You are on page 1of 4

EL USO DEL DEPORTE COMO AGENTE SOCIALIZADOR

El deporte como agente socializador.
Es mayoritaria la corriente doctrinal que considera que el deporte posee un enorme potencial socializador debido principalmente a su capacidad de ayudar a la persona a interiorizar, a hacer suyas normas y valores sociales. El profesor Melchor Gutiérrez entiende, en base a sus propias investigaciones y las por él estudiadas de otros autores, que los valores sociales y personales más propicios a alcanzar a través de la Actividad Física y el Deporte son los a continuación citados: a) Valores personales, como son la habilidad (forma física y mental), la creatividad, el reto personal, autodisciplina, autoconocimiento, mantenimiento o mejora de la salud, logro (éxito-triunfo), recompensas, aventura y riesgo, deportividad y juego limpio (nobleza), espíritu de sacrificio, perseverancia, autodominio, reconocimiento y respeto (imagen social), participación lúdica, humildad, obediencia, imparcialidad, autorrealización, autoexpresión, la imparcialidad. b) Valores sociales, como la participación de todos, el respeto a los demás, la cooperación, relación social, amistad, pertenencia a un grupo, competitividad, el trabajo en equipo, expresión de sentimientos, responsabilidad social, convivencia, lucha por la igualdad, compañerismo, justicia, preocupación por los demás, la cohesión de grupo. Según Gutiérrez, resulta ardua la tarea de decidir, en ocasiones, si un valor debe considerarse como social o como personal, pero, en todo caso, unos y otros se encuentran interrelacionados. Ahora bien, una vez dicho lo anterior, es de importancia considerar que tal potencial socializador del deporte puede conllevar consecuencias negativas o positivas, según el modo en que se produzca la interacción entre la persona que se socializa, los agentes socializadores y las situaciones sociales, debido a que cada agente socializador tiene la capacidad de inhibir el desarrollo del niño o la niña en

De este modo. la consideración de que la Actividad Física y el Deporte. las normas. empeñarse. no son generadores de valores sociales y personales. esto es. la noción de transferencia se torna enormemente frágil. en el proceso de socialización a través del deporte. obliga a las personas a adaptarse de modo constante a las nuevas situaciones. pero que dependerá del uso. detestables para sí misma y su contexto social. la promoción de valores deseables para la persona y su colectividad o. acertado o no. Para el logro de este objetivo consideramos como más eficaz el “Modelo ecológico para el desarrollo de valores sociales y personales en la Actividad Física y el Deporte”. En efecto. En concreto. desde los más pequeños a los más grandes. propuesto por Gutiérrez. efectivamente. El fútbol es un deporte que nos enseña multitud de valores en sus diferentes etapas. la persona que se socializa está sujeta a cambios constantes en función de los procesos interactivos que comporta la vida social. aunque pueda reconocer en las nuevas situaciones aspectos normativos y valores semejantes a los que se dan en el ámbito deportivo. la complejidad del proceso de socialización ha de ser también la referencia que sirva para analizar la posibilidad de que. desde los jugadores hasta los aficionados.función de los valores. de ahí que. que son excelentes terrenos de promoción y desarrollo de tales valores. Desde esta perspectiva. el fútbol. tanto su personalidad como su conducta social se verán afectados. que llevar a cabo procesos de adaptación a nuevos ámbitos y. Seguramente sea oportuno e importante destacar en cuanto al asunto que tratamos de la socialización a través del deporte aquello que ya viene exponiendo Brenda Bredemeier en sus trabajos desde hace varios años (recogidas por Melchor Gutiérrez). las sanciones y las oportunidades que ofrezca en el momento adecuado. ya que. Es muy posible que una experiencia anterior positiva tienda a favorecer nuevos procesos de socialización. en el hecho de educar y promocionar los valores sociales y personales cuando se practican Actividades Físicas y Deportivas. aun teniendo en cuenta la socialización positiva que ejerce el deporte. por el contrario. y hay que comprometerse. tendrá. en este proceder. que de la Actividad Física se haga. ya que incluso los acompañantes de aficionados o . pero no se queda aquí. que exige la participación de todos los sectores implicados o que puedan influir. pero esto no siempre ocurre así. por sí mismos. las cualidades adquiridas en las situaciones deportivas puedan ser transferidas a otras situaciones sociales. sin duda. al tratarse de un proceso dinámico e interactivo permanente. de una u otra manera.

se ha creado el concepto de socialización. de modo que lleguen a formar parte de su personalidad. Por tanto de forma activa podemos decir que los valores del fútbol afectan de una manera directa a aquellos que no están ligados al fútbol pero que se ven absorbidos por este. . ya sea consumiendo productos debido al fútbol aunque a él no le interese. Podemos considerar entonces que el conjunto de la sociedad y cada persona que la conforma está inundada por la pasión de este deporte y los valores que este transmite llegando a cada población. denominando a los aficionados como el jugador número 12 que interviene en el fútbol de forma clara. sociedad por pequeña que sea.meros espectadores están influenciados debido al carácter social que tiene el ser humano. Determinar qué valores se desarrollan en cada etapa dependerá de las condiciones que se den y el ambiente en el que se desarrolle la actividad de las personas. como por ejemplo puede ser ir a tomarse unas cañas con un grupo de amigos para ver un partido a los que si que les interesa el fútbol. la vida en grupo. El fútbol es por tanto un agente socializador transmisor de valores. o de forma pasiva donde el agente socializador no es tan claro como anteriormente debido a que son las personas que están íntimamente relacionadas con el fútbol las que transmiten lo aprendido en la práctica de esta actividad sin necesidad de que se trate el tema futbolístico. Para comprender hasta qué punto se ha producido la adaptación de una persona a la dinámica de una sociedad. o entablando conversaciones sobre el tema futbolístico donde claramente se da el agente socializador. Aquí vamos más allá y denominamos a ese pequeño grupo que no interviene directamente o de forma clara en el fútbol como el "13" ya que de un modo u otro acaba entrando a ser un elemento más que compone el agente socializador que es el fútbol. modificando aspectos de este. de su sistema de creencias y de su estilo de vida. y que de forma pasiva podemos observar como en ocasiones de manera indirecta al estar los valores del fútbol tan unidos a sus participantes estos últimos desarrollan estos valores en diferentes entornos de su vida que poco tienen que ver con el fútbol. Pueden considerarse como dos caras de una misma moneda o dos perspectivas de una misma realidad. Cultura y sociedad son dos conceptos que se han creado para tratar de comprender la realidad humana en toda su complejidad. pudiendo actuar de dos formas: la primera de forma activa. que engloba tanto a las pautas culturales que conoce y utiliza (enculturación) como a su interiorización. Cada ser humano se construye como persona a través de la cultura de una determinada sociedad. Es patente en la evolución y desarrollo del fútbol que los seguidores o aficionados son esenciales en el éxito que está actividad ha tenido desde sus comienzos.

gestos. El deporte se experimenta. de ahí que constituya una parte importante de la vida cotidiana de millones de personas.La cultura deportiva puede concebirse como un programa de comportamiento que responde a determinadas estructuras de significación (valores asociados a los actos deportivos). como el caso de un triunfo. . inmediata y pueda de este modo superar barreras idiomáticas. himnos. Estas imágenes ostentan una estructura metacomunicativa mediante las cuales todo un cortejo de símbolos (banderas. directa. La elaboración de un código propio basado en imágenes provoca que los procesos comunicativos por ella intermediados sea fluida. hábitos y valores deportivos se han difundido entre grandes masas de población. que ha prevalecido de modo dominante en todo el mundo a lo largo del siglo XX. que se transmiten mediante imágenes. Las actitudes. popularizando así valores y pautas de conducta que a comienzos del siglo XX eran restrictivos de la burguesía. símbolos y rituales a través de la familia. La cultura deportiva utiliza un lenguaje icónico. raciales y políticas. se visiona o se siente como algo propio. cánticos o sonidos) se muestran y expresan cuando las acciones deportivas funcionan como signos. la escuela o los medios de comunicación de masas.