You are on page 1of 6

Dificultismo poético a propósito

.de "En la humedad cifl?sda" de Coral Bracho
\. . Alejandro Palma
Procedimiento
Eldificultismo poético representa, dentro de 10 poético literario,
caso ilustrativo para entender los·componentes que estructuran
texto artístic.o; El mecanismo mítico de la palabra sagrada ha sido
sustituido por el artificio de la palabra escrita desde la antigüedad
clásica con los griegos, una vez que seafiariza la escritura del
poema, alrededor del siglo VI a. de C. A partir de entonces, el hecho
poético en gran medida puede ser determinado según lo que Louis
Hjemslev ha definido como la correlación entre el plano de la ex­
presión y el plano del contenido. Este trabajo es una reflexión ini­
cial sobre el modo de determinar los componentes de un poema
, siguiendo una semiótica poética que determina unidades mínimas
de significación (semas) y su gramática
1
para demostrar que el
discurso poético es un signo donde el significante representa el
nivel prosódico de· dicho· discurso y el nivel sintáctibo deriva del
significado.
2
Se ha pensado aplicar dicho análisis a un texto con
cierto grado de dificultad poética ("oscuro" se dice frecuentemen­
te) para demostrar la infalibilidad del método y concluir que la
dificultad de un texto poético radica más en nuestra en incompren­
sión del artificio, que en su estructura misma.
I Para lo cual utilizo la propuesta de F r a n ~ o i s Rastier planteada en Essais de sé­
miotiqll.e disclI.rsive.
1 AJ. Greimas, Essais de sémiotiqll.e poétique, Paris : Larousse, 1971.
[ 135]
136 ARISTAS
Coral Bracho
Coral Bracho ocupa un lugar destacado dentro de la generación
poética a la que pertenece (generación de los cincuenta), ya que es
una de las poetas que a través de su particular obra poética
3
ba
sido dedicadamente estudiada. La crítica comienza su interés por
Bracho una vez que obtiene el Premio Nacional de Poesía AguaS­
calientes con su segundo poemario, El ser que vaa morir. De ahí
en adelante es una poeta a la que se le antologa en casi todas las
publicaciones representativas de la poesía hispanoamericana ac­
tual. Su vigencia se debe, en parte, a los recursos estilísticos que
maneja además de una exuberante voz femenina (algo inaudito en
la poesía mexicana y extraño en la poesía hispanoanlericana), por
10 cual ha sido frecuentemente identificada bajo el rubro de la poe;.
sía neobarroca. En este trabajo no vamos a Insistir, ni a profundi­
zar en la totalidad de la obra poética de Coral Bracho y su perti­
nente, o desatinada calificación como neobarroca, más bien nos
ocuparemos de un solo aspecto esencial a propósito de la dificultad
de la poesía propuesta por Luis de Góngora y Argote ytan vitupe­
rada o alabada durante el Siglo de Oro'. Básicanlente nos detendre­
mos en analizar la dificultad poética que plantea el poema "En la
humedad cifrada" para abordar un caso, curioso' por demás, de
apropiación de lo erótico desde una perspectiva particularmente
innovadora.
.El dificultismo poético
La dificultad poética, como lo desarrolla David Viñas Piquer, pro­
viene en parte de una del petrarquismo, el cual
comienza a saturarse bajo el recurso de la imitación. La poesía va
tomándose en un artificio que acepta. la limitada temática y se pro­
pone buscar formas novedosas que enriquezcan dicha imitación.
Por otro lado, se plantea a la poesía como una cuestiónaristocráti­
ca donde debe a toda costa alejarse del vulgo. En el contexto de la
lengua castellana también se deseaba demostrar que el español era
J Ha publicado Peces de pielfugaz (1977), El ser que va a morir (1981), TIerra entra­
ña ardiente (1992), La voluntad del ámbar (1998), Ese espacio, ese jardín (2003) y'el
poemario paraniilos, Jardin del mar (1993). Tiene parte de su poesla reunida en las si­
guientes colecéiones Bajo el destello liquido (1988), Huellas de luz (1994) y Trazo'
del tiempo (2000).
137 DIFlCULTISMO POÉTIco A PROPóSITO DE "EN LA HUMEDAD CIFRADA"
susceptible a la misma gimnasia verbal que el griego, el latín o el
italiano. Derivado de esos factores surgen dos estilos, los cuales, la
critica de principios de siglo xx -erróneamente quiso' antagonizar:
conceptismo y culteranismo. En realidac:i-'uno es complemento del
otro y presentan rasgos comunes que van en vias de extralimitar el
clasicismo renacentista. Lo artificioso expresivo parece ser su co­
mún denominador yde hecho, si seguimos los argumentos de Emst
R. Curtius en su Historia de la literatura europea, resulta que es
. lugar común en la poesía latina medieval. Por lo tanto, veremos
que el dificultismo poético propuesto por Góngora no es en sí una
. novedad, sino una salida para involucrar al lector en unjuego inge­
nioso de significantes. Viñas Piquer explica los conceptos de oscu­
ridad y dificultad, definiendo al primero como un vicio reprobable
y al segundo como un placer intelectual. Teniendo esto en mente,
se puede colegir que cuando aplicaron el adjetivo de oscuro a los
trabajos de Góngora, se aducía con cierto menosprecio a la impre­
cisión y falta de objetividad.
4
Lo cierto es que la historia de la
literatura nos" ha demostrado que dicha oscuridad, emparentada
más bien con la dificultad que proponía el reto a ser descifrada, se
volvió una moda de la época acuñada incluso por los más recelo­
sos detractores de Góngora: Juan de Jáuregui,s Lopede Vega y
Francisco de Quevedo.
No obstante hay que recordar que dicha oscuridad gongorina
no es una constante poética del autor. Basta echar una a sus
romances.o a varios poemas satíricos para encontrar·una claridaq
contrastante con la dificultad barroca. Entonces la materia poética
que Góngora elige para intrincar, es una específica. JoOO Beverly
menciona en su estudio introductorio a las Soledades, las reaccio­
nes en tomo a este libro yel Polifemo. La dificultad de este último
no había encontrado mucha resistencia debido a que la temática
tratada provenía del acervo mitológico; sin embargo, las Soleda­
des se menospreciaban como un trabajo estrafalario dado que el
.argumento era banal y sencillo.
6
Lo poético en este caso, no reside
4 Dicho adjetivo "oscuro" caló tan hondo en el orgullo de Góngora que motivó la "Carta
de don Luis de Góngora en respuesta de la que le eSCribieron" se defendla expresamen­
te de los ataqnes a sus Soledades. .
. .' Es pertinente reeXn-dar aqul su diatriba en contra de GóngoratituladaDiscursopoético.
Adyierte el desorden y engaño de algunos escritos la cual al paso de los al10s ha quedado
máS como un complemento al dificultismo poético que como su detractora.
, En pocas palabras el naufragio de un peregrino y su posterior rescate por unos pastores.
138 ARtms
en la magnitud del tema tratado, sino en el ingenio formal del poe­
ma; es decir, el deleite estético proviene del esfuerzo intelectual del
lector por comprender 10 artificioso, de forma se establece
unjuego que consiste en determinar la clave de lectura del poema.
Lo anterior nos •lleva a pensar que cuando Góngora tenia la
firme intención de transmitir mensajes, buscaba la forma adecuada
por hacerse entender claramente, y cuando su intención era el jue­
go agudo, se privilegiaba la forma relegando lo dicho a un segundo
término, Lo sugerente en la dificultad poética no implicaba una
necesidad por tratar ternas censurables, más bíen se planteaba un
juego de limites para wle novedad a un tema común.
Análisisde "En la hu,medad cifrada"
El caso anterior parece cobrar vigencia eÍl "En la humedad ci­
frada" de Coral Bracho, con la particularidad de que dicho poe­
ma se desarrolla en un contexto muy distinto al del Siglo de
Oro. Sin embargo, son varios los argumentos que apoyan la
utilización del barroco corno recurso estilístico en el poema de
Bracho.José Lezama Lima escribe en su ensayo La expresión
americana que el barroco es el estilo expresivo por excelencia
de la cultura iberoamericana. Históricamente se puede com­
probar esto a través del despunte que la literatura colonial lo­
gra mediante elacuñamiento de formas oscuras; en primer lu­
gar está el Primero sueño de Sor Juana Inés de la Cruz que,
.corno el título completo reza, está escrito "a imitación de ·la
Primera soledad de GÓngora". Seguidamente, existe un trata­
do, que Viñas Piquer ha olvidado mencionar en su apartado
sobre el debate gongorino escrito por Juan de Espinosa Medra­
no "El Lunarejo" que lleva el nombre de Apologético a favor
de Luis de Góngora (1662). El barroco, específicamente el di.;.
ficultismopoético expuesto en la poesía de Góngora, se con­
vierte, más que una moda, en la forma expresiva eficaz para
una realidad transfigurada y por eso durará hasta entrado el
siglo XVIII en América.
La welta al barroco en América se determina, según Néstor
Perlongher, como "cierta intervención textual que afecta las textu­
ras latinoamericanas: texturas que el barroco teje, más que Un tex­
to significante, un entretejido de alusiones y contracciones rizomá­
ticas que transfonnan la lengua en tex'tura, sábana bordada que
DIFlCULTISMO POÉTICO A PROPóSITO DE "EN LA HUMEDAD CIFRADA" 139
reposa en la materialidad de su peso".'Estas texturas son el com­
puesto híbrido de la cultura 'latinoamericana que a través de la
acumulación exacerbada del barroco logra conciliar fuentes cultu­
rales disímiles. .
AdeDlás de este tinglado, en el caso particular de Coral Bracho,
habrá que agregar la búsqueda de una expresiónfemenina original;
donde la mirada no se encuentre sujeta al falocentrismo. El poema,
por 10 tanto, se instaura dentro de un barroco que, de acuerdo a
Bolívar Echeverria, "puede muy bien extenderse con calificativo
de todo un proyecto de construcción del mundo de la vida social;
justamente en lo que tal construcción tiene de aétividad conforma­
dora y configuradora".8. Bracho más que acudir a un feminismo
prefiere elethos barroco que se propone reconocer la modernidad
corno algo inevitable aunque se resista a aceptarla.' En este caso la
de Bracho no reside,en el juego ingenioso de
ocultar un tema común, más bien, propone un lenguaje poético que
se oponga, ,de alguna manera, al hecho capitalista y masculino.
"En la humedad es un poema sugerente que no remite
a un tema específico, 'sino que juega sensualmente con el lenguaje
para dejar evocaciones de algo sumamente erótico. Por otro lado,
es la atmósfera propicia para que una voz poética femenina men­
cione, quizás por primera vez en la. poesía mexicana, la palabra
"semen". Es curioso notar que el trabajo de dificultad poéticajue­
.ga con el resto de los referentes, pero no con "semen", que a dife­
rencia de otros poemas de Bracho, donde se metaforiza como "es­
pesura vidriante", "agua láctea", ,"zumo denso", etc., debe estar
claramente expuesto. Algo similar al caso de Góngota cuando opta
por la claridad. Coral Bracho se expresa con una voz femenina que
, evade 'al objeto del deseo desde dicha óptica para mejor jugar con
el lector y enunciar, ante éste, tina ambientación erótica-deja frag­
mentación.
El poema en sí no es un catálogo acorde con la tradición clásica
recorrer todo el cuerpo Qe manera sugerente, sino fragmento
de varios momentos en los cuales se insiste en un minimoinstante
de placer. La oscuridad en este caso, según Ornar Calabrese, es un
7 Perlongher, Néstor. "Neobarroco y Ileobarroso". Ettlvledusario.lvluestrade lapoesía
latinoamericana. &elec. y Ilotas de Roberto EchavarreIl, José Koier y Jacobo Sefami. Méxi·
co: FCE, 1996, p. 22.
I Echeverrla, Bolívar. La modernidadde lo barroco. 2'. ed. México: ERA, 2000, p. 90.
1
140 ARISTAs
efedoCM· --.-c,.elealcanzarse "subvirtiendo o sustrayen­
do_o- ¡- _laspu1l:Sdeldiscurso o eliminando la evi­
cbcia...jDliw :ja nx:iproca de las unidades semánticas",
9
Efa:ID.-=' ,-- .laailicasobrelapoesía de Bracho familiariza
COIl d ah'¡lID.'. .. dIJIIde la intratextualidad se propone no
solo......... ¡F \siIo13lllbiénforma1.
uo"·ji. 'ic..siiioes posible tras una ubicación de lo
cp:1ta:éo .. unidades mínimas de significa­
c:iállfIIC-- .tipifir:;erpara partir a una gramática textual
.._".Iahlwa4cllliw:l sintáctico. Las divisiones que
".... ,dlliñd • ..; 'Bimal d poema "En la humedad cifra­
... ... i - sa"Mb, el cueIpO y la naturaleza.
1Iis.6:t • ..... yllas.'**P.AI 9JClapalabra "esperma" obliga
._0. '5"'7.dcl1cldDamo sema nuclear,lO es posible
...... _scñcdc.ÍSDIllpÍaS saná
nti
cas
l1
que serian lo líquido,
el CBCIpO Ylo Las tres isotopías nos permiten entonces
.,uparlos scmas entn:s grupos para determinar su función como
qcs de categorías por oposición.
12
Al n:tomar la idea de clases semiológicas
l3
las cuales identifi­
can la función de las unidades básicas de significación en un plano
connotativo, es posible realizar una combinatoria posible donde
ciertas partes del grupo isotópico "líquido" concordarían con el
grupo "cuerpo" y éste tendría una relación directa con los sernas de
• CaIabresse, Ornar. La era neobarroca. Madrid: Cátedra, 1987, pp. 177-178.
10 Probablemente, enténninos de Rastier, esta palabrafungiría como una isotopía senlÍo­
lógica segúnla entiende él como reducir un texto plurisotópico a una solo isotopía: "Cela ne
vaut cates pas seulement pour les isotopies sémiologiques, mais elles peuvent nous servir
d'exanpIe; En effeá, les principesde la description qui précede devraient pennettre d'éviter
les Ieáures réductric:es (qui oot pour effet de résumer le contenu d'un texte plurisotope a
seule isotopie)". «Systémalique des isotopies», Fran90is Rastier, en Essais de sémiotique
pobiqIul, J. A GRimas, p. 96.
n Al n:spedo me baso en el trabajo propuesto por.Greimas en su tratado de Semántica
aInM:IIITtIl enckude define el concepto de isotopía como un principio que penllite conca.
--=-1II!IDÍI'flCa de __por 10 menos bajo un doble contexto.
a eLesDa, lIlIUS láwos W, 80IIt articulés par des oppoi¡itions sémiques qui conStituent
de la signification »; (Rastier, 14).
D ApqIéJsiIo he un gran paso entre uno y otro aspecto donde estarían el trabajo de
.........--y su categoría según las relaciones que las organizan para determinar el
CIIidi&u-1llIIIo a 10 seDllClriaI aplicado al cuerpo corno una naturaleza exuberante. Dado que
pn6:mCClltnlr mi análisis en determinar aspectos correlativos entre el plano de expresión y
... CPIMrido" prefiero saltar dicho procedimiento y MSM· directamente al trabajo de clases
-...ioIógicas que nos darán la clave para leer un poema que a primera vista se supone'''OSClJ­
ro", -dificiI"o incluso "sin sentido".
DIFICULTlSMO POÉTIco A PROPóSITO DE "EN LA HUMEDAD CIFJWlIl 141
"lo sagrado". En el caso de este poema la sintaxis establecidamtre
dichos semas estaría dictada por una relación de los sentidos mani­
festados a través de los verbos "oigo", "bebo", ''huelo'',
"abro". La operación combinatoria se esquematiza de la siguiente
manera: "Sentido percibe Cuerpo que refiere a Naturaleza". Abajo
indico la propieda4 de cada uno de los semas que se sujetan a los
sentidos particulares:
Sentidos Cuerpo Naturaleza
Oír cuerpo/ esperma!
semen! oráculo/
templo/ palpo/ blasto/
atrios! huellas!
hervideros
hmnedad/ limos!
deltas! venero/ .
larvas! légamos
Beber raíces! costas! parva cieno/ landas!
musgosos! savias!
lianas
Oler bordes! brasas

selvas! vertientes
Tocar fragua! indicios ciénegas!lamas
Abrir muslos luz
De tal mecanismo de operación podemos comprender no sólo el
funcionamiento de los semas en el plano connotativo, sino que tam­
biéIi se percibe el extrañamiento del lenguaje poético pues los sen­
tidos se asocian a una acción poco frecuente que tiene como senti­
do enfatizar. en el poema una percepción ultrasensorial la cual,
metónimicamente, nos remite al detalle mínimo.
Esta distinción también nos hace caer en la cuenta de que ante
todo el oído se privilegia como sentido pues existe una triple reite­
ración que abre tres momentos en el poema:
1°. Oye, entonces bebe y huele.
2°, Oye, entonces toca y abre.
3
0
, Oye.
Picha separación será determinante para entonces comprender
que la función que las unidades realizan en el resto del poema. Por
lo tanto en la primera parte, se plantea ya el tema, el momento
previo a una eyaculación como instante de placer. A nivelprosódi­
co se puede entender la primera parte como "oír al cuerpo en la
I
I
I
142
ARisDls-
"
' c ~
>
humedad cifrada", a nivel sintáctico se reitera la idea mediante la
cláusula entre paréntesis "de quien emerge, de quien se e¡..1iende
saturado, recorrido de esperma".
, El acercamiento a dicho instante de placer se sugiere a través de",
ciertos sentidos, ya que la voz poética oye, prueba, huele, toca; -.i",i.,
;:
;
pero no ve. Veladamente se evita la vista, ya que sería una interpre­
tación clara de cierta realidad. En su lugar, se sugieren sensaciones
que invitan al lector a ejercer una sinestesia. Por ejemplo, el cuerpo
se oye en la humedad cifrada, se prueban las "savias densas", se
huelenlas selvas untuosas yse oye un semen que además es inlagi­
nable aunque nunca ocurra a Iolargo del texto. Es entonces cuando
la aCUlllulación enfatiza el juego de secreciones; no se trata de ce­
lebrar el orgasmo o la eyaculación, la intención de la voz poética es
captar el momento exactamente previo, un núnimo instante, que
forzosamente debe cargar placer pues todo está bullendo. Más allá
del juego etótico-'sensual o el orgasmo, lo que verdaderamente tras­
ciende es lo mÍlúmo: raíces, bordes, vertientes, el instante del her­
videro, aquello que queda frecuentemente obnubilado ante la prisa
del orgasmo. El poema es la celebración gozosa de un intersticio,
tomando el término prestado a Homi Bhabha, imperceptible desde
una perspectiva común que toma'comocentro y objetivo del deseo
sexual al orgasmo. "En la humedad cifrada" expone otro espacio
reducido de placer a través del aguzamiento de los sentidos donde
no hay centro u objetivo, es el placer por el placer mismo; formal­
mente lalectura de ese poema, que parece llevarnos a lo inminente,
una eyaculación, se presenta a través de su sintaxis peculiar (mu­
chos pcuéutesis, puntos Y coma, dos puntos, ideas 'derivadas de
otJias:es deciJ;. una estructma rizomática) como una huida delcen­
UopDapmlegiar las bordes que cercan al placer y pasan inad­
1oe:u:td:ls ~ la traswdenciadel orgasmo. Traducido esto a nivel
d:I bgyPje;, d juego que prq>ODe Coral Bracho para el lector, es
~ en d pIaa:r de las palabras como significantes y
maSER d pma:so de contigüidad vaya dándole sentido a
C5ili:6 ~ n s apIor;mdo el extremo, otro borde.
tagJ2D tfifi:teatia coo respecto a Góngora reside en que el poe­
pemIite descifrarse del todo, no hay un centro de
11 sig¡ ir. acü', pues el texto huye de la lectura principal y privile­
su lugar, varias lecturas. Sería casi imposible interpretar
Iedo·como sí se puede hacer con la mayoría de la poesía ba­
mx:a la cual, una vez deshaciendo el artificio del dificultisino, ré­
" Dlf1CULTISMO POÉTICO A PROPÓSITO DE "EN LA HUMEDAD CIFRADA" 143
,vela un mensaje a nivel prosódico. Lo particular en este poema de
• Coral Bracho resulta de un análisis de tipo estilístico, parte que no
hemos realizado en este análisis, donde los resultados revelarían
un nivel donde el significante, es decir,el nivel prosódico del dis­
curso, por sí mismo detenllina un significado. Si recordaInos
idea del isomorfismo planteada por Greimas, hay una serie
rrespondencias establecidas a nivel fonético y sintáctico ~ IIJ:S
paréntesis juegan el papel de un te¡..1:o dentro de otro. El sig[xu::3:­
pone en sí mismo lo que demuestra, a fin de cuentas, el IIlis:reriom
éste, su imposibilidad explicativa mediante un referente: el
como una humedad cifrada.
Conclusión
Lo barroco cobra vigencia a través del ingenio contextualizándose
acorde a la época de la escritora, se nos propone que ese "semen
táctil" sea la palabra evocadora, capaz de resistir una realidad no
deseada. De alú lo traslúcido del término "semen", donde contra­
riamente a lo que muchos han dado en llamar "feminismo erótico"
o "la escritura del cuerpo", se sugiere una actitud de fugacidad,
pues no interesa tanto el resultado (perdurable a través de la me­
moria o la evocación) como el proceso (cúmulo de fragmentos su­
gerentes que usualmente se ubican en un borde indefinible). La
palabra, por lo tanto, es un deseo inmediato que fluye como el agua
en el río.
El texto
En la humedad cifrada
Oigo tu cuerpo en la avidez abrevada y tranquila
de quien se impregna (de quien
.emerge,
de quien se extiende saturado,
recorrido
de .esperma) en la humedad
cifrada (suave oráculo espeso, templo)
en los limos, embalses tibios, deltas,
de su orígen; bebo
(tus raíces abiertas y penetrables; en tus costas
144
lascivas ---cieno bullente-landas)
los designios musgosos, tus savías densas
(parva de lianas ebrias) Huelo
en tus bordes profundos, expectantes, las brasas,
en tus selvas untuosas,
las vertientes. Oigo (tu semen táctil) los veneros, las larvas;
(ábside fértil) Toco
en tus ciénegas vivas, en tus lamas: los ntStros
en tu fragua envolvente: los indicios
(Abro
a tus muslos ungidos, rezumantes;escanciados de luz) Oigo
en tus légamos agrios, a tu orilla: los palpos, los augurios
-siglas inmersas; blastos-. En tus atrios:
las huellas vítreas, las libaciones (glebas fecundas),
los hervideros. .
oEn El ser que va a morir (1981). Transcrito de Huellas de luz
(recopilación). México, CONACULTA, 1994.
o OBRAS CITADAS
B r ~ h o , Coral. HuellCl$ de luz, México: CONACJ,JLTA, 1994.
Calabresse, Ornar. La era neobarroca. Madrid: Cátedra, 1987.
Echeverría, Bolívar. La modernidad de lo Barroco. 2
a
; oo. México:
ERA, 2000..
Góngora y Argote, Luis de. "Carta de don Luis de Góngora, en res.
puesta de la que le escribieroll".en Soledades. Ed.de JOM
Beverley. 11
a
; ed. Madrid: Cátedra,2003.
Greimas, A. J,
oo- et. al., Essafs de sémiotiquepoétique. oParís: Larousse, 1971.
- Semántica estructural. Madrid: Gredos, 1971.
Perlongher, Néstor. ''Neobarrocoyneobarroso''.EnMedusario. Mues­
tra de la poesia latinoamericana. Selec. y notas de Roberto
.. Echavarren, José Kozery Jacobo SefamtMéxico:FCE, 1996.
Rastier, Franyois. Pour une théorie dudiscours poétique. París: La­
orousse, 1972.
VJñas Piquer, David. Historia de la critica literaria. Barcelona: Ariel,
2002.
~
e