You are on page 1of 4

12 de octubre

El 12 de octubre amanece con el sol de todos los días, pero no se presenta como una jornada cualquiera: es toda una señora cita con la Historia, espectacular y llamativa, contradictoria y polémica, colorista y luminosa en medio de un suave claroscuro decadente del otoño en nuestro calendario. El 12 de octubre resulta una fecha de muchas fechas, un reclamo para los recuerdos y las nostalgias, las conmemoraciones y las vueltas atrás; sobre ella se amontonan gracias y adversidades tantas que nadie queda indiferente, para bien o para mal, cuando se despierta una jornada tan especial. Como aperitivo, el 12 de octubre es la fiesta de la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza y de Aragón entero, al norte de la Península Ibérica. Unida a la figura del apóstol Santiago, su influencia nacional-religiosa se alarga por los caminos de toda la geografía e historia española: desde el Imperio Romano hasta la España Comunitaria. De plato fuerte, el 12 de octubre, en fecha de 1492, Cristóbal Colón pisa la playa de la isla Guanahaní o San Salvador y con ella descubre la América desconocida, el Nuevo Continente. Ese hecho histórico podemos considerarlo como el nacimiento de la modernidad para el viejo mundo; el progreso y la contemporaneidad encuentran su primer paso en esa jornada octumbrina de finales del siglo XV: el Descubrimiento de América… ¡Ahí es nada! El 12 de octubre se ha tomado, desde entonces, para celebrar el “Día de la Hispanidad”, expresión no del gusto en estas tierras americanas. Aunque el factor de lo hispano fue el motor principal del Descubrimiento, Conquista y Colonización de América, lo iberoamericano o latinoamericano son expresiones más acertadas y aceptadas por la comunidad al otro lado del Atlántico. Sin embargo, América, desde Alaska a Tierra del Fuego guarda componentes dominantes no sólo latinos, sino anglosajones y europeos. Por tanto, eso de “Día de la Hispanidad” ya está pasando al desuso y en su lugar no hay fiesta que la sustituya. Por aquí se dice: - En América no hay nada que festejar este día. El 12 de octubre también ha incorporado otro elemento conmemorativo: “La fiesta de la Raza”. ¿De la raza? ¿Qué raza estamos celebrando? Deberemos preguntar a sus fundadores o a los entendidos en esta materia:

¿Será la raza hispana?... Pero en España no existe una raza definida, sino un crisol o conglomerado de razas. ¿Será la fiesta de las razas indígenas? ¡Hummm...! ¿De la raza negra? ¿De la negra?... No se lo cree nadie. Posiblemente estemos hablando de las tres en su conjunto, porque los anglosajones al Norte nada quieren saber de negros, latinos o indígenas: esos habitantes al sur de río Grande. Pero todos en su conjunto pueblan, conviven y laboran en este largo y estrecho Continente americano. Entonces, “Fiesta de la Raza” ¿a cuento de qué? El 12 de octubre algunas mentes especiales quieren convertirlo en el “Día de la Resistencia, de la Aniquilación o del Exterminio” de las razas aborígenes de América. Aniquilación…, aquí estamos ya en palabra de mayor calado: tema espinoso y complejo que supera el alcance de estas pocas líneas de reflexión improvisada a la sombra de una fecha en el calendario de octubre. Agresión, violencia, aniquilación, exterminio se dio en muchas zonas de América latina y en la sajona, en África, Así y Oceanía durante los procesos de conquista y colonización. En todas ellas y por todos los regímenes invasores. Lo curioso nace en la manipulación de estas expresiones o campañas agresivas en boca de criollos latinos y hasta blanquitos a lo largo de los países de America Centro, Caribe y Sur. Pero a estos individuos se les olvida el proceso de las genealogías. Los españoles protagonistas de semejantes masacres con los indígenas y negros son lo que llegaron a América y aquí se instalaron para siempre; ellos y sus descendientes en aquellas tierras fueron los genocidas. Casi ninguno regresó a su madre patria. Seguramente, entre todos ellos estaban los tatarabuelos, bisabuelos o abuelos de esos boquiblanquitos que ahora expulsan por su boca la ira divina contra la pobre España y sus españoles en plena depresión económica. Al escuchar semejantes inventivas, se miran por delante y por detrás, se preguntan: ¿están hablando de nosotros? ¿Esos terribles genocidas son nuestros ancestros que nunca salieron de esta geografía peninsular? Y se quedan con la boca abierta: hasta yo me quedo con la boca en sorpresa infinita… En resumen: ¿Día del Genocidio para el 12 de octubre? Cuando se hable de ello, procuremos someternos a la realidad, un poco de cordura, un mucho de raciocinio: busquemos lazos que unan y no espadas que reabran viejas heridas.

En otras líneas de modernidad, algunos presentan el 12 de octubre como el día de gloria y universalidad para el Idioma (español, por supuesto), o del triunfo de la religión católica, de la honra, del honor, los valores y los tópicos hispanos, del orgullo español, de… todo es posible celebrar en esta fecha de octubre. También el 12 de octubre es el día que amanecemos con una nueva concesión del “Premio Nobel de la Paz”. Este año ha sido seleccionada La Comunidad Europea. Ese gesto de paz nacido un día como hoy alienta los deseos de un mundo mejor y más justo para todos. ¡Enhorabuena para esa gran Comunidad! Y una última costumbre, al llegar el 12 de octubre: las fuerzas armadas españolas desfilan a la manera de una nostálgica conmemoración por ese imperio que fue pero ya no es España. Semejante desfile, pobre, austero y nostálgico, nos indica la volubilidad de la Fortuna o el Destino jugando con las personas, los negocios, los pueblos y los imperios. Jorge Manrique lo expresa con el mejor acierto: “Pues si vemos lo presente Cómo en un punto se es ido y acabado…” Esta España de 2012 no está para vistosos desfiles y menos para grandes fiestas patrióticas. Ahora lo suyo es apretarse el cinturón; necesita prepararse para lo que viene: el invierno está a la vuelta de la esquina y nos amenaza con muchas penalidades más allá de la vistosidad y colorido de este día… …Una simple fecha en el calendario, 12 de octubre, y tantos genios revolviéndose en su interior…

12 – urria - 2012-10-12 Kankintú Ostirala A la fecha del calendario con más fechas en su estómago… Patxi xabier Villanueva goikoetxea