You are on page 1of 40

HERMES

Revista del Mundo Clásico

ISSN 1989-7197

Número 9 Abril de 2012

Editorial
Mens sana in corpore sano
Dos efemérides, el tricentenario de la Biblioteca Nacional y la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 que tendrá lugar este verano, han protagonizado las XV Jornadas del Departamento de Filología Clásica que les presentamos en las primeras páginas de Hermes 9. Como viene siendo habitual en los últimos años, los alumnos han participado activamente en este evento y lo han hecho de manera entusiasta, algo por lo que todos nos congratulamos. Este nuevo número de la revista pretende transmitir el mismo entusiasmo con el que se han vivido las jornadas Mens sana in corpore sano. Hay una novedad con respecto a las publicaciones anteriores: la inclusión de dos artículos de opinión, uno sobre la Biblioteca Nacional, que completa la sección de Actualidad y otro en el que se felicita a la Asociación Chiron por el premio que le concedió hace unos meses la SEEC.

Directora
Raquel Fornieles

Comité Cientí co
Leticia Martín Fuertes, José Ramón Urízar

Diseño y Maquetación
Ester Belaire, Raquel Fornieles, Carlos Villanueva

Comité de edición
Eveling Garzón, Violeta Gomis, Jaime Gutiérrez, Alberto Pardal

Consejo de redacción
Helena Alonso, Ester Belaire, Sonia Blanco, Elena Cardeña, Jordi Crespo, Sara Fernández, Eduardo Fernández, Eveling Garzón, Violeta Gomis, Helena González, Jaime Gutiérrez, Leticia Martín-Fuertes, Antonio Moral, Cristina Novillo, Paloma Quicios, Rocío Rivas, José Ramón Urízar, Carlos Villanueva

Contacto
hermes.revista@hotmail.com

Índice
DESCARGAR NORMAS PARA LOS AUTORES

Contenidos
ACTUALIDAD

Mens sana in corpore sano . . . . . . . . . . . . 4-7
Actividades del Máster en Filología Clásica . . . . 8 El legado de los zares: el Hermitage . . . . . . 9-10 OPINIÓN Asociación Χείρων . . . . . . . . . . . . . . . 11 LITERATURA ‘Los podcasts de Platón’ . . . . . . . . . . . 12-13 ‘Der Archipelagus’ . . . . . . . . . . . . . . . 14

‘Vidas de Pitágoras’ . . . . . . . . . . . . . 15-16 EL PERSONAJE Pitágoras de Samos . . . . . . . . . . . . . 17-19 ESPECTÁCULOS ‘Antígona del siglo XXI’ . . . . . . . . . . . 20-21 ‘Julio César’ . . . . . . . . . . . . . . . . . 22-23 TEXTOS La conspiración contra César . . . . . . . . 24-25 EL REPORTAJE Manuscritos del monte Athos . . . . . . . 26-27

Proyecto Djehuty. . . . . . . . . . . . . . . 28-31 LA ENTREVISTA José Manuel Galán (Proyecto Djehuty) . . . .32-35 DE VISITA Luxor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36-39 NOTICIAS BREVES . . . . . . . . . . . . . . . . 40

Actualidad

‘MENS SANA IN CORPORE SANO’
XV Jornadas del Departamento de Filología Clásica de la UAM

ANTONIO MORAL

U E E

n año más el departamento de Filología Clásica de la Universidad Autónoma de Madrid realizó sus jornadas culturales. En esta ocasión tuvieron lugar el 23 y 26 de Marzo y el título de dichas jornadas era Mens sana in corpore sano. El contenido propuesto tenía que ver con dos acontecimientos importantes de este año: el 300º aniversario de la Biblioteca Nacional de España y los Juegos Olímpicos de 2012 que se celebrarán en Londres. Estas jornadas se dividieron en dos sesiones: Libros y bibliotecas de la Antigüedad y El deporte en la Antigüedad. l director del departamento, Emilio Crespo Güemes, realizó la apertura del evento presentando los dos grandes cultos a los que se dedicaron las personas en la Antigüedad: la mente y el cuerpo. Participaron profesores de la Universidad Autónoma de Madrid, de la Universidad Complutense de Madrid, Personal Investigador en Formación y los alumnos del grado en Ciencias y Lenguas de la Antigüedad, de la licenciatura en Filología Clásica y los Másteres de Filología Clásica y Formación del Profesorado. l primer día estuvo dedicado a las bibliotecas, los libros y sus compositores. Por otro lado, el segundo se dedicó a los juegos gimnásticos, las pruebas y los atletas. Estas jornadas han permitido a todos escapar de la rutina y descubrir más aspectos interesantes de las culturas de la Antigüedad.

Actualidad
Libros y Bibliotecas de la Antigüedad

José Ramón Urízar

Natalia Elvira

Helena del Álamo y Diego Gil

Antonio Moral

Eveling Garzón

Violeta Gomis

Helena González

Marcos Such y Rafael Jiménez Felipe G. Hernández, Carmen González y Carmen Gallardo. Las fotografías de este reportaje son de Carlos Villanueva y Violeta Gomis.

Actualidad - Opinión
300 años haciendo historia
Carlos Villanueva García
Un ávido lector, coronado como Felipe V, autorizó la creación de una Real Biblioteca el 29 de diciembre de 1711. El espíritu de la institución cultural más antigua de España nació aquel día, se materializó el 1 de marzo de 1712 en el Pasadizo de la Encarnación (actual Plaza de Oriente) y, después de diversos traslados, se asentó en su sede actual del Paseo de Recoletos el 21 de abril de 1866. Las mudanzas no fueron sustanciales: albergar erudición, cultura y difusión fue el objetivo con el que surgió y que hoy en día se confirma gracias a sus más de veintiocho millones de documentos y como entidad referente para el resto de biblioteca españolas.

Así pues, la Biblioteca Nacional de España celebra su 300º aniversario con la exposición Biblioteca Nacional de España: 300 años haciendo historia. Un recorrido ameno a lo largo de su historia, de algunos de sus fondos y de otras curiosidades que atesora. Atiende también su adaptación tecnológica y los procedimientos de adquisición de sus fondos Cuando se cruza la puerta de entrada, la luz se atenúa y el ruido del exterior calla. Los cristales de nichos y vitrinas iluminan las tres salas de la exposición y protegen incunables, manuscritos, esculturas, medallones, cartas... e incluso organillos, gramófonos y ordenadores. Piezas, todas ellas, que, de una forma u otra, han constituido el desarrollo de la Biblioteca. En las paredes se exhiben algunas pinturas, grabados, mapas y fotografías que conserva el Museo de la Biblioteca Nacional. Saltan a la vista los nombres de Claudio Ptolomeo, Dante, Goya, Guillén, Cernuda, Ibáñez y otros muchos en una visita que se puede disfrutar hasta el 15 de abril.
MÁS INFORMACIÓN:

http://www.bne.es/es/Actividades/Exposicionesactuales/tricentenario.html

Actualidad
El deporte en la Antigüedad

Pilar González Serrano

Fernando García Romero

Javier del Hoyo

Emilio Barrio y Natalia Villardón

Ester Belaire

Nicolás Giménez

Sonia Blanco

Raquel Fornieles

Alberto Pardal

Olivia Cockburn

Actualidad

ACTIVIDADES DEL MÁSTER EN FILOLOGÍA CLÁSICA
Se celebró un seminario de paleografía plautina y edición de textos cómicos
EVELING GARZÓN

os pasados días 14, 15 y 16 de diciembre tuvo lugar, en el marco del Máster Interuniversitario en Filología Clásica, el Seminario de paleografía plautina y edición de textos cómicos, organizado por el proyecto de investigación “Tragedia y comedia romana. Estudio y tradición” de la UAM. Las dos primeras sesiones del seminario estuvieron a cargo de la Profesora Alba Tontini (Universidad Carlo Bo, Urbino), quien realizó una sistemática exposición sobre algunos aspectos generales en torno a la paleografía latina, la evolución de la escritura y la producción libraria, para luego adentrarse de forma particular en la paleografía y en la tradición manuscrita de las comedias de Plauto. Visita de Yves Duhoux El pasado 20 de marzo, el profesor Yves Duhoux, de la universidad de Lovaina, impartió en la Universidad Autónoma de Madrid una conferencia sobre micénico titulada “Todo lo que siempre quiso saber sobre el Lineal B y nunca se atrevió a preguntar”. Además, Duhoux dio dos clases de la asignatura del Máster en Filología Clásica “Análisis lingüístico de textos griegos”.

L

P

or su parte, la última sesión del seminario se desarrolló por medio de una práctica de edición sobre un fragmento de Menaechmi, actividad que fue dirigida por la doctoranda Giorgia Bandini (Universidad Carlo Bo), quien en este momento se encuentra preparando una nueva edición crítica del texto.

Actualidad

EL LEGADO DE LOS ZARES: EL HERMITAGE
El Museo del Prado acogió las piezas procedentes de San Petersburgo
SARIT F. OTERO

A

unque probablemente para muchos ha pasado desapercibido, en el año 2011 se celebró el Año Dual EspañaRusia. Gracias a este evento, pudimos disfrutar en el Museo del Prado de una magnífica exposición de alrededor de 120 obras que abarcan desde el siglo V a. C. hasta el siglo XX de nuestra era.

E

sta muestra es el resultado de un traslado temporal a nuestras tierras, cuyo origen no es otro que el centro de un antiguo gran imperio: el Hermitage, palacio de Invierno de los zares de la Rusia imperial. Situado en San Petersburgo, este edificio alberga una descomunal colección fruto de regalos, adquisiciones, donaciones y algunas excavaciones arqueológicas que se han llevado a cabo en el territorio ruso desde que el palacio fue construido a mediados del siglo XVIII.

L

a exposición comienza dando a conocer la historia y el entorno del Palacio, mostrando pinturas de los miembros de la realeza que hicieron posible la colección y de las estancias principales del edificio. A partir de entonces, se suceden numerosas salas con piezas de orfebrería, vestidos, pinturas, esculturas, etc.

‘Perseo y Andrómeda’, de Anton Raphael Mengs.

Actualidad

C

onviene destacar la colección de joyas y piezas de oro griegas, algunas de las cuales fueron halladas en las excavaciones de la costa septentrional del mar Negro. Destaca en ellas la esmerada elaboración de cada detalle, así como la aparición de figuras mitológicas reconocibles, como la cabeza de Atenea Parthenos en un colgante. Relativo a la Antigüedad, en pintura están expuestas Mercurio coronando a la Filosofía de Batoni y Perseo y Andrómeda de Mengs y, en escultura, Filoctetes de Lombardo y Fauno de Bandinelli.

A la izquierda, colgante con la cabeza de Atenea Parthenos (siglo IV a. C.). A la derecha, arriba, torque con jinetes (siglo IV a. C.); abajo, ‘Fauno’, de Baccio Bandinelli.

Opinión
Asociación Χείρων • Chiron
Leticia Martín-Fuertes
El 25 de noviembre, la Sociedad Española de Estudios Clásicos otorgó a Chiron el “Premio a la Promoción y Defensa de los Estudios Clásicos” en su XI edición, reconocimiento que se concede anualmente a personas o instituciones que se distinguen por su labor en pro de los estudios clásicos en España.

¿Qué comparten sus usuarios?
Desde material didáctico hasta noticias relacionadas con el mundo clásico, pasando por información sobre congresos en distintos puntos de la geografía nacional o, simplemente, ideas y opiniones. Todo contenido referido a la cultura grecorromana tiene cabida en Chiron. Los humanistas tenemos mucho que agradecer a esta asociación, sobre todo porque, tristemente, la creencia generalizada en la sociedad es que las almas apasionadas por las letras se corresponden a mentes reñidas con la tecnología y Chiron demuestra lo contrario. De hecho, se participa en la formación del profesorado para la aplicación práctica de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) en el aula, impartiendo talleres para la integración de las mismas en la enseñanza del latín y el griego. La asociación se hace cada día más grande gracias a la colaboración desinteresada de todos, tanto de los habituales como de los que se acercan por primera vez a ella. El resultado es una gran comunidad acostumbrada a compartir conocimientos: un vivo ejemplo de lo que se conoce como inteligencia colectiva.

¿Qué es Quirón?
Supongo que fue algún día de 2009 o quizá de 2010 cuando debí de teclear algo en Google relacionado con la caducidad de los derechos de autor o documentos en dominio público que me llevó a cierta entrada del blog de Pompilo, llevándome a esa sensación de no estar sola en el mundo al darme cuenta de que no era la única que tenía ideas descabelladas como traducir el LSJ. Así es como creo recordar que conocí el proyecto Chiron, y en este momento me pregunto cómo lo habrán descubierto los demás integrantes y qué no sentirían los que llevaban años y años dedicándose a la docencia de la cultura clásica sin esta herramienta. Pero vayamos por partes y empecemos por el principio. La asociación Chiron se define a sí misma como un

Quirón, el símbolo de la asociación, es un centauro sabio y de buen carácter.
grupo de trabajo colaborativo formado por profesores de clásicas de varios puntos del país, constituido sin ánimo de lucro. La idea surgió en enero de 2006, cuando Carlos Cabanillas, entonces profesor de latín en el I.E.S. Santiago Apóstol (Almendralejo, Badajoz) se dio cuenta de que ya había mucho material educativo sobre las lenguas clásicas subido a internet por profesores de instituto, eso sí, de forma dispersa, lo que provocó la necesidad de aunar esfuerzos. Chiron cuenta con un espectacular despliegue de medios digitales orientados a que cada miembro esté al día de lo que sucede en la comunidad a través del canal que más le interese: el planeta de blogs, la wiki de recursos clásicos, el marcador social, etc.

Literatura

‘LOS PODCASTS DE PLATÓN’
Guía de los antiguos para los modernos con la escritura como herramienta
LETICIA MARTÍN-FUERTES

A casts

l igual que hoy en día los podson una tecnología novedosa utilizada para difundir ideas a escala internacional, Mark Vernon propone que la escritura fue la técnica que Platón estrenó como herramienta para hacer popular la filosofía. Pero la novedad no es el único paralelismo en el que Vernon basa la metáfora de este título. Durante la mayor parte de su vida, Platón, al igual que Sócrates, desdeñó la difusión escrita de la filosofía. Para los sabios antiguos, la filosofía era algo que se tenía que vivir, practicarla era la única forma de aprenderla completamente; en cambio, leer filosofía era obtener un conocimiento superficial sobre ella.

MARK VERNON,

Los Podcasts de Platón,
Alianza Editorial, Madrid, 2011(traducción de Alejandro Pradera).

S Diálogos

in embargo, en algún momento Platón cambió de opinión y con sus hizo accesible la filosofía a cualquiera que supiera leer. Pero, por supuesto, intentó ser fiel a sí mismo y no escribió tratados que habían de ser obedecidos, sino diálogos que ejemplificaran conversaciones que podrían haber sido reales entre quienes practicaban la filosofía. Estas no iban más allá de hacer reflexionar al lector, plantar una semilla en su mente sin un atisbo de interpretación. En efecto, cualquiera que lea uno de sus Diálogos se dará cuenta de que no ofrece ningún tipo de conclusión, ni siquiera se inclina hacia alguna de las opiniones expuestas. En la forma de entrevista que tienen los podcasts más exitosos encontramos el mismo propósito.

A la izquierda, Zenón de Citio; a la derecha, Menipo de Gadara retratado por Velázquez hacia 1640.

Literatura

C

ínicos, estoicos, escépticos, pitagóricos y hedonistas; griegos y romanos; hombres y mujeres: Vernon ha realizado una selección heterogénea de filósofos antiguos cuyo pensamiento ha considerado interesantes para el hombre actual. Y es que en todo momento la obra traza puentes entre la Antigüedad y la actualidad, echando mano de las anécdotas que proporciona la literatura antigua y que tan cercanas pueden llegar a resultarnos si se analizan con atención.

A la izquierda, ‘Diógenes’ de John William Waterhouse (1849-1917). A la derecha, arriba, Fresco de la Farnesina de Hiparquia y Crates; abajo, ‘Diotima de Mantinea’ de Susette Gontard.

E

scrito de una forma amena y directa, nada retórica, el libro puede completar las lagunas del estudioso del mundo antiguo, probablemente acostumbrado a oír hablar de Sócrates o Platón a diario, pero absoluto desconocedor de personajes como Segundo el Silencioso o Bión de Borístenes. Por otra parte, y aunque exige unos conocimientos básicos sobre filosofía clásica, el lector profano agradecerá el tono divulgativo de la obra y encontrará en ella una jugosa invitación a profundizar en la materia.

Literatura

‘DER ARCHIPELAGUS’
RAQUEL FORNIELES

D

la Grecia del siglo V a. C., un lamento por su desaparición y una exaltación de la democracia que Hölderlin ansía para su patria. Existen bastante traducciones al castellano de este poema de 296 versos, pero la edición que nos ofrece Helena Cortés presenta dos novedades que la hacen única. Por un lado, la presencia de fotografías que, como explica la propia traductora, “son todo menos lo que respondería a la clásica concepción de ‘ilustrar un texto’: no ilustran, sino que destruyen, pero la destrucción es deconstrucción activa que desvela el fondo del poema”. Por otro, nos encontramos ante la única traducción que reproduce fielmente la métrica del original, lo que sin duda añade aún más valor a este trabajo.

er Archipelagus es una evocación nostálgica de

Deja que al fin yo por siempre en tu fondo el silencio recuerde (verso 296)

H

ölderlin, amante de versos como la oda alcaica o asclepíada, escogió el metro de la épica, el hexámetro, para escribir Der Archipelagus, adaptándolo a las normas del alemán que, dicho sea de paso, posee una serie de recursos que facilitan la tarea. Para compensar la pobreza de recursos de intensificación métrica del castellano, Helena Cortés se atiene rigurosamente a una medida silábica: todos los versos de su traducción tienen 17 sílabas. Por otra parte, inserta con maestría rimas internas y finales con objeto de reflejar la aliteración constante que desprende el texto original.

E

l objetivo se cumple con creces y el resultado es una espléndida traducción que, siguiendo el consejo de la autora, se disfruta doblemente si se lee en voz alta, pues así se logra una cadencia que, sin ser la del griego ni la del alemán, dota de música al poema. También debe destacarse la introducción en la que Helena Cortés, además de explicar sus intenciones, expone lo que ella denomina “apuntes técnicos sobre el hexámetro”, y las notas en las que se aclaran las referencias históricas o culturales del poema. El epílogo de Arturo Leyte, titulado Zona Poética, es un perfecto colofón.

HÖLDERLIN, FRIEDRICH, Der Archipelagus, edición bilingüe de Helena Cortés Gabaudan, Madrid, La Oficina, 2011.

Literatura

‘VIDAS DE PITÁGORAS’
Según Porfirio, Jámblico, Diógenes Laercio, Diodoro de Sicilia y Focio de Constantinopla
JORDI CRESPO SAUMELL

l libro se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera, a su vez, en tres grandes bloques temáticos; cuenta además con un aparato crítico extenso de más de 80 páginas entre notas y bibliografía. El autor describe a Pitágoras como el ejemplo más conspicuo de la influencia del pensamiento chamánico y de la creencia en la vida en el más allá que se habría formulado en Grecia a partir del siglo VI a. C. Hace de Pitágoras un theiós aner, alguien con atributos divinos y adivinatorios, una imagen bien alejada de la visión más científica por la que comúnmente no es conocido. ernández de la Fuente explica el proceso de substitución del originario pitagorismo mágico por uno de corte matemático-astronómico a partir de las reelaboraciones que Filolao de Crotona y Arquitas de Tarento hicieran en los siglos V-IV a. C. Dicha perspectiva, constantemente comparada con los cultos órficos y dionisíacos, corrobora las tesis de Rohde y las intuiciones de Eliade y de Dodds. a primera parte, en general, es metodológicamente floja, pues consiste un retal recosido de lecturas por parte del autor en el que se aducen argumentos y tópicos que estuvieron en boga hace unos 40 años. El lector se ve avasallado por una retahíla de tradiciones, ideas y mitos dispares sin demasiada relación con el motivo por el que pueda haber decidido adquirir el libro.

E

H

L

Literatura

E

l punto central de la primera parte pretende aportar más originalidad al estudio a partir de la descripción de Pitágoras como mediador mántico y político. Pitágoras representaría el ideal-tipo de líder carismático weberiano, cuyas doctrinas habrían repercutido políticamente tanto en el seno de la secta que fundó como en el exterior. Su viaje a la Magna Grecia es achacado a motivaciones de índole política. Es difícil precisar si Pitágoras fue un liberal o un elitista aunque, a partir de las distintas noticias históricas, el autor se inclina por la segunda de las opciones. Pitágoras hubiera abogado por un sistema aristocrático de gobierno, encarnando el sabio-político en el que más tarde se inspiraría Platón.

L

a última de las secciones hace un pertinente repaso a las distintas fuentes sobre el pitagorismo. El lector se hace así una idea cabal sobre el contexto ideológico – básicamente neoplatónico - de quienes nos legaron algo sobre nuestro personaje. Este es básicamente el contenido de la segunda parte de la obra y el valor intrínseco más destacable del libro para el público. Sirviéndose de ediciones modernas, básicamente alemanas, el autor ha traducido y compilado las informaciones proporcionadas por Diodoro de Sicilia, Diógenes Laercio, Porfirio, Jámblico, Focio de Constantinopla y la Suda. La de Jámblico, dada su afinidad para con el objeto de estudio, es de todas ellas la que merece más atención.

El Personaje

PITÁGORAS DE SAMOS
Fue un gran viajero y en sus viajes aprendió todo lo que le llevó a ser un hombre prodigio. La figura de Pitágoras va mucho más allá de su famoso teorema
ELENA CARDEÑA

T T

odo el mundo sabe que en un triángulo rectángulo el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los catetos, pero Pitágoras fue considerado un personaje ilustre de la Antigüedad por algo más que por su famoso teorema. res son las biografías de Pitágoras que conservamos: la de Diógenes Laercio en el libro VIII de sus Vidas de los filósofos más ilustres, la de Porfirio y la de Jámblico, y en todas se habla de la doctrina filosófica de Pitágoras, cuyas semejanzas con el orfismo son evidentes. Hijo de Mnesarco y de Pitaide, nació alrededor del 580 a. C. en Samos, según unos, o en Tiro, de donde procedía su padre, según otros. Desde pequeño mostró una excelente disposición natural para cualquier disciplina, lo que explica que sus enseñanzas abarquen tantos aspectos y tan dispares entre ellos.

F
Busto de Pitágoras del Museo Capitolino de Roma.

ue un gran viajero y de todos sus viajes aprendió lo que necesitaba hasta que se convirtió en el hombre prodigio que llegó a ser. En Egipto estuvo en los centros sagrados estudiando astronomía y geometría e iniciándose en todos los rituales de los dioses. En Babilonia fue instruido por los magos en lo que allí veneraban y aprendió el culto de los dioses, llegando a la cumbre de la aritmética, de la música y de las demás disciplinas.

El Personaje

‘La escuela de Atenas’ de Rafael. Museos del Vaticano de Roma.

T L

ras empezar a transmitir sus conocimientos en su patria y darse cuenta de que no podía dedicarse por entero a ello mientras tuviera que hacerse cargo de sus deberes públicos como ciudadano, marchó a Italia, donde encontró a mucha gente dispuesta a aprender y a recibir sus enseñanzas. Toda la gente que le seguía se convertía a su filosofía y llevaba una vida comunitaria, siguiendo a Pitágoras allí donde fuera. Así nació la escuela de los pitagóricos, que consideraban sus enseñanzas un don concedido por los dioses y a Pitágoras su intermediario. os pitagóricos y el orfismo tuvieron muchas ideas en común que con el tiempo se han hecho cada vez más evidentes. Pitágoras creía en la preexistencia, la inmortalidad y la transmigración del alma y en las prácticas purificadoras para la salvación de la misma. Por eso, dice Porfirio, decía ser la reencarnación de Euforbo, el hijo de Pántoo, a quien mata Menelao en los versos 51 a 60 del canto XVII de la Ilíada. Para los pitagóricos, el alma que no ha logrado la purificación en la presente vida tendrá que reencarnarse varias veces hasta que lo consiga por completo, principio que encontramos presente también en el orfismo, ya que creían en una vida futura y en la necesidad de la purificación.

C

uentan los biógrafos Jámblico y Porfirio que nuestro personaje se sometió a varias prácticas de purificación a lo largo de su vida, y relatan el rito que tuvo lugar en Babilonia, donde trató con los caldeos, y en Creta. Pero los pitagóricos no solo buscaban la salvación del alma por medios rituales, sino también por medios intelectuales, es decir, a través de las matemáticas y de la música, considerando estos instrumentos de purificación. Creían que la música curaba actitudes y pasiones humanas, y que restituía las armonías originales de las potencias del alma. Por medio de melodías apropiadas enderezaban hacia la virtud afecciones como las violencias, los arrebatos de cólera, los temores, envidias y orgullos, etc. Se cuentan de Pitágoras un par de episodios de amansamiento de fieras mediante la música, de los que se desprende claramente un recuerdo o un parentesco con Orfeo.

El Personaje

L

os pitagóricos y el orfismo tuvieron, además, otras muchas ideas en común, como el concepto de una naturaleza común a todas las cosas. En dicha naturaleza se basaba Pitágoras para justificar el rechazo por las habas: en el primitivo desorden en que se presenta el origen el universo, se siembran y se pudren al mismo tiempo muchos seres, y de esa misma podredumbre, surgieron los hombres y germinó el haba, aunque otros autores se limitan a decir que se abstenía de toda comida y bebida que imposibilitara la lucidez mental, y las habas producían malestar. El concepto de lo divino como una realidad inmanente a todas las cosas y como algo que siempre está presente es también un principio compartido por ambas escuelas, al igual que la creencia de una ley cósmica fija que preside y regula todos los acontecimientos del mundo.

E

n conjunto, lo que Pitágoras transmitió y su escuela siguió practicando son principios básicos para eliminar la ignorancia del alma y cualquier tipo de exceso, y para predicar con el ejemplo siempre comió frugalmente, no provocó ni consintió en disputas, ni públicas ni privadas, ni siquiera –dicen las fuentes- rió o lloró nunca por nada. Su escuela consideró que Pitágoras era un ser racional al que los dioses utilizaron para introducir una concepción recta y acorde con la realidad de los dioses, los héroes, los démones, el universo y todo lo que en él hay.

A la izquierda, óleo de Fyodor Bronnikov (1827-1902) en el que se representa a un grupo de pitagóricos celebrando la salida del sol. A la derecha, detalle de Pitágoras en ‘La escuela de Atenas’.

C

omo en todas las biografías de personajes de este tipo, existen multitud de tradiciones diferentes acerca de su muerte, pero todas coinciden en dos cosas: la primera, en que hubo un ataque directo hacia él y sus seguidores en el que murió. La segunda, en que Pitágoras, aunque se le creyó muerto, escapó de allí y llevó una vida tranquila y sin fama y que murió siendo ya un octogenario.

N

o dejó nada escrito, pero los pitagóricos que escaparon de ese ataque y otras convulsiones políticas salvaron escasas enseñanzas de su filosofía, oscuras y difíciles de entender. Desconsolados por la muerte del maestro, los pitagóricos se dispersaron en todas direcciones para que la filosofía no se olvidara y, para ello, recopilaron los escritos de los antiguos y sus recuerdos, jurando que solo sus familiares tendrían acceso a ellos y creando, de esta forma, el secreto de escuela, tan característico tanto del pitagorismo como del orfismo.

Espectáculos

‘ANTÍGONA DEL SIGLO XXI’
El teatro Matadero de Madrid acogió en febrero una nueva versión del clásico de Sófocles, una crítica al desemesurado belicismo de nuestra época

Antígona e Ismene al comienzo de la obra.
JOSÉ RAMÓN URÍZAR

L

a Antígona de Sófocles renace en el teatro Matadero de Madrid, que durante los días 2 al 19 de febrero deleitó a su público con Antígona. Siglo XXI, una nueva versión de la mano de Isidro Timón y Emilio del Valle. Y es que el ave fénix resucita en todo su esplendor, sin detrimento de la obra clásica, que viene cargada de novedad a través de su ágil adaptación al turbulento presente. El tema, reconocible: una jovencísima Antígona, compungida por el cuerpo insepulto de su hermano, se enfrenta a un destino de honor y muerte. Superando los obstáculos de la esfera privada y pública, se apresta a dar justa sepultura, contraviniendo el interdicto del gobernador Creonte y provocando, en consecuencia, la hecatombe.

Espectáculos
A ntígona. Siglo XXI
es una crítica feroz al belicismo y barbarie de nuestra época. Es una adaptación perfecta del mito clásico a la cruda realidad de gobernantes desalmados y pusilánimes ciudadanos. Un Creonte de traje de etiqueta, prepotente y confiado en sí mismo, propaga a través de los mass media, cuyo corresponsal es un joven Tiresias, unos imperiosos mandatos arropado por su ejército, soldados que vienen a ser, literalmente, unos payasos, el coro griego de esta tragicomedia. Entre la irónica crueldad del poder y la incondicional y absurda obediencia de la milicia, el espíritu de Antígona se retuerce ante la necesidad de obrar según la “ley de los dioses”, mientras la triste melodía del piano de cola resuena en la distancia, único vestigio de la pureza de sus sentimientos, al que se une el desgarrador lamento del saxofón.

El coro de payasos.

E

n el ruedo circense resuenan, mientras tanto, tambores y trompetas, cuyo frenesí intenta acallar la suave armonía del sentimiento. La pasión se enfrenta al poder y el poder, tras el duro golpe, padece. No hay vencedores, solo vencidos. No hay lugar para la salvación, no hay oportunidad de cambio. Como el circo, así procede la vida del ser humano: un círculo infinito, el eterno retorno de lo mismo. “El hombre es un ser extraordinario”, claman los clown rememorando al poeta. Mientras tanto, las balas siguen entonando su silbido, a la par que, poco a poco, la oscuridad se abate y engulle sus coloridos rostros.

Antígona, desesperada.

Espectáculos

‘JULIO CÉSAR’
La célebre obra de Shakespeare renace y se rehace de la mano de Francisco Vidal, que trae al Teatro Galileo la versión adaptada por Fernando Sansegundo
JOSÉ RAMÓN URÍZAR

E

n Julio César el sentido del honor lucha contra la inoportuna amistad, el amor auténtico y desinteresado contra el deber ineludible, donde todo es paradoja, donde la libertad y la necesidad convergen y se imponen trágicamente, marcando un único destino, inexorable. Un joven Bruto se debate entre la vida y la muerte de su amigo, de su padre, de César, enemigo declarado de la República, el proyecto de rey asesinado para mayor gloria de Roma. La acción se distribuye en una estructura especular, primero la conjura y asesinato del dictador, después la guerra intestina entre cesarianos y republicanos, cuyo límite o centro neurálgico son las exequias del dictador, momento en el que se alzan al cielo y se enzarzan los geniales discursos de Bruto y de Marco Antonio.

L

a versión de Fernando Sansegundo se acompaña de un escenario sencillo en el que destaca un insulso graderío mate que evoca los rostra o quizá las escalinatas de los templos que formarían parte del acerbo cotidiano de la Roma antigua. La indumentaria imita el estilo clásico, revestido, eso sí, de modernidad, donde la toga alterna con los pantalones apretados y las botas militares. En este ambiente, los republicanos de Bruto, representado por Fernando Escudero, se debaten contra los cesarianos Marco Antonio y Octavio, de la mano de Fran Fernández y Raúl Prados.

Los protagonistas y el cartel de la obra.

Espectáculos

E

l ambiente guerrero y varonil se usa como excusa para impetuosos bailes marciales, peleas como las de la gran pantalla y frecuente exhibición de músculo y poderío físico. Como contraste, los dos personajes femeninos, representados por la joven Candela Serrat, ofrecen unos momentos menos efusivos y más emotivos: una conmovedora Calpurnia que ruega a su esposo que no abandone el hogar ante los nefastos presagios y una Porcia suplicante que exige a su marido hacerla partícipe de su terrible secreto.

E Julio César

l de Francisco Vidal y Fernando Sansegundo se ofrece como un espectáculo dramático adaptado como fenómeno televisivo, más digerible por el trepidante gusto moderno desacostumbrado al puro clasicismo. El orador se retira y se impone el legionario y el gladiador, entrenados para irrumpir en el nuevo gusto contemporáneo, que bebe así, con ayuda de la literatura y se romaniza.

Textos

LA CONSPIRACIÓN CONTRA CÉSAR
Suetonio desvelaba las claves de la conjuración en ‘Vida de los doce Césares’

‘Muerte de César’, de Carl Theodor von Piloty (1865).
ESTER BELAIRE PECO

odo licenciado Filología Clásica o graduado en Ciencias y Lenguas de Antigüedad ha leído, estudiado Tnúmero, leescritoenHermeslasinvestigar sobreidus de marzo, aquellas en las quelaJulio César murió asesinado. En o incluso sobre más famosas este toca a este suceso. de Vidas los doce Césares, el primer libro a la vida de él, va describiendo S uetonio, autor manera, decomocompara condedicademás Césares, deberíamos Julio César. Enlos buenos, aunquey a nuestro protagonista una persona prudente, clemente, moderada, pero también arrogante, altiva lujuriosa. De esta si se los situarlo entre esto no significa que para el autor la conspiración contra César no fuera lógica, puesto que dice: Praegrauant tamen cetera facta dictaque eius, ut et abusus dominatione et iure caesus existimetur (“Sin embargo, predominan sobre estos otros actos y dichos suyos, que hacen pensar que abusó del poder y que fue asesinado con razón”)1.
1

1982.

SUETONIO, Vida de los doce Césares, introducción general de Vicente Picón García y traducción y notas de Rosa Mª Agudo Cubas, Gredos,

Textos
como que aceptara honores exceH echoscondición humana fueron algunas sivos y distinciones que sobrepasaban, incluso, la de las causas de la conspiración. Así, Julio César no tenía cuidado en decir lo que opinaba:

nihil esse rem publicam, appellationem modo sine corpore ac specie. Sullam nescisse litteras, qui dictaturam deposuerit. debere homines consideratius iam loqui secum ac pro legibus habere quae dicat (“que

la república no era nada, un simple nombre sin cuerpo ni figura; que Sila se comportó como un analfabeto cuando abandonó la dictadura; que los hombres debían ahora dirigirse a él con más respeto y tener sus palabras por ley”).

P autem senatu Lucium Cottam quindeproximo

ero la causa de que los conjurados aceleraran el plan tramado fue la siguiente:

cimuirum sententiam dicturum, ut, quoniam fatalibus libris contineretur Parthos nisi a rege non posse uinci, Caesar rex appellaretur (“que en la

próxima reunión del Senado el quindecenviro Lucio Cota elevaría la propuesta de que se le diera el nombre de rey puesto que en los libros sibilinos estaba escrito que sólo un rey podía vencer a los partos”). De esta manera, fusionaron todos los planes y llegaron a ser más de sesenta personas las que conspiraron en contra suya. n las idus Emomento,delosmarzo dely 44 a. C. Julio Cé-y sar entró en la curia tomó asiento. En ese conjurados lo rodearon

Tilio Cimbro, acercándose más, lo cogió de los hombros y uno de los dos Cascas le hirió por la espalda. Fue ese el momento en el que le comenzaron a atacar por todas partes. César, sabiendo que llegaba su final, se envolvió la cabeza en la toga y dejó caer sus pliegues hasta los pies para caer más decorosamente. Sus últimas palabras, según Suetonio y Dión, las pronunció en griego y fueron: kai su teknon; (“¿Tú también, hijo?”). Finalmente, fue llevado por tres esclavos a su casa, colocado sobre una litera y con un brazo colgando.

Julio César. Escultura de Nicolás Coustou. Museo del Louvre.

El Reportaje

LOS MANUSCRITOS DEL MONTE ATHOS
Presentamos estos códices de la ‘Ilíada’ poco considerados en ediciones modernas

Arriba, Ath (XVIII 126-164); a la derecha, Ath2 (XVIII 115-190). Imágenes cedidas por Luis M. Macía Aparicio.

SONIA BLANCO ROMERO

M N
1

uchos son los documentos que contienen el texto de la Ilíada. Entre ellos, merecen una mención especial los catorce manuscritos pertenecientes a diversos monasterios del monte Athos, en el norte de Grecia. La importancia de los mismos radica en que no son considerados, aun sabiendo de su existencia, por las ediciones modernas de este poema, de modo que ni West ni Van Thiel2 dan cuenta de ellos, lo cual es muy llamativo, puesto que a partir del siglo XX, a la hora de realizar una edición crítica de esta obra, comienzan a utilizarse el mayor número posible de documentos, en lugar de un único códice o unos pocos testimonios escogidos a gusto del editor como se venía haciendo hasta entonces. o sucede lo mismo con la edición española3 del poema, la cual sí que tiene en cuenta la lectura de estos manuscritos. Los mismos fueron puestos a su disposición por medio de una copia en microfilm y, más tarde, fueron pasados a formato digital, facilitando así la labor de colación.

WEST, M. L., Homeri Ilias, I-II, B. G. Tevbneriana, 1998. VAN THIEL, H., Homeri Ilias. Bibliotheca Weidmanniana, Georg Olms Verlag, Hildesheim, 1996.

2 3

HOMERO, Ilíada, Cantos I-IX. Introducción, texto crítico, traducción y notas por José García Blanco y Luis M. Macía Aparicio. Madrid, 1998; e Ilíada, Volumen III. Cantos X-XVII. Texto crítico, traducción y notas por Luis M. Macía Aparicio. Madrid, Alma Mater, 2009.

El Reportaje
uno era conocido, si no por las nuevas lecturas D eo estos catorcelosmanuscritosensolomanuscritoal A, unodeellaAth.,másbien porerae conocidoque contenía,poema. No apoyo textual que pudiera proporcionar texto Ilíada, sino los escolios los cuales suplían la falta de perdidos el de los antiguos importantes de este

todos estos códices tienen el mismo contenido ni presentan el texto de la misma forma. El Ath es del siglo XV y contiene el poema completo mientras que el Ath2, por ejemplo, es del siglo XVI y comprende desde el canto I al XIX; otros sólo contienen los dos primeros cantos u omiten el catálogo de las naves.

E

n cuanto a la disposición del texto, los manuscritos lo presentan de manera muy variada: en Ath aparece en el centro de la página, con amplios espacios entre las líneas donde podemos encontrar glosas, paráfrasis o explicaciones a palabras concretas; en A y B lo encontramos a la izquierda, dejando espacio en los márgenes a escolios y comentarios; en U4 se distribuye en columnas, carece de escolios y presenta el verso dividido en dos líneas; en Ath2 no hay ni escolios ni glosas, además, el texto se encuentra dividido en dos columnas, situándose los versos impares a la izquierda y los pares a la derecha. En la imagen que ofrecemos (que contiene los versos 115-190 del canto XVIII) encontramos algo bastante llamativo y es que los versos 155-8 no siguen el orden que hemos comentado, sino que en la columna de la izquierda tenemos el 155 y 156 y en la de la derecha el 157 y 158. Para corregirlo, el manuscrito presenta unas letras al margen de dichos versos indicando cuál era el orden correcto. Así, encontramos en los de la izquierda α y β (para los versos 155 y 156 respectivamente) y en los de la derecha γ y δ (para los vv. 157 y 158).

Arriba, a la izquierda, manuscrito A. A la derecha, manuscrito B. Abajo, manuscrito U. Las imágenes están extraídas de http://chs.harvard.edu/

El Reportaje

PROYECTO DJEHUTY
En el año 2000 José Manuel Galán viajó a Luxor en busca de un nuevo reto y, desde el 2002, su equipo excava y restaura las tumbas de Djehuty y de Hery.
ROCÍO RIVAS MARTÍNEZ

D T

esde el 2002, un equipo integrado por profesionales españoles y egipcios está llevando a cabo la excavación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y de Hery en Dra el-Naga, una de las necrópolis que se ubica en la orilla oeste de la antigua Tebas, en la actual región de Luxor y Karnak. odo empezó cuando José Manuel Galán (director del equipo integrado por españoles) viajó en el 2000 a Luxor buscando un nuevo proyecto. En dicho proceso contó con la ayuda de Mhamede elBialy (Inspector Jefe del Servicio de Antigüedades de Luxor), con quien visitó diversas tumbas de nobles pertenecientes a la dinastía XVIII, entre las que se encontraban las tumbas de Djehuty y Hery, por las que finalmente se decantaron debido al gran potencial que mostraban.

Localización de la zona de excavación del proyecto Djehuty. Las imágenes de este reportaje están extraídas de http:// www.excavacionegipto.com

S

eguidamente, en 2001, empezaron los trabajos de búsqueda y recopilación de información sobre las tumbas y sus propietarios, y se hizo llegar al Servicio de Antigüedades de Egipto la solicitud de un permiso oficial para excavar dichas tumbas, tras comprobar lo poco que anteriormente se había trabajado sobre ellas. El 3 de abril del 2001, el Servicio de Antigüedades concedió el permiso que se había solicitado y comenzaron en ese mismo momento todas las gestiones necesarias para poder poner en marcha un proyecto que inició su andadura en febrero del 2002 y que sigue trabajando con éxito en la actualidad.

El Reportaje
Nuestros protagonistas y su contexto
y TT12 encuadran dentro de dinastía a. C.), que L aelTT11los(Djehuty)porlaparte de(Hery)deselosAhmose, tuvomayorlaesplendor XVIIIde(S.XVEgipto. Trasmarcó comienzo del Reino Nuevo, uno periodos de del Antiguo la expulsión de hyksos Kamose y lugar la reunificación Egipto bajo la persona 

del faraón, la apertura hacia Próximo Oriente en el plano económico, el establecimiento de Tebas como núcleo político y religioso a través de la construcción de los templos de Karnak y Luxor, que contenían diversos recintos para adorar a Amón, Mut y Jonsu (tríada sagrada de Tebas)2.

se que vivió durante periodo de formación del Reino Nuevo (en los reinados D ey HeryAltosabeBajo Egipto) y que elquizás granero” (encargado decon la familiacontabilizar el de Ahmose Amenofis I), que fue “supervisor del supervisar y grano procedente del y estuviese emparentado real.

Conocidos como “gobernadores de las tierras extranjeras”, fue un pueblo procedente de Canaán que gobernó en Egipto durante el Segundo Periodo Intermedio (1648-1550 a. C. aproximadamente). El centro político era la ciudad egipcia de Avaris.
1

2

En la religión egipcia era costumbre agrupar a los dioses en triadas formadas por una pareja y su hijo. Una de las más importantes fue la tebana compuesta por la pareja de Amón-Mut y su hijo Jonsu.

A la izquierda, el hijo de Hery invocando ofrendas para su padre. A la derecha, ritual de apertura de boca de Djehuty. TT11, 2010.
n el caso de (“el que pertenece a Tot”), se que fue de peso durante gobierno EHermópolis”Djehutydesempeñó numerososencargos sabedivinidadun personaje“supervisor de loselsacerdotes de Hatshepsut, que y funciones, como el de de (localidad del Egipto Medio la que la principal era Tot), “supervisor del tesoro” (encargado de supervisar y registrar los productos y tributos que llegaban desde el exterior) y “supervisor de trabajos” (encargado de vigilar la construcción del templo de Karnank, Dehir el-Bahari, obeliscos o la barca del Nilo “User –hat Amon”).

El Reportaje
de Hatshepsut, parece ser que fue apartado y perseguido, que en su T ras la muerteen partidario de lasureina-faraón, Djehutyque, con la llegada al poder yahechotanto III,que tumba como Deir el-Bahari nombre fue borrado, “damnatio memoriae”. Este indica probablemente fuera puesto de Tutmosis se borró todo aquello que tuvo que ver con su antecesora. recisamente, los objetivos del Proyecto Djehuty la y el papel estos PAntiguo Egiptouno dedel estudioundepasaporte paraenelespecialserá profundizar en no vida que olvidardeque en, personajes a través sus tumbas, sus paredes, pues hay el las tumbas era Más Allá, donde tenía lugar “El juicio de Osiris”
1

motivo por el cual sus propietarios escribían en las paredes su biografía.

1

Durante este juicio, el corazón del difunto se pesaba en un balanza con una pluma (Maat). Si la balanza quedaba equilibrada, el difunto tendría acceso a la vida eterna, si no, el corazón sería devorado.

Dra Abu el-Naga: TTII y TTI2
La Tumba de Djehuty mide 14 metros de largo y posee una planta en forma de T invertida. La fachada y las paredes laterales del patio están esculpidas de forma excelente. A la derecha de la puerta se conserva una inscripción autobiográfica. En las paredes del interior de la tumba se esculpieron diversas escenas funerarias o alusiones a la vida en el Más Allá. La Tumba de Hery consiste en un pasillo de 7 metros de largo, 1,65 de ancho y 2 de altura. Termina con una gran sala con un pilar en el centro, tallado en la propia roca de la colina. Apenas hay restos de decoración, aunque sí quedan escenas de relieve originales. La pared derecha del pasillo muestra a portadores de ofrendas y tiene una escena de caza en el desierto. En la pared izquierda se representan distintos momentos de la profesión fúnebre. También se halló, al excavar esta tumba, la base de una pirámide que se supone de seis metros de altura.

son dos excavadas en la sur de la colina de Dra Abu el-Naga, L as deseDjehuty y Heryprincipalde las tumbasProyecto Djehutyfaldasido prácticamente las primer proyecto que convirtió en la necrópolis de los altos dignatarios que vivieron entre dinastías XVIIXVIII. Sin embargo, pese a su importancia, el ha el que está llevando a cabo un estudio pormenorizado y minucioso de las tumbas de Djehuty y Hery desde el año 2002. Gracias a él se han realizado hallazgos únicos (aparecidos en los patios) como los que exponemos a continuación.

El Reportaje
La Dama Blanca
trata de un ataúd de madera en cuyo interior S ehabíasuunparte exterior, presentabasudariofina capa momia envuelta en un de lino que, en una

Recogida de muestras en el interior de la Dama Blanca.

de pintura blanca (salvo los ojos, que fueron pintados de negro). Se trataba de una mujer de unos 25-30 años y 1,64 metros de altura que, probablemente, vivió a finales de la XX dinastía o a inicios de la XXI, hacia el año 1000 a. C.

Tabla del aprendiz
s un pizarrín de el que Etextoreflejacolumnasmadera estucadadeenfrente y se la imagen de un faraón un en verticales. Esta pieza proporciona una inestimable información acerca de la enseñanza en el Antiguo Egipto, ya que todavía se conserva aquello que fue trazado por el maestro y por el alumno a modo de aprendizaje.

Otras piezas
largo de todas las campañas, la TT11 han ido proporcionado material de A lotumbas, conos funerarios, unlas excavacioneselennombre dely TT12 de lino conla una inscripciónbabuino suma importancia, como un trozo de alabastro con faraón Ahmose, momia de un entre ambas juego senet, vasos canopos, una tela en tinta roja que evidencia que la pieza fue elaborada en el segundo año del reinado del faraón Amenofis III o un cementerio de momias de ibis en la tumba de Djehuty (debido a que posteriormente la tumba se convirtió en un depósito de ofrendas al dios Thot), por citar algunos ejemplos. E n definitiva, durante estos diez años de trabajo la recompensa ha superado con creces las expectativas del equipo. En la actualidad, el Proyecto Djehuty es uno de los proyectos arqueológicos españoles que más repercusión tiene en los medios de comunicación, lo cual manifiesta el creciente interés hacia la egiptología por parte de la sociedad española y la consolidación de esta como ciencia.

MÁS INFORMACIÓN:

www.excavaciónegipto.com

GALÁN, J. M., En busca de Djehuty. Crónica de una excavación arqueológica en Luxor, National Geopraphic, 2006.

La Entrevista

“SUEÑO CON QUE LA EGIPTOLOGÍA ECHE RAÍCES EN ESPAÑA”
José Manuel Galán, director del ‘Proyecto Djehuty’, comparte con nosotros sus experiencias y los trabajos que ha realizado en Egipto
ENTREVISTA: CLAUDIA ALONSO

E

l Proyecto Djehuty cumplió el pasado 2 de febrero once magníficos años. José Manuel Galán (Madrid, 1963), su director, nos recibe calurosamente en el comedor del hotel Marsam, base de operaciones del equipo, para comentarnos pasado, presente y futuro de sus trabajos en Egipto, pero también para acercarnos a sus experiencias como estudiante y como investigador. - ¿Cuándo tuvo claro que quería dedicarse a la egiptología? - En realidad a mí lo que me gustaba era la pintura. Empecé Historia para hacer Historia del Arte, y en primero, gracias a un profesor de la universidad, descubrí el Antiguo Egipto. Fue un flechazo, y decidí dar un vuelco a mi futuro: tenía que ser egiptólogo. Ese verano, después de primero, logré irme a Egipto. Conseguí un trabajo en El Cairo en una agencia de viajes, donde estuve dos meses. Eso fue la prueba de fuego. Y como en España no había Egiptología, desde ese momento empecé a pensar en cómo irme a estudiar fuera, cuando acabara la carrera, para hacer el doctorado.

FOTOGRAFÍA: C. ALONSO

José Manuel Galán, momentos antes de la entrevista.

La Entrevista

Trabajando en el yacimiento. José Manuel Galán coordina y supervisa todas las áreas: excavación, restauración, etc.
- En 1987 comenzó sus estudios de postgrado en Baltimore. ¿Cómo fue ese primer encuentro con unos verdaderos estudios de Egiptología? - Fue una etapa curiosa. Coincidió con el momento en el que España retiró las bases americanas y las becas Fullbright se redujeron muchísimo. Quedé suplente y, cuando escribí a la universidad americana Johns Hopkins, la que había elegido como destino, diciendo que no podía ir porque no tenía beca, uno de mis profesores me respondió que el dinero nunca tenía que ser impedimento para estudiar. Consiguió que el departamento de Egiptología me diera una beca para cubrir los gastos de la matrícula y que el departamento de Lengua Española me contratara como profesor de español. Así pude ir. Cuando llegué fue un shock. Allí las clases de doctorado son muy reducidas, con cuatro o cinco alumnos, y el contacto con el profesor es estrechísimo. El trabajo también es durísimo: en cada clase que teníamos el profesor nos daba unos textos para trabajarlos y en la clase siguiente teníamos que traducir el texto delante de él. Todo era, y es, muy distinto a la realidad española. Aquí tenemos una licenciatura muy buena, pero los estudios de posgrado flaquean. Desde mi punto de vista, no suben de intensidad. Creo que los estudios de doctorado tendrían que ser mucho más duros y exigentes que la carrera. Y lo cierto es que no lo son. - ¿Cómo llegó a dirigir este proyecto? - Uno de mis sueños era tratar de ayudar a que la Egiptología echara raíces en España. Mi tesis doctoral y mi carrera como egiptólogo estaban bastante más vinculadas a la Filología, más a la Historia a través de los textos. Lo que pasa es que para impulsar la Egiptoltgía t tenía muy difícil, pues con la Filología es más complicado crear equipo, configurar una escuela, en definitiva. Está muy bien, es muy importante, pero es cierto que, para desarrollar la Egiptología en España, no era el enfoque oportuno. Cuando saqué la plaza de científico titular en el CSIC pensé que me encontraba ante la oportunidad perfecta para poder cumplir mis objetivos. Entonces me vine a Egipto con la intención de buscar un proyecto que sirviera para alcanzar este propósito y, en ese sentido, debo reconocer que la Arqueología es bastante más vistosa, más vendible, y también que es un trabajo más de equipo. Y la verdad es que realmente ha resultado así. El Proyecto Djehuty creo que cumple humildemente esa función de empujar la Egiptología en España.

FOTOGRAFÍA: F. L. BORREGO

La Entrevista

En lo alto de El-Qurn, el pico en forma de pirámide que domina la necrópolis tebana y el valle de los Reyes.

- ¿Se lo propusieron o tuvo cierta libertad de elección? - Tuve libertad total. Me vine a Egipto, estuve en el Museo de El Cairo y luego me bajé a Luxor. Con una bicicleta estuve mirando tumbas por Gourna, tumbas que yo sabía que existían y que eran interesantes pero que, por una razón o por otra, no estaban bien publicadas o estudiadas. Y en esa lista estaba la de Djehuty. Cuando entré y vi el potencial que tenía, porque todas las paredes estaban escritas con inscripciones de su vida personal, de sus creencias religiosas, etc., pensé que era el proyecto ideal. El siguiente paso que di fue solicitar al Servicio de Antigüedades que me concediese el proyecto y, después, tuve que buscar financiación, pero debo decir que yo en todo momento fui libre. Djehuty es un proyecto que partió de iniciativa mía al cien por cien. - ¿Qué aprende un director de un proyecto como este? - Nuestra vida no es nada rutinaria. Cada día es muy distinto y, entonces, aprendes a estar con los ojos bien abiertos y despierto. Te conviertes en una esponja que lo absorbe todo. Luego está el tema del trabajo en grupo. Es como un equipo de fútbol donde cada miembro tiene su función, todo está interconectado.

El trato humano también juega un papel muy importante. Como siempre digo, ninguno de nosotros es un genio, pero juntos hacemos un trabajo genial. - ¿Qué planes hay para el futuro de Djehuty? - Ahora disponemos de financiación por dos años gracias a Unión Fenosa. Y también están ahí los ahorros tenemos, pero estamos condicionados por todo ello. Respecto a la parte científica, lo que ahora más nos interesa es sacar a la luz más tumbas. Hemos descubierto que estas formaban calles dentro de la necrópolis y lo que queremos ver es esta interconexión. Antes se habían estudiado las tumbas como “islas”. Nosotros lo que pretendemos es documentar bien la organización de la necrópolis, reconstruir su paisaje. - ¿Puede comentarnos algo sobre su labor en el CSIC, un mundo un tanto desconocido para los estudiantes universitarios? - Es cierto. Y el CSIC también está desconectado de la realidad académica española. Por otro lado, allí lo que tenemos es tiempo. Yo lo invierto mucho en la organización de la campaña, en la gestión de la financiación y en la redacción de los informes, pero también lo empleo en la publicación de los resultados y de artículos científicos.

FOTOGRAFÍA: C. ALONSO

La Entrevista

Documentación de hallazgos en el patio de una tumba hallada en 2012, de cuya excavación se encarga José Manuel Galán.

- En su opinión, ¿en qué situación se encuentra la Egiptología en España? - Hay que hacer crítica. Tenemos una falsa sensación de que al haber avanzado algo ya estamos muy bien. Y es cierto que ya hay un máster en Egiptología y es relativamente fácil estudiar lengua egipcia. Cada centro hace un esfuerzo heroico, pero aún falta mucho para estar al mismo nivel de Inglaterra, Alemania o Estados Unidos. Esto no deja de ser paradójico si tenemos en cuenta la gran demanda social por la Egiptología. - ¿Qué le diría, pues, a un futuro egiptólogo? - Pues que hay sacar buenas notas durante la carrera para poder lograr becas, ir al extranjero a formarse y aprender lenguas modernas. Y en el fondo esto es una suerte, puesto que te obliga a viajar y a ampliar tus miras. El futuro es negro,

pero es como tiene que ser. En las Humanidades, y en Egiptología más, los puestos de trabajo no te están esperando. El futuro siempre es incierto, pero si tú trabajas, y bien, y eres valiente, las cosas van saliendo. No puedes esperar que el camino esté iluminado antes de que tú lo vayas haciendo. Yo en eso soy optimista. Aunque también es cierto que ahora las cosas están muy difíciles, pero siempre, por unas razones o por otras, en Humanidades nunca lo hemos tenido fácil. - Y una última pregunta, que viene prácticamente impuesta por el momento que atraviesa Egipto. ¿Qué rumbo va a tomar el país, en su opinión? - Nadie lo sabe, hay que tener paciencia y confiar en la suerte. Pero sin duda, de un modo u otro, saldrán hacia delante.

FOTOGRAFÍA: F. L. BORREGO

De Visita

LUXOR, UN MUNDO SACADO DE ‘LAS MIL Y UNA NOCHES’

Vista del Nilo desde el aire.
JAIME GUTIÉRREZ

or más que se acerque a esta el ella de una manera creciente con cada P cautivarle. En esta ocasión eldetierra,queviajero se sentirá atraído porvez aguardaráLuxorsorpresa nueva conen visita, pues aunque el lugar destino sea siempre el mismo, cada una la que lugar visitaremos será la orilla occidental de (la antigua Tebas) el ombligo de Egipto, poniendo como excusa la visita a la 11ª campaña del Proyecto Djehuty.

U

n mundo fantástico sacado de Las mil y una noches, lejos de la ciudad, que vive el día a día con lo más básico y para el que el progreso no va más allá de tener un teléfono móvil. Un lugar antes inundable y que ahora lo ocupan pueblos como Habu, en Gourna. Aquí la vida sonríe cada mañana, pues al salir a la calle se acaba saludando a gente que el día de antes no se conocía de nada, pero que sin embargo se pararán a hablar con el visitante si le ven parado y cuya simpatía, lejos de la codicia de la gente de ciudad, se ve solo superada por sus ganas de ayudar. Al dar un paseo por estos lugares se estará difícilmente solo, pues niños y toda clase de perros callejeros formarán la escolta personal del viajero hasta su destino a fin de que este llegue incólume a él. Es en este ambiente donde se puede conocer al verdadero egipcio, el egipcio preocupado por lo que pasa en su país, pero sobre todo preocupado por cómo eso le puede afectar a él.

De Visita
preguntamos Mahmoud, hotel donde nos alojamos y que L ey“Los jóvenes deadebido estándueño del viajes Amenophisgracias aloellos ha descendidohabla inglés alemán fluido a sus múltiples por Europa, sobre que opina de la situación del país: Tahrir borrachos y toman drogas, el turismo en el país, con Mubarak las cosas no estaban bien, pero venía la gente” sin embargo por otro lado afirma que “la revolución se conseguirá poco a poco, lentamente, no se puede esperar que los cambios ocurran de un día para otro”.

Vista del valle y del templo de Deir-el-Bahri y el pico del Qurn al fondo.

es muy por la gente de las tiendas alrededor de E sta opiniónEgipto a compartidarevolución y que, laseciudad y demermado porsituadaspaís. Ysobreque los lugares turísticos, que vive de un turismo que ha visto las noticias la inseguridad en raíz de la sin embargo, no afecta a todo el es

en Luxor la revolución ha cambiado poco el rostro de la zona; ya no se ven carteles con la cara de un Mubarak omnipresente que parecía vigilarlo todo, pero por lo demás las cosas siguen igual.

De Visita
in embargo, al observar S losos de Memnón, conlos Coacabamos entablando conversación Abdul,

dueño de un pequeño local frente a las dos estatuas monumentales llamado “Dreams of Memnon”. Hombre humilde, licenciado en Agricultura y Ganadería por la universidad de Luxor y con un inglés fluído, nos cuenta que ha trabajado durante años en distintos trabajos en la ciudad costera de Hurghada (equivalente a nuestra Mallorca): “tenía muchos trabajos al mismo tiempo, empecé trabajando en un pequeño hotel, mucho turista, muchas propinas… no me gustaba aquello, pero si el mar” afirma Abdul. Tras ello trabajó en varios barcos en la misma ciudad “fue un gran honor, me recomendaron, en los libros de firmas hablaban bien de mí, sin embargo no quiero ir a más, pues cuando la gente asciende se vuelve egoísta”.

T iempo después regresó aesLuxor y montó con su familia este restaurante, sin embargo no a lo

Arriba, colosos de Memnón; abajo, burro al que el equipo de Hermes vio nacer en el pueblo de Habu y nuestro escolta favorito durante el viaje.

único a lo que se dedica: “tenemos el restaurante, una granja, alquilamos habitaciones, y mi padre enseña alemán”. Cuando le preguntamos por la revolución la respuesta es clara “estoy muy satisfecho, la gente egipcia pudo hablar, antes no podía; en las últimas elecciones voté nulo, pues no me sentía identificado con ninguno porque no les conocía, sin embargo la próxima vez les conoceré; los Hermanos Musulmanes dicen que quieren un país inteligente y respeto por las religiones, de momento me gustan”. Mientras acabamos el té de menta al que hospitalariamente nos había invitado en su acogedor local, nos dice antes de marcharnos “Sé un esclavo para Alá y un dios para la gente”.

De Visita

Arriba, el techo del templo de Dendera; abajo, a la izquierda, escena del templo de Deir-el Medina; a la derecha, cartucho con el nombre de Alejandro Magno.

Noticias Breves
HERMES CELEBRÓ SU SEGUNDO ANIVERSARIO

E

l pasado 29 de noviembre se celebró el segundo aniversario de Hermes en el acto de clausura del I Encuentro de Jóvenes Investigadores de Filología Clásica de la Comunidad de Madrid. Ester Belaire y Sonia Blanco presentaron el nuevo diseño de la revista y los distintos comités que se han creado, y explicaron cómo ha ido evolucionando Hermes desde que se publicó su primer número en octubre de 2009.

‘EGIPTO MÁGICO’ EN LA GALERÍA ‘ARS HISTORICA’

D

esde el 15 de marzo hasta el 15 de mayo puede visitarse, en la galería Ars Historica de Madrid la exposición Egipto Mágico, en la que se reúne una selección de amuletos, joyas, esculturas y objetos de la vida cotidiana de la civilización egipcia. La muestra está constituida por más de 200 piezas y la visita es gratuita.

‘EL CINE DE ROMANOS Y SU APLICACIÓN DIDÁCTICA’

E de romanos y su aplicación didáctica El cine

l pasado 22 de marzo, Fernando Lillo Redonet impartió una conferencia, en el marco del Máster de Formación de Profesorado, titulada con la que acercó a los alumnos de dicho Máster y del Grado en Ciencias de la Antigüedad y la Licenciatura en Filología Clásica a las películas y series de temática griega y romana.