Inicio

Quienes somos

Plan parroquial

Contactanos

Enlaces

Ayudanos

3 MITOS SOBRE EL CRECIMIENTO DE LAS SECTAS
Autor: Martin Zavala M.P.D.
Misioneros de la Palabra de Dios Catolico: Defiende tu Fe

Guatemala y las Sectas: ¿El por qué de su crecimiento explosivo?
Este hermoso país donde antiguamente era de una mayoría católica, ahora es uno donde las sectas evangélicas han llegado a ser cerca de un 35% ¿Qué fue lo que paso?

Introducción
El caso de Guatemala viéndolo desde la fe cristiana debe de servirnos para reflexionar seriamente sobre lo que esta pasando en este país y en otros donde el proselitismo sectario es un hecho y han logrado que millones de católicos abandonen la fe. Actualmente en este país el 35% ya es protestante, en otros países ya han crecido en un 25, 20 o 15%. El Secretario del Movimiento Internacional de la Iglesia de Dios y de Pentecostés, denominación evangélica, José Elías estima que en Guatemala existen actualmente unos diez mil grupos fundamentalistas.

La gran mayoría de los que actualmente son miembros de sectas fundamentalistas antes fueron católicos. Que increíble que halla sucedido todo esto en un período de solamente cien años: 1900-2000. Obviamente que esto no es una simple casualidad o fruto de las campañas protestantes y de sus misiones.

Señalemos tres aspectos fundamentales que han contribuido en gran manera a que el crecimiento de las sectas halla sido de una manera explosiva. Son tres mitos que se repiten en muchos países y que son necesarios descubrir para poder enfrentar con seriedad y objetividad este fenómeno. Como todo mito, siempre inicia o parte de una realidad, pero poco a poco va exagerándose hasta convertirse en una verdadera leyenda que hay que desmitificar. Todavía hay tiempo de corregir: el rumbo de la historia.

1.- Primer Mito. Calidad Vs. Cantidad; el abandono total.
Hace poco, en Guatemala, fue la canonización del Hermano Pedro de San José de Betancur (1626-1667), uno de los acontecimientos más importantes de la historia del catolicismo guatemalteco. Al ser algo de suma importancia y darse en este país invadido por las sectas, no faltaron pastores y líderes católicos que aprovecharon la ocasión para hablar sobre el por qué las sectas habían crecido tanto. Al leer las declaraciones de prensa me llamó mucho la atención el comentario de un líder católico que comentó: «Antes había un 99 por ciento de católicos» en el país, «pero muchos no tenían nada de compromiso, eran solo católicos de nombre; ahora tenemos un 70 por ciento». «Lo más importante es la calidad del católico, que es muy superior. No nos estamos fijando en la cantidad...”.

Con esto lo que estaba queriendo decir era que no importaba que se le fueran miles de personas de su diócesis a las sectas. Que al cabo que ni eran buenos católicos, sino solamente de nombre. Exactamente eso y otras cosas muy parecidas he escuchado de parte de algunos pastores católicos que desafortunadamente no han entendido ni en lo básico, lo que significa ser pastor. Todavía recuerdo cuando un sacerdote tranquilamente me decía: Mira Martín, en mi parroquia hay veinte mil fieles, si se van 15 mil no importa, siempre y cuando se queden 5 mil buenos y comprometidos con la Iglesia, con Jesucristo y con el prójimo. Que tremendo. Con razón las sectas han crecido a este nivel en Guatemala y en otros países. Como decimos en México: Con estos amigos, para que quiero enemigos. Sin duda que este es uno de los grandes mitos que ha paralizado a muchos pastores católicos que cuando