Tierra

1 (2012)

Libre

EFE

"La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes, en la dictadura no tienes que gastar tu tiempo votando.“ Charles Bukowski (1920-1994)

Movimiento Crítico

Índice
1.- Editorial…3 2.- Actualidad…4 3.- Artículos
-Una alternativa: la democracia asamblearia…5 -La literatura como reflejo de la Postmodernidad…7 -Otro punto de vista: España en Suiza…9

4.- Opinión
-¿Cómo afecta la reforma educativa en el rendimiento académico y personal de los estudiantes?...11 -El gobierno de Rajoy, ¿una dictadura popular?...13

5.- Cultura
- Búsqueda en Nueva Orleans…15 - El Gran Escenario…17 - Recomendaciones…18

Tierra Libre, 1 (2012).

1.- Editorial
Levántate y piensa. Esto podría definir la intención que queremos transmitir desde nuestra asociación y desde esta revista, que es nuestro medio de comunicación más directo con vosotros. Movimiento Crítico es una asociación que surge en el contexto del movimiento estudiantil, con el objetivo de ampliar las facetas del mismo en un aspecto muy concreto. Creemos que la movilización social en las calles es importante, es primordial, pero eso no tiene ningún sentido si no conseguimos que todas esas personas que acuden a las movilizaciones tengan claro por qué lo hacen y, ante todo, que sean capaces de esgrimir sus propios razonamientos, que no los obtengan de otros, sino que los generen los mismos individuos a través de la reflexión y el debate, que no es ni más ni menos que reflexión en grupo. Pensamos que la sociedad es capaz de gestionarse por sí sola, pero que solo se conseguirá si nosotros mismos somos conscientes de nuestras capacidades, de nuestras obligaciones, de nuestros derechos. Queremos acabar con esa sensación de que el mundo es algo grande, dentro del cual ciertos individuos tienen un papel principal y, todos los demás, pobres mortales, no somos más que pequeños peones que hacen realidad los sueños o los deseos de los primeros. Eso no es así, cada uno de nosotros tenemos tanta relevancia en la sociedad como la que queramos poner en práctica, somos importantes, necesarios, somos los que hacemos posible que la sociedad en sí exista, que el mundo siga adelante y que, por lo tanto, somos los que tenemos el derecho de formar parte activa del transcurso de la historia, no como peones, sino como protagonistas. Pero todo esto tiene una obligación: La práctica. Hay que reflexionar, razonar, buscar soluciones e involucrarse, con lo positivo y negativo que ello tiene. Ser ciudadano, pensar, debatir, actuar y luchar si fuera necesario, que actualmente, sin duda, lo es. Esa debería ser nuestra más digna labor en esta sociedad en la que vivimos. Por ello hacemos esta revista, para poder debatir desde este foro e invitaros a que lo hagáis con nosotros en las asambleas y a que participéis. Desde aquí trataremos temas de actualidad, hablaremos sobre cuestiones políticas y sociales del momento, y lo que es más importante, pondremos textos, literatura, cultura, que es básico, es lo más importante, y que está estrechamente relacionado con lo dicho anteriormente, es el pensamiento crítico que se expresa en unas líneas, en imágenes, en sonido. Además de ofrecer aquí todo lo que podamos, complementaremos con otras herramientas, en la red y en vivo. Por ello os invitamos a colaborar, a trabajar con nosotros, o con cualquier otro, pero a trabajar por lo que es nuestra obligación, la creación de nuestra sociedad, de nosotros mismos y del futuro de todos.

Tierra Libre, 1 (2012).

3

2.- Actualidad
Retazos del día a día
Pedro de los Santos Los agentes de tráfico andan con mucho curro últimamente. No hay dinero en el Estado y hay que recurrir a los de siempre. Lo mejor es que, probablemente, las sanciones y multas de tráfico apenas serán recurridas. A ver quién se aviene a pagar los 200€ que costará recurrirlas ante la Justicia tras la implantación de las nuevas tasas del ministerio. Pero aparte de IVA, tasas, y copagos, continuamos, sin lugar a dudas, de rebajas. Rebajas en educación, sanidad o dependencia, a las que se suma el ofertón de la nueva temporada otoñal: las rebajas fiscales. Ahora algunos podrán deducirse en su declaración de la renta el dinero que se dejen en los casinos, el nuevo gran proyecto de futuro. Junto a ello, los ayuntamientos, esos mismos que nivel nacional son emblema de trasparencia y gestión, podrán beneficiar, alegando intereses sociales, hasta el 90% de su tributación a determinadas empresas. Todo un negocio para unas arcas públicas, que recibirán, de recibirlas, las migajas que dejen los proyectos ejecutados por el triángulo banca-empresa-autoridad política. Pero lo de EuroVegas será un pelotazo. 200.000 empleos creará. Seis veces más que los complejos de Las Vegas Sands en Macao, Singapur y Nevada. Juntos. Nuestros jóvenes podrán regocijarse con sus trabajos de crupier pese a que se cambien derechos laborales, o que en otros complejos como éste existan numerosas denuncias sobre la mala situación de los trabajadores. Se ganan buenas propinas. Y de paso volvemos a impulsar al sector de la construcción, pues podemos estar seguros de que se éste proyecto nos acompañará en el tiempo. La mayoría de dinero lo aportarán los bancos españoles. Es la mejor inversión que pueden hacer con el dinero del rescate. Es irrelevante la posibilidad de que, tras ejecutarse la primera fase del proyecto, Adelson no consiga los beneficios que desee y nos lo comamos con patatas. Será todo un éxito y las personas acudirán masivamente a entregarle su dinero a un magnate que les recompensa con barra libre. Además, probablemente también podrán celebrar bodas como en Las Vegas, pues no olvidemos que el gobierno siempre cuida de la familia. De esa misma familia que se ve rota porque uno de sus miembros tiene que marchar a trabajar al extranjero. Aquella que sufre porque no recibe las ayudas que su Comunidad Autónoma le entregaba cada mes para cuidar a un enfermo, o en la que los impagos han llevado al cierre de la guardería o el centro de mayores en el que trabajaba. Todos ellos están en la mente de nuestros gobernantes. Sin embargo, habrán de acostumbrarse a la situación, ya que tampoco van a poder recibir su dinero mediante el rescate de las autonomías. Gracias a la reforma constitucional el dinero habrá de destinarse al pago de las deudas con los bancos, esos que subsidiariamente están endeudados con los de aquel país al que se están viendo obligados a emigrar nuestros ingenieros e ingenieras. Y si la situación personal comienza a afectar su estabilidad mental, siempre podrán recurrir a las grandes instalaciones de atención psicológica que posee la mujer de Adelson. Por cierto, también realiza tratamientos contra las adicciones. Ésto es más recomendable que salir a protestar, ya que, por lo menos, no se verá inmerso en una de esas cargas policiales que forman parte del trajín diario del país. Tenga en cuenta que hay muchos menos bomberos y los incendios han devorado el medio ambiente, por lo que, si está parado, el país no puede permitirse que se distraiga en reivindicaciones tontas y necesita que trabaje de forma gratuita en la limpieza. ¿Cómo si no se puede otorgar capacidad de actuación a las reformas legislativas, en cuestión de incendios y suelos, de comunidades como Galicia y Valencia? Finalmente recuerde que, a nivel internacional, la marca España conserva un gran peso. Mientras nuestro presidente ofrece palabras superfluas a un auditorio vacío, los cómplices de nuestro secuestro, políticos o no, aceptan sumisamente sus condiciones en un miserable proceso, en el que, alineados sus intereses con los de las grandes clases, reciben su parte del expolio.

Tierra Libre, 1 (2012).

4

3.- Artículos
Una alternativa: la democracia asamblearia
Jorge Guerrero Valle Vivimos tiempos turbulentos, turbulentos para todo lo que conocemos, donde al fin se han descubierto los fallos de la herramienta democrática tal y como la conocemos, a la hora de sobrevivir al Neocapitalismo Salvaje. Los fallos que se han visto en esta herramienta, a grandes rasgos, son la especulación con todo lo que es posible especular, y algunas cosas que ni nos imaginábamos que estaban sujetas a la especulación, pero vivimos tiempos de mercados, desde antes de que nos diéramos cuenta. Debemos modificar nuestra mentalidad, aunque ya vamos sabiendo cómo funciona éste sistema sin necesidad de leer manuales de economía, ni el Manifiesto Comunista. Esto se sazona con la corrupción, la corrupción como valor principal del espíritu humano, espíritu carente de una educación en valores, una educación como ciudadano de una sociedad que busca un bien común, un bien objetivado como algo tan básico como la supervivencia y el bienestar, cierto respeto y un anhelo de progreso, una vez más sustituido por la individualidad suprema capitalista, con el objetivo final de la acumulación de capital y propiedades. La consecuencia de la corrupción, enajenación de la herramienta, acaba provocando la especulación masiva hasta con nuestras propias vidas, con la sanidad, con la educación, etc. Se crea así una sociedad zombi, cyborg, que tiene como maestro al conductismo y como jefe el mercado. Esto está acompañado de un sistema democrático partidista, donde solo puedes votar a formaciones políticas que se auto-organizan antes de las elecciones y se reorganizan después de las mismas, haciendo grandes alardes de un marketing verdaderamente imaginativo, algo que con la pérdida de permisividad del pueblo se vuelve cada vez más burdo. A la hora de votar a un partido entregas tu poder a una organización que piensa más en ella misma que en la realidad social que le rodea, lo que provoca que se olviden de lo que verdaderamente tienen que hacer, obviando las necesidades de sus representados y basándose en su propia realidad, desconectada del lugar de donde emana el poder. En referencia a esto, hay que ver de dónde emana el poder. Éste emana de cada uno de los ciudadanos, individuos que configuran la totalidad de la sociedad. Cuando votas, ese poder lo estás cediendo en forma de voto, pero en consecuencia se te es usurpado hasta que llegan las siguientes elecciones. Ese poder es irrecuperable por acción propia, aunque es legítimamente, inherentemente, del ciudadano. Esto es solucionable. Las alternativas que se nos ofrecían en el S.XIX, a mi parecer, están obsoletas, están lejos de las realidades creadas en un mundo globalizado, con lo positivo y negativo que eso conlleva, están lejos de la realidad actual. Podemos tener como alternativa una opción que podemos llamar Democracia Asamblearia, algo que se basara en la eliminación de los partidos políticos como realidades representativas, eligiendo individuos directamente por sus puntos de origen, donde estén más ligados a la realidad que representan. Sin partidos estos individuos serían más libres de establecer debates y de enriquecer al prójimo, además de tener más fácil acceso a la representación política. El debate político se trasladaría directamente a los ciudadanos, que deberían esforzarse para comprender la agenda política que su sociedad debe tratar, ayudando esta cercanía electiva y esa realidad más efectiva, a la implicación más directa por parte de cada uno de los miembros de la sociedad. Uno de los motivos de la desidia del pueblo en "tiempos de calma" se debe precisamente a la lejanía, a la dificultad que les entraña acercarse a los órganos decisorios. Con esto se eliminaría esa dificultad. Por otra parte, evitaríamos que se tomaran decisiones tan centralizadas, tomadas por personas que desconocen por completo las necesidades y las realidades de puntos distintos a su origen.

Tierra Libre, 1 (2012).

5

3.- Artículos
Otro factor con el que habría que acabar, sería con cierta terminología que apoya, sin lugar a dudas, a tipos de comportamiento negativos. Eso es, por ejemplo, el término gobernante. En este modelo no existiría el gobernante, existirían los administradores o gestores, y no del poder, sino de los procesos. Todo el poder decisorio lo tendría la asamblea representante directa de las clases populares. Otro término sería representante, que sería aquel elegido directamente por sus lugares de origen. Esta situación espacial, el hecho de que se organice por espacios administrativos, no es por una cuestión de espacios culturales-nacionalistas, sino por una cuestión de realidades, de comprensión de la sociedadsociabilidad de cada espacio, pudiendo dar respuestas más fieles a las circunstancias existentes en cada espacio social y siendo una forma de minimizar esos espacios de debate, facilitando el acceso al mayor número de ciudadanos. Con esto, que es una idea a grandes rasgos, podríamos lograr eliminar el poder de organismos/actores externos, que influencien o compren la soberanía del pueblo, como vemos ahora con el enriquecimiento sistemático de los políticos profesionales por terceras vías. Por otra parte, facilitaría la implicación del pueblo en los debates al darle el protagonismo que los individuos se merecen dentro de un espacio social. Ellos, el pueblo, son el verdadero protagonista de su propia historia, debemos hacer desaparecer ese peso oscuro, por su desaparecida importancia o no desaparecida ya que nunca se valoró realmente. Hablamos de la intrahistoria, o de los “olvidados”, o de los “otros”, o de los “nadie”. Además, esto no es ni más ni menos que lo que debería ser dar un paso hacia una realidad más justa o “utópica”, un paso para ayudar a crear una nueva sociedad, al nuevo “hombre”. Todo esto debería ser dotado de una gran dosis de internacionalismo, obviando las entidades nacionales, reconociéndolas como meras estructuras políticas nacidas de los Imperios y de las propiedades de Reyes, etc. Deberían ser reconocidas como meros espacios de organización social, lo que debe hacer desaparecer el arraigo nacionalista y de exclusión, la creencia de la propiedad en los espacios físicos. Debe tener un claro carácter libertario, donde sea posible crear una educación que evite parecerse ni en lo más mínimo a la educación actual, que se basa principalmente en las aptitudes técnicas para crear trabajadores productores de riquezas carentes de capacidad crítica para valorar su propio estado de vida y el mundo que le rodea, o al menos, esa es su intención clara, y de facto ha sido la coyuntura que, en mayor o menor grado, hemos experimentado. Debe ser una educación basada en valores cívicos, valores ciudadanos y en la necesidad de descubrir, de aprender y de entender el mundo que le rodea como impulso para lograr un aumento del conocimiento de las cosas, no como base de un futuro individualizado, sino como una visión que tiene como objetivo colectivizar los progresos propios, el individuo como obligación y el colectivo como objetivo. Todo esto son ideas a desarrollar, heredera quizás de los soviets que podíamos encontrar en los primeros momentos de la Revolución Rusa, y también del anarquismo, en su verdadera forma y no en la desvirtuación que ha sufrido por distintos frentes desde mediados del siglo pasado. Pero creo que ahí se presentan los principios básicos para logar una sociedad futura más cercana al interés común, al enaltecimiento de lo colectivo como beneficio del individuo y donde poco a poco podremos acabar con los valores negativos que representan a las sociedades que hasta el presente hemos conocido.

Tierra Libre, 1 (2012).

6

3.- Artículos
La literatura como reflejo de la Postmodernidad
Amelia Gestoso Pérez Al hablar de Postmodernidad, lo primero que debemos preguntarnos es qué encierra exactamente este término. Lo cierto es que no es fácil delimitarlo, aunque sí podemos decir que constituye una serie de movimientos artísticos, filosóficos y culturales que intentan superar la etapa anterior, es decir, la Modernidad, pues el hombre dejó de pensar que la razón y la ciencia iban a conseguir la plenitud y la felicidad del ser humano (esta decepción viene motivada, en parte, por las guerras mundiales), y ese intento está directamente determinado por el capitalismo tardío con las corrientes neoliberales. La Postmodernidad alcanza su auge tras la caída del muro de Berlín y el consiguiente fracaso de los intentos de sociedad marxista, y es que la Postmodernidad echa por tierra precisamente los grandes relatos, que, según el filósofo francés Jean-François Lyotard (el primer estudioso de esta corriente) son aquellos que implican una misión de la historia inevitable que desembocaría en un estado de plenitud en el que no existiría la injusticia. Así, el Marxismo legitima la revolución del proletariado para llegar a ese estado. La sociedad postmoderna ya no cree en esos proyectos, no cree en esa visión lineal de la Historia, sino en la fragmentación de la misma (es decir, la historia como una multiplicidad de pequeños hechos que se comunican entre sí). Esta visión de la historia provoca que la moral se base en un relativismo muy peligroso, pues, si no existe el concepto de causalidad y la historia no sigue un proceso, sino que se compone de partes aisladas, lo importante no son los hechos en sí, sino sus interpretaciones. Se rechaza el presupuesto platónico que rescató la Modernidad con la Ilustración que apostaba por esa moral y ese gusto universales al que los hombres debían ser capaces de llegar a través de la razón, esos discursos universales o totalizantes. Ahora, en la única emancipación que se cree es en la individual. En la literatura pasa algo parecido: el texto que se escribe no está regulado por unas pautas ya establecidas. Bien es sabido que la literatura constituye un fiel reflejo de la sociedad, y en el caso de la Postmodernidad no iba a ser menos. Si durante la primera parte de la Modernidad la literatura se adaptó a ese método positivista y objetivo y a ese afán de universalizar, ahora estamos ante un arte compuesto de pequeñas historias, o de la ausencia de las mismas. Uno de los escritores que más se adapta a la técnica postmoderna es el Checoslovaco Milan Kundera. Su libro, La insoportable levedad del ser (1984), es, a la vez, reflejo de esta estética y crítica de este pensamiento y de la sociedad que produce. Se ambienta en Praga en 1968. Nos encontramos con unos personajes desarraigados, sin compromisos de ningún tipo, ni siquiera afectivos. Esto es producto del individualismo del que hablé antes, de la búsqueda de la emancipación individual por el fracaso del intento de la plenitud colectiva.

Tierra Libre, 1 (2012).

7

3.- Artículos
Uno de los personajes principales, la fotógrafa Sabina, es precisamente el que se enfrenta a esa insoportable levedad, la levedad que origina esa falta de compromiso. El autor sostiene que la teoría de Nietzsche del eterno retorno crearía una responsabilidad en la sociedad, puesto que lo que hagamos en vida se va a repetir infinitamente. Nuestras acciones ganarían peso, por lo cual tendríamos que medir bien nuestros pasos. Sin embargo, la realidad no es así, la historia no es cíclica, por lo tanto nuestras vidas son tan efímeras, tanto que, según Kundera, es como si estuviéramos muertos de antemano. Esto la hace insoportablemente leve y frívola, pues no existe preocupación por algo tan efímero, lo cual es una metáfora de la sociedad postmoderna en la que vivimos. Sabina huye de todo lazo emocional, no hay nada que la retenga en ningún sitio, es una persona insoportablemente leve, con una existencia amoral y anodina. Hay otro personaje que encarna otra faceta de la Postmodernidad, y ese es Tomás. Él es una persona incapaz de sentir algo más que compasión por Teresa, su pareja. Le es infiel constantemente, no se preocupa más que de satisfacer sus propias necesidades, no tiene ningún compromiso con su realidad y su futuro, vive su presente irreflexivamente. No tiene conciencia social ni moral, pues esa visión de la historia postmoderna no se presta a ello. La novela está constituida por héroes trágicos con un falso sentido de libertad que, a pesar de no encontrar sentido a sus vidas, no hacen ni el más mínimo esfuerzo por buscarlo realmente. En el fondo el Capitalismo propicia esa forma de vida: personas totalmente alienadas por los medios de comunicación, ese consumo absurdo y compulsivo en el que nos refugiamos y en el que esperamos encontrar algún resquicio de felicidad y sentido (ya que no se logró colectivamente en el pasado), esa libertad que no existe realmente, aquella que no podemos alcanzar porque nos tienen sorbido el seso con distracciones absurdas, ese egoísmo… El consumismo salvaje no es otra cosa que la muestra de un profundo vacío, un vacío interior que intentamos llenar mediante productos que no duran, que no significan nada y que no dejan ningún poso en nosotros. Esto hace que tengamos que renovarnos continuamente para volver a conseguir esa satisfacción tan efímera que sentimos comprando. Algo parecido ocurre con la moda, la gente cambia continuamente de imagen, de estilo, nunca hay una continuidad, no conseguimos crear una identidad real, al final solamente nos queda un puñado de retazos de algo que fue, sin permitirnos ni un momento crear algo real, algo que signifique algo, que forme quién somos y que nos dé algo de peso. En conclusión, la Postmodernidad significa la muerte de la ética. Eliminada la Historia, ya no hay deudas con un pasado arquetípico ni tampoco obligaciones con un futuro utópico. Cuando queda tan solo el presente, sin raíces ni proyectos, cada uno es libre de hacer lo que le plazca. Si vivimos en una sociedad capitalista que a la vez niega la colectividad y la moral, y crea unos ciudadanos consumistas, sin ningún tipo de espíritu crítico e individualistas, es muy difícil escapar de ella.

“La gente grita que quiere crear un futuro mejor, pero eso no es verdad, el futuro es un vacío indiferente que no le interesa a nadie, mientras que el pasado está lleno de vida y su rostro nos excita, nos irrita, nos ofende y por eso queremos destruirlo o retocarlo. Los hombres quieren ser dueños del futuro sólo para poder cambiar el pasado. Luchar por entrar al laboratorio en el que se retocan las fotografías y se reescriben las biografías y la historia” El libro de la risa y el olvido, Milan Kundera

Tierra Libre, 1 (2012).

8

3.- Artículos
Otro punto de vista: España en Suiza
José Manuel Colodrero Cantón La situación de España fuera de nuestras fronteras es una gran desconocida. Esa es la primera conclusión que puedo extraer de mis días aquí. Aunque actualmente vivo en Lucerna, un cantón en el que según el consulado español de Zúrich residen cerca de 30.000 personas con nacionalidad española, Suiza es uno de tantísimos países que se preocupa del inmigrante en tanto a inmigrante, y poco le interesa su función recíproca de emigrante. Pese a lo dicho no deja de llamarme la atención la predisposición de los profesores universitarios (antropólogos en mi caso) a preguntar, a aprender y, por qué no decirlo, el respeto con el que preguntan. Parece que temiesen herir mis sentimientos con preguntas demasiado crudas. De esa/esta España nuestra han trascendido tres realidades fuera de nuestras fronteras. Por un lado está el asunto económico. Si existe un temor en Suiza a día de hoy, es el paro. Suiza tiene una tasa de paro de 1'8%, la más alta de toda su historia, así que no intentes explicarles que la más baja de nuestra historia fue un 7%. La principal causa de muerte no natural en Suiza es el suicidio, así que, en cierto modo, no entienden por qué seguimos vivos. He tratado de explicarles que el sistema familiar español es distinto, que las familias son más amplias y se apoyan, y que es así como se soporta la situación con menos hambre. Entre sus líneas se puede leer “los españoles trabajáis menos que los suizos” hasta que les comentas nuestros horarios laborales. No le hables de los salarios, pronuncia las palabras 6 euros/hora y su cerebro sufre un pantallazo azul. El segundo caso es, cómo no, la protesta social. Debo decir que el 25-S ha dado la vuelta al mundo, incluso algunos coreanos me han preguntado sobre el asunto. Me preguntan por qué, y entonces es cuando vuelvo a explicarles que el problema económico no es el más grave, sino una consecuencia de la realidad política española. Les cuento que en España tenemos casta política, que nuestros representantes en el parlamentos son los hijos de nuestros representantes anteriores, que tenemos Grandes de España en la cámara baja e incluso presidiendo comunidades autónomas (asunto que trataré en el tercer punto) y se quedan patidifusos. Simplemente no le ven sentido. ¿Como esta la situación del aborto y los matrimonios homosexuales en España?- pregunta Doris Bacalzo, una profesora de antropología de la migración procedente de Filipinas. ¿De verdad están cambiando esas leyes?- contesta al explicarle que durante los últimos años la situación había cambiado favorablemente pero ahora esta retrocediendo. Oye, he visto las imágenes de las cargas en el New York Times -dice Pierre, un estudiante suizo que cursa su doctorado en sociología -¿Por qué protestaba esa gente? ¿Por qué ha cargado así la policía?. Entonces me siento obligado a explicarle que desde hace unos meses quieren que la resistencia pacífica a la autoridad sea un crimen tipificado en el código penal y que la señora Cifuentes quiere cambiar la regulación de las convocatorias y que el gobierno se ha felicitado a sí mismo por la forma en que las cargas se desarrollaron (ni siquera intento contarle que el gobierno quería juzgar a los detenidos por intento de golpe de estado). Estamos volviendo a los años 50- le digo. The happy 50's?Me pregunta pensando, quizás, que España estuvo incluida en la recuperación económica del Plan Marshall. Y yo miro hacia el techo en silencio.

Tierra Libre, 1 (2012).

9

3.- Artículos
El tercer asunto es el catalán. La mayoría de los suizos ha estado en Barcelona (y, según ellos, se han topado allí con ese “esto no es España”), pero no se han preocupado de ir más allá. Les explicas la situación, que Cataluña no quiere salirse de España, sino dejar de tributar al gobierno central, como ya hace Navarra, y como en cierto modo ya hace también el País Vasco. ¿Pero España no es un estado federal, no?- preguntan dos compañeras de clase al unísono. No, España no lo es. Entonces me veo obligado a volver atrás, a ese día en 1530 en el que varios reinos pasaron a ser uno, pero mantuvieron sus fueros. Tengo que explicarles cómo Aragón los perdió durante la guerra de sucesión y que Granada, como reino conquistado, nunca los tuvo realmente. ¿Pero si ya hay más provincias (el concepto de comunidad autónoma no acaba de calar) que ya tienen esa situación, que problema hay con Cataluña?- me dicen. Entonces les digo que no lo sé, que he nacido con esa idiosincrasia, que no entiendo por qué Navarra sí puede hacerlo y los demás no, que siempre ha sido así y les digo que en mayor o menor medida, otras 5 comunidades autónomas aspiran a cosas similares y me contestan: ¡Ah! ¡Como en Baviera!, pero Baviera es diferente, tiene su idioma propio- Y aquí me colapso.

Lucerna, Suiza.

En cuanto a los alemanes, es difícil hablar con ellos sobre el asunto, supongo que son la otra parte de nuestra parte. Tienen miedo de hablar, no de hablar, sino de herir mi sensibilidad, y solo después de un buen rato hablando consigo que se suelten. Para ellos el problema es que España quiere más dinero a cambio de nada. Poco o nada saben de la situación social, no hablo ya del hambre o el paro, sino del descontento, pero tampoco parece interesarles mucho. Viven sometidos a un imperio editorial tan férreo y parcial como el nuestro, no puedo culparles, nosotros al menos podemos leer la prensa francesa, pero no le digas a un alemán que la prensa alemana está mediatizada. Me queda por último dar una tercera visión, una visión de más allá de ultramar, cerca de nuestras antípodas, por cortesía de Josh, un estudiante de derecho internacional procedente Singapur al que le pregunto sobre su opinión sobre el caso español, que afirma le parece bastante lejano. “Nuestra prensa se centra principalmente en la magnitud del problema, más que en las causas de este. El resultado es que la gente suele saber mucho sobre la crisis del sistema económico español y las consecuencias de esta sobre la economía de otros países […] más que de las raíces del problema, y de sus consecuencias sobre España. Nuestros telediarios se limitan a informar de qué está ocurriendo y qué autoridades deberían solucionarlo.”

Tierra Libre, 1 (2012).

10

4.- Opinión
¿Cómo afecta la reforma educativa en el rendimiento académico y personal de los estudiantes?
Pedro Desmartines Pérez A muchos de nosotros nos está llegando información sobre las nuevas reformas educativas para la universidad, más conocidas como “Plan Bolonia”. La gran pregunta para aquellos que no lo tienen muy claro y que no le dan tanta importancia es: ¿cómo les afecta esta reforma? Antes de saber la manera en que la reforma perjudica personalmente a los alumnos, debemos tener claro más o menos (si es más que menos, mejor) de qué trata. Para ello, dejo varios links explicativos para que se informen, además del trabajo que estamos realizando muchos de nosotros para difundir estos hechos. http://www.educacion.gob.es/eu2015 http://firgoa.usc.es/drupal/ http://www.kaosenlared.net/noticia/estrategia-universidad-2015...avueltas-bolonia http://tribunadeljurista.foroes.net/t2117-estrategia-universidad-2015-ysubida-de-las-tasas En resumen, podemos hablar de la subida de tasas, en la que, además de encarecerse los precios de la matrícula, se producen unas subidas muy agresivas que duplican y triplican el coste de la primera en las siguientes matrículas, en caso de que quede pendiente alguna asignatura. Por otro lado, la asistencia a clase será obligatoria, con evaluación continua entre otras cosas. También se eliminará el sistema de becas que conocemos, convirtiéndose en préstamos que se tendrán que pagar hasta el 5º año posterior a la obtención del título universitario, con intereses, ya que será una entidad privada quien nos proporcione este préstamo. Éstas serán las reformas en las que me voy a centrar, que son solo una pequeña muestra de todo el proceso que nos afecta. Uno de los motivos que excusan estas reformas es conseguir una formación de calidad, puesto que el hecho de asistir a clase por obligación y costear de esta manera los estudios, harán que el alumnado se esfuerce más para el aprobado, pero ¿es realmente efectivo? Este nuevo plan se quiere implantar para todos los alumnos, pero hay que tener presente la pluralidad de personas que conforman la comunidad universitaria. En primer lugar, existen diferencias económicas, ya que hay personas que provienen de familias más beneficiadas económicamente, y otras que no son tan favorecidas. Por otra parte, algunos son capaces de superar el sistema de pruebas sin problemas, debido a que tienen una gran habilidad para memorizar datos, mientras que otros necesitan más tiempo para asimilar los conceptos y comprender lo que deben aprender. Como conclusión, para aquellas personas que pueden permitirse el pago de estos caros estudios, o para aquellas personas cuyas capacidades son beneficiadas por los sistemas de evaluación impuestos, no será tan problemática la nueva reforma, pero, ¿qué pasa con esas personas que no cumplen estos requisitos? Teniendo en cuenta que ciertas personas no tienen las mismas habilidades que otras, y además no tienen capacidad económica para seguir adelante, el nuevo plan aumenta los problemas de la comunidad universitaria, puesto que al no verse capaces de seguir con sus estudios, muchos tendrán que abandonar, o simplemente no entrarán en la universidad. Por tanto, se limita el acceso a estudios superiores de forma “elitista”.

Tierra Libre, 1 (2012).

11

4.- Opinión
Hay que tener en cuenta que el proceso de asimilar conocimientos para cada persona es diferente: algunos tienen desarrollados ciertos campos de la inteligencia; y otros simplemente necesitan más tiempo, pero pueden llegar al mismo nivel de conocimiento. Esto no justifica que se sancione a los estudiantes por no aprobar según lo establecido, porque, como ya he explicado, simplemente hay personas que llevan otro ritmo, y no significa que no quieran avanzar intelectualmente. El hecho de no seguir el plan a rajatabla no nos hace inferiores, sino que a lo mejor necesitamos otro sistema que evalúe nuestras cualidades en diferentes ámbitos que no se tienen tanto en cuenta. Por otra parte, estas normas afectarán a los estudios causando grandes niveles de estrés, ansiedad y depresiones que obstaculizarán aún más el progreso de su carrera. Muchas personas se verán obligadas a buscar otras alternativas para aprobar, ya sea por medios “ilegales” como copiar en los exámenes, o “mal aprender” las asignaturas para así pasar de curso en curso. ¿No promueve esto las acciones que tanto critican profesores, catedráticos y demás cargos que apoyan este maravilloso plan? Obtendrán el título, por tanto, personas que realmente no están preparadas y no poseen el conocimiento necesario para ejercer su profesión o mejorar académicamente. Llegados a este punto, ¿garantizan realmente estas reformas unos estudios de calidad? ¿Consiste la calidad en estresar y agobiar económicamente a los estudiantes? ¿Nos quitarán el tiempo que necesitamos para desarrollarnos intelectualmente y obtener una formación adecuada? Esto, es solo una pequeña muestra de lo que vendrá en el futuro con las nuevas reformas universitarias.

Tierra Libre, 1 (2012).

12

4.- Opinión
El gobierno de Rajoy, ¿una dictadura popular?
Víctor Peña González Tiempos aciagos vivimos, y tiempos peores estarán por llegar. En nuestros días, las situaciones injustas, antidemocráticas e inhumanas se ven maquilladas por la comodidad de nuestras vidas, por la llegada de las nuevas tecnologías que nos acercan entre nosotros pero nos alejan del mundo real. En este contexto, con un poder que emana desde todos los hilos del día a día (medios de comunicación, deportes, políticos, películas…), es difícil entender el alcance de las medidas que está tomando el Gobierno de España. Con fecha 11 de julio de 2012, Mariano Rajoy leía un discurso en la Cámara Baja de las Cortes con el que anunciaba un recorte del 30% de los concejales de los municipios de toda España, así como un mayor control de las cuentas municipales por parte del Estado; todo ello bajo el pretexto de ahorrar 3.500 millones de euros (aproximadamente un 5% de lo que evaden las grandes fortunas de este país cada año). No es un recorte, es una reforma electoral (aunque tímida). Tenemos un sistema electoral bipartidista que, a través del método D’Hondt, favorece al partido mayoritario según la circunscripción. De esta forma, partidos minoritarios a nivel estatal como CiU pueden lograr una buena representación en el Congreso porque es un partido de peso en su región. Sin embargo, el año pasado el bipartidismo murió como consecuencia del derrumbe y crisis del PSOE. La muerte del bipartidismo no ha significado un aumento de las virtudes democráticas, nada más lejos. Todo lo contrario: sin un contrapeso electoral, el Partido Popular no tiene rival en unas elecciones generales. No contentos con tal supremacía, y probablemente debido al varapalo de las elecciones andaluzas, esta silenciosa reforma electoral que mencionábamos arriba va a favorecer a los partidos mayoritarios, y podemos decir que, en líneas generales, el beneficiado es el Partido Popular (PSOE también se verá beneficiado en Andalucía y CiU en Cataluña). Pero no es la única reforma electoral que el Gobierno ha practicado, y es que la sed de votos y de poder del Partido Popular es insaciable, y viéndoselas canutas en Galicia y País Vasco, también ha decidido plantar su mano de hierro en dichas regiones. En Galicia, el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, también dictó “con el consenso de los partidos, con el consenso del PSOE o con la mayoría del PP”, es decir, sí o también, reducir el número de representantes en el Parlamento Gallego, de 75 a 61 diputados, con lo que conseguiría un impresionante ahorro de… ¡un millón de euros! Así, el Partido Popular lograría un mayor peso en las provincias de Ourense y Pontevedra, aumentando su distancia respecto a los demás partidos a través de un recorte a la democracia, otro más. En Euskal Herria, la desesperación del Gobierno ha sido óbice para cualquier medida, incluso la más fantástica. En el Parlamento Vasco no pueden ejecutar la misma medida, pues el PP no tiene una superioridad electoral sobre los demás partidos, así que el paso previo ha sido permitir que “los exiliados del terrorismo” puedan votar en las elecciones vascas, a pesar de no corresponderles por derecho. De esta forma, el Gobierno prevé aumentar el censo electoral vasco entre 200.000 y 300.000 votos más, con una fuerte crítica del PNV, que se pregunta de dónde salen esas disparatadas cifras. Aquí las cosas están claras, y es que el pánico del Gobierno popular a que una coalición de la izquierda abertzale triunfe democráticamente le ha auto-autorizado a hacer cualquier cosa para evitar que el pueblo vasco decida su futuro de una vez y por todas.

Tierra Libre, 1 (2012).

13

4.- Opinión
En definitiva, ¿por qué podemos decir que este Gobierno está derivando en Dictadura? Porque a pesar de haber obtenido la mayor victoria electoral de la historia de la democracia el 20-N, esta apenas se ha logrado con el voto de 10.866.566 españoles, tan solo 588.556 votos más que en 2008. Porque ha llegado al poder mintiendo, y en cualquier otra democracia del planeta, no cumplir tu programa electoral y traicionar a tu electorado siempre ha sido motivo de dimisión. Porque estamos llegando a unas cotas de injusticia, cinismo y represión propias del Franquismo. Porque la excusa de la austeridad, al mismo tiempo que los ricos no reparan en lujos y siguen evadiendo y estafando, ya no se la cree nadie. Señores del Partido Popular y del Gobierno: están ustedes deslegitimados. Desde aquí hacemos un llamamiento a todo el público crítico que podamos tener, y a todas las mentes libres que estén dispuestas a conservar su libertad, y evocamos las palabras del escritor Víctor Hugo: “Cuando la Dictadura es un hecho, la Revolución se convierte en un derecho.”

Tierra Libre, 1 (2012).

14

5.- Cultura
Búsqueda en Nueva Orleans
Pedro de los Santos Está buscando a uno de sus indios. Él es el jefe de los Guardians of the Flame, una de las tribus indias negras de Nueva Orleans. Su barrio, Treme, uno de los más castigados por el huracán. Algunos días más tarde, al caer la noche, saldrán a la calle para realizar su tradicional danza. Entonces, el grave y contundente ritmo de tambores será acompañado por los cánticos nativos de sus semejantes. Pero antes ha de encontrar a quien llevará su estandarte. Al igual que él, irá vestido con trajes de largas y rebosantes plumas de colores, naranjas y violetas, que complementan los bordados que reflejan su posición. Llevan preparándolo desde su regreso a la ciudad. Desconoce qué le sucedió a aquel a quien busca. Pudo haber emigrado o pudo haber cambiado de nombre, cómo hicieron aquellos que deseaban, por una u otra razón, borrarse del mapa. La opción de que tomara rumbo a la ‘City’, tras haber hecho una fortuna en la bolsa durante el primer día del desastre, está, por supuesto, descartada. Aunque antes se podía vivir de ello, como músico de jazz no se gana mucho dinero con el que invertir. Se resistía a tocar en la calle. Los turistas siempre conversaban con él con aires de conocimiento sin darse cuenta de que los clásicos que solicitaban eran los mismos que pedía todo el mundo. Lo que le gustaba era el ambiente de los bares. Allí eran muchos los que, cada noche, desplegaban con energía su elegante sonido. Las bocas de sus trompetas, trombones, y saxofones, convertían el aire de sus pulmones en un sonido que evocaba la magia de los barrios, de sus calles. En el suyo las aguas alcanzaron una altura de dos metros. Recuerda que el alcalde ordenó a la policía no rescatar más cadáveres ni supervivientes. Peso a ello, quizás no tuvo que esperar durante días en el tejado de su casa, a la intemperie y sin suministros, hasta que alguien apareciera a rescatarlos, tal y como les pasó a muchos. Tenía una barca, si no recuerda mal. Lo lógico es que la hubiera cogido para ir hacia las zonas no inundadas, donde Cruz Roja pudiera tener instalado un dispositivo.

No tuvo que ser fácil navegar los nuevos y abarrotados canales de agua. Éstos estaban abarrotados con personas hambrientas sobre ruinosas casas y precarias embarcaciones, cuando no con cuerpos sin vida flotando entre los escombros. Espera que no se encontrara con una de las tropas provenientes de Irak que, armadas con fusiles, eficientemente impedían, desde sus vehículos anfibios artillados, los asaltos y robos a la propiedad privada.

Tierra Libre, 1 (2012).

15

5.- Cultura
Era un hombre de carácter, forjado a base de luchar contra la situación económica de los suyos, y soportar las intrínsecas desigualdades del sur del país. Cualquier roce podía surgir con unos hombres a los que la gobernadora de Lousiana les solicitó que, dado el caso, dispararan a matar. Pudo haber sufrido otro tipo de violencia, aquella generada entre una población desesperada. Al agresor, la rabia que asalta el cuerpo al ver morir de inanición, poco a poco, a alguien cercano, pudieron forzarle a hacer cualquier cosa para evitarlo. Quizás, en una ciudad envuelta en el caos, el azar pudo llevarle a cruzarse en el camino de una bala perdida. Ésta bien pudo salir del arma de una mujer que asaltaba una farmacia para frenar la enfermedad que corroía a su marido. Quizás simplemente se encontró con un agresivo delincuente. No obstante, no va a volver a caer en la trampa de los medios. La violencia social fue claramente exagerada por el gobierno y la prensa. No tuvo por qué ocurrir algo así. En el Superdome fueron abandonadas a su suerte, durante varios días, más de 25.000 personas, sin agua ni comida, y expuestos a enfermedades, y para contar los delitos no hacen falta ni todos los dedos de una mano. Mirar las estadísticas tampoco se presenta como una opción que solucione el problema. A la ineficiencia y desinterés gubernamental, cuando no la negligencia, se suma el color de piel. Tampoco es probable que Cruz Roja tenga constancia de su llegada, seguramente se marchó al comprobar que ésta había solicitado al país que no enviaran mantas ni comida, sino dinero. La novia le suplica que se acerque a comprobar su casa, puede que fuera a buscarla. Ella pudo marchase en coche de allí antes de que colapsara la única carretera que aún posibilitaba la salida de la ciudad. Fueron los que no tuvieron coche los que murieron, la mayoría de ellos miembros de ese 30% de la población que ya antes del desastre vivía en la pobreza. Aquí además no existían, como en Europa, tranvías y autobuses públicos que hubieran podido evacuar buena parte de la población, empezando por niños y niñas. Pero poco parece importar ya que 2.000 de ellos se ahogaran al ser arrastrados por las aguas torrenciales. Al llegar a la barriada, observa que una valla metálica la rodea al completo. No lo puede entender, familias enteras han regresado y están casi en la calle a pesar de que estas casas no fueron inundadas y se encuentran en perfecto estado. El consistorio, tras una buena dosis de especulación, planea derribarlas y levantar un gran complejo residencial. Eso si el gobierno federal no hace caso al debate generado acerca de si reconstruir Nueva Orleans o simplemente abandonarla. Aunque parece que no será así, pues, como dijo ese tendencioso economista, la reconstrucción será un excelente negocio. En la entrada, un jarrón de cristal roto en mil pedazos refleja unos leves destellos de luz que constituyen la única iluminación del rellano. Las ventanas se hallan tapiadas con paneles de madera, y la oscuridad del salón le impide sortear los obstáculos que golpean sus piernas. El desbarajuste es total, fiel muestra de una vertiginosa huida. No encuentra nada allí, pero el crujir de la puerta de la cocina atrae su atención. Está entreabierta. En el patio de la comunidad el silencio es abrumador. A uno de sus lados se encuentra una carretilla. Levantada frente a ella, la puerta del sótano, en cuyo interior se encuentran tirados en el suelo una escalera y una canoa. Ahora recuerda, era ella, y no él, quien tenía una canoa. Una de las bisagras, que a buena altura sostenían la embarcación, está rota por la mitad, víctima de la oxidación que a lo largo del tiempo produce un lugar tan húmedo como Nueva Orleans. Al levantar la canoa, el cuerpo en grave descomposición revela la procedencia del olor que le acongojaba desde que llegó. Seguidamente vuelve a colocar la canoa donde estaba. Lo conocido ya es suficiente. Al menos la familia podrá resolver la angustia que la incertidumbre provoca en su pecho. Ya no será un desaparecido más como muchísimos a los que, la estupidez y codicia de algunos, mató en esa ciudad.

Tierra Libre, 1 (2012).

16

5.- Cultura
El Gran Escenario
Pedro Desmartines Pérez El gran escenario permanece caído, dejando a un lado en la oscuridad al impaciente público que espera a las personas que en sus camerinos terminan de maquillarse para empezar a asumir su papel. Una vez encendido el foco, comienza el espectáculo. Los ojos de los espectadores no pierden detalle del movimiento de aquéllos que dan vida artificial a otros seres manipulados por la ágil mente de un guionista.

Aquéllos que aunque tengan nombre propio, realmente no son nadie. Aquéllos que aunque tengan ojos, no pueden ver. Aquéllos que aunque tengan oído, no pueden oír.

Aquéllos que aunque tengan cerebro, no pueden pensar.

Aquéllos que aunque tengan corazón, no pueden sentir…

Goya, Caprichos.Nº6

En el transcurso de la obra, a alguien se le olvidó la corbata en el habitáculo. Esa persona estaba ebria, y había perdido sus papeles. Sus desesperadas palabras no entraban en el guión, que pasaban desapercibidas y ocultadas hábilmente por los encargados que velaban para la seguridad de los que observan. Sus gritos de angustia se expanden como una ola que busca una orilla donde solamente existen rocas, provocando lagunas de confusión entre los resquicios. Bloqueado y expulsado del gran teatro, sin nada más que con él mismo y el falso consuelo de los actores, aquéllos que confunden su persona con su personaje, queda tendido ante las puertas, esperando que la corriente lo arrastre hasta el otro lado, lejos de la orilla de la isla de donde partió.

Tierra Libre, 1 (2012).

17

5.- Cultura
Películas y documentales recomendados
Víctor Garrido Guerrero La doctrina del shock, documental de Michael Winterbottom y Mat Whitecross basado en el libro de Naomi Klein
Este documental hace una comparación entre los experimentos con electroshock en pacientes con enfermedades mentales, en la universidad McGill en los años 50, en los que querían ‘’desestructurar o limpiar la mente de sus pacientes para poder reconstruirla desde cero’’, y los intentos de introducir reformas económicas dirigidas al neoliberalismo a través del shock de la guerra y de las crisis económicas, sembrando la confusión y el miedo en una población, para que ésta acepte las medidas que cualquier autoridad imponga. Podemos ver como después de cada crisis(el golpe de estado de Pinochet, la guerra de Malvinas, la guerra antiterrorista tras el atentado del 11-S o la actual crisis financiera), intentan llevar la economía hacia el neoliberalismo radical, siguiendo las teorías económicas de Milton Friedman.

Memoria del saqueo, documental de Fernando E. Solanas
Corrupción política, sobornos, deuda externa, control del país por parte de las grandes instituciones financieras, pobreza, paro, hambre… Parecería que estamos hablando del presente y futuro de España. Pero no. Vemos en este documental una reconstrucción de los acontecimientos políticos, económicos y sociales dados en Argentina desde la dictadura de Videla hasta la dimisión del presidente Fernando de la Rúa debido a las protestas sociales en diciembre de 2001. Cómo la globalización y el capitalismo salvaje pueden llevar a todo un país a la ruina. Una llamada de atención para que no olvidemos lo que puede pasar si dejamos las riendas del país en manos de unos políticos que antes que a su pueblo, sirven al capital, a las grandes empresas y a los bancos e instituciones financieras.

El discreto encanto de la burguesía, película de Luis Buñuel
Con un surrealismo discreto y sin muchas complicaciones, Buñuel nos muestra el carácter afable e hipócrita de los millonarios, y sus relaciones con los otros dos pilares del capitalismo: la iglesia y el ejército; sin olvidar la tortura y la brutalidad policial. Droga, infidelidad, venganza… pero eso sí, siempre con muy buenas maneras, de forma elegante. Éste es el mundo burgués que nos muestran en esta película, donde el arte y la crítica al sistema se unen creando una obra maestra del cine.

Tierra Libre, 1 (2012).

18

5.- Cultura
Recensión bibliográfica
Pedro Desmartines Pérez

Neill, A.S., El nuevo Summerhill Este libro narra las experiencias e ideas puestas en prácticas por Alexander Sutherland Neill en su escuela, Summerhill, a modo de anécdotas de su propia experiencia. Una forma de demostrar que otro modelo educativo es posible y que perdura actualmente gracias a su hija Zöe Neill. Esta escuela, de carácter libertario y antiautoritario, nos demostrará cómo es posible llevar a cabo este enfoque en la educación, y nos desarrollará nuevos conceptos en la escuela tales como autogobierno, asambleas escolares, la naturaleza de los niños, educación sexual, igualdad, libertad…etc. Lo que realmente busca la escuela de Summerhill es formar niños y niñas felices, alegres, respetuosos, valientes ante la vida, trabajadores, personas con una gran capacidad para vivir el día a día de forma independiente. Este tipo de enseñanza supone una ruptura y un punto de vista diferente con respecto a lo conocemos como educación tradicional. En cuanto a la obra, esta se divide en diversos apartados. Cada uno trata un aspecto diferente de los que es Summerhill, tanto en el terreno educativo, en el campo del sexo, en lo relativo a religión y moral… Los niños que entran e Summerhill son edades de entre 5 y 16 años. Algunos entran más tarde que otros, pero la mayoría suele estar hasta los dieciséis años. Algunos, claro está, se marchan antes. Por lo que se refiere a la educación, Neill defiende una enseñanza libre. Aquí nadie está obligado a asistir a las clases, no es obligatorio, y es precisamente eso lo que hace que el interés de estos niños se crezca y su asistencia se haga regular. Sin embargo, el propio autor irá reconociendo, a lo largo de la obra, las excepciones de algunos alumnos en cuanto a sus comportamientos. Cuenta como un niño no asistió a ninguna clase durante su estancia en la escuela. Pero se defiende también el juego de los niños como medio educativo. Muchos aprendieron oficios jugando con sus bicis, arreglándolas, arreglando también motores... Incluso algunos muchachos y muchachas cuando salieron de Summerhill cursaron estudios superiores en universidades. Se forman aquí, por lo tanto, toda clase de trabajadores. Los alumnos también se interesan por las actividades culturales: muchos representan obras de teatro, sobre todas aquellas que surgen de la improvisación, otros bailan o tocan algún instrumento... La vida de estos niños en Summerhill está, aunque se base en la libertad, controlada por una serie de normas básicas que aseguran la buena convivencia entre todos. Pero estas normas no son impuestas por los adultos: maestros y niños se reúnen votando por aquellas leyes que creen justas, sin que, por ejemplo, la voz de un adulto valga más que la de un pequeño. Todos tienen el mismo grado de decisión.

Tierra Libre, 1 (2012).

19

Agenda Octubre
- 15-16-17-18-19 de Octubre
Semana de lucha estudiantil convocada por el Sindicato de Estudiantes (motivos en su web). A nivel local es secundada por la Marea Verde de Cádiz, la Asociación de Estudiantes contra la precariedad (AECP) y el Movimiento Crítico. [Días de huelga en negrita]

Cultural
- Del 16 de al 27 de octubre
27º Festival Iberoamericano de Cádiz. Participan 15 países del evento, entre ellos Bolivia y Venezuela, que estuvieron apartados unos años.

- 19 de octubre
La Fuga en concierto en la Sala Supersonic -

- 21 de octubre
Elecciones en Galicia y País Vasco.

- 20 de octubre
Para los más deportistas llega el Duatlón de Cádiz, una carrera de bici y pata a lo largo de más de 25 km.

- 23 al 25 de octubre
Votación en Cortes de los Presupuestos Generales del Estado para 2013. Se prevén movilizaciones sociales en todo el Estado. [Puedes leer un conciso resumen de los PGE en: http://www.eldiario.es/escolar/recortescontado_6_52904711.html]

- 1 de noviembre
Ópera Carmen, de Bizet, en el Gran Teatro Falla. Con libreto de Henri Meilhac y Ludovic Halévy; y la colaboración de la orquesta sinfónica de Pleven, y el Ballet Español de Carmen & Matilde Rubio.

- 31 de octubre
Huelga general de trabajo y consumo de 24 horas convocada por el sindicato CGT.

- 3 de noviembre
Dani Mateo viene a la sala Sala Anfiteatro (Cádiz) para hablar en una serie de monólogos sobre los pecados capitales.

Pinceladas
“El desarrollo del neoimperialismo ha significado una neo-dependencia para América Latina, y ésta vuelve a transformar la estructura económica y de clase en nuestros días, en un sentido que nuevamente impulsa a la lumpenburguesía latinoamericana, comprendiendo ahora también a un sector industrial, a convertirse en socio menor del imperialismo y, en función de su propio interés, a optar por políticas que estrechan esta subordinación y dependencia con respecto al imperialismo y que vuelven a generar un renovado desarrollo del lumpen o subdesarrollo. “ André Gunder Frank, Lumpenburguesía: Lumpendesarrollo, 1972.

Cartel de la sección femenina de Falange que formó parte de la “Guía de una buena esposa. 11 reglas para mantener a tu marido feliz”

-http://movimiento-critico.blogspot.com.es/

Contacto:
-movimientocritico@gmail.com