You are on page 1of 3

Felipe Venegas J.

Identidad Obrera en América Latina y su participación en el movimiento social ¿Transformación o Desaparición?

Introducción. En la sociedad actual conviven diversos grupos con particulares características, procedencias, costumbres, creencias, etc., y son estos mismos grupos los que se han hecho partícipes de los movimientos sociales del último tiempo en Argentina, México, Perú y Chile entre otros. Dentro de estos movimientos sociales podemos encontrarnos con variadas temáticas que abordan la economía e industria nacional, los conflictos étnicos, la educación, preocupación medioambiental entre otros, destacándose estudiantes y grupos étnicos indigenistas como agentes de participación social que ha llamado la atención de los medios masivos de comunicación a nivel mundial. Desarrollo. Existe un sector de la población que tradicionalmente participó dentro del movimiento social, el Movimiento Obrero. Sin embargo en los últimos años, su presencia no ha sido determinante en las diferentes manifestaciones de carácter social a diferencia de cómo fue en primera instancia en la primera mitad del siglo XX, en donde se produjeron diferentes sucesos que desencadenarían diversas crisis alrededor de América Latina, siendo la crisis económica de 1929 el máximo exponente y la chispa de futuros conflictos económicos, políticos y sociales que acontecieron en diferentes países de Latinoamérica. Respecto a esto, diferentes movimientos sociales se desarrollaron en Argentina, Perú, Brasil, Chile y otros países, destacando el movimiento obrero. A partir de la década de 1930 comenzaron a establecerse diferencias sustanciales entre lo que significa ser un trabajador empleado y un trabajador obrero, situación de marcó las condiciones para el impulso de la organización sindical futura, por ejemplo dentro del caso chileno “(…) las leyes tendían a consagrar una distinción parecida entre los empleados, que cobraban mensualmente, y los obreros, que cobraban semanalmente.” (Bethell, p.133) Es como al establecer diferencias los empleados en sus respectivos trabajos lograron establecerse en la clase media gracias al alza de sus sueldos, y por otro lado los obreros a partir de sus condiciones materiales lograron identificarse con la clase trabajadora, la clase proletaria. Sin embargo, las condiciones laborales a nivel general comenzaron a precarizarse, lo que desembocó en la organización política y en activismo dentro de los mismos trabajadores, y fue determinante en temas de apoyo político como lo fue posterior a la elección presidencial de Alessandri:

Con el avance del tiempo los movimientos sociales eran sumamente numerosos. real o potencial. se realinearon contra la agitación popular.” (Bethell. <<el pueblo>> o <<los pobres>> para referirse a la población trabajadora y. tanto políticos como económicos producto de su relación de sometimiento con Estados Unidos. las elite nuevas y viejas y los intereses extranjeros. mientras un sector. el ejército. p. Cuba y Puerto Rico con sus conflictos internos. p. de cambios políticos. a cambios en el empleo de la expresión <<clase trabajadora>> al ampliarse el concepto para que abarcase a todos los que trabajaban para vivir” (Bethell. de represión al movimiento social y a la violación de derechos humanos a lo largo de Latinoamérica: . y por diversas partes de América Latina. p. p. el nivel de organización que alcanzó el movimiento obrero fue notable y reconocido por diferentes países de Latinoamérica : “En el decenio de 1930 algunos segmentos de la clase trabajadora se aproximaron al concepto de aristocracia del trabajo: especializados y bien organizados utilizaban su posición en el mercado para favorecer sus propios intereses en particular y generalmente no mostraban interés por la acción política en nombre del conjunto de la clase trabajadora. de extracción sindicalista organizaba el Partido Comunista.337) Posteriormente el movimiento social fue creciendo por Perú y Ecuador con el tema de su división entre sus sectores modernos y la masa rural indígena. en los años setenta. en el gobierno de Ibañez acudió sistemáticamente al crédito para poder financiar sus programas. así económicos y políticos. integrando no sólo obreros y campesinos con una raíz étnica indigenista. a pesar de tener el apoyo mayoritario de la población.134) Los movimientos de los sectores populares encabezados por la clase obrera obtuvieron un impacto y una relevancia a nivel nacional increíbles con un proyecto sólido y conciso.136) Sin embargo. por lo cual al momento de la crisis el gobierno se transformó paulatinamente en una dictadura de carácter progresista: “La depresión lo transformó en un régimen más duro y represivo. sin embargo.” (Halperin. sino también al grueso de los trabajadores de los diferentes países: “Esta mezcla de diferentes categorías de pobres que trabajan daban sentido a conceptos tales como. la clase obrera en su conjunto otorgaba adhesión al nuevo presidente. se transformó en una amenaza para las clases dirigentes: “Después del decenio de 1960 en América Latina el gobierno.“El movimiento obrero creció.” (Bethell.241) Por lo tanto comenzó una larga cadena de golpes de estado.336) Asimismo. p. a la vez que la privaba del apoyo popular” (Halperin. fuerte y organizados.

su identidad ha ido cambiando y se ha ido conformando de diferentes maneras. al parecer las consecuencias en la sociedad después de las dictaduras no sólo amedrentaron a los sectores populares y al movimiento obrero. Política y Sociedad desde 1930” Bulmer-Thomas Victor (1998) “La Historia Económica de América Latina” Halperin Tulio (2004) “Historia Contemporánea de América Latina” . Finalmente en la actualidad la identidad del movimiento obrero y la identidad del movimiento social como tal es prácticamente inexistente. La identidad obrera en América Latina se ha conformado a través de diferentes procesos políticos y sociales. una metodología eficaz y un fin político claro parece ya no existir. etc. se ha olvidado de la lucha social y las manifestaciones para alcanzar un objetivo a través de diferentes métodos. además de obstaculizar y censurar manifestaciones de carácter popular y comenzó la persecución y represión a diferentes grupos. Bolivia. (1997) “Historia de América Latina. Bibliografía Bethell Leslie. en Brasil. Si analizamos el desarrollo histórico del movimiento obrero. p. que demuestra participación o muestras de apoyo en diferentes contextos de los diferentes países y nada más. lo individuos carecen de identidad. su identidad sólo corresponde a la representación de una institución. Conclusión. logrando sobreponerse de manera excepcional las adversidades como lo fueron en su momento las dictaduras. sino que marcaron cambios a nivel cultural en el cual la sociedad carece de identidad. y en Uruguay y Chile (supuestos refugios de democracia civil) en los setenta. sin embargo el día de hoy el panorama es diferente. y de proyección y conducción de los futuros movimientos sociales. mostrando ser un movimiento obrero. lo que genera gravísimos problemas a nivel político y social. en la actualidad el movimiento obrero. e históricamente ha tenido una participación activa en las movilizaciones de carácter nacional de los diferentes países y ha pasado por altos y bajos a lo largo de la historia latinoamericana. (Bethell. Sin embargo. o la clase trabajadora ha perdido la consciencia de clase.“Regímenes militares duraderos subieron al poder en Guatemala en los años cincuenta. la violación a los derechos humanos. el rol de agente social que establece una organización impecable. Argentina y Perú en los sesenta. social y nacional admirable. 241) La mayoría de estos regímenes militares abolieron los partidos políticos y los grupos de oposición. y con esto la brutal violación de los derechos humanos en América Latina. las persecuciones políticas. los niveles de consciencia no son suficientes para poder llevar a cabo la organización necesaria para poder generar los cambios necesarios y para poder sobreponerse ante las injusticias y los diferentes males de la sociedad corrupta en la que vivimos en la actualidad.