más preocupados en lo que pensará Dios de ellos que en lo que piensan ellos de Dios. Saben de Él que es un Dios bueno y sabio que espera lo mejor de ellos. Necesitan libertad y aprobación. Hacia los 10 años son más realistas y aumentan su sentido crítico. Les gusta compararse con sus héroes e ídolos e identificarse con sus valores. Es un momento oportuno para presentar a Cristo como su gran héroe. Gustan de historias, aventuras y misterios. El Evangelio y la vida de los Santos contados desde un relato apasionado pueden ayudarnos a presentar el mensaje. Necesitan cimas de audacia en sus ídolos y Jesús puede ganarle a todos. Momento de trabajar virtudes, sobre todo la caridad ya que son muy solidarios. La justicia, debido a sus altos valores y al espíritu crítico Son naturalmente religiosos pero pierden fácilmente el interés en seguirlo o simplemente se despreocupan de sus relaciones con Él.

5

Material para el Coordinador 2012 Esto constituye un gran reto para los catequistas y animadores. Muchas veces, más que en los chicos de nuestros grupos lo podemos observar en nuestras casas, y por qué no en nosotros mismos (que no tenemos 9 años). Por eso, hacer algunos programas bien definidos pueden ayudarnos en esta tarea. -Tener una libretita íntima de “palabras para Jesús”, en la que cada día pongamos alguna oración, o mensaje, o pregunta, agradecimiento…algo íntimo, como un diario de las cosas de Dios. -Tener una tarjeta plastificada que hagamos juntos con una linda estampa y una breve oración para rezar por la noche. -Provocar en los encuentros semanales un ratito de adoración al santísimo (aunque sea en el sagrario), muy breve pero con silencio total. -Destacar los momentos más importantes del año litúrgico con invitaciones especiales y participación activa en la preparación y realización de las celebraciones a fin que “vean” la fe de pueblo de Dios interviniendo en ella. -Participar activamente de las celebraciones vicariales y diocesanas para que se den cuenta que la fe se extiende más allá de mi parroquia o de mi colegio. -Pensar, organizar y concretar “instancias misioneras”, para que lleven a cabo y concreten su espíritu aventurero y conviertan esa aventura en una bienaventuranza. Pero este tema necesita ser desarrollado.

6

Material para el Coordinador 2012

Textos para el Coordinador
“En aquel tiempo, se le acercó un hombre y, cayendo de rodillas, le dijo: «Señor, ten piedad de mi hijo, que es epiléptico y está muy mal: frecuentemente cae en el fuego y también en el agua. Yo lo llevé a tus discípulos, pero no lo pudieron curar»”… “Jesús increpó al demonio, y este salió del niño, que desde aquel momento quedó curado. Los discípulos se acercaron entonces a Jesús y le preguntaron en privado: «¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?». «Porque ustedes tienen poca fe, les dijo. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: “Trasládate de aquí a allá”, y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes». Mt. 17, 14-20

Ahora, escuchamos este relato:
He oído una historia acerca de un hombre que leyendo ese versículo en la Biblia decidió ponerlo a prueba. Había un árbol bien grande en frente de su casa. Se dirigió a él y le dijo: "En la mañana, cuando me haya despertado, deseo que te hayas ido. Esa noche el hombre se acostó y cuando se levantó fue a la puerta, la abrió y miró a su patio. "Tal como pensaba", dijo el hombre, "todavía estás ahí."

7

Material para el Coordinador 2012

PARA REFLEXIONAR:
Entonces… ¿qué trató de decirnos Jesús en esta historia? Se puso de rodillas. ¿Te imaginas a un padre de familia, desesperado, poniéndose de rodillas delante de alguien que aparentemente es un hombre como los demás? ¿Qué le movió a hacerlo? El amor a su hijo. Primero lo había intentado con los discípulos, pero ellos no pudieron curar al chico de los ataques de epilepsia. Luego ve al Señor, se acerca y cae de rodillas ante Él. No tiene ninguna vergüenza. No le importa lo que digan de él. Únicamente busca el bien de aquel a quien ama. Jesús, conociendo el amor que brotaba del corazón de ese hombre, curó al hijo. Por su parte, los discípulos no entendían en qué habían fallado. Jesús les respondió que les faltaba fe. No dice que no tienen fe, sino que aún es muy pequeña. La fe, aunque es un don de Dios, debe crecer y fortalecerse con nuestra colaboración. Es como ir a un gimnasio: al levantar las pesas una y otra vez, nuestros músculos se desarrollan. La fe también debe ejercitarse, ponerse a prueba, alimentarse desde chico. Para los Delegados y Responsables: Si nos conformamos con la fe que teníamos a los diez años, cuando hicimos la primera comunión, es lógico que nuestro “músculo” espiritual esté raquítico. Necesitamos una fe adulta, resistente, alimentada con las lecturas adecuadas, con la oración diaria, con los sacramentos y con todo aquello que nos ayude a fortalecerla.

8

Material para el Coordinador 2012

Encuentro del pueblo de dios…
Además de ser un espacio de compartir fraterno, será una preparación comunitaria para la apertura del Año de la Fe, que se vivirá, el 11 de octubre. El Encuentro del Pueblo de Dios, se realizará el lunes 8, en el “pueblo peregrino” de San Luisito, de 8.30 a 17. Durante la jornada, se desarrollaran temas relacionados al Año de la Fe y se compartirán las conclusiones de lo trabajado en las comunidades con la Carta Pastoral de Monseñor Andrés. Esta jornada, predispondrá los corazones para vivir la Apertura al Año de la Fe, que en la Arquidiócesis, se celebrará el jueves 11 de octubre, en la Iglesia Catedral, unidos filialmente al Santo Padre que ese día realizará la apertura del Año de la Fe para toda la Iglesia.

9

Material para el Coordinador 2012

En esta segunda parte del Manual del Coordinador te iremos detallan cada actividad de donde necesitamos tu participación activa.

Programa del encuentro
         8:00: Recepción, Animación, Integración. 9:00: Adoración. 10:00: Recreo/refrigerio. 10:30: Juegos. 11:45: Dinámica: “La Semilla de la fé”. 12:30: Almuerzo. 13:30: Misión. 15:30: Nos preparamos para la Santa Misa. 16:00: Misa.

10

Material para el Coordinador 2012

 17:00: Desconcentración.

Recepción, animación, integración
División de Grupos: La división de los grupos se relizará a medida que los niños vayan llegando, para esta tarea habrá un equipo encargado que estará situado en cada centro de recepción Los grupos estarán divididos por colores. Cada uno de ellos conformado por 10 o 15 niños aproximadamente y guiado por 2 coordinadores. Tu color te será designado días previos al encuentro para que dejes volar tu creatividad preparando canciones, cotillón (sombreros, collares, etc) y todo lo que creas necesario para que tu grupo sea muy divertido.
En este momento se espera la llegada de los niños, quienes se irán agrupando con sus coordinadores, quienes tendrán que contenerlos hasta que lleguen una cantidad considerable para iniciar nuestras actividades. Este es el momento para que nos presentemos y conozcamos a cada niños de nuestro grupos, y que cada niño también conozca a sus coordinadores y a sus pares. Para el momento de la presentación te damos algunos ejemplos de preguntas tentativas para iniciar la participación de los niños.

¿Cómo te llamas? ¿Cuántos años tenés? ¿A qué colegio vas? ¿Tenés hermanos? ¿De qué Parroquia sos? ¿Cuál es tu color preferido?
La idea es aprovechar este momento para lograr la INTEGRACIÓN de los niños.

11

Material para el Coordinador 2012

Recreo:
Si bien tu función como coordinador es estar en todo momento con los niños, es importante que en los momentos libres, como ser el del recreo, los acompañes de cerca, para evitar que se dispersen. En este momento se les servirá a los niños un refrigerio.

Juegos:
Los juegos estarán organizados en 10 puestos, por los cuales irán rotando los grupos. En cada juego habrá un encargado que lo explicará. En cada puesto participarán dos equipos, los cuales al escuchar sonar un silbato deberán rotar al puesto siguiente, de esta manera todos los equipos participarán en todos los juegos. Tu actitud como coordinador debe ser alegre y motivadora, incentivando a los niños a la participación activa de cada juego. Tu función como coordinador es muy importante, ya que serás la persona a la que los niños tomarán como referente, recordá a lo largo de todo el encuentro las tres actitudes que nos propone el episcopado en las orientaciones pastorales para el trienio 20122014:

La Alegría proveniente de un Dios activo en mí: Pidamos al Señor en nuestras oraciones previas que seamos testigos alegres de su encuentro y que cada niño experimente en cada una de nuestras actitudes, gestos, y palabras su presencia. Es esta alegría la que me Entusiasma, es decir me hace experimentar que “llevo un Dios dentro” y en consecuencia, desbordado de gozo por ese encuentro, buscamos la Cercanía con el otro, generando relaciones interpersonales que susciten, despierten y enciendan el interés por la verdad y la alegría de compartirla.

12

Material para el Coordinador 2012

13

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful